Está en la página 1de 41

La Inquisición

Mito y realidad
Contenido
• Introducción
• Sentimiento de culpa
• Principales leyendas negras de la Inquisición
• Origen de la Inquisición
• Proceso inquisitorial
• Víctimas
• Petición de perdón de la Iglesia
Introducción
Introducción
Cuando un cristiano empieza a sentir vergüenza
por la historia de su madre, la Iglesia, se encuentra
en grave peligro de perder la fe. La fe se basa en la
razón o verdad científica. Al ser negada ésta,
se comienza a perder aquella

Siempre han existido numerosos prejuicios que impiden al creyente


conocer la verdad histórica y religiosa sobre la Iglesia católica,
y que le animan a desconfiar y a descreer en la Esposa de Cristo.
Lo importante es distinguir entre verdad y mentira, realidad y
leyenda, aceptar responsablemente la primera y explicar la razón de la
segunda
Introducción
Antes los datos históricos sobre la Iglesia, conviene recordar tres cosas:

1) la Iglesia es, como decía san Ambrosio, «ex maculatis immaculata»


o una realidad intrínsecamente santa por su fundador, y constituida
por hombres todos ellos, en grado diferente, pecadores
Introducción
2) la persecución al Reino de Dios es un fenómeno presente en toda
la historia, y de ello Cristo avisó repetidamente: «Si a mí me
persiguieron, a vosotros os perseguirán» (Jn 15,20)
Introducción
3) Cristo dice que si recibimos un golpe en
la mejilla derecha, ofrezcamos la izquierda
(Mt 5, 39); pero también dice que
«Si uno me defiende ante los hombres, Yo también lo
defenderé ante mi Padre del cielo, y si uno me niega ante los
hombres, Yo también lo negaré ante mi Padre del cielo» (Mt
10, 32-33)

El cristiano está obligado a defender a su Maestro, a la fe en Él y


a su Esposa, la Iglesia: porque si no se respeta la verdad, empieza
a cerrarse para el hombre cualquier camino de salvación
Introducción
S. Agustín aconsejaba a sus fieles:
«Acabad con los errores;
amad a los hombres».

Las personas son respetables, por ser imagen y semejanza de Dios,


pero no todas las ideas o acciones son respetables: las erróneas se
deben combatir y las verdaderas reforzar

Los cristianos somos enanos sobre las espaldas de gigantes.


Solamente la conciencia de nuestro pasado, donde abundó el pecado,
pero sobreabundó la gracia, puede abrirnos el camino del futuro
Sentimiento de culpa
Sentimiento de culpa
Leo Moulin, profesor de Historia y Sociología
en la Universidad de Bruselas, agnóstico,
experto en órdenes religiosas medievales, expresó:

«La obra maestra de la propaganda anticristiana es haber logrado


crear en los cristianos, sobre todo en los católicos, una mala
conciencia, infundiéndoles la inquietud, cuando no la vergüenza,
por su propia historia. A fuerza de insistir, desde la Reforma hasta
nuestros días, han conseguido convenceros de que sois los
responsables de todos o casi todos los males del mundo.
Os han paralizado en la autocrítica masoquista»
Sentimiento de culpa
«Habéis permitido que todos os pasaran cuentas, a menudo
falseadas, casi sin discutir. Y vosotros, casi siempre ignorantes
de vuestro pasado, habéis acabado por creerlo, hasta el punto de
respaldarlos. En cambio, yo os digo que debéis reaccionar en
nombre de la verdad. De hecho, a menudo no es cierto. Pero si en
algún caso lo es, también es cierto que, tras un balance de veinte
siglos de Cristianismo, las luces prevalecen ampliamente sobre las
tinieblas. Luego, ¿por qué no pedís cuentas a quienes os las piden
a vosotros? ¿Acaso han sido mejores los resultados de lo que ha
venido después? ¿Desde qué púlpitos escucháis, contritos, ciertos
sermones?» Jamás el mundo, en nombre de la humanidad, se
volvió más inhumano
Sentimiento de culpa
Si dicen que ser cristiano es vivir con plenitud
el presente, proyectado hacia el futuro y
manteniendo firmes las raíces en el pasado,
hoy los cristianos parecemos renegar de la memoria
histórica del Cristianismo, «luminosa» según el Papa
Juan XXIII

Muchos «católicos» quisieran «saltar dieciséis siglos», borrar su


recuerdo, para volver a la Iglesia primitiva; la única, en su
opinión, realmente evangélica y presentable en sociedad. Además
de imposible, tal propósito muestra un desconocimiento de la
historia de la comunidad primitiva, en la que hubo, igual
que en los posteriores episodios, presencia de bien acompañado
por el mal
Sentimiento de culpa
Miremos, por tanto, a nuestro alrededor dignos y tranquilos,
como miran los pecadores arrepentidos y salvados, fortalecidos
por el amor y la misericordia de Dios, conscientes de que Él
es el Señor de la historia, de una historia de la salvación

En palabras del Papa Benedicto XVI, «la caridad a la que Cristo


nos llama no es posible sin la verdad», y la verdad nos hará libres
del prejuicio
Principales leyendas
negras de la Inquisición
Principales leyendas negras
de la Inquisición
Las principales leyendas negras de la Inquisición son tres:

1) La inquisición fue brazo asesino de la Iglesia católica, el cual mató a


millones de personas que se oponían a las creencias de la Iglesia o
a científicos que demostraban los errores de la Biblia
2) La inquisición fue odiada por el pueblo, pero impuesta por la
nobleza y el clero para controlar las ideas y las conciencias
3) La inquisición católica fue la que más daño hizo en la historia,
concretamente la española

A continuación se citan las fuentes históricas para


responder a estas leyendas
Leyendas negras de la Inquisición
Leyenda negra difundida por la propaganda protestante,
masónica liberal, y en la actualidad por historiadores
medievalistas, como Jacques Le Goff, autor del libro
«La civilización del Occidente medieval» y asesor
histórico de la película «El nombre de la rosa»,
adaptación de la novela del ateo anticlerical italiano
Umberto Eco

En estas obras se tergiverse literalmente la verdad histórica


en relación a la Inquisición y a la Iglesia en el medievo
Leyendas negras de la Inquisición
Para muchos, incluso católicos, la Inquisición es el fenómeno
que descalifica a la Iglesia como autoridad religiosa y a la
Edad Media con sus casi 1.000 años transcurridos entre la
caída de Roma (476) y la caída de Constantinopla (1453)

Según la leyenda negra, la «edad oscura medieval» marcada


por las «tinieblas de la superstición religiosa», dio paso
finalmente a la «edad de la diosa Razón y de la diosa Libertad»
que supieron adorar los ilustrados y los protestantes
Leyendas negras de la Inquisición

En la leyenda negra difundida por Le Goff, se afirma que los


monjes dominicos y franciscanos medievales eran hipócritas
asesinos, odiados por la gente por predicar la paz y el amor,
pero luego acusar y matar a millones de personas
Origen de la
Inquisición
Origen de la Inquisición
Contra esto, todas las fuentes históricas de la época
confirman que la Inquisición no nace contra el
pueblo, sino a favor de él, para responder a su
petición de aislar y neutralizar a los herejes, a
quienes el pueblo veía como los grandes
contaminadores y enemigos de la salvación eterna
de las almas, atrayendo consigo el castigo
divino sobre la comunidad

El pueblo no veía con «odio» a la Inquisición,


sino con sensación de alivio y actitud de solidaridad,
como hasta hoy se ve a los franciscanos, orden
creada por Francisco de Asís, a la que el pueblo
respeta mucho y ve con admiración
Origen de la Inquisición
Un ejemplo del papel de la Inquisición
desempeñado hacia los herejes en nombre
del pueblo, es el caso de la herejía albigense
de Francia

Estos herejes, apoyados por la nobleza francesa,


promovían los matrimonios entre
consanguíneos para no tener que dividir
los bienes territoriales de los aristócratas.
Se rebelan contra la Iglesia por prohibir este
tipo de matrimonios, matan a un delegado
del Papa y se apoderan de tierras de católicos
Origen de la Inquisición
Ante este tipo de hechos realizados por los herejes,
el pueblo acude en masa a las autoridades civiles
para pedir que se combata a los herejes

Escuchando el clamor popular, los reyes europeos,


como el emperador de Alemania Federico II ,
en 1220, declararon que la herejía (en la que se
incluía la brujería, por ser adoración del diablo)
era un delito de Estado, por alterar el orden social
y provocar la guerra contra la población
mayoritaria católica
Origen de la Inquisición
Es entonces cuando nace la Inquisición en cada país europeo,
como un tribunal que el gobierno reclama a la Iglesia para
poner paz ante las herejías, para hacer un juicio justo a los
herejes, y para defenderlos contra el linchamiento y la quema
en la hoguera por parte del pueblo
Origen de la Inquisición

Fechas:

1232: el Papa Gregorio IX crea la Inquisición Pontificia para


contarrestar la herejía albigense
1542: el Papa Paulo III crea la Inquisición Romana y Universal
para detener la herejía de Lutero
1700: apenas existe
1829: abolida por el Papa Pío VIII
Proceso
inquisitorial
Proceso inquisitorial
El proceso que seguía la Inquisición ante una
revuelta pública o acusación de herejía era el
siguiente:

1) El inquisidor, un monje sabio y con fama de


santidad entre el pueblo, se presentaba en el lugar
con los miembros de su tribunal y, con frecuencia,
por una cuadrilla de guardias armados, para evitar
linchamientos, establecer el orden y mandar a
sus casas a la chusma sedienta de sangre
Proceso inquisitorial
2) Luego se investigaba sobre el caso en el plazo de un mes.
De hecho, el nombre de «inquisición» en latín significa
«investigación»

3) Posteriormente se iniciaba el proceso o juicio aplicando


un derecho procesal de rigor y equidad ejemplar
Proceso inquisitorial
4) Finalmente se sentenciaba, en la mayoría de los casos,
como prueban las investigaciones históricas, la absolución
o la advertencia o imposición de una penitencia religiosa.
En muy pocas ocasiones se sentenciaba condena
a muerte en la hoguera
Víctimas
Víctimas

Según el historiador Agostino Borromeo, experto en


Inquisición y Presidente del Instituto Italiano de Estudios
Ibéricos, en España la Inquisición realizó 44.674 juicios.
Los acusados condenados a muerte constituyeron el 1,8%
(804 personas); de ellos, el 1,7% (759) fueron condenados
«en contumacia», es decir, no pudieron ser ajusticiados por
estar en paradero desconocido, y en su lugar se quemaba o
ahorcaba a muñecos. El resto, el 0,1% fue quemado en la
hoguera por autoridades civiles: 44 acusados
Víctimas
El 98% de los enjuiciados o se arrepentían y recibían una
advertencia o penitencia religiosa, o no se arrepentían y sufrían
cárcel civil o de la Inquisición (preferida por los reos)

La tortura era habitual en aquella época para conseguir la


confesión de un «criminal»
Víctimas
Sobre las brujas, de los 125.000 procesos
de su historia, la Inquisición española
condenó a muerte a 59 brujas.
En Italia, fueron 36; y en Portugal 4

«Si sumamos estos datos –reveló Agostino Borromeo,


no se llega ni siquiera a un centenar de casos, contra las
50.000 personas condenadas a la hoguera, en su mayoría por
los tribunales civiles y protestantes, durante la Edad Moderna.
Las matanzas de brujas más numerosas tuvieron lugar en
Suiza (4.000); Polonia, Lituania (unas 10.000); Alemania
(25.000); y Dinamarca - Noruega (unas 1.350)»
Víctimas
¿Por qué la condena a muerte? Porque según las
leyes civiles europeas de aquella época, todo
hereje debía ir a la hoguera, por perturbar el
orden público causando robo, muerte o guerra

El Derecho romano que se aplicaba entonces


permitía la pena de muerte por estos actos,
y se aplicaba de manera común a asesinos
y delincuentes

La mentalidad de entonces veía como justo que


si se castigaba el daño al cuerpo, también se
castigara el daño al alma, como la herejía, vista
como “gran contaminación”, causa de pestes
Víctimas
En América Latina, los primeros Inquisidores
llegaron en 1519 con el fin de vigilar la ortodoxia
de fe y atender denuncias de herejía, de blasfemias
y de malas costumbres. Hubo tres sedes: Lima,
México y Cartagena

La pena de muerte se cumplió en menos


de 100 personas durante los tres siglos
que hubo de Inquisición.

Los indios no entraban en la jurisdicción


del Tribunal
Petición de perdón
de la Iglesia
Petición de perdón de la Iglesia
La historia actual demuestra que en aquella época
la Iglesia estaba en crisis moral y estaba muy
unida al poder político, lo cual la llevó a
intervenir de manera indebida en procesos donde
se juzgaba sobre la vida y la muerte de personas,

pero también muestra la historia que lo que


hicieron algunos remotos tribunales de la
Inquisición católica, interrogar, torturar y causar
la muerte, han sido y siguen siendo prácticas
permitidas por otras religiones y sistemas
liberales «demócratas», como testimonian hoy
los informes de Amnistía Internacional
Petición de perdón de la Iglesia
Es cierto que el apoyo que dio la Iglesia a los Estados para
fortalecer el orden generó abusos, como los provocados por
el último Inquisidor General de España, Antonio Llorente,
sacerdote apóstata y masón, que dio pie a la leyenda negra
contra la Inquisición
Petición de perdón de la Iglesia
Pablo VI, el concilio Vaticano II y Juan Pablo II
(Bula Incarnationis mysterium del 29 de noviembre
de 1998) pidieron en nombre de la Iglesia perdón por
una multitud de hechos históricos, en los cuales la
Iglesia o grupos particulares de cristianos han estado
implicados por diversos motivos, como la división
entre los cristianos (encíclica Tertio Millenio
Adveniente, 34) o los "métodos de violencia y
de intolerancia" utilizados en el pasado para
evangelizar (idem, 35)

Proponían purificar la memoria de "todas las formas


de contratestimonio y de escándalo", que se han
sucedido en el curso del milenio pasado (idem, 33)
Petición de perdón de la Iglesia
Esto requiere "un acto de coraje y de humildad en el reconocimiento de
las deficiencias realizadas por cuantos han llevado y llevan el nombre
de cristianos" y se basa sobre la convicción de que "por aquel vínculo
que, en el Cuerpo místico, nos une los unos a los otros, todos nosotros
llevamos el peso de los errores y de las culpas de quienes nos han
precedido, aun no teniendo responsabilidad personal y sin pretender
sustituir aquí al juicio de Dios»
Petición de perdón de la Iglesia
Juan Pablo II añade: "Como sucesor de Pedro pido que en este año de
misericordia la Iglesia, fuerte por la santidad que recibe de su Señor, se
ponga de rodillas ante Dios e implore el perdón por los pecados pasados
y presentes de sus hijos" (Incarnationis Misterium, 11)
Referencias
- Colegio Erain Ikastetxea. Departamento de religión. Presentación power point «La Inquisición».
Recuperado el 5 de octubre de 2010 de
http://www.erain.es/departamentos/religion/SUBPAG/HISTORIA/power.htm
- Agostino Borromeo (a cura di), L'inquisizione: Atti del Simposio internazionale,
Città del Vaticano, 29-31 ottobre 1998. Biblioteca Apostolica Vaticana (Studi e testi 417),
Città del Vaticano 2003, pp. 788.
- Henry Kamen, “La Inquisición Española”. Grijalbo, México, 1990.
- Beatriz Comella, “La Inquisición Española”, Rialp, Madrid, 1999.
- José Orlandis, “Historia de la Iglesia, I: La Iglesia Antigua y Medieval”. Palabra,
Madrid, 1989.
- Vittorio Messori, “Leyendas negras de la Iglesia”. Planeta, Barcelona, 1996.
- Gran Enciclopedia Rialp, Voz «Inquisición». Recuperado el 5 de octubre de 2010 de
www.canalsocil.net
- Jesús Colina. «La inquisición, de mito a realidad». Recuperado el 5 de octubre de 2010 de

http://www.encuentra.com/articulos.php?id_sec=53&id_art=3135&id_ejemplar=0

También podría gustarte