Está en la página 1de 6

La paleoantropología

Paleoantropología, rama de la antropología física y de la paleobiología que se ocupa del estudio de la


evolución humana y su registro fósil, en otras palabras de los homínidos antiguos

Etiología del nombre

La paleoantropología (del griego, paleos, "antiguo";, anthropos, "ser humano"; y, logos, "conocimiento"

En qué consiste

Rama de la antropología biológica que se ocupa del estudio de la evolución humana y sus antepasados
fósiles, (homínidos antiguos). Ciencia trabaja principalmente con fósiles que se rastrean hasta varios
millones de años, por lo que está vinculada también a la paleontología, la geología, la paleoecología, la
biología, la genética y la primatología. Otro vínculo estrecho es el que tiene con otra de las ramas de la
antropología, que es la arqueología. Esta pone énfasis en los aspectos culturales. La paleoantropología
busca analizar e interpretar los datos del pasado humano con el objetivo de explicar el surgimiento del
hombre y los cambios que se produjeron en su historia evolutiva. Las evidencias que se manejan son
principalmente fósiles de huesos, pero también herramientas líticas o huellas

Principios

Se encuadra dentro de las Ciencias Naturales y comparte fundamentos y métodos con la Geología y la
Biología, con las que se integra estrechamente.

Entre sus objetivos están, la reconstrucción de los seres vivos pretéritos, el estudio de su origen, de sus
cambios en el tiempo (evolución y filogenia), de las relaciones entre ellos y con su entorno
(paleoecología, evolución de la biosfera), de su distribución espacial y migraciones (paleo biogeografía),
de las extinciones, de los procesos de fosilización (tafonomía) o de la correlación y datación de las rocas
que los contienen (bioestratigrafía).

Permite entender la actual composición (biodiversidad) y distribución de los seres vivos sobre la Tierra
(biogeografía), ha aportado pruebas indispensables para la solución de dos de las más grandes
controversias científicas del pasado siglo, la evolución de los seres vivos y la deriva de los continentes,
ofrece herramientas para el análisis de cómo los cambios climáticos pueden afectar al conjunto de la
biosfera.

La finalidad primordial de la Paleoantropología es la reconstrucción de los fósiles, no sólo de sus partes


esqueléticas, sino también las partes orgánicas desaparecidas, restituyendo a los seres fosilizados, el
aspecto que tuvieron en vida, sus actitudes, etc. Para ello se vale de algunos principios ya establecidos.

 Actualismo biológico

Es imprescindible para poder interpretar los fósiles como seres vivos, aceptando a priori que se regían
por las mismas leyes físicas y biológicas, y tenían las mismas necesidades que los actuales. Permite este
principio, por ejemplo, afirmar que los peces del Silúrico tenían branquias, porque las tienen los peces
actuales.

 Anatomía comparada
Permite colocar al fósil en el sitio que le corresponde del cuadro general de los seres vivos, obteniendo
así el punto de referencia necesario para poder aplicar el principio de la correlación orgánica, que nos
permite reconstruir un animal completo, aunque no tengamos de él más que una pequeña parte,
añadiéndole las partes que faltan.

 Principio de correlación orgánica

Postulado por Cuvier. Cada ser orgánico forma un conjunto cuyas partes se complementan,
determinando todas las demás y por tanto puede ser reconocido por un fragmento cualquiera, bastando
en último término un trozo de hueso para identificarlo.

 Correlación funcional

Conocida mejor como morfología funcional, es la parte de la Paleontología que trata de las relaciones
entre la forma y la función, es decir: que intenta relacionar las estructuras observadas en los fósiles con
la función que realizarán en el organismo cuando estaba vivo. Para ello utiliza diversos métodos o líneas
de análisis

Antecedentes:

Lamarck: en 1809 en su libro Filosofía zoológica propuso que las formas de vida no habían sido creadas
ni permanecían inmutables, como se aceptaba en su tiempo, sino que habían evolucionado desde
formas de vida más simples.

Georges Cuvier: fue el primer gran promotor de la anatomía comparada y de la paleontología. Partiendo
de su concepción funcional del organismo, Cuvier investigó la permanencia de las grandes funciones
fisiológicas en la diversidad de las especies. Este "principio de correlación" actuaba como hilo conductor
tanto de la anatomía comparada como de la paleontología.. Cuvier jugó un papel crucial en el desarrollo
de la paleontología. Gracias a su principio de correlación fue capaz de reconstruir los esqueletos
completos de animales fósiles.

 Historia

El comienzo de la paleoantropología está unido al de la historia del Hombre de Neandertal, cuando en


agosto de 1856 fue descubierto el espécimen que luego sería conocido como Neanderthal.

El lugar fue la cueva Feldhofer en el valle del río Neander, en Alemania. Fue bautizado como Hombre de
Neanderthal porque así se dice "valle del Neander" en alemán. Los restos óseos fueron encontrados en
una cantera cercana a la ciudad de Düsseldorf.

Esos huesos fósiles eran un casquete craneal, dos fémures, los tres huesos del brazo derecho, dos del
brazo izquierdo, parte del hueso ilíaco izquierdo, y fragmentos de la escápula y costillas. Encontrados
por los trabajadores de la cantera,

Fueron dejados a un lado para que los viese un profesor local, naturalista amateur, llamado Johann Karl
Fuhlrott. Él sospechó enseguida que esos huesos representaban piezas importantes del pasado de la
humanidad, aunque no preveía que serían los primeros restos de homínidos en un estado evolutivo
anterior. El libro El origen de las especies, de Charles Darwin no había sido publicado todavía, saldría en
1859. Fuhlrott envió una descripción del material al anatomista Hermann Schaaffhausen y el
descubrimiento fue anunciado conjuntamente en 1857. Así comenzó el estudio de los homínidos fósiles
y sus antepasados. Luego vendría la búsqueda sin fin del fantasma del eslabón perdido.

 Hombre de Cromagnon

El geólogo Louis Lartet descubrió los primeros cinco esqueletos en marzo de 1869 en la cueva de
Cromañón (cerca de Les Eyzies de Tayac-Sireuil, Dordogne, Francia), lugar del que obtienen su nombre.

 Gradualismo de Darwin

gradualismo evolutivo, a través de un proceso en el que dos poblaciones


pertenecientes a una especie común divergen entre ellas hasta convertirse es especies distintas. No es
posible, pues, hablar de un momento concreto de separación, sino que se dan gradualmente procesos
intermedios de divergencia hasta la escisión definitiva.
La contestación definitiva a esta pregunta no ha sido resuelta todavía. Darwin creía que las especies
evolucionaban de forma gradual mediante cambios progresivos apenas apreciables. El propio autor, sin
embargo, admitió que este enunciado provocaba graves conflictos en su teoría, ya que el registro fósil
noaportaba pruebas de un cambio gradual. Es decir, apenas existen ejemplos de criaturas en transición,
cuando según el gradualismo debían constituir la mayor parte de los fósiles.

El hombre de piltdown

En los primeros años del siglo XX, en la región de Weald, Sussex, sudeste de Inglaterra, (Piltdown),
sería el centro de una conjura de mentiras y falsificaciones, que duraria algunas décadas.
Charles Dawson, abogado,coleccionista y arqueólogo aficionado, era un amateur con hambre de
reconocimiento, ya que en su haber tenía varios descubrimientos: desde dientes de un mamífero
del Mesozoico, fósiles de un reptil del cretácico y, varias plantas.
Arthur Smith Woodward, director del Departamento de Geología del Museo Británico de Historia
Natural y presidente de la Sociedad Geológica.
Teilhard de Chardin, quien sería luego uno de los teológos más famosos del planeta al proponer
una idea en la que creacionismo y evolución no eran contradictorias: "La Santa Evolución".
En 1908, Charles Dawson, recibió los restos de un cráneo humano de una gravera en Piltdown.
él entendió que eran restos de un cráneo y no cualquier cráneo, un cráneo de un grosor inusual, un
pedazo de parietal humano que por su tamaño estaba fuera de todo registro.
Tres años después, en 1911, regresó, pero para su suerte halla otro hueso, ahora del frontal
izquierdo, del mismo cráneo y restos de de animales tallados.
Si bien Dawson es una figura respetada, su opinión no es la de un catedrático, una voz autorizada,
ni merece el respeto de toda la comunidad científica y para eso recurre a Arthur Smith Woodward
Woodward se une a los trabajos arqueológicos en el pozo. Asi como Teilhard de Chardin.
En 1912 afortunadamente aparece la mandíbula inferior, aunque incompleta. Está partida en los
extremos, le faltaba el cóndilo articular, la protuberancia que permite la articulación con el cráneo, y
también el mentón, desde el canino, aunque conserva de manera milagrosa dos muelas intactas.
Woodward se llevó las piezas al museo y diseñó el cóndilo necesario para que ambas partes
formaran una solo craneo.

Ese mismo año expusieron sus conclusiones ante la Sociedad Geológica británica. El 18 de
diciembre de 1912,

Woodward aseguraba que el espécimen pertenecía al pleistoceno, o sea entre 2,59 millones y
10.000 a. C., y su nombre era Eoantropo dawsoni, Hombre del Alba

Aunque existia duda por parte de la comunidad cientifica (David Waterston , Franz Weidenreich)
Cerraba su alocución asegurando que el Eantropo debía considerarse como el eslabón perdido que
probaba la exactitud de la teorías de Darwin. La teoría tuvo detractores. porque los ingleses no
dejaban a especialistas de otras latitudes analizar de primera mano el craneo.
El pozo siguió dando sorpresas. Aparecieron más fósiles: un fémur de elefante trabajado en la
punta (bate de cricket), demostraba que el Eoantropo podía diseñar sus propias herramientas, por
lo que era muy inteligente. Dawson sigue de racha y en los años venideros haya más y más parte
del cráneo, aunque en una zona a tres kilómetros del sitio original. Este nuevo pozo jamás fue
identificado
En 1916, muere de una septicemia y jamás revela la ubicación de este asentamiento.
Woodward se dedicó lo que le quedó de vida, a defender los hallazgos de Dawson. Y sin bien abrió
múltiples pozos en el área, jamás encontró ningún otro hueso.
La caída de los héroes ingleses
su hegemonia se mantuvo por decadas, hasta que comenzaron a surgir de todo el globo más y más
fósiles, como en Java, China y Sudáfrica, que tenían diferencias con el homínido inglés. Los
cráneos eran más parecidos a los de los monos y las mandíbulas, mucho menos. Entre otras
características, tenían una frente más fugitiva, menos abombada. De esta manera, parecían
pertenecer a una familia completamente diferente a la del Eoantropo.
Los nuevos hallazgos demostraban que durante la evolución hubo un paulatino incremento de la
capacidad craneal y una simétrica disminución de la mandíbula. (500 mil años de antiguedad)

los hallazgos del resto del planeta demostraban que el famoso cráneo no tenía nada que ver con los
demás, que era una anomalía, una rareza sin lógica.

Kenneth Oakley, Wilfrid Le Gros Clark y Joseph Weiner investigador del Museo Británico, había
desarrollado una técnica para analizar el contenido en flúor de los fósiles y así conseguir una
datación mucho más próxima que la simple visualización
La datación, ahora, se hacía de un fósil con respecto a otro y se fundamentaba en que los huesos
enterrado absorben flúor del entorno; a mayor tiempo, más flúor.
El científico concluía que el Eoantropo no había vivido hacía 500 mil años, sino, como mucho, hacía
50 mil. Era un absurdo.Luego, la técnica de datación por flúor se mejoró, y a los pocos años no
había dudas de que el cráneo y la mandíbula habían vivido en distintas épocas, por lo tanto
pertenecían a seres diferentes.
el 21 de noviembre de 1953 quedó oficialmente refutado el mayor fraude científico del siglo XX, el
Hombre de Piltdown.
¿Quién llevó a cabo el fraude?
Para algunos, fue Dawson, la evidencia principal radica en que fue quien hizo los descubrimientos,
para otros Woodward, ya que por sus conocimientos era quien tenía más herramientas

Teilhard de Chardin, quien realizaba excavaciones en el área aún antes de los descubrimientos,
también es señalado, debido al sospechoso silencio que guardó durante toda su carrera con
respecto al tema, en los 23 libros que reúnen su obra científica, filosófica y epistolar, solo menciona
el caso en una oportunidad y de manera elíptica.

Charles Dawson es el único responsable. "Dawson era conocido por ser ambicioso. Quería un
reconocimiento profesional. Él quería ser un miembro de la Royal Society, quería que la gente
dejara de verlo como aficionado",
Por otro lado, en los últimos años, Gerell Drawhorn, investigador de la Universidad de California,
llevó a cabo el análisis más completo de los fósiles hallados en Piltdown. Descubrió, entre otra
cosas, que los de animales eran procedentes de sitios como Malta, Túnez o Normandía. Tras el
análisis de la mandíbula determinó que había pertenecido a un orangután de Indonesia

una conclusión reforzada en 2016 gracias a un estudio dirigido por De Groote. El análisis
de los restos originales con técnicas actuales reveló que el modus operandi fue el mismo
para la creación de todos los falsos fósiles: las muestras se tiñeron de marrón, las grietas se
rellenaron con gravilla y se sellaron con masilla de dentista,

las pruebas mostraron que habían sido teñidos con hierro y dicromato de potasio para que
parecieran antiguos y que los dientes de la mandíbula habían sido limados para darles una
forma más adecuada para una dieta humana.

Cómo afectó a la ciencia

El fraude afectó significativamente a las primeras investigaciones sobre la evolución humana.


Llevó a los científicos hacia un callejón sin salida en la creencia de que el cerebro
humano aumentó de tamaño antes de que la mandíbula se adaptara a los nuevos tipos de
alimentos. Los fósiles australopitecos del niño de Taung (Sudáfrica, 1924) fueron ignorados
debido al apoyo al Hombre de Piltdown como el eslabón perdido, confundiendo así durante
décadas la reconstrucción de la evolución humana.

Esta falta de transparencia provocó una ausencia de información precisa en la comunidad


científica.
ayudó a la generación de nuevas técnicas de datación, por ejemplo; y la otra que gracias a este
engaño la ciencia estuvo "demorada" por 40 años.
Curiosidad
Homo floresiensis

El Hombre de Piltdown tuvo éxito debido a que, en el momento de su descubrimiento, la


comunidad científica creía que el cerebro grande precedía a la dieta omnívora moderna y la
falsificación proporcionó exactamente esas pruebas. El nacionalismo y los prejuicios
culturales también jugaron un gran papel en toda esta historia, ya que los británicos se
negaban a aceptar que los restos de los primeros seres humanos se encontraran en el
continente y no en sus tierras

El fosil de Lucy