Está en la página 1de 7

FRANCO BRAVO GUSTAVO FERNANDO G2

MERCURIO
El mercurio es un elemento natural que se encuentra en la roca de la corteza
terrestre, como en los depósitos de carbón. En la tabla periódica, tiene el
símbolo "Hg" y el número atómico es 80. Existe en diversas formas:

 Metilmercurio y otros compuestos orgánicos,


 Mercurio elemental (metálico),
 Compuestos de mercurio inorgánico.

El metilmercurio y otros compuestos de mercurio orgánico se forman cuando el


mercurio se combina con el carbón. Los organismos microscópicos convierten el
mercurio en metilmercurio, que es el compuesto de mercurio orgánico más
común del medio ambiente. (OMS, 2019)

Ilustración 1 Mercurio en estado elemental

El mercurio elemental o metálico es un metal plateado brillante y líquido a


temperatura ambiente. Se utiliza en los termómetros viejos, bombillas de luz
fluorescente y algunos interruptores eléctricos. Cuando se cae, el mercurio
elemental se divide en gotas más pequeñas que pueden filtrarse en grietas o
adherirse fuertemente a ciertos materiales. A temperatura ambiente, el mercurio
elemental expuesto puede evaporarse hasta convertirse en un vapor tóxico
invisible e inodoro. Si se calienta, es un gas incoloro e inodoro. (OMS, 2019)

El mercurio elemental es un elemento que no ha reaccionado con otra sustancia.


Cuando el mercurio reacciona con otra sustancia, forma un compuesto. (OMS,
2019)
FRANCO BRAVO GUSTAVO FERNANDO G2

Los compuestos de mercurio inorgánico toman la forma de sales de mercurio y,


por lo general, son cristales o un polvo color blanco, con la excepción del sulfuro
de mercurio (cinabrio), que es color rojo. La mayoría de los usos de los
compuestos inorgánicos fueron suspendidos. (OMS, 2019)

El mercurio es tóxico para la salud humana, y constituye una amenaza


especialmente para el desarrollo del bebé en el útero y en los primeros años de
vida. (OMS, 2019)

Todas las formas del mercurio causan efectos tóxicos en los sistemas nervioso,
digestivo e inmunológico, y en los pulmones, los riñones, la piel y los ojos, entre
otros. (OMS, 2019)

Se ha estimado que, en poblaciones seleccionadas que se dedican a la pesca


de subsistencia, entre 1,5/1000 y 17/1000 niños mostraban impactos cognitivos
causados por el consumo de pescado contaminado con mercurio. (OMS, 2019)

La liberación del mercurio en el medio ambiente proviene principalmente de la


actividad humana, en especial de las usinas eléctricas de carbón, los sistemas
de calefacción residenciales y los incineradores de residuos, y como resultado
de la minería para extraer mercurio, oro y otros metales. Una vez que entra en
el medio ambiente, el mercurio elemental se transforma naturalmente en
metilmercurio que se bioacumula en peces y crustáceos. (OMS, 2019)

La exposición de los seres humanos se produce principalmente a través de la


inhalación de los vapores de mercurio elemental durante los procesos
industriales y mediante el consumo de pescado y mariscos contaminados. (OMS,
2019)

Medidas para prevenir la contaminación

Para prevenir la liberación en el medio ambiente y la exposición humana, hace


falta:

 Eliminar la producción de mercurio y su uso en la minería y la industria;

 Promover el uso de fuentes de energía limpia que no impliquen la quema de


carbón;
 Utilizar termómetros y tensiómetros que no contengan mercurio en los
servicios de salud;
FRANCO BRAVO GUSTAVO FERNANDO G2

 Implementar medidas de seguridad en el manejo, uso y eliminación de


productos y residuos con mercurio.

Etiquetado

Frases R: Frases S:

R23: Tóxico por inhalación. S2: Manténgase fuera del alcance de


R33: Peligro de efectos los niños.
acumulativos. S7: Manténgase el recipiente bien
R38: Irrita los ojos. cerrado.
R41: Riesgo de lesiones oculares S26: En caso de contacto con los
graves. ojos, lávelos inmediatamente con
R50/53: Muy tóxico para los abundante agua y consultar al
organismos acuáticos, puede médico.
provocar a largo plazo efectos S39: Protección para los ojos / la cara.
negativos en el medio acuático. S45: En caso de accidente o malestar,
acuda al médico inmediatamente
(mostrar la etiqueta si es posible).
S46: En caso de ingestión, acuda
inmediatamente al médico y
muéstrele la etiqueta.
S60: Elimínense el producto y su
recipiente como residuos peligrosos.
S61: Evítese su liberación al medio
ambiente.

Toxicidad

El mercurio elemental y el metilmercurio son tóxicos para el sistema nervioso


central y el periférico. La inhalación de vapor de mercurio puede ser perjudicial
para los sistemas nervioso e inmunitario, el aparato digestivo y los pulmones y
riñones, con consecuencias a veces fatales. Las sales de mercurio inorgánicas
son corrosivas para la piel, los ojos y el tracto intestinal y, al ser ingeridas, pueden
resultar tóxicas para los riñones. (OMS, 2019)
FRANCO BRAVO GUSTAVO FERNANDO G2

Tras la inhalación o ingestión de distintos compuestos de mercurio o tras la


exposición cutánea a ellos se pueden observar trastornos neurológicos y del
comportamiento, con síntomas como temblores, insomnio, pérdida de memoria,
efectos neuromusculares, cefalea o disfunciones cognitivas y motoras. En
trabajadores expuestos durante varios años a niveles atmosféricos de al menos
20 μg/m3 de mercurio elemental se pueden observar signos subclínicos leves de
toxicidad para el sistema nervioso central. Se han descrito efectos en los riñones
que van de la proteinuria a la insuficiencia renal. (OMS, 2019)

BENCENO

Líquido incoloro con olor dulce. Se evapora al aire rápidamente y es poco soluble
en agua. Es altamente inflamable y se forma tanto de procesos naturales como
de actividades humanas. (OMS, 2019)

Ilustración 2 Benceno

Los procesos industriales son la fuente principal de benceno en el ambiente. El


benceno puede pasar al aire desde el suelo y el agua. En el aire reacciona con
otras sustancias químicas y se degrada en unos pocos días. El benceno en el
aire puede ser arrastrado a la tierra por la lluvia o la nieve. Se degrada más
lentamente en el agua y en el suelo, y puede pasar al agua subterránea a través
del suelo. El benceno no se acumula en plantas o en animales. (OMS, 2019)

La exposición humana al benceno se ha asociado con una variedad de


enfermedades y efectos en la salud agudos y a largo plazo, como cáncer y
anemia aplásica. (OMS, 2019)
FRANCO BRAVO GUSTAVO FERNANDO G2

La exposición se puede producir en el lugar de trabajo o en el hogar, como


resultado del uso extendido de productos derivados del petróleo que contienen
benceno, como los combustibles de motores y los solventes. (OMS, 2019)

La exposición activa y pasiva al humo de tabaco también es una fuente


importante de contaminación. El benceno es muy volátil y la exposición se
produce principalmente a través de la inhalación. (OMS, 2019)

Medidas para prevenir la contaminación

Algunas de las intervenciones para reducir la exposición laboral y de la población


general son:

 Promover el uso de solventes alternativos en procesos industriales;

 Formular e implementar políticas y leyes para quitar el benceno de los


productos de consumo;
 Desalentar el uso hogareño de productos que lo contengan;
 Dejar de fumar;

 Promover códigos de edificación que exijan estacionamientos separados de


la construcción principal.
Etiquetado:

CLASIFICACIÓN: ETIQUETADO
F; R11 Símbolo: F (Inflamable), T (Tóxico)
Carc. Cat. 1; R45 Frases R:
Muta. Cat. 2; R 46 R11: Fácilmente inflamable.
T; R48/23/24/25 R36/38: Irrita los ojos y la piel.
Xn (Nocivo); R65 R45: Puede causar cáncer.
Xi (Irritante); R36/38 R46: Puede causar alteraciones
genéticas hereditarias.
R48/23/24/25: Tóxico: Riesgo de
efectos graves para la salud en
caso de exposición prolongada por
inhalación, contacto por la
piel e ingestión.
FRANCO BRAVO GUSTAVO FERNANDO G2

R65: Nocivo: si se ingiere puede


causar daño pulmonar.
Frases S:
S45: En caso de malestar, acúdase
inmediatamente al médico (si es
posible, muéstrese la etiqueta).
S53: Evítese la exposición.

Toxicidad

Respirar niveles de benceno muy altos puede causar la muerte, mientras que
niveles bajos pueden causar somnolencia, mareo y aceleración del latido del
corazón o taquicardia. Comer o tomar altos niveles de benceno puede causar
vómitos, irritación del estómago, mareo, somnolencia o convulsiones y, en último
extremo, la muerte. (OMS, 2019)

La exposición de larga duración al benceno se manifiesta en la sangre. El


benceno produce efectos nocivos en la médula ósea y puede causar una
disminución en el número de hematíes, lo que conduce a padecer anemia. El
benceno también puede producir hemorragias y daños en el sistema inmunitario,
aumentando así las posibilidades de contraer infecciones por inmunodepresión.
(OMS, 2019)

Los efectos nocivos del benceno aumentan con el consumo de bebidas


alcohólicas. Algunos estudios sobre una muestra de mujeres que respiraron altos
niveles de benceno durante varios meses han revelado que presentaron
menstruaciones irregulares, así como disminución en el tamaño de sus ovarios.
No se sabe si la exposición al benceno afecta al feto durante el embarazo. Varios
estudios en animales han descrito bajo peso de nacimiento y problemas en la
formación de huesos. (OMS, 2019)
FRANCO BRAVO GUSTAVO FERNANDO G2

El Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos (DHHS)


ha determinado que el benceno es un reconocido carcinógeno en seres humanos
y otros mamíferos lactantes. La exposición de larga duración a altos niveles de
benceno en el aire puede producir leucemia, así como cáncer de colon. (OMS,
2019)

En el organismo, el benceno es transformado en productos llamados


metabolitos. Ciertos metabolitos pueden medirse en la orina o en las heces. Sin
embargo, este examen debe hacerse con celeridad después de la exposición y
el resultado del análisis no indica a que concentración de benceno se estuvo
expuesto, ya que los metabolitos en la orina pueden originarse a partir de otras
fuentes. (OMS, 2019)

BIBLIOGRAFIA

Organización Mundial de la Salud (OMS), 2019. Diez sustancias químicas que


constituyen una preocupación para la salud pública. Ginebra, Suiza.
Recuperado de:
https://www.who.int/ipcs/assessment/public_health/chemicals_phc/es/

Organización Mundial de la Salud (OMS), 2019. El mercurio y la salud.


Ginebra, Suiza. Recuperado de: https://www.who.int/es/news-room/fact-
sheets/detail/mercury-and-health

Organización Mundial de la Salud (OMS), 2019. Plaguicidas altamente


peligrosos. Ginebra, Suiza. Recuperado de:
https://www.who.int/ipcs/assessment/public_health/pesticides/es/

Organización Mundial de la Salud (OMS), 2019. Benceno. Ginebra, Suiza.


Recuperado de:
https://www.who.int/ipcs/assessment/public_health/benzene/es/

Organización Mundial de la Salud (OMS), 2019. Mercurio. Ginebra, Suiza.


Recuperado de:
https://www.who.int/ipcs/assessment/public_health/mercury/es/