Está en la página 1de 4

EUTANASIA VERSUS AUXILIO ASISTIDO (SUICIDIO ASISTIDO)

EUTANASIA

«Como sugiere su etimología (del griego “eu-thanatos”), eutanasia significa


“buena muerte”, en el sentido de muerte apacible, sin dolores, y con esta
acepción la introdujo en el vocabulario científico Francisco Bacon en 1623.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la eutanasia como aquella


“acción del médico que provoca deliberadamente la muerte del paciente”. Esta
definición resalta la intención del acto médico, es decir, el querer provocar
voluntariamente la muerte del otro. La eutanasia se puede realizar por acción
directa: proporcionando una inyección letal al enfermo, o por acción indirecta: no
proporcionando el soporte básico para la supervivencia del mismo. En ambos
casos, la finalidad es la misma: acabar con una vida enferma. Esta acción sobre
el enfermo, con intención de quitarle la vida, se llamaba, se llama y debería seguir
llamándose homicidio. La información y conocimiento del paciente sobre su
enfermedad y su demanda libre y voluntaria de poner fin a su vida, el llamado
homicidio asistido, no modifica que sea un homicidio, ya que lo que se propone
entra en grave conflicto con los principios rectores del Derecho y de la Medicina
hasta nuestros días.
CLASIFICACIÓN EN LOS TIPOS DE EUTANASIA

Aunque no existe una verdadera unanimidad sobre los casos de eutanasia,


respecto a los modos de practicarla si podríamos mencionar algunas diferencias
y distinguirlas.

Eutanasia directa: cuando las acciones que se realizan sobre el enfermo tienen
la intención de provocar su muerte. Pueden considerarse aquí dos subtipos de
eutanasia.
– Eutanasia activa: supone la intervención directa que ocasiona la muerte del
paciente poniendo fin a su sufrimiento. En general, los defensores de esta
opción, coinciden en la necesidad de que existan condiciones previas que
permitan realizarla como la solicitud directa por parte del paciente o enfermo
terminal de querer poner fin a su vida, la imposibilidad de la medicina para
salvarle, la incapacidad de los fármacos para evitar su dolor y sufrimiento y el
consentimiento de médicos y familiares, entre otras.

– Eutanasia pasiva: cuando se procede por omisión; hace referencia a la muerte


natural, es decir, cuando se suspende el uso de los instrumentos que apoyan la
vida o aquellos suministros de medicamentos, de tal forma que se produzca la
muerte que no contraría la ley natural.
Eutanasia indirecta: cuando no se tiene como intención acortar la vida del
paciente sino aliviar su sufrimiento. Así, por ejemplo, cuando se administran
ciertos analgésicos que no sólo contribuyen a calmar los dolores, sino que
implican también, a manera de efecto secundario, una abreviación de la vida.

Eutanasia voluntaria: cuando un individuo que tiene las capacidades físicas y


mentales para pedir que lo ayuden a morir.
Eutanasia no voluntaria: esto puede darse en dos casos:

1.cuando el individuo ya no posee las capacidades físicas y mentales para pedir


que lo ayuden a morir, pero expresó previamente que esa era su voluntad.

2.cuando un individuo que no posee las capacidades físicas y mentales para


pedir que lo ayuden a morir o para oponerse, es sometido a la eutanasia sin
saber cuál habría sido su voluntad.
Eutanasia Involuntaria: cuando se opone a los deseos del paciente
Un concepto relacionado pero que debe distinguirse es el del suicidio asistido.
En este caso, es el paciente mismo el que pone fin a su vida de manera voluntaria
y activa, pero lo hace con los medios o información sobre los procedimientos que
alguien más le ha proporcionado intencionalmente.

Para Rabinovich la eutanasia no voluntaria e involuntaria, entran de lleno en el


campo del homicidio. Desde una perspectiva ética, la muerte provocada por otro,
así sea por compasión, no es aceptable y ha merecido la condena en la mayoría
de las sociedades. Un acto social condenado no puede ser valorado como eu,
es decir, como bueno. Una muerte provocada por cualquier motivo, no puede
ser catalogada como buena, por lo tanto, no puede ser eutanasia.

AUXILIO ASISTIDO
En relación con el final de la vida, consiste en la ayuda o asistencia a otra
persona que desea terminar con su existencia. En la mayoría de países la
legislación lo contempla como delito punible, en otros las conductas de mera
cooperación no necesaria o complicidad son toleradas (Noruega, Dinamarca,
Alemania, Austria y España)- y solamente en algunos es legal (Suiza, Bélgica.
Luxemburgo, Holanda y en los Estados de California, Oregón, Washington, y
Vermont de los Estados Unidos). En Latinoamérica los países que autorizan bajo
diferentes causales son Argentina y Uruguay.

Se considera asistencia al suicidio la entrega del material necesario —


habitualmente medicamentos— para su realización. La ayuda puede ser
facilitada por profesionales médicos, enfermeras u otras personas. Algunos
países europeos como los Países Bajos y Bélgica han regulado al suicidio
asistido como una atribución de los profesionales de la medicina y la enfermería.
En cambio, Suiza permite tanto el suicidio médicamente asistido como el auxilio
al suicidio, es decir, cualquier persona puede ayudar a otra a suicidarse sin
consecuencias jurídicas y no necesariamente tiene que realizarse en un contexto
médico o de enfermería.
CARACTERISTICAS

a. Elección del paciente


b. Deber del medico
c. Voluntad y autonomía del paciente
ASPECTOS ETICOS
Los principios implicados en la atención a personas:
a. Beneficencia
Hacer el bien
Procedimientos seguros y efectivos
b. No maleficencia
No perjuicio
A favor de los beneficios
c. Autonomía
Capacidad de decisión
Informar al paciente
Rechazo o cambio de tratamiento
Elegir momento, lugar y forma de muerte
Consentimiento informado
d. Justicia
Igualdad de consideración y respeto
Distribución justa y equitativa de recursos sanitarios
Personal sanitario como gestor y administrador de recursos y servicios
ETICA CIVICA

Según Adela Cortina filosofa de origen español se refiere a los valores que
intervienen en estos temas de discusión:
a. Libertad
Autonomía moral
Autonomía política
b. Igualdad
Mínimos materiales y condiciones
c. Solidaridad
Ayudar al prójimo en busca de autonomía
d. Tolerancia
Respeto activo hacia uno mismo y hacia los demás
e. Dialogo

Resolver problemas de manera pacífica, respetando las opiniones de las demás


personas
ASPECTOS LEGALES
Legislación Nacional:
Ley N° 20.584 sobre derechos del paciente

Artículo 14: Toda persona tiene derecho a otorgar o denegar su voluntad para
someterse a cualquier procedimiento o tratamiento vinculado a su atención de
salud (…)

En ningún caso el rechazo a tratamientos podrá tener como objetivo la


aceleración artificial de la muerte, la realización de prácticas eutanásicas o el
auxilio al suicidio. *Artículo 16.
Legislación Internacional:
Organización Mundial de la Salud (OMS)
Ginebra, 1990.

Considera que "con el desarrollo de métodos modernos de tratamiento paliativo,


no es necesaria la legalización de la eutanasia. Además, ahora que existe una
alternativa viable a la muerte dolorosa, debieran concentrarse los esfuerzos en
la implementación de programas de tratamiento paliativos, antes que ceder ante
las presiones que tienden a legalizar la eutanasia".

Intereses relacionados