Está en la página 1de 1

Unidad 3: Estrategias de lectura

Ejercicio 3: Entrenamiento de velocidad


Como hasta ahora, el último ejercicio de cada lección lo dedicamos
a un entrenamiento de velocidad. Pero a diferencia de hasta ahora
vamos a proponerte que escojas un libro nuevo, y realices las tareas
de preparación antes de realizar el ejercicio.

Recuerda, echar un vistazo a la portada y contraportada. Si existe


una reseña del mismo en algún lugar, léela e investiga un poco del
autor, en internet o donde te parezca. Mira el índice y ojea por encima
el contenido antes de realizar el ejercicio.

Una vez realizado esto, como siempre, utiliza tu marcador y tras


haber realizado un ejercicio de calentamiento durante diez minutos,
pones el cronómetro en marcha y lees a velocidad de comprensión,
marcando el lugar donde has llegado transcurrido un minuto.

Vamos a tratar, ahora, de leer más texto de lo que hemos leído en la


primera sesión, y por tanto, trabajar nuestra velocidad de lectura.

Continúa la lectura del libro desde donde acabaste y trata de leer un


poco más que con anterioridad. Cuanto más grande sea el texto que
añades, mayor será el esfuerzo para conseguirlo, por lo que sé
prudente al principio. Por ejemplo, si en la primera sesión has leído
una página y media en un minuto, trata, en esta segunda sesión, de
leer dos páginas. Dos páginas y media en la tercera, etc.

Puedes repetir el ejercicio hasta que la velocidad de lectura te


dificulte la correcta asimilación de los signos y las palabras, y de este
modo forzar a tu cerebro a identificar las palabras agrupadas. Si es
posible, realiza por lo menos tres incrementos de texto en cada
sesión de entrenamiento y repítelo a lo largo de la semana por lo
menos tres veces.

© - lecturaagil.com - Todos los derechos reservados 1