Está en la página 1de 256

PSICOLOGÍA DE LA ATENCIÓN PSICOLOGÍA DE LA ATENCIÓN

PSICOLOGÍA GENERAL PSICOLOGÍA GENERAL


Títulos publicados Títulos publicados

Serie: PSICOLOGÍA BÁSICA Serie: PSICOLOGÍA BÁSICA


Psicología de la motivación Psicología de la motivación
Isaac Garrido (Editor) Isaac Garrido (Editor)
Psicología del aprendizaje Psicología del aprendizaje
Pilar Ferrándiz (Editora) Pilar Ferrándiz (Editora)
Historia de la Psicología Historia de la Psicología
José María Gondra Rezola José María Gondra Rezola

Serie: PSICOLOGÍA EVOLUTIVA Y DE LA EDUCACIÓN Serie: PSICOLOGÍA EVOLUTIVA Y DE LA EDUCACIÓN


Programas para la mejora de la inteligencia. Programas para la mejora de la inteligencia.
Teoría, aplicación y evaluación Teoría, aplicación y evaluación
M.ª Dolores Prieto Sánchez y Luz Pérez Sánchez M.ª Dolores Prieto Sánchez y Luz Pérez Sánchez

Procesos, estrategias y técnicas de aprendizaje Procesos, estrategias y técnicas de aprendizaje


Jesús Beltrán Jesús Beltrán

Estrategias metacognitivas. Aprender a aprender Estrategias metacognitivas. Aprender a aprender


y aprender a pensar y aprender a pensar
Juan Mayor, Aurora Suengas y Javier González Marqués Juan Mayor, Aurora Suengas y Javier González Marqués

Desarrollo cognitivo Desarrollo cognitivo


Vicente Bermejo (Editor) Vicente Bermejo (Editor)

Contexto y desarrollo social Contexto y desarrollo social


M.ª José Rodrigo (Editora) M.ª José Rodrigo (Editora)

Manual de asesoramiento y orientación vocacional Manual de asesoramiento y orientación vocacional


Francisco Rivas (Editor) Francisco Rivas (Editor)

Psicología de la Instrucción I: Procesos básicos Psicología de la Instrucción I: Procesos básicos


Jesús Beltrán (Editor) Jesús Beltrán (Editor)

Psicología de la Instrucción III: Nuevas direcciones Psicología de la Instrucción III: Nuevas direcciones
Cándido Genovard (Editor) Cándido Genovard (Editor)

Desarrollo adulto y envejecimiento Desarrollo adulto y envejecimiento


José Luis Vega y Belén Bueno José Luis Vega y Belén Bueno
PSICOLOGÍA DE LA ATENCIÓN PSICOLOGÍA DE LA ATENCIÓN

Julia García Sevilla Julia García Sevilla


Primera reimpresión: septiembre 2007 Primera reimpresión: septiembre 2007

Reservados todos los derechos. Está prohibido, bajo Reservados todos los derechos. Está prohibido, bajo
las sanciones penales y el resarcimiento civil previs- las sanciones penales y el resarcimiento civil previs-
tos en las leyes, reproducir, registrar o transmitir esta tos en las leyes, reproducir, registrar o transmitir esta
publicación, íntegra o parcialmente, por cualquier publicación, íntegra o parcialmente, por cualquier
sistema de recuperación y por cualquier medio, sea sistema de recuperación y por cualquier medio, sea
mecánico, electrónico, magnético, electroóptico, por mecánico, electrónico, magnético, electroóptico, por
fotocopia o por cualquier otro, sin la autorización fotocopia o por cualquier otro, sin la autorización
previa por escrito de Editorial Síntesis, S.A. previa por escrito de Editorial Síntesis, S.A.

© Julia García Sevilla. © Julia García Sevilla.


© EDITORIAL SÍNTESIS, S.A. © EDITORIAL SÍNTESIS, S.A.
Vallehermoso, 34 - 28015 Madrid Vallehermoso, 34 - 28015 Madrid
Teléf.: (91) 593 20 98 Teléf.: (91) 593 20 98
http://www.sintesis.com http://www.sintesis.com

Depósito legal: M-32.821-2007 ISBN: 978-84-975687-4-6


ISBN: 84-7738-512-2

Impreso en España - Printed in Spain Impreso en España - Printed in Spain


A mi madre A mi madre
ÍNDICE ÍNDICE

PRÓLOGO ............................................................................................................... 11 PRÓLOGO ............................................................................................................... 11

CAPÍTULO 1: DEFINICIÓN Y CONCEPTO .................................................. 13 CAPÍTULO 1: DEFINICIÓN Y CONCEPTO .................................................. 13


1.1. Introducción .............................................................................................. 13 1.1. Introducción .............................................................................................. 13
1.2. Definición y concepto .............................................................................. 14 1.2. Definición y concepto .............................................................................. 14
1.2.1. Definición de atención ................................................................... 14 1.2.1. Definición de atención ................................................................... 14
1.2.2. El lugar de la atención en el sistema cognitivo: su relación con 1.2.2. El lugar de la atención en el sistema cognitivo: su relación con
otros procesos cognitivos ............................................................... 15 otros procesos cognitivos ............................................................... 15
1.2.3. El proceso atencional. Un ejemplo típico: la respuesta de orien- 1.2.3. El proceso atencional. Un ejemplo típico: la respuesta de orien-
tación (RO) .......................................................................................... 16 tación (RO) .......................................................................................... 16
1.2.4. Características de la atención ........................................................ 19 1.2.4. Características de la atención ........................................................ 19
1.3. Manifestaciones de la atención ............................................................... 21 1.3. Manifestaciones de la atención ............................................................... 21
1.3.1. Actividad fisiológica ....................................................................... 22 1.3.1. Actividad fisiológica ....................................................................... 22
1.3.2. Actividad motora ............................................................................ 25 1.3.2. Actividad motora ............................................................................ 25
1.3.3. Actividad cognitiva ......................................................................... 25 1.3.3. Actividad cognitiva ......................................................................... 25
1.3.4. Experiencia subjetiva ..................................................................... 27 1.3.4. Experiencia subjetiva ..................................................................... 27
1.3.5. Consideraciones últimas ................................................................ 27 1.3.5. Consideraciones últimas ................................................................ 27
1.4. Factores determinantes de la atención .................................................. 28 1.4. Factores determinantes de la atención .................................................. 28
1.4.1. Características físicas de los objetos ............................................. 29 1.4.1. Características físicas de los objetos ............................................. 29
1.4.2. El nivel de activación fisiológica ................................................... 31 1.4.2. El nivel de activación fisiológica ................................................... 31
1.4.3. Intereses y expectativas ................................................................. 33 1.4.3. Intereses y expectativas ................................................................. 33
1.4.4. Estados transitorios ........................................................................ 34 1.4.4. Estados transitorios ........................................................................ 34
1.5. Tipos de atención ..................................................................................... 35 1.5. Tipos de atención ..................................................................................... 35
8 Índice 8 Índice

CAPÍTULO 2: MÉTODOS Y TÉCNICAS DE ESTUDIO CAPÍTULO 2: MÉTODOS Y TÉCNICAS DE ESTUDIO


DE LA ATENCIÓN ................................................................... 41 DE LA ATENCIÓN ................................................................... 41
2.1. Introducción .............................................................................................. 41 2.1. Introducción .............................................................................................. 41
2.2. Medidas de evaluación de la atención ................................................... 42 2.2. Medidas de evaluación de la atención ................................................... 42
2.2.1. Medidas de la actividad psicofisiológica ...................................... 42 2.2.1. Medidas de la actividad psicofisiológica ...................................... 42
2.2.2. Medidas de la conducta motora .................................................... 44 2.2.2. Medidas de la conducta motora .................................................... 44
2.2.3. Medidas de la actividad cognitiva ................................................. 45 2.2.3. Medidas de la actividad cognitiva ................................................. 45
2.3. La técnica de escucha dicótica ................................................................ 46 2.3. La técnica de escucha dicótica ................................................................ 46
2.3.1. La técnica de sombreado ............................................................... 46 2.3.1. La técnica de sombreado ............................................................... 46
2.3.2. Amplitud de memoria dividida ..................................................... 47 2.3.2. Amplitud de memoria dividida ..................................................... 47
2.4. Paradigma de doble tarea ........................................................................ 48 2.4. Paradigma de doble tarea ........................................................................ 48
2.5. El paradigma de búsqueda visual ........................................................... 50 2.5. El paradigma de búsqueda visual ........................................................... 50
2.6. El paradigma de set atencional ............................................................... 51 2.6. El paradigma de set atencional ............................................................... 51
2.6.1. El paradigma de priming ............................................................... 53 2.6.1. El paradigma de priming ............................................................... 53
2.6.2. El paradigma de costes y beneficios ............................................. 56 2.6.2. El paradigma de costes y beneficios ............................................. 56
2.7. El paradigma de Stroop ........................................................................... 57 2.7. El paradigma de Stroop ........................................................................... 57
2.8. Tareas de vigilancia .................................................................................. 58 2.8. Tareas de vigilancia .................................................................................. 58
2.9. Otros paradigmas experimentales .......................................................... 59 2.9. Otros paradigmas experimentales .......................................................... 59
2.9.1. Visión dicóptica ............................................................................... 59 2.9.1. Visión dicóptica ............................................................................... 59
2.9.2. Visión parafoveal ............................................................................ 59 2.9.2. Visión parafoveal ............................................................................ 59
2.9.3. La técnica de la señal de stop ........................................................ 60 2.9.3. La técnica de la señal de stop ........................................................ 60
2.9.4. Tareas de ejecución continua ........................................................ 60 2.9.4. Tareas de ejecución continua ........................................................ 60

CAPÍTULO 3: MODELOS TEÓRICOS Y PERSPECTIVA HISTÓRICA CAPÍTULO 3: MODELOS TEÓRICOS Y PERSPECTIVA HISTÓRICA
EN EL ESTUDIO DE LA ATENCIÓN .................................. 63 EN EL ESTUDIO DE LA ATENCIÓN .................................. 63
3.1. Introducción .............................................................................................. 63 3.1. Introducción .............................................................................................. 63
3.2. Primer mentalismo ................................................................................... 64 3.2. Primer mentalismo ................................................................................... 64
3.3. La Psicología de la primera mitad del siglo XX ...................................... 65 3.3. La Psicología de la primera mitad del siglo XX ...................................... 65
3.4. El nuevo mentalismo de la Psicología cognitiva ................................... 67 3.4. El nuevo mentalismo de la Psicología cognitiva ................................... 67
3.5. Los modelos de filtro ............................................................................... 69 3.5. Los modelos de filtro ............................................................................... 69
3.5.1. El modelo de Broadbent ............................................................... 69 3.5.1. El modelo de Broadbent ............................................................... 69
3.5.2. Críticas al modelo de Broadbent .................................................. 72 3.5.2. Críticas al modelo de Broadbent .................................................. 72
3.5.3. Críticas a los modelos de filtro ...................................................... 73 3.5.3. Críticas a los modelos de filtro ...................................................... 73
3.6. Los modelos de recursos atencionales ................................................... 75 3.6. Los modelos de recursos atencionales ................................................... 75
3.6.1 El modelo de Kahneman ............................................................... 76 3.6.1 El modelo de Kahneman ............................................................... 76
3.6.2 Críticas al modelo de Kahneman .................................................. 78 3.6.2 Críticas al modelo de Kahneman .................................................. 78
3.7. Los modelos de automaticidad ............................................................... 78 3.7. Los modelos de automaticidad ............................................................... 78
3.8. Modelos de control atencional ............................................................... 82 3.8. Modelos de control atencional ............................................................... 82
3.9. Aportaciones recientes de las neurociencias y del conexionismo ...... 83 3.9. Aportaciones recientes de las neurociencias y del conexionismo ...... 83

CAPÍTULO 4: ATENCIÓN SELECTIVA ......................................................... 87 CAPÍTULO 4: ATENCIÓN SELECTIVA ......................................................... 87


4.1. Introducción .............................................................................................. 87 4.1. Introducción .............................................................................................. 87
4.2. Definición y concepto .............................................................................. 88 4.2. Definición y concepto .............................................................................. 88
4.2.1. Dimensiones de la atención selectiva ........................................... 88 4.2.1. Dimensiones de la atención selectiva ........................................... 88
4.2.2. Ámbitos de investigación .............................................................. 89 4.2.2. Ámbitos de investigación .............................................................. 89
Índice 9 Índice 9

4.3. El lugar de la selección ........................................................................... 90 4.3. El lugar de la selección ........................................................................... 90


4.4. Atención espacial .................................................................................... 94 4.4. Atención espacial .................................................................................... 94
4.4.1. Naturaleza del foco atencional. Modelos explicativos .............. 94 4.4.1. Naturaleza del foco atencional. Modelos explicativos .............. 94
4.4.2. La importancia de los indicios espaciales ................................... 97 4.4.2. La importancia de los indicios espaciales ................................... 97
4.4.3. El desplazamiento de la atención en el espacio visual .............. 101 4.4.3. El desplazamiento de la atención en el espacio visual .............. 101
4.5. Atención y percepción de objetos ......................................................... 102 4.5. Atención y percepción de objetos ......................................................... 102
4.5.1. El modelo de Neisser .................................................................... 103 4.5.1. El modelo de Neisser .................................................................... 103
4.5.2. La Teoría de la integración de rasgos .......................................... 104 4.5.2. La Teoría de la integración de rasgos .......................................... 104
4.6. El procesamiento de la información no atendida ................................ 105 4.6. El procesamiento de la información no atendida ................................ 105
4.7. Mecanismos de interferencia e inhibitorios de la atención selectiva 109 4.7. Mecanismos de interferencia e inhibitorios de la atención selectiva 109
4.7.1. El papel de los estímulos distractores ......................................... 109 4.7.1. El papel de los estímulos distractores ......................................... 109
4.7.2. Mecanismos inhibitorios para el control motor y cognitivo ..... 111 4.7.2. Mecanismos inhibitorios para el control motor y cognitivo ..... 111

CAPÍTULO 5: ATENCIÓN DIVIDIDA ........................................................... 115 CAPÍTULO 5: ATENCIÓN DIVIDIDA ........................................................... 115
5.1. Introducción ............................................................................................. 115 5.1. Introducción ............................................................................................. 115
5.2. Definición y concepto ............................................................................. 115 5.2. Definición y concepto ............................................................................. 115
5.3. Líneas de investigación ........................................................................... 116 5.3. Líneas de investigación ........................................................................... 116
5.4. El fenómeno de interferencia ................................................................ 119 5.4. El fenómeno de interferencia ................................................................ 119
5.4.1. Modelos teóricos ............................................................................ 119 5.4.1. Modelos teóricos ............................................................................ 119
5.4.2. Consideraciones últimas ............................................................... 124 5.4.2. Consideraciones últimas ............................................................... 124
5.5. La doble tarea .......................................................................................... 125 5.5. La doble tarea .......................................................................................... 125
5.5.1. El tema de la asignación de recursos ........................................... 126 5.5.1. El tema de la asignación de recursos ........................................... 126
5.6. El papel de la práctica ............................................................................. 130 5.6. El papel de la práctica ............................................................................. 130
5.6.1. Modelo de destrezas adquiridas de Neisser ............................... 132 5.6.1. Modelo de destrezas adquiridas de Neisser ............................... 132
5.6.2. Modelos de automaticidad ........................................................... 133 5.6.2. Modelos de automaticidad ........................................................... 133

CAPÍTULO 6: ATENCIÓN SOSTENIDA ....................................................... 139 CAPÍTULO 6: ATENCIÓN SOSTENIDA ....................................................... 139
6.1. Introducción ............................................................................................. 139 6.1. Introducción ............................................................................................. 139
6.2. Definición y concepto ............................................................................. 140 6.2. Definición y concepto ............................................................................. 140
6.2.1. Atención sostenida, alerta y vigilancia: precisiones terminoló- 6.2.1. Atención sostenida, alerta y vigilancia: precisiones terminoló-
gicas ................................................................................................. 141 gicas ................................................................................................. 141
6.2.2. Aspectos intensivos de la atención sostenida: fluctuaciones de 6.2.2. Aspectos intensivos de la atención sostenida: fluctuaciones de
atención y atención sostenida ....................................................... 142 atención y atención sostenida ....................................................... 142
6.3. Desarrollo histórico de los estudios de vigilancia ............................... 143 6.3. Desarrollo histórico de los estudios de vigilancia ............................... 143
6.4. Factores determinantes en las tareas de vigilancia ............................. 146 6.4. Factores determinantes en las tareas de vigilancia ............................. 146
6.4.1. Características psicofísicas de las señales críticas ...................... 147 6.4.1. Características psicofísicas de las señales críticas ...................... 147
6.4.2. Presencia de un fondo de ruido ................................................... 147 6.4.2. Presencia de un fondo de ruido ................................................... 147
6.4.3. Ritmo de acontecimientos de fondo ............................................ 148 6.4.3. Ritmo de acontecimientos de fondo ............................................ 148
6.4.4. Complejidad de la tarea ................................................................ 148 6.4.4. Complejidad de la tarea ................................................................ 148
6.4.5. Conocimiento de los resultados del rendimiento ...................... 151 6.4.5. Conocimiento de los resultados del rendimiento ...................... 151
6.4.6. Pérdida de sueño ............................................................................ 151 6.4.6. Pérdida de sueño ............................................................................ 151
6.4.7. Estrés y vigilancia .......................................................................... 152 6.4.7. Estrés y vigilancia .......................................................................... 152
6.4.8. Consideraciones últimas ............................................................... 153 6.4.8. Consideraciones últimas ............................................................... 153
10 Índice 10 Índice

6.5. Teorías de la vigilancia ............................................................................. 155 6.5. Teorías de la vigilancia ............................................................................. 155
6.5.1. Teoría de la activación ................................................................... 155 6.5.1. Teoría de la activación ................................................................... 155
6.5.2. La Teoría de la detección de señales ............................................ 156 6.5.2. La Teoría de la detección de señales ............................................ 156
6.5.3. La Teoría de la expectativa ........................................................... 157 6.5.3. La Teoría de la expectativa ........................................................... 157
6.5.4. La Teoría de la habituación ........................................................... 158 6.5.4. La Teoría de la habituación ........................................................... 158
6.5.5. Otras teorías ..................................................................................... 159 6.5.5. Otras teorías ..................................................................................... 159
6.5.6. Consideraciones últimas ................................................................. 159 6.5.6. Consideraciones últimas ................................................................. 159

CAPÍTULO 7: OTRAS DIMENSIONES EN EL ESTUDIO CAPÍTULO 7: OTRAS DIMENSIONES EN EL ESTUDIO


DE LA ATENCIÓN ................................................................... 161 DE LA ATENCIÓN ................................................................... 161
7.1. Introducción .............................................................................................. 161 7.1. Introducción .............................................................................................. 161
7.2. Determinantes biológicos de la atención .............................................. 162 7.2. Determinantes biológicos de la atención .............................................. 162
7.2.1. Atención, despertar, vigilia y alerta .............................................. 163 7.2.1. Atención, despertar, vigilia y alerta .............................................. 163
7.2.2. La respuesta de orientación .......................................................... 164 7.2.2. La respuesta de orientación .......................................................... 164
7.2.3. Atención selectiva .......................................................................... 166 7.2.3. Atención selectiva .......................................................................... 166
7.3. Determinantes evolutivos de la atención .............................................. 168 7.3. Determinantes evolutivos de la atención .............................................. 168
7.3.1. Desarrollo evolutivo de la atención ............................................. 169 7.3.1. Desarrollo evolutivo de la atención ............................................. 169
7.3.2. Hipótesis explicativas sobre el desarrollo atencional ................. 171 7.3.2. Hipótesis explicativas sobre el desarrollo atencional ................. 171
7.4. Disfunciones atencionales ....................................................................... 172 7.4. Disfunciones atencionales ....................................................................... 172
7.5. El papel de las diferencias individuales y de grupo .............................. 175 7.5. El papel de las diferencias individuales y de grupo .............................. 175
7.5.1. Diferencias sexuales y atención .................................................... 176 7.5.1. Diferencias sexuales y atención .................................................... 176
7.5.2. Diferencias de edad y atención ..................................................... 176 7.5.2. Diferencias de edad y atención ..................................................... 176
7.5.3. Diferencias atencionales e inteligencia ........................................ 179 7.5.3. Diferencias atencionales e inteligencia ........................................ 179
7.5.4. Diferencias atencionales y personalidad ..................................... 180 7.5.4. Diferencias atencionales y personalidad ..................................... 180
7.5.5. Diferencias atencionales y estilos cognitivos .............................. 183 7.5.5. Diferencias atencionales y estilos cognitivos .............................. 183

CAPÍTULO 8: ATENCIÓN E INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA ............. 185 CAPÍTULO 8: ATENCIÓN E INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA ............. 185
8.1. Introducción .............................................................................................. 185 8.1. Introducción .............................................................................................. 185
8.2. Áreas de intervención psicológica .......................................................... 186 8.2. Áreas de intervención psicológica .......................................................... 186
8.2.1. El ámbito de la salud ...................................................................... 188 8.2.1. El ámbito de la salud ...................................................................... 188
8.2.2. El ámbito escolar ............................................................................ 193 8.2.2. El ámbito escolar ............................................................................ 193
8.3. Atención e intervención psicológica ...................................................... 195 8.3. Atención e intervención psicológica ...................................................... 195
8.3.1. Atención y evaluación psicológica ............................................... 195 8.3.1. Atención y evaluación psicológica ............................................... 195
8.3.2. Atención y entrenamiento de habilidades atencionales ............ 197 8.3.2. Atención y entrenamiento de habilidades atencionales ............ 197
8.3.3. Entrenamiento en técnicas distractivas ....................................... 199 8.3.3. Entrenamiento en técnicas distractivas ....................................... 199
8.3.4. Técnicas de modificación de conducta ......................................... 200 8.3.4. Técnicas de modificación de conducta ......................................... 200

CAPÍTULO 9: REFLEXIONES .......................................................................... 203 CAPÍTULO 9: REFLEXIONES .......................................................................... 203


9.1. Multiplicidad de definiciones y falta de acuerdo a la hora de sistema- 9.1. Multiplicidad de definiciones y falta de acuerdo a la hora de sistema-
tizar el concepto de atención .................................................................... 204 tizar el concepto de atención .................................................................... 204
9.2. Algunos problemas en torno a la naturaleza de la atención ............... 205 9.2. Algunos problemas en torno a la naturaleza de la atención ............... 205
9.3. Consideraciones últimas .......................................................................... 209 9.3. Consideraciones últimas .......................................................................... 209

BILIOGRAFÍA ........................................................................................................ 211 BILIOGRAFÍA ........................................................................................................ 211


PRÓLOGO PRÓLOGO

Es un hecho que, en la actualidad, cuando se habla de procesos y actividades psi- Es un hecho que, en la actualidad, cuando se habla de procesos y actividades psi-
cológicas, todo el mundo reconoce la importancia de la atención. Sin embargo, ello cológicas, todo el mundo reconoce la importancia de la atención. Sin embargo, ello
no se evidencia totalmente en la literatura psicológica, al menos hasta los últimos años. no se evidencia totalmente en la literatura psicológica, al menos hasta los últimos años.
Por poner un ejemplo, si echamos un vistazo a los manuales de Psicología General Por poner un ejemplo, si echamos un vistazo a los manuales de Psicología General
y/o de Psicología Básica, nos encontramos con que muy pocos incluyen un capítulo y/o de Psicología Básica, nos encontramos con que muy pocos incluyen un capítulo
destinado a la atención como un proceso o actividad de la misma envergadura que el destinado a la atención como un proceso o actividad de la misma envergadura que el
aprendizaje, la memoria, la percepción, etc. En la mayoría de los casos, se suele incluir aprendizaje, la memoria, la percepción, etc. En la mayoría de los casos, se suele incluir
como un apartado del tema de percepción. como un apartado del tema de percepción.
Actualmente, las cosas han ido cambiando. Si bien la famosa frase de Titchener Actualmente, las cosas han ido cambiando. Si bien la famosa frase de Titchener
de 1908 “... la doctrina de la atención es el nervio de cualquier sistema psicológico com- de 1908 “... la doctrina de la atención es el nervio de cualquier sistema psicológico com-
pleto, y así como la juzguen los hombres, así serán juzgados posteriormente por el tri- pleto, y así como la juzguen los hombres, así serán juzgados posteriormente por el tri-
bunal de la psicología” (p. 139) no se llegó a hacer realidad, la psicología de la aten- bunal de la psicología” (p. 139) no se llegó a hacer realidad, la psicología de la aten-
ción cobró un nuevo auge con el surgimiento de la Teoría del Procesamiento de la ción cobró un nuevo auge con el surgimiento de la Teoría del Procesamiento de la
Información y nos encontramos con que ha ido abriéndose paulatinamente paso. De Información y nos encontramos con que ha ido abriéndose paulatinamente paso. De
hecho, la mayor parte de los manuales de Psicología Cognitiva sí incluyen un tema de hecho, la mayor parte de los manuales de Psicología Cognitiva sí incluyen un tema de
Atención. Atención.
En la actualidad nadie puede negar la importancia de la literatura atencional. En la actualidad nadie puede negar la importancia de la literatura atencional.
Algunos números de revistas especializadas le han concedido un gran papel. Un ejem- Algunos números de revistas especializadas le han concedido un gran papel. Un ejem-
plo es el nº 1 del volumen 56 del Psychological Research, denominado An International plo es el nº 1 del volumen 56 del Psychological Research, denominado An International
Journal of Perception, Cognition and Action, y que está dedicado en su totalidad al Journal of Perception, Cognition and Action, y que está dedicado en su totalidad al
tema de la atención visual selectiva. tema de la atención visual selectiva.
También en las útimas décadas la palabra atención no sólo comienza a aparecer También en las útimas décadas la palabra atención no sólo comienza a aparecer
con cierta relevancia en los títulos de revistas especializadas, sino en títulos de textos con cierta relevancia en los títulos de revistas especializadas, sino en títulos de textos
y manuales. Aun así, comienzan a ser los primeros intentos de un proyecto necesa- y manuales. Aun así, comienzan a ser los primeros intentos de un proyecto necesa-
rio, que es el de sistematizar conceptualmente todo lo relativo al campo de la psico- rio, que es el de sistematizar conceptualmente todo lo relativo al campo de la psico-
logía de la atención. Eso es lo que vamos a intentar hacer en este libro. logía de la atención. Eso es lo que vamos a intentar hacer en este libro.
Cuando se me ofreció la oportunidad de elaborar un manual de psicología de la Cuando se me ofreció la oportunidad de elaborar un manual de psicología de la
atención, la idea me pareció un reto de lo más atractivo por la escasa literatura siste- atención, la idea me pareció un reto de lo más atractivo por la escasa literatura siste-
12 Psicología de la atención 12 Psicología de la atención

mática que hay en este campo. Mientras que ya hay una cierta tradición en la elabo- mática que hay en este campo. Mientras que ya hay una cierta tradición en la elabo-
ración de manuales sobre los restantes procesos psicológicos, este fenómeno no ha ración de manuales sobre los restantes procesos psicológicos, este fenómeno no ha
tenido lugar hasta ahora con el tema que a nosotros nos ocupa. Quiero manifestar tenido lugar hasta ahora con el tema que a nosotros nos ocupa. Quiero manifestar
que no ha sido una empresa fácil. Pero no por ello ha dejado de ser apasionante. Y que no ha sido una empresa fácil. Pero no por ello ha dejado de ser apasionante. Y
como siempre ocurre cuando uno se lanza en un proyecto de cierta envergadura, el como siempre ocurre cuando uno se lanza en un proyecto de cierta envergadura, el
reto se concretiza con la ayuda y el ánimo de la gente que tiene alrededor. A todos reto se concretiza con la ayuda y el ánimo de la gente que tiene alrededor. A todos
ellos les agradezco enormemente el ánimo y la colaboración brindadas a lo largo del ellos les agradezco enormemente el ánimo y la colaboración brindadas a lo largo del
tiempo destinado a la elaboración del trabajo. A mi familia y a mis compañeros de tiempo destinado a la elaboración del trabajo. A mi familia y a mis compañeros de
área y, muy especialmente a Agustín Romero, a José Manuel Campos y a Lucy Saurín, área y, muy especialmente a Agustín Romero, a José Manuel Campos y a Lucy Saurín,
cuya ayuda en los últimos días de elaboración del libro ha sido inestimable. cuya ayuda en los últimos días de elaboración del libro ha sido inestimable.
Finalmente, no quiero dejar de expresar públicamente que este libro comenzó a Finalmente, no quiero dejar de expresar públicamente que este libro comenzó a
ser elaborado en los momentos más duros que a la autora le ha tocado vivir perso- ser elaborado en los momentos más duros que a la autora le ha tocado vivir perso-
nalmente. Esto hará que sea la obra más cercana de cuantas pueda escribir, sobre todo nalmente. Esto hará que sea la obra más cercana de cuantas pueda escribir, sobre todo
al recordar el... amor, en definitiva, que una persona moribunda pudo ofrecerle para al recordar el... amor, en definitiva, que una persona moribunda pudo ofrecerle para
que la obra llegara a buen puerto. A mi madre, gracias por ello, y por muchas cosas que la obra llegara a buen puerto. A mi madre, gracias por ello, y por muchas cosas
más. más.
CAPÍTULO 1 CAPÍTULO 1

DEFINICIÓN Y CONCEPTO DEFINICIÓN Y CONCEPTO

1.1. Introducción 1.1. Introducción

Los seres humanos nos adaptamos continuamente al medio ambiente mediante Los seres humanos nos adaptamos continuamente al medio ambiente mediante
las conductas y actividades mentales que desarrollamos. Ello se consigue gracias a la las conductas y actividades mentales que desarrollamos. Ello se consigue gracias a la
actuación conjunta e interactiva de diversos mecanismos, procesos y operaciones: per- actuación conjunta e interactiva de diversos mecanismos, procesos y operaciones: per-
cepción, representación, atención, aprendizaje, memoria, inteligencia, etc. cepción, representación, atención, aprendizaje, memoria, inteligencia, etc.
Cada uno de estos procesos tiene una función específica y concreta. Por ejemplo, Cada uno de estos procesos tiene una función específica y concreta. Por ejemplo,
gracias a los procesos perceptivos recibimos información del medio ambiente y la gracias a los procesos perceptivos recibimos información del medio ambiente y la
procesamos para darle una significación concreta; mediante los procesos de memo- procesamos para darle una significación concreta; mediante los procesos de memo-
ria retenemos nuestras experiencias y conocimientos, y somos capaces de evocarlos ria retenemos nuestras experiencias y conocimientos, y somos capaces de evocarlos
bajo ciertas circunstancias; etc. Dentro de este contexto, ¿cuál es el papel de la aten- bajo ciertas circunstancias; etc. Dentro de este contexto, ¿cuál es el papel de la aten-
ción? ción?
En términos generales podemos afirmar que cuando los procesos atencionales se En términos generales podemos afirmar que cuando los procesos atencionales se
ponen en marcha somos más receptivos a los sucesos del ambiente y desempeñamos ponen en marcha somos más receptivos a los sucesos del ambiente y desempeñamos
más eficazmente una actividad o tarea, aunque ésta exija esfuerzo. El medio ambien- más eficazmente una actividad o tarea, aunque ésta exija esfuerzo. El medio ambien-
te se caracteriza por ser generalmente complejo, puesto que incluye una gran canti- te se caracteriza por ser generalmente complejo, puesto que incluye una gran canti-
dad de información a la que debemos atender y, en ocasiones, nos exige responder a dad de información a la que debemos atender y, en ocasiones, nos exige responder a
más de una información de forma simultánea: por ejemplo, mientras la televisión está más de una información de forma simultánea: por ejemplo, mientras la televisión está
funcionando, mantenemos una conversación y estamos simultáneamente planchan- funcionando, mantenemos una conversación y estamos simultáneamente planchan-
do, estudiando, o intentado ajustar una pieza del despertador que se nos ha roto; nos do, estudiando, o intentado ajustar una pieza del despertador que se nos ha roto; nos
ponemos a estudiar y, si es necesario, nos mantenemos concentrados delante del libro ponemos a estudiar y, si es necesario, nos mantenemos concentrados delante del libro
durante bastante tiempo. durante bastante tiempo.
¿Cómo conseguimos llevar a cabo todas estas actividades tan diversas al mismo ¿Cómo conseguimos llevar a cabo todas estas actividades tan diversas al mismo
tiempo? Y, lo que es más interesante, ¿qué tienen en común para poder decir que tiempo? Y, lo que es más interesante, ¿qué tienen en común para poder decir que
todas ellas se relacionan con una actividad psicológica que denominamos atención? todas ellas se relacionan con una actividad psicológica que denominamos atención?
A continuación, vamos a intentar dar respuesta a ésta y otras preguntas. A continuación, vamos a intentar dar respuesta a ésta y otras preguntas.
14 Psicología de la atención 14 Psicología de la atención

1.2. Definición y concepto 1.2. Definición y concepto

1.2.1. Definición de atención 1.2.1. Definición de atención

En términos generales, vamos a definir la atención como un mecanismo que pone En términos generales, vamos a definir la atención como un mecanismo que pone
en marcha una serie de procesos u operaciones gracias a los cuales, y como ya hemos en marcha una serie de procesos u operaciones gracias a los cuales, y como ya hemos
indicado en la introducción, somos más receptivos a los sucesos del ambiente y lle- indicado en la introducción, somos más receptivos a los sucesos del ambiente y lle-
vamos a cabo una gran cantidad de tareas de forma más eficaz. Pero, ¿cuáles son estos vamos a cabo una gran cantidad de tareas de forma más eficaz. Pero, ¿cuáles son estos
procesos o mecanismos de funcionamiento? Los procesos implicados pueden ser de procesos o mecanismos de funcionamiento? Los procesos implicados pueden ser de
tres tipos; a saber: tres tipos; a saber:

1) Los procesos selectivos, que se activan cuando el ambiente nos exige dar res- 1) Los procesos selectivos, que se activan cuando el ambiente nos exige dar res-
puesta a un solo estímulo o tarea en presencia de otros estímulos o tareas varia- puesta a un solo estímulo o tarea en presencia de otros estímulos o tareas varia-
dos y diversos. Por ejemplo, centrarnos en lo que dice nuestro profesor en cla- dos y diversos. Por ejemplo, centrarnos en lo que dice nuestro profesor en cla-
se y no en la conversación que paralelamente tiene lugar en el pasillo. se y no en la conversación que paralelamente tiene lugar en el pasillo.
2) Los procesos de distribución, que se ponen en marcha cuando el ambiente nos 2) Los procesos de distribución, que se ponen en marcha cuando el ambiente nos
exige atender a varias cosas a la vez y no, como en el caso anterior, centrarnos exige atender a varias cosas a la vez y no, como en el caso anterior, centrarnos
en un único aspecto del ambiente. Uno de los casos más ejemplificadores de en un único aspecto del ambiente. Uno de los casos más ejemplificadores de
esta situación es la actividad de conducir: mientras vamos conduciendo habla- esta situación es la actividad de conducir: mientras vamos conduciendo habla-
mos con nuestro acompañante, miramos por el espejo retrovisor para com- mos con nuestro acompañante, miramos por el espejo retrovisor para com-
probar si alguien quiere adelantarnos, tenemos que controlar el movimiento probar si alguien quiere adelantarnos, tenemos que controlar el movimiento
de los pedales y la palanca de marchas, etc. de los pedales y la palanca de marchas, etc.
3) Los procesos de mantenimiento o sostenimiento de la atención, que se produ- 3) Los procesos de mantenimiento o sostenimiento de la atención, que se produ-
cen cuando tenemos que concentrarnos en una tarea durante períodos de tiem- cen cuando tenemos que concentrarnos en una tarea durante períodos de tiem-
po relativamente amplios. Un ejemplo típico en el que el sujeto ha de estar po relativamente amplios. Un ejemplo típico en el que el sujeto ha de estar
atento durante mucho tiempo es la actividad desarrollada por un controlador atento durante mucho tiempo es la actividad desarrollada por un controlador
aéreo. aéreo.

Desde este punto de vista, vamos a definir la atención como el mecanismo impli- Desde este punto de vista, vamos a definir la atención como el mecanismo impli-
cado directamente en la activación y el funcionamiento de los procesos y/u operacio- cado directamente en la activación y el funcionamiento de los procesos y/u operacio-
nes de selección, distribución y mantenimiento de la actividad psicológica. nes de selección, distribución y mantenimiento de la actividad psicológica.
Para que estos mecanismos atencionales se pongan en marcha, se desarrollen ade- Para que estos mecanismos atencionales se pongan en marcha, se desarrollen ade-
cuadamente y estén sometidos al control del sujeto, es necesario que utilicemos deter- cuadamente y estén sometidos al control del sujeto, es necesario que utilicemos deter-
minados pasos y/o procedimientos que reciben el nombre de estrategias atencionales. minados pasos y/o procedimientos que reciben el nombre de estrategias atencionales.
No todo el mundo tiene la misma capacidad para saber utilizar dichas estrategias No todo el mundo tiene la misma capacidad para saber utilizar dichas estrategias
de forma adecuada. Hay personas que se concentran mejor que otras, hay quienes se de forma adecuada. Hay personas que se concentran mejor que otras, hay quienes se
distraen fácilmente, a otras personas les cuesta realizar dos actividades al mismo tiem- distraen fácilmente, a otras personas les cuesta realizar dos actividades al mismo tiem-
po, etc. Este hecho nos lleva a enfatizar un segundo aspecto importante a la hora de po, etc. Este hecho nos lleva a enfatizar un segundo aspecto importante a la hora de
definir la atención; a saber, que ésta es una habilidad o capacidad que cada persona definir la atención; a saber, que ésta es una habilidad o capacidad que cada persona
poseemos, y que existen diferencias individuales en nuestra capacidad para atender. poseemos, y que existen diferencias individuales en nuestra capacidad para atender.
Ahora bien, una de las características más importantes de estas estrategias es que no Ahora bien, una de las características más importantes de estas estrategias es que no
son innatas, sino aprendidas. Esto es importante de tener en cuenta, no sólo porque son innatas, sino aprendidas. Esto es importante de tener en cuenta, no sólo porque
se pueden modificar y mejorar con la práctica, sino porque posiblemente podamos se pueden modificar y mejorar con la práctica, sino porque posiblemente podamos
desarrollar estrategias encaminadas a mejorar el funcionamiento de los distintos meca- desarrollar estrategias encaminadas a mejorar el funcionamiento de los distintos meca-
nismos de atención, los factores que la mediatizan, así como la forma de controlarla. nismos de atención, los factores que la mediatizan, así como la forma de controlarla.
Capítulo 1: Definición y concepto 15 Capítulo 1: Definición y concepto 15

Esta posibilidad de automodificación se conoce con el nombre de metaatención, y las Esta posibilidad de automodificación se conoce con el nombre de metaatención, y las
estrategias destinadas a conocer y desarrollar mejor estos componentes se denomi- estrategias destinadas a conocer y desarrollar mejor estos componentes se denomi-
nan estrategias metaatencionales. nan estrategias metaatencionales.

Así pues, nos encontramos con que a la hora de definir la atención existen, al Así pues, nos encontramos con que a la hora de definir la atención existen, al
menos, dos dimensiones: menos, dos dimensiones:

a) La atención entendida como un mecanismo que activa determinadas opera- a) La atención entendida como un mecanismo que activa determinadas opera-
ciones o procesos de funcionamiento. ciones o procesos de funcionamiento.
b) La atención como una habilidad que se compone de una serie de estrategias b) La atención como una habilidad que se compone de una serie de estrategias
encaminadas a la optimización del uso de dichos procesos. encaminadas a la optimización del uso de dichos procesos.

Nosotros nos vamos a centrar especialmente en la primera de estas dimensiones, Nosotros nos vamos a centrar especialmente en la primera de estas dimensiones,
puesto que la obra se enmarca en el contexto de la psicología básica y experimental. puesto que la obra se enmarca en el contexto de la psicología básica y experimental.
No obstante, en ocasiones retomaremos y analizaremos también la segunda de ellas. No obstante, en ocasiones retomaremos y analizaremos también la segunda de ellas.

1.2.2. El lugar de la atención en el sistema cognitivo: su relación con otros procesos 1.2.2. El lugar de la atención en el sistema cognitivo: su relación con otros procesos
cognitivos cognitivos

Hemos indicado anteriormente que la actividad psicológica se caracteriza por el Hemos indicado anteriormente que la actividad psicológica se caracteriza por el
funcionamiento conjunto e interactivo de los distintos mecanismos y procesos entre funcionamiento conjunto e interactivo de los distintos mecanismos y procesos entre
los cuales se encuentra la atención. Cada uno de ellos tiene una serie de funciones los cuales se encuentra la atención. Cada uno de ellos tiene una serie de funciones
concretas y específicas, y en el apartado anterior hemos mencionado brevemente cuá- concretas y específicas, y en el apartado anterior hemos mencionado brevemente cuá-
les son las de los mecanismos atencionales. les son las de los mecanismos atencionales.
Pero, por otra parte, la atención no funciona de una manera aislada, sino que se Pero, por otra parte, la atención no funciona de una manera aislada, sino que se
relaciona directamente con los restantes procesos psicológicos. Los más estudiados relaciona directamente con los restantes procesos psicológicos. Los más estudiados
han sido la percepción, la memoria, la inteligencia, la motivación y la emoción. La han sido la percepción, la memoria, la inteligencia, la motivación y la emoción. La
relación que se ha establecido entre atención y cada uno de ellos ha sido muy varia- relación que se ha establecido entre atención y cada uno de ellos ha sido muy varia-
da. En el caso de la motivación y de la emoción, ambas determinan qué aspectos del da. En el caso de la motivación y de la emoción, ambas determinan qué aspectos del
ambiente se atiende de forma prioritaria y por lo tanto han sido consideradas como ambiente se atiende de forma prioritaria y por lo tanto han sido consideradas como
factores determinantes de la atención, tal y como veremos posteriormente. factores determinantes de la atención, tal y como veremos posteriormente.
Con respecto a los procesos cognitivos, el que más estrechamente se ha vincula- Con respecto a los procesos cognitivos, el que más estrechamente se ha vincula-
do con la atención ha sido la percepción. La atención se ha concebido en muchas oca- do con la atención ha sido la percepción. La atención se ha concebido en muchas oca-
siones como una propiedad o atributo de la percepción gracias al cual seleccionamos siones como una propiedad o atributo de la percepción gracias al cual seleccionamos
más eficazmente la información que es relevante para el organismo. Esta propiedad más eficazmente la información que es relevante para el organismo. Esta propiedad
selectiva de la percepción produce dos efectos principales: selectiva de la percepción produce dos efectos principales:

1) Que se perciban los objetos con mayor claridad. Ésta fue la postura general- 1) Que se perciban los objetos con mayor claridad. Ésta fue la postura general-
mente adoptada por la psicología científica de finales del siglo XIX, y aún hoy mente adoptada por la psicología científica de finales del siglo XIX, y aún hoy
día persiste en buena parte de modelos teóricos, sobre todo en el ámbito de la día persiste en buena parte de modelos teóricos, sobre todo en el ámbito de la
atención visual. atención visual.
2) Que la experiencia perceptiva no se presente de forma desorganizada sino que, 2) Que la experiencia perceptiva no se presente de forma desorganizada sino que,
al excluir y seleccionar datos, éstos se organicen en términos de fondo y figura. al excluir y seleccionar datos, éstos se organicen en términos de fondo y figura.
16 Psicología de la atención 16 Psicología de la atención

Por lo que respecta a la inteligencia, ya en 1890 James afirmaba que las personas Por lo que respecta a la inteligencia, ya en 1890 James afirmaba que las personas
de mayor capacidad intelectual también tenían una mayor capacidad para prestar aten- de mayor capacidad intelectual también tenían una mayor capacidad para prestar aten-
ción. Hoy, por el contrario, la postura más general es afirmar que la atención puede ser ción. Hoy, por el contrario, la postura más general es afirmar que la atención puede ser
conceptualizada como un componente estructural de la inteligencia. Por ejemplo, la conceptualizada como un componente estructural de la inteligencia. Por ejemplo, la
capacidad que un sujeto tiene de reorientar con cierta rapidez su atención y la capaci- capacidad que un sujeto tiene de reorientar con cierta rapidez su atención y la capaci-
dad de atender a más de un estímulo a la vez se consideran componentes importantes dad de atender a más de un estímulo a la vez se consideran componentes importantes
de la inteligencia. Desde este punto de vista (véase, por ejemplo, Stankov, 1983, 1987): de la inteligencia. Desde este punto de vista (véase, por ejemplo, Stankov, 1983, 1987):

1) Los procesos atencionales no sólo seleccionan la información perceptual entran- 1) Los procesos atencionales no sólo seleccionan la información perceptual entran-
te, sino que también intervienen en el procesamiento activo de ésta. te, sino que también intervienen en el procesamiento activo de ésta.
2) Atención e inteligencia se definen en términos de habilidad para manejar una 2) Atención e inteligencia se definen en términos de habilidad para manejar una
gran cantidad de información. Carr (1984), por ejemplo, afirma que la atención gran cantidad de información. Carr (1984), por ejemplo, afirma que la atención
es un proceso ejecutivo implicado en la selección de metas, la planificación de es un proceso ejecutivo implicado en la selección de metas, la planificación de
las secuencias de las operaciones necesarias para alcanzar dichas metas y en la las secuencias de las operaciones necesarias para alcanzar dichas metas y en la
ejecución de esas secuencias. ejecución de esas secuencias.

Consideramos que esta idea es importante de señalar porque el estrecho vínculo Consideramos que esta idea es importante de señalar porque el estrecho vínculo
que desde el inicio de la psicología científica ha existido entre atención y percepción que desde el inicio de la psicología científica ha existido entre atención y percepción
ha hecho que la primera haya sido estudiada sobre todo en las primeras fases del pro- ha hecho que la primera haya sido estudiada sobre todo en las primeras fases del pro-
cesamiento, es decir, en el momento de análisis de la información. Pero volvemos a cesamiento, es decir, en el momento de análisis de la información. Pero volvemos a
insistir en la idea de que la atención actúa a lo largo de todas las etapas del procesa- insistir en la idea de que la atención actúa a lo largo de todas las etapas del procesa-
miento. miento.
Éste es el punto de vista de las concepciones más actuales de la atención, según Éste es el punto de vista de las concepciones más actuales de la atención, según
las cuales ésta actúa como un mecanismo vertical que articula los distintos procesos las cuales ésta actúa como un mecanismo vertical que articula los distintos procesos
psicológicos y que ejerce una función de control sobre ellos (Tudela, 1992; Roselló y psicológicos y que ejerce una función de control sobre ellos (Tudela, 1992; Roselló y
Mir, 1996; Ruiz-Vargas y Botella, 1987). Las funciones específicas más importantes Mir, 1996; Ruiz-Vargas y Botella, 1987). Las funciones específicas más importantes
de dicho mecanismo serían las siguientes: de dicho mecanismo serían las siguientes:

1) Ser más receptivos a los sucesos del ambiente. 1) Ser más receptivos a los sucesos del ambiente.
2) Llevar a cabo un adecuado análisis de la realidad. 2) Llevar a cabo un adecuado análisis de la realidad.
3) Facilitar la activación y el funcionamiento de otros procesos psicológicos. 3) Facilitar la activación y el funcionamiento de otros procesos psicológicos.
4) Ejecutar eficazmente las tareas, sobre todo aquellas que exigen esfuerzo. 4) Ejecutar eficazmente las tareas, sobre todo aquellas que exigen esfuerzo.

1.2.3. El proceso atencional. Un ejemplo típico: la respuesta de orientación (RO) 1.2.3. El proceso atencional. Un ejemplo típico: la respuesta de orientación (RO)

Desde el momento en que los mecanismos atencionales se ponen en marcha, la Desde el momento en que los mecanismos atencionales se ponen en marcha, la
actividad atencional pasa por tres momentos: inicio, mantenimiento y cese. actividad atencional pasa por tres momentos: inicio, mantenimiento y cese.
La fase de inicio, también conocida con el nombre de captación de la atención, tie- La fase de inicio, también conocida con el nombre de captación de la atención, tie-
ne lugar, o bien cuando se producen ciertos cambios en la estimulación ambiental, o ne lugar, o bien cuando se producen ciertos cambios en la estimulación ambiental, o
bien cuando comenzamos la ejecución de una tarea. En el primero de los casos, las bien cuando comenzamos la ejecución de una tarea. En el primero de los casos, las
propias características de los objetos (color, tamaño, novedad; véase apartado 1.4.1) propias características de los objetos (color, tamaño, novedad; véase apartado 1.4.1)
captan involuntariamente nuestra atención, y la manifestación conductual más típica captan involuntariamente nuestra atención, y la manifestación conductual más típica
suele ser la orientación de los receptores sensoriales a la fuente de estimulación; en suele ser la orientación de los receptores sensoriales a la fuente de estimulación; en
el segundo, según el tipo de habilidades y/o destrezas que demande dicha tarea, se el segundo, según el tipo de habilidades y/o destrezas que demande dicha tarea, se
Capítulo 1: Definición y concepto 17 Capítulo 1: Definición y concepto 17

activarán unas u otras estrategias atencionales. El estudio de la fase de captación de activarán unas u otras estrategias atencionales. El estudio de la fase de captación de
la atención ha sido una de las áreas que mayor interés ha suscitado en la investiga- la atención ha sido una de las áreas que mayor interés ha suscitado en la investiga-
ción psicológica, y de hecho el concepto de orientación ha sido considerado como una ción psicológica, y de hecho el concepto de orientación ha sido considerado como una
de las propiedades más importantes de la atención (véase, por ejemplo, Ruff, 1990; de las propiedades más importantes de la atención (véase, por ejemplo, Ruff, 1990;
Sampascual, 1985). Sampascual, 1985).
Hay ocasiones en que ciertos objetos captan nuestra atención, pero inmediata- Hay ocasiones en que ciertos objetos captan nuestra atención, pero inmediata-
mente dejamos de atenderlos. Sin embargo, para poder procesar la información que mente dejamos de atenderlos. Sin embargo, para poder procesar la información que
se nos presenta, o para poder desarrollar eficazmente una tarea, la atención ha de se nos presenta, o para poder desarrollar eficazmente una tarea, la atención ha de
permanecer focalizada durante un cierto tiempo. Se considera que el mantenimiento permanecer focalizada durante un cierto tiempo. Se considera que el mantenimiento
de la atención comienza cuando han transcurrido 4-5 segundos desde que se inicia la de la atención comienza cuando han transcurrido 4-5 segundos desde que se inicia la
fase de captación. La duración de este período de tiempo es, por supuesto, variable. fase de captación. La duración de este período de tiempo es, por supuesto, variable.
Ahora bien, cuando el período de tiempo es considerablemente amplio, entonces Ahora bien, cuando el período de tiempo es considerablemente amplio, entonces
hablamos de atención sostenida. hablamos de atención sostenida.
Finalmente, por mucho tiempo que mantengamos nuestra atención en una infor- Finalmente, por mucho tiempo que mantengamos nuestra atención en una infor-
mación o en una actividad, llega un momento en que se produce un cese de la atención. mación o en una actividad, llega un momento en que se produce un cese de la atención.
Esta fase tiene lugar, como su propio nombre indica, cuando desaparece la atención pres- Esta fase tiene lugar, como su propio nombre indica, cuando desaparece la atención pres-
tada a un objeto, o cuando dejamos de concentrarnos en la tarea que estábamos desem- tada a un objeto, o cuando dejamos de concentrarnos en la tarea que estábamos desem-
peñando. A nivel perceptivo, una de las manifestaciones más claras de cese de la aten- peñando. A nivel perceptivo, una de las manifestaciones más claras de cese de la aten-
ción tiene lugar cuando los objetos se presentan en el ambiente de forma repetida. En ción tiene lugar cuando los objetos se presentan en el ambiente de forma repetida. En
estos casos, la sensibilidad neural del organismo disminuye, y se manifiesta una falta de estos casos, la sensibilidad neural del organismo disminuye, y se manifiesta una falta de
interés para seguir prestando atención al objeto. A nivel de respuesta, si la tarea ha sido interés para seguir prestando atención al objeto. A nivel de respuesta, si la tarea ha sido
excesivamente larga y hemos mantenido la atención mucho tiempo, uno de los efectos excesivamente larga y hemos mantenido la atención mucho tiempo, uno de los efectos
más típicos es la sensación de cansancio y fatiga. Si además, la tarea era monótona, la más típicos es la sensación de cansancio y fatiga. Si además, la tarea era monótona, la
sensación de fatiga va acompañada de la de aburrimiento. sensación de fatiga va acompañada de la de aburrimiento.
Una de las respuestas atencionales donde mejor se observa la secuenciación del pro- Una de las respuestas atencionales donde mejor se observa la secuenciación del pro-
ceso atencional es la conocida con el nombre de respuesta de orientación. Dicha res- ceso atencional es la conocida con el nombre de respuesta de orientación. Dicha res-
puesta, también conocida con el nombre de conducta de orientación o reflejo de orien- puesta, también conocida con el nombre de conducta de orientación o reflejo de orien-
tación (RO) se define como la primera reacción del organismo ante aquellos estímulos tación (RO) se define como la primera reacción del organismo ante aquellos estímulos
que son nuevos o significativos para él. En estos casos, el organismo presenta un patrón que son nuevos o significativos para él. En estos casos, el organismo presenta un patrón
característico de cambios esqueléticos, hormonales y fisiológicos, llamados en ocasiones característico de cambios esqueléticos, hormonales y fisiológicos, llamados en ocasiones
componentes de la RO (Martínez-Selva, 1984), tales como orientar el cuerpo hacia la componentes de la RO (Martínez-Selva, 1984), tales como orientar el cuerpo hacia la
fuente concreta de estimulación –los perros y gatos, por ejemplo, levantan las orejas o fuente concreta de estimulación –los perros y gatos, por ejemplo, levantan las orejas o
dirigen la cabeza–, interrumpir otras posibles acciones que se estén haciendo en ese mis- dirigen la cabeza–, interrumpir otras posibles acciones que se estén haciendo en ese mis-
mo momento, aumentar el tamaño de la pupila, la tasa cardíaca se enlentece en un pri- mo momento, aumentar el tamaño de la pupila, la tasa cardíaca se enlentece en un pri-
mer momento y justo a continuación se acelera, etc. Dichas manifestaciones siempre son mer momento y justo a continuación se acelera, etc. Dichas manifestaciones siempre son
las mismas, es decir, independientes del tipo de fuente estimular que la suscita. Por ello, las mismas, es decir, independientes del tipo de fuente estimular que la suscita. Por ello,
se dice que la RO es inespecífica respecto al tipo de estimulación que la provoca. Sin se dice que la RO es inespecífica respecto al tipo de estimulación que la provoca. Sin
embargo, la magnitud con que se producen estas manifestaciones, medida a través de la embargo, la magnitud con que se producen estas manifestaciones, medida a través de la
latencia y la duración de los distintos componentes de dicha respuesta, puede variar de latencia y la duración de los distintos componentes de dicha respuesta, puede variar de
un caso a otro. un caso a otro.
La RO ha sido directamente implicada en diversos procesos psicológicos tales como La RO ha sido directamente implicada en diversos procesos psicológicos tales como
la percepción y el condicionamiento (véase, por ejemplo, Cousins, 1976; Luria y Homs- la percepción y el condicionamiento (véase, por ejemplo, Cousins, 1976; Luria y Homs-
kaya, 1970; Lynn, 1966; Maltzman, Langdon, Pendery y Wolff, 1977; Martínez-Selva, kaya, 1970; Lynn, 1966; Maltzman, Langdon, Pendery y Wolff, 1977; Martínez-Selva,
1981; Razran, 1961, 1971). Pero nadie duda que es una respuesta eminentemente aten- 1981; Razran, 1961, 1971). Pero nadie duda que es una respuesta eminentemente aten-
cional. ¿Cómo ha sido estudiada en el ámbito de la psicología de la atención? cional. ¿Cómo ha sido estudiada en el ámbito de la psicología de la atención?
18 Psicología de la atención 18 Psicología de la atención

La mayoría de los modelos atencionales que han estudiado la RO destacan su La mayoría de los modelos atencionales que han estudiado la RO destacan su
carácter exploratorio, selectivo y no pasivo. Los primeros modelos han considerado carácter exploratorio, selectivo y no pasivo. Los primeros modelos han considerado
que este tipo de respuesta está directamente relacionada con los procesos de orien- que este tipo de respuesta está directamente relacionada con los procesos de orien-
tación que forman parte de los mecanismos selectivos de la atención. Sokolov (1963), tación que forman parte de los mecanismos selectivos de la atención. Sokolov (1963),
por ejemplo, afirma que su función básica es la de aumentar la sensibilidad de los por ejemplo, afirma que su función básica es la de aumentar la sensibilidad de los
receptores sensoriales, permitiendo así al organismo ser más receptivo a los cambios receptores sensoriales, permitiendo así al organismo ser más receptivo a los cambios
ambientales detectados y concentrarse en aquellos que son más relevantes. Por su ambientales detectados y concentrarse en aquellos que son más relevantes. Por su
parte, Waters y Wright (1979) han elaborado un modelo según el cual la RO tiene dos parte, Waters y Wright (1979) han elaborado un modelo según el cual la RO tiene dos
componentes: un primero que facilita la entrada de la información sensorial y prepa- componentes: un primero que facilita la entrada de la información sensorial y prepa-
ra al organismo para procesar eficazmente dicha información o ponerse en marcha, ra al organismo para procesar eficazmente dicha información o ponerse en marcha,
y un segundo que tiene como objetivo regular la inhibición de respuestas cuando la y un segundo que tiene como objetivo regular la inhibición de respuestas cuando la
estimulación que aparece es irrelevante. estimulación que aparece es irrelevante.
Por otra parte, a partir de los años 70 han surgido diversos modelos que han inten- Por otra parte, a partir de los años 70 han surgido diversos modelos que han inten-
tado delimitar el papel de la RO en el procesamiento de la información. Por ejemplo, tado delimitar el papel de la RO en el procesamiento de la información. Por ejemplo,
las teorías de recursos atencionales (véase Capítulo 3) postulan que su función bási- las teorías de recursos atencionales (véase Capítulo 3) postulan que su función bási-
ca es evaluar hasta qué punto es pertinente asignar recursos a los estímulos nuevos ca es evaluar hasta qué punto es pertinente asignar recursos a los estímulos nuevos
y/o significativos (Dawson, Filion y Schell, 1989; Öhman, 1979). Según esta hipótesis, y/o significativos (Dawson, Filion y Schell, 1989; Öhman, 1979). Según esta hipótesis,
el organismo cuenta con una serie de mecanismos preatencionales que detectan y eva- el organismo cuenta con una serie de mecanismos preatencionales que detectan y eva-
lúan los estímulos de forma automática y sin requerir atención consciente. Ahora lúan los estímulos de forma automática y sin requerir atención consciente. Ahora
bien, si este mecanismo preatencional identifica un estímulo como nuevo o significa- bien, si este mecanismo preatencional identifica un estímulo como nuevo o significa-
tivo, se produce una “llamada” a los recursos centrales de procesamiento y se inicia tivo, se produce una “llamada” a los recursos centrales de procesamiento y se inicia
la RO. Por su parte, Spinks, Blowers y Shek (1985) postulan incluso que la RO no la RO. Por su parte, Spinks, Blowers y Shek (1985) postulan incluso que la RO no
sólo facilita el procesamiento de los estímulos que la suscitan, sino que es capaz de sólo facilita el procesamiento de los estímulos que la suscitan, sino que es capaz de
facilitar también el procesamiento de acontecimientos futuros. facilitar también el procesamiento de acontecimientos futuros.
Una característica importante de la RO es que presenta un patrón conductual bas- Una característica importante de la RO es que presenta un patrón conductual bas-
tante sistemático en el que se evidencia con bastante claridad lo que hemos denomi- tante sistemático en el que se evidencia con bastante claridad lo que hemos denomi-
nado proceso atencional. Pues bien, ¿cómo podríamos describir el proceso de inicio, nado proceso atencional. Pues bien, ¿cómo podríamos describir el proceso de inicio,
mantenimiento y cese de la RO? mantenimiento y cese de la RO?
El inicio de la RO viene determinado fundamentalmente, como ya hemos indi- El inicio de la RO viene determinado fundamentalmente, como ya hemos indi-
cado, por el carácter de novedad y significación que tiene un estímulo. De hecho, cuan- cado, por el carácter de novedad y significación que tiene un estímulo. De hecho, cuan-
to más novedoso y/o significativo es un estímulo, más intensa es la RO. También la to más novedoso y/o significativo es un estímulo, más intensa es la RO. También la
intensidad es un factor desencadenante de relevancia en el desencadenamiento de intensidad es un factor desencadenante de relevancia en el desencadenamiento de
la RO, y también en este caso, cuanto más intenso es un estímulo, mayor magnitud la RO, y también en este caso, cuanto más intenso es un estímulo, mayor magnitud
presenta la RO. presenta la RO.
Ahora bien, si un estímulo novedoso, significativo o intenso se presenta repeti- Ahora bien, si un estímulo novedoso, significativo o intenso se presenta repeti-
das veces, el efecto inmediato es que tiene lugar una disminución en la intensidad de das veces, el efecto inmediato es que tiene lugar una disminución en la intensidad de
la RO hasta llegar a su desaparición. Se dice entonces que tiene lugar el fenómeno la RO hasta llegar a su desaparición. Se dice entonces que tiene lugar el fenómeno
conocido con el nombre de habituación. Una de las manifestaciones más importan- conocido con el nombre de habituación. Una de las manifestaciones más importan-
tes del fenómeno de habituación es que se produce una disminución de la sensibili- tes del fenómeno de habituación es que se produce una disminución de la sensibili-
dad neural, lo cual significa que el organismo no deja en realidad de seguir proce- dad neural, lo cual significa que el organismo no deja en realidad de seguir proce-
sando el estímulo; pero desde un punto de vista atencional tal vez la característica sando el estímulo; pero desde un punto de vista atencional tal vez la característica
más importante de la habituación sea que hay una pérdida de interés por el estímulo más importante de la habituación sea que hay una pérdida de interés por el estímulo
y, por lo tanto, tiende a ignorarse. y, por lo tanto, tiende a ignorarse.
Hemos visto qué factores influyen directamente en el desencadenamiento de la RO. Hemos visto qué factores influyen directamente en el desencadenamiento de la RO.
Pero también existen distintas variables que hacen que esta respuesta se mantenga más Pero también existen distintas variables que hacen que esta respuesta se mantenga más
Capítulo 1: Definición y concepto 19 Capítulo 1: Definición y concepto 19

o menos tiempo cuando aparecen los estímulos novedosos y/o significativos y, en con- o menos tiempo cuando aparecen los estímulos novedosos y/o significativos y, en con-
secuencia, el fenómeno de habituación aparezca antes o después. En concreto: secuencia, el fenómeno de habituación aparezca antes o después. En concreto:

1) La intensidad del estímulo es un factor importante en el desencadenamiento 1) La intensidad del estímulo es un factor importante en el desencadenamiento
tanto de la RO como de la habituación, ya que los estímulos intensos produ- tanto de la RO como de la habituación, ya que los estímulos intensos produ-
cen respuestas de orientación también intensas y, en consecuencia, menos habi- cen respuestas de orientación también intensas y, en consecuencia, menos habi-
tuación. tuación.
2) También la frecuencia de aparición del estímulo es un factor importante. Si un 2) También la frecuencia de aparición del estímulo es un factor importante. Si un
estímulo es novedoso en la medida en que aparece de forma repentina, aque- estímulo es novedoso en la medida en que aparece de forma repentina, aque-
llos estímulos que se repiten mucho pueden provocar RO intensas pero tam- llos estímulos que se repiten mucho pueden provocar RO intensas pero tam-
bién producen habituación rápidamente. bién producen habituación rápidamente.
3) Este mismo fenómeno ocurre si tenemos en cuenta la variable ritmo de apari- 3) Este mismo fenómeno ocurre si tenemos en cuenta la variable ritmo de apari-
ción del estímulo: cuando los estímulos se presentan en intervalos temporales ción del estímulo: cuando los estímulos se presentan en intervalos temporales
muy regulares se produce antes el fenómeno de habituación. muy regulares se produce antes el fenómeno de habituación.

Finalmente, hay ocasiones en que, una vez finalizada la RO, pueden producirse Finalmente, hay ocasiones en que, una vez finalizada la RO, pueden producirse
dos fenómenos. El primero de ellos se conoce con el nombre de recuperación espon- dos fenómenos. El primero de ellos se conoce con el nombre de recuperación espon-
tánea, y suele producirse cuando de pronto se omite un estímulo que previamente ha tánea, y suele producirse cuando de pronto se omite un estímulo que previamente ha
estado siendo presentado a intervalos regulares. El segundo de ellos se conoce con el estado siendo presentado a intervalos regulares. El segundo de ellos se conoce con el
nombre de deshabituación, y tiene lugar cuando aparece la RO como consecuencia de nombre de deshabituación, y tiene lugar cuando aparece la RO como consecuencia de
la presentación de otro estímulo, generalmente mucho más intenso que el primero. la presentación de otro estímulo, generalmente mucho más intenso que el primero.

1.2.4. Características de la atención 1.2.4. Características de la atención

Las características más importantes de la atención son cuatro: tiene una determi- Las características más importantes de la atención son cuatro: tiene una determi-
nada amplitud, puede ser más o menos intensa, puede oscilar, y ejerce funciones de nada amplitud, puede ser más o menos intensa, puede oscilar, y ejerce funciones de
control. Veamos en qué consiste cada una de estas propiedades. control. Veamos en qué consiste cada una de estas propiedades.

• Amplitud • Amplitud

Mucha gente piensa que sólo puede atender a una cosa cada vez; pero ésta es una Mucha gente piensa que sólo puede atender a una cosa cada vez; pero ésta es una
creencia errónea. Existe una evidencia clara de que podemos atender al mismo tiem- creencia errónea. Existe una evidencia clara de que podemos atender al mismo tiem-
po a más de un evento, un proceso de decisión o una respuesta. El concepto de ampli- po a más de un evento, un proceso de decisión o una respuesta. El concepto de ampli-
tud o ámbito de la atención hace, pues, referencia, a: tud o ámbito de la atención hace, pues, referencia, a:

1) La cantidad de información que el organismo puede atender al mismo tiempo. 1) La cantidad de información que el organismo puede atender al mismo tiempo.
Por ejemplo, si presentamos visualmente una serie de 16 letras en un período Por ejemplo, si presentamos visualmente una serie de 16 letras en un período
muy breve de tiempo –tan sólo 50 milisegundos–, podemos percibir (atender a) muy breve de tiempo –tan sólo 50 milisegundos–, podemos percibir (atender a)
4 ó 5 letras simultáneamente. 4 ó 5 letras simultáneamente.
2) El número de tareas que podemos realizar simultáneamente. Incluso en el caso 2) El número de tareas que podemos realizar simultáneamente. Incluso en el caso
de llevar a cabo una sola tarea, hay veces que la cantidad de procesos impli- de llevar a cabo una sola tarea, hay veces que la cantidad de procesos impli-
cados en ella es muy grande y tenemos que utilizar varios al mismo tiempo. cados en ella es muy grande y tenemos que utilizar varios al mismo tiempo.
20 Psicología de la atención 20 Psicología de la atención

Ha sido muy numerosa la cantidad de investigaciones cuyo interés se ha centra- Ha sido muy numerosa la cantidad de investigaciones cuyo interés se ha centra-
do en conocer cuál es el ámbito de la atención (véase Capítulo 5). Nosotros no vamos do en conocer cuál es el ámbito de la atención (véase Capítulo 5). Nosotros no vamos
a detenernos ahora en ello. Tan sólo queremos indicar que dicho ámbito no es fijo a detenernos ahora en ello. Tan sólo queremos indicar que dicho ámbito no es fijo
sino variable, y que su tamaño depende de diversas variables. Por ejemplo, si tene- sino variable, y que su tamaño depende de diversas variables. Por ejemplo, si tene-
mos que realizar diversas actividades al mismo tiempo, el poder llevarlas todas a cabo mos que realizar diversas actividades al mismo tiempo, el poder llevarlas todas a cabo
de forma eficaz o sólo una parte de ellas depende de factores tales como el nivel de de forma eficaz o sólo una parte de ellas depende de factores tales como el nivel de
dificultad de cada una de las tareas. dificultad de cada una de las tareas.
Desde este punto de vista, la amplitud de la atención puede verse ampliada con- Desde este punto de vista, la amplitud de la atención puede verse ampliada con-
siderablemente gracias al papel que ejerce la práctica. Cuando un conductor es inex- siderablemente gracias al papel que ejerce la práctica. Cuando un conductor es inex-
perto le cuesta conducir, hablar con su acompañante y oír la radio en el coche al mis- perto le cuesta conducir, hablar con su acompañante y oír la radio en el coche al mis-
mo tiempo. Al cabo de un cierto tiempo y de conducir con relativa frecuencia bajo mo tiempo. Al cabo de un cierto tiempo y de conducir con relativa frecuencia bajo
esas circunstancias, podrá desarrollar eficazmente todas las tareas. esas circunstancias, podrá desarrollar eficazmente todas las tareas.

• Intensidad • Intensidad

Todos tenemos la experiencia de que, aun bajo las mismas circunstancias, unas Todos tenemos la experiencia de que, aun bajo las mismas circunstancias, unas
veces estamos más atentos y otras veces menos. Dicho fenómeno se conoce con el nom- veces estamos más atentos y otras veces menos. Dicho fenómeno se conoce con el nom-
bre de intensidad de la atención o tono atencional. La intensidad se define, pues, como bre de intensidad de la atención o tono atencional. La intensidad se define, pues, como
la cantidad de atención que prestamos a un objeto o tarea, y se caracteriza por estar la cantidad de atención que prestamos a un objeto o tarea, y se caracteriza por estar
relacionada directamente con el nivel de vigilia y alerta de un individuo: cuanto menos relacionada directamente con el nivel de vigilia y alerta de un individuo: cuanto menos
despiertos estemos menor es nuestro tono atencional; y por el contrario, cuando esta- despiertos estemos menor es nuestro tono atencional; y por el contrario, cuando esta-
mos bajo condiciones de alerta es cuando se intensifica dicho tono. mos bajo condiciones de alerta es cuando se intensifica dicho tono.
Un hecho importante es que la intensidad de la atención no siempre es la misma, si- Un hecho importante es que la intensidad de la atención no siempre es la misma, si-
no que puede variar de unas ocasiones a otras. Cuando se producen cambios de intensi- no que puede variar de unas ocasiones a otras. Cuando se producen cambios de intensi-
dad de la atención tiene lugar un fenómeno conocido con el nombre de fluctuaciones de dad de la atención tiene lugar un fenómeno conocido con el nombre de fluctuaciones de
la atención, y en el caso concreto de que se produzca un descenso significativo de dichos la atención, y en el caso concreto de que se produzca un descenso significativo de dichos
niveles decimos que se produce un lapsus de atención. En cualquier caso, el tiempo que niveles decimos que se produce un lapsus de atención. En cualquier caso, el tiempo que
puede durar cada fluctuación puede ser variado; desde tan sólo unos milisegundos, has- puede durar cada fluctuación puede ser variado; desde tan sólo unos milisegundos, has-
ta horas o incluso días. Cuando los cambios de intensidad de la atención son cortos y tran- ta horas o incluso días. Cuando los cambios de intensidad de la atención son cortos y tran-
sitorios reciben el nombre de cambios fásicos, mientras que cuando son largos y relati- sitorios reciben el nombre de cambios fásicos, mientras que cuando son largos y relati-
vamente permanentes se les denomina cambios tónicos. vamente permanentes se les denomina cambios tónicos.

• Oscilamiento • Oscilamiento

Una tercera característica de la atención es que cambia u oscila continuamente, Una tercera característica de la atención es que cambia u oscila continuamente,
ya sea porque tenemos que procesar dos o más fuentes de información, o porque tene- ya sea porque tenemos que procesar dos o más fuentes de información, o porque tene-
mos que llevar a cabo a dos tareas y se dirige alternativamente de una a otra. Dicho mos que llevar a cabo a dos tareas y se dirige alternativamente de una a otra. Dicho
fenómeno se conoce con el nombre de oscilamiento o desplazamiento (shifting) de la fenómeno se conoce con el nombre de oscilamiento o desplazamiento (shifting) de la
atención. atención.
La capacidad para oscilar la atención rápidamente es un tipo de flexibilidad que La capacidad para oscilar la atención rápidamente es un tipo de flexibilidad que
se manifiesta en situaciones diversas, pero muy especialmente en las que tenemos que se manifiesta en situaciones diversas, pero muy especialmente en las que tenemos que
atender a muchas cosas al mismo tiempo o en aquéllas en que tenemos que reorien- atender a muchas cosas al mismo tiempo o en aquéllas en que tenemos que reorien-
tar nuestra atención porque nos hemos distraído. En este sentido, una línea de inves- tar nuestra atención porque nos hemos distraído. En este sentido, una línea de inves-
Capítulo 1: Definición y concepto 21 Capítulo 1: Definición y concepto 21

tigación importante ha sido la de analizar el tiempo empleado en desviar la atención. tigación importante ha sido la de analizar el tiempo empleado en desviar la atención.
En capítulos posteriores veremos más detenidamente este aspecto. Ahora tan sólo En capítulos posteriores veremos más detenidamente este aspecto. Ahora tan sólo
vamos a indicar que el tiempo de las oscilaciones de la atención puede ser variable. vamos a indicar que el tiempo de las oscilaciones de la atención puede ser variable.

• Control • Control

Si bien en ocasiones la actividad mental que desarrollamos no va orientada a nin- Si bien en ocasiones la actividad mental que desarrollamos no va orientada a nin-
gún fin específico –en cuyo caso decimos que la atención es libre–, en la mayoría de gún fin específico –en cuyo caso decimos que la atención es libre–, en la mayoría de
los casos el sujeto ha de llevar a cabo tareas que le exigen determinadas respuestas y los casos el sujeto ha de llevar a cabo tareas que le exigen determinadas respuestas y
que tienen unos objetivos concretos. que tienen unos objetivos concretos.
Cuando la atención se pone en marcha y despliega sus mecanismos de funciona- Cuando la atención se pone en marcha y despliega sus mecanismos de funciona-
miento de una manera eficiente en función de las demandas del ambiente hablamos miento de una manera eficiente en función de las demandas del ambiente hablamos
de control atencional o atención controlada. A diferencia de la atención libre o no con- de control atencional o atención controlada. A diferencia de la atención libre o no con-
trolada, el control atencional exige en la mayoría de los casos un cierto esfuerzo por trolada, el control atencional exige en la mayoría de los casos un cierto esfuerzo por
parte del sujeto para mantenerla. parte del sujeto para mantenerla.
Es cada vez más numeroso el número de autores que enfatizan que el control es Es cada vez más numeroso el número de autores que enfatizan que el control es
una de las funciones más importantes de la atención (véase, por ejemplo, Baars, 1988; una de las funciones más importantes de la atención (véase, por ejemplo, Baars, 1988;
Logan, 1978, 1980; Norman y Shallice, 1986; Reason, 1979, 1984; Ruiz-Vargas, 1993; Logan, 1978, 1980; Norman y Shallice, 1986; Reason, 1979, 1984; Ruiz-Vargas, 1993;
Shallice, 1988; Tudela, 1992). Algunos incluso afirman que es la característica que Shallice, 1988; Tudela, 1992). Algunos incluso afirman que es la característica que
mejor la define, y conceptúan la atención como un mecanismo de control que posee mejor la define, y conceptúan la atención como un mecanismo de control que posee
una serie de funciones concretas (véase Cuadro 1.1). una serie de funciones concretas (véase Cuadro 1.1).

CUADRO 1.1. Aspectos que más directamente se relacionan con el control atencional. CUADRO 1.1. Aspectos que más directamente se relacionan con el control atencional.

• Dirigir la forma en que se orienta la atención. • Dirigir la forma en que se orienta la atención.
• Guiar los procesos de exploración y búsqueda. • Guiar los procesos de exploración y búsqueda.
• Aprovechar al máximo los medios de concentración. • Aprovechar al máximo los medios de concentración.
• Suprimir al máximo las distracciones. • Suprimir al máximo las distracciones.
• Inhibir respuestas inapropiadas. • Inhibir respuestas inapropiadas.
• Mantener la atención, a pesar del cansancio y/o el aburrimiento. • Mantener la atención, a pesar del cansancio y/o el aburrimiento.

1.3. Manifestaciones de la atención 1.3. Manifestaciones de la atención

Como cualquier proceso y/o actividad psicológica, la atención posee una serie de Como cualquier proceso y/o actividad psicológica, la atención posee una serie de
manifestaciones –por ejemplo, solemos mirar aquellos objetos a los que prestamos manifestaciones –por ejemplo, solemos mirar aquellos objetos a los que prestamos
atención–. Dichas manifestaciones nos permiten hacer inferencias sobre los meca- atención–. Dichas manifestaciones nos permiten hacer inferencias sobre los meca-
nismos de funcionamiento de la atención. De ahí la importancia de conocer cuáles nismos de funcionamiento de la atención. De ahí la importancia de conocer cuáles
son y cómo se producen dichas manifestaciones. Las más importantes son: son y cómo se producen dichas manifestaciones. Las más importantes son:

1) En primer lugar, la propia actividad generada por el sistema nervioso. Dichas 1) En primer lugar, la propia actividad generada por el sistema nervioso. Dichas
actividades pueden ser internas o externas. Las primeras reciben el nombre de actividades pueden ser internas o externas. Las primeras reciben el nombre de
fisiológicas y las segundas motoras. fisiológicas y las segundas motoras.
22 Psicología de la atención 22 Psicología de la atención

2) Un segundo tipo de actividad es el rendimiento que el sujeto muestra en una 2) Un segundo tipo de actividad es el rendimiento que el sujeto muestra en una
serie de tareas en las que se supone que típicamente están implicados de for- serie de tareas en las que se supone que típicamente están implicados de for-
ma importante los mecanismos atencionales. Las actividades implicadas en ma importante los mecanismos atencionales. Las actividades implicadas en
este tipo de tareas reciben el nombre de actividades cognitivas. este tipo de tareas reciben el nombre de actividades cognitivas.
3) Finalmente, la atención va acompañada en la mayoría de los casos de una expe- 3) Finalmente, la atención va acompañada en la mayoría de los casos de una expe-
riencia subjetiva de que “prestamos atención”. riencia subjetiva de que “prestamos atención”.

A continuación vamos a centrarnos más detenidamente en cada una de ellas. Para A continuación vamos a centrarnos más detenidamente en cada una de ellas. Para
ello, vamos a definirlas, describir cuáles son las más importantes y delimitar cómo se ello, vamos a definirlas, describir cuáles son las más importantes y delimitar cómo se
estudian en el contexto de la investigación atencional. estudian en el contexto de la investigación atencional.

1.3.1. Actividad fisiológica 1.3.1. Actividad fisiológica

La cantidad de respuestas del sistema nervioso que se han relacionado directamen- La cantidad de respuestas del sistema nervioso que se han relacionado directamen-
te con el estudio de los procesos atencionales ha sido muy amplia. La mayoría de ellas te con el estudio de los procesos atencionales ha sido muy amplia. La mayoría de ellas
han sido estudiadas en situaciones en las que aparecen estímulos interesantes o nove- han sido estudiadas en situaciones en las que aparecen estímulos interesantes o nove-
dosos a los cuales el sujeto ha de prestar atención, o en situaciones en las que el sujeto dosos a los cuales el sujeto ha de prestar atención, o en situaciones en las que el sujeto
desarrolla tareas que exigen un gran nivel de concentración y esfuerzo mental. En estas desarrolla tareas que exigen un gran nivel de concentración y esfuerzo mental. En estas
situaciones, los mecanismos atencionales se ponen en marcha, y paralelamente el siste- situaciones, los mecanismos atencionales se ponen en marcha, y paralelamente el siste-
ma nervioso emite una serie de cambios fisiológicos. Estos cambios fisiológicos que se ma nervioso emite una serie de cambios fisiológicos. Estos cambios fisiológicos que se
producen a la vez que los procesos atencionales reciben el nombre de correlatos psico- producen a la vez que los procesos atencionales reciben el nombre de correlatos psico-
fisiológicos de la atención (véase Cuadro 1.2). Veamos los más importantes. fisiológicos de la atención (véase Cuadro 1.2). Veamos los más importantes.

CUADRO 1.2. Correlatos psicofisiológicos de la atención. CUADRO 1.2. Correlatos psicofisiológicos de la atención.

• Actividad cortical: • Actividad cortical:


– Actividad electroencefalográfica. – Actividad electroencefalográfica.
– Potenciales evocados. – Potenciales evocados.
• Actividad del sistema nervioso periférico: • Actividad del sistema nervioso periférico:
– Actividad electrodérmica. – Actividad electrodérmica.
– Actividad electromiográfica. – Actividad electromiográfica.
– Actividad cardiovascular. – Actividad cardiovascular.
– Dilatación pupilar. – Dilatación pupilar.

• Actividad electroencefalográfica • Actividad electroencefalográfica

A nivel del sistema nervioso central, las neuronas de la corteza cerebral emiten A nivel del sistema nervioso central, las neuronas de la corteza cerebral emiten
de forma continua y espontánea una actividad eléctrica de un determinado potencial. de forma continua y espontánea una actividad eléctrica de un determinado potencial.
Dicha actividad se conoce con el nombre de actividad electroencefalográfica (EEG). Dicha actividad se conoce con el nombre de actividad electroencefalográfica (EEG).
Este potencial eléctrico sufre variaciones irregulares que dependen del estado de sue- Este potencial eléctrico sufre variaciones irregulares que dependen del estado de sue-
ño-vigilia en el que se encuentra el individuo, y se analiza en aparatos de registro que ño-vigilia en el que se encuentra el individuo, y se analiza en aparatos de registro que
Capítulo 1: Definición y concepto 23 Capítulo 1: Definición y concepto 23

describen el potencial eléctrico como una onda sinusoide cuya frecuencia y voltaje describen el potencial eléctrico como una onda sinusoide cuya frecuencia y voltaje
puede variar. Cuando un individuo se encuentra despierto y relajado, presenta un tipo puede variar. Cuando un individuo se encuentra despierto y relajado, presenta un tipo
de ondas que oscilan de 8 a 10 cps (ciclos por segundo) o herzios, y cuya amplitud de ondas que oscilan de 8 a 10 cps (ciclos por segundo) o herzios, y cuya amplitud
oscila entre los 40 y 50 V. Dicha actividad se conoce con el nombre de actividad alfa. oscila entre los 40 y 50 V. Dicha actividad se conoce con el nombre de actividad alfa.
Pero cuando se halla especialmente atento se produce una respuesta electroencefa- Pero cuando se halla especialmente atento se produce una respuesta electroencefa-
lográfica conocida con el nombre de patrón de activación o desincronización EEG. lográfica conocida con el nombre de patrón de activación o desincronización EEG.
Dicha respuesta consiste en la desaparición del ritmo alfa presente hasta ese momen- Dicha respuesta consiste en la desaparición del ritmo alfa presente hasta ese momen-
to, que es sustituido por un ritmo beta más rápido, de 18 a 30 cps y cuya amplitud to, que es sustituido por un ritmo beta más rápido, de 18 a 30 cps y cuya amplitud
sobrepasa los 20 µV. sobrepasa los 20 µV.
En definitiva, la EEG nos informa fundamentalmente del tono atencional gene- En definitiva, la EEG nos informa fundamentalmente del tono atencional gene-
ral de un organismo. ral de un organismo.

• Potenciales evocados • Potenciales evocados

Además de la actividad continua de las neuronas corticales, éstas emiten otro tipo Además de la actividad continua de las neuronas corticales, éstas emiten otro tipo
de actividad eléctrica que se superpone a la EEG espontánea de fondo, y que se pro- de actividad eléctrica que se superpone a la EEG espontánea de fondo, y que se pro-
duce en situaciones específicas tales como cuando aparece un estímulo o se producen duce en situaciones específicas tales como cuando aparece un estímulo o se producen
cambios importantes en la estimulación ambiental. Dicha respuesta se conoce con el cambios importantes en la estimulación ambiental. Dicha respuesta se conoce con el
nombre de potencial evocado, y también se registra, mediante aparatos sofisticados nombre de potencial evocado, y también se registra, mediante aparatos sofisticados
capaces de diferenciar esta onda de la EEG, como una onda que tiene una determi- capaces de diferenciar esta onda de la EEG, como una onda que tiene una determi-
nada latencia, amplitud y polaridad. Los potenciales evocados más directamente rela- nada latencia, amplitud y polaridad. Los potenciales evocados más directamente rela-
cionados con la atención son: cionados con la atención son:

– El P100, que representa la activación de las áreas corticales relacionadas con – El P100, que representa la activación de las áreas corticales relacionadas con
el procesamiento de estímulos visuales. el procesamiento de estímulos visuales.
– El P300, con una latencia entre 250 y 500 milisegundos, que se da en situacio- – El P300, con una latencia entre 250 y 500 milisegundos, que se da en situacio-
nes de “espera activa” o incertidumbre respecto a un estímulo de cualquier nes de “espera activa” o incertidumbre respecto a un estímulo de cualquier
modalidad sensorial, siempre que el sujeto esté atendiendo e ignore otra infor- modalidad sensorial, siempre que el sujeto esté atendiendo e ignore otra infor-
mación que se le presente. mación que se le presente.
– El N1, un potencial cerebral negativo cuya latencia es de 50-150 milisegundos. – El N1, un potencial cerebral negativo cuya latencia es de 50-150 milisegundos.
Este potencial se asocia a características de la estimulación auditiva y a varia- Este potencial se asocia a características de la estimulación auditiva y a varia-
bles personales como es el nivel de activación. bles personales como es el nivel de activación.
– Finalmente, la Variación Negativa Contingente (VNC) es un potencial lento cuya – Finalmente, la Variación Negativa Contingente (VNC) es un potencial lento cuya
duración es superior a un segundo. Suele aparecer cuando el sujeto se encuentra duración es superior a un segundo. Suele aparecer cuando el sujeto se encuentra
en situaciones de espera atenta a la presencia de un estímulo, y está preparado en situaciones de espera atenta a la presencia de un estímulo, y está preparado
para llevar a cabo determinados movimientos cuando dicho estímulo aparece. para llevar a cabo determinados movimientos cuando dicho estímulo aparece.

• Actividad electrodérmica • Actividad electrodérmica

La actividad eléctrica de la piel, también conocida con el nombre de actividad elec- La actividad eléctrica de la piel, también conocida con el nombre de actividad elec-
trodérmica (AED), respuesta electrodérmica (RED) o resistencia eléctrica de la piel se trodérmica (AED), respuesta electrodérmica (RED) o resistencia eléctrica de la piel se
define como el conjunto de cambios que sufren las propiedades eléctricas de la piel. define como el conjunto de cambios que sufren las propiedades eléctricas de la piel.
Dicha actividad depende a su vez directamente de la acción de las glándulas sudorípa- Dicha actividad depende a su vez directamente de la acción de las glándulas sudorípa-
24 Psicología de la atención 24 Psicología de la atención

ras que se hallan a lo largo de todo el cuerpo, y que se aglutinan especialmente en las ras que se hallan a lo largo de todo el cuerpo, y que se aglutinan especialmente en las
palmas de las manos y pies, lo que hace que éstas sean las zonas más indicadas para palmas de las manos y pies, lo que hace que éstas sean las zonas más indicadas para
registrar la AED. registrar la AED.
Los cambios de la actividad eléctrica de la piel pueden ser de dos tipos: tónicos y fási- Los cambios de la actividad eléctrica de la piel pueden ser de dos tipos: tónicos y fási-
cos. La actividad tónica hace referencia a los cambios que se producen en el nivel basal cos. La actividad tónica hace referencia a los cambios que se producen en el nivel basal
durante un período de tiempo determinado. Por su parte, la actividad fásica se define durante un período de tiempo determinado. Por su parte, la actividad fásica se define
como los cambios breves y pasajeros que tienen lugar en el nivel tónico de la AED. Dicha como los cambios breves y pasajeros que tienen lugar en el nivel tónico de la AED. Dicha
actividad puede tener lugar, o bien en ausencia de un estímulo –hablamos entonces de actividad puede tener lugar, o bien en ausencia de un estímulo –hablamos entonces de
respuestas no específicas (RNE; NSR: Non Specific Responses)–, o bien ante la presen- respuestas no específicas (RNE; NSR: Non Specific Responses)–, o bien ante la presen-
cia de estímulos específicos (un sonido, unas instrucciones, etc.) –en cuyo caso hablamos cia de estímulos específicos (un sonido, unas instrucciones, etc.) –en cuyo caso hablamos
de respuestas específicas (RED)–. de respuestas específicas (RED)–.
La actividad electrodérmica es una de las respuestas más empleadas en el estudio de La actividad electrodérmica es una de las respuestas más empleadas en el estudio de
la atención (Flanagan, 1967). Para algunos investigadores es una medida importante de la atención (Flanagan, 1967). Para algunos investigadores es una medida importante de
la respuesta de orientación y del proceso de habituación (Maltzman y Raskin, 1965), así la respuesta de orientación y del proceso de habituación (Maltzman y Raskin, 1965), así
como del tono atencional y los estados de alerta (Prokassy y Raskin, 1973), y de los esta- como del tono atencional y los estados de alerta (Prokassy y Raskin, 1973), y de los esta-
dos de vigilancia (Andreassi, 1966; Surwillo y Quilter, 1965). dos de vigilancia (Andreassi, 1966; Surwillo y Quilter, 1965).

• Actividad electromiográfica • Actividad electromiográfica

La actividad electromiográfica (EMG) se define como la actividad eléctrica desen- La actividad electromiográfica (EMG) se define como la actividad eléctrica desen-
cadenada por los músculos cuando éstos se hallan en situaciones de actividad –en cuyo cadenada por los músculos cuando éstos se hallan en situaciones de actividad –en cuyo
caso se produce una determinada cantidad de despolarizaciones– y reposo. caso se produce una determinada cantidad de despolarizaciones– y reposo.
En el campo de la psicología de la atención, la EMG es considerada como un índi- En el campo de la psicología de la atención, la EMG es considerada como un índi-
ce de la actividad mental, en la medida en que aumenta especialmente en aquellas ce de la actividad mental, en la medida en que aumenta especialmente en aquellas
tareas que exigen mayor esfuerzo atencional. Por otra parte, también es un índice del tareas que exigen mayor esfuerzo atencional. Por otra parte, también es un índice del
nivel de activación o vigilia de un organismo. nivel de activación o vigilia de un organismo.

• Tasa cardíaca • Tasa cardíaca

También conocida con el nombre de ritmo cardíaco o frecuencia cardíaca (FC) se También conocida con el nombre de ritmo cardíaco o frecuencia cardíaca (FC) se
define como el número de latidos del corazón durante un período de tiempo deter- define como el número de latidos del corazón durante un período de tiempo deter-
minado. La tasa cardíaca oscila en condiciones normales y de reposo entre los 60 y minado. La tasa cardíaca oscila en condiciones normales y de reposo entre los 60 y
100 latidos, si bien dicho ritmo puede presentar fluctuaciones en cada latido. 100 latidos, si bien dicho ritmo puede presentar fluctuaciones en cada latido.
Al igual que la actividad electromiográfica, la tasa cardíaca es también un índice Al igual que la actividad electromiográfica, la tasa cardíaca es también un índice
del nivel de activación de un organismo y de la atención que se presta a un estímulo. del nivel de activación de un organismo y de la atención que se presta a un estímulo.
Asimismo, aquellas tareas que exigen atención y esfuerzo pueden llegar a provocar Asimismo, aquellas tareas que exigen atención y esfuerzo pueden llegar a provocar
fluctuaciones importantes del ritmo cardíaco. fluctuaciones importantes del ritmo cardíaco.

• Tamaño pupilar • Tamaño pupilar

Una característica de la pupila del ojo es que, como resultado de la contracción y Una característica de la pupila del ojo es que, como resultado de la contracción y
relajación de la musculatura del iris, aumenta o disminuye bajo ciertas circunstancias. relajación de la musculatura del iris, aumenta o disminuye bajo ciertas circunstancias.
Capítulo 1: Definición y concepto 25 Capítulo 1: Definición y concepto 25

Una de estas circunstancias es el caso de la atención. En efecto, una de las res- Una de estas circunstancias es el caso de la atención. En efecto, una de las res-
puestas atencionales más típicas es la dilatación pupilar. Dicha respuesta tiene lugar puestas atencionales más típicas es la dilatación pupilar. Dicha respuesta tiene lugar
cuando aparecen estímulos novedosos o interesantes para el individuo que provocan cuando aparecen estímulos novedosos o interesantes para el individuo que provocan
una orientación hacia dicho estímulo, así como cuando se desarrollan tareas que exi- una orientación hacia dicho estímulo, así como cuando se desarrollan tareas que exi-
gen atención y esfuerzo mental. gen atención y esfuerzo mental.

1.3.2. Actividad motora 1.3.2. Actividad motora

Además de la actividad fisiológica, que se caracteriza por no poder ser observa- Además de la actividad fisiológica, que se caracteriza por no poder ser observa-
da y/o medida de forma directa, el sistema nervioso también genera un tipo de con- da y/o medida de forma directa, el sistema nervioso también genera un tipo de con-
ductas que se conocen con el nombre de conductas motoras y que se caracterizan por ductas que se conocen con el nombre de conductas motoras y que se caracterizan por
poder ser evaluadas y/o medidas de forma directa. Es el caso de los cambios de los poder ser evaluadas y/o medidas de forma directa. Es el caso de los cambios de los
giros de cabeza, detener ciertas actividades motoras que se estaban realizando hasta giros de cabeza, detener ciertas actividades motoras que se estaban realizando hasta
que un estímulo capta nuestra atención, señalizar hacia el objeto o fuente estimular, que un estímulo capta nuestra atención, señalizar hacia el objeto o fuente estimular,
desarrollar ciertos ajustes posturales, o llevar a cabo ciertos movimientos oculares desarrollar ciertos ajustes posturales, o llevar a cabo ciertos movimientos oculares
que se desarrollan cuando se presta atención a un objeto o suceso. que se desarrollan cuando se presta atención a un objeto o suceso.
De todas las posibles actividades motoras, la más estudiada ha sido la de los movi- De todas las posibles actividades motoras, la más estudiada ha sido la de los movi-
mientos oculares. Tradicionalmente se distingue entre los denominados movimientos mientos oculares. Tradicionalmente se distingue entre los denominados movimientos
sacádicos, que se definen como movimientos bruscos del globo ocular cuya duración sacádicos, que se definen como movimientos bruscos del globo ocular cuya duración
total es aproximadamente de 250 milisegundos –50 milisegundos de fijación ocular, y total es aproximadamente de 250 milisegundos –50 milisegundos de fijación ocular, y
200 milisegundos de preparación–, y cuya función principal es la de centrar la fóvea 200 milisegundos de preparación–, y cuya función principal es la de centrar la fóvea
sobre un estímulo, y los movimientos lentos, que se producen cuando seguimos a un sobre un estímulo, y los movimientos lentos, que se producen cuando seguimos a un
objeto en movimiento o mantenemos la línea de visión sobre un objeto estático. objeto en movimiento o mantenemos la línea de visión sobre un objeto estático.
Ambos tipos de movimientos son considerados índices importantes de la aten- Ambos tipos de movimientos son considerados índices importantes de la aten-
ción. Los movimientos lentos, por ejemplo, se registran especialmente cuando se pide ción. Los movimientos lentos, por ejemplo, se registran especialmente cuando se pide
al sujeto atender selectivamente a ciertos objetos móviles. Pero tal vez sean los movi- al sujeto atender selectivamente a ciertos objetos móviles. Pero tal vez sean los movi-
mientos sacádicos los que mayor cantidad de trabajos han suscitado en el campo de mientos sacádicos los que mayor cantidad de trabajos han suscitado en el campo de
la atención. Se considera que este tipo de movimientos desempeña un papel impor- la atención. Se considera que este tipo de movimientos desempeña un papel impor-
tante en los procesos selectivos de exploración y búsqueda, y se han asociado espe- tante en los procesos selectivos de exploración y búsqueda, y se han asociado espe-
cialmente –si bien no se han identificado– a las oscilaciones de la atención, esto es, a cialmente –si bien no se han identificado– a las oscilaciones de la atención, esto es, a
los cambios de dirección de la atención. Ahora bien, la atención puede oscilar sin que los cambios de dirección de la atención. Ahora bien, la atención puede oscilar sin que
se produzcan movimientos oculares. se produzcan movimientos oculares.

1.3.3. Actividad cognitiva 1.3.3. Actividad cognitiva

Una actividad cognitiva es aquella que el sujeto desarrolla ante determinadas Una actividad cognitiva es aquella que el sujeto desarrolla ante determinadas
situaciones problema en las que hay implicados ciertos procesos y o mecanismos psi- situaciones problema en las que hay implicados ciertos procesos y o mecanismos psi-
cológicos. Dichas situaciones suelen ser conocidas con el nombre de tareas, y la for- cológicos. Dichas situaciones suelen ser conocidas con el nombre de tareas, y la for-
ma de medir la actividad cognitiva es a través del rendimiento o producto obtenido ma de medir la actividad cognitiva es a través del rendimiento o producto obtenido
en la realización de dicha tarea. en la realización de dicha tarea.
En el caso de los procesos atencionales, son muy numerosas las tareas que se pue- En el caso de los procesos atencionales, son muy numerosas las tareas que se pue-
den llevar a cabo para estudiarlos. En el ámbito de la investigación básica, las activi- den llevar a cabo para estudiarlos. En el ámbito de la investigación básica, las activi-
dades cognitivas consisten en tareas de laboratorio que el sujeto lleva a cabo bajo dades cognitivas consisten en tareas de laboratorio que el sujeto lleva a cabo bajo
26 Psicología de la atención 26 Psicología de la atención

ciertas consignas o instrucciones que se le dan. Algunas de las tareas más utilizadas ciertas consignas o instrucciones que se le dan. Algunas de las tareas más utilizadas
son las siguientes: son las siguientes:

1) Tiempo de reacción. Consiste en responder lo más rápidamente posible ante 1) Tiempo de reacción. Consiste en responder lo más rápidamente posible ante
la presencia de un estímulo. la presencia de un estímulo.
2) Detección. Consiste en percibir la presencia/ausencia de un estímulo previa- 2) Detección. Consiste en percibir la presencia/ausencia de un estímulo previa-
mente indicado. mente indicado.
3) Discriminación. Discriminar significa percibir la diferencia entre un par de estímu- 3) Discriminación. Discriminar significa percibir la diferencia entre un par de estímu-
los. los.
4) Identificación. Se presentan dos o más estímulos y el sujeto ha de decidir si 4) Identificación. Se presentan dos o más estímulos y el sujeto ha de decidir si
ambos estímulos son iguales en función de un criterio preestablecido (por ejem- ambos estímulos son iguales en función de un criterio preestablecido (por ejem-
plo, si son dibujos, en su significado; si son palabras, en su rima). A veces esta plo, si son dibujos, en su significado; si son palabras, en su rima). A veces esta
tarea también es conocida con el nombre de tarea de juicios igual-diferente. tarea también es conocida con el nombre de tarea de juicios igual-diferente.
5) Recuerdo. Consiste en evocar o recuperar cierta información previamente 5) Recuerdo. Consiste en evocar o recuperar cierta información previamente
aprendida, sin ningún tipo de ayuda o indicios. aprendida, sin ningún tipo de ayuda o indicios.
6) Reconocimiento. Se presenta una determinada información al sujeto, y éste ha 6) Reconocimiento. Se presenta una determinada información al sujeto, y éste ha
de decidir si dicha información es la misma que ha aprendido y memorizado de decidir si dicha información es la misma que ha aprendido y memorizado
previamente. previamente.
7) Búsqueda. El sujeto ha de reconocer, entre un conjunto amplio de informa- 7) Búsqueda. El sujeto ha de reconocer, entre un conjunto amplio de informa-
ción, si se incluye aquella que ha aprendido y memorizado previamente. Cuan- ción, si se incluye aquella que ha aprendido y memorizado previamente. Cuan-
do el sujeto lo que ha de hacer es reconocer si, entre el conjunto de informa- do el sujeto lo que ha de hacer es reconocer si, entre el conjunto de informa-
ción presentada, alguno de los ítems pertenece a una categoría semántica ción presentada, alguno de los ítems pertenece a una categoría semántica
previamente establecida la tarea de búsqueda se conoce con el nombre de bús- previamente establecida la tarea de búsqueda se conoce con el nombre de bús-
queda categorial. queda categorial.

Como señala De Vega (1984), la imagen prototípica de cualquier investigación Como señala De Vega (1984), la imagen prototípica de cualquier investigación
cognitiva es la de un sujeto –el sujeto experimental– que espera atentamente la apa- cognitiva es la de un sujeto –el sujeto experimental– que espera atentamente la apa-
rición de un estímulo y responde apretando un botón o una palanca lo más rápida- rición de un estímulo y responde apretando un botón o una palanca lo más rápida-
mente posible. La mayor parte de estas investigaciones se llevan a cabo mediante apa- mente posible. La mayor parte de estas investigaciones se llevan a cabo mediante apa-
ratos eléctricos y electrónicos bastante sofisticados. En el ámbito de la psicología de ratos eléctricos y electrónicos bastante sofisticados. En el ámbito de la psicología de
la atención, dos de los aparatos más utilizados son el taquistoscopio y el ordenador. la atención, dos de los aparatos más utilizados son el taquistoscopio y el ordenador.
En la investigación aplicada y en el campo de la intervención psicológica, las tareas En la investigación aplicada y en el campo de la intervención psicológica, las tareas
cognitivas se elaboran y estandarizan dando lugar a las denominadas pruebas psicomé- cognitivas se elaboran y estandarizan dando lugar a las denominadas pruebas psicomé-
tricas o tests psicológicos (véase Capítulo 8). tricas o tests psicológicos (véase Capítulo 8).

Figura 1.1. Ejemplo de tarea cognitiva atencional. Figura 1.1. Ejemplo de tarea cognitiva atencional.
Capítulo 1: Definición y concepto 27 Capítulo 1: Definición y concepto 27

1.3.4. Experiencia subjetiva 1.3.4. Experiencia subjetiva

La mente humana se caracteriza por ser un sistema consciente, por lo que acce- La mente humana se caracteriza por ser un sistema consciente, por lo que acce-
de de forma intuitiva a su propio psiquismo. Ello da lugar a lo que se conoce con el de de forma intuitiva a su propio psiquismo. Ello da lugar a lo que se conoce con el
nombre de experiencia subjetiva, la cual se analiza mediante un procedimiento cono- nombre de experiencia subjetiva, la cual se analiza mediante un procedimiento cono-
cido con el nombre de autoobservación o introspección. En el caso concreto de los cido con el nombre de autoobservación o introspección. En el caso concreto de los
procesos atencionales, casi todas las personas suelen tener la experiencia subjetiva de procesos atencionales, casi todas las personas suelen tener la experiencia subjetiva de
“prestar atención” cuando éstos se activan y se ponen en marcha. “prestar atención” cuando éstos se activan y se ponen en marcha.
A nivel perceptivo, dicha experiencia es de claridad de conciencia: los estímulos A nivel perceptivo, dicha experiencia es de claridad de conciencia: los estímulos
a los que se atiende son procesados de forma más clara y precisa, de una forma más a los que se atiende son procesados de forma más clara y precisa, de una forma más
definida y nítida que aquellos que no son atendidos. Desde este punto de vista, en definida y nítida que aquellos que no son atendidos. Desde este punto de vista, en
ocasiones la atención ha sido conceptualizada como sinónimo de “caer en la cuenta” ocasiones la atención ha sido conceptualizada como sinónimo de “caer en la cuenta”
o “percatarse”; y es cierto que gracias a que prestamos atención a las cosas, éstas ingre- o “percatarse”; y es cierto que gracias a que prestamos atención a las cosas, éstas ingre-
san en nuestra consciencia. De hecho, la palabra inglesa mind (mente) se utiliza tam- san en nuestra consciencia. De hecho, la palabra inglesa mind (mente) se utiliza tam-
bién como un verbo relacionado con la atención (p. ej., cuando se dice Peters minds bién como un verbo relacionado con la atención (p. ej., cuando se dice Peters minds
Mary, su traducción es Pedro atiende a María). Mary, su traducción es Pedro atiende a María).
Cuando la atención está implicada en la realización de una tarea, la sensación sub- Cuando la atención está implicada en la realización de una tarea, la sensación sub-
jetiva más frecuente es que nos esforzamos. En el caso concreto de tareas prolonga- jetiva más frecuente es que nos esforzamos. En el caso concreto de tareas prolonga-
das y monótonas, las sensaciones subjetivas más típicas son las de cansancio y abu- das y monótonas, las sensaciones subjetivas más típicas son las de cansancio y abu-
rrimiento. rrimiento.

1.3.5. Consideraciones últimas 1.3.5. Consideraciones últimas

Conocer las manifestaciones más destacadas de la atención es importante porque Conocer las manifestaciones más destacadas de la atención es importante porque
su análisis y evaluación nos permiten hacer inferencias acerca del funcionamiento de su análisis y evaluación nos permiten hacer inferencias acerca del funcionamiento de
los mecanismos atencionales. Sin embargo, es importante matizar que las inferencias los mecanismos atencionales. Sin embargo, es importante matizar que las inferencias
que en ocasiones se pueden hacer son relativas porque procesos de atención y mani- que en ocasiones se pueden hacer son relativas porque procesos de atención y mani-
festaciones de la atención no siempre son sinónimos. En concreto: festaciones de la atención no siempre son sinónimos. En concreto:

1) Si bien los registros psicofisiológicos han sido y son muy utilizados en la inves- 1) Si bien los registros psicofisiológicos han sido y son muy utilizados en la inves-
tigación psicológica, una de las críticas que se realizan a este tipo de respues- tigación psicológica, una de las críticas que se realizan a este tipo de respues-
tas es que son indicadores pasivos de cualquier tipo de actividad mental, y no tas es que son indicadores pasivos de cualquier tipo de actividad mental, y no
siempre reflejan cambios significativos desde un punto de vista psicológico siempre reflejan cambios significativos desde un punto de vista psicológico
(Taylor, 1995). (Taylor, 1995).
2) La atención como proceso psicológico no siempre tiene unas manifestaciones 2) La atención como proceso psicológico no siempre tiene unas manifestaciones
conductuales claras. En este sentido se suele afirmar que la atención como pro- conductuales claras. En este sentido se suele afirmar que la atención como pro-
ceso psicológico y la conducta de atención no siempre van unidas. Desde este ceso psicológico y la conducta de atención no siempre van unidas. Desde este
punto de vista, se establece una diferenciación entre atención abierta –ligada punto de vista, se establece una diferenciación entre atención abierta –ligada
a las manifestaciones conductuales de la atención– y atención encubierta –inde- a las manifestaciones conductuales de la atención– y atención encubierta –inde-
pendiente de dichas manifestaciones–. pendiente de dichas manifestaciones–.
El ejemplo típico para evidenciar esta afirmación es el de los movimientos ocu- El ejemplo típico para evidenciar esta afirmación es el de los movimientos ocu-
lares: la atención puede cambiarse de un objeto a otro sin que se produzcan lares: la atención puede cambiarse de un objeto a otro sin que se produzcan
movimientos sacádicos; y también pueden producirse movimientos sacádicos movimientos sacádicos; y también pueden producirse movimientos sacádicos
sin que la atención cambie su foco de atención. sin que la atención cambie su foco de atención.
28 Psicología de la atención 28 Psicología de la atención

3) Los informes introspectivos o subjetivos que un individuo ofrece sobre qué y 3) Los informes introspectivos o subjetivos que un individuo ofrece sobre qué y
cómo atiende en un momento determinado no siempre son válidos ni fiables. cómo atiende en un momento determinado no siempre son válidos ni fiables.
Una de las razones más importantes de ello es que parte de las inferencias que Una de las razones más importantes de ello es que parte de las inferencias que
las personas llevamos a cabo sobre nuestros estados internos se basan en nues- las personas llevamos a cabo sobre nuestros estados internos se basan en nues-
tras expectativas, creencias, etc. Pero posiblemente la razón principal resida tras expectativas, creencias, etc. Pero posiblemente la razón principal resida
en el hecho de que los contenidos de la conciencia o experiencia subjetiva son en el hecho de que los contenidos de la conciencia o experiencia subjetiva son
el producto final del procesamiento llevado a cabo en un momento determi- el producto final del procesamiento llevado a cabo en un momento determi-
nado, pero los procesos intermedios subyacentes que posibilitan dicho pro- nado, pero los procesos intermedios subyacentes que posibilitan dicho pro-
ducto final no son accesibles a la conciencia. Por ejemplo, una persona es capaz ducto final no son accesibles a la conciencia. Por ejemplo, una persona es capaz
de percatarse del esfuerzo que supone conducir en un día de tráfico intenso de percatarse del esfuerzo que supone conducir en un día de tráfico intenso
por la ciudad. Pero no tiene acceso directo a cada uno de los mecanismos aten- por la ciudad. Pero no tiene acceso directo a cada uno de los mecanismos aten-
cionales responsables de que ella esté atenta a la información ofrecida por las cionales responsables de que ella esté atenta a la información ofrecida por las
señales de la calzada, semáforos, guardias urbanos y la persona que va a su señales de la calzada, semáforos, guardias urbanos y la persona que va a su
lado hablándole. lado hablándole.
4) Aunque las alusiones a la experiencia consciente resultan a veces inevitables, 4) Aunque las alusiones a la experiencia consciente resultan a veces inevitables,
la mayoría de los modelos e investigaciones se basan en las variables de res- la mayoría de los modelos e investigaciones se basan en las variables de res-
puesta obtenidas en tareas y situaciones controladas de laboratorio. puesta obtenidas en tareas y situaciones controladas de laboratorio.
En efecto, las tareas cognitivas son las que se han utilizado con mayor frecuencia En efecto, las tareas cognitivas son las que se han utilizado con mayor frecuencia
en el ámbito de la investigación psicológica, porque son las que mejor permi- en el ámbito de la investigación psicológica, porque son las que mejor permi-
ten hacer inferencias sobre los mecanismos de funcionamiento de la atención. ten hacer inferencias sobre los mecanismos de funcionamiento de la atención.
Pero también adolecen de problemas de interpretación: puesto que hemos ana- Pero también adolecen de problemas de interpretación: puesto que hemos ana-
lizado que la atención no funciona de forma aislada sino que está estrechamente lizado que la atención no funciona de forma aislada sino que está estrechamente
relacionada con otros procesos, es importante tener en cuenta que el resultado relacionada con otros procesos, es importante tener en cuenta que el resultado
que se obtiene en las tareas cognitivas está directamente relacionado con el fun- que se obtiene en las tareas cognitivas está directamente relacionado con el fun-
cionamiento de otros procesos psicológicos. En ocasiones es fácil aislar unos de cionamiento de otros procesos psicológicos. En ocasiones es fácil aislar unos de
otros, pero no siempre se produce esta circunstancia. otros, pero no siempre se produce esta circunstancia.
Este problema de la validez de las tareas experimentales es un tema muy dis- Este problema de la validez de las tareas experimentales es un tema muy dis-
cutido actualmente. cutido actualmente.

1.4. Factores determinantes de la atención 1.4. Factores determinantes de la atención

Bajo la acepción de factores determinantes de la atención se incluyen todas aquellas Bajo la acepción de factores determinantes de la atención se incluyen todas aquellas
variables o situaciones que influyen directamente sobre el funcionamiento de los meca- variables o situaciones que influyen directamente sobre el funcionamiento de los meca-
nismos atencionales. En unas ocasiones porque hacen que éstos a veces tengan lugar de nismos atencionales. En unas ocasiones porque hacen que éstos a veces tengan lugar de
forma involuntaria; en otras, porque favorecen o entorpecen el funcionamiento de la forma involuntaria; en otras, porque favorecen o entorpecen el funcionamiento de la
atención en términos generales. Tradicionalmente se ha establecido una diferenciación atención en términos generales. Tradicionalmente se ha establecido una diferenciación
entre a) factores determinantes externos, también conocidos con el nombre de factores entre a) factores determinantes externos, también conocidos con el nombre de factores
determinantes exógenos o extrínsecos, relativos a las características de los estímulos; y determinantes exógenos o extrínsecos, relativos a las características de los estímulos; y
b) factores determinantes internos, denominados también factores determinantes endó- b) factores determinantes internos, denominados también factores determinantes endó-
genos o intrínsecos, que se definen como el conjunto de factores que se relacionan direc- genos o intrínsecos, que se definen como el conjunto de factores que se relacionan direc-
tamente con el estado de nuestro propio organismo. tamente con el estado de nuestro propio organismo.
Ambos tipos de factores suelen actuar de forma conjunta e interdependiente. En Ambos tipos de factores suelen actuar de forma conjunta e interdependiente. En
ocasiones, ciertas características de los objetos pueden influir sobre factores motiva- ocasiones, ciertas características de los objetos pueden influir sobre factores motiva-
cionales o emocionales y, paralelamente, éstos pueden modular en parte los prime- cionales o emocionales y, paralelamente, éstos pueden modular en parte los prime-
Capítulo 1: Definición y concepto 29 Capítulo 1: Definición y concepto 29

ros. Es por ello que nosotros no vamos a seguir una clasificación tan estricta. Desde ros. Es por ello que nosotros no vamos a seguir una clasificación tan estricta. Desde
este punto de vista, los hemos clasificado de la manera siguiente. este punto de vista, los hemos clasificado de la manera siguiente.

1.4.1. Características físicas de los objetos 1.4.1. Características físicas de los objetos

El efecto que las dimensiones físicas de los objetos tienen sobre la fase de captación El efecto que las dimensiones físicas de los objetos tienen sobre la fase de captación
y mantenimiento de la atención ha sido uno de los aspectos más estudiados en los tra- y mantenimiento de la atención ha sido uno de los aspectos más estudiados en los tra-
bajos iniciales de la literatura atencional que, si bien comenzaron ya a realizarse a fina- bajos iniciales de la literatura atencional que, si bien comenzaron ya a realizarse a fina-
les del siglo XIX, tuvieron su máximo auge en las primeras décadas del siglo XX (véase, les del siglo XIX, tuvieron su máximo auge en las primeras décadas del siglo XX (véase,
por ejemplo, Brandt, 1945; Dallenbach, 1923a, 1923b; Nixon, 1924, 1926; Rudolph, 1947). por ejemplo, Brandt, 1945; Dallenbach, 1923a, 1923b; Nixon, 1924, 1926; Rudolph, 1947).
Estas primeras investigaciones utilizaban técnicas muy sencillas en las que los obser- Estas primeras investigaciones utilizaban técnicas muy sencillas en las que los obser-
vadores tenían que mirar una escena –por ejemplo, la página de un periódico– y, o bien vadores tenían que mirar una escena –por ejemplo, la página de un periódico– y, o bien
describir qué aspectos sobresalían con más claridad, o bien recordar o reconocer cier- describir qué aspectos sobresalían con más claridad, o bien recordar o reconocer cier-
tos elementos. Así pues, las tareas que llevaban a cabo eran fundamentalmente de tos elementos. Así pues, las tareas que llevaban a cabo eran fundamentalmente de
memoria inmediata; si bien ya en estos momentos también se estudiaban el movimien- memoria inmediata; si bien ya en estos momentos también se estudiaban el movimien-
to de los ojos y las fijaciones oculares. A partir de estos estudios e investigaciones pos- to de los ojos y las fijaciones oculares. A partir de estos estudios e investigaciones pos-
teriores (Berlyne, 1966; Brown y Gregory, 1968; Butler, 1953), podemos concluir que teriores (Berlyne, 1966; Brown y Gregory, 1968; Butler, 1953), podemos concluir que
las dimensiones físicas de los objetos que mejor captan y mantienen nuestra atención las dimensiones físicas de los objetos que mejor captan y mantienen nuestra atención
son: son:

1) El tamaño. Normalmente, los objetos de mayor tamaño llaman más la atención. 1) El tamaño. Normalmente, los objetos de mayor tamaño llaman más la atención.
En concreto, el doblar el tamaño aumenta el valor de la atención en, aproxima- En concreto, el doblar el tamaño aumenta el valor de la atención en, aproxima-
damente, un 42-60% y no en un 100%. damente, un 42-60% y no en un 100%.
2) La posición. La parte superior atrae más; la mitad izquierda más que la mitad 2) La posición. La parte superior atrae más; la mitad izquierda más que la mitad
derecha. Por lo tanto, la mitad superior izquierda de nuestro campo visual es derecha. Por lo tanto, la mitad superior izquierda de nuestro campo visual es
la zona que antes capta nuestra atención. la zona que antes capta nuestra atención.
3) El color. Los estímulos en color suelen llamar más la atención del sujeto que 3) El color. Los estímulos en color suelen llamar más la atención del sujeto que
los que poseen tonos en blanco y negro. los que poseen tonos en blanco y negro.
4) La intensidad del estímulo. Cuando los estímulos son muy intensos tienen mayo- 4) La intensidad del estímulo. Cuando los estímulos son muy intensos tienen mayo-
res probabilidades de llamar la atención. res probabilidades de llamar la atención.
5) El movimiento. Los estímulos en movimiento captan antes y mejor la atención 5) El movimiento. Los estímulos en movimiento captan antes y mejor la atención
que los estímulos inmóviles. que los estímulos inmóviles.
6) La complejidad del estímulo. La complejidad se define como el grado de infor- 6) La complejidad del estímulo. La complejidad se define como el grado de infor-
mación que un estímulo transmite a un organismo. En términos generales, los mación que un estímulo transmite a un organismo. En términos generales, los
estímulos complejos captan antes la atención que los no complejos. estímulos complejos captan antes la atención que los no complejos.
7) La relevancia del estímulo. También conocido con el nombre de significación del 7) La relevancia del estímulo. También conocido con el nombre de significación del
estímulo, se considera que un estímulo es significativo cuando provoca cambios estímulo, se considera que un estímulo es significativo cuando provoca cambios
estimulares importantes para el organismo. Un estímulo puede adquirir un poder estimulares importantes para el organismo. Un estímulo puede adquirir un poder
significativo a través de varios medios: instrucciones de realizar una respuesta significativo a través de varios medios: instrucciones de realizar una respuesta
motora ante ese estímulo (Luria, 1974; Maltzman, 1977), proceso de pensamiento motora ante ese estímulo (Luria, 1974; Maltzman, 1977), proceso de pensamiento
(Pendery y Maltzman, 1977), la propia historia del sujeto (Stern, 1972), etc. (Pendery y Maltzman, 1977), la propia historia del sujeto (Stern, 1972), etc.
8) La novedad del estímulo. La novedad de un estímulo viene definida por el cam- 8) La novedad del estímulo. La novedad de un estímulo viene definida por el cam-
bio de uno o varios de los atributos que componen un estímulo. El carácter bio de uno o varios de los atributos que componen un estímulo. El carácter
novedoso de un estímulo puede conseguirse de diversas maneras: alterando o novedoso de un estímulo puede conseguirse de diversas maneras: alterando o
30 Psicología de la atención 30 Psicología de la atención

modificando las dimensiones físicas de un estímulo tales como su intensidad, modificando las dimensiones físicas de un estímulo tales como su intensidad,
duración (Kopeke y Pribram, 1966), localización (Gabriel y Ball, 1970), etc. duración (Kopeke y Pribram, 1966), localización (Gabriel y Ball, 1970), etc.
omitiendo la presencia de estímulos esperados (Allen, Hill y Wickens, 1963), omitiendo la presencia de estímulos esperados (Allen, Hill y Wickens, 1963),
alterando el orden de una secuencia de estímulos (Berlyne, 1961) y, muy fun- alterando el orden de una secuencia de estímulos (Berlyne, 1961) y, muy fun-
damentalmente, haciendo que aparezca de forma repentina. damentalmente, haciendo que aparezca de forma repentina.
La novedad es considerada uno de los factores determinates más importantes, y La novedad es considerada uno de los factores determinates más importantes, y
ha generado una gran cantidad de investigación y trabajos sobre el tema, entre ha generado una gran cantidad de investigación y trabajos sobre el tema, entre
los que destacan los de Berlyne y sus colaboradores (véase, por ejemplo, Berly- los que destacan los de Berlyne y sus colaboradores (véase, por ejemplo, Berly-
ne, 1960, 1961; Berlyne, Craw, Salapatek y Lewis, 1963; Berlyne y McDonnel, ne, 1960, 1961; Berlyne, Craw, Salapatek y Lewis, 1963; Berlyne y McDonnel,
1965). A veces no es fácil diferenciarla de otros factores tales como la sorpresa, 1965). A veces no es fácil diferenciarla de otros factores tales como la sorpresa,
la incongruencia, el conflicto, la incertidumbre e incluso la complejidad del estí- la incongruencia, el conflicto, la incertidumbre e incluso la complejidad del estí-
mulo. Y es que en realidad todos estos factores consiguen su efecto determinan- mulo. Y es que en realidad todos estos factores consiguen su efecto determinan-
te sobre la atención a partir de la comparación que el sujeto realiza entre el estí- te sobre la atención a partir de la comparación que el sujeto realiza entre el estí-
mulo recibido y los patrones que dicho sujeto tiene almacenados en su sistema mulo recibido y los patrones que dicho sujeto tiene almacenados en su sistema
de memoria. de memoria.

Un primer hecho a destacar de estos factores es el efecto relativo que tienen algu- Un primer hecho a destacar de estos factores es el efecto relativo que tienen algu-
nos de ellos cuando entran en interacción unos con otros. Por ejemplo, hemos indicado nos de ellos cuando entran en interacción unos con otros. Por ejemplo, hemos indicado
que el color tiene gran poder de atraer la atención, pero en ocasiones, algunos elementos que el color tiene gran poder de atraer la atención, pero en ocasiones, algunos elementos
en blanco y negro, por contrastar con los restantes coloreados, pueden llegar a captar más en blanco y negro, por contrastar con los restantes coloreados, pueden llegar a captar más
la atención del sujeto que estos últimos –por ejemplo, el efecto de un anuncio en color la atención del sujeto que estos últimos –por ejemplo, el efecto de un anuncio en color
se pierde si todos los anuncios son en color, e incluso puede que un anuncio en blanco y se pierde si todos los anuncios son en color, e incluso puede que un anuncio en blanco y
negro pueda resaltar como una novedad–. Por otra parte, los efectos del color y del ta- negro pueda resaltar como una novedad–. Por otra parte, los efectos del color y del ta-
maño también se hallan sujetos a los efectos de la posición. Dember y Warm (1979) de- maño también se hallan sujetos a los efectos de la posición. Dember y Warm (1979) de-
nominan a este fenómeno de interacción de los rasgos físicos de los objetos con el nom- nominan a este fenómeno de interacción de los rasgos físicos de los objetos con el nom-
bre de características comparativas de los estímulos. bre de características comparativas de los estímulos.
Pero un segundo hecho, posiblemente más importante que el anterior, es que algu- Pero un segundo hecho, posiblemente más importante que el anterior, es que algu-
nos de los factores analizados anteriormente no pueden ser definidos exclusivamen- nos de los factores analizados anteriormente no pueden ser definidos exclusivamen-
te por las propiedades de los estímulos. Algunas características de los objetos exce- te por las propiedades de los estímulos. Algunas características de los objetos exce-
den el ámbito de las dimensiones físicas estimulares, y también son importantes den el ámbito de las dimensiones físicas estimulares, y también son importantes
aspectos más relacionados con juicios subjetivos que el individuo hace del objeto. Este aspectos más relacionados con juicios subjetivos que el individuo hace del objeto. Este
fenómeno se observa en factores determinantes tales como la novedad, la compleji- fenómeno se observa en factores determinantes tales como la novedad, la compleji-
dad o la relevancia. En concreto: dad o la relevancia. En concreto:

1) Los estímulos complejos captan más la atención. Ahora bien, los objetos que son 1) Los estímulos complejos captan más la atención. Ahora bien, los objetos que son
excesivamente complejos no captan tanto la atención como aquellos que sufren excesivamente complejos no captan tanto la atención como aquellos que sufren
ciertas modificaciones con respecto a otros objetos que sí nos son familiares. De ciertas modificaciones con respecto a otros objetos que sí nos son familiares. De
hecho, la función que normalmente relaciona la complejidad con la atención tie- hecho, la función que normalmente relaciona la complejidad con la atención tie-
ne forma de U invertida; en otras palabras, parece que las personas se sienten ne forma de U invertida; en otras palabras, parece que las personas se sienten
atraídas por patrones de complejidad media (Berlyne, 1966; Brown y Gregory, atraídas por patrones de complejidad media (Berlyne, 1966; Brown y Gregory,
1968). 1968).
2) Los estímulos más novedosos o inusuales atraen más la atención que los fami- 2) Los estímulos más novedosos o inusuales atraen más la atención que los fami-
liares. Pero esta relación no siempre es tan sencilla, puesto que la concepción de liares. Pero esta relación no siempre es tan sencilla, puesto que la concepción de
hasta qué punto un objeto es novedoso para un individuo depende, evidente- hasta qué punto un objeto es novedoso para un individuo depende, evidente-
mente, de la experiencia previa de dicho sujeto. mente, de la experiencia previa de dicho sujeto.
Capítulo 1: Definición y concepto 31 Capítulo 1: Definición y concepto 31

En todos estos casos, hay que considerar la novedad y la complejidad en térmi- En todos estos casos, hay que considerar la novedad y la complejidad en térmi-
nos de interacción entre el estímulo y el perceptor. nos de interacción entre el estímulo y el perceptor.
Una de las respuestas atencionales donde más sistemáticamente se ha analizado Una de las respuestas atencionales donde más sistemáticamente se ha analizado
el papel determinante que tienen estos factores determinantes ha sido la RO (para el papel determinante que tienen estos factores determinantes ha sido la RO (para
una revisión sobre el tema, véase Botella, 1982). una revisión sobre el tema, véase Botella, 1982).
Los estímulos de colores vivos, por ejemplo, provocan RO más intensas que los Los estímulos de colores vivos, por ejemplo, provocan RO más intensas que los
objetos en color gris. Pero como ya vimos al principio de este capítulo, los factores deter- objetos en color gris. Pero como ya vimos al principio de este capítulo, los factores deter-
minantes más importantes de la RO son la intensidad –cuanto más intenso es el estí- minantes más importantes de la RO son la intensidad –cuanto más intenso es el estí-
mulo, más intensa es también la RO–, la novedad y la relevancia (Berlyne, 1960; Lynn, mulo, más intensa es también la RO–, la novedad y la relevancia (Berlyne, 1960; Lynn,
1966; Sokolov, 1963b). De todos ellos, la novedad es el factor determinante más impor- 1966; Sokolov, 1963b). De todos ellos, la novedad es el factor determinante más impor-
tante (véase, por ejemplo, Berlyne, 1961; Gabriel y Ball, 1979; Kimmel, 1960; Koepke tante (véase, por ejemplo, Berlyne, 1961; Gabriel y Ball, 1979; Kimmel, 1960; Koepke
y Pribram, 1966; Zimmy y Kienstra, 1967), y su poder elicitador se halla por encima de y Pribram, 1966; Zimmy y Kienstra, 1967), y su poder elicitador se halla por encima de
otros factores estimulares tales como la intensidad del estímulo (Kimmel, 1960) o su otros factores estimulares tales como la intensidad del estímulo (Kimmel, 1960) o su
nocividad (Zimmy y Kienstra, 1967). nocividad (Zimmy y Kienstra, 1967).

1.4.2. El nivel de activación fisiológica 1.4.2. El nivel de activación fisiológica

El factor determinante más importante a nivel fisiológico es el nivel de activación El factor determinante más importante a nivel fisiológico es el nivel de activación
o arousal. En su concepción clásica, el concepto de activación fisiológica o arousal se o arousal. En su concepción clásica, el concepto de activación fisiológica o arousal se
define como el nivel de receptividad y responsividad que el sistema nervioso posee en define como el nivel de receptividad y responsividad que el sistema nervioso posee en
un determinado momento ante los estímulos ambientales. Dicha activación se mani- un determinado momento ante los estímulos ambientales. Dicha activación se mani-
fiesta mediante unos índices o correlatos fisiológicos (véase Capítulo 7), y se expresa fiesta mediante unos índices o correlatos fisiológicos (véase Capítulo 7), y se expresa
desde un punto de vista comportamental en el grado de actividad que tenemos en un desde un punto de vista comportamental en el grado de actividad que tenemos en un
momento determinado: desde un nivel muy bajo cuando estamos dormidos, hasta un momento determinado: desde un nivel muy bajo cuando estamos dormidos, hasta un
nivel muy alto cuando estamos realizando un gran esfuerzo o nos hallamos sometidos nivel muy alto cuando estamos realizando un gran esfuerzo o nos hallamos sometidos
a una gran excitación. a una gran excitación.
El arousal se ha relacionado con diversos procesos psicológicos, pero de manera El arousal se ha relacionado con diversos procesos psicológicos, pero de manera
muy especial con los procesos atencionales y emocionales. En el caso que a nosotros muy especial con los procesos atencionales y emocionales. En el caso que a nosotros
nos interesa se ha observado que cuando nos encontramos activados: nos interesa se ha observado que cuando nos encontramos activados:

a) Poseemos unos niveles altos de atención y somos capaces de concentrarnos a) Poseemos unos niveles altos de atención y somos capaces de concentrarnos
mejor. mejor.
b) Somos más capaces de dar respuesta a una gran cantidad de información o b) Somos más capaces de dar respuesta a una gran cantidad de información o
desempeñar tareas que exigen distintas habilidades. desempeñar tareas que exigen distintas habilidades.
c) Mantenemos mejor la atención durante períodos de tiempo relativamente c) Mantenemos mejor la atención durante períodos de tiempo relativamente
amplios. amplios.

En otras palabras, que el arousal fisiológico incide directamente sobre los tres En otras palabras, que el arousal fisiológico incide directamente sobre los tres
mecanismos básicos de la atención. La relación entre el nivel de activación y atención mecanismos básicos de la atención. La relación entre el nivel de activación y atención
selectiva fue ya establecida en 1959 por Eastbrook, quien afirmó que el arousal pro- selectiva fue ya establecida en 1959 por Eastbrook, quien afirmó que el arousal pro-
duce un estrechamiento del foco de la atención sobre un número cada vez menor de duce un estrechamiento del foco de la atención sobre un número cada vez menor de
índices de tarea –una concentración intensa sobre unos pocos de los estímulos rele- índices de tarea –una concentración intensa sobre unos pocos de los estímulos rele-
vantes para la tarea–. Esta hipótesis sigue actualmente vigente. Sin embargo, parece vantes para la tarea–. Esta hipótesis sigue actualmente vigente. Sin embargo, parece
32 Psicología de la atención 32 Psicología de la atención

que una activación intensa también va unida a una mayor susceptibilidad a la dis- que una activación intensa también va unida a una mayor susceptibilidad a la dis-
tracción (Broadbent, 1971; Näätänen, 1973), de tal forma que los sujetos afectados tracción (Broadbent, 1971; Näätänen, 1973), de tal forma que los sujetos afectados
por niveles muy altos de activación, que llegan incluso a vivenciar la situación como por niveles muy altos de activación, que llegan incluso a vivenciar la situación como
ansiosa, tienden a dejarse influir por un mayor número de actividades de procesa- ansiosa, tienden a dejarse influir por un mayor número de actividades de procesa-
miento irrelevantes para la tarea principal que han de desarrollar. miento irrelevantes para la tarea principal que han de desarrollar.
Por otra parte, en aquellas situaciones de gran estrés y arousal en las que se requie- Por otra parte, en aquellas situaciones de gran estrés y arousal en las que se requie-
re atender a índices ambientales muy variados para poder tomar decisiones en cada re atender a índices ambientales muy variados para poder tomar decisiones en cada
momento, se produce un deterioro a veces fatal de la conducta. La razón radica en momento, se produce un deterioro a veces fatal de la conducta. La razón radica en
que la actividad atencional del individuo está mermada. En estos casos es preciso que que la actividad atencional del individuo está mermada. En estos casos es preciso que
dispongan de un repertorio de rutinas automatizadas que se ejecuten eficazmente sin dispongan de un repertorio de rutinas automatizadas que se ejecuten eficazmente sin
consumir atención (Norman, 1976). Las líneas principales de investigación en este consumir atención (Norman, 1976). Las líneas principales de investigación en este
campo han sido las siguientes: campo han sido las siguientes:

1) Establecer una correlación entre el nivel de activación general del sujeto con 1) Establecer una correlación entre el nivel de activación general del sujeto con
la ejecución en tareas atencionales. En un primer momento podemos obser- la ejecución en tareas atencionales. En un primer momento podemos obser-
var cómo la mayoría de nosotros somos más eficaces en la ejecución de una var cómo la mayoría de nosotros somos más eficaces en la ejecución de una
tarea cuando estamos mínimamente activados. Dicha afirmación se basa en la tarea cuando estamos mínimamente activados. Dicha afirmación se basa en la
ley de Yerkes–Dodson (1909), según la cual, conforme aumenta el nivel de acti- ley de Yerkes–Dodson (1909), según la cual, conforme aumenta el nivel de acti-
vación de un individuo mejor es el rendimiento, hasta un determinado momen- vación de un individuo mejor es el rendimiento, hasta un determinado momen-
to –denominado punto óptimo, que es distinto para cada sujeto– por encima to –denominado punto óptimo, que es distinto para cada sujeto– por encima
del cual cuanto mayor es el nivel de activación peor es la ejecución en la tarea del cual cuanto mayor es el nivel de activación peor es la ejecución en la tarea
(véase Figura 1.2). Una variable importante a tener en cuenta es el nivel de (véase Figura 1.2). Una variable importante a tener en cuenta es el nivel de
dificultad de la tarea: si la tarea es sencilla, la ejecución es mejor si los niveles dificultad de la tarea: si la tarea es sencilla, la ejecución es mejor si los niveles
de activación tienden a ser altos; por el contrario, en una tarea compleja, la de activación tienden a ser altos; por el contrario, en una tarea compleja, la
ejecución es mejor si el nivel de activación es algo más bajo. ejecución es mejor si el nivel de activación es algo más bajo.

Tarea Compleja Tarea Sencilla Tarea Compleja Tarea Sencilla


Alta

Alta
Eficacia de ejecución

Eficacia de ejecución
Baja

Baja
Baja Alta Baja Alta

Activación Activación

Figura 1.2. Rendimiento de una tarea en función del nivel de activación Figura 1.2. Rendimiento de una tarea en función del nivel de activación
y de dificultad de la tarea. y de dificultad de la tarea.
Capítulo 1: Definición y concepto 33 Capítulo 1: Definición y concepto 33

2) Puesto que el nivel de activación del sistema nervioso presenta una variabili- 2) Puesto que el nivel de activación del sistema nervioso presenta una variabili-
dad a lo largo del día, es lógico plantearse que las tareas atencionales pueden dad a lo largo del día, es lógico plantearse que las tareas atencionales pueden
verse alteradas en función de esta variabilidad. Diversos estudios evidencian verse alteradas en función de esta variabilidad. Diversos estudios evidencian
que los ritmos de ejecución dependen, en parte, de las demandas de la tarea. que los ritmos de ejecución dependen, en parte, de las demandas de la tarea.
Desde este punto de vista, se suele hacer una diferenciación entre: a) tareas Desde este punto de vista, se suele hacer una diferenciación entre: a) tareas
que requieren un proceso de información, denominadas en ocasiones de eje- que requieren un proceso de información, denominadas en ocasiones de eje-
cución percepto–motora, y b) y tareas en las que claramente están implicados cución percepto–motora, y b) y tareas en las que claramente están implicados
mecanismos de memoria. Muchas tareas atencionales (tachado, tiempo de reac- mecanismos de memoria. Muchas tareas atencionales (tachado, tiempo de reac-
ción, etc.) se han asociado con el primer tipo de tareas que, por otra parte, sue- ción, etc.) se han asociado con el primer tipo de tareas que, por otra parte, sue-
len ir asociadas con el ritmo de la temperatura corporal. len ir asociadas con el ritmo de la temperatura corporal.
Puesto que la temperatura corporal es un índice del nivel de activación, y el pun- Puesto que la temperatura corporal es un índice del nivel de activación, y el pun-
to óptimo de éste varía en función de la dificultad de la tarea, este tipo de tare- to óptimo de éste varía en función de la dificultad de la tarea, este tipo de tare-
as atencionales sencillas deberán realizarse mejor conforme avance el día, al con- as atencionales sencillas deberán realizarse mejor conforme avance el día, al con-
trario de las tareas difíciles que exigen carga de memoria. No obstante, los trabajos trario de las tareas difíciles que exigen carga de memoria. No obstante, los trabajos
llevados a cabo no han llegado a conclusiones unánimes sobre el tema. Parece llevados a cabo no han llegado a conclusiones unánimes sobre el tema. Parece
que las tareas atencionales sencillas siguen casi siempre esta pauta que hemos que las tareas atencionales sencillas siguen casi siempre esta pauta que hemos
indicado, pero no está claro cómo influye la hora del día en tareas que exigen indicado, pero no está claro cómo influye la hora del día en tareas que exigen
mayor selectividad y control atencional (Eysenck, 1982). mayor selectividad y control atencional (Eysenck, 1982).
3) Finalmente, utilizar agentes estresores externos que incrementen el nivel de 3) Finalmente, utilizar agentes estresores externos que incrementen el nivel de
activación y comparar el rendimiento de la tarea antes y después de la exis- activación y comparar el rendimiento de la tarea antes y después de la exis-
tencia de tales estresores. En estos casos se ha observado que cuando se usan tencia de tales estresores. En estos casos se ha observado que cuando se usan
agentes estresores externos, tales como el ruido blanco, shocks, etc., aumenta agentes estresores externos, tales como el ruido blanco, shocks, etc., aumenta
el grado de activación y, siempre y cuando este nivel se presente en intensida- el grado de activación y, siempre y cuando este nivel se presente en intensida-
des moderadas, produce un aumento del nivel de ejecución (Hockey, 1979). des moderadas, produce un aumento del nivel de ejecución (Hockey, 1979).

1.4.3. Intereses y expectativas 1.4.3. Intereses y expectativas

Desde un punto de vista psicológico, los aspectos motivacionales son los que han Desde un punto de vista psicológico, los aspectos motivacionales son los que han
jugado un papel más importante en la atención voluntaria. Éstos han sido estudiados jugado un papel más importante en la atención voluntaria. Éstos han sido estudiados
a través de dos dimensiones básicas: los intereses del sujeto y las expectativas a las a través de dos dimensiones básicas: los intereses del sujeto y las expectativas a las
que se ve sometido. que se ve sometido.
En cuanto a los intereses del propio individuo, los estímulos que se hallan dentro En cuanto a los intereses del propio individuo, los estímulos que se hallan dentro
del campo de interés de una persona se perciben antes y mejor que aquellos otros del campo de interés de una persona se perciben antes y mejor que aquellos otros
que, en igualdad de circunstancias, son neutros para el sujeto. que, en igualdad de circunstancias, son neutros para el sujeto.
Pero las expectativas que el sujeto tiene en un momento determinado sobre las Pero las expectativas que el sujeto tiene en un momento determinado sobre las
características de la información que va a recibir o sobre la tarea que va a llevar a características de la información que va a recibir o sobre la tarea que va a llevar a
cabo también es un factor importante. Este fenómeno se conoce con el nombre de set cabo también es un factor importante. Este fenómeno se conoce con el nombre de set
mental (mental set o Einstellung), y de forma más específica con el nombre de set aten- mental (mental set o Einstellung), y de forma más específica con el nombre de set aten-
cional. Éste ha sido un tema muy estudiado en el ámbito de la atención, desde los ini- cional. Éste ha sido un tema muy estudiado en el ámbito de la atención, desde los ini-
cios de la psicología científica. Los efectos principales de tener expectativas son: cios de la psicología científica. Los efectos principales de tener expectativas son:

a) Facilitar el proceso exploratorio al reducir su ámbito al de lo esperable. a) Facilitar el proceso exploratorio al reducir su ámbito al de lo esperable.
b) Reducir las alternativas de interpretación. b) Reducir las alternativas de interpretación.
34 Psicología de la atención 34 Psicología de la atención

c) Sostener la actividad atencional cuando dichas expectativas no son confirmadas. c) Sostener la actividad atencional cuando dichas expectativas no son confirmadas.
d) Alertar al individuo. d) Alertar al individuo.

En definitiva, podemos afirmar que los efectos de la anticipación suelen ser nor- En definitiva, podemos afirmar que los efectos de la anticipación suelen ser nor-
malmente positivos (Posner, 1978), pero no siempre es así. Cuando no se cumplen los malmente positivos (Posner, 1978), pero no siempre es así. Cuando no se cumplen los
acontecimientos previstos los efectos son negativos. En estos casos, normalmente, el acontecimientos previstos los efectos son negativos. En estos casos, normalmente, el
sujeto ha de reorientar su atención hacia aquellos objetos y/o tareas a las que en un sujeto ha de reorientar su atención hacia aquellos objetos y/o tareas a las que en un
principio no estaba atendiendo, y esto obviamente deteriora el rendimiento. principio no estaba atendiendo, y esto obviamente deteriora el rendimiento.

1.4.4. Estados transitorios 1.4.4. Estados transitorios

Los estados transitorios son situaciones que tienen lugar en un momento más o Los estados transitorios son situaciones que tienen lugar en un momento más o
menos amplio de la vida de un individuo y que influyen en su actividad mental y con- menos amplio de la vida de un individuo y que influyen en su actividad mental y con-
ductual. En el caso de los problemas de atención, los más importantes son la fatiga, ductual. En el caso de los problemas de atención, los más importantes son la fatiga,
el estrés, el efecto de ciertas drogas y psicofármacos y el sueño. En concreto: el estrés, el efecto de ciertas drogas y psicofármacos y el sueño. En concreto:

1) La fatiga es un estado psicofísico que provoca una disminución en la capaci- 1) La fatiga es un estado psicofísico que provoca una disminución en la capaci-
dad energética del individuo. Sea física o mental, es un factor importante pues- dad energética del individuo. Sea física o mental, es un factor importante pues-
to que cuanto más fatigados estamos, más difícil es que podamos concentrar- to que cuanto más fatigados estamos, más difícil es que podamos concentrar-
nos en una tarea y, muy especialmente, mantengamos la atención. nos en una tarea y, muy especialmente, mantengamos la atención.
2) Por su parte el estrés es un factor que aumenta los niveles de activación de un 2) Por su parte el estrés es un factor que aumenta los niveles de activación de un
individuo. En consecuencia, no tiene por qué ser un factor negativo si no se supe- individuo. En consecuencia, no tiene por qué ser un factor negativo si no se supe-
ra el nivel óptimo. Ahora bien, cuando el estrés es excesivo, los niveles de acti- ra el nivel óptimo. Ahora bien, cuando el estrés es excesivo, los niveles de acti-
vación se disparan. La consecuencia más evidente en estas situaciones de estrés vación se disparan. La consecuencia más evidente en estas situaciones de estrés
alto es que el foco atencional se estrecha y se restringe hacia los estímulos que alto es que el foco atencional se estrecha y se restringe hacia los estímulos que
provocan el estrés, sin atender a otros estímulos no estresantes que también provocan el estrés, sin atender a otros estímulos no estresantes que también
podrían ser importantes para nuestra adaptación al medio. Este fenómeno se ha podrían ser importantes para nuestra adaptación al medio. Este fenómeno se ha
denominado en ocasiones visión en túnel. denominado en ocasiones visión en túnel.
3) En cuanto al efecto de las drogas y psicofármacos, los medicamentos que más 3) En cuanto al efecto de las drogas y psicofármacos, los medicamentos que más
claramente se ve que afectan a los problemas de atención son dos cuyos efec- claramente se ve que afectan a los problemas de atención son dos cuyos efec-
tos son totalmente distintos: los tranquilizantes y los estimulantes. Dentro de tos son totalmente distintos: los tranquilizantes y los estimulantes. Dentro de
los primeros, uno de los que más sistemáticamente ha sido estudiado ha sido los primeros, uno de los que más sistemáticamente ha sido estudiado ha sido
el diazepán. Aunque no siempre influye directamente en tareas atencionales el diazepán. Aunque no siempre influye directamente en tareas atencionales
(por ejemplo, Stroop: Golombok, Mathews, MacLeod y Lader, 1990), sí influ- (por ejemplo, Stroop: Golombok, Mathews, MacLeod y Lader, 1990), sí influ-
ye en tareas en las que hay implicados oscilamientos de la atención, que los ye en tareas en las que hay implicados oscilamientos de la atención, que los
hace más lentos (Coull, Robbins, Middleton y Sahakian, 1995; Fafowricz, Unrug, hace más lentos (Coull, Robbins, Middleton y Sahakian, 1995; Fafowricz, Unrug,
Marek y Van-Luijtelaar, 1995), y niveles de alerta del individuo (Unrug, Van- Marek y Van-Luijtelaar, 1995), y niveles de alerta del individuo (Unrug, Van-
Luijtelaar y Coenen, 1992), sobre los cuales produce una disminución. Luijtelaar y Coenen, 1992), sobre los cuales produce una disminución.
Por su parte, los estimulantes ayudan a incrementar el nivel de arousal de un Por su parte, los estimulantes ayudan a incrementar el nivel de arousal de un
individuo, por lo que influye directamente en el tono atencional de éste. individuo, por lo que influye directamente en el tono atencional de éste.
4) En el caso del sueño, uno de los efectos principales de la privación del sueño 4) En el caso del sueño, uno de los efectos principales de la privación del sueño
es el descenso del nivel de activación. En consecuencia, disminuye la capaci- es el descenso del nivel de activación. En consecuencia, disminuye la capaci-
Capítulo 1: Definición y concepto 35 Capítulo 1: Definición y concepto 35

dad para enfocar la atención sobre los estímulos relevantes o críticos, aumen- dad para enfocar la atención sobre los estímulos relevantes o críticos, aumen-
ta la susceptibilidad a los efectos perturbadores de los distractores, y disminu- ta la susceptibilidad a los efectos perturbadores de los distractores, y disminu-
ye la intensidad de la atención (Eysenck, 1982). ye la intensidad de la atención (Eysenck, 1982).

1.5. Tipos de atención 1.5. Tipos de atención

Son diversos los criterios que se pueden utilizar para clasificar los distintos tipos Son diversos los criterios que se pueden utilizar para clasificar los distintos tipos
de atención existentes (véase Cuadro 1.3). de atención existentes (véase Cuadro 1.3).

CUADRO 1.3. Tipos de atención. CUADRO 1.3. Tipos de atención.

CRITERIO DE CLASIFICACIÓN TIPOS DE ATENCIÓN CRITERIO DE CLASIFICACIÓN TIPOS DE ATENCIÓN

Mecanismos implicados. Selectiva/dividida, sostenida. Mecanismos implicados. Selectiva/dividida, sostenida.


Objeto al que va dirigida la atención. Externa/interna. Objeto al que va dirigida la atención. Externa/interna.
Modalidad sensorial implicada. Visual selectiva auditiva. Modalidad sensorial implicada. Visual selectiva auditiva.
Amplitud/intensidad con la que se atiende. Global/selectiva. Amplitud/intensidad con la que se atiende. Global/selectiva.
Amplitud y control que se ejerce. Concentrada/dispersa. Amplitud y control que se ejerce. Concentrada/dispersa.
Manifestaciones de los procesos atencionales. Abierta/encubierta. Manifestaciones de los procesos atencionales. Abierta/encubierta.
Grado de control voluntario. Voluntaria/involuntaria. Grado de control voluntario. Voluntaria/involuntaria.
Grado de procesamiento de la información no atendida. Consciente/inconsciente. Grado de procesamiento de la información no atendida. Consciente/inconsciente.

Algunos de estos tipos de atención ya los hemos analizado. No obstante, y de una Algunos de estos tipos de atención ya los hemos analizado. No obstante, y de una
forma más sistemática, podemos diferenciar las que se exponen seguidamente. forma más sistemática, podemos diferenciar las que se exponen seguidamente.

• Atención selectiva, divididad y sostenida • Atención selectiva, divididad y sostenida

Ya hemos visto que los mecanismos u operaciones implicados cuando la atención Ya hemos visto que los mecanismos u operaciones implicados cuando la atención
se pone en marcha, son los de selección, división y mantenimiento de la actividad men- se pone en marcha, son los de selección, división y mantenimiento de la actividad men-
tal. Ello ha dado lugar a hablar de tres tipos distintos de atención; a saber, la atención tal. Ello ha dado lugar a hablar de tres tipos distintos de atención; a saber, la atención
selectiva, la atención dividida y la atención sostenida. selectiva, la atención dividida y la atención sostenida.
Esta clasificación de la atención ha sido durante muchos años la más extendida, si Esta clasificación de la atención ha sido durante muchos años la más extendida, si
bien son cada vez más los autores (Davies, Jones y Taylor, 1984; Duncan, 1980, 1984; bien son cada vez más los autores (Davies, Jones y Taylor, 1984; Duncan, 1980, 1984;
Moñivas, 1993; Parasuraman y Davies, 1984; Shiffrin, 1988) que entienden que aten- Moñivas, 1993; Parasuraman y Davies, 1984; Shiffrin, 1988) que entienden que aten-
ción selectiva focalizada y atención dividida son dos formas de estudiar los procesos ción selectiva focalizada y atención dividida son dos formas de estudiar los procesos
selectivos de la atención, los cuales partirían de un concepto básico, el de capacidad selectivos de la atención, los cuales partirían de un concepto básico, el de capacidad
limitada o límites del sistema. El esquema sería el siguiente: limitada o límites del sistema. El esquema sería el siguiente:

1) La información del medio ambiente se caracteriza por ser generalmente nume- 1) La información del medio ambiente se caracteriza por ser generalmente nume-
rosa y más o menos compleja. rosa y más o menos compleja.
36 Psicología de la atención 36 Psicología de la atención

2) Por otra parte, el organismo se caracteriza por poseer una capacidad determi- 2) Por otra parte, el organismo se caracteriza por poseer una capacidad determi-
nada para procesar dicha información, pero esta capacidad es limitada. nada para procesar dicha información, pero esta capacidad es limitada.
3) Ante estos casos en que se produce una sobrecarga estimular, las demandas 3) Ante estos casos en que se produce una sobrecarga estimular, las demandas
ambientales pueden ser de dos tipos: o responder tan sólo a una parte de la infor- ambientales pueden ser de dos tipos: o responder tan sólo a una parte de la infor-
mación, o responder simultáneamente a todas las demandas del ambiente. mación, o responder simultáneamente a todas las demandas del ambiente.
4) Para evitar esta sobrecarga estimular mediante la actividad selectiva, la aten- 4) Para evitar esta sobrecarga estimular mediante la actividad selectiva, la aten-
ción funciona de la siguiente manera: o bien atiende (focaliza) a una informa- ción funciona de la siguiente manera: o bien atiende (focaliza) a una informa-
ción y deja a un lado (ignora) la restante, o bien distribuye los recursos aten- ción y deja a un lado (ignora) la restante, o bien distribuye los recursos aten-
cionales con los que cuenta el sujeto. cionales con los que cuenta el sujeto.

En el primero de los casos hablaríamos de atención selectiva focalizada; y en el En el primero de los casos hablaríamos de atención selectiva focalizada; y en el
segundo de atención selectiva dividida. segundo de atención selectiva dividida.
A pesar de estas precisiones terminológicas, sigue siendo mayoritario el punto de A pesar de estas precisiones terminológicas, sigue siendo mayoritario el punto de
vista de aquellos autores que designan con el nombre de atención selectiva sólo y vista de aquellos autores que designan con el nombre de atención selectiva sólo y
exclusivamente a los procesos de focalización de la atención. exclusivamente a los procesos de focalización de la atención.

• Atención interna versus externa • Atención interna versus externa

La atención puede ser orientada, o bien hacia los objetos y sucesos ambientales La atención puede ser orientada, o bien hacia los objetos y sucesos ambientales
externos, o bien hacia nuestro propio conocimiento, nuestros recuerdos, nuestras externos, o bien hacia nuestro propio conocimiento, nuestros recuerdos, nuestras
emociones y sentimientos, etc. En el primero de los casos hablamos de atención exter- emociones y sentimientos, etc. En el primero de los casos hablamos de atención exter-
na, y en el segundo de los casos de atención interna. na, y en el segundo de los casos de atención interna.
Este tipo de diferenciación no ha de ser confundido con aquel otro que se esta- Este tipo de diferenciación no ha de ser confundido con aquel otro que se esta-
blece entre factores determinantes externos vs. internos de la atención. En este caso, blece entre factores determinantes externos vs. internos de la atención. En este caso,
el criterio que establece la diferenciación entre unos y otros determinantes es el ori- el criterio que establece la diferenciación entre unos y otros determinantes es el ori-
gen externo vs. interno de la fuente de información que pone en marcha los meca- gen externo vs. interno de la fuente de información que pone en marcha los meca-
nismos de funcionamiento de la atención. nismos de funcionamiento de la atención.
La investigación psicológica en general se ha centrado más en el estudio de la La investigación psicológica en general se ha centrado más en el estudio de la
atención hacia los acontecimientos del medio ambiente externo; sin embargo, el aná- atención hacia los acontecimientos del medio ambiente externo; sin embargo, el aná-
lisis del fenómeno conocido en ocasiones con el nombre de autofocalización está lisis del fenómeno conocido en ocasiones con el nombre de autofocalización está
cobrando cada vez mayor importancia. Ello se evidencia fundamentalmente cuando cobrando cada vez mayor importancia. Ello se evidencia fundamentalmente cuando
se analizan ciertas disfunciones atencionales que tienen lugar en algunos trastornos se analizan ciertas disfunciones atencionales que tienen lugar en algunos trastornos
mentales, y en el entrenamiento de ciertas estrategias de concentración como es el mentales, y en el entrenamiento de ciertas estrategias de concentración como es el
ámbito deportivo. ámbito deportivo.

• Atención visual versus auditiva • Atención visual versus auditiva

Los sistemas sensoriales son las estructuras que permiten a un organismo recibir Los sistemas sensoriales son las estructuras que permiten a un organismo recibir
información del medio ambiente. Conocer qué información reciben y cómo la reci- información del medio ambiente. Conocer qué información reciben y cómo la reci-
ben es importante. En nuestro caso conceto, nos interesa fudamentalmente saber ben es importante. En nuestro caso conceto, nos interesa fudamentalmente saber
cómo seleccionan la información que les llega. cómo seleccionan la información que les llega.
De las distintas modalidades sensoriales existentes, las dos más estudiadas en el De las distintas modalidades sensoriales existentes, las dos más estudiadas en el
caso de la atención han sido la visual y la auditiva. Se suele hacer una diferenciación caso de la atención han sido la visual y la auditiva. Se suele hacer una diferenciación
Capítulo 1: Definición y concepto 37 Capítulo 1: Definición y concepto 37

entre estos dos tipos de atención porque la mayor parte de las investigaciones evi- entre estos dos tipos de atención porque la mayor parte de las investigaciones evi-
dencian una serie de diferencias claras entre ambas. Una de ellas es que mientras que dencian una serie de diferencias claras entre ambas. Una de ellas es que mientras que
la información visual se halla continuamente disponible de todas las superficies visi- la información visual se halla continuamente disponible de todas las superficies visi-
bles, la información auditiva se halla disponible en momentos temporales aislados. bles, la información auditiva se halla disponible en momentos temporales aislados.
Esto ha dado lugar a afirmar que mientras que el procesamiento de la información Esto ha dado lugar a afirmar que mientras que el procesamiento de la información
visual se realiza en paralelo, esto es, toda la información al mismo tiempo, el proce- visual se realiza en paralelo, esto es, toda la información al mismo tiempo, el proce-
samiento de la información auditiva se lleva a cabo serial o secuencialmente. samiento de la información auditiva se lleva a cabo serial o secuencialmente.
Pero la diferencia que a nosotros más nos interesa resaltar en estos momentos es Pero la diferencia que a nosotros más nos interesa resaltar en estos momentos es
la forma que cada modalidad sensorial tiene de seleccionar la información: los meca- la forma que cada modalidad sensorial tiene de seleccionar la información: los meca-
nismos que permiten tanto codificar como seleccionar la información visual tienen nismos que permiten tanto codificar como seleccionar la información visual tienen
lugar en buena parte a nivel periférico por ejemplo, mediante los movimientos sacá- lugar en buena parte a nivel periférico por ejemplo, mediante los movimientos sacá-
dicos de los ojos o la acomodación del cristalino a distintos niveles de profundidad, dicos de los ojos o la acomodación del cristalino a distintos niveles de profundidad,
se selecciona buena parte de la información. Por el contrario, los recepetores auditi- se selecciona buena parte de la información. Por el contrario, los recepetores auditi-
vos, una vez superado su umbral, recogen todos los estímulos acústicos del medio vos, una vez superado su umbral, recogen todos los estímulos acústicos del medio
ambiente, y no pueden acomodarse para rechazar parte de ellos: no recogen un men- ambiente, y no pueden acomodarse para rechazar parte de ellos: no recogen un men-
saje y rechazan otros, sino que han de recoger toda la estimulación auditiva de forma saje y rechazan otros, sino que han de recoger toda la estimulación auditiva de forma
indiscriminada, y tan sólo cuando llega la información llega al cerebro, esto es, a nivel indiscriminada, y tan sólo cuando llega la información llega al cerebro, esto es, a nivel
central, actúan los mecanismos selección auditiva. central, actúan los mecanismos selección auditiva.
El hecho de establecer mecanismos de selección distintos para la atención visual y El hecho de establecer mecanismos de selección distintos para la atención visual y
auditiva ha dado lugar a hablar de una especificidad sensorial del mecanismo atencional. auditiva ha dado lugar a hablar de una especificidad sensorial del mecanismo atencional.
Como veremos en el Capítulo 3, los primeros modelos atencionales surgidos en Como veremos en el Capítulo 3, los primeros modelos atencionales surgidos en
la psicología cognitiva se interesaron sobre todo por la atención auditiva (véase, por la psicología cognitiva se interesaron sobre todo por la atención auditiva (véase, por
ejemplo, Broadbent, 1954; Cherry, 1953; Moray, 1959). Sin embargo, el interés a par- ejemplo, Broadbent, 1954; Cherry, 1953; Moray, 1959). Sin embargo, el interés a par-
tir de la década de los años 70 se ha centrado sobre todo en el estudio de la atención tir de la década de los años 70 se ha centrado sobre todo en el estudio de la atención
visual selectiva (Neuman, van der Heijden y Allport, 1986). visual selectiva (Neuman, van der Heijden y Allport, 1986).

• Atención global versus atención selectiva • Atención global versus atención selectiva

Ya hemos visto que la atención tiene una determinada amplitud y que puede ser Ya hemos visto que la atención tiene una determinada amplitud y que puede ser
más o menos intensa, y que desde este punto de vista el foco atencional se puede más o menos intensa, y que desde este punto de vista el foco atencional se puede
ensanchar o contraer, según las demandas del ambiente. ensanchar o contraer, según las demandas del ambiente.
Desde este punto de vista, se ha establecido una distinción entre atención global Desde este punto de vista, se ha establecido una distinción entre atención global
y atención selectiva. Mientras que la atención global tiene como finalidad llevar a y atención selectiva. Mientras que la atención global tiene como finalidad llevar a
cabo una estructura organizada de las partes o elementos que componen una infor- cabo una estructura organizada de las partes o elementos que componen una infor-
mación o una tarea, la atención selectiva se centra en el análisis de los detalles que mación o una tarea, la atención selectiva se centra en el análisis de los detalles que
componen una información o tarea. En otras palabras, mientras que la atención selec- componen una información o tarea. En otras palabras, mientras que la atención selec-
tiva busca la intensidad, la atención global busca la amplitud. tiva busca la intensidad, la atención global busca la amplitud.

• Atención abierta versus encubierta • Atención abierta versus encubierta

Ya hemos visto cómo la atención posee una serie de manifestaciones, y cómo éstas Ya hemos visto cómo la atención posee una serie de manifestaciones, y cómo éstas
podían ser externas, esto es, directamente observables, o internas, es decir, no obser- podían ser externas, esto es, directamente observables, o internas, es decir, no obser-
vables de forma directa. vables de forma directa.
38 Psicología de la atención 38 Psicología de la atención

Si bien este criterio de clasificación es muy antiguo, en la actualidad ha sido nue- Si bien este criterio de clasificación es muy antiguo, en la actualidad ha sido nue-
vamente retomado. Posner (1978) en concreto ha denominado a estas dos formas de vamente retomado. Posner (1978) en concreto ha denominado a estas dos formas de
atención con el nombre de atención abierta (overt attencion) y encubierta (covert atten- atención con el nombre de atención abierta (overt attencion) y encubierta (covert atten-
tion) respectivamente. tion) respectivamente.

• Atención voluntaria versus involuntaria • Atención voluntaria versus involuntaria

Cuando dirigimos nuestra atención hacia nuestros objetivos e inhibimos respuestas Cuando dirigimos nuestra atención hacia nuestros objetivos e inhibimos respuestas
inapropiadas se ponen en marcha los mecanismos de la atención voluntaria, también inapropiadas se ponen en marcha los mecanismos de la atención voluntaria, también
llamada en ocasiones secundaria. En estos casos se dice que tenemos un gran “con- llamada en ocasiones secundaria. En estos casos se dice que tenemos un gran “con-
trol atencional”, y suele exigir un cierto esfuerzo por nuestra parte para mantenerlo. trol atencional”, y suele exigir un cierto esfuerzo por nuestra parte para mantenerlo.
Pero también existe una atención involuntaria o primaria que tiene lugar sin que medie Pero también existe una atención involuntaria o primaria que tiene lugar sin que medie
proceso volitivo alguno. A nivel perceptivo, este tipo de atención depende funda- proceso volitivo alguno. A nivel perceptivo, este tipo de atención depende funda-
mentalmente de las características de los propios estímulos ambientales; y cuando se mentalmente de las características de los propios estímulos ambientales; y cuando se
trata de llevar a cabo una tarea, nuestro rendimiento se ve mediatizado por factores trata de llevar a cabo una tarea, nuestro rendimiento se ve mediatizado por factores
motivacionales y emocionales que, o bien nos concentremos mejor y atendamos más motivacionales y emocionales que, o bien nos concentremos mejor y atendamos más
intensamente, o bien que cualquier estímulo o situación nos distraiga e influya nega- intensamente, o bien que cualquier estímulo o situación nos distraiga e influya nega-
tivamente sobre la ejecución de la tarea. tivamente sobre la ejecución de la tarea.
Al analizar los factores determinantes de la atención hemos visto cómo ciertos ras- Al analizar los factores determinantes de la atención hemos visto cómo ciertos ras-
gos físicos de los objetos pueden captar involuntariamente la atención. Pero aún en gos físicos de los objetos pueden captar involuntariamente la atención. Pero aún en
estos casos, pronto ejercemos mecanismos de control para seguir atendiendo o no a estos casos, pronto ejercemos mecanismos de control para seguir atendiendo o no a
los objetos que poseen estos rasgos. los objetos que poseen estos rasgos.
Una de las respuestas que tradicionalmente se ha considerado de naturaleza invo- Una de las respuestas que tradicionalmente se ha considerado de naturaleza invo-
luntaria ha sido la RO, tanto por la psicología soviética (Luria, 1979) como por algu- luntaria ha sido la RO, tanto por la psicología soviética (Luria, 1979) como por algu-
nos psicólogos cognitivos (por ejemplo, Glass, Holydak y Santa, 1979). Sin embargo, nos psicólogos cognitivos (por ejemplo, Glass, Holydak y Santa, 1979). Sin embargo,
parece que la RO puede ser también elicitada por procesos de pensamiento, y no sólo parece que la RO puede ser también elicitada por procesos de pensamiento, y no sólo
por estímulos externos. Ello ha hecho que algunos autores (por ejemplo, Maltzman, por estímulos externos. Ello ha hecho que algunos autores (por ejemplo, Maltzman,
1977) distingan entre RO voluntarias e involuntarias. 1977) distingan entre RO voluntarias e involuntarias.
Es muy difícil, por lo tanto, hablar de una atención totalmente involuntaria. Es muy difícil, por lo tanto, hablar de una atención totalmente involuntaria.

• Atención consciente versus inconsciente • Atención consciente versus inconsciente

El hecho de que en muchas ocasiones nos demos cuenta o nos percatemos de que El hecho de que en muchas ocasiones nos demos cuenta o nos percatemos de que
atendemos a los estímulos, o que estamos más o menos concentrados a la hora de lle- atendemos a los estímulos, o que estamos más o menos concentrados a la hora de lle-
var a cabo una tarea ha dado lugar a que, en ocasiones, atención y consciencia hayan var a cabo una tarea ha dado lugar a que, en ocasiones, atención y consciencia hayan
sido considerados como un mismo fenómeno. Sin embargo, esto no es del todo cier- sido considerados como un mismo fenómeno. Sin embargo, esto no es del todo cier-
to. Atención y consciencia no son sinónimos, ya que no todo lo atendido se hace cons- to. Atención y consciencia no son sinónimos, ya que no todo lo atendido se hace cons-
ciente. Muchas veces podemos prestar atención sin darnos cuenta de que estamos ciente. Muchas veces podemos prestar atención sin darnos cuenta de que estamos
atendiendo. Un ejemplo típico en nuestra vida cotidiana es el fenómeno que se cono- atendiendo. Un ejemplo típico en nuestra vida cotidiana es el fenómeno que se cono-
ce con el nombre de atención habitual, y que se refiere a la atención automática e ce con el nombre de atención habitual, y que se refiere a la atención automática e
inconsciente que prestamos a aquellos objetos y/o tareas que forman parte de nues- inconsciente que prestamos a aquellos objetos y/o tareas que forman parte de nues-
tros hábitos: poner las llaves en el mueble del recibidor cuando llegamos a casa, qui- tros hábitos: poner las llaves en el mueble del recibidor cuando llegamos a casa, qui-
tarnos anillos o sortijas y depositarlos en el cajón de la mesilla cuando vamos a dor- tarnos anillos o sortijas y depositarlos en el cajón de la mesilla cuando vamos a dor-
Capítulo 1: Definición y concepto 39 Capítulo 1: Definición y concepto 39

mir, etc. Generalmente, si se nos pregunta si hemos realizado estas acciones al cabo mir, etc. Generalmente, si se nos pregunta si hemos realizado estas acciones al cabo
de un cierto tiempo de haberlas hecho, no solemos recordarlo a no ser que hagamos de un cierto tiempo de haberlas hecho, no solemos recordarlo a no ser que hagamos
un claro esfuerzo de memoria, y aun así hay ocasiones en que no somos capaces de un claro esfuerzo de memoria, y aun así hay ocasiones en que no somos capaces de
recordar. recordar.
Lo que sí podemos afirmar es que todo lo que es consciente ha sido atendido. En Lo que sí podemos afirmar es que todo lo que es consciente ha sido atendido. En
este sentido, nos percatamos de las cosas porque las atendemos; en otras palabras, la este sentido, nos percatamos de las cosas porque las atendemos; en otras palabras, la
atención posibilita que las cosas ingresen en nuestra consciencia. atención posibilita que las cosas ingresen en nuestra consciencia.
CAPÍTULO 2 CAPÍTULO 2

MÉTODOS Y TÉCNICAS DE ESTUDIO DE LA ATENCIÓN MÉTODOS Y TÉCNICAS DE ESTUDIO DE LA ATENCIÓN

2.1. Introducción 2.1. Introducción

En este capítulo vamos a intentar analizar cómo la psicología aborda el estudio y En este capítulo vamos a intentar analizar cómo la psicología aborda el estudio y
la investigación científica de los procesos atencionales. Puesto que en el Capítulo 1 la investigación científica de los procesos atencionales. Puesto que en el Capítulo 1
hemos visto que la atención tiene una serie de manifestaciones vamos, en primer lugar, hemos visto que la atención tiene una serie de manifestaciones vamos, en primer lugar,
a analizar cómo se miden dichas manifestaciones. Ahora bien, con independencia de a analizar cómo se miden dichas manifestaciones. Ahora bien, con independencia de
lo que son las técnicas de medida de cualquier actividad atencional, las investigacio- lo que son las técnicas de medida de cualquier actividad atencional, las investigacio-
nes llevadas a cabo por cualquier disciplina, y muy especialmente por la psicología nes llevadas a cabo por cualquier disciplina, y muy especialmente por la psicología
cognitiva, se caracterizan por utilizar todo un conjunto de estrategias estandarizadas cognitiva, se caracterizan por utilizar todo un conjunto de estrategias estandarizadas
para el estudio de los distintos procesos psicológicos. Dichas estrategias reciben el para el estudio de los distintos procesos psicológicos. Dichas estrategias reciben el
nombre de paradigmas experimentales, y cada uno de ellos se caracteriza por: a) plan- nombre de paradigmas experimentales, y cada uno de ellos se caracteriza por: a) plan-
tear un procedimiento específico de presentación de los estímulos y/o información al tear un procedimiento específico de presentación de los estímulos y/o información al
sujeto; y b) utilizar unas tareas concretas. sujeto; y b) utilizar unas tareas concretas.
Son muchas las clasificaciones que se han hecho a la hora de analizar los paradig- Son muchas las clasificaciones que se han hecho a la hora de analizar los paradig-
mas experimentales más utilizados en el estudio de la atención, y en muchos casos se mas experimentales más utilizados en el estudio de la atención, y en muchos casos se
ha intentado elaborar macrotaxonomías de estos paradigmas experimentales (véase ha intentado elaborar macrotaxonomías de estos paradigmas experimentales (véase
Enns, 1990; Haberlandt, 1994; Kahneman y Treisman, 1984; Moñivas, 1993; Sáinz, Mateos Enns, 1990; Haberlandt, 1994; Kahneman y Treisman, 1984; Moñivas, 1993; Sáinz, Mateos
y González, 1988). La razón de ello reside en que, según el ámbito de la atención que y González, 1988). La razón de ello reside en que, según el ámbito de la atención que
estemos estudiando, normalmente se utiliza uno u otro paradigma de forma más rele- estemos estudiando, normalmente se utiliza uno u otro paradigma de forma más rele-
vante y específica. Así, por ejemplo, si lo que intentamos estudiar son procesos de foca- vante y específica. Así, por ejemplo, si lo que intentamos estudiar son procesos de foca-
lización de la atención, los paradigmas utilizados se basan en procedimientos en los que lización de la atención, los paradigmas utilizados se basan en procedimientos en los que
se instruye al sujeto para que centre su atención en un determinado canal de estimula- se instruye al sujeto para que centre su atención en un determinado canal de estimula-
ción, en sólo ciertos estímulos que aparezcan por dicho canal, o en la realización de una ción, en sólo ciertos estímulos que aparezcan por dicho canal, o en la realización de una
única tarea, evitando mientras tanto el procesamiento de información paralela que se única tarea, evitando mientras tanto el procesamiento de información paralela que se
pueda presentar. Por el contrario, si lo que intentamos es analizar procesos de distri- pueda presentar. Por el contrario, si lo que intentamos es analizar procesos de distri-
bución de la atención, se utilizarán procedimientos en los que se da instrucciones al suje- bución de la atención, se utilizarán procedimientos en los que se da instrucciones al suje-
to para que capte y procese dos o más estímulos que se presentan de forma simultánea, to para que capte y procese dos o más estímulos que se presentan de forma simultánea,
o para que intente realizar dos tareas diferentes al mismo tiempo. o para que intente realizar dos tareas diferentes al mismo tiempo.
42 Psicología de la atención 42 Psicología de la atención

En este capítulo nos vamos a centrar de forma muy especial en describir cuáles En este capítulo nos vamos a centrar de forma muy especial en describir cuáles
son los paradigmas experimentales más utilizados en el estudio de la atención. Aho- son los paradigmas experimentales más utilizados en el estudio de la atención. Aho-
ra bien, tan sólo vamos a hacer una descripción metodológica de los paradigmas expe- ra bien, tan sólo vamos a hacer una descripción metodológica de los paradigmas expe-
rimentales más importantes, así como una simple reseña de en qué campo de la aten- rimentales más importantes, así como una simple reseña de en qué campo de la aten-
ción ha sido más utilizado. Otro tipo de consideraciones como, por ejemplo, sus ventajas ción ha sido más utilizado. Otro tipo de consideraciones como, por ejemplo, sus ventajas
e inconvenientes, serán analizadas en temas posteriores cuando analicemos más deta- e inconvenientes, serán analizadas en temas posteriores cuando analicemos más deta-
lladamente cómo son aplicados en áreas concretas de estudio en el campo de la psi- lladamente cómo son aplicados en áreas concretas de estudio en el campo de la psi-
cología de la atención. cología de la atención.

2.2. Medidas de evaluación de la atención 2.2. Medidas de evaluación de la atención

A continuación vamos a analizar cómo se miden las distintas manifestaciones de A continuación vamos a analizar cómo se miden las distintas manifestaciones de
la atención. Puesto que ya indicamos en el Capítulo 1 los problemas que presentan la atención. Puesto que ya indicamos en el Capítulo 1 los problemas que presentan
los informes introspectivos, nos vamos a centrar en las técnicas objetivas utilizadas los informes introspectivos, nos vamos a centrar en las técnicas objetivas utilizadas
para evaluar la actividad psicofisiológica, motora y cognitiva. para evaluar la actividad psicofisiológica, motora y cognitiva.

2.2.1. Medidas de la actividad psicofisiológica 2.2.1. Medidas de la actividad psicofisiológica

Puesto que la atención tiene una serie de correlatos psicofisiológicos, cada uno Puesto que la atención tiene una serie de correlatos psicofisiológicos, cada uno
de ellos puede ser registrado mediante unas técnicas de registro concretas. A conti- de ellos puede ser registrado mediante unas técnicas de registro concretas. A conti-
nuación vamos a hacer una descripción somera de las más importantes. Además de nuación vamos a hacer una descripción somera de las más importantes. Además de
definirlas, vamos a especificar el procedimiento por el cual se provoca y/o se obtiene definirlas, vamos a especificar el procedimiento por el cual se provoca y/o se obtiene
dicha actividad, así como cuáles son las unidades de medida más utilizadas. dicha actividad, así como cuáles son las unidades de medida más utilizadas.
• La electroencefalografía • La electroencefalografía
Consiste en el registro de la actividad eléctrica de las neuronas corticales. Dicho Consiste en el registro de la actividad eléctrica de las neuronas corticales. Dicho
potencial se manifiesta en un aparato conocido con el nombre de electroencefalógra- potencial se manifiesta en un aparato conocido con el nombre de electroencefalógra-
fo, aparato en el que la actividad EEG aparece como una onda sinusoide en la que fo, aparato en el que la actividad EEG aparece como una onda sinusoide en la que
se aprecia un conjunto variado de frecuencias (las más conocidas son las ondas α, β, se aprecia un conjunto variado de frecuencias (las más conocidas son las ondas α, β,
θ y δ), en el que suele predominar una de ellas. θ y δ), en el que suele predominar una de ellas.
Cada una de estas ondas se diferencia en la banda de frecuencia, medida en ciclos Cada una de estas ondas se diferencia en la banda de frecuencia, medida en ciclos
por segundo (cps), amplitud y variaciones de frecuencia. Esta última se relaciona con por segundo (cps), amplitud y variaciones de frecuencia. Esta última se relaciona con
la persistencia del ritmo de la onda. la persistencia del ritmo de la onda.
• Registro de potenciales evocados • Registro de potenciales evocados
El procedimiento de registro de esta técnica consiste en la presentación de un estímu- El procedimiento de registro de esta técnica consiste en la presentación de un estímu-
lo (visual, auditivo, etc.), el cual produce una respuesta eléctrica en la correspondiente lo (visual, auditivo, etc.), el cual produce una respuesta eléctrica en la correspondiente
región de la corteza cerebral. Puesto que la amplitud de un potencial evocado es menor región de la corteza cerebral. Puesto que la amplitud de un potencial evocado es menor
que la de la EEG, una serie de electrodos registran la actividad que sigue al estímulo, que la de la EEG, una serie de electrodos registran la actividad que sigue al estímulo,
y se eliminan las ondas de mayor amplitud propias de la EEG, consideradas en reali- y se eliminan las ondas de mayor amplitud propias de la EEG, consideradas en reali-
dad como un ruido de fondo o de base. El estímulo se presenta varias veces y un orde- dad como un ruido de fondo o de base. El estímulo se presenta varias veces y un orde-
nador promedia estas respuestas para cada electrodo. nador promedia estas respuestas para cada electrodo.
Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 43 Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 43

El potencial evocado se manifiesta en el aparato de registro como una onda sinu- El potencial evocado se manifiesta en el aparato de registro como una onda sinu-
soide que presenta las siguientes propiedades: latencia (medida en milisegundos), soide que presenta las siguientes propiedades: latencia (medida en milisegundos),
polaridad (los componentes positivos se indican con la letra P, y los negativos con la polaridad (los componentes positivos se indican con la letra P, y los negativos con la
letra N), frecuencia y amplitud. letra N), frecuencia y amplitud.

• Registro de la actividad electrodérmica • Registro de la actividad electrodérmica

El registro de la actividad eléctrica de la piel se lleva a cabo ubicando dos electrodos El registro de la actividad eléctrica de la piel se lleva a cabo ubicando dos electrodos
en áreas activas de la piel. El primero de ellos produce una pequeña corriente eléctrica en áreas activas de la piel. El primero de ellos produce una pequeña corriente eléctrica
que atraviesa la piel y se dirige al segundo electrodo, que capta el cambio que se produ- que atraviesa la piel y se dirige al segundo electrodo, que capta el cambio que se produ-
ce en su resistencia y la manda para su amplificación y registro a través de un polígrafo. ce en su resistencia y la manda para su amplificación y registro a través de un polígrafo.
Las medidas de respuesta utilizadas en la actividad electrodérmica son: el tiempo Las medidas de respuesta utilizadas en la actividad electrodérmica son: el tiempo
de latencia, la intensidad de la respuesta, el tiempo de elevación, y el tiempo de recu- de latencia, la intensidad de la respuesta, el tiempo de elevación, y el tiempo de recu-
peración media. peración media.

• Electromiografía (EMG) • Electromiografía (EMG)

Consiste en el registro de la actividad eléctrica muscular: se sitúan unos electro- Consiste en el registro de la actividad eléctrica muscular: se sitúan unos electro-
dos sobre un músculo superficial o intramuscular, si bien la más utilizada en psicofi- dos sobre un músculo superficial o intramuscular, si bien la más utilizada en psicofi-
siología es la electromiografía de superficie, y se registra el número de despolariza- siología es la electromiografía de superficie, y se registra el número de despolariza-
ciones que tienen lugar cuando dicho músculo es activado. Nuevamente el aparato ciones que tienen lugar cuando dicho músculo es activado. Nuevamente el aparato
de registro manifiesta la electromiografía como un conjunto irregular de ondas. de registro manifiesta la electromiografía como un conjunto irregular de ondas.
Las medidas más utilizadas son la frecuencia y amplitud de la onda registrada. Las medidas más utilizadas son la frecuencia y amplitud de la onda registrada.

• Electrocardiografía (EKG) • Electrocardiografía (EKG)

La frecuencia cardíaca se mide mediante un aparato conocido con el nombre de La frecuencia cardíaca se mide mediante un aparato conocido con el nombre de
electrocardiógrafo: se implantan electrodos de superficie, y el electrocardiógrafo regis- electrocardiógrafo: se implantan electrodos de superficie, y el electrocardiógrafo regis-
tra la señal EKG emitida por el organismo. Dicha actividad está constituida por un tra la señal EKG emitida por el organismo. Dicha actividad está constituida por un
conjunto de ondas diversas entre las que se encuentran las conocidas con el nombre conjunto de ondas diversas entre las que se encuentran las conocidas con el nombre
de ondas R, relacionadas con la contracción y despolarización ventricular. La distan- de ondas R, relacionadas con la contracción y despolarización ventricular. La distan-
cia existente entre dichas ondas permite calcular el tiempo que transcurre entre lati- cia existente entre dichas ondas permite calcular el tiempo que transcurre entre lati-
do y latido, y por lo tanto la tasa cardíaca. Ésta puede obtenerse manualmente a par- do y latido, y por lo tanto la tasa cardíaca. Ésta puede obtenerse manualmente a par-
tir del trazado EKG, si bien suele ser analizada posteriormente mediante un ordenador. tir del trazado EKG, si bien suele ser analizada posteriormente mediante un ordenador.

• Pupilometría • Pupilometría

Es el estudio de los cambios en el tamaño de la pupila. Para ello se pueden utili- Es el estudio de los cambios en el tamaño de la pupila. Para ello se pueden utili-
zar dos técnicas: zar dos técnicas:

1) La fotometría refleja infrarroja: se proyecta sobre el ojo un haz de rayos infra- 1) La fotometría refleja infrarroja: se proyecta sobre el ojo un haz de rayos infra-
rrojos. El ojo refleja entonces una luz que incide sobre una célula fotoeléctri- rrojos. El ojo refleja entonces una luz que incide sobre una célula fotoeléctri-
44 Psicología de la atención 44 Psicología de la atención

ca que se encuentra a unos tres centímetros de distancia del ojo, y cuya inten- ca que se encuentra a unos tres centímetros de distancia del ojo, y cuya inten-
sidad es registrada por un osciloscopio. sidad es registrada por un osciloscopio.
2) El procesamiento de imágenes por vídeo: se utiliza una cámara de vídeo que es 2) El procesamiento de imágenes por vídeo: se utiliza una cámara de vídeo que es
sensible a los rayos infrarrojos y un dispositivo que analiza las imágenes digi- sensible a los rayos infrarrojos y un dispositivo que analiza las imágenes digi-
talmente. Con posterioridad, diversas y complejas técnicas de rastreo por orde- talmente. Con posterioridad, diversas y complejas técnicas de rastreo por orde-
nador permiten analizar el tamaño pupilar con una gran precisión. nador permiten analizar el tamaño pupilar con una gran precisión.

Las medidas más habituales en este caso son: la latencia y velocidad de la cons- Las medidas más habituales en este caso son: la latencia y velocidad de la cons-
tricción y dilatación pupilar, y los diámetros máximos y mínimos de la pupila. tricción y dilatación pupilar, y los diámetros máximos y mínimos de la pupila.

• Técnicas de neuroimagen • Técnicas de neuroimagen

Consiste en la computación de imágenes cerebrales, esto es, en el registro de imá- Consiste en la computación de imágenes cerebrales, esto es, en el registro de imá-
genes cerebrales por ordenador. Una de las técnicas de neuroimagen más utilizadas genes cerebrales por ordenador. Una de las técnicas de neuroimagen más utilizadas
en el campo de la atención ha sido la técnica conocida con el nombre de tomografía en el campo de la atención ha sido la técnica conocida con el nombre de tomografía
de emisión de positrones (PET) (véase, por ejemplo, Posner, Rafal, Choate y Vaug- de emisión de positrones (PET) (véase, por ejemplo, Posner, Rafal, Choate y Vaug-
han, 1985; Rafal y Posner, 1987), que consiste en analizar el flujo sanguíneo cerebral han, 1985; Rafal y Posner, 1987), que consiste en analizar el flujo sanguíneo cerebral
en áreas localizadas del cerebro. La visualización de dichas áreas es posible median- en áreas localizadas del cerebro. La visualización de dichas áreas es posible median-
te la inyección de una sustancia radiactiva que tiene una vida muy corta. te la inyección de una sustancia radiactiva que tiene una vida muy corta.
En el ámbito de la atención se registra el flujo cerebral de aquellas áreas que En el ámbito de la atención se registra el flujo cerebral de aquellas áreas que
supuestamente están implicadas en las actividades atencionales. La metodología con- supuestamente están implicadas en las actividades atencionales. La metodología con-
siste en plantear al sujeto tareas cognitivas y registrar el flujo cerebral que se produ- siste en plantear al sujeto tareas cognitivas y registrar el flujo cerebral que se produ-
ce durante la fase de realización de la tarea. ce durante la fase de realización de la tarea.

2.2.2. Medidas de la conducta motora 2.2.2. Medidas de la conducta motora

La mayor parte de las conductas motoras se registran y cuantifican mediante lo La mayor parte de las conductas motoras se registran y cuantifican mediante lo
que se conoce con el nombre de hojas de registro (véase Cuadro 2.1). El procedimiento que se conoce con el nombre de hojas de registro (véase Cuadro 2.1). El procedimiento
seguido para utilizar dichas hojas es el siguiente: se enumera todo un conjunto de posi- seguido para utilizar dichas hojas es el siguiente: se enumera todo un conjunto de posi-
bles respuestas que el organismo puede manifestar en una situación concreta, y se bles respuestas que el organismo puede manifestar en una situación concreta, y se
evalúan una serie de parámetros conductuales previamente especificados siguiendo evalúan una serie de parámetros conductuales previamente especificados siguiendo
un criterio preestablecido. Los parámetros o unidades de medida más analizados en un criterio preestablecido. Los parámetros o unidades de medida más analizados en
estas hojas de registro suelen ser los siguientes: si aparece o no la respuesta (tasa de estas hojas de registro suelen ser los siguientes: si aparece o no la respuesta (tasa de
respuesta), la latencia y la duración de dicha respuesta. respuesta), la latencia y la duración de dicha respuesta.
Pero en algunos casos las técnicas de registro son aún más sofisticadas y precisan Pero en algunos casos las técnicas de registro son aún más sofisticadas y precisan
del uso de aparatos muy específicos. Esto es lo que ocurre en el caso del registro de del uso de aparatos muy específicos. Esto es lo que ocurre en el caso del registro de
los movimientos oculares, que se lleva a cabo mediante una técnica conocida con el los movimientos oculares, que se lleva a cabo mediante una técnica conocida con el
nombre de pupilografía. Dicha técnica puede llevarse a cabo mediante dos procedi- nombre de pupilografía. Dicha técnica puede llevarse a cabo mediante dos procedi-
mientos distintos: a) el electrofisiológico, que basándose en las propiedades eléctri- mientos distintos: a) el electrofisiológico, que basándose en las propiedades eléctri-
cas del globo ocular, detecta los cambios en la dirección de la mirada mediante la dife- cas del globo ocular, detecta los cambios en la dirección de la mirada mediante la dife-
rencia de potencial registrado entre dos electrodos que se han colocado a ambos lados rencia de potencial registrado entre dos electrodos que se han colocado a ambos lados
del ojo; y b) el método óptico, que consiste en proyectar un haz de rayos infrarrojos del ojo; y b) el método óptico, que consiste en proyectar un haz de rayos infrarrojos
sobre el globo ocular que hace que las estructuras oculares reflejen una luz que impre- sobre el globo ocular que hace que las estructuras oculares reflejen una luz que impre-
Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 45 Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 45

siona una película sensible. En cualquier caso, los tipos de medida utilizados con esta siona una película sensible. En cualquier caso, los tipos de medida utilizados con esta
técnica son dos; a saber: técnica son dos; a saber:

a) El recorrido, duración y longitud de los movimientos. a) El recorrido, duración y longitud de los movimientos.
b) Las pausas y puntos de fijación. b) Las pausas y puntos de fijación.

CUADRO 2.1. Hoja de registro de posibles conductas motoras ante la presentación CUADRO 2.1. Hoja de registro de posibles conductas motoras ante la presentación
de un estímulo novedoso. de un estímulo novedoso.

PARÁMETROS DE CONDUCTA CUANTIFICACIÓN PARÁMETROS DE CONDUCTA CUANTIFICACIÓN

– Endereza la cabeza. 0 1 2 – Endereza la cabeza. 0 1 2


– Endereza cabeza y tronco. 0 1 2 – Endereza cabeza y tronco. 0 1 2
– Orienta la cabeza en busca de información. 0 1 2 – Orienta la cabeza en busca de información. 0 1 2
– Orienta cabeza y tronco en busca de información. 0 1 2 – Orienta cabeza y tronco en busca de información. 0 1 2
– Señala hacia la fuente de estimulación. 0 1 2 – Señala hacia la fuente de estimulación. 0 1 2
– Se desplaza hacia la fuente de estimulación. 0 1 2 – Se desplaza hacia la fuente de estimulación. 0 1 2
– Mira hacia la fuente de estimulación. 0 1 2 – Mira hacia la fuente de estimulación. 0 1 2
– Exploración visual generalizada del entorno, pero sin 0 1 2 – Exploración visual generalizada del entorno, pero sin 0 1 2
mover la cabeza. mover la cabeza.

La cuantificación del repertorio de conductas se lleva a cabo de la manera siguiente: 0 = Ausen- La cuantificación del repertorio de conductas se lleva a cabo de la manera siguiente: 0 = Ausen-
cia de respuesta; 1 = La conducta se inicia en los dos primeros segundos tras la aparición del estí- cia de respuesta; 1 = La conducta se inicia en los dos primeros segundos tras la aparición del estí-
mulo; 2 = La conducta se inicia entre los segundos 3 y 4 tras la aparición del estímulo. mulo; 2 = La conducta se inicia entre los segundos 3 y 4 tras la aparición del estímulo.

2.2.3. Medidas de la actividad cognitiva 2.2.3. Medidas de la actividad cognitiva

Como ya indicamos en el Capítulo 1, la forma de medir una actividad cognitiva Como ya indicamos en el Capítulo 1, la forma de medir una actividad cognitiva
es a través del rendimiento obtenido en la ejecución de dicha tarea. En efecto, el suje- es a través del rendimiento obtenido en la ejecución de dicha tarea. En efecto, el suje-
to realiza una tarea o situación problema, y ésta es evaluada y/o medida en función to realiza una tarea o situación problema, y ésta es evaluada y/o medida en función
de unas dimensiones de respuestas. Las dimensiones más utilizadas son: de unas dimensiones de respuestas. Las dimensiones más utilizadas son:

1) El tiempo de reacción. También conocido con el nombre de latencia de res- 1) El tiempo de reacción. También conocido con el nombre de latencia de res-
puesta, se define como el tiempo que el sujeto tarda en iniciar una respuesta puesta, se define como el tiempo que el sujeto tarda en iniciar una respuesta
desde el momento en que aparece el estímulo que la suscita. desde el momento en que aparece el estímulo que la suscita.
2) La precisión de respuesta, esto es, el número de aciertos y errores cometidos a 2) La precisión de respuesta, esto es, el número de aciertos y errores cometidos a
lo largo de la tarea. lo largo de la tarea.
3) La duración de la respuesta. Como el propio nombre indica, mide el intervalo tem- 3) La duración de la respuesta. Como el propio nombre indica, mide el intervalo tem-
poral que transcurre desde que se inicia una respuesta hasta que ésta finaliza. poral que transcurre desde que se inicia una respuesta hasta que ésta finaliza.
4) La tasa de respuesta. Denominada también con el nombre de frecuencia de res- 4) La tasa de respuesta. Denominada también con el nombre de frecuencia de res-
puesta, hace referencia al número de veces en que, bajo ciertas condiciones, puesta, hace referencia al número de veces en que, bajo ciertas condiciones,
aparece la respuesta esperada. aparece la respuesta esperada.
46 Psicología de la atención 46 Psicología de la atención

Todos estos parámetros han sido utilizados en las investigaciones sobre atención. Todos estos parámetros han sido utilizados en las investigaciones sobre atención.
Cuál de ellas es más relevante depende de los objetivos de la investigación. En cual- Cuál de ellas es más relevante depende de los objetivos de la investigación. En cual-
quier caso, este tipo de respuestas, así como las de naturaleza fisiológica y motora, no quier caso, este tipo de respuestas, así como las de naturaleza fisiológica y motora, no
tienen una significación atencional por sí mismas. Lo que realmente les hace ser con- tienen una significación atencional por sí mismas. Lo que realmente les hace ser con-
sideradas como tales es formar parte de un paradigma experimental concreto. Así, sideradas como tales es formar parte de un paradigma experimental concreto. Así,
pues, a continuación pasamos a analizar detenidamente estos paradigmas, y en ellos pues, a continuación pasamos a analizar detenidamente estos paradigmas, y en ellos
veremos cuáles de ellas se utilizan con mayor frecuencia. veremos cuáles de ellas se utilizan con mayor frecuencia.

2.3. La técnica de escucha dicótica 2.3. La técnica de escucha dicótica

Esta técnica consiste en presentar dos tipos de información o mensajes de naturale- Esta técnica consiste en presentar dos tipos de información o mensajes de naturale-
za auditiva de forma dicótica, esto es, uno por cada oído. Normalmente, los mensajes se za auditiva de forma dicótica, esto es, uno por cada oído. Normalmente, los mensajes se
presentan simultáneamente –si bien en ocasiones pueden intercalarse (Moray, 1960)– y presentan simultáneamente –si bien en ocasiones pueden intercalarse (Moray, 1960)– y
suelen ser dígitos, letras, palabras o un texto en prosa. suelen ser dígitos, letras, palabras o un texto en prosa.
En una tarea de escucha dicótica existen dos posibles condiciones: a) atender a un En una tarea de escucha dicótica existen dos posibles condiciones: a) atender a un
solo mensaje, en cuyo caso se habla más específicamente de escucha selectiva; o b) aten- solo mensaje, en cuyo caso se habla más específicamente de escucha selectiva; o b) aten-
der a ambos mensajes, denominando a esta variedad con el nombre de escucha dicótica. der a ambos mensajes, denominando a esta variedad con el nombre de escucha dicótica.
En cualquier caso, la tarea del sujeto puede ser, o bien recordar todo el mensaje En cualquier caso, la tarea del sujeto puede ser, o bien recordar todo el mensaje
que se le exige atender, o bien detectar la presencia de ciertos ítems, conocidos con que se le exige atender, o bien detectar la presencia de ciertos ítems, conocidos con
el nombre de objetivos (targets) a lo largo de todo el mensaje presentado. En el pri- el nombre de objetivos (targets) a lo largo de todo el mensaje presentado. En el pri-
mero de los casos la tarea recibe el nombre de memoria dicótica, y en segundo se mero de los casos la tarea recibe el nombre de memoria dicótica, y en segundo se
denomina detección dicótica. denomina detección dicótica.
Existen dos variantes de la técnica de escucha dicótica: la técnica de sombreado Existen dos variantes de la técnica de escucha dicótica: la técnica de sombreado
y la técnica de amplitud de memoria dividida. Veamos más detenidamente cada una y la técnica de amplitud de memoria dividida. Veamos más detenidamente cada una
de ellas. de ellas.

2.3.1. La técnica de sombreado 2.3.1. La técnica de sombreado

También conocida con el nombre de técnica de seguimiento o shadowing, fue ide- También conocida con el nombre de técnica de seguimiento o shadowing, fue ide-
ada por Cherry en 1953, y suele ser considerada una técnica muy útil cuando se inten- ada por Cherry en 1953, y suele ser considerada una técnica muy útil cuando se inten-
ta que el sujeto focalice su atención en una tarea. El procedimiento experimental de ta que el sujeto focalice su atención en una tarea. El procedimiento experimental de
esta técnica consta de los siguientes pasos: esta técnica consta de los siguientes pasos:

1) Se presenta al sujeto experimental un mensaje por un oído, el cual va a ser lla- 1) Se presenta al sujeto experimental un mensaje por un oído, el cual va a ser lla-
mado oído atendido. Este mensaje, conocido con el nombre de mensaje rele- mado oído atendido. Este mensaje, conocido con el nombre de mensaje rele-
vante, se presenta de manera continua y a un ritmo relativamente rápido. vante, se presenta de manera continua y a un ritmo relativamente rápido.
2) Simultáneamente a la escucha del mensaje relevante, se presenta otro mensa- 2) Simultáneamente a la escucha del mensaje relevante, se presenta otro mensa-
je que se llama mensaje irrelevante. Este mensaje suele presentarse por el otro je que se llama mensaje irrelevante. Este mensaje suele presentarse por el otro
canal auditivo, si bien en ocasiones pertenece a una modalidad sensorial dis- canal auditivo, si bien en ocasiones pertenece a una modalidad sensorial dis-
tinta a la auditiva. tinta a la auditiva.
3) La tarea del sujeto consiste en repetir o sombrear en voz alta el mensaje relevante 3) La tarea del sujeto consiste en repetir o sombrear en voz alta el mensaje relevante
según se le va presentando, siguiendo lo más cerca que pueda la voz del interlo- según se le va presentando, siguiendo lo más cerca que pueda la voz del interlo-
cutor, y sin prestar atención alguna al mensaje irrelevante. En algunas ocasiones, cutor, y sin prestar atención alguna al mensaje irrelevante. En algunas ocasiones,
Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 47 Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 47

durante el seguimiento, se le pide que detecte estímulos objetivo, esto es, pala- durante el seguimiento, se le pide que detecte estímulos objetivo, esto es, pala-
bras o dígitos que previamente se le ha indicado que van a aparecer en el texto. bras o dígitos que previamente se le ha indicado que van a aparecer en el texto.

Esta técnica no suele ser difícil de realizar, y se produce en un tono emocional Esta técnica no suele ser difícil de realizar, y se produce en un tono emocional
más bien monótono. Por lo general, el interés del investigador al utilizarla ha sido más bien monótono. Por lo general, el interés del investigador al utilizarla ha sido
analizar la posible interferencia que se produce sobre el sombreado como conse- analizar la posible interferencia que se produce sobre el sombreado como conse-
cuencia de la presencia de una información paralela –aunque ésta en principio no sea cuencia de la presencia de una información paralela –aunque ésta en principio no sea
relevante–, y el tipo de análisis que el sujeto realiza sobre el mensaje no atendido. relevante–, y el tipo de análisis que el sujeto realiza sobre el mensaje no atendido.
Desde un punto de vista metodológico, la variable más estudiada en este tipo de Desde un punto de vista metodológico, la variable más estudiada en este tipo de
tarea ha sido la semejanza entre los mensajes relevante e irrelevante. Dicha seme- tarea ha sido la semejanza entre los mensajes relevante e irrelevante. Dicha seme-
janza se ha establecido a dos niveles: en los aspectos sensoriales (timbre y/o intensi- janza se ha establecido a dos niveles: en los aspectos sensoriales (timbre y/o intensi-
dad de voz, idioma, etc.) y en el contenido de los mensajes. dad de voz, idioma, etc.) y en el contenido de los mensajes.
Como veremos posteriormente, esta técnica ha sido utilizada principalmente para Como veremos posteriormente, esta técnica ha sido utilizada principalmente para
analizar los mecanismos selectivos de la atención. analizar los mecanismos selectivos de la atención.

2.3.2. Amplitud de memoria dividida 2.3.2. Amplitud de memoria dividida


Esta técnica, que en el mundo anglosajón se conoce con el nombre de split span Esta técnica, que en el mundo anglosajón se conoce con el nombre de split span
memory, fue utilizada por vez primera por Broadbent en 1954. Al igual que en la téc- memory, fue utilizada por vez primera por Broadbent en 1954. Al igual que en la téc-
nica de sombreado, se presentan dicotómicamente dos mensajes auditivos, uno por nica de sombreado, se presentan dicotómicamente dos mensajes auditivos, uno por
cada oído, si bien en este caso los mensajes no tienen por qué presentarse simultánea- cada oído, si bien en este caso los mensajes no tienen por qué presentarse simultánea-
mente, sino que se pueden presentar en rápida sucesión temporal (también llamada mente, sino que se pueden presentar en rápida sucesión temporal (también llamada
presentación sucesiva). En cualquier caso, la tarea del sujeto va a ser repetir, no sólo presentación sucesiva). En cualquier caso, la tarea del sujeto va a ser repetir, no sólo
un mensaje en el que se ha centrado la atención, sino ambos mensajes, una vez reci- un mensaje en el que se ha centrado la atención, sino ambos mensajes, una vez reci-
bidos y finalizados. bidos y finalizados.
La información que normalmente se suele presentar en cada oído consiste en un La información que normalmente se suele presentar en cada oído consiste en un
listado de dígitos. Dicho listado no suele ser muy largo, ya que el sujeto tiene que repe- listado de dígitos. Dicho listado no suele ser muy largo, ya que el sujeto tiene que repe-
tir toda la información una vez que ha oído el mensaje en su totalidad y no en el mis- tir toda la información una vez que ha oído el mensaje en su totalidad y no en el mis-
mo momento en el que lo recibe. Normalmente, el listado no suele incluir más de 12 mo momento en el que lo recibe. Normalmente, el listado no suele incluir más de 12
ítems. Las variables principalmente manipuladas cuando se utiliza esta técnica son las ítems. Las variables principalmente manipuladas cuando se utiliza esta técnica son las
siguientes: siguientes:

1) El intervalo temporal que media entre la presentación de los dígitos. 1) El intervalo temporal que media entre la presentación de los dígitos.
2) El orden en el que el sujeto ha de repetir la información presentada por ambos 2) El orden en el que el sujeto ha de repetir la información presentada por ambos
oídos. Las variantes más utilizadas de esta variable son: oídos. Las variantes más utilizadas de esta variable son:

a) Que el sujeto repita la información presentada en el orden que desee. En a) Que el sujeto repita la información presentada en el orden que desee. En
tales casos, el sujeto suele informar primero de la información de un oído tales casos, el sujeto suele informar primero de la información de un oído
y a continuación la del otro. y a continuación la del otro.
b) Que el sujeto repita la información en el mismo orden en que ha sido pre- b) Que el sujeto repita la información en el mismo orden en que ha sido pre-
sentada. sentada.

Por último, cabría indicar que el paradigma de amplitud de memoria dividida ha Por último, cabría indicar que el paradigma de amplitud de memoria dividida ha
sido utilizado para estudiar, como el propio nombre indica, los mecanismos de división sido utilizado para estudiar, como el propio nombre indica, los mecanismos de división
de la atención y, sobre todo, su amplitud. de la atención y, sobre todo, su amplitud.
48 Psicología de la atención 48 Psicología de la atención

2.4. Paradigma de doble tarea 2.4. Paradigma de doble tarea

Esta técnica es también conocida con el nombre de técnica dual, atención dividi- Esta técnica es también conocida con el nombre de técnica dual, atención dividi-
da, o paradigma de tareas concurrentes. Básicamente, la tarea del sujeto es la de rea- da, o paradigma de tareas concurrentes. Básicamente, la tarea del sujeto es la de rea-
lizar dos o más tareas de forma simultánea, de tal forma que el deterioro de una de lizar dos o más tareas de forma simultánea, de tal forma que el deterioro de una de
ellas se considera un indicio de la demanda de atención de la otra tarea. Así pues, el ellas se considera un indicio de la demanda de atención de la otra tarea. Así pues, el
fenómeno conocido con el nombre de interferencia de una tarea sobre otra suele ser fenómeno conocido con el nombre de interferencia de una tarea sobre otra suele ser
el efecto más típico de este tipo de situaciones. Para analizar este fenómeno de inter- el efecto más típico de este tipo de situaciones. Para analizar este fenómeno de inter-
ferencia, existen dos procedimientos básicos (Richard, 1980): ferencia, existen dos procedimientos básicos (Richard, 1980):

a) Presentar al sujeto dos fuentes de información distintas, de tal forma que una a) Presentar al sujeto dos fuentes de información distintas, de tal forma que una
de ellas ha de ser procesada de forma prioritaria. Siguiendo este procedimiento, de ellas ha de ser procesada de forma prioritaria. Siguiendo este procedimiento,
que es el más utilizado, se distingue entre: que es el más utilizado, se distingue entre:

– Tarea primaria, que es aquella que el sujeto ha de realizar de una forma prio- – Tarea primaria, que es aquella que el sujeto ha de realizar de una forma prio-
ritaria. ritaria.
– Tarea secundaria, o lo que es lo mismo, aquella que se realiza simultánea- – Tarea secundaria, o lo que es lo mismo, aquella que se realiza simultánea-
mente a la tarea principal. Si bien el sujeto debe realizarla lo mejor posible, mente a la tarea principal. Si bien el sujeto debe realizarla lo mejor posible,
no tiene prioridad sobre la tarea principal. no tiene prioridad sobre la tarea principal.

b) Realizar simultáneamente ambas tareas, sin dar prioridad a ninguna de ellas. b) Realizar simultáneamente ambas tareas, sin dar prioridad a ninguna de ellas.
Este procedimiento ha recibido en ocasiones el nombre más específico de para- Este procedimiento ha recibido en ocasiones el nombre más específico de para-
digma de tareas competentes (Fogarty y Stankov, 1982; Stankov, 1983). digma de tareas competentes (Fogarty y Stankov, 1982; Stankov, 1983).

Con independencia del procedimiento seguido, los pasos operacionales que se Con independencia del procedimiento seguido, los pasos operacionales que se
desarrollan a lo largo de la situación son los siguientes: desarrollan a lo largo de la situación son los siguientes:

1) Seleccionar dos tareas que supuestamente interfieren entre sí, determinando 1) Seleccionar dos tareas que supuestamente interfieren entre sí, determinando
claramente sus características (nivel de dificultad, estructuras y procesos impli- claramente sus características (nivel de dificultad, estructuras y procesos impli-
cados, etc.). cados, etc.).
2) El sujeto lleva a cabo la realización por separado de cada una de las tareas, 2) El sujeto lleva a cabo la realización por separado de cada una de las tareas,
para establecer un índice que sirva de línea base. Posteriormente, este índice para establecer un índice que sirva de línea base. Posteriormente, este índice
será el patrón de comparación con el rendimiento de esas mismas tareas cuan- será el patrón de comparación con el rendimiento de esas mismas tareas cuan-
do se realicen de forma conjunta. do se realicen de forma conjunta.
3) Cuando el sujeto va a realizar simultáneamente ambas tareas se le especifica 3) Cuando el sujeto va a realizar simultáneamente ambas tareas se le especifica
en las instrucciones que se le dan si ha de conceder a ambas tareas la misma en las instrucciones que se le dan si ha de conceder a ambas tareas la misma
prioridad en su realización o si, por el contrario, ha de dar prioridad a una tarea prioridad en su realización o si, por el contrario, ha de dar prioridad a una tarea
sobre otra. sobre otra.
4) Una vez que el sujeto comienza a desarrollar ambas tareas de forma simultá- 4) Una vez que el sujeto comienza a desarrollar ambas tareas de forma simultá-
nea, se observa el grado de deterioro que se produce en ellas. Ello se consigue nea, se observa el grado de deterioro que se produce en ellas. Ello se consigue
comparando el rendimiento obtenido en la situación dual y la línea base. comparando el rendimiento obtenido en la situación dual y la línea base.

En ocasiones se ha manipulado el nivel de dificultad de la tarea secundaria y se En ocasiones se ha manipulado el nivel de dificultad de la tarea secundaria y se
ha observado qué deterioro produce sobre la tarea primaria; pero el procedimiento ha observado qué deterioro produce sobre la tarea primaria; pero el procedimiento
experimental más utilizado ha sido el de manipular el nivel de dificultad de la tarea experimental más utilizado ha sido el de manipular el nivel de dificultad de la tarea
Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 49 Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 49

primaria –normalmente con tres niveles de dificultad: bajo, medio y alto– y mante- primaria –normalmente con tres niveles de dificultad: bajo, medio y alto– y mante-
ner constante el nivel de dificultad de la tarea secundaria (Allport, Antonis y Rey- ner constante el nivel de dificultad de la tarea secundaria (Allport, Antonis y Rey-
nolds, 1972; Brown y Poulton, 1961; Park y Mason, 1982; Schneider y Fisk, 1982a; nolds, 1972; Brown y Poulton, 1961; Park y Mason, 1982; Schneider y Fisk, 1982a;
Zacks et al., 1984). En tales casos, se han observado distintos resultados. Los más Zacks et al., 1984). En tales casos, se han observado distintos resultados. Los más
importantes son los siguientes: importantes son los siguientes:

1) Normalmente, por muy sencilla que sea la tarea secundaria, siempre produce 1) Normalmente, por muy sencilla que sea la tarea secundaria, siempre produce
un deterioro en la tarea primaria. Cuando se producen diferencias significati- un deterioro en la tarea primaria. Cuando se producen diferencias significati-
vas en los resultados estadísticos podemos decir que hay una interferencia, pero vas en los resultados estadísticos podemos decir que hay una interferencia, pero
cuando la influencia de la tarea secundaria en la ejecución de la tarea prima- cuando la influencia de la tarea secundaria en la ejecución de la tarea prima-
ria es mínima, decimos que sólo se produce un deterioro no significativo. ria es mínima, decimos que sólo se produce un deterioro no significativo.
2) Cuando se manipula el nivel de dificultad de la tarea primaria y sí se produce un 2) Cuando se manipula el nivel de dificultad de la tarea primaria y sí se produce un
deterioro significativo, éste se puede manifestar de diversas maneras: en oca- deterioro significativo, éste se puede manifestar de diversas maneras: en oca-
siones, la tarea secundaria produce siempre un mismo deterioro sobre la tarea siones, la tarea secundaria produce siempre un mismo deterioro sobre la tarea
primaria, con independencia del nivel de dificultad de ésta. Hay autores (véase primaria, con independencia del nivel de dificultad de ésta. Hay autores (véase
Sperling, 1984; Sperling y Dosher, 1986) que en estos casos hablan de tareas con- Sperling, 1984; Sperling y Dosher, 1986) que en estos casos hablan de tareas con-
currentes o independientes. Pero otras veces el nivel de dificultad de la tarea pri- currentes o independientes. Pero otras veces el nivel de dificultad de la tarea pri-
maria sí influye significativamente sobre el grado de interferencia de la tarea maria sí influye significativamente sobre el grado de interferencia de la tarea
secundaria. El caso más frecuente es que conforme aumenta el nivel de dificul- secundaria. El caso más frecuente es que conforme aumenta el nivel de dificul-
tad de la tarea primaria, el deterioro es mayor. En este caso se habla de tareas tad de la tarea primaria, el deterioro es mayor. En este caso se habla de tareas
compuestas o interdependientes. Esto se puede observar en las Figuras 2.1 y 2.2. compuestas o interdependientes. Esto se puede observar en las Figuras 2.1 y 2.2.
En el eje de abscisas de ambas gráficas tenemos el nivel de dificultad de la tarea En el eje de abscisas de ambas gráficas tenemos el nivel de dificultad de la tarea
primaria, con los tres valores indicados –bajo, medio, alto–, y en el eje de orde- primaria, con los tres valores indicados –bajo, medio, alto–, y en el eje de orde-
nadas tenemos el rendimiento de la tarea, expresado en el número de errores. nadas tenemos el rendimiento de la tarea, expresado en el número de errores.
En la Figura 2.1 podemos observar cómo las pendientes de la situación A (eje- En la Figura 2.1 podemos observar cómo las pendientes de la situación A (eje-
cución de la tarea primaria en ausencia de la tarea secundaria) y de la situación cución de la tarea primaria en ausencia de la tarea secundaria) y de la situación
B (ejecución de la tarea primaria en presencia de la tarea secundaria) es la mis- B (ejecución de la tarea primaria en presencia de la tarea secundaria) es la mis-
ma, lo que se interpreta en términos de que el nivel de dificultad de la tarea pri- ma, lo que se interpreta en términos de que el nivel de dificultad de la tarea pri-
maria no influye en los resultados obtenidos. Por el contrario, en la Figura 2.2 maria no influye en los resultados obtenidos. Por el contrario, en la Figura 2.2
observamos que las pendientes no son paralelas sino que divergen progresiva- observamos que las pendientes no son paralelas sino que divergen progresiva-
mente conforme aumenta el nivel de dificultad de la tarea primaria. mente conforme aumenta el nivel de dificultad de la tarea primaria.

Presencia tarea secundaria Presencia tarea secundaria


Ausencia tarea secundaria Ausencia tarea secundaria

Rendimiento Rendimiento
tarea tarea
primaria primaria

Nivel de dificultad de la Nivel de dificultad de la


B M A tarea primaria B M A tarea primaria

Figura 2.1. Situación de doble tarea en la que no influye el nivel de dificultad de la tarea primaria. Figura 2.1. Situación de doble tarea en la que no influye el nivel de dificultad de la tarea primaria.
50 Psicología de la atención 50 Psicología de la atención

La práctica totalidad de los modelos atencionales que han utilizado el paradigma La práctica totalidad de los modelos atencionales que han utilizado el paradigma
de doble tarea han intentado explicar cómo y por qué se produce la interferencia, e de doble tarea han intentado explicar cómo y por qué se produce la interferencia, e
incluso algunos de ellos han intentado explicar cómo disminuye o se elimina. Así pues, incluso algunos de ellos han intentado explicar cómo disminuye o se elimina. Así pues,
este paradigma analiza fundamentalmente los mecanismos de división y/o distribución este paradigma analiza fundamentalmente los mecanismos de división y/o distribución
de la atención, así como los efectos que la práctica tiene sobre dichos mecanismos. de la atención, así como los efectos que la práctica tiene sobre dichos mecanismos.

Presencia tarea secundaria Presencia tarea secundaria

Rendimiento Rendimiento
tarea Ausencia tarea secundaria tarea Ausencia tarea secundaria
primaria primaria

Nivel de dificultad de la Nivel de dificultad de la


B M A tarea primaria B M A tarea primaria

Figura 2.2. Situación de doble tarea en la que no influye el nivel de dificultad de la tarea primaria. Figura 2.2. Situación de doble tarea en la que no influye el nivel de dificultad de la tarea primaria.

2.5. El paradigma de búsqueda visual 2.5. El paradigma de búsqueda visual

En términos generales, un paradigma de búsqueda consiste en buscar, comparar y En términos generales, un paradigma de búsqueda consiste en buscar, comparar y
reconocer el conjunto de caracteres que se le expone con un conjunto de ítems pre- reconocer el conjunto de caracteres que se le expone con un conjunto de ítems pre-
viamente presentados y memorizados. El procedimiento experimental es el siguiente: viamente presentados y memorizados. El procedimiento experimental es el siguiente:

1) Se presenta al sujeto uno o más ítems o caracteres en una determinada pro- 1) Se presenta al sujeto uno o más ítems o caracteres en una determinada pro-
yección que es expuesta en una pantalla, que se conoce con el nombre de mar- yección que es expuesta en una pantalla, que se conoce con el nombre de mar-
co o encuadre (frame). co o encuadre (frame).
2) El sujeto ha de memorizar este conjunto de ítems, que recibe el nombre de 2) El sujeto ha de memorizar este conjunto de ítems, que recibe el nombre de
conjunto de memoria (memory set). conjunto de memoria (memory set).
3) A continuación se presenta un nuevo marco o encuadre con un conjunto de 3) A continuación se presenta un nuevo marco o encuadre con un conjunto de
ítems. Dichos ítems pueden formar parte del conjunto de memoria presenta- ítems. Dichos ítems pueden formar parte del conjunto de memoria presenta-
do o no. Los primeros reciben el nombre de objetivos (targets), y los restantes do o no. Los primeros reciben el nombre de objetivos (targets), y los restantes
ítems se conocen con el nombre de distractores (distractors). ítems se conocen con el nombre de distractores (distractors).
4) La tarea del sujeto consiste en responder, generalmente con la mayor rapidez 4) La tarea del sujeto consiste en responder, generalmente con la mayor rapidez
posible si, del conjunto de ítems presentados, alguno forma parte del conjun- posible si, del conjunto de ítems presentados, alguno forma parte del conjun-
to de memoria. to de memoria.

Desde este punto de vista, un paradigma de búsqueda puede presentar dos tipos Desde este punto de vista, un paradigma de búsqueda puede presentar dos tipos
de ensayos: a) positivos, cuando se presenta algún estímulo objetivo en el encuadre de ensayos: a) positivos, cuando se presenta algún estímulo objetivo en el encuadre
proyectado, y b) negativos, cuando sólo se presentan ítems distractores; y también las proyectado, y b) negativos, cuando sólo se presentan ítems distractores; y también las
respuestas pueden ser de dos tipos: a) positivas, cuando el sujeto reconoce la presen- respuestas pueden ser de dos tipos: a) positivas, cuando el sujeto reconoce la presen-
cia de los ítems objetivo, y b) negativas, cuando el sujeto sólo localiza distractores. cia de los ítems objetivo, y b) negativas, cuando el sujeto sólo localiza distractores.
Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 51 Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 51

Normalmente se suele diferenciar entre dos tipos de paradigmas de búsqueda: el Normalmente se suele diferenciar entre dos tipos de paradigmas de búsqueda: el
paradigma de búsqueda de memoria (Kristofferson, 1972a, 1972b; Sternberg, 1966, 1969), paradigma de búsqueda de memoria (Kristofferson, 1972a, 1972b; Sternberg, 1966, 1969),
y el paradigma de búsqueda visual (Atkinson, Holgrem y Juola, 1969; Neisser, 1963; y el paradigma de búsqueda visual (Atkinson, Holgrem y Juola, 1969; Neisser, 1963;
Treisman, Sykes y Gelade, 1977). Desde un punto de vista metodológico, la diferencia Treisman, Sykes y Gelade, 1977). Desde un punto de vista metodológico, la diferencia
más importante entre ambos reside en las características del tamaño del conjunto de más importante entre ambos reside en las características del tamaño del conjunto de
memoria y tamaño del encuadre respectivamente. Así, mientras que en una tarea de memoria y tamaño del encuadre respectivamente. Así, mientras que en una tarea de
búsqueda de memoria lo que se manipula es el tamaño del conjunto de memoria y el búsqueda de memoria lo que se manipula es el tamaño del conjunto de memoria y el
interés reside en estudiar la respuesta del sujeto en función de dichos cambios, en una interés reside en estudiar la respuesta del sujeto en función de dichos cambios, en una
tarea de búsqueda visual interesa más estudiar la respuesta del sujeto cuando, siendo tarea de búsqueda visual interesa más estudiar la respuesta del sujeto cuando, siendo
el tamaño del conjunto de memoria un ítem solamente, se manipula el tamaño del encua- el tamaño del conjunto de memoria un ítem solamente, se manipula el tamaño del encua-
dre donde posteriormente puede que aparezca el estímulo objetivo –que, por supues- dre donde posteriormente puede que aparezca el estímulo objetivo –que, por supues-
to, siempre va a ser mayor a uno– (véase Figura 2.3). to, siempre va a ser mayor a uno– (véase Figura 2.3).

OBJETIVO ENCUADRE RESPUESTA OBJETIVO ENCUADRE RESPUESTA


(TARGET) DEL SUJETO (TARGET) DEL SUJETO

4 9 0 4 9 0
ENSAYO 9 SÍ ENSAYO 9 SÍ
POSITIVO 2 5 3 (POSITIVA) POSITIVO 2 5 3 (POSITIVA)

5 2 0 5 2 0
ENSAYO 9 NO ENSAYO 9 NO
NEGATIVO 7 8 4 (NEGATIVA) NEGATIVO 7 8 4 (NEGATIVA)

Figura 2.3. Ejemplos de ensayos de una tarea de búsqueda visual. Figura 2.3. Ejemplos de ensayos de una tarea de búsqueda visual.

¿De qué forma ha sido utilizado el paradigma de búsqueda en el ámbito de los estu- ¿De qué forma ha sido utilizado el paradigma de búsqueda en el ámbito de los estu-
dios atencionales? El primer autor que utilizó este paradigma en este contexto fue Neis- dios atencionales? El primer autor que utilizó este paradigma en este contexto fue Neis-
ser (1963, 1964, 1967). En sus estudios, la tarea del sujeto consistía en localizar un ítem ser (1963, 1964, 1967). En sus estudios, la tarea del sujeto consistía en localizar un ítem
objetivo –normalmente una letra– entre una lista compuesta de una columna de 50 filas objetivo –normalmente una letra– entre una lista compuesta de una columna de 50 filas
de 6 letras cada una. Para ello, debía seguir en orden ascendente las letras de cada fila. de 6 letras cada una. Para ello, debía seguir en orden ascendente las letras de cada fila.
En el campo de la psicología de la atención el paradigma de búsqueda más utili- En el campo de la psicología de la atención el paradigma de búsqueda más utili-
zado es el de búsqueda visual. En estos estudios se ha analizado la precisión de res- zado es el de búsqueda visual. En estos estudios se ha analizado la precisión de res-
puesta del sujeto, pero muy fundamentalmente el tiempo de reacción en función de puesta del sujeto, pero muy fundamentalmente el tiempo de reacción en función de
una serie de variables tales como la cantidad de distractores presentados, la localiza- una serie de variables tales como la cantidad de distractores presentados, la localiza-
ción espacial de objetivos y distractores, la relación física y/o categorial entre objeti- ción espacial de objetivos y distractores, la relación física y/o categorial entre objeti-
vos y distractores, etc. La manipulación de este tipo de variables ha permitido anali- vos y distractores, etc. La manipulación de este tipo de variables ha permitido anali-
zar cuáles son las estrategias de exploración y búsqueda de la atención selectiva, así zar cuáles son las estrategias de exploración y búsqueda de la atención selectiva, así
como el efecto que la práctica tiene sobre la automatización de algunos de los com- como el efecto que la práctica tiene sobre la automatización de algunos de los com-
ponentes de esta tarea. ponentes de esta tarea.

2.6. El paradigma de set atencional 2.6. El paradigma de set atencional

Ya hemos indicado en el Capítulo 1 el papel normalmente positivo que tienen las Ya hemos indicado en el Capítulo 1 el papel normalmente positivo que tienen las
expectativas a la hora de prestar atención a un objeto. Pues bien, desde un punto de expectativas a la hora de prestar atención a un objeto. Pues bien, desde un punto de
52 Psicología de la atención 52 Psicología de la atención

vista metodológico se conoce con el nombre de paradigma de set atencional a aque- vista metodológico se conoce con el nombre de paradigma de set atencional a aque-
llas investigaciones que manipulan directamente dichas expectativas. Básicamente, llas investigaciones que manipulan directamente dichas expectativas. Básicamente,
el procedimiento seguido en este tipo de estudios es el siguiente: el procedimiento seguido en este tipo de estudios es el siguiente:

1) Se informa al sujeto de la tarea que ha de llevar a cabo. Normalmente, las ta- 1) Se informa al sujeto de la tarea que ha de llevar a cabo. Normalmente, las ta-
reas suelen ser muy sencillas, como por ejemplo detectar o identificar un estímu- reas suelen ser muy sencillas, como por ejemplo detectar o identificar un estímu-
lo. Dicho estímulo es conocido con el nombre de estímulo crítico o estímulo de lo. Dicho estímulo es conocido con el nombre de estímulo crítico o estímulo de
prueba (target, probe o set stimulus), y la respuesta del sujeto en la mayoría de prueba (target, probe o set stimulus), y la respuesta del sujeto en la mayoría de
los casos consiste en decidir si es o no dicho estímulo. los casos consiste en decidir si es o no dicho estímulo.
2) Se instruye al sujeto de que previamente a la presentación del estímulo de prue- 2) Se instruye al sujeto de que previamente a la presentación del estímulo de prue-
ba puede aparecer otro estímulo que suele ser denominado señal preparato- ba puede aparecer otro estímulo que suele ser denominado señal preparato-
ria, señal de aviso, y/o estímulo señal (cue, prime). ria, señal de aviso, y/o estímulo señal (cue, prime).

El resultado más general que se obtiene al utilizar el paradigma de set atencional El resultado más general que se obtiene al utilizar el paradigma de set atencional
es que las señales de aviso tienen una consecuencia directa sobre la respuesta del suje- es que las señales de aviso tienen una consecuencia directa sobre la respuesta del suje-
to al estímulo de prueba. Efectivamente, las respuestas a los estímulos críticos suelen to al estímulo de prueba. Efectivamente, las respuestas a los estímulos críticos suelen
ser más rápidas ante la presencia de los indicios o señales preparatorias, lo que demues- ser más rápidas ante la presencia de los indicios o señales preparatorias, lo que demues-
tra un cierto efecto anticipatorio como consecuencia de la presentación de tales es- tra un cierto efecto anticipatorio como consecuencia de la presentación de tales es-
tímulos. tímulos.
Buena parte de los estudios de set atencional utilizan señales de aviso que tienen Buena parte de los estudios de set atencional utilizan señales de aviso que tienen
algún valor informativo para el sujeto. Normalmente, en los estudios atencionales, las algún valor informativo para el sujeto. Normalmente, en los estudios atencionales, las
señales de aviso suelen guardar las siguientes relaciones con el estímulo de prueba: señales de aviso suelen guardar las siguientes relaciones con el estímulo de prueba:

1) Temporal. Se produce cuando el estímulo señal informa de que está a punto de 1) Temporal. Se produce cuando el estímulo señal informa de que está a punto de
aparecer el estímulo crítico. En estos casos, el objetivo es alertar al sujeto para que aparecer el estímulo crítico. En estos casos, el objetivo es alertar al sujeto para que
dé una respuesta lo más rápida posible ante la llegada del estímulo principal (Ber- dé una respuesta lo más rápida posible ante la llegada del estímulo principal (Ber-
telson, 1967; Niemi y Näätänen, 1981). Estas investigaciones son conocidas con el telson, 1967; Niemi y Näätänen, 1981). Estas investigaciones son conocidas con el
nombre de estudios de preparación (foreperiod studies), y el intervalo que media nombre de estudios de preparación (foreperiod studies), y el intervalo que media
entre la señal y el estímulo se conoce con el nombre de intervalo preparatorio. Esta entre la señal y el estímulo se conoce con el nombre de intervalo preparatorio. Esta
técnica se suele utilizar en experimentos de tiempo de reacción simple. técnica se suele utilizar en experimentos de tiempo de reacción simple.
2) De localización. En estos casos el indicio, que es presentado con una cierta 2) De localización. En estos casos el indicio, que es presentado con una cierta
antelación sobre el estímulo de prueba, informa al sujeto de la posible locali- antelación sobre el estímulo de prueba, informa al sujeto de la posible locali-
zación del estímulo objetivo. La diferencia con el caso anterior es que, en esta zación del estímulo objetivo. La diferencia con el caso anterior es que, en esta
ocasión, la señal de aviso, que normalmente se suele conocer con el nombre ocasión, la señal de aviso, que normalmente se suele conocer con el nombre
de indicio (cue), ofrece una información específica sobre las características del de indicio (cue), ofrece una información específica sobre las características del
estímulo de prueba; a saber, la posición en que va a aparecer en la próxima estímulo de prueba; a saber, la posición en que va a aparecer en la próxima
proyección el estímulo de prueba. proyección el estímulo de prueba.
Este tipo de relación indicio-estímulo se suele utilizar en los estudios sobre Este tipo de relación indicio-estímulo se suele utilizar en los estudios sobre
atención visual. Las tareas más utilizadas son las de detección y búsqueda del atención visual. Las tareas más utilizadas son las de detección y búsqueda del
estímulo crítico, y el objetivo básico es analizar los procesos de orientación y estímulo crítico, y el objetivo básico es analizar los procesos de orientación y
exploración de la atención así como sus mecanismos de desplazamiento por el exploración de la atención así como sus mecanismos de desplazamiento por el
campo visual. campo visual.
3) Estimular. Tiene lugar cuando el estímulo señal informa sobre la probabilidad 3) Estimular. Tiene lugar cuando el estímulo señal informa sobre la probabilidad
de aparición de un estímulo, o de que éste acontezca con ciertas característi- de aparición de un estímulo, o de que éste acontezca con ciertas característi-
cas o propiedades. cas o propiedades.
Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 53 Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 53

Esta condición suele utilizarse en tareas de tiempo de reacción de elección en Esta condición suele utilizarse en tareas de tiempo de reacción de elección en
las que la probabilidad de aparecer ciertos estímulos no son las mismas, de tal las que la probabilidad de aparecer ciertos estímulos no son las mismas, de tal
forma que ciertos estímulos indican qué estímulo tiene mayores probabilida- forma que ciertos estímulos indican qué estímulo tiene mayores probabilida-
des de aparecer en cada ensayo. Un paradigma típico es el de costes y benefi- des de aparecer en cada ensayo. Un paradigma típico es el de costes y benefi-
cios, que vamos a describir más detenidamente a continuación. cios, que vamos a describir más detenidamente a continuación.

Pero hay otro tipo de estudios en los que se presenta un estímulo señal previo al Pero hay otro tipo de estudios en los que se presenta un estímulo señal previo al
estímulo de prueba cuya presencia no es necesaria para la buena ejecución de la tarea. estímulo de prueba cuya presencia no es necesaria para la buena ejecución de la tarea.
Aún en estos casos se ha observado que, si el estímulo de prueba guarda algún tipo de Aún en estos casos se ha observado que, si el estímulo de prueba guarda algún tipo de
relación con el estímulo señal, suele influir sobre el procesamiento del segundo estímu- relación con el estímulo señal, suele influir sobre el procesamiento del segundo estímu-
lo. El paradigma principal que utiliza esta estrategia se conoce con el nombre de pri- lo. El paradigma principal que utiliza esta estrategia se conoce con el nombre de pri-
ming. En este paradigma, el estímulo señal no recibe el nombre de indicio sino de es- ming. En este paradigma, el estímulo señal no recibe el nombre de indicio sino de es-
tímulo señal (prime). tímulo señal (prime).
A continuación vamos a analizar dos de las variantes más utilizadas en los estudios A continuación vamos a analizar dos de las variantes más utilizadas en los estudios
de preparación; a saber, el paradigma de priming y el paradigma de costes y beneficios. de preparación; a saber, el paradigma de priming y el paradigma de costes y beneficios.

2.6.1. El paradigma de priming 2.6.1. El paradigma de priming

El fenómeno de priming tiene lugar cuando un estímulo antecede a otro, de for- El fenómeno de priming tiene lugar cuando un estímulo antecede a otro, de for-
ma que el primero afecta a la ejecución del segundo. Desde un punto de vista expe- ma que el primero afecta a la ejecución del segundo. Desde un punto de vista expe-
rimental, este fenómeno es conocido también con el nombre de técnica de anticipa- rimental, este fenómeno es conocido también con el nombre de técnica de anticipa-
ción o técnica de preparación. El procedimiento utilizado en estos estudios ha consistido ción o técnica de preparación. El procedimiento utilizado en estos estudios ha consistido
en (véase Figura 2.4): en (véase Figura 2.4):

PRESENTACIÓN DEL ESTÍMULO SEÑAL PRESENTACIÓN DEL ESTÍMULO SEÑAL


FASE DE FASE DE
ESTUDIO (S.O.A.) ESTUDIO (S.O.A.)

PRESENTACIÓN DEL ESTÍMULO DE PRUEBA PRESENTACIÓN DEL ESTÍMULO DE PRUEBA

PROCESAMIENTO PROCESAMIENTO
FASE DE FASE DE
PRUEBA PRUEBA

RESPUESTA DEL SUJETO RESPUESTA DEL SUJETO

Figura 2.4. Procedimiento seguido en el paradigma de priming. Figura 2.4. Procedimiento seguido en el paradigma de priming.

1) Presentar un primer estímulo que se considera como estímulo señal o estímu- 1) Presentar un primer estímulo que se considera como estímulo señal o estímu-
lo preparador (prime). Dicho estímulo no tiene ningún valor informativo nece- lo preparador (prime). Dicho estímulo no tiene ningún valor informativo nece-
sario para el procesamiento y respuesta que se ha de dar a otros estímulos que sario para el procesamiento y respuesta que se ha de dar a otros estímulos que
aparecen poco después. aparecen poco después.
54 Psicología de la atención 54 Psicología de la atención

2) Al cabo de un cierto período de tiempo, conocido con el nombre de intervalo 2) Al cabo de un cierto período de tiempo, conocido con el nombre de intervalo
entre estímulos (IEE) se presenta un segundo estímulo presentado, el estímu- entre estímulos (IEE) se presenta un segundo estímulo presentado, el estímu-
lo de prueba o estímulo objetivo. lo de prueba o estímulo objetivo.

La tarea del sujeto es responder, a partir de las instrucciones dadas, al segundo La tarea del sujeto es responder, a partir de las instrucciones dadas, al segundo
estímulo y no al primero. estímulo y no al primero.
Generalmente suele entenderse que el tiempo que media entre la señal de aviso Generalmente suele entenderse que el tiempo que media entre la señal de aviso
y el estímulo de prueba es un período preparatorio en el que la disponibilidad del y el estímulo de prueba es un período preparatorio en el que la disponibilidad del
organismo para responder al estímulo de prueba cambia. organismo para responder al estímulo de prueba cambia.
En muchas ocasiones, el efecto que se produce en tal situación es el de facilitar o En muchas ocasiones, el efecto que se produce en tal situación es el de facilitar o
inhibir el procesamiento de esa información posterior. En el primero de los casos habla- inhibir el procesamiento de esa información posterior. En el primero de los casos habla-
mos de priming positivo, mientras que en el segundo hablamos de priming negativo. mos de priming positivo, mientras que en el segundo hablamos de priming negativo.
En cualquier caso, el proceso de facilitación o inhibición se analiza comparando el ren- En cualquier caso, el proceso de facilitación o inhibición se analiza comparando el ren-
dimiento del sujeto cuando el estímulo de prueba o target aparece sin ningún estímu- dimiento del sujeto cuando el estímulo de prueba o target aparece sin ningún estímu-
lo previo (condición de línea de base) y el rendimiento cuando aparece el prime. lo previo (condición de línea de base) y el rendimiento cuando aparece el prime.
Las variables principalmente estudiadas en el fenómeno de priming han sido las Las variables principalmente estudiadas en el fenómeno de priming han sido las
siguientes: siguientes:
1) La relación que se establece entre el estímulo preparador y el estímulo de prue- 1) La relación que se establece entre el estímulo preparador y el estímulo de prue-
ba. Si bien hay ocasiones en las que puede que no exista relación alguna entre ba. Si bien hay ocasiones en las que puede que no exista relación alguna entre
ambos estímulos, o puede que el prime sea un estímulo neutro de cualquier ambos estímulos, o puede que el prime sea un estímulo neutro de cualquier
tipo (Balota, 1983; Humphreys, 1981; Marcel, 1983), la mayor parte de los estu- tipo (Balota, 1983; Humphreys, 1981; Marcel, 1983), la mayor parte de los estu-
dios sobre priming establecen algún tipo de relación entre prime y target. Cuan- dios sobre priming establecen algún tipo de relación entre prime y target. Cuan-
do se usan dígitos como estímulos, las relaciones más frecuentes que se esta- do se usan dígitos como estímulos, las relaciones más frecuentes que se esta-
blecen son las de similitud física, fonológica y/o semántica (véase Cuadro 2.1). blecen son las de similitud física, fonológica y/o semántica (véase Cuadro 2.1).
En el caso en el que se usan palabras, las relaciones más comunes entre prime En el caso en el que se usan palabras, las relaciones más comunes entre prime
y target suelen ser: a) Una semejanza en las propiedades del código fonológi- y target suelen ser: a) Una semejanza en las propiedades del código fonológi-
co de las palabras. En ese caso hablamos de priming fonológico. b) Una seme- co de las palabras. En ese caso hablamos de priming fonológico. b) Una seme-
janza o relación entre el contenido de las palabras. Se habla entonces de pri- janza o relación entre el contenido de las palabras. Se habla entonces de pri-
ming semántico. ming semántico.
2) El tiempo que media entre ambos estímulos. Esta variable también es conoci- 2) El tiempo que media entre ambos estímulos. Esta variable también es conoci-
da con el nombre de secuencia temporal entre estímulos o asincronía de pre- da con el nombre de secuencia temporal entre estímulos o asincronía de pre-
sentación entre estímulos (APE; SOA: stimulus onset asynchrony). Las inves- sentación entre estímulos (APE; SOA: stimulus onset asynchrony). Las inves-
tigaciones que manipulan esta variable parecen evidenciar que el período tigaciones que manipulan esta variable parecen evidenciar que el período
necesario para que el prime influya sobre el procesamiento del estímulo de necesario para que el prime influya sobre el procesamiento del estímulo de
prueba oscila entre 250-500 milisegundos. Por encima o por debajo de este prueba oscila entre 250-500 milisegundos. Por encima o por debajo de este
intervalo temporal no suele observarse efectos de priming. intervalo temporal no suele observarse efectos de priming.
3) El grado de consciencia que el sujeto tiene del prime. En muchos estudios, tan- 3) El grado de consciencia que el sujeto tiene del prime. En muchos estudios, tan-
to el prime como el target son procesados a nivel consciente. Sin embargo, otros to el prime como el target son procesados a nivel consciente. Sin embargo, otros
estudios han analizado los efectos de priming en aquellas situaciones en las que estudios han analizado los efectos de priming en aquellas situaciones en las que
el sujeto no es capaz de informar sobre las características del prime e incluso el sujeto no es capaz de informar sobre las características del prime e incluso
determinar si éste se halla o no presente. Ello se puede conseguir de dos ma- determinar si éste se halla o no presente. Ello se puede conseguir de dos ma-
neras: neras:
a) Presentando el prime durante un intervalo temporal muy breve. En este caso, a) Presentando el prime durante un intervalo temporal muy breve. En este caso,
los resultados generales observados son que, a pesar de que el sujeto no pue- los resultados generales observados son que, a pesar de que el sujeto no pue-
Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 55 Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 55

de informar sobre las características del prime, éste afecta al procesamiento de informar sobre las características del prime, éste afecta al procesamiento
del target cuando existe algún tipo de relación significativa entre ambos. del target cuando existe algún tipo de relación significativa entre ambos.
b) Presentando el prime en condiciones de enmascaramiento. La técnica de enmas- b) Presentando el prime en condiciones de enmascaramiento. La técnica de enmas-
caramiento consiste en un efecto de interferencia que un estímulo conocido caramiento consiste en un efecto de interferencia que un estímulo conocido
con el nombre de máscara o estímulo enmascarador produce sobre otro al que con el nombre de máscara o estímulo enmascarador produce sobre otro al que
el sujeto ha de procesar o responder y que es conocido con el nombre de estí- el sujeto ha de procesar o responder y que es conocido con el nombre de estí-
mulo crítico. Dicha interferencia se produce porque la presentación de la más- mulo crítico. Dicha interferencia se produce porque la presentación de la más-
cara, o bien deteriora el procesamiento del otro estímulo, o bien impide su cara, o bien deteriora el procesamiento del otro estímulo, o bien impide su
procesamiento consciente. La estrategia más frecuente para producir este efec- procesamiento consciente. La estrategia más frecuente para producir este efec-
to consiste en presentar los dos estímulos muy próximos temporalmente, pero to consiste en presentar los dos estímulos muy próximos temporalmente, pero
sin que haya solapamiento entre ellos, de tal manera que la intensidad de la sin que haya solapamiento entre ellos, de tal manera que la intensidad de la
máscara sea mayor que la del otro estímulo. La máscara puede presentarse máscara sea mayor que la del otro estímulo. La máscara puede presentarse
antes o después del estímulo. En el primero de los casos hablamos de enmas- antes o después del estímulo. En el primero de los casos hablamos de enmas-
caramiento proactivo y en el segundo de enmascaramiento retroactivo. caramiento proactivo y en el segundo de enmascaramiento retroactivo.
Cuando se utiliza la técnica de priming con enmascaramiento hablamos de Cuando se utiliza la técnica de priming con enmascaramiento hablamos de
priming encubierto y, puesto que en estos casos la máscara se presenta tras priming encubierto y, puesto que en estos casos la máscara se presenta tras
el prime, se dice que es una forma de enmascaramiento retroactivo. En estos el prime, se dice que es una forma de enmascaramiento retroactivo. En estos
casos, el período óptimo que ha de transcurrir entre prime y máscara es de casos, el período óptimo que ha de transcurrir entre prime y máscara es de
aproximadamente unos 25 milisegundos. aproximadamente unos 25 milisegundos.
El efecto más importante de esta situación de enmascaramiento es que el El efecto más importante de esta situación de enmascaramiento es que el
individuo no puede identificar el prime. En casos muy extremos, la presen- individuo no puede identificar el prime. En casos muy extremos, la presen-
cia de una máscara puede incluso impedir su detección. La mayoría de los cia de una máscara puede incluso impedir su detección. La mayoría de los
estudios que han utilizado esta variante experimental (Balota, 1983; Mar- estudios que han utilizado esta variante experimental (Balota, 1983; Mar-
cel, 1983) siguen obteniendo efectos de priming significativos. cel, 1983) siguen obteniendo efectos de priming significativos.

4) Modalidad de los estímulos presentados. En la mayoría de los estudios sobre 4) Modalidad de los estímulos presentados. En la mayoría de los estudios sobre
priming, tanto el prime como el target suelen ser dígitos muy sencillos (núme- priming, tanto el prime como el target suelen ser dígitos muy sencillos (núme-
ros o letras) o palabras. Sin embargo, cada vez es más frecuente utilizar pri- ros o letras) o palabras. Sin embargo, cada vez es más frecuente utilizar pri-
mes y targets de modalidades distintas; por ejemplo, una palabra como prime mes y targets de modalidades distintas; por ejemplo, una palabra como prime
y un dibujo como target. A pesar de que ambos tipos de estímulos sean distin- y un dibujo como target. A pesar de que ambos tipos de estímulos sean distin-
tos, también en estos casos se observa que se produce un efecto significativo. tos, también en estos casos se observa que se produce un efecto significativo.

CUADRO 2.2. Paradigma de priming: tipos de relación prime-target. CUADRO 2.2. Paradigma de priming: tipos de relación prime-target.

Naturaleza del Tipo de Ejemplo Naturaleza del Tipo de Ejemplo


Prime/Target Relación PRIME TARGET Prime/Target Relación PRIME TARGET

Identidad Física a a Identidad Física a a


Dígitos Dígitos
Identidad Nominal a a Identidad Nominal a a

Identidad a e Identidad a e
Categorial Categorial
Palabras Palabras
Fonológica pato palo Fonológica pato palo

Semántica perro gato Semántica perro gato


56 Psicología de la atención 56 Psicología de la atención

2.6.2. El paradigma de costes y beneficios 2.6.2. El paradigma de costes y beneficios

Esta técnica fue ideada por Posner en 1978. Como cualquier paradigma de disposi- Esta técnica fue ideada por Posner en 1978. Como cualquier paradigma de disposi-
ción selectiva, consiste en presentar un estímulo concreto –conocido con el nombre de ción selectiva, consiste en presentar un estímulo concreto –conocido con el nombre de
estímulo de prueba– que va precedido de otro estímulo –conocido con el nombre de estí- estímulo de prueba– que va precedido de otro estímulo –conocido con el nombre de estí-
mulo señal o indicio–, y analizar cómo el primero puede influir sobre el segundo. Para mulo señal o indicio–, y analizar cómo el primero puede influir sobre el segundo. Para
ello, se crean tres condiciones experimentales: ello, se crean tres condiciones experimentales:

1) Condición de beneficio: se presenta un estímulo señal que es válido para el estímu- 1) Condición de beneficio: se presenta un estímulo señal que es válido para el estímu-
lo de prueba. lo de prueba.
2) Condición de coste: el estímulo señal no sirve como indicio válido sobre el 2) Condición de coste: el estímulo señal no sirve como indicio válido sobre el
estímulo de prueba. estímulo de prueba.
3) Condición de control: se establece una relación neutra entre ambos estímulos. 3) Condición de control: se establece una relación neutra entre ambos estímulos.

En la Figura 2.5 podemos observar la situación que acabamos de describir. En el En la Figura 2.5 podemos observar la situación que acabamos de describir. En el
ensayo válido, la flecha indica la orientación –izquierda o derecha– en que va a apa- ensayo válido, la flecha indica la orientación –izquierda o derecha– en que va a apa-
recer el estímulo; en el ensayo neutral, la señal aparece en el centro de la pantalla y recer el estímulo; en el ensayo neutral, la señal aparece en el centro de la pantalla y
no da ninguna información sobre la posible localización del estímulo objetivo. Final- no da ninguna información sobre la posible localización del estímulo objetivo. Final-
mente, en el ensayo inválido, la flecha indica la dirección contraria en la que apare- mente, en el ensayo inválido, la flecha indica la dirección contraria en la que apare-
cerá el estímulo objetivo. cerá el estímulo objetivo.

Indicio Ensayo Indicio Ensayo


válido válido

Estímulo Estímulo

+ Indicio
Ensayo
+ Indicio
Ensayo
neutral neutral
Estímulo Estímulo

Indicio Indicio
Ensayo Ensayo
inválido inválido

Figura 2.5. Ejemplos de ensayos del procedimiento del paradigma de costes y beneficios. Figura 2.5. Ejemplos de ensayos del procedimiento del paradigma de costes y beneficios.

Con este paradigma los resultados se obtienen mediante la denominada técnica Con este paradigma los resultados se obtienen mediante la denominada técnica
sustractiva. Dicha técnica consiste en extraer las diferencias de los tiempos de reacción sustractiva. Dicha técnica consiste en extraer las diferencias de los tiempos de reacción
entre cada una de las distintas condiciones experimentales desde el momento en que entre cada una de las distintas condiciones experimentales desde el momento en que
aparece el estímulo de prueba. En términos generales, se observa que la latencia de aparece el estímulo de prueba. En términos generales, se observa que la latencia de
respuesta del sujeto se acorta de forma significativa cuando el estímulo señal está rela- respuesta del sujeto se acorta de forma significativa cuando el estímulo señal está rela-
cionado con el de prueba, y se alarga a un nivel máximo en la condición de costes. cionado con el de prueba, y se alarga a un nivel máximo en la condición de costes.
Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 57 Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 57

Las tareas que pueden utilizar este procedimiento son muy diversas. No obstan- Las tareas que pueden utilizar este procedimiento son muy diversas. No obstan-
te, el paradigma de costes y beneficios ha sido utilizado fundamentalmente con tare- te, el paradigma de costes y beneficios ha sido utilizado fundamentalmente con tare-
as de detección y de búsqueda visual. as de detección y de búsqueda visual.

2.7. El paradigma de Stroop 2.7. El paradigma de Stroop

Conocido también con el nombre de Prueba de interferencia color-palabra o como Conocido también con el nombre de Prueba de interferencia color-palabra o como
Interferencia asimétrica de la respuesta (Garner, 1983), la técnica Stroop consiste en Interferencia asimétrica de la respuesta (Garner, 1983), la técnica Stroop consiste en
presentar una palabra impresa en un color de tinta cuyo contenido semántico –el nom- presentar una palabra impresa en un color de tinta cuyo contenido semántico –el nom-
bre de un color– es incompatible con el color de la tinta en el que dicha palabra se halla bre de un color– es incompatible con el color de la tinta en el que dicha palabra se halla
impresa. La tarea del sujeto consiste en nombrar el color de la tinta en que está impre- impresa. La tarea del sujeto consiste en nombrar el color de la tinta en que está impre-
sa la palabra. A nivel procedimental, el paradigma Stroop incluye 3 condiciones: sa la palabra. A nivel procedimental, el paradigma Stroop incluye 3 condiciones:

a) Condición de facilitación: tanto el nombre del color de la tinta con que está a) Condición de facilitación: tanto el nombre del color de la tinta con que está
impresa la palabra como su significado son congruentes. impresa la palabra como su significado son congruentes.
b) Condición de interferencia: el nombre del color de la tinta en que está impre- b) Condición de interferencia: el nombre del color de la tinta en que está impre-
sa la palabra es incongruente con el significado de la palabra. sa la palabra es incongruente con el significado de la palabra.
c) Condición de control: se imprimen palabras aleatorias cuyo contenido semán- c) Condición de control: se imprimen palabras aleatorias cuyo contenido semán-
tico no son nombres de colores. tico no son nombres de colores.

En este tipo de tareas se mide tanto el tiempo que el sujeto tarda en responder En este tipo de tareas se mide tanto el tiempo que el sujeto tarda en responder
como el número de aciertos y errores que comete. El resultado obtenido con mayor como el número de aciertos y errores que comete. El resultado obtenido con mayor
frecuencia es un rendimiento mucho peor en las situaciones de interferencia. frecuencia es un rendimiento mucho peor en las situaciones de interferencia.
Desde que este paradigma se empezó a utilizar en 1935 (Stroop, 1935), ha ido gra- Desde que este paradigma se empezó a utilizar en 1935 (Stroop, 1935), ha ido gra-
dualmente sufriendo diversas modificaciones. Las más importantes son: dualmente sufriendo diversas modificaciones. Las más importantes son:

1) Usar entradas sensoriales distintas a la modalidad visual. Por ejemplo, deno- 1) Usar entradas sensoriales distintas a la modalidad visual. Por ejemplo, deno-
minar las palabras que se presentan visualmente mientras se presentan simul- minar las palabras que se presentan visualmente mientras se presentan simul-
táneamente otras palabras de forma auditiva. táneamente otras palabras de forma auditiva.
2) Imprimir con tinta coloreada, no sólo las palabras, sino también el fondo visual 2) Imprimir con tinta coloreada, no sólo las palabras, sino también el fondo visual
sobre el que se imprime la palabra. sobre el que se imprime la palabra.
3) Modificar la secuencia temporal de los estímulos haciendo que éstos no se pre- 3) Modificar la secuencia temporal de los estímulos haciendo que éstos no se pre-
senten simultáneamente sino uno tras otro. En este sentido, diversos autores han senten simultáneamente sino uno tras otro. En este sentido, diversos autores han
considerado que, desde un punto de vista metodológico, el paradigma Stroop considerado que, desde un punto de vista metodológico, el paradigma Stroop
podría ser considerado una variante del paradigma de priming (La Heij, Van der podría ser considerado una variante del paradigma de priming (La Heij, Van der
Heiden y Schrueder, 1985; Mayor, Sáinz y González, 1988), si bien sus efectos Heiden y Schrueder, 1985; Mayor, Sáinz y González, 1988), si bien sus efectos
sobre la respuesta del sujeto son contrarios: mientras que en tareas de priming sobre la respuesta del sujeto son contrarios: mientras que en tareas de priming
la relación semántica prime-target generalmente facilita las respuestas al target, la relación semántica prime-target generalmente facilita las respuestas al target,
la relación semántica palabra-color en el paradigma Stroop parece interferir con la relación semántica palabra-color en el paradigma Stroop parece interferir con
la denominación del color. la denominación del color.

El resultado más generalizado, si bien con ciertas matizaciones, cuando tiene lugar El resultado más generalizado, si bien con ciertas matizaciones, cuando tiene lugar
este tipo de cambios es que se sigue produciendo el efecto de interferencia. Tan sólo este tipo de cambios es que se sigue produciendo el efecto de interferencia. Tan sólo
parece observarse una mejora sustancial en el rendimiento del sujeto cuando el suje- parece observarse una mejora sustancial en el rendimiento del sujeto cuando el suje-
58 Psicología de la atención 58 Psicología de la atención

to no ha de dar una respuesta vocal sino una respuesta manual de pulsar un botón to no ha de dar una respuesta vocal sino una respuesta manual de pulsar un botón
que corresponda a la tinta (Pritchatt, 1968). En cualquier caso, el paradigma Stroop que corresponda a la tinta (Pritchatt, 1968). En cualquier caso, el paradigma Stroop
ha sido considerado como una técnica importante a la hora de estudiar la distraibili- ha sido considerado como una técnica importante a la hora de estudiar la distraibili-
dad del sujeto y, de forma más específica, cómo ciertos automatismos pueden llegar dad del sujeto y, de forma más específica, cómo ciertos automatismos pueden llegar
a convertirse en distractores cuando son incongruentes con otras tareas que han de a convertirse en distractores cuando son incongruentes con otras tareas que han de
realizarse en un momento dado. realizarse en un momento dado.

2.8. Tareas de vigilancia 2.8. Tareas de vigilancia

Una tarea de vigilancia consiste en la presentación esporádica e imprevisible de Una tarea de vigilancia consiste en la presentación esporádica e imprevisible de
una señal o estímulo, normalmente conocido con el nombre de señal crítica, a lo lar- una señal o estímulo, normalmente conocido con el nombre de señal crítica, a lo lar-
go de un período de tiempo relativamente largo de una hora o más tiempo, y la tarea go de un período de tiempo relativamente largo de una hora o más tiempo, y la tarea
del sujeto consiste en detectar dicha señal. Como se puede observar, este tipo de tareas del sujeto consiste en detectar dicha señal. Como se puede observar, este tipo de tareas
son relativamente sencillas, y en la mayoría de los casos tan sólo exige que el sujeto son relativamente sencillas, y en la mayoría de los casos tan sólo exige que el sujeto
permanezca atento de forma continua. Para ello, es necesario que el sujeto manten- permanezca atento de forma continua. Para ello, es necesario que el sujeto manten-
ga unos niveles mínimos de activación y alerta. ga unos niveles mínimos de activación y alerta.
El diseño de los experimentos de vigilancia suele mantener una serie de caracte- El diseño de los experimentos de vigilancia suele mantener una serie de caracte-
rísticas similares. Las más importantes son: rísticas similares. Las más importantes son:

1) Aunque las señales pueden ser complejas, en la mayor parte de los casos son 1) Aunque las señales pueden ser complejas, en la mayor parte de los casos son
simples: un punto tenue en la cara de un tubo de rayos catódicos, un tono cor- simples: un punto tenue en la cara de un tubo de rayos catódicos, un tono cor-
to presentado a través de unos auriculares, o el doble salto de una manecilla to presentado a través de unos auriculares, o el doble salto de una manecilla
en la esfera del mando de un instrumento. en la esfera del mando de un instrumento.
2) Si bien pueden emplearse ocasionalmente señales negativas –por ejemplo, la 2) Si bien pueden emplearse ocasionalmente señales negativas –por ejemplo, la
ausencia de una señal o de un tono–, lo normal es utilizar señales positivas. ausencia de una señal o de un tono–, lo normal es utilizar señales positivas.
3) Con excepción de un número muy limitado de experimentos, las modalidades 3) Con excepción de un número muy limitado de experimentos, las modalidades
implicadas han sido la audición, la visión, o una combinación de ambas vías implicadas han sido la audición, la visión, o una combinación de ambas vías
sensoriales. sensoriales.
4) La duración de la vigilancia es, como mínimo, de una hora, con frecuencia es 4) La duración de la vigilancia es, como mínimo, de una hora, con frecuencia es
de varias horas y puede llegar a ser de 24 horas. Cuando la tarea es excesiva- de varias horas y puede llegar a ser de 24 horas. Cuando la tarea es excesiva-
mente larga, se realiza en la mayoría de las ocasiones en bloques de ensayos, mente larga, se realiza en la mayoría de las ocasiones en bloques de ensayos,
con un período de descanso entre ellos. En estos casos, los bloques se desa- con un período de descanso entre ellos. En estos casos, los bloques se desa-
rrollan en períodos superiores a 30 minutos. rrollan en períodos superiores a 30 minutos.
5) El intervalo entre las señales varía entre unos pocos segundos y alrededor de 5) El intervalo entre las señales varía entre unos pocos segundos y alrededor de
10 minutos o más, pero el promedio suele ser de unos dos minutos de duración. 10 minutos o más, pero el promedio suele ser de unos dos minutos de duración.

Los resultados más característicos que se obtienen cuando se llevan a cabo tareas Los resultados más característicos que se obtienen cuando se llevan a cabo tareas
de atención sostenida es el fenómeno que se conoce con el nombre de función de de atención sostenida es el fenómeno que se conoce con el nombre de función de
decremento o menoscabo de la atención. Dicho fenómeno consiste en que, en condi- decremento o menoscabo de la atención. Dicho fenómeno consiste en que, en condi-
ciones normales, al cabo de un cierto tiempo de estar llevando a cabo una tarea que ciones normales, al cabo de un cierto tiempo de estar llevando a cabo una tarea que
demanda atención –aproximadamente tras la primera media hora– comienzan a dis- demanda atención –aproximadamente tras la primera media hora– comienzan a dis-
minuir los niveles de alerta del individuo y, por lo tanto, también disminuye la aten- minuir los niveles de alerta del individuo y, por lo tanto, también disminuye la aten-
ción. El deterioro en la ejecución se evalúa a través de dos variables principales: a) el ción. El deterioro en la ejecución se evalúa a través de dos variables principales: a) el
Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 59 Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 59

tiempo de reacción o latencia de respuesta; esto es, el tiempo que el sujeto tarda en tiempo de reacción o latencia de respuesta; esto es, el tiempo que el sujeto tarda en
informar de la señal; y b) la precisión de la respuesta, es decir, el número de aciertos informar de la señal; y b) la precisión de la respuesta, es decir, el número de aciertos
(porcentaje de señales detectadas correctamente) y errores. Pues bien, el menosca- (porcentaje de señales detectadas correctamente) y errores. Pues bien, el menosca-
bo de atención se evidencia en que: bo de atención se evidencia en que:

1) El sujeto tarda más en reaccionar ante los estímulos del ambiente. 1) El sujeto tarda más en reaccionar ante los estímulos del ambiente.
2) Se detecta cada vez peor. El número de errores que el sujeto comete se incre- 2) Se detecta cada vez peor. El número de errores que el sujeto comete se incre-
menta, y éstos pueden ser básicamente de dos tipos: menta, y éstos pueden ser básicamente de dos tipos:

a) Errores de omisión. Se producen cuando ante la presencia de un estímulo a) Errores de omisión. Se producen cuando ante la presencia de un estímulo
crítico no hay respuesta por parte del sujeto. crítico no hay respuesta por parte del sujeto.
b) Errores de comisión. Tienen lugar cuando damos respuesta sin que haya apa- b) Errores de comisión. Tienen lugar cuando damos respuesta sin que haya apa-
recido la señal crítica. recido la señal crítica.

El fenómeno de menoscabo de la atención es un fenómeno generalizado en las El fenómeno de menoscabo de la atención es un fenómeno generalizado en las
tareas de vigilancia; no obstante, el que aparezca más o menos pronto y de forma más tareas de vigilancia; no obstante, el que aparezca más o menos pronto y de forma más
o menos acentuada depende de una serie de variables tales como la modalidad sen- o menos acentuada depende de una serie de variables tales como la modalidad sen-
sorial de la señal crítica, su intensidad, duración o previsibilidad de aparición; la com- sorial de la señal crítica, su intensidad, duración o previsibilidad de aparición; la com-
plejidad de la tarea; etc. (véase Capítulo 5). plejidad de la tarea; etc. (véase Capítulo 5).

2.9. Otros paradigmas experimentales 2.9. Otros paradigmas experimentales

2.9.1. Visión dicóptica 2.9.1. Visión dicóptica

El paradigma de visión dicóptica es una réplica del paradigma de escucha dicóti- El paradigma de visión dicóptica es una réplica del paradigma de escucha dicóti-
ca, pero aplicado al ámbito de la modalidad sensorial visual. Básicamente consiste en ca, pero aplicado al ámbito de la modalidad sensorial visual. Básicamente consiste en
presentar al sujeto dos patrones visuales o imágenes distintas, una por cada ojo. presentar al sujeto dos patrones visuales o imágenes distintas, una por cada ojo.
Para conseguir el efecto dicóptico se suele utilizar dos monitores de vídeo, cada Para conseguir el efecto dicóptico se suele utilizar dos monitores de vídeo, cada
uno de los cuales presenta una imagen distinta para cada ojo, y un sistema de espe- uno de los cuales presenta una imagen distinta para cada ojo, y un sistema de espe-
jos. En otras ocasiones se superponen las dos imágenes consiguiendo entonces el efec- jos. En otras ocasiones se superponen las dos imágenes consiguiendo entonces el efec-
to contrario; esto es, que las dos imágenes se perciban por ambos ojos. Esta variante to contrario; esto es, que las dos imágenes se perciban por ambos ojos. Esta variante
recibe el nombre de visión binocular. recibe el nombre de visión binocular.
La técnica de visión dicóptica ha sido, al igual que la de escucha dicótica, usada La técnica de visión dicóptica ha sido, al igual que la de escucha dicótica, usada
para el estudio de los mecanismos selectivos y de división de la atención en un deter- para el estudio de los mecanismos selectivos y de división de la atención en un deter-
minado momento histórico. minado momento histórico.

2.9.2. Visión parafoveal 2.9.2. Visión parafoveal

La técnica de visión parafoveal consiste en presentar un estímulo visual en el cen- La técnica de visión parafoveal consiste en presentar un estímulo visual en el cen-
tro de la fóvea, mientras que otro estímulo irrelevante se presenta en la parafóvea y tro de la fóvea, mientras que otro estímulo irrelevante se presenta en la parafóvea y
a veces en la periferia de la fóvea de tal manera que, generalmente, antes de la apa- a veces en la periferia de la fóvea de tal manera que, generalmente, antes de la apa-
rición de los estímulos se suele presentar un punto de fijación para centrar la aten- rición de los estímulos se suele presentar un punto de fijación para centrar la aten-
ción del sujeto en el centro de la fóvea. ción del sujeto en el centro de la fóvea.
60 Psicología de la atención 60 Psicología de la atención

Al igual que en el caso anterior, esta técnica ha sido utilizada en el estudio de los Al igual que en el caso anterior, esta técnica ha sido utilizada en el estudio de los
mecanismos de focalización y de división de la atención visual. mecanismos de focalización y de división de la atención visual.

2.9.3. La técnica de la señal de stop 2.9.3. La técnica de la señal de stop

Básicamente, esta técnica consiste en ejecutar una determinada tarea de tal forma Básicamente, esta técnica consiste en ejecutar una determinada tarea de tal forma
que, a lo largo de su ejecución, el experimentador presenta una señal de stop que infor- que, a lo largo de su ejecución, el experimentador presenta una señal de stop que infor-
ma al sujeto de que no debe responder en ese ensayo, con lo que se genera un meca- ma al sujeto de que no debe responder en ese ensayo, con lo que se genera un meca-
nismo de control atencional. Se considera que las respuestas que no pueden ser inte- nismo de control atencional. Se considera que las respuestas que no pueden ser inte-
rrumpidas por el sujeto ante la señal de stop se denominan balísticas, por similitud con rrumpidas por el sujeto ante la señal de stop se denominan balísticas, por similitud con
lo que ocurre con una bala de cañón o de arma de fuego, que una vez disparadas no lo que ocurre con una bala de cañón o de arma de fuego, que una vez disparadas no
se pueden detener hasta que no logran el impacto. Por el contrario, las respuestas que se pueden detener hasta que no logran el impacto. Por el contrario, las respuestas que
sí pueden ser interrumpidas son respuestas que se hallan sujetas a un control atencio- sí pueden ser interrumpidas son respuestas que se hallan sujetas a un control atencio-
nal. Los parámetros utilizados en este tipo de tareas son los siguientes: nal. Los parámetros utilizados en este tipo de tareas son los siguientes:
1) Tiempo de demora que se produce entre la aparición del estímulo que elicita la 1) Tiempo de demora que se produce entre la aparición del estímulo que elicita la
respuesta y la aparición del estímulo de la señal de parada. Esta variable es con- respuesta y la aparición del estímulo de la señal de parada. Esta variable es con-
siderada la más importante de todas. Cuanto mayor es el tiempo de demora, siderada la más importante de todas. Cuanto mayor es el tiempo de demora,
menores posibilidades tiene el individuo de inhibir la respuesta iniciada. menores posibilidades tiene el individuo de inhibir la respuesta iniciada.
2) La habilidad para predecir la presencia de la señal de stop. Esta variable per- 2) La habilidad para predecir la presencia de la señal de stop. Esta variable per-
mite analizar qué tipo de estrategias puede desarrollar un sujeto para intuir mite analizar qué tipo de estrategias puede desarrollar un sujeto para intuir
cuál es la frecuencia de aparición de la señal de stop. Con respecto a esta varia- cuál es la frecuencia de aparición de la señal de stop. Con respecto a esta varia-
ble, parece ser que el sujeto mejora su ejecución cuando la probabilidad de ble, parece ser que el sujeto mejora su ejecución cuando la probabilidad de
aparición de la señal de stop es alta a lo largo de la prueba. aparición de la señal de stop es alta a lo largo de la prueba.
3) Tipo de demora entre el estímulo y la señal de parada. En unos casos, el tiem- 3) Tipo de demora entre el estímulo y la señal de parada. En unos casos, el tiem-
po que transcurre entre ambos es fijo, esto es, el mismo para todos los ensa- po que transcurre entre ambos es fijo, esto es, el mismo para todos los ensa-
yos. En otras ocasiones, por el contrario, el tiempo de demora es distinto para yos. En otras ocasiones, por el contrario, el tiempo de demora es distinto para
cada ensayo. Los resultados generalmente obtenidos muestran que el sujeto cada ensayo. Los resultados generalmente obtenidos muestran que el sujeto
mejora la ejecución en este tipo de tareas cuando la demora de la señal de stop mejora la ejecución en este tipo de tareas cuando la demora de la señal de stop
es fija y no aleatoria, ya que en el primer caso tiene mayor capacidad de pro- es fija y no aleatoria, ya que en el primer caso tiene mayor capacidad de pro-
nosticar cuándo puede acontecer la demora. nosticar cuándo puede acontecer la demora.
4) El tipo de proceso cognitivo implicado para ejecutar la tarea principal en el 4) El tipo de proceso cognitivo implicado para ejecutar la tarea principal en el
momento en que aparece la señal de stop. Esta variable permite obtener dos momento en que aparece la señal de stop. Esta variable permite obtener dos
tipos de información: a) conocer las posibles limitaciones estructurales que tipos de información: a) conocer las posibles limitaciones estructurales que
pueden tener lugar en la habilidad para inhibir una respuesta, y b) estimar en pueden tener lugar en la habilidad para inhibir una respuesta, y b) estimar en
qué punto del procesamiento las respuestas llegan a ser balísticas. qué punto del procesamiento las respuestas llegan a ser balísticas.
La variable dependiente del paradigma de la señal de stop va a ser la medición La variable dependiente del paradigma de la señal de stop va a ser la medición
de las latencias de respuesta, tanto cuando no se presenta ninguna señal de stop como de las latencias de respuesta, tanto cuando no se presenta ninguna señal de stop como
cuando, presentando la señal de stop, las respuestas se escapan a la inhibición. cuando, presentando la señal de stop, las respuestas se escapan a la inhibición.

2.9.4. Tareas de ejecución continua 2.9.4. Tareas de ejecución continua

Además de las tareas de vigilancia, la atención sostenida se analiza mediante otro Además de las tareas de vigilancia, la atención sostenida se analiza mediante otro
tipo de tareas, tales como las tareas de ejecución continua. Mientras que en las tareas tipo de tareas, tales como las tareas de ejecución continua. Mientras que en las tareas
Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 61 Capítulo 2: Métodos y técnicas de estudio de la atención 61

de vigilancia el sujeto ha de detectar la presencia ocasional de una señal, en las tareas de vigilancia el sujeto ha de detectar la presencia ocasional de una señal, en las tareas
que requieren trabajo continuo, el sujeto ha de realizar, como el propio nombre indi- que requieren trabajo continuo, el sujeto ha de realizar, como el propio nombre indi-
ca, una tarea monótona sin parar (por ejemplo, golpear la mesa con la palma de la ca, una tarea monótona sin parar (por ejemplo, golpear la mesa con la palma de la
mano haciendo una estimación de un segundo en cada ensayo, durante 2 horas). En mano haciendo una estimación de un segundo en cada ensayo, durante 2 horas). En
este caso, el sujeto ha de estar activo de forma permanente, pero el hecho de ser una este caso, el sujeto ha de estar activo de forma permanente, pero el hecho de ser una
tarea simple y monótona también hace que al cabo de un tiempo parecido al de las tarea simple y monótona también hace que al cabo de un tiempo parecido al de las
tareas de vigilancia aparezca el famoso menoscabo de la atención. tareas de vigilancia aparezca el famoso menoscabo de la atención.
CAPÍTULO 3 CAPÍTULO 3

MODELOS TEÓRICOS Y PERSPECTIVA HISTÓRICA MODELOS TEÓRICOS Y PERSPECTIVA HISTÓRICA


EN EL ESTUDIO DE LA ATENCIÓN EN EL ESTUDIO DE LA ATENCIÓN

3.1. Introducción 3.1. Introducción

Es el año 1879 en el que se considera que se constituye oficialmente la psicología Es el año 1879 en el que se considera que se constituye oficialmente la psicología
como ciencia y, más en concreto, como una ciencia experimental. Desde entonces, la como ciencia y, más en concreto, como una ciencia experimental. Desde entonces, la
psicología ha sufrido grandes avatares teóricos, metodológicos y conceptuales. Ello psicología ha sufrido grandes avatares teóricos, metodológicos y conceptuales. Ello
se ha evidenciado en el continuo surgimiento de diversas corrientes teóricas para las se ha evidenciado en el continuo surgimiento de diversas corrientes teóricas para las
cuales el objeto de estudio de la psicología, su metodología y, en muchas ocasiones, cuales el objeto de estudio de la psicología, su metodología y, en muchas ocasiones,
sus líneas de trabajo han sido muy distintas. No es función nuestra esbozar histórica- sus líneas de trabajo han sido muy distintas. No es función nuestra esbozar histórica-
mente el desarrollo de la psicología; pero sí enmarcar la evolución histórica de lo que mente el desarrollo de la psicología; pero sí enmarcar la evolución histórica de lo que
ha sido el estudio de la atención. Para ello, vamos a delimitar tres grandes etapas en ha sido el estudio de la atención. Para ello, vamos a delimitar tres grandes etapas en
las que, si bien conviven simultáneamente distintos enfoques teóricos, la psicología, las que, si bien conviven simultáneamente distintos enfoques teóricos, la psicología,
en términos globales, vive bajo el predominio de una concepción común en torno a en términos globales, vive bajo el predominio de una concepción común en torno a
cuál es su objeto de estudio (mente versus conducta) y a unos cánones científicos más cuál es su objeto de estudio (mente versus conducta) y a unos cánones científicos más
o menos estrictos (positivismo versus otros enfoques en filosofía de la ciencia); a saber, o menos estrictos (positivismo versus otros enfoques en filosofía de la ciencia); a saber,
el primer mentalismo de la psicología introspeccionista, la época de predominio del el primer mentalismo de la psicología introspeccionista, la época de predominio del
paradigma conductual y el nuevo mentalismo de la psicología cognitiva. paradigma conductual y el nuevo mentalismo de la psicología cognitiva.
El objetivo de este capítulo no es hacer un listado cronológico de las distintas El objetivo de este capítulo no es hacer un listado cronológico de las distintas
investigaciones en el campo de la atención. Nosotros nos vamos a centrar, funda- investigaciones en el campo de la atención. Nosotros nos vamos a centrar, funda-
mentalmente, en una revisión histórica de cómo, en términos generales, ha sido con- mentalmente, en una revisión histórica de cómo, en términos generales, ha sido con-
ceptualizada la atención, y qué modelos teóricos se han esbozado como consecuen- ceptualizada la atención, y qué modelos teóricos se han esbozado como consecuen-
cia de dicha conceptualización. Puesto que es a partir de finales de los años 50 cuando cia de dicha conceptualización. Puesto que es a partir de finales de los años 50 cuando
se comienzan a elaborar modelos teóricos del funcionamiento de los procesos aten- se comienzan a elaborar modelos teóricos del funcionamiento de los procesos aten-
cionales, vamos a profundizar más en el estudio de esta tercera etapa histórica. Con cionales, vamos a profundizar más en el estudio de esta tercera etapa histórica. Con
anterioridad, la atención podía suscitar mayor o menor interés por parte de la psico- anterioridad, la atención podía suscitar mayor o menor interés por parte de la psico-
logía, pero no hasta el punto de elaborar un modelo de su funcionamiento ni de ser logía, pero no hasta el punto de elaborar un modelo de su funcionamiento ni de ser
considerada en ningún momento un mecanismo explicativo del psiquismo humano. considerada en ningún momento un mecanismo explicativo del psiquismo humano.
64 Psicología de la atención 64 Psicología de la atención

3.2. Primer mentalismo 3.2. Primer mentalismo

La psicología científica que nace en el último cuarto del siglo XIX y que llega has- La psicología científica que nace en el último cuarto del siglo XIX y que llega has-
ta los primeros años del siglo XX se caracterizaba por ser una psicología predominan- ta los primeros años del siglo XX se caracterizaba por ser una psicología predominan-
temente mentalista. Durante este período, el objeto de estudio era lógicamente la men- temente mentalista. Durante este período, el objeto de estudio era lógicamente la men-
te, la conciencia. Por otra parte, era una psicología que se definía a sí misma como te, la conciencia. Por otra parte, era una psicología que se definía a sí misma como
científica; así pues, la atención, junto con los restantes procesos psicológicos, comen- científica; así pues, la atención, junto con los restantes procesos psicológicos, comen-
zó a ser objeto de estudio experimental, y para ello el método básico fue la intros- zó a ser objeto de estudio experimental, y para ello el método básico fue la intros-
pección. pección.
Puesto que la atención se conceptualizaba como un componente o función bási- Puesto que la atención se conceptualizaba como un componente o función bási-
ca de la conciencia, tenía un estatus propio dentro de la psicología. Ello se evidenció ca de la conciencia, tenía un estatus propio dentro de la psicología. Ello se evidenció
en que fueron muchos los laboratorios que se dedicaron activamente a estudiar la en que fueron muchos los laboratorios que se dedicaron activamente a estudiar la
atención, y en que grandes figuras históricas de la época como Helmholtz, Müller, atención, y en que grandes figuras históricas de la época como Helmholtz, Müller,
Wundt, James, Pillsbury y Titchener escribieron mucho sobre ella (véase Boring, Wundt, James, Pillsbury y Titchener escribieron mucho sobre ella (véase Boring,
1970). James (1890), por ejemplo, le dedicó un capítulo completo en su famosa obra 1970). James (1890), por ejemplo, le dedicó un capítulo completo en su famosa obra
Principles of Psychology, y Pillsbury (1910) escribió un libro completo intentando Principles of Psychology, y Pillsbury (1910) escribió un libro completo intentando
compilar los estudios realizados hasta ese momento. Por su parte, las investigaciones compilar los estudios realizados hasta ese momento. Por su parte, las investigaciones
que se desarrollaban giraron en torno a temas tales como la amplitud de la atención, que se desarrollaban giraron en torno a temas tales como la amplitud de la atención,
las fluctuaciones de la atención sensorial, y los experimentos sobre compilación, tér- las fluctuaciones de la atención sensorial, y los experimentos sobre compilación, tér-
mino acuñado por Herbart para referirse a aquellas situaciones en las que había impli- mino acuñado por Herbart para referirse a aquellas situaciones en las que había impli-
cada más de una modalidad sensorial. Por otra parte, ya se diferenciaba entre aten- cada más de una modalidad sensorial. Por otra parte, ya se diferenciaba entre aten-
ción voluntaria, involuntaria y habitual; y también se comenzó a explicitar la dimensión ción voluntaria, involuntaria y habitual; y también se comenzó a explicitar la dimensión
de expectativa de la atención. Para James, por ejemplo, la atención era “la prepara- de expectativa de la atención. Para James, por ejemplo, la atención era “la prepara-
ción anticipatoria a partir de la cual los centros ideacionales se ocupan del objeto ción anticipatoria a partir de la cual los centros ideacionales se ocupan del objeto
sobre el cual se pone atención” (James, 1890); y Helmholtz consideraba que la per- sobre el cual se pone atención” (James, 1890); y Helmholtz consideraba que la per-
cepción estaba precedida de un proceso anticipatorio –la inferencia inconsciente– que cepción estaba precedida de un proceso anticipatorio –la inferencia inconsciente– que
tenía, entre otras funciones, la de regular la actividad atencional y la percepción sub- tenía, entre otras funciones, la de regular la actividad atencional y la percepción sub-
siguiente y la de introducir o insertar un ingrediente anticipatorio en la sensibilidad siguiente y la de introducir o insertar un ingrediente anticipatorio en la sensibilidad
del organismo. del organismo.
Pero, ¿cómo era conceptualizada en estos momentos la atención? Para autores como Pero, ¿cómo era conceptualizada en estos momentos la atención? Para autores como
Helmholtz, Wundt, Titchener y la corriente estructuralista, la atención se entendía como Helmholtz, Wundt, Titchener y la corriente estructuralista, la atención se entendía como
un aspecto básico de la percepción –vínculo que va a existir hasta nuestros días– y, de un aspecto básico de la percepción –vínculo que va a existir hasta nuestros días– y, de
todas sus características o propiedades, se destacaba su carácter selectivo. Más en con- todas sus características o propiedades, se destacaba su carácter selectivo. Más en con-
creto, la atención era conceptualizada como una fuerza interna que permite tener una creto, la atención era conceptualizada como una fuerza interna que permite tener una
mayor constancia de aquellos objetos del ambiente que seleccionamos. En otras pala- mayor constancia de aquellos objetos del ambiente que seleccionamos. En otras pala-
bras, la atención fue entendida por la primera psicología experimental como claridad bras, la atención fue entendida por la primera psicología experimental como claridad
de conciencia. Pero si nos acercamos un poco más a la visión que los distintos autores de conciencia. Pero si nos acercamos un poco más a la visión que los distintos autores
ofrecían, nos encontramos con que no todas las conceptualizaciones eran idénticas. Para ofrecían, nos encontramos con que no todas las conceptualizaciones eran idénticas. Para
Wundt, por ejemplo, la atención era la “actividad interna que determina el grado de Wundt, por ejemplo, la atención era la “actividad interna que determina el grado de
presencia de las ideas en la consciencia” (Wundt, 1896). Este concepto estaba estre- presencia de las ideas en la consciencia” (Wundt, 1896). Este concepto estaba estre-
chamente ligado al de apercepción que se da en aquellos procesos que caen bajo el foco chamente ligado al de apercepción que se da en aquellos procesos que caen bajo el foco
de la consciencia. Por su parte, Titchener tenía una concepción ligeramente distinta a de la consciencia. Por su parte, Titchener tenía una concepción ligeramente distinta a
la de su maestro. Para Titchener la atención no era una actividad ni un proceso, sino un la de su maestro. Para Titchener la atención no era una actividad ni un proceso, sino un
atributo más de las sensaciones. Éstas poseían diferentes atributos: cualidad, intensi- atributo más de las sensaciones. Éstas poseían diferentes atributos: cualidad, intensi-
dad, duración y claridad. Para este último atributo Titchener acuñó, ex profeso, el tér- dad, duración y claridad. Para este último atributo Titchener acuñó, ex profeso, el tér-
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 65 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 65

mino attensity, y al hecho de que gracias a la atención los contenidos de la conciencia mino attensity, y al hecho de que gracias a la atención los contenidos de la conciencia
alcanzaran su máxima claridad, de tal manera que, por ejemplo, un objeto atendido lle- alcanzaran su máxima claridad, de tal manera que, por ejemplo, un objeto atendido lle-
ga a la conciencia mucho antes que otro no atendido, lo denominó ley de la prioridad ga a la conciencia mucho antes que otro no atendido, lo denominó ley de la prioridad
de entrada. de entrada.

“incluso la clase más sencilla de percepción... implica el agrupamiento de sensaciones bajo las “incluso la clase más sencilla de percepción... implica el agrupamiento de sensaciones bajo las
leyes de la atención... el proceso al que se presta atención se hace más claro y destaca cada vez leyes de la atención... el proceso al que se presta atención se hace más claro y destaca cada vez
más del resto de la conciencia. Los procesos a los que no se dirige la atención se hacen cada más del resto de la conciencia. Los procesos a los que no se dirige la atención se hacen cada
vez menos claros e indistintos” (Titchener, 1901, p. 110). vez menos claros e indistintos” (Titchener, 1901, p. 110).

James, en cambio, aun reconociendo implícitamente el carácter de fuerza de la James, en cambio, aun reconociendo implícitamente el carácter de fuerza de la
atención como un mecanismo de selección temprana, conceptualizó la atención fun- atención como un mecanismo de selección temprana, conceptualizó la atención fun-
damentalmente como el resultado de una prepercepción correcta que tiene lugar a damentalmente como el resultado de una prepercepción correcta que tiene lugar a
nivel de los centros ideacionales, que ocurre relativamente tarde y, como resultado, nivel de los centros ideacionales, que ocurre relativamente tarde y, como resultado,
que el objeto prepercibido se hace más vívidamente consciente y deviene claro. Sin que el objeto prepercibido se hace más vívidamente consciente y deviene claro. Sin
esta imaginación anticipatoria los objetos son percibidos, pero no plenamente. esta imaginación anticipatoria los objetos son percibidos, pero no plenamente.
En definitiva, las concepciones que en estos momentos se tenía de la atención ya En definitiva, las concepciones que en estos momentos se tenía de la atención ya
comenzaban a ser muy diversas. Por ejemplo, el tema de si la atención es una fuerza comenzaban a ser muy diversas. Por ejemplo, el tema de si la atención es una fuerza
o un resultado fue un tema que no fue solucionado en estos momentos históricos, y o un resultado fue un tema que no fue solucionado en estos momentos históricos, y
en la actualidad vuelve a ser nuevamente una cuestión de debate importante a la hora en la actualidad vuelve a ser nuevamente una cuestión de debate importante a la hora
de explicar la naturaleza de la atención (véase Capítulo 9). de explicar la naturaleza de la atención (véase Capítulo 9).

3.3. La Psicología de la primera mitad del siglo XX 3.3. La Psicología de la primera mitad del siglo XX

Durante la primera década del siglo XX comenzaron a surgir en la psicología una Durante la primera década del siglo XX comenzaron a surgir en la psicología una
serie de cambios importantes. En primer lugar, la mayor parte de las corrientes sur- serie de cambios importantes. En primer lugar, la mayor parte de las corrientes sur-
gidas a finales del siglo XIX desaparecieron de la esfera psicológica o fueron modifi- gidas a finales del siglo XIX desaparecieron de la esfera psicológica o fueron modifi-
cadas y superadas por sus propios continuadores. Pero el hito más importante fue el cadas y superadas por sus propios continuadores. Pero el hito más importante fue el
surgimiento de una nueva corriente psicológica en Norteamérica, el conductismo, que surgimiento de una nueva corriente psicológica en Norteamérica, el conductismo, que
supuso darle un giro de ciento ochenta grados a la hasta entonces psicología menta- supuso darle un giro de ciento ochenta grados a la hasta entonces psicología menta-
lista. En 1913 Watson publicó su famoso Manifiesto Conductista, en el que definía a lista. En 1913 Watson publicó su famoso Manifiesto Conductista, en el que definía a
la psicología como una rama objetiva y experimental de las ciencias naturales cuyo la psicología como una rama objetiva y experimental de las ciencias naturales cuyo
objeto de estudio dejaba de ser la mente para pasar a ser, sólo y estrictamente, la con- objeto de estudio dejaba de ser la mente para pasar a ser, sólo y estrictamente, la con-
ducta directamente observable, medible y cuantificable. ducta directamente observable, medible y cuantificable.
A partir de estos momentos, la psicología pasó a ser fundamentalmente conduc- A partir de estos momentos, la psicología pasó a ser fundamentalmente conduc-
tista, aunque no toda ella. La situación general era la siguiente: en la segunda y ter- tista, aunque no toda ella. La situación general era la siguiente: en la segunda y ter-
cera décadas del siglo el conductismo era la corriente predominante de la psicología, cera décadas del siglo el conductismo era la corriente predominante de la psicología,
si bien convivió con otra corriente, también muy importante desde un punto de vista si bien convivió con otra corriente, también muy importante desde un punto de vista
histórico, que paralelamente se estaba desarrollando en Europa y que seguía siendo histórico, que paralelamente se estaba desarrollando en Europa y que seguía siendo
mentalista: la Psicología de la Gestalt. Simultáneamente, y de forma totalmente inde- mentalista: la Psicología de la Gestalt. Simultáneamente, y de forma totalmente inde-
pendiente, en Rusia se estaba desarrollando una psicología cuyas raíces intelectuales pendiente, en Rusia se estaba desarrollando una psicología cuyas raíces intelectuales
eran el materialismo histórico y dialéctico por un lado, y la tradición fisiológica de la eran el materialismo histórico y dialéctico por un lado, y la tradición fisiológica de la
propia reflexología rusa por otro. ¿Cómo abordaron cada una de estas corrientes el propia reflexología rusa por otro. ¿Cómo abordaron cada una de estas corrientes el
estudio de la atención? estudio de la atención?
66 Psicología de la atención 66 Psicología de la atención

El conductismo desterró de su objeto de estudio el concepto de atención, por con- El conductismo desterró de su objeto de estudio el concepto de atención, por con-
siderarlo totalmente mentalista, y porque entenderla como un proceso que actúa selec- siderarlo totalmente mentalista, y porque entenderla como un proceso que actúa selec-
tivamente y a voluntad del sujeto era difícil de encajar dentro de su esquema paradig- tivamente y a voluntad del sujeto era difícil de encajar dentro de su esquema paradig-
mático. El concepto de atención no era, pues, necesario. Ahora bien, sería un error mático. El concepto de atención no era, pues, necesario. Ahora bien, sería un error
afirmar que el conductismo no trató el tema de la atención. En realidad, lo que los con- afirmar que el conductismo no trató el tema de la atención. En realidad, lo que los con-
ductistas hicieron fue negar el estudio introspectivo de la claridad de conciencia, tal y ductistas hicieron fue negar el estudio introspectivo de la claridad de conciencia, tal y
como lo habían hecho los primeros psicólogos mentalistas. Como alternativa, enten- como lo habían hecho los primeros psicólogos mentalistas. Como alternativa, enten-
dieron la atención como una conducta. Y, teniendo en cuenta que esta corriente tuvo dieron la atención como una conducta. Y, teniendo en cuenta que esta corriente tuvo
también como raíz intelectual inmediata a la reflexología rusa, los conductistas conci- también como raíz intelectual inmediata a la reflexología rusa, los conductistas conci-
bieron la atención como una conducta refleja; más específicamente, equipararon la bieron la atención como una conducta refleja; más específicamente, equipararon la
conducta atencional con el reflejo de orientación. Siguiendo a rajatabla sus presupuestos conducta atencional con el reflejo de orientación. Siguiendo a rajatabla sus presupuestos
paradigmáticos, lo único que estudiaron de esta conducta refleja fue el componente paradigmáticos, lo único que estudiaron de esta conducta refleja fue el componente
periférico y observable; más en concreto, qué respuestas comportamentales la consti- periférico y observable; más en concreto, qué respuestas comportamentales la consti-
tuían, y qué condiciones estimulares antecedentes las elicitaban. tuían, y qué condiciones estimulares antecedentes las elicitaban.
Por su parte, el modelo de la Psicología de la Gestalt tampoco concedió impor- Por su parte, el modelo de la Psicología de la Gestalt tampoco concedió impor-
tancia alguna al tema de la atención. A pesar del estrecho vínculo que hasta esos tancia alguna al tema de la atención. A pesar del estrecho vínculo que hasta esos
momentos la psicología mentalista había establecido entre atención y percepción, esta momentos la psicología mentalista había establecido entre atención y percepción, esta
corriente dejó de considerar la atención como factor principal de la investigación per- corriente dejó de considerar la atención como factor principal de la investigación per-
ceptiva, y algunos de sus máximos representantes teóricos (por ejemplo, Rubin, 1925) ceptiva, y algunos de sus máximos representantes teóricos (por ejemplo, Rubin, 1925)
llegaron a postular incluso su inexistencia. Y es que, al igual que el conductismo, y a llegaron a postular incluso su inexistencia. Y es que, al igual que el conductismo, y a
pesar de ser una corriente mentalista, la psicología de la Gestalt presuponía que la pesar de ser una corriente mentalista, la psicología de la Gestalt presuponía que la
conducta venía dominada completamente por las características de los estímulos sen- conducta venía dominada completamente por las características de los estímulos sen-
soriales. Interesada especialmente por el tema de la configuración perceptiva, la Ges- soriales. Interesada especialmente por el tema de la configuración perceptiva, la Ges-
talt afirmó que los estímulos poseen una serie de propiedades configuracionales que talt afirmó que los estímulos poseen una serie de propiedades configuracionales que
son en sí mismas suficientes para predecir la respuesta perceptual del organismo, sin son en sí mismas suficientes para predecir la respuesta perceptual del organismo, sin
que medie la atención en ningún momento. que medie la atención en ningún momento.
Finalmente, la Psicología soviética sí concedió una mayor relevancia al estudio de Finalmente, la Psicología soviética sí concedió una mayor relevancia al estudio de
la atención, que era concebida como una propiedad de la vida psíquica que proporcio- la atención, que era concebida como una propiedad de la vida psíquica que proporcio-
na selectividad y orientación a la conducta. En esta época las investigaciones soviéticas na selectividad y orientación a la conducta. En esta época las investigaciones soviéticas
se centraron en el estudio del reflejo de orientación. Para esta corriente, el reflejo de se centraron en el estudio del reflejo de orientación. Para esta corriente, el reflejo de
orientación era el fenómeno característico de la atención involuntaria y, en investiga- orientación era el fenómeno característico de la atención involuntaria y, en investiga-
ciones muy ligadas a las de los reflexólogos rusos de finales del siglo XIX, los investi- ciones muy ligadas a las de los reflexólogos rusos de finales del siglo XIX, los investi-
gadores soviéticos emprendieron el estudio sobre los cambios fisiológicos que aconte- gadores soviéticos emprendieron el estudio sobre los cambios fisiológicos que aconte-
cían a este tipo de conducta, así como los fenómenos de adaptación y habituación, y la cían a este tipo de conducta, así como los fenómenos de adaptación y habituación, y la
posible naturaleza condicionada o incondicionada de los diferentes reflejos de orien- posible naturaleza condicionada o incondicionada de los diferentes reflejos de orien-
tación. Algunas de sus aportaciones han sido muy valiosas, siendo la figura de Sokolov tación. Algunas de sus aportaciones han sido muy valiosas, siendo la figura de Sokolov
una de las más importantes. una de las más importantes.
Por otra parte, la psicología soviética postuló que las características básicas de la Por otra parte, la psicología soviética postuló que las características básicas de la
atención, como las de la vida psíquica en general, eran su carácter fisiológico y gené- atención, como las de la vida psíquica en general, eran su carácter fisiológico y gené-
tico (Luria, 1974, 1975). El carácter genético de la atención se evidenciaba en que la tico (Luria, 1974, 1975). El carácter genético de la atención se evidenciaba en que la
atención involuntaria rige las actividades superiores en la primera infancia y facilita atención involuntaria rige las actividades superiores en la primera infancia y facilita
el paso a la voluntaria, que es la propia del individuo adulto. Para los psicólogos sovié- el paso a la voluntaria, que es la propia del individuo adulto. Para los psicólogos sovié-
ticos, el paso de un tipo de atención a otra tenía lugar cuando el organismo adquiere ticos, el paso de un tipo de atención a otra tenía lugar cuando el organismo adquiere
el lenguaje (conocido por los psicólogos soviéticos con el nombre de segundo sistema el lenguaje (conocido por los psicólogos soviéticos con el nombre de segundo sistema
de señales) y los procesos simbólicos. Pero si este aspecto era importante para la psi- de señales) y los procesos simbólicos. Pero si este aspecto era importante para la psi-
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 67 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 67

cología soviética, los esfuerzos más importantes de esta corriente se centraron en ana- cología soviética, los esfuerzos más importantes de esta corriente se centraron en ana-
lizar el carácter fisiológico de la atención. Los estudios en este contexto han analiza- lizar el carácter fisiológico de la atención. Los estudios en este contexto han analiza-
do principalmente el papel que juega el sistema reticular activador ascendente y su do principalmente el papel que juega el sistema reticular activador ascendente y su
carácter activador sobre la corteza cerebral necesario para mantener el estado de vigi- carácter activador sobre la corteza cerebral necesario para mantener el estado de vigi-
lia, de la acción del sistema reticular activador descendente, así como de la autorre- lia, de la acción del sistema reticular activador descendente, así como de la autorre-
gulación resultante del acoplamiento de ambos sistemas. Las aportaciones que la psi- gulación resultante del acoplamiento de ambos sistemas. Las aportaciones que la psi-
cología soviética ha hecho en este campo han sido muy importantes para la actual cología soviética ha hecho en este campo han sido muy importantes para la actual
neurociencia y, de forma más específica, para la neurociencia cognitiva. neurociencia y, de forma más específica, para la neurociencia cognitiva.
Resumiendo, nos encontramos con que la atención durante la primera mitad del Resumiendo, nos encontramos con que la atención durante la primera mitad del
siglo XX ha jugado un papel más relevante y explícito en la psicología soviética que siglo XX ha jugado un papel más relevante y explícito en la psicología soviética que
en la psicología occidental. Pero ¿se puede concluir entonces que el interés por el en la psicología occidental. Pero ¿se puede concluir entonces que el interés por el
estudio de la atención decayó totalmente en Occidente? La respuesta es negativa. El estudio de la atención decayó totalmente en Occidente? La respuesta es negativa. El
interés por el estudio de la atención permaneció, entre otros factores, por las deman- interés por el estudio de la atención permaneció, entre otros factores, por las deman-
das del ejército durante la II Guerra Mundial. Así, en una revisión llevada a cabo por das del ejército durante la II Guerra Mundial. Así, en una revisión llevada a cabo por
Karl Dallenbach en 1928 de una de las revistas más importantes de la época, el Psy- Karl Dallenbach en 1928 de una de las revistas más importantes de la época, el Psy-
chological Bulletin, se encontró que el volumen de investigaciones en torno al cam- chological Bulletin, se encontró que el volumen de investigaciones en torno al cam-
po de la atención era similar al de otras épocas, aunque la mayor parte eran desarro- po de la atención era similar al de otras épocas, aunque la mayor parte eran desarro-
lladas por centros de investigación de corte titcheneriano. Por otra parte, uno de los lladas por centros de investigación de corte titcheneriano. Por otra parte, uno de los
grandes clásicos de la psicología experimental en estos años, el de Woodworth (1938), grandes clásicos de la psicología experimental en estos años, el de Woodworth (1938),
enumeraba y analizaba con detenimiento en su Capítulo IV el rango de tópicos de enumeraba y analizaba con detenimiento en su Capítulo IV el rango de tópicos de
investigación de este período: el ámbito de la aprehensión, cambios y fluctuaciones investigación de este período: el ámbito de la aprehensión, cambios y fluctuaciones
de la atención, influencia de la presencia de distractores, hacer dos cosas al mismo de la atención, influencia de la presencia de distractores, hacer dos cosas al mismo
tiempo, los estudios de reacciones automáticas y atención-automatización conduci- tiempo, los estudios de reacciones automáticas y atención-automatización conduci-
das por Solomon en 1890 y Ford en los años 20, etc. En definitiva, a pesar de la pér- das por Solomon en 1890 y Ford en los años 20, etc. En definitiva, a pesar de la pér-
dida de interés por el estudio del constructo teórico de la atención por parte de la psi- dida de interés por el estudio del constructo teórico de la atención por parte de la psi-
cología académica, las investigaciones sobre la atención no desaparecieron. cología académica, las investigaciones sobre la atención no desaparecieron.

3.4. El nuevo mentalismo de la Psicología cognitiva 3.4. El nuevo mentalismo de la Psicología cognitiva

El paradigma conductual provocó en la psicología una crisis profunda. Entender El paradigma conductual provocó en la psicología una crisis profunda. Entender
que el objeto de estudio de la psicología era tan sólo la conducta externa, directa- que el objeto de estudio de la psicología era tan sólo la conducta externa, directa-
mente observable, medible y cuantificable, obligaba a nuestra disciplina a una serie mente observable, medible y cuantificable, obligaba a nuestra disciplina a una serie
de restricciones metodológicas y conceptuales que dejaban sin resolver diversas cues- de restricciones metodológicas y conceptuales que dejaban sin resolver diversas cues-
tiones importantes de la psicología. De hecho, muchas investigaciones que se estaban tiones importantes de la psicología. De hecho, muchas investigaciones que se estaban
desarrollando en la década de los años 20 y 30 llevaban a conclusiones muy similares; desarrollando en la década de los años 20 y 30 llevaban a conclusiones muy similares;
a saber, que el organismo juega un papel importante en la conducta, y que ésta no vie- a saber, que el organismo juega un papel importante en la conducta, y que ésta no vie-
ne determinada sólo por las características de los estímulos que la elicitan. ne determinada sólo por las características de los estímulos que la elicitan.
Tras diversos avatares históricos que aquí, por razones de espacio, no podemos con- Tras diversos avatares históricos que aquí, por razones de espacio, no podemos con-
siderar, la psicología sufrió un nuevo cambio paradigmático y, a finales de los años 50, siderar, la psicología sufrió un nuevo cambio paradigmático y, a finales de los años 50,
surgió una nueva corriente que rápidamente se convirtió en dominante, la Psicología surgió una nueva corriente que rápidamente se convirtió en dominante, la Psicología
cognitiva, cuyos postulados más importantes fueron los siguientes: cognitiva, cuyos postulados más importantes fueron los siguientes:

1) La conducta se halla guiada por la cognición, esto es, por el conocimiento que 1) La conducta se halla guiada por la cognición, esto es, por el conocimiento que
el individuo tiene del mundo que le rodea. el individuo tiene del mundo que le rodea.
68 Psicología de la atención 68 Psicología de la atención

2) El conocimiento que tenemos del mundo no es pasivo sino que el propio suje- 2) El conocimiento que tenemos del mundo no es pasivo sino que el propio suje-
to juega un papel activo. to juega un papel activo.
3) El objeto de estudio de la psicología no es tanto la conducta como los proce- 3) El objeto de estudio de la psicología no es tanto la conducta como los proce-
sos cognitivos implicados en ella. sos cognitivos implicados en ella.

Este nuevo enfoque cognitivo incluía diversas líneas de pensamiento y de inves- Este nuevo enfoque cognitivo incluía diversas líneas de pensamiento y de inves-
tigación, pero la que más imperó fue la conocida con el nombre de teoría del proce- tigación, pero la que más imperó fue la conocida con el nombre de teoría del proce-
samiento de la información (TPI). Esta corriente, notablemente influida por otras dis- samiento de la información (TPI). Esta corriente, notablemente influida por otras dis-
ciplinas en auge en ese momento tales como la teoría de la información y la cibernética, ciplinas en auge en ese momento tales como la teoría de la información y la cibernética,
estableció una analogía entre el funcionamiento de la mente y el funcionamiento de estableció una analogía entre el funcionamiento de la mente y el funcionamiento de
un ordenador, y consideró la mente como un sistema representacional y computa- un ordenador, y consideró la mente como un sistema representacional y computa-
cional que procesa y manipula información (véase Cuadro 3.1). cional que procesa y manipula información (véase Cuadro 3.1).

CUADRO 3.1. Conceptos más importantes de la TPI. CUADRO 3.1. Conceptos más importantes de la TPI.

• Procesamiento de la información. El concepto de procesamiento se refiere a la actividad o secuencia • Procesamiento de la información. El concepto de procesamiento se refiere a la actividad o secuencia
de actividades que un sujeto lleva a cabo para dar lugar a una determinada respuesta. Para ello, repre- de actividades que un sujeto lleva a cabo para dar lugar a una determinada respuesta. Para ello, repre-
senta la información mediante símbolos, manipula dichas representaciones y lleva a cabo un deter- senta la información mediante símbolos, manipula dichas representaciones y lleva a cabo un deter-
minado plan de acción. Todo este proceso tiene lugar mediante la acción de una serie de procesos cog- minado plan de acción. Todo este proceso tiene lugar mediante la acción de una serie de procesos cog-
nitivos. nitivos.
• Etapas de procesamiento. El procesamiento de la información se desarrolla a través de un conjun- • Etapas de procesamiento. El procesamiento de la información se desarrolla a través de un conjun-
to de fases o etapas discretas. Cada etapa transforma la información y la pone a disposición de la to de fases o etapas discretas. Cada etapa transforma la información y la pone a disposición de la
etapa siguiente. Para llevar a cabo esta labor se consume una determinada cantidad de tiempo, que etapa siguiente. Para llevar a cabo esta labor se consume una determinada cantidad de tiempo, que
suele ser de milisegundos. suele ser de milisegundos.
• Capacidad de procesamiento. El procesador, esto es, la persona que recoge la información, la ela- • Capacidad de procesamiento. El procesador, esto es, la persona que recoge la información, la ela-
bora y transforma y toma una decisión, tiene una capacidad limitada que provoca una serie de limi- bora y transforma y toma una decisión, tiene una capacidad limitada que provoca una serie de limi-
taciones al procesamiento de la información. taciones al procesamiento de la información.

La TPI se interesó por el estudio de todos los procesos psicológicos implicados La TPI se interesó por el estudio de todos los procesos psicológicos implicados
en la cognición. Pero de todos ellos fue precisamente la atención, junto con la memo- en la cognición. Pero de todos ellos fue precisamente la atención, junto con la memo-
ria, el proceso cognitivo que más investigación suscitó en estos primeros años. De ria, el proceso cognitivo que más investigación suscitó en estos primeros años. De
hecho, el primer modelo de procesamiento general de la información que se elaboró hecho, el primer modelo de procesamiento general de la información que se elaboró
–el de Broadbent, en 1958– era básicamente un modelo donde la estructura más estu- –el de Broadbent, en 1958– era básicamente un modelo donde la estructura más estu-
diada era el mecanismo atencional. Las razones que dieron lugar a este fenómeno diada era el mecanismo atencional. Las razones que dieron lugar a este fenómeno
fueron muy diversas (Dember y Warm, 1979; Gotor, Miralles y Perea, 1990; Marrero fueron muy diversas (Dember y Warm, 1979; Gotor, Miralles y Perea, 1990; Marrero
y Torres, 1986), pero nosotros destacaríamos tres fundamentalmente: y Torres, 1986), pero nosotros destacaríamos tres fundamentalmente:

1) A partir de la teoría de la comunicación el procesamiento de la información 1) A partir de la teoría de la comunicación el procesamiento de la información
fue concebido en función de un canal de capacidad limitada que recibe y trans- fue concebido en función de un canal de capacidad limitada que recibe y trans-
mite información. mite información.
2) El surgimiento de los estudios sobre la activación, que muy pronto van a ser 2) El surgimiento de los estudios sobre la activación, que muy pronto van a ser
relacionados con ciertos componentes atencionales (Eastbrook, 1959). relacionados con ciertos componentes atencionales (Eastbrook, 1959).
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 69 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 69

3) La necesidad de dar solución a problemas importantes de tipo práctico; por 3) La necesidad de dar solución a problemas importantes de tipo práctico; por
ejemplo, los que se originan en los centros de control de tráfico aéreo, donde ejemplo, los que se originan en los centros de control de tráfico aéreo, donde
los operadores tienen que manejar porcentajes de flujo de información muy los operadores tienen que manejar porcentajes de flujo de información muy
elevados y donde un error humano puede tener consecuencias desastrosas. Los elevados y donde un error humano puede tener consecuencias desastrosas. Los
psicólogos que trabajaron con factores humanos lo hicieron partiendo de que psicólogos que trabajaron con factores humanos lo hicieron partiendo de que
el ser humano tiene como características básicas la limitación de capacidad y el ser humano tiene como características básicas la limitación de capacidad y
la selección. la selección.

A partir de estos momentos vamos a estudiar cómo la atención ha sido conceptua- A partir de estos momentos vamos a estudiar cómo la atención ha sido conceptua-
lizada y explicada en los últimos 40 años. Como ya indicamos en la introducción del capí- lizada y explicada en los últimos 40 años. Como ya indicamos en la introducción del capí-
tulo, no vamos a analizar todo lo que se ha hecho en el campo de la atención. Ahora tan tulo, no vamos a analizar todo lo que se ha hecho en el campo de la atención. Ahora tan
sólo vamos a analizar las posturas teóricas que han intentado explicar cuál es el papel de sólo vamos a analizar las posturas teóricas que han intentado explicar cuál es el papel de
la atención en el sistema cognitivo. Veamos a continuación cómo se desarrollaron estos la atención en el sistema cognitivo. Veamos a continuación cómo se desarrollaron estos
conceptos y cómo se concretaron en una serie de modelos teórico-formales. conceptos y cómo se concretaron en una serie de modelos teórico-formales.

3.5. Los modelos de filtro 3.5. Los modelos de filtro

A finales de los años 50 y prácticamente en toda la década de los 60 surgió un con- A finales de los años 50 y prácticamente en toda la década de los 60 surgió un con-
junto de modelos atencionales que se caracterizaban por enfatizar el concepto de junto de modelos atencionales que se caracterizaban por enfatizar el concepto de
atención como un mecanismo selectivo de la información. Sus presupuestos básicos atención como un mecanismo selectivo de la información. Sus presupuestos básicos
eran: eran:

1) Cuando la información llega al organismo, se procesa sin límites hasta llegar 1) Cuando la información llega al organismo, se procesa sin límites hasta llegar
a una estructura o canal donde tiene lugar el procesamiento consciente. Dicha a una estructura o canal donde tiene lugar el procesamiento consciente. Dicha
estructura central en el sistema cognitivo tiene una capacidad limitada y no es estructura central en el sistema cognitivo tiene una capacidad limitada y no es
capaz de dejar pasar toda la información. capaz de dejar pasar toda la información.
2) Con el fin de que no se produzca una sobrecarga de la información, se necesi- 2) Con el fin de que no se produzca una sobrecarga de la información, se necesi-
ta algún tipo de mecanismo que permita filtrar y seleccionar la información. ta algún tipo de mecanismo que permita filtrar y seleccionar la información.
Dicho mecanismo o estructura, que actúa a manera de regulador de la entra- Dicho mecanismo o estructura, que actúa a manera de regulador de la entra-
da de la información, es la atención. da de la información, es la atención.

Se estableció, pues, una analogía entre el funcionamiento de la atención y la actua- Se estableció, pues, una analogía entre el funcionamiento de la atención y la actua-
ción de un filtro que no permite la entrada excesiva de información o, lo que es lo ción de un filtro que no permite la entrada excesiva de información o, lo que es lo
mismo, la sobrecarga del sistema central. Para explicar mejor el funcionamiento del mismo, la sobrecarga del sistema central. Para explicar mejor el funcionamiento del
filtro, los modelos de filtro intentaron, mediante representación de diagramas de flu- filtro, los modelos de filtro intentaron, mediante representación de diagramas de flu-
jo, representar dónde se ubica y qué características básicas tenía dicha estructura; de jo, representar dónde se ubica y qué características básicas tenía dicha estructura; de
ahí que en ocasiones estos modelos sean también llamados modelos estructurales. ahí que en ocasiones estos modelos sean también llamados modelos estructurales.

3.5.1. El modelo de Broadbent 3.5.1. El modelo de Broadbent

De todos los modelos de filtro que en esta época se elaboraron, el primero de ellos De todos los modelos de filtro que en esta época se elaboraron, el primero de ellos
fue el de Broadbent (véase Figura 3.1) en 1958. Basándose en los resultados obtenidos fue el de Broadbent (véase Figura 3.1) en 1958. Basándose en los resultados obtenidos
en diversas investigaciones sobre escucha dicótica (véase, por ejemplo, los estudios de en diversas investigaciones sobre escucha dicótica (véase, por ejemplo, los estudios de
70 Psicología de la atención 70 Psicología de la atención

Cherry en 1953, o los del propio Broadbent en 1954 a/b, en el Capítulo 4), Broadbent Cherry en 1953, o los del propio Broadbent en 1954 a/b, en el Capítulo 4), Broadbent
concluyó que: concluyó que:

a) Existe una estructura central que no permite procesar más de un mensaje a la a) Existe una estructura central que no permite procesar más de un mensaje a la
vez. Dicha estructura actúa a manera de un cuello de botella o filtro que regula vez. Dicha estructura actúa a manera de un cuello de botella o filtro que regula
la entrada de la información. la entrada de la información.
b) Existe, pues, una limitación estructural por parte del procesador humano. b) Existe, pues, una limitación estructural por parte del procesador humano.

Respuesta Respuesta

Efectores Efectores

Sistema para variar Sistema para variar


la salida hasta que la salida hasta que
se obtiene un input se obtiene un input

Almacén a Canal de Almacén a Canal de


Input estimular

Input estimular
corto capacidad corto capacidad
plazo limitada plazo limitada
Sentidos Filtro Sentidos Filtro
selectivo selectivo

Sistema 5 Sistema P Sistema 5 Sistema P

Almacén de probabili- Almacén de probabili-


dades condicionales de dades condicionales de
hechos pasados hechos pasados

Figura 3.1. Modelo atencional de Broadbent. Figura 3.1. Modelo atencional de Broadbent.

A partir de estos dos postulados básicos, Broadbent elaboró el primer modelo A partir de estos dos postulados básicos, Broadbent elaboró el primer modelo
teórico de la atención, modelo que no explicaba tan sólo el funcionamiento de la aten- teórico de la atención, modelo que no explicaba tan sólo el funcionamiento de la aten-
ción sino que fue un modelo global de procesamiento de la información. Según este ción sino que fue un modelo global de procesamiento de la información. Según este
autor, el procesamiento de la información tiene lugar a través del funcionamiento de autor, el procesamiento de la información tiene lugar a través del funcionamiento de
una serie de estructuras; el sistema preperceptual o sistema “S”, el filtro, el sistema per- una serie de estructuras; el sistema preperceptual o sistema “S”, el filtro, el sistema per-
ceptual o sistema “P” y el almacén de probabilidades condicionales de acontecimien- ceptual o sistema “P” y el almacén de probabilidades condicionales de acontecimien-
tos pasados. Cada una de estas estructuras tiene una serie de funciones específicas tos pasados. Cada una de estas estructuras tiene una serie de funciones específicas
(véase Cuadro 3.2) y se organizan secuencialmente: para que comience el procesa- (véase Cuadro 3.2) y se organizan secuencialmente: para que comience el procesa-
miento de una de ellas, previamente ha debido ser procesada por las anteriores. ¿Cómo miento de una de ellas, previamente ha debido ser procesada por las anteriores. ¿Cómo
tiene lugar, entonces, el procesamiento de la información? El esquema lineal del pro- tiene lugar, entonces, el procesamiento de la información? El esquema lineal del pro-
cesamiento, según Broadbent, sería el siguiente: cesamiento, según Broadbent, sería el siguiente:

1) El organismo recibe de forma continua distintos mensajes y/o estímulos que 1) El organismo recibe de forma continua distintos mensajes y/o estímulos que
llegan a las distintas modalidades sensoriales. llegan a las distintas modalidades sensoriales.
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 71 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 71

2) La cantidad total de esa información excede la capacidad limitada del sistema 2) La cantidad total de esa información excede la capacidad limitada del sistema
perceptual. perceptual.
3) Estos mensajes se procesan en su totalidad de forma simultánea y se retienen 3) Estos mensajes se procesan en su totalidad de forma simultánea y se retienen
en el sistema “S” durante un breve período de tiempo. en el sistema “S” durante un breve período de tiempo.
4) El filtro selecciona, en base a las características físicas del estímulo y también 4) El filtro selecciona, en base a las características físicas del estímulo y también
en función del estado interno del organismo qué información pasa al sistema en función del estado interno del organismo qué información pasa al sistema
“P” y la restante información se pierde. “P” y la restante información se pierde.
5) El sistema “P” procesa la información secuencialmente, manteniendo la infor- 5) El sistema “P” procesa la información secuencialmente, manteniendo la infor-
mación durante un cierto tiempo. Es en estos momentos cuando el sujeto mación durante un cierto tiempo. Es en estos momentos cuando el sujeto
adquiere consciencia de aquello que ha procesado. adquiere consciencia de aquello que ha procesado.
6) Tan sólo la información que pasa por el sistema “P” llega al almacén de memo- 6) Tan sólo la información que pasa por el sistema “P” llega al almacén de memo-
ria a largo plazo, formando nuestro conocimiento del mundo. ria a largo plazo, formando nuestro conocimiento del mundo.
CUADRO 3.2. Características de las estructuras de procesamiento de la información CUADRO 3.2. Características de las estructuras de procesamiento de la información
según Broadbent (1958). según Broadbent (1958).

– Capacidad ilimitada: registra toda la infor- – Capacidad ilimitada: registra toda la infor-
mación sensorial que llega a los sentidos. mación sensorial que llega a los sentidos.
• El sistema preperceptual “S” – Naturaleza precategorial: extrae las caracte- • El sistema preperceptual “S” – Naturaleza precategorial: extrae las caracte-
rísticas físicas del estímulo. rísticas físicas del estímulo.
– Procesamiento en paralelo: analiza toda la – Procesamiento en paralelo: analiza toda la
información que le llega al mismo tiempo. información que le llega al mismo tiempo.
– Mantiene la información tan sólo unos mili- – Mantiene la información tan sólo unos mili-
segundos. segundos.

– Protege la capacidad limitada del canal de – Protege la capacidad limitada del canal de
procesamiento. procesamiento.
• El filtro – Selecciona la información en base a las carac- • El filtro – Selecciona la información en base a las carac-
terísticas físicas y no semánticas de la informa- terísticas físicas y no semánticas de la informa-
ción sensorial. Dicha selección no es arbitraria, ción sensorial. Dicha selección no es arbitraria,
sino que se hace en base a las características de sino que se hace en base a las características de
los ítems –intensidad, novedad, etc.– y del esta- los ítems –intensidad, novedad, etc.– y del esta-
do motivacional del organismo. do motivacional del organismo.

– Capacidad limitada: tan sólo analiza la infor- – Capacidad limitada: tan sólo analiza la infor-
mación que pasa por el filtro. mación que pasa por el filtro.
• El sistema perceptual “P” – Naturaleza categorial: analiza la información • El sistema perceptual “P” – Naturaleza categorial: analiza la información
en base a su significado. en base a su significado.
– Procesamiento secuencial: analiza la infor- – Procesamiento secuencial: analiza la infor-
mación unidad a unidad. mación unidad a unidad.
– Mantiene la información varios segundos. – Mantiene la información varios segundos.

• El almacén de probabilidades – Contiene toda la información que se ha ido • El almacén de probabilidades – Contiene toda la información que se ha ido
condicionales de acontecimientos acumulando de las pasadas experiencias. condicionales de acontecimientos acumulando de las pasadas experiencias.
antepasados antepasados
72 Psicología de la atención 72 Psicología de la atención

Broadbent concluyó que el filtro atencional poseía las siguientes características: Broadbent concluyó que el filtro atencional poseía las siguientes características:

a) Actúa a manera de todo o nada, ya que la información pasa o no pasa, y sólo a) Actúa a manera de todo o nada, ya que la información pasa o no pasa, y sólo
puede centrarse en un mensaje cada vez. De ahí su naturaleza rígida y su fun- puede centrarse en un mensaje cada vez. De ahí su naturaleza rígida y su fun-
cionamiento dicotómico. cionamiento dicotómico.
b) Selecciona la información en base a las características sensoriales de ésta y no en b) Selecciona la información en base a las características sensoriales de ésta y no en
base a sus características semánticas. Es por lo tanto, de naturaleza precategorial. base a sus características semánticas. Es por lo tanto, de naturaleza precategorial.
c) Actúa en los estados iniciales del procesamiento y antes de que se produzca el c) Actúa en los estados iniciales del procesamiento y antes de que se produzca el
procesamiento semántico o categorial de la información; de ahí que sea con- procesamiento semántico o categorial de la información; de ahí que sea con-
siderado como un modelo de selección temprana. siderado como un modelo de selección temprana.

3.5.2. Críticas al modelo de Broadbent 3.5.2. Críticas al modelo de Broadbent

La elaboración del modelo de Broadbent resultó ser un gran hito en la psicología La elaboración del modelo de Broadbent resultó ser un gran hito en la psicología
cognitiva en general, y muy especialmente, en el ámbito del estudio de la atención. cognitiva en general, y muy especialmente, en el ámbito del estudio de la atención.
Pero muy pronto surgieron una serie de estudios que ponían en entredicho algunas Pero muy pronto surgieron una serie de estudios que ponían en entredicho algunas
de las afirmaciones de Broadbent. Moray (1959), por ejemplo, demostró que había de las afirmaciones de Broadbent. Moray (1959), por ejemplo, demostró que había
más posibilidades de atender a un mensaje no sombreado e incluso de cambiar incons- más posibilidades de atender a un mensaje no sombreado e incluso de cambiar incons-
cientemente de canal cuando se introduce el nombre del sujeto experimental en el cientemente de canal cuando se introduce el nombre del sujeto experimental en el
mensaje irrelevante. Gray y Wederburn (1960) también comprobaron que la codifi- mensaje irrelevante. Gray y Wederburn (1960) también comprobaron que la codifi-
cación de la información a través de la técnica de amplitud dividida no tiene por qué cación de la información a través de la técnica de amplitud dividida no tiene por qué
depender de las entradas sensoriales. Por el contrario, si la información presentada depender de las entradas sensoriales. Por el contrario, si la información presentada
permite una codificación semántica, el sujeto la realizará en esos términos. permite una codificación semántica, el sujeto la realizará en esos términos.
A partir de estas y otras investigaciones (Corten y Wood 1972; Oswald, Taylor y A partir de estas y otras investigaciones (Corten y Wood 1972; Oswald, Taylor y
Treisman, 1960; Treisman, 1960; Von Wright et al., 1975: véase Capítulo 4), las críti- Treisman, 1960; Treisman, 1960; Von Wright et al., 1975: véase Capítulo 4), las críti-
cas al concepto de filtro giraron en torno a dos grandes temáticas: cas al concepto de filtro giraron en torno a dos grandes temáticas:
1) La forma en que opera el filtro. El concepto de filtro rígido pronto dejó de ser asu- 1) La forma en que opera el filtro. El concepto de filtro rígido pronto dejó de ser asu-
mido y surgieron otros modelos alternativos. El ejemplo más representativo fue mido y surgieron otros modelos alternativos. El ejemplo más representativo fue
el de Treisman (1960), que elaboró un modelo de filtro (véase Figura 3.2) cuyas el de Treisman (1960), que elaboró un modelo de filtro (véase Figura 3.2) cuyas
estructuras eran básicamente las mismas que las del modelo de Broadbent –regis- estructuras eran básicamente las mismas que las del modelo de Broadbent –regis-
tro sensorial, un filtro que actúa a nivel sensorial y un canal o mecanismo central–, tro sensorial, un filtro que actúa a nivel sensorial y un canal o mecanismo central–,
pero que explicaba de forma muy distinta el funcionamiento de dichas estructu- pero que explicaba de forma muy distinta el funcionamiento de dichas estructu-
ras y, muy especialmente, la del filtro. Para Treisman, el sistema central de capa- ras y, muy especialmente, la del filtro. Para Treisman, el sistema central de capa-
cidad limitada distribuye su capacidad entre todos los mensajes y no sólo y exclu- cidad limitada distribuye su capacidad entre todos los mensajes y no sólo y exclu-
sivamente entre los mensajes atendidos; sin embargo, el mensaje relevante recibe sivamente entre los mensajes atendidos; sin embargo, el mensaje relevante recibe
un tratamiento especial en el filtro, ya que traspasa éste con la máxima intensidad; un tratamiento especial en el filtro, ya que traspasa éste con la máxima intensidad;
por el contrario, el resto de los mensajes no atendidos son atenuados al superar el por el contrario, el resto de los mensajes no atendidos son atenuados al superar el
filtro para no sobrecargar el mecanismo central de procesamiento. En definitiva, filtro para no sobrecargar el mecanismo central de procesamiento. En definitiva,
el filtro actúa como un tamiz y los mensajes no atendidos llegan de forma atenuada. el filtro actúa como un tamiz y los mensajes no atendidos llegan de forma atenuada.
2) El lugar en el que se ubica el filtro en el procesamiento secuencial de la infor- 2) El lugar en el que se ubica el filtro en el procesamiento secuencial de la infor-
mación. La mayor parte de los modelos posteriores a Broadbent negaron que mación. La mayor parte de los modelos posteriores a Broadbent negaron que
la selección se produjese, al menos siempre, con anterioridad al procesamien- la selección se produjese, al menos siempre, con anterioridad al procesamien-
to semántico de la información. Uno de los primeros modelos en criticar este to semántico de la información. Uno de los primeros modelos en criticar este
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 73 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 73

aspecto fue el de Deutsch y Deutsch (1963), para quienes el procesamiento aspecto fue el de Deutsch y Deutsch (1963), para quienes el procesamiento
semántico de la información se desarrolla, al igual que en el modelo de Broad- semántico de la información se desarrolla, al igual que en el modelo de Broad-
bent, en la memoria a largo plazo. Ahora bien, según este modelo, ahí también bent, en la memoria a largo plazo. Ahora bien, según este modelo, ahí también
se encuentra el procesador central de capacidad limitada, y es entonces cuan- se encuentra el procesador central de capacidad limitada, y es entonces cuan-
do actúa el filtro, el cual selecciona la información más relevante y la transmi- do actúa el filtro, el cual selecciona la información más relevante y la transmi-
te a la memoria activa. Según estos autores, todos los estímulos que llegan a te a la memoria activa. Según estos autores, todos los estímulos que llegan a
través de los canales sensoriales son procesados perceptualmente, antes de ser través de los canales sensoriales son procesados perceptualmente, antes de ser
seleccionados de una manera focalizada y consciente (atendidos). seleccionados de una manera focalizada y consciente (atendidos).

MENSAJES MENSAJES
ATENUADOS ATENUADOS
FILTRO FILTRO
INPUT

INPUT
CANAL DE CANAL DE
MEMORIA CAPACIDAD M.L.P. MEMORIA CAPACIDAD M.L.P.
SENSORIAL LIMITADA SENSORIAL LIMITADA

Figura 3.2. Modelo atencional de Deutsch y Deutsch. Figura 3.2. Modelo atencional de Deutsch y Deutsch.

Mientras que la naturaleza atenuada del filtro pronto fue asumida por los propios Mientras que la naturaleza atenuada del filtro pronto fue asumida por los propios
teóricos de los modelos de filtro –el propio Broadbent (Broadbent y Gregory, 1964) teóricos de los modelos de filtro –el propio Broadbent (Broadbent y Gregory, 1964)
cambió su idea original–, la controversia sobre la localización del filtro o proceso selec- cambió su idea original–, la controversia sobre la localización del filtro o proceso selec-
tivo generó todo un conjunto de investigaciones encaminadas a solucionar el proble- tivo generó todo un conjunto de investigaciones encaminadas a solucionar el proble-
ma. Actualmente estas investigaciones han superado los postulados de los modelos ma. Actualmente estas investigaciones han superado los postulados de los modelos
de filtro, y el tema de la localización de la selección constituye hoy día uno de los gran- de filtro, y el tema de la localización de la selección constituye hoy día uno de los gran-
des temas de debate en el estudio de la atención selectiva (véase Capítulo 4). des temas de debate en el estudio de la atención selectiva (véase Capítulo 4).

3.5.3. Críticas a los modelos de filtro 3.5.3. Críticas a los modelos de filtro

Hasta estos momentos hemos visto las críticas más importantes hechas al mode- Hasta estos momentos hemos visto las críticas más importantes hechas al mode-
lo de Broadbent; pero todas ellas fueron desarrolladas desde el propio marco teóri- lo de Broadbent; pero todas ellas fueron desarrolladas desde el propio marco teóri-
co del que partía este autor: la metáfora del filtro. Sin embargo, muy pronto comen- co del que partía este autor: la metáfora del filtro. Sin embargo, muy pronto comen-
zaron a surgir críticas a dicha metáfora y a los modelos que la sustentaban. Una de zaron a surgir críticas a dicha metáfora y a los modelos que la sustentaban. Una de
las más importantes y directas provino de una figura clave de la psicología cognitiva las más importantes y directas provino de una figura clave de la psicología cognitiva
de la época, Neisser (1969, 1976), quien dirigió sus críticas al presupuesto básico de de la época, Neisser (1969, 1976), quien dirigió sus críticas al presupuesto básico de
estos modelos; a saber, el concepto de límites del sistema (véase Capítulo 5). Pero el estos modelos; a saber, el concepto de límites del sistema (véase Capítulo 5). Pero el
modelo de Neisser fue más bien un caso aislado. Pronto comenzaron a surgir todo un modelo de Neisser fue más bien un caso aislado. Pronto comenzaron a surgir todo un
74 Psicología de la atención 74 Psicología de la atención

conjunto de investigaciones que se aglutinaban en una serie de puntos en común, sien- conjunto de investigaciones que se aglutinaban en una serie de puntos en común, sien-
do el primero de ellos la crítica al concepto de filtro. do el primero de ellos la crítica al concepto de filtro.
En primer lugar, la mayor parte de los postulados de los modelos de filtro tenían En primer lugar, la mayor parte de los postulados de los modelos de filtro tenían
su origen en las investigaciones de escucha dicótica. En concreto, la técnica de sha- su origen en las investigaciones de escucha dicótica. En concreto, la técnica de sha-
dowing o seguimiento se utilizó para investigar la forma y criterios de selección del dowing o seguimiento se utilizó para investigar la forma y criterios de selección del
filtro y la técnica de split-span se usó para evidenciar la necesidad de un canal central filtro y la técnica de split-span se usó para evidenciar la necesidad de un canal central
de capacidad limitada. Sin embargo, el concepto de filtro y sus propiedades no se cir- de capacidad limitada. Sin embargo, el concepto de filtro y sus propiedades no se cir-
cunscribió al estudio de la atención auditiva, sino que se generalizó a todas las moda- cunscribió al estudio de la atención auditiva, sino que se generalizó a todas las moda-
lidades sensoriales. De hecho, en el ámbito de la atención visual se intentó replicar lidades sensoriales. De hecho, en el ámbito de la atención visual se intentó replicar
los estudios de escucha dicótica mediante la técnica de visión dicóptica. Neisser y Bec- los estudios de escucha dicótica mediante la técnica de visión dicóptica. Neisser y Bec-
klen (1975), por ejemplo, llevando a cabo esta estrategia, encontraron que, cuando klen (1975), por ejemplo, llevando a cabo esta estrategia, encontraron que, cuando
se inducía al sujeto a prestar atención sólo a las secuencias que acontecían en uno de se inducía al sujeto a prestar atención sólo a las secuencias que acontecían en uno de
los ojos y posteriormente se le preguntaba sobre el contenido de las escenas del otro los ojos y posteriormente se le preguntaba sobre el contenido de las escenas del otro
ojo, el sujeto apenas recordaba nada. Pero el concepto de filtro era difícilmente gene- ojo, el sujeto apenas recordaba nada. Pero el concepto de filtro era difícilmente gene-
ralizable a otras modalidades visuales como la visual. En nuestra vida cotidiana no es ralizable a otras modalidades visuales como la visual. En nuestra vida cotidiana no es
habitual que recibamos, como en el caso de la audición, imágenes superpuestas y, por habitual que recibamos, como en el caso de la audición, imágenes superpuestas y, por
lo tanto, no se suelen llevar a cabo procesos de selección central. lo tanto, no se suelen llevar a cabo procesos de selección central.
Este hecho, junto con el de que la modalidad sensorial visual es en realidad la más Este hecho, junto con el de que la modalidad sensorial visual es en realidad la más
importante para el sujeto humano, hizo que el interés por el estudio de los procesos de importante para el sujeto humano, hizo que el interés por el estudio de los procesos de
atención selectiva se centrara a partir de mediados de los años 70 en el ámbito de la aten- atención selectiva se centrara a partir de mediados de los años 70 en el ámbito de la aten-
ción visual de forma prioritaria. Si bien han seguido siendo numerosas las investigacio- ción visual de forma prioritaria. Si bien han seguido siendo numerosas las investigacio-
nes que utilizan la escucha dicótica en el estudio de la atención selectiva (véase, por ejem- nes que utilizan la escucha dicótica en el estudio de la atención selectiva (véase, por ejem-
plo, Keuss y Spit, 1983), la mayor parte de las investigaciones dejaron a un lado los estudios plo, Keuss y Spit, 1983), la mayor parte de las investigaciones dejaron a un lado los estudios
sobre atención auditiva y se centraron en el estudio de la atención visual desde finales de sobre atención auditiva y se centraron en el estudio de la atención visual desde finales de
los años 70. Las investigaciones dentro de este campo se han agrupado a partir de enton- los años 70. Las investigaciones dentro de este campo se han agrupado a partir de enton-
ces en dos grandes campos o dos grandes grupos de teorías (Duncan, 1984), cada una de ces en dos grandes campos o dos grandes grupos de teorías (Duncan, 1984), cada una de
las cuales ha conceptuado la atención visual de una forma distinta. En concreto: las cuales ha conceptuado la atención visual de una forma distinta. En concreto:

1) Un gran número de autores entendió que el papel de la atención visual consistía 1) Un gran número de autores entendió que el papel de la atención visual consistía
en orientarse hacia una determinada región espacial del campo visual. En estos en orientarse hacia una determinada región espacial del campo visual. En estos
casos se hablaba de la atención en términos de “distancia espacial”, y el conjun- casos se hablaba de la atención en términos de “distancia espacial”, y el conjun-
to de modelos elaborados en torno a este concepto han recibido el nombre de to de modelos elaborados en torno a este concepto han recibido el nombre de
teorías basadas en el espacio (Eriksen y Eriksen 1974; Eriksen y Hoffman, 1972; teorías basadas en el espacio (Eriksen y Eriksen 1974; Eriksen y Hoffman, 1972;
Hoffman y Nelson, 1981; Posner, Snyder y Davidson, 1980; Yantis y Johnston, Hoffman y Nelson, 1981; Posner, Snyder y Davidson, 1980; Yantis y Johnston,
1990) o teorías de atención espacial. 1990) o teorías de atención espacial.
2) Otras teorías defendían que la focalización de la atención visual consistía en 2) Otras teorías defendían que la focalización de la atención visual consistía en
dirigirse, más que a localizaciones espaciales específicas, a los objetos que se dirigirse, más que a localizaciones espaciales específicas, a los objetos que se
encuentran dentro del campo visual o a las dimensiones de dichos objetos (Banks encuentran dentro del campo visual o a las dimensiones de dichos objetos (Banks
y Prinzmental, 1976; Driver y Baylis, 1989; Fox, 1978; Kramer y Jacobson, 1991; y Prinzmental, 1976; Driver y Baylis, 1989; Fox, 1978; Kramer y Jacobson, 1991;
Tipper, Driver y Weaver, 1991; Treisman, 1982, 1988; Treisman y Gelade, 1986). Tipper, Driver y Weaver, 1991; Treisman, 1982, 1988; Treisman y Gelade, 1986).
Este grupo de teorías ha recibido el nombre de teorías basadas en el objeto. Este grupo de teorías ha recibido el nombre de teorías basadas en el objeto.

Pero las críticas más importantes a los modelos de filtro no provinieron de los Pero las críticas más importantes a los modelos de filtro no provinieron de los
modelos de atención selectiva visual. Paralelamente a los estudios de escucha dicóti- modelos de atención selectiva visual. Paralelamente a los estudios de escucha dicóti-
ca, el paradigma experimental de doble tarea comenzó a cobrar relevancia en un gran ca, el paradigma experimental de doble tarea comenzó a cobrar relevancia en un gran
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 75 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 75

número de investigaciones que se realizaron a finales de los años 60 (Brown y Poul- número de investigaciones que se realizaron a finales de los años 60 (Brown y Poul-
ton, 1961; Trumbo, Noble y Swink, 1967). El uso de este paradigma permitió centrar ton, 1961; Trumbo, Noble y Swink, 1967). El uso de este paradigma permitió centrar
el interés de las investigaciones atencionales en responder a por qué el sujeto es capaz el interés de las investigaciones atencionales en responder a por qué el sujeto es capaz
de llevar a cabo dos o más tareas de forma simultánea. En consecuencia, comenza- de llevar a cabo dos o más tareas de forma simultánea. En consecuencia, comenza-
ron a surgir a partir de los años 70 una serie de modelos entre los cuales se maneja- ron a surgir a partir de los años 70 una serie de modelos entre los cuales se maneja-
ba un nuevo concepto de atención. Dicho concepto no se centraba tanto en su carác- ba un nuevo concepto de atención. Dicho concepto no se centraba tanto en su carác-
ter selectivo sino en sus mecanismos de división y, los diversos modelos formales ter selectivo sino en sus mecanismos de división y, los diversos modelos formales
elaborados se centraron más en analizar cuál es el papel de la atención en los proce- elaborados se centraron más en analizar cuál es el papel de la atención en los proce-
sos de respuesta del sujeto y no tanto en los de entrada. Dichos modelos han sido los sos de respuesta del sujeto y no tanto en los de entrada. Dichos modelos han sido los
conocidos con el nombre de modelos de recursos limitados y modelos de automatici- conocidos con el nombre de modelos de recursos limitados y modelos de automatici-
dad. Veamos más detenidamente cada uno de ellos. dad. Veamos más detenidamente cada uno de ellos.

3.6. Los modelos de recursos atencionales 3.6. Los modelos de recursos atencionales

Los supuestos principales de los modelos de recursos limitados (Kahneman, 1973; Los supuestos principales de los modelos de recursos limitados (Kahneman, 1973;
Kerr, 1973; Navon y Gopher, 1979; Norman y Bobrow, 1975) han sido los siguientes: Kerr, 1973; Navon y Gopher, 1979; Norman y Bobrow, 1975) han sido los siguientes:

1) El sistema cognitivo de un sujeto cuenta con una cantidad de recursos. Estos 1) El sistema cognitivo de un sujeto cuenta con una cantidad de recursos. Estos
recursos se pueden distribuir simultáneamente para realizar diversas activi- recursos se pueden distribuir simultáneamente para realizar diversas activi-
dades. dades.
2) La cantidad de recursos con los que cuenta cada persona son limitados, y pue- 2) La cantidad de recursos con los que cuenta cada persona son limitados, y pue-
den variar de una ocasión a otra. den variar de una ocasión a otra.
3) Los recursos atencionales no se localizan en ninguna estructura sino que se dis- 3) Los recursos atencionales no se localizan en ninguna estructura sino que se dis-
tribuyen, en base a las demandas del ambiente, entre los distintos procesos y tribuyen, en base a las demandas del ambiente, entre los distintos procesos y
estructuras. estructuras.
4) Cualquier actividad mental que desarrollemos implica consumir una cierta can- 4) Cualquier actividad mental que desarrollemos implica consumir una cierta can-
tidad de recursos de atención. Cuanto más difícil sea una tarea, mayor canti- tidad de recursos de atención. Cuanto más difícil sea una tarea, mayor canti-
dad de recursos consumirá. dad de recursos consumirá.
5) Si la tarea o actividad que vamos a llevar a cabo demanda una cantidad de 5) Si la tarea o actividad que vamos a llevar a cabo demanda una cantidad de
recursos superior a los que tenemos disponibles en ese momento, no podre- recursos superior a los que tenemos disponibles en ese momento, no podre-
mos llevar a cabo dicha tarea. mos llevar a cabo dicha tarea.
6) Esta situación se agudiza en aquellas situaciones en las que tenemos que aten- 6) Esta situación se agudiza en aquellas situaciones en las que tenemos que aten-
der a varias cosas al mismo tiempo. En estas circunstancias es cuando gasta- der a varias cosas al mismo tiempo. En estas circunstancias es cuando gasta-
mos una mayor cantidad de recursos de atención y tenemos que distribuirlos mos una mayor cantidad de recursos de atención y tenemos que distribuirlos
entre las distintas tareas y/o actividades. entre las distintas tareas y/o actividades.
7) Cuando tenemos que atender a varias cosas al mismo tiempo y no tenemos 7) Cuando tenemos que atender a varias cosas al mismo tiempo y no tenemos
suficientes recursos atencionales para distribuirlos, el efecto más típico es que suficientes recursos atencionales para distribuirlos, el efecto más típico es que
una tarea suele interferir sobre las otras. una tarea suele interferir sobre las otras.

El interés, pues, de los modelos atencionales de recursos no se ha centrado en el El interés, pues, de los modelos atencionales de recursos no se ha centrado en el
análisis de las estructuras atencionales ni en los fenómenos de entrada de la infor- análisis de las estructuras atencionales ni en los fenómenos de entrada de la infor-
mación, sino en el estudio de los límites de capacidad de la atención cuando el suje- mación, sino en el estudio de los límites de capacidad de la atención cuando el suje-
to va a realizar dos o más tareas al mismo tiempo. Pero, ¿cómo es entendida más espe- to va a realizar dos o más tareas al mismo tiempo. Pero, ¿cómo es entendida más espe-
cíficamente, entonces, la atención? Tengamos en cuenta que: cíficamente, entonces, la atención? Tengamos en cuenta que:
76 Psicología de la atención 76 Psicología de la atención

a) Si en los modelos anteriores el símil era el filtro, en estos momentos el símil es a) Si en los modelos anteriores el símil era el filtro, en estos momentos el símil es
el de un combustible: “La atención es análoga a un combustible, y las estruc- el de un combustible: “La atención es análoga a un combustible, y las estruc-
turas en la ejecución de tareas son semejantes a los motores que consumen el turas en la ejecución de tareas son semejantes a los motores que consumen el
combustible” (De Vega, 1984, p. 144). combustible” (De Vega, 1984, p. 144).
b) Por otra parte, el consumo de recursos implica un esfuerzo para el sistema cog- b) Por otra parte, el consumo de recursos implica un esfuerzo para el sistema cog-
nitivo. Así pues, el significado fundamental de la atención es el concepto de nitivo. Así pues, el significado fundamental de la atención es el concepto de
esfuerzo como asignación o suministro de recursos. Y en este sentido, capaci- esfuerzo como asignación o suministro de recursos. Y en este sentido, capaci-
dad, recursos, esfuerzo y atención eran, hasta cierto punto, intercambiables. dad, recursos, esfuerzo y atención eran, hasta cierto punto, intercambiables.

Una cuestión importante que se han planteado estos modelos es cómo se distribu- Una cuestión importante que se han planteado estos modelos es cómo se distribu-
yen los recursos. Las respuesta dadas a este tema, más específicamente conocido con el yen los recursos. Las respuesta dadas a este tema, más específicamente conocido con el
nombre de política de distribución de recursos (véase Capítulo 5), han sido fundamen- nombre de política de distribución de recursos (véase Capítulo 5), han sido fundamen-
talmente dos: o bien postular que los recursos se reparten de una forma inespecífica a talmente dos: o bien postular que los recursos se reparten de una forma inespecífica a
todas aquellas tareas o situaciones que demandan recursos (Kahneman, 1973; Moray, todas aquellas tareas o situaciones que demandan recursos (Kahneman, 1973; Moray,
1967; Norman y Bobrow, 1975); o bien considerar que existen reservas distintas y espe- 1967; Norman y Bobrow, 1975); o bien considerar que existen reservas distintas y espe-
cíficas de recursos, cada una de las cuales se utiliza en mayor o menor medida, depen- cíficas de recursos, cada una de las cuales se utiliza en mayor o menor medida, depen-
diendo del tipo de demandas que exige la tarea (Navon y Gopher, 1979; Wickens, 1980). diendo del tipo de demandas que exige la tarea (Navon y Gopher, 1979; Wickens, 1980).

3.6.1. El modelo de Kahneman 3.6.1. El modelo de Kahneman

Si bien el punto de partida de los modelos de recursos se encuentra en las inves- Si bien el punto de partida de los modelos de recursos se encuentra en las inves-
tigaciones realizadas por Moray en 1967, es el trabajo de Kahneman, en 1973, el que tigaciones realizadas por Moray en 1967, es el trabajo de Kahneman, en 1973, el que
marca lo que van a ser las características principales de estos modelos. marca lo que van a ser las características principales de estos modelos.
El modelo atencional de Kahneman partía de que la capacidad que posee el suje- El modelo atencional de Kahneman partía de que la capacidad que posee el suje-
to es de uso general, es decir, siempre es la misma, con independencia del tipo de tarea to es de uso general, es decir, siempre es la misma, con independencia del tipo de tarea
que se tenga que desarrollar en un momento determinado. El sujeto posee, pues, una que se tenga que desarrollar en un momento determinado. El sujeto posee, pues, una
cantidad de recursos indiferenciados que están disponibles para ser consumidos en cantidad de recursos indiferenciados que están disponibles para ser consumidos en
cualquier momento. La política de distribución de recursos tiene lugar gracias a la cualquier momento. La política de distribución de recursos tiene lugar gracias a la
actuación de (véase Figura 3.3): actuación de (véase Figura 3.3):

a) El nivel de arousal del organismo, que determina en buena parte la cantidad a) El nivel de arousal del organismo, que determina en buena parte la cantidad
de recursos disponibles en ese momento. de recursos disponibles en ese momento.
b) El subsistema de suministro de capacidad que, como el propio nombre indica, b) El subsistema de suministro de capacidad que, como el propio nombre indica,
suministra los recursos que otros sistemas le van a demandar. suministra los recursos que otros sistemas le van a demandar.
c) El subsistema de evaluación de las demandas, que establece la cantidad de recur- c) El subsistema de evaluación de las demandas, que establece la cantidad de recur-
sos que se van a consumir. Dicha estimación se hace en base a las estructuras sos que se van a consumir. Dicha estimación se hace en base a las estructuras
y operaciones implicadas. y operaciones implicadas.
d) Las disposiciones duraderas, que hacen referencia a las reglas que gobiernan d) Las disposiciones duraderas, que hacen referencia a las reglas que gobiernan
la atención involuntaria. la atención involuntaria.
e) Las intenciones momentáneas, que son los criterios selectivos de la atención e) Las intenciones momentáneas, que son los criterios selectivos de la atención
voluntaria. voluntaria.

La actuación de cada uno de estos sistemas sigue las siguientes etapas: La actuación de cada uno de estos sistemas sigue las siguientes etapas:
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 77 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 77

1) Para ejecutar una actividad y suministrarle cierta cantidad de recursos, ésta ha 1) Para ejecutar una actividad y suministrarle cierta cantidad de recursos, ésta ha
de ser seleccionada previamente. Los criterios por los cuales se selecciona dicha de ser seleccionada previamente. Los criterios por los cuales se selecciona dicha
actividad vienen determinados por las disposiciones duraderas y las intencio- actividad vienen determinados por las disposiciones duraderas y las intencio-
nes momentáneas. nes momentáneas.
2) Cuando se ha seleccionado la actividad, el subsistema de evaluación de deman- 2) Cuando se ha seleccionado la actividad, el subsistema de evaluación de deman-
das evalúa la cantidad de recursos que demanda la tarea. das evalúa la cantidad de recursos que demanda la tarea.
3) Diversos factores determinan la forma en que se van a distribuir los recursos. 3) Diversos factores determinan la forma en que se van a distribuir los recursos.
–Algunos de ellos son el nivel de arousal la capacidad de recursos disponibles –Algunos de ellos son el nivel de arousal la capacidad de recursos disponibles
viene determinada muy especialmente por el nivel de arousal o activación fisio- viene determinada muy especialmente por el nivel de arousal o activación fisio-
lógica– y el nivel de dificultad de la tarea –un aumento en el nivel de dificultad lógica– y el nivel de dificultad de la tarea –un aumento en el nivel de dificultad
implica también un aumento en la demanda de capacidad general–. implica también un aumento en la demanda de capacidad general–.
4) En base a la evaluación realizada, la respuesta del sistema va orientada a asig- 4) En base a la evaluación realizada, la respuesta del sistema va orientada a asig-
nar un suministro inicial de capacidad que se considera que es suficiente. nar un suministro inicial de capacidad que se considera que es suficiente.

Figura 3.3. Modelo atencional de Kahneman. Figura 3.3. Modelo atencional de Kahneman.
78 Psicología de la atención 78 Psicología de la atención

3.6.2. Críticas al modelo de Kahneman 3.6.2. Críticas al modelo de Kahneman

También el modelo de Kahneman, al igual que en su momento el modelo de Bro- También el modelo de Kahneman, al igual que en su momento el modelo de Bro-
adbent, recibió algunas críticas de otros autores que parten de los mismos presu- adbent, recibió algunas críticas de otros autores que parten de los mismos presu-
puestos. Una de ellas ha sido el postular una mayor flexibilidad para la capacidad de puestos. Una de ellas ha sido el postular una mayor flexibilidad para la capacidad de
procesamiento. Para ello, diversos autores incluyeron nuevos factores que podían procesamiento. Para ello, diversos autores incluyeron nuevos factores que podían
influir en la capacidad de procesamiento. Norman y Bobrow (1975), por ejemplo, pos- influir en la capacidad de procesamiento. Norman y Bobrow (1975), por ejemplo, pos-
tularon que la capacidad de procesamiento depende no sólo de la dificultad de la tarea tularon que la capacidad de procesamiento depende no sólo de la dificultad de la tarea
–que ellos denominan limitación por parte de los datos o limitación de estado– sino –que ellos denominan limitación por parte de los datos o limitación de estado– sino
también de la cantidad de procesamiento dedicado a ello –lo que se llama limitación también de la cantidad de procesamiento dedicado a ello –lo que se llama limitación
por parte del proceso, y hace referencia a las operaciones cognitivas implicadas–, que por parte del proceso, y hace referencia a las operaciones cognitivas implicadas–, que
en este caso sí dependen de la cantidad de recursos disponibles: capacidad de la memo- en este caso sí dependen de la cantidad de recursos disponibles: capacidad de la memo-
ria, estrategias utilizadas, etc. Por su parte, Navon y Gopher (1979) delimitaron la ria, estrategias utilizadas, etc. Por su parte, Navon y Gopher (1979) delimitaron la
importancia, junto con el nivel de dificultad de la tarea, de otras variables tales como importancia, junto con el nivel de dificultad de la tarea, de otras variables tales como
el nivel de práctica que tiene el sujeto a la hora de realizar una tarea, así como el nivel el nivel de práctica que tiene el sujeto a la hora de realizar una tarea, así como el nivel
de fatiga. de fatiga.
En segundo lugar, algunos de los modelos de recursos se han planteado si el proce- En segundo lugar, algunos de los modelos de recursos se han planteado si el proce-
sador dispone de un solo depósito o reserva central de recursos limitados o de distintas sador dispone de un solo depósito o reserva central de recursos limitados o de distintas
reservas. Desde este punto de vista algunos modelos de recursos no hablan tanto de una reservas. Desde este punto de vista algunos modelos de recursos no hablan tanto de una
capacidad de uso general como de capacidades diversas. Estos modelos, conocidos con capacidad de uso general como de capacidades diversas. Estos modelos, conocidos con
el nombre de modelos de recursos múltiples o de capacidades específicas, consideran en el nombre de modelos de recursos múltiples o de capacidades específicas, consideran en
su mayor parte que, además de la capacidad de uso general, existen otras capacidades su mayor parte que, además de la capacidad de uso general, existen otras capacidades
diversas (Navon y Gopher, 1979); si bien algunos llegan a negar la existencia de la capa- diversas (Navon y Gopher, 1979); si bien algunos llegan a negar la existencia de la capa-
cidad de uso general y postulan que todos los tipos de capacidad se utilizan de forma cidad de uso general y postulan que todos los tipos de capacidad se utilizan de forma
muy específica, aunque en ocasiones pueden intercambiarse entre sí. muy específica, aunque en ocasiones pueden intercambiarse entre sí.
Finalmente, algunas críticas fueron orientadas a uno de los postulados básicos de Finalmente, algunas críticas fueron orientadas a uno de los postulados básicos de
los que ha partido estos modelos; a saber, el concepto de capacidad limitada: los recur- los que ha partido estos modelos; a saber, el concepto de capacidad limitada: los recur-
sos atencionales, ¿son limitados o ilimitados? (Navon y Gopher, 1980; Wickens, 1981). sos atencionales, ¿son limitados o ilimitados? (Navon y Gopher, 1980; Wickens, 1981).

3.7. Los modelos de automaticidad 3.7. Los modelos de automaticidad

De forma casi paralela a los modelos de recursos, han surgido durante la segun- De forma casi paralela a los modelos de recursos, han surgido durante la segun-
da década de los años 70 una serie de modelos formales que suelen ser conocidos con da década de los años 70 una serie de modelos formales que suelen ser conocidos con
el nombre de modelos de automaticidad (Hasher y Zacks, 1979; Posner y Snyder, 1975; el nombre de modelos de automaticidad (Hasher y Zacks, 1979; Posner y Snyder, 1975;
Schneider y Shiffrin, 1977; Shiffrin y Schneider, 1977). Se considera que estos mode- Schneider y Shiffrin, 1977; Shiffrin y Schneider, 1977). Se considera que estos mode-
los son una continuación de los modelos de recursos y una crítica a los modelos aten- los son una continuación de los modelos de recursos y una crítica a los modelos aten-
cionales de filtro, reinterpretando estos últimos teórica y metodológicamente. cionales de filtro, reinterpretando estos últimos teórica y metodológicamente.
Aquí nos vamos a centrar en las aportaciones de estos modelos dentro del ámbi- Aquí nos vamos a centrar en las aportaciones de estos modelos dentro del ámbi-
to de estudio de la atención. No obstante, queremos resaltar que estos modelos no to de estudio de la atención. No obstante, queremos resaltar que estos modelos no
sólo han estudiado este proceso sino otros, como por ejemplo la memoria, la activa- sólo han estudiado este proceso sino otros, como por ejemplo la memoria, la activa-
ción semántica, etc., hasta el punto de intentar ofrecer una visión global del procesa- ción semántica, etc., hasta el punto de intentar ofrecer una visión global del procesa-
miento de la información y del funcionamiento cognitivo del sujeto. miento de la información y del funcionamiento cognitivo del sujeto.
Las teorías clásicas de la automaticidad (Hasher y Zacks, 1979; Posner y Snyder, Las teorías clásicas de la automaticidad (Hasher y Zacks, 1979; Posner y Snyder,
1975; Schneider y Shiffrin, 1977; Shiffrin y Schneider, 1977) han postulado la exis- 1975; Schneider y Shiffrin, 1977; Shiffrin y Schneider, 1977) han postulado la exis-
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 79 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 79

tencia de dos formas de procesamiento cualitativamente distintas: los procesos auto- tencia de dos formas de procesamiento cualitativamente distintas: los procesos auto-
máticos y los procesos controlados. Cada uno de ellos se caracteriza por poseer una máticos y los procesos controlados. Cada uno de ellos se caracteriza por poseer una
serie de rasgos o criterios diferenciales que permiten establecer las diferencias entre serie de rasgos o criterios diferenciales que permiten establecer las diferencias entre
ellos. Los más importantes son los siguientes: ellos. Los más importantes son los siguientes:

1) Atención y/o capacidad. Mientras que un proceso automático no consume ape- 1) Atención y/o capacidad. Mientras que un proceso automático no consume ape-
nas capacidad atencional, un proceso controlado consume una gran cantidad nas capacidad atencional, un proceso controlado consume una gran cantidad
de recursos de procesamiento. de recursos de procesamiento.
2) Control. Los procesos automáticos no pueden ser controlados por el sujeto una 2) Control. Los procesos automáticos no pueden ser controlados por el sujeto una
vez que han sido iniciados. Por el contrario, los procesos controlados, como su vez que han sido iniciados. Por el contrario, los procesos controlados, como su
propio nombre indica, están sometidos a la intencionalidad del sujeto. propio nombre indica, están sometidos a la intencionalidad del sujeto.
3) Procesamiento serial versus paralelo. Se suele considerar que los procesos auto- 3) Procesamiento serial versus paralelo. Se suele considerar que los procesos auto-
máticos procesan la información en paralelo, puesto que se hallan libres de máticos procesan la información en paralelo, puesto que se hallan libres de
demandas atencionales, mientras que los procesos controlados operan de for- demandas atencionales, mientras que los procesos controlados operan de for-
ma secuencial. ma secuencial.
4) Nivel de ejecución. Los procesos automáticos actúan en tareas simples cuya 4) Nivel de ejecución. Los procesos automáticos actúan en tareas simples cuya
precisión y rapidez es mayor que las de aquéllas otras que precisan de los recur- precisión y rapidez es mayor que las de aquéllas otras que precisan de los recur-
sos controlados. sos controlados.
5) Práctica. Mientras que los procesos automáticos no mejoran sustancialmente 5) Práctica. Mientras que los procesos automáticos no mejoran sustancialmente
con la práctica, los procesos controlados sufren grandes cambios como conse- con la práctica, los procesos controlados sufren grandes cambios como conse-
cuencia de ella, hasta el punto de llegar a convertirse en procesos automáticos. cuencia de ella, hasta el punto de llegar a convertirse en procesos automáticos.
6) Modificación. Los procesos automáticos son difícilmente modificables una vez 6) Modificación. Los procesos automáticos son difícilmente modificables una vez
adquiridos. En cambio, los procesos controlados se pueden modificar más fácil- adquiridos. En cambio, los procesos controlados se pueden modificar más fácil-
mente y se adaptan mejor a las situaciones novedosas. mente y se adaptan mejor a las situaciones novedosas.
7) Memoria. Los procesos automáticos constituyen rutinas almacenadas en el sis- 7) Memoria. Los procesos automáticos constituyen rutinas almacenadas en el sis-
tema de memoria a largo plazo, mientras que los procesos controlados se ubi- tema de memoria a largo plazo, mientras que los procesos controlados se ubi-
can en la memoria a corto plazo, entendida ésta como memoria activa. can en la memoria a corto plazo, entendida ésta como memoria activa.
8) Conciencia. Mientras que los procesos automáticos son procesos no conscien- 8) Conciencia. Mientras que los procesos automáticos son procesos no conscien-
tes, los procesos controlados sí implican, al demandar atención, un determi- tes, los procesos controlados sí implican, al demandar atención, un determi-
nado nivel de conciencia de sus componentes. nado nivel de conciencia de sus componentes.

La cantidad de estudios que han intentado analizar detenidamente cada uno de La cantidad de estudios que han intentado analizar detenidamente cada uno de
estos criterios ha sido muy numeroso (García-Sevilla, 1989). Pero pronto se observó estos criterios ha sido muy numeroso (García-Sevilla, 1989). Pero pronto se observó
que era prácticamente imposible considerar todos los criterios descritos a un mismo que era prácticamente imposible considerar todos los criterios descritos a un mismo
tiempo para analizar el carácter automático o controlado de un proceso y/o tarea. Una tiempo para analizar el carácter automático o controlado de un proceso y/o tarea. Una
de las razones principales era que un mismo proceso o tarea puede ser considerada de las razones principales era que un mismo proceso o tarea puede ser considerada
como automática o controlada dependiendo del criterio que se esté considerando (Naveh- como automática o controlada dependiendo del criterio que se esté considerando (Naveh-
Benjamin, 1987). Ello dió lugar a que diversos teóricos (LaBerge, 1981; Shiffrin y Dumais, Benjamin, 1987). Ello dió lugar a que diversos teóricos (LaBerge, 1981; Shiffrin y Dumais,
1981; Shiffrin, Dumais y Schneider, 1981) intentaran delimitar qué criterios pueden ser 1981; Shiffrin, Dumais y Schneider, 1981) intentaran delimitar qué criterios pueden ser
considerados esenciales para calificar a un proceso. Bajo esta perspectiva, los criterios considerados esenciales para calificar a un proceso. Bajo esta perspectiva, los criterios
básicos que han definido un proceso como automático o controlado han sido precisa- básicos que han definido un proceso como automático o controlado han sido precisa-
mente los de capacidad y control (Jonides, 1985; Neely, 1977; Shiffrin y Dumais, 1981; mente los de capacidad y control (Jonides, 1985; Neely, 1977; Shiffrin y Dumais, 1981;
Shiffrin, Dumais y Schneider, 1981). En palabras de Shiffrin, Dumais y Schneider (1981, Shiffrin, Dumais y Schneider, 1981). En palabras de Shiffrin, Dumais y Schneider (1981,
p. 227-228): p. 227-228):
80 Psicología de la atención 80 Psicología de la atención

“Cualquier proceso que no usa recursos de procesamiento generales ni específicos, y cuya “Cualquier proceso que no usa recursos de procesamiento generales ni específicos, y cuya
capacidad de procesamiento no específico está disponible para otros procesos es automá- capacidad de procesamiento no específico está disponible para otros procesos es automá-
tico... Cualquier proceso que demande recursos a los inputs de estímulo externo, sin con- tico... Cualquier proceso que demande recursos a los inputs de estímulo externo, sin con-
siderar los intentos del sujeto por ignorar la distracción es automático”. siderar los intentos del sujeto por ignorar la distracción es automático”.

A pesar de la formulación de estas reglas seguían subsistiendo una serie de pro- A pesar de la formulación de estas reglas seguían subsistiendo una serie de pro-
blemas. Por ejemplo, es muy difícil que un proceso o tarea, por el hecho de ser auto- blemas. Por ejemplo, es muy difícil que un proceso o tarea, por el hecho de ser auto-
mática, no exija ninguna capacidad de procesamiento. En definitiva, no se puede mática, no exija ninguna capacidad de procesamiento. En definitiva, no se puede
hablar de procesos totalmente automáticos o totalmente controlados. Diversas inves- hablar de procesos totalmente automáticos o totalmente controlados. Diversas inves-
tigaciones han observado que ambos pueden operar de forma conjunta en una mis- tigaciones han observado que ambos pueden operar de forma conjunta en una mis-
ma tarea (Myers y Fisk, 1987; Sáinz, Mateos y González, 1988; Schneider, Dumais y ma tarea (Myers y Fisk, 1987; Sáinz, Mateos y González, 1988; Schneider, Dumais y
Shiffrin, 1984; Shiffrin, Dumais y Schneider, 1981), y que la mayor parte de los auto- Shiffrin, 1984; Shiffrin, Dumais y Schneider, 1981), y que la mayor parte de los auto-
matismos fueron en un principio procesos controlados. Como consecuencia de ello, matismos fueron en un principio procesos controlados. Como consecuencia de ello,
los teóricos de la automaticidad comenzaron a alejarse progresivamente de una pos- los teóricos de la automaticidad comenzaron a alejarse progresivamente de una pos-
tura dicotómica en la conceptualización de estos procesos. Han sido muy numerosas tura dicotómica en la conceptualización de estos procesos. Han sido muy numerosas
las alternativas propuestas (Kahneman y Treisman, 1984; Logan y Cowan, 1974; Myers las alternativas propuestas (Kahneman y Treisman, 1984; Logan y Cowan, 1974; Myers
y Fisk, 1987; Naveh-Benjamin, 1987; Schneider y Shiffrin, 1985; Zbrodoff y Logan, y Fisk, 1987; Naveh-Benjamin, 1987; Schneider y Shiffrin, 1985; Zbrodoff y Logan,
1986), pero todas ellas se pueden resumir principalmente en dos: 1986), pero todas ellas se pueden resumir principalmente en dos:

1) Asumir que la mayor parte de los procesos son mixtos, es decir, poseen com- 1) Asumir que la mayor parte de los procesos son mixtos, es decir, poseen com-
ponentes automáticos y controlados (Kahneman y Treisman, 1984; Myers y Fisk, ponentes automáticos y controlados (Kahneman y Treisman, 1984; Myers y Fisk,
1987; Logan y Cowan, 1974; Schneider, Dumais y Shiffrin, 1984; Schneider y 1987; Logan y Cowan, 1974; Schneider, Dumais y Shiffrin, 1984; Schneider y
Shiffrin, 1985). Shiffrin, 1985).
2) Postular que procesos automáticos y controlados no son cualitativamente dis- 2) Postular que procesos automáticos y controlados no son cualitativamente dis-
tintos, sino que se encuentran ubicados a lo largo de un continuum (Naveh- tintos, sino que se encuentran ubicados a lo largo de un continuum (Naveh-
Benjamin, 1987; Naveh-Benjamin y Jonides, 1986; Zbrodoff y Logan, 1986), Benjamin, 1987; Naveh-Benjamin y Jonides, 1986; Zbrodoff y Logan, 1986),
con lo que la diferencia entre procesos automáticos y controlados tan sólo es con lo que la diferencia entre procesos automáticos y controlados tan sólo es
cuestión de grado. cuestión de grado.

INPUT Procesamiento Procesamiento RESPUESTA INPUT Procesamiento Procesamiento RESPUESTA


ESTIMULAR automático atencional ESTIMULAR automático atencional

Inicio Fin Inicio Fin

Figura 3.4. Representación de un modelo de interacción entre procesos automáticos y controla- Figura 3.4. Representación de un modelo de interacción entre procesos automáticos y controla-
dos: en las primeras etapas del procesamiento actúan los procesos automáticos; en las últimas eta- dos: en las primeras etapas del procesamiento actúan los procesos automáticos; en las últimas eta-
pas actúan los procesos controlados. pas actúan los procesos controlados.
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 81 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 81

I I
N N
P P
U U
T T
Procesamiento R Procesamiento R
automático E automático E
E S E S
P P
S U S U
T E T E
I S I S
M Procesamiento T M Procesamiento T
U atencional (limitado) A U atencional (limitado) A
L L
A A
Inicio Fin Inicio Fin
R R

Figura 3.5. Representación de un modelo de interacción entre procesos automáticos y controlados. Figura 3.5. Representación de un modelo de interacción entre procesos automáticos y controlados.
Procesos automáticos y controlados actúan en cualquier etapa del procesamiento. Procesos automáticos y controlados actúan en cualquier etapa del procesamiento.

En cualquier caso, las teorías de la automaticidad han tenido un papel muy rele- En cualquier caso, las teorías de la automaticidad han tenido un papel muy rele-
vante en el estudio de los procesos atencionales desde el momento en que la atención vante en el estudio de los procesos atencionales desde el momento en que la atención
ha sido considerada un criterio básico para decidir si un proceso es automático o con- ha sido considerada un criterio básico para decidir si un proceso es automático o con-
trolado. Por otra parte, muchos estudios sobre atención, sobre todo de atención divi- trolado. Por otra parte, muchos estudios sobre atención, sobre todo de atención divi-
dida, y de forma más específica aquellos que utilizan el paradigma de doble tarea, han dida, y de forma más específica aquellos que utilizan el paradigma de doble tarea, han
utilizado en muchas ocasiones la terminología utilizada por las teorías de la automa- utilizado en muchas ocasiones la terminología utilizada por las teorías de la automa-
ticidad que, como hemos indicado al principio, no se circunscriben al estudio de la ticidad que, como hemos indicado al principio, no se circunscriben al estudio de la
atención sino de otros procesos psicológicos. En este sentido, las principales investi- atención sino de otros procesos psicológicos. En este sentido, las principales investi-
gaciones que sustentan las teorías de los procesos automáticos y controlados se han gaciones que sustentan las teorías de los procesos automáticos y controlados se han
centrado en los siguientes temas: centrado en los siguientes temas:

1) El nivel de automaticidad en los distintos estadios del procesamiento. Teniendo 1) El nivel de automaticidad en los distintos estadios del procesamiento. Teniendo
en cuenta que el desarrollo de cualquier tarea implica la presencia de distintas en cuenta que el desarrollo de cualquier tarea implica la presencia de distintas
operaciones y/o estadios –codificación, imaginación, reconocimiento, decisión, operaciones y/o estadios –codificación, imaginación, reconocimiento, decisión,
etc.–, diversos teóricos de la automaticidad (Hasher y Zacks, 1979; Johnston y etc.–, diversos teóricos de la automaticidad (Hasher y Zacks, 1979; Johnston y
Heinz, 1978; Posner y Boies, 1971; Treisman y Gelade, 1980) se han dedicado Heinz, 1978; Posner y Boies, 1971; Treisman y Gelade, 1980) se han dedicado
a analizar el carácter automático o controlado de cada uno de estos estadios. a analizar el carácter automático o controlado de cada uno de estos estadios.
Desde esta perspectiva, aunque algunas investigaciones (por ejemplo, Logan, Desde esta perspectiva, aunque algunas investigaciones (por ejemplo, Logan,
1978) han intentado analizar a un mismo tiempo la naturaleza automática ver- 1978) han intentado analizar a un mismo tiempo la naturaleza automática ver-
sus controlada de los distintos estadios, la mayor parte de las investigaciones se sus controlada de los distintos estadios, la mayor parte de las investigaciones se
han centrado en el estudio de estadios muy específicos del procesamiento de la han centrado en el estudio de estadios muy específicos del procesamiento de la
información, siendo uno de los más estudiados el de la codificación (Hasher y información, siendo uno de los más estudiados el de la codificación (Hasher y
Zacks, 1979; Naveh-Benjamin, 1987; Zacks, Hasher y Sanft, 1982). Zacks, 1979; Naveh-Benjamin, 1987; Zacks, Hasher y Sanft, 1982).
2) La adquisición del automatismo. Determinados procesos y/o tareas que en un 2) La adquisición del automatismo. Determinados procesos y/o tareas que en un
principio son controlados pueden llegar a automatizarse. El factor más impor- principio son controlados pueden llegar a automatizarse. El factor más impor-
82 Psicología de la atención 82 Psicología de la atención

tante que facilita este proceso de automatización es la práctica, la cual permi- tante que facilita este proceso de automatización es la práctica, la cual permi-
te en muchas ocasiones que: te en muchas ocasiones que:

a) Algunos procesos que en un principio operan secuencialmente pueden lle- a) Algunos procesos que en un principio operan secuencialmente pueden lle-
gar a funcionar de forma simultánea como consecuencia de la práctica (Fisk gar a funcionar de forma simultánea como consecuencia de la práctica (Fisk
y Schneider, 1983; Shiffrin y Schneider. y Schneider, 1983; Shiffrin y Schneider.
b) Dos tareas realizadas simultáneamente, de tal forma que una de ellas gene- b) Dos tareas realizadas simultáneamente, de tal forma que una de ellas gene-
ra interferencia sobre la otra, pueden llegar a automatizarse y no producir ra interferencia sobre la otra, pueden llegar a automatizarse y no producir
interferencia (Hasher y Zacks, 1979). interferencia (Hasher y Zacks, 1979).

3.8. Modelos de control atencional 3.8. Modelos de control atencional

Los modelos de la psicología cognitiva de los años 60 y 70 se centraron principal- Los modelos de la psicología cognitiva de los años 60 y 70 se centraron principal-
mente en dos aspectos básicos de la atención: selección y capacidad; pero obviaron mente en dos aspectos básicos de la atención: selección y capacidad; pero obviaron
otros temas importantes como es el del control atencional. Hasta esos momentos se otros temas importantes como es el del control atencional. Hasta esos momentos se
presuponía su existencia y poco más. presuponía su existencia y poco más.
Los modelos de filtro identificaron en parte selección y control, y cuando inten- Los modelos de filtro identificaron en parte selección y control, y cuando inten-
taban establecer dónde tenía lugar la selección, presuponían que estaban averiguan- taban establecer dónde tenía lugar la selección, presuponían que estaban averiguan-
do dónde se producía el control atencional pero nunca intentaron explicitar cuál es do dónde se producía el control atencional pero nunca intentaron explicitar cuál es
el papel que la atención juega en el control de la actividad cognitiva. Por su parte, los el papel que la atención juega en el control de la actividad cognitiva. Por su parte, los
modelos de automaticidad, a pesar de darle la importancia que otorgaban al control modelos de automaticidad, a pesar de darle la importancia que otorgaban al control
como uno de los criterios de diferenciación entre proceso automático y controlado, como uno de los criterios de diferenciación entre proceso automático y controlado,
se han interesado, como hemos visto en el apartado anterior, en intentar delimitar se han interesado, como hemos visto en el apartado anterior, en intentar delimitar
hasta qué punto un proceso es automático o controlado, pero no en conocer las cla- hasta qué punto un proceso es automático o controlado, pero no en conocer las cla-
ves por las cuales se puede conseguir controlar dichos procesos. ves por las cuales se puede conseguir controlar dichos procesos.
En definitiva, la atención era considerada como un “proceso cognitivo” (Ruiz Var- En definitiva, la atención era considerada como un “proceso cognitivo” (Ruiz Var-
gas, 1993), los modelos teóricos del momento se centraron en los mecanismos de selec- gas, 1993), los modelos teóricos del momento se centraron en los mecanismos de selec-
ción y división de la atención, y el papel y la función del control atencional no reci- ción y división de la atención, y el papel y la función del control atencional no reci-
bieron un tratamiento teórico adecuado. bieron un tratamiento teórico adecuado.
Sin embargo, a partir de la década de los 80, la atención comienza a conceptualizar- Sin embargo, a partir de la década de los 80, la atención comienza a conceptualizar-
se como un mecanismo que es capaz de controlar la ejecución de los procesos mentales se como un mecanismo que es capaz de controlar la ejecución de los procesos mentales
(Logan, 1981), y es a partir de esos momentos cuando comienza a surgir todo un con- (Logan, 1981), y es a partir de esos momentos cuando comienza a surgir todo un con-
junto de modelos (Baars, 1987, 1988; Norman y Shallice, 1986; Reason, 1979, 1984; Sha- junto de modelos (Baars, 1987, 1988; Norman y Shallice, 1986; Reason, 1979, 1984; Sha-
llice, 1988) que intentan sistematizar el papel de la atención en dicho proceso de control. llice, 1988) que intentan sistematizar el papel de la atención en dicho proceso de control.
Ya hemos indicado en el Capítulo 1 cuáles son las características más importan- Ya hemos indicado en el Capítulo 1 cuáles son las características más importan-
tes de la atención cuando se conceptúa como un mecanismo de control. Veamos, a tes de la atención cuando se conceptúa como un mecanismo de control. Veamos, a
manera de ejemplo, uno de los modelos formales más conocidos que ha intentado manera de ejemplo, uno de los modelos formales más conocidos que ha intentado
explicitar la función y el lugar en el sistema cognitivo de dicho mecanismo de control; explicitar la función y el lugar en el sistema cognitivo de dicho mecanismo de control;
a saber, el de Shallice y colaboradores. Según Norman y Shallice (1986), la actividad a saber, el de Shallice y colaboradores. Según Norman y Shallice (1986), la actividad
cognitiva posee una serie de compartimentos, cada uno de los cuales cuenta con una cognitiva posee una serie de compartimentos, cada uno de los cuales cuenta con una
función específica; a saber: función específica; a saber:

1) Existe todo un conjunto de funciones cognitivas simples, tales como el lenguaje 1) Existe todo un conjunto de funciones cognitivas simples, tales como el lenguaje
o las funciones visoespaciales, conocidas con el nombre de unidades cognitivas. o las funciones visoespaciales, conocidas con el nombre de unidades cognitivas.
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 83 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 83

2) Las unidades cognitivas se integran e interactúan entre sí, dando lugar a una 2) Las unidades cognitivas se integran e interactúan entre sí, dando lugar a una
serie de actividades conductuales que se activan mediante los esquemas de serie de actividades conductuales que se activan mediante los esquemas de
acción. Dichos esquemas están organizados jerárquicamente, de tal forma que acción. Dichos esquemas están organizados jerárquicamente, de tal forma que
los esquemas de orden superior pueden incluir subrutinas inferiores. los esquemas de orden superior pueden incluir subrutinas inferiores.
3) Cuando desarrollamos acciones relativamente simples y bien aprendidas (por 3) Cuando desarrollamos acciones relativamente simples y bien aprendidas (por
ejemplo, ir al trabajo), éstas se hallan controladas por esquemas que se activan ejemplo, ir al trabajo), éstas se hallan controladas por esquemas que se activan
automáticamente y que por lo tanto no necesitan de la acción de la atención. automáticamente y que por lo tanto no necesitan de la acción de la atención.
4) Por el contrario, los esquemas de acción que desarrollamos cuando el orga- 4) Por el contrario, los esquemas de acción que desarrollamos cuando el orga-
nismo se enfrenta ante situaciones nuevas o conflictivas precisan de la acción nismo se enfrenta ante situaciones nuevas o conflictivas precisan de la acción
de una estructura de control que seleccione los esquemas que son más nece- de una estructura de control que seleccione los esquemas que son más nece-
sarios ante estas situaciones novedosas. Dicha estructura recibe el nombre de sarios ante estas situaciones novedosas. Dicha estructura recibe el nombre de
sistema atencional supervisor (SAS). sistema atencional supervisor (SAS).

El SAS se caracteriza por ser un sistema de capacidad limitada, y cuyas funciones El SAS se caracteriza por ser un sistema de capacidad limitada, y cuyas funciones
más importantes son: más importantes son:

a) Activar o inhibir las estructuras que procesan la información. a) Activar o inhibir las estructuras que procesan la información.
b) Activar e inhibir los esquemas mentales. b) Activar e inhibir los esquemas mentales.
c) Actuar sobre los restantes procesos psicológicos (percepción, memoria, fase c) Actuar sobre los restantes procesos psicológicos (percepción, memoria, fase
de decisión o ejecución de respuestas). de decisión o ejecución de respuestas).

Este sistema actúa en situaciones diversas, pero las más frecuentes son: cuando Este sistema actúa en situaciones diversas, pero las más frecuentes son: cuando
hay que planificar o tomar decisiones, cuando a la hora de resolver un problema no hay que planificar o tomar decisiones, cuando a la hora de resolver un problema no
existen soluciones familiares, o cuando hay que inhibir una respuesta habitual. existen soluciones familiares, o cuando hay que inhibir una respuesta habitual.

3.9. Aportaciones recientes de las neurociencias y del conexionismo 3.9. Aportaciones recientes de las neurociencias y del conexionismo

Hemos intentado esbozar desde un punto de vista histórico cuáles han sido las Hemos intentado esbozar desde un punto de vista histórico cuáles han sido las
concepciones teóricas más importantes que se han elaborado sobre la atención y el concepciones teóricas más importantes que se han elaborado sobre la atención y el
papel de ésta en el sistema cognitivo, y hemos descrito además en cada uno de ellos papel de ésta en el sistema cognitivo, y hemos descrito además en cada uno de ellos
el modelo que mayor influencia histórica ha ejercido. Por supuesto, no hemos lleva- el modelo que mayor influencia histórica ha ejercido. Por supuesto, no hemos lleva-
do a cabo un repaso exhaustivo de todos los modelos atencionales existentes, ni tam- do a cabo un repaso exhaustivo de todos los modelos atencionales existentes, ni tam-
poco nos hemos detenido en describir y analizar las investigaciones que en su momen- poco nos hemos detenido en describir y analizar las investigaciones que en su momen-
to han sustentado a dichos modelos. Una primera razón es por cuestiones de espacio, to han sustentado a dichos modelos. Una primera razón es por cuestiones de espacio,
pero la segunda razón –y por otra parte la más importante– se debe a que la práctica pero la segunda razón –y por otra parte la más importante– se debe a que la práctica
totalidad de los conceptos esbozados en este capítulo, y otros aún no considerados, totalidad de los conceptos esbozados en este capítulo, y otros aún no considerados,
van a ser analizados mucho más detenidamente en los capítulos posteriores. van a ser analizados mucho más detenidamente en los capítulos posteriores.
Pero antes de acabar este capítulo, queremos explicitar las últimas aportaciones Pero antes de acabar este capítulo, queremos explicitar las últimas aportaciones
que se están haciendo en el campo de la psicología de la atención, a saber, las que pro- que se están haciendo en el campo de la psicología de la atención, a saber, las que pro-
vienen de las neurociencias y del conexionismo. Aún cuando estas aportaciones son vienen de las neurociencias y del conexionismo. Aún cuando estas aportaciones son
muy recientes, y por lo tanto imposible de valorar desde un punto de vista histórico, muy recientes, y por lo tanto imposible de valorar desde un punto de vista histórico,
consideramos interesante mencionarlas. consideramos interesante mencionarlas.
Dentro de las neurociencias se está desarrollando y consolidando cada vez más Dentro de las neurociencias se está desarrollando y consolidando cada vez más
la denominada neurociencia cognitiva (Gazzaniga y Miller, 1976). La neurociencia la denominada neurociencia cognitiva (Gazzaniga y Miller, 1976). La neurociencia
84 Psicología de la atención 84 Psicología de la atención

cognitiva es el resultado de la comunicación que se ha establecido a partir de los años 70 cognitiva es el resultado de la comunicación que se ha establecido a partir de los años 70
entre la psicología cognitiva por un lado, y disciplinas tales como la neuroanatomía, entre la psicología cognitiva por un lado, y disciplinas tales como la neuroanatomía,
la neurobiología y la neuropsicología. La primera de ellas, por ejemplo, analiza cuá- la neurobiología y la neuropsicología. La primera de ellas, por ejemplo, analiza cuá-
les son los mecanismos neurales de los procesos cognitivos, y la neuropsicología se les son los mecanismos neurales de los procesos cognitivos, y la neuropsicología se
interesa por el estudio de los efectos que ciertos déficit neuronales o lesiones cere- interesa por el estudio de los efectos que ciertos déficit neuronales o lesiones cere-
brales tienen sobre el funcionamiento cognitivo. Para ello, cuenta con modernas téc- brales tienen sobre el funcionamiento cognitivo. Para ello, cuenta con modernas téc-
nicas de computación de imágenes tales como la técnica PET, analizada en el Capí- nicas de computación de imágenes tales como la técnica PET, analizada en el Capí-
tulo 2. tulo 2.
En el caso concreto de la atención, la neuroanatomía cognitiva se ha interesado En el caso concreto de la atención, la neuroanatomía cognitiva se ha interesado
principalmente por el estudio de las bases neuroanatómicas de la atención visual selec- principalmente por el estudio de las bases neuroanatómicas de la atención visual selec-
tiva –que, como ya hemos indicado, es más estudiada a partir de los años 70 que la tiva –que, como ya hemos indicado, es más estudiada a partir de los años 70 que la
atención auditiva–. Los aspectos más estudiados han sido la orientación de la atención, atención auditiva–. Los aspectos más estudiados han sido la orientación de la atención,
los desplazamientos del foco atencional, el desenganche de la atención, etc. (véase los desplazamientos del foco atencional, el desenganche de la atención, etc. (véase
Capítulo 7). También la neuropsicología cognitiva ha hecho aportaciones importan- Capítulo 7). También la neuropsicología cognitiva ha hecho aportaciones importan-
tes. Tal vez la aportación más importante haya sido, además de analizar cómo cierto tes. Tal vez la aportación más importante haya sido, además de analizar cómo cierto
tipo de lesiones cerebrales provocan fallos en los mecanismos de la atención, eviden- tipo de lesiones cerebrales provocan fallos en los mecanismos de la atención, eviden-
ciar que los distintos módulos o subsistemas responsables del procesamiento de la aten- ciar que los distintos módulos o subsistemas responsables del procesamiento de la aten-
ción visual están altamente especializados. Ello parece apoyar la idea de un funciona- ción visual están altamente especializados. Ello parece apoyar la idea de un funciona-
miento no central sino modular de la atención (véase Capítulo 9). miento no central sino modular de la atención (véase Capítulo 9).
Por su parte, el conexionismo ha supuesto una alternativa a la metáfora men- Por su parte, el conexionismo ha supuesto una alternativa a la metáfora men-
te/ordenador. La teoría computacional clásica de la TPI postula que el sistema cog- te/ordenador. La teoría computacional clásica de la TPI postula que el sistema cog-
nitivo es una máquina que manipula símbolos formales, con independencia de las nitivo es una máquina que manipula símbolos formales, con independencia de las
características peculiares que definen el funcionamiento cerebral. Desde una con- características peculiares que definen el funcionamiento cerebral. Desde una con-
cepción puramente simbólica, y siguiendo la metáfora del ordenador, el sistema cog- cepción puramente simbólica, y siguiendo la metáfora del ordenador, el sistema cog-
nitivo opera a través de un procesador central que procesa la información secuen- nitivo opera a través de un procesador central que procesa la información secuen-
cialmente. Sin embargo, desde hace poco más de una década ha surgido desde la cialmente. Sin embargo, desde hace poco más de una década ha surgido desde la
propia teoría computacional una nueva forma de estudiar y conceptuar el sistema propia teoría computacional una nueva forma de estudiar y conceptuar el sistema
cognitivo, a saber, el conexionismo (Rumelhart y McClelland, 1986). Desde la pers- cognitivo, a saber, el conexionismo (Rumelhart y McClelland, 1986). Desde la pers-
pectiva computacional conexionista el concepto básico de símbolo de la TPI se susti- pectiva computacional conexionista el concepto básico de símbolo de la TPI se susti-
tuye por el de una unidad de carácter sub-simbólico conocida con el nombre de red tuye por el de una unidad de carácter sub-simbólico conocida con el nombre de red
neuronal, y se elaboran modelos computacionales de simulación del procesamiento neuronal, y se elaboran modelos computacionales de simulación del procesamiento
de la información tomando como metáfora el funcionamiento neuronal del cerebro. de la información tomando como metáfora el funcionamiento neuronal del cerebro.
Las características procesuales del cerebro son muy diferentes a las de un ordenador. Las características procesuales del cerebro son muy diferentes a las de un ordenador.
Por ejemplo, no existe un procesador central, sino múltiples micro-procesadores inter- Por ejemplo, no existe un procesador central, sino múltiples micro-procesadores inter-
conectados. Cada uno de ellos no tiene por qué procesar los datos que le llegan secuen- conectados. Cada uno de ellos no tiene por qué procesar los datos que le llegan secuen-
cialmente sino que lo hace en paralelo –esto es, de forma simultánea– y, a pesar de cialmente sino que lo hace en paralelo –esto es, de forma simultánea– y, a pesar de
estar interconectados, funcionan independientemente del resto. Es, pues, un estilo de estar interconectados, funcionan independientemente del resto. Es, pues, un estilo de
procesamiento muy distinto al de un ordenador convencional (para una revisión sobre procesamiento muy distinto al de un ordenador convencional (para una revisión sobre
el tema, véase, por ejemplo, Colom, 1993) que parece bastante prometedor, si bien el tema, véase, por ejemplo, Colom, 1993) que parece bastante prometedor, si bien
teóricos muy importantes de la ciencia cognitiva siguen defendiendo el computacio- teóricos muy importantes de la ciencia cognitiva siguen defendiendo el computacio-
nalismo clásico (Fodor y Pylyshyn, 1986). nalismo clásico (Fodor y Pylyshyn, 1986).
Puesto que una de las propiedades más importantes de una red neuronal es que Puesto que una de las propiedades más importantes de una red neuronal es que
puede llegar a aprender, los modelos conexionistas se han interesado en un primer puede llegar a aprender, los modelos conexionistas se han interesado en un primer
momento por simular el funcionamiento de los procesos de aprendizaje. Sin embargo, momento por simular el funcionamiento de los procesos de aprendizaje. Sin embargo,
hoy día se ha ampliado su campo de actuación y elaboran modelos que simulan el fun- hoy día se ha ampliado su campo de actuación y elaboran modelos que simulan el fun-
Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 85 Capítulo 3: Modelos teóricos y perspectiva histórica en el estudio de la atención 85

cionamiento de otros procesos cognitivos. En el caso concreto de la atención, el primer cionamiento de otros procesos cognitivos. En el caso concreto de la atención, el primer
modelo conexionista se ha elaborado en 1990 (Phaf, Van der Heijden y Hudson, 1990). modelo conexionista se ha elaborado en 1990 (Phaf, Van der Heijden y Hudson, 1990).
Dicho modelo es conocido con el nombre de modelo SLAM (Selective Attention Model) Dicho modelo es conocido con el nombre de modelo SLAM (Selective Attention Model)
y, como el propio nombre indica, simula la ejecución de tareas de atención selectiva y, como el propio nombre indica, simula la ejecución de tareas de atención selectiva
visual así como el funcionamiento de los mecanismos de control de la atención. visual así como el funcionamiento de los mecanismos de control de la atención.
CAPÍTULO 4 CAPÍTULO 4

ATENCIÓN SELECTIVA ATENCIÓN SELECTIVA

4.1. Introducción 4.1. Introducción

Supongamos que se encuentra en una fiesta donde hay mucha gente y, lógica- Supongamos que se encuentra en una fiesta donde hay mucha gente y, lógica-
mente, se forman distintos grupos que conversan amigablemente. Suponga, además, mente, se forman distintos grupos que conversan amigablemente. Suponga, además,
que forma parte de uno de esos grupos y está conversando de forma muy animada. que forma parte de uno de esos grupos y está conversando de forma muy animada.
De pronto, escucha el nombre de una persona amiga que ha sido nombrado por el De pronto, escucha el nombre de una persona amiga que ha sido nombrado por el
miembro de un grupo cercano al suyo. Si intenta oír lo que se dice sobre ella, la con- miembro de un grupo cercano al suyo. Si intenta oír lo que se dice sobre ella, la con-
secuencia inmediata es que no puede atender simultáneamente a las dos conversa- secuencia inmediata es que no puede atender simultáneamente a las dos conversa-
ciones. Por otra parte, teme quedar en evidencia con el grupo en el que se encuentra ciones. Por otra parte, teme quedar en evidencia con el grupo en el que se encuentra
por si se dan cuenta de que no está usted en la conversación y anda distraído en otras por si se dan cuenta de que no está usted en la conversación y anda distraído en otras
cosas. Así pues, decide optar por centrarse en la conversación del grupo en el que se cosas. Así pues, decide optar por centrarse en la conversación del grupo en el que se
encuentra en esos momentos e ignorar qué se está hablando sobre la persona amiga. encuentra en esos momentos e ignorar qué se está hablando sobre la persona amiga.
Este tipo de situaciones son las que definen la atención selectiva: nuestra capacidad Este tipo de situaciones son las que definen la atención selectiva: nuestra capacidad
de procesamiento es limitada y no podemos atender a todo a la vez. Una forma de adap- de procesamiento es limitada y no podemos atender a todo a la vez. Una forma de adap-
tarnos a esta situación es atender tan sólo a una parte de la información que se nos pre- tarnos a esta situación es atender tan sólo a una parte de la información que se nos pre-
senta y dejar a un lado la restante. Qué criterios son los que delimitan qué es lo que aten- senta y dejar a un lado la restante. Qué criterios son los que delimitan qué es lo que aten-
demos y cómo lo hacemos es, como veremos en apartados posteriores, otra cuestión. demos y cómo lo hacemos es, como veremos en apartados posteriores, otra cuestión.
La atención selectiva tiene, pues, una función adaptativa clara: si tuviéramos que La atención selectiva tiene, pues, una función adaptativa clara: si tuviéramos que
dar respuesta a todos y cada uno de los estímulos que nos rodean, nuestro sistema cog- dar respuesta a todos y cada uno de los estímulos que nos rodean, nuestro sistema cog-
nitivo se vería amenazado puesto que éste tiene una capacidad limitada, y nos vería- nitivo se vería amenazado puesto que éste tiene una capacidad limitada, y nos vería-
mos sobresaturados de información que no somos capaces de procesar. Por otra par- mos sobresaturados de información que no somos capaces de procesar. Por otra par-
te, si no seleccionáramos también qué actividades consideramos que son las más te, si no seleccionáramos también qué actividades consideramos que son las más
relevantes de las muchas que podemos llevar a cabo en un momento determinado, relevantes de las muchas que podemos llevar a cabo en un momento determinado,
éstas se verían continuamente entorpecidas por el inicio continuo de otras acciones. éstas se verían continuamente entorpecidas por el inicio continuo de otras acciones.
A lo largo de este capítulo vamos a centrarnos en el estudio de lo que es la aten- A lo largo de este capítulo vamos a centrarnos en el estudio de lo que es la aten-
ción selectiva, uno de los tipos de atención que, por otra parte, más revisiones siste- ción selectiva, uno de los tipos de atención que, por otra parte, más revisiones siste-
máticas ha tenido dentro de la psicología experimental (véase, por ejemplo, Broad- máticas ha tenido dentro de la psicología experimental (véase, por ejemplo, Broad-
bent, 1982; Hollender, 1986; Johnston y Dark, 1986; Shiffrin, 1988). bent, 1982; Hollender, 1986; Johnston y Dark, 1986; Shiffrin, 1988).
88 Psicología de la atención 88 Psicología de la atención

4.2. Definición y concepto 4.2. Definición y concepto

Podemos decir que la atención selectiva es la actividad que pone en marcha y con- Podemos decir que la atención selectiva es la actividad que pone en marcha y con-
trola los procesos y mecanismos por los cuales el organismo procesa tan sólo una parte trola los procesos y mecanismos por los cuales el organismo procesa tan sólo una parte
de toda la información, y/o da respuesta tan sólo a aquellas demandas del ambiente que de toda la información, y/o da respuesta tan sólo a aquellas demandas del ambiente que
son realmente útiles o importantes para el individuo. son realmente útiles o importantes para el individuo.
Si analizamos esta definición algo más detenidamente nos encontramos con que Si analizamos esta definición algo más detenidamente nos encontramos con que
la selectividad atencional implica dos aspectos: a) la selección de los estímulos la selectividad atencional implica dos aspectos: a) la selección de los estímulos
que se presentan en el ambiente, y b) la selección del proceso(s) y/o respuesta(s) que que se presentan en el ambiente, y b) la selección del proceso(s) y/o respuesta(s) que
se van a realizar. Esta diferenciación es importante porque, si bien la mayor parte de se van a realizar. Esta diferenciación es importante porque, si bien la mayor parte de
los estudios sobre atención selectiva se han centrado en el procesamiento selectivo de los estudios sobre atención selectiva se han centrado en el procesamiento selectivo de
la información, dicho procesamiento puede tener lugar también en la fase de respuesta. la información, dicho procesamiento puede tener lugar también en la fase de respuesta.
En cualquier caso, existe una clara función adaptativa en ambas fases. En la pri- En cualquier caso, existe una clara función adaptativa en ambas fases. En la pri-
mera de ellas, porque el procesamiento selectivo de la información nos permite que mera de ellas, porque el procesamiento selectivo de la información nos permite que
no se produzca una sobrecarga (overlap) del sistema cognitivo ante la gran riqueza y no se produzca una sobrecarga (overlap) del sistema cognitivo ante la gran riqueza y
complejidad de la información entrante (Broadbent, 1958); y en la segunda, porque complejidad de la información entrante (Broadbent, 1958); y en la segunda, porque
la selección de la respuesta y/o tarea más adecuada, una vez procesada la informa- la selección de la respuesta y/o tarea más adecuada, una vez procesada la informa-
ción, favorece que no se produzca una parálisis del organismo cuando el medio ambien- ción, favorece que no se produzca una parálisis del organismo cuando el medio ambien-
te requiere simultáneamente respuestas incompatibles (Posner, 1978; Shallice, 1972). te requiere simultáneamente respuestas incompatibles (Posner, 1978; Shallice, 1972).

4.2.1. Dimensiones de la atención selectiva 4.2.1. Dimensiones de la atención selectiva

La selección atencional, ya sea en las primeras etapas del procesamiento de la La selección atencional, ya sea en las primeras etapas del procesamiento de la
información o en la fase de respuesta, conlleva dos aspectos distintos que tienen lugar información o en la fase de respuesta, conlleva dos aspectos distintos que tienen lugar
de forma conjunta: de forma conjunta:

1) Centrarse de forma específica en ciertos aspectos del ambiente y/o en las res- 1) Centrarse de forma específica en ciertos aspectos del ambiente y/o en las res-
puestas que se han de ejecutar. Este fenómeno recibe el nombre específico de puestas que se han de ejecutar. Este fenómeno recibe el nombre específico de
focalización y, por ello, a esta dimensión de la atención se la suele conocer más focalización y, por ello, a esta dimensión de la atención se la suele conocer más
específicamente con el nombre de atención focalizada. En palabras de Kah- específicamente con el nombre de atención focalizada. En palabras de Kah-
neman (1973), los procesos de atención selectiva focalizada son aquéllos por neman (1973), los procesos de atención selectiva focalizada son aquéllos por
los que “los organismos atienden selectivamente a un estímulo o a algún aspec- los que “los organismos atienden selectivamente a un estímulo o a algún aspec-
to del mismo, con preferencia sobre los otros estímulos”. to del mismo, con preferencia sobre los otros estímulos”.
2) Ignorar cierta información o no llevar a cabo ciertas respuestas. Esta dimen- 2) Ignorar cierta información o no llevar a cabo ciertas respuestas. Esta dimen-
sión es especialmente importante en aquellas situaciones en que hay mucha sión es especialmente importante en aquellas situaciones en que hay mucha
información a nuestro alrededor o cuando el ambiente nos demanda muchas información a nuestro alrededor o cuando el ambiente nos demanda muchas
respuestas al mismo tiempo. Desde este punto de vista: respuestas al mismo tiempo. Desde este punto de vista:

a) Se suelen denominar respuestas incompatibles aquellas que el sujeto ha de a) Se suelen denominar respuestas incompatibles aquellas que el sujeto ha de
inhibir para poder así desarrollar eficazmente las actividades realmente inhibir para poder así desarrollar eficazmente las actividades realmente
relevantes. relevantes.

b) Se llaman distractores aquellos estímulos o eventos no relevantes para nues- b) Se llaman distractores aquellos estímulos o eventos no relevantes para nues-
tra tarea. Su influjo distractor reside en que: tra tarea. Su influjo distractor reside en que:
Capítulo 4: Atención selectiva 89 Capítulo 4: Atención selectiva 89

– A nivel perceptivo, provocan continuas oscilaciones de atención impi- – A nivel perceptivo, provocan continuas oscilaciones de atención impi-
diendo un procesamiento adecuado de los estímulos relevantes. diendo un procesamiento adecuado de los estímulos relevantes.
– Se hallan asociados a respuestas incompatibles con la apropiada a los – Se hallan asociados a respuestas incompatibles con la apropiada a los
estímulos relevantes. estímulos relevantes.

Estas dos dimensiones de la atención selectiva pueden producirse de forma volun- Estas dos dimensiones de la atención selectiva pueden producirse de forma volun-
taria o involuntaria. En el caso de la focalización, hay ocasiones en que ciertos rasgos taria o involuntaria. En el caso de la focalización, hay ocasiones en que ciertos rasgos
distintivos de un objeto captan de forma involuntaria nuestra atención y hacen que distintivos de un objeto captan de forma involuntaria nuestra atención y hacen que
ésta se focalice, aunque sea brevemente, en dichos rasgos distintivos. Pero en la mayo- ésta se focalice, aunque sea brevemente, en dichos rasgos distintivos. Pero en la mayo-
ría de los casos el organismo decide qué información y/o respuestas son las más impor- ría de los casos el organismo decide qué información y/o respuestas son las más impor-
tantes y, en función de sus metas y prioridades, decide atender a cierta información tantes y, en función de sus metas y prioridades, decide atender a cierta información
o llevar a cabo ciertas respuestas y no otras. Cuando el sujeto fija voluntariamente la o llevar a cabo ciertas respuestas y no otras. Cuando el sujeto fija voluntariamente la
atención sobre un único objeto, idea o actividad con preferencia sobre otros, habla- atención sobre un único objeto, idea o actividad con preferencia sobre otros, habla-
mos de concentración. Dicho fenómeno no es otra cosa, en definitiva, que un meca- mos de concentración. Dicho fenómeno no es otra cosa, en definitiva, que un meca-
nismo de control selectivo de la atención. Por el contrario, cuando el sujeto no es nismo de control selectivo de la atención. Por el contrario, cuando el sujeto no es
capaz de focalizar su atención en una información o respuesta concreta y manifiesta capaz de focalizar su atención en una información o respuesta concreta y manifiesta
continuas oscilaciones de atención hablamos de atención dispersa. continuas oscilaciones de atención hablamos de atención dispersa.
Por lo que respecta a los procesos de inhibición, éstos suelen llevarse a cabo volun- Por lo que respecta a los procesos de inhibición, éstos suelen llevarse a cabo volun-
tariamente, aunque en ocasiones tampoco están sometidos al control voluntario del tariamente, aunque en ocasiones tampoco están sometidos al control voluntario del
sujeto. Por ejemplo, ya hemos visto en el Capítulo 1 que un objeto que es novedoso sujeto. Por ejemplo, ya hemos visto en el Capítulo 1 que un objeto que es novedoso
capta en un principio nuestra atención, pero si dicho estímulo sigue presentándose de capta en un principio nuestra atención, pero si dicho estímulo sigue presentándose de
forma continua, llega un momento en que pierde el interés para el sujeto y se produ- forma continua, llega un momento en que pierde el interés para el sujeto y se produ-
ce habituación. Pero en la mayoría de los casos, cuando al sujeto se le exige que lle- ce habituación. Pero en la mayoría de los casos, cuando al sujeto se le exige que lle-
ve a cabo una tarea de atención selectiva, se le pide explícitamente que se centre en ve a cabo una tarea de atención selectiva, se le pide explícitamente que se centre en
una determinada información y que ignore otra; esto es, se le pide que ejerza un con- una determinada información y que ignore otra; esto es, se le pide que ejerza un con-
trol selectivo de la atención. Las estrategias más utilizadas para conseguir que esta trol selectivo de la atención. Las estrategias más utilizadas para conseguir que esta
selección atencional sea efectiva son las siguientes: selección atencional sea efectiva son las siguientes:

a) Orientar los receptores sensoriales hacia la fuente de estimulación. a) Orientar los receptores sensoriales hacia la fuente de estimulación.
b) En el caso de que haya diversos estímulos en el ambiente, es necesario lle- b) En el caso de que haya diversos estímulos en el ambiente, es necesario lle-
var a cabo una exploración exhaustiva de éste, buscando aquellos estímulos var a cabo una exploración exhaustiva de éste, buscando aquellos estímulos
que se considera que son relevantes. Ello se consigue gracias a que la aten- que se considera que son relevantes. Ello se consigue gracias a que la aten-
ción se desplaza u oscila con rapidez de un campo a otro de toda la infor- ción se desplaza u oscila con rapidez de un campo a otro de toda la infor-
mación que se presenta. mación que se presenta.
c) Una vez localizada la información relevante, el organismo ha de centrar la c) Una vez localizada la información relevante, el organismo ha de centrar la
atención, esto es, focalizarse, en la información relevante. atención, esto es, focalizarse, en la información relevante.
d) En el caso de que haya distractores y éstos hayan influido sobre el indivi- d) En el caso de que haya distractores y éstos hayan influido sobre el indivi-
duo, el organismo ha de reorientar la atención mediante oscilaciones lo más duo, el organismo ha de reorientar la atención mediante oscilaciones lo más
rápidas posibles a la información o actividad sobre la que realmente debe- rápidas posibles a la información o actividad sobre la que realmente debe-
mos focalizar nuestra atención. mos focalizar nuestra atención.

4.2.2. Ámbitos de investigación 4.2.2. Ámbitos de investigación

Los estudios sistemáticos de la psicología cognitiva sobre la atención selectiva comien- Los estudios sistemáticos de la psicología cognitiva sobre la atención selectiva comien-
zan a desarrollarse con el paradigma de filtro. Como ya vimos en el Capítulo 3, los mode- zan a desarrollarse con el paradigma de filtro. Como ya vimos en el Capítulo 3, los mode-
90 Psicología de la atención 90 Psicología de la atención

los de filtro tuvieron como punto de partida el postular la existencia de un mecanismo los de filtro tuvieron como punto de partida el postular la existencia de un mecanismo
regulador de la entrada de la información, a saber, el filtro. Las investigaciones de estos regulador de la entrada de la información, a saber, el filtro. Las investigaciones de estos
modelos se centraron, por un lado, en el estudio de la efectividad de los mensajes rele- modelos se centraron, por un lado, en el estudio de la efectividad de los mensajes rele-
vantes frente a los irrelevantes y, más específicamente, en localizar el lugar donde tenía vantes frente a los irrelevantes y, más específicamente, en localizar el lugar donde tenía
lugar la actuación del filtro, esto es, el lugar de la selección. Por otra parte, también se lugar la actuación del filtro, esto es, el lugar de la selección. Por otra parte, también se
interesaron especialmente en analizar qué ocurre con la información que no está sien- interesaron especialmente en analizar qué ocurre con la información que no está sien-
do atendida, es decir, en analizar hasta qué punto esta información es procesada o no. do atendida, es decir, en analizar hasta qué punto esta información es procesada o no.
Pero recordemos que a partir de mediados de los años 70, el interés de la aten- Pero recordemos que a partir de mediados de los años 70, el interés de la aten-
ción selectiva se centró en el estudio de la atención visual, de tal forma que el con- ción selectiva se centró en el estudio de la atención visual, de tal forma que el con-
cepto de filtro fue prácticamente sustituido por el de foco. A partir de entonces, el cepto de filtro fue prácticamente sustituido por el de foco. A partir de entonces, el
interés de las investigaciones no se ha centrado en analizar qué deja y qué no deja interés de las investigaciones no se ha centrado en analizar qué deja y qué no deja
pasar el foco, sino cómo actúa éste para centrarse en la información relevante. pasar el foco, sino cómo actúa éste para centrarse en la información relevante.
Por último, indicar que, si bien la mayor parte de las investigaciones de la aten- Por último, indicar que, si bien la mayor parte de las investigaciones de la aten-
ción selectiva se han centrado en el estudio de los procesos de focalización, otro gru- ción selectiva se han centrado en el estudio de los procesos de focalización, otro gru-
po de investigaciones se han dirigido más al estudio del procesamiento de la infor- po de investigaciones se han dirigido más al estudio del procesamiento de la infor-
mación no atendida. Un gran número de estas investigaciones, siguiendo la línea mación no atendida. Un gran número de estas investigaciones, siguiendo la línea
iniciada por los modelos de filtro, se han interesado por analizar qué tipo de proce- iniciada por los modelos de filtro, se han interesado por analizar qué tipo de proce-
samiento tiene la información que no es atendida, mientras que otra línea de investi- samiento tiene la información que no es atendida, mientras que otra línea de investi-
gación se ha dedicado más a analizar el papel negativo que tienen los estímulos dis- gación se ha dedicado más a analizar el papel negativo que tienen los estímulos dis-
tractores sobre el proceso de focalización, así como al estudio de los procesos de tractores sobre el proceso de focalización, así como al estudio de los procesos de
inhibición de las respuestas incompatibles a nuestra actividad. inhibición de las respuestas incompatibles a nuestra actividad.
A continuación vamos a estudiar cada uno de estos aspectos mucho más deteni- A continuación vamos a estudiar cada uno de estos aspectos mucho más deteni-
damente. damente.

4.3. El lugar de la selección 4.3. El lugar de la selección

Tal y como hemos indicado, una de las grandes preocupaciones de los modelos de Tal y como hemos indicado, una de las grandes preocupaciones de los modelos de
filtro ha sido determinar la localización del filtro, esto es, localizar el momento en que filtro ha sido determinar la localización del filtro, esto es, localizar el momento en que
se produce la acción del proceso selectivo. Puesto que estos modelos surgen en el ámbi- se produce la acción del proceso selectivo. Puesto que estos modelos surgen en el ámbi-
to de la primera psicología cognitiva, la de la teoría del procesamiento de la información, to de la primera psicología cognitiva, la de la teoría del procesamiento de la información,
la mayor parte de estos modelos intentaron en realidad elaborar un modelo de flujo de la mayor parte de estos modelos intentaron en realidad elaborar un modelo de flujo de
las distintas etapas de procesamiento que tienen lugar desde el momento en que apare- las distintas etapas de procesamiento que tienen lugar desde el momento en que apare-
ce el input (la información) hasta que éste provoca un output (la respuesta) por parte del ce el input (la información) hasta que éste provoca un output (la respuesta) por parte del
sistema cognitivo (el procesador humano). Dentro de este contexto, la práctica totali- sistema cognitivo (el procesador humano). Dentro de este contexto, la práctica totali-
dad de las teorías atencionales han establecido tres fases en el procesamiento perceptivo: dad de las teorías atencionales han establecido tres fases en el procesamiento perceptivo:

1) Detección: consiste en la formación de las representaciones sensoriales y la 1) Detección: consiste en la formación de las representaciones sensoriales y la
extracción de las características físicas de los inputs. extracción de las características físicas de los inputs.
2) Reconocimiento: consiste en la elaboración y extracción de las características 2) Reconocimiento: consiste en la elaboración y extracción de las características
semánticas. semánticas.
3) Decisión: los resultados de las dos fases anteriores se hacen conscientes. 3) Decisión: los resultados de las dos fases anteriores se hacen conscientes.

El problema surge desde el momento en que no toda la información que entra en El problema surge desde el momento en que no toda la información que entra en
nuestros sistemas de procesamiento puede llegar al sistema perceptual y hacerse cons- nuestros sistemas de procesamiento puede llegar al sistema perceptual y hacerse cons-
Capítulo 4: Atención selectiva 91 Capítulo 4: Atención selectiva 91

ciente, puesto que éste posee una capacidad limitada. Se necesita, pues, que el filtro ciente, puesto que éste posee una capacidad limitada. Se necesita, pues, que el filtro
seleccione y actúe sobre la información relevante. La cuestión es: ¿en qué fase se pro- seleccione y actúe sobre la información relevante. La cuestión es: ¿en qué fase se pro-
duce la selectividad de aquellos inputs que acceden, finalmente, a la conciencia? duce la selectividad de aquellos inputs que acceden, finalmente, a la conciencia?
Los modelos que consideran que la selección se produce en las primeras etapas Los modelos que consideran que la selección se produce en las primeras etapas
del procesamiento reciben el nombre de modelos de selección temprana (Broadbent, del procesamiento reciben el nombre de modelos de selección temprana (Broadbent,
1958, 1971, 1982; Dark, Johnston, Myles-Worsley y Farah, 1985; Hoffman, 1986; Johns- 1958, 1971, 1982; Dark, Johnston, Myles-Worsley y Farah, 1985; Hoffman, 1986; Johns-
ton y Heinz, 1978; Treisman, 1960, 1969, 1982; Treisman y Schmidt, 1982). Para estos ton y Heinz, 1978; Treisman, 1960, 1969, 1982; Treisman y Schmidt, 1982). Para estos
modelos, toda la información que se presenta es analizada por el procesador huma- modelos, toda la información que se presenta es analizada por el procesador huma-
no, pero dicho análisis o extracción de características tan sólo se hace en función de no, pero dicho análisis o extracción de características tan sólo se hace en función de
sus rasgos físicos, antes de que la información entre en el sistema perceptual y sea sus rasgos físicos, antes de que la información entre en el sistema perceptual y sea
analizada en función de sus características semánticas o categoriales. Esta afirmación analizada en función de sus características semánticas o categoriales. Esta afirmación
hace que estos modelos sean también conocidos con el nombre de modelos de selec- hace que estos modelos sean también conocidos con el nombre de modelos de selec-
ción precategorial. ción precategorial.
Estos modelos de selección temprana tienen su origen en los estudios de Cherry Estos modelos de selección temprana tienen su origen en los estudios de Cherry
(Cherry, 1953; Cherry y Taylor, 1954). Utilizando la técnica de escucha dicótica, estos (Cherry, 1953; Cherry y Taylor, 1954). Utilizando la técnica de escucha dicótica, estos
autores encontraron que los sujetos eran capaces de detectar cambios en el oído no autores encontraron que los sujetos eran capaces de detectar cambios en el oído no
atendido en función de rasgos físicos tales como la voz –masculina/femenina–, o que atendido en función de rasgos físicos tales como la voz –masculina/femenina–, o que
cuando se introducían ciertos cambios no verbales como por ejemplo la presencia de cuando se introducían ciertos cambios no verbales como por ejemplo la presencia de
un tono auditivo, también eran percibidos. Sin embargo, si los cambios en el mensa- un tono auditivo, también eran percibidos. Sin embargo, si los cambios en el mensa-
je se referían al significado –el tema del mensaje o incluso la lengua, pasando de inglés je se referían al significado –el tema del mensaje o incluso la lengua, pasando de inglés
a francés, o viceversa– el sujeto no era consciente de ello. Estos resultados indicaban a francés, o viceversa– el sujeto no era consciente de ello. Estos resultados indicaban
que cuando el sujeto focalizaba su atención en el mensaje sombreado era capaz de que cuando el sujeto focalizaba su atención en el mensaje sombreado era capaz de
captar ciertos rasgos físicos de la información presentada en el oído no atendido, pero captar ciertos rasgos físicos de la información presentada en el oído no atendido, pero
no aspectos relativos a su significado. Por su parte, Broadbent (1954a), utilizando la no aspectos relativos a su significado. Por su parte, Broadbent (1954a), utilizando la
técnica de amplitud dividida, encontró que si los sujetos podían recordar con total técnica de amplitud dividida, encontró que si los sujetos podían recordar con total
libertad el mensaje presentado, no organizaban la información en función del orden libertad el mensaje presentado, no organizaban la información en función del orden
de presentación sino que tendían a recordar primero los dígitos de un canal auditivo de presentación sino que tendían a recordar primero los dígitos de un canal auditivo
y después los del otro. Por el contrario, cuando los sujetos tenían que informar del y después los del otro. Por el contrario, cuando los sujetos tenían que informar del
mensaje en base al orden de presentación, tenían gran dificultad en organizar la res- mensaje en base al orden de presentación, tenían gran dificultad en organizar la res-
puesta, sobre todo si el intervalo temporal de presentación entre los pares de dígitos puesta, sobre todo si el intervalo temporal de presentación entre los pares de dígitos
había sido muy pequeño –en concreto, medio segundo–. había sido muy pequeño –en concreto, medio segundo–.
Pero pronto surgieron otras evidencias experimentales que, utilizando también Pero pronto surgieron otras evidencias experimentales que, utilizando también
la técnica de escucha dicótica, ponían en entredicho los resultados anteriores y, muy la técnica de escucha dicótica, ponían en entredicho los resultados anteriores y, muy
fundamentalmente, las conclusiones esbozadas en torno al lugar de la selección. Así, fundamentalmente, las conclusiones esbozadas en torno al lugar de la selección. Así,
por ejemplo, Peters (1954) evidenció que si el contenido del mensaje irrelevante era por ejemplo, Peters (1954) evidenció que si el contenido del mensaje irrelevante era
similar al mensaje relevante se producía más interferencia que si no lo era. Por su par- similar al mensaje relevante se producía más interferencia que si no lo era. Por su par-
te, Moray (1959) observó que cuando el nombre propio del sujeto experimental era te, Moray (1959) observó que cuando el nombre propio del sujeto experimental era
presentado en el oído no atendido, los sujetos eran capaces de percibirlo. Finalmen- presentado en el oído no atendido, los sujetos eran capaces de percibirlo. Finalmen-
te, Gray y Wederburn (1960), usando la técnica de amplitud de memoria dividida, te, Gray y Wederburn (1960), usando la técnica de amplitud de memoria dividida,
comprobaron que la codificación de la información a través de la técnica de amplitud comprobaron que la codificación de la información a través de la técnica de amplitud
dividida no tenía por qué depender de las entradas sensoriales. Para ello presentaron dividida no tenía por qué depender de las entradas sensoriales. Para ello presentaron
la información de la siguiente manera: por el oído izquierdo se presentó la informa- la información de la siguiente manera: por el oído izquierdo se presentó la informa-
ción pobre/3/Juana, y por el izquierdo se presentó la información 4/tía/7. Los resulta- ción pobre/3/Juana, y por el izquierdo se presentó la información 4/tía/7. Los resulta-
92 Psicología de la atención 92 Psicología de la atención

dos indicaron que los sujetos solían recordar el mensaje en el siguiente orden: pobre dos indicaron que los sujetos solían recordar el mensaje en el siguiente orden: pobre
tía Juana 4, 3, 7. En otras palabras, el criterio que seguía el sujeto para informar era tía Juana 4, 3, 7. En otras palabras, el criterio que seguía el sujeto para informar era
semántico y no precisamente sensorial. semántico y no precisamente sensorial.
Todos estos datos evidenciaron la necesidad de modificar el concepto de selección Todos estos datos evidenciaron la necesidad de modificar el concepto de selección
temprana. La consecuencia inmediata fue postular que la selección de la informa- temprana. La consecuencia inmediata fue postular que la selección de la informa-
ción tiene lugar una vez que los estímulos han sido reconocidos. Surgen así los modelos ción tiene lugar una vez que los estímulos han sido reconocidos. Surgen así los modelos
de selección tardía (Deutsch y Deutsch, 1963; Duncan, 1980; LaBerge, 1975; Morton, de selección tardía (Deutsch y Deutsch, 1963; Duncan, 1980; LaBerge, 1975; Morton,
1968; Norman, 1968, 1969), conocidos también con el nombre de modelos de selección 1968; Norman, 1968, 1969), conocidos también con el nombre de modelos de selección
postcategorial, puesto que postulan que cuando tiene lugar la selección ya se ha lleva- postcategorial, puesto que postulan que cuando tiene lugar la selección ya se ha lleva-
do a cabo el análisis de la información en función de sus características semánticas. do a cabo el análisis de la información en función de sus características semánticas.

MENSAJE 1➞ MENSAJE
➞ ➞ 1➞ ➞ ➞
RRELEVANTE RRELEVANTE
SELECCIÓN SELECCIÓN
SELECCIÓN REGISTRO ANÁLISIS SELECCIÓN REGISTRO ANÁLISIS
DE DE
TEMPRANA SENSORIAL PERCEPTUAL TEMPRANA SENSORIAL PERCEPTUAL
RESPUESTA RESPUESTA
MENSAJE 2➞ MENSAJE 2➞
IRRELEVANTE IRRELEVANTE

MENSAJE 1➞ MENSAJE
➞ ➞ 1➞ ➞ ➞
RRELEVANTE RRELEVANTE
SELECCIÓN SELECCIÓN
SELECCIÓN REGISTRO ANÁLISIS SELECCIÓN REGISTRO ANÁLISIS
DE DE
TARDÍA SENSORIAL PERCEPTUAL TARDÍA SENSORIAL PERCEPTUAL
RESPUESTA RESPUESTA
MENSAJE 2➞ ➞ MENSAJE 2➞ ➞
IRRELEVANTE IRRELEVANTE

Figura 4.1. Diagrama de flujo que representa el lugar donde actúa el filtro. En la selección Figura 4.1. Diagrama de flujo que representa el lugar donde actúa el filtro. En la selección
temprana, el filtro actúa cuando llega al análisis perceptual. En la selección tardía, el filtro temprana, el filtro actúa cuando llega al análisis perceptual. En la selección tardía, el filtro
actúa en la fase de respuesta. actúa en la fase de respuesta.

¿Por qué entonces no somos capaces de informar sobre buena parte de la infor- ¿Por qué entonces no somos capaces de informar sobre buena parte de la infor-
mación no atendida? Para los modelos de selección tardía la respuesta es la siguien- mación no atendida? Para los modelos de selección tardía la respuesta es la siguien-
te: el que se produzca el reconocimiento de la información que se presenta no impli- te: el que se produzca el reconocimiento de la información que se presenta no impli-
ca que ésta acceda a nuestra conciencia y/o a nuestro sistema de memoria. Deutsch y ca que ésta acceda a nuestra conciencia y/o a nuestro sistema de memoria. Deutsch y
Deutsch (1963), por ejemplo, fueron los primeros en afirmar que todos los estímulos Deutsch (1963), por ejemplo, fueron los primeros en afirmar que todos los estímulos
que entran al sistema cognitivo son completamente analizados, tanto en función de que entran al sistema cognitivo son completamente analizados, tanto en función de
sus características físicas como semánticas, y que es después de este análisis cuando sus características físicas como semánticas, y que es después de este análisis cuando
los estímulos más importantes se seleccionan y entran en la conciencia. En una línea los estímulos más importantes se seleccionan y entran en la conciencia. En una línea
muy similar, Duncan (1980) afirma que existen dos niveles de representación per- muy similar, Duncan (1980) afirma que existen dos niveles de representación per-
ceptiva. En el primero de ellos, todos los estímulos son totalmente identificados, tan- ceptiva. En el primero de ellos, todos los estímulos son totalmente identificados, tan-
to física como categorialmente, pero este tipo de procesamiento no puede servir toda- to física como categorialmente, pero este tipo de procesamiento no puede servir toda-
vía como base para elaborar una respuesta, puesto que no ha alcanzado aún la vía como base para elaborar una respuesta, puesto que no ha alcanzado aún la
conciencia del sujeto. Para que la información llegue al segundo nivel de análisis, esto conciencia del sujeto. Para que la información llegue al segundo nivel de análisis, esto
es, a la conciencia, ha de pasar por un sistema intermedio de capacidad limitada que es, a la conciencia, ha de pasar por un sistema intermedio de capacidad limitada que
selecciona la información que va a llegar a ser consciente. selecciona la información que va a llegar a ser consciente.
Por su parte, Norman (1969) parte del supuesto de que en los estudios de escu- Por su parte, Norman (1969) parte del supuesto de que en los estudios de escu-
cha selectiva y dicótica se confunden dos estados de procesamiento distintos, a saber, cha selectiva y dicótica se confunden dos estados de procesamiento distintos, a saber,
los de reconocimiento y los de memoria. Según Norman el sujeto sí reconoce las pala- los de reconocimiento y los de memoria. Según Norman el sujeto sí reconoce las pala-
Capítulo 4: Atención selectiva 93 Capítulo 4: Atención selectiva 93

bras del mensaje irrelevante en este tipo de situaciones, pero las olvida antes de que bras del mensaje irrelevante en este tipo de situaciones, pero las olvida antes de que
tenga que informar sobre ellas. En otras palabras, el mensaje presentado es percibi- tenga que informar sobre ellas. En otras palabras, el mensaje presentado es percibi-
do correctamente pero el sujeto no es capaz de retenerlo. do correctamente pero el sujeto no es capaz de retenerlo.
Al igual que los modelos de selección temprana, los modelos de selección tardía Al igual que los modelos de selección temprana, los modelos de selección tardía
también han recibido, como hemos visto, apoyo empírico de diversas investigaciones. también han recibido, como hemos visto, apoyo empírico de diversas investigaciones.
¿Qué modelos son, entonces, los que explican mejor el proceso de selección de la ¿Qué modelos son, entonces, los que explican mejor el proceso de selección de la
atención? Una primera respuesta ha sido la de afirmar que existe tanto una selección atención? Una primera respuesta ha sido la de afirmar que existe tanto una selección
temprana como una selección tardía. El propio Broadbent (1970) ha sugerido que el temprana como una selección tardía. El propio Broadbent (1970) ha sugerido que el
sistema cognitivo puede llevar a cabo un modo de selección temprana o filtraje (sti- sistema cognitivo puede llevar a cabo un modo de selección temprana o filtraje (sti-
mulus set), esto es, una selección de ciertos ítems en función de sus características físi- mulus set), esto es, una selección de ciertos ítems en función de sus características físi-
cas, y un modo de selección tardía o pigeon-holing (response set), en el que se lleva- cas, y un modo de selección tardía o pigeon-holing (response set), en el que se lleva-
ría a cabo la selección de ciertas respuestas o de cierta información analizada ría a cabo la selección de ciertas respuestas o de cierta información analizada
semánticamente. Mientras que el primer tipo de selección actuaría en una primera semánticamente. Mientras que el primer tipo de selección actuaría en una primera
fase, la segunda actuaría en fases posteriores. fase, la segunda actuaría en fases posteriores.
Pero la mayor parte de los modelos surgidos como respuesta a las insuficiencias Pero la mayor parte de los modelos surgidos como respuesta a las insuficiencias
de los modelos de selección temprana y tardía (Erderlyi, 1974; Johnston y Heinz, 1978; de los modelos de selección temprana y tardía (Erderlyi, 1974; Johnston y Heinz, 1978;
Keele y Trahmell, 1978; Keren 1976) rechazan la dicotomía que tradicionalmente se Keele y Trahmell, 1978; Keren 1976) rechazan la dicotomía que tradicionalmente se
ha establecido entre ambos tipos de selección. Estos modelos son conocidos con el ha establecido entre ambos tipos de selección. Estos modelos son conocidos con el
nombre de modelos de selección múltiple, y su supuesto principal es que la selección nombre de modelos de selección múltiple, y su supuesto principal es que la selección
puede tener lugar en cualquier momento del procesamiento. Erdelyi (1974, p. 12), puede tener lugar en cualquier momento del procesamiento. Erdelyi (1974, p. 12),
por ejemplo, postula que “la selectividad se extiende a lo largo de todo el continuo por ejemplo, postula que “la selectividad se extiende a lo largo de todo el continuo
cognitivo, desde el input hasta el output”. cognitivo, desde el input hasta el output”.
Lógicamente, existen evidencias experimentales que parecen confirmar los pos- Lógicamente, existen evidencias experimentales que parecen confirmar los pos-
tulados de los modelos de selección múltiple. Johnston y Heinz (1978), por ejemplo, tulados de los modelos de selección múltiple. Johnston y Heinz (1978), por ejemplo,
llevaron a cabo cinco experimentos para evaluar sus postulados. No obstante, otros llevaron a cabo cinco experimentos para evaluar sus postulados. No obstante, otros
estudios no siempre confirman la existencia de un procesamiento múltiple, sino el estudios no siempre confirman la existencia de un procesamiento múltiple, sino el
predominio de un modo de selección temprana o tardía. predominio de un modo de selección temprana o tardía.

CUADRO 4.1. Modelos de selección de la atención. CUADRO 4.1. Modelos de selección de la atención.

MODELOS MODELOS
AUTORES POSTULADOS AUTORES POSTULADOS
REPRESENTADOS REPRESENTADOS

Selección temprana Treisman (1976) La información es seleccionada, preferente- Selección temprana Treisman (1976) La información es seleccionada, preferente-
mente, en los estadios más iniciales del proce- mente, en los estadios más iniciales del proce-
samiento, a nivel sensorial. samiento, a nivel sensorial.

Selección tardía Duncan (1980) La información es procesada totalmente hasta Selección tardía Duncan (1980) La información es procesada totalmente hasta
un nivel semántico. A partir de aquí, un meca- un nivel semántico. A partir de aquí, un meca-
nismo selecciona. La base de esta selección no nismo selecciona. La base de esta selección no
es sólo semántica, sino también física. es sólo semántica, sino también física.

Selección múltiple Johnston y Heinz La selección se puede establecer temporal- Selección múltiple Johnston y Heinz La selección se puede establecer temporal-
(1978) mente en función de características físicas o más (1978) mente en función de características físicas o más
tardíamente, en función de características semán- tardíamente, en función de características semán-
ticas, según interese al sistema cognitivo. ticas, según interese al sistema cognitivo.
94 Psicología de la atención 94 Psicología de la atención

Resumiendo, a la luz de los resultados con los que se cuenta, el tema del lugar de Resumiendo, a la luz de los resultados con los que se cuenta, el tema del lugar de
la selección no ha sido aún resuelto. Estamos de acuerdo con Ruiz-Vargas y Botella la selección no ha sido aún resuelto. Estamos de acuerdo con Ruiz-Vargas y Botella
(1981) cuando afirman que las teorías que proponen una única localización deberían (1981) cuando afirman que las teorías que proponen una única localización deberían
ser revisadas, pero con los datos que se cuenta hasta este momento no se puede con- ser revisadas, pero con los datos que se cuenta hasta este momento no se puede con-
siderar unas teorías más válidas que las restantes. siderar unas teorías más válidas que las restantes.

4.4. Atención espacial 4.4. Atención espacial


La atención visual puede ser definida como una forma de procesamiento de capa- La atención visual puede ser definida como una forma de procesamiento de capa-
cidad limitada que se puede distribuir de forma selectiva a lo largo del campo visual. cidad limitada que se puede distribuir de forma selectiva a lo largo del campo visual.
Dicha selección posibilita que algunas áreas o localizaciones del campo visual reci- Dicha selección posibilita que algunas áreas o localizaciones del campo visual reci-
ban más atención que otras (Eriksen y St. James, 1986; LaBerge y Brown, 1989; Yan- ban más atención que otras (Eriksen y St. James, 1986; LaBerge y Brown, 1989; Yan-
tis y Jones, 1991). Desde este punto de vista, las cuestiones más importantes que se tis y Jones, 1991). Desde este punto de vista, las cuestiones más importantes que se
plantean son las siguientes: plantean son las siguientes:

1) Explicar cómo actúa la atención selectiva en el campo espacial. Partiendo de 1) Explicar cómo actúa la atención selectiva en el campo espacial. Partiendo de
que se rechaza el concepto de filtro, la mayoría de las investigaciones que tra- que se rechaza el concepto de filtro, la mayoría de las investigaciones que tra-
bajan en el ámbito de la atención espacial parten de que la atención visual tie- bajan en el ámbito de la atención espacial parten de que la atención visual tie-
ne un foco espacial. El paso siguiente es explicar cómo funciona este foco, esto ne un foco espacial. El paso siguiente es explicar cómo funciona este foco, esto
es, qué tipo de procesamiento recibe los estímulos que se hallan bajo el foco es, qué tipo de procesamiento recibe los estímulos que se hallan bajo el foco
de la atención. La respuesta a este tema ha dado lugar a la elaboración de diver- de la atención. La respuesta a este tema ha dado lugar a la elaboración de diver-
sos modelos, cada uno de los cuales ha intentado establecer una analogía espe- sos modelos, cada uno de los cuales ha intentado establecer una analogía espe-
cífica sobre el funcionamiento del foco atencional. cífica sobre el funcionamiento del foco atencional.
2) Analizar cuál es el papel de los indicios espaciales en el ámbito de la atención 2) Analizar cuál es el papel de los indicios espaciales en el ámbito de la atención
visual y, más específicamente en el proceso de focalización. visual y, más específicamente en el proceso de focalización.
3) Puesto que el cambio del foco atencional de una localización espacial a otra 3) Puesto que el cambio del foco atencional de una localización espacial a otra
puede implicar movimientos oculares, el tercer campo de interés ha sido ana- puede implicar movimientos oculares, el tercer campo de interés ha sido ana-
lizar cómo se producen dichos movimientos. lizar cómo se producen dichos movimientos.

A continuación vamos a ver cada uno de estos aspectos más detenidamente. A continuación vamos a ver cada uno de estos aspectos más detenidamente.

4.4.1. Naturaleza del foco atencional. Modelos explicativos 4.4.1. Naturaleza del foco atencional. Modelos explicativos
Es un hecho que cuando la atención se dirige a una localización específica se faci- Es un hecho que cuando la atención se dirige a una localización específica se faci-
lita el procesamiento de aquellos estímulos que se hallan cercanos a dicha localiza- lita el procesamiento de aquellos estímulos que se hallan cercanos a dicha localiza-
ción. Desde esta perspectiva, el estudio de la atención en el espacio visual se ha inte- ción. Desde esta perspectiva, el estudio de la atención en el espacio visual se ha inte-
resado por establecer una analogía sobre la naturaleza y funcionamiento del foco resado por establecer una analogía sobre la naturaleza y funcionamiento del foco
atencional. Las analogías más importantes se han aglutinado en dos tipos principales atencional. Las analogías más importantes se han aglutinado en dos tipos principales
de modelos: el modelo de foco de luz (spotlight) y el modelo de lente “zoom” (zoom de modelos: el modelo de foco de luz (spotlight) y el modelo de lente “zoom” (zoom
lens). Veamos las ideas más relevantes de cada uno de estos modelos. lens). Veamos las ideas más relevantes de cada uno de estos modelos.

• Modelos de foco de luz (spotlight) • Modelos de foco de luz (spotlight)


Las primeras investigaciones de la atención espacial (Broadbent, 1982; Downing Las primeras investigaciones de la atención espacial (Broadbent, 1982; Downing
y Pinker, 1985; Eriksen y Eriksen, 1974; Eriksen y Hoffman, 1972; LaBerge, 1983; Pos- y Pinker, 1985; Eriksen y Eriksen, 1974; Eriksen y Hoffman, 1972; LaBerge, 1983; Pos-
Capítulo 4: Atención selectiva 95 Capítulo 4: Atención selectiva 95

ner, 1978, 1980; Posner, Snyder y Davidson, 1980; Posner et al., 1982; Remington y ner, 1978, 1980; Posner, Snyder y Davidson, 1980; Posner et al., 1982; Remington y
Pierce, 1984) han afirmado que ésta funciona de forma similar a un foco luminoso Pierce, 1984) han afirmado que ésta funciona de forma similar a un foco luminoso
(spotlight). Según esta analogía, la atención actuaría como un foco de luz que se des- (spotlight). Según esta analogía, la atención actuaría como un foco de luz que se des-
plaza por el campo visual y que permite el procesamiento de aquella información que plaza por el campo visual y que permite el procesamiento de aquella información que
se encuentre dentro del área iluminada por él. A partir de esta analogía, las cuestio- se encuentre dentro del área iluminada por él. A partir de esta analogía, las cuestio-
nes que se plantean son las siguientes: el tamaño del foco, ¿es fijo? ¿sólo se procesan nes que se plantean son las siguientes: el tamaño del foco, ¿es fijo? ¿sólo se procesan
los estímulos que se encuentran iluminados por el foco? ¿recibe algún tipo de proce- los estímulos que se encuentran iluminados por el foco? ¿recibe algún tipo de proce-
samiento la información que se encuentra fuera del foco? ¿a qué velocidad se des- samiento la información que se encuentra fuera del foco? ¿a qué velocidad se des-
plaza el foco a lo largo de todo el campo visual? Las respuestas dadas por los mode- plaza el foco a lo largo de todo el campo visual? Las respuestas dadas por los mode-
los de foco luminoso han sido las siguientes: los de foco luminoso han sido las siguientes:

1) El foco tiene un tamaño específico; en concreto, un diámetro de un grado de 1) El foco tiene un tamaño específico; en concreto, un diámetro de un grado de
ángulo visual (véase Cuadro 4.2). ángulo visual (véase Cuadro 4.2).

CUADRO 4.2. El tamaño del foco (Eriksen y Eriksen, 1974). CUADRO 4.2. El tamaño del foco (Eriksen y Eriksen, 1974).

Uno de los primeros estudios más relevantes de los modelos de foco de luz ha sido el de Uno de los primeros estudios más relevantes de los modelos de foco de luz ha sido el de
Eriksen y Eriksen (1974): Eriksen y Eriksen (1974):
• Procedimiento: se presentaba al sujeto experimental cuatro letras (S-C-K-H) como estímu- • Procedimiento: se presentaba al sujeto experimental cuatro letras (S-C-K-H) como estímu-
lo objetivo (target), y su tarea consistía en determinar cuál de ellas es la que aparecía en lo objetivo (target), y su tarea consistía en determinar cuál de ellas es la que aparecía en
cada ensayo. En cada exposición aparecían tres letras, una en el centro y dos en los flancos, cada ensayo. En cada exposición aparecían tres letras, una en el centro y dos en los flancos,
y los sujetos sabían que la letra que tenían que identificar es la que se hallaba ubicada en el y los sujetos sabían que la letra que tenían que identificar es la que se hallaba ubicada en el
centro. Cuando las letras objetivo eran las letras S o C, los sujetos respondían pulsando una centro. Cuando las letras objetivo eran las letras S o C, los sujetos respondían pulsando una
tecla, mientras que si las letras objetivo eran las letras K o H, el sujeto debía pulsar una tecla tecla, mientras que si las letras objetivo eran las letras K o H, el sujeto debía pulsar una tecla
distinta. Los investigadores manipularon las siguientes variables: en primer lugar, el tipo de distinta. Los investigadores manipularon las siguientes variables: en primer lugar, el tipo de
letra que flanqueaba a la letra objetivo –o bien letras idénticas (por ejemplo, SSS), o bien letra que flanqueaba a la letra objetivo –o bien letras idénticas (por ejemplo, SSS), o bien
letras de la misma categoría de respuesta (por ejemplo, CSC), o bien letras de la categoría letras de la misma categoría de respuesta (por ejemplo, CSC), o bien letras de la categoría
de respuesta opuesta (por ejemplo, HSH)–. La segunda variable manipulada fue la distan- de respuesta opuesta (por ejemplo, HSH)–. La segunda variable manipulada fue la distan-
cia espacial entre la letra objetivo y las letras flanqueadoras. cia espacial entre la letra objetivo y las letras flanqueadoras.
• Resultados: cuando las letras de los flancos estaban próximas a la letra objetivo y pertene- • Resultados: cuando las letras de los flancos estaban próximas a la letra objetivo y pertene-
cían a la misma categoría de respuesta se producía un claro efecto de facilitación atencio- cían a la misma categoría de respuesta se producía un claro efecto de facilitación atencio-
nal. Por el contrario, cuando los flancos los ocupaban las letras de la categoría de respues- nal. Por el contrario, cuando los flancos los ocupaban las letras de la categoría de respues-
ta opuesta, entonces se producía interferencia. Dicha interferencia disminuía conforme ta opuesta, entonces se producía interferencia. Dicha interferencia disminuía conforme
aumentaba la distancia espacial entre las tres letras, siendo casi nula cuando la separación aumentaba la distancia espacial entre las tres letras, siendo casi nula cuando la separación
era de un grado de ángulo visual. era de un grado de ángulo visual.

2) El procesamiento de los estímulos que caen dentro de este foco es más rápido 2) El procesamiento de los estímulos que caen dentro de este foco es más rápido
y eficaz, mientras que los que caen fuera de ese foco no obtienen facilitación y eficaz, mientras que los que caen fuera de ese foco no obtienen facilitación
atencional. Posner (1980), por ejemplo, utilizando el paradigma de costes y atencional. Posner (1980), por ejemplo, utilizando el paradigma de costes y
beneficios, afirma que los estímulos objetivo que se hallan localizados cerca beneficios, afirma que los estímulos objetivo que se hallan localizados cerca
del spotlight de la atención muestran beneficios en velocidad y precisión de del spotlight de la atención muestran beneficios en velocidad y precisión de
respuesta, mientras que los estímulos objetivo que se encuentran fuera del foco respuesta, mientras que los estímulos objetivo que se encuentran fuera del foco
de la atención sufren costes. de la atención sufren costes.
3) Cuando aparece un estímulo objetivo en una localización no atendida, el foco 3) Cuando aparece un estímulo objetivo en una localización no atendida, el foco
tiene que cambiarse, esto es, oscilar a la localización donde se encuentra dicho tiene que cambiarse, esto es, oscilar a la localización donde se encuentra dicho
objetivo. objetivo.
96 Psicología de la atención 96 Psicología de la atención

4) La velocidad de desplazamiento del foco es constante, y a su paso va iluminando 4) La velocidad de desplazamiento del foco es constante, y a su paso va iluminando
a aquellos estímulos que caen dentro de él. En estos casos en los que el foco tie- a aquellos estímulos que caen dentro de él. En estos casos en los que el foco tie-
ne que moverse de una localización a otra, el tiempo de respuesta del sujeto lógi- ne que moverse de una localización a otra, el tiempo de respuesta del sujeto lógi-
camente se incrementa (LaBerge, 1983; Shulman, Remington y McLean, 1979). camente se incrementa (LaBerge, 1983; Shulman, Remington y McLean, 1979).

La metáfora del foco atencional como un foco de luz fue asumida en un primer La metáfora del foco atencional como un foco de luz fue asumida en un primer
momento por los modelos de atención espacial. Pero esta analogía cuenta con algu- momento por los modelos de atención espacial. Pero esta analogía cuenta con algu-
nos problemas difíciles de resolver. El más importante es que no se explicita si el tama- nos problemas difíciles de resolver. El más importante es que no se explicita si el tama-
ño del foco es susceptible de modificación. Algunas investigaciones posteriores han ño del foco es susceptible de modificación. Algunas investigaciones posteriores han
evidenciado que, en efecto, el tamaño del foco puede modificarse al variar la distan- evidenciado que, en efecto, el tamaño del foco puede modificarse al variar la distan-
cia espacial entre el centro de la fóvea y la localización del estímulo objetivo (Humph- cia espacial entre el centro de la fóvea y la localización del estímulo objetivo (Humph-
reys, 1981), y que en realidad el tamaño del foco se puede ajustar bajo ciertas condi- reys, 1981), y que en realidad el tamaño del foco se puede ajustar bajo ciertas condi-
ciones (LaBerge, 1983) (para una revisión más extensa de este tema, véase González, ciones (LaBerge, 1983) (para una revisión más extensa de este tema, véase González,
Sáinz y Mateos, 1988). Sáinz y Mateos, 1988).
Un segundo problema de los modelos de foco es que afirman que aquella infor- Un segundo problema de los modelos de foco es que afirman que aquella infor-
mación que está localizada fuera del foco atencional no recibe atención. Sin embargo, mación que está localizada fuera del foco atencional no recibe atención. Sin embargo,
parece que los efectos del foco no son cuestión de todo o nada, sino que parece que parece que los efectos del foco no son cuestión de todo o nada, sino que parece que
hay una zona de máxima influencia que va disminuyendo progresivamente. Diversas hay una zona de máxima influencia que va disminuyendo progresivamente. Diversas
investigaciones que tienen su origen en los modelos de recursos atencionales, funda- investigaciones que tienen su origen en los modelos de recursos atencionales, funda-
mentalmente los de recursos limitados distribuidos a diferentes localizaciones en el mentalmente los de recursos limitados distribuidos a diferentes localizaciones en el
campo visual (Eriksen y Hoffman, 1972; Jonides, 1980, 1983; Shaw, 1978; Shaw y Shaw, campo visual (Eriksen y Hoffman, 1972; Jonides, 1980, 1983; Shaw, 1978; Shaw y Shaw,
1977), parten de la idea básica de que la atención es un recurso general que puede dis- 1977), parten de la idea básica de que la atención es un recurso general que puede dis-
tribuirse en múltiples localizaciones. De acuerdo con este enfoque, la cantidad de recur- tribuirse en múltiples localizaciones. De acuerdo con este enfoque, la cantidad de recur-
sos asignados en el campo visual no tiene por qué ser uniforme, sino que puede variar, sos asignados en el campo visual no tiene por qué ser uniforme, sino que puede variar,
de tal forma que la atención puede ser muy intensa en unas zonas y en otras no. Nor- de tal forma que la atención puede ser muy intensa en unas zonas y en otras no. Nor-
malmente, los recursos atencionales se distribuyen más uniformemente cuando no exis- malmente, los recursos atencionales se distribuyen más uniformemente cuando no exis-
te ninguna información visual especialmente significativa. Pero cuando aparece algún te ninguna información visual especialmente significativa. Pero cuando aparece algún
tipo de información espacial que es significativa para el sujeto, entonces éste concen- tipo de información espacial que es significativa para el sujeto, entonces éste concen-
tra sus recursos atencionales en el área del campo visual donde aparece dicha infor- tra sus recursos atencionales en el área del campo visual donde aparece dicha infor-
mación. Estos modelos han recibido el nombre de modelos de gradiente. mación. Estos modelos han recibido el nombre de modelos de gradiente.

• Modelos de lente zoom • Modelos de lente zoom

Ya en los años 80 han surgido una serie de modelos totalmente alternativos a los Ya en los años 80 han surgido una serie de modelos totalmente alternativos a los
modelos de foco. Son los denominados modelos de lente zoom. Para estos modelos, modelos de foco. Son los denominados modelos de lente zoom. Para estos modelos,
la atención funciona como una lente zoom que tiene distintos niveles de resolución la atención funciona como una lente zoom que tiene distintos niveles de resolución
(Eriksen y St. James, 1986; Eriksen y Yeh, 1985; Jonides, 1983; Treisman y Schmidt, (Eriksen y St. James, 1986; Eriksen y Yeh, 1985; Jonides, 1983; Treisman y Schmidt,
1982). Según esta analogía, cuando el ámbito de visión del foco es muy amplio, su 1982). Según esta analogía, cuando el ámbito de visión del foco es muy amplio, su
poder de resolución es pequeño, por lo que los objetos que caen dentro del campo de poder de resolución es pequeño, por lo que los objetos que caen dentro del campo de
la atención no reciben un procesamiento especialmente significativo. En cambio, cuan- la atención no reciben un procesamiento especialmente significativo. En cambio, cuan-
do el poder de resolución de la lente aumenta, el campo de visión se constriñe. En do el poder de resolución de la lente aumenta, el campo de visión se constriñe. En
estos casos, los objetos que caen dentro del campo de la atención pueden ser anali- estos casos, los objetos que caen dentro del campo de la atención pueden ser anali-
zados con mucho mayor detalle y precisión que los que están fuera del campo. Los zados con mucho mayor detalle y precisión que los que están fuera del campo. Los
postulados principales de estos modelos son los siguientes: postulados principales de estos modelos son los siguientes:
Capítulo 4: Atención selectiva 97 Capítulo 4: Atención selectiva 97

1) La atención puede actuar en distintas áreas del campo visual. Ahora bien, esta 1) La atención puede actuar en distintas áreas del campo visual. Ahora bien, esta
atención no es la misma, sino que afecta de forma distinta a las distintas áreas atención no es la misma, sino que afecta de forma distinta a las distintas áreas
afectadas. De hecho, los estímulos que reciben mayor atención son aquellos afectadas. De hecho, los estímulos que reciben mayor atención son aquellos
que se encuentran contiguos en el espacio al foco. que se encuentran contiguos en el espacio al foco.
2) El foco no tiene un tamaño fijo sino variable. 2) El foco no tiene un tamaño fijo sino variable.
3) La facilitación atencional es inversamente proporcional al tamaño del foco: a 3) La facilitación atencional es inversamente proporcional al tamaño del foco: a
medida que disminuye la concentración espacial, aumenta la concentración de medida que disminuye la concentración espacial, aumenta la concentración de
recursos y el procesamiento de los estímulos que caen dentro del campo aten- recursos y el procesamiento de los estímulos que caen dentro del campo aten-
cional es más rápido, preciso y detallado. cional es más rápido, preciso y detallado.
4) La información que queda fuera del foco no es completamente desatendida. 4) La información que queda fuera del foco no es completamente desatendida.

La analogía de la atención espacial como una lente zoom es en la actualidad bas- La analogía de la atención espacial como una lente zoom es en la actualidad bas-
tante aceptada por la comunidad científica puesto que conjuga mejor el tema de la tante aceptada por la comunidad científica puesto que conjuga mejor el tema de la
amplitud y la resolución del foco que la analogía del foco luminoso (véase, por ejem- amplitud y la resolución del foco que la analogía del foco luminoso (véase, por ejem-
plo, Jonides, 1983, Eriksen y St. James, 1986), pero no ha llegado a sustituir a este plo, Jonides, 1983, Eriksen y St. James, 1986), pero no ha llegado a sustituir a este
último conjunto de modelos puesto que también posee algunas debilidades. La más último conjunto de modelos puesto que también posee algunas debilidades. La más
importante de todas ellas es que no está ni mucho menos claro que la hipótesis visual importante de todas ellas es que no está ni mucho menos claro que la hipótesis visual
pueda ser repartida entre distintas posiciones espaciales. Por el contrario, la eviden- pueda ser repartida entre distintas posiciones espaciales. Por el contrario, la eviden-
cia experimental parece demostrar que la atención visual no se reparte, sino que el cia experimental parece demostrar que la atención visual no se reparte, sino que el
foco atencional cambia de posición cuando ha de atender a distintos espacios del cam- foco atencional cambia de posición cuando ha de atender a distintos espacios del cam-
po visual (Posner, Snyder y Davidson, 1980; Sperling y Melchmer, 1978). po visual (Posner, Snyder y Davidson, 1980; Sperling y Melchmer, 1978).
En términos generales, ambos tipos de modelos conviven actualmente y ninguno En términos generales, ambos tipos de modelos conviven actualmente y ninguno
de ellos ha anulado totalmente al otro. de ellos ha anulado totalmente al otro.

4.4.2. La importancia de los indicios espaciales 4.4.2. La importancia de los indicios espaciales

Cuando la tarea de un sujeto es decidir si el estímulo que aparece en la pantalla es Cuando la tarea de un sujeto es decidir si el estímulo que aparece en la pantalla es
o no un objetivo especificado previamente, pueden darse dos situaciones distintas, que o no un objetivo especificado previamente, pueden darse dos situaciones distintas, que
el sujeto tenga conocimiento del lugar en el que va a aparecer el estímulo o que no lo el sujeto tenga conocimiento del lugar en el que va a aparecer el estímulo o que no lo
tenga. Un gran grueso de investigaciones se han centrado en analizar sistemáticamen- tenga. Un gran grueso de investigaciones se han centrado en analizar sistemáticamen-
te qué ocurre en la primera de estas situaciones. Como ya hemos indicado en capítulos te qué ocurre en la primera de estas situaciones. Como ya hemos indicado en capítulos
anteriores, los procesos selectivos son más eficaces cuando tenemos una predisposición anteriores, los procesos selectivos son más eficaces cuando tenemos una predisposición
previa a atender ciertos estímulos y no otros, ya que la predisposición a percibir cierta previa a atender ciertos estímulos y no otros, ya que la predisposición a percibir cierta
información implica centrarnos en unos estímulos e ignorar los restantes. Pues bien, el información implica centrarnos en unos estímulos e ignorar los restantes. Pues bien, el
papel de los indicios es especialmente significativo en el caso de los indicios espaciales, papel de los indicios es especialmente significativo en el caso de los indicios espaciales,
siendo muy numerosos los estudios que han evidenciado los efectos fundamentalmen- siendo muy numerosos los estudios que han evidenciado los efectos fundamentalmen-
te facilitadores que dichos indicios tienen (Hede, 1981; Neumann, van der Heijden y te facilitadores que dichos indicios tienen (Hede, 1981; Neumann, van der Heijden y
Allport, 1986; Nissen, 1985; Posner, 1980; Posner y Henik, 1983; Posner, Snyder y David- Allport, 1986; Nissen, 1985; Posner, 1980; Posner y Henik, 1983; Posner, Snyder y David-
son, 1980; Woods, Hillyard y Hansen, 1984). La mayor parte de estos estudios se han son, 1980; Woods, Hillyard y Hansen, 1984). La mayor parte de estos estudios se han
llevado a cabo en el campo de la atención visual. No obstante, el fenómeno de predis- llevado a cabo en el campo de la atención visual. No obstante, el fenómeno de predis-
posición selectiva espacial también ha sido estudiado en el ámbito de la atención audi- posición selectiva espacial también ha sido estudiado en el ámbito de la atención audi-
tiva (por ejemplo, Gordon, Eberhardt y Rueckl, 1993; Hede, 1981; Woods, Hillyard y tiva (por ejemplo, Gordon, Eberhardt y Rueckl, 1993; Hede, 1981; Woods, Hillyard y
Hansen, 1984), e incluso se ha analizado la interacción existente cuando se presentan Hansen, 1984), e incluso se ha analizado la interacción existente cuando se presentan
tanto indicios visuales como auditivos (Posner y Henik, 1983; Reisberg, 1978). tanto indicios visuales como auditivos (Posner y Henik, 1983; Reisberg, 1978).
98 Psicología de la atención 98 Psicología de la atención

En el caso de los trabajos sobre atención visual espacial, la mayor parte de las inves- En el caso de los trabajos sobre atención visual espacial, la mayor parte de las inves-
tigaciones han utilizado el paradigma de búsqueda, el de costes y beneficios –la indicia- tigaciones han utilizado el paradigma de búsqueda, el de costes y beneficios –la indicia-
ción previa de la localización del estímulo objetivo reduce el coste de filtraje– y el de ción previa de la localización del estímulo objetivo reduce el coste de filtraje– y el de
visión parafoveal –ubicando los indicios en la fóvea o parafóvea del foco atencional–, visión parafoveal –ubicando los indicios en la fóvea o parafóvea del foco atencional–,
por lo que la mayoría de ellos se han centrado en analizar los procesos de orientación, por lo que la mayoría de ellos se han centrado en analizar los procesos de orientación,
exploración y búsqueda. Como ya hemos indicado anteriormente, la mayoría de estos exploración y búsqueda. Como ya hemos indicado anteriormente, la mayoría de estos
estudios han encontrado que los efectos de la presencia de indicios espaciales son faci- estudios han encontrado que los efectos de la presencia de indicios espaciales son faci-
litadores. La interpretación dada a dicho fenómeno de facilitación es la siguiente (Pos- litadores. La interpretación dada a dicho fenómeno de facilitación es la siguiente (Pos-
ner, Snyder y Davidson, 1980): cuando un sujeto tiene que decidir si un estímulo que ner, Snyder y Davidson, 1980): cuando un sujeto tiene que decidir si un estímulo que
aparece en una pantalla visual es o no un objetivo preespecificado hay dos procesos impli- aparece en una pantalla visual es o no un objetivo preespecificado hay dos procesos impli-
cados, la orientación de la atención hacia el lugar donde aparece el estímulo, y la detec- cados, la orientación de la atención hacia el lugar donde aparece el estímulo, y la detec-
ción propiamente dicha del estímulo. Pues bien, si el sujeto conoce previamente el lugar ción propiamente dicha del estímulo. Pues bien, si el sujeto conoce previamente el lugar
en el que aparecerá el estímulo, el proceso de orientación tiene lugar antes de que éste en el que aparecerá el estímulo, el proceso de orientación tiene lugar antes de que éste
aparezca y en consecuencia el sujeto puede centrar sus recursos de atención en el pro- aparezca y en consecuencia el sujeto puede centrar sus recursos de atención en el pro-
ceso de detección. Por el contrario, si el sujeto no conoce previamente el lugar en el que ceso de detección. Por el contrario, si el sujeto no conoce previamente el lugar en el que
aparecerá el estímulo, cuando éste aparece tiene que llevar a cabo simultáneamente los aparecerá el estímulo, cuando éste aparece tiene que llevar a cabo simultáneamente los
procesos de orientación y detección. En este segundo caso, lógicamente las condiciones procesos de orientación y detección. En este segundo caso, lógicamente las condiciones
son más desfavorables que en el primero. son más desfavorables que en el primero.
La mayor parte de las investigaciones de disposición selectiva visual se han cen- La mayor parte de las investigaciones de disposición selectiva visual se han cen-
trado en analizar qué características de los indicios son más influyentes en los proce- trado en analizar qué características de los indicios son más influyentes en los proce-
sos de orientación, detección y focalización. Las variables principalmente analizadas sos de orientación, detección y focalización. Las variables principalmente analizadas
han sido las siguientes: han sido las siguientes:

• Frecuencia de aparición de la señal • Frecuencia de aparición de la señal


Indicar el lugar de aparición del estímulo en cada ensayo parece ser crucial a la Indicar el lugar de aparición del estímulo en cada ensayo parece ser crucial a la
hora de lograr facilitación (Posner, Snyder y Davidson, 1980). Dicho efecto facilita- hora de lograr facilitación (Posner, Snyder y Davidson, 1980). Dicho efecto facilita-
dor es incluso mucho mayor en aquellas ocasiones en las que el preindicio aparece en dor es incluso mucho mayor en aquellas ocasiones en las que el preindicio aparece en
un determinado porcentaje de ocasiones. un determinado porcentaje de ocasiones.

• Poder predictivo de los indicios • Poder predictivo de los indicios


Esta variable hace referencia a la probabilidad que el indicio tiene de que aparez- Esta variable hace referencia a la probabilidad que el indicio tiene de que aparez-
ca la señal que hay que reconocer en la posición preindicada (Posner, 1978). Uno de ca la señal que hay que reconocer en la posición preindicada (Posner, 1978). Uno de
los estudios claves es el de Posner, Nissen y Ogden (1978). Utilizando el paradigma de los estudios claves es el de Posner, Nissen y Ogden (1978). Utilizando el paradigma de
costes y beneficios, estos autores idearon tres tipos de ensayos: válidos, neutrales e costes y beneficios, estos autores idearon tres tipos de ensayos: válidos, neutrales e
inválidos. En los ensayos válidos se presentaba una flecha que indicaba la dirección inválidos. En los ensayos válidos se presentaba una flecha que indicaba la dirección
derecha o izquierda en que el estímulo iba a aparecer, de tal forma que la probabili- derecha o izquierda en que el estímulo iba a aparecer, de tal forma que la probabili-
dad de que el estímulo apareciera en la dirección indicada era del 80%. En los ensa- dad de que el estímulo apareciera en la dirección indicada era del 80%. En los ensa-
yos neutrales se presentaba una señal (+) en vez de una flecha, y en estas ocasiones la yos neutrales se presentaba una señal (+) en vez de una flecha, y en estas ocasiones la
probabilidad de que el estímulo apareciera a la derecha o a la izquierda era del 50%. probabilidad de que el estímulo apareciera a la derecha o a la izquierda era del 50%.
Por último, en los ensayos inválidos la señal era de nuevo la flecha indicadora, y en Por último, en los ensayos inválidos la señal era de nuevo la flecha indicadora, y en
estas ocasiones la probabilidad de aparición de la señal en la localización contraria al estas ocasiones la probabilidad de aparición de la señal en la localización contraria al
indicio era del 20% de los casos (véase Figura 4.2). indicio era del 20% de los casos (véase Figura 4.2).
Capítulo 4: Atención selectiva 99 Capítulo 4: Atención selectiva 99

ENSAYOS VÁLIDOS ENSAYOS VÁLIDOS

ENSAYOS INVÁLIDOS ENSAYOS INVÁLIDOS

ENSAYOS NEUTRALES ENSAYOS NEUTRALES

estímulo objetivo estímulo objetivo

Figura 4.2. Paradigma de costes y beneficios ideado por Posner, Nissen y Ogden (1978). Figura 4.2. Paradigma de costes y beneficios ideado por Posner, Nissen y Ogden (1978).

En todos los ensayos, la señal previa al estímulo se presentaba en el centro de la En todos los ensayos, la señal previa al estímulo se presentaba en el centro de la
pantalla durante un segundo, y a continuación aparecía el estímulo objetivo o target pantalla durante un segundo, y a continuación aparecía el estímulo objetivo o target
lateralizado 7 grados de ángulo visual a la izquierda o la derecha del punto de fija- lateralizado 7 grados de ángulo visual a la izquierda o la derecha del punto de fija-
ción. Por su parte, los sujetos experimentales conocían las probabilidades asociadas ción. Por su parte, los sujetos experimentales conocían las probabilidades asociadas
a cada señal y su respuesta consistía en responder lo más rápidamente posible cuan- a cada señal y su respuesta consistía en responder lo más rápidamente posible cuan-
do el target fuese detectado. do el target fuese detectado.
Los resultados obtenidos mostraron cómo los sujetos respondieron más rápida- Los resultados obtenidos mostraron cómo los sujetos respondieron más rápida-
mente ante los ensayos válidos que ante los ensayos neutrales y éstos a su vez tam- mente ante los ensayos válidos que ante los ensayos neutrales y éstos a su vez tam-
bién tuvieron un tiempo de reacción menor con respecto a los ensayos inválidos. La bién tuvieron un tiempo de reacción menor con respecto a los ensayos inválidos. La
interpretación dada fue en términos de “beneficios” a la hora de explicar la diferen- interpretación dada fue en términos de “beneficios” a la hora de explicar la diferen-
cia en el rendimiento entre los ensayos válidos y neutrales, y de “costes” para refe- cia en el rendimiento entre los ensayos válidos y neutrales, y de “costes” para refe-
rirse a la diferencia entre ensayos inválidos y neutrales. rirse a la diferencia entre ensayos inválidos y neutrales.

• Lugar en el que aparece el indicio • Lugar en el que aparece el indicio


La mayor parte de las investigaciones sobre atención espacial localizan los indi- La mayor parte de las investigaciones sobre atención espacial localizan los indi-
cios espaciales en el centro de la pantalla. Sin embargo, cabe la posibilidad de pre- cios espaciales en el centro de la pantalla. Sin embargo, cabe la posibilidad de pre-
guntarse qué ocurre cuando los indicios se presentan en la periferia del campo visual. guntarse qué ocurre cuando los indicios se presentan en la periferia del campo visual.
100 Psicología de la atención 100 Psicología de la atención

Las investigaciones han demostrado que la presentación de indicios periféricos Las investigaciones han demostrado que la presentación de indicios periféricos
tiene efectos totalmente distintos que la presentación de indicios centrales (Briand y tiene efectos totalmente distintos que la presentación de indicios centrales (Briand y
Klein, 1987; Jonides, 1981; Koshino, Warner y Juola, 1992; Müller y Rabbit, 1989; Klein, 1987; Jonides, 1981; Koshino, Warner y Juola, 1992; Müller y Rabbit, 1989;
Warner, Juola y Koshino, 1990). Parece que el efecto facilitador de los primeros es Warner, Juola y Koshino, 1990). Parece que el efecto facilitador de los primeros es
mayor que el de los segundos. Jonides (1981), por ejemplo, ha evidenciado que: mayor que el de los segundos. Jonides (1981), por ejemplo, ha evidenciado que:

1) Los indicios periféricos captan la atención del sujeto incluso cuando no son 1) Los indicios periféricos captan la atención del sujeto incluso cuando no son
esperados, cosa que no ocurre con los centrales, cuya efectividad está directa- esperados, cosa que no ocurre con los centrales, cuya efectividad está directa-
mente relacionada con la expectativa que se tiene de su presencia. mente relacionada con la expectativa que se tiene de su presencia.
2) Es más difícil que la atención cambie su foco de atención con señales periféri- 2) Es más difícil que la atención cambie su foco de atención con señales periféri-
cas que con señales centrales. cas que con señales centrales.
3) En situaciones de doble tarea, la presencia de señales periféricas no producen 3) En situaciones de doble tarea, la presencia de señales periféricas no producen
el deterioro sobre el rendimiento de la tarea concurrente, mientras que las el deterioro sobre el rendimiento de la tarea concurrente, mientras que las
señales centrales sí interfieren. señales centrales sí interfieren.

• Tiempo que transcurre entre indicio y señal • Tiempo que transcurre entre indicio y señal

También conocida con el nombre de tiempo de preindicio, esta variable se mani- También conocida con el nombre de tiempo de preindicio, esta variable se mani-
pula con el fin de conocer en qué momento del intervalo temporal entre indicio y pula con el fin de conocer en qué momento del intervalo temporal entre indicio y
señal (IEE: intervalo entre estímulos; SOA: stimulus onset asynchrony) es óptimo el señal (IEE: intervalo entre estímulos; SOA: stimulus onset asynchrony) es óptimo el
efecto de facilitación. La mayor parte de las investigaciones (Colegate, Hoffman y efecto de facilitación. La mayor parte de las investigaciones (Colegate, Hoffman y
Eriksen, 1973; Eriksen y Collins, 1969) indican que el efecto de facilitación empieza Eriksen, 1973; Eriksen y Collins, 1969) indican que el efecto de facilitación empieza
a producirse con intervalos de 50 milisegundos, y se mantiene hasta los 200 milise- a producirse con intervalos de 50 milisegundos, y se mantiene hasta los 200 milise-
gundos. Puesto que bajo estas circunstancias el sujeto no puede llevar a cabo movi- gundos. Puesto que bajo estas circunstancias el sujeto no puede llevar a cabo movi-
mientos oculares, ya que la latencia de éstos es de 250 milisegundos, diversos autores mientos oculares, ya que la latencia de éstos es de 250 milisegundos, diversos autores
(para una revisión, véase Eriksen, 1990) concluyen que durante las SOA que oscilan (para una revisión, véase Eriksen, 1990) concluyen que durante las SOA que oscilan
entre 50 y 200 milisegundos la atención se va concentrando en aquella zona del cam- entre 50 y 200 milisegundos la atención se va concentrando en aquella zona del cam-
po visual donde va a aparecer el estímulo. po visual donde va a aparecer el estímulo.
Ahora bien, el efecto de esta variable suele relacionarse a su vez con otras varia- Ahora bien, el efecto de esta variable suele relacionarse a su vez con otras varia-
bles. Una de ellas es el número total de estímulos presentados en el campo visual. Los bles. Una de ellas es el número total de estímulos presentados en el campo visual. Los
estudios al respecto parecen evidenciar que cuanto mayor es el número de estímulos estudios al respecto parecen evidenciar que cuanto mayor es el número de estímulos
distractores que aparecen en la pantalla, aumenta el tiempo de reacción, y se necesi- distractores que aparecen en la pantalla, aumenta el tiempo de reacción, y se necesi-
ta que las SOA sean algo menores a 200 milisegundos para que sean efectivas (Cole- ta que las SOA sean algo menores a 200 milisegundos para que sean efectivas (Cole-
gate, Hoffman y Eriksen, 1973). gate, Hoffman y Eriksen, 1973).
Por lo que respecta al lugar donde aparecen los indicios, las SOA también pue- Por lo que respecta al lugar donde aparecen los indicios, las SOA también pue-
den neutralizar los efectos de los indicios centrales y periféricos (Cheal y Lyon, 1991; den neutralizar los efectos de los indicios centrales y periféricos (Cheal y Lyon, 1991;
Eriksen y Collins, 1969; Warner et al., 1990). Cheal y Lyon (1991), por ejemplo, han Eriksen y Collins, 1969; Warner et al., 1990). Cheal y Lyon (1991), por ejemplo, han
concluido que: concluido que:
1) No hay diferencias significativas ni ante los indicios centrales ni ante los indi- 1) No hay diferencias significativas ni ante los indicios centrales ni ante los indi-
cios periféricos cuando las SOA oscilan alrededor de los 150 milisegundos. cios periféricos cuando las SOA oscilan alrededor de los 150 milisegundos.
2) La ejecución es mejor para los indicios periféricos que para los indicios cen- 2) La ejecución es mejor para los indicios periféricos que para los indicios cen-
trales cuando las SOA son inferiores a los 150 milisegundos. trales cuando las SOA son inferiores a los 150 milisegundos.
3) La precisión es mayor para los indicios centrales que los periféricos para SOA 3) La precisión es mayor para los indicios centrales que los periféricos para SOA
más largas. más largas.
Capítulo 4: Atención selectiva 101 Capítulo 4: Atención selectiva 101

4.4.3. El desplazamiento de la atención en el espacio visual 4.4.3. El desplazamiento de la atención en el espacio visual

En la mayor parte de las investigaciones anteriormente mencionadas el sujeto era En la mayor parte de las investigaciones anteriormente mencionadas el sujeto era
instruido para que sus ojos permanecieran inmóviles. Y es que, un hecho que es evi- instruido para que sus ojos permanecieran inmóviles. Y es que, un hecho que es evi-
dente y que se evidencia todavía más a partir de los estudios sobre indicios espacia- dente y que se evidencia todavía más a partir de los estudios sobre indicios espacia-
les, es que la atención cambia u oscila para focalizar su objetivo (Findlay y Kapoula, les, es que la atención cambia u oscila para focalizar su objetivo (Findlay y Kapoula,
1992; Eriksen y Murphy, 1987) y que la manifestación conductual más evidente de 1992; Eriksen y Murphy, 1987) y que la manifestación conductual más evidente de
estas oscilaciones espaciales es el movimiento de los ojos, también conocido con el estas oscilaciones espaciales es el movimiento de los ojos, también conocido con el
nombre de conducta oculomotora. nombre de conducta oculomotora.
Sin embargo, ya indicamos en el Capítulo 1 que, si bien los movimientos oculares Sin embargo, ya indicamos en el Capítulo 1 que, si bien los movimientos oculares
pueden acompañar a los cambios de la atención, no tienen por qué identificarse. Ésta pueden acompañar a los cambios de la atención, no tienen por qué identificarse. Ésta
es la razón por la cual la mayoría de los investigadores han intentado asegurarse que es es la razón por la cual la mayoría de los investigadores han intentado asegurarse que es
el mecanismo de la atención, y no el de los movimientos sacádicos oculares, el respon- el mecanismo de la atención, y no el de los movimientos sacádicos oculares, el respon-
sable de los resultados obtenidos. Para conseguir este objetivo se han seguido dos pro- sable de los resultados obtenidos. Para conseguir este objetivo se han seguido dos pro-
cedimientos experimentales: o bien presentar en la pantalla un punto de fijación antes cedimientos experimentales: o bien presentar en la pantalla un punto de fijación antes
de cada exposición y pedirle al sujeto que mantenga la mirada fija en él, o bien pre- de cada exposición y pedirle al sujeto que mantenga la mirada fija en él, o bien pre-
sentar tiempos de preindicio con SOA inferiores a 250 milisegundos, que es el tiempo sentar tiempos de preindicio con SOA inferiores a 250 milisegundos, que es el tiempo
de latencia del movimiento sacádico. El presupuesto básico, en este último caso, es que de latencia del movimiento sacádico. El presupuesto básico, en este último caso, es que
la respuesta de la atención puede ser más rápida que la de un movimiento sacádico. la respuesta de la atención puede ser más rápida que la de un movimiento sacádico.
El estudio de las oscilaciones de la atención se ha centrado en dos campos principa- El estudio de las oscilaciones de la atención se ha centrado en dos campos principa-
les; a saber, estudiar la naturaleza de dichos cambios y, en segundo lugar, analizar la velo- les; a saber, estudiar la naturaleza de dichos cambios y, en segundo lugar, analizar la velo-
cidad de dicho movimiento (para una revisión sobre el tema, véase Barriopedro, 1994). cidad de dicho movimiento (para una revisión sobre el tema, véase Barriopedro, 1994).
Con respecto al primero de estos puntos, un tema clave ha sido delimitar si exis- Con respecto al primero de estos puntos, un tema clave ha sido delimitar si exis-
te una identidad entre movimientos oculares y movimientos de la atención o, si por te una identidad entre movimientos oculares y movimientos de la atención o, si por
el contrario, son mecanismos distintos. Actualmente sabemos que, cuando ambos se el contrario, son mecanismos distintos. Actualmente sabemos que, cuando ambos se
estudian conjuntamente se observa que la latencia de los movimientos oculares hacia estudian conjuntamente se observa que la latencia de los movimientos oculares hacia
aquellos objetos a los que se presta atención es menor que la de los movimientos sacá- aquellos objetos a los que se presta atención es menor que la de los movimientos sacá-
dicos de los ojos. Uno de los estudios que mejor evidencia este fenómeno es el de Fis- dicos de los ojos. Uno de los estudios que mejor evidencia este fenómeno es el de Fis-
her y Breitmeyer (1987). Dichos investigadores han mostrado que cuando el sujeto her y Breitmeyer (1987). Dichos investigadores han mostrado que cuando el sujeto
atiende activamente a distintos espacios del campo visual lleva a cabo unos movi- atiende activamente a distintos espacios del campo visual lleva a cabo unos movi-
mientos sacádicos rápidos (express saccades) cuya latencia es tan sólo de 75-100 mili- mientos sacádicos rápidos (express saccades) cuya latencia es tan sólo de 75-100 mili-
segundos. Sin embargo, cuando la atención se focaliza en un objeto del campo visual, segundos. Sin embargo, cuando la atención se focaliza en un objeto del campo visual,
la latencia de estos movimientos se enlentece, máxime en aquellas situaciones en las la latencia de estos movimientos se enlentece, máxime en aquellas situaciones en las
que la atención estaba fijada en otro objeto; en otras palabras, la latencia del movi- que la atención estaba fijada en otro objeto; en otras palabras, la latencia del movi-
miento ocular de la atención parece ser menor que la del movimiento ocular en con- miento ocular de la atención parece ser menor que la del movimiento ocular en con-
diciones normales. Esto ha llevado a diferenciar claramente entre ambos mecanis- diciones normales. Esto ha llevado a diferenciar claramente entre ambos mecanis-
mos, si bien existe una estrecha relación entre ambos. En concreto: mos, si bien existe una estrecha relación entre ambos. En concreto:

1) El control ocular está subordinado al mecanismo de control atencional. 1) El control ocular está subordinado al mecanismo de control atencional.
2) Una de las funciones del mecanismo atencional es la de programar el movi- 2) Una de las funciones del mecanismo atencional es la de programar el movi-
miento ocular, en función del tipo de estrategia que la atención esté desarro- miento ocular, en función del tipo de estrategia que la atención esté desarro-
llando: exploración y búsqueda, reorientación, etc. llando: exploración y búsqueda, reorientación, etc.

En cuanto al estudio de la rapidez de las oscilaciones de la atención focalizada, ésta En cuanto al estudio de la rapidez de las oscilaciones de la atención focalizada, ésta
ha sido estudiada manipulando el período de preindicio, por un lado, y la distancia ha sido estudiada manipulando el período de preindicio, por un lado, y la distancia
102 Psicología de la atención 102 Psicología de la atención

entre la localización donde aparece el estímulo y el punto de fijación, por otro. Por lo entre la localización donde aparece el estímulo y el punto de fijación, por otro. Por lo
que respecta a la primera de estas variables, manipular el intervalo temporal entre indi- que respecta a la primera de estas variables, manipular el intervalo temporal entre indi-
cio y señal nos permite comprobar si el foco atencional ha llegado a la posición del cio y señal nos permite comprobar si el foco atencional ha llegado a la posición del
estímulo en el momento de la presentación de este último. Como ya vimos en el apar- estímulo en el momento de la presentación de este último. Como ya vimos en el apar-
tado anterior, parece que el mecanismo de la atención funciona óptimamente con SOA tado anterior, parece que el mecanismo de la atención funciona óptimamente con SOA
inferiores a los 200 milisegundos y que el período óptimo es de 50 milisegundos. Este inferiores a los 200 milisegundos y que el período óptimo es de 50 milisegundos. Este
resultado también parece obtenerse cuando se manipula la segunda de las variables resultado también parece obtenerse cuando se manipula la segunda de las variables
mencionadas (véase, por ejemplo, Tsal, 1983). mencionadas (véase, por ejemplo, Tsal, 1983).
Si bien los movimientos de la atención, al menos en tareas de orientación y detec- Si bien los movimientos de la atención, al menos en tareas de orientación y detec-
ción visual, son incluso más rápidos que los de los movimientos sacádicos normales, ción visual, son incluso más rápidos que los de los movimientos sacádicos normales,
sus oscilamientos pueden ser en ocasiones mucho más lentos. Es lo que ocurre cuando sus oscilamientos pueden ser en ocasiones mucho más lentos. Es lo que ocurre cuando
tiene lugar el fenómeno conocido con el nombre de inhibición de retorno (Posner, tiene lugar el fenómeno conocido con el nombre de inhibición de retorno (Posner,
Cohen y Rafal, 1982; Posner y Cohen, 1984) o post-efecto inhibitorio (Tassinari, Aglioti, Cohen y Rafal, 1982; Posner y Cohen, 1984) o post-efecto inhibitorio (Tassinari, Aglioti,
Chelazzi, Marzi y Berlucchi, 1987). Dicho fenómeno consiste en la dificultad que tie- Chelazzi, Marzi y Berlucchi, 1987). Dicho fenómeno consiste en la dificultad que tie-
ne el foco atencional en volver rápidamente a aquellas zonas que acaba de atender ne el foco atencional en volver rápidamente a aquellas zonas que acaba de atender
justo momentos antes. Uno de los estudios que mejor evidencia este fenómeno es el justo momentos antes. Uno de los estudios que mejor evidencia este fenómeno es el
de Posner y Cohen (1984). Utilizando el paradigma de costes y beneficios en una tarea de Posner y Cohen (1984). Utilizando el paradigma de costes y beneficios en una tarea
de detección de letras, estos autores desarrollaron el siguiente procedimiento expe- de detección de letras, estos autores desarrollaron el siguiente procedimiento expe-
rimental: rimental:

1) Presentar un punto de fijación para que la atención se focalizara en dicho punto. 1) Presentar un punto de fijación para que la atención se focalizara en dicho punto.
2) Presentar una señal periférica que provocara el movimiento de la atención a 2) Presentar una señal periférica que provocara el movimiento de la atención a
una posición X. una posición X.
3) Presentar nuevamente una señal central con el fin de que la atención retorna- 3) Presentar nuevamente una señal central con el fin de que la atención retorna-
ra al punto de fijación. ra al punto de fijación.

La tarea del sujeto consistía en detectar un estímulo objetivo que era presentado La tarea del sujeto consistía en detectar un estímulo objetivo que era presentado
a nivel periférico, bien en la posición X, o bien en cualquier otra posición periférica. a nivel periférico, bien en la posición X, o bien en cualquier otra posición periférica.
Posner y Cohen (1984) encontraron que el tiempo de detección de dicho estímulo era Posner y Cohen (1984) encontraron que el tiempo de detección de dicho estímulo era
menor cuando se presentaba en posiciones periféricas diferentes a la posición X. La menor cuando se presentaba en posiciones periféricas diferentes a la posición X. La
interpretación que estos autores dieron a los resultados era que se producía un coste interpretación que estos autores dieron a los resultados era que se producía un coste
como consecuencia de que la posición espacial X había sido previamente atendida. como consecuencia de que la posición espacial X había sido previamente atendida.
Este efecto fue denominado inhibición de retorno, y parece que tiene una duración Este efecto fue denominado inhibición de retorno, y parece que tiene una duración
de aproximadamente 2 segundos. Dicho fenómeno evidencia, en definitiva, que la de aproximadamente 2 segundos. Dicho fenómeno evidencia, en definitiva, que la
atención tiene dificultades para retornar o volver la vista a las posiciones espaciales atención tiene dificultades para retornar o volver la vista a las posiciones espaciales
que acaba de atender y que, bajo ciertas circunstancias, la velocidad de los oscila- que acaba de atender y que, bajo ciertas circunstancias, la velocidad de los oscila-
mientos de la atención es mucho menor. mientos de la atención es mucho menor.

4.5. Atención y percepción de objetos 4.5. Atención y percepción de objetos

Ya hemos indicado en repetidas ocasiones la estrecha relación que existe entre Ya hemos indicado en repetidas ocasiones la estrecha relación que existe entre
percepción y atención, fundamentalmente en el sentido de que la selección es una percepción y atención, fundamentalmente en el sentido de que la selección es una
propiedad de la percepción. También hemos visto que este vínculo se establece des- propiedad de la percepción. También hemos visto que este vínculo se establece des-
de los inicios de la primera psicología científica; y lo que es un hecho es que actual- de los inicios de la primera psicología científica; y lo que es un hecho es que actual-
Capítulo 4: Atención selectiva 103 Capítulo 4: Atención selectiva 103

mente siguen siendo muy numerosas las investigaciones que intentan establecer explí- mente siguen siendo muy numerosas las investigaciones que intentan establecer explí-
citamente cuál es el papel de la atención en el proceso perceptual (Driver y Baylis, citamente cuál es el papel de la atención en el proceso perceptual (Driver y Baylis,
1989; Fox, 1978; LaBerge, 1973; Neisser, 1976; Yantis, 1992). Desde este punto de vis- 1989; Fox, 1978; LaBerge, 1973; Neisser, 1976; Yantis, 1992). Desde este punto de vis-
ta, la mayor parte de estas investigaciones se han centrado en analizar el papel que la ta, la mayor parte de estas investigaciones se han centrado en analizar el papel que la
atención tiene en fenómenos perceptivos tales como el reconocimiento de patrones atención tiene en fenómenos perceptivos tales como el reconocimiento de patrones
(Neisser, 1976; LaBerge, 1973), características de las dimensiones de los objetos y (Neisser, 1976; LaBerge, 1973), características de las dimensiones de los objetos y
modos de percepción holísticos versus analíticos (Ballesteros, Gonzáles y Fernández- modos de percepción holísticos versus analíticos (Ballesteros, Gonzáles y Fernández-
Trespalacios, 1985, 1986; Garner, 1974, 1983), el agrupamiento perceptivo (LaBerge Trespalacios, 1985, 1986; Garner, 1974, 1983), el agrupamiento perceptivo (LaBerge
y Brown, 1989; Yantis, 1992), integraciones atencionales rápidas (Blumenthal, 1977), y Brown, 1989; Yantis, 1992), integraciones atencionales rápidas (Blumenthal, 1977),
etc. También hay estudios que evidencian que puede darse el caso de un cierto gra- etc. También hay estudios que evidencian que puede darse el caso de un cierto gra-
do de organización del campo visual sin que medie la atención (Beck, 1967, 1982; do de organización del campo visual sin que medie la atención (Beck, 1967, 1982;
Mack, Tang, Tuma, Kahn y Rock, 1992). Mack, Tang, Tuma, Kahn y Rock, 1992).
A continuación vamos a analizar dos de los modelos atencionales más conocidos A continuación vamos a analizar dos de los modelos atencionales más conocidos
en este contexto, a saber, el modelo de Neisser (1976) y el modelo de Treisman y Gela- en este contexto, a saber, el modelo de Neisser (1976) y el modelo de Treisman y Gela-
de (1980). El primero de ellos, por su significación histórica no sólo en la psicología de de (1980). El primero de ellos, por su significación histórica no sólo en la psicología de
la atención sino también en la psicología de la percepción; y el segundo de ellos, por- la atención sino también en la psicología de la percepción; y el segundo de ellos, por-
que es uno de los más influyentes en la investigación de la atención visual durante la que es uno de los más influyentes en la investigación de la atención visual durante la
década de los 80. Por otra parte, ambos modelos han contribuido a matizar la exis- década de los 80. Por otra parte, ambos modelos han contribuido a matizar la exis-
tencia de procesos atencionales y preatencionales. tencia de procesos atencionales y preatencionales.

4.5.1. El modelo de Neisser 4.5.1. El modelo de Neisser

Neisser elabora en 1976 un modelo que es conocido con el nombre de modelo de Neisser elabora en 1976 un modelo que es conocido con el nombre de modelo de
análisis por síntesis. Según dicho modelo, el proceso perceptivo implica la existencia análisis por síntesis. Según dicho modelo, el proceso perceptivo implica la existencia
de dos estadios: de dos estadios:

1) La elaboración preliminar de una imagen del patrón estimular que se presen- 1) La elaboración preliminar de una imagen del patrón estimular que se presen-
ta. Dicha elaboración se lleva a cabo de acuerdo con los principios de organi- ta. Dicha elaboración se lleva a cabo de acuerdo con los principios de organi-
zación perceptual del estímulo (figura/fondo, semejanza, etc.). zación perceptual del estímulo (figura/fondo, semejanza, etc.).
Esta fase tiene lugar antes de que el sujeto preste atención al objeto, y por ello Esta fase tiene lugar antes de que el sujeto preste atención al objeto, y por ello
las operaciones implicadas en ella reciben el nombre de procesos preatentivos. las operaciones implicadas en ella reciben el nombre de procesos preatentivos.
Para Neisser, estos procesos preatentivos segregan los objetos, proporcionan al Para Neisser, estos procesos preatentivos segregan los objetos, proporcionan al
sujeto una vaga impresión de los objetos y ayudan a dirigir el procesamiento sujeto una vaga impresión de los objetos y ayudan a dirigir el procesamiento
posterior. Según este autor, buena parte de nuestra actividad cognoscitiva es posterior. Según este autor, buena parte de nuestra actividad cognoscitiva es
preatentiva y muchas respuestas –caminar o conducir un coche, por ejemplo– preatentiva y muchas respuestas –caminar o conducir un coche, por ejemplo–
se ejecutan únicamente con control preatentivo. se ejecutan únicamente con control preatentivo.
2) Construir o sintetizar la representación elaborada en la fase anterior y llevar 2) Construir o sintetizar la representación elaborada en la fase anterior y llevar
a cabo un análisis más sofisticado. Esta fase se conoce con el nombre de aná- a cabo un análisis más sofisticado. Esta fase se conoce con el nombre de aná-
lisis por síntesis, y es en estos momentos cuando actúa la atención focal y se lisis por síntesis, y es en estos momentos cuando actúa la atención focal y se
realiza un análisis más sofisticado de los objetos segregados en la fase prea- realiza un análisis más sofisticado de los objetos segregados en la fase prea-
tentiva. tentiva.

El modelo de Neisser no es en sí mismo un modelo atencional sino perceptivo. A El modelo de Neisser no es en sí mismo un modelo atencional sino perceptivo. A
pesar de ello, ha tenido una relevancia histórica importante en el campo de la psico- pesar de ello, ha tenido una relevancia histórica importante en el campo de la psico-
104 Psicología de la atención 104 Psicología de la atención

logía de la atención por dos razones principales. Primero porque supone una de las logía de la atención por dos razones principales. Primero porque supone una de las
primeras críticas más agudas a los modelos atencionales de filtro. Para Neisser la aten- primeras críticas más agudas a los modelos atencionales de filtro. Para Neisser la aten-
ción selectiva no viene determinada por un mecanismo de filtro que actúa en función ción selectiva no viene determinada por un mecanismo de filtro que actúa en función
de las características de la información entrante, sino que es el producto de una per- de las características de la información entrante, sino que es el producto de una per-
cepción adecuada y que se basa en los esquemas previos que el propio sujeto ya posee. cepción adecuada y que se basa en los esquemas previos que el propio sujeto ya posee.
La dimensión selectiva del procesamiento está en función de los esquemas, que hacen La dimensión selectiva del procesamiento está en función de los esquemas, que hacen
que ésta sea más eficaz. La percepción es, pues, una coordinación de los esquemas y que ésta sea más eficaz. La percepción es, pues, una coordinación de los esquemas y
expectativas del individuo con las características objetivas de la información senso- expectativas del individuo con las características objetivas de la información senso-
rial. En términos de la Teoría del procesamiento de la información, los modelos de rial. En términos de la Teoría del procesamiento de la información, los modelos de
filtro enfatizan lo que se conoce con el nombre de procesos bottom-up (de abajo arri- filtro enfatizan lo que se conoce con el nombre de procesos bottom-up (de abajo arri-
ba), esto es, guiados por las características de los objetos o estímulos del medio, mien- ba), esto es, guiados por las características de los objetos o estímulos del medio, mien-
tras que Neisser enfatiza los procesos top-down (de arriba abajo), es decir, aquellos tras que Neisser enfatiza los procesos top-down (de arriba abajo), es decir, aquellos
que vienen mediatizados por las características (experiencia previa, expectativas, etc.) que vienen mediatizados por las características (experiencia previa, expectativas, etc.)
del propio sujeto. del propio sujeto.
Pero la segunda razón por la que el modelo de Neisser es especialmente relevan- Pero la segunda razón por la que el modelo de Neisser es especialmente relevan-
te desde un punto de vista histórico es porque es el primero que propone la existen- te desde un punto de vista histórico es porque es el primero que propone la existen-
cia de procesos preatentivos. No obstante, no existen auténticas evidencias sobre este cia de procesos preatentivos. No obstante, no existen auténticas evidencias sobre este
tipo de análisis preatencional. En su momento, Neisser (1966) analizó una tarea de tipo de análisis preatencional. En su momento, Neisser (1966) analizó una tarea de
búsqueda en la que los sujetos tenían que buscar una o más letras en una serie de filas búsqueda en la que los sujetos tenían que buscar una o más letras en una serie de filas
de letras dispuestas al azar o bien una fila sin una letra determinada. Los sujetos infor- de letras dispuestas al azar o bien una fila sin una letra determinada. Los sujetos infor-
maron que no identificaban todas las letras que aparecían en la exposición; por el con- maron que no identificaban todas las letras que aparecían en la exposición; por el con-
trario, éstas permanecían, según el informe de los sujetos, como en un borrón del que trario, éstas permanecían, según el informe de los sujetos, como en un borrón del que
sobresalía la letra buscada. Neisser concluyó que las letras no objetivo de la búsque- sobresalía la letra buscada. Neisser concluyó que las letras no objetivo de la búsque-
da eran manejadas de un modo preatencional. da eran manejadas de un modo preatencional.

4.5.2. La Teoría de la integración de rasgos 4.5.2. La Teoría de la integración de rasgos

Generalmente percibimos los objetos como todos organizados, sin ser conscien- Generalmente percibimos los objetos como todos organizados, sin ser conscien-
tes de sus rasgos básicos. Sin embargo, cualquier objeto posee una serie de rasgos o tes de sus rasgos básicos. Sin embargo, cualquier objeto posee una serie de rasgos o
dimensiones tales como color, orientación, frecuencia espacial, brillo y dirección del dimensiones tales como color, orientación, frecuencia espacial, brillo y dirección del
movimiento. movimiento.
El problema es, pues, explicar cómo y por qué percibimos entonces todos inte- El problema es, pues, explicar cómo y por qué percibimos entonces todos inte-
grados y no cada uno de estos rasgos por separado. Una de las respuestas más cono- grados y no cada uno de estos rasgos por separado. Una de las respuestas más cono-
cida y relevante ha sido la ofrecida por Treisman y sus colaboradores (Treisman, 1986, cida y relevante ha sido la ofrecida por Treisman y sus colaboradores (Treisman, 1986,
1987; Treisman y Gelade, 1980; Treisman y Gormican 1988), conocida con el nombre 1987; Treisman y Gelade, 1980; Treisman y Gormican 1988), conocida con el nombre
de teoría de la integración de rasgos. Dicha teoría intenta explicar cómo tiene lugar el de teoría de la integración de rasgos. Dicha teoría intenta explicar cómo tiene lugar el
procesamiento visual perceptivo y el papel que la atención juega en él. Según la teo- procesamiento visual perceptivo y el papel que la atención juega en él. Según la teo-
ría de la integración de rasgos, el procesamiento visual de un objeto no es inmedia- ría de la integración de rasgos, el procesamiento visual de un objeto no es inmedia-
to, sino el resultado de dos etapas sucesivas: to, sino el resultado de dos etapas sucesivas:

1) La extracción o análisis de rasgos, que consiste en la obtención de una serie de 1) La extracción o análisis de rasgos, que consiste en la obtención de una serie de
valores de aquellas dimensiones que constituyen el objeto. Dicho proceso se valores de aquellas dimensiones que constituyen el objeto. Dicho proceso se
caracteriza por llevar a cabo un procesamiento automático y en paralelo de la caracteriza por llevar a cabo un procesamiento automático y en paralelo de la
información. información.
Capítulo 4: Atención selectiva 105 Capítulo 4: Atención selectiva 105

2) La identificación de objetos, que consiste en una reconstrucción de los objetos 2) La identificación de objetos, que consiste en una reconstrucción de los objetos
a partir de los rasgos que han sido analizados automáticamente. Ello tiene a partir de los rasgos que han sido analizados automáticamente. Ello tiene
lugar, en esta ocasión, mediante un procesamiento serial de la información. lugar, en esta ocasión, mediante un procesamiento serial de la información.

Mientras que en la primera de estas etapas la atención no juega ninguna función, Mientras que en la primera de estas etapas la atención no juega ninguna función,
el papel de la atención focal selectiva es primordial en la segunda de ellas. En la fase de el papel de la atención focal selectiva es primordial en la segunda de ellas. En la fase de
integración de rasgos, el papel de la atención es reconstruir el significado del objeto, tal integración de rasgos, el papel de la atención es reconstruir el significado del objeto, tal
y como aparece cuando se hace consciente. Desde este punto de vista, se ha estableci- y como aparece cuando se hace consciente. Desde este punto de vista, se ha estableci-
do una analogía de la atención actuando como una especie de “pegamento” (Tudela, do una analogía de la atención actuando como una especie de “pegamento” (Tudela,
1992; De Vega, 1984) necesario para la reconstrucción del objeto. Pero, ¿cómo se con- 1992; De Vega, 1984) necesario para la reconstrucción del objeto. Pero, ¿cómo se con-
sigue esta reconstrucción? Según Treisman y Gelade (1980), el foco atencional se dirige sigue esta reconstrucción? Según Treisman y Gelade (1980), el foco atencional se dirige
a sucesivas localizaciones espaciales del campo visual, integrando las características que a sucesivas localizaciones espaciales del campo visual, integrando las características que
caen dentro del foco. caen dentro del foco.
Al contrario que Neisser, Treisman y sus colaboradores han llevado a cabo diver- Al contrario que Neisser, Treisman y sus colaboradores han llevado a cabo diver-
sas investigaciones que apoyan esta teoría. Las mayoría de ellas han evidenciado que sas investigaciones que apoyan esta teoría. Las mayoría de ellas han evidenciado que
cuando un objeto viene definido por más de una característica, se desarrolla un pro- cuando un objeto viene definido por más de una característica, se desarrolla un pro-
cesamiento serial de la información, tal y como postulan Treisman y Gelade. En tareas cesamiento serial de la información, tal y como postulan Treisman y Gelade. En tareas
de búsqueda, por ejemplo, el tiempo de búsqueda es independiente del tamaño de estí- de búsqueda, por ejemplo, el tiempo de búsqueda es independiente del tamaño de estí-
mulos presentados en la pantalla cuando el estímulo objetivo viene suficientemente mulos presentados en la pantalla cuando el estímulo objetivo viene suficientemente
definido por una única característica. Sin embargo, cuando el objetivo se define por la definido por una única característica. Sin embargo, cuando el objetivo se define por la
conjunción de dos características, el tiempo de reacción aumenta linealmente demos- conjunción de dos características, el tiempo de reacción aumenta linealmente demos-
trando la presencia de una búsqueda serial (Treisman y Gelade, 1980, expto. 1). trando la presencia de una búsqueda serial (Treisman y Gelade, 1980, expto. 1).
Finalmente, indicar que esta teoría ha sido aplicada a ciertas situaciones cotidia- Finalmente, indicar que esta teoría ha sido aplicada a ciertas situaciones cotidia-
nas como es el reconocimiento de caras (Suárez, Rechea, Ponte y Risso, 1990). nas como es el reconocimiento de caras (Suárez, Rechea, Ponte y Risso, 1990).

4.6. El procesamiento de la información no atendida 4.6. El procesamiento de la información no atendida

Hasta ahora hemos analizado aspectos relativos al procesamiento de la informa- Hasta ahora hemos analizado aspectos relativos al procesamiento de la informa-
ción atendida, pero ¿qué ocurre con la información que no se atiende? ción atendida, pero ¿qué ocurre con la información que no se atiende?
El estudio del procesamiento de la información no atendida comienza con los El estudio del procesamiento de la información no atendida comienza con los
estudios de Cherry en 1953, quien ideó el paradigma experimental de seguimiento. El estudios de Cherry en 1953, quien ideó el paradigma experimental de seguimiento. El
procedimiento utilizado por Cherry era el siguiente: una vez que el sujeto era ins- procedimiento utilizado por Cherry era el siguiente: una vez que el sujeto era ins-
truido para sombrear el mensaje relevante, se presentaba una luz, a la derecha o a la truido para sombrear el mensaje relevante, se presentaba una luz, a la derecha o a la
izquierda del sujeto, que le indicaba qué mensaje debía seguir. Los resultados obte- izquierda del sujeto, que le indicaba qué mensaje debía seguir. Los resultados obte-
nidos mostraron que los sujetos no recordaban nada del mensaje no sombreado, ni nidos mostraron que los sujetos no recordaban nada del mensaje no sombreado, ni
eran capaces de percibir cambios sintácticos y/o semánticos importantes de él. Ade- eran capaces de percibir cambios sintácticos y/o semánticos importantes de él. Ade-
más, ni siquiera podían informar sobre el idioma en que había sido pronunciado. Como más, ni siquiera podían informar sobre el idioma en que había sido pronunciado. Como
mucho, eran capaces de percibir algunos cambios que se podían producir en las carac- mucho, eran capaces de percibir algunos cambios que se podían producir en las carac-
terísticas físicas del mensaje, tales como un cambio en la voz cuando se pasaba de una terísticas físicas del mensaje, tales como un cambio en la voz cuando se pasaba de una
voz masculina a una femenina. voz masculina a una femenina.
A partir de estos resultados, Cherry concluyó que sólo podemos atender a una A partir de estos resultados, Cherry concluyó que sólo podemos atender a una
cosa a la vez. Y Broadbent (1958), junto con otros autores los retomó para elaborar cosa a la vez. Y Broadbent (1958), junto con otros autores los retomó para elaborar
su modelo de filtro rígido, que postulaba que la información no atendida no es pro- su modelo de filtro rígido, que postulaba que la información no atendida no es pro-
cesada. cesada.
106 Psicología de la atención 106 Psicología de la atención

Pero muy pronto comenzaron a surgir otros resultados que se oponían frontalmente Pero muy pronto comenzaron a surgir otros resultados que se oponían frontalmente
a la idea de un filtro rígido que no deja procesar nada de la información irrelevante. Ya a la idea de un filtro rígido que no deja procesar nada de la información irrelevante. Ya
en los estudios de Cherry los sujetos eran capaces de apreciar ciertas características del en los estudios de Cherry los sujetos eran capaces de apreciar ciertas características del
mensaje no atendido, tales como cambios en el timbre de voz, lo cual implica que los mensaje no atendido, tales como cambios en el timbre de voz, lo cual implica que los
mensajes irrelevantes no son totalmente eliminados por el filtro, sino que reciben algún mensajes irrelevantes no son totalmente eliminados por el filtro, sino que reciben algún
tipo de procesamiento al menos de sus propiedades sensoriales. Además, el mismo tipo de procesamiento al menos de sus propiedades sensoriales. Además, el mismo
Cherry desarrolló en 1953 una variante experimental en la que se introducían ciertas Cherry desarrolló en 1953 una variante experimental en la que se introducían ciertas
variaciones en el mensaje irrelevante: aproximadamente a mitad de la tarea se modifi- variaciones en el mensaje irrelevante: aproximadamente a mitad de la tarea se modifi-
caba la voz de masculina a femenina, o viceversa, o el idioma de inglés a alemán, o inclu- caba la voz de masculina a femenina, o viceversa, o el idioma de inglés a alemán, o inclu-
so se sustituía el mensaje por una señal auditiva. Cuando se les preguntó a los sujetos so se sustituía el mensaje por una señal auditiva. Cuando se les preguntó a los sujetos
posteriormente sobre las características del mensaje irrelevante, éstos no recordaban posteriormente sobre las características del mensaje irrelevante, éstos no recordaban
el contenido del mensaje ni el idioma, pero algunos percibieron el cambio de voz y la el contenido del mensaje ni el idioma, pero algunos percibieron el cambio de voz y la
señal auditiva. Estos resultados parecían evidenciar que el mensaje irrelevante recibe señal auditiva. Estos resultados parecían evidenciar que el mensaje irrelevante recibe
un procesamiento de, al menos, ciertos rasgos sensoriales elementales. un procesamiento de, al menos, ciertos rasgos sensoriales elementales.
Por su parte, Treisman (1960) realizó un experimento de seguimiento dicótico en Por su parte, Treisman (1960) realizó un experimento de seguimiento dicótico en
el que pedía a los sujetos que dividiesen su atención entre dos mensajes simultáneos. el que pedía a los sujetos que dividiesen su atención entre dos mensajes simultáneos.
La tarea primaria consistía en sombrear uno de los mensajes, y la tarea secundaria La tarea primaria consistía en sombrear uno de los mensajes, y la tarea secundaria
consistía en detectar una letra que podía ser emitida en cualquiera de los oídos. La consistía en detectar una letra que podía ser emitida en cualquiera de los oídos. La
letra crítica unas veces era pronunciada con la misma voz que la del mensaje princi- letra crítica unas veces era pronunciada con la misma voz que la del mensaje princi-
pal, y otras veces con un timbre de voz diferente. En el primer caso el rendimiento pal, y otras veces con un timbre de voz diferente. En el primer caso el rendimiento
de los sujetos era escaso cuando la palabra crítica era presentada en medio del men- de los sujetos era escaso cuando la palabra crítica era presentada en medio del men-
saje irrelevante. En cambio, cuando tenía lugar el cambio de voz, los sujetos mostra- saje irrelevante. En cambio, cuando tenía lugar el cambio de voz, los sujetos mostra-
ron una mayor precisión en la tarea de detección, con independencia de que la letra ron una mayor precisión en la tarea de detección, con independencia de que la letra
crítica se presentara en el mensaje relevante o irrelevante. Puesto que, además, la crítica se presentara en el mensaje relevante o irrelevante. Puesto que, además, la
tarea de detección adicional no interfirió con la tarea principal de sombreado, se con- tarea de detección adicional no interfirió con la tarea principal de sombreado, se con-
cluyó que la atención no dejó de centrarse en ningún momento en el mensaje rele- cluyó que la atención no dejó de centrarse en ningún momento en el mensaje rele-
vante. Estos resultados indicaron que el filtro no es de todo o nada, ya que permite vante. Estos resultados indicaron que el filtro no es de todo o nada, ya que permite
un cierto análisis del mensaje irrelevante. un cierto análisis del mensaje irrelevante.
A partir de estos datos, Treisman elaboró su modelo de filtro atenuado (véase Capí- A partir de estos datos, Treisman elaboró su modelo de filtro atenuado (véase Capí-
tulo 3) que postulaba que, aunque los mensajes no relevantes reciban un procesamiento tulo 3) que postulaba que, aunque los mensajes no relevantes reciban un procesamiento
más restrictivo que los mensajes relevantes, el filtro no actúa rígidamente. La restric- más restrictivo que los mensajes relevantes, el filtro no actúa rígidamente. La restric-
ción del filtro consiste en que los estímulos que no pasan por el filtro son analizados de ción del filtro consiste en que los estímulos que no pasan por el filtro son analizados de
modo menos eficaz ya que se trata de señales más “débiles”. Este modelo de filtro ate- modo menos eficaz ya que se trata de señales más “débiles”. Este modelo de filtro ate-
nuado explica más cosas que el modelo de filtro rígido, y puso en guardia contra una nuado explica más cosas que el modelo de filtro rígido, y puso en guardia contra una
concepción excesivamente rígida de los mecanismos implicados en la selección aten- concepción excesivamente rígida de los mecanismos implicados en la selección aten-
cional de la información. El propio Broadbent reelaboró su modelo en 1971, sustitu- cional de la información. El propio Broadbent reelaboró su modelo en 1971, sustitu-
yendo la noción de bloquear por la de atenuar. Sin embargo, el concepto de atenuación yendo la noción de bloquear por la de atenuar. Sin embargo, el concepto de atenuación
presenta una cierta ambigüedad. Por ejemplo, ¿qué significa atenuar un mensaje? ¿se presenta una cierta ambigüedad. Por ejemplo, ¿qué significa atenuar un mensaje? ¿se
trata de disminuir la intensidad física del mensaje no atendido, o es otra cosa distinta? trata de disminuir la intensidad física del mensaje no atendido, o es otra cosa distinta?
Pues bien, el problema sigue sin ser resuelto. Está claro que hoy día queda totalmente Pues bien, el problema sigue sin ser resuelto. Está claro que hoy día queda totalmente
superado el concepto de filtro rígido. Pero la cuestión sobre el tipo de procesamiento superado el concepto de filtro rígido. Pero la cuestión sobre el tipo de procesamiento
que recibe la información no atendida no ha recibido una respuesta clara. que recibe la información no atendida no ha recibido una respuesta clara.
A partir de los años 60, el tema se ha planteado en los siguientes términos: ¿reci- A partir de los años 60, el tema se ha planteado en los siguientes términos: ¿reci-
ben los mensajes irrelevantes un procesamiento exclusivamente de sus rasgos físicos o ben los mensajes irrelevantes un procesamiento exclusivamente de sus rasgos físicos o
también se procesan semánticamente? Diversos estudios desarrollados dentro del con- también se procesan semánticamente? Diversos estudios desarrollados dentro del con-
Capítulo 4: Atención selectiva 107 Capítulo 4: Atención selectiva 107

texto de la escucha dicótica (Corteen y Wood, 1972; Dawson y Schell, 1982; Lewis, 1970; texto de la escucha dicótica (Corteen y Wood, 1972; Dawson y Schell, 1982; Lewis, 1970;
Moray, 1969; Porster y Govier, 1978; Von Wright, Anderson y Stenman, 1975) parecen Moray, 1969; Porster y Govier, 1978; Von Wright, Anderson y Stenman, 1975) parecen
evidenciar que el procesamiento de la información no atendida puede ser no sólo sen- evidenciar que el procesamiento de la información no atendida puede ser no sólo sen-
sorial sino también semántica. Uno de los estudios más clásicos es el de Moray (1969), sorial sino también semántica. Uno de los estudios más clásicos es el de Moray (1969),
quien evidenció que si en el mensaje no atendido se incluía el nombre del sujeto, éste quien evidenció que si en el mensaje no atendido se incluía el nombre del sujeto, éste
era capaz de detectarlo. era capaz de detectarlo.
El estudio de Moray es un ejemplo de cómo el sujeto puede llegar a procesar semán- El estudio de Moray es un ejemplo de cómo el sujeto puede llegar a procesar semán-
ticamente y de forma consciente la información no atendida. Pero otros estudios evi- ticamente y de forma consciente la información no atendida. Pero otros estudios evi-
dencian cómo, a pesar de que el sujeto no es capaz de recordar el contenido semántico dencian cómo, a pesar de que el sujeto no es capaz de recordar el contenido semántico
del mensaje no atendido, dicha información es procesada semánticamente a nivel incons- del mensaje no atendido, dicha información es procesada semánticamente a nivel incons-
ciente. Lewis (1970), por ejemplo, llevó a cabo una modificación del paradigma de segui- ciente. Lewis (1970), por ejemplo, llevó a cabo una modificación del paradigma de segui-
miento dicótico que consistía en que los sujetos tenían que repetir en voz alta un men- miento dicótico que consistía en que los sujetos tenían que repetir en voz alta un men-
saje relevante compuesto por una lista de palabras, y simultáneamente recibían otra saje relevante compuesto por una lista de palabras, y simultáneamente recibían otra
lista de palabras en el otro canal. El factor crítico consistía en que a veces el par de pala- lista de palabras en el otro canal. El factor crítico consistía en que a veces el par de pala-
bras presentadas en ambos canales eran sinónimos (por ejemplo, bello-bonito; alto-lar- bras presentadas en ambos canales eran sinónimos (por ejemplo, bello-bonito; alto-lar-
go), mientras que los pares de control no presentan analogía semántica (por ejemplo, go), mientras que los pares de control no presentan analogía semántica (por ejemplo,
reloj-mesa; pared-vaso). El objetivo de Lewis era determinar si existía mayor interfe- reloj-mesa; pared-vaso). El objetivo de Lewis era determinar si existía mayor interfe-
rencia en los pares sinónimos que en los pares de control. Si éste era el caso, podía inter- rencia en los pares sinónimos que en los pares de control. Si éste era el caso, podía inter-
pretarse entonces que tanto el mensaje relevante como el irrelevante habían sufrido un pretarse entonces que tanto el mensaje relevante como el irrelevante habían sufrido un
análisis semántico. Lewis registró el tiempo que el sujeto tardaba en nombrar la pala- análisis semántico. Lewis registró el tiempo que el sujeto tardaba en nombrar la pala-
bra tras su presentación, así como la precisión de la respuesta. Tal como se esperaba, bra tras su presentación, así como la precisión de la respuesta. Tal como se esperaba,
en los pares sinónimos la latencia de respuesta fue más alta que en la de pares de con- en los pares sinónimos la latencia de respuesta fue más alta que en la de pares de con-
trol –la diferencia media en la latencia de respuesta para ambas condiciones fue de 33 trol –la diferencia media en la latencia de respuesta para ambas condiciones fue de 33
milisegundos–, lo que se interpretó como un efecto de interferencia del mensaje irre- milisegundos–, lo que se interpretó como un efecto de interferencia del mensaje irre-
levante. No obstante, esta interferencia tan sólo duró en los primeros ensayos. Pero, de levante. No obstante, esta interferencia tan sólo duró en los primeros ensayos. Pero, de
todas las investigaciones llevadas a cabo en este contexto, una de las más importantes todas las investigaciones llevadas a cabo en este contexto, una de las más importantes
ha sido el estudio de Corteen y Wood (1972). En una primera fase de su experimento ha sido el estudio de Corteen y Wood (1972). En una primera fase de su experimento
estos autores condicionaron el nombre de una serie de ciudades con un cambio en la estos autores condicionaron el nombre de una serie de ciudades con un cambio en la
respuesta electrodermal –en la fase de adquisición del condicionamiento, cada vez que respuesta electrodermal –en la fase de adquisición del condicionamiento, cada vez que
aparecían ciertos nombres de ciudades (EC: estímulo condicionado), el sujeto recibía aparecían ciertos nombres de ciudades (EC: estímulo condicionado), el sujeto recibía
una pequeña descarga eléctrica (EI: estímulo incondicionado) que provocaba un cam- una pequeña descarga eléctrica (EI: estímulo incondicionado) que provocaba un cam-
bio en la respuesta electrodermal–. En una segunda fase, los mismos sujetos llevaban a bio en la respuesta electrodermal–. En una segunda fase, los mismos sujetos llevaban a
cabo una tarea de seguimiento y eran instruidos para que se focalizaran en el mensaje cabo una tarea de seguimiento y eran instruidos para que se focalizaran en el mensaje
relevante. Lo que los sujetos desconocían es que el mensaje irrelevante incluía el nom- relevante. Lo que los sujetos desconocían es que el mensaje irrelevante incluía el nom-
bre de aquellas ciudades que habían sido condicionadas, entre otras. Pues bien, una vez bre de aquellas ciudades que habían sido condicionadas, entre otras. Pues bien, una vez
acabada la tarea de seguimiento, los sujetos no eran capaces de informar sobre las pala- acabada la tarea de seguimiento, los sujetos no eran capaces de informar sobre las pala-
bras que habían oído por el canal no atendido o de cuál había sido su respuesta elec- bras que habían oído por el canal no atendido o de cuál había sido su respuesta elec-
trodermal. Sin embargo, el registro electrofisiológico realizado durante la tarea de segui- trodermal. Sin embargo, el registro electrofisiológico realizado durante la tarea de segui-
miento mostró cómo, cuando se presentaba en el mensaje irrelevante alguno de los miento mostró cómo, cuando se presentaba en el mensaje irrelevante alguno de los
nombres de ciudad condicionados se producía un incremento de la respuesta electro- nombres de ciudad condicionados se producía un incremento de la respuesta electro-
dermal en un 37,7% de los ensayos, frente a un 8,7% de las presentaciones de palabras dermal en un 37,7% de los ensayos, frente a un 8,7% de las presentaciones de palabras
totalmente nuevas. Ello evidenciaba que, a pesar de ser inconsciente, el sujeto lleva a totalmente nuevas. Ello evidenciaba que, a pesar de ser inconsciente, el sujeto lleva a
cabo un análisis semántico de la información no atendida. cabo un análisis semántico de la información no atendida.
Diversas investigaciones (Dawson y Schell, 1982; Forster y Govier, 1978; Von Wright Diversas investigaciones (Dawson y Schell, 1982; Forster y Govier, 1978; Von Wright
et al., 1975) han obtenido resultados similares a los de Corteen y Wood. No obstante, et al., 1975) han obtenido resultados similares a los de Corteen y Wood. No obstante,
108 Psicología de la atención 108 Psicología de la atención

otros investigadores no han logrado replicar totalmente el fenómeno (Davis y Smith, otros investigadores no han logrado replicar totalmente el fenómeno (Davis y Smith,
1972; Treisman y Geffen, 1967; Wardlaw y Kroll, 1976). Incluso Corteen y Wood, en una 1972; Treisman y Geffen, 1967; Wardlaw y Kroll, 1976). Incluso Corteen y Wood, en una
serie de intentos realizados en el mismo laboratorio, no han podido obtener sistemáti- serie de intentos realizados en el mismo laboratorio, no han podido obtener sistemáti-
camente los mismos resultados (Neisser, 1976; Norman, 1978; para una revisión, véase camente los mismos resultados (Neisser, 1976; Norman, 1978; para una revisión, véase
Vila y Tudela, 1982). Los argumentos utilizados para intentar explicar estas discrepan- Vila y Tudela, 1982). Los argumentos utilizados para intentar explicar estas discrepan-
cias experimentales han sido diversos. Ortells y Fuentes (1992) han hecho una revisión cias experimentales han sido diversos. Ortells y Fuentes (1992) han hecho una revisión
sistemática sobre este tema. Para estos autores, las posibles causas de dichas discrepan- sistemática sobre este tema. Para estos autores, las posibles causas de dichas discrepan-
cias residen fundamentalmente en ciertas dificultades metodológicas que presenta la téc- cias residen fundamentalmente en ciertas dificultades metodológicas que presenta la téc-
nica de escucha dicótica relativas a la forma en que se dan las instrucciones al sujeto, la nica de escucha dicótica relativas a la forma en que se dan las instrucciones al sujeto, la
fiabilidad de las medidas utilizadas o la manipulación de variables relacionadas con la fiabilidad de las medidas utilizadas o la manipulación de variables relacionadas con la
tarea de seguimiento –tipo de mensaje seguido, tasa de presentación, nivel de práctica tarea de seguimiento –tipo de mensaje seguido, tasa de presentación, nivel de práctica
de la tarea, frecuencia de las palabras no atendidas, oído de presentación–. Por ejemplo, de la tarea, frecuencia de las palabras no atendidas, oído de presentación–. Por ejemplo,
en algunos estudios (por ejemplo, Norman, 1969) de escucha selectiva se instruye al suje- en algunos estudios (por ejemplo, Norman, 1969) de escucha selectiva se instruye al suje-
to para que ignore el mensaje irrelevante, pero al mismo tiempo se le pregunta por cier- to para que ignore el mensaje irrelevante, pero al mismo tiempo se le pregunta por cier-
tas características del mismo a lo largo de la sesión experimental. Lo normal es que bajo tas características del mismo a lo largo de la sesión experimental. Lo normal es que bajo
estas circunstancias el sujeto experimental no ignore la información no relevante (Davis estas circunstancias el sujeto experimental no ignore la información no relevante (Davis
y Smith, 1972; Lyons, 1974) sino que intente procesarla en parte. Otro hecho importan- y Smith, 1972; Lyons, 1974) sino que intente procesarla en parte. Otro hecho importan-
te es por qué oído –derecho o izquierdo– se presenta la información no atendida: en tér- te es por qué oído –derecho o izquierdo– se presenta la información no atendida: en tér-
minos generales parece que, cuando el mensaje irrelevante se presenta por el oído izquier- minos generales parece que, cuando el mensaje irrelevante se presenta por el oído izquier-
do, los sujetos son capaces de detectar cambios semánticos en el significado del mensaje do, los sujetos son capaces de detectar cambios semánticos en el significado del mensaje
no atendido (Corteen y Dunn, 1974; Corteen y Wood, 1972; Forster y Govier, 1978). Por no atendido (Corteen y Dunn, 1974; Corteen y Wood, 1972; Forster y Govier, 1978). Por
el contrario, dichos cambios no son detectados cuando se contrabalancea el oído de pre- el contrario, dichos cambios no son detectados cuando se contrabalancea el oído de pre-
sentación (Wardlaw y Kroll, 1976). sentación (Wardlaw y Kroll, 1976).
Esta situación podría inducir a pensar que no se puede llegar a resultados con- Esta situación podría inducir a pensar que no se puede llegar a resultados con-
cluyentes. Sin embargo, otros estudios fuera del contexto de la escucha dicótica han cluyentes. Sin embargo, otros estudios fuera del contexto de la escucha dicótica han
evidenciado el procesamiento semántico de la información no atendida. Dichos estu- evidenciado el procesamiento semántico de la información no atendida. Dichos estu-
dios provienen del campo de la atención espacial y de las teorías de la automaticidad dios provienen del campo de la atención espacial y de las teorías de la automaticidad
cuando utilizan la técnica de priming. En concreto: cuando utilizan la técnica de priming. En concreto:

1) Diversos estudios de atención espacial han encontrado efectos de facilitación 1) Diversos estudios de atención espacial han encontrado efectos de facilitación
semántica de estímulos parafoveales no atendidos que son enmascarados y/o semántica de estímulos parafoveales no atendidos que son enmascarados y/o
presentados con un tiempo de exposición muy corto para impedir la identifi- presentados con un tiempo de exposición muy corto para impedir la identifi-
cación consciente de los mismos (Bradshaw, 1974; Fuentes, 1987; Marcel, 1983; cación consciente de los mismos (Bradshaw, 1974; Fuentes, 1987; Marcel, 1983;
Underwood, 1980; Willows y McKinnon, 1973). Sin embargo, la investigación Underwood, 1980; Willows y McKinnon, 1973). Sin embargo, la investigación
del procesamiento semántico en la parafóvea se ha caracterizado también por del procesamiento semántico en la parafóvea se ha caracterizado también por
una notable variabilidad en los resultados encontrados. Con frecuencia los una notable variabilidad en los resultados encontrados. Con frecuencia los
efectos de facilitación obtenidos han sido de baja magnitud y, en tareas simi- efectos de facilitación obtenidos han sido de baja magnitud y, en tareas simi-
lares, los estímulos previos parafoveales han dado lugar a efectos opuestos de lares, los estímulos previos parafoveales han dado lugar a efectos opuestos de
facilitación e interferencia (por ejemplo, Ortells, 1989). facilitación e interferencia (por ejemplo, Ortells, 1989).
2) Por su parte, las teorías de la automaticidad han entendido que el priming es 2) Por su parte, las teorías de la automaticidad han entendido que el priming es
un proceso de activación automática, y para ello han intentado evidenciar si un proceso de activación automática, y para ello han intentado evidenciar si
dicho efecto cumple los requisitos de un proceso automático. Puesto que uno dicho efecto cumple los requisitos de un proceso automático. Puesto que uno
de estos requisitos es el de ser de naturaleza inconsciente, diversos estudios se de estos requisitos es el de ser de naturaleza inconsciente, diversos estudios se
han orientado a analizar si el fenómeno de priming semántico se produce aún han orientado a analizar si el fenómeno de priming semántico se produce aún
cuando el sujeto no es consciente de la presencia del estímulo señal (prime). cuando el sujeto no es consciente de la presencia del estímulo señal (prime).
Para ello, se ha presentado el estímulo señal durante un período de tiempo lo Para ello, se ha presentado el estímulo señal durante un período de tiempo lo
Capítulo 4: Atención selectiva 109 Capítulo 4: Atención selectiva 109

suficientemente breve como para que el sujeto no sea consciente de sus carac- suficientemente breve como para que el sujeto no sea consciente de sus carac-
terísticas (Balota, 1983). Los resultados observados son que, a pesar de que el terísticas (Balota, 1983). Los resultados observados son que, a pesar de que el
sujeto no puede informar sobre las características del estímulo señal, dicho sujeto no puede informar sobre las características del estímulo señal, dicho
estímulo afecta al procesamiento del estímulo de prueba. estímulo afecta al procesamiento del estímulo de prueba.

Resumiendo, parece claro que la información no atendida es procesada en parte. Resumiendo, parece claro que la información no atendida es procesada en parte.
La mayoría de los estudios apuntan a afirmar que dicho procesamiento puede llegar La mayoría de los estudios apuntan a afirmar que dicho procesamiento puede llegar
a ser, aunque inconsciente, de naturaleza semántica. a ser, aunque inconsciente, de naturaleza semántica.

4.7. Mecanismos de interferencia e inhibitorios de la atención selectiva 4.7. Mecanismos de interferencia e inhibitorios de la atención selectiva

Ya hemos indicado que una de las funciones de la atención selectiva es ignorar la in- Ya hemos indicado que una de las funciones de la atención selectiva es ignorar la in-
formación no relevante o distractores, e inhibir las respuestas incompatibles con la tarea formación no relevante o distractores, e inhibir las respuestas incompatibles con la tarea
principal. Cuando el sujeto no es capaz de controlar estos aspectos decimos que, en el principal. Cuando el sujeto no es capaz de controlar estos aspectos decimos que, en el
primero de los casos, se produce el fenómeno conocido con el nombre de distracción. primero de los casos, se produce el fenómeno conocido con el nombre de distracción.
En el segundo de los casos, se habla de interferencia de respuestas incompatibles. En el segundo de los casos, se habla de interferencia de respuestas incompatibles.
Hasta estos momentos, los estudios sobre la atención selectiva se han centrado fun- Hasta estos momentos, los estudios sobre la atención selectiva se han centrado fun-
damentalmente en el análisis de los procesos de focalización. Sin embargo, cada vez es damentalmente en el análisis de los procesos de focalización. Sin embargo, cada vez es
mayor el interés que suscita el análisis de los procesos de interferencia y, muy especial- mayor el interés que suscita el análisis de los procesos de interferencia y, muy especial-
mente, de inhibición (véase, para una revisión, Dagenbach y Thomas, 1994). Veamos mente, de inhibición (véase, para una revisión, Dagenbach y Thomas, 1994). Veamos
más detenidamente cada una de estas áreas. Para ello vamos a analizar, en primer lugar, más detenidamente cada una de estas áreas. Para ello vamos a analizar, en primer lugar,
cómo influyen los estímulos distractores en el procesamiento de la información atendi- cómo influyen los estímulos distractores en el procesamiento de la información atendi-
da. Posteriormente, analizaremos el fenómeno de inhibición no como un efecto negati- da. Posteriormente, analizaremos el fenómeno de inhibición no como un efecto negati-
vo en la atención selectiva, sino precisamente como una forma de control de la atención. vo en la atención selectiva, sino precisamente como una forma de control de la atención.

4.7.1. El papel de los estímulos distractores 4.7.1. El papel de los estímulos distractores

Puesto que la presencia de estímulos irrelevantes interfiere o impide el adecua- Puesto que la presencia de estímulos irrelevantes interfiere o impide el adecua-
do procesamiento de los estímulos relevantes, ¿tienen los estímulos distractores cier- do procesamiento de los estímulos relevantes, ¿tienen los estímulos distractores cier-
tas cualidades que les hagan ser más difíciles de ignorar? tas cualidades que les hagan ser más difíciles de ignorar?
En primer lugar, los estímulos distractores pueden tener características que, en sí En primer lugar, los estímulos distractores pueden tener características que, en sí
mismas, los hacen atrayentes para el sujeto. Ya vimos en el Capítulo 1 que existen mismas, los hacen atrayentes para el sujeto. Ya vimos en el Capítulo 1 que existen
toda una serie de factores relativos a las características de los objetos (tamaño, color, toda una serie de factores relativos a las características de los objetos (tamaño, color,
movimiento, etc.) que hacen que nuestra atención se preste, de forma involuntaria, a movimiento, etc.) que hacen que nuestra atención se preste, de forma involuntaria, a
ciertos aspectos del ambiente. En la medida en que aparecen estos factores determi- ciertos aspectos del ambiente. En la medida en que aparecen estos factores determi-
nantes externos, y éstos no sean relevantes para nuestro objetivo principal, es decir, nantes externos, y éstos no sean relevantes para nuestro objetivo principal, es decir,
se conviertan en distractores, provocará fallos en los procesos de focalización de la se conviertan en distractores, provocará fallos en los procesos de focalización de la
información relevante. información relevante.
A nivel de procesamiento de la información, la mayor parte de las investigacio- A nivel de procesamiento de la información, la mayor parte de las investigacio-
nes que han estudiado sistemáticamente el papel de los estímulos distractores se han nes que han estudiado sistemáticamente el papel de los estímulos distractores se han
centrado en analizar la relación existente entre estímulos objetivo o información rele- centrado en analizar la relación existente entre estímulos objetivo o información rele-
vante y distractores o información irrelevante. Las aportaciones más importantes vante y distractores o información irrelevante. Las aportaciones más importantes
obtenidas en este contexto son las siguientes. obtenidas en este contexto son las siguientes.
110 Psicología de la atención 110 Psicología de la atención

1) En primer lugar, se ha observado que la similitud física entre estímulos rele- 1) En primer lugar, se ha observado que la similitud física entre estímulos rele-
vantes e irrelevantes provoca distraibilidad fácilmente. Este supuesto ha sido vantes e irrelevantes provoca distraibilidad fácilmente. Este supuesto ha sido
evidenciado por los modelos de filtro y las investigaciones llevadas a cabo en evidenciado por los modelos de filtro y las investigaciones llevadas a cabo en
el ámbito de la atención espacial y la búsqueda visual. el ámbito de la atención espacial y la búsqueda visual.
2) En el caso concreto de la atención espacial se observa que una variable impor- 2) En el caso concreto de la atención espacial se observa que una variable impor-
tante es la distancia espacial existente entre estímulos objetivo y estímulos dis- tante es la distancia espacial existente entre estímulos objetivo y estímulos dis-
tractores. El poder inhibitorio de estos últimos es especialmente relevante cuan- tractores. El poder inhibitorio de estos últimos es especialmente relevante cuan-
do su distancia con respecto a los estímulos objetivo es menor a 1 grado de ángulo do su distancia con respecto a los estímulos objetivo es menor a 1 grado de ángulo
visual. La razón de ello, obviamente, es que esa distancia hace que el distractor visual. La razón de ello, obviamente, es que esa distancia hace que el distractor
se encuentre dentro del foco de atención y que sea, por lo tanto, procesado. se encuentre dentro del foco de atención y que sea, por lo tanto, procesado.
3) En cuanto a la relación semántica entre estímulos relevantes y distractores, se 3) En cuanto a la relación semántica entre estímulos relevantes y distractores, se
ha observado que, efectivamente, cuando existe dicha relación los distracto- ha observado que, efectivamente, cuando existe dicha relación los distracto-
res producen una interferencia semántica. Las evidencias más importantes de res producen una interferencia semántica. Las evidencias más importantes de
este fenómeno se han encontrado al estudiar los efectos de priming negativo y este fenómeno se han encontrado al estudiar los efectos de priming negativo y
el efecto Stroop. el efecto Stroop.
En el caso del paradigma de priming, se ha observado que en ocasiones produce En el caso del paradigma de priming, se ha observado que en ocasiones produce
un efecto negativo. Dicho efecto viene provocado porque el prime evoca una un efecto negativo. Dicho efecto viene provocado porque el prime evoca una
representación mental que inhibe procesos que son necesarios para la selección representación mental que inhibe procesos que son necesarios para la selección
y ejecución de la respuesta al objeto target. El paso siguiente ha sido analizar qué y ejecución de la respuesta al objeto target. El paso siguiente ha sido analizar qué
rasgos del prime producen tal efecto negativo. Ciertos estudios evidencian que el rasgos del prime producen tal efecto negativo. Ciertos estudios evidencian que el
mecanismo inhibitorio no parece estar asociado ni con los rasgos visuales del pri- mecanismo inhibitorio no parece estar asociado ni con los rasgos visuales del pri-
me (Tipper y Driver, 1988) ni con la localización retinal de éste (Tipper, Brehaut me (Tipper y Driver, 1988) ni con la localización retinal de éste (Tipper, Brehaut
y Driver, 1990). En cambio, un factor que sí parece ser importante es el curso tem- y Driver, 1990). En cambio, un factor que sí parece ser importante es el curso tem-
poral de la inhibición, esto es, el tiempo que dura el proceso de inhibición. Neill poral de la inhibición, esto es, el tiempo que dura el proceso de inhibición. Neill
y Westberry (1987) sugieren que la inhibición decae rápidamente. Ellos obser- y Westberry (1987) sugieren que la inhibición decae rápidamente. Ellos obser-
varon un priming negativo en una tarea Stroop cuando el intervalo entre el pri- varon un priming negativo en una tarea Stroop cuando el intervalo entre el pri-
me y el probe era de 102 milisegundos, pero no cuando era de 202 milisegundos. me y el probe era de 102 milisegundos, pero no cuando era de 202 milisegundos.
En cambio, Styles (1987) ha observado priming negativo en una tarea que requie- En cambio, Styles (1987) ha observado priming negativo en una tarea que requie-
re denominación rápida de letras en un intervalo estímulo-respuesta de aproxi- re denominación rápida de letras en un intervalo estímulo-respuesta de aproxi-
madamente 5 segundos. De forma similar, Hasher, Stoltzfus, Zacks y Rypma madamente 5 segundos. De forma similar, Hasher, Stoltzfus, Zacks y Rypma
(1991) han sugerido que la inhibición puede que no se decline rápidamente. (1991) han sugerido que la inhibición puede que no se decline rápidamente.
En cuanto al efecto Stroop, éste se ha definido como un ejemplo típico en el En cuanto al efecto Stroop, éste se ha definido como un ejemplo típico en el
que una señal o estímulo lleva a más de una respuesta al mismo tiempo; más que una señal o estímulo lleva a más de una respuesta al mismo tiempo; más
específicamente, el efecto Stroop es una clase especial de interferencia semán- específicamente, el efecto Stroop es una clase especial de interferencia semán-
tica de los estímulos irrelevantes –el significado de la palabra– sobre el proce- tica de los estímulos irrelevantes –el significado de la palabra– sobre el proce-
so de selección de la respuesta –denominación del color de la tinta en el que so de selección de la respuesta –denominación del color de la tinta en el que
la palabra está inmersa–. El efecto Stroop representa, por lo tanto, un claro la palabra está inmersa–. El efecto Stroop representa, por lo tanto, un claro
ejemplo de la imposibilidad que tiene el sujeto de ignorar características del ejemplo de la imposibilidad que tiene el sujeto de ignorar características del
estímulo que no son propiamente atendidas. estímulo que no son propiamente atendidas.
4) La modalidad sensorial por la que se presentan los estímulos distractores e 4) La modalidad sensorial por la que se presentan los estímulos distractores e
información relevante también es un factor importante. ¿Se produce la misma información relevante también es un factor importante. ¿Se produce la misma
interferencia cuando ambas informaciones se presentan por los mismos cana- interferencia cuando ambas informaciones se presentan por los mismos cana-
les sensoriales, o la interferencia es distinta cuando es producida por estímu- les sensoriales, o la interferencia es distinta cuando es producida por estímu-
los presentados por canales sensoriales distintos? los presentados por canales sensoriales distintos?
Capítulo 4: Atención selectiva 111 Capítulo 4: Atención selectiva 111

Ya vimos en el Capítulo 2 cómo el efecto Stroop ha sufrido diversas modifica- Ya vimos en el Capítulo 2 cómo el efecto Stroop ha sufrido diversas modifica-
ciones a partir de su versión original. Una de ellas es la de presentar una de las ciones a partir de su versión original. Una de ellas es la de presentar una de las
informaciones visualmente y la otra por la modalidad sensorial auditiva (Del- informaciones visualmente y la otra por la modalidad sensorial auditiva (Del-
claux, 1977; Green y Barber, 1983; MacClain, 1983; Thadray y Jones, 1971; claux, 1977; Green y Barber, 1983; MacClain, 1983; Thadray y Jones, 1971;
Warren, 1974). Normalmente, la modalidad más utilizada en estos casos es pre- Warren, 1974). Normalmente, la modalidad más utilizada en estos casos es pre-
sentar los estímulos a los que hay que responder visualmente, mientras que la sentar los estímulos a los que hay que responder visualmente, mientras que la
información interferente se presenta de forma acústica. La mayor parte de información interferente se presenta de forma acústica. La mayor parte de
estos estudios, salvo raras excepciones (véase, por ejemplo, Thraday y Jones, estos estudios, salvo raras excepciones (véase, por ejemplo, Thraday y Jones,
1971), evidencian que se produce un claro efecto de interferencia. 1971), evidencian que se produce un claro efecto de interferencia.
2) Aquellos estímulos distractores que previamente han sido considerados estímu- 2) Aquellos estímulos distractores que previamente han sido considerados estímu-
los objetivos provocan mayor interferencia. Esta variable ha sido denomina- los objetivos provocan mayor interferencia. Esta variable ha sido denomina-
da en ocasiones con el nombre de consistencia o correspondencia de las carac- da en ocasiones con el nombre de consistencia o correspondencia de las carac-
terísticas de los estímulos relevantes y distractores, y ha sido fundamentalmente terísticas de los estímulos relevantes y distractores, y ha sido fundamentalmente
estudiada en el contexto de las teorías de la automaticidad. Schneider y Shif- estudiada en el contexto de las teorías de la automaticidad. Schneider y Shif-
frin (1977), por ejemplo, llevaron a cabo un estudio utilizando el paradigma frin (1977), por ejemplo, llevaron a cabo un estudio utilizando el paradigma
de búsqueda visual. Los sujetos fueron sometidos a un entrenamiento con más de búsqueda visual. Los sujetos fueron sometidos a un entrenamiento con más
de 2000 ensayos de búsqueda con correspondencia consistente, esto es, una de 2000 ensayos de búsqueda con correspondencia consistente, esto es, una
situación en la que los estímulos distractores y los estímulos objetivos siempre situación en la que los estímulos distractores y los estímulos objetivos siempre
son los mismos a lo largo del experimento. Posteriormente, los experimenta- son los mismos a lo largo del experimento. Posteriormente, los experimenta-
dores cambiaron los papeles de los ítems, de forma que aquellos que habían dores cambiaron los papeles de los ítems, de forma que aquellos que habían
sido objetivos pasaron a ser distractores y los distractores pasaron a ser obje- sido objetivos pasaron a ser distractores y los distractores pasaron a ser obje-
tivos. La tasa de aciertos al principio del nuevo entrenamiento decayó muy por tivos. La tasa de aciertos al principio del nuevo entrenamiento decayó muy por
debajo de la obtenida al principio del entrenamiento primero (25% versus debajo de la obtenida al principio del entrenamiento primero (25% versus
55%). Esta interferencia se interpretó en los siguientes términos: a los sujetos 55%). Esta interferencia se interpretó en los siguientes términos: a los sujetos
les resulta prácticamente imposible ignorar los distractores porque habían auto- les resulta prácticamente imposible ignorar los distractores porque habían auto-
matizado la respuesta de responder a ellos como estímulos objetivo. matizado la respuesta de responder a ellos como estímulos objetivo.
3) Finalmente, la naturaleza del distractor –específica versus inespecífica– tam- 3) Finalmente, la naturaleza del distractor –específica versus inespecífica– tam-
bién es un factor importante. En concreto: bién es un factor importante. En concreto:

a) Los distractores que no son específicos por ejemplo, un fondo de ruido pue- a) Los distractores que no son específicos por ejemplo, un fondo de ruido pue-
den aumentar el nivel de concentración de una persona en la información den aumentar el nivel de concentración de una persona en la información
relevante en aquellos casos en los que el nivel de activación fisiológica es relevante en aquellos casos en los que el nivel de activación fisiológica es
bajo. Por el contrario, si el nivel de activación se encuentra en su punto ópti- bajo. Por el contrario, si el nivel de activación se encuentra en su punto ópti-
mo, los distractores generan interferencia. mo, los distractores generan interferencia.
b) En cambio, cuando los distractores son específicos, aparecen claras interfe- b) En cambio, cuando los distractores son específicos, aparecen claras interfe-
rencias debido a la incompatibilidad de los estímulos contextuales. rencias debido a la incompatibilidad de los estímulos contextuales.

4.7.2. Mecanismos inhibitorios para el control motor y cognitivo 4.7.2. Mecanismos inhibitorios para el control motor y cognitivo

Puesto que la selectividad tiene lugar no sólo a nivel perceptivo sino también a Puesto que la selectividad tiene lugar no sólo a nivel perceptivo sino también a
nivel de la fase de respuesta, un aspecto importante es estudiar cómo las respuestas nivel de la fase de respuesta, un aspecto importante es estudiar cómo las respuestas
inapropiadas o incompatibles pueden ser inhibidas de alguna manera. Desde este pun- inapropiadas o incompatibles pueden ser inhibidas de alguna manera. Desde este pun-
to de vista, la función inhibitoria puede también ser considerada como una estrate- to de vista, la función inhibitoria puede también ser considerada como una estrate-
gia de control selectivo de la atención. gia de control selectivo de la atención.
112 Psicología de la atención 112 Psicología de la atención

Dentro de esta línea destacan los trabajos de Logan y sus colaboradores (Logan, Dentro de esta línea destacan los trabajos de Logan y sus colaboradores (Logan,
1981,1982, 1983, 1985, 1988, 1989; Logan y Cowan, 1984; Logan, Cowan y Davies, 1981,1982, 1983, 1985, 1988, 1989; Logan y Cowan, 1984; Logan, Cowan y Davies,
1984; Zbrodoff y Logan, 1986; De Jong, Coles, Logan y Gratton, 1990), quienes inten- 1984; Zbrodoff y Logan, 1986; De Jong, Coles, Logan y Gratton, 1990), quienes inten-
tan conectar los estudios sobre control motor y control cognitivo. El punto de parti- tan conectar los estudios sobre control motor y control cognitivo. El punto de parti-
da de estos autores es que el control cognitivo depende en buena parte de la capaci- da de estos autores es que el control cognitivo depende en buena parte de la capaci-
dad que tiene el sujeto para inhibir aquellos cursos de pensamiento y de acción que dad que tiene el sujeto para inhibir aquellos cursos de pensamiento y de acción que
han dejado de ser relevantes para alcanzar las metas propuestas. han dejado de ser relevantes para alcanzar las metas propuestas.
Para estudiar estos mecanismos de control inhibitorio, el grupo de Logan ha utili- Para estudiar estos mecanismos de control inhibitorio, el grupo de Logan ha utili-
zado el paradigma experimental de la señal de stop. Tal y como se vió en el Capítulo 2, zado el paradigma experimental de la señal de stop. Tal y como se vió en el Capítulo 2,
este paradigma consiste en realizar una tarea principal durante la cual se presenta oca- este paradigma consiste en realizar una tarea principal durante la cual se presenta oca-
sionalmente una señal de stop que le indica al sujeto que no responda en ese ensayo. sionalmente una señal de stop que le indica al sujeto que no responda en ese ensayo.
En uno de sus primeros trabajos originales sobre el tema (Logan, 1981) desarrolló En uno de sus primeros trabajos originales sobre el tema (Logan, 1981) desarrolló
dos experimentos en los que se manipuló, por un lado, la predictibilidad de la señal de dos experimentos en los que se manipuló, por un lado, la predictibilidad de la señal de
stop con el fin de examinar las estrategias que los sujetos usan para controlar la proba- stop con el fin de examinar las estrategias que los sujetos usan para controlar la proba-
bilidad de inhibición y, por otro lado, se varió la discriminabilidad del estímulo y la com- bilidad de inhibición y, por otro lado, se varió la discriminabilidad del estímulo y la com-
patibilidad estímulo-respuesta para intentar localizar en qué punto del procesamiento patibilidad estímulo-respuesta para intentar localizar en qué punto del procesamiento
las respuestas llegan a ser balísticas. Para ello, utilizó en el experimento primero una las respuestas llegan a ser balísticas. Para ello, utilizó en el experimento primero una
tarea de elección de letras expuestas durante 500 milisegundos a lo largo del cual podía tarea de elección de letras expuestas durante 500 milisegundos a lo largo del cual podía
aparecer una señal de inhibición de la respuesta. Los resultados obtenidos mostraron aparecer una señal de inhibición de la respuesta. Los resultados obtenidos mostraron
que los sujetos podían inhibir sus respuestas de tiempo de reacción cuando la demora que los sujetos podían inhibir sus respuestas de tiempo de reacción cuando la demora
de la señal de stop se reducía, si bien dicha habilidad declinaba cuando se incrementa- de la señal de stop se reducía, si bien dicha habilidad declinaba cuando se incrementa-
ban las demoras, y que también eran capaces de ajustar la probabilidad de inhibición ban las demoras, y que también eran capaces de ajustar la probabilidad de inhibición
aumentando el tiempo de reacción en la respuesta para poder mejorar la habilidad de aumentando el tiempo de reacción en la respuesta para poder mejorar la habilidad de
inhibición. De esta forma se observó que los tiempos de reacción fueron más largos inhibición. De esta forma se observó que los tiempos de reacción fueron más largos
cuando la señal de stop aparecía en un 20% del total de ensayos que en aquella otra cuando la señal de stop aparecía en un 20% del total de ensayos que en aquella otra
condición experimental en la que la señal de stop aparecía en un 10% de las ocasiones. condición experimental en la que la señal de stop aparecía en un 10% de las ocasiones.
En un segundo experimento la tarea del sujeto consistió en indicar la posición de En un segundo experimento la tarea del sujeto consistió en indicar la posición de
una letra “X” presionando una llave específica. Las posiciones ofrecían mayor o menor una letra “X” presionando una llave específica. Las posiciones ofrecían mayor o menor
dificultad a la hora de que el ítem fuese discriminado, y las respuestas tenían que ser en dificultad a la hora de que el ítem fuese discriminado, y las respuestas tenían que ser en
ocasiones compatibles y en otras incompatibles con la posición juzgada. Las hipótesis ocasiones compatibles y en otras incompatibles con la posición juzgada. Las hipótesis
sugeridas por Logan fueron que si las respuestas eran balísticas tras la codificación del sugeridas por Logan fueron que si las respuestas eran balísticas tras la codificación del
estadio de comparación, la probabilidad de inhibición se vería afectada por la discrimi- estadio de comparación, la probabilidad de inhibición se vería afectada por la discrimi-
nabilidad del ítem, pero no por la posible competencia entre estímulo y respuesta; y que nabilidad del ítem, pero no por la posible competencia entre estímulo y respuesta; y que
si las respuestas eran balísticas tras el estadio de selección de la respuesta, las dos varia- si las respuestas eran balísticas tras el estadio de selección de la respuesta, las dos varia-
bles, discriminabilidad del estímulo y competencia estímulo-respuesta, producirían efec- bles, discriminabilidad del estímulo y competencia estímulo-respuesta, producirían efec-
tos negativos sobre la probabilidad de inhibición de la respuesta. Los resultados mos- tos negativos sobre la probabilidad de inhibición de la respuesta. Los resultados mos-
traron que ambas variables afectaron a la probabilidad de inhibición, con lo que se traron que ambas variables afectaron a la probabilidad de inhibición, con lo que se
concluyó que las respuestas son balísticas tras el estadio de selección de la respuesta. concluyó que las respuestas son balísticas tras el estadio de selección de la respuesta.
Posteriormente, Logan ha desarrollado diversos trabajos sobre este tema (Logan, Posteriormente, Logan ha desarrollado diversos trabajos sobre este tema (Logan,
1982; Logan, Cowan y Davis, 1984), casi todos ellos centrados en el estudio de la inhi- 1982; Logan, Cowan y Davis, 1984), casi todos ellos centrados en el estudio de la inhi-
bición de respuestas motoras, lo que le ha facilitado la elaboración formal de una teo- bición de respuestas motoras, lo que le ha facilitado la elaboración formal de una teo-
ría del acto del control (Logan y Cowan, 1986). Esta teoría califica la respuesta de inhi- ría del acto del control (Logan y Cowan, 1986). Esta teoría califica la respuesta de inhi-
bición en términos de una “carrera de caballos” entre dos conjuntos de procesos, uno bición en términos de una “carrera de caballos” entre dos conjuntos de procesos, uno
que genera una respuesta positiva para la tarea primaria y otro que genera una res- que genera una respuesta positiva para la tarea primaria y otro que genera una res-
puesta inhibitoria a la señal de stop. Las respuestas que no pueden pararse son con- puesta inhibitoria a la señal de stop. Las respuestas que no pueden pararse son con-
Capítulo 4: Atención selectiva 113 Capítulo 4: Atención selectiva 113

sideradas balísticas, y las respuestas que pueden ser detenidas se considera que están sideradas balísticas, y las respuestas que pueden ser detenidas se considera que están
sujetas a control atencional. En términos muy generales, la distinción reflejaría una sujetas a control atencional. En términos muy generales, la distinción reflejaría una
diferencia entre un procesamiento que está controlado por los estímulos ambienta- diferencia entre un procesamiento que está controlado por los estímulos ambienta-
les (o del ambiente o de la tarea) y un procesamiento que está controlado a nivel cen- les (o del ambiente o de la tarea) y un procesamiento que está controlado a nivel cen-
tral por mecanismos atencionales. tral por mecanismos atencionales.
CAPÍTULO 5 CAPÍTULO 5

ATENCIÓN DIVIDIDA ATENCIÓN DIVIDIDA

5.1. Introducción 5.1. Introducción

Supongamos que sigue usted en la fiesta en la que lo ubicamos en la introducción Supongamos que sigue usted en la fiesta en la que lo ubicamos en la introducción
del tema anterior. Usted sigue conversando animadamente con sus amigos, y presta del tema anterior. Usted sigue conversando animadamente con sus amigos, y presta
atención de forma selectiva a lo que éstos le dicen. De pronto, escucha el nombre de atención de forma selectiva a lo que éstos le dicen. De pronto, escucha el nombre de
una persona amiga que ha sido nombrado por el miembro de un grupo cercano al una persona amiga que ha sido nombrado por el miembro de un grupo cercano al
suyo. Si intenta atender a lo que se dice sobre él, la consecuencia inmediata es que no suyo. Si intenta atender a lo que se dice sobre él, la consecuencia inmediata es que no
puede atender simultáneamente lo que se está hablando en el grupo del que usted puede atender simultáneamente lo que se está hablando en el grupo del que usted
forma parte. Pero, posiblemente, lo intente. forma parte. Pero, posiblemente, lo intente.
El intentar escuchar dos conversaciones a un mismo tiempo puede que sea una El intentar escuchar dos conversaciones a un mismo tiempo puede que sea una
tarea difícil de llevar a cabo. Pero lo que sí es un hecho es que, en la mayoría de las tarea difícil de llevar a cabo. Pero lo que sí es un hecho es que, en la mayoría de las
ocasiones, el ambiente nos exige procesar dos o más fuentes de información al mis- ocasiones, el ambiente nos exige procesar dos o más fuentes de información al mis-
mo tiempo, o realizar dos tareas simultáneamente: conducir y charlar al mismo tiem- mo tiempo, o realizar dos tareas simultáneamente: conducir y charlar al mismo tiem-
po, ver la televisión mientras intentamos coser un botón de la camisa; leer y escuchar po, ver la televisión mientras intentamos coser un botón de la camisa; leer y escuchar
música, etc. música, etc.
En todos estos casos, no hay distractores ni preferencias atencionales por los estímu- En todos estos casos, no hay distractores ni preferencias atencionales por los estímu-
los que se presentan (Kahneman, 1973); por el contrario, el sujeto debe intentar aten- los que se presentan (Kahneman, 1973); por el contrario, el sujeto debe intentar aten-
der a todo de manera eficaz. Pues bien, cuando tiene lugar dicho tipo de situaciones es der a todo de manera eficaz. Pues bien, cuando tiene lugar dicho tipo de situaciones es
cuando se precisa la actuación de la atención dividida. cuando se precisa la actuación de la atención dividida.

5.2. Definición y concepto 5.2. Definición y concepto

La atención dividida hace referencia a la actividad mediante la cual se ponen en La atención dividida hace referencia a la actividad mediante la cual se ponen en
marcha los mecanismos que el organismo utiliza para dar respuesta ante las múltiples marcha los mecanismos que el organismo utiliza para dar respuesta ante las múltiples
demandas del ambiente. Enfatizamos el concepto de múltiples porque ahora se tra- demandas del ambiente. Enfatizamos el concepto de múltiples porque ahora se tra-
ta, no de seleccionar aspectos específicos de la información, sino de atender a todo lo ta, no de seleccionar aspectos específicos de la información, sino de atender a todo lo
que se pueda al mismo tiempo. que se pueda al mismo tiempo.
116 Psicología de la atención 116 Psicología de la atención

Al igual que en el caso de la atención focalizada, esta atención simultánea puede Al igual que en el caso de la atención focalizada, esta atención simultánea puede
tener lugar tanto en las primeras etapas del procesamiento –cuando hemos de atender tener lugar tanto en las primeras etapas del procesamiento –cuando hemos de atender
a toda la información al mismo tiempo–, como en las últimas etapas –cuando el ambien- a toda la información al mismo tiempo–, como en las últimas etapas –cuando el ambien-
te demanda la realización conjunta de dos o más tareas–. Ahora bien, al igual que los te demanda la realización conjunta de dos o más tareas–. Ahora bien, al igual que los
estudios de atención selectiva se han centrado fundamentalmente en las primeras eta- estudios de atención selectiva se han centrado fundamentalmente en las primeras eta-
pas del procesamiento –qué información es la seleccionada–, el énfasis en las investiga- pas del procesamiento –qué información es la seleccionada–, el énfasis en las investiga-
ciones sobre este tipo de atención no ha recaído tanto en el procesamiento de la infor- ciones sobre este tipo de atención no ha recaído tanto en el procesamiento de la infor-
mación como en las posibles respuestas que el organismo ha de emitir simultáneamente. mación como en las posibles respuestas que el organismo ha de emitir simultáneamente.
El hecho de tener que atender a tantas cosas al mismo tiempo da lugar a que la El hecho de tener que atender a tantas cosas al mismo tiempo da lugar a que la
atención dividida tenga que desarrollar unas estrategias que le hagan actuar de for- atención dividida tenga que desarrollar unas estrategias que le hagan actuar de for-
ma eficaz. Dichas estrategias son las siguientes: ma eficaz. Dichas estrategias son las siguientes:

1) En ocasiones podemos conseguir que nuestra atención oscile rápida e intermi- 1) En ocasiones podemos conseguir que nuestra atención oscile rápida e intermi-
tentemente, es decir, se desplace de una información/tarea a otra. Este tipo de tentemente, es decir, se desplace de una información/tarea a otra. Este tipo de
desplazamientos de la atención en situaciones de atención dividida se produce desplazamientos de la atención en situaciones de atención dividida se produce
principalmente en aquellos casos en que tenemos que atender a dos o más cosas principalmente en aquellos casos en que tenemos que atender a dos o más cosas
en las que está implicada la misma modalidad sensorial: oír dos conversaciones, en las que está implicada la misma modalidad sensorial: oír dos conversaciones,
mirar dos objetos que no están en el mismo campo visual, etc. mirar dos objetos que no están en el mismo campo visual, etc.
2) En otras ocasiones no podemos hacer que nuestra atención oscile, porque tene- 2) En otras ocasiones no podemos hacer que nuestra atención oscile, porque tene-
mos que atender de forma simultánea y continuada a dos cosas al mismo tiem- mos que atender de forma simultánea y continuada a dos cosas al mismo tiem-
po ¿Qué ocurre en estos casos? Parece que entonces la atención se distribuye, po ¿Qué ocurre en estos casos? Parece que entonces la atención se distribuye,
sin necesidad de estar sufriendo continuos desplazamientos. Éste ha sido el sin necesidad de estar sufriendo continuos desplazamientos. Éste ha sido el
supuesto fundamental de buena parte de los modelos teóricos atencionales supuesto fundamental de buena parte de los modelos teóricos atencionales
actuales: entender que el organismo cuenta con una serie de recursos atencio- actuales: entender que el organismo cuenta con una serie de recursos atencio-
nales que se distribuyen en función de las demandas exigidas en un momento nales que se distribuyen en función de las demandas exigidas en un momento
determinado. determinado.
3) Finalmente, la práctica favorece que las dos estrategias anteriores se lleven a 3) Finalmente, la práctica favorece que las dos estrategias anteriores se lleven a
cabo con mayor eficacia. Gracias a la práctica podemos mejorar la rapidez de cabo con mayor eficacia. Gracias a la práctica podemos mejorar la rapidez de
los oscilamientos de la atención. Pero el papel de esta variable ha sido anali- los oscilamientos de la atención. Pero el papel de esta variable ha sido anali-
zado fundamentalmente en el contexto de la ejecución de tareas: en la medi- zado fundamentalmente en el contexto de la ejecución de tareas: en la medi-
da en que se practica una actividad, la cantidad de recursos que consume es da en que se practica una actividad, la cantidad de recursos que consume es
menor, aunque la tarea sea difícil. Desde este punto de vista, se puede dar la menor, aunque la tarea sea difícil. Desde este punto de vista, se puede dar la
paradoja de necesitar concentrarnos más en tareas de un nivel de dificultad paradoja de necesitar concentrarnos más en tareas de un nivel de dificultad
medio o medio-alto, pero poco practicadas, que en tareas difíciles pero con un medio o medio-alto, pero poco practicadas, que en tareas difíciles pero con un
gran nivel de práctica. gran nivel de práctica.

5.3. Líneas de investigación 5.3. Líneas de investigación

Hemos indicado que la función de la atención dividida es procesar distintas fuen- Hemos indicado que la función de la atención dividida es procesar distintas fuen-
tes de información que acontecen a un mismo tiempo, o llevar a cabo varias tareas de tes de información que acontecen a un mismo tiempo, o llevar a cabo varias tareas de
forma simultánea. También hemos indicado que en muchas ocasiones el organismo forma simultánea. También hemos indicado que en muchas ocasiones el organismo
es capaz de llevar a cabo estas funciones. Pero, lógicamente, no siempre ocurre así. es capaz de llevar a cabo estas funciones. Pero, lógicamente, no siempre ocurre así.
A partir de estas afirmaciones nos podemos hacer dos grandes planteamientos en tor- A partir de estas afirmaciones nos podemos hacer dos grandes planteamientos en tor-
no al tema de la atención dividida, a saber: no al tema de la atención dividida, a saber:
Capítulo 5: Atención dividida 117 Capítulo 5: Atención dividida 117

1) ¿Cuántas cosas somos capaces de atender a un mismo tiempo? 1) ¿Cuántas cosas somos capaces de atender a un mismo tiempo?
2) Si nuestra capacidad es limitada, se producen déficit cuando el sujeto no es 2) Si nuestra capacidad es limitada, se producen déficit cuando el sujeto no es
capaz de atender simultáneamente a las múltiples demandas del ambiente. capaz de atender simultáneamente a las múltiples demandas del ambiente.

La primera cuestión pertenece al tema del estudio de la amplitud de la atención. La primera cuestión pertenece al tema del estudio de la amplitud de la atención.
Este tema es muy antiguo, incluso anterior al nacimiento de la propia psicología cien- Este tema es muy antiguo, incluso anterior al nacimiento de la propia psicología cien-
tífica, ya que los primeros trabajos conocidos fueron ya desarrollados en 1859 por el tífica, ya que los primeros trabajos conocidos fueron ya desarrollados en 1859 por el
filósofo Sir William Hamilton. No obstante, fue Jevons quien en 1871 hizo un trabajo filósofo Sir William Hamilton. No obstante, fue Jevons quien en 1871 hizo un trabajo
más sistemático, aunque rudimentario, sobre el tema. Los trabajos intentaban anali- más sistemático, aunque rudimentario, sobre el tema. Los trabajos intentaban anali-
zar la capacidad que el sujeto tenía para aprehender simultáneamente varios objetos. zar la capacidad que el sujeto tenía para aprehender simultáneamente varios objetos.
Jevons, por ejemplo, presentaba en una exposición muy breve de tiempo una serie de Jevons, por ejemplo, presentaba en una exposición muy breve de tiempo una serie de
objetos simples, y el sujeto tenía que estimar el número de objetos que habían apare- objetos simples, y el sujeto tenía que estimar el número de objetos que habían apare-
cido en dicha exposición. A lo largo de la prueba, modificaba el número de estímulos cido en dicha exposición. A lo largo de la prueba, modificaba el número de estímulos
presentados en cada ocasión. Tras una gran cantidad de ensayos, observó que cuando presentados en cada ocasión. Tras una gran cantidad de ensayos, observó que cuando
el número de estímulos era pequeño, la estimación era casi siempre correcta; en cam- el número de estímulos era pequeño, la estimación era casi siempre correcta; en cam-
bio, cuando el número de estímulos aumentaba considerablemente, la proporción de bio, cuando el número de estímulos aumentaba considerablemente, la proporción de
errores también era mayor. Jevons decidió establecer el promedio de estímulos aten- errores también era mayor. Jevons decidió establecer el promedio de estímulos aten-
didos en el valor que, a la larga, se estimaba correctamente la mitad de las veces. Este didos en el valor que, a la larga, se estimaba correctamente la mitad de las veces. Este
valor fue aproximadamente de ocho. valor fue aproximadamente de ocho.
Ya en nuestro siglo, el fenómeno de la amplitud de la atención se ha llevado a Ya en nuestro siglo, el fenómeno de la amplitud de la atención se ha llevado a
cabo de forma más elaborada. Ello se debe a la invención de aparatos más sofistica- cabo de forma más elaborada. Ello se debe a la invención de aparatos más sofistica-
dos para presentar estímulos y registrar respuestas, así como a la elaboración de unas dos para presentar estímulos y registrar respuestas, así como a la elaboración de unas
condiciones de laboratorio más precisas. condiciones de laboratorio más precisas.
En el ámbito de la atención visual, los estudios más relevantes han sido los de En el ámbito de la atención visual, los estudios más relevantes han sido los de
Sperling (1960). Sperling observó que las investigaciones del momento evidenciaban Sperling (1960). Sperling observó que las investigaciones del momento evidenciaban
que, si el sujeto es expuesto a un amplio listado de ítems –12 ítems, por ejemplo– duran- que, si el sujeto es expuesto a un amplio listado de ítems –12 ítems, por ejemplo– duran-
te una presentación muy breve –por ejemplo, 250 milisegundos– los sujetos tan sólo te una presentación muy breve –por ejemplo, 250 milisegundos– los sujetos tan sólo
eran capaces de recordar 4 ó 5 ítems. A partir de estos resultados, Sperling se plan- eran capaces de recordar 4 ó 5 ítems. A partir de estos resultados, Sperling se plan-
teó que, o bien el sujeto no era capaz de visualizar el conjunto total de ítems presen- teó que, o bien el sujeto no era capaz de visualizar el conjunto total de ítems presen-
tados, o bien era incapaz de recordarlos. Para verificar cuál de estas opciones se acer- tados, o bien era incapaz de recordarlos. Para verificar cuál de estas opciones se acer-
caba más a la realidad, Sperling ideó la siguiente estrategia: presentó 12 consonantes caba más a la realidad, Sperling ideó la siguiente estrategia: presentó 12 consonantes
distribuidas en una matriz de tres filas por cuatro columnas durante 50 milisegundos distribuidas en una matriz de tres filas por cuatro columnas durante 50 milisegundos
–que es el tiempo justo para poder ejecutar una única fijación ocular–, y cada expo- –que es el tiempo justo para poder ejecutar una única fijación ocular–, y cada expo-
sición era seguida de una señal auditiva de distintas frecuencias. En concreto, podí- sición era seguida de una señal auditiva de distintas frecuencias. En concreto, podí-
an aparecer tres secuencias distintas, asociadas cada una de ellas a cada una de las an aparecer tres secuencias distintas, asociadas cada una de ellas a cada una de las
filas de la matriz. La tarea del sujeto era recordar las letras que componían una de las filas de la matriz. La tarea del sujeto era recordar las letras que componían una de las
filas, según el tono auditivo que se presentase tras la información visual. filas, según el tono auditivo que se presentase tras la información visual.
Los resultados obtenidos por Sperling con esta técnica –denominada técnica de Los resultados obtenidos por Sperling con esta técnica –denominada técnica de
informe parcial, puesto que el sujeto no ha de recordar toda la información presen- informe parcial, puesto que el sujeto no ha de recordar toda la información presen-
tada sino tan sólo una parte– mostraron que el sujeto era capaz normalmente de infor- tada sino tan sólo una parte– mostraron que el sujeto era capaz normalmente de infor-
mar, al menos, de tres de las cuatro letras que componían cada fila. La conclusión de mar, al menos, de tres de las cuatro letras que componían cada fila. La conclusión de
Sperling fue la siguiente: teniendo en cuenta que el sujeto no sabe previamente cuál Sperling fue la siguiente: teniendo en cuenta que el sujeto no sabe previamente cuál
es la fila de la que debe informar, se supone que podrá reproducir cualquiera de las es la fila de la que debe informar, se supone que podrá reproducir cualquiera de las
tres filas y, por un cálculo de regla de tres, si el sujeto es capaz de acertar tres ítems tres filas y, por un cálculo de regla de tres, si el sujeto es capaz de acertar tres ítems
de una fila de cuatro, el número total de letras disponible en su sistema cognitivo es de una fila de cuatro, el número total de letras disponible en su sistema cognitivo es
118 Psicología de la atención 118 Psicología de la atención

de nueve, es decir, una cantidad mucho mayor que cuando el sujeto utiliza la técnica de nueve, es decir, una cantidad mucho mayor que cuando el sujeto utiliza la técnica
de informe total. de informe total.
Si nos damos cuenta, estos resultados son muy similares a los obtenidos por Jevons Si nos damos cuenta, estos resultados son muy similares a los obtenidos por Jevons
a finales del siglo XIX. Este fenómeno es conocido con el nombre de amplitud de la a finales del siglo XIX. Este fenómeno es conocido con el nombre de amplitud de la
atención o amplitud de la percepción. atención o amplitud de la percepción.
Sperling además observó que, cuando el tiempo transcurrido entre la presentación Sperling además observó que, cuando el tiempo transcurrido entre la presentación
visual de la matriz y la presentación del tono auditivo era superior a los 250-300 mili- visual de la matriz y la presentación del tono auditivo era superior a los 250-300 mili-
segundos, el rendimiento del sujeto sufría un notable deterioro. Sperling concluyó, en segundos, el rendimiento del sujeto sufría un notable deterioro. Sperling concluyó, en
primer lugar, que nuestro sistema de memoria es capaz de contener una cantidad de primer lugar, que nuestro sistema de memoria es capaz de contener una cantidad de
información superior a la que en un principio el sujeto es capaz de informar; y en segun- información superior a la que en un principio el sujeto es capaz de informar; y en segun-
do lugar, que este sistema de memoria mantiene la información durante un período de do lugar, que este sistema de memoria mantiene la información durante un período de
tiempo muy breve, al cabo del cual decae. Este sistema de memoria de duración tan tiempo muy breve, al cabo del cual decae. Este sistema de memoria de duración tan
breve ha sido tradicionalmente conocida con el nombre de memoria sensorial, y ha sido breve ha sido tradicionalmente conocida con el nombre de memoria sensorial, y ha sido
conceptualizada como una estructura específica de memoria en la mayor parte de los conceptualizada como una estructura específica de memoria en la mayor parte de los
modelos elaborados en el contexto de la teoría del procesamiento de la información, modelos elaborados en el contexto de la teoría del procesamiento de la información,
incluido el modelo de Broadbent. incluido el modelo de Broadbent.
Por lo que respecta a la atención auditiva, uno de los estudios más conocidos sobre Por lo que respecta a la atención auditiva, uno de los estudios más conocidos sobre
la amplitud de la atención fue llevado a cabo por Broadbent en 1954 utilizando la téc- la amplitud de la atención fue llevado a cabo por Broadbent en 1954 utilizando la téc-
nica de amplitud dividida. Broadbent trabajó con tres grupos de sujetos a los que se nica de amplitud dividida. Broadbent trabajó con tres grupos de sujetos a los que se
presentaba tres pares de dígitos en ambos oídos. Los resultados obtenidos mostraron presentaba tres pares de dígitos en ambos oídos. Los resultados obtenidos mostraron
que los sujetos eran capaces de recordar al menos el 95% de las cifras; esto es, de cua- que los sujetos eran capaces de recordar al menos el 95% de las cifras; esto es, de cua-
tro a cinco ítems. Otros hallazgos fueron que si los sujetos podían informar del men- tro a cinco ítems. Otros hallazgos fueron que si los sujetos podían informar del men-
saje en cualquier orden, tendían a recordar primero los dígitos de un canal auditivo saje en cualquier orden, tendían a recordar primero los dígitos de un canal auditivo
y después los del otro, y no organizaban la información en función del orden de pre- y después los del otro, y no organizaban la información en función del orden de pre-
sentación. Ahora bien, si se les daba instrucciones específicas –a unos se les pedía que sentación. Ahora bien, si se les daba instrucciones específicas –a unos se les pedía que
recordasen los elementos canal por canal y a otros siguiendo el orden de presenta- recordasen los elementos canal por canal y a otros siguiendo el orden de presenta-
ción–, en el primer caso se recordaba el 65% y en el otro sólo el 20%. ción–, en el primer caso se recordaba el 65% y en el otro sólo el 20%.
A pesar de la importancia de estos trabajos y del impacto que han tenido en la actual A pesar de la importancia de estos trabajos y del impacto que han tenido en la actual
psicología cognitiva, el estudio de la amplitud de la atención dividida no cuenta con un psicología cognitiva, el estudio de la amplitud de la atención dividida no cuenta con un
grupo compacto de trabajos que den lugar a un gran campo de investigación en torno grupo compacto de trabajos que den lugar a un gran campo de investigación en torno
a este tema. Las razones son diversas, y nosotros vamos a aludir a dos en concreto: a este tema. Las razones son diversas, y nosotros vamos a aludir a dos en concreto:

1) Los estudios de Sperling dieron lugar a todo un cuerpo de investigaciones que 1) Los estudios de Sperling dieron lugar a todo un cuerpo de investigaciones que
se centraron en torno al concepto de memoria sensorial y las características de se centraron en torno al concepto de memoria sensorial y las características de
ésta. Y una vez que se asumió que era de capacidad ilimitada, no hubo mayor ésta. Y una vez que se asumió que era de capacidad ilimitada, no hubo mayor
interés por analizar bajo qué condiciones la amplitud de la memoria podía interés por analizar bajo qué condiciones la amplitud de la memoria podía
aumentar o disminuir utilizando la técnica de informe parcial. aumentar o disminuir utilizando la técnica de informe parcial.
2) En cuanto al estudio de la atención auditiva, el objetivo de los estudios de 2) En cuanto al estudio de la atención auditiva, el objetivo de los estudios de
Broadbent incluía el análisis de la amplitud de la atención. Pero el objetivo bási- Broadbent incluía el análisis de la amplitud de la atención. Pero el objetivo bási-
co de este autor era elaborar un modelo general sobre el funcionamiento de la co de este autor era elaborar un modelo general sobre el funcionamiento de la
atención selectiva, y su interés se centró más en averiguar la naturaleza del fil- atención selectiva, y su interés se centró más en averiguar la naturaleza del fil-
tro y el lugar donde éste actúa y no tanto en conocer el ámbito de la atención. tro y el lugar donde éste actúa y no tanto en conocer el ámbito de la atención.

Concluyendo, el tema de la amplitud de la atención es un tema importante dentro Concluyendo, el tema de la amplitud de la atención es un tema importante dentro
de la atención dividida, pero no es el que mayor cuerpo teórico y empírico ha desarro- de la atención dividida, pero no es el que mayor cuerpo teórico y empírico ha desarro-
Capítulo 5: Atención dividida 119 Capítulo 5: Atención dividida 119

llado. ¿Hacia dónde se han dirigido, entonces, las investigaciones en torno a la atención llado. ¿Hacia dónde se han dirigido, entonces, las investigaciones en torno a la atención
dividida? Pues a contestar a la segunda de las cuestiones esbozadas al inicio de este dividida? Pues a contestar a la segunda de las cuestiones esbozadas al inicio de este
apartado, esto es, a analizar los déficit que se producen como consecuencia del proce- apartado, esto es, a analizar los déficit que se producen como consecuencia del proce-
samiento múltiple de información y/o la ejecución simultánea de tareas diversas. samiento múltiple de información y/o la ejecución simultánea de tareas diversas.
Puesto que éste constituye el grueso de la investigación actual de la atención divi- Puesto que éste constituye el grueso de la investigación actual de la atención divi-
dida, vamos a analizar este fenómeno en un apartado específico. dida, vamos a analizar este fenómeno en un apartado específico.

5.4. El fenómeno de interferencia 5.4. El fenómeno de interferencia

Ya hemos indicado que podemos atender a más de una cosa al mismo tiempo, Ya hemos indicado que podemos atender a más de una cosa al mismo tiempo,
especialmente si las actividades de procesamiento de la información demandan el uso especialmente si las actividades de procesamiento de la información demandan el uso
de modalidades o procesos distintos. Incluso a veces podemos atender a más de una de modalidades o procesos distintos. Incluso a veces podemos atender a más de una
cosa dentro de una modalidad simple, aunque generalmente es más difícil. cosa dentro de una modalidad simple, aunque generalmente es más difícil.
Sin embargo, nuestra capacidad para atender simultáneamente tiene unos lími- Sin embargo, nuestra capacidad para atender simultáneamente tiene unos lími-
tes. El organismo se caracteriza por tener una capacidad limitada a la hora de proce- tes. El organismo se caracteriza por tener una capacidad limitada a la hora de proce-
sar la información, esto es, no puede asimilar toda la información que le llega; por el sar la información, esto es, no puede asimilar toda la información que le llega; por el
contrario, tan sólo puede procesar una parte de ella. Pues bien, cuando el sujeto no contrario, tan sólo puede procesar una parte de ella. Pues bien, cuando el sujeto no
es capaz de atender simultáneamente a las múltiples demandas del ambiente, el fenó- es capaz de atender simultáneamente a las múltiples demandas del ambiente, el fenó-
meno más típico que suele producirse es el conocido con el nombre de interferencia. meno más típico que suele producirse es el conocido con el nombre de interferencia.
Tradicionalmente se establece una distinción entre dos tipos de interferencia; a Tradicionalmente se establece una distinción entre dos tipos de interferencia; a
saber, la interferencia estructural o específica, y la interferencia inespecífica. saber, la interferencia estructural o específica, y la interferencia inespecífica.

1) La interferencia estructural tiene lugar cuando una determinada situación deman- 1) La interferencia estructural tiene lugar cuando una determinada situación deman-
da: a) o bien procesos que por sus características comparten ciertas estructu- da: a) o bien procesos que por sus características comparten ciertas estructu-
ras cognitivas. Por ejemplo, no podemos hacer dos cosas con la misma mano; ras cognitivas. Por ejemplo, no podemos hacer dos cosas con la misma mano;
b) o bien procesos u operaciones que, aun no compartiendo las mismas estruc- b) o bien procesos u operaciones que, aun no compartiendo las mismas estruc-
turas, sólo pueden funcionar de forma serial. Por ejemplo, no podemos seguir turas, sólo pueden funcionar de forma serial. Por ejemplo, no podemos seguir
con cada pie el ritmo de una música distinta, pues la selección de este tipo de con cada pie el ritmo de una música distinta, pues la selección de este tipo de
respuestas implica a un mecanismo que funciona en serie. respuestas implica a un mecanismo que funciona en serie.
2) Por su parte, la interferencia inespecífica hace referencia a la existencia de recur- 2) Por su parte, la interferencia inespecífica hace referencia a la existencia de recur-
sos energéticos comunes a dos o más tareas, de tal manera que cuando dos sos energéticos comunes a dos o más tareas, de tal manera que cuando dos
tareas consumen los mismos recursos interferirán entre ellas. tareas consumen los mismos recursos interferirán entre ellas.

5.4.1. Modelos teóricos 5.4.1. Modelos teóricos

Ya hemos indicado que el origen del estudio del fenómeno de interferencia reside Ya hemos indicado que el origen del estudio del fenómeno de interferencia reside
en las limitaciones que tenemos para atender a muchas cosas a la vez. Pero, ¿por qué en las limitaciones que tenemos para atender a muchas cosas a la vez. Pero, ¿por qué
se producen dichos límites? Y más especialmente, ¿cómo intenta resolver el sujeto las se producen dichos límites? Y más especialmente, ¿cómo intenta resolver el sujeto las
situaciones de interferencia? La respuesta a estas cuestiones no es unitaria, sino que situaciones de interferencia? La respuesta a estas cuestiones no es unitaria, sino que
existen distintas interpretaciones. Dichas interpretaciones han sido ofrecidas funda- existen distintas interpretaciones. Dichas interpretaciones han sido ofrecidas funda-
mentalmente por algunos de los modelos que vimos en el Capítulo 3, a saber, los mode- mentalmente por algunos de los modelos que vimos en el Capítulo 3, a saber, los mode-
los estructurales y los modelos de capacidad. La cuestión básica que se plantean los los estructurales y los modelos de capacidad. La cuestión básica que se plantean los
distintos modelos a la hora de explicar los mecanismos de la atención es la siguiente: distintos modelos a la hora de explicar los mecanismos de la atención es la siguiente:
120 Psicología de la atención 120 Psicología de la atención

¿alternamos la atención, o somos por el contrario capaces de dividirla? A continua- ¿alternamos la atención, o somos por el contrario capaces de dividirla? A continua-
ción vamos a analizar las respuestas teóricas dadas por cada uno de estos grupos de ción vamos a analizar las respuestas teóricas dadas por cada uno de estos grupos de
modelos. modelos.

• Modelos estructurales • Modelos estructurales

Como su propio nombre indica, este tipo de modelos (Broadbent, 1958; Duncan, Como su propio nombre indica, este tipo de modelos (Broadbent, 1958; Duncan,
1980; Welford, 1952; Wickens, 1980) postulan que: 1980; Welford, 1952; Wickens, 1980) postulan que:

1) Las limitaciones atencionales se deben a la existencia de mecanismos, estruc- 1) Las limitaciones atencionales se deben a la existencia de mecanismos, estruc-
turas o procesadores en el sistema cognitivo humano que, por su propia natu- turas o procesadores en el sistema cognitivo humano que, por su propia natu-
raleza, son incapaces de tratar con más de un input a la vez. Aunque la efica- raleza, son incapaces de tratar con más de un input a la vez. Aunque la efica-
cia de estos sistemas pueda ser relativamente variable, debido a factores tales cia de estos sistemas pueda ser relativamente variable, debido a factores tales
como la fatiga, la práctica, etc., lo que nunca pueden llegar a hacer es proce- como la fatiga, la práctica, etc., lo que nunca pueden llegar a hacer es proce-
sar inputs simultáneamente. En estos casos, la función de la atención es regu- sar inputs simultáneamente. En estos casos, la función de la atención es regu-
lar la entrada de inputs en estos sistemas de tratamiento seriales, tal y como lar la entrada de inputs en estos sistemas de tratamiento seriales, tal y como
vimos al analizar los modelos de filtro. vimos al analizar los modelos de filtro.
2) El fenómeno de interferencia se explica en términos de una incompatibilidad 2) El fenómeno de interferencia se explica en términos de una incompatibilidad
estructural; en otras palabras, la interferencia es consecuencia de las deman- estructural; en otras palabras, la interferencia es consecuencia de las deman-
das simultáneas de un mismo proceso o estructura cognitiva. A nivel de entra- das simultáneas de un mismo proceso o estructura cognitiva. A nivel de entra-
da de la información, las estructuras de procesamiento compiten entre sí: el da de la información, las estructuras de procesamiento compiten entre sí: el
filtro selectivo de la información sólo permite operar con parte de la informa- filtro selectivo de la información sólo permite operar con parte de la informa-
ción y prohíbe la entrada mientras tanto de cualquier otro tipo de operacio- ción y prohíbe la entrada mientras tanto de cualquier otro tipo de operacio-
nes. Por su parte, a nivel de respuesta, cuando el sujeto ha de llevar a cabo dos nes. Por su parte, a nivel de respuesta, cuando el sujeto ha de llevar a cabo dos
o más tareas, la interferencia tiene lugar porque las tareas compiten por un o más tareas, la interferencia tiene lugar porque las tareas compiten por un
mecanismo común. mecanismo común.
3) En estas situaciones de interferencia, el papel de la atención es provocar una alter- 3) En estas situaciones de interferencia, el papel de la atención es provocar una alter-
nancia lo más rápida posible, o bien de una información a otra, o de una tarea a nancia lo más rápida posible, o bien de una información a otra, o de una tarea a
otra. otra.

Desde un punto de vista histórico, los modelos estructurales primitivos son los de Desde un punto de vista histórico, los modelos estructurales primitivos son los de
Broadbent (1958) y Welford (1952). Ya hemos analizado suficientemente los postu- Broadbent (1958) y Welford (1952). Ya hemos analizado suficientemente los postu-
lados de Broadbent en su modelo de filtro, así es que no nos vamos a detener más en lados de Broadbent en su modelo de filtro, así es que no nos vamos a detener más en
ello. Tan sólo volveremos a recordar que el filtro sólo procesa la información serial- ello. Tan sólo volveremos a recordar que el filtro sólo procesa la información serial-
mente y que tiene un funcionamiento dicotómico. mente y que tiene un funcionamiento dicotómico.
Por su parte, Welford (1952) llevó a cabo un estudio donde presentaba dos estímu- Por su parte, Welford (1952) llevó a cabo un estudio donde presentaba dos estímu-
los en rápida sucesión temporal, y la tarea del sujeto era responder a ambos. El plante- los en rápida sucesión temporal, y la tarea del sujeto era responder a ambos. El plante-
amiento básico del que se partía era el siguiente: si ambas tareas precisan la interven- amiento básico del que se partía era el siguiente: si ambas tareas precisan la interven-
ción de un mecanismo o estructura central que actúa como cuello de botella, entonces ción de un mecanismo o estructura central que actúa como cuello de botella, entonces
cuando el segundo estímulo llegue al supuesto cuello de botella y el mecanismo está ocu- cuando el segundo estímulo llegue al supuesto cuello de botella y el mecanismo está ocu-
pado por el primero, deberá esperar a que quede desocupado para ingresar en el mis- pado por el primero, deberá esperar a que quede desocupado para ingresar en el mis-
mo. Esta circunstancia se dará con mayor frecuencia con intervalos entre estímulos (IEE) mo. Esta circunstancia se dará con mayor frecuencia con intervalos entre estímulos (IEE)
cortos que largos. De esta forma, el tiempo de reacción al segundo estímulo será igual a cortos que largos. De esta forma, el tiempo de reacción al segundo estímulo será igual a
la latencia real del procesamiento de segundo estímulo más el lapso de espera para la la latencia real del procesamiento de segundo estímulo más el lapso de espera para la
Capítulo 5: Atención dividida 121 Capítulo 5: Atención dividida 121

entrada en el canal. Welford postuló así la existencia de un período refractario psicoló- entrada en el canal. Welford postuló así la existencia de un período refractario psicoló-
gico durante el cual no podía operar ningún proceso mental puesto que el sistema cog- gico durante el cual no podía operar ningún proceso mental puesto que el sistema cog-
nitivo se hallaba procesando aún un estímulo previamente presentado. nitivo se hallaba procesando aún un estímulo previamente presentado.
Tanto el modelo de Welford como el de Broadbent se conocen con el nombre de Tanto el modelo de Welford como el de Broadbent se conocen con el nombre de
modelos estructurales de canal único, puesto que ambos postulan la idea de un pro- modelos estructurales de canal único, puesto que ambos postulan la idea de un pro-
cesador central general que sólo puede transmitir la información serialmente. Poste- cesador central general que sólo puede transmitir la información serialmente. Poste-
riormente han surgido otros modelos estructurales que afirman que no es que exista riormente han surgido otros modelos estructurales que afirman que no es que exista
un único canal central, sino que existen varios canales especializados en ámbitos dis- un único canal central, sino que existen varios canales especializados en ámbitos dis-
tintos del procesamiento –un canal estaría especializado en la modalidad sensorial, tintos del procesamiento –un canal estaría especializado en la modalidad sensorial,
otro en el código de representación, otro en el tipo de tarea, etc.–. Dichos modelos otro en el código de representación, otro en el tipo de tarea, etc.–. Dichos modelos
han recibido el nombre de modelos multiprocesadores. Para estos modelos, las situa- han recibido el nombre de modelos multiprocesadores. Para estos modelos, las situa-
ciones de tareas dobles en las que no se produce interferencia se explican porque las ciones de tareas dobles en las que no se produce interferencia se explican porque las
tareas usan procesadores distintos, mientras que los ejemplos de interferencias se tareas usan procesadores distintos, mientras que los ejemplos de interferencias se
deben a tareas para las que hay que usar los mismos subsistemas especializados (All- deben a tareas para las que hay que usar los mismos subsistemas especializados (All-
port, Antonis y Reynolds, 1972; Allport, 1980; Dennis, 1977; Kinsbourne, 1980; port, Antonis y Reynolds, 1972; Allport, 1980; Dennis, 1977; Kinsbourne, 1980;
McLeod, 1977, 1978). McLeod, 1977, 1978).

• Modelos de capacidad • Modelos de capacidad

Los modelos estructurales tuvieron aceptación en un primer momento y, si bien Los modelos estructurales tuvieron aceptación en un primer momento y, si bien
los modelos multiprocesadores se consideraron más completos que los de canal úni- los modelos multiprocesadores se consideraron más completos que los de canal úni-
co, este tipo de modelos han sido considerados, en términos generales, insuficientes co, este tipo de modelos han sido considerados, en términos generales, insuficientes
para explicar el tema de la interferencia. Surgen así en la década de los 70 los mode- para explicar el tema de la interferencia. Surgen así en la década de los 70 los mode-
los de capacidad (Kahneman, 1973; Navon y Gopher, 1979; Norman y Bobrow, 1975), los de capacidad (Kahneman, 1973; Navon y Gopher, 1979; Norman y Bobrow, 1975),
cuyos supuestos básicos más importantes son los siguientes: cuyos supuestos básicos más importantes son los siguientes:

1) El sistema cognitivo posee una serie de recursos atencionales que se hallan dis- 1) El sistema cognitivo posee una serie de recursos atencionales que se hallan dis-
tribuidos entre las diversas operaciones y/o tareas concurrentes que el sujeto tribuidos entre las diversas operaciones y/o tareas concurrentes que el sujeto
ha de realizar en un momento dado. ha de realizar en un momento dado.
2) Cuando las diversas operaciones mentales y/o tareas simultáneas demandan 2) Cuando las diversas operaciones mentales y/o tareas simultáneas demandan
poca atención, su ejecución puede llevarse a cabo sin que se produzca apenas poca atención, su ejecución puede llevarse a cabo sin que se produzca apenas
deterioro en la realización de ninguna de ellas. Ahora bien, cuando las deman- deterioro en la realización de ninguna de ellas. Ahora bien, cuando las deman-
das atencionales exigidas por las tareas concurrentes superan la capacidad dis- das atencionales exigidas por las tareas concurrentes superan la capacidad dis-
ponible del sistema cognitivo se produce el fenómeno de interferencia. ponible del sistema cognitivo se produce el fenómeno de interferencia.
3) La interferencia que se produce en la realización simultánea de dos tareas pue- 3) La interferencia que se produce en la realización simultánea de dos tareas pue-
de deberse a que se produce una interferencia estructural porque ambas tareas de deberse a que se produce una interferencia estructural porque ambas tareas
precisan el uso de los mismos mecanismos o estructuras de procesamiento (véa- precisan el uso de los mismos mecanismos o estructuras de procesamiento (véa-
se, por ejemplo, Kahneman, 1973). Sin embargo, para la mayor parte de estos se, por ejemplo, Kahneman, 1973). Sin embargo, para la mayor parte de estos
modelos, la interferencia se produce porque la cantidad de demandas exigidas modelos, la interferencia se produce porque la cantidad de demandas exigidas
para realizar las dos tareas es superior a la cantidad de recursos de que dispone para realizar las dos tareas es superior a la cantidad de recursos de que dispone
el sujeto. el sujeto.

Una cuestión importante que se plantean estos modelos es cómo se distribuyen Una cuestión importante que se plantean estos modelos es cómo se distribuyen
los recursos. Este tema, conocido más específicamente con el nombre de política de los recursos. Este tema, conocido más específicamente con el nombre de política de
122 Psicología de la atención 122 Psicología de la atención

distribución de recursos atencionales se refiere, pues, a la forma en que un organismo distribución de recursos atencionales se refiere, pues, a la forma en que un organismo
es capaz de dividir sus recursos atencionales. Las respuestas dadas han sido funda- es capaz de dividir sus recursos atencionales. Las respuestas dadas han sido funda-
mentalmente dos. La primera de ellas afirma que los recursos se reparten de una for- mentalmente dos. La primera de ellas afirma que los recursos se reparten de una for-
ma inespecífica a todas aquellas tareas o situaciones que demanden dichos recursos ma inespecífica a todas aquellas tareas o situaciones que demanden dichos recursos
(Kahneman, 1973; Moray, 1967; Norman y Bobrow, 1975). En estos casos, se consi- (Kahneman, 1973; Moray, 1967; Norman y Bobrow, 1975). En estos casos, se consi-
dera que existe una capacidad de uso general. Expresado de una forma simple, si ten- dera que existe una capacidad de uso general. Expresado de una forma simple, si ten-
go 10 recursos atencionales, y las tareas que tengo que desarrollar suman menos de go 10 recursos atencionales, y las tareas que tengo que desarrollar suman menos de
esta cantidad de recursos, podré desarrollarlas sin dificultad alguna; por el contrario, esta cantidad de recursos, podré desarrollarlas sin dificultad alguna; por el contrario,
si suman más de 10 unidades de recursos, entonces se producirá una situación de inter- si suman más de 10 unidades de recursos, entonces se producirá una situación de inter-
ferencia entre ambas. ferencia entre ambas.
Una segunda respuesta postula que no existe una única reserva de recursos, sino Una segunda respuesta postula que no existe una única reserva de recursos, sino
distintas reservas específicas, cada una de las cuales se utiliza en mayor o menor medi- distintas reservas específicas, cada una de las cuales se utiliza en mayor o menor medi-
da, dependiendo de las demandas de las tareas (Navon y Gopher, 1979; Wickens, 1980). da, dependiendo de las demandas de las tareas (Navon y Gopher, 1979; Wickens, 1980).
Por ejemplo, supongamos que tengo 10 unidades de recursos que se distribuyen de la Por ejemplo, supongamos que tengo 10 unidades de recursos que se distribuyen de la
siguiente manera: 2 unidades de almacenamiento visual, 5 unidades de capacidad de siguiente manera: 2 unidades de almacenamiento visual, 5 unidades de capacidad de
la memoria a corto plazo (MCP), y 3 unidades del mecanismo selector de respuesta. la memoria a corto plazo (MCP), y 3 unidades del mecanismo selector de respuesta.
Por otra parte, tengo que realizar 2 tareas, cada una de las cuales demanda los siguien- Por otra parte, tengo que realizar 2 tareas, cada una de las cuales demanda los siguien-
tes recursos: tes recursos:

a) Tarea A: 1 unidad de almacenamiento visual, 3 unidades de capacidad de la a) Tarea A: 1 unidad de almacenamiento visual, 3 unidades de capacidad de la
MCP, y 1 unidad del mecanismo selector de respuesta. MCP, y 1 unidad del mecanismo selector de respuesta.
b) Tarea B: 1 unidad de almacenamiento visual, y 3 unidades de capacidad de b) Tarea B: 1 unidad de almacenamiento visual, y 3 unidades de capacidad de
la MCP. la MCP.

En estas circunstancias, se generará interferencia porque, aunque ambas tareas En estas circunstancias, se generará interferencia porque, aunque ambas tareas
sumen en total menos de 10 unidades de recursos, precisan 3 unidades de MCP cada sumen en total menos de 10 unidades de recursos, precisan 3 unidades de MCP cada
una, y el organismo tan sólo tiene disponibles 5. una, y el organismo tan sólo tiene disponibles 5.

Estas dos formas de respuesta han dado lugar a dos tipos de modelos de recursos: Estas dos formas de respuesta han dado lugar a dos tipos de modelos de recursos:

1) Los modelos de capacidad general o de recursos inespecíficos (Kahneman, 1973; 1) Los modelos de capacidad general o de recursos inespecíficos (Kahneman, 1973;
Moray, 1967; Posner, 1978), para los que la atención se concibe como un pool Moray, 1967; Posner, 1978), para los que la atención se concibe como un pool
de recursos limitados que se suministran a las distintas actividades para que de recursos limitados que se suministran a las distintas actividades para que
éstas puedan ser ejecutadas. Para estos modelos, la ejecución en tareas múlti- éstas puedan ser ejecutadas. Para estos modelos, la ejecución en tareas múlti-
ples no se deteriora cuando los recursos (inespecíficos) disponibles cubren las ples no se deteriora cuando los recursos (inespecíficos) disponibles cubren las
demandas de la situación y, en consecuencia, la interferencia se explica como demandas de la situación y, en consecuencia, la interferencia se explica como
una demanda excesiva de recursos. una demanda excesiva de recursos.
2) Los modelos de capacidades múltiples o de recursos específicos (Gopher y 2) Los modelos de capacidades múltiples o de recursos específicos (Gopher y
Navon, 1980; Navon y Gopher, 1979; Wickens, 1984), que postulan que el sis- Navon, 1980; Navon y Gopher, 1979; Wickens, 1984), que postulan que el sis-
tema de procesamiento se divide en varios subsistemas especializados o “depó- tema de procesamiento se divide en varios subsistemas especializados o “depó-
sitos de recursos” y defienden la existencia de unos recursos múltiples que se sitos de recursos” y defienden la existencia de unos recursos múltiples que se
pueden asignar a diversas tareas. Para estos modelos, la interferencia entre dos pueden asignar a diversas tareas. Para estos modelos, la interferencia entre dos
o más tareas se produce porque éstas comparten los mismos tipos de recursos o más tareas se produce porque éstas comparten los mismos tipos de recursos
y, en consecuencia se produce una saturación de algunas de las capacidades o y, en consecuencia se produce una saturación de algunas de las capacidades o
subsistemas especializados. subsistemas especializados.
Capítulo 5: Atención dividida 123 Capítulo 5: Atención dividida 123

Esta idea es la más aceptada actualmente, ya que parece contar con un mayor Esta idea es la más aceptada actualmente, ya que parece contar con un mayor
número de evidencias que provienen no sólo de la investigación experimental cogni- número de evidencias que provienen no sólo de la investigación experimental cogni-
tiva sino también de investigaciones que provienen de la fisiología (véase, por ejem- tiva sino también de investigaciones que provienen de la fisiología (véase, por ejem-
plo, Kinsbourne, 1980). No obstante, como bien indica Ruiz-Vargas y Botella (1987), plo, Kinsbourne, 1980). No obstante, como bien indica Ruiz-Vargas y Botella (1987),
existe el peligro de designar un nuevo tipo de recursos cada vez que los datos con- existe el peligro de designar un nuevo tipo de recursos cada vez que los datos con-
tradigan las formulaciones previas. tradigan las formulaciones previas.

CUADRO 5.1. Explicaciones dadas a una situación de interferencia. CUADRO 5.1. Explicaciones dadas a una situación de interferencia.

Tipo de modelo Modelos representados Autores Postulados Tipo de modelo Modelos representados Autores Postulados

De canal único Broadbendt, La interferencia es pro- De canal único Broadbendt, La interferencia es pro-
1958 ducida por la competi- 1958 ducida por la competi-
ción de las actividades ción de las actividades
por una estructura ge- por una estructura ge-
neral de procesamiento. neral de procesamiento.

Estructurales Multiprocesadores Welford, 1952 La interferencia es pro- Estructurales Multiprocesadores Welford, 1952 La interferencia es pro-
Allport, 1980 ducida por la competi- Allport, 1980 ducida por la competi-
Dennis, 1977 ción de las actividades Dennis, 1977 ción de las actividades
por múltiples estructuras por múltiples estructuras
específicas de procesa- específicas de procesa-
miento. miento.

Capacidad única McLeod, 1978 La interferencia es ori- Capacidad única McLeod, 1978 La interferencia es ori-
indiferenciada Kahneman, 1973 ginada por la competición indiferenciada Kahneman, 1973 ginada por la competición
por recursos, indepen- por recursos, indepen-
dientes de las estructuras dientes de las estructuras
específicas de procesa- específicas de procesa-
miento, indiferenciados miento, indiferenciados
de uso general. de uso general.

De capacidad Diversas capacidades Norman y Los recursos son de va- De capacidad Diversas capacidades Norman y Los recursos son de va-
Bobrow, 1976 rios tipos. Uno de uso Bobrow, 1976 rios tipos. Uno de uso
general, y otros, los espe- general, y otros, los espe-
cíficos, de naturaleza más cíficos, de naturaleza más
estructural. La interfe- estructural. La interfe-
rencia se genera por la rencia se genera por la
competición por cuales- competición por cuales-
quiera de ellos. quiera de ellos.

Capacidades específicas Navon y Los recursos son estruc- Capacidades específicas Navon y Los recursos son estruc-
Gopher, 1980 turas con capacidad pro- Gopher, 1980 turas con capacidad pro-
pia distribuible entre los pia distribuible entre los
procesos. La competición procesos. La competición
por los mismos genera por los mismos genera
interferencia. interferencia.
124 Psicología de la atención 124 Psicología de la atención

¿Cuál es, pues, la situación actual de este tipo de interpretaciones teóricas? Actual- ¿Cuál es, pues, la situación actual de este tipo de interpretaciones teóricas? Actual-
mente, la mayoría de los modelos, estructurales o de capacidad, se alejan de plantea- mente, la mayoría de los modelos, estructurales o de capacidad, se alejan de plantea-
mientos dicotómicos y, por el contrario, tienden a utilizar ambas ideas en sus explica- mientos dicotómicos y, por el contrario, tienden a utilizar ambas ideas en sus explica-
ciones. El propio Kahneman (1973) reconoce la existencia de interferencias estructurales ciones. El propio Kahneman (1973) reconoce la existencia de interferencias estructurales
que no dependen de la capacidad de recursos disponibles que pueda tener el organis- que no dependen de la capacidad de recursos disponibles que pueda tener el organis-
mo; y por su parte, los modelos de limitación estructural también han incorporado el mo; y por su parte, los modelos de limitación estructural también han incorporado el
concepto de esfuerzo a sus interpretaciones (por ejemplo, Duncan, 1980; Johnston y concepto de esfuerzo a sus interpretaciones (por ejemplo, Duncan, 1980; Johnston y
Heinz, 1978, 1979). Heinz, 1978, 1979).

5.4.2. Consideraciones últimas 5.4.2. Consideraciones últimas

Hemos analizado qué es el fenómeno de interferencia y cuáles han sido las prin- Hemos analizado qué es el fenómeno de interferencia y cuáles han sido las prin-
cipales interpretaciones teóricas que se le han dado. Nos falta por indicar en este apar- cipales interpretaciones teóricas que se le han dado. Nos falta por indicar en este apar-
tado que, desde un punto metodológico, las investigaciones que han estudiado el fenó- tado que, desde un punto metodológico, las investigaciones que han estudiado el fenó-
meno de interferencia lógicamente han planteado situaciones en las que el sujeto ha meno de interferencia lógicamente han planteado situaciones en las que el sujeto ha
de atender a varias cosas a la vez. de atender a varias cosas a la vez.
A nivel de análisis de la información, las investigaciones se han centrado en pro- A nivel de análisis de la información, las investigaciones se han centrado en pro-
vocar una situación de procesamiento múltiple de información. La pregunta básica a vocar una situación de procesamiento múltiple de información. La pregunta básica a
este tipo de estudios es si la atención puede ser repartida cuando aparecen múltiples este tipo de estudios es si la atención puede ser repartida cuando aparecen múltiples
fuentes de información o, por el contrario, tiene que oscilar rápidamente a las distin- fuentes de información o, por el contrario, tiene que oscilar rápidamente a las distin-
tas fuentes. La mayor parte de estos estudios han trabajado dentro del campo de la tas fuentes. La mayor parte de estos estudios han trabajado dentro del campo de la
atención espacial y del paradigma de búsqueda visual (Eriksen y Spencer, 1969; Erik- atención espacial y del paradigma de búsqueda visual (Eriksen y Spencer, 1969; Erik-
sen y Yeh, 1985; Hoffman, 1978, 1979; Jonides, 1983; Prinzmental y Banks, 1983; Shif- sen y Yeh, 1985; Hoffman, 1978, 1979; Jonides, 1983; Prinzmental y Banks, 1983; Shif-
frin y Gardner, 1972), y las evidencias más importantes obtenidas en dichos estudios frin y Gardner, 1972), y las evidencias más importantes obtenidas en dichos estudios
son las siguientes: son las siguientes:

a) La observación general es que, bajo ciertas condiciones, los recursos del siste- a) La observación general es que, bajo ciertas condiciones, los recursos del siste-
ma atencional parecen distribuirse sobre el campo visual y llevar a cabo un ma atencional parecen distribuirse sobre el campo visual y llevar a cabo un
procesamiento paralelo o simultáneo de los estímulos que están en dicho cam- procesamiento paralelo o simultáneo de los estímulos que están en dicho cam-
po (Eriksen y Spencer, 1969; Shiffrin y Gardner, 1972). Cuando parece posi- po (Eriksen y Spencer, 1969; Shiffrin y Gardner, 1972). Cuando parece posi-
ble procesar varias fuentes de información simultáneamente se dice que el pro- ble procesar varias fuentes de información simultáneamente se dice que el pro-
cesamiento simultáneo requiere poca capacidad atencional. cesamiento simultáneo requiere poca capacidad atencional.
b) Sin embargo, en otras ocasiones se producen intercambios (tradeoffs) (Kinch- b) Sin embargo, en otras ocasiones se producen intercambios (tradeoffs) (Kinch-
la, 1992) de procesamiento. El concepto de intercambio lleva implícita la idea la, 1992) de procesamiento. El concepto de intercambio lleva implícita la idea
de que es muy difícil llevar a cabo un procesamiento simultáneo de todas las de que es muy difícil llevar a cabo un procesamiento simultáneo de todas las
fuentes de información, y por lo tanto se hace necesario priorizar el procesa- fuentes de información, y por lo tanto se hace necesario priorizar el procesa-
miento de algunas fuentes en detrimento de un procesamiento más pobre para miento de algunas fuentes en detrimento de un procesamiento más pobre para
los restantes. los restantes.

Ahora bien, el paradigma experimental más conocido, influyente y emblemático Ahora bien, el paradigma experimental más conocido, influyente y emblemático
en el estudio de la atención dividida ha sido el de doble tarea. Puesto que el grueso en el estudio de la atención dividida ha sido el de doble tarea. Puesto que el grueso
de las investigaciones de este tipo de atención se ha centrado en este campo, vamos de las investigaciones de este tipo de atención se ha centrado en este campo, vamos
a analizarlo con mayor detenimiento. a analizarlo con mayor detenimiento.
Capítulo 5: Atención dividida 125 Capítulo 5: Atención dividida 125

5.5. La doble tarea 5.5. La doble tarea

La técnica de doble tarea comenzó a usarse en el contexto teórico de la atención La técnica de doble tarea comenzó a usarse en el contexto teórico de la atención
a finales de siglo XIX. Así, Paulhan (1887) realizó una serie de experimentos que con- a finales de siglo XIX. Así, Paulhan (1887) realizó una serie de experimentos que con-
sistían en realizar dos tareas al mismo tiempo: declamar en voz alta un poema mien- sistían en realizar dos tareas al mismo tiempo: declamar en voz alta un poema mien-
tras repetía otro mentalmente, ejecutar cálculos sobre el papel mientras se recitaba tras repetía otro mentalmente, ejecutar cálculos sobre el papel mientras se recitaba
una poesía. Paulhan comparó el tiempo que le ocupaba hacer las dos tareas de forma una poesía. Paulhan comparó el tiempo que le ocupaba hacer las dos tareas de forma
simultánea o en sucesión, y encontró que a menudo había una ganancia considerable simultánea o en sucesión, y encontró que a menudo había una ganancia considerable
de tiempo cuando se hacían simultáneamente; por otra parte, también encontró que de tiempo cuando se hacían simultáneamente; por otra parte, también encontró que
el desdoblamiento de la mente para tales tipos de tareas era mucho más fácil cuando el desdoblamiento de la mente para tales tipos de tareas era mucho más fácil cuando
las operaciones que se debían realizar eran fáciles y heterogéneas. La explicación que las operaciones que se debían realizar eran fáciles y heterogéneas. La explicación que
Paulhan dio a este fenómeno era que el sujeto podía hacer las dos tareas al mismo Paulhan dio a este fenómeno era que el sujeto podía hacer las dos tareas al mismo
tiempo porque se producía una oscilación muy rápida de la atención. tiempo porque se producía una oscilación muy rápida de la atención.
Sin embargo, pronto se dio una explicación alternativa que vino de manos del pro- Sin embargo, pronto se dio una explicación alternativa que vino de manos del pro-
pio James (1890). Para este autor el que dos tareas se hagan muy habituales y pue- pio James (1890). Para este autor el que dos tareas se hagan muy habituales y pue-
dan realizarse casi simultáneamente no implicaba el que se produjera una rápida osci- dan realizarse casi simultáneamente no implicaba el que se produjera una rápida osci-
lación de la atención. Por el contrario, James supuso que el sujeto, como consecuencia lación de la atención. Por el contrario, James supuso que el sujeto, como consecuencia
de la práctica, podía generar un automatismo por el cual no se precisa prestar tanta de la práctica, podía generar un automatismo por el cual no se precisa prestar tanta
atención como cuando las tareas no son habituales, en cuyo casi sí es posible que exis- atención como cuando las tareas no son habituales, en cuyo casi sí es posible que exis-
ta tal oscilación. ta tal oscilación.
Como ya vimos en el Capítulo 3, a partir de la primera década del siglo XX el estu- Como ya vimos en el Capítulo 3, a partir de la primera década del siglo XX el estu-
dio de la atención comenzó a difuminarse progresivamente y con él algunos de los dio de la atención comenzó a difuminarse progresivamente y con él algunos de los
temas y técnicas principalmente usadas para su estudio, tales como el paradigma de temas y técnicas principalmente usadas para su estudio, tales como el paradigma de
doble tarea. Sin embargo, el interés por el tema de la atención, y en concreto la pues- doble tarea. Sin embargo, el interés por el tema de la atención, y en concreto la pues-
ta en marcha de trabajos interesados por “hacer dos cosas al mismo tiempo, reaccio- ta en marcha de trabajos interesados por “hacer dos cosas al mismo tiempo, reaccio-
nes automáticas y atención y automatización” no había desaparecido del todo, tal y nes automáticas y atención y automatización” no había desaparecido del todo, tal y
como lo atestiguan la revisión realizada por Pilsbury (1908) o el capítulo sobre aten- como lo atestiguan la revisión realizada por Pilsbury (1908) o el capítulo sobre aten-
ción de Woodworth (1938). Trabajos tales como los de Sternzinger (1928) y Dam- ción de Woodworth (1938). Trabajos tales como los de Sternzinger (1928) y Dam-
barch (1929), donde la situación de doble tarea consistía en leer una narración al suje- barch (1929), donde la situación de doble tarea consistía en leer una narración al suje-
to que posteriormente debía recordar, mientras que sumaba columnas de números to que posteriormente debía recordar, mientras que sumaba columnas de números
de una sola cifra; o los de Fitts y Simon (1949), que realizaron pruebas para pilotos de una sola cifra; o los de Fitts y Simon (1949), que realizaron pruebas para pilotos
de aeroplano donde se observaba cómo el sujeto era capaz de trabajar con la infor- de aeroplano donde se observaba cómo el sujeto era capaz de trabajar con la infor-
mación ofrecida por dos indicadores al mismo tiempo; y otros muchos (véase, por mación ofrecida por dos indicadores al mismo tiempo; y otros muchos (véase, por
ejemplo, Mager, 1920; Pauli, 1924; Schorn, 1928; Westphal, 1911) ya se estaban desa- ejemplo, Mager, 1920; Pauli, 1924; Schorn, 1928; Westphal, 1911) ya se estaban desa-
rrollando en esta época. rrollando en esta época.
Los estudios mencionados anteriormente fueron en realidad casos aislados dentro Los estudios mencionados anteriormente fueron en realidad casos aislados dentro
de la fuerte corriente imperante en aquella época del conductismo. En realidad, es con de la fuerte corriente imperante en aquella época del conductismo. En realidad, es con
el surgimiento de la psicología cognitiva, y más en concreto con la teoría del procesa- el surgimiento de la psicología cognitiva, y más en concreto con la teoría del procesa-
miento de la información, cuando nuevamente el paradigma de doble tarea va a cobrar miento de la información, cuando nuevamente el paradigma de doble tarea va a cobrar
una gran importancia en el estudio de la atención y de la automaticidad. Una de las pri- una gran importancia en el estudio de la atención y de la automaticidad. Una de las pri-
meras interpretaciones teóricas más importantes que se retomó en la década de los 60 meras interpretaciones teóricas más importantes que se retomó en la década de los 60
de nuestro siglo con las teorías o modelos atencionales de canal único de Broadbent de nuestro siglo con las teorías o modelos atencionales de canal único de Broadbent
(1958) y Welford (1952) fue, como hemos visto, la de que la atención oscila de una tarea (1958) y Welford (1952) fue, como hemos visto, la de que la atención oscila de una tarea
a otra, por lo que el paradigma de doble tarea se explica como una alternancia en la eje- a otra, por lo que el paradigma de doble tarea se explica como una alternancia en la eje-
cución de las tareas. cución de las tareas.
126 Psicología de la atención 126 Psicología de la atención

Pero los modelos que realmente han trabajado e investigado sistemáticamente Pero los modelos que realmente han trabajado e investigado sistemáticamente
con el paradigma de doble tarea han sido los modelos de recursos y los de automati- con el paradigma de doble tarea han sido los modelos de recursos y los de automati-
cidad. Los modelos atencionales de recursos han dado su propia explicación sobre el cidad. Los modelos atencionales de recursos han dado su propia explicación sobre el
paradigma de doble tarea al hablar de la capacidad atencional y de la cantidad de paradigma de doble tarea al hablar de la capacidad atencional y de la cantidad de
recursos que una tarea podía requerir, de tal forma que si dos tareas no superan los recursos que una tarea podía requerir, de tal forma que si dos tareas no superan los
recursos disponibles se pueden ejecutar simultáneamente y sin dificultad. Por su par- recursos disponibles se pueden ejecutar simultáneamente y sin dificultad. Por su par-
te, los modelos de automaticidad se han simultaneado en el estudio de las situacio- te, los modelos de automaticidad se han simultaneado en el estudio de las situacio-
nes de doble tarea con los de recursos, desde el momento en que se afirmaba que una nes de doble tarea con los de recursos, desde el momento en que se afirmaba que una
de las características de los procesos automáticos es la de apenas requerir atención y de las características de los procesos automáticos es la de apenas requerir atención y
la de no consumir recursos. Más específicamente, estos modelos explican las situa- la de no consumir recursos. Más específicamente, estos modelos explican las situa-
ciones de doble tarea de la manera siguiente: siempre que no se observe un claro dete- ciones de doble tarea de la manera siguiente: siempre que no se observe un claro dete-
rioro en una de las tareas se considera que al menos una de ellas es automática; en rioro en una de las tareas se considera que al menos una de ellas es automática; en
otras palabras, mientras que una tarea controlada siempre genera interferencia, las otras palabras, mientras que una tarea controlada siempre genera interferencia, las
tareas automáticas, si bien crean un cierto deterioro en una tarea concurrente, ape- tareas automáticas, si bien crean un cierto deterioro en una tarea concurrente, ape-
nas crean interferencia (Fisk y Schneider, 1983, 1984a, 1984b; Logan, 1978, 1979; nas crean interferencia (Fisk y Schneider, 1983, 1984a, 1984b; Logan, 1978, 1979;
Naveh-Benjamin y Jonides, 1986; Schneider y Shiffrin, 1977a; Shaffer y LaBerge, 1979; Naveh-Benjamin y Jonides, 1986; Schneider y Shiffrin, 1977a; Shaffer y LaBerge, 1979;
Wickens, 1980). Wickens, 1980).

5.5.1. El tema de la asignación de recursos 5.5.1. El tema de la asignación de recursos

Ya vimos que los distintos modelos atencionales han intentado explicar la situa- Ya vimos que los distintos modelos atencionales han intentado explicar la situa-
ción de doble tarea y el fenómeno de interferencia que dicha situación suscita. Pero ción de doble tarea y el fenómeno de interferencia que dicha situación suscita. Pero
no todos le han concedido la misma importancia y han intentado estudiarla de forma no todos le han concedido la misma importancia y han intentado estudiarla de forma
tan analítica como los modelos de recursos y algunos estudios de automaticidad. tan analítica como los modelos de recursos y algunos estudios de automaticidad.
Uno de los temas más importantes de las investigaciones en este campo ha sido Uno de los temas más importantes de las investigaciones en este campo ha sido
analizar cómo operativizar la asignación de recursos. Para ello se ha intentado, en pri- analizar cómo operativizar la asignación de recursos. Para ello se ha intentado, en pri-
mer lugar, delimitar las variables implicadas en este tipo de circunstancias. Desde este mer lugar, delimitar las variables implicadas en este tipo de circunstancias. Desde este
punto de vista, las variables consideradas con mayor frecuencia en las situaciones de punto de vista, las variables consideradas con mayor frecuencia en las situaciones de
interferencia han sido las siguientes: interferencia han sido las siguientes:

1) La demanda de la capacidad. Incluye dos componentes: 1) La demanda de la capacidad. Incluye dos componentes:

a) Características de la estructura estimular de las tareas. Dos tareas concurrentes a) Características de la estructura estimular de las tareas. Dos tareas concurrentes
tendrán mayor interferencia cuanta más incompatibilidad estructural exis- tendrán mayor interferencia cuanta más incompatibilidad estructural exis-
ta entre ellas. Si una situación exige los mismos mecanismos o estructuras, ta entre ellas. Si una situación exige los mismos mecanismos o estructuras,
mayor grado de interferencia. mayor grado de interferencia.
b) Nivel de dificultad de una misma tarea. Por ejemplo, contar hacia atrás de uno b) Nivel de dificultad de una misma tarea. Por ejemplo, contar hacia atrás de uno
en uno, de tres en tres y de siete en siete: cuanto mayor es el nivel de dificul- en uno, de tres en tres y de siete en siete: cuanto mayor es el nivel de dificul-
tad de una tarea, mayor cantidad de recursos consume, esto es, exige mayo- tad de una tarea, mayor cantidad de recursos consume, esto es, exige mayo-
res demandas de capacidad. res demandas de capacidad.

2) El suministro de capacidad. Esta variable hace referencia al grado de priori- 2) El suministro de capacidad. Esta variable hace referencia al grado de priori-
dad que el sujeto le da a la buena ejecución de la tarea, en función de las ins- dad que el sujeto le da a la buena ejecución de la tarea, en función de las ins-
trucciones recibidas: aquellas tareas que son priorizadas, esto es, que pasan a trucciones recibidas: aquellas tareas que son priorizadas, esto es, que pasan a
Capítulo 5: Atención dividida 127 Capítulo 5: Atención dividida 127

ocupar el papel de tareas primarias, tienen en principio destinada una mayor ocupar el papel de tareas primarias, tienen en principio destinada una mayor
asignación de recursos. asignación de recursos.
3) El nivel de práctica alcanzado por el sujeto en la tarea: como ya vimos ante- 3) El nivel de práctica alcanzado por el sujeto en la tarea: como ya vimos ante-
riormente, conforme se practica una actividad, la cantidad de recursos que con- riormente, conforme se practica una actividad, la cantidad de recursos que con-
sume es menor, aunque la tarea sea difícil. Desde este punto de vista, se pue- sume es menor, aunque la tarea sea difícil. Desde este punto de vista, se pue-
de dar la paradoja de necesitar concentrarnos más en tareas de un nivel de de dar la paradoja de necesitar concentrarnos más en tareas de un nivel de
dificultad medio, pero poco practicadas, que en tareas difíciles pero con un dificultad medio, pero poco practicadas, que en tareas difíciles pero con un
gran nivel de práctica. gran nivel de práctica.
4) El nivel de arousal del organismo: cuando los niveles de arousal o estrés son 4) El nivel de arousal del organismo: cuando los niveles de arousal o estrés son
bajos, los recursos de atención parecen aumentar a medida que se incremen- bajos, los recursos de atención parecen aumentar a medida que se incremen-
ta el arousal; pero a partir del denominado punto óptimo de activación, la rela- ta el arousal; pero a partir del denominado punto óptimo de activación, la rela-
ción se invierte y el incremento de arousal produce una disminución en la can- ción se invierte y el incremento de arousal produce una disminución en la can-
tidad de recursos atencionales disponibles. tidad de recursos atencionales disponibles.

Uno de los primeros autores que intentó sistematizar el papel específico de cada Uno de los primeros autores que intentó sistematizar el papel específico de cada
una de las variables implicadas es Kahneman (1973). Para este autor, uno de los facto- una de las variables implicadas es Kahneman (1973). Para este autor, uno de los facto-
res que más determina la cantidad de recursos disponibles es el nivel de arousal o acti- res que más determina la cantidad de recursos disponibles es el nivel de arousal o acti-
vación que el sujeto tiene en esos momentos. Kahneman también postuló que los recur- vación que el sujeto tiene en esos momentos. Kahneman también postuló que los recur-
sos se asignan en función de la interacción entre la complejidad de la tarea, la práctica sos se asignan en función de la interacción entre la complejidad de la tarea, la práctica
del sujeto y la existencia de interferencias estructurales. Sin embargo, no estableció ope- del sujeto y la existencia de interferencias estructurales. Sin embargo, no estableció ope-
racionalmente estas relaciones. Un intento más sofisticado que el de Kahneman ha sido racionalmente estas relaciones. Un intento más sofisticado que el de Kahneman ha sido
el de Navon y Gopher (1979), quienes analizan el rendimiento de las tareas concurrentes el de Navon y Gopher (1979), quienes analizan el rendimiento de las tareas concurrentes
mediante la representación de lo que se conoce con el nombre de función de recursos- mediante la representación de lo que se conoce con el nombre de función de recursos-
ejecución (FRF). Veámoslo a continuación más detenidamente. ejecución (FRF). Veámoslo a continuación más detenidamente.

• Tareas limitadas por los recursos y tareas limitadas por los datos: • Tareas limitadas por los recursos y tareas limitadas por los datos:
la función de recursos-ejecución la función de recursos-ejecución

El concepto de función de recursos-ejecución tiene su origen en el supuesto de El concepto de función de recursos-ejecución tiene su origen en el supuesto de
que, cuando dos tareas interfieren por compartir los mismos recursos (recordemos que, cuando dos tareas interfieren por compartir los mismos recursos (recordemos
que el modelo de Navon y Gopher es un modelo de recursos múltiples), es posible que el modelo de Navon y Gopher es un modelo de recursos múltiples), es posible
establecer alguna función que relacione los niveles de ejecución de dichas tareas y la establecer alguna función que relacione los niveles de ejecución de dichas tareas y la
cantidad de recursos asignados a cada una de ellas. cantidad de recursos asignados a cada una de ellas.
Para ello, Navon y Gopher establecen una diferenciación entre procesos y/o tare- Para ello, Navon y Gopher establecen una diferenciación entre procesos y/o tare-
as limitadas por los recursos y procesos y/o tareas limitadas por los datos: cuando se as limitadas por los recursos y procesos y/o tareas limitadas por los datos: cuando se
asigna una determinada cantidad de recursos a una tarea y como consecuencia de ello asigna una determinada cantidad de recursos a una tarea y como consecuencia de ello
se produce un incremento en el nivel de ejecución, entonces se afirma que la tarea está se produce un incremento en el nivel de ejecución, entonces se afirma que la tarea está
limitada por los recursos. Por el contrario, si el incremento de recursos no produce una limitada por los recursos. Por el contrario, si el incremento de recursos no produce una
mejora en el rendimiento, entonces la tarea está limitada por los datos. Por ejemplo, mejora en el rendimiento, entonces la tarea está limitada por los datos. Por ejemplo,
si estoy estudiando un examen, nuestra comprensión y recuerdo será mucho mejor si si estoy estudiando un examen, nuestra comprensión y recuerdo será mucho mejor si
apagamos la televisión y dejamos de ver el partido de baloncesto que están retrans- apagamos la televisión y dejamos de ver el partido de baloncesto que están retrans-
mitiendo. Como consecuencia de apagar la televisión, los recursos que asignábamos a mitiendo. Como consecuencia de apagar la televisión, los recursos que asignábamos a
dicha actividad pueden asignarse ahora a la tarea de estudio, y así mejorará el rendi- dicha actividad pueden asignarse ahora a la tarea de estudio, y así mejorará el rendi-
miento. Por el contrario si estamos escuchando un disco compacto (compact-disk o miento. Por el contrario si estamos escuchando un disco compacto (compact-disk o
128 Psicología de la atención 128 Psicología de la atención

CD) en una habitación donde no hay ruidos entorpecedores, no vamos a escuchar CD) en una habitación donde no hay ruidos entorpecedores, no vamos a escuchar
mejor la música porque asignemos mayor cantidad de recursos. En el primero de los mejor la música porque asignemos mayor cantidad de recursos. En el primero de los
casos, en el que la adición de recursos a la tarea principal provoca una mejoría nota- casos, en el que la adición de recursos a la tarea principal provoca una mejoría nota-
ble en el rendimiento de dicha tarea, hablamos de procesos y/o tareas limitadas por ble en el rendimiento de dicha tarea, hablamos de procesos y/o tareas limitadas por
los recursos. En el segundo caso, el rendimiento en la tarea se puede ver mejorado si los recursos. En el segundo caso, el rendimiento en la tarea se puede ver mejorado si
cambian las características físicas de la tarea (por ejemplo, incrementar el volumen del cambian las características físicas de la tarea (por ejemplo, incrementar el volumen del
CD), pero no porque asignemos una mayor cantidad de recursos. Hablamos entonces CD), pero no porque asignemos una mayor cantidad de recursos. Hablamos entonces
de procesos y/o tareas limitadas por los datos. de procesos y/o tareas limitadas por los datos.
La relación entre recursos y rendimiento se puede analizar empíricamente, y se ilus- La relación entre recursos y rendimiento se puede analizar empíricamente, y se ilus-
tra gráficamente en una curva de rendimiento denominada curva recursos-rendimien- tra gráficamente en una curva de rendimiento denominada curva recursos-rendimien-
to para cada tarea analizada. En la Figura 5.1 podemos observar los distintos tipos de to para cada tarea analizada. En la Figura 5.1 podemos observar los distintos tipos de
curvas que podemos obtener. El presupuesto básico del que se parte es que cualquier curvas que podemos obtener. El presupuesto básico del que se parte es que cualquier
tarea precisa una cantidad mínima de recursos para poder ser ejecutada eficazmente. tarea precisa una cantidad mínima de recursos para poder ser ejecutada eficazmente.
Dicha cantidad recibe el nombre de umbral mínimo de recursos. El eje de abscisas expre- Dicha cantidad recibe el nombre de umbral mínimo de recursos. El eje de abscisas expre-
sa la cantidad de recursos que se están utilizando para llevar a cabo la tarea. El eje de sa la cantidad de recursos que se están utilizando para llevar a cabo la tarea. El eje de
ordenadas expresa el rendimiento obtenido en la tarea. Las curvas que se observan en ordenadas expresa el rendimiento obtenido en la tarea. Las curvas que se observan en
la figura expresan los siguientes resultados: la figura expresan los siguientes resultados:

PROCESOS PROCESOS
LIMITADOS LIMITADOS
POR LOS DATOS PROCESOS POR LOS DATOS PROCESOS
TRANSICIONALES TRANSICIONALES

PROCESOS PROCESOS
LIMITADOS LIMITADOS
POR LOS POR LOS
RECURSOS RECURSOS

UMBRAL UMBRAL
RECURSOS RECURSOS
MÍNIMO MÍNIMO

Figura 5.1. Ejemplos de curvas recurso-rendimiento. Figura 5.1. Ejemplos de curvas recurso-rendimiento.

1) Las curvas 1 y 2 indican que el rendimiento de la tarea siempre es el mismo y no 1) Las curvas 1 y 2 indican que el rendimiento de la tarea siempre es el mismo y no
varía al incrementar la cantidad de recursos asignados a la tarea. Así pues, cuan- varía al incrementar la cantidad de recursos asignados a la tarea. Así pues, cuan-
do se obtengan dichas curvas, podemos afirmar que esas tareas vienen limitadas do se obtengan dichas curvas, podemos afirmar que esas tareas vienen limitadas
por los datos y no por los recursos. por los datos y no por los recursos.
2) Por el contrario, las curvas 5 y 6 esbozan una pendiente que va ascendiendo 2) Por el contrario, las curvas 5 y 6 esbozan una pendiente que va ascendiendo
según se incrementa la cantidad de recursos asignados. En estos casos en los según se incrementa la cantidad de recursos asignados. En estos casos en los
Capítulo 5: Atención dividida 129 Capítulo 5: Atención dividida 129

que el rendimiento en la tarea aumenta conforme se incrementan los recursos, que el rendimiento en la tarea aumenta conforme se incrementan los recursos,
estamos hablando de tareas que están limitadas por los recursos. estamos hablando de tareas que están limitadas por los recursos.
3) Finalmente, las curvas 3 y 4 muestran en los primeros momentos una pendiente 3) Finalmente, las curvas 3 y 4 muestran en los primeros momentos una pendiente
que de pronto deja de ascender y se mantiene estable. La interpretación dada que de pronto deja de ascender y se mantiene estable. La interpretación dada
a este fenómenos es la siguiente: en los primeros momentos, conforme aumen- a este fenómenos es la siguiente: en los primeros momentos, conforme aumen-
ta el número de recursos asignados, aumenta el rendimiento en la tarea. Pero ta el número de recursos asignados, aumenta el rendimiento en la tarea. Pero
llega un momento en que, por mucho que se incrementen los recursos, el ren- llega un momento en que, por mucho que se incrementen los recursos, el ren-
dimiento en la tarea permanece estable. En estos casos, la tarea se encuentra dimiento en la tarea permanece estable. En estos casos, la tarea se encuentra
limitada, en parte, por los datos y, en parte, por los recursos. limitada, en parte, por los datos y, en parte, por los recursos.

La distinción entre procesos limitados por los datos y limitados por los recursos tam- La distinción entre procesos limitados por los datos y limitados por los recursos tam-
bién puede explicar el tipo de interferencia observada entre tareas concurrentes. En bién puede explicar el tipo de interferencia observada entre tareas concurrentes. En
concreto: concreto:

a) Cuando dos tareas se realizan simultáneamente, y se produce el fenómeno a) Cuando dos tareas se realizan simultáneamente, y se produce el fenómeno
de interferencia, ésta puede ser de dos tipos: de interferencia, ésta puede ser de dos tipos:

– Simétrica: la tarea A deteriora el rendimiento en la tarea B y viceversa. – Simétrica: la tarea A deteriora el rendimiento en la tarea B y viceversa.
Esto significa que ambas tareas se hallan limitadas por los recursos. Esto significa que ambas tareas se hallan limitadas por los recursos.
– Asimétrica: el rendimiento sólo se deteriora en una de las tareas. Ello supo- – Asimétrica: el rendimiento sólo se deteriora en una de las tareas. Ello supo-
ne que una de las tareas está limitada por los datos –la que no ha sufrido ne que una de las tareas está limitada por los datos –la que no ha sufrido
deterioro– y la otra por los recursos –la que se ha visto deteriorada en la deterioro– y la otra por los recursos –la que se ha visto deteriorada en la
situación dual–. situación dual–.

b) Cuando dos tareas se realizan simultáneamente, y no se produce el fenó- b) Cuando dos tareas se realizan simultáneamente, y no se produce el fenó-
meno de interferencia, es porque ambas tareas se ven limitadas por los datos. meno de interferencia, es porque ambas tareas se ven limitadas por los datos.

• El análisis de las curvas POC • El análisis de las curvas POC

La representación de las funciones de recursos-ejecución (PRF) son de gran La representación de las funciones de recursos-ejecución (PRF) son de gran
utilidad, pero no permite analizar la representación conjunta de ambas tareas. Para utilidad, pero no permite analizar la representación conjunta de ambas tareas. Para
poder llevar a cabo tal objetivo, se han ideado otro tipo de representaciones que son poder llevar a cabo tal objetivo, se han ideado otro tipo de representaciones que son
conocidas con el nombre de análisis de las características de las operaciones de eje- conocidas con el nombre de análisis de las características de las operaciones de eje-
cución o curvas POC (Performance Operating Charasteristics) (Wickens, 1984, 1986). cución o curvas POC (Performance Operating Charasteristics) (Wickens, 1984, 1986).
Una de las curvas POC más representativas son las que se conocen con el nombre de Una de las curvas POC más representativas son las que se conocen con el nombre de
curvas AOC, ideadas por Sperling en 1986. Vamos a fijarnos en la Figura 5.2, donde curvas AOC, ideadas por Sperling en 1986. Vamos a fijarnos en la Figura 5.2, donde
se observan tres curvas POC diferentes en tres gráficas distintas. Los elementos comu- se observan tres curvas POC diferentes en tres gráficas distintas. Los elementos comu-
nes en cada una de estas gráficas son los siguientes: nes en cada una de estas gráficas son los siguientes:

a) En el eje de abscisas se expresa el porcentaje de aciertos en la tarea A, y en a) En el eje de abscisas se expresa el porcentaje de aciertos en la tarea A, y en
el eje de ordenadas se expresa el porcentaje de aciertos en la tarea B. Estos el eje de ordenadas se expresa el porcentaje de aciertos en la tarea B. Estos
rendimientos son los que lleva a cabo el sujeto para cada tarea por separado. rendimientos son los que lleva a cabo el sujeto para cada tarea por separado.
b) A continuación se halla un punto de intersección a partir de las líneas per- b) A continuación se halla un punto de intersección a partir de las líneas per-
pendiculares de las puntuaciones en las tareas realizadas por separado. pendiculares de las puntuaciones en las tareas realizadas por separado.
130 Psicología de la atención 130 Psicología de la atención

c) Posteriormente, reflejamos también en cada gráfica las puntuaciones obte- c) Posteriormente, reflejamos también en cada gráfica las puntuaciones obte-
nidas por las tareas cuando se realizan de forma conjunta. Dichas puntua- nidas por las tareas cuando se realizan de forma conjunta. Dichas puntua-
ciones vienen expresadas en la gráfica por los puntos vacíos. ciones vienen expresadas en la gráfica por los puntos vacíos.
d) La línea gruesa que conecta dichos puntos constituye la AOC, mientras que d) La línea gruesa que conecta dichos puntos constituye la AOC, mientras que
la línea más fina representa lo que, desde un punto de vista estadístico, cons- la línea más fina representa lo que, desde un punto de vista estadístico, cons-
tituiría “el mejor ajuste a los datos”. tituiría “el mejor ajuste a los datos”.

1 1
(A) (B) (C) (A) (B) (C)
0,8 0,8

0,6 0,6

0,4 0,4

0,2 0,2

0 0,2 0,4 0,6 0,8 1 0 0,2 0,4 0,6 0,8 1 0 0,2 0,4 0,6 0,8 1 0 0,2 0,4 0,6 0,8 1 0 0,2 0,4 0,6 0,8 1 0 0,2 0,4 0,6 0,8 1

Figura 5.2. Ejemplos de curvas AOC. Figura 5.2. Ejemplos de curvas AOC.

Éstos son los distintos elementos de cada una de las gráficas. Ahora bien, ¿cómo Éstos son los distintos elementos de cada una de las gráficas. Ahora bien, ¿cómo
se leen o interpretan estas curvas? Pues en base al grado en el que la AOC se aleje se leen o interpretan estas curvas? Pues en base al grado en el que la AOC se aleje
del punto de intersección de las perpendiculares de la puntuación en las tareas aisla- del punto de intersección de las perpendiculares de la puntuación en las tareas aisla-
das. En concreto, cuanto mayor es el alejamiento, mayor incompatibilidad o depen- das. En concreto, cuanto mayor es el alejamiento, mayor incompatibilidad o depen-
dencia existe entre las tareas. Así pues, de las tres situaciones de tareas concurrentes dencia existe entre las tareas. Así pues, de las tres situaciones de tareas concurrentes
expresadas en cada gráfica, la curva B es la que expresa una mayor compatibilidad expresadas en cada gráfica, la curva B es la que expresa una mayor compatibilidad
entre las tareas. En cambio, dicha compatibilidad es mucho menor en el caso de las entre las tareas. En cambio, dicha compatibilidad es mucho menor en el caso de las
gráficas A y C, acentuándose este hecho en la última de ellas. gráficas A y C, acentuándose este hecho en la última de ellas.

5.6. El papel de la práctica 5.6. El papel de la práctica

Como afirman Botella y Ruiz-Vargas (1982, p. 822), “Aunque es interesante el Como afirman Botella y Ruiz-Vargas (1982, p. 822), “Aunque es interesante el
proceso mediante el que se consigue realizar dos tareas complejas simultáneas, lo que proceso mediante el que se consigue realizar dos tareas complejas simultáneas, lo que
más nos interesa es la ejecución con grandes cantidades de práctica, pues es la situa- más nos interesa es la ejecución con grandes cantidades de práctica, pues es la situa-
ción más corriente en la vida cotidiana”. Y es que un hecho que no ofrece duda es el ción más corriente en la vida cotidiana”. Y es que un hecho que no ofrece duda es el
impacto positivo que la práctica tiene sobre la ejecución. impacto positivo que la práctica tiene sobre la ejecución.
En este apartado vamos a analizar el papel que juega la práctica a la hora de redu- En este apartado vamos a analizar el papel que juega la práctica a la hora de redu-
cir los efectos de interferencia. El supuesto básico del que se parte, entonces, es enten- cir los efectos de interferencia. El supuesto básico del que se parte, entonces, es enten-
der la atención como una habilidad que se adquiere y mejora con la práctica. der la atención como una habilidad que se adquiere y mejora con la práctica.
El estudio de la práctica en las situaciones de doble tarea en nuestra psicología El estudio de la práctica en las situaciones de doble tarea en nuestra psicología
contemporánea tiene como ejemplo clásico los estudios de Spelke, Hirst y Neisser(1976), contemporánea tiene como ejemplo clásico los estudios de Spelke, Hirst y Neisser(1976),
en el que los sujetos leían historias silenciosamente mientras que el experimentador en el que los sujetos leían historias silenciosamente mientras que el experimentador
les dictaba palabras una tras otra de forma continuada. Al principio, la rapidez de la les dictaba palabras una tras otra de forma continuada. Al principio, la rapidez de la
lectura disminuyó, pero tras seis semanas de entrenamiento se alcanzaron niveles nor- lectura disminuyó, pero tras seis semanas de entrenamiento se alcanzaron niveles nor-
Capítulo 5: Atención dividida 131 Capítulo 5: Atención dividida 131

males. Los sujetos informaron que, a pesar de haber comprendido lo que leían, no eran males. Los sujetos informaron que, a pesar de haber comprendido lo que leían, no eran
capaces de informar sobre otras características referentes a la información que se les capaces de informar sobre otras características referentes a la información que se les
había dictado. Los sujetos fueron entonces sometidos a una segunda sesión de entre- había dictado. Los sujetos fueron entonces sometidos a una segunda sesión de entre-
namiento en la que debían informar posteriormente sobre el mensaje dictado. Tras namiento en la que debían informar posteriormente sobre el mensaje dictado. Tras
una práctica extensa, los sujetos fueron capaces de realizar las dos tareas, hasta el pun- una práctica extensa, los sujetos fueron capaces de realizar las dos tareas, hasta el pun-
to de que eran capaces, no sólo de copiar la palabra dictada, sino la categoría semán- to de que eran capaces, no sólo de copiar la palabra dictada, sino la categoría semán-
tica a la que pertenecía la palabra. tica a la que pertenecía la palabra.
Los resultados de Spelke y Hirst han recibido interpretaciones diversas. Desde Los resultados de Spelke y Hirst han recibido interpretaciones diversas. Desde
las teorías de la automaticidad, la explicación dada a este estudio es que la tarea de las teorías de la automaticidad, la explicación dada a este estudio es que la tarea de
escritura llegaba a automatizarse. Sin embargo, los propios autores aún no desechan escritura llegaba a automatizarse. Sin embargo, los propios autores aún no desechan
la idea de que se pueda hablar de un ejercicio intermitente de tareas, e incluso sugie- la idea de que se pueda hablar de un ejercicio intermitente de tareas, e incluso sugie-
ren que es difícil explicar, desde el contexto de la automaticidad, por qué tales tareas ren que es difícil explicar, desde el contexto de la automaticidad, por qué tales tareas
son conscientes a pesar de haberse automatizado. son conscientes a pesar de haberse automatizado.
Si bien el estudio sistemático del papel de la práctica en situaciones de interfe- Si bien el estudio sistemático del papel de la práctica en situaciones de interfe-
rencia comienza con el estudio que acabamos de describir, esta variable ha sido una rencia comienza con el estudio que acabamos de describir, esta variable ha sido una
de las más estudiadas a lo largo de la historia de la psicología. Y, aunque ha sido estu- de las más estudiadas a lo largo de la historia de la psicología. Y, aunque ha sido estu-
diada fundamentalmente desde el contexto de la psicología del aprendizaje, también diada fundamentalmente desde el contexto de la psicología del aprendizaje, también
desde un principio ha tenido cabida en el contexto de la psicología de la atención. Así, desde un principio ha tenido cabida en el contexto de la psicología de la atención. Así,
cuando James en sus Principles of Psychology (1890) discute el papel favorable de la cuando James en sus Principles of Psychology (1890) discute el papel favorable de la
práctica en el aprendizaje de las respuestas motoras, hace afirmaciones como que “el práctica en el aprendizaje de las respuestas motoras, hace afirmaciones como que “el
hábito disminuye la atención consciente con la que se ejecutan nuestros actos” (p. hábito disminuye la atención consciente con la que se ejecutan nuestros actos” (p.
114). 114).
En 1896 Solomon y Stein trataron en Harvard de enseñarse a sí mismos a leer y En 1896 Solomon y Stein trataron en Harvard de enseñarse a sí mismos a leer y
escribir al mismo tiempo, una actividad a la que le dieron el nombre de “escritura escribir al mismo tiempo, una actividad a la que le dieron el nombre de “escritura
automática”. Para ello, practicaron con tareas progresivamente más difíciles, conti- automática”. Para ello, practicaron con tareas progresivamente más difíciles, conti-
nuando la práctica hasta que una de las actividades se hizo automática, siendo el suje- nuando la práctica hasta que una de las actividades se hizo automática, siendo el suje-
to inconsciente de lo que escribía. Solomon y Stein (1896) concluyeron que las tareas to inconsciente de lo que escribía. Solomon y Stein (1896) concluyeron que las tareas
complejas podían ser prácticamente automatizadas. complejas podían ser prácticamente automatizadas.
Pero, desde un punto de vista empírico, el precedente más claro de la teoría según Pero, desde un punto de vista empírico, el precedente más claro de la teoría según
la cual el desarrollo de una destreza automática ocurre como consecuencia del efecto de la cual el desarrollo de una destreza automática ocurre como consecuencia del efecto de
la práctica va a ser el trabajo de Bryan y Harter (1899), quienes estudiaron el desarrollo la práctica va a ser el trabajo de Bryan y Harter (1899), quienes estudiaron el desarrollo
de la habilidad relacionada con el envío y recepción de mensajes telegráficos. Tras una de la habilidad relacionada con el envío y recepción de mensajes telegráficos. Tras una
práctica extensa de años (casi 10 años) sus sujetos, que eran receptores telegráficos, alcan- práctica extensa de años (casi 10 años) sus sujetos, que eran receptores telegráficos, alcan-
zaron un nivel asintótico en su ejecución, esto es, ya no mostraron ninguna mejoría. Los zaron un nivel asintótico en su ejecución, esto es, ya no mostraron ninguna mejoría. Los
niveles asintóticos variaron algo según que la tarea fuese la de enviar o recibir mensa- niveles asintóticos variaron algo según que la tarea fuese la de enviar o recibir mensa-
jes, pero de to