Está en la página 1de 4

Tema: Cómo ser un esposo amoroso (2ª Parte)

Texto: Efesios 5:25-33


Introducción: En la lección anterior estuvimos considerando cinco maneras en que un
esposo puede ser amoroso con su esposa.
El amor del esposo debe sacrificarse por su esposa Ef.5:25.
1. El amor del esposo debe hacer mejor a su esposa Ef.5:26-27.
2. El amor del esposo debe cuidar y alentar a su esposa Ef.5:28-29.
3. El amor del esposo debe unirlo a su esposa Ef.5:30-31.
4. El amor del esposo debe ser fiel hasta la muerte Ef.5:25-33.
5. El amor del esposo es tierno.
En esta lección aprenderemos seis maneras más de cómo ser un esposo amoroso.
I. El amor nunca es áspero 1ª Cor.13:4-5.
A. Jesús es tierno con la Iglesia Mat 12:18-20.
B. Jesús es tierno con nosotros.
C. Algunos hombres son tan rudos que rompen la corteza de un árbol.
D. Sin embargo Jesús es tan suave y tierno que no quebrará una caña dañada.
E. Algunos hombres son tan bruscos que de un golpe botarían una vela sobre la
mesa.
F. Pero el toque de Jesús no apagaría una mecha que arde.
G. Jesús es el ejemplo de mansedumbre para el esposo. Col 3:19.
H. El esposo debe ser gentil, paciente, bondadoso, tierno y comprensivo con su
esposa.
I. La lija es un papel áspero que se usa en la madera, no en las personas.
1. Físicamente, el hombre debe evitar rasguñar la mejilla de su esposa con la
barba.
2. Emocionalmente, debe evitar rasguñar sus sentimientos con sus palabras,
miradas o acciones.
J. Dios creó la piel de la mujer más suave que la del hombre; y creó sus
emociones más tiernas que las del hombre.
K. Las emociones tiernas y suaves de la mujer le permiten ser una buena madre.
Por lo tanto, el esposo debe ser tierno con su esposa, o herirá sus
sentimientos.
1. Durante su Ciclo menstrual.
2. Durante la *menopausia es otra época difícil en la vida de la mujer.
II. El amor del esposo no es descortés, y debe respetar a su esposa 1ª Cor.13:5.
A. Hay veces cuando el esposo se enojará. Esto es normal.
B. Pero aun, cuando esté enojado, el esposo debe controlarse y permanecer
amable.
C. No es pecado enojarse. Es malo ser rudo, aún al estar enojado.
D. Los esposos y las esposas deben evitar acostarse airados Ef.4:26-27.
E. Deben vencer la ira rápidamente, como apagarían un incendio peligroso
echándole agua.
F. Ambos cónyuges deben perdonarse antes de acostarse, ya sea que estén de
acuerdo o no.
G. El esposo debe ser cortés y amable.
H. Debe demostrar respeto a su esposa comportándose como un caballero.
I. Debe ayudarle con los quehaceres de la casa.
J. La Biblia dice a los esposos que deben “vivir con ellas sabiamente, dando
honor a la mujer como a vaso más frágil” (1 P 3:7).
K. Los hombres necesitan recordar que las mujeres por lo general son más
tiernas y hablan más suavemente que los hombres. El esposo debe evitar
ignorar las palabras suaves de su esposa. Ignorar a la persona demuestra una
falta de respeto y honra.
L. Cuando el esposo respeta a su esposa, ella le ayuda a mejorar y a madurar en
muchas formas.
M. El esposo que se aparta del consejo de su esposa camina en una senda muy
solitaria.
N. La intuición de ella es de mucho valor.
O. Muchos hombres han evitado el fracaso, la vergüenza o la pérdida financiera
al escuchar a su esposa.
P. Nabal era un hombre insensato. Si hubiera escuchado a su sabia esposa,
Abigail, hubiera tenido una vida larga y próspera 1º Sam.25.
III. El amor del esposo satisface las necesidades sexuales y algunas necesidades
emocionales de la esposa (1 Co 7:3-5).
A. Dios creó al hombre para satisfacer las necesidades de su esposa—
incluyendo sus necesidades físicas, emocionales y sexuales 1ª Cor.7:3-5.
B. La Escritura está hablando de las necesidades normales para el sexo dentro
del matrimonio.
C. El sexo es para que disfruten ambos el esposo y la esposa.
D. El esposo debe satisfacer las necesidades sexuales de su esposa.
E. Debe comprender que el sexo no es solamente para la satisfacción de él.
F. Debe aprender a complacer a su esposa en el dormitorio—y en otras
habitaciones de la casa.
G. El esposo debe ayudar a su esposa a sentirse amada, valorada, apreciada,
respetada, segura y realizada.
IV. El amor del esposo es franco y sincero con su esposa (Ef 4:15; Stg 5:16).
A. Los esposos deben hablar y recibir la verdad con amor (Ef 4:15).
B. Si su esposa es su mejor amiga—y debe serlo—usted llegará a revelarle su
vida a ella.
C. Todos tenemos luchas en la vida.
D. Necesitamos sentirnos libres para hablar de nuestras faltas y preocupaciones.
Stg.5:16.
E. Ningún humano conoce mejor al esposo que su esposa.
F. Algunos hombres esconden cosas de su esposa—cosas que revelan a sus
padres y a sus amigos.
G. La esposa está diseñada por Dios para ayudar a su esposo escuchándolo
dándole sugerencias.
H. Es una locura que el hombre rechace tal ayuda para proteger su orgullo
masculino.
I. Bendecido es el hombre que aprende a hablar de corazón a corazón con su
esposa.
V. El amor del esposo es paciente con su esposa (1 Co 13:4).
A. Una actitud precipitada no trae ninguna bendición.
B. Jesús es paciente con nosotros.
1. No nos empuja, empuja, empuja.
2. Se contenta cuando andamos con Él a un paso pacífico.
3. No nos reprende cuando somos un poco lentos.
C. Un pastor notó que su amor por su esposa había cambiado al pasar los años. Al
principio, él la trataba como a una reina. Era amable y paciente. Le abría la
puerta al entrar a la casa. Llevaba la parte más grande de la carga y la dejaba
caminar a su lado. Esperaba pacientemente mientras ella se cepillaba el pelo
para que se viera exactamente bien. Pero como sucede tan a menudo, su amor
empezó a enfriarse, grado por grado. Un día se dio cuenta de que la trataba
como a una esclava en vez de reina. Esperaba que ella cargara, cocinara y
limpiara. No le ayudaba ni le daba las gracias. Cuando era hora de salir, no tenía
paciencia. Si no estaba lista, le gritaba. Entonces, un día maravilloso, el Espíritu
Santo le habló por medio del libro de Apocalipsis. 4“Pero tengo contra ti, que has
dejado tu primer amor. 5Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete,
y haz las primeras obras...” (Ap 2:4-5). Desde ese día en adelante, él practicó
ser el esposo que Dios quería que fuera.5
VI. El amor del esposo persevera—resuelve los problemas 1ª Cor.13:7.
A. El conflicto llega a todo matrimonio.
B. Las tormentas son parte de la vida fuera y dentro del hogar.
C. Pero el amor bíblico prevalece.
D. El esposo debe practicar usar amor, paciencia, oración, comunicación y habilidad
para solucionar los problemas en el matrimonio.
E. Dios tiene una solución para cada problema.
F. Pero las parejas que no están de acuerdo con la solución luchan con los mismos
conflictos durante toda su vida de casados.
G. Hay muchos versículos que hablan de la buena comunicación Prov. 13:3; 15:1;
21:9, 19; 25:8, 23-24; 29:20; Gál.5:15; Col 4:6.
H. El amor del esposo lo hace perseverar en la comunicación—a seguir analizando el
problema hasta que la pareja encuentra una solución.
VII. El amor del esposo elogia y agradece a su esposa (Gál.6:10).
A. Todos necesitamos sentirnos apreciados.
1. Las palabras como “gracias” nos animan.
2. Elevan nuestra autoestima.
3. Nos hacen sentir valiosos.
B. Nadie debe lisonjear, pero el elogio sincero es una bendición.
C. Tanto el esposo como la esposa se sienten bien consigo mismos cuando la gente
los elogia.
1. Si critica a su esposa, hágalo en privado.
2. También, mezcle la crítica con los elogios.
D. ¡Mezcle una cucharada de crítica con nueve cucharadas de elogios!
E. En público, diga algo bueno acerca de su esposa a los padres de ella, hijos o
amigos.
F. Decir públicamente cosas buenas de ella fortalecerá sus buenas cualidades.
G. En privado, el esposo debe decirle a su esposa que la ama—y por qué.
Conclusión: Dios nos creó con la necesidad de sentirnos apreciados.
¿Jesucristo enaltece a la Iglesia? Lea la carta de Jesús a las iglesias de Asia Ap.2–3.
Note que el Señor usó palabras de elogio para animar a los creyentes.
El elogio produce lo mejor en nosotros.
Una de las necesidades más grandes de las esposas, esposos e hijos es la necesidad de ser
elogiados.