Está en la página 1de 4

Activismo

Por: Gerson Moreno Elles

1. ¿Qué es para ti el activismo?

Según la RAE se puede definir como:

m. Tendencia a comportarse de un modo extremadamente dinámico.

La palabra se puede dividir en dos partes:

Acti=activo

Y el sufijo –Ismo=doctrina

Lo que quiere decir que más que una costumbre el activismo es una
doctrina. Por lo que es un sistema de creencias que modifica el
comportamiento para que sean personas que no pueden parar en
cuanto a las actividades que realiza.

Quizás, aunque muchos no estarían de acuerdo el activismo puede


tomarse como un sinónimo de hiperactividad, que actualmente es
considerada como una enfermedad psicológica sobre todo en los
niños, que es más evidente, en la cual se establece que los niños no
pueden quedarse quietos en un lugar ni prestar una atención por más
de un cierto tiempo. Sin embargo, la mayor parte de las veces esto
se ocasiones por padres permisivos que desde el inicio no ponen
reglas claras para sus hijos y les enseñan a distinguir los tiempos.

“Tengo que estar ocupado para estar feliz”

“Estoy aburrido constantemente”

“Voy a la reunión pero si se hace algún juego”

Las personas que tienen el activismo como sistema de creencias


deben estar haciendo algo o entretenidos en algo, de esta manera
nunca están quietos y les cuesta mucho razonar sobre un tema
específico.
2. ¿Cómo y por qué el Activismo puede llegar a afectar la vida de
las personas?

Para un país donde se requiere más gente industriosa y proactiva,


parece que el activismo no debería ser un problema sino
aparentemente una ayuda. Sin embargo es necesario hacer una
diferencia marcada entre la diligencia y alguien trabajador a
alguien que solo vive en función del estar haciendo algo.

Diligente según Noah Webster:

Constante en esfuerzo o esfuerzo para lograr lo que se emprende;


regular; atento; industrioso; no ocioso ni negligente; aplicado a las
personas

Proverbios 13:4
El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de
los diligentes será prosperada.
La mayor parte de los versículos que hablan de la diligencia en la
Biblia están asociados al dinero, a hacer negocio. Pero la diligencia
engendra prosperidad.

¿El extremo activismo qué será lo que engendra? Hay un caso muy
particular en la Biblia sobre una activista o trabajólica analicemos su
caso:

Lucas 10:38-42Reina-Valera 1960 (RVR1960)


Jesús visita a Marta y a María
38Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer
llamada Marta le recibió en su casa.
39Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a
los pies de Jesús, oía su palabra.

Parece que en este caso se d una sociedad entre sentarse, es decir


estar quieto y oír, es decir la postura de quietud y reposo permite
que tengamos atención cuando el Señor así lo requiere. No siempre
es hacer, en este caso tendríamos que decir que diligencia se trata
de ir con los tiempos, no de hacer muchas cosas.
Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose,
40

dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola?


Dile, pues, que me ayude.

LA preocupación por el quehacer siempre lleva a: 1-Cuestionar a Dios


porque no pasan las cosas como “yo digo”. 2-Las personas
trabajólicas quieren que todos sean como ellas. “lo correcto es hacer”

Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás


41

con muchas cosas.

Afán: Deseo intenso o aspiración de algo. Desesperación por que algo


suceda.

Turbar: Interrumpir, violenta o molestamente, la quietud (paz).


Perder la paz.

Esto es algo continuo que padecen las personas con exceso de


actividad, permanecen en desesperación porque las cosas pasen con
ellas quieren y pierden la paz cuando otros no ven las cosas como
ellos las ven.

Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena


42

parte, la cual no le será quitada.


La continuidad de la respuesta de Jesús no solo pone en evidencia el
estado de Marta sino también le permite ver a marta el estado de
María. Que en este caso inicia diciendo que solo “una cosa era
necesaria” De forma muy lógica se puede decir que hay otras cosas
que no eran necesarias, por lo menos de momento.

Ser diligente e ir con los tiempos también tiene que ver con sentarse,
escuchar y aprender lo nuevo. Lo cual nunca será quitado, sobre todo
cuando viene del Señor.

3. ¿Crees que Dios es un trabajólico?

Nadie podría poner en duda la diligencia e industriosidad de Dios en


el momento en el que ha iniciado algo. Sin embargo cuando se
analiza la creación, cada día algo uno iniciaba y terminaba. Podría
pensarse que en un día hubiera podido hacer todo pero no fue así él
mismo aplicó:

“Todo tiene su tiempo”


Todo fue hecho en una secuencia lógica y evidente, de una manera
ordenada. No hizo cosas por hacerlas, sino que todo tenía un
verdadero propósito que escapa meramente del egoísmo sino de la
motivación misma de compartir su amor.

Se tomó un tiempo para parar (reposar) y contemplar su creación


completamente. Los trabajólicos solo lo ven como una pérdida de
tiempo, ni siquiera pueden disfrutar de la obra de sus manos, solo
trabajar.

Es necesario que para parar primero se debe trabajar, no se trata de


decir que como no queremos ser unos trabajólicos entonces es
necesario descansar todo el tiempo sin terminar lo que hemos
iniciado, de esto mismo es posible decir que Dio es un ejemplo
continuo, Él nunca dejó nada incompleto, siempre lo llevó a cabo
hasta su término.

Al igual que el plan de salvación, no se ejecutó una vez Adán salió del
huerto, fue en el tiempo correcto, mientras El Padre y el Hijo
trabajaban por ello durante toda la historia, hasta la exclamación de
Jesús en la cruz: “Consumado es”