Está en la página 1de 6

GRABACIÓN DE AUDIO.

COLOCACIÓN DE LOS MICROS.

Para colocar los micrófonos debemos tener en cuenta lo que se llama el Patrón Polar (Polar
pattern). El patrón polar nos dice cómo es de sensible el micro en función de la dirección de la
que procede el sonido. Esto es muy importante, ya que según el patrón polar debemos orientar
el micro de una forma u otra hacia la fuente de sonido. Además, el patrón polar del micro
determina la cantidad de sonido ambiente que el micro va a registrar.

Hay micros que tienen un solo patrón polar. Otros permiten varios, que son intercambiables. En
este último caso los patrones polares se cambian accionando un interruptor en el micrófono o
sustituyendo la cápsula del micro por otra.

Interruptor para cambiar el patrón polar del micro.

Existen varios patrones polares. Para el objeto de la asignatura debemos tener en cuenta solo
los 3 siguientes (los otros son variantes de los que se indican a continuación):
CARDIOIDE.

Es el más común y el más sencillo. Un micrófono cardioide tiene toda la sensibilidad en su parte
frontal y ninguna en la trasera.

Patrón polar CARDIOIDE

Captura el sonido de frente en un radio de 130º aprox.

Se suele representar por el siguiente símbolo:

Cuando orientemos el micro configurado en cardioide hacia el instrumento que vamos a grabar,
el sonido procedente de dicho instrumento tenderá a saturar el micrófono, de modo que se
registrará la menor cantidad posible de sonido ambiente (reverberación).
BIDIRECCIONAL (También llamado forma de ocho).

Un micrófono con un patrón polar en forma de ocho capta el sonido procedente de delante y
de atrás del micro, pero no el de los laterales. Los micrófonos con patrones en forma de ocho
son, por lo general, micrófonos de cinta o de gran diafragma.

Patrón polar BIDIRECCIONAL

Captura el sonido de frente y por detrás pero no el de los lados.

Se suele representar por el siguiente símbolo:

Un micrófono configurado en bidireccional tiene un rango de captación bastante estrecho (90º


aprox. tanto por delante como por detrás). Es útil para situaciones en las que hay que captar 2
fuentes de sonido con un solo micro simultáneamente, p.ej. 2 cantantes (coros), instrumentos
de percusión como congas o timbales, y también para aislar un instrumento de sonidos que
procedan de los lados, siempre que no haya nada en la parte trasera.
OMNIDIRECCIONAL

El micrófono omnidireccional tiene una sensibilidad igual en todos los ángulos, lo que implica
que es capaz de captar sonidos procedentes de todas las direcciones. Por este motivo, este tipo
de micros no han de ser orientados hacia una dirección concreta. Con estos micros habrá que
tener cuidado con los problemas de realimentación (ver al final del documento “Realimentación
y Efecto Larsen”).

Patrón polar OMNIDIRECCIONAL

Captura el sonido procedente de todas las direcciones.

Se suele representar por el siguiente símbolo:

Estos micros serán de utilidad siempre que se quiera captar mucho sonido ambiente, es decir
en salas cuya acústica sea buena y en estilos de música que requieran de bastante reverberación.

Teniendo en cuenta lo explicado sobre los patrones polares, para grabar en casa configuraremos
los micros en CARDIOIDE ya que de esta forma es como registraran la menor cantidad posible
de ambiente (resonancia de sala). Ya que vamos a grabar en recintos que no están
acondicionados acústicamente, esta es la mejor opción. En omnidireccional, el micrófono
recogerá mucha más resonancia de la sala (rebotes del sonido en las paredes del recinto). En
bidireccional habrá que tener en cuenta la geometría de la habitación y la colocación del
instrumento y micrófono.
GRABACIÓN STEREO Y GRABACIÓN MONO.

Debido a que tenemos 2 oídos, cada uno a un lado de la cabeza, el sonido procedente de
cualquier fuente sonora nunca llegará de manera exactamente igual a ellos. Por ejemplo, si
escuchamos una fuente sonora situada a nuestra izquierda, el sonido de esta llegará con más
intensidad y unos milisegundos antes a nuestro oído izquierdo que al derecho. De este modo,
al ser diferentes las señales recibidas por cada uno de nuestros oídos, nuestro cerebro ubica la
fuente sonora en el espacio. Cuando escuchamos música “estéreo” en un equipo con dos
altavoces, estos no emiten exactamente la misma señal, imitando en cierto modo nuestra forma
de percibir. El estéreo nos permite posicionar los sonidos reproducidos en un campo de 2
dimensiones.

Hay que decir también que nuestro cerebro puede saber si el sonido percibido está delante o
detrás nuestra debido a pequeñísimos movimientos de la cabeza (imperceptibles para nosotros
y que hacemos de forma inconsciente) y también por la forma de nuestros pabellones auditivos,
los cuales filtran determinadas frecuencias de manera distinta según el sonido proceda de
delante o detrás.

Para grabar en estéreo hacen falta al menos 2 micrófonos. De este modo se produce con los
micros un fenómeno similar al que sucede con nuestros oídos: la fuente que estamos grabando
nunca llegará exactamente igual a ambos micros, y por tanto lo que registre cada uno será
diferente. Al escuchar las 2 señales ya mezcladas en un equipo con 2 altavoces, la información
sonora que emite cada uno de los altavoces también es diferente (aunque sea sutilmente) y de
este modo al escucharla tendremos una sensación espacial (en 2 dimensiones, izquierda-
derecha). Esto es así, aunque la señal de cada uno de los micros, considerada individualmente
sea mono.

En el caso de que escuchemos la señal grabada con un solo micrófono en un equipo estéreo
(con 2 altavoces) la señal proyectada por cada uno de los altavoces será idéntica, por lo que
diremos que estamos escuchando en mono, y no podremos hacernos idea de una ubicación
espacial del sonido.

Por definición, cualquier grabación efectuada con un solo micro es mono.

En determinados casos es muy importante grabar con dos micrófonos simultáneamente, como
por ejemplo al grabar determinados instrumentos que tienen una radiación sonora muy amplia
y compleja (como un piano), o cuando queremos capturar el ambiente acústico de una sala. Hay
que decir que si grabamos varios instrumentos en mono (con un solo micrófono) y después
mezclamos todas sus señales y las “paneamos” (posicionamos un poco a la izquierda o a la
derecha) la mezcla final será estéreo ya que no saldrá la misma información sonora por los 2
altavoces (aunque las grabaciones originales hayan sido en mono).
PARA SABER MÁS

Realimentación (acoples) y efecto Larsen.

Causas y soluciones para el problema característico de los fuertes pitidos que se producen
cuando están cerca un micro y un altavoz. Su nombre técnico es “Efecto Larsen”.

https://ickrom.com.mx/2014/10/como-evitar-la-retroalimentacion-en-los-microfonos-el-
molesto-feedback/

Efecto Larsen. Explicación.

https://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_Larsen

Distintas técnicas de microfoneo para la grabación de un piano vertical.

Para grabar un piano vertical encontraremos información sobre la colocación y distancia de los
micrófonos en el siguiente enlace:

http://www.cambridge-mt.com/rs-lmp-acpno02.htm

Patrones polares de los micrófonos. Explicación ampliada.

http://www.earpro.es/noticias/microfonos-con-multiples-patrones-polares-que-donde-y-
como/