Está en la página 1de 2

Una invitación especial

Mateo 11:28-30
Venid a mí todos los que estáis trabajados (fatigados) y cargados, y
yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de
mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para
vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

1. Venid a mi
 Reconozcan su necesidad y confíen que él puede resolverla.
 La carga del pecado, la carga de las demandas excesivas de los
líderes religiosos y fatiga en la búsqueda de Dios.

2. Llevad mi yugo
 “Llevar el yugo” significa someterse a la autoridad y enseñanzas
de un maestro.
 La carga que se impone con amor y se lleva con amor es siempre
ligera.
 Jesús libra a las personas de las cargas de religiosidad
 La relación con Dios transforma un trabajo cansador y sin sentido
en productividad espiritual con propósito.
 El yugo de Cristo es de paz, gracia, perdón y amor.

3. Aprended de mi
 Manso y
 Humilde de corazón.
Descansa Ya

Descansa ya, descansa ya


Deja tu carga y tristezas allí mismo donde estas
Oí la voz, oí la voz
Que me insistía dulcemente, en hacerme descansar

¿Quién eres tú? Oh dulce voz


¿Quién eres tú? Y ¿por qué te empeñas en hacerme descansar?
Son mi dolor y mi aflicción
Y mis tristezas y mis cargas que me impiden escuchar

Yo soy Jesús de Nazaret


Tú eres mi hijo, yo te amo y te quiero libertar
Por ti morí en una cruz
Y con mi sangre yo pagué lo que costó tu libertad
Descansa ya, descansa ya