Está en la página 1de 1

Grafos dirigidos y Árboles con raíz

En un árbol dirigido se hace la distinción entre las aristas a x,y y a y,x , siendo la primera la que arte de x y termina en y y la segunda la que comienza en y y termina en x.

El grado de salida de un vértice v de G, que se escribe outdeg(v), es el número de aristas que empiezan en v, y el grado de entrada de v, que se escribe indeg(v), es el número de aristas que terminan en v.

Teorema: La suma de los grados de salida de los vértices de un grafo dirigido G es igual a la suma de los grados de entrada de los vértices, que es igual al número de aristas en G.

Un vértice v con grado de entrada cero se denomina fuente, y un vértice con grado de salida cero se denomina sumidero.

Las definiciones de camino, camino simple, camino cerrado continúan siendo las mismas, con la restricción de respetar la dirección de las aristas.

Un camino de expansión contiene todos los vértices de G. Un semicamino es lo mismo que un camino, excepto que la arista ei puede empezar en vi−1 o en vi y terminar en el otro vértice. Los semirecorridos y los caminos semisimples se definen en forma análoga.

Un vértice v es alcanzable desde un vértice u si hay una camino de u a v.

En un grafo dirigido G hay tres tipos de conectividad:

1. G es fuertemente conexo o fuerte si para cualquier par de vértices u y v en G, hay un

camino de u a v y un camino de v a u; es decir, cada uno es alcanzable desde el otro.

2. G es unilateralmente conexo o unilateral si para cualquier par de vértices u y v en G, hay un camino de u a v o un camino de v a u; es decir, uno de ellos es alcanzable desde el otro.

3. G es débilmente conexo o débil si entre cualquier par de vértices u y v en G hay un semicamino.

Teorema: Sea G un grafo dirigido finito. Entonces:

1. G es fuerte si y sólo si G tiene un camino de expansión cerrado.

2. G es unilateral si y sólo si G tiene un camino de expansión.

3. G es débil si y sólo si G tiene un semicamino de expansión.

Teorema: Suponga que un grafo dirigido finito G es libre de ciclos; es decir, que no contiene

ciclos (dirigidos). Entonces G contiene una fuente y un sumidero.

Un árbol T con raíz es un grafo de un árbol con un vértice designado r al que se le denomina

raíz del árbol. A partir de la raíz r podemos encontrar un camino a cualquier vértice del grafo, por lo cual se considera como un grafo dirigido si se sigue la dirección de estos caminos.

La longitud del camino de la raíz r a cualquier vértice v se denomina nivel (o profundidad) de v,

y el máximo nivel de vértice se denomina profundidad del árbol.

Un árbol admite una representación de sus vértices nombrados por nivel y subniveles, a manera de índice.

Además de las matrices conocidas existe la matriz de caminos para un grafo dirigido, parecida a

la matriz de adyacencia pero se coloca un 1 si existe un camino dirigido entre los vértices y 0 en caso contrario.

Teorema: Sea A la matriz de adyacencia de un grafo G con m vértices. La matriz de caminos P y

B m tienen las mismas entradas diferentes de cero, donde B m = A+A 2 +A 3 + ··· +A m .

Corolario: Sea A la matriz de adyacencia de un grafo G con m vértices. Entonces G es fuertemente conexo si y sólo si B m no tiene entradas cero.