Está en la página 1de 3

Decálogo del fotógrafo por Eduardo Segura

Cree en tus maestros, respétalos, ayúdalos a que ellos fluyan en ti. No creas que
sus experiencias siempre han sido buenas y placenteras. Son seres humanos que
han decidido dar. Tendrán errores y virtudes. Por ello ayúdales y cumple tu función
comprendiendo su legado, la transferencia oral y humana. Al maestro le importara
el conjunto de los pensamientos no solamente uno. Por ello siempre tratara de que
todos tengan la misma sintonía, energía, humor y disposición a colaborar y ser
solidarios, propondrá trabajos que les diviertan a todos y dejara afuera las
pequeñeces y los detalles que no son importantes. Tú siempre trata de pensar en
conjunto, en grupo y allí comprenderás la esencia de una comunidad.

II

Cree que su arte se ha logrado con muchísimo sacrificio y trabajo. No lo envidies,


solo pídele que te cuente como es el secreto o el método para lograrlo algo a ti te
interesa, no le temas, en cualquier momento que se de y cuando puedas hacerlo,
siempre agradece a quienes te han dado la oportunidad de aprender, de avanzar y
crecer, nunca olvides a tus maestros ni le juzgues por que tu hayas aprendido mas
que ellos. El maestro es un camino, una senda que puede convertirse en una
autopista o en un hilo de tela. Eso es tu decisión lo conseguirás sin saberlo tú
mismo. Trata de desplazar tu ego. Solo disfruta del hecho fotográfico. La disciplina
fotográfica como arte es una complejidad de simplezas que llevan al hombre a
destacarse o a acomplejarse según sea su personalidad. Tu siempre trata de
destacarte por ser mejor persona, se mas amable, conectado a tu comunidad y
ayudar a quienes menos tienen, siempre si es posible capturando con tu cámara
los hechos mas profundos que vive nuestro mundo.

III

Resiste cuanto puedas a la imitación, pero imita si el influjo es demasiado fuerte.


Más que ninguna otra cosa, el desarrollo de la personalidad es una larga
paciencia. Trata siempre de participar de toda tarea social que puedas. Trata de
ser parte de un movimiento por que allí seguro se cocinaran las relaciones que
perduraran en el futuro. No escatimes sencillez y acciones desinteresadas. Vuelvo
a repetir el Ego confunde a la mirada y solo hace que veamos las cosas con una
lupa que en la realidad no existe. En la vida las cosas pasan y se trasforman día a
día.

IV

Ten fe en tu capacidad para el lograr tu meta, sin métodos más que el deseo de
aprender. Ama al arte como a toda creación, por que es un símbolo espiritual ,
dándole todo tu corazón. No creas en que toda deseo de modificar la realidad o de
querer hacerlo es una utopia. Las cosas son posibles con perseverancia,
focalización, humanidad y solidaridad. Olvida si es posible a quien te hiere o no
comprende tu mensaje. No creas que ellos deben tener la obligación de entender
tus mensajes fotográficos, tu crecimiento o tu deseo de ser distinto, simplemente
quizás no comprenden. Solo enséñales a mirar.

Comienza a fotografiar preguntándote donde vas desde la primera foto. En un


trabajo bien logrado, las tres primeras fotos tienen la misma importancia de las
tres últimas. Siempre es mejor andar por las avenidas laterales que por las
centrales.(Cita Ale Dolina).Es mejor que nuestro mensaje no sea obvio y que
proponga al espectador un juego de complejidades estudiadas. Siempre será
pícaro y respetado quien deje al espectador una pregunta a responder.

VI

Si quieres expresar con exactitud algo: "Un retrato, un paisaje, un desnudo", no


hay en fotografía demasiadas reglas para fiarse. Una vez que uno es dueño de
sus sueños y deseos, no te preocupes en lo que piensan los demás no te ocupes
de saber que técnica estas usando. Pero siempre trata de ver a unos kilómetros
mas adelante o a micrones mas cercanos de los que no son fotógrafos.

VII

No tires rollos ni acumules tarjetas sin necesidad. Inútiles serán. Si hallas la foto
precisa, ella sola tendrá un sentido incomparable. Solo búscala sin cesar .

VIII

Toma a tus imágenes de la mano y llévalas firmemente hasta el final, sin ver otra
cosa que el camino que les trazaste. No te distraigas viendo tú lo que ellas pueden
o no les importa ver. No abuses del espectador. Una foto es una fracción de
tiempo, una historia, una sensación. Ten esto por una verdad, aunque pueda no
serlo no lo sea.

IX

No fotografíes bajo el imperio de la emoción. Déjala morir, y evócala luego. Si eres


capaz entonces de revivirla tal cual fue, has llegado en arte a la mitad del camino.
No critiques sino observa lo que ven tus ojos y lo que sientes por las obras,
estudia y comprende que el arte es un acercamiento a la vida y a las diferencias
de concepto. Por ello una buena forma de (criticar) es poner la mayor atención en
lo que se ve y tratar de leer un mensaje dentro de esa imagen. Si el mensaje no
nos llega ese es nuestro mensaje.
X

No pienses en tus amigos ni familiares o compañeros al fotografiar, ni en la


impresión que harán tus fotos solo da una propuesta, el espectador al ser el
receptor de la comunicación será el único que pueda o no comprender el mensaje.
No asistas a la crítica como método de evaluación. Solo pide orientación, solicita
un tiempo donde las personas que precises se interesen por tus imágenes. No
pidas juicios. Cuenta como si tus fotos no tuvieran interés más que para el
pequeño ambiente de tus sentimientos, de los que pudiste haber sido uno. No de
otro modo se vive artísticamente en paz.

Eduardo Segura relacionó realizo este decálogo con la intención de ofrecer una
mirada cercana a la profesión u oficio y no pretende ser mas que eso. Si no
ayudar al proceso creativo del fotógrafo como de cualquier artista.

Junio 2001.