Está en la página 1de 30

Corte

Constitucional
d e l ecuador

Quito, D. M., 25 de enero de 2017

SENTENCIA N.° 025-17-SEP-CC

CASO N.° 1361-13-EP

CORTE CONSTITUCIONAL DEL ECUADOR

I. ANTECEDENTES

Resumen de admisibilidad

El ciudadano José Federico Pérez Intriago presentó acción extraordinaria de


protección el 18 de julio de 2013, en contra de la decisión dictada el 5 de junio de
2013, por la Sala Especializada de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia.
Dicha resolución fue emitida en conocimiento del recurso extraordinario de
casación interpuesto por el ciudadano Marco Gualberto Chiriboga Chiriboga en
contra de la sentencia expedida el 1 de octubre de 2012, por la Segunda Sala de
Garantías Penales de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, en un juicio
penal de acción privada por el delito de injuria no calumniosa grave.

La Secretaría General del Organismo certificó de conformidad con lo establecido


en el inciso segundo del cuarto artículo innumerado agregado a continuación del
artículo 8 del Reglamento de Sustanciación de Procesos de Competencia de la
Corte Constitucional, que en referencia a la acción N.° 1361-13-EP, no se ha
presentado otra demanda con identidad de objeto y acción.

Mediante providencia del 3 de octubre de 2013, la Sala de Admisión de la Corte


Constitucional, integrada por los jueces constitucionales Wendy Molina
Andrade, María del Carmen Maldonado Sánchez y Alfredo Ruiz Guzmán,
admitió a trámite la acción extraordinaria de protección N.° 1361-13-EP.

El 5 de noviembre de 2015, se posesionaron ante el Pleno de la Asamblea


Nacional las juezas y juez constitucionales Pamela Martínez Loayza, Roxana
Silva Chicaíza y Francisco Butiñá Martínez de conformidad con lo dispuesto en
los artículos 432 y 434 de la Constitución de la República del Ecuador.

Mediante la Resolución N.° 004-2016-CCE, adoptada el 8 de junio de 2016, por


el Pleno del Organismo, se designó a la abogada Marien Segura Reascos como
jueza constitucional, y se dispuso que todos los procesos que se encontraban en
despacho del juez constitucional, Patricio Pazmiño Freiré, pasen a
conocimiento de la referida jueza.
Caso N.° 1361-13-EP Página 2 de 23

Mediante providencia del 28 de julio de 2016, el juez constitucional sustanciador,


Alfredo Ruiz Guzmán, en virtud del sorteo efectuado por el Pleno del Organismo
en sesión ordinaria del 4 de diciembre de 2013, avocó conocimiento de la causa
N.° 1361-13-EP y dispuso la respectiva notificación a las partes procesales.

De la solicitud y sus argumentos

El señor José Federico Pérez Intriago en calidad de legitimado activo, manifiesta


que la decisión objeto de la presente acción extraordinaria de protección fue
dictada por la Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia como
consecuencia de la interposición de un recurso extraordinario de casación por
parte del ciudadano Marco Gualberto Chiriboga Chiriboga, dentro del proceso
penal por delito de injurias no calumniosas graves que siguió en contra del
mencionado recurrente.

El accionante indica que la decisión referida ut supra, declaró la nulidad de lo


actuado por el Juzgado Único y Multicompetente de Pichincha (Pedro Vicente
Maldonado), ex Juzgado Décimo Séptimo de Garantías Penales de Pichincha,
dentro del proceso penal, a partir de la audiencia final celebrada el 2 de
diciembre de 2011, declarando la vulneración de los derechos constitucionales
establecidos en el artículo 76 numeral 7 literales a, c, g y h de la Constitución de
la República del Ecuador, que reconocen varias garantías del derecho a la
defensa, en razón de que en primera instancia, el querellado no compareció a la
audiencia.

Al respecto expresó que de conformidad con el artículo 373 del derogado Código
de Procedimiento Penal1, "... si el procesado fuera quien no asiste a la audiencia,
se continuará con la misma en su ausencia...", así también indicó que el
querellado, cuando se señaló el día y hora para la audiencia final, quiso diferirla
porque su abogado tenía otra audiencia en Quito, -cabe destacar que fue diferida
en varias ocasiones y el querellado tenía tres abogados patrocinadores-; sin
embargo, dicha solicitud fue negada por el juez de instancia, expresando que de
la solicitud se evidencia que la audiencia del presente caso, fue señalada primero,
así que instó a la parte a comparecer, caso contrario, el juzgador señaló que
procederá de conformidad con lo establecido en el mencionado artículo 373.

Código de Procedimiento Penal -CPP-. Publicado mediante Registro Oficial suplemento N.° 360 del 13 de enero del 2000.
Derogado por el Código Orgánico Integral Penal -COIP-, publicado en el Registro Oficial suplemento N.° 180 del 10 de febrero
de 2014. Disposición Transitoria Primera.- Los procesos penales, actuaciones y procedimientos de investigación que estén
tramitándose cuando entre en vigencia este Código, seguirán sustanciándose de acuerdo con el procedimiento penal anterior hasta
su conclusión, sin perjuicio del acatamiento de las normas del debido proceso, previstas en la Constitución de la República,
siempre que la conducta punible esté sancionada en el presente Código.
Corte
Constitucional
del ecuador
Caso N.° 1361-13-EP
Página 3 de 23

En tal virtud, el accionante manifiesta que el señor Chiriboga se presentó al


juzgado sin la presencia de su abogado defensor, tratando de suspender la
audiencia; sin embargo, por las pruebas aportadas, el Juzgado Único y
Multicompetente de Pichincha (Pedro Vicente Maldonado) dictó sentencia el 6
de diciembre de 2011, en la cual declaró culpable de dicho delito al mencionado
ciudadano, decisión que fue ratificada en segunda instancia.

De esta manera, el accionante considera que la decisión adoptada por los jueces
nacionales vulneró principalmente el derecho a la tutela judicial efectiva, en
relación al debido proceso en la garantía de que solo se podrá juzgar a una
persona ante un juez o autoridad competente; así como el derecho a la seguridad
jurídica, por la inobservancia del señalado artículo 373 del derogado Código de
Procedimiento Penal, y el artículo 78 del mismo cuerpo legal.

En este sentido, el legitimado activo expone que se vulneró su derecho a la tutela


judicial efectiva, en razón de que al declarar nulo el proceso desde la audiencia
final celebrada el 2 de diciembre de 2011, el tribunal desnaturalizó al recurso
extraordinario de casación. Por otro lado, indicó que se vulneró el derecho al
debido proceso en la garantía de que solo se podrá juzgar a una persona ante un
juez o autoridad competente, pues la decisión analizó la vulneración de derechos
constitucionales, así como inobservó normativa previa, clara y pública, contenida
en los artículos 782 y 3733 del derogado Código de Procedimiento Penal, por
haber considerado que la misma es contraria a la Constitución, al permitir que la
audiencia final continúe sin la comparecencia del procesado y sin un abogado
defensor, cuando estos análisis son propios de las competencias de la Corte
Constitucional, por tanto también considera que inobservó el derecho a la
seguridad jurídica.

Identificación de los derechos presuntamente vulnerados por la decisión


judicial

2CPP, ob. cit. Nota. 1. Art. 78.- Intervención y reemplazo del defensor.- El defensor público está obligado a actuar hasta el
momento en queel procesado designe su defensor privado y ésteasuma el cargo. El defensor privado podrá renunciar a la defensa
perodeberá continuar actuando hastael momento de ser legalmente reemplazado.
3CPP, ob. cit. Nota. 1. Art. 373.- Una vez que concluya el plazo para la presentación de prueba documental y anunciación de
testigos, eljuez degarantías penales señalará día y hora para la audiencia final, enla que el querellante y procesado podrán buscar
unamigable componedor paraque busque la conciliación que pongafin al juicio.
Si nose lograre conciliación, se continuará conla audiencia y el querellante o su abogado, primeramente formalizará su acusación
y presentará sus testigos y peritos previamente anunciados, y de forma oral relatarán la relación con la acusación formulada,
pudiendo ser repreguntados por la contraparte y el juez de garantíaspenales.
Luego el procesado o su defensor procederán de igualforma con sus testigos presentados y pruebas. A continuación se iniciará el
debate concediéndole la palabra primeramente al accionante y luego al querellado, garantizando el derecho a réplica para ambas
partes.
Si el querellante no asistiere con motivo justificado a la audiencia, el juez de garantías penales, de oficio, declarará desierta la
acusación conlos mismos efectos delabandono, sin perjuicio de quese la declare maliciosa y temeraria.
Si el procesado fuera quien no asiste a la audiencia, se continuará con la misma en su ausencia.
Terminadala audienciael juez de garantías penales dictará sentencia en el plazo de cuatro días.
redactará un extracto de la audiencia que contendrá la identidad de los participantes y los puntos propuestos y debatidos. El
acta será suscrita por el secretario, bajo su responsabilidad.

www.corteconstitucional.gob.ee
CasoN.° 1361-13-EP Página 4 de 23

Del contenido de la demanda de acción extraordinaria de protección presentada


por el señor José Federico Pérez Intriago, se establece que la alegación de
vulneración de derechos constitucionales tiene relación principalmente con los
derechos a la tutela judicial efectiva y al debido proceso en la garantía de que
solo se podrá juzgar a una persona ante un juez o autoridad competente,
establecidos en los artículos 75 y 76 numeral 3 de la Constitución de la
República del Ecuador, vinculados con el derecho a la seguridad jurídica
determinado en el artículo 82 de la Carta Suprema.

Pretensión concreta

En atención a lo mencionado solicita el legitimado activo que:

En virtud de los antecedentes anotados y fundamentado en lo que establecen los artículos


94 y 437 de la Constitución de la República del Ecuador, así como de los artículos 58 y
siguientes de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional,
solicito se acepte la presente acción extraordinaria de protección, se declare que se han
vulnerados mis derechos constitucionales, y que, en consecuencia, como medida
reparatoria integral de los derechos fundamentales violados se ordene:

1) La revocatoria del auto dictado por la Sala Especializada de lo Penal de la Corte


Nacional de Justicia, el 05 de junio de 2013 a las 09h00, dentro del expediente de
casación signado con el No. 1242-2012;
2) Se ordenen la sustanciación del recurso de Casación a través de la Sala de Conjueces
los cuales deberán observar estrictamente el contenido del Art. 373 del Código de
Procedimiento Penal; y,
3) Para efectos de no quedar en indefensión por la decisión violatoria de derechos
adoptada por la Corte Nacional de Justicia que se cuestiona a través de la presente
acción, se ordene que al sustanciar nuevamente el recurso de Casación no se computen
los plazos de prescripción el tiempo que tome la sustanciación de la presente acción
extraordinaria de protección (sic).

Decisión judicial impugnada

Auto dictado el 5 de junio de 2013, por la Sala Especializada de lo Penal de


la Corte Nacional de Justicia, dentro del recurso extraordinario de casación
N.° 1242-2012

De la revisión de la sentencia impugnada se verifica:

1. Las partes han participado dentro de la causa penal No. 622-2011 -injurias-
sustanciada ante la Segunda Sala de Garantías Penales de la Corte Provincial de
Justicia de Pichincha. No obstante aquello, materialmente se encuentran acciones y
omisiones por parte de los juzgadores que intervinieron en este proceso que afectan
los principios de igualdad entre las partes, debido proceso y celeridad; particular, que
no ha sido corregido al momento de expedir la sentencia recurrida; es así qué, el Juez
Corte
Constitucional
delecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 5 de 23

Único y Multicompetente de Pichincha -Pedro Vicente Maldonado-, pese a existir un


pedido de diferimiento de audiencia, por parte del recurrente -abogado defensor que
tiene otra audiencia en el Tribunal Noveno de Garantías Penales de Pichincha, Quito-,
con fecha 01 de diciembre de 2011, niega el pedido, al señalar que: "se establece, que
la providencia en la que se señala día y hora para la Audiencia Final, ha sido dictada
por esta judicatura a las 15h00 del 21 de Noviembre de 2011; mientras que la
providencia en la que el Tribunal Noveno de Garantías Penales, señala día y hora para
una Audiencia de suspensión condicional, ha sido dictada a las 16h04 del 21 de
Noviembre de 2011, siendo la providencia dictada en esta judicatura anterior a la
indicada por el Tribunal Noveno de Garantías Penales de Pichincha".

El artículo 14 del Código de Procedimiento Penal, determina que las partes procesales
tienen igualdad de derechos, su irrespeto ocasiona discriminación por parte del
juzgador. Así pues, del proceso queda claro, que el querellante presentó dos
solicitudes de diferimiento, las cuales fueron acogidas en su momento por el juzgador;
no obstante aquello, el segundo pedido de diferimiento solicitado por el querellado,
hoy recurrente, pese a estar debidamente fundamentado no fue admitido.

Concluye la providencia, de 01 de diciembre de 2011, señalando que de no asistir el


querellado a la audiencia, se continuará con la misma en su ausencia, amparado en la
normativa legal del artículo 373, inciso 6, del Código de Procedimiento Penal; pese a
lo señalado, es importante indicar, que el querellado -hoy recurrente- se encontraba en
la audiencia final, celebrada en el Juzgado Único y Multicompetente de Pichincha -
Pedro Vicente Maldonado, acompañado del Teniente Político y variaspersonas, con la
finalidad que no se lleve a efecto la misma, por cuanto su abogado defensor tenía otra
diligencia, en la ciudad de Quito; además, el recurrente hace notar, que no fue
despachado el escrito, en el cual se pide la revocatoria de la providencia de fecha 01
de diciembre del 2011, las 08h00; no obstante de lo cual, el juez a cargo del proceso,
continúo con la realización de la audiencia final.

Si bien es cierto, que el querellado estuvo presente en la audiencia final convocada,


hasta el momento que abandonó la Sala, por las razones determinadas en el acta de
audiencia final, de fecha 02 de diciembre de 2011, las 10h40, suscrita por el señor
Marco Córdova, Secretario Ad hoc; no por su sola presencia -momentánea y sin
incidencia en la diligencia- se garantizó en sensu estricto el derecho a la defensa, toda
vez, que de conformidad a lo dispuesto en el artículo 76.7 ,a) de la Constitución de la
República, el derecho a la defensa implica no caer en estado de indefensión en ningún
momento del procedimiento; más aun tratándose, en el presente caso, de una audiencia
"final" que resulta ser medular para resolver la situación jurídica del querellado; pues
en dicha audiencia se está ad portas de resolverse la existencia del delito y la
responsabilidad. Es por ello, que si el procesado no cuenta con la asistenciajurídica de
un profesional del derecho para garantizar tal ejercicio de la defensa técnica, la misma,
estaría en serio peligro de vulneración, pese a que si fue manifestado por el querellado
y no aceptado por el juzgador "Con la providencia que adjunto a la presente, se
desprende que el 2 de Diciembre del 2011, mi abogado defensor tiene otra audiencia
en el Tribunal Noveno de Garantías Penales de Pichincha, por lo que respetuosamente
solicito a su Autoridad se digne diferir dicha Audiencia que estaba señalada para el
mismo 2 de Diciembre del presente año, para lo que pido se señale nuevo día y hora
para que se lleve a cabo dicha Audiencia en la presente causa"; pero el juez, en rígida

www.corteconstitucional.gob.ee
Caso N.° 1361-13-EP pá8ina 6de23
aplicación de un principio de legalidad sobre el de defensa y de Supremacía
Constitucional, dispuso la realización de la audiencia, sin la presencia del querellado
hoy recurrente ni tampoco se previno estar con la presencia de un defensor público,
para que ejerza la defensa a través de la inmediación y contradicción de las pruebas.
No se trata de ninguna manera de irrespetar el principio de legalidad, al contrario lo
que se trata es de que ese principio esté acorde con la Constitución de la República y
sus principios. Al respecto, la Constitución de la República, señala que en todo
procedimiento judicial, las ciudadanas y ciudadanos, tienen el derecho a ser asistidos
por una abogada o abogado a su elección o por defensora o defensor público, el no
aplicar esta normativa, por parte del juzgador, deja en indefensión a una de las partes,
como sucedió en el presente caso (...).

4. Con relación al Derecho Constitucional al debido proceso la Corte Constitucional, ha


señalado que no solo conlleva un mínimo de presupuestos y condiciones para tramitar
adecuadamente un procedimiento y asegurar condiciones mínimas para la defensa,
sino que constituye una concreta disposición desde el ingreso al proceso y se mantiene
durante el transcurso de toda la instancia para concluir con una decisión
adecuadamente motivada que encuentreconcreciónen la ejecución de lo dispuesto por
las juezas y jueces (...).

Correlativamente, la sentencia impugnada vulneró el derecho constitucional a la


defensa -Art. 76.7-, pilar fundamental del debido proceso, principio jurídico procesal
o sustantivo por el cual, toda persona tiene derecho a ciertas garantías mínimas para
asegurar un resultado justo y equitativo dentro del proceso, además de entregarle la
oportunidad para ser oído y hacer valer sus pretensiones frente al juez -Art. 76.7, c-.
El desarrollo del derecho de defensa en el ámbito constitucional y en los instrumentos
internacionales de protección de los derechos humanos constriñen a que nadie puede
ser privado de los medios necesarios para proclamar y hacer respetar sus derechos en
el desarrollo de un proceso legal -Art. 76.7, a-, equilibrando en lo posible las
facultades que tiene el sujeto procesal accionante como el defensivo, básicamente para
contradecir la prueba de cargo- Art. 76.7,h, aportar medios de prueba que consoliden
su condición y a impugnar las decisiones legales que le sean contrarias, objetivo
político de un Estado constitucional de derechos y justicia. El derecho de defensa, es
una norma con jerarquía constitucional legítimo para todo tipo de proceso, emanado
de los valores de seguridad jurídica y de igualdad de oportunidades para acceder a una
recta administración de justicia; permite que el accionado pueda ser oído, hacer valer
sus razones, ofrecer y controlar la prueba e intervenir en la causa en pie de igualdad
con la parte actora.

Además de lo señalado, el juzgador no permitió que en el desarrollo de la "Audiencia


Final" se haga evidente el principio de contradicción, menos aún del principio de
juiciojusto, ni ser oído en igualdad de condiciones. No se tomó en cuenta, que en cada
parte del proceso penal -fundamentalmente en la audiencia final- deben los sujetos
procesales poder presentar su caso bajo las mejores y máximas condiciones y garantías
judiciales, que permitan equilibrar los medios y posibilidades de actuación procesal,
dentro de las cuales se presente como esencial las facultades en cuanto al material
probatorio, de tal manera que no se genere una posición sustancialmente desventajosa
de una de las partes frente a la otra parte procesal. De igual manera, con su actuar, el
Corte
Constitucional
del ecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 7 de 23

juez de primera instancia imposibilitó al querellado, acudir ante él con las mismas
herramientas de persuasión que los quetuvo el querellante.

No cabe duda, que la institución de la defensa, en materia penal, presenta una


dualidad, ya que se trata de un derecho que lo ejercen simultáneamente tanto el propio
acusado como su abogado defensor; el primero ejerce la llamada defensa material y el
segundo la defensa formal o defensa técnica. En la defensa material: le faculta al
procesado a intervenir en toda la actividad procesal, de modo que siempre pueda
realizar todos los actos que le posibiliten excluir o atenuar la reacción penal estatal

5. Por lo expuesto, este Tribunal de la Sala Especializada de lo Penal de la Corte


Nacional de Justicia, con fundamento en la normativa constitucional señalada y el Art.
130.2 del Código Orgánico de la Función Judicial, declara la nulidad de lo actuado por
elJuez Único y Multicompetente de Pichincha- Pedro Vicente Maldonado-, dentro del
proceso penal No. 058-2011 -injuria no calumniosa- propuesto por José Federico
Pérez Intriago contra Marco Gualberto Chiriboga Chiriboga, a partir de la audiencia
final celebrada el viernes 02 de diciembre de 2011, a las 10H40, inclusive, por cuanto,
en la realización de esta diligencia se vulneraron los derechos del recurrente
constantes en el artículo 76.a, c, g, h de la Constitución de la República del Ecuador.
Esta nulidad se dicta a costa de los jueces que intervinieron en el proceso (...). Se
dispone devolver el expediente al Tribunal de origen para los fines legales
consiguientes...

De la contestación a la demanda y sus argumentos

Sala Especializada de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia

No obra en el expediente informe de descargo alguno presentado por parte de las


autoridades jurisdiccionales nacionales, no obstante encontrarse debidamente
notificados con el auto del 28 de julio de 2016, conforme se desprende del
contenido de la razón constante a fojas 31 del expediente constitucional.

Terceros interesados

Marco Gualberto Chiriboga Chiriboga

Comparece mediante escritos constantes de fojas 12 a 18 y 39 a 45 del


expediente constitucional el ciudadano Marco Gualberto Chiriboga Chiriboga,
manifestando en lo principal:

Que la pretensión prevista en la demanda contentiva de la presente acción


extraordinaria de protección formulada por parte del ciudadano José Federico
Jérez Intriago, es improcedente en tanto la misma es contraria a la naturaleza de
garantía jurisdiccional en cuestión.

www.corteconstitucional.gob.ee
Caso N.°1361-13-EP Pág'na 8 de 27>

Considera que al no concurrir los requisitos de procedibilidad previstos en los


artículos 5 y 6 del artículo 61 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y
Control Constitucional, como lo es la identificación precisa del derecho
constitucional violado en la decisión judicial, así como la vulneración ocurrida
durante el proceso, no se cumple con el principio de excepcionalidad.

Expone que el principio de especialidad en materia constitucional, establece


claramente que "la acción" puede ser activada ante la existencia de vulneración
de derechos constitucionales producto de la acción u omisión de las autoridades
públicas en ejercicio de sus funciones.

Finalmente, el compareciente solicita que se deseche la presente acción


extraordinaria de protección, por cuanto a su criterio la misma no cumple con los
requisitos previstos en el artículo 61 de la Ley Orgánica de Garantías
Jurisdiccionales y Control Constitucional.

II. CONSIDERACIONES Y FUNDAMENTOS DE LA CORTE


CONSTITUCIONAL

Competencia

La Corte Constitucional es competente para conocer y resolver las acciones


extraordinarias de protección contra sentencias, autos definitivos y resoluciones
con fuerza de sentencia, de conformidad con lo previsto en los artículos 94 y 437
de la Constitución de la República, en concordancia con los artículos 63 y 191
numeral 2 literal d de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control
Constitucional, artículo 3 numeral 8 literal c y tercer inciso del artículo 46 de la
Codificación del Reglamento de Sustanciación de Procesos de Competencia de la
Corte Constitucional.

Naturaleza de la acción extraordinaria de protección

La acción extraordinaria de protección, de conformidad con lo establecido en la


Constitución de la República del Ecuador así como en la jurisprudencia de este
Organismo, tiene como finalidad que las vulneraciones de derechos
constitucionales no queden sin ser reparadas, por lo que es factible que las
sentencias, autos definitivos y resoluciones con fuerza de sentencia firmes o
ejecutoriadas, puedan ser objeto de la revisión por parte del más alto órgano de
control de constitucionalidad, la Corte Constitucional.

En este sentido, resulta claro que el objeto de análisis de la acción extraordinaria


de protección se encuentra circunscrito exclusivamente a la presunta vulneración
Corte
Constitucional
del ecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 9de 23

de derechos constitucionales y normas del debido proceso en el curso de la


decisión impugnada.

Análisis constitucional

Con las consideraciones anotadas y con la finalidad de resolver la presente


acción extraordinaria de protección, este Organismo establece los siguientes
problemas jurídicos:

1. El auto expedido el 5 de junio de 2013, por la Sala Especializada de


lo Penal de la Corte Nacional de Justicia, ¿vulneró el derecho a la
tutela judicial efectiva, imparcial y expedita, reconocido en el
artículo 75 de la Constitución de la República del Ecuador?

2. El auto objeto de la presente acción extraordinaria de protección,


¿vulneró el derecho al debido proceso en la garantía de que solo se
podrá juzgar a una persona ante un juez o autoridad competente,
consagrado en el artículo 76 numeral 3 de la Constitución de la
República del Ecuador?

Argumentación de los problemas jurídicos

1. El auto expedido el 5 de junio de 2013, por la Sala Especializada de lo


Penal de la Corte Nacional de Justicia, ¿vulneró el derecho a la tutela
judicial efectiva, imparcial y expedita, reconocido en el artículo 75 de la
Constitución de la República del Ecuador?

En su demanda el accionante señaló que al haber declarado la nulidad en base a


una presunta vulneración a las garantías del derecho a la defensa, la Sala de lo
Penal de la Corte Nacional de Justicia habría desnaturalizado su papel como
tribunal de casación. Esta falta habría constituido, en criterio del legitimado
activo, una vulneración de su derecho a la tutela judicial efectiva, imparcial y
expedita de sus derechos e intereses.

Conforme se colige del problema jurídico expuesto, este Organismo


constitucional abordará el análisis del derecho alegado, mismo que se encuentra
recogido en el artículo 75 de la Constitución de la República del Ecuador, en los
siguientes términos: "Toda persona tiene derecho al acceso gratuito a la justicia y
a la tutela efectiva, imparcial y expedita de sus derechos e intereses, con sujeción
a los principios de inmediación y celeridad; en ningún caso quedará en
indefensión. El incumplimiento de las resoluciones judiciales será sancionado
por la ley".

www.corteconstitucional.gob.ee
Caso N.° 1361-13-EP pá8¡na 10 de 23

Por su parte, el artículo 8.1 de la Convención Americana sobre Derechos


Humanos prescribe:

Artículo 8: Garantías Judiciales.

1. Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de un plazo
razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con
anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación penal formulada contra
ella, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal
o de cualquier otro carácter.

En este orden de ideas, en armonía con lo establecido por la Convención


Americana de Derechos Humanos, la Corte Constitucional del Ecuador, en
relación del derecho a la tutela judicial efectiva, ha establecido que este derecho
se expresa de manera distinta en tres momentos: "... el primero relacionado con
el acceso a la justicia; el segundo con el desarrollo del proceso en estricto
cumplimiento de la Constitución y la Ley y en un tiempo razonable, y el tercero
se refiere a la ejecución de la sentencia"4. Parámetros que fueron desarrollados
por este Organismo mediante la sentencia N.° 121-16-SEP-CC del caso N.° 0929-
13-EP, en los siguientes términos:

1) El acceso a la justicia (...) hace referencia al primer contacto de las personas con los
órganos jurisdiccionales, en el reclamo por el reconocimiento de derechos frente a
particulares y ante el Estado, en consecuencia es importante que los ciudadanos puedan
en primerlugar, presentar o interponer las acciones o los recursos que la Constitución y la
ley les faculta (...).
2) El desarrollo del proceso en estricto cumplimiento con la Constitución y la ley y
en un tiempo razonable (...) la importancia de este parámetro radica en que no solo es
factible el simple acceso a la justicia, sino que dicho acceso es solo un primer momento,
que se complementa con la observancia de los medios procesales establecidos por la
normativa, por parte de quienes administran justicia, y en cumplimiento de plazos
razonables, [dos componentes] (...).
3) La ejecución de la sentencia (...) las decisiones judiciales deben cumplirse, porque
solo así pueden las personas estar realmente protegidas por el correcto inicio,
desenvolvimiento y final de los procesos judiciales establecidos en la normativa (el
resaltado pertenece al texto).

En razón de lo expuesto, esta Corte estima pertinente hacer referencia a lo


señalado en la sentencia N.° 221-16-SEP-CC del caso N.° 0420-13-EP, respecto
de la interdependencia existente entre los elementos referidos ut supra:

... los tres elementos integrantes del derecho a la tutela judicial efectiva, tienen una suerte
de interdependencia entre sí, en tanto que si no existe el cumplimiento del primer
momento -acceso a la justicia-, se colige que no se configurarán los dos siguientes, por

4 Corte Constitucional del Ecuador, sentencia N.°050-15-SEP-CC, caso N.° 1887-12-EP.


Corte
Constitucional
del ecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 11 de 23

cuanto constituye per se en la inobservancia del proceso -segundo momento-, y por


tanto, no puededeterminarse si [la] resolución es ejecutable -tercer momento-.

Con estas determinaciones corresponde iniciar con el análisis del derecho a la


tutela judicial efectiva, para lo cual se considera oportuno retomar lo expuesto en
párrafos precedentes en lo referente a lo manifestado por el legitimado activo,
respecto de que la Sala Especializada de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia
habría vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva, en razón de que al
declarar nulo el proceso desde la audiencia final celebrada el 2 de diciembre de
2011, en primera instancia desnaturalizó al recurso extraordinario de casación.

En tal virtud, a continuación, se desarrollarán los tres parámetros de la tutela


judicial efectiva con la finalidad de establecer si en el presente caso, tuvo lugar o
no la vulneración del mencionado derecho en contra del señor José Federico
Pérez Intriago, teniendo en consideración su interdependencia.

1) Acceso a la justicia

Conforme se expresó, el primer parámetro de la tutela judicial efectiva es el


acceso a la justicia, el cual se manifiesta con el primer contacto de las personas
con la administración de justicia. Es decir, este elemento se satisface en tanto el
sujeto en cuestión haya podido presentar acciones, interponer recursos o en
general, establecer su primer contacto con la judicatura en cuestión, sin que dicho
acceso sea impedido a través de la imposición de barreras que resulten
insalvables o irrazonables.

Al respecto, la decisión objeto del presente análisis constitucional, fue emitida


por la Corte Nacional de Justicia, en conocimiento de un recurso extraordinario
de casación, dentro un proceso penal, por un delito de acción privada.

No obstante se evidencia que el recurso extraordinario de casación, no fue


interpuesto por el ahora accionante sino por el señor Marco Gualberto Chiriboga
Chiriboga el 5 de octubre de 2012, conforme se desprende de fojas 49 a la 51 del
expediente de segunda instancia. En virtud de aquello, se colige que existió
acceso a la justicia a favor del señor Marco Gualberto Chiriboga Chiriboga, dado
que pudo interponer recurso extraordinario de casación.

Ahora bien en relación al ahora accionante, en el caso concreto, se evidencia que


de fojas 1 y 2 del expediente de primera instancia del Juzgado Décimo Séptimo
de Garantías Penales de Pichincha, el señorJosé Federico Pérez Intriago presentó
na querella en contra del señor Marco Gualberto Chiriboga Chiriboga.
steriormente, obra a foja 2 y vta., la fe de recepción del 5 de agosto de 2011 a

! de Octubre NI í ' pasaje Nicc

www.corteconstitucional.gob.ee
Caso N.° 1361-13-EP Página 12de 23

las 15:15, suscrita por el secretario ad hoc del mencionado juzgado y


posteriormente, a foja 3 del mencionado expediente el juez a quo, avocó
conocimiento de la causa. Posteriormente, se evidencian actuaciones del hoy
accionante a lo largo del proceso, hasta la emisión del auto de nulidad que ahora
impugna.

Por lo expuesto se evidencia que el señor José Federico Pérez Intriago pudo
presentar una acción ante la administración de justicia en el ex Juzgado Décimo
Séptimo de Garantías Penales de Pichincha, actual Juzgado Único y
Multicompetente de Pichincha (Pedro Vicente Maldonado). Del mismo modo, en
el contexto del recurso de casación, pudo intervenir por primera vez ante el
Tribunal de la Sala de lo Penal en la audiencia oral, pública y contradictoria de
fundamentación del recurso.

En tal virtud, este Organismo, en atención a lo expuesto y por tal a una revisión
integral del caso puesto en su conocimiento, concluye que el parámetro fue
debidamente observado por parte de las autoridades jurisdiccionales
correspondientes.

2) El desarrollo del proceso en estricta observancia del principio de debida


diligencia

Conforme se expuso en párrafos precedentes, la tutela judicial efectiva no solo se


constituye en el simple acceso a los órganos jurisdiccionales, sino que involucra
la sujeción de la autoridad judicial al principio de debida diligencia durante la
sustanciación de la causa hasta su resolución, la que comporta la sujeción a las
prescripciones normativas sustantivas y adjetivas previstas en el ordenamiento
jurídico para el conocimiento y resolución de la controversia puesta en su
conocimiento, dentro de un plazo razonable.

Es por ello que la Corte Constitucional del Ecuador ha señalado que en este
segundo parámetro deben analizarse dos aspectos: el cumplimiento del deber de
cuidado en la sustanciación del proceso, por un lado, y por otro, que dicha
sustanciación se dé dentro de un plazo razonable.

a) El desarrollo del proceso en estricto cumplimiento con la Constitución y


la ley

De conformidad con lo expuesto en los antecedentes del caso, el legitimado


activo presentó acción extraordinaria de protección en contra del auto emitido el
5 de junio de 2013, por la Sala Especializada de lo Penal de la Corte Nacional de
Justicia, en conocimiento de un recurso de casación, dentro de un proceso penal
Corte
Constitucional
del ecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 13 de 23

por el delito de injurias no calumniosas graves. En tal virtud, corresponde


analizar si el conocimiento de este medio de impugnación fue desarrollado
conforme lo establecido por la Constitución y la ley, por parte de los
administradores de justicia nacionales, y si la declaratoria de nulidad del proceso
en las condiciones en que sucedió en el presente caso, corresponde al deber de
cuidado en la sustanciación de la causa, a la luz de la normativa constitucional y
legal correspondiente.

Para arribar al objetivo planteado, es necesario referirnos a la naturaleza del


recurso extraordinario de casación en el contexto específico de los procesos en
materia penal. Al respecto, el artículo 184 de la Constitución de la República del
Ecuador establece como una de las funciones de la Corte Nacional de Justicia, el
conocimiento de los recursos de casación.

En virtud de aquello, al ser un medio de impugnación dentro de un proceso


penal, el mismo se encuentra regulado en las normas para la materia, teniendo en
consideración principios como el de legalidad y especialidad, contenidos en el
artículo 76 numeral 3 de la Constitución de la República del Ecuador.

El recurso de casación, de acuerdo con la legislación penal vigente a la época,


correspondía a la etapa procesal denominada "de impugnación"5. Es así que la
sustanciación del recurso en concreto está prevista por el conjunto de normas que
regulan dicha etapa, salvo que dichas normas excluyan expresamente su
aplicación en determinado contexto.

Entre las instituciones jurídicas procesales en el contexto general de la etapa de


impugnación, se encuentra la nulidad procesal6. Esta nulidad, de acuerdo con lo
previsto en el artículo 331 del CPP -regulada en el mismo sentido en el artículo
652 del COIP-, puede ser declarada por "la Corte respectiva" "... al momento de
resolver un recurso...". Es así que, conforme a la legislación correspondiente, la
judicatura está en capacidad de declarar la nulidad del proceso,
independientemente de qué recurso sea el que resuelve.

Dicha institución se halla establecida con el objeto de corregir errores graves en


la sustanciación de la causa, en tanto la vicien y puedan afectar el resultado de las
actuaciones procesales, hasta el punto de tornar las decisiones en injustas o poco
fiables. Desde dicha perspectiva, la nulidad procesal constituye una garantía
ordinaria tendiente a asegurar el debido proceso.

CPC,Título IV. El contenido del mencionado título, se halla actualmente regulado por el COIP, Título IX, bajo la denominación
impugnación y recursos".
CPP, artículos 330 y 331. El contenido de dichos artículos está regulado en el COIP, artículo 652.

Av. 12 deOctubn

www.corteconstitucional.gob.ee
Caso N.° 1361-13-EP Página 14 de 23

Lo indicado, no obstante, debe ser adecuadamente considerado en razón de los


efectos que causa la nulidad en la tramitación de la causa en particular, y en
consecuencia, la posible afectación del derecho a la tutela judicial efectiva,
imparcial y expedita. En tal sentido, cabe tomar en consideración que la
declaratoria de nulidad dentro de una causa tiene como efecto la invalidación de
todas las actuaciones posteriores al hecho que vició la tramitación de la causa.
Esto a su vez, implica que los sujetos procesales deberán volver a realizar todas
esas actuaciones con los costos y retrasos que esto implica. En otras palabras, si
bien la nulidad es una institución que persigue un fin constitucionalmente válido,
y lo hace de manera idónea, no siempre será una medida necesaria y
proporcional, en relación al efecto de retardo en la administración de justicia que
indefectiblemente causa.

Por esta razón, el legislador estableció causales específicas que deben servir de
premisa mayor en el razonamiento que la judicatura efectúe como condición
necesaria para justificar la decisión de anular el proceso penal7. Esta enumeración
taxativa de las causales de nulidad se fundamenta precisamente en la necesidad
de constituir la figura en una decisión de última ratio, a la que se recurra cuando
en efecto no exista posibilidad alguna de subsanar los errores en la tramitación de
la causa.

Dicho esto, es necesario hacer notar que ninguna de las causales establecidas en
el derogado Código de Procedimiento Penal, hace referencia a la existencia de
vulneraciones de derechos constitucionales con independencia de normas de
inferior jerarquía en las que se hallen desarrolladas.

En aquel contexto, este Organismo procederá a analizar si la actuación de las


autoridades jurisdiccionales de la Corte Nacional de Justicia, respondió fielmente

7CPP, artículo. 330: "Causas de nulidad.- Habrá lugar a la declaración de nulidad, en los siguientes casos:

1. Cuando el juezde garantías penales o el tribunal de garantías penales hubieren actuado sin competencia;
2. Cuando la sentencia no reúna los requisitos exigidos en el artículo 309 de este Código; y,
3. Cuando en la sustanciación del proceso se hubiere violado el trámiteprevisto en la ley, siempreque tal violación hubiere influido
en la decisión de la causa".

La norma citada, con ciertas modificaciones, se halla recogida en el COIP, artículo 652, número 10: "Reglas generales.- La
impugnaciónse regirá por las siguientesreglas:(...)

10. Si al momento de resolver un recurso, la o el juzgador observa que existe alguna causa que vicie el procedimiento, estará
obligado a declarar, de oficio o a petición de parte, la nulidad del proceso desdeel momento en quese produce la nulidad a costadel
servidor o parte que lo provoque. Habrá lugar a estadeclaratoria de nulidad, únicamente si la causa que la provoca tiene influencia
en la decisión del proceso.

Para los efectos de este numeral, serán causas que vicien el procedimiento:

a) La falta de competencia de la o el juzgador, cuandono puedasubsanarse con la inhibición.


b) Cuandola sentenciano reúna los requisitosestablecidosen este Código.
c) Cuandoexista violaciónde trámite, siempreque conlleveuna violaciónal derecho a la defensa
Corte
Constitucional
delecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 15 de 23

al deber de sujetar su actuación al ordenamiento jurídico en la tramitación de la


causa; y más concretamente, en su decisión de declarar la nulidad procesal, por
las causas y con los efectos que lo hizo.

En este orden de ideas, conforme lo manifestado en párrafos precedentes, consta


de fojas 49 a la 51 del expediente de segunda instancia, el recurso extraordinario
de casación interpuesto el 5 de octubre de 2012, por el ciudadano Marco
Gualberto Chiriboga Chiriboga (querellado de la causa penal de injurias no
calumniosas graves). Este recurso lo interpuso en contra de la sentencia emitida
el 1 de octubre de 2012, por la Segunda Sala de Garantías Penales de la Corte
Provincial de Justicia de Pichincha (fojas 43 a la 48 del expediente de segunda
instancia).

Luego de interpuesto el recurso de casación, consta a foja 52 del expediente de


segunda instancia, que la Segunda Sala de Garantías Penales de la Corte
Provincial de Justicia de Pichincha, señaló que fue presentado el 5 de octubre de
2012, contra la sentencia emitida el 1 de octubre de 2012, por tanto concedió el
recurso y ordenó enviar al superior.

Del expediente se evidencia que el recurrente interpuso su recurso fundamentado


en las causales primera, segunda y tercera de la "Ley de Casación" por considerar
que la sentencia recurrida infringió las normas establecidas en los artículos 76
numerales 1, 2, 4 y 7 literales b, c, g y m; 424 y 426 de la Constitución de la
República del Ecuador. El recurrente detalló como fundamento principal que se
vulneró su derecho a la defensa, por cuanto en el proceso de primera instancia, en
la audiencia final, no pudo comparecer para ejercer su derecho de contradicción,
y aquello no fue considerado por los jueces de segunda instancia.

Una vez efectuada la audiencia oral, pública y contradictoria de fundamentación


del recurso, conforme lo prescrito en el ordenamiento jurídico-artículo 3458 del
derogado Código de Procedimiento Penal-, celebrada el 4 de febrero de 2013, el
Tribunal de Casación, en estado de resolver el recurso de casación, decidió
declarar la nulidad del proceso, basado en presuntas vulneraciones del derecho
constitucional a la defensa y a la igualdad.

CPP, ob. cit. Nota 1. Artículo 345.-Trámite.- Una vez recibido el recurso, la Sala respectiva de la CorteProvincial, convocará a
los sujetos procesales a una audiencia oral, pública y contradictoria, dentro del plazo de diez días contados desde la fecha de
recepción del recurso. La audiencia se llevará a cabo dentro de los diez días siguientes a la convocatoria, en la cual los
intervinientes expondrán oralmente sus pretensiones. Intervendrá en primer lugarel recurrente y luego la contraparte. Habrá lugar
a réplica. Losjuecespodrán preguntar a lossujetos procesales sobrelosfundamentos de sus peticiones.
Finalizado el debate, la Sala procederá a la deliberación, y en mérito de los fundamentos y alegaciones expuestas, pronunciará su
resolución en la misma audiencia, considerándose quela decisión queda notificada legalmente a lossujetos procesales asistentes.
Luego de haber pronunciado su decisión y dentro de los tresdías posteriores, la Salaelaborará la sentencia, que debeincluir una
lotivación completa y suficiente y la resolución de mérito adoptada sobre el objeto del recurso, la quese pondrá en conocimiento
de los sujetos procesalesen los domiciliosjudiciales respectivos.
En los casos de fuerode Corte Provincialo Nacional,la Sala respectivaprocederá en la forma señalada en los incisos anteriores.

! de Octubre N1

www.corteconstitucional.gob.ee
Caso N.° 1361-13-EP pág'na lfi de 23

De lo expuesto resalta del contenido de la decisión objeto de la presente acción


extraordinaria de protección que las autoridades jurisdiccionales nacionales, en el
marco del conocimiento de un recurso extraordinario de casación, procedieron a
realizar un análisis respecto a la existencia de vulneración de derechos
constitucionales. Es así que la Sala desarrolló un arduo análisis argumentativo
sobre la vulneración de los derechos a la defensa y a la igualdad.

No obstante ello, se evidencia que las autoridades jurisdiccionales nacionales no


identificaron prescripción normativa alguna contenida en la ley de la materia, que
les faculte para declarar la nulidad procesal sobre una presunta "vulneración de
derechos constitucionales", sino que se limitaron a citar principios jurídicos
como base para construir un argumento que terminó por invadir la esfera de
competencias de la justicia constitucional.

Por tanto, la Sala Especializada de lo Penal, con su actuación, no ha observado la


naturaleza de un recurso extraordinario de casación y ha efectuado un análisis
propio de la competencia de la Corte Constitucional del Ecuador; la cual, en
conocimiento de garantías jurisdiccionales, al evidenciar vulneraciones de
derechos constitucionales, las declara y ordena las medidas de reparación integral
que correspondan.

En virtud del análisis efectuado, la Corte Constitucional del Ecuador determina


que los jueces casacionales no cumplieron con su deber de cuidado en el
desarrollo del proceso en estricto cumplimiento con la Constitución y la ley,
dentro del segundo parámetro de la tutela judicial efectiva.

b) Resolución de la causa en un plazo razonable

Continuando con el análisis correspondiente y en atención a lo expuesto en


párrafos precedentes respecto a la existencia de una suerte de interdependencia
entre los elementos integrantes del derecho a la tutela judicial efectiva, este
Organismo precisa que debido a que la decisión judicial impugnada no
constituyó un pronunciamiento final sobre las pretensiones de las partes, sino una
que tuvo por efecto la prolongación del proceso judicial, no existen los elementos
suficientes para evaluar la obligación de resolver en un plazo razonable. No
obstante, cabe indicar que la decisión impugnada, en tanto la actuación del
órgano judicial con un efecto retardatorio no justificado por la vía adecuada -el
que el proceso deba ser sustanciado desde la primera instancia-, sin duda es un
factor que contribuiría a que dicho elemento del derecho a la tutela judicial^
efectiva se vea transgredido ante el evento de una decisión final.
Corte
Constitucional
del ecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 17 de 23

3) Ejecución de la decisión

Del mismo modo, no es procedente el análisis del tercer momento en el que se


expresa la tutela judicial efectiva, imparcial y expedita, respecto a la ejecución de
la decisión judicial, por cuanto la decisión que se impugna contenía una orden
que como ha sido indicado en el análisis del momento precedente, se contradice
con el orden constitucional. En consecuencia, mal podría la Corte efectuar un
examen encaminado a la ejecución integral de una resolución de tales
características.

En virtud de lo expuesto, la Corte Constitucional del Ecuador concluye que el


auto emitido el 5 de junio de 2013, por la Sala Especializada de lo Penal de la
Corte Nacional de Justicia, vulneró el derecho a la tutela judicial efectiva
establecido en el artículo 75 de la Constitución de la República del Ecuador.

2. El auto objeto de la presente acción extraordinaria de protección,


¿vulneró el derecho al debido proceso en la garantía de que solo se podrá
juzgar a una persona ante un juez o autoridad competente, consagrado en
el artículo 76 numeral 3 de la Constitución de la República del Ecuador?

El artículo 76 de la Constitución de la República del Ecuador recoge el derecho


al debido proceso, que contiene un amplio catálogo de garantías, encontrándose
entre estas la siguiente:

Nadie podrá ser juzgado ni sancionado por un acto u omisión que, al momento de
cometerse, no esté tipificado en la ley como infracción penal, administrativa o de otra
naturaleza; ni se le aplicará una sanción no prevista por la Constitución o la ley. Sólo se
podrá juzgar a una persona ante un juez o autoridad competente y con observancia
del trámite propio de cada procedimiento (resaltado fuera del texto).

Al respecto, el Pleno del Organismo mediante la sentencia N.° 299-16-SEP-CC


dictada dentro de las causas Nros 0081-09-EP, 0082-09-EP, 0083-09-EP,
acumuladas, señaló:

La disposición constitucional transcrita, a más de consagrar el principio de legalidad


como una garantía del debido proceso, establece la obligación de que las personas que se
someten a un proceso en el que se resuelven sobre sus derechos y obligaciones, deben ser
juzgadas por autoridades competentes y en base a un procedimiento específico que
corresponda al tipo de controversia que se ventile, es decir, la norma constitucional
consagra la competencia de los jueces y otras autoridades como una más de las garantías
tendientes a asegurar el desarrollo de los procesos adecuados y el ejercicio de la defensa
de las partes en igualdad de condiciones, en base a la aplicación de las reglas y
irticularidades atinentes a cada procedimiento, las cuales deben estar previamente
establecidas en el ordenamiento jurídico.

12 de Octubre NI
I parque El
www.corteconstitucional.gob.ee
Caso N.° 1361-13-EP Página 18 de 23

En este sentido, esta garantía es importante en cuanto establece que en todos los
procesos sea únicamente la autoridad competente la encargada de dirimir un
conflicto, lo que implica en sí mismo un respeto a las prescripciones normativas
previstas para el efecto, brindando de esta manera confianza a los intervinientes
en el proceso en la administración de justicia.

En aquel contexto, esta Corte estima pertinente retomar lo manifestado en los


antecedentes del caso, en lo que respecta a la pretensión del accionante en lo
referente a que la decisión de la Corte Nacional vulneró la garantía de ser
juzgado por un juez o autoridad competente, en razón de que la decisión analizó
la vulneración de derechos constitucionales, así como inobservó normativa
previa clara y pública, contenida en los artículos 789 y 37310 del derogado Código
de Procedimiento Penal.

Al respecto, este Organismo observa que en el auto del 5 de junio de 2013, los
jueces nacionales conocieron un recurso que había sido fundamentado de forma
incorrecta, porque el mismo fue interpuesto en virtud de tres causales de la
derogada Ley de Casación -la cual correspondía ser aplicada en casos
relacionados con materias no penales-, y no en virtud de alguna de las causales
del derogado Código de Procedimiento Penal o bajo el fundamento de existir
alguna de las causas de nulidad, detalladas en el problemajurídico anterior.

Adicionalmente, de la decisión del caso sub examine, se determina que los jueces
nacionales realizaron un análisis constitucional, respecto a la vulneración de
derechos constitucionales, no permitido por norma alguna que regule su
atribución para declarar la nulidad procesal en el conocimiento y resolución de
los recursos que la ley penal prevé. Es así que la Sala desarrolló argumentos
relativos a la violación de garantías de la defensa e igualdad y con este análisis,
declararon la nulidad de lo actuado desde la audiencia final de primera instancia.

CPP, ob. cit. Nota. 1. Art. 78.- Intervención y reemplazo del defensor.- El defensor público está obligado a actuar hasta el
momento en que el procesado designe su defensor privado y éste asuma el cargo.
El defensor privado podrá renunciar a la defensa pero deberá continuar actuando hasta el momento de ser legalmente
reemplazado.
0 CPP, ob. cit. Nota. 1. Art. 373.- Una vez que concluya el plazo para la presentación de prueba documental y anunciación de
testigos, el juez de garantías penales señalará día y horapara la audiencia final,en la que el querellante y procesado podránbuscar
un amigable componedorpara que busque la conciliaciónque ponga fin al juicio.
Si no se lograre conciliación, se continuará con la audiencia y el querellante o su abogado, primeramente formalizará su acusación
y presentará sus testigos y peritos previamente anunciados, y de forma oral relatarán la relación con la acusación formulada,
pudiendo ser repreguntados por la contraparte y el juez de garantías penales.
Luego el procesado o su defensor procederán de igual forma con sus testigos presentados y pruebas.
A continuación se iniciará el debate concediéndole la palabra primeramente al accionante y luego al querellado, garantizando el
derecho a réplica para ambas partes.
Si el querellante no asistiere con motivojustificado a la audiencia, el juez de garantías penales, de oficio, declarará desierta la
acusación con los mismos efectos del abandono, sin perjuicio de que se la declare maliciosa y temeraria.
Si el procesado fueraquienno asistea la audiencia, se continuará con la misma en su ausencia.
Terminadala audienciael juez de garantías penalesdictará sentenciaen el plazo de cuatro días.
Se redactará un extracto de la audiencia que contendrá la identidad de los participantes y los puntos propuestos y debatidos. El
acta será suscrita por el secretario, bajo su responsabilidad.
Corte
Constitucional
delecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 19 de 23

La Corte Constitucional del Ecuador considera necesario señalar que en el caso


concreto, la decisión emitida el 5 de junio de 2013, por la Sala Especializada de
lo Penal de la Corte Nacional de Justicia, conforme se determinó en el problema
jurídico desarrollado utsupra, no fue precedida de un examen respecto a cómo la
situación presentada ante sí, se subsumió en una o más de las causales de nulidad
en materia penal.

Por lo expuesto se colige que sin competencia, los jueces de la Corte Nacional de
Justicia efectuaron un análisis de vulneración de derechos constitucionales, y
dejaron de cumplir su labor casacional, por cuanto su activación no tuvo lugar en
el marco de los límites y fundamentos del recurso extraordinario de casación, en
el contexto normativo de la etapa de impugnación prevista en la ley penal, sino
que se extendió a la esfera de competencias de la justicia constitucional, a través
de un control propio de la acción extraordinaria de protección.

A partir de todo lo señalado se observa que en el caso sub examine, los jueces
realizaron un análisis de situaciones ajenas al ámbito de su competencia
constitucional y legal como jueces casacionales.

En razón de aquello, este Organismo determina que en el auto del 5 de junio de


2013, los jueces de la Sala Especializada de lo Penal de la Corte Nacional de
Justicia, vulneraron el derecho al debido proceso en la garantía de ser juzgado
ante un juez o autoridad competente, establecido en el artículo 76 numeral 3 de la
Constitución de la República del Ecuador

Consideraciones adicionales

Una vez que se ha determinado en el presente caso, la violación del derecho a la


tutela judicial efectiva y el debido proceso en la garantía que solo se podrá juzgar
a una persona ante un juez o autoridad competente, lo cual, conforme lo ha
señalado la Corte Constitucional del Ecuador a través de su jurisprudencia11,
conlleva la decisión de retrotraer el proceso hasta antes de dicha vulneración; este
Organismo, a fin de clarificar los efectos jurídicos de la presente sentencia
constitucional y en aras de evitar una posible confusión al respecto, estima
pertinente precisar que la decisión de retrotraer el proceso, implica que la
decisión del 5 de junio de 2013, produjo la violación del derecho constitucional,
y todo lo actuado a partir de dicha resolución, carece de validez y existencia
jurídica, en consecuencia no es susceptible de producir efectos jurídicos. Por tal
razón, el tiempo transcurrido a partir de la emisión de la decisión objetada, no
corre para efectos de determinarse la prescripción o caducidad del derecho del

" Corte Constitucional del Ecuador, sentencia N.° 081-16-SEP-CC dentro de la causa N.° 0540-10-EP.

Av. 12 de Octubre N16-144 y pasaje Nicolás Jiménez


(frente al parque El Arbolito)
www.corteconstitucional.qob.ee Telfs.: (593-2)394-1800
emai: comunicacion@cce.gob.ee
Ecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 20de 23

accionante, de modo que devuelto el expediente al tribunal de origen, los jueces


del tribunal competente deberán continuar con la sustanciación de la causa, desde
el momento procesal anterior en el que se produjo la violación del derecho
constitucional.

Adicionalmente, esta Corte advierte que la legislación relacionada con la


declaratoria de nulidad en el contexto de los procesos en materia penal ha sido
modificada. Como se muestra en la nota 7 de la presente sentencia, la disposición
contenida en el artículo 330 del extinto Código de Procedimiento Penal fue
reemplazada por el número 10 del artículo 652 del Código Orgánico Integral
Penal. Entre las causales de nulidad, la nueva disposición incluye la "...
violación de trámite, siempre que conlleve una violación al derecho a la
defensa".

Sin embargo, esta Corte advierte que para la verificación de la causal, la


judicatura debería primero comprobar qué norma del trámite procesal penal
habría sido violada, antes de determinar si esta violación habría acarreado la
vulneración del derecho a la defensa y posteriormente, demostrar que dicha
violación influyó en la decisión de la causa; es decir, en la sentencia objeto del
recurso en cuestión. En conclusión, la conexión entre la causal de nulidad y el
derecho constitucional que protege, bajo esta interpretación, es mediata y no
directa. Por lo tanto, la interpretación de la norma conforme a la Constitución de
la República, no admitiría que en aplicación de dicha causal, se acepte una
declaratoria de nulidad fundada únicamente en una presunta vulneración de
normas constitucionales.

En razón de lo expuesto, esta Corte, en uso de sus atribuciones de efectuar de


oficio el control constitucional de normas conexas en los casos puestos en su
conocimiento, prevista en el artículo 436 numeral 3 de la Constitución de la
República, en concordancia con el principio de interpretación de las normas
infraconstitucionales, conforme a la Constitución de la República, recogido en el
artículo 76 numeral 5 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control
Constitucional, determina la siguiente interpretación de la norma contenida en el
artículo 652 del Código Orgánico Integral Penal:

Está vedado a losjueces y juezas competentes en materia penal el declarar la nulidad con
base únicamente en el presunto incumplimiento de normas constitucionales. En
consecuencia, para declarar la nulidad de un proceso en materia penal, en razón de la
causal c) del número 10 del artículo 652 del Código Orgánico Integral Penal, será
necesario que la judicatura enuncie de forma explícita la norma o normas procesales
penales cuya inobservancia habría ocasionado la violación de trámite; así como, la
pertinencia de su aplicación a dicho trámite, como análisis previo a determinar si dicha
violación de trámite acarreó o no una violación del derecho a la defensa; y, como análisis
Corte
Constitucional
del ecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 21 de 23

posterior, las razones por las cuales la violación de trámite tuvo influencia en la decisión
de la causa.

Finalmente, la Corte Constitucional estima oportuno recordar lo manifestado por


el Pleno del Organismo en sus sentencias Nros. 003-16-SEP-CC del caso 1334-
15-EP; 025-16-SEP-CC del caso 1816-11-EP; 052-16-SEP-CC del caso 0359-12-
EP y 055-16-SEP-CC del caso 0435-12-EP, respecto a que las autoridades
jurisdiccionales se encuentran en la obligación constitucional de estar a lo
dispuesto tanto en la decisum o resolución como a los argumentos centrales de
esta que son la ratio, a fin de garantizar el cumplimiento integral de las
decisiones y como consecuencia de aquello la efectiva vigencia de los derechos
constitucionales.

III. DECISIÓN

En mérito de lo expuesto, administrando justicia constitucional y por mandato de


la Constitución de la República del Ecuador, el Pleno de la Corte Constitucional
expide la siguiente:

SENTENCIA

1. Declarar la vulneración de los derechos a la tutela judicial efectiva y al


debido proceso en la garantía de las personas, de ser juzgados ante un juez
o autoridad competente, establecidos en los artículos 75 y 76 numeral 3 de
la Constitución de la República del Ecuador.

2. Aceptar la acción extraordinaria de protección.

3. Como medidas de reparación se dispone:

3.1. Dejar sin efecto la resolución dictada el 5 de junio de 2013, emitida


por la Sala Especializada de lo Penal de la Corte Nacional de Justica,
en el juicio penal de acción privada que por el delito de injurias no
calumniosas graves, sigue el señor José Federico Pérez Intriago en
contra del señor Marco Gualberto Chiriboga Chiriboga.

3.2. Retrotraer el proceso hasta antes de la vulneración de los derechos


constitucionales a la tutela judicial efectiva y al debido proceso en la
garantía de que solo se podrá juzgar a una persona ante un juez o
autoridad competente; en consecuencia, se dispone que previo el
sorteo pertinente, otros jueces de la Sala Especializada de lo Penal de
la Corte Nacional de Justicia, conozcan y resuelvan el recurso de

Av. 12 de Octubre N16-144 y pasaje Nicolás Jiménez


(frente al parque El Arbolito)
www.corteconstitucional.gob.ee Telfs.: (593-2)394-1800
emal: comunicacion@cce.gob.ee
Caso N.° 1361-13-EP Página 22de 23

casación interpuesto por el señor Marco Gualberto Chiriboga


Chiriboga, de conformidad con la Constitución de la República, la
ley y la aplicación integral de esta decisión constitucional, esto es
considerando la decisum o resolución, así como los argumentos
centrales que constituyen la decisión y la ratio.

3.3. Como garantía de no repetición, la Corte Constitucional del Ecuador,


en uso de su atribución prevista en el artículo 436 numeral 3 de la
Constitución de la República, en concordancia con el artículo 76
numeral 5 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y
Control Constitucional, determina la siguiente interpretación de las
normas contenidas en el artículo 652 numeral 10 del Código
Orgánico Integral Penal, conforme a la Constitución de la República
del Ecuador:

Está vedado a los jueces y juezas competentes en materia penal


el declarar la nulidad con base únicamente en el presunto
incumplimiento de normas constitucionales. En consecuencia,
para declarar la nulidad de un proceso en materia penal, en razón
de la causal c del número 10 del artículo 652 del Código
Orgánico Integral Penal, será necesario que la judicatura enuncie
de forma explícita la norma o normas procesales penales cuya
inobservancia habría ocasionado la violación de trámite; así
como, la pertinencia de su aplicación a dicho trámite, como
análisis previo a determinar si dicha violación de trámite acarreó
o no una violación del derecho a la defensa y como análisis
posterior, las razones por las cuales la violación de trámite tuvo
influencia en la decisión de la causa.

4. Notifíquese, publíquese y cúmplase.

Alfredo Rííiz G
PRESIDENT
Corte
Constitucional
del ecuador
Caso N.° 1361-13-EP Página 23 de 23

Razón: Siento por tal, que la sentencia que antecede fue aprobada por el Pleno
de la Corte Constitucional, con siete votos de las señoras juezas y señores jueces:
Pamela Martínez de Salazar, Wendy Molina Andrade, Tatiana Ordeñana Sierra,
Ruth Seni Pinoargote, Roxana Silva Chicaíza, Manuel Viteri Olvera y Alfredo
Ruiz Guzmán, sin contar con la presencia de los jueces Francisco Butiñá
Martínez y Marien Segura Reascos, en sesión del 25 de enero del 2017. Lo
certifico.

RAL

Av. 12 de Octubre

www.corteconstitucional.gob.ee
2 Corte
Constitucional
del ecuador

CASO Nro. 1361-H-FP

RAZÓR- Siento por tal, que la sentencia que antecede fue suscrita por el señor
Alfredo Ruiz Guzman, presidente de la Corte Constitucional, el día miércoles 08 de
lebrero del dos mil diecisiete.- Lo certifico.

Secretario General

JPCH/JDN

www.corteconstitucional.gob.ee
Corte
Constitucional
del ecuador

CASO Nro. 1361-13-FP

RAZÓN.- Siento por tal que, en la ciudad de Quito, a los ocho días del mes de
febrero del dos mil diecisiete, se notificó con copia certificada de la Sentencia
Nro. 025-17-SEP-CC de 25 de enero del 2017, al señor José Federico Pérez
Intriago, en la casilla constitucional 620; al señor Marco Gualberto Chiriboga
Chiriboga, en la casilla judicial 5894, y mediante el correo electrónico
a.puente(a),puentelaw.com; y, a los jueces de la Sala Especializada de lo Penal de
la Corte Nacional de Justicia, mediante Oficio Nro. 0814-CCE-SG-NOT-2017
con el cual se devolvió el expediente original remitido por dicha judicatura,'
conforme consta de los documentos adjuntos.- Lo certifico.-

íim# Corte
Constitucional
del ecuador
Secreta
SECRETARIA
GENERAL
JPCh/AFM

)ctubr<f N16-11 4 y pasaje Nicolás Jimén


(fr ente al parque El /\rbolit
/ww.corteconstitucional.gob.ec Telfs.: (593-2) 3 94-18
Corte
Constitucional
DELECUADOR

GUÍA DE CASILLEROS CONSTITUCIONALES No. 072


CASILLA DEMANDADO CASILLA FECHA DE RESO.
ACTOR CONSTIT O
NRO. DE
CONSTIT SENT. DICT. PROV.
UCIONAL
TERCER INTERESADO UCIONAL CASO O AUTOS

JOSÉ FEDERICO PÉREZ SENTENCIA NRO. 025-


INTRIAGO 620 -
-
1361-13-EP 17-SEP-CC DE 25 DE
ENERO DEL 2017

RICHARD ADALBERTO AUTO DE SALA DE


BORBOR SANTOS 508 -

-
1886-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ENERO DEL 2017
PROCURADOR AUTO DE SALA DE
-

- GENERAL DEL 018 1247-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE


ESTADO ENERO DEL 2017

PROCURADOR
AUTO DE SALA DE
ENI ECUADOR S.A. 262 GENERAL DEL 018 1299-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ESTADO ENERO DEL 2017

DIRECCIÓN
PROVINCIAL DEL
MINISTERIO DE
TRANSPORTE Y 035
OBRAS PÚBLICAS DE
CARMEN ELENA AUTO DE SALA DE
200 SANTO DOMINGO DE
SANGUCHO CAHUANA 1452-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
LOS TSÁCHILAS ENERO DEL 2017

PROCURADOR
GENERAL DEL 018
ESTADO

SEGUNDO ROGERIO
ROJAS ROJAS Y 554
TELMO VELECELA OTROS AUTO DE SALA DE
MATUTE
1124 1321-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
COOPERATIVA DE
ENERO DEL 2017
TRANSPORTE TAXIS 073
AZOGUES

MARCIA DE LOS
AUTO DE SALA DE
DOLORES RIVERA 1017 -
-
1343-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ORDÓÑEZ ENERO DEL 2017

DIRECTORA DE
PATROCINIO Y
DELEGADA DE LA
PROCURADURÍA AUTO DE SALA DE
MINISTRA DE
037 GENERAL DEL 018 1558-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ESTADO ENERO DEL 2017
INCLUSIÓN ECONÓMICA
Y SOCIAL

CÉSAR BENIGNO AUTO DE SALA DE


CHAMBA BENÍTEZ 061 -
- 1560-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ENERO DEL 2017

PROCURADOR AUTO DE SALA DE


ENI ECUADOR S.A. 262 GENERAL DEL 018 1566-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ESTADO ENERO DEL 2017
CÉSAR GEOVANNY AUTO DE SALA DE

GAVILÁN BAYAS
670 -
- 1761-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ENERO DEL 2017

EDDY SANTIAGO AUTO DE SALA DE

MARINO CARRIÓN 025 -


- 1801-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ENERO DEL 2017

Total de Boletas: (19) DIEZ Y NUEVE QUITO, D.M., 08 de febrero de 2.017


Corte
Constitucional
del ecuador

GUÍA DE CASILLEROS JUDICIALES No. 088


CASILLA DEMANDADO
ACTOR O CASILLA NRO. DE FECHA DE RESO.
JUDICIAL
TERCER INTERESADO JUDICIAL SENT. DICT. PROV.
CASO
O AUTOS

MARCO GUALBERTO
CHIRIBOGA SENTENCIA NRO. 025-
5894 1361-13-EP 17-SEP-CCDE25DE
CHIRIBOGA
ENERO DEL 2017

JAIME ROBERTO AUTO DE SALA DE


LANDÍVAR ENRÍQUEZ 1645 1886-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ENERO DEL 2017
LUIS SEBASTIÁN UNUP
5974 AUTO DE SALA DE
MASUK
1247-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ENERO DEL 2017
MINISTERIO DE
HIDROCARBUROS Y
AGENCIA DE AUTO DE SALA DE
REGULACIÓN Y 1331 1299-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
CONTROL ENERO DEL 2017
HIDROCARBURÍFERQ
CARMEN ELENA
1106 AUTO DE SALA DE
SANGUCHO CAHUANA 1452-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ENERO DEL 2017
ESCUELA BILINGÜE
JEFFERSON NUHA AUTO DE SALA DE
2241 1343-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
S.A.
ENERO DEL 2017
POLIBIO MARCELO AUTO DE SALA DE
MATUTE 1S4Í 1558-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ENERO DEL 2017
FISCALÍA GENERAL
CÉSAR BENIGNO DEL ESTADO 1207
CHAMBA BENÍTEZ 57íT 1560-16-EP
AUTO DE SALA DE
ADMISIÓN DE 30 DE
DEFENSORÍA DEL
PUEBLO 99** ENERO DEL 2017

SANTIAGO MAURICIO LA LLAVE S.A. DE


1514 AUTO DE SALA DE
PROAÑO DUEÑAS COMERCIO 1125 1548-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
ENERO DEL 2017
MINISTERIO DE
HIDROCARBUROS Y
AGENCIA DE AUTO DE SALA DE
REGULACIÓN Y J331 1566-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
CONTROL ENERO DEL 2017
HIDROCARBURÍFERQ
FISCAL PROVINCIAL
DE PICHINCHA 1207
AUTO DE SaIa'dE*
JORGE ALEJANDRO 1722-16-EP ADMISIÓN DE 30 DE
MIRANDA ^1479 ENERO DEL 38i7
¡¿_< i/I'
JANNETH NARCISA .UTO/DE SALA DE
GAVILÁNEZ GAVILÁN
<*• 977 1761
&y*
*D ' 'ADMISIÓN DE 30 DE
I ENERO DEL 2017
Total de Boletas: (16) DIEZ Y SEIS
QUITO, D.M., 0*de febrero de 2.017
°fc
'¿L

fres Fonséca Mosquera


SI
Corte
Constitucional
del ecuador

Quito D. M., 08 de febrero de 2017.


Oficio Nro. 0814-CCE-SG-NOT-2017

Señores Jueces

^STICUECIALIZADA °E L° PENAL DE LA C°RTE NACIONAL DE


Ciudad.-

De mi consideración:

^¿p íríf] Pertinentes' adJunt° ^pia certificada de la Sentencia Nro. 025-


17-SEP-CCde 25 de enero del 2017, emitida dentro de la acción extraordinaria de
protección Nro 1361-13-EP, presentada por el señor José Federico Pérez Intriago De
igual manera, devuelvo el expediente original Nro. 1242-2012-WMS constante en 03
cuerpos con 238 fojas útiles de primera instancia; 01 cuerpo con 67 fojas útiles de
segunda instancia; y, 01 cuerpo con 131 fojas útiles correspondientes al cuadernillo
de casación.

Atentamente,

Corte
Constitucional
del ecuador
ozo Chamorro
retario General SECRETARÍA
GENERAL

Anexo: lo indicado
JPCh/AFM

www.corteconstitucional.gob.ee
Andrés Fonseca

De: Andrés Fonseca


Enviado el: miércoles, 08 de febrero de 2017 16:04
Para: 'a.puente@puentelaw.com'
Asunto: NOTIFICACIÓN DE SENTENCIA Nro. 025-17-SEP-CC DENTRO DEL CASO Nro.
1361-13-EP
Datos adjuntos: 025-17-SEP-CC (1361-13-EP).pdf