Está en la página 1de 12

LA PREEXISTENCIA DE YAHSHUA HA MASHIAJ (JESUCRISTO)

Índice de contenidos
 1 Entender el significado de las siguientes Escrituras que se manifiestan Yahshua
como el Creador junto con su Padre.
 2 Génesis 1: 1 En el principio Dios creó los cielos y la tierra.
 3 Dos voluntades separadas se manifiestan dos entidades separadas, por lo tanto,
no puede ser Yahshua Yahweh. Como prueba adicional, vamos a examinar otra
Escritura.
 4 En el Tanaj, El Mashiaj es llamado Elohim/Di-s, aunque este nombre también fue
dado a:

Ha llegado el momento para que la gente pueda aprender la verdadera doctrina del
unigénito Hijo del Padre Celestial, y su relación con su Padre Celestial. El cristianismo, y el
judaísmo realmente no entienden la verdadera relación. Nuestro Padre Yahweh ha
determinado que es hora de la balanza de la ceguera de abrir los ojos, (Romanos 11: 8),
junto con el velo que cubre nuestros corazones (2 Corintios 3: 14-17)
Muchos teólogos, ministros y otras personas con su mente han tratado de comprender y
luego explicar la relación entre el Padre y el Hijo. Cientos de libros se han escrito ya sea para
promover la doctrinas “trinitarios” que intentan describir la naturaleza del Padre, Hijo y
Espíritu Santo “Unidad”. Con el debido respeto a estos intentos, permítanme afirmar
confiadamente, que todo anda mal.
La relación entre Yahweh el Padre Celestial, y Yahshua su Hijo unigénito, se explicará en
términos simples común, junto con una gran cantidad de Escrituras demostrando la
materia. Antes de comenzar nuestro estudio, aquí hay un par de términos que ayudará a
proporcionar claridad de pensamiento y comprensión adecuada de las Escrituras que se
presentará. Cuando se hace referencia al Padre Celestial en el texto hebreo por su nombre
sagrado, que es visto como YHWH. El Tetragrammaton = las cuatro letras, que en el hebreo,
tienen el siguiente aspecto: ‫)יהוה‬. Esto significa Su nombre propio, Adonay (El Señor). La
mayoría de las versiones en inglés de la Biblia confiesan abiertamente en su prefacio que
los traductores sustituyeron el nombre sagrado (YHWH) del texto y añaden los títulos Señor
/ Dios en lugar del nombre sagrado. Por favor, recordar lo que las Escrituras enseñan acerca
de la suma y resta (Apocalipsis 22: 18-19; Deuteronomio 4: 2, 12:32). Además, el / nombre
latino griego de Jesús es incorrecto y el nombre hebreo original del Salvador es Yahshua.
Que significa (Yahweh Salva) Yahshua es el verdadero nombre sagrado del Salvador. Por lo
tanto, este escrito se manifestará con los correctos sagrados nombres del Padre y del Hijo
y abstenerse de nombres o títulos falsos.
Por otra parte, en nuestras versiones en inglés en los que vemos a Dios, en el texto original
hebreo es la palabra Elohim. Cuando se hace referencia al Padre o al Hijo, la palabra Elohim
se ha traducido incorrectamente como Dios. Dios es una interpretación adecuada al hacer
referencia a los falsos dioses, sin embargo, es una mala elección cuando se hace referencia
al Padre o al Hijo. La traducción apropiada cuando se hace referencia al Padre o al Hijo sería
Poderoso (es decir, Todopoderoso), o Poderosos. Elohim es generalmente plural
(Poderosos), dependiendo del contexto en el que se utiliza. Al regresar al texto original lo
más fielmente posible, gran parte de la confusión se borra y la claridad de la doctrina viene
hacia adelante.
Nuestro Padre Celestial, Yahweh, Elohim, dio a luz a su Hijo desde el principio, y el
preexistente Yahshua era el primogénito de toda la creación. También fue el primogénito
de los muertos, que hace referencia a su resurrección; mientras que, por ser primogénito
de toda creación hace referencia a su preexistencia. Yahshua estaba con su Padre antes de
la creación del mundo. Yahshua era Elohim (es decir, uno que es fuerte) en la semejanza de
su padre. Este no es el politeísmo, en la que tiene dos o más cabezas, es decir, dos o más
dioses a la par con los otros. Esta es una relación de padre e hijo con una cabeza, el Padre.
Yahweh es mayor que Yahshua a pesar de que Yahshua es Elohim, Poderoso.
Yahweh y Yahshua tenían cada uno su parte en la Creación. Yahwéh fue el arquitecto. Se
elaboró los planos, determina los límites y sentó las bases. Yahweh dio instrucciones a su
Hijo para ser el maestro artesano. Todo fue creado por y a través de Yahshua. Nada se hizo
sin que Yahshua, incluyendo todas las cosas en el cielo y la tierra, visibles e invisibles,
tronos, sean principados. Yahshua vino en el Tanaj (Antiguo Testamento), en nombre de su
padre. Yah es un nombre familiar. Yah es la forma abreviada de Yahweh. HalleluYah significa
“alabad a Yah.” Mucha gente dice “aleluya” sin conocer su verdadero significado.
Nadie ha visto nunca Padre Yahweh, a excepción de Yahshua. Fue por la elección de Yahweh
que estos hechos fueron ocultados desde el principio de los tiempos hasta los últimos días.
Yahshua fue el creador con Yahweh Elohim es Quien eligió crear todas las cosas.
Vamos a dar un viaje a través de las Escrituras para ver si son compatibles y probar las
declaraciones anteriores. Y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio que
desde el principio de los siglos ha estado oculto en Yahweh que creó todas las cosas por
medio de Yahshua Mesías (Efesios 3: 9, NVI).
Hablamos sabiduría, sin embargo, entre los que están completamente desarrolladas, pero
una sabiduría no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen, sino que
hablamos sabiduría de Yahweh en un misterio, la sabiduría que ha sido ocultos, que Yahweh
ha destinado desde antes de los siglos para nuestra gloria, la que ninguno de los
gobernantes de este mundo han conocido, porque si la hubieran conocido, no habrían
atravesado al Soberano de la gloria… (1 Corintios 2: 6-8).
Yahwéh define a Yahshua como la sabiduría y la palabra. La palabra fue dicha en un misterio,
que Yahweh ha destinado desde antes de los siglos. Si este misterio, que era conocido por
el mundo.
Entender el significado de las siguientes Escrituras que se manifiestan Yahshua como el
Creador junto con su Padre.
Juan 1: 2, todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho.
Colosenses 1:16, Porque en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y sobre la tierra,
visibles e invisibles, sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades, todo
fue creado por él y para él.
Hebreos 1: 2,… al final de estos días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero
de todas las cosas, por quien asimismo hizo el universo.
Podemos ver claramente a partir de estas Escrituras que Yahshua era el creador. Él creó
todas las cosas y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. Dado que estas escrituras
son verdaderas, las Escrituras deben enseñar claramente de la preexistencia de Yahshua.
Tenga en cuenta: Yahshua tiene que haber existido antes de la creación Si lo era, de hecho,
fue el Creador. ¿Las Escrituras apoyan la preexistencia de Yahshua antes de la Creación?
Considera lo siguiente:
Miqueas 5: 1, En cuanto a ti, Belén Efratá, la menor entre los clanes de Judá, de ti sacaré al
que ha de ser el gobernador de Israel; sus orígenes son antiguos, desde tiempos remotos.
Revelación 3:14,… estas cosas dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la
creación de Dios.
Colosenses 1:17, él es antes de todas las cosas, y en Él todas las cosas existen.
Juan 6:38, Porque he bajado del cielo…
Juan 16:28, que sale del Padre, y he venido al mundo: otra vez dejo el mundo, y voy al Padre.
Juan 17:24, Padre, quiero que ellos también los que me has dado estén conmigo donde yo
estoy, para que vean mi gloria, que diste a mí, porque me has amado desde antes de la
fundación del mundo.
Colosenses 1:15, Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.
De Yahshua son desde el principio, desde la eternidad. Él es antes de todas las cosas, y su
padre lo amaba antes de la creación del mundo. Para Él descendió del cielo, y él salió del
Padre, que se va al mundo para ir al Padre.
Por ahora, se están empezando a obtener una comprensión más clara de la relación entre
el Padre y el Hijo. Cuando restauramos los nombres sagrados, y los términos apropiados,
tales como Elohim en lugar de Dios, de nuevo en las escrituras, engendren claridad. Observa
lo siguiente:
Juan 1: 1-2, En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Adonay (el Señor), y la
Palabra era Dios. Él estaba en el principio con Adonay (el Señor).
La Palabra es Yahshua el Mesías, que se hizo carne (Juan 1:14).
Juan 1:14, Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros, y vimos su gloria como del
unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.
Veamos Juan 1: 1-2 parafraseado a fin de proporcionarle claridad. Juan 1: 1-2, En el principio
era Yahshua, y Yahshua estaba con Adonay (el Señor), y Yahshua era Elohim. Él estaba en el
principio con Adonay (el Señor) (parafraseado no citado). Con una sólida comprensión de
Juan 1: 1-2, así como la miríada de otras Escrituras que acaba de leer, ahora debería
comprender los siguientes textos:
Génesis 1: 1 En el principio Dios creó los cielos y la tierra.
Cada investigador de La Biblia está de acuerdo en la palabra Elohim, como se usa en Génesis
1: 1, es plural. Se hace referencia al Padre y al Hijo. Debería haber sido traducido al inglés
como Poderosos, es decir, el Padre y el Hijo. Esta traducción se habría mantenido el
contexto apropiado de la verdadera relación entre el Padre y el Hijo. Los traductores
cometió un error cuando se tradujeron la palabra Elohim como Dios, y causaron malos
entendidos en cuanto a la preexistencia de Yahshua.
Tomar nota de la siguiente Escritura: Génesis 1:26, Entonces Dios dijo: “Hagamos al hombre
a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”. El hombre fue hecho a imagen y
semejanza del Padre y el Hijo. Toda la Escritura armoniza perfectamente con todas las otras
Escrituras cuando aplicamos las palabras adecuadas y la interpretación adecuada. Toda la
Escritura es compatible con el hecho de que Yahshua estaba con su Padre en el principio y
estaba con su Padre para la Creación.
Las Escrituras son perfectas, y todas las contradicciones se desvanecen cuando se usa la
erudición y la exegesis de las Escrituras recopilando los temas que hablan de lo mismo, y
luego permite que la compilación de los pasajes se interpretarsen a sí mismo mediante la
adaptación de la interpretación que armonice con todas las Escrituras. Yahshua hizo otras
declaraciones en las Escrituras de su preexistencia.
Juan 8:58, Yahshua les dijo: “En verdad, en verdad os digo, ‘Antes que Abraham fuese, yo
soy.’”
Juan 8:56, su padre Abraham se regocijó de ver mi día; y lo vio, y se gozó.
Juan 5:43, he venido en nombre de mi Padre, y no me recibe; si otro viniere en su propio
nombre, a ése recibiréis.
Juan 17:11, Yo ya no estoy en el mundo, pero ellos sí están en el mundo, y yo voy a ti. Padre
santo, cuida en tu nombre a los que me has dado, para que sean uno como nosotros.
El Padre Celestial dio a su Hijo Yahshua el Nombre que esta sobre todo otro nombre
Filipenses 2: 9-11. Los patriarcas eran conscientes del misterio escondido desde el principio
de los tiempos, que Yahshua era Elohim y todo fue creado por medio de él. Los patriarcas
tuvieron una vista anticipada del Mashiaj. Como hemos visto en las Escrituras antes
mencionadas, que era la intención de Yahweh que la verdad sobre su hijo no sería conocido
con claridad hasta los últimos días.
Intercambios verbales de Yahshua con los fariseos se vuelven mucho más profundas,
asumiendo una nueva luz cuando entendemos que fue el creador con su Padre desde el
principio. Tengamos en cuenta: que las Escrituras son perfectas y no se contradicen entre
sí cuando se tiene la interpretación correcta.
Juan 6:46, No es que alguien haya visto al Padre; sino aquel que ha venido de Yahweh Dios,
ése ha visto al Padre.
Juan 1:18 A Yahweh Dios nadie le ha visto jamás: el Hijo Unigénito, que está en el seno del
Padre, él lo ha contado.
Éxodo 33:20, y dijo, “No puedes ver mi rostro; porque el hombre no puede verme y vivir “.
Estas Escrituras manifiestan que nadie ha visto nunca Yahweh Adonay, en cualquier
momento. Estas Escrituras no puede ser quebrantada (Juan10:34-38), por lo que sabemos
que era Yahshua que era Elohim y vino en el Nombre de su Padre Por otra parte, vemos en
Juan 8:58 que Yahshua afirma claramente que él era “Yo soy” Antes que Abraham fuese.
Hemos visto en 1 Corintios 2: 6-8 que el misterio de Yahshua siendo Elohim estaba oculto
en Yahweh desde el principio de los tiempos. Debido a este misterio, Yahshua fue llamado
el Padre eterno. Observe que esta Escritura no indica que Fue el Padre eterno, sino en que
él sería llamado el Padre eterno.
Isaías 9: 6, Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; y el principado sobre
su hombro, y su nombre será llamado Admirable, Consejero, Poderoso El, Padre eterno,
Príncipe de paz.
Esta escritura se hizo realidad, ya que. Yahshua fue llamado el Padre, no porque Él es el
Padre, sino por el misterio que estaba oculto por Yahweh Adonay a lo largo de los siglos.
Ahora, en estos días, estamos aprendiendo la verdadera relación entre el Padre y el Hijo.
Los teólogos han luchado con las siguientes Escrituras para las edades. Que en realidad se
confunden tratando de justificar las Escrituras que se manifiestan dos soberanos, o dos
Yahweh.
Hebreos 1: 9, Has amado la justicia y odiado la maldad; Por lo tanto Dios, tu Dios, te ha
ungido con óleo de alegría más que a tus compañeros.
Hechos 2:34, Porque David no subió a los cielos, pero él mismo dice, “Y Yahweh dijo a mi
Soberano, ‘Siéntate a mi derecha”.
Salmo 110: 1, el Señor dice a mi Soberano, “Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus
enemigos estrado de tus pies.”
Oráculo de Yahvé a mi Señor: “Siéntate a mi diestra, hasta que haga de tus enemigos
estrado de tus pies”.
2. El cetro de tu poder extenderá Yahvé desde Sión: ¡domina entre tus enemigos!
3. Ya te pertenecía el principado el día de tu nacimiento; un esplendor sagrado llevas
desde el seno materno, desde la aurora de tu juventud.
4. Lo ha jurado Yahvé y no va a retractarse: “Tú eres por siempre sacerdote, según el
orden de Melquisedec”.
5. El Señor está a tu derecha, quebranta a los reyes el día de su cólera;
6. sentencia a las naciones, amontona cadáveres, quebranta cabezas a lo ancho de la
tierra.
7. Junto al camino bebe del torrente, por eso levanta la cabeza.
Como se puede apreciar hay dos entidades separadas que trabajan en la unidad, con dos
voluntades separadas. Yahshua afirma claramente que Él no vino en su propia voluntad,
sino que vino para llevar a cabo la voluntad de su Padre.
Juan 6:38, Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del
que me envió.
Dos voluntades separadas se manifiestan dos entidades separadas, por lo tanto, no puede
ser Yahshua Yahweh. Como prueba adicional, vamos a examinar otra Escritura.
Marcos 13:32, Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino
sólo el Padre.
Vuelva a leer esta Escritura tantas veces como sea necesario para que entiendan que el Hijo
y el Padre no son la misma entidad. Yahshua no sabe cuándo su Padre elegirá para comenzar
el último gran día. Yahweh es uno no dos seres, y tampoco lo es Él tres seres! El Señor es
Uno. Deuteronomio 6: 4 Oye, Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor es Uno.
Mediante la compilación de las Escrituras, línea por línea, precepto por precepto, un
poquito allí, otro poquito, y permitiendo la recopilación de Escrituras para interpretar a sí
mismos mediante la búsqueda de la forma en que todos se armonizan, podemos sentar las
bases correctas para entender la relación entre el Padre y el hijo. Cuando comenzamos con
la falsa premisa de que el Hijo es el Padre, todas las otras Escrituras acerca de ellos ya no
armonizar. Cuando comenzamos con una premisa falsa, las Escrituras son muy molestas,
incluso para los ministros y teólogos. Por ejemplo, si partimos de la premisa de la Trinidad,
que el cristianismo define como el Padre, Hijo y Espíritu Santo siendo una entidad, con tres
personalidades independientes, iguales en poder, eternidad y gloria, muchas escrituras se
vuelven contradictorios, tales como:
1.) Cuando Yahshua estaba siendo bautizado por Juan el Bautista, y el Padre habló desde el
cielo que decía: Este es mi Hijo, estaba en realidad Yahshua engañando?
2.) Cuando Yahshua murió, ¿cómo podría haber resucitado a sí mismo?
3.) En Eclesiastés 9: 5 leemos, los muertos no saben nada. Él estaba realmente muerto
4.) Si son la misma entidad, ¿por qué las escrituras manifiestan dos voluntades separadas?
5.) Si son la misma entidad, ¿cómo podría el Hijo no conoce el último gran día de Yahweh?
Estas preguntas podrían seguir ad infinitum, como lo ha hecho durante siglos. Ha causado
la división con una doctrina diferente dondequiera que vamos. No tener los verdaderos
entendimientos hasta que estos últimos días ha causado división. No entender cómo
armonizar las Escrituras, y no entender que debemos permitir que la armonía de las
Escrituras para proporcionar la correcta interpretación también ha causado mucha división.
Incluso con toda la división de hoy, todos podemos llegar a la unidad. Estas premisas falsas
han causado buenas personas inteligentes, a apartarse de la verdadera adoración. Estos
individuos han reconocido todas las contradicciones e inconsistencias en las Escrituras que
fueron causadas por falsas interpretaciones. Cuando un individuo se enfrenta a docenas y
de contradicciones e inconsistencias docenas, o bien optar por seguir a un hombre’ s la
enseñanza en una iglesia (ministro) a ciegas, o que buscan alguna otra religión. Sin embargo,
cuando el individuo aprende cómo las Escrituras interpretan a sí mismos a través de la
armonía, entonces nadie puede engañar o desorientar a ellos, y todas las contradicciones e
inconsistencias desaparecer.
Aprender a armonizar las Escrituras en estos días es profético. Como podemos ver en Daniel
12: 4, 9, el libro está sellado sólo hasta los últimos días. Como hemos visto en Jeremías
23:20, vamos a entender la intención del corazón de Yahweh a la perfección en los últimos
días. El Señor ha prometido a través de las Escrituras que haría de los rodeos en llanura.
Aprender a armonizar toda la Escritura es una de las cosas más importantes que podemos
aprender.
Cuando comenzamos con la premisa de que el Hijo pre-existente con su padre, que el Hijo
era Dios (uno que es fuerte) con su padre, que el Hijo fue la primera creación del Padre, y
que el Hijo creó todas las cosas, y sin él, nada fue creado. Cuando entendemos y aplicamos
estas verdades, todas las escrituras armonizan. Ninguna de las Escrituras se contradice. Esta
perfecta armonía en las escrituras es como sabemos la verdad de la relación entre el Padre
y el Hijo.
Al buscar y encontrar la interpretación que armonice todas las Escrituras, que acaba de
dejar que las Escrituras interpretan a sí mismos a través de la armonía. Tenemos que
aprender a aceptar la interpretación de las Escrituras proporcionan por sí mismas a través
de su armonía. Tenemos que dejar de lado nuestro orgullo, el ego, antes de la concepción,
o nuestra doctrina iglesias, y someterse a lo que las propias Escrituras nos dan como verdad
a través de encontrar su armonía. La palabra de Yahweh es perfecta.
Sabemos que el Señor no es el autor de confusión, ya que Satanás le gustaría creer. Cuando
esté Alfa y Omega, que no miserea sus intenciones. Vamos a buscar las escrituras más para
ver si podemos encontrar otras escrituras que manifiestan la relación entre el Padre y el
Hijo, y que armonizan con todas las otras escrituras en cuanto a su verdadera relación.
1 Corintios 15:28, y cuando todas las cosas se han convertido en objeto de él,
entonces también el Hijo mismo se sujetará a aquel que sujetó todas las cosas, para que el
Señor puede estar en todas las cosas.
Juan 14:28,… porque el Padre es mayor que yo
Palabra de Yahweh es verdad. El hecho de que el Padre es mayor que el Hijo destruye la
definición misma del cristianismo que ha previsto la Trinidad, que describe los tres en
igualdad de condiciones en el poder, la eternidad y la gloria. Yahshua mismo llegará a ser
sometido al Padre, y como veremos más adelante, el Señor es mayor que Yahshua.
Muchos se han preguntado cómo armonizar Juan 10:30, Yo y el Padre somos uno (NVI). La
palabra es # 1520 ( IES ) en Concordancia Exhaustiva de Strong. Se deriva de numerosas
raíces de palabras, uno de los cuales es el # 3391, lo que significa que está de acuerdo. En
otras palabras, un medio en la unidad. Cada intérprete de cada versión de la Biblia se
enfrenta a la tarea de seleccionar la definición Inglés correcta para cada palabra que se
encuentra en el hebreo y el griego. Si el intérprete parte de una premisa falsa en su
comprensión de las cuestiones doctrinales, entonces, sin duda, seleccionaría la definición
equivocada, o la definición que mejor se adapten a su doctrina,
Si el intérprete habría tenido una comprensión de la verdadera relación entre el Padre y el
Hijo en el momento de su traducción, él habría elegido la palabra raíz IES , # 3391, que es
de acuerdo, es decir, la unidad. Una correcta interpretación de Juan 10:30 debe leer, “Yo y
el Padre somos de acuerdo” o “Yo y el Padre somos en unidad.” La elección de acuerdo,
convenio o la unidad habría sido una opción mucho mejor que uno. A pesar de que la
palabra es una parte importante de la definición de la palabra griega IES , es una mala
selección que no mantiene la integridad de las Escrituras.
Tenemos que aprender a armonizar todas las Escrituras. Puede que tengamos que orar al
respecto. Es posible que tenga que buscar en las Escrituras con más cuidado, buscando la
ayuda de Yahweh a través de su Ruaj Ha Kodesh (Espíritu Santo). Es posible que tengamos
que investigar los significados de las palabras en griego y hebreo, tal como lo hicimos para
las mencionadas palabras griegas IES y sus numerosas definiciones y raíces de palabras.
Todas las Escrituras armonizan a la perfección una vez que haya descubierto la
interpretación correcta. A pesar de que hemos encontrado la interpretación correcta de la
palabra griega IES mediante la búsqueda de sus raíces de palabras, vamos a tener las
mismas Escrituras interpretan Juan 10:30.
Juan 17:11, Santo Padre, los mantienen en tu nombre que me has dado, para que sean uno,
así como nosotros somos uno. Yahshua está pidiendo a su Padre para mantener sus
discípulos como uno así como Él y el Padre son uno. No tendría sentido para nosotros pensar
que Yahshua está pidiendo a sus discípulos a ser una persona o una entidad. Es evidente
que Yahshua quiere que Sus discípulos que se le mantenga en la unidad, es decir, un
acuerdo. Por lo tanto, Juan 17:11 nos dice cómo entender correctamente Juan 10:30.
Este es sólo un ejemplo de la Escritura interpretación de la Escritura. Incluso cuando un
intérprete selecciona la interpretación equivocada, podemos obtener la correcta
interpretación al permitir que las otras Escrituras para interpretar a sí mismos. Vamos a
buscar a cabo las Escrituras para obtener más claridad sobre la relación entre el Padre y el
Hijo. Si el Mesías era el Padre, eso significaría que el Padre bajó del cielo y se hizo carne.
¿Qué dicen las Escrituras?
1 Juan 4: 3: En esto conocemos el espíritu de Yahweh todo espíritu que confiesa que
Yahshua el Mesías ha venido en la carne.
Yahweh no vino en la carne! Yahshua vino en la carne. Una vez que entendemos claramente
que Yahshua preexistía con su Padre en el cielo, podemos entender claramente la claridad
de la Escritura que dice que era Yahshua que descendió y se hizo carne. Vamos a buscar
más allá y ver si hay alguna distinción en la doctrina enseñada por el Señor y la doctrina
enseñada por Yahshua. Yahshua no vienen con su propia doctrina o una doctrina que era
diferente de la de su padre Juan 7:16, Yahshua, por tanto, les respondió y dijo: “Mi doctrina
no es mía, sino de aquel que me envió.”
Juan 14:24: El que me ama, no guarda mis palabras, y la palabra que habéis oído no es mía,
sino del Padre que me ha enviado.
Si el Padre y el Hijo eran la misma entidad, entonces el Hijo no tendría que hacer la distinción
que sus palabras no eran suyas. Vamos a continuar la búsqueda de la claridad en la
distinción entre los dos. ¿Cómo Escritura responder a esta pregunta: ¿Pueden Yahweh y
Yahshua tanto tener la tentación?
Santiago 1:13, no diga cuando es tentado: “Soy tentado de Yahweh,” porque el Señor no
puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie.
Hebreos 4:15, Porque no tenemos un sumo sacerdote que no se puede compadecerse de
nuestras debilidades, sino uno que tiene en todos los puntos ha sido tentado como
nosotros, pero sin pecado.
El padre no puede ser tentado, pero Yahshua ha sido tentado en todo igual que nosotros.
Podemos ver claramente la distinción entre los dos de ellos. El Padre es mayor que el Hijo,
y porque el Padre es Espíritu, no se ha hecho carne. La tentación de Yahshua vino a través
de la carne carnal.
Recapitulemos brevemente. Yahshua es Elohim. Yahshua preexistía con su Padre antes de
la creación. Yahshua es el Creador con su padre, y posee un poder más allá de nuestra
imaginación. Sin embargo, no es el Señor. Yahweh es mayor que Yahshua. Nadie ha visto
nunca Yahweh. Yahshua es la luz del mundo. Él es el pan de vida. Él es el camino. Él ha
creado todas las cosas. Yahshua es “sabiduría” personificado.
Colosenses 2: 3,… en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el
conocimiento.
Vamos a leer el capítulo “sabiduría” en Proverbios y aprender las cosas más profundas con
más claridad sobre la relación entre el Padre y el Hijo. Yahshua dice en Proverbios 8: 23-36,
fui establecida desde el principio, desde el principio, Antes de la tierra. Cuando no había
profundidades, fui engendrada, cuando no había fuentes crecientes con agua. Antes que
los montes fuesen, antes que las colinas, era yo engendrada. Cuando él aún no había hecho
la tierra, ni los campos, ni el principio del polvo del mundo. Cuando formaba los cielos yo
estaba allí. Cuando estableció un círculo sobre la faz del abismo, cuando hizo los cielos
arriba, cuando las fuentes del abismo se fortalecían. Dio el mar su límite, que el agua no
debe transgredir el mandamiento. Cuando establecía los fundamentos de la tierra,
entonces yo estaba junto a él, como un obrero maestro, y yo era su delicia cada día,
teniendo solaz delante de él, regocijándose en su tierra habitable, y mis delicias con los hijos
de los hombres. Ahora pues, hijos, escuchadme, Y bienaventurados los que guardan mis
caminos. Escuchar la instrucción, y sean sabios, Y no lo menospreciéis. Bienaventurado el
hombre que me escucha, velando a mis puertas cada día, Aguardando a los postes de mis
puertas. Porque el que me halle, hallará la vida, Y alcanzará el favor de Jehová. Más el que
peca contra mí, defrauda su alma. Todos los que me aborrecen aman la muerte.
Bienaventurado el hombre que me escucha, velando a mis puertas cada día, Aguardando a
los postes de mis puertas. Porque el que me halle, hallará la vida, Y alcanzará el favor de
Jehová. Más el que peca contra mí, defrauda su alma. Todos los que me aborrecen aman la
muerte. Bienaventurado el hombre que me escucha, velando a mis puertas cada día,
Aguardando a los postes de mis puertas. Porque el que me halle, hallará la vida, Y alcanzará
el favor de Jehová. Más el que peca contra mí, defrauda su alma. Todos los que me
aborrecen aman la muerte.
Si todavía está sordo de audiencia debido a su adoctrinamiento previo, a continuación, abrir
los ojos a estas Escrituras, ya que se dejan ninguna duda alguna en cuanto a la verdad de que el
Padre y el Hijo no son la misma entidad.

Juan 1:18,… el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dec1ared. (Tenga en
cuenta: Yahshua es el testimonio de su Padre.)
Juan 5:37, Y el Padre mismo, que me envió, han dado testimonio de mí. (Tenga en cuenta:
el Señor es el testimonio de Yahshua.)
1 Juan 5: 9,… por el testimonio de Yahweh es éste, que ha dado testimonio de su Hijo.
(Tenga en cuenta: el Señor está de nuevo dando testimonio de Yahshua)
Si Yahshua es Yahweh, entonces toda nuestra fe es un fraude. Si Yahweh y Yahshua son la
misma entidad, a continuación, que están dando testimonio de sí mismos. Esto va contra la
esencia misma de lo que enseñan.
Juan 05:31, Si yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio no es verdadero.
Vuelva a leer esta Escritura tantas veces como sea necesario hasta que entienda que
Yahshua no es y no puede ser Yahvé, de lo contrario su testimonio de sí mismo no es cierto.
No debemos permitir que Satanás engañe a todos nuestros hermanos y hermanas con la
doctrina de la “unidad” o la doctrina de la “Trinidad”, debido a que tanto establecería el
testimonio de Yahshua Yahweh y de que no es cierto. Ambas doctrinas socavar nuestra fe.
Hasta la fecha, Satanás ha tenido éxito en las congregaciones de socavar nuestra fe. Tomar
esta información y poner fin a la misma.
Hebreo 5: 5, Así también Cristo no se glorificó a sí mismo…
Yahshua no da testimonio de sí mismo cuando es testigo de Yahweh, como Yahweh no da
testimonio de sí mismo cuando da testimonio de su Hijo. Como se dijo anteriormente todas
las mentiras las vamos a conocer. Cada individuo se le dará una última oportunidad para
amar y obedecer a la verdad. Oro para que todos los seres presentarán al Padre a través de
su mediador, Yahshua nuestro Salvador y Mesías.
En el Tanaj, El Mashiaj es llamado Elohim/Di-s, aunque este nombre también fue dado a:
* Moshéh Rabenu. Ver Shemot/Éxodo 4:16; 7:1 (Ver texto hebreo)
* Los jueces de Israel. Ver Shemot/Éxodo 21:6 (Ver texto hebreo)
* Los malajim/ángeles. Ver Tehilim/Salmos 8:4,5 (Ver texto hebreo)
* Deidades paganas. Ver Shemot/Éxodo 20:3 (Ver texto hebreo)
Todos los israelitas se quitaron los aretes de oro que llevaban puestos, y se los llevaron a
Aarón, quien los recibió y los fundió; luego cinceló el oro fundido e hizo un ídolo en forma
de becerro. Entonces exclamó el pueblo: Israel ¡aquí tienes a tu Dios que te sacó de
Egipto!”Exodo 32:3-4
Con todo, sólo hay un Elohim como declara el shemá: “Escucha Israel, YHWH nuestro
Elohim, YHWH uno es.” Debarim/Deuteronomi 6:4