Está en la página 1de 16

Edición 196 Director Alberto Gómez Aristizábal Cortesía de PROMEDICO

Noviembre – Diciembre 2018 Publicación independiente Licencia 01188

LABOR INVESTIGATIVA DE LA UNIVERSIDAD DEL VALLE


En Colombia los presupuestos para la labor investigativa médica son escasos. Cuando
existen colegas plenos de optimismo se puede pensar que lleguen logros muy importantes
para la ciencia. En la Universidad del Valle el Doctor Oscar Gutiérrez viene adelantando con
un grupo de colaboradores una labor investigativa que va logrando resultados muy
alentadores.

En una edición pasada nos había relatado el Doctor Gutiérrez los logros que se iban dando.
Actualmente se investiga sobre el tratamiento de trasplantes sin el uso de inmunosupresores.
El Doctor Gutiérrez es farmacólogo al servicio de la Universidad del Valle, internista profesor
e investigador emérito de Colciencias; ha coordinado ocho grupos de investigación sobre la
medicina regenerativa en la Universidad del Valle, el Hospital Universitario del Valle y la
Universidad Autónoma de Occidente –UAO- Dr. Oscar Gutiérrez

En el mes de agosto de este año celebró el Departamento de estas importantes investigaciones el primer aniversario del
trasplante de pulmón de un cerdo sin el uso de inmunosupresores. Con el método de la Quimerización no ha sido
necesaria ninguna dosis y el cerdo ha gozado de plena salud. El cerdo es el animal más adecuado para estas
investigaciones ya que su organismo tiene muchas similitudes con el cuerpo humano.

EL Dióxido de Titanio abre una puerta para el tratamiento del cáncer. Dentro de esta búsqueda se dio inicio al manejo de
un derivado del dióxido de Titanio, un compuesto que fue manipulado químicamente para que al ser aplicado en el
cuerpo humano sólo fuese detectado por las células cancerosas.

Este procedimiento tiene un porcentaje inmenso de matar exclusivamente las células cancerosas, sin tocar las sanas y
sin efectos colaterales, debido a que el dióxido de titanio no es tóxico y que de hecho se utiliza en muchos elementos de
nuestra cotidianidad, como lo son protectores solares, cremas dentales y glaseados de repostería. Esto relata el doctor
Gutiérrez Montes.

Sobre EL CULTIVO DE ÓRGANOS afirma el Doctor Gutiérrez que de las exhaustivas


investigaciones del equipo que él lidera nace un procedimiento denominado Quimerización que
consiste en el cultivo del órgano dentro de las células madre del paciente que van a ser
trasplantados, así se evita el uso de inmunosupresores los que disminuyen la actividad del
sistema inmunitario del cuerpo, lo que reduce la capacidad de combatir infecciones. Después del
proceso de cultivo se obtiene un órgano totalmente compatible con el receptor obteniendo así una recuperación más
rápida y efectiva. Explica el Doctor Gutiérrez que si una persona con falla renal cuesta al sistema de salud cien millones
por año en tratamiento de diálisis, en 10 años se habría gastado mil millones de pesos. Si logramos trasplantar el órgano
mediante la Quimerización, el paciente no requerirá inmunosupresión. Su recuperación sería mucho más rápida y en 10
años ese paciente le habría costado al sistema solo el valor inicial (Cien millones)

--1--
PESAR DE LA INMIGRANTE
Luis Fernández Plaza
No conseguía entender a cabalidad la actitud de Pablo frente a la enfermedad y la muerte de nuestro amigo
Gerardo que fue consumido por un tumor maligno. Siguió paso a paso la evolución de su enfermedad hasta su
muerte. Y me sirvió de informador, sin que yo se lo pidiera. Lo hacía con tal fluidez que lograba producirme la
tensión que me provocaban los cuentos de terror de Edgar Allan Poe o Guy de Maupassant.

En el sepelio le encontré tan abatido, que le pregunté a Marina, su esposa, si ella podría explicármelo.
Tampoco lo entendía, él no era un amigo cercano de Gerardo, ni frecuentaba a su familia. A cambio, me contó
que Pablo había padecido del mismo mal hacía más de 10 años, pero que ya se consideraba curado… Concluí
que, quizá, Pablo imaginó que a él habría podido sucederle lo mismo o que aún podría sucederle.

Cuando Pablo me pidió que le recordara el teléfono de la señora Yolanda, estuve tentado
a preguntarle por su estado anímico, pero me pareció que podría ser impertinente. En
ese momento recordé que Marina me había dicho que Pablo era un amargado. No me
gustó que le llamara así, acaso por eso quise borrar esa expresión de mi mente. Asocio la
amargura con la incompetencia, el odio, la envidia, la frustración. Los falsos redentores
saben capitalizar la amargura: No eres culpable de tu desgracia, otros son los
responsables, hay que luchar contra ellos para alcanzar el paraíso… Con la tristeza y la
melancolía se llega hasta producir arte… la depresión es una enfermedad.

Pablo no es amargado ni está enfermo. Continúa manejando sus negocios a plenitud. Es cortés.

Vuelve a llamarme al día siguiente y me dice que la señora Yolanda tiene ocupada la habitación con una amiga
que llegó del exterior. No obstante, le ofrece el resto del apartamento ¿Qué opinas? Le contesto que no he
ocupado el cuarto ninguna de las veces que he estado allí, duermo en el sofá de la sala. Me incomoda dormir
solo en una cama grande. Cuando me toca hacerlo en los hoteles, coloco una almohada en la mitad para
poner un límite.

Una semana después vuelve a llamarme. Acaba de regresar. Me gustaría que conversáramos en un sitio
neutral, me dice. Escogió una cafetería excelente para conversar, pocas mesas, música discreta, una buena
carta de vinos.

Pablo: Francisco tengo que agradecerte que tú me enseñaste el valor de la soledad en ciertos momentos de la
vida, y me indicaste el refugio dónde podría encontrarla. No necesité la habitación. Solo supe que alguien la
ocupaba en una ocasión que iba hacia el cuarto de baño. Me topé en el pasillo con una dama que salía de allí,
recién bañada, cubierta con una toalla.

Nos sorprendimos. Ella me sonrió y me saludo, yo le respondí. Hacía algún tiempo que no
percibía el aroma de mujer recién bañada. Es más erótico que cualquier perfume. Antes de
que ella entrara a la habitación giré la cabeza para mirarla: cintura estrecha, nalgas
opulentas…El cuarto de baño todavía olía a mujer. Mientras me duchaba el aroma se fue
disipando…… NO VOLVÍ A ENCONTRARMELA. Una noche escuché en su habitación una fuerte discusión. Además

--2--
de la voz de ella se oían dos voces masculinas. Preferí salir. Estaba lloviendo. Me senté en el
antejardín sobre un sillón de cemento, debajo del alero de la casa. La señora Yolanda me vio a
través de la ventana… ¿Por qué está afuera? Siga, se le van a mojar las piernas… Están
discutiendo en la habitación y preferí salirme… Debe ser Susana peleando con el hijo ¡Hay! Los
hijos… Siéntese, le ofrezco un café, hace frío.

Me sirvió un café caliente. Le espolvoreó un poco de canela. Además lo acompañó con unas
galleticas de chocolate.

¿Se molestaría si le hablo de algo personal? Me pregunta… De ninguna manera… La vez pasada
que estuvo aquí lo noté muy pensativo, parecía estar buscando alguna respuesta, ahora lo
noto muy afligido ¿Estoy equivocada?

Has de creer, Francisco, que su forma de expresarse y su gesto, me inspiraron tal confianza,
que me provocó abrirle mi corazón… A mí que soy tan reservado, tanto, que no tengo amigos
íntimos.

Le cuento: Cuando estaba niño vivía en una casa campesina


cercana al pueblo. Tenía un gatito y un perrito. Siempre que abría
la puerta del cuarto en la mañana los encontraba esperándome,
mirando por la rendija de la puerta. El gatito desapareció, no supe
por qué. A los pocos días vi que el perrito arrastraba algo. Era el
gatito muerto, cubierto de gusanos. Grité ¡Mamá! Y me desmayé.
Pasé tres días con fiebre… Hace poco murió un amigo de cáncer. Lo visitaba casi a diario. Dos
días antes de morir le vi una masa en la espalda, parecía que dentro de ella se movía algo.
Imaginé que se rompería y saldrían gusanos. Entré en pánico y hui.

La enfermedad de mi amigo me había regresado al pasado. También la sufrí. Entonces asegu-


raban que moriría. Lo único que se le ocurrió a mi mujer fue ir a mi oficina a revisar mis
papeles, extractos bancarios, chequeras, cuentas, quiso, incluso, tomar la dirección de la
empresa, habló de despedir a una empleada porque no sabía vestirse. Mi secretaria me llamó
a pedirme autorización para poder entregarle los documentos. Le dije que no. Aún no había
cumplido el tiempo de convalecencia, y regresé a la oficina. Desde entonces no la he
abandonado. Diecisiete años hace… Perdí confianza en ella. Perdí la ternura. Pensé en
divorciarme, pero me lo impidieron mis dos hijos que estaban pequeños. Mi padre nos
abandonó cuando éramos niños. Siempre lamento que no tuve quién me enseñara a elevar
cometas.
La señora Yolanda solo me escuchó. Al final me dio un abrazo… Ahora soy otro. Dos días más
tarde golpean a mi puerta. Susana, mi vecina, llega a disculparse por el bochornoso incidente.
--3--
Me trae una tortica… La noto pesarosa. La invito a que tomemos un
café y compartamos la tortica. Mientras preparo el café la escucho
sollozar. Me siento frente a ella… Llora ¿Por qué? Es evidente que su
dolor no es físico, proviene de su alma… Le tomo una mano ¿Acaso
podría ayudarla?… -Estoy destrozada, necesito desahogarme, no resisto
más… Sabré escucharla… Permanece en silencio unos minutos, luego se
pregunta -¿Cómo empezar? … Le digo: Yo comienzo y usted continúa.

Érase una vez… Una muchacha loca que trabajaba como auxiliar de contabilidad en una
empresa textil. Se enamoró de uno de los directivos e inició con él una relación desenfrenada.
No tomó suficientes precauciones y se embarazó. Él le pidió que abortara, ella se negó. La
despidieron. En ese momento comienza su calvario.

Vivía con su hermano en la casa materna. Su padre había muerto y la madre había heredado la
casa y una modesta pensión. Al perder el empleo la situación económica desmejoró. Se dedicó
a vender mercancías a domicilio. Dio a luz un niño. No consiguió emplearse de nuevo.
Transcurridos siete años de privaciones, decidió emigrar.

Viajó a Italia, una amiga estaba instalada en Nápoles. Le iba bien, le enviaba dinero
regularmente a su familia. Había dejado sus dos hijos a cargo de su madre... Encontró a su
amiga viviendo en un apartamento modesto pero decoroso. Jamás imaginó encontrarla
ejerciendo la prostitución. Quedó desconcertada. Se sintió acorralada ¿Qué hacer? ¿A quién
recurrir? Finalmente, decidió seguir su sendero.

Por fortuna su amiga trabajaba para una dama rumana dueña de un prostíbulo disfrazado de
pensión. Matrona distinguida y afable que hablaba seis idiomas. Cuando su amiga la presentó,
ella la miró de pies a cabeza. Le habló en español: -tu rostro es bonito, tienes un buen cuerpo,
te expresas bien y tu comportamiento refleja cierta timidez que suele atraer a algunos
clientes.
Mis clientes son personas de cierta categoría. Aquí no se admiten borrachos, ni se vende licor.
De cortesía se les ofrecen dos copas de vino. Está prohibido que ustedes beban licor. No
recibirán dinero, yo lo cobro por anticipado. Se cobra por horas y por los tres servicios, cada
servicio tiene un precio diferente (No entendió lo de los tres servicios, pero le
dio pena decírselo, más tarde la amiga se lo explicó) Si piden un servicio
adicional, me lo haces saber, para cobrarlo. No aceptes nada que pueda
lastimarte… La llevó a conocer una habitación, le mostró donde estaban los
botones de alarma. Ante cualquier peligro, aprieta un botón, de inmediato,
aparecerá Carlito (Le llamó la atención el diminutivo para un gigante musculoso que a
--4--
cualquiera podría intimidar) La jornada de trabajo diurna es de 8 horas, la nocturna puede ser
de 12 horas, resulta de clientes que quieren pasar toda la noche acompañados de una mujer.
Se dan citas previas. Algunos clientes piden siempre la misma mujer, mucho mejor para
ustedes. Gánense a sus clientes. Las propinas que les ofrezcan las recibo yo, pero sobre ellas
no les hago descuentos. Mientras estén de servicio tienen alimentación. Dispongo de un
médico en caso necesario. Tengo un fondo para apoyar a quien esté incapacitada por algunos
días. Les garantizo que cada vez que vengan a trabajar no se irán con la cartera vacía.

Al despedirme me dio un abrazo cariñoso y me susurró al oído: niña linda sé que tú no has
trabajado en esto antes, lo sé porque fui prostituta.

¡Hasta eso debió llegar la muchacha loca a causa de un error!

Hace algunos días me llama mi madre para quejarse de que mi hijo no


quiere estudiar, le exige ropa de marca y pretende hacerse un tatuaje.
Regresé para enfrentar personalmente el problema. Encuentro a mi
hermano, que no trabaja, instalado en la casa con una mujerzuela. A mi
hijo expulsado del colegio por mala conducta. Mi mamá avejentada. La
casa a punto de perderse porque mi hermano la hipotecó y no ha pagado la deuda. La cuenta
de ahorros que le había abierto a mamá para que consignara el dinero que le giraba para los
gastos y capitalizar (esperaba tener un ahorro para invertir en algún negocio cuando decidiera
regresar) la había saqueado mi hermano. El miserable había hipotecado la casa a unos
maleantes. Intenté negociar con ellos, pero no aceptaron. Consulté a un abogado. Me
aconsejó que dejara las cosas quietas. Era gente muy peligrosa. Ya lo ve, esas fueron las
razones de mi discusión acalorada con mi hermano y mi hijo, que alcanzó a escuchar.

-A mi hijo me lo llevaré, pero ¿Qué voy a hacer con mi madre?

Le recomiendo que converse con la señora Yolanda, estoy seguro de que ella sabrá orientarla…
No me creo capaz, siento vergüenza de confesarle que vendo mi cuerpo… No se preocupe, ella
sabrá entenderla.

No se lo dije, lo pensé: Hay quienes prostituyen su conciencia.

-Susana, me marcho mañana… No la olvidaré… La vida habrá de sanarle las heridas sin dejar
cicatrices.

Nos despedimos con un tierno abrazo. Me susurró al oído: ¿Le gustaría acompañarme a la
pieza? Susana, he estado muy enfermo… En realidad, pensé que no era un buen momento.

--5--
LOS ÚLTIMOS SEGUNDOS DE VIDA DE GARDEL
EL MAGO

En el mes de abril de 1948 llegan a Medellín Libertad Lamarque y el compositor y


compañero Alfredo Malerba. Desean enterarse de los pormenores del accidente
aéreo del 24 de junio de 1935 en el cual murió Carlos Gardel y varios compañeros de
su comitiva. Al observar el aeropuerto Olaya Herrera quedaron desconcertados al
notar que ningún monumento o placa conmemorativa de este suceso estuviera en
estas instalaciones. Se dirigieron a la alcaldía de Medellín y solicitaron el permiso para
ellos colocar una placa conmemorativa. Una vez autorizada esta petición hicieron
tallar una bella placa la cual fue colocada en una de las paredes del campo de
aterrizaje. Posteriormente varias entidades hicieron lo propio.

Hicieron varias presentaciones artísticas en Medellín y se fueron enterando de


los pormenores del fatal accidente aéreo. El 9 de abril el país sufrió la
catástrofe de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán y precisamente en esa fecha los
artistas argentinos se encontraban en Puerto Berrio. Atrapados por la tragedia
nacional esperaron dos días para su regreso a Medellín. En el Hotel habían
respetado los enseres de esta pareja. Continuaron su investigación sobre la
muerte de Carlos Gardel. Supieron que en ese fatal episodio murieron
incendiados Carlos Gardel, Guillermo Barbieri, Alfredo Lepera, José Corpas
Moreno, el piloto de la nave Ernesto Samper Mendoza, el Radiooperador Willis Foster, el empresario chileno
Celedonio Palacio y el promotor de espectáculos Henry Swartz. Cinco personas salieron con vida: Alfonso
Azzaf, que murió poco después, Ángel Domingo Riverol que falleció a los tres días; José María Aguilar Porras,
guitarrista, el secretario personal e intérprete de Inglés, el catalán Plaja y un jefe de tráfico de la empresa
SACO, Grant Flynn.

José María Aguilar, guitarrista que vivió varios años con claras señales de
su quemadura, contó que Gardel al sentarse en el avión le pidió que le
diera un chicle para calmar el fierro (palabra que significaba temor) y
relata la trágica angustia de su compañero guitarrista Ángel María
Riverol que duró tres días terriblemente angustiado y convertido en un
espectro negro y sollozante pidiendo que lo llevaran a Argentina pues
quería ver a su familia antes de morir. Gardel y sus compañeros ya
habían actuado en Medellín, luego en Bogotá y se encontraban en ese
aeropuerto para viajar a Cali. El accidente se produjo porque al iniciar el vuelo el avión de SACO recibió un
fuerte ventarrón que lo condujo hacia el avión “Ciudad de Manizales” que ya había encendido motores. Toda
la tripulación de esta nave, 7 tripulantes, murieron también incendiados.

Muchas consejas se dispararon: que Gardel desfigurado vivía en una finca en Medellín; que lo mataron de un
disparo en el corazón. Su cadáver en un cajón mercantil fue viajando, anónimamente, cargado una mula pasó
Por Cali hasta llegar a Buenaventura. En Buenos Aires un cortejo fúnebre millonario lo condujo hasta el
cementerio de La Chacarita.
--6--
.

Por: Aura Lucía Mera ¿Libre personalidad?


Admiré profundamente a Carlos Gaviria. Voté por él cuando lanzó su candidatura a la Presidencia.
Lamenté su derrota. Este país habría sido muy diferente si él hubiera tomado las riendas. De eso
estoy segura. También sentí que con su muerte habíamos perdido a un hombre irrepetible.
Sin embargo, jamás compartí su creencia de que el consumo de sustancias psicoactivas (marihuana,
cocaína, bazuco, éxtasis) debería permitirse en las dosis mínimas, acudiendo al “libre desarrollo de
la personalidad”. Siempre me pareció un contrasentido.
¿Cuál es la “dosis mínima” para un adicto? En mi caso, como adicta que soy, la mínima no
existiría, porque siempre necesitaba más. Viví en
carne propia lo que fue el “libre desarrollo de mi
personalidad” cuando consumía. Como cada día me
iba sumiendo en el caos, la depresión, los ataques
incontrolables de ira, la vida ingobernable, la ausencia
absoluta del deseo de vivir, la angustia de ver
amanecer, la rabia al escuchar el canto de los pájaros,
la ausencia de mis hijos porque no podía acercarme a
ellos emocionalmente aun amándolos con desespero…

Mi personalidad quedó atrapada, encarcelada, estrangulada por las sustancias que se fueron
convirtiendo en mi único dios. Perdí todas las batallas
y ellas se ganaron todos los trofeos.
Descubrí el infierno. Lo viví, lo sentí y jamás pensé
que podría apartarme de ellas, porque se convirtieron
en mi razón de existir.
Las conocí ya Adulta y parida. No era una
adolescente. Era una mujer ya “echa y derecha” con
un carácter estructu
rado dentro de unos
parámetros y valores morales firmes y una educación
privilegiada. En mi familia nuclear jamás vi consumir alcohol ni
mucho menos otras sustancias. Tenía los cuatro ases en la mano.
Y el inicio, primero social y luego frecuente, llegó a ser diario y
motor de mi vida. Quedé en bancarrota espiritual, física y
emocional. Sobredosis, lagunas, intento de suicidio… y otras
yerbas.
--7--
Fue un proceso duro, doloroso, el de la recuperación. Recaí después de siete años y creí que jamás
podría parar. Tuve que iniciar mi vida de cero otra vez y casi no lo logro. De eso hace ya 20 años.
Me sirve el “Solo por hoy” y asistir a los grupos de apoyo.
Cuando veo en parques, clubes o salidas de colegios a jóvenes que
están apenas iniciando su vida consumiendo su “dosis personal” y
ejerciendo su derecho al “libre desarrollo de su personalidad” me
llora el alma… Muchos serán afortunados y no pasarán de un
consumo esporádico. Otros caerán en las garras diabólicas de la
adicción. Pero todos están destruyendo sus neuronas, alterando sus
emociones y atacando lo más sagrado que tenemos, que es,
precisamente, la libertad de desarrollar la verdadera y auténtica personalidad. ¡No hay mejor droga
que un cerebro limpio de drogas!
Una cosa muy diferente es la legalización de las plantaciones de
coca y marihuana para acabar con el narcotráfico, que cada día
aumenta, y otra muy diferente aceptar la “dosis personal” en
jóvenes que no saben qué es “El libre desarrollo de la
personalidad” y se están jodiendo la vida al menudeo… (El
Espectador)

OBITUARIO

Para mi
Nieta Luciana
En su primer
Año.
Ramón Villalobos
Muñequita risueña,
Vivaracha y traviesa,
Danzarina de ritmos,
En el pasado mes de octubre falleció el distinguido odontólogo Gateadora ligera
Hernando Jiménez Vergara. Fue muy bien calificado por sus Que luces dos moñitos
pacientes dada su calidad profesional. Como dos primaveras,
Como dos capullitos
Lo conocimos y vivimos su amistad en la Clínica de los Seguros En tu hermosa cabeza.
Sociales; iniciamos la devoción musical que hemos ejercido con
verdadera pasión. La colección musical y sus conocimientos al Tú serás una dama
respecto eran muy respetables. Perteneció a varios grupos de Muy gentil y muy bella,
amigos fervorosos adictos a la grata música. O un precioso capricho
De la naturaleza
Su cantante preferido era Pedro Vargas, el tenor mexicano de Como en los cuentos de hadas,
San Miguel de Allende. También pertenecía a un grupo de Como en la musas griegas.
amigos que practicaban el tenis. Serás la apuesta reina
De la faz de la tierra…
Adiós al amigo que siempre nos impulsaba en nuestra tarea Mientras ya en los confines
periodística y desde esta revista que tanto apreció le damos la De los raudos planetas
cordial despedida. Seré tu sol de ocasos
De tus tardes serenas…

--8--
Congreso
Internacional
psicosomática
psicoanalítica

DOCTOR VICTOR SALAMANCA SOLIS -

PSIQUIATRA PSICOANALISTA
SOCIEDAD COLOMBIANA DE PSICOANALISIS
Apreciado colega y amigo:

Permítame en primer término agradecerle su gentil invitación al I Congreso Internacional de Psicosomática


Psicoanalítica que tuvo lugar en el auditorio de Promédico en Cali, los días 21 y 22 de Septiembre pasado.

Sigmund Freud ese genio de la medicina nacido en el siglo XIX , a partir de sus agudas observaciones sobre la
histeria en algunas de sus pacientes , en compañía de su amigo y colega Breuer, dió origen a una de las
disciplinas intelectuales teóricas más interesantes y controvertidas en el campo del estudio de la conducta
humana , el Psicoanálisis , basado en la asociación libre de ideas y el método catártico ,
mediante el cual logró establecer el origen de los conflictos que yacían en el
subconsciente de sus pacientes y la metodología para liberarlas de su psicopatología.
Observó que muchos signos y síntomas de esas enfermas, no podían ser explicados a
cabalidad desde una perspectiva puramente somática- Freud era profesor de neurología -
, sino desde una óptica más amplia, de tipo mental , entendida esta como el resultado de
la interacción de fuerzas – pulsiones las llamó-que a su vez eran originadas en las
emociones y el aprendizaje adaptativo desde la más tierna infancia. En ese orden de
FREUD ideas, la madre y su relación bio-psico-afectiva con el hijo, desempeñaría un rol
fundamental en la formación del carácter de ese individuo en desarrollo , así como en el equilibrio o su
ausencia , para resolver los conflictos y problemas derivados de las más diversas circunstancias en la vida de
ese nuevo individuo.

El Psicoanálisis paso así a convertirse en una herramienta complementaria de gran utilidad en disciplinas como
la medicina , la psicología , la antropología, la sociología , la literatura , las artes , pues su campo es tan amplio
que abarca prácticamente todas las actividades científicas , humanísticas y culturales del hombre .

Con el devenir de investigaciones en distintas áreas del conocimiento médico como la endocrinología, la
inmunología y las neurociencias , se ha podido establecer la correlación e integración de fenómenos que
antes se sospechaban por simple observación , pero que a la luz de las modernas tecnologías y metodología
científica, en vertiginoso avance , han podido cuantificarse y hacerse claras y evidentes.

--9--
Desde Hipócrates de Cos (460 AdeC -370 AdeC) quién ha sido considerado el padre de la medicina en
occidente a quién se le ha atribuido la frase “somos lo que comemos” y que posteriormente adoptó el
biólogo filósofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach en su obra “Enseñanza de la alimentación” ,
pasando por Séneca , Shakespeare (“la risa remedio infalible”) , Lord George Byron ( “ríete siempre que
puedas , es una medicina barata) , hasta Einstein (“somos lo que pensamos” ) se ha establecido que las
emociones y la actitud del individuo ante las cosas que consideramos más elementales y cotidianas , influyen
de manera importante en el equilibrio de su psiquismo y en la expresión del mismo a través de los sistemas
aparatos y órganos de nuestra economía. En tiempos recientes se ha visto como la risa libera endorfinas en
nuestro cerebro que hacen que sintamos placer, y que la liberación de FEA (Feniletilamina) es el
neurotransmisor que permite que nos enamoremos; así como la oxitocina y la serotonina (5HT) son
consideradas sustancias de la felicidad . Como contraparte la epinefrina (adrenalina ) , la norepinefrina
(noradrenalina) y el cortisol son consideradas las hormonas del stress y son comprobadamente
inmunodepresoras.

El reciente I Congreso de Psicosomática psicoanalítica fue el escenario magnífico para debatir temas
trascendentales sobre la unicidad e indivisibilidad del ser humano , y para aprender de profesores de talla
internacional la relación entre mente , conflictos emocionales y su manifestación corporal como
enfermedades autoinmunes ( termino inapropiado que refleja nuestra absoluta ignorancia sobre la
etiopatogenia de las mismas) y cáncer .

Quedó demostrado que el Psicoanálisis está más vivo y vigente que nunca y en permanente evolución y que
todas las disciplinas que tienen que ver con la salud humana , vista ésta desde una perspectiva más amplia que
considerarla como “ la ausencia de enfermedad” , tendrán que retornar a lo holístico : el ser humano visto
como un todo y no como un compuesto de fragmentos aislados sin ninguna relación entre las partes. Será la
única forma razonable de entender que somos seres Bio-psico-sociales en interrelación con la naturaleza.

Hace centurias filósofos como Sócrates, Platón y Aristóteles observaron


Sócrates esa integralidad del hombre y nos dejaron escritos en ese sentido.
Podríamos decir con aquel pensador que “no hay nada nuevo bajo el
sol” y que para fortuna de nuestros pacientes, estamos redescubriendo
algo que nunca hemos debido soslayar.

Quiero Dr. Salamanca felicitarlo a usted y a los miembros del comité


organizador de la Sociedad Vallecaucana de Psicoanálisis por este
estupendo y esclarecedor Congreso , por los invaluables aportes a nuestro conocimiento sobre las actividades
de la mente y la correlación con las más diversas manifestaciones somáticas. La frase “El cuerpo grita lo que
la mente calla “cobra más actualidad que nunca.

Deseo además agradecer a Promédico en cabeza del Dr. Jairo Arango Arbeláez por facilitar las dependencias
de nuestra querida entidad sin cuya colaboración no hubiera sido posible el desarrollo y exitosa culminación
del Congreso. Espero que esta semilla que sembraron germine y de los frutos que todos esperamos por el
bien nuestro y de todas aquellas personas que vengan a nosotros en busca de ayuda profesional. Con
sentimientos de admiración y afecto,

JAIME GIL JARAMILLO MD ( ESPECIALISTA EN DERMATOLOGIA ) Santiago de Cali, octubre 1 de 2018

--10--
AH…¡LOS GATOS!
Dios hizo al gato para ofrecer al hombre el placer de acariciar a un tigre.
(Víctor Hugo)

El hombre es civilizado en la medida que comprenda a


un gato. (George Bernard Shaw)

Para mantener una verdadera perspectiva de lo que


valemos, todos deberíamos tener un perro que nos adore y un gato que nos ignore.
(Derek Bruce)

Los perros nos miran como sus dioses, los caballos como sus iguales, pero los gatos nos miran como sus
súbditos. (Wiston Churchill)

La elegancia quiso cuerpo y vida, por eso se transformó en gato. (Guillermo de


Aquitanía)

Mi gato nunca se ríe o se lamenta, siempre está razonando. (Miguel de Unamuno)

Si yo prefiero los gatos a los perros es porque no hay gatos policías (Jean Cocteau)

Si quieres escribir sobre seres humanos, lo mejor que puedes tener en casa es un gato
(Aldous Huxley)

El gato no nos acaricia, se acaricia con nosotros (Antoine Rivarol)

EL MÁS PEQUEÑO GATO ES UNA OBRA MAESTRA ( LEONARDO DA VINCI )

He estudiado muchos filósofos y muchos gatos. La sabiduría de los gatos


es infinitamente superior. (Hippolite Taine)

El gato es el único animal que ha logrado domesticar al hombre. (Marcel Mauss)


El hombre tiene dos medios para refugiarse de las miserias de la vida: La música y los gatos (Albert
Schweitzer)

El gato posee belleza sin vanidad, fuerza sin insolencia, coraje sin ferocidad, todas las virtudes del hombre
sin sus vicios. ( Lord Cuppy)

Un maullido es un masaje al corazón. (Stuart Macmillan)

En realidad la casa es del gato, nosotros solo pagamos la


hipoteca. (Samaniego)

Hasta que no hayas amado a un animal parte de tu alma permanecerá dormida.


(Anatole France)

--11--
Gustavo Páez Escobar

Renace un escritor caldense


Hace años, muchos años –cuando residía en Armenia–, oí hablar por primera vez de Tomás
Calderón. Fue poco lo que supe de él, fuera de que había muerto dos décadas atrás y se había
destacado como columnista de La Patria con el seudónimo de Mauricio, y además sobresalía
como escritor y poeta. Al paso de los días, me llegaban vagas noticias sobre su vida y su obra, y
nunca logré conocer un libro suyo. Esto confirma el olvido que cae sobre los hombres de letras.

Solo ahora vengo a saber quién es en realidad Tomás Calderón, por la antología que publica el
historiador y escritor caldense Pedro Felipe Hoyos, con prólogo de Augusto León Restrepo, exdirector de La
Patria (y además político, columnista y poeta, que nos está debiendo su nuevo libro de poesía erótica). Esta
bella edición de Tomás Calderón consta de 255 páginas en tamaño 21 x 23 cm, y está elaborada en excelente
papel y enriquecida con añejas fotos de personas, paisajes y otras referencias de la región.

Tanto el prologuista como el compilador presentan enfoques valiosos acerca del escritor y su obra, la que se
recoge en este acopio de páginas exquisitas, de que disfrutaron los lectores del diario manizaleño durante los
33 años de ejercicio periodístico del personaje hoy olvidado (1921-1954). Y se ofrece una muestra selecta de
sus poemas, cuentos y prosas.

Tomás Calderón nació en Salamina el 7 de marzo de 1891, y murió en Manizales el 18 de mayo de 1955. Las
dos poblaciones fueron para él objeto de sus entrañables querencias. Viajero pertinaz por pueblos
colombianos y geografías foráneas, siempre, sin embargo, llevaba a sus dos amores –Salamina y Manizales–
como emblemas que le enternecían la emoción.

Hay algo que me anima sobremanera al leer sus escritos: el camino, que fue para él una presea del espíritu. El
sentido del viaje, del movimiento, del tránsito por las rutas de la vida, tan marcado en su sensibilidad, le
imprimía nervio, aliento, poesía. Una vez manifestó que quería para su tumba este epitafio: “Aquí yace un
camino”. Ignoro si se cumplió su deseo. Ojalá alguien nos lo cuente.

Soy otro enamorado de los caminos. En mi libro bautizado con este rótulo en 1982, y guardado en la Cápsula
de El Tiempo, digo: “La vida está cruzada por caminos. Cada idea es un camino”. Otra obra mía es El azar de los
caminos (2002). Tal vez este apego sentimental fue el que me hizo ganar el título de barón de los caminos,
otorgado –por mediación de Hernán Olano García– por la Imperial Orden de la Doctora de la Iglesia Santa
Elizabeth de Hesse –Darmstadt–. ¿Peco de vanidoso? No. Lo que deseo es mostrar mi
sorpresa y admiración frente al hallazgo de otro escritor que hizo del camino una filosofía
de la vida, y celebrar esa coincidencia.

Tomás Calderón escribió páginas magistrales. Una de ellas –la que más me ha impactado–
es la dedicada a Rosalía Mendoza, la gitana. La conoció cuando la llevaban en el ataúd
para el cementerio, y meditó: “Tuve la impresión de que se moría el alma de un camino,
de tantos que tiene13 el mundo. Los caminos también se mueren. Pero has muerto muy

--12--
bien, en un camino, junto al río, bajo los árboles polvorientos”.

Luego confiesa para sí mismo, cuando hacían desaparecer a la gitana bajo las paletadas de tierra: “Serías mi
novia, Rosalía Mendoza. Bajo el embrujo de tus ojos pensativos, poeta triste de senderos, melancólico de
ciudades viejas, enfermo de mares…” Esta declaración estremecida me hace evocar los poemas enamorados
de Baudilio Montoya, el rapsoda del Quindío, al borde de los caminos.

Otra crónica memorable es la que pinta el furor de la borrasca en la profundidad del monte, como si el
desastre sucediera en el mismo momento de la lectura. La mortaja es un cuento alucinante que tiene como
protagonista a sor Juana de la Cruz, y deja en la mente del lector la sensación de la santidad y el amor
reunidos. Ese es el poder de la palabra, que tanto ejercitó Tomás Calderón con su vocabulario castizo,
elocuente y poético. Fue maestro de la legítima crónica, tan escasa en nuestros días, así como del adjetivo
preciso y la metáfora refulgente.

Es un placer leerlo. Las letras caldenses están de plácemes con el rescate de este gran escritor olvidado,
fallecido hace 63 años. Lo mismo debe ocurrir con Luis Yagarí, cuya muerte ocurrió en Manizales en 1985, y
que también permanece en el olvido. Ambos, brillantes cronistas de vocación, hicieron una época. Una vez
dijo Tomás Calderón: “Yo escribo por una necesidad de mis nervios”. ( EL ESPECTADOR )

Eje 21, Manizales, 31-VIII-2019

La Crónica del Quindío, Armenia, 2-IX-2018.

LA CASA SOLA

Todos al fin partieron


sin que al cruzar por el dintel hermano
los detuviera nada;
ni un fiel amor, ni generosa mano:
hace tiempos la casa está cerrada.

Nadie miró hacia atrás desde el recodo


y al cabo -siempre ausente-
Igual que un alma muerta
a todo adiós, a todo ensueño, a todo
lo que arrastra en sus ondas la corriente,
baten los vientos huérfanos la puerta,
y son sus muros arrugada frente.

Ahora pende inútil


la llave quieta, mútilo testigo
de lo que en otros años fue esta casa:
solo un rayo de sol como un mendigo
en vano vuelve y del umbral no pasa. TOMÁS CALDERÓN
--13--
LA CENA DE MADURO

En esta mesa sabrosa


Tengo en mis manos los bienesbs
Para la gente golosa --14--
Y pa multiplicar los penes…..
--15--