Está en la página 1de 2

Ensayo de cinco párrafos

Tema: peligros del uso del teléfono celular


Introducción
En las últimas décadas, el teléfono celular se ha convertido en el aparato tecnológico más
utilizado que resulta casi imposible encontrar a una persona sin un celular o smartphone en la
mano, esto se debe a las múltiples tareas que puede cumplir o a la cantidad de funciones o
aplicaciones que trae consigo. Se puede decir que el celular ha mejorado el estilo de vida ya
que acorta los tiempos en la comunicación y nos mantiene más comunicados. Asimismo, este
dispositivo ha experimentado una gran evolución desde su nacimiento en la década de los
setenta, desde los celulares más elementales hasta los más avanzados que encontramos en el
mercado, que ha hecho que millones de usuarios en el mundo dispongan de este fantástico
medio de comunicación. Pero no todo es positivo, las consecuencias del uso del celular
trascienden el ámbito comunicacional y se presentan como un peligro para la salud, la
seguridad y el desempeño social.

Desarrollo

Seguramente hemos escuchado en muchas ocasiones el rumor de que ponerse el teléfono


móvil en el bolsillo delantero del pantalón o tenerlo cerca durante todo el día puede llegar a
afectar negativamente nuestra esterilidad, tanto en hombres como en mujeres. Algunos de
nosotros creeremos que es una simple leyenda y que este dicho no es verdad. Sin embargo,
estudios realizados demuestran que la radiación que desprenden los móviles sí puede afectar a
la fertilidad. Además, esta radiación sumado a la utilización prolongada de los mismos, puede
provocar ciertos tipos de cáncer en las partes del cuerpo más cercanas a la antena, ya que el
cuerpo puede absorber esta energía. A esto se suma problemas relacionados con el oído,
según afirma (López, D. 2009), “la utilización excesiva del teléfono celular y de otros
dispositivos de audio puede provocar trauma acústico, que es un daño al oído interno que
provoca la pérdida de audición, alertaron especialistas del IMSS”, esto en personas que, en
promedio, emplean más de dos horas para atender llamadas telefónicas y escuchar música,
que y de manera general a un volumen muy alto.

Desde arreglarse la corbata, revisar el maquillaje y hasta comer una hamburguesa, son
muchos los distractores que hacen que el conductor deje de prestarle atención a la carretera
por escasos segundos, pero son quizá esos pocos segundos de distracción los que marcan la
diferencia cuando se habla de las altas tasas de accidentes de tránsito en la actualidad. Recibir
o realizar llamadas por el celular, enviar mensajes de texto o ingresar a las redes sociales,
pueden resultar mortales mientras se conduce, ya que retarda los reflejos en caso de tomar una
decisión rápida al conducir. La ANT muestra en sus estadísticas que el mayor índice de
accidentes de tránsito son causados por conductores que mientras conducen utilizan sus
teléfonos, por tanto, en este caso el teléfono celular puede atentar contra la integridad física no
solo del conductor y sus acompañantes, sino también, de los transeúntes que resultan ser
víctimas inocentes.

Para muchos jóvenes y adultos, el uso del teléfono celular se ha convertido en una adicción
y en una dependencia que ha sobrepasado los límites de la razón. Incluso se ha inventado un
nuevo término científico, la nomofobia, que es el terror descabellado que se siente a salir de
casa sin el teléfono, lo que causa evidentemente estragos entre los usuarios. Como cualquier
otro adicto, la persona que se engancha al móvil necesita cada vez más tiempo para estar
conectado y esto le encamina hacia una conducta mucho más antisocial, en la que resta
tiempo para hacer otras cosas, se aleja de la familia y empieza a fallar en el rendimiento
escolar, ya que los celulares tienen muchos elementos que provocan que los estudiantes se
distraigan fácilmente: llamadas, mensajes, juegos, tonos, cámara de fotos, redes sociales,
MP3, etc. lo que le genera problemas en la escuela.

Conclusión

En conclusión, los avances tecnológicos en la telefonía celular, si bien nos han abierto las
puertas a un mundo libre de barreras para la información y comunicación, también nos han
vuelto dependientes de la tecnología. Dicha dependencia puede llegar a ser fatal si se combina
el uso del celular con la conducción de un vehículo e inclusive nociva para la salud de los
usuarios. Evidentemente, y según estos datos, la solución debe pasar irremediablemente por
establecer ciertos límites y enseñar a los hijos a usar el móvil de manera dosificada. De
entrada, nosotros mismos debemos tener claro cuáles son esos límites, la frontera que no se
debe cruzar para que los chicos dejen de estar más pendientes de su teléfono móvil que de la
realidad que les rodea.

Bibliografía
López, D. (18 de enero de 2009). El celular en exceso causa pérdida de la audición. El Informador MX.
Recuperado de https://www.informador.mx/Tecnologia/El-celular-en-exceso-causa-perdida-de-
audicion-20090118-0047.html. [Fecha de acceso: 26-01-2019]