Está en la página 1de 10

NATURALEZA DEL EMBRION HUMANO

DESDE LA CIENCIA Y LA FILOSOFÍA

UNIVERSIDAD DEL NORTE SANTO TOMÁS DE AQUINO

CENTRO DE ESTUDIOS DE LA ORDEN DE PREDICADORES (CEOP)

SEMINARIO DE INVESTIGACIÓN I

CRISTHIAN RODRIGO OCAMPOS – CRISTHIAN ANDRÉS GAONA


BUENOS AIRES – ARGENTINA
Esquema

1. Introducción

2. Acerca de la naturaleza del embrión

a. Sobre la existencia del embrión y su problemática con la ciencia.

b. El comienzo de la existencia de la persona humana

3. Análisis del status del embrión humano

a. Análisis científico

i. Estatuto biológico

ii. Concepto de personeidad

iii. Continuidad de las etapas del embrión.

b. Análisis filosófico

i. Fundamentos metafísicos de la naturaleza del embrión humano.

1. Definición de Boecio

2. Definición de vida de Aristóteles

ii. Su dignidad como persona

4. Conclusión
Introducción

Primeramente para poder desarrollar el tema sobre el embrión humano debemos hablar de su
naturaleza. Lo que trataremos de hacer con este trabajo es desarrollar la naturaleza del embrión
humano, y veremos cuál es la naturaleza de este ser. Y para eso nos remitiremos a la ciencia y a
la filosofía. Un tema muy debatible en la actualidad que me parece que podrá aportar mucho para
tener una visión más profunda de la identidad misma del Embrión.
Muchas son las posturas que se tiene en relación a este tema tan delicado e importante y nos
parece que es menester que se acierte bien al punto, e ir mostrando que en realidad la naturaleza
del embrión es humana. ¿Cuáles son las razones fundamentales que podríamos dar para decir que
este cigoto o embrión ya es una persona humana? ¿Cuándo comienza la vida humana? ¿Cuándo
le es infundida el alma humana? ¿Se da acaso la vida humana en un cierto periodo de gestación?
¿Se da desde la concepción? Preguntas y temas como estos iremos desarrollando con una visión
realista de la realidad.
Naturaleza del embrión
Cuando hablamos del embrión humano las dificultades que se presentan son muchas. Una de las
grandes dificultades que se tiene es saber si el embrión ya es una persona humana, otra de las
cuestiones que va ligada de esta anterior es si podríamos saber si este cigoto o embrión, ya posee
alma humana, justamente porque el hombre está constituido por alma y cuerpo. ¿Si no tuviese
alma consideraríamos como persona al embrión o contradice acaso la naturaleza misma del
hombre, en qué periodo se da esta animación en el hombre? La ciencia nunca podrá determinar
cuándo se da esta «animación», pero sí da las bases para establecer con precisión cuándo tiene su
inicio la vida humana individual. Pero por otra parte parecería tampoco no haber dificultad en
relación a la infusión del alma en el embrión ya que este individuo ya posee las características de
un ser humano a pesar de no tener aún el alma en su ser. La genética misma lo dice, y lo dice la
ciencia. Veamos.
Si no hubiera alma humana aun en el embrión, nos dicen los datos de investigación científica que
existe ya una vida humana que reclama el alma en la que se complementa su naturaleza. Aunque
también es muy probable que el alma humana ya esté presente en el embrión, aunque no se pueda
demostrar.
Veamos más profundamente desde la perspectiva científica.

Análisis científico
Hay una gran polémica en relación al embrión, que si es una persona o no. Existen enigmáticas
personas que desean hacer eso con la intención de justificar la muerte de una persona, pero veamos
a fondo si realmente lo es. Por eso es importante que tengamos una posición firme desde el
comienzo de la existencia misma sobre la vida humana, desde sus comienzos, si se da desde la
concepción del embrión o si se da en tiempos posteriores cuando recién se dan los
condicionamientos para la vida, es decir la actividad cerebral, conciencia, etc.

El embrión ya posee las características de un ser humano.


Desde la unión del ovulo femenino con el espermatozoide del hombre se forma un nuevo
individuo, que ya es una nueva célula llamado cigoto o embrión. (cfr estatuto de persona humana,
Fernando Mongue,pag.1) No solo debemos decir que se genera un nuevo ser humano sino que es
un nuevo hombre. Por lo tanto podemos considerarlo ya como un individuo al cual se le debe ya
un respeto como cualquier persona se lo merece.
La ciencia demuestra sin ninguna dificultad que desde el momento de la concepción el embrión
ya es una persona humana, un individuo distinto y autónomo.

Lo dice la biología:
La vida comienza desde la concepción del embrión que se da por la unión del óvulo y el
espermatozoide.
Este nuevo ser que resulta por la unión de La fusión de los gametos implica ya un código genético
propio distinto del de los progenitores. Aparece una realidad biológica humana nueva con sus
32.000 genes. Dos células altamente especializadas, el óvulo y el espermatozoide, dos sistemas
autónomos, dan lugar a un nuevo sistema con una información genética cualitativamente distinta
de las células somáticas del organismo paterno y materno. Es un nuevo sistema y no una suma de
dos subsistemas.1 No hay un proceso gradual sino un comienzo radical del ser humano. Hay que
afirmar que la carga genética tiene un influjo
básico y que está marcada desde la fecundación. Hay unos caracteres hereditarios que
lo acompañarán durante toda la vida.2 No existe sólo como un ser humano, sino como
éste ser humano singular, único e inconfundible. En ese sentido ya nos muestra la ciencia que
este individuo que se ha engendrado ya es alguien, es una persona. Es uno, distinto de sus Padres,
con una identidad propia, con una estructura y organismo y sistemas bien definidos con los rasgos
propios de un ser humano que aún sigue desarrollándose.
Este nuevo individuo que no es una suma mezcladas de células como si fuera una parte u órgano
de la mujer. Este embrión posee Las células tanto del varón como de la mujer ya es un ser humano
porque el número de cromosomas y la carga genética que porta el cigoto ya corresponde a una
especie humana.
A su vez la información genética que posee este cigoto no es ni del padre ni de la madre sino 50%
de ambos, formando así un nuevo ser distinto de ellos mismos, teniendo así este cigoto o embrión
un total de 46 cromosomas 23 de la madre y 23 del Padre con un ADN único y singular.3
En este proceso, el Cigoto, gradualmente se desarrolla a través de varias etapas, dando
paso a la mórula, luego al blastocito, al embrión propiamente dicho, al niño en
gestación y al niño recién nacido.
Aquí hemos dado bastante dato científico y biológico que muestra con una sencilla claridad que
el embrión ya es una persona.
Lo que sucede bastante también en relación a la naturaleza del embrión es la manipulación del
lenguaje como lo son el de pre embrión que a su vez no tiene fundamento científico porque no
existe estadio precedente al del embrión.

Manipulación de lenguaje
El término “pre embrión” no tiene fundamento científico, porque no existe estadio
biológico alguno precedente al embrión, lo que lo precede son los gametos, entonces el termino
pre embrión es un término ideológico y coincidimos con él, un término no científico,
elaborado para justificar, sin que haya “cargos de conciencia”, la manipulación y
destrucción de un ser humano en sus primeras etapas de vida.4
Sabemos también que la ciencia no nos puede dar el concepto de persona en su sentido más
profundo y metafísico del ser pues de ella se encarga la filosofía, la filosofía es la que se encarga
de darnos el que es de las cosas. La ciencia aporta bastante mucho, para entender mejor la
naturaleza de embrión.

Concepto de personeidad
Es importante que el individuo posea la condición de personeidad. A que nos referimos cuando
hablamos de esto, nos a referimos al individuo en cuanto que posee los elementos constitutivos

1
Cfr JAVIER DE LA TORRE, Art. La naturaleza del embrión humano, la fase de preimplantación, p.10.
2
Cfr JAVIER DE LA TORRE, Art. La naturaleza del embrión humano, la fase de preimplantación, p.11
3
Cfr RONALD DE JESÚS CHACÍN FUENMAYOR, Art. El Embrión es vida humana pág. 3
4
Cfr DR. JOSEF SEIFERT Conferencia,https://www.youtube.com/watch?v=Ax68nXvMP5s&t=2427s
que lo hacen único y miembro de la especie humana. Como dicen los datos biológicos, que si la
célula tiene toda la información5 de lo que será el individuo puede concluirse que ahí se encuentra
la personeidad. Que de hecho por los dato de investigación se sabe que la célula que posee el
embrión ya posee esta información. Por lo tanto se puede decir que desde la concepción del
embrión humano, ya hay vida humana.
El embrión es persona humana porque posee los ya los elementos constitutivos del ser humano
aunque no esté totalmente desarrollado, que por su puesto se desarrollará durante los periodos de
9 meses hasta llegar al nacimiento del niño.

Hay una continuidad del mismo y único individuo en las etapas del desarrollo
embrionario.
Existe un proceso continuo que se va desarrollándose en las etapas del proceso embrionario. Que
va perfeccionándose durante las etapas de gestación donde se van actualizando las potencialidades
que ya poseía el embrión desde el momento de la fecundación. La replicación celular, la
determinación celular, la diferenciación de los tejidos, la formación de los órganos.6 Hay un
proceso ininterrumpido. La continuidad implica la unicidad o singularidad del sujeto.
Desde la singamia se trata del mismo sujeto que va perfeccionándose pasando de formas más
simples a más complejas. Lo más importante a destacar es que es el mismo individuo que va
cambiando y perfeccionándose, el mismo que había sido concebido desde la fecundación del
óvulo con el espermatozoide. Lo importante es la existencia continua de un mismo ser. Un mismo
individuo desde el comienzo de existencia hasta llegar al niño recién nacido salido del vientre de
la madre.

Status del embrión humano


Análisis filosófico
El embrión ya posee las características de un ser humano La ciencia y la filosofía demuestran sin
ninguna dificultad que desde el momento de la concepción el embrión ya es una persona humana,
un individuo distinto y autónomo queda completamente justificado científicamente veamos ahora
que nos puede aportar la filosofía.
El concepto de persona tiene su base ontológica no solo fenomenológica. Se refiere a la raíz de la
persona humana a su estructura y sus actos que caracterizan su racionalidad. A pesar de tener no
funcionando en acto su capacidad de razonar, este posee latente esta capacidad, por ende no se
puede adjudicar solamente persona a aquel que posee en acto ya su racionalidad sino también a
aquel que la tiene sino que latente. En ese sentido la ciencia viene a ayudar a la filosofía que, en
el embrión ya se encuentran los elementos propios de la racionalidad, son varios incluso los
ejemplos en los que se puede explicar mejor esta realidad. Ser persona no es un dato de psicología
sino existencial. El ser persona no depende de la edad, ni de la psicología. La personalidad podría
permanecer como escondida digamos bajo el umbral de la conciencia, como cuando estamos
soñando, puede que no se haya desarrollado todavía como cuando somos niños o incluso puede
que la personalidad no se manifieste en los actos de la persona por una incapacidad psicológica,
física, o mental. Por último la personalidad puede estar escondida en el embrión pero ella está
dada en el inicio en él y posee sus derechos.

5
Cfr RONALD DE JESÚS CHACÍN FUENMAYOR, Art. el Embrión es vida humana, pág. 9
6
Cfr JAVIER DE LA TORRE, Art. Naturaleza del embrión humano la fase de preimplantación,pág. 12
Tratemos ahora de aproximarnos mejor a la definición misma de persona. Para poder profundizar
mejor la naturaleza del embrión. Según la definición de Boecio persona es rationalis naturae
individua substantia. Esto es, una sustancia individual de naturaleza racional.7
En ese sentido cuando decimos que el embrión humano es una sustancia, decimos que existe en
sí mismo y no en otro. Como si fuera accidente, es decir, como un color por ejemplo que existe
en otro, el hombre es blanco. El accidente blanco no existe en sí mismo sino en el hombre.
Y cuando hablamos de sustancia no decimos en sentido de sustancia química sino de sustancia en
sentido metafísico del ser, es decir como sujeto individual que existe en sí mismo y que no
depende de otro para existir.
Y partiendo de la definición de Boecio que nos da de persona, en realidad no depende de si el
individuo este usando su capacidad de razonar eso no lo hace ser más persona sino más bien lo
que le hacer ser persona es esta noción de lo que es ser persona es decir una sustancia individual
que existe en sí mismo y que posee latente su capacidad de razonar.
La filosofía no nos demuestra el origen de la persona más de lo que podría darnos la ciencia pero
sí nos dice que el actus essendi se confiere en la persona en el mismo momento en que la materia
tiene ya la virtualidad de un ser humano y con los datos genéticos actuales que poseemos a nuestro
alcance es cuando el ovulo queda fecundado. No es que la persona es más persona cuando
explicita sus actos, es decir cuando una persona lee, estudia come etc.
Sabemos que el hombre está formado por cuerpo y alma es decir posee una unidad sustancial,
materia y forma, hablar del alma no es objeto de fe en absoluto sino de razón. Por lo tanto si
negásemos la existencia del alma en el hombre estaríamos igualando al hombre con una cosa u
objeto sin animación, no habría ningún da diferencia en la jerarquía de los seres que existen en la
realidad. Más aun pierde totalmente el hombre su dignidad como persona.

Sobre la definición de vida de Aristóteles


Sabemos por los datos históricos, que Aristóteles a pesar de ser un gran filósofo, fue también un
gran biólogo y amante del estudio de la naturaleza, de los animales y de sus partes más inferiores,
de las plantas y del hombre.
El principio que utilizó Aristóteles para demostrar que algo posee vida y también demostrar
existencia del alma lo hace por medio del movimiento. Pero un movimiento muy particular.
Dice Aristóteles que la vida es lo que cambia y se mueve por sí mismo. Y eso lo vemos tanto en
las plantas, animales y por supuesto en el hombre. La que diferencia a un ser vivo de cualquier
otra cosa, ej: una piedra no se mueve por sí misma a no ser que alguien la mueva, una persona
por ejemplo que mueva la piedra pateándola o arrojándola etc.
Las plantas poseen un alma vegetativa porque se nutren, crecen y se reproducen, los animales
tienen un alma sensitiva, sienten, desean y se trasladan y los hombres poseen una alma intelectiva,
entienden, deciden etc.
Lo que mueve al cuerpo material para cambiar o moverse es el alma. Lo demostramos por un
ejemplo muy sencillo; imagina un ser vivo unos instantes antes y unos instantes después de morir.

7
Cfr. BOECIO, Liber de persona et duabus naturis: ML, LXIV, Pag 1343:
El cuerpo es el mismo, sin embargo antes podía moverse por sí mismo, después no. Porque perdió
lo que le hacía vivir. Eso es el alma, lo que da vida. Así que no son lo mismo el cadáver de una
persona y una persona viva. Con la muerte se produjo un cambio.
Aplicando al embrión humano sabemos por los datos científicos y biológicos que el embrión
humano en los primeros meses de gestación ya posee un movimiento por sí mismo. Un
movimiento que viene del mismo embrión. Por lo tanto vemos así que el embrión ya posee vida
partiendo de la definición de vida de Aristóteles.
También Podríamos decir que el embrión va pasando por las distintas etapas de animación
pasando de la vegetativa, sensitiva e intelectiva. No es que al final el hombre adulto posee tres
almas. No, una sola. Lo que sucede es que cada nivel superior de vida posee las funciones vitales
del o de los niveles inferiores. 8

Lo dice la filosofía
Partiendo de la definición que nos da Boecio sobre persona que es la de, un ser de naturaleza
racional. En el caso del embrión, ¿podemos decir que el embrión humano posee esta capacidad?
Según los datos que se ha recibido por medio de la biología, el embrión humano ya posee la
información necesaria para constituir gradualmente todos los aparatos, órganos, entre ellos se
encuentra el sistema nervioso que es la base biológica de la racionalidad del hombre lo cual
diferencia al hombre de los otros seres que se encuentra determinado en su naturaleza.
Podríamos dar la analogía de la semilla que es en potencia un árbol. Se da también con la semilla
que a pesar de no ser aun un árbol en acto ya posee en sí mismo la capacidad de ser árbol, esta
semilla ya posee las propiedades que pertenecen al árbol solo que aún no se ha desarrollado. Lo
mismo se da por analogía entre el embrión que está en potencia de ser un hombre adulto.

Su dignidad como persona


Sabemos por el estudio minucioso que hemos hecho sobre la naturaleza del embrión humano, el
mismo es una persona y lo hemos demostrado en base a argumentos científicos, biológicos y
filosóficos. Por lo tanto decir lo contrario atenta contra la dignidad del embrión.
El ser humano es un fin en sí mismo en todas las fases del ciclo biológico, desde la concepción
hasta la muerte.9 El termino persona es designado a los seres que poseen una dignidad intrínseca.
Como toda persona adulta o niña, posee una dignidad, de la misma manera también el embrión
posee tal dignidad que debe ser respetada.
Ser persona implica entonces ser sujeto que existe en sí mismo y no con dependencia de otro, por
lo tanto tiene valor propio y no instrumental u objetivo.
Más aun como hemos demostrado que el embrión es persona, está formado por cuerpo y alma.
Posee una dignidad espiritual y se encuentra ubicado en la jerarquía de los seres que existen por
encima de todo el cosmos. Por tener esta naturaleza racional y espiritual que lo pone por encima
de todo el cosmos, animal, plantas y todo ser viviente que pueda existir. Es el hombre la cumbre
de toda la naturaleza. El ser más perfecto que puede existir en el mundo físico.

8
Cfr. JORGE FARAL, De la mano de los griegos aprendemos a pensar, Cuestión N° 45 Alma y vida,
Uruguay, ED. VECTOR, 2009, pág.128
9
Cfr DR ANTONIO HERNANDEZ JEREZ, Art La dignidad del embrión humano, Pág. 1,
Conclusión

Después de haber estudiado a fondo la naturaleza del embrión hemos mostrado con claridad y
convicción que el embrión es una persona humana. Y que tanto la ciencia como la filosofía se
complementan muy bien dándose la mano para profundizar la naturaleza del mismo. Queda
imputado toda sentencia que se quiera hacer hacia el embrión humano ya que hemos visto que
merece todo nuestro respeto hacia su persona por poseer esa dignidad intrínseca que lo hace ser
único, irrepetible, distinto de los demás.
Deben ser negados totalmente todo tipo de esclavitud y experimentación que se quiera hacer con
el embrión. En la actualidad millares de niños son abortados y puestos bajo la experimentación
de científicos. En ese sentido debemos concientizarnos, estudiar defendiendo la verdad realista y
objetiva sobre la naturaleza del embrión, que es una persona humana con alma espiritual, que
merece el respeto como cualquier otra persona adulta lo merece.
Bibliografía

1. EUDALDO FORMENT, Estatuto ontológico del embrión. - 2002 - Espíritu 51 (126):257-


270.

2. RONALD CHACIN, El embrión es vida humana. - 2005 - Dikaiosyne 14 (8).

3. PABLO ARANGO RESTREPO, Estatuto del embrión humano. - 2016 - Escritos 24


(53):307-318.

4. JORGE FARAL, De la mano de los griegos aprendemos a pensar. ISBN: 9781311732835,


,Smashwords Edition

5. JAVIER DE LA TORRE, Art. Naturaleza del embrión humano la fase de preimplantación.


PENSAMIENTO, vol. 71 (2015), núm. 269

6. DR. JOSEF SEIFERT, Conferencia ,https://www.youtube.com/watch?v=Ax68nXvMP5s&t=2427s