Está en la página 1de 2

7.

Ministrar con el poder y la Autoridad de Dios


INTRODUCCIÓN
El Señor ha revelado a través de sus profetas la importancia de ministrar a sus hijos e hijas, con el
propósito de cuidarles, velar por ellos, conocerles, amarles, compartir el evangelio, bendecir sus
vidas, y edificarnos unos a otros, bendiciendo de esta manera nuestra propia vida.

El Señor ha dicho:

Juan 13:34-35

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros: como os he amado, que también os
améis los unos a los otros. 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor
los unos con los otros.

DESARROLLO DEL TEMA

El Presidente Roussell M. Nelson declaro en la conferencia de abril de 2018 lo siguiente:

Una característica distintiva de la Iglesia verdadera y viviente del Señor será siempre un esfuerzo
organizado y dirigido a ministrar a los hijos de Dios individualmente y a sus familias 6

1.- Como llevar a cabo una Ministración Eficaz:

Para ministrar con eficacia debemos considerar lo siguiente:

- Ministraremos en Su nombre, con Su poder y autoridad, y con Su amorosa bondad. Puesto


que esta es Su iglesia, nosotros, como Sus siervos, hemos de ministrar a la persona en
particular, tal como Él lo hizo. Véase 3 Nefi 17:9–10, 20–21.
- ¿Porque Ministramos? Como discípulos del Señor seguimos al salvador, tratamos de hacer
lo que el Buen Pastor hizo, seguir el ejemplo que el estableció, y nuestra doctrina es seguir
a Cristo y ser sus discípulos en todo sentido. El dio su vida y de cierta manera queremos
dar nuestra vida en el servicio a los demás (Elder Kris Kristofferson).

Escrituras:

Mosiah 23:18
Por tanto, velaban por su pueblo, y lo sustentaban con cosas pertenecientes a la rectitud.

1 Tim. 4:6
Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras
de la fe y de la buena doctrina que has seguido.

- La ministración eficaz nos permita cumplir con la doctrina de cristo, esto es salvar
almas, llevar familias al templo, para que los hijos de Dios vuelvan a su presencia como una familia
unida. (Jeffrey R. Holand)

2.- Porque Ministramos

- Cuán preciosa es un alma cuando realmente entendemos la expiación, el Señor dejo en


claro una y otra vez, traedme almas bajo condiciones de arrepentimiento y eso es lo que El nos ha
llamado hacer. (M. Russell Ballard)

- Lo que Dios desea es la inmortalidad y la vida eterna para sus hijos, la vida eterna es un
don condicionado por la fé, el arrepentimiento, el bautismo, el don del Espíritu Santo y los
convenios, los que hacemos cada semana en la santa cena, los convenios del templo y las
ordenanzas selladoras del templo y luego siendo fieles a esos convenios que hicimos, tengan ese
objetivo en mente para enseñar como ministrar. Con que propósito, con el propósito que ellos
puedan reunirse con Dios, con Cristo y con sus familias para siempre. (Elder Russell M. Nelson)

El Elder M. Russell Ballard dio esta Invitación a actuar:

Estudiar

Escrituras: Leer 3ra Nefi e identificar cada palabra que hace referencia a la palabra ministrar y la
palabra uno por uno. Después de estudiarlas miren lo que el libro de Mormón habla acerca de
ministrar, busquen la ayuda del Señor. No se debe ministrar únicamente los nombres de una lista,
sino a todos los hijos de Dios. Testifico que esta es la obra del Señor.

Versión 1.3 7 Octubre 2018

Se cambió Orientación familiar por “Ministrar”