Está en la página 1de 2

Administración de los recursos Humanos

La administración de los recursos humanos (ARH) implica coordinar la participación de


individuos para el logro de los objetivos organizacionales. En consecuencia, los
administradores de todos los niveles deben interesarse en la ARH. Básicamente, todo
administrador hace que se logren cosas a través de los esfuerzos de otros; esto requiere de
una administración eficaz de los recursos humanos. Los individuos que tratan con los aspectos
de los recursos humanos se enfrentan a una multitud de desafíos, los cuales van desde una
fuerza de trabajo que cambia de manera constante, regulaciones gubernamentales que están
siempre presentes y la revolución tecnológica hasta los efectos del 11 de septiembre y de los
desastres naturales como inundaciones, huracanes y tornados. Además, la competencia global
ha obligado a las organizaciones tanto grandes como pequeñas a ser más conscientes de sus
costos y de su productividad. En virtud de la naturaleza trascendental de los problemas
relacionados con los recursos humanos, estos aspectos reciben gran atención por parte de la
alta administración.

Función de la administración de recursos humanos

Quienes participan en la administración de los recursos humanos desarrollan y trabajan a


través de un sistema integrado de ARH. Hay cinco áreas funcionales que se asocian con una
administración eficaz de recursos humanos: dotación de personal, desarrollo de los recursos
humanos, remuneración, seguridad y salud, y relaciones laborales y con los empleados.

Análisis de una administración en recursos humanos: Puesto

El análisis de puestos es un proceso sistemático para determinar las habilidades, las


obligaciones y los conocimientos que se requieren para desempeñar los cargos dentro de una
organización.7 Con un análisis de puestos, se identifican las tareas que se necesitan para
desempeñar un trabajo o cargo. Tradicionalmente, es una técnica esencial y dominante de
recursos humanos, y el punto de partida para otras actividades de recursos humanos. En el
ambiente laboral dinámico de la actualidad, la necesidad de un sistema sólido de análisis de
puestos es fundamental. Se están creando nuevos puestos, y los puestos antiguos se rediseñan
o se eliminan. Un análisis de puestos realizado tan sólo hace algunos años actualmente podría
ser obsoleto. Algunos señalan incluso que los cambios ocurren con tanta rapidez que es difícil
mantener un sistema eficaz de análisis de puestos. El puesto consiste en un conjunto de tareas
que deben realizarse para que una organización logre sus metas. Puede requerir los servicios
de una persona, como los del presidente, o los servicios de 75, como podría ser el caso de los
operadores de alimentación de datos en una gran empresa. Una posición es un conjunto de
tareas y responsabilidades a cargo de una persona; existe una posición para cada individuo
dentro de la organización. En un grupo de trabajo que consiste en un supervisor, dos oficinistas
y cuatro operadores de procesadores de textos, existen tres puestos y siete posiciones. Una
compañía pequeña podría tener 25 puestos para sus 75 empleados, mientras que en una
compañía grande pueden existir 2,000 puestos para 50,000 empleados. En algunas empresas,
unos 10 puestos constituyen hasta el 90 por ciento de la fuerza de trabajo.