Está en la página 1de 10

Capítulo I

Los Andes en el mundo atlántico


Los primero que tenemos que decir, es la peculiaridad con la que se llevó a cabo la rebelión,
es que en realidad ha sido la pareja, pues Túpac Amaru era el estratega y Micaela Bastidas la
parte logística, dos elementos vitales para llevar a cabo una guerra; esta ventaja de liderazgo
compartido (actualmente hemos oído hablar de pareja presidencial) se aúna a otra, la destreza
en moverse entre los diferentes grupos sociales y no hay que olvidar que dicha pareja eran
comerciantes y esa habilidad comunicativa fue clave para desarrollar la lucha.
En otro aparte de la lectura el autor deja entrever las contradicciones por “la línea de castas”
pues según la lectura Micaela era hija de un negro, hay otra versión que era hija de un
sacerdote en cualquiera de los casos había marginación hacia ella. Sin embargo ella estaba
avalado por un certificado de bodas que decía que era hija de españoles lo que en este caso
le daba signos de respeto
El punto central en este capítulo viene a ser que para 1770 Cuzco se estaba debilitando por
los cambios jurisdiccionales ya que la corona quería tener el dominio del Atlántico lo que
significaba que el punto de comercio se desplazaba a Buenos Aires lo que dio lugar a crear
el Virreinato de Rio de la plata, con lo cual Cuzco perdió su zona de influencia en Potosí. En
otras palabras, pasamos del Pacífico al Atlántico que le quitó la ventaja comercial al Cuzco
y en desmedro aún mayor le aplicó más impuestos.
Del anterior párrafo diremos que trajo como una de las consecuencias las dificultades que
tenían los curacazgos en satisfacer las demandas del Estado que cada vez eran frecuentes, a
ello hay que aumentar que la población multiétnica formada generaba, una diversidad de
demandas algunas de las cuales podían ser mas radicales.
De hecho Túpac Amaru hizo reclamos de manera formal en su mayor parte basado en las
Leyes de la Indias cosa que al final no resultó y que dio como lección a Túpac Amaru que la
parte legal formal se había agotado sin resultados por lo tanto quedaba la otra forma de hacer
efectivo las demandas como es la violencia.
Al tema de la violencia social hay que agregar el término ideología y que en el caso de Túpac
Amaru, como refiere el autor la única ideología que esbozó fue los Comentarios Reales del
Inca Garcilaso, como un modo de reconstruir el incario, pero a la luz de los estudios históricos
actuales, no podemos retroceder en la historia, el Imperio Incaico tuvo su etapa en la historia,
no ha de repetirse jamás, no podemos retroceder en la historia, pues todo es a su tiempo.
Podemos conjeturar entonces que Túpac Amaru no tuvo una plataforma ideológica.

CAPITULO II
De Pampamarca a Sangagará
Al parecer en la gesta de Tupac Amaru había táctica militar, tenía apoyo social, objetivos, y
programa económico basado en abolir los impuestos y constreñir la explotación de la masa
indígena, aunque no tenían un plan general. Tenerlo hubiera significado administrar las
demandas a efectos de organizar a las masas indígenas que eran explotadas por los virreyes
y corregidores, y asimismo evaluar el papel de los criollos y mulatos en esta lucha por la
liberación.
Uno de lo que podríamos considerar misterio porque Túpac Amaru siempre se refería al rey
de forma respetuosa, pues hay que ver que el tema de los impuestos y de la crudeza con la
que dictaminaba la casa borbónica no era visto por Túpac Amaru, pensó que el tema era local,
de corregidores y visitadores mas aún, cuando refería que todo lo hacía en nombre del Rey.
La lección de esta parte es que había que considerar que el colonialismo usaban los obrajes
como poder y los lugareños le sacaban ventaja en el reparto, en otras palabras, colonialismo,
dinero y coerción iban de la mano.
La falta de ideología hizo que Tupac Amaru no tenga un control sistemático de sus
lugartenientes a parte que nunca expuso un plan económico claro y encima pretendía leyes
muy severas, decía:
“Estos libros no sirven sino para empanadas y bizcochuelos, yo he de imponer leyes mas
fuertes” pag. 45
El problema también era, como asegurar la lealtad de los grupos sociales, lo que pasa ba
definitivamente por la ideología.
Por otro lado de hecho había confiscaciones de tierras y cosas financiaba la guerra y en el
caso de los locales de las obrajes terminaban siendo prisión para los corregidores y su
lugarteniente. El problema de esto es que las acciones de confiscación pueden desvirtuarse
sino se saben manejar en función a un objetivo político, y ello nuevamente, requiere de
ideología.
En el proceso de levantamiento Túpac Amaru, era mas convencido de la necesidad de una
alianza anticolonial, y la necesidad de contar con todas las sangres en un gran
movimiento multirracial. De ahí que explicaba la necesidad de emancipar a los obreros
africanos, lo que serviría para desmovilizar a Lima y así desesperar a la población para que
se vaya en contra del gobierno local. Así entonces había una correlación poblacional que
podía determinar una estrategia de batalla en el sentido que aglutinar mas población de color
iba a perjudicar a los peninsulares y a la burocracia virreinal económicamente.
En este capítulo se destaca el papel que cumplió la religión como arma ideológica, se registra
que para atenuar la ira de las masas indígenas se organizaban incesantes procesiones
religiosas, “sacando al santo tradicional del Cuzco, el sr de los temblores, quien había
protegido a la ciudad durante el temblor de 1650” pag. 49; lo que probaría que la religión era
parte de la estrategia contra Tupac Amaru en Sangarará
Por su lado Tupac Amaru decía que “si morían , a los tres días los había de resucitar” pag.
53. Hay dos interpretaciones al respecto: por la fe cristiana o por el manejo del tiempo inca
y su circularidad (se vuelve a la vida).
Por último, el autor hace una comparación entre el síndrome de Estocolmo y el Síndrome de
Lima, en la cual el de Estocolmo significa cuanto los rehenes simpatizan cada vez mas con
sus captores. El autor define el síndrome de Lima haciendo un paralelo en la asonada de
incursión del MRTA en la cual los captores simpatizaban con los rehenes con lo que se cree
que también Micaela tuvo ese síndrome de simpatizar con los rehenes que los tenía cautivo
en Tungasuca

Capitulo III
¿Un mundo sin iglesia católica?
Después de la victoria de Sangarará el problema era el ataque por dos frentes el sur en Puno
y el suroeste en Arequipa por parte del ejercito realista y sus milicias. Situación que precipitó
la decisión de Tupac Amaru de atacar el sur. A ello hay que agregar el aspecto religioso como
punto neurálgico en el desarrollo de los acontecimientos en la medida que al menos Tupac
Amaru y Micaela Bastidas tenían mucha fe religiosa contrario a la mayoría de las masas
indígenas y por otro lado las conspiraciones de muchos curas contra la rebelión.
De hecho ante esta rebelión la iglesia se había partidarizado, el problema es que Tupac Amaru
no podía distinguir que en el seno de la iglesia también había contradicciones, aunque si
pensaba que la religión jugaba un papel importante en el adoctrinamiento de las masas
indígenas y por eso lo respetaba, se dice que no atacó Cuzco por salvaguardar la integridad
de las iglesias. Pero esta actitud también revela que había pobreza ideológica.
Por otro lado al excomulgación de Tupac Amaru fue un elemento en contra para el, por lo
mismo de estar ligado a una concepción del mundo religiosa y cristiana y ver que de todas
maneras la religión se estaba enraizando en los pueblos aunque con sus propias versiones e
interpretaciones. Objetivamente la excomunión de Tupac Amaru hizo que disminuyera el
reclutamiento de rebeldes y a su vez incrementó las deserciones, y los que es estaban
movilizados (milicia) atacaban a las iglesias y a los curas. Por tanto, Tupac Amaru a toda
costa evitaba que se propagara la noticia de la excomunión. A nuestro parecer, Tupac Amaru
no reconoció autoridad religiosa de pueblo religioso y esto permitió que lo curas que
apoyaban a los realistas pasaran información a los corregidores y visitadores, una especie de
trabajo encubierto, de espía.
Por último, en esta parte, no cabe duda que los curas jugaron un papel dual que al final
benefició a la corona; en cierta manera atenuó la furia contenida en las masas indígenas, otros
hicieron de informantes, el temor y la conmoción por sus propiedades también contribuyó,
todo esto asociado a la excomunión de Tupac Amaru y la creciente y ferviente religiosidad
de las masas indígenas podríamos decir que cambió el curso de los acontecimientos. En
definitiva la rebelión de Tupac Amaru, mas que un hecho de armas, fue un tema ideológico
del cual esas masas iban a comenzar a actuar ideologizados.

Capitulo IV
La rebelión se va al sur
La campaña hacia el sur planteada por Tupac Amaru, partía del hecho que si se trata del sur
específicamente de las minas de Potosí donde las masas indígenas están en condiciones
precarias de explotación, suponía que había mayor resentimiento y por lo tanto ganaría mas
adeptos para su rebelión. Pero también es el hecho de que atacar Cuzco podía significar un
símbolo y por ende podría ganar mas apoyo.
Hay que considerar que el hecho de que Tupac Amaru con su milicia y soldados vayan al
sur, generó conmoción en el Cuzco mas la noticia de la batalla de Sangarará hizo que los
contrarios a Tupac Amaru prepararan la defensa de la ciudad entre ellas también, la
recaudación de fondos y el entrenamiento militar.
Asímismo la ejecución de Arriaga había generado preocupación en el Virrrey Jauregui que
convocó a sus funcionarios de mas alto nivel entre inspectores, visitador y comandante con
el objetivo principal de reclutar tropa considerando que había que luchar en zonas donde
geográficamente no está acostumbrado a guerrear al ejercito realista. Estos en cierta manera
era los preparativos para el conflicto de envergadura nunca antes registrado en toda la
dominación española y que por lo mismo tenían que planificar y trabajar con mas cuidado.
A la llegada a la primera fase en el sur ya se notaba serios errores en la campaña dirigida por
Tupac Amaru fracasó en capturar al corregidor de la zona de Chumbivilcas ya los curacas
simpatizantes de los realistas; a ello agregamos que por un problema de tiempo, es decir
mientras se desplazaban hacia el sur los rebeldes, los peninsulares ya se iban preparando,
desplazando tropa, dotándose de economía y negociando con los otros corregidores y
curacas, esto iba a determinar el resultado de la campaña en el sur.
La lección de esto es que cuando el centro de la rebelión prosiguió hasta el sur, la violencia
se incrementó, Tupac Amaru y Micaela Bastidas se le escapaba de control, la agresión se
aceleró y también la diferencia entre las poblaciones y su relación con el Estado Colonial. La
rebelión de Tupac Amaru en esta parte, no solo fue cruenta sino fue una guerra sin
prisioneros.

Capitulo V
El sitio del Cuzco
Siempre viene la pregunta ¿porqué Cuzco? Quizá para nosotros esta ciudad represente lo mas
emblemático de lo que fue el imperio de los incas, pero para los lugareños de la época de
rebelión Cuzco era considerado una ciudad sagrada tanto que el mismo Tupac Amaru Tenía
reparos invadir la zona y se cree reorientó sus esfuerzos al sur. Pero hay algo mas Cuzco era
tanto español como Inca, considerada la segunda ciudad del Perú – no como la actual que es
considerada turística – con 30,000 habitantes conformada por los descendientes de los
conquistadores pero también por inmigrantes españoles en otras palabras era una ciudad
cosmopolita, una de las expresiones de ello era que los mismos españoles de clase alta se
esforzaban por aprender el quechua.
Por las consideraciones estratégicas de esta ciudad, los realistas se prepararon para una
posible incursión de los rebeldes, se tenía noticia que por zonas aledañas había sido bien
recibido eso preocupó mas a los realistas instalaron sus cuarteles en lo que fue el colegio
jesuita se organizaron patrullas y formaron 6 compañías de milicias, de hecho estaban
seguros de que un ataque al cuzco era inminente.
De todas manera Tupac Amaru se informaba permanentemente de la situación militar
defensiva de Cuzco y tenía la plena confianza de poder atacarlo, mas aún decía que debía
haber mas defensores porque así tendría mas armas, aunque tenía una idea mas estratégica,
cortar la línea de suministros venida de Arequipa. Pero digamos, por lo que significaba Cuzco
Tupac Amaru tenía desconfianza en sus tropas.
Acciones de combate de los rebeldes por las colinas cerca a la ciudad de Cuzco daba cierta
confianza al insurgente por un lado un lugarteniente confiscaba cosas y por el otro su familiar
Diego Cristobal Tupac Amaru se preparaba para atacar por el norte, sin embargo, el
acercamiento no hacia la ciudad no salió bien, los realistas usaron la estrategia de juntar a los
curacas lo que hacía imposible que estos lo movilizaran en favor de los rebeldes.
Los enfrentamientos directos se dieron en las colinas contra un ejercito de Aviles bastante
disciplinado, se cree que mas que rebeldes que hayan muerto era que muchos eran de rango
alto por las tiendas de campaña que se veía, se cree que perecieron alrededor de 400, algunos
lograron fugar entre ellos Gastelo que estaba al mando de las fuerzas rebeldes, en esta fuga
preparó su traición a la causa rebelde. Por el Norte Diego Cristobal fracasó en su intento de
ingresar por el valle sagrado para atacar Cuzco los realistas lo detuvieron en Huayllabamba
y Yucay dirigido por Pumacahua, cosa irónica tiempo después a los 70 años de edad el se
vuelve contra los realistas.
A pesar que ya había enfrentamiento que podrían definir el curso de los acontecimientos,
Tupac Amaru creyó por conveniente actuar diplomáticamente pues mandaba sendas cartas
al obispo Moscos y Peralta reafirmando su respeto al Rey y su fe a la religión católica y que
su levantamiento solo tenía el objetivo de mayor justicia y eso pasaba por acabar con los
corregidores, los impuestos excesivos y la destrucción de las aduanas, que después de haber
acabado con ello se retiraría de todo a un mundo de sosiego.
En el decurso de los acontecimiento de todas maneras hubo enfrentamiento e inclusive
incursiones en la misma ciudad pero de forma aislada, pues los rebeldes bajaban para saquear
y/o conseguir información algunos que se quedaron siguieron enfrentando y llevaron la pero
parte otros se confundieron entre la población de Cuzco y otro sencillamente se pasaron a las
filas realistas; hay que tener presente que para los realistas el ataque y posicionamiento de
Cuzco era de importancia estratégica para ambos mandos, para los realistas era el símbolo
del dominio por eso se desplazaron no solo tropas desde Lima si no también cañones que
contra hondas de los rebeldes definía la asimetría del combate con ventajas para los realistas.
El 10 de enero de 1781 los realistas triunfan a pesar de que las milicias de Tupac Amaru los
había rodeado con una gran cantidad de gente aunque sin potencia de fuego y con una táctica
de guerra de movimientos que al final no dio resultados, entendiendo que sus anteriores
enfrentamiento era tipo guerra de guerrillas. Por otro lado las fuerzas rebeldes se
resquebrajaron e inclusive muchos se fueron en su contra o a las filas realistas lo que nos
lleva a suponer que faltaba mayor trabajo político e ideológico con la milicia.

Capitulo VI
En persecución de Tupac Amaru
Para 1781 se dio un viraje en el conflicto, pues después de tres meses de ataque los realistas
toman la ofensiva y aunque no fue fácil, finalmente se logró, pero esto trajo como contraparte
la prolongación del conflicto ya sin Tupac Amaru que fue perseguido y posteriormente
capturado por militares traídos de Lima, en un escenario paradójico pues en el sur Tupac
Amaru era victorioso y necesario.
Hay que ver que la parte que corresponde de su decisión de ir al sur tenía una situación
compleja porque había que tratar con los aymaras y con el peso que iban teniendo los criollos
y que Tupac Amaru ya había avizorado el papel que debían cumplir en esta etapa del conflicto
aunque muy tarda por su captura.
Tras la cacería de Tupac Amaru los realistas creyeron vital su captura y lograrlo – a su juicio
– todo el movimiento se desmoronaría, para ello buscaban un teatro de operaciones llano que
es donde sabían guerrear los realistas que eran por ciertos mas disciplinados.
Es bueno destacar del libro por la búsqueda de fuentes primarias por parte del autor es que
antes de su captura Tupac Amaru negocia escribiéndose con Areche sobre los términos del
mismo con argumentos – en el caso de Tupac Amaru – estaba luchando contra los españoles
y en el caso de Areche, que los rebeldes incluido Tupac Amaru eran una banda que había
abandonado sus ideales católico.
A pesar de que Tupac Amaru había concebido la táctica de la guerra entre ellos tener claro
la topografía, el tiempo y las tácticas de guerra de guerrillas, los españoles ya le estaban
pisándoles los talones aunque se retrasaron estratégicamente, los rebeldes después bajan al
valle básicamente al cuartel de los rebeldes generándose enfrentamientos que va a dar con
su captura y donde el se sentía morir, lo dijo en una carta a Micaela, que fue capturada en
abril de 1781. Tupac Amaru tiene la posibilidad de huir al área de los cuarteles de los rebeldes
pero fue traicionado por sus seguidores y aunque Tupac Amaru ofreció 200000 pesos, los
soldados finalmente los apresaron.

Capitulo VII
El tormento
Esta parte es la mas dolorosa que comenzó con un juicio y ejecución y en la cual se combina
la formalidad administrativa de la justicia española americana y la crueldad pública de la
Europa moderna. En la parte administrativa el sistema judicial realista hizo leer toda la
correspondencia entre Micaela y Tupac Amaru, considerado hoy los documentos políticos
que constituiría la plataforma ideológica del movimiento. Al respecto debemos decir que eran
muy juiciosos en conseguir quienes lo apoyaban, sus motivos, su logística y la extensión
geográfica considerada.
La primera tortura que se aplicó fue la garrucha, que era una de las formas mas elaboradas
de tortura, recordemos que la inquisición era la vanguardia de la implementación de castigo
corporal, sin embargo la Inquisición carecía de jurisdicción sobre los indios y sobre todo
fuera de Lima.
La garrucha es una modalidad de tortura que consistía en atar las manos del
condenado a la espalda, y tras esto, izarlo lentamente mediante una polea,
normalmente situada en el techo. Luego se le dejaba caer con violencia, pero sin
que llegara a tocar el suelo y que en el caso de Tupac Amaru le causó inmenso dolor
tratándole sacar información de quien era sus colaboradores a los que Tupac Amaru se negó
y emplazó a Areche manifestó: “tu y yo somos los únicos causantes de la sangre que se está
derramando…”.
En cuanto a Micaela Bastidas no podía ser menos dolorosa la tortura en relación a Tupac
Amaru, pues los realistas también querían información de ella que se negaba aduciendo que
los que copiaban los escritos eran ignorantes y por tanto solo buscaban incriminarle, pero que
como ella estaba abocada a la parte logística visibilizaba que ella era una líder vital en la
gesta tupacamarista.
Los abogados de la defensa solo seguían el juego de acusar tanto a Tupac Amaru como a
Micaela Bastidas, dichos abogados no se preguntaban si los acusados eran culpables o
inocentes, lo que buscaban en todo caso era ganar indulgencia con la sentencia.
Finalmente Areche argumentó como condena a Tupac Amaru había usurpado el poder, se
había declarado el mismo inca, había interferido en la recaudación de impuestos y engañado
a la población de que no morirían porque el podría resucitralo.

Capítulo VIII
El otro lado del lago
En esta parte del libro el título del presente capítulo la expansión de la gesta tupacamarista
se hizo sostenible al otro lado del lago Titicaca por un lapso de tres años posteriores a la
muerte de Tupac Amaru, con Diego Cristobal Tupac Amaru y en parte Julian Apaza en la
zona Charcas (Bolivia) con una violencia que se prolongó dentro del área altiplánica. Lo
interesante es que los realistas se regocijaban por la muerte de los líderes rebeldes, pero
también sabían que los levantamientos del alto Perú tendrían a extenderse.
Pero lo que no sabían los realistas que la violencia se iba a tornar mas extrema, básicamente
una carnicería humana, muy distinto a los criterios de protocolos de conflicto que en cierta
manera lo tenía Tupac Amaru y Micaela Bastidas, el autor ha denominado a esto guerra
total porque todos los pobladores, simpatizantes, soldados milicia etc. Se vieron envueltos
en este conflicto, así es que la unión de Diego Cristobal y Apaza aterrorizaba a las fuerzas
realistas. Este evento explicaría el legado que dejó Tupac Amaru a la posteridad, como es
que las luchas continuarían.
El papel de los Katarista ha sido fundamental en este proceso pues en todo momento trataba
de controlar un desborde y es el caso del pueblo de Pocoata donde capturaron al corregidor
Joaquin Alos que fue intercambiado con por Katari, con todo esto aún no se controló la
situación, un caso de ello es el asesinato de un curaca y exhibieron la cabeza en las afueras
de la Ciudad de la Plata extendiéndose la violencia.

Capítulo IX
Las campañas del sur
La campaña del sur por parte de los realistas fue un fracaso, porque pecaron de optimismo
su condición de ser conquistadores y haber sofocado la rebelión de Tupac Amaru le nublaba
la realidad que se avecinaba, pues peleaba con un enemigo mas afincado a una guerra no
convencional que se daba mayormente en las alturas con ciertas incursiones veloces en
campo abierto donde eran expertos los realistas, y además hay que agregar que la guerra se
hizo prolongada y eso lo perjudicó pues de un ejercito disciplinado, ordenado se pasó a un
ejército hambriento y harapiento
En este capítulo se menciona también que Diego Cristobal Tupac Amaru, Mariano y Andrés
Mendigure se separaron de Jose Gabriel y Micaela antes de su captura, por tanto ellos
consideraban que la pacificación con una amnistía era imposible, mas aún si eran
descendientes directos por tanto lideres reconocidos por la población que se había levantado,
Diego Cristobal y sus familiares jóvenes cercanos estaban en tensión por lo que se vieron
obligados a asumir el liderazgo, total, igual los iban a ejecutar.
Ante ese nuevo liderazgo en una zona bastante hostil la guerra se hizo difícil sobre todo a los
realistas sobre todo en la zona de Collao donde lo cruento de la guerra desalentó al propio
ejercito virreinal asentado en el Cuzco. Hay que mencionar al respecto y esto es aporte del
autor, que fue una guerra sin prisioneros sea por problema de logística o por odio, lo cierto
es que estos eventos reconfiguraba el teatro de operaciones como el hecho de que los rebeldes
cada vez se iban incrementando mas e inclusive los españoles dudaban que un nuevo
integrante en sus filas pasen al ejército rebelde, sobre todo si la guerra se prolongaba.
Lo cruento de la guerra nos hace ver que cada bando hacía la guerra a su manera, Del Valle,
un oficial realista decía en una comunicación: “No he hallado un hombre en sus caminos,
porque todos se han situado en las crestas de los montes mas empinados: sus campos quedan
completamente estériles y desiertos. Los pueblos quemados, las iglesias cerradas…” pag. 155
Lógicamente ante este nuevo tipo de guerra, los rebeldes tenían mayor motivación que los
realistas y su moral estaba elevada porque ellos partían de que representaban al rey y la
defensa de la justicia y el orden, eso generó contradicciones entre los líderes del ejército
realista (Del Valle y Areche) que se atacaban mutuamente durante años.

Capitulo X
El Perdón y el cese al fuego
Para Agosto de 1781 la situación política de la corona en las colonias era precaria, pues los
rebeldes ya habían rodeado la ciudad de la Paz, Diego y Apaza parecían estar a punto de una
alianza trascendental. El caos en el ejército realista prevalecía y al pesimismo aumentaba con
lo que en lo que restaba del año se iba a decidir el destino del Virreinato.
Sin embargo los realistas en una contraofensiva, recuperaron la ciudad de Oruro y hostigaron
a los rebeldes en Cochabamba y otras ciudades claves. Sin embargo Del Valle estaba
convencido de que los realistas pronto perderían la guerra, pues observaba que había una
incorporación creciente de indios en las filas de los rebeldes.
Así pues, la pérdida de la guerra por parte de los realistas generaba contradicciones entre sus
filas principalmente en la cabeza o líderes específicamente Del valle con Areche que se creía
superior al Virrey y Del valle se consideraba clave en la captura de Tupac Amaru y Micaela
Bastidas. Otra contradicción que se generaba era el hecho de que el Virrey mostrara signos
de debilidad, así lo creía Areche. Mientras que Del Valle acusaba a Areche de que los
problemas entre ellos las reformas impuestas.
Un punto en contra de los líderes de los rebeldes es que carecían de mas ideología, pues
siquiera Tupac Amaru tenía como referente los comentarios reales que en el fragor de la
lucha siempre lo llevaba.
Ante eso los españoles iniciaron los términos de una negociación conducente a la
pasificación, aunque unas divisiones entre los españoles protestaba vehementemente contra
las negociaciones, pues creían que los rebeldes iban a hacer tabla rasa algo que no fue así
pues se dio en lo posterior una paz relativa, pues las condiciones de la paz se hacía difícil por
ejemplo, los rebeldes consideraban que las autoridades realistas mostraran respeto por la
dinastía de Tupac Amaru, y los españoles exigían que los rebeldes mostraran su sumisión a
la corona

Capitulo XI
A estas alturas de la lectura y siguiendo la secuencia histórica planteada por el autor se
desprende que a pesar de haber alcanzado una paz entre los realistas con los rebeldes, había
contradicciones pues habían facciones en cada bando que quería continuar con los
enfrentamientos.
Otra de las cosas que se desprenden de la paz alcanzada, es como iban a regresar a sus lugares
los líderes de ambos bandos, si es que el final no se había logrado los objetivos políticos, en
un caso, acabar con los obrajes, con los impuestos; y en el caso de los realistas, si es que no
había logrado cambiar la cultura de los indígenas.
Es el caso de Diego Cristobal que persuadió a los indígenas descender de las punas, rebeldes
que había estado por meses en esa zona y que bajo guerra de guerrillas tenían en jaque y que
se había ganado un orgullo de ser combatientes indomables, acaso ese descenso no puede
significar una humillación con implicancia en la correlación de poder hay que ver también
que había aversión por ciertos curacas leales a los realistas, es el caso del curaca Aronis,
Diego Cristobal y salcedo tenía que “hilar” muy fino para que no se genere un
enfrentamiento. Sobre el particular, tenemos que destacar el papel fundamental que cumplió
Diego Cristobal en el proceso de pacificación.
Pero igual las contradicciones se daban y es el caso de Vilca Apaza que era comandante de
Diego Cristobal que al rechazar el cese al fuego este peleó en el norte del lago Titicaca ,
Muñani y Putina, siendo ejecutado tiempo después similar a como quisieron ejecutarlo a
Tupac Amaru (doblaron el número de animales)
De todas maneras pues había inminencia permanente del reinicio de la guerra y es que como
dicen los entendidos, después del cese al fuego lo que sigue es pelear sin armas o lo que se
llama también la diplomacia; es por ello que el autor no deja claro si Diego Cristobal dijo a
sus seguidores que se preparasen para un nuevo levantamiento, esto sobre todo por el peso
militar de los que todavía estaban en las partes altas y porque fundamentalmente no se habían
solucionado los problemas de explotación (obrajes, mitas).

Capítulo XII
Justicia que manda hacer el Rey Católico
De todas maneras para la corona española como se desprende de las líneas anteriores el
problema era la inminencia de un nuevo levantamiento es por ello que se decide el arresto de
los líderes de la rebelión en su segunda fase, entre ellos el mas importante de Diego Cristobal
(14Mar1783), como dice el libro “los realistas estaban convencidos de que había acallado la
rebelión y estaban en lo correcto). pag. 198
Al nombrar El Virrey Jauregui a Mata Linares para que enjuicie a los líderes rebeldes y que
por cierto lo hizo con embustes creados con el objetivo de no liberarlo, con cosas tan burdas
como que no respetó el perdón, y que actuó de mala fe, argumentos que llevaban
automáticamente a la sentencia en tanto era predecible su intención.
El resto de los familiares, entre ellos Mariano, Andrés, Juan Bautista y Fernando a 10 años
de trabajos forzados en un presidio español que lo determinaría el Rey, pero que por los
problemas que ya existían con los ingleses los barcos se retrasaron y es donde murió Tito
Condori compañera de Diego Cristobal de tuberculosis por lo tanto no pudo viajar con los
otros prisioneros que después murieron de 16 de 16 prisioneros y los que quedaron en el
camino tuvieron peripecias mas dramáticas.
Todo esto hace ver que el nombre de Tupac Amaru era un tormento permanente para los
corona y el Virrey es por ello que ejecutaron y mandaron al destierro a todos los familiares,
mas aún, hicieron una campaña contra el idioma quechua y la memoria de los incas, hay que
recordar que la plataforma ideológica de Tupac Amaru estaba basado en los Comentarios
Reales del Inca Garcilaso.
A manera de conclusión

Se puede decir que la etapa de la postguerra fue mas cruenta que la guerra misma, en el
sentido hubo mayor persecución, encarcelamiento, sofocamiento de levantamientos en otros
lugares (ejemplo Mateo Pumacahua) y principalmente la destrucción de toda historia inca
forzando a la población abandonar el quechua.

Uno de los grandes debates en la corona y sus funcionarios era el porque se había dado
autonomía a los criollos y mestizos así como a los curacas que fue como ellos afirman el
cultivo de la rebelión, y aunque después de la asonada tupamarista se ejerció enorme presión,
esta no pudo ser sostenible políticamente, lo que dio lugar tiempo después de la gesta
libertadora, pasando por toda una resistencia cultural indígena, característicos de esta zona
latinoamericana. La lección histórica de esto es que hay una deuda social pendiente con el
campesinado y su revaloración cultural, pero hoy con un objetivo de construir nacionalidad
a partir de la diversidad.

Para dar una esencia de la lectura y de la interpretación de su autor; podemos decir que la
rebelión de Túpac Amaru, fue un fracaso exitoso, en el sentido que si bien después de la
Batalla de Sangarará perdió todas las batallas siguientes hasta su juzgamiento y muerte; esta
gesta apresuró loa independencia, recordó a las clases altas y otros grupos, el costo de un
alzamiento, así como quedó destruido el sistema de Virreinato (Toledo); rompió el pacto
histórico entre indígenas y Estado colonial: por último aumentó el paradigma de un héroe,
modelo de muchas luchas anticolonialistas como los movimientos de tupamarus en Uruguay
y Haití.