Está en la página 1de 2

"Es recomendable llorar en el trabajo"

1. ¿Qué factores considera que hacen que algunas organizaciones sean poco eficaces en el manejo de
las emociones?

En la mayoría de las organizaciones el manifestar ciertas emociones, como la tristeza o la ira, se


considera signo de debilidad, de falta de madurez y de profesionalismo; por lo que los empleados que
manifiestan demasiado sus emociones son mal vistos por sus colaboradores, subalternos, jefes y
gerentes; y como resultado obtienen pocas o nulas oportunidades de desarrollo dentro de la
organización. Este tipo de situaciones hace que los empleados oculten o eviten demostrar sus emociones
a toda costa, lo que a la larga puede ser contraproducente para la organización en general, ya que afecta
el desempeño y satisfacción de los empleados, puesto que las emociones se acumulan, generando altos
niveles de estrés.

2. ¿Cree que el uso y la expresión estratégicos de las emociones sirven para proteger a los
trabajadores, o que ocultar las verdaderas emociones en el trabajo genera más problemas de los
que resuelve?

Considero que el uso y la expresión estratégico de las emociones, en especial en el caso de los gerentes y
directores, es indispensable para generar un buen ambiente de trabajo, ya que de otra manera se genera
mucha tensión y estrés, lo que impacta en su desempeño y productividad. Es cierto que el ocultar las
emociones a la larga genera problemas, pero vivir bajo la tensión constante de un mal ambiente de
trabajo, genera muchos mas.

3. ¿Has trabajado en algún lugar donde las emociones se utilizaran como parte de un estilo
administrativo?. Describa las ventajas y las desventajas de este enfoque según su experiencia.

Cuando llegué a LVMH, mi primer Director tenía un estilo sumamente emotivo. Inmediatamente te
dabas cuenta de su estado de ánimo, lo que impactaba fuertemente en el ánimo de todos dentro del
área.

La ventaja es que había un gran control sobre todos los miembros del área, nadie se atrevía a contravenir
o cuestionar alguna decisión del Director, lo que le daba cohesión al área. La gran desventaja es que
todos estaban resentidos contra él, lo que resulto en una alta rotación del personal, ya que no había
lealtad hacia él o la empresa.

4. Las investigaciones demuestran que los actos de los colegas (37%) y la gerencia (22%) causan más
emociones negativas para los trabajadores, en comparación con los actos de los clientes (7%).
¿Qué podría hacer la compañía de Laura para cambiar su ambiente emocional?

Cambiar el enfoque, dejar que los trabajadores expresen sus emociones e inquietudes de manera
asertiva, ya sea mediante encuestas de clima organizacional o entrevista anónimas, que ayuden a los
gerentes a saber cuál es el sentir de su personal, para que puedan elaborar planes de acción para
mejorar el ambiente emocional de la organización.

CONCLUSIONES

El manejo eficiente de las emociones dentro de una organización es de suma importancia. Como ya
vimos, un mal ambiente emocional afecta el desempeño de los empleados y su lealtad hacia la
organización. Es importante de que Gerentes y Directores desarrollen una alta inteligencia emocional,
para poder gestionar de manera eficaz sus propias emociones y las de los demás, con el fin de crear
ambientes emocionales positivos, que fomenten la creatividad y la toma de decisiones eficaces, con el
fin de crear valor para la organización.