Está en la página 1de 36

Guía de orientación

para actores
educativos ante
situaciones escolares
complejas
GABINETE PEDAGÓGICO INTERDISCIPLINARIO

JEFA DEL ORGANISMO


Prof. Silvia Ahumada

Guía de orientación para actores educativos ante situaciones escolares complejas

ELABORACIÓN Y DISEÑO
Comisión de Incidentes Críticos Educativos – Gabinete Pedagógico Interdisciplinario

COORDINACIÓN DE LA COMISIÓN
Prof. Elvira Rodríguez

INTEGRANTES DE LA COMISIÓN
Lic. Fernanda Beltran – Lic. Daniel Cardozo - Prof. Gracie Gómez Mothe –
Lic. Marcela Juárez Sánchez – Lic. Alejandra Ruiz - Psa. Lucresia Russo – Lic. Mirta Villalba

FECHA DE EDICIÓN
Año 2017

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -1-
Indice

Introducción…………………………………………………………………………………………………………….. 3
Justificación…………………………………………………………………………………………………………….. 5
Marco Jurídico ..…………………………………………………………………………………………………….. 6
Alumnos/as Víctimas de Violencia Social y Familiar
o Maltrato Físico y/o Emocional evidente
Intervención por evaluación de la situación de riesgo de vida. …………………… 7
o Maltrato Leve - Abandono - Negligencia…………….………………………………………. 7
Alumnos/as Víctimas de Abuso Sexual Infantil (ASI) ……………………………………………… 8
Abuso en el ámbito escolar …………………………………………………………………………………… 10
o Situaciones de contacto y/o abuso entre pares…………………………………………… 11
o Juegos Sexuales entre niños y niñas 12
Situaciones de violencia dentro de las escuelas
o Violencia entre pares alumnos/as………………………………………………………………. 13
o Violencia que involucra a estudiantes, docentes y familia………………………….. 14
Consumo Problemático de Sustancias Tóxicas
o Presencia de sustancias tóxicas en la escuela …………………………………………….. 15
o Ante la presunción de que un/a alumno/a es consumidor/a……………………….. 16
o En caso de intoxicación y crisis en la escuela ……………………………………………… 16
Autolesiones ………………………………………………………………………………………………………….. 17
Ideación suicidad, intento de suicidio y suicidio
o Ideación suicida …………………………………………..…………………………………………….. 18
o Intento de suicidio y suicidio consumado ………………………….……………………….. 19
o El lugar de la escuela frente a la problemática …………………………………………… 20
Presencia de armas en el espacio escolar ……………………………………………………………….. 21
o Presencia de armas blancas u elementos que puedan transformarse en
armas blancas …………………………………………………………………………………………….. 22
o Trabajo pedagógico posterior ……………………………………………………………………… 22
Violencia y acoso a través de las redes sociales ………………………………………………………. 23
o Como detectar casos de violencia y acoso a través de las redes …………………. 24
Extravío de personas ………………………………………………………………………………………………. 26
Niña/os y adolescentes en situación de trata ………………………………………………………….. 27
Toma de escuela …………………………………………………………………………………………………….. 28
Recomendaciones sobre el Tratamiento de la Información a la Prensa ………………… 29
Direccionario …………………………………………………………………………………………………………… 30

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -2-
Introducción
La presente Guía es una propuesta regional de los
equipos de orientación escolar (EOE) del Gabinete
Pedagógico Interdisciplinario (GPI) del Ministerio de
Educación de la provincia de Tucumán que toma como
referencia la Guía Federal de Orientaciones para la
Intervención Educativa en Situaciones Complejas
Relacionadas con la Vida Escolar (CFE Resolución
N°217/14) y considera los protocolos de organismos
provinciales de educación, justicia y salud.
El propósito de esta Guía es superar la linealidad, la
unicausalidad, busca construir el sentido de lo colectivo y que los actores escolares puedan
habilitar dentro de la institución, modos de convivencia más saludables.
La propuesta debe entenderse como un conjunto de sugerencias básicas que cada
institución podrá profundizar de acuerdo al contexto en que se halla inserta.
Es fundamental que esta Guía sea una herramienta de trabajo, que contribuya a un saber
hacer, un saber actuar, que vincule lo institucional y lo comunitario.
Las instituciones escolares hoy se ven interpeladas por los nuevos escenarios educativos, a
encontrar nuevos anclajes, a redefinir su función, a fortalecerse y reformular su proyecto
educativo.
Para ello será necesario: revisar sus prácticas, flexibilizar el curriculum, modificar miradas y
posicionamientos subjetivos en torno a la cotidianidad del hacer institucional, con el propósito
de acompañar las trayectorias escolares de niños, niñas, adolescentes y jóvenes.
Es decir, la tarea de la escuela de hoy es hacer visible sus problemas, formularse nuevas
preguntas y construir entre todos los miembros de la comunidad educativa, estrategias de
intervención acorde con estos nuevos escenarios, transformando el contexto en beneficio de
todos, asumiendo el pasado como predisposición, el futuro como construcción de posibilidades y
el hoy como realización de acciones innovadoras, en vista a la inclusión educativa.
Al decir de Lidia Fernández, las dinámicas de
funcionamiento institucional no se miden por la ausencia de
conflictos, sino por el modo de abordarlos, por los
mecanismos puestos en marcha para su elaboración, a partir
de los cuales una institución puede aprender, crecer y
desarrollarse.
Definimos como situación escolar compleja “a todo
evento traumático que ocurre en la institución escolar o se
relaciona directamente con ella y tiene el potencial de

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -3-
provocar sufrimiento humano significativo y sobrepasar los mecanismos/habilidades naturales
de los seres humanos y de las instituciones para su posible resolución”. Es así que frente a una
situación escolar compleja los actores escolares deberán “mirar los problemas desde el prisma
educativo y proponer modos de intervención en un mismo sentido”, cuya intencionalidad será
generar condiciones habilitantes para enseñar y aprender, dejando de lado un pensamiento
simplista, lineal, mono causal, por un pensamiento complejo, promoviendo el cuidado de niños,
niñas y adolescentes y sus derechos, como asi también la de todo los adultos”.
Hoy más que nunca la institución escolar en esta resignificación de su rol debe servir como
facilitadora de oportunidades para los más vulnerables, e influir de manera positiva en un
contexto marcado por diferentes problemáticas, privilegiando las potencialidades del sujeto por
sobre sus dificultades, brindando a los/as estudiantes las herramientas que les permitan adquirir
las competencias (sociales, afectivas y cognitivas) para construir ciudadanía, acorde a los nuevos
contextos y a los tiempos que corren.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -4-
Justificación

La escuela en tanto institución encargada de la transmisión de la cultura a las nuevas


generaciones, se enfrenta a problemáticas y preguntas nuevas a las que necesita dar respuesta
para que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes puedan integrarse a una vida social plena.
En este sentido, es importante generar espacios para que los adultos en relación con la tarea
de la escuela, puedan reflexionar y pensar juntos sobre su rol frente a las nuevas generaciones.
Esto llevaría a dialogar las diferentes miradas y perspectivas desde un lugar de cuidado y
protección a través de la asimetría pedagógica; teniendo en cuenta siempre el contexto en que se
haya inserta la escuela. Es decir, desarrollar vínculos en la comunidad educativa a partir de la
construcción de una autoridad pedagógica democrática, edificada a través del diálogo y el
reconocimiento del otro, posibilitadora de conductas prosociales (tolerancia, cooperación,
respeto, aceptación del otro, diversidad, solidaridad etc.).
La convivencia saludable dentro de las escuelas, dada las características de los escenarios
educativos actuales, no se construye con los reglamentos, con las imposiciones o transmisión de
valores, sino con la participación, la sensibilización, el diálogo de los actores institucionales ya que,
en la escuela, más específicamente en el aula se aprende conviviendo y se convive aprendiendo.
Es por ello que el concepto de corresponsabilidad cobra importancia. Carballeda (2007) lo define
como “la forma de generar decisiones responsables de quienes intervienen, se
hacen cargo de las consecuencias y las respuestas dentro de un marco de
razones convincentes, generando la construcción de estrategias colectivas”.
Los modos de intervención deben mantener propósitos educativos y no
punitivos, jurídicos o patologizantes.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -5-
Marco Jurídico

 Ley 26.206 de Educación Nacional.


 Ley 26.150 de Educación Sexual Integral.
 Ley N° 26.061 de Protección integral de las niñas, niños y adolescentes.
 Ley Nacional de Salud Mental N°26.657.
 Ley 24.417 de Protección contra la Violencia Familiar.
 Ley 26.390 de Prohibición del Trabajo Infantil y Adolescente.
 Ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra
las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones Interpersonales.
 Ley 23,592 de Penalización de Actos Discriminatorios.
 Ley 23.849 que aprueba la Convención Internacional de Derechos del Niño.
 Ley 26.743 de Identidad de Género.
 Ley 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas.
 Ley Provincial 6.518 sobre la obligatoriedad de poner en conocimientos de las autoridades
pertinentes la vulneración de derechos de NNyA. (Art. 1)
 Ley N°7.512 Ejercicio Profesional de la Profesión de Psicólogo. Provincia de Tucumán.
Código de Ética.
 Resolución de la Comisión Nacional Interministerial en políticas de salud mental y
adicciones. Anexo I, Acta CoNISMA 12/14.
 Guía Federal de Orientaciones para la Intervención Educativa en Situaciones Complejas
Relacionadas con la Vida Escolar (CFE Resolución N°217/14)
 Protocolo interinstitucional para la atención de Niños, Niñas y Adolescentes víctimas o
testigos de abuso sexual infantil o violencia. Poder Judicial. Provincia de Tucumán.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -6-
Alumnos/as Víctimas de Violencia Social y Familiar

Maltrato Físico y/o Emocional evidente –


Intervención por evaluación de la situación de riesgo de vida.
Frente a situaciones de evidencias de maltrato físico, emocional o
situaciones que afecten la integridad de todo niño, niña y/o adolescente,
se orienta a los diferentes actores institucionales, a sostener una actuación
profesional, ética, responsable en el marco de la normativa vigente, Ley
26.061 sobre "Protección integral de niño, niña y adolescentes (NNyA)" y
la Ley Provincial 6.518 sobre la obligación de comunicar presuntas situaciones de riesgo y/o
abusos, por lo que deberán:
 Informar a las autoridades y organismos competentes dentro del sistema educativo
(Supervisor - Director – Equipos de Orientación y Apoyo)
 Elaborar Acta que consigne y documente la presunta situación de maltrato del NNyA.
 Frente a la evidencia del maltrato físico del NNyA, la institución educativa (Directivos -
Docentes - Profesores etc.) procuraran trasladarlo al centro asistencial de salud pública.
Amparados en la Ley 6.518 y en la Ley 26.061.
 El equipo de Conducción y docentes generarán un clima institucional que propicie la
seguridad del alumno/a víctima de violencia familiar, respetando el deseo del NNyA de
sentirse acompañado/a por un docente en especial.
 Evaluada las circunstancias citar a los padres, tutores o y/o representantes legales del
alumno/a (siempre que no sean responsables del maltrato), con el propósito de ponerlo en
conocimiento de la situación detectada y la condición de sujeto de derecho de las niñas,
niños y adolescentes.
 Poner en conocimiento en la Defensoría de Menores e Incapaces o la Di.N.AyF (Dirección
Niñez, Adolescencia y Familia) sobre la presunta situación de vulnerabilidad del niño, niña
y/o adolescentes víctima de maltrato familiar. (Ley 6.518 y Ley 26.061)

Maltrato Leve - Abandono - Negligencia


 Escuchar al alumno/a a fin de que pueda poner en palabras su malestar, exprese
como se siente, que le ocurrió y que necesita.
 Brindar confianza y seguridad de que será ayudado/a.
 Informar y solicitar la intervención de los Equipos de Orientación y Apoyo G.P.I. Y
S.A.S.E.
 Trabajar en red para atender al/la alumno/a y su familia desde la intersectorialidad.
 Reflexionar al interior de la institución escolar respeto a los derechos de la infancia y
adolescencia y fundamentalmente sobre rol de los adultos en los contextos actuales.
 Desde una perspectiva institucional abordar los contenidos curriculares referidos a
los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -7-
ALUMNOS/AS VÍCTIMAS DE ABUSO SEXUAL INFANTIL (ASI)
Los Actores Institucionales deberán reflexionar sobre lo que es un A.S.I.:
El Abuso Sexual es “una forma de uso excesivo de poder que consiste en la utilización de un
niño, niña y/o adolescente para satisfacer los deseos sexuales de una persona adulta, que produce
connotaciones psicológicas y/o físicas adversa para quien la padece”. Es decir, es toda acción
ejercida de forma abierta o encubierta de contenido sexual de una persona hacia otra que no
consiente y/o no tiene capacidad para comprender el hecho de contenido sexual. No es necesario
que exista relación física para considerar que hay abuso.
“Es importante aclarar que el ASI no implica necesariamente una violación. Existe una
diversidad de conductas tales como el hostigamiento, el exhibicionismo, las humillaciones de
carácter sexual, las intrusiones en la intimidad, los tocamientos, el hacer partícipes a niños, niñas o
adolescentes en prácticas propias de la sexualidad adulta, etcétera”.
Los actores institucionales que tomen conocimiento por primera vez sobre una presunta y/o
situación relatada de A.S.I. principalmente deberán:
 Escuchar al niño, niña y adolescentes en situación de riesgo, propiciando un clima que le
genere seguridad y confianza de que será ayudado/a.
 Comunicar a las autoridades pertinentes dentro del Sistema Educativo (Directivo -
Supervisor)
 Documentar mediante acta la situación de A.S.I. detectada en la institución educativa,
explicitando grado, turno e identificando el/los adultos/s que tomaron conocimiento de la
situación.
 Solicitar la intervención de los Equipos de Orientación Escolar G.P.I. y S.A.S.E.
 Resguardar al alumno/a evitando la repetición del relato inicial, a fin de no exponer a
situaciones de exposición o doble victimización y de garantizar su derecho a la intimidad.
Preservar el testimonio de la víctima para la instancia judicial - Cámara Gesell -.
 En caso de lesiones recientes y si es pertinente la evaluación y la asistencia médica
correspondiente, la institución trasladará al NNyA, a un Centro de Salud Pública para su
atención.
 Comunicar a los familiares y/o Tutores sobre la presunta situación de abuso. En caso de
que el mismo sea de carácter intrafamiliar; procurar que otro familiar referente y
responsable efectúe la denuncia pertinente.
 En caso de que los responsables legales del alumno/a, no tomen posición frente a lo
acontecido y por la situación de vulnerabilidad de N,NyA; la institución educativa deberá
formular la comunicación correspondiente a las autoridades judiciales Ley N°26061 y Ley
Provincial N°6.518 Art. 1 (Fiscalía de Instrucción de Turno, Defensoría de Menores e
Incapaces del Poder Judicial y Di.N.AyF (Dirección Niñez, Adolescencia y Familia).

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -8-
 Efectuar un abordaje desde una perspectiva institucional de la E.S.I. a partir del
establecimiento de redes con el equipo técnico territorial del Programa Nacional de
Educación Sexual Integral.
 Crear espacios de reflexión y acompañamiento al grupo cercano a la/el N,NyA.

“En todo momento del proceso de intervención, es


fundamental evitar situaciones de doble victimización, como
ser exposiciones físicas o reiteración de relatos de lo
acontecido”.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -9-
Abuso sexual en el ámbito escolar
Frente a la presunción de abuso en el ámbito escolar y en el que
estuviera involucrado personal docente y otros adultos de la institución;
emergen emociones, reacciones y posiciones, que incrementan el malestar
de los diferentes actores institucionales.
Es fundamental pensar al momento de la intervención, que se trata de
una situación asimétrica entre un adulto y un niño, niña o adolescente, y en
el marco de la normativa vigente, debe prevalecer el interés superior del
NNyA, como sujeto de derecho.
Considerando el impacto que genera esta situación, por el
involucramiento de un actor escolar que ha construido vínculos afectivos en la convivencia
cotidiana; debemos actuar con profesionalismo y objetividad, despojados de juicios valorativos y
aceptando la idea de que ese adulto pudo haber cometido una acción que vulnere los derechos de
un N,NyA.
Desde esta perspectiva el abordaje debe orientarse a:
 Generar un dispositivo de escucha atenta.
 Comunicar de forma inmediata a las autoridades del Sistema Educativo.
 Convocar a los Equipos de Orientación Escolar: G.P.I. y S.A.S.E.
 Documentar en acta lo acontecido y/o actuado, preservando la identidad de los actores
involucrados.
 Elevar un informe preliminar de lo sucedido a efectos que tomen conocimiento e
intervención las autoridades del Ministerio de Educación. A la escuela le compete
desplegar acciones concretas y específicas en el marco educativo y administrativo.
 Poner en conocimiento y habilitar un espacio de comunicación para la familia y/o
tutores del N,NyA.
 Asesorar a la familia respecto a la obligación de formular la comunicación
correspondiente a las autoridades judiciales.
 Convocar a reunión al personal de la institución y brindar información de lo actuado,
evitando situaciones de incertidumbre. Preservar a los actores involucrados de
situaciones de exposición, que vulneren sus derechos.
 Asumir un posicionamiento profesional siguiendo las orientaciones de la Guía de
Orientación para Actores Escolares ante Situaciones Complejas, al momento de brindar
información a la prensa, si el caso toma trascendencia pública y si los medios de
comunicación se hicieran presente en la institución educativa.
 Efectuar el abordaje pedagógico desde el programa de Educación Sexual Integral y la
Guía Federal para el Abordaje de Situaciones Complejas.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -10-
Situaciones de presunto abuso entre pares:

El abuso entre pares supone una situación de coerción y sometimiento.


Frente a situaciones de presunto abuso entre pares en el ámbito escolar, es fundamental
escuchar e intervenir.
Se procederá de forma inmediata a:
 Informar lo acontecido a las autoridades del Sistema educativo (Supervisor y Director)
 Convocar a los Equipos de Orientación Escolar, G.P.I. y S.A.S.E.
 Citar a familiares y/o tutores para informar lo acontecido, como así también las
estrategias que se están llevando a cabo para intervenir en la situación.
 Cuando es la familia la que informa a la institución sobre situaciones de contacto o
presunto abuso entre pares, se deben generar espacios de diálogo donde se evite los
interrogatorios y se permita que los actores educativos involucrados puedan
expresarse, a los fines de abordar desde la complejidad lo planteado, poniendo énfasis
en la necesidad de resguardar los derechos de todos los/as alumnos/as.
 Documentar en acta lo acontecido, preservando la identidad de los actores
involucrados.
 Frente a la presunción de abuso que involucre a otro estudiante, las intervenciones y
orientaciones se realizarán en torno a la Ley 26.061 sobre protección integral de niños,
niñas y adolescentes, evitando la estigmatización de los/las alumnos/as
involucrados/as, preservándolos/as de toda acción conducente a la doble victimización.
 Efectuar una intervención pedagógica desde el Programa Nacional de Educación Sexual
Integral, orientando hacia el desarrollo de capacidades de autoprotección, cuidados y
respeto por el otro.
 Revisar la organización institucional, atendiendo a la redistribución de espacios y
tiempos y definiendo estrategias compartidas entre todos los actores institucionales en
el marco de la “corresponsabilidad”, con el objetivo de abordar lo acontecido en la
Institución.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -11-
Juegos sexuales entre niños y niñas:

Es posible que los juegos sexuales sean una manifestación de “intereses propios de
determinada edad y se consideran esperables cuando no adquieren un carácter compulsivo ni
coercitivo de un compañero o una compañera respecto de otra u otra”. Ante la emergencia de
esta última situación, se convocará a los Equipos de Orientación Escolar (EOE) para pensar de
manera conjuntamente el abordaje de la misma.
Se procederá a:
• Informar lo acontecido a las autoridades del Sistema educativo (Supervisor y Director)
• Convocar a los Equipos de Orientación Escolar, G.P.I. y S.A.S.E.
• Citar a familiares y/o tutores para informar lo acontecido, como así también las
estrategias que se están llevando a cabo para intervenir en la situación.
• Cuando es la familia la que informa a la institución sobre situaciones de juegos sexuales
entre niños y niñas, se deben generar espacios de diálogo a los fines de abordar desde la
complejidad lo planteado, poniendo énfasis en la necesidad de resguardar los derechos
de todos los/as alumnos/as. Se deben evitar los interrogatorios de “tipo policial o careos”,
tanto en relación a las familias como a los/as niños/as, permitiendo que los actores
educativos involucrados puedan expresarse.
• Documentar en acta lo acontecido, preservando la identidad de los actores involucrados.
• Efectuar una intervención pedagógica desde el Programa Nacional de Educación Sexual
Integral, orientando hacia el desarrollo de capacidades de autoprotección, cuidados y
respeto por el otro.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -12-
Situaciones de violencia dentro de las escuelas

Es fundamental explicar que, para el abordaje de situaciones


de violencia, debemos asumir un enfoque relacional, alejándonos
de este modo de un enfoque centrado en el individuo patológico.
Lo que significa que una manifestación de violencia es el producto
de elementos contextuales y no solamente de las características
subjetivas de las personas.

Violencia entre pares alumnos/as

 Frente a una situación de agresión física, separar a los niños, niñas y adolescentes
intervinientes, calmarlos y dialogar por separado, escuchando cada discurso. Los
mismos deben estar acompañados por un adulto referente de la institución
educativa.
 Si presentan lesiones físicas, comunicar en forma inmediata al servicio de emergencia
escolar y efectuar a la brevedad la comunicación a la familia o el adulto responsable.
 Registrar mediante acta lo acontecido.
 Proponer espacios de diálogo entre las partes – en caso de que la situación lo
permita– implementando estrategias para favorecer que se establezcan acuerdos en
la resolución de los conflictos, generando y asumiendo compromisos para la
convivencia escolar.
 Posterior a la situación de agresión, afianzar y fortalecer la implementación de los
AEC (Acuerdos Escolares de Convivencia) en el nivel secundario. Tener en cuenta
criterios de contextualización, gradualidad y proporcionalidad en las instancias de
sanción.
 Efectuar un abordaje a nivel institucional a partir de la situación problemática
planteada. Crear espacios de reflexión y acompañamiento sobre la temática;
enmarcadas en estrategias de inclusión y enunciadas desde el discurso pedagógico
para los/as alumnos/as y el grupo familiar.
 En caso que se considere necesario solicitar la intervención de los Equipos de
Orientación Escolar, GPI y SASE.

En caso que las agresiones tuvieran difusión mediática:


 El adulto debe procurar reunir al grupo, verificando si existe registro audiovisual del
episodio, y tratar que eliminen voluntariamente el mismo. Se sugiere utilizar un
mensaje contenedor y persuasivo que tienda a neutralizar los episodios de violencia y
evitar la divulgación del hecho, manteniendo la reserva del mismo para preservar la
integridad y privacidad de los menores.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -13-
 Orientar a los/as alumnos/as en general asumir una actitud responsable y
comprometida, señalando que en materia de violencia nadie es ajeno ni neutral, ya
que por cada acción u omisión todos incidimos en los resultados.

Violencia que involucra a estudiantes, docentes y familia

A. De un estudiante a un docente:
 Acompañar en la situación al docente afectado.
 Dialogar con el o los estudiantes a los fines de que pueda expresar lo acontecido y
explicitar el conflicto, sin caer en interrogatorios de tipo policíaco, evitando las
estigmatizaciones y siempre que la situación lo permita.
 Registrar en acta lo acontecido
 Comunicar a las autoridades educativas y los Equipo de Orientación Escolar GPI y SASE
sobre la situación.
 Comunicar a un familiar o adulto responsable.
 Convocar al consejo escolar de convivencia y analizar considerando
los AEC lo acontecido en la institución educativa, en el nivel
secundario.

B.- De un docente a un estudiante:


 Contener al alumno agredido y acompañarlo en la situación.
 Brindar al docente un espacio de escucha.
 Comunicar a las autoridades educativa y los Equipo de Orientación
Escolar GPI y SASE sobre la situación.
 Comunicar a un familiar o adulto responsable.
 Cuando es la familia la que informa a la institución sobre situaciones de
violencia de un docente a uno o varios estudiantes, se deben generar espacios de diálogo
evitando encuentros masivos, a los fines de abordar desde la complejidad lo planteado.
 Registrar en acta lo acontecido.
 Elevar un informe preliminar de lo sucedido a efectos que tomen conocimiento e
intervención las autoridades del Ministerio de Educación. A la escuela le compete
desplegar acciones concretas y específicas en el marco educativo y administrativo.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -14-
Consumo Problemático de Sustancias

Para lograr trabajar este tema es necesario tener


presente una perspectiva relacional; esto implica decir que "la
droga", no existe como algo independiente de las variadas y
diferenciadas formas de su uso, las cuales no siempre
responden a la imagen o estereotipo que el conjunto de lo
social se ha hecho sobre el consumidor de drogas. Como
explican Castel y Coppel, "lo determinante no es el producto,
sino la relación (del sujeto) con el producto" (Castel y Coppel,
1994:230). Preferimos entonces hablar de consumo
problemático de sustancias y no de "drogadictos", por ejemplo,
dado que este último término responde a una concepción que
generaliza las consecuencias del consumo.
Por otra parte, cabe aclarar que la OMS (Organización Mundial de la Salud) define Droga
como aquella "sustancia que, introducida en un organismo vivo, modifica una o varias de sus
funciones", definición que responde tanto a drogas lícitas (por ejemplo, medicamentos, alcohol,
tabaco) como ilícitas (paco, marihuana, cocaína, heroína, etc.). El consumo de sustancias ilícitas
conlleva el agravante de suscitar problemas de orden jurídico - legal, lo que no implica que el
consumo de drogas lícitas pueda ser tan o más problemático en términos de salud, como el
consumo ilegal.
A continuación, presentamos los posibles modos en que puede presentarse el consumo
problemático de sustancias, brindando orientaciones a los actores escolares que detectan el
problema.

Presencia de sustancias en la escuela

 Informar lo acontecido a las autoridades del Sistema educativo (Supervisor y Director).


 Convocar a los Equipos de Orientación Escolar, G.P.I. y S.A.S.E, para que de manera
conjunta se aborde la situación.
 Mantener la privacidad de lo acontecido.
 Comunicar a los familiares y/o Tutores sobre situación detectada.
 Diseñar estrategias pedagógicas orientadas a la prevención, habilitando el
acompañamiento de los Equipos de Orientación Escolar, GPI y SASE.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -15-
Ante la presunción de que un/a alumno/a es consumidor/ra:
 Mantener la privacidad de la situación y contactar a los Equipos de Orientación Escolar, GPI
y SASE, para que de manera conjunta se aborde la situación.
 Evitar el rol de "investigador policial".
 A través de un referente significativo, ofrecer a el/los estudiantes un espacio de diálogo,
generando un clima en donde se sienta seguro/a y acompañado/a. Brindar orientaciones
sobre posibles modos de abordar la situación de consumo problemático.
 Informarle a el/los estudiantes la obligatoriedad de que los adultos de la escuela
comuniquen a la familia y/o tutores sobre su situación, para que sea
debidamente atendido/a.
 Diseñar estrategias pedagógicas orientadas a la prevención, habilitando el
acompañamiento de los Equipos de Orientación Escolar, GPI y SASE.
 Realizar el seguimiento posterior para conocer si el/la
alumno/a concurre al tratamiento indicado.

En caso de intoxicación y crisis en la escuela


 Solicitar de manera inmediata el servicio de emergencia y
traslado del N,NyA a la institución de salud más cercana.
 Resguardar al N,NyA dentro de la institución escolar en un
ambiente privado, acompañado de un referente significativo hasta tanto llegue el servicio
médico.
 Mantener la privacidad de la situación y contactar a los Equipos de Orientación Escolar, GPI
y SASE, para que de manera conjunta se aborde la situación.
 Contactar a los responsables familiares del N,NyA. En caso de no poder contactarlos y deba
ser trasladado/a, un adulto miembro de la institución deberá acompañarlo/a hasta tanto
se logre contactar a los familiares.
 Diseñar estrategias pedagógicas orientadas a la prevención, habilitando el
acompañamiento de los Equipos de Orientación Escolar, GPI y SASE.
 Diseñar estrategias para la reincorporación del N,NyA a la escuela, evitando que la misma
devenga un escenario amenazador.
 Realizar el seguimiento posterior para conocer si el/la alumno/a concurre al tratamiento
indicado.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -16-
Autolesiones
Las autolesiones o autoagresiones constituyen una
problemática que ha adquirido mayor visibilidad en el ámbito
de la escuela. Como actores institucionales no debemos
minimizar esta manifestación, ni verlo como una búsqueda
de atención o como una manipulación, sino que se trata de
lograr una disposición de comprender la complejidad de esta
problemática psicosocial.
El cuerpo es el lugar en donde se manifiesta el
sufrimiento, pero también es aquello que se muestra, un lugar
de exhibición, de escritura permanente, testimonio del
enfrentamiento con el mundo a través de un acto vivido como transgresor: signos, señales, de una
angustia que no se puede poner en palabras.
¿Qué entendemos por autolesiones?
Autolesión es un lenguaje somático el cual utiliza al cuerpo en vez de palabras y
sentimientos. Esta conducta es un intento de manejar sentimientos caóticos como la ira, el odio, el
sufrimiento emocional intenso.
“En estas conductas, de hacerse daño, los adolescentes encuentran que reducen sus
sentimientos intensos y dolorosos, esos sentimientos que no pueden soportar y afrontar. Las
personas que se cortan lo hacen buscando un alivio a su sufrimiento, disminuyendo su tensión
emocional que lo atormentan y tratando de continuar con su vida” (Liliana Domínguez:
Autolesiones: marcas y modificaciones en el cuerpo).
Es tarea de las instituciones y actores escolares velar por la protección de los niños, niñas y
adolescentes y trabajar para ese objetivo desde el lugar que le corresponde a cada uno, porque
tiene la posibilidad de identificar antes que otras instituciones muchas de las situaciones de riesgo
que atraviesan los/las alumnos/as.
Se propone como modos de intervención:
 Determinar la gravedad de la situación. En caso que sea necesario la asistencia y atención
médica urgente, se priorizara en todo momento el resguardo de la salud del niño, niña o
adolescente.
 Comunicar a los padres y o tutores sobre la situación de riesgo del/la alumno/a.
 Solicitar la intervención de los Equipos orientación escolar, GPI y SASE
 Diseñar estrategias pedagógicas a fin de generar un abordaje de la problemática que
implique la corresponsabilidad de los actores institucionales.
 Revitalizar o diseñar dispositivos donde los adultos ocupen roles de contención,
acompañamiento y cuidado que los N,NyJ necesitan frente al dolor.
 Propiciar espacios grupales para los/las alumnos/as, que generen confianza y expresión de
pensamientos y sentimientos.
 Disposición y activación de las redes comunitarias.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -17-
Ideación suicida, Intentos de suicidio y
Suicidio consumado

Es posible que el espacio escolar sea escenario donde niños,


niñas, jóvenes y adultos expresen, de los modos más diversos, sus
padecimientos, mediante situaciones de autoagresión, que pueden
derivar en el intento de suicidio o el suicidio. Ante esta posibilidad, se
torna indispensable, generar condiciones para que la escuela ayude a
desplegar en los chicos y chicas el cuidado de sí mismos y de los otros,
con el propósito de atender situaciones singulares de alto sufrimiento
psíquico, entre ellas, el suicidio.

Ideación suicida
La ideación suicidad hace referencia a un conjunto de pensamientos que expresan un deseo
de o intencionalidad de morir u otras vivencias psicológicas suicidas. La ideación suicida se define
como la emergencia de pensamientos cuyo contenido está vinculado con terminar con la propia
existencia. Además, en esta definición se incluyen aquellos pensamientos que aluden a la falta de
valor de la propia vida, deseos de muerte, fantasías de suicidio y planificación de un acto letal.
Se propone como modos de intervención:
 Convocar a los Equipos de Orientación Escolar, G.P.I. y S.A.S.E, para que, de manera
conjunta, se habiliten espacios de trabajo que permitan el abordaje de la situación.
 Las situaciones de ideación suicida, serán atendidas y analizadas por los equipos de
orientación escolar en conjunto con directivos y docentes, mediante dispositivos
específicos que consideren los siguientes criterios:
o Se debe intervenir en toda ocasión en que un N,NyA exprese, a partir de
diversas manifestaciones, la idea de terminar con la propia existencia.
o Generar espacios de diálogo que pongan en el centro de la escena el valor de
la palabra para expresar pensamientos y sentimientos.
o Se recomienda que en dichos espacios no se den consejos, ni se discuta el
motivo que da origen al padecer expresado por el N,NyA. Mostrar
entendimiento y no entrar en debate sobre si es correcto o no lo expresado.
 Comunicar a los padres y o tutores sobre la situación de riesgo del/la alumno/a
 Trabajar en articulación con los organismos de salud mental para ofrecer un abordaje
integral de la situación.
 Diseñar estrategias pedagógicas a fin de generar un abordaje de la problemática que
implique la corresponsabilidad de los actores institucionales.
 Revitalizar o diseñar dispositivos donde los adultos ocupen roles de contención,
acompañamiento, cuidado y respeto a la singularidad de N,NyA.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -18-
Intento de suicidio y suicidio consumado

Tanto en el intento de suicidio como en el suicidio consumado, es importante considerar que


luego de estos hechos “disruptivos” hay que pensar un plan de trabajo situado y contextualizado
con la comunidad educativa.
Se propone como modos de intervención:
• Informar sobre la situación a las autoridades del Sistema educativo (Supervisor y
Director).
• Convocar a los Equipos de Orientación Escolar, G.P.I. y S.A.S.E, para que de manera
conjunta se habiliten espacios de trabajo que permitan el abordaje de la situación.
 Evitar la búsqueda indiscriminada de ayuda y colaboración hacia el exterior de la escuela
dado a que genera una “sobreprestación” de diferentes actores tales como policía,
iglesias, algunas instancias de salud, ONG, entre otros. Esta situación de intervenciones
desarticuladas entre si refuerza la confusión, no acompaña el momento y puede producir
en los afectados rechazo ante la oferta de acompañamiento.
 Las situaciones de intento o suicidio consumado, serán atendidas y analizadas por los
equipos de orientación escolar en conjunto con supervisores, directivos y docentes,
mediante dispositivos específicos que consideren los siguientes criterios:
o Ser cuidadosos con la situación, evitando emitir juicios sobre la conducta del N,NyA
que se suicidó o que intentó hacerlo.
o No es necesario ni posible otorgarle sentidos al acto suicida, apegarnos a esa idea
debilita la posibilidad de un adecuado acompañamiento. Si se insiste en este punto
es posible quedar atrapados en estas preguntas sin respuestas.
o Poner en el centro de la escena el valor de la palabra para expresar los sentimientos
que la situación provocó, tanto en la comunidad adulta como en los estudiantes.
o Detectar el grado de vulnerabilidad de las personas que se encuentran relacionadas
con la situación, por lo general son los compañeros más cercanos, los amigos, los
que compartían actividades o aquellos en los que la ideación suicida estuvo
presente en algún momento de su vida.
o Trabajar en articulación con los organismos de salud mental para ofrecer un
abordaje integral de la situación.
 Desde la escuela pensar las propuestas de trabajo desde una perspectiva institucional,
donde se aborden los factores protectores, ya que son recursos y puntos de apoyo con los
que cuenta la institución educativa". Los principales factores de protección se relacionan,
entre otros, con:
- Espacios institucionales para desarrollar capacidades vinculadas a la resolución de
conflictos, toma de decisiones, proyecto de vida entre otros. Las acciones que
estimulen la autoestima y la confianza en sí mismo.
- La existencia de redes interinstitucionales.
- La presencia de un adulto significativo.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -19-
 Otra instancia a tener en cuenta es el retorno de los/as alumnos/as a las actividades
escolares, luego de ocurrido el suceso. Se recomienda:
o No ignorar la situación con la idea de que el impacto que produjo el intento o
suicidio se va a disolver de manera espontánea. Es necesario trabajar sobre las
secuelas, efectos y consecuencias del trauma vivido, a partir del diálogo y de la
dimensión vincular.
o No convocar a especialistas para hablar del tema como respuesta única y
superadora de lo acontecido. Las estrategias de abordaje deben ser producto de
una construcción colectiva, contando con la participación de los equipos de
orientación escolar, GPI y SASE.
o Acompañar en estos procesos es poder transitar entre el recuerdo y el olvido del
suceso, recuperando la tarea educativa como eje de la vida cotidiana institucional.

El lugar de la escuela frente a las problemáticas de ideación, intento y suicidio


consumado
La escuela participa en la construcción de escenarios que puedan prevenir la ideación
suicida, el intento de suicidio o el suicidio, toda vez que:
 Favorece el diálogo, la escucha y la posibilidad de plantear los problemas a adultos
referentes.
 Construye alternativas de expresión y participación, mediante propuestas sistemáticas
para el desarrollo de habilidades sociales.
 Desarrolla, a través de los adultos que la integran, una convivencia democrática dónde se
alojan a los niños, niñas y adolescentes.
 Pone en palabras las situaciones dolorosas de los sujetos afectados y los acompaña
respetando los lugares reservados a la intimidad.
 Fortalece la autoestima de los/as alumnos/as y cree en sus potencialidades y posibilidades.
 Comprende y respeta las características propias de las nuevas infancias y las culturas
juveniles.
 Rompe el círculo de silencio que niega los conflictos y construye respuestas colectivas a
estos.
 Forma parte de una red interinstitucional local, que diseña propuestas comunitarias
pensadas con otros actores sociales.
 Favorece intervenciones articuladas para el abordaje de la problemática.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -20-
Presencia de armas en el espacio escolar

Esta situación suele sorprender a todos los actores


institucionales produciendo temor en los sujetos por estar
ligado al riesgo de vida. Ante esta situación, no debe pensarse
a la persona como un ser peligroso sino como un integrante de
la comunidad educativa y que requiere su abordaje. El o la
alumna debe percibir de parte de los adultos una actitud de
cuidado hacia él o ella y no de enjuiciamiento hacia su
persona. La escuela siempre debe trabajar las situaciones
desde una perspectiva del cuidado, de los derechos del niño/a
y adolescente.
Ante la presencia de armas en la institución educativa, se recomienda:
 Tranquilizar al/la alumno/a y pedirle que se dirija a la dirección u otro espacio que le
impida el contacto con otros alumnos. Si se negara, retirar al resto de los alumnos de la
escena.
 Que el alumno/a siempre este acompañado por más de un adulto. Se considera
importante que éstos sean elegidos por su capacidad de sostener a los jóvenes, en una
situación de estas características.
 Organizar los espacios educativos de manera que los/as alumnos/as permanezcan en el
aula con un adulto responsable-referente. Los adultos deben transmitir calma a todos
los actores institucionales.
 Convocar inmediatamente a la familia y/o responsables.
 Sostener el principio de la discreción, al momento de brindar información, preservando
la identidad del niño, niña y adolescente.
 Mientras llega la familia y/o responsables, se conversa con él o la estudiante. El tema no
debe ser planteado como un delito, sino como la preocupación que todos tienen sobre
esta sospecha de que porta un arma y el riesgo que implica para todos. Debe percibir de
parte de los adultos una actitud de cuidado y no un enjuiciamiento.
 Con respecto a las pertenencias del o la estudiante que deben ser apartadas, como
puede ser la mochila, en la que se supone estaría el arma, deberá ser revisada por la
familia y/o responsable del estudiante.
 Si efectivamente tiene un arma de fuego, es la fuerza pública policial la que deberá
retirar el arma de la escuela. Debe consensuarse previamente y de manera intersectorial
con la policía, siempre teniendo como eje de intervención la garantía de los derechos de
los niños, niñas y adolescentes.
 El personal policial tendrá contacto con el/la alumno/a solo en presencia de la familia
y/o responsable del mismo.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -21-
 Informar sobre la situación a las autoridades del Sistema educativo (Supervisor y
Director).
 Convocar a los Equipos de Orientación Escolar, G.P.I. y S.A.S.E, para que de manera
conjunta se habiliten espacios de trabajo que permitan el abordaje posterior de la
situación.

Presencia de armas blancas u otros elementos que puedan transformarse en


armas blancas

¿Qué sucede si un estudiante hace uso de alguno de estos útiles (tijeras, trinchetes, compás,
etc.) como un arma e intenta lastimar a un/a compañero/a?. Frente a estas situaciones se sugiere:
 Tranquilizar al estudiante y retirar al resto de los/as alumnos/as de la escena; más
de un adulto debe acompañar la situación.
 Paralelamente, un docente o más deben tranquilizar a la o el estudiante que fue
agredido o agredida.
 Si se considera necesario solicitar la intervención del servicio de salud, para la
atención de los actores educativos involucrados.
 Convocar a las familias y/o responsables de los estudiantes.
 Informar sobre la situación a las autoridades del Sistema educativo (Supervisor y
Director).
 Comunicar a los Equipos de Orientación Escolar, G.P.I. y S.A.S.E, para que de
manera conjunta se habiliten espacios de trabajo que permitan el abordaje
posterior de la situación.
 Es importante que cada institución defina consensuadamente qué elementos los y
las estudiantes pueden llevar a la escuela y cuáles.

Trabajo pedagógico posterior


Cualquiera de las situaciones planteadas con el estudiante que mostró un arma, que se
sospechaba que la portaba, que usó un elemento como un arma blanca o que haya traído a la
institución un elemento no permitido por esta, deben ser evaluadas en el marco de los Acuerdos
Escolares de Convivencia (AEC) cuando se trata del nivel secundario. El hacer de los adultos en
este sentido va a permitir que los/as chicos/as vayan adquiriendo la responsabilidad de sus actos.
En toda institución educativa que se vivencie esta situación, será necesario planificar desde
lo pedagógico intervenciones conjuntas entre todos los actores educativos, con la participación de
los Equipos de Orientación Escolar, para trabajar las nociones de cuidado, más allá del episodio
puntual. Es importante reflexionar acerca de las posibilidades de acceso a las armas por parte de
los niños, niñas y adolescentes, que en muchas ocasiones se dan dentro de los hogares, por
naturalización o descuido de los adultos y acordar con las familias cómo se ejerce la
responsabilidad del cuidado.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -22-
Violencia y acoso a través de las redes sociales

Internet está presente en la escuela: no solamente en función de los


proyectos y usos que la institución promueve con las TICs
(Tecnologías de la Información y la Comunicación) sino también por
la interacción que los/as alumnos/as tienen con ellas puertas afuera
de la escuela. Internet se ha constituido en un medio masivo de
interacción, especialmente para los niños, niñas, adolescentes y
jóvenes.
Es necesario que los/as chicos/as comprendan que las
interacciones en línea implican consecuencias en la vida real, no sólo en lo virtual.
Es por ello que se debe tener en cuenta que el espacio virtual funciona como el terreno,
donde muchas veces los malos tratos forman parte de modos de vincularse. Entre ello se pueden
nombrar:
 Discriminación en el ámbito de Internet: se condice con lo que consideramos
discriminación en un espacio “offline”. Por ende, “es discriminatoria toda distinción,
restricción, o preferencia basada en motivos de una supuesta raza, religión,
nacionalidad, ideología, opinión política o gremial, sexo, posición económica,
condición social o caracteres físicos que tenga por objeto menoscabar el
reconocimiento y ejercicio en condiciones de igualdad de los derechos humanos y
libertades fundamentales en las esferas políticas, económicas, sociales, culturales o
en cualquier otra esfera de la vida pública”.
 Cyber bullying: es un caso de cyber acoso, aplicado en un contexto en el que
únicamente están implicados menores y supone uso y difusión de información de
datos difamatorios y discriminatorios a través de dispositivos electrónicos como
correos, mensajería instantánea, redes sociales, mensajería de texto o la publicación
de videos y/o fotos.
Otros fenómenos relacionados al abuso sexual bajo nuevas formas dentro del escenario
mediático son:
 Grooming: acoso en línea de parte de un adulto con fines de abuso sexual, es decir
acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un N,N y A mediante el uso
de Internet. Siempre es un adulto quien ejerce el grooming. (Estos adultos suelen
generar un perfil falso en una red social, sala de chat, foro u otro, en donde se hacen
pasar por un chico o una chica y entablan una relación de amistad y confianza con
N,N y A que quieren acosar).
 Sexting: es la producción de fotos, vídeos o sonidos en actitudes eróticas, sexuales o
con desnudos o semidesnudos, que se envíen de celular a celular y son publicados en

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -23-
internet. También se considera sexting a la exposición de pornografía, situaciones de
violencias, y otros contenidos no apropiados.

Como detectar casos de violencia y acoso a través de las redes sociales

Las situaciones de discriminación, violencia y acoso a través de las redes sociales suelen
tomar estado público con gran celeridad, dado a que dichas situaciones se visualizan de manera
instantánea por la ubicuidad (en todo momento/en todo lugar) de las redes sociales. Esto provoca
en los actores institucionales involucrados gran perturbación, haciéndose la escuela eco de ello.
La comunidad educativa deberá tomar parte en la prevención y construcción de saberes por
parte de los N,NyA, que permitan discriminar contenidos y situaciones de riesgos cuando utilizan
las TICs.
Frente a la situación de violencia y acoso en las redes, se recomienda:
• No minimizar ni exagerar la situación, aceptando lo ocurrido desde el
acompañamiento. Es indispensable que el adulto asista desde el afecto y la
protección al N,NyA.
 Informar lo acontecido a las autoridades del sistema educativo (Supervisor y
Director).
 Convocar a los Equipos de Orientación Escolar, G.P.I. y S.A.S.E, para que de manera
conjunta se aborde la situación.
 Habilitar espacios de diálogo donde se permite expresar lo que les ocurre, sin
avergonzarlos/as o culparlos/as, debe evitarse la revictimización, es decir, echarle la
culpa de lo ocurrido, como así también interrogarlo/a en diferentes ámbitos y
obligarlo/a contar muchas veces lo que soportan.
 Alentar el diálogo sobre el tema con amigos o cercanos que les permita expresar su
padecer a los pares, ya que mantener la situación en secreto potencia tanto sus
consecuencias como su aislamiento.
 No actuar sin escuchar las necesidades del N,NyA ya que puede exponerlo aún más y
potenciar su humillación.
 Si existió registro audiovisual de la situación, dialogar con los alumnos y explicar los
riesgos y la vulneración de derechos que supone exponer mediáticamente a otros y
otras, solicitarles que eliminen ese registro.
 Desalentar actitudes revanchistas o vengativas, ya que sólo llevan a mayor violencia y
no solucionan el conflicto.
 Comunicar a la familia sobre la situación de riesgo del/la alumno/a.
 Asesorar a la familia respecto a la obligación de formular la comunicación
correspondiente a las autoridades judiciales, cuando se trate de acoso sexual a través
de las redes.
 Trabajar en articulación con los organismos de salud mental para ofrecer un abordaje
integral a los actores afectados por la situación en caso de que sea necesario.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -24-
 Desde la escuela pensar las propuestas de trabajo desde una perspectiva
institucional, donde se aborden la situación a través de:
o Diseñar estrategias pedagógicas institucionales orientadas a la prevención e
intervención ante las situaciones de violencia, discriminación y acoso sexual,
habilitando la participación de los equipos de orientación escolar GPI y SASE.
o Propiciar instancias de diálogo e intercambio con los/as chicos/as para
conversar sobre cómo manejarse en el espacio virtual de modo de aprovechar
lo que las TIC ofrecen cuidando, a su vez, los vínculos.
o Ser parte en la educación sobre buenas prácticas y prácticas de cuidado en
Internet.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -25-
Extravío de personas

Las escuelas pueden tomar conocimiento del extravío de algún o alguna estudiante.
Recordemos que la escuela forma parte del Sistema de Promoción y Protección Integral de
Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, y en este sentido puede colaborar, desde su
especificidad, con el abordaje de la situación. Nos parece importante afirmar que en todos los
casos la escuela debe actuar en red con las instituciones que tienen un saber específico sobre el
tema.
Frente a estas situaciones la escuela debe:
 Comunicar a las autoridades educativas (Supervisor, directivos) sobre la situación.
 Convocar a los Equipos de Orientación Escolar, GPI y SASE.
 Acompañar a la familia, orientando respecto a la necesidad u obligación de denunciar.
Desterrar la creencia de que se debe esperar 48 horas para hacer la denuncia. Las
primeras horas son fundamentales para la investigación judicial.
 Establecer una persona de la escuela como receptora de la información, a fin de evitar
rumores.
 Tranquilizar a la comunidad y pedirle que la información se concentre en la persona
designada por la institución educativa, evitando de esta manera información errónea que
produce mayor conmoción en la comunidad.
 Acompañar al grupo de compañeros y amigos, permitiéndoles que expresen cómo se
sienten y dándoles lugar para trabajar la angustia.
 Diseñar estrategias pedagógicas orientadas a la prevención e intervención ante las
situaciones de extravío de personas, habilitando la participación de los equipos de
orientación escolar GPI y SASE.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -26-
Niña/os y adolescentes en situación de trata

La trata de menores es el ofrecimiento, la captación, el transporte y/o traslado ya sea dentro


del país, desde o hacia el exterior, la acogida o la recepción de
personas menores de 18 años con fines de explotación.
La Ley incluye, dentro de la explotación, a situaciones en las
que:
1. Se redujere o mantuviere a una persona en condición de
esclavitud o servidumbre o se la sometiere a prácticas
análogas;
2. Se obligare a una persona a realizar trabajos o servicios
forzados;
3. Se promoviere, facilitare, desarrollare o se obtuviere
provecho de cualquier forma de comercio sexual;
4. Se practicare extracción ilícita de órganos o tejidos
humanos.
En el marco de la normativa vigente de la ley 26.364 de “Prevención y sanción de la trata de
personas y asistencia a sus víctimas” y la Ley provincial 6.518 sobre "la obligación de denunciar"
presuntas situaciones de riesgo y/o abusos, la escuela deberá:
 Poner en conocimiento de las autoridades educativas (Supervisor y Director)
 Convocar a los Equipos de Orientación Escolar, GPI y SASE.
 En caso de que la NNyA relate algún hecho a partir del cual se pueda presumir la
situación de trata, deberá llevarse a cabo el registro, respetando lo dicho
textualmente (entrecomillado), resguardando el lenguaje y las formas en las que
fue enunciado el problema, evitando emitir juicio de valor.
 Evaluadas las circunstancias, citar a los padres, tutores o y/o representantes
legales del alumno/a (siempre que no sean responsables del hecho), con el
propósito de ponerle en conocimiento de la situación detectada y la condición de
sujeto de derecho de las niñas, niños y adolescentes.
 Además del registro formal, se evitará que el NNyA se vea obligado a responder o
relatar en distintas ocasiones el mismo hecho.
 El adulto que tome conocimiento de la situación deberá explicarle al NNyA que se
requiere de la intervención de otros estamentos de promoción y protección de sus
derechos, con el fin de asegurarle condiciones especiales de protección y cuidado.
 La institución educativa deberá, en virtud de la Ley 6518 y Ley 26.364, comunicar
por escrito lo acontecido a la Defensoría de Menores e Incapaces y adjuntar copia
de lo actuado.
 Diseñar estrategias pedagógicas orientadas a la prevención, contando con el
asesoramiento de los organismos de orientación escolar.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -27-
Toma de escuela

La toma de escuela es una modalidad de protesta, que se manifiesta a través de un


reclamo impide el normal funcionamiento de la institución educativa, lo que trae aparejado la
vulneración del derecho a la educación, tanto el de enseñar como el de aprender.
Dicha modalidad de reclamo puede responder a diversas causas vinculadas al ejercicio del
poder; a la circulación de la palabra, a la modalidad de resolver conflictos, entre otros,
incrementando el malestar y generando tensión en la comunidad educativa.
Ante la situación de toma de escuela, se sugiere tener cuenta las siguientes líneas de
acción:
 Comunicar telefónicamente a las autoridades educativas (directivos, supervisor).
 En caso de compartir edificio con otro nivel y/o modalidad, es pertinente dar aviso a
los responsables del mismo.
 Conformar un grupo de actores educativos que habiliten el encuentro con
representantes de quienes tomaron la escuela y autoridades a quienes reclaman, a
los fines de construir espacios de escucha, diálogo y consenso.
 Focalizar la intervención en el marco de la mediación/negociación a los fines de
procurar que los sujetos que efectivizan la toma de escuela puedan expresar las
razones que motivaron esta medida, y logren sentirse escuchados en sus reclamos,
como así también en la construcción de propuestas, alternativas y posibilidades de
resolución del conflicto.
 Documentar en acta los diferentes encuentros con los actores involucrados, las
diversas instancias de intervención, reflejando los acuerdos logrados.
 Conformar una mesa de Gestión Interinstitucional donde la comunidad (en caso de
ser necesario) participe activamente en la implementación de las propuestas
efectuadas para la resolución del conflicto.
 Garantizar y procurar medidas de seguridad para todos los actores institucionales y
de la comunidad participantes en la toma de escuela, tanto dentro como fuera del
horario escolar, estableciendo redes con otras instituciones.
 Las intervenciones deben efectuarse teniendo en cuenta la Ley 26.061,
garantizando el Derecho de Niñas/os y Adolescentes.
 En caso de que los medios masivos de comunicación se hagan presentes, la
información brindada a la prensa deberá ser validada por las autoridades
ministeriales.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -28-
Recomendaciones sobre el Tratamiento de la Información a la Prensa

Información
para la
prensa

Las Situaciones Escolares Complejas pueden tomar estado público y los medios de comunicación masivos se
hacen presentes en la institución escolar. Ante esta situación:
 Tomar contacto con los medios una vez que se elabore un breve comunicado de prensa, el cual
debe ser acordado y validado por las autoridades ministeriales.
 Elegir una única persona como interlocutora frente a los medios.
 Toda información que se brinde a la prensa, debe resguardar los derechos de NNyA, tal como lo
establece la Ley 26.061, preservar la identidad y el derecho de NNyA a la intimidad y
confidencialidad, a ser protegidos frente al daño y las represalias reales o potenciales.

Recomendaciones a tener en cuenta a la hora de redactar un comunicado de prensa:


1. No difundir la identidad y proteger la privacidad de las personas involucradas en la situación.
2. Evitar la revictimización de NNyA y personas adultas, exponiendo parte de su privacidad, aun
cuando no se revele el nombre.
3. No contribuir a la estigmatización de las infancias y/o culturas juveniles; evitar valoraciones
que partan de prejuicios sociales, culturales, económicos, etc.

Es importante dejar en claro a los medios masivos de comunicación, que el comunicado de


prensa escrito será la única manera de brindar información valida sobre la situación.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -29-
DIRECCIONARIO

MINISTERIO DE EDUCACIÓN
GABINETE PEDAGÓGICO INTERDISCIPLINARIO - GPI
José Colombres 286 Planta Alta - San Miguel De Tucumán
TELÉFONO 0381 - 4217464 - CENTREX 4126
MAIL: gpitucuman@gmail.com - gpi@educaciontuc.gov.ar
Web; http://www.educaciontuc.gov.ar/index.php/organismos/gpi.html

SERVICIO de ASISTENCIA SOCIAL EDUCATIVA - SASE


Balcarce 318 – San Miguel de Tucumán - Teléfono (0381) 4306356
sase@educaciontuc.gov.ar - sase_tuc@yahoo.com.ar

PODER JUDICIAL - CAPITAL

Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal - Iº Nom.


Tel. Oficina: (0381) 4523261 - Centrex: 2061
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal - IIº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4522462 - Centrex: 2072
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal - IIIº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4522464 - Centrex: 72064
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal - IVº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4524746 - Centrex: 2046
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal - Vº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4524742 - Centrex: 2042
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal - VIº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4524753 - Centrex: 72053
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal - VIIº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4522596 - Centrex: 2096
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal - VIIIº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4524752 - Centrex: 2052
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal - IXº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4526538 - Centrex: 5538
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal - Xº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4524750 - Centrex: 2050
Atención de 7 a 19. Fuera de ese horario, contactarse con Mesa de Entradas Penal Permanente: 4524749
o 4524751

CONCEPCIÓN

Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal – I Nom.


Tel. Oficina: (03865) 423795

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -30-
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal – II Nom.
Tel. Oficina: (03865) 423859
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal – III Nom.
Tel. Oficina: (03865) 428234
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal – IV Nom.
Tel. Oficina: (03865) 424050
MONTEROS
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal – I Nom.
Tel. Oficina: (03863) 429011 Tel. Oficina: (03863) 420025
Oficina: Fiscalía de Instrucción en lo Penal – II Nom.
Tel. Oficina: (03863) 427837 Tel. Oficina: (03863) 427672

JUZGADOS DE INSTRUCCIÓN
CAPITAL
Oficina: Juzgado de Instrucción - Iº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4522465 - Centrex: 2065
Oficina: Juzgado de Instrucción - IIº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4524743 - Centrex: 2043
Oficina: Juzgado de Instrucción - IIIº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4524740 - Centrex: 2030
Oficina: Juzgado de Instrucción - IVº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4524741 - Centrex: 2031
Oficina: Juzgado de Instrucción - Vº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4524744 - Centrex: 2044
Atención de 7 a 13 hs. Fuera de ese horario, contactarse con Mesa de Atención Permanente al 4524749 o
4524751

CONCEPCIÓN
Oficina: Juzgado de Instrucción - Iº Nom.
Tel. Oficina: (03865) 425564
Oficina: Juzgado de Instrucción - IIº Nom.
Tel. Oficina: (03865) 425289
Atención de 7 a 13 hs. Fuera de ese horario, contactarse con Guardia Policial al 03865-421789

MONTEROS
Oficina: Juzgado de Instrucción y de Menores
Tel. Oficina: (03863) 429015 Tel. Oficina: (03863) 420026
Atención de 7 a 13 hs. Fuera de ese horario, contactarse con Guardia Policial al 03863-429016

JUZGADOS DE MENORES
CAPITAL
Oficina: Juzgado de Menores - Iº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4523262 - Centrex: 72062
Oficina: Juzgado de Menores - IIº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4522467 - Centrex: 72067
Atención de 7 a 13 hs. Fuera de ese horario, contactarse con Mesa de Entrada Penal Permanente
4524748 o 4524751
CONCEPCIÓN

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -31-
Oficina: Juzgado de Menores
Tel. Oficina: (03865) 424754
Atención de 7 a 13 hs. Fuera de ese horario, contactarse con Guardia Policial al 03865-421789

MONTEROS
Oficina: Juzgado de Instrucción y de Menores
Tel. Oficina: (03863) 429015 Tel. Oficina: (03863) 420026
Atención de 7 a 13 hs. Fuera de ese horario, contactarse con Guardia Policial al 03863-429016

DEFENSORIAS OFICIALES EN LO PENAL


CAPITAL
Oficina: Defensores Oficiales en lo Penal - I a Vº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4522598 - Centrex: 2098
Oficina: Defensores Oficiales en lo Penal - VI a IXº Nom.
Tel. Oficina: (0381) 4524643 - Centrex: 4643
Dirección: Centro Judicial Capital - Edificio Av. Sarmiento (Av. Sarmiento N° 431)

CONCEPCIÓN
Oficina: Defensoría Oficial en lo Penal - Iº Nom.
Centro: Centro Judicial Concepción (España N° 1438)
Tel: 03865-428600
Oficina: Defensoría Oficial en lo Penal - IIº Nom.
Centro: Centro Judicial Concepción (España N° 1438)
Tel: 03865-428600

TURNOS DE LAS DEFENSORIAS PENALES


PRIMERA QUINCENA DE CADA MES: Def. Penal de la I° Nominación por el Imputado - Def. Penal de la II°
Nominación por la Víctima.
SEGUNDA QUINCENA DE CADA MES: Def. Penal de la II° Nominación por el Imputado – Def. Penal de la I°
Nominación por la Víctima.

DEFENSORIAS DE MENORES

CAPITAL
Oficina: Defensoría de Menores en lo Civil, Penal y del Trabajo - Iº Nom.
Teléfono: 0381-4248000 / Interno: 205 – 209
Oficina: Defensoría de Menores en lo Civil, Penal y del Trabajo - IIº Nom.
Teléfono: 0381-4248000 / Interno: 206 – 210 – 213
Oficina: Defensoría de Menores en lo Civil, Penal y del Trabajo - IIIº Nom.
Teléfono: 0381-4248000 / Interno: 207 – 211
Oficina: Defensoría de Menores en lo Civil, Penal y del Trabajo - IVº Nom.
Teléfono: 0381-4248000 / Interno: 208

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -32-
Atención de 7 a 19. Fuera de ese horario comunicarse con la Guardia Policial.

CONCEPCIÓN

Oficina: Defensoría de Menores en lo Civil, Penal y del Trabajo - Iº Nom.


Tel. Oficina: (03865) 423852 Tel. Oficina: (03865) 423746

TURNO: DEFENSORIA DE MENORES 1° NOMINACIÓN


1)- EXPEDIENTES CIVILES QUE INGRESAN POR MESA DE ENTRADA A ESTA DEFENSORIA CORRESPONDEN
LOS MESES IMPARES
2)- EXPEDIENTES PENALES A ESTA DEFENSORIA CORRESPONDEN POR FECHA DE HECHO, CORRESPONDE
MESES PASADOS IMPARES Y SI ES EN EL TRANSCURSO DEL MES, DIAS IMPARES.
3)- SI VIENEN POR MOSTRADOR CORRESPONDE DESDE LETRAS A hasta K.
Oficina: Defensoría de Menores en lo Civil, Penal y del Trabajo - IIº Nom.
Tel. Oficina: (03865) 423852
Tel. Oficina: (03865) 423746
Atención de 7 a 13 hs. Fuera de ese horario, contactarse con Guardia Policial al 03865-421789

MONTEROS
Oficina: Defensoría de Menores
Tel. Oficina: (03863) 429017
Atención de 7 a 13 hs. Fuera de ese horario, contactarse con Guardia Policial al 03863-429016

MESA DE ENTRADA PENAL PERMANENTE:


Teléfonos: 0381-4524748 - 4524751
Dirección: Avda. Sarmiento N° 431

OFICINA VIOLENCIA DOMESTICA


Oficina: Oficina de Violencia Doméstica
Teléfono: 0381-4248000 / Interno: 147 – 148 - 149

Atención de la OVD de lunes a viernes de 7 a 19hs.

GABINETE PSICOSOCIAL

Oficina: Gabinete Psicosocial


Interno: 0381-4248000 / Internos: 116 / 117

Dirección: Lamadrid 450 - Centro Judicial Capital –


Atención de lunes a viernes de 7 a 19 hs.

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -33-
MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL

Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia


Piedras 530 3 piso.
Teléfono 4311370 - 4311358 interno 331.
dinayf@desarrollosocialtuc.gov.ar
Línea de escucha telefónica 102 Atención todos los días de 8 a 20 hs

Secretaría de Estado de Niñez, Adolescencia y Familia


Domicilio: Piedras 530 3 piso.
Teléfono : 4-308726/4-310980/4- 4311370 - 4311358 interno 306.

Directora a cargo de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, Lic. Ana Veliz Madrid, Celular
corporativo N°381-155.553.256
Subdirectora: Dra. Elisa Nazur Graneros. , Celular N° 381-155.225.294.

Dpto. de Prevención y Protección c/la Violencia Familiar y el Maltrato Infantil


Dpto de Prevención y Protección contra la violencia Fliar y Maltrato Infantil, (perteneciente a la
dirección). Lic. Dolores Pérez Luna.
Domicilio: Las Piedras 283.
Teléfono: 4526513
Atención Lunes a Viernes de 8 a 18 hs

Centro de Atención y Orientación en Violencia Familiar – Ministerio de Seguridad Ciudadana.


DIRECCION: Don Bosco 1886 – San Miguel de Tucumán
Tel: 4514912
Teléfono equipo profesionales: 4514919
Patricia Santucho - Cel 156061365
TODOS LOS DÍAS, GUARDIA POLICIAL.
EQUIPO PROFESIONALES lunes a viernes de 8 a19 hs.
COMISARIO - JEFE DIVISIÓN Rene Soria: 154426082

HOSPITALES

HOSPITAL DE NIÑOS DEL NIÑO JESUS


Pje. Hungría 700 – S. M. de Tucumán Teléfono: 0381 – 4247083

HOSPITAL CENTRO DE SALUD ZENÓN SANTILLÁN


Av. Avellaneda 750 – S. M. de Tucumán Teléfono: 0381 – 4225043
http://www.msptucuman.gov.ar/centrodesalud/

HOSPI TAL ANGEL C. PADILLA


Alberdi 550 - S.M. de Tucumán – Teléfono: 0381-4200969
http://www.msptucuman.gov.ar/hospitalpadilla/

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -34-
HOSPITAL DE CLÍNICAS PTE. NICOLAS AVELLANEDA
Catamarca 2000 – S. M. de Tucumán Teléfono: 0381 – 4271261

INSTITUTO DE MATERNIDAD NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES


Av. Mate de Luna 1535 – S. M. de Tucumán
Teléfono: 0381 – 4230208

Hospital Juan M. Obarrio


San Miguel 1650 – S.M. de Tucumán – 0381-4330781

Hospital Psiquiátrico Nuestra Señora del Carmen


Muñecas 2500 – S.M. de Tucumán – 0381-4276303

GPI: Guía de orientación para actores escolares ante Situaciones Escolares Complejas -35-