Está en la página 1de 1

CPDS CONVERGENCIA PARA LA DEMOCRACIA SOCIAL DE GUINEA ECUATORIAL

Calle Tres de Agosto N° 72, 2°-1ª Apdo. 441 Malabo – Guinea Ecuatorial. Tel/Fax: +240 333092013
E-mail: cpdsge@hotmail.com; cpds-ge@yahoo.es; web: www.cpdsge.org

Órgano: Comisión Ejecutiva Nacional

Referencia: CEN/ 002 - 01/19 – Muerte inexplicada de Pelusa

COMUNICADO
Nueva muerte inexplicada en Niefang
El aumento alarmante de la violencia que caracterizó el año 2018 y, al margen de los casos ya
denunciados por CPDS en comunicados anteriores, el nuevo año sigue cobrando vidas inocentes,
con muertes violentas. Esta vez le ha tocado el turno a una menor de edad residente en el distrito
de Niefang.

El día 19 de enero de 2019, Justina Nchama Edu Bindang, más conocida por “Pelusa”, de tan solo
8 años de edad, perdía la vida de manera inexplicada en la Comunidad de Vecinos de Dumasi,
distrito de Niefang. En la mañana de aquel día, sobre las ocho, su madrastra Inmaculada Bindang
le sirvió el desayuno antes de meterse en su habitación para ordenar sus prendas. La niña salió
después al patio donde se puso a jugar con los demás niños. Poco tiempo después, estando
Inmaculada todavía en su dormitorio, se le vino a informar que Pelusa había sido encontrada
muerta en el río.

Los niños que encontraron el cuerpo sin vida de Pelusa corrieron hacia su propio padre, Casimiro
Mbomio, dirigente de la Comunidad de Vecinos, para informarle de la situación. También
informaron a otro vecino de la comunidad, José Pedro Betugu Nguema, más conocido por “Otro”,
que se dirigía al río donde se encontraba el cadáver. Este es quien decidió retornar al pueblo para
informar a la familia de la niña y dar la alerta.

A la hora de efectuar el levantamiento del cadáver, se descubrió que la niña presentaba signos de
violencia, tenía el cuello fracturado, sangraba por los oídos, la lengua y un labio presentaban
cortes y tenía una herida en la cara. Signos inequívocos de una muerte violenta.

Por lo que se sabe hasta el momento de publicar esta nota, la policía se limitó a interrogar a
Casimiro Mbomio y a José Pedro Betugu, y no hay conocimiento de que se esté conduciendo una
investigación convincente destinada a descubrir a los autores del crimen.

CPDS insta a las autoridades a esclarecer esta muerte brutal e inexplicada, y que los responsables,
en su caso, sean castigados con todo el peso de la ley. Y más allá de este crimen, sería un gran
alivio para este pueblo poder constatar que el Gobierno, por fin, sale de su pasividad y muestra
alguna voluntad implementando iniciativas destinadas a erradicar la corriente de crímenes graves
y odiosos que se están produciendo con demasiada frecuencia en nuestro país, muchas veces con
visos rituales. Por su frecuencia creciente y la impunidad que siempre los rodea, estos crímenes se
están convirtiendo en actos casi banales, lo cual sumerge a la población en un clima de inquietud y
miedo.

Malabo, 29 de enero de 2019

LA COMISION EJECUTIVA NACIONAL

Intereses relacionados