Está en la página 1de 5

GUÍA PARA PLANIFICAR TALLERES Y FORMATO DEL PLAN

Un taller es un espacio de construcción colectiva que combina teoría y práctica alrededor de un tema, la
principal característica es transferir conocimientos y técnicas a los participantes.

El ser humano por naturaleza busca cambios positivos y el aprendizaje es una forma de iniciar esos
cambios.

En un taller los procedimientos, la metodología y las herramientas se fundamentan en tres ejes:

1. La atención a las necesidades

2. La participación que aumenta la motivación individual y la capacidad para aprender haciendo.

3. La visualización de las propuestas, discusiones y acuerdos del taller.

La finalidad de toda capacitación es que las personas aprendan algo. Aprender significa adquirir
información, comprenderla, memorizarla y llevarla a la práctica. Cuando aprendemos se inicia un proceso
de cambio que causa resistencia. La resistencia de la persona adulta ante el cambio es menor y se supera
cuando el aprendizaje está relacionado con las necesidades personales. Es importante que la persona que
se capacita sienta la necesidad, manifieste un interés personal y vea su beneficio. Entonces la resistencia
al cambio se supera cuando sienten la posibilidad de usar lo aprendido en su vida cotidiana. Si un
capacitador fundamenta los talleres en las necesidades de las personas tiene asegurado el éxito.

Un capacitador facilita el aprendizaje de los participantes de un taller cuando:

Comparte los objetivos del taller

Dosifica la cantidad de información

Posibilita la reflexión y tiene el cuidado de avanzar a una velocidad adecuada y adaptada a la capacidad de
los participantes

Alternar dinámicas de trabajo

Retroalimenta lo enseñado para fijar lo aprendido

Permite que los participantes tomen la decisión de lo que quieren aprender y cómo quieren hacerlo

El aprendizaje es de doble vía. Los participantes aprenden de los capacitadores y viceversa

Poner en práctica lo aprendido durante el taller


Cuando un capacitador imparte su taller es muy importante saludar cordialmente para iniciar el trabajo y
las actividades, mantener el contacto visual con las personas, mover las manos para enfatizar algo
importante; se debe procurar mantener una posición cómoda, relajada y armónica.

Utilice durante la exposición el espacio disponible entre usted y el auditorio; si lo considera conveniente
acérquese a uno de los participantes para hacerle alguna pregunta.

Se debe recordar que el tono de voz y el aspecto personal son otros recursos aprovechables para hacer
más efectivo y productivo el contenido del mensaje de la capacitación.

El primer paso para la organización de un taller consiste en realizar un plan de trabajo

A continuación se incluye el formato básico de un plan.

PLAN DE TALLER

Escuela Normal para Maestras de Educación para el Hogar "Marion G. Bock"

Planificación y Ejecución de Proyectos / Pre-práctica Comunitaria

Nombre de la Institución de aplicación

Nombre de la alumna-maestra

NOMBRE DEL TALLER

FECHA

HORARIO

BENEFICIARIOS

TEMA TRANSVERSAL Y RESUMEN DEL CONTENIDO

OBJETIVOS

MATERIAL, EQUIPO Y PRESUPUESTO

PROCEDIMIENTO ILUSTRADO

EVALUACIÓN (Escribir lo positivo y lo negativo que sucedió en el taller, así como los aspectos que se deben
mejorar)
Cómo preparar un taller

Un taller es una clase de instrucción o de información que se centra en la


enseñanza de técnicas especializadas o en el estudio de un tema en
específico. Por lo general, los ponentes de los talleres son educadores,
expertos especializados, gerentes u otros líderes que cuenten con el
conocimiento necesario acerca de un tema en específico o que dominen
determinadas habilidades. Según el tema, los talleres pueden durar una o dos
horas o se pueden extender durante semanas. Los líderes de los talleres
pueden planear adecuadamente la organización y presentación para así lograr
obtener presentaciones efectivas. A continuación podrás encontrar los pasos
necesarios para preparar un taller.

Establece el objetivo del taller. Tal vez tu meta sea enseñar una habilidad en
específico, como por ejemplo crear y guardar documentos en una aplicación
de procesamiento de textos. Tal vez, tu meta sea presentar información
general o una guía con respecto a un tema, como pintar o escribir de forma
creativa. Sin importar el enfoque, es importante definir primero el objetivo.

Define las carencias de las personas que participan en el taller. Por ejemplo,
al enseñar una habilidad en particular, comprende las necesidades de los
participantes con respecto al nivel del dominio y al ritmo de aprendizaje de la
audiencia para que el taller sea más efectivo.

Desarrolla un esquema para la presentación de tu taller.


 Crea una introducción. Elige la forma en la que te vas a presentar, el
contenido del taller y los participantes.
 Enumera las capacidades o temas que se van a tratar. Haz una lista
simple y completa en la que incluyas los subtemas cuando sea necesario.
 Elige en orden de los temas. Las habilidades o información más
importante deben estar al inicio del taller. De acuerdo al tema del taller,
también puede ser útil presentar y construir cada tema, empezando con el
más sencillo y culminando con el más complejo.
 Determina las reglas generales del taller. Las reglas y pautas, como por
ejemplo que una sola persona hable a la vez, o levantar la mano para hablar,
así como apagar los celulares u otros artefactos que creen distracción, son
buenos para iniciar el taller.
 Establece la forma en la que concluirás el taller. Puedes incluir un corto
resumen de todo lo aprendido, anunciar la próxima serie de talleres o
implementar un formulario de retroalimentación para los participantes.

Asigna un tiempo estimado para cada uno de los puntos del esquema. Asigna
tiempo suficiente para los temas más complicados, si es que los participantes
necesiten más tiempo para entenderlos o tengan preguntas. También es
importante establecer recesos cronometrados durante el taller para que los
participantes puedan ir al baño o puedan estirar las piernas.

Cuando termines tu esquema, practica en la presentación del taller. El ensayo


es una parte muy importante del proceso de preparación para el taller.
Presenta tu información a tu colegas, amigos y familiares con anticipación y
pídeles que te den retroalimentación acerca de la claridad y efectividad de tu
presentación.

Prepara folletos para los participantes. Presenta el esquema de tu


presentación en una programa para los participantes o desarrolla folletos
impresos que contengan información o gráficos relevantes.

Usa herramientas visuales. Las herramientas para la presentación, películas,


imágenes y otros elementos pueden ser útiles para lograr entender ciertos
conceptos o capacidades. Escoge herramientas visuales que complementen
tu presentación y que eviten que los participantes se distraigan del mensaje u
objetivo central.

Usa herramientas en línea, si es necesario. Los programas de aprendizaje de


fuente abierta como Moodle y Blackboard, que son gratuitos, pueden facilitar
las discusiones en línea y a exponer fuera del lugar donde se dicta el taller.
Estas herramientas en línea también son una gran forma para que los
participantes entreguen sus tareas o para enviar asignaciones. Puedes
encontrar más información acerca de programas de aprendizaje de fuente
abierta

Prepara el lugar o la habitación para fomentar el debate. Organiza las sillas en


forma de herradura o un semi-círculo para facilitar la conversación y publica
las reglas generales en una pizarra o una pared donde todos los participantes
las puedan ver. Asegúrate de tener un papel en blanco en una tabla o una
pared, o una pizarra, para que ahí puedas escribir la lluvia de ideas o tomar
nota de las ideas y comentarios de los participantes.

Incluye actividades interactivas en tu taller. Las actividades o juegos pueden


incrementar el compromiso y la participación. Las actividades pueden llevarse
a cabo en pequeños o grandes grupos. A continuación encontrarás una lista
de 100 posibles actividades para una taller:

Incluye una sección de preguntas y respuestas. Según las reglas generales


del taller, invita a los participantes a hacer preguntas a lo largo del taller o en
un espacio determinado.

Consejos
 El día del taller, llega temprano para que puedas ordenar todo. Esto es
más importante si estás usando equipo electrónico u otras herramientas que
se deban probar y ordenar. Este último paso también asegura que estés
completamente preparado para llevar a cabo un taller comprometido y
efectivo.

 Desarrolla un plan de contingencia. Considera todos los problemas que


puedan surgir, como por ejemplo, poca audiencia, problemas con el equipo o
tiempos estimados inexactos para las actividades. Si es posible, desarrolla un
plan B para solucionar estos problemas, como llevar una laptop adicional para
preparar el contenido adicional para los participantes avanzados.