Está en la página 1de 2

Unidad 3: Estrategias de lectura

A lo largo de esta semana vamos a aprender una técnica de lectura


que, no es propiamente una técnica, es una estrategia lectora que a
lo largo de los años que llevo estudiando las técnicas de lectura, he
llegado a la conclusión que es un buen método.

Lo primero que tenemos que saber son los objetivos que queremos
alcanzar: ¿cuál es la razón por la que estamos leyendo este texto o
libro? En muchas ocasiones, lo que hago es apuntarlos en forma de
preguntas en las primeras páginas del libro.

A lo largo de mi vida he leído muchos libros, algunos me han gustado


y otros no, pero siempre los he tenido que leer. En muchas ocasiones
he tenido que estudiarlos. Después de este tiempo he pensado que
hay una manera de leer un libro de 300 páginas en una hora, incluso
aprendérmelo en menos de dos.

Quiero compartir algo contigo, que después de muchos años de


hacer técnicas de lectura, cursos de lectura y de leer muchos libros,
me he dado cuenta que es una muy buena estrategia lectora.

Lo primero es tomar el libro, ver la portada, la contraportada, ver la


sinopsis, quién es el autor. Si aparece una introducción hecha por el
mismo autor (leerla), el prólogo que explica los razonamientos del
libro, por qué está hecho el libro. Respecto al autor, si no sabemos
de él, lo podemos buscar en Internet, en su página oficial, Wikipedia,
etc.

Después miramos el índice, los capítulos, la importancia de cada


parte del libro, todo aquello relacionado con los objetivos que
tenemos al leer el mismo. Una vez realizado esto, pasamos las hojas,
miramos uno o dos segundos las mismas, si algo nos llama la
atención, nos detenemos a leerlo, seguimos avanzando hasta
terminar el libro. Una vez hecho esto, aplicamos la lectura veloz que
hemos aprendido hasta ahora, el marcador, la fijación, ese conjunto
de técnicas que nos ayudarán a leer el libro mucho más rápido y
entenderlo mucho antes.

© - lecturaagil.com - Todos los derechos reservados 1


Para completar esta estrategia que te acabo de explicar es muy
importante que conozcamos vocabulario. El vocabulario puede ser
un impedimento a la hora del aprendizaje. Imagina estar haciendo tu
lectura veloz de manera muy eficiente y de pronto encontrar una
palabra que no entiendes, esto te complicará la lectura e incluso te
confundirá, imagina que el significado no es el mismo que estás
imaginando, tener que mirar un diccionario, no mirarlo. El
vocabulario, por lo tanto, es muy importante. Es algo que se adquiere
con la lectura.

Ejercicios

Respecto a los ejercicios de esta semana, la técnica de preparación


la aplicarás a tus próximas lecturas, pero para tratar de mejorar
nuestra capacidad de buscar esa información, ese primer vistazo
rápido vamos a hacer un ejercicio en el que tenemos que descubrir
los números que se repiten en una lista de columnas.

El último ejercicio de esta semana va a ser el clásico ejercicio de


entrenamiento de velocidad, como siempre, trata de aplicar todas las
técnicas que has aprendido hasta ahora y práctica, al menos, de 5 a
10 minutos al día. Así aumentarás la velocidad e incrementarás la
capacidad en que tu cerebro aplica estas nuevas técnicas.

Puesto que el vocabulario es tan importante, trataremos de encontrar


una manera de aumentar nuestro vocabulario sin tener que esperar
esos años que comentábamos, la experiencia. Para esto
necesitamos un diccionario, pasaremos página por página viendo
palabras que nos llamen la atención. Esas palabras que no
conocemos su significado, o que no estamos seguros del mismo, o,
palabras que tenga “b” y “v”, “m” y “n”, de esta manera aprenderemos
todos los días, con 5 minutos, 10 o 12 palabras que aumentarán
nuestro vocabulario sin lugar a dudas.

© - lecturaagil.com - Todos los derechos reservados 2