Está en la página 1de 11

1. Cuál es la relación tiene la empresa con el entorno.

El entorno es todo lo que rodea a la empresa. Se caracteriza por ser complejo, dinámico y por
qué puede ser tanto beneficioso como hostil para la empresa. Habitualmente se diferencian
dos tipos de entorno: el general y el específico.
– Entorno general. Afecta por igual a todas las empresas de una determinada sociedad a
través de factores económicos, demográficos, políticos, etc. Su influencia en los resultados
empresariales no suele ser tan importante como la del entorno específico, aunque en algunos
casos es decisiva. Los factores más importantes del mismo son:
 Factores económicos. La situación general de la economía, los tipos de interés, el
desempleo existente, etc., hacen que una empresa venda más o menos, obtenga una
financiación más cara o más barata, etc.
 Factores demográficos: factores como el número de habitantes, la distribución por
edad, sexo, etc., han de ser muy tenidos en cuenta por las empresas que operan en
una zona determinada. Por ejemplo, a un fabricante de juguetes le interesa conocer las
características de la población infantil de su área de influencia.
 Factores político-legales. Las políticas económicas del gobierno y las distintas leyes
que regulan la actividad económica deben ser conocidas por los gestores de la
empresa. Así, por ejemplo, la legislación medioambiental hace que las compañías
agrícolas e industriales tengan que modificar sus procesos productivos y asumir nuevos
costes para ser menos contaminantes. En este entorno cobra especial importancia el
denominado marco jurídico, construido por normas de todo tipo emitidas por las
distintas administraciones públicas: el Estado, las comunidades autónomas y los
ayuntamientos. Estas disposiciones legales afectan a la empresa desde su nacimiento:
la solicitud de licencia de apertura para el inicio de las actividades, los trámites para la
constitución de la empresa, los distintos impuestos que hay que pagar y normas de
todo tipo, como las de prevención de riesgos laborales, Seguridad Social, legislación
mercantil, normas contables, las ya citadas leyes de protección de medio ambiente, etc.
 Factores socioculturales. Se refiere a factores como el nivel educativo, los estilos de
vida, los hábitos de consumo, etc.
 Factores tecnológicos. Los sucesivos cambios tecnológicos suponen un reto para la
empresa porque la obligan a una continua adaptación, lo que repercute directamente
en sus costes y condiciona su supervivencia.
– Entorno específico. Es el entorno más cercano. Afecta a cada empresa de una manera
concreta (es específico de cada empresa). Sus principales componentes son:
 Clientes. El número y las características de los clientes de una empresa condicionan en
gran medida su actuación. En primer lugar, no es lo mismo ofrecer el producto
directamente a los consumidores que hacerlo a otras empresas, ya que éstas últimas
toman las decisiones de modo mucho más racional. También hay diferencia en que los
clientes sean pocos y de gran tamaño o muchos y pequeños. En el primer caso pueden
negociar e incluso imponer sus condiciones, como sucede con las grandes superficies
comerciales.
 Proveedores. Al igual que en el caso de los clientes, el tamaño de los proveedores y el
grado de cumplimiento de sus compromisos determinan en parte los resultados que
obtiene la empresa. Por ejemplo, se el proveedor de madera de una carpintería se
retrasa en la entrega de un pedido, puede suceder que haya que detener la producción
por falta de materiales.
 Competidores. En el mundo empresarial actual, la competencia es cada vez mayor en
número y en agresividad. Muchas veces los competidores condicionan el
comportamiento de una empresa. Por ejemplo, es muy común fijarse en el líder del
mercado a la hora de fijar los precios.
 Intermediarios. En muchos casos, las empresas dependen de intermediarios para
hacer llegar el producto a los consumidores finales. Éstos pueden ser mayoristas,
minoristas, distribuidores, agentes, etc. En algunos sectores estos intermediarios tienen
gran poder, lo que influye enormemente en los ingresos que obtienen las empresas.
Así sucede en las empresas agrícolas, que reciben un precio por su producción hasta
diez veces inferior al precio de sus productos en el mercado.
 Otros como las relaciones con los sindicatos, el control del gobierno sobre el sector,
etc.

2. Por es considerada la empresa según la teoría de sistemas, como un sistema


abierto.
La empresa como sistema abierto proviene en realidad de una teoría concebida por el biólogo
austriaco Ludwin von Bertalanffy, quien afirmaba que cualquier sistema (familiar, animal,
social, empresarial) estaba compuesto por elementos en permanente interacción dentro de un
marco de normas, mitos e historia.
Éste fue el principio que se aplicó a instituciones, organismos y empresas y que a día de hoy
ha dado pie a los denominados sistemas abiertos de gestión empresarial, un modelo
caracterizado por los siguientes elementos:
 Alto grado de adaptabilidad:
La empresa como sistema abierto es dinámica por naturaleza. Pese a tener una estructura
sólida y definida, esto no implica que en cualquier momento implemente cambios que le
ayuden a ser más productiva e influyente en su sector. El cambio es uno de sus principios
organizacionales.
 Límites flexibles:
Toda organización define lo que está dentro y fuera de sus límites. Sin embargo, en el sistema
abierto esta distinción no resulta definitiva. La flexibilidad de la frontera organizacional permite
los cambios y la interacción.
 Múltiples vías de acción:
Los sistemas cerrados se caracterizaban porque concebían una vía (a lo sumo dos) para la
consecución de sus objetivos. En el sistema abierto existen muchas opciones para llegar al
mismo fin, así como herramientas de gestión que hacen más sencilla y eficaz la labor de un
director de empresas.
 Interacción con el entorno:
La característica principal de un sistema abierto es la interacción de la empresa con los
elementos de su entorno: competidores, distribuidores, proveedores, clientes, etc. Sus
dinámicas internas se definen casi en función de lo que ocurre en este terreno. Además, las
empresas se desligan de la idea de que el comportamiento de los agentes externos está
determinado; en cambio, asumen que todo puede cambiar y que, por tanto, la opción más
adecuada es la capacidad de adaptación.
La empresa como sistema abierto: beneficios concretos
El sistema abierto no sólo es factible, sino también necesario. El siglo XXI exige que las
empresas sean dinámicas e interactúen con su entorno. Las principales ventajas de este
modelo para la gestión empresarial son:
 Refuerza la idea de empresa y sus valores.
 Promueve nuevos liderazgos, tantos en los cargos intermedios como altos.
 Mejora la comunicación interna .
 Fomenta la participación: los miembros de los equipos se implicarán más.
 Supone un impulso a los procesos de innovación.
 Diseño de productos y servicios inteligentes: cobertura de necesidades.

3. Cuáles son los niveles del entorno? Explique cada uno.

El Macroentorno

El análisis del entorno generalmente se refiere al estudio de las variables que moldean las
oportunidades y presentan riesgos para la empresa. Entre las cuales se encuentran:

 La Economía :factor que afecta el poder de compra y el patrón de gasto de los


consumidores.
 Renta del capital
 Crecimiento de la renta
 Tasa de desempleo
 Tasa de inflación
 Confianza del consumidor y del inversor
 Niveles de inventario
 Tasas de cambio de moneda
 Balanza comercial
 Salud financiera y política de los socios comerciales
 Balanza de pagos
 Tendencias a futuro
 Política: Leyes, dependencias del gobierno y grupos de presión que influyen en diversas
organizaciones e individuos de una sociedad determinada y los limitan.
 Clima político, nivel de actividad del gobierno
 Estabilidad y riesgo político
 Deuda del gobierno
 Déficit o superávit presupuestario
 Nivel de impuestos corporativos y personales
 Impuestos
 Aranceles de importación
 Restricciones a la exportación
 Restricciones en flujos financieros internacionales
 Legislación
 Ley del salario mínimo
 Leyes de seguridad en el empleo
 Leyes sindicales
 Legislación sobre propiedad industrial e intelectual
 Legislación anti-monopolio
 Leyes sobre días de cierre por festivo
 Licencias municipales
 Legislación que incentiva la inversión
 Tecnología: Son fuerzas que crean nuevas tecnologías, y que a su vez generan nuevos
productos y servicios como oportunidades de mercado.
 Eficiencia de infraestructuras, incluyendo: carreteras, puertos, aeropuertos, hospitales,
educación, sistema de salud, comunicaciones, etc.
 Productividad industrial
 Nuevos procesos de fabricación
 Nuevos productos y servicios de la competencia
 Nuevos productos y servicios de los socios de la cadena de suministro
 Cualquier nueva tecnología que pudiera tener influencia en la compañía
 Coste y accesibilidad a la electricidad
 Ecología: Se refiere a los recursos naturales, requeridos como insumos o que son
afectados por las actividades de marketing de las empresas.
 Preocupaciones ecológicas que afecten a los procesos de producción de la empresa
 Preocupaciones ecológicas que afecten a los hábitos de compra del consumidor
 Preocupaciones ecológicas que afecten a la producto de la empresa por parte del
consumidor
 Sociocultural: Se compone de instituciones y otras fuerzas que afectan valores,
percepciones, preferencias y comportamientos básicos de una sociedad e individuos.
 Factores demográficos: Estudia las poblaciones humanas, en términos de tamaño,
densidad, ubicación, edad, sexo, raza, ocupación y otros datos estadísticos.
 Tamaño de la población y distribución
 Distribución por edades
 Niveles de formación
 Niveles de ingresos
 Orígenes étnicos
 Afiliaciones religiosas
 Actitudes en relación a:
 Materialismo, capitalismo, libertad de empresa
 Individualismo, papel de la familia, papel del gobierno, colectivismo
 Papel de la iglesia y la religión
 Consumismo
 Medioambientalismo
 Importancia del trabajo, orgullo y éxito
 Estructuras culturales como:
 Dietética y nutrición
 Acceso a la vivienda
 Proveedores potenciales: Son quienes proporcionan los recursos necesarios que la
empresa necesita para crear bienes y servicios.
 Oferta de trabajo
 Oferta de trabajo disponible
 Calidad del trabajo disponible
 Estabilidad de la oferta de trabajo
 Expectativas de sueldo
 Tasa de desempleo
 Huelgas y relaciones laborales
 Instalaciones educativas
 Proveedores
 Cantidad, calidad, precio y estabilidad de los suministros
 Plazos de entrega
 Proximidad de materias pesadas
 Nivel de competencia entre proveedores
 Proveedores de servicios
 Cantidad, calidad, precio y estabilidad de los proveedores de servicios
 Requisitos especiales
Analizar estas variables del entorno para buscar amenazas y oportunidades requiere que
cada epígrafe sea puntuado en dos dimensiones. En primer lugar, debe ser puntuado según
su impacto potencial en la compañía y, en segundo, también la posibilidad de que dicho
impacto ocurra. Multiplicando el parámetro del impacto potencial por el valor de la posibilidad
de que ocurra nos dará una buena indicación de su importancia para la empresa.

El Microentorno
También podemos llamarle entorno especifico u operativo, ya en ella engloba un conjunto de
variables, fuerzas o factores que generan influencias sobre la Empresa del cual esta puede
actuar en algún modo. Éstos factores son:
Los Proveedores: Son aquellos que suministran de insumos necesarios a la empresa para
que esta pueda llevar a cabo sus procesos de producción de productos o servicios.
Las competencias: Representan para la organización una rivalidad en el sector y para
diferenciarse deben de agregar valores estratégicos a sus productos o servicios que los
diferencien de los demás
Los clientes: Son el mercado principal de toda empresa, la cual debe evaluarse a que
mercado se atiende:
Mercado de consumo
Mercado Industrial
Mercado Distribuidor
Mercado gubernamental
Mercado internacional
Los intermediarios: Son quienes permiten a la empresa, seguir con la cadena de valor hasta
los consumidores finales. Entre ellos se encuentras: los minoristas y mayorista, también las
empresas de logística, las agencias de servicios, telemarketing y grupos de investigación y
desarrollo.
Los públicos: Es cualquier grupo que tiene un interés real o potencial, o un impacto sobre la
capacidad de una organización para alcanzar sus objetivos.
Públicos financieros
Públicos de medios de comunicación
Públicos gubernamentales
Públicos internos
Públicos locales
El microentorno, es el entorno inmediato a la Empresa, que se encuentra en los alrededores
de la empresa, es decir en la misma donde se encuentra ubicada. Al realizar un plan de
marketing, debemos tomar en cuenta todas las áreas de la organización, ya que de depende
de cada una el logro de los objetivos.

4. Realice una tabla en las que describa las fuerzas y factores que incluyen en una
empresa y su descripción breve.
Las distintas fuerzas que influyen en una empresa se pueden agrupar en dos grandes
bloques: las fuerzas directas y las indirectas.
Fuerzas indirectas
Las fuerzas indirectas

Son aquellas fuerzas que forman parte del macroentorno o entorno general. Es decir,
aquellos factores sobre los que la empresa no puede influir de forma directa. Además de
los factores económicos, socioculturales, tecnológicos, políticos y legales, ya
mencionados, es preciso incluir también los medioambientales y los internacionales, por la
enorme importancia que han alcanzado hoy en día.

Factores económicos: vienen determinados por la estructura y coyuntura económica de


cada país. Las condiciones económicas de la región en que actúa la empresa influyen
fuertemente en la misma. Estas condiciones se reflejan en los principales indicadores de
una economía (inflación, déficit público, tasa de desempleo, tasa de crecimiento del PIB
(Producto Interior Bruto), renta per cápita, tipo de interés, tipo de cambio, déficit
exterior…). En la tabla adjunta se observa la influencia en la empresa de algunas
variables macroeconómicas.

A la hora de tomar decisiones estratégicas los datos económicos son esenciales. Por
ejemplo, la localización de una determinada planta productiva o entrar en un nuevo
mercado. Se deberían tener en cuenta las condiciones económicas del país mediante
estudios comparativos del coste de mano de obra, energía, precio del suelo… El análisis de
las condiciones de riesgo de un país también es fundamental cuando se pretende invertir
en países que presentan unas condiciones de riesgo muy elevadas, como por ejemplo
Rusia, Argentina o Brasil. Debido a que el mundo empresarial está más acostumbrado a
vigilar las tendencias económicas que las de otros ámbitos, es menos probable que la
empresa se vea sorprendida por transformaciones importantes en este campo.
Factores socioculturales: son aquellos que hacen referencia a las características de la
sociedad en la que opera la compañía, tales como demografía, nivel educativo,
envejecimiento de la población, incorporación laboral de mujeres y jóvenes, valores
culturales, ética, estilos de vida, etc., que pueden provocar cambios en la demanda de los
productos o los servicios.
El entorno socio-cultural tiene grandes repercusiones sobre los hábitos de compra y
consumo de la sociedad. Así pues, por ejemplo, la incorporación de la mujer al mercado
laboral (sobre todo en los países desarrollados) supone, por una parte, un incremento de
los ingresos familiares, además de un aumento del consumo de servicios que tiempo
atrás no se consumía (las guarderías por ejemplo).
La mejora en los niveles educativos se traducen en un comportamiento de compra y
consumo más sofisticado. Por otra parte, los cambios en valores, la fijación en la salud y
la estética, incrementan el consumo de bienes con características especiales
(desnatados, ricos en fibras, vitaminas…). Las empresas deben prestar especial atención
a estas fuerzas, que pueden ser fuente de ventaja o desventaja competitiva. Muchas
organizaciones, como General Motors, Kellog, Toyota, Sony, Burger King… son hoy
globales, y contemplan al mundo como un gran mercado.
Factores tecnológicos: los avances tecnológicos no solamente son los que más rápidamente
evolucionan, sino que son los que tienen más alcance a la hora de ampliar o limitar las
oportunidades de una empresa establecida. Están relacionados con el continuo proceso de
innovación tecnológica al que se ven sometidas todas las industrias: el nivel científico y
técnico, la política seguida por las empresas o por los Estados en materia de investigación
y desarrollo (I+D); el grado de difusión de las innovaciones tecnológicas; etc.

La tecnología, según se observa en la figura, influye en la organización de diversas


formas: a las técnicas de producción y de gestión; a las características de los productos o
servicios y a los equipos y procesos productivos. Está relacionada con la mejora continua
de calidad y es una fuente de ventaja competitiva5. Por ello es necesario que la gerencia
esté muy atenta a los cambios y avances que se producen en este campo, con el fin de
considerar la viabilidad de su aplicación.

Factores políticos, legales y reglamentarios: se derivan del sistema político, de su estructura


y de su legislación específica. El ambiente político se refleja en las actitudes y acciones de los
legisladores y los líderes sociales, tratando de responder a las demandas de la sociedad

Se llevan a la práctica con las normas impuestas por las autoridades en materia de legislación
laboral, fiscal, incentivos y subvenciones, normas de calidad, responsabilidad por daños
causados por defectos de los productos, niveles de contaminación, etc. En una economía
globalizada constituyen junto a los factores económicos un criterio decisivo de localización o
deslocalización empresarial.

El poder político afecta a todas las esferas de la actividad empresarial y, en relación con los
negocios, realiza dos acciones fundamentales: los impulsa o los limita. Los impulsa si crea
unas condiciones positivas para atraer la inversión o para localizar o crear nuevas compañías,
o incentiva el desarrollo de las existentes.
El apoyo se concreta en determinadas medidas que favorezcan las condiciones de
funcionamiento de las empresas. Las limitaciones aparecen en forma de determinadas
restricciones legales, o barreras que impiden su desarrollo: cuando el sistema fiscal es
desestimulante, o cuando el sector público compite en la captación de recursos
financieros, presionando las condiciones del mercado o el marco legal es poco transparente.
Factores medioambientales: tienen que ver con el entorno natural de la empresa o medio
ambiente. El medio ambiente ha ido adquiriendo una importancia creciente en los últimos
años, no sólo por los movimientos ecologistas y por la representación parlamentaria obtenida
por los partidos “verdes” en algunos países europeos y en el parlamento de la UE, sino
también por la mayor conciencia social que existe de los perjuicios que causan algunos
productos y procesos industriales.
La degradación medioambiental (contaminación, deforestación…) o las restricciones de
suministros son cuestiones de vital importancia para el mantenimiento de las condiciones de
vida en el planeta. Hoy en día estos aspectos preocupan mucho a la sociedad en general y
forman parte de la conciencia colectiva. Son muchas las organizaciones que están
empezando a considerar que sus resultados deben mejorar la comunidad y el entorno
en el que se desarrollan.
Factores internacionales: no todas las organizaciones tienen un fuerte componente
internacional, sin embargo puede decirse que estos factores afectan a la organización de
alguna manera.
La internacionalización de la economía7 está permitiendo a las empresas traspasar sus
fronteras nacionales para captar recursos o comercializar sus productos o servicios en otros
países, en condiciones más favorables, ya sea por la disminución de su dependencia
de los suministradores locales, o por la búsqueda de economías de escala y de mercados
menos saturados que los nacionales, o por reducir su capacidad ociosa…
El componente internacional del ambiente operativo especifica los factores críticos que debe
tener en cuenta la gerencia, tales como: circunstancias económicas de los países
con los que la empresa se relaciona, marco político y legislación vigente, costumbres y
normas, lenguaje, valores y creencias, símbolos, actitudes y motivaciones, etc.

Las fuerzas directas


Son aquellas que ejercen una influencia directa sobre la empresa. P. Mateos- Aparicio
(1998) distingue cuatro: clientes, proveedores, competidores y recursos humanos. Estos
factores son los que componen el entorno operativo de la organización, y se caracterizan
por tener unas implicaciones específicas e inmediatas sobre la estrategia empresarial.
Clientes: las organizaciones ofrecen tanto sus productos como sus servicios no sólo a
sus clientes actuales, también lo hacen a los potenciales, los cuales a su vez pueden ser
individuos u organizaciones.
Hoy en día ya es un tópico hablar de la globalización de los mercados, el mundo entero
parece tener los mismos gustos en determinados productos. No obstante, no hay que
olvidar que cada cliente es único y como tal tendrá gustos diferentes, por eso es preciso
combinar la adaptación a la diferencia con la estandarización9, por eso, compañías como
Honda o Coca Cola han transformado sus procesos para adaptarse a las necesidades de
los clientes, es lo que hoy se conoce como “clientización”.
Competidores: forman parte del entorno operativo de la empresa y son los rivales con los
que ésta se enfrenta a la hora de conseguir recursos y clientes. Pueden suponer una
amenaza que produzca unos costes al alza, o que reduzca sus ingresos y produzca una
disminución del rendimiento empresarial.
Toda empresa debe tratar de conocer en la medida de lo posible las estrategias de los
competidores presentes o futuros, para lo cual puede utilizar análisis detallados que
muestren las fortalezas y debilidades de la propia empresa, tratando de encontrar una
fuente de ventaja competitiva sostenible a largo plazo.
La aparición de nuevos competidores, como pueden ser: competidores extranjeros
(entrantes nuevos en el sector), empresas de nueva creación (consecuencia del atractivo
del sector o de transformaciones de las existentes), y competidores provenientes de otros
sectores (producto de estrategias de diversificación de las empresas) reduce los
beneficios empresariales dentro del sector. Los ajustes a la baja de precios, el acortamiento
del ciclo de vida de los productos, o una gama de bienes o servicios poco diferenciados son
claros indicios de sectores de alta competencia. Además, en épocas de escaso crecimiento,
la competencia se hace más dura porque para aumentar la cifra de ventas hay que arrebatar
cuota de mercado, recurriendo a políticas agresivas comerciales y de marketing.
Proveedores: pocas empresas u organizaciones son totalmente autosuficientes y pueden
disponer de todos los recursos que integran los productos que elaboran así como de los
servicios adicionales que precisan
En la mayoría de los casos, la oferta de los productos que efectúa una empresa depende
del adecuado suministro de una multitud de proveedores y de la existencia de un mercado
de trabajo amplio y capacitado. Dentro de este apartado se incluyen los suministradores
de todos los tipos de recursos necesarios para que la empresa lleve a cabo su actividad

recursos materiales (proveedores de materias primas, que forman el mercado de


proveedores), recursos financieros (proveedores de capital que forman el mercado de
capitales), recursos humanos (proveedores de personas que forman el mercado de recursos
humanos), etc; con una fuerte influencia sobre la calidad y eficiencia de la compañía.
Los proveedores pueden suponer en algunos casos una amenaza, sobre todo cuando se
encuentran en una posición de fuerza, y la empresa tiene poca capacidad de negociación.
Estas situaciones aparecen cuando los proveedores son escasos, los recursos son únicos o
poco diferenciados, no existen recursos sustitutivos, o cuando la empresa no es
significativamente importante para el proveedor.
Recursos humanos: son las personas las que realmente aportan el trabajo, energía,
conocimiento, habilidades y experiencia, que hacen posible la supervivencia y el éxito
empresarial.
Actualmente las empresas operan en un entorno inestable, en un mercado sometido a
cambios frecuentes, a veces sin previo aviso, y sin razón aparente. Los grandes cambios
políticos, sociales y tecnológicos de los últimos veinte años nos muestran que ni los mejores
líderes se encuentran preparados para los cambios que se están produciendo.
En el entorno actual de los negocios, no hay persona que tenga todas las respuestas, las
habilidades y la sabiduría necesarias para guiar a la organización hacia un éxito
sostenido, a no ser que utilice y maximice las respuestas y las habilidades del conjunto de la
organización. En resumen, para que una empresa triunfe es necesario que encuentre la forma
de maximizar las aportaciones de sus miembros, de no ser así, estaría desperdiciando
recursos disponibles lo cual no se puede permitir en un entorno altamente competitivo.
5. Cuál es la influencia del entorno en la estructura de las organización

Cuanto más complejo sea el entorno de una organización, más descentralizada será su
estructura. Es conveniente puntualizar la distinción entre la estabilidad y la complejidad del
entorno.
Un entorno simple puede ser estable o dinámico (el jugador de dados comprende fácilmente
su juego, aunque no pueda prever los resultados; su entorno es simple, pero dinámico), al
igual que sucede en un entorno complejo (el especialista en operaciones a corazón abierto se
enfrenta a una tarea más compleja, si bien sabe lo que puede esperar de ello; el entorno que
le rodea es complejo, pero estable).
Galbraith mantiene que la coordinación se logra con máxima facilidad en un solo cerebro. Por
ello, al situarnos ante un entorno sencillo, la organización suele recurrir a un solo individuo
para adoptar sus decisiones clave, es decir, centraliza. Si el entorno también es estable, según
la hipótesis anterior, lo que más le convendrá a la organización será normalizar para su
coordinación, recurriendo al mecanismo que le permite conservar la máxima centralización
dentro de una estructura burocrática. Pero, si el entorno simple es dinámico en vez de estable,
la organización no podrá burocratizarse, sino que deberá permanecer flexible (orgánica).