Está en la página 1de 46

lOMoARcPSD|1177595

Apuntes Introducción a los Servicios Sociales - Temario


completo

Introducción a los Servicios Sociales (UNED)

StuDocu is not sponsored or endorsed by any college or university


Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)
lOMoARcPSD|1177595

INTRODUCCIÓN A LOS SERVICIOS SOCIALES


FUNDAMENTOS DE SERVICIOS SOCIALES

CAPÍTULO 1 – EL HECHO SOCIAL DE LA POBREZA EN EL SIGLO XVI

1. EL ESCENARIO DEL DEBATE

1.1. Pobreza y prosperidad en el siglo XVI

La preocupación por la asistencia a los necesitados responde a los cambios que se están produciendo en
España como resultado de la prosperidad y desarrollo económico de los Reinos de Castilla en el siglo XVI
(llegada de metales preciosos de las indias, el comercio americano). En la economía española, tanto el
comercio, como la agricultura y la industria florecen. Se producen movimientos migratorios hacia América o
del campo hacia las ciudades y movimientos emigratorios, atraídos por el auge económico y por la
expulsión de los judíos. Todo ello conlleva simultáneamente la aparición de problemas sociales,
aumentando los pobres, peregrinos, desarraigados, etc.

Pero según Vicens Vives esta prosperidad fue breve (“meteoro burgués del siglo XVI”), hasta más o menos
1550, que es cuando se produce la ruina de los artesanos e industriales, incapaces de resistir a la
competencia extranjera (menos afectados por el alza de precios). Las reflexiones que se generan en esa
época son:

el alcance de las medidas respecto a los extranjeros


el debate sobre los pobres fingidos
la conveniencia de la limosna
la vinculación de la asistencia social con la reforma de la situación económica
la necesidad de mano de obra para la agricultura, industria

1.2. El humanismo renacentista y la secularización de la pobreza

Se están produciendo otros cambios, como la erosión de la fundamentación religiosa de la pobreza. El


mundo medieval se encontraba organizado en función de Dios, el mundo era un “valle de lágrimas”, la
resignación era una virtud, la riqueza o pobreza eran situaciones queridas por Dios, como bien describen
Alonso Seco y Gonzalo González: “la atención al necesitado gira en torno al concepto de caridad. La iglesia
influye a todos los niveles en la vida de las personas, la pobreza es una virtud”.

Los pobres eran tratados como interceptores para la salvación de los pecadores a través de la acción
asistencial, de la caridad. Existe una exaltación de los pobres en la escala de valores, una sobreestimación
de los pobres y de la pobreza, promoviendo la integración de los mismos en la sociedad. Todo ello pese a la
rigidez de la sociedad (cada uno nace en un estamento y tiene sus derechos y obligaciones por ello).

El auténtico fondo del debate sobre la pobreza recae en el papel de los poderes públicos en la corrección
de las necesidades sociales. La secularización se produce por la incongruencia entre la marginación y la
exaltación de la misma por motivos ideológicos.

Se va a producir un abandono del teocentrismo medieval hacia un antropocentrismo.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

2. POBREZA Y SOCIEDAD EN LOS PENSADORES ESPAÑOLES DEL SIGLO XVI

Lutero considera la caridad privada una virtud secundaria. Europa se encamina hacia una asistencia social
pública, no así aún en España, que todavía se inclina por la caridad como fundamento de la asistencia
social. Aún así surgen los primeros pensadores que tratan desde diferentes puntos de vista el tema de la
pobreza.

2.1. Juan Luis Vives (1492-1540)

Pensador, nacido en Valencia, de padres judíos, polifacético, humanista, pedagogo, escritor, maestro y
tutor. Fue respetado por los principales intelectuales de la época.

Para unos autores es la gran figura del Renacimiento. Emprendió la reforma del método (estudios
gramaticales, teología). Estudió todas las ciencias, la antigüedad, combatió la barbarie, descubrió las causas
de la corrupción de las artes, redactó un plan de enseñanza cristiana.

El contendido de su obra debe interpretarse como una desacralización de la pobreza, ya impulsada por
Erasmo (Elogio de la locura), Tomas Moro (Utopía) y Lutero (éxito=signo de predestinación).

Fue quien hizo la primera propuesta formal para que el cuidado de los pobres dejara de ser un simple
medio con el que ejercitar la caridad cristiana, para pasar a una verdadera función pública.

Su obra más importante Del Socorro de los Pobres, escrita en latín, en 1525, en la ciudad de Brujas.
Es considerada como un texto de capital importancia en el nacimiento de la beneficencia moderna. Consta
de dos partes, el Libro Primero y el Libro Segundo.

a) Libro primero del Socorro de los Pobres


Esta primera parte contiene para algunos la teología de la limosna individual, sin decir nada nuevo.
Parte de una concepción muy amplia de la pobreza y la limosna, involucrando aspectos tanto
materiales como espirituales.

Fundamenta la limosna tanto humanitariamente como religiosamente, es decir, es un mandato


religioso que consigue la consistencia de la sociedad y también es un hecho de solidaridad colectiva
humanista.

Pero se distancia de la tradicional interpretación religiosa de la pobreza. Analiza las perturbaciones


colectivas que originan la pobreza, emplazando a las autoridades públicas para controlar los efectos
negativos.

Justifica con el Antiguo y Nuevo Testamentos la necesidad y obligación de la limosna, con el fin de
atenuar la amenaza social de la pobreza, para lo que establece unos límites a la limosna, incidiendo
en lo colectivo.

b) Libro segundo del Socorro de los Pobres


Plantea las soluciones prácticas al ideal de la caridad y a la asistencia a los pobres, primando la
dimensión colectiva en su reflexión. Llama la atención a los gobernantes sobre los riesgos colectivos

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

de la pobreza (contagio de enfermedades, guerras civiles) incitándoles a una orientación


preventiva.

Se requiere asistencia pública por ser insuficiente la caridad, para lo que se necesitan remedios
humanos, dada la poca eficacia de los religiosos. Se atribuye a la autoridad pública la
responsabilidad del cuidado de los mendigos, pobres, huérfanos, locos y ciegos en hospitales, y a
los pobres que vivan en sus casas.

Partiendo de que no es justo que en una ciudad rica haya ciudadanos que pasen hambre y miseria,
propugna la averiguación de los verdaderos pobres, censándolos (inventario de recursos y
necesidades, en la actualidad).

 Remedio básico para el socorro de los pobres supresión de la mendicidad


 Postulado básico la obligatoriedad y el derecho al trabajo (implica a la suerte y situación
del individuo en la sociedad, no a factores religiosos). Cobran protagonismo los poderes
públicos. Se liberan recursos para la correcta atención a los verdaderos necesitados
 Principal propuesta no reglamentar la pobreza y mendicidad, sino suprimirla
 Mendigos forasteros propugna que se les expulse a sus lugares de origen ayudándoles
económicamente en el viaje
 Mendigos nativos instruirles a todos ellos, incluidos los minusválidos (“los ciegos no
pueden estar ociosos, pueden realizar muchas tareas”) en el oficio más adecuado a sus
cualidades. Para ello se les asigna obligatoriamente a talleres y, si fuera necesario, a la
realización de obras públicas municipales (reparación de hospitales, principalmente). Quienes
estén temporalmente sin actividad serán alimentados por la colectividad
 Los poderes públicos tienen tanta importancia en la reglamentación de la pobreza que hasta los
funcionarios públicos tenía la facultad de encarcelar
 Propugna una ley en contra de las recomendaciones, mediante sanciones a quien influya en la
obtención de dinero con el pretexto de necesidad
 El capítulo 4 lo dedica al cuidado de los niños (educación en la infancia, niños privados de
ambiente familiar, etc.)
 En el capítulo 6 trata de la financiación de la asistencia, para lo que dice que la administración de
los bienes públicos tiene que ser muy rigurosa. Prioriza la asistencia en los gastos municipales.
Otras fuentes de ingresos deben ser:
- las donaciones de particulares (testamentos)
- las rentas de los obispos, abades y otros religiosos
- la administración de los recursos de los establecimientos de caridad. Para ello se establece
la gestión conjunta de hospitales (los saneados ayudarán a los necesitados, estén donde
estén), esto significa una de las innovaciones más revolucionarias de su obra
- la limosna (cuando todos estos recursos no sean suficientes), proponiendo que se instalen
cepillos en las iglesias primero, para que el dinero sea controlado y segundo para que no se
hagan donaciones particulares
 Presta especial atención a la gestión de los ingresos, promoviendo la pulcritud en su manejo
para evitar abusos. Para él la actuación de la autoridad no es sustitutoria, sino ordenadora y
complementaria
 En el último capítulo se evidencia su preocupación secular, enumera las ventajas por la práctica
del socorro a los pobres (aumento del honor de la ciudad, menos robos y delitos, etc.). Solo la
última ventaja aludida por él es de carácter religioso

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

c) La trascendencia de la obra y pensamiento de Vives


Para uno es el autor esencial sobre el que parte la reflexión sobre la mendicidad y la pobreza.

Su éxito se manifiesta también por la aceptación de su proyecto en Brujas (edicto de 1526), lo cual
lleva a la legislación española a crear las leyes de mendicidad de Carlos I y Felipe II.

Los detractores tildaban sus ideas de peligrosas para los intereses tradicionales, especialmente los
eclesiásticos, los cuales, según Vives, obtenían provecho económico de sus intervenciones en las
donaciones y obras pías.

En definitiva, su obra sienta los fundamentos de lo que será la política social de los estados
capitalistas, principalmente después de la II Guerra Mundial. Queda incorporado a la polémica
actual sobre el intervencionismo y la privatización.

2.2. Domingo de Soto (1494-1560)

Dominico, nacido en Segovia, estudió Filosofía, fue Catedrático de Salamanca, colaborador de Francisco de
Vitoria en la reforma de la Teología. Asistió al Concilio de Trento como teólogo de Carlos V.

Su obra más importante Deliberación de la Causa de los Pobres, escrita en 1545, es una réplica
completa de las ideas de Vives, escrita con una viveza muy superior, hasta beligerante (“los reformadores
de la pobreza parecen actuar más por rechazo a los pobres que por caridad y misericordia”).

No es partidario de las medidas controladoras de la pobreza, queriendo volver al carácter tradicional y


religioso de la asistencia. El pobre tiene que buscar ayuda donde estime conveniente (dentro o fuera de su
localidad). A los poderes públicos les da un papel secundario, reservando a éstos la tarea de la distinción
entre los pobres verdaderos y los falsos y su posible castigo.

Considera humillantes y discriminatorios los controles y supervisión pública. No está de acuerdo en la


concesión de trabajo a los menesterosos de la forma en que dice Vives. No restringe la limosna por motivos
religiosos, sino por motivos materiales de pobreza. No debe restringirse la mendicidad aún cuando conlleve
a la estafa (por la dificultad de su veracidad).

Defiende la asistencia y rechaza el encierro de los pobres, ya que entiende que la presencia cotidiana de
necesitados y la limosna incentiva esa virtud cristiana. Quien prohíba la caridad pública perjudica la virtud
de la misericordia.

Defiende la caridad pública con los argumentos siguientes:

 No existen hospitales suficientes para todos los necesitados


 Existe variedad en las limosnas (alimentación, ropa, dinero)
 Son los propios pobres los que mejor saben y buscan sus necesidades, no las instituciones

Se aproxima a Vives solo en la concepción de la riqueza y su distribución. Por ello, las dos tendencias
básicas sobre la mendicidad, la de Vives y la de Soto, quedan enfrentadas pero se convierten, a lo largo de
los años en contemporáneas (a través del sistema de bienestar social).

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

2.3. Fray Juan de Robles o Juan de Medina (1492-1572)

Su obra más importante De la orden que en algunos pueblos de España se ha puesto en la limosna para
remedio de los verdaderos pobres, escrita en 1545, es partidario de las medidas legales para el control de la
mendicidad aparecidas, principalmente, en 1540, tales como:

 Que nadie pidiera sin ser examinado de pobre y provisto de cédula


 Que nadie pidiera fuera de su localidad
 Que los peregrinos a Santiago no salieran a pedir más de 4 leguas del camino
 Que los Corregidores se ocupasen de que los pobres fuesen alimentados y curados en hospitales

Su característica principal es la separación entre la esfera de la vida religiosa y de la vida civil, acompañada
de una ampliación de la competencia estatal, atribuyendo el control de la mendicidad y la administración
de los hospitales a las autoridades civiles. Afirma que “solo la necesidad obliga a la ayuda, no la
religiosidad”.

La cuestión de la pobreza es abordada por la obligación del trabajo, cuestión marginada por Soto. La
mendicidad no es un problema de caridad o religioso, es de tipo económico y político. La obligación de
trabajo es un bien, hay necesidades colectivas que cubrir con él, por lo que no hay razón para la pobreza, ya
que el que trabaje no tiene necesidad de pedir, salvo en los casos en los que no pueden ganarlo por sus
propios medios.

Propone suprimir la mendicidad mediante un sistema público de ayudas, centrada en la ayuda domiciliaria
semanal. Los recursos se obtendrán por medio de los donativos individuales y los que se obtengan en las
iglesias, quedando estos administrados por las autoridades civiles. Se restringen las ayudas, pero las amplía
a los forasteros.

En resumen, la obra de Robres es una justificación del desplazamiento de la moral de la caridad, al plano de
una política de justicia social. La secularización y la preeminencia otorgada al trabajo serán los nuevos
valores que nacen.

2.4. Miguel de Giginta (1534-1588)

Canónigo catalán, hábil negociador con autoridades políticas y eclesiásticas. Su obra más importante:
Remedio de Pobres. Su obra se basa en tres elementos:

1) La grave situación económica española (cosechas deficitarias, carestía de precios, inflación, paro
obrero), lo que lleva a graves dificultades sociales.
2) La ausencia de organización y deficiente gestión de las instituciones asistenciales (centros sin
recursos, aperturas indiscriminadas) La gestión de las instituciones benéficas solían ser para
provecho de los administradores, no de los pobres.
3) El debate suscitado por la reforma protestante, en el que el luteranismo y el calvinismo van a influir
en el cambio del sistema asistencial, traspasando la gestión de la beneficencia a los poderes
públicos. Los municipios eran los encargados de la asistencia, los vagabundos eran encerrados en
asilos públicos, la caridad se había convertido en un impuesto a la población, el control del dinero
pasa a manos de las autoridades para evitar las frecuentes corruptelas eclesiásticas. Pero en 1545,
el Concilio de Trento reafirma la doctrina tradicional: la Iglesia es la encargada del socorro a los
pobres, se justifican las obras y se implanta un control para evitar los abusos en el manejo de la

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

economía, estableciendo un rendimiento de cuentas periódico a las autoridades eclesiásticas. Todo


ello lleva, sin embargo, a un acercamiento de posturas entre las ideas benefactoras católicas y las
protestantes.

Mostró una decidida orientación hacia la intervención civil de la beneficencia. El agente básico del impulso
de las reformas ha de ser el monarca. Éste impulsará los Montes de Piedad en los municipios importantes.
Sus obras se extendieron rápidamente por mandato real. Dos siglos después, con el mandato de
Floridablanca, se recuperarán sus ideas.

Las Casas de Misericordia

 Fue una propuesta para abordar la mendicidad, en el que compagina “la atención de los poderes
públicos a los pobres, no se impide la mendicidad libre y se controla la proliferación de pobres
fingidos”.
 Defiende la fusión de establecimientos asistenciales en dos únicos hospitales por localidad, uno
para enfermos y otro para mendigos.
 No se trata de centros de encierro, al existir libertad en la salida y entrada a los mismos.
 Los acogidos recibirán lo que precisen para su mantenimiento.
 Se recomienda a la población no dar limosnas a mendigos para que sean los verdaderos pobres
fingidos los que acaben ingresando en estos centros.
 La financiación procede de:
 la reducción de hospitales
 los ingresos habituales de fundaciones benéficas
 del trabajo de los acogidos
 de diversas fuentes (porcentaje de entradas a comedias, entradas a museos, entradas a
parques zoológicos, etc.)
 Critica la ociosidad, pretendiendo emplear las Casas de Misericordia como instrumento de reforma
(moral, religiosa, educativa)
 El abandono de la ociosidad debía de hacerse mediante el trabajo, recibiendo los acogidos un
salario por su actividad.
 El trabajo es considerado más una necesidad para el bien de la sociedad que un medio para evitar
la mendicidad.
 En Remedio de Pobres afirma que con las Casas de Misericordia se logrará arrebatar el ocio a los
pobres, se eliminará la exhibición pública de la enfermedad, se multiplicará la fuerza del trabajo, se
fomentará el aumento de la riqueza particular y pública.

2.5. Pérez de Herrera (1556-1620)

Médico, político y poeta, nacido en Salamanca, seguidor de Giginta. Con medio siglo debatiendo la pobreza,
pocas novedades se esperaban de su obra.

Su obra más importante es de 1598 “Discursos del amparo de los legítimos pobres y reducción de
los fingidos”, o “Amparo de Pobres”.
Impulsó medidas matizadas respecto a anteriores, en las que distinguía entre verdaderos y falsos
mendigos, debiendo, éstos últimos ser severamente castigados.
Admite la mendicidad de los extranjeros.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

Percibe numerosos males y riesgos como consecuencia de la permisividad con la mendicidad libre
(ociosidad, vida alejada de la religiosidad, simulación de enfermedades o maltrato a niños para
aparentarlas)
Trata de recuperar para la vida activa a los huérfanos desamparados, proponiendo la designación
en cada municipio de un “Protector de los Huérfanos”.
La solución a los males la lleva a cabo con los Albergues de Pobres y la reglamentación de la
mendicidad callejera.

Los Albergues de Pobres

 Son residencias-refugio para pobres verdaderos, en los que éstos tienen libertad para salir o
entrar. Con ello trata de evitar los problemas causados por la reclusión (enfermedades por
falta de ejercicio y ventilación, falta de recursos para mantener a los recluidos, etc.)

 A los albergues se acude solo para dormir. Durante el día, se les facilita una licencia para
poder limosnear, trabajando únicamente en los albergues quienes no puedan hacerlo fuera.

 La financiación de los Albergues se obtiene con los impuestos obtenidos de representación


de comedias, de construcción de viviendas, siendo la administración a cargo de laicos y
eclesiásticos y el control civil totalmente.

Otras ideas son:

La asistencia y control de la pobreza tiene que ser parte de una política general de asistencia
promovida por el Estado.
Para los encerrados en prisión promueve las Hermandades.
Para los niños abandonados, su colocación en familias o asilos bajo la protección de tutores.
Para la invalidez militar, un seguro social financiado por el Estado y por los beneficiarios.
Aspira al control y reglamentación de la mendicidad, no a su desaparición.
Su principal objetivo para resolver la cuestión social es la introducción de las manufacturas en la
sociedad.

3. LAS ACCIONES LEGISLATIVAS Y ADMINISTRATIVAS SOBRE LA POBREZA EN LOS INICIOS DE LA


EDAD MODERNA ESPAÑOLA

Dentro del proceso secularizador surgido en España a lo largo de toda la Edad Moderna, se enmarcan las
acciones legislativas y administrativas activadas por la monarquía en el siglo XVI, basadas en el sistema
“poor-law” inglés aprobado por el Parlamento de la Reina Isabel I.

Sus anotaciones más importantes son:

a) La obligación estatal de clasificar a los pobres en verdaderos y fingidos.


b) Trabajo obligatorio para todos los aptos.
c) Limitación de los socorros a los verdaderamente necesitados.
d) Creación de los inspectores de pobres.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

3.1. Acciones legislativas

Ordenamiento de las Cortes de Valladolid (1523), prohibiendo la libre circulación de pobres por el
Reino de Castilla, por lo que solo pedirán limosna en sus lugares de origen.
Ordenamiento de las Cortes de Toledo (1525), por el que se solicita al Rey la reducción de
hospitales (solo debe haber uno en cada localidad), y los pobres solo podrán pedir con una licencia
municipal.
Ordenamiento de las Cortes de Madrid (1528), revela el incumplimiento del Ordenamiento de las
Cortes de Valladolid (los pobres piden fuera de sus localidades y las autoridades no hacen nada por
evitarlo), proponiendo penas para pobres y corregidores.
Ordenamiento de las Cortes de Segovia (1532), se reitera la petición de eliminación de hospitales,
con la salvedad de dejar 2 en cada población, uno para contagiosos y otro para pobres.
Ordenamiento de las Cortes de Madrid (1534), se clasifica la pobreza y se toman medidas por esta
clasificación (punitivas para vagabundos, restrictivas para peregrinos y protectoras para
verdaderos)
Real Carta y Real Instrucción de Carlos I (1540), es la primera disposición que pretende afrontar y
regular la pobreza. Se recogen las disposiciones anteriores (por el no cumplimiento de las mismas),
tales como examen del carácter verdadero o falso del pobre, exigencia de licencia para mendigar,
prohibición de mendigar fuera de la localidad de origen, sustitución de la mendicidad callejera por
el recogimiento en hospitales, nombramiento de vigilantes de pobres y de la ejecución de las
medidas.
Ordenamiento de las Cortes de Valladolid (1555), instando al Rey para que haga cumplir las
medidas promulgadas sobre el recogimiento de pobres, el nombramiento de un padre de pobres.
Real Pragmática de Felipe II (1565), es otra de las grandes disposiciones generales junto con la de
1540, en la que se recorren los influjos doctrinales del Concilio de Trento así como de las
aportaciones de Domingo de Soto, tales como: desterrar a los pobres fingidos, permitir la
mendicidad con licencia a los pobres verdaderos, atención a los pobres vergonzantes, prohibición
de la mendicidad infantil, recogimiento únicamente de los pobres enfermos.
Acuerdos de Cortes de Madrid (1576, 1592-1598), en los que se aborda las obras de Giginta y Pérez
de Herrera.

3.2. Acciones administrativas

Las cédulas de pedir, para diferenciar los pobres verdaderos de los fingidos, mediante la
incapacidad para el trabajo, la posesión de licencia.
Establecimiento de hospitales, casas de misericordia, albergues y hospicios.
Ayuda domiciliaria a los pobres vergonzantes.
Acción supervisora del poder público, por parte de Alcaldes, Justicias, Jueces y Corregidores.
Medidas punitivas.

J. Daniel Sauco © 2010

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

INTRODUCCIÓN A LOS SERVICIOS SOCIALES


FUNDAMENTOS DE SERVICIOS SOCIALES

CAPÍTULO 2 – LA ACCIÓN SOCIAL EN LOS SIGLOS XVII Y XVIII.LA POLÍTICA DE LA


ILUSTRACIÓN

1. EL SIGLO XVII ¿CONTINUIDAD O CAMBIO?

Este siglo se presenta como una mera continuidad del anterior (Iglesia como protagonista por encima del
Estado, distinción entre pobres verdaderos y fingidos, etc.).

La situación de los pobres sigue siendo dramática en una España sometida a crisis económicas, al azote de
las pestes, al paro crónico. Disminuyen las disposiciones legales adoptadas contra la pobreza en relación
con el siglo pasado. Es por ello que surge la pregunta de si está desapareciendo la preocupación por el tema
o si se está reduciendo el alcance del mismo.

1.1. Transformaciones estructurales: el nacimiento del Estado Moderno

En los siglos XVI y XVII comienza una nueva época en numerosos aspectos: sistema económico, desarrollo
de la burocracia, los cambios en el derecho, la nueva concepción del poder político. Todo ello provoca que
se esté fraguando el nacimiento del Estado Moderno en España.

Aparece el tránsito de una economía feudal a una economía dineraria, crece el protagonismo de bancos, se
unifica la moneda desapareciendo las monedas señoriales. Aparecieron profesiones como banquero,
cambista, mercader o prestamista, todas basadas en el dinero como concepción de riqueza. Igualmente se
facilita la recaudación con nuevas medidas fiscales, favoreciendo la unificación política.

En cuanto a la asistencia social, el Estado interviene con tensión, ya que, por un lado, la Iglesia sigue
considerando la asistencia social como instrumento para la edificación moral de la sociedad y, por otro, los
poderes locales están deseosos de seguir controlando la beneficencia. Ello lleva a una evolución con
oscilaciones y retrocesos de la asistencia social.

El trabajo comienza a contemplarse en su carácter innovador, como un estado de felicidad. Como


contrapuesta, la nueva concepción de la pobreza, que deja de ser un ideal ético, para ir vinculada a una
política de justicia social propia del Estado. Por ello, se vincula la pobreza a un mal gobierno de los
hombres, a un problema de orden colectivo, a una mala organización social, con lo que la pobreza
abandona el cielo y aterriza en la tierra, queda convertida en un asunto público y civil.

2. LOS PROBLEMAS SOCIALES EN LOS PENSADORES ESPAÑOLES DEL SIGLO XVII

Cuando se inicia el reinado de Felipe III (1598) se afianza la idea de que los problemas existentes en la
sociedad española afectan a toda la vida económica y social del país.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

Según Maravall la crisis del siglo XVII es producto de:

 Trastornos en los precios


 Oscilaciones de la moneda
 Carestía y falta de productos, con el consiguiente empeoramiento de la alimentación
 Insurrecciones populares
 Desastres militares
 Espectáculo de vagabundos y marginados
 Pestes, hambre, despoblación, etc.

El siglo XVII es el de los Arbitristas, es decir, aquellos que proponían distintos remedios para curar los males
de la Monarquía.

2.1. Sancho Moncada (1580-1638)

Catedrático de Teología en Toledo, principal figura del arbitrismo. Su obra: Restauración Política de España,
influiría notablemente en todo el pensamiento político-económico español de la época.

La causa de los males procedía de la abundancia de metales preciosos llegados desde América, estimulando
la ociosidad y la abundancia monetaria. Había que proteger las manufacturas españolas frente a las
extranjeras, para mejorar la industrialización, crear empleo y, por tanto, mejorar la situación general de
España.

Sus claves:

 El Estado debe atender preferentemente a los trabajadores


 Atención preferente a la manufactura
 Política proteccionista
 Eliminación del paro forzoso
 Impulso de la inversión y política de pleno empleo
 Se catalogan sus propuestas como de tinte keynesiano

2.2. Caxa de Leruela (1591-1646)

Fiscal de la Regia y General Visita del Reino de Nápoles, Abogado de los Reales Consejos, Alcalde Mayor
Entregador del Honrado Consejo de la Mesta, su obra clave: Restauración de la abundancia en España.

Sus claves:

 La abundancia de vagos es debido al abandono de la agricultura y ganadería.


 El despegue de la economía hay que apoyarlo con abundancia de ganados, reduciendo la cantidad
de tierras dedicadas a la agricultura.
 El comercio exterior (a diferencia de Moncada) es una fuente de enriquecimiento y disminuyente
de mendigos.
 Existe peligro en la ociosidad de los sectores que pueden trabajar, no en los que nunca han
trabajado (clases privilegiadas).
 Propone que el poder se ejerza en beneficio de los vasallos, no del príncipe.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

2.3. Martínez de Mata (1618-1670)

Economista, sus ideas estarán muy presentes en la obra de Campomanes. Su obra más importante:
Memoriales y Discursos.

La principal ocupación de un príncipe era que nadie se quedara sin empleo. Había que fomentar el
consumo y el gasto. No al comercio exterior.

2.4. Álvarez Osorio (1628-1692)

Marqués de Astorga, disfrutó de cargos militares y diplomáticos durante el reinado de Felipe IV. Su obra
más importante: Extensión política y económica. También influyó en el pensamiento de Campomanes.

La causa de los males de la sociedad se encuentra en el abandono de la producción industrial y el exceso de


personas dedicadas al comercio, debiéndose encauzar hacia la artesanía, la ganadería y la agricultura,
siendo esta última imprescindible para el bienestar de la población, para lo cual propulsa una enérgica
política de regadíos.

Seis accidentes destruyen a la sociedad: Ociosidad, hambre, peste, expulsión de vasallos, guerra, falta de
consejo, siendo esta última el origen de las otras cinco.

2.5. Fernández Navarrete (1588-1646)

Quizás sea el arbitrista español que mejor estudiara el expediente de la Consulta del Consejo de Castilla de
1619. Autor de Conservación de Monarquías y Discursos Políticos sobre la gran Consulta que el Consejo hizo
al Señor Rey Don Felipe III.

La decadencia de la sociedad española está originada en los mayorazgos, los cuales inutilizan al hijo mayor
y arruinando a los demás hijos. También está provocada por la poca población dedicada al trabajo.

Tenía más confianza en la agricultura que en la industria como fuente de empleo y riqueza. Había que
luchar persiguiendo a los vagabundos, disminuyendo el nº de fiestas.

3. DE LA CARIDAD TRADICIONAL A LA ASISTENCIA PÚBLICA: LA ILUSTRACIÓN

3.1. El siglo XVIII, un siglo reformador y antesala de la Revolución liberal

El reinado de Carlos III va a suponer un periodo de intensa reforma y modernización en España, con la
implantación de la dinastía borbónica. Estamos en el primer capítulo de la Revolución Liberal.

Se adoptaron medidas para fomentar la prosperidad nacional:

Obras públicas, mejora y saneamiento de las ciudades, equipamientos básicos


Reordenación administrativa, colonizando territorios despoblados
Impulso de la riqueza, comercio y artesanía, así como de las artes, ciencias y letras

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

Laicismo y ánimo regeneracionista, alentadores de la acción ilustrada


Fomento de la educación, los periódicos, las Sociedades de Amigos del país

3.2. Un instrumento para las reformas: las Sociedades de Económicas de Amigos del País

Se necesitaba de la movilización colectiva, no solo de los dirigentes. Se articuló en las Sociedades


Económicas de Amigos del País. Campomanes, en 1774, incita a las autoridades locales a crearlas
(Vascongadas fue la primera).

En ellas se agrupaban nobles, intelectuales y clérigos todos de espíritu reformista. Llegaron a abrir sus
puertas a las mujeres por deseo de Carlos III. Realizaban una actividad de impulso colectivo, involucrando a
la mayor parte de la población.

Estudiaban cada provincia y, en función de sus recursos, determinaban las industrias o actividades
que convenía impulsar.
Examinaban las innovaciones para mejorar la rentabilidad, las herramientas y calidad de la
agricultura, industria y comercio.
Difundían los progresos científicos.
Fomentaban la iniciativa individual con premios, exposiciones, concursos.

3.3. La pobreza: un problema económico y una cuestión de orden social

La convicción ilustrada de un Estado próspero parte de que éste tenga abundante población, pero con
personas útiles y laboriosas. La pobreza y su asistencia van a ser abordadas por el Estado en base a estas
convicciones. Solo los imposibilitados para el trabajo serán ayudados. A los vagabundos se les reprimirá y
obligará a trabajar en obras públicas y en el ejército.

La Real Cédula de 1783 decreta la dignidad y honradez de todos los oficios y constituye un claro ejemplo de
la voluntad ilustrada por liberar al trabajo de toda la carga degradante del pasado. Con la Real Orden de
1749 se prohibirá la limosna, canalizando a la población hacia el trabajo.

La caridad religiosa llegó en el siglo XVIII a sus máximos en cuanto a fondos y personas asistidas. Ello no fue
obstáculo para el cambio en su consideración. La Ilustración va a considerar la pobreza como un obstáculo
al desarrollo económico, no como una cuestión de índole religiosa.

3.4. Los reformadores ilustrados

Los más destacados fueron Ward, Jovellanos, Floridablanca, Sempere y Guarinos, Campomanes, Campillo,
Cortines Andrade, Arriquíbar, Pérez y López, Calvo Y Julián. Aplican las ideas introducidas en otros países
europeos (Inglaterra, Francia, Holanda).

Sus ideas afirman que no son pobres los que carecen de dinero, sino los que no quieren dedicarse al
trabajo. Por ello rechazan la caridad y la limosna, al considerar que fomenta la pobreza y la ociosidad y los
vicios anexos a ella (juego, bebida, etc.)

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

3.5. La situación social y el Motín de Esquilache

En el impulso al tratamiento de la asistencia social se unieron, tanto las ideas reformistas, como el Motín de
Esquilache (1766). Las causas de éste estuvieron en la movilización popular frente a la pobreza. Sus
consecuencias fueron la actuación pública de la Monarquía frente a la pobreza, como medida de
prevención, asistencia y represión. Con él se crean los Montepíos, las Diputaciones de Barrio y la fundación
del Hospicio de San Fernando.

3.6. La desamortización y sus consecuencias: la centralización de los procesos de asistencia


social y la pérdida de influencia de la Iglesia en la política de acción social

Los planes ilustrados inician la desamortización de las tierras de la Iglesia y de los municipios, como
instrumento para la reforma de la propiedad agraria. Se inició dando tierra a los braceros, consolidando la
clase media rural, pero al ser un intento fallido, se sustituyó por una finalidad recaudatoria.

Ello hizo que no sirviera para atenuar la situación de la pobreza rural y agravó el problema al desposeer a
los municipios de los medios materiales para hacerle frente.

Las desamortizaciones del siglo XIX van a condicionar la centralización de los procesos de asistencia social,
al ser una operación impuesta por el Estado que hizo quebrar a miles de municipios rurales españoles. Esta
quiebra favoreció el protagonismo en la acción social del poder central, uniformando el tratamiento de
dichas necesidades. Ello no fue obstáculo para que se impusieran a los ayuntamientos responsabilidades
benefactoras, como impuso la Constitución de Cádiz de 1812, p. ej. en el cuidado de hospitales, hospicios,
casas de expósitos, etc.

La desamortización también hizo quebrar a Hermandades, Cofradías, que fueron asumidas por los poderes
públicos.

El giro hacia el intervencionismo estatal se debe, de igual manera, a la desposesión de bienes eclesiásticos,
con la consiguiente pérdida de poder de la Iglesia en el ámbito de la acción social.

4. ACCIONES LEGISLATIVAS Y ADMINISTRATIVAS SOBRE LAS SITUACIONES DE NECESIDAD EN LA


ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA

4.1. Acciones Legislativas

Real Cédula (6-10-1768), por la que se divide Madrid en 8 cuarteles y 4 barrios


Real Orden de Floridablanca (18-11-1777), se ordena el recogimiento de los pobres en el Hospicio
de Madrid.
Real Orden (30-3-1778), nacen las diputaciones de caridad en los barrios de la Corte para
jornaleros, pobres desocupados y enfermos. Se prohíbe la mendicidad, se vigila el orden público, se
matricula al vecindario, se controlan posadas y mesones.
Disposiciones locales varias, en las que se prohíbe mendigar en iglesias y conventos.
Reales Órdenes (en las últimas dos décadas), proceden contra aquellas personas sin oficio ni
servicio que concurren cafés, tabernas, mesas de trucos, etc.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

4.2. Acciones Administrativas

Principalmente fueron las aportaciones de Carlos III en 3 campos:

a) La fundación del Hospicio de San Fernando

Ofrece la cara represiva de los ilustrados ante la protesta social. El Conde de Aranda, en su afán de
restablecer el orden en Madrid, efectúa una redada en los barrios populares para el arresto de
vagabundos y mendigos, pero como la sola vagancia no justifica el envío a presidio, se les retiene,
imponiéndoles trabajos menos penosos que a los condenados, según la Real Orden de 1-6-1766. Se
utilizaban los términos “depósito” y “corrección” más que hospicio (casa de corrección de San
Fernando, departamento de corrección de San Fernando).

Pero el Hospicio nunca funcionó bien. Los pobres eran privados de libertad por largos periodos o
incluso para siempre. En vez de reinsertar al pobre en la sociedad, lo separaba de ella.

b) Las Diputaciones de Barrio

Fueron catalogadas como una de las instituciones más interesantes del siglo XVIII y como el primer
ensayo serio, amplio y compresivo de una política de asistencia social.

Fueron creadas en 1778. Empezaron en Madrid, pero pronto se extendieron por la periferia y por
otras ciudades españolas. La decisión real de extinguir las cofradías trasladó sus recursos a las
Diputaciones de Barrio, estableciéndose en poblaciones con sede arzobispal u obispal.

Estaban compuestas por el alcalde, el eclesiástico nombrado por el párroco y “3 vecinos


acomodados, dotados de prudencia y caridad”. Ello supone para muchos la integración democrática
de varios estamentos de poder.

Funciones

1) Recaudación, para poder hacer funcionar el sistema de ayudas.


2) Organización de la pobreza, mediante libros de matrícula o registro y conocimiento total del
barrio.
3) Distribución de las ayudas.

Actividades

1) La asistencia médica, basada en la asistencia domiciliaria más que en la hospitalización.


2) La ayuda a los necesitados, de todo tipo (ropa, calzado, alimentos, pago de alquileres, etc.),
resultando insuficiente por la miseria existente en esa época. También existían ayudas fijas
mensuales o semanales.
3) La lucha contra el paro, mediante la búsqueda constante de empleo, ya que para los diputados,
la ociosidad es la fuente de todos los vicios y desórdenes. A los jóvenes se les coloca como
aprendices, a las mujeres jóvenes se las pone a servir familias honradas. Los que se negaban a
trabajar eran encerrados en el Hospicio de San Fernando. Otras acciones fueron la
recomendación a los patrones la contratación de parados, la compra de instrumentos de
trabajo a los artesanos, la creación de obras públicas, etc.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

4) La actuación educativa, otorgándole una importancia decisiva. Se transforman los objetivos


asistenciales en educativos. Se generaliza la gratuidad de la enseñanza a todos los niños pobres.
Efectúan el pago del material escolar, el pago de salarios a los maestros, estímulos económicos
a los niños con mejores resultados, etc. La creación de escuelas de aprendizaje para niñas es
también decisivo en esa época.
5) Asistencia y vigilancia del espacio urbano, proyectando sus acciones desde el ámbito benéfico
así como del represivo.

Balance

Pese a las numerosas deficiencias (poca expansión por España) el resultado es positivo en sus 10
años de existencia.

 Se pretendió racionalizar las ayudas, frente al reparto indiscriminado anterior.


 Se suprime el contacto entre pobre y benefactor, al existir una institución como intermediaria.
 Se concentran los recursos, tanto privados como públicos.
 Se impulsa la enseñanza a los niños y niñas.
 Organización apoyada, en gran medida, en el poder de la acción individual (recogida de
limosnas, vigilancia de escuelas, concesión de ayudas, etc.), de ahí su fragilidad.
 El balance financiero no sería algo a mencionar, ya que las fuentes de ingreso eran las limosnas
recogidas por la Iglesia (algo que trataron de erradicar) y las colectas por los barrios.

c) Los Montepíos

A lo largo de todo el siglo XVIII se produce una expansión de los montepíos, a raíz de una iniciativa
de Carlos III, creados por el Marqués de Esquilache. Eran sociedades de socorro mutuo, con
objetivo y medios para obtenerlo. El objetivo era asegurar los riesgos de enfermedad, accidente o
incapacidad para el trabajo o la muerte. Para ello los afiliados pagaban una cuota mensual.

En principio estaban destinados a aquellos artesanos y trabajadores en general capaces de


retraerse cantidades de sus salarios para el pago de las cuotas y así, poder asegurar sus riesgos.

El primero que apareció fue el militar, en 1761, para cubrir el riesgo de muerte a viudas y huérfanos
de militares. Después apareció el Montepío de Ministerios, para los funcionarios civiles y de la
justicia. A ellos se unirían los de Caminos, Correos, Corregidores y Alcaldes, Minas de Almadén, etc.
Con posterioridad se crean los Montepíos privados, a instancia de la iniciativa privada (p.ej. el de
Labradores, Artesanos, Plateros, Criados de Grandes de España, etc.).

Junto a los Montepíos aparecen otras instituciones, como las Cofradías de Socorros, los Pósitos o
los Montes de Piedad.

Uno de sus puntos débiles era el excesivo número de ancianos inscritos en ellos, que hacían difícil la
supervivencia económica de los mismos. Por ello, se tuvo en cuenta no cubrir los riesgos tales como
alcoholismo, heridas por riñas, no asegurar a personas con serios problemas de salud, etc.

J. Daniel Sauco © 2010

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

INTRODUCCIÓN A LOS SERVICIOS SOCIALES


FUNDAMENTOS DE SERVICIOS SOCIALES

CAPÍTULO 3 – DE LA ASISTENCIA SOCIAL A LOS SERVICIOS SOCIALES: EL SIGLO XIX

1. DEL SIGLO XVIII AL SIGLO XIX: LOS ORÍGENES DE LOS SERVICIOS SOCIALES

En este periodo es donde es preciso situar el impulso definitivo hacia la aparición de los servicios sociales,
debido al cambio de la sociedad moderna, que transformará los problemas sociales y la forma de
abordarlos.

Las viejas concepciones sobre la responsabilidad eclesiástica y la beneficencia privada van a entrar en una
irremediable decadencia.

1.1. La Revolución Industrial

Con su aparición, la miseria y la pobreza se agravan, impulsando el intervencionismo público. Constituye


uno de los acontecimientos capitales de la historia de la humanidad. Supone una profunda transformación
de las condiciones de vida y, en particular, del trabajo (insalubridad en fábricas, elevada mortalidad laboral,
jornadas de trabajo extenuantes).

Esta nueva situación social afecta a clases que no se habían visto afectadas hasta ahora (artesanos,
agricultores), que pasan a engrosar las filas de nuevos pobres.

Además, es preciso mencionar otra consecuencia de la industrialización: la visibilidad y concentración de la


pobreza. Se concentró la pobreza en los suburbios de las ciudades. Se provocó hacinamiento, insalubridad.
Por ello, se planteó el problema social de la pobreza desde una órbita colectiva y social. Estas condiciones
de vida supusieron un riesgo para la estabilidad política.

1.2. La Revolución Democrática

Coincide en el tiempo con la Revolución Industrial, a finales del siglo XVIII. Sus principales consecuencias
fueron la de transformar la naturaleza de la vida política, anteriormente asunto de minorías y que pasa a
ser un asunto de masas, todo ello al ir contando políticamente con los pobres y obreros, hasta conseguir el
derecho al voto a finales del siglo XIX.

La aparición de los partidos políticos de masas (influyendo en la vida social y haciéndose portavoces de las
necesidades de los marginados e impulsando medidas legales a favor de obreros y pobres) así como de los
movimientos sindicales (vinculados a la defensa de la clase obrera, proponiendo la imitación en la jornada
de trabajo, entre otras propuestas) fueron dos cambios decisivos en la naciente sociedad democrática.

De los propios principios revolucionarios (libertad, igualdad, fraternidad) se deduce la consideración del
pobre como ciudadano, siendo el Estado el responsable de su función protectora. La concepción de
persona como ciudadano implica la superación de la fase de beneficencia pública y el nacimiento de la

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

asistencia social. Con la Revolución Francesa ya no se trata de mendigar limosna, sino de reclamar los
legítimos derechos inherentes del ser humano.

Las primeras medidas sobre la protección a la vejez, la regularización de las incapacidades transitorias o
permanentes, las ayudas por accidentes de trabajo, la protección a la infancia, las normas sobre seguridad
e higiene en el trabajo, la protección por el paro, etc., son medidas decisivas del intervencionismo público
en esa época, que impulsarán a los servicios sociales.

1.3. Cambios de mentalidad: de súbditos a ciudadanos

Las respuestas a los grandes cambios sociales que se están produciendo llevan al nacimiento del
movimiento obrero, del derecho al trabajo, al nacimiento de la sociología, al intervencionismo estatal.
Desde el punto de vista del intervencionismo estatal, surgen puestos de trabajo como los inspectores de
fábrica o de trabajo, los cuales describen las condiciones de vida dentro y fuera de los puestos de trabajo,
del proletariado, realizando estudios que favorecieron la concienciación colectiva ante estos problemas.

Con este paso de súbditos a ciudadanos es donde los servicios sociales se consideran racionalizadores,
críticos y participativos de la vida colectiva, corrigiendo los desequilibrios generados por la dinámica social.

El bienestar social será la traducción política de la noción de “felicidad”, idea clave en el pensamiento de la
Ilustración.

1.4. El caso concreto de España: razones de un retraso

1) El peso de la Iglesia en la vida social y política española

Ha sido más prolongada y acusada que en otros países. Desde el punto de vista constitucional (en
otros países europeos la separación Iglesia-Estado se producía a finales del siglo XVIII) en España, la
Constitución de Cádiz de 1812 consignaban la confesionalidad católica del Estado.

2) El retraso económico de España

La Revolución Industrial se produce más tarde y concentrada en algunas regiones. La población


trabajaba en la agricultura, era población rural. Ello retrasó la aparición de respuestas públicas
propias de las sociedades industriales. En el siglo XIX, la cuestión social en España era la agraria, no
la industrial.

3) El escaso desarrollo del movimiento obrero

Ocasionado por el retraso en la industrialización, hasta finales del siglo XIX no comienza a tener
fuerza en España (como ejemplo, la UGT se funda en 1888).

2. LA SECULARIZACIÓN DE LA ASISTENCIA: LA BENEFICENCIA EN EL XIX

2.1. Principios ideológicos y crisis económicas: la necesaria participación del Estado en el ámbito
de la asistencia social

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

La caridad va a ser uno de los territorios afectados por los profundos cambios generados por la Revolución
Francesa. La noción cristiana de la caridad va a ser sustituida por la laica de justicia y beneficencia y
asistencia social. La beneficencia será siempre considerada pública, al ser una obligación de la sociedad.

Igualmente, las crisis económicas llevaron a la intervención estatal, más que nada para evitar la agitación
urbana, sobre todo en España, ya que aquí la beneficencia ha estado ligada al Ministerio de Gobernación.

En resumen, la participación estatal vino abocada por los siguientes factores:

las crisis de subsistencia de comienzos del siglo XIX que, al coincidir con la transformación de las
instituciones asistenciales del XVIII, provoca la destrucción de todo el modelo asistencial tradicional
las desamortizaciones del XIX, que debilitan la economía de las fundaciones

2.2. Acciones jurídico-institucionales

La Constitución de Cádiz de 1812

La beneficencia queda regulada en esta primera constitución, asumiendo el Estado las actividades
de la asistencia social y la beneficencia pública.

Se confía a los Ayuntamientos “cuidar de hospitales, hospicios y casas de expósitos”, siendo las
Diputaciones provinciales las encargadas de su inspección, refrendado esto por la primera Ley
sobre Instrucción. La municipalización de la pobreza es debida a que ésta es cada vez más urbana y
menos rural.

La Ley de Beneficencia de 1822

Con sus 8 títulos y 38 artículos, constituye el primer plan organizativo de la beneficencia pública.
Ponía todos los fondos disponibles bajo la autoridad municipal (siendo éste unos de los aspectos
más revolucionarios y polémicos), creando Junta municipales de beneficencia, consideradas como
resorte principal del sistema de beneficencia.

Su composición será: El Alcalde, un regidor del Ayuntamiento, el cura párroco más antiguo, cuatro
vecinos ilustrados y caritativos, un médico y un cirujano. Su misión era cuidar de la colecta de
limosnas, las suscripciones voluntarias, la hospitalidad y socorros domiciliarios, la primera
enseñanza, la vacunación de los niños pobres, recoger a los expósitos y desamparados, etc.

Su principio básico es el fomento de la beneficencia domiciliaria, dejando para las casas de socorro
los que no puedan ser socorridos por otro medio. Estos socorros eran económicos, materiales para
el trabajo o alimentos. Otra de las novedades es la asistencia sanitaria a domicilio, que será una
constante en la legislación de todo el siglo XIX.

Los tres tipos de establecimientos de beneficencia que regula esta Ley son:

a) Las casas de maternidad. Constaban de 3 departamentos: para embarazadas y paridas, otro


para la lactancia y otro para educar a los niños hasta los 6 años.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

b) Las casas de socorro. Acogían a los huérfanos desamparados y niñas de las casas de
maternidad de más de 6 años, así como a los impedidos y demás pobres sin recursos. Se
constituyen en centros de trabajo y estudio.
c) La Hospitalidad Pública. Existirán en todas la capitales de provincia (pero no más de 4 en las
mayores)

La Ley de Beneficencia de 1849

Se crean las Juntas de Beneficencia a nivel estatal, provincial y municipal. Todas las instituciones de
beneficencia (privada y pública) quedan bajo la vigilancia de los Subdelegados de Fomento, que son
nombrados presidentes de las Juntas, en detrimento de los nobles o eclesiásticos.

Se incrementa el papel público de control en el patrimonio de la beneficencia particular, estando


los patronos de estos establecimientos obligados a rendir cuentas de su administración a la
autoridad competente.

Se declaran públicos a todos los establecimientos de beneficencia, salvo aquellos que se financien
con fondos propios, donados o legados. Igualmente, se pierde el carácter de particular y se
adquiere el de estatal en el momento que se acepta una subvención estatal.

Lo más relevante de esta Ley es la pérdida de poder del municipio en favor de la provincia y la
administración central, diferenciando los establecimientos en: Generales (financiados por el
Estado, satisfacen necesidades permanentes), Provinciales (casas de maternidad y expósitos, las de
huérfanos y desamparados) y Municipales (casas de refugio y hospitalidad pasajera y la
beneficencia domiciliaria)

Evolución posterior del sistema de beneficencia

Durante el sexenio democrático se acrecienta el intervencionismo administrativo directo, suprimiendo las


Juntas de Beneficencia General, Provinciales y Municipales, transfiriendo sus competencias a la Dirección
General de Beneficencia, a las Diputaciones y a los Municipios. Del control público se pasa a la gestión
directa de la beneficencia.

Durante la I República se intenta descentralizar y favorecer la beneficencia particular (religiosa),


principalmente por razones presupuestarias.

El sistema asistencial del Antiguo Régimen va a quedar transformado por el influjo de la desamortización, el
control de la beneficencia particular, de la municipalización y la provincialización.

En último término, se conduce a la uniformidad de las instituciones y a su control desde las instancias
administrativas provinciales. La Revolución Liberal influyó para que los Montes de Piedad (de vocación
religiosa y asistencial) pasaran a ser Cajas de Ahorro (con vocación secular y crediticia), extendiéndose por
Real Decreto a todas las capitales y sometiéndolas a la tutela del Gobierno.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

3. EL REFORMISMO DE LA RESTAURACIÓN: LA COMISIÓN DE REFORMAS SOCIALES (1883)

3.1. Orígenes

Nace con la Restauración Borbónica, con la caída de Cánovas. La cuestión social se convierte en tema
central en el último tercio del siglo XIX, involucrando a toda la sociedad. Entre los años 50 y 60 del siglo XIX
quedaron plasmadas las condiciones de vida, la salubridad en el trabajo y la vivienda, la agotadora jornada
de trabajo, los salarios, etc., lo que abocó a la primera huelga general en 1855.

Son los propios afectados los primeros en articular respuestas a la situación. Una de ellas es la creación de
la Comisión de Reformas Sociales. Otras son el auge del movimiento obrero y del socialismo, la
implantación por Bismark de las primeras medidas legislativas que otorgaban un seguro de enfermedad y
accidentes, la aparición de la encíclica Rerum Novarum, etc.

3.2. Creación

Es iniciativa del Presidente del Gobierno Posada Herrera y del Ministro de Gobernación Segismundo Moret.
Nace el 5-12-1883, con el fin de “estudiar las cuestiones que directamente interesan a la mayoría y
bienestar de las clases obreras y que afectan a las relaciones entre el capital y el trabajo”.

Se recogió información de corporaciones públicas, sindicatos, agrupaciones patronales, cámaras de


comercio y todas aquellas personas que pudieran aportar datos sobre la cuestión social. Con estos datos, la
Comisión debería presentar como proyectos de ley los que creyera convenientes para someterlos a la
aprobación de las Cortes.

3.3. Finalidad

Es clara: servir de instrumento a una legislación más próxima a las necesidades de los colectivos a quienes
se destina y que cuente, al mismo tiempo, con mayor grado de aceptación. Constituye todo un programa
de política social. Aparece por primera vez el término Trabajo Social, aunque con un sentido algo diferente
al actual.

3.4. Importancia y Efectos

La importancia es su propia existencia y el hecho de atribuir su presidencia a Cánovas, líder de la oposición.


La cuestión social es considerada un problema de Estado. Las condiciones de vida de los trabajadores son
responsabilidad del Estado, quebrando así las viejas concepciones de inhibicionismo estatal del liberalismo,
lo que resultó ser una posición ideológica innovadora y avanzada en la sociedad española.

Toda la obra de la Comisión fue editada: estudios sobre la limitación de horas de trabajo, situación del
campo, trabajo de las mujeres y niños, inválidos en el trabajo, descanso en domingos y festivos, niños
mendigos, accidentes de trabajo, etc.

La Comisión fue uno de los puntos de partida del posterior desarrollo de la legislación social, junto con el
asociacionismo obrero (la UGT nace en 1888). Fue el núcleo donde surgió, ya en el siglo XX, el Instituto de
Reformas Sociales, organismo básico de nuestra historia.

J. Daniel Sauco © 2010

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

INTRODUCCIÓN A LOS SERVICIOS SOCIALES


FUNDAMENTOS DE SERVICIOS SOCIALES

CAPÍTULO 4 – LA INTERVENCIÓN DEL ESTADO EN EL SIGLO XX: DEL INSTITUTO DE


REFORMAS SOCIALES A LOS SERVICIOS SOCIALES EN EL FRANQUISMO

1. ORÍGENES DEL ESTADO DEL BIENESTAR

El Welfare State o Estado del Bienestar es posiblemente el fenómeno de mayor trascendencia económica,
social y política durante la segunda mitad del siglo XX, ya que ha articulado la vida social y ha marcado la
pauta de progreso económico en los distintos países desarrollados, transformando al Estado en Estado
Social de Derecho.

Algunos sitúan sus orígenes en la legislación alemana del periodo tardío de gobierno de Bismarck, en donde
se promulgaron leyes como la ley del seguro de enfermedad y maternidad (1883), la ley de accidentes de
trabajo (1884) y las leyes de enfermedad, jubilación y defunción (1889).

Otros sitúan su origen al acabar la Segunda Guerra Mundial, a raíz de la construcción del sistema público
inglés de protección social desarrollado entre 1945 y 1948.

Según H. Heclo, sus fases son:

Un periodo de experimentación desde 1870 hasta la segunda década del siglo XX


Uno de consolidación entre 1930 y 1940
Y otro de expansión iniciado a partir de 1940

El Estado de Bienestar encuentra su principal apoyo en las ideas y políticas keynesianas de intervención del
Estado en la economía, regulando su ciclo y redistribuyendo la renta. El crack del 29 reveló las limitaciones
de funcionamiento del sistema. Los fallos del sistema debían ser corregidos con la intervención del Estado
mediante políticas macroeconómicas.

El logro más importante del Estado del Bienestar es la institucionalización del los derechos sociales, es
decir, el derecho de todo ciudadano, por el hecho de serlo, a recibir del Estado prestaciones monetarias o
ayudas en determinadas circunstancias y servicios sociales, tales como educación, sanidad, culturales, ocio,
etc.

Sus logros principales son:

Implantación de un sistema universal de seguridad y protección social


Implantación de un sistema de garantía de recursos para necesitados
Provisión de un conjunto de servicios y equipamientos colectivos para la salud y la educación
Estabilidad en el conflicto patrones-obreros gracias a la intervención estatal

Dentro de los 4 regímenes políticos habidos en España podemos decir, con sus consiguientes avances y
retrocesos, que España ha conseguido articular un sector público de economía del bienestar:

Restauración, nacimiento de IRS, tránsito de la beneficencia al “intervencionismo científico”

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

Dictadura de Primo de Rivera, “intervencionismo administrativo”


II República, internacionalización y constitucionalización
Franquismo, marcado por la heterogeneidad legal y administrativa, germen de algunos servicios
sociales

Sus hitos más importantes fueron:

La Ley de accidentes de trabajo, 1903


La creación del Instituto de Reformas Sociales, 1903
La creación del Instituto Nacional de Previsión, 1908
La aseguración voluntaria del paro forzoso
El establecimiento obligatorio del retiro obrero, 1919
La transformación del retiro obrero en subsidio de vejez, 1939
La implantación del mutualismo laboral, 1940
La promulgación de la Ley de Bases de la Seguridad Social, 1963
La promulgación de la Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora, 1973

2. EL INSTITUTO DE REFORMAS SOCIALES O EL INICIO DEL INTERVENCIONISMO CIENTÍFICO

El inicio de las profundas transformaciones en el campo de los servicios sociales hay que situarlo en la
creación del Instituto de Reformas Sociales. Significa lo que algunos especialistas denominan el tránsito de
la beneficencia pública al intervencionismo científico.

2.1. Creación, objetivos, composición y estructura interna

Fue creado por Real Decreto de 23 de abril de 1903 y fue adscrito al Ministerio de la Gobernación. Su
objetivo era “preparar la legislación del trabajo, cuidar de su ejecución, organizando para ello los necesarios
servicios de inspección y estadística, favorecer la acción social en beneficio de la mejora y bienestar de las
clases obreras”.

Estaba compuesto por 30 miembros (18 designados por el gobierno y 12 elegidos, 6 por la patronal y 6 por
la clase obrera). Con posterioridad se redujo el nº de miembros elegido por el gobierno, aumentando los
elegidos, hasta llegar a los 12 designados por el Gobierno y 48 los elegidos directamente.

Constaba de un pleno, una secretaría general y 3 secciones:

1) Preparaba antecedentes extranjeros de la legislación social, informes y borradores para nuevos


textos, publicaba informes, boletines, etc.
2) Centrada en la inspección de trabajo, los servicios jurídicos, etc.
3) Centrada en la elaboración de estadísticas sobre huelgas, nivel de vida, paro, mendicidad, etc.

Otro factor decisivo en su éxito fueron la amplia participación social, la plena libertad de actuación de su
personal, el apoyo de instituciones locales y la descentralización de sus servicios de inspección y estadística.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

2.2. Principales medidas legales impulsadas por el IRS

La Ley de 8 de enero de 1907, prohibiendo el trabajo de la mujer en el embarazo y la lactancia,


obligando a la patronal a conservar la plaza a la mujer.
El Real Decreto de 25 de enero de 1908, prohibiendo el trabajo en determinadas industrias
insalubres o peligrosas a mujeres y menores.
La Ley de22 de julio de 1912, prohibiendo el trabajo nocturno de la mujer.
La Ley de 27 de febrero de 1912, conocida como la “ley de la silla”, obligando a almacenes, tiendas,
oficinas, etc., a tener un asiento para cada mujer empleada.
La Ley de 3 de marzo de 1904, estableció el descanso semanal obligatorio
La Ley de 12 de julio de 1906, estableció la inembargabilidad del salario y de los instrumentos de
trabajo
La Ley de huelga de 27 de abril de 1909, por la que se regulan conflictos laborales, conciliación y
arbitraje industrial.
La Ley de 21 de diciembre de 1907, reconociendo el derecho a la emigración

2.3. La Creación del Instituto Nacional de Previsión y sus fines

La laguna que poseía el IRS en torno a la previsión fue subsanada con la creación del Instituto Nacional de
Previsión, base en el futuro del sistema español de seguridad social. Sus fines son “inculcar y difundir la
previsión popular, administrar la mutualidad de asociados y estimular la práctica de pensiones de retiro”.

Se crea por ley el 27 de febrero de 1908. Comenzó a funcionar en enero de 1909. Con el se implantan el
seguro de retiro obrero obligatorio, el plan de seguros sociales (enfermedad, invalidez y maternidad).

2.4. Otras actuaciones del Instituto de Reformas Sociales

 La conquista del movimiento obrero más importante fue el establecimiento de la jornada laboral en
8 horas diarias y 48 horas semanales máximas, articulada por el IRS.
 Preparó estudios sobre la situación agraria, viviendas populares, accidentes de trabajo, seguro de
paro, trabajo de la mujer en la industria, salario del trabajo a domicilio, etc.
 Elaboró un informe sobre la creación del Ministerio de Trabajo.

Su decadencia vino con la Revolución Rusa de 1917 y con la crisis política del sistema de la Restauración. La
crisis conduce a un creciente paternalismo estatal.

3. EL INSTITUTO DE REFORMAS SOCIALES Y LA CREACIÓN DEL MINISTERIO DE TRABAJO (1920)

3.1. Del Intervencionismo científico al intervencionismo administrativo

El Ministerio de Trabajo fue creado por Real Decreto de 8 de mayo de 1920. Acarreará la postergación del
IRS, ya que en él se integran, entre otros, el IRS, el Instituto Nacional de Previsión y el Consejo de
Emigración. A su creación favoreció la OIT (1919), a través del Tratado de Versalles.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

3.2. La creación del Ministerio de Trabajo: una muestra de la burocratización creciente

Con la unificación de organismos, se priva de protagonismo a la iniciativa social (patronos y obreros) y


muestra una burocratización creciente. La crisis de empleo tras la crisis económica de 1929 y la activa
intervención pública del Estado durante la II República reforzará la nueva estructura administrativa.

En la Composición del IRS pierde fuerza la representación patronal y obrera a favor de los órganos
administrativos. Con ello empiezan los conflictos, agravándose con la creación de la Comisión asesora del
Gobierno en materia social.

3.3. Disposiciones legales

27 de junio de 1920, limitando la revisión de alquileres para evitar aumentos abusivos, creando las
Juntas de Fomento y Casas Baratas
Enero de 1921, decreto sobre la aplicación del Seguro Obligatorio, estableciendo una Comisión
permanente de Trabajo y legislación social en las Cortes

4. LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA (1923) Y LA DISOLUCIÓN DEL IRS

4.1. La Dictadura de Primo de Rivera y la Cuestión Social

Con ella, la acción discrecional de la Administración asume el protagonismo de la cuestión social. El


intervencionismo burocrático desplaza al intervencionismo reformista del IRS. Este queda refundido en el
Ministerio de Trabajo, Comercio e Industria por Real Decreto de 2 de junio de 1924.

La Dictadura se puede justificar por la situación interna española: los efectos del fracaso de la guerra de
Marruecos, los problemas de orden público, los problemas regionales, la explosiva situación de los
jornaleros campesinos y, sobre todo, la falta de capacidad del sistema político para afrontar la profunda
crisis política y social. Igualmente, por factores externos (I Guerra Mundial, Revolución Rusa de 1917).

4.2. El sistema corporativo de la Dictadura de Primo de Rivera

Hasta la crisis de 1929, la situación de prosperidad económica favoreció las mejoras salariales en la clase
obrera. Su texto básico es el Decreto Ley de Organización Corporativa Nacional de 26 de noviembre de
1926, estableciendo una compleja estructura organizativa (Comité paritario local, Corporación Nacional,
Consejo de Corporación)

4.3. Principales disposiciones normativas de Primo de Rivera

 Reordenación de la legislación sobre accidentes de trabajo


 Implementación de legislación para promover viviendas baratas
 Promulgación del Estatuto de clases pasivas, que contemplaba la jubilación y la orfandad
 Decreto Ley implantando el subsidio a las familias numerosas (8 hijos o más)

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

 Decreto Ley creando un seguro obligatorio de maternidad, destinado a cubrir las necesidades
médicas y de sustitución de salario de mujeres empleadas
 Se intentó, sin éxito, elevar a máximo nivel jurídico el reconocimiento del derecho a la Seguridad
Social

4.4. El final del IRS y la Dictadura de Primo de Rivera

Su fusión con el Ministerio de Trabajo no significó su desaparición. Aunque sus ideas eran muy divergentes
con las del Consejo de Trabajo.

5. INTERNACIONALIZACIÓN Y CONSTITUCIONALIZACIÓN. LA II REPÚBLICA (1931-1936)

5.1. La Internacionalización de la Cuestión Social

La Organización Internacional del Trabajo

Creada por el Tratado de Versalles al final de la I Guerra Mundial en 1919, se compone de


representantes de gobiernos, empresarios y trabajadores. Ha impulsado la actuación en materia
social, adaptándose a los cambios económicos, laborales y políticos a lo largo de su vida.

Por la “Declaración de Filadelfia”, se definen sus objetivos y principios:

a) Considerar que el trabajo no es una mercancía


b) La libertad de expresión y de asociación es una condición indispensable para el progreso
c) La pobreza es un peligro para la prosperidad de todos
d) La lucha contra las necesidades debe de ser llevada con la máxima energía desde el seno de las
naciones, participando por igual, trabajadores y gobiernos y tomando decisiones en vista del
bien común
e) Todos los seres humanos, sin distinción de raza, sexo o religión, tienen derecho a conseguir su
progreso material y su desarrollo espiritual en libertad y dignidad

Impulsó decisivamente:

 El pleno empleo
 Las condiciones de trabajo
 La formación profesional
 La protección a la infancia, maternidad y la salud
 La reivindicación de los medios para el ocio, la cultura y la vivienda

Obligó a los Estados a someter sus convenios a su ratificación, convirtiéndose en tratado que obliga
al Estado frente a los demás y a la OIT. Recomendó directrices en la legislación social.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

5.2. La Constitucionalización de la Cuestión Social

Se trata de llevar hasta la Constitución los principios básicos de la legislación social y a implantar derechos
sociales y económicos en los contenidos constitucionales.

5.3. Internacionalización y constitucionalización en la II República Española: la Constitución de


1931

Con la proclamación de la II República en abril de 1931, se manifiesta es España esa doble tendencia a
internacionalizar y constitucionalizar la cuestión social. Sus puntos más importantes son:

El trabajo es una obligación social y gozará de la protección de las leyes


La República asegurará a todo trabajador condiciones necesarias dignas
Su legislación regulará la enfermedad, accidente, paro forzoso, vejez, maternidad, jornada de
trabajo, salario mínimo, vacaciones remuneradas
Se reconoce el derecho de asociación y de sindicación
Se establece la igualdad de sexos
La obligación subsidiaria del Estado de alimentar y educar a los niños
El compromiso del Estado para prestar asistencia a enfermos y ancianos
La implantación de la enseñanza primaria obligatoria y gratuita
El derecho a emigrar inmigrar

5.4. De los compromisos constitucionales a la práctica

En la práctica, no todos los compromisos constitucionales se cumplieron, principalmente debido a:

Las difíciles circunstancias económicas, la crisis del 29


La escasa duración de la II República
La propia inestabilidad política de la República

5.5. El abordaje jurídico de la Cuestión Social durante la II República

Decreto de 24 junio de 1931, larga serie de disposiciones de contenido social


1931, se crea la Sala de lo Social del Tribunal Supremo
Decreto de 1 de julio de 1931, se establece la jornada laboral máxima
Ley de colocación obrera obligatoria
Decreto de 5 de mayo de 1931, se establecen las bases por las que ha de regirse la previsión social
contra el paro forzoso y crea el Instituto de Previsión Social
Ley de Accidentes de Trabajo, aun cuando no estuviera dado de alta, en cuyo caso interviene el
Fondo de Garantía administrado por la Caja Nacional del Seguro
Ley de Contratos de Trabajo
Se establece la Dirección General de Beneficencia y Obras Sociales
Unificación de los seguros sociales de vejez, invalidez, muerte, enfermedad y maternidad

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

6. LOS SERVICIOS SOCIALES DURANTE EL FRANQUISMO

6.1. La Cuestión Social de los servicios sociales durante el franquismo

Los Servicios Sociales no existieron como tal, pero aparecieron medidas y organizaciones que, en durante la
Democracia, darán lugar a su nacimiento.

A) Problemas cronológicos

Se delimita el franquismo desde 1936 hasta 1975.

B) La Pluralidad y disparidad de situaciones

El franquismo evolucionó desde un sistema totalitario en sus orígenes hasta un sistema autoritario, sin
movilización social y con algunas garantías propias de un Estado de Derecho, salvo en cuestiones de
naturaleza política o ideológica.

Los problemas en el tratamiento de los Servicios Sociales provienen de 3 tipos de condicionamientos:

1) El cambio y transformación de las necesidades sociales

Estos cambios originaron diferentes necesidades sociales y por ello, medidas de asistencia
social diversas. En un principio estuvieron vinculadas a los efectos de la Guerra Civil
(beneficencia del Estado). Después, se relacionan con el despegue económico y los desajustes
sociales que conlleva el mismo (asistencia social). Por último, al final del régimen, la crisis
económica (servicios sociales).

2) La heterogeneidad legal y administrativa de los servicios sociales

Las respuestas administrativas a las necesidades sociales surgen sin un plan director, sin un
marco organizativo. Igualmente, no existe legislación sistematizadora que aborde
directamente la actuación administrativa en el campo de los servicios sociales.

3) La coexistencia de diferentes modalidades de actuación de los servicios sociales

Junto al sector público, también tuvo importancia el sector privado, incluyendo a la Iglesia.

6.2. Principales medidas legislativas durante el franquismo

Empieza con el Fuero del Trabajo en 1938, en donde se establece el compromiso del Estado de ejercer “una
acción constante y eficaz en defensa del trabajador, su vida y su trabajo”. Para ello se incrementan los
seguros sociales por vejez, invalidez, maternidad, accidentes, paro forzoso, etc. Este texto se complementa
con declaraciones sobre la duración de la jornada, el trabajo de mujeres y niños, vacaciones anuales, planes
de ocio, etc.

En el Fuero de los Españoles de 1945, se siguen con estos preceptos, así como en la Ley de Principios del
Movimiento Nacional, de 1958.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

El Fondo de Protección Benéfico Social

Nace pocos meses después de iniciada la Guerra Civil. Su objetivo principal era la recaudación y distribución
de fondos económicos.

El Auxilio Social

También nace con la guerra. Tuvo gran importancia en la postguerra. Desempeñó un papel muy activo en lo
religioso (con los asesores espirituales), en el cumplimiento de los sacramentos de los asistidos y en la
supresión del laicismo de la II República. Pasó a denominarse Instituto Nacional de Auxilio Social, después
Instituto Nacional de Asistencia, para asumir después sus funciones el INSERSO.

La Organización Nacional de Ciegos

Creada por Decreto de 13 de diciembre de 1938, dependía del Ministerio de Gobernación. Agrupaba a
todos los invidentes con fines de ayuda mutua, arbitrándose como recurso económico el procedente de
una lotería diaria.

La Administración Institucional

La Seguridad Social evolucionó con el franquismo desde el Fuero del Trabajo hasta el modelo promovido
por otros países europeos tendente al modelo de universalidad, señalando 3 fases:

1) 1937, vinculada a la doctrina social de la Iglesia. Aparece el subsidio familiar, ampliándose con el
Plus Familiar (puntos que repartían un impuesto sobre el volumen de salarios de cada empresa)
2) 1939, creación del subsidio de vejez e invalidez, sustituyendo al anterior retiro obrero. En 1947 se
crea el Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez, ampliado en 1955 a viudedad. Se amplía el llamado
Mutualismo Laboral.
3) 1942, se establece el Seguro Obligatorio de Enfermedad

El 28 de diciembre de 1963 aparece la Ley de Bases de la Seguridad Social, con la intención de unificar y
refundir la dispersa normativa existente. Esta ley comprende la asistencia sanitaria en casos de maternidad,
enfermedad, accidentes, incapacidad laboral, invalidez, jubilación, desempleo, muerte y protección a la
familia.

El papel de la Administración Local

La Ley de Régimen Local de 24 de junio de 1955 atribuye a los municipios la obligación de contar con
servicios asistenciales a la población, entre los que destacaban la protección a menores, prevención y
represión de la mendicidad, albergues de transeúntes, asistencia médica a familias desvalidas, hogares de
ancianos.

Organizaciones no gubernamentales: Cáritas

La organización religiosa más relevante durante el franquismo es sin duda Cáritas, una entidad benéfico-
social de la Iglesia con personalidad jurídica propia. Fue creada en 1942 con el nombre de Secretariado
Nacional de Caridad. En su trayectoria se distinguen varias fases:

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

a) Entre 1942 y 1952, orientada a cubrir necesidades alimenticias


b) Hasta 1956, marcada por la adopción del nombre de Cáritas
c) Entre 1957 y 1963, se crea la sección social de Cáritas, con el objetivo de realizar estudios de
planificación, capacitación del personal y fomentar obras y servicios sociales. Se crean planes de
desarrollo social, como el Plan Social Baza
d) De 1964 a 1974, evoluciona hacia una moderna orientación de servicios sociales, en la que la
promoción social comunitaria se convierte en el ideal que dirige la acción de Cáritas. También
adquiere protagonismo la formación profesional, el desarrollo industrial cooperativo, la promoción
de la vida asociativa y el fuerte impulso de los servicios comunitarios. Abordará la primera gran
investigación empírica sobre necesidades sociales en España (Plan CCB) y establece sus programas
de trabajo (animación comunitaria, atención a grupos marginales, acción con la juventud,
formación de la conciencia y potenciación de Cáritas diocesanas y parroquiales).

Instituciones tuteladas por el Estado

Cruz Roja Española

Nació en 1864 por Real Orden de Isabel II. Es una institución humanitaria de carácter voluntario y
de interés público que actúa bajo la tutela del Estado y que forma parte de la Cruz Roja
Internacional. Está orientada hacia la estimulación de la acción humanitaria y la promoción de la
solidaridad.

Las Cajas de Ahorro

Mantuvieron durante todo el franquismo un gran nº de centros asistenciales y dedicaban recursos


a la beneficencia, obligadas por las disposiciones legales.

J. Daniel Sauco © 2011

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

INTRODUCCIÓN A LOS SERVICIOS SOCIALES


FUNDAMENTOS DE SERVICIOS SOCIALES

CAPÍTULO 5 – LOS SERVICIOS SOCIALES EN LA DEMOCRACIA

1. LA TRANSICIÓN Y LOS SERVICIOS SOCIALES

La asistencia social y la beneficencia van a ser unas de las instituciones que se transformarán por completo
durante la transición española, por la concepción asociada a los servicios sociales.

1.1. Rasgos distintivos del sistema de asistencia social al inicio de la transición

Predomina el carácter y orientación benéfica


Está impregnado de una filosofía paternalista y compasiva
Se sustenta en la ayuda individual
Falta orientación preventiva
Se basan más en la buena voluntad que en la consideración de los problemas sociales
Poca presencia del sector público
Pluralidad y aislamiento entre los organismos públicos
Descoordinación y falta de planificación

En un mismo momento histórico coincidirán actuaciones por un lado, para reformar y suprimir lo existente,
y por otro, para ir alumbrando y configurando el nuevo modelo emergente de servicios sociales. En esta
doble dinámica se encuentra la intensidad y originalidad del proceso de transición política.

1.2. La dinámica de la reforma legal

Las reformas de la estructura administrativa

El Instituto Nacional de Asistencia Social iniciará su variado recorrido administrativo. El Real


Decreto que unifica las actuaciones en materia de acción social, situándolas en el Ministerio de
Trabajo, va a ser decisivo para su futuro. El Real Decreto de 16 de noviembre de 1978 vinculó el
INAS con la reforma de la gestión de la Seguridad Social, encomendó a dicho instituto los servicios
de Asistencia Social del Estado e integró en él los distintos establecimientos de asistencia pública
con las excepciones que fueron transferidas al INSERSO y a las Diputaciones.

El logro de servicios sociales públicos

Su instrumento más importante se relaciona con la seguridad social. Con su Ley de 30 de mayo de
1974 se habían creado en España los servicios sociales de la seguridad social. Posteriormente, en
1977, El Libro Blanco de la Seguridad Social transfiere al Estado los servicios sociales, puesto en
práctica con el RD 36/78 de 16 de noviembre, que supuso la universalización de servicios sociales,
convertidos ahora en servicios públicos estatales (financiados por el Estado y para todos los
ciudadanos). La gestión de la Seguridad Social se llevará a cabo por 3 Institutos:

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

 El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS)


 El Instituto Nacional de Salud (INSALUD)
 El Instituto de Servicios Sociales complementarios (INSERSO)

La instauración paulatina del sistema autonómico

Su desarrollo se producirá una vez aprobada la Constitución, aún cuando con anterioridad se
adoptan decisiones tales como el restablecimiento de la Generalidad de Cataluña, las
preautonomías del País Vasco, Galicia, Aragón, Canarias, etc. Así se iniciará la política de
transferencias activadas por el texto constitucional y la aprobación de los estatutos de autonomía.

La supresión de las instituciones del franquismo, la reforma de la seguridad social y la configuración


del Estado Autonómico van a suponer una acelerada dinámica de cambio en la legalidad y
orientación de los servicios sociales.

1.3. La dinámica social durante la transición

La emergencia de un nuevo modelo de asistencia social proviene también de los cambios impulsados por
demandas sociales que la transición política desencadena y soluciona.

Asistencia social y cambio político

El cambio político aproxima la vida política a las necesidades de los ciudadanos. De ahí el protagonismo de
los ayuntamientos. Su actuación se realiza sin instrumentos legales ni recursos financieros. Se intenta cubrir
las necesidades buscando con ello apoyos, simpatía, futuros votos.

El incremento de las necesidades sociales

La coyuntura económica de la transición produce el aumento de las necesidades sociales, debida a la crisis
económica de 1973 del petróleo y su posterior recesión, agravándose en España ante la imposibilidad de
emigrar y por el retorno de los emigrantes. Todo ello incrementa la tasa de paro en España. Este
incremento de necesidades sociales fue debido, principalmente, a dos causas: porque se posibilita la
manifestación pública de las demandas (cosa que antes no ocurría) y porque estas demandas aumentan no
solo por la situación económica, sino también por el nuevo sistema político basado en la satisfacción de las
aspiraciones de los ciudadanos.

2. LA CONSTITUCIÓN Y LOS SERVICIOS SOCIALES

2.1. España, un Estado social y democrático de Derecho

El modelo actual de servicios sociales parte del art. 1 de la Constitución: “España se constituye en un Estado
social y democrático de Derecho”. Este Estado Social cuenta con dos acepciones:

1) Se reconoce la pluralidad de entidades, asociaciones y organizaciones existentes


2) Asistimos a una superación del sentido limitado de libertad, es un elemento consustancial del
Estado social, hablando de un Estado de servicios, de bienestar, benefactor, que da derecho a
prestaciones sociales.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

2.2. Los Servicios Sociales en la Constitución Española de 1978

 el texto constitucional no contiene un tratamiento directo de los servicios sociales, únicamente


cuando habla de la 3ª edad.
 la beneficencia no aparece mencionada
 la asistencia social solo se cita como una de las materias cuyas competencias son asumibles por las
autonomías

Ello no implica una ausencia del tema en la Constitución; en ella aparecen los términos:

 reeducación y reinserción social de delincuentes


 protección a la familia e infancia
 protección a emigrantes
 promoción de la participación de la juventud
 política de minusválidos
 bienestar de la tercera edad
 derecho a la educación
 objeción de conciencia
 políticas de formación y readaptación profesional
 seguridad e higiene en el trabajo
 el régimen público de la Seguridad Social
 salud pública
 políticas de vivienda, etc.

La Constitución implica la exigencia del intervencionismo estatal, requiriéndole que proporcione ciertas
prestaciones, posibilitando que ejercite formal y materialmente ciertos derechos.

Igualmente recoge dos matices de igualdad, su dimensión clásica (la igualdad ante la ley) y su dimensión
más moderna (la igualdad sin ninguna discriminación). El instrumento para llevar a cabo todos estos
preceptos son los Servicios Sociales.

Otros textos internacionales y convenios internacionales suscritos por España, como la Carta Social Europea
que, al haber sido ratificada por España, obliga al Estado a la creación y fomento de los servicios sociales,
organizados, tutelados y financiados por él. Hace mención especial a la protección a niños, emigrantes,
familias, discapacitados, etc.

Igualmente pasa con la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, el Tratado de Roma o de Paría, el Acta
Única Europea, el Tratado de Lisboa. En la Declaración Universal de Derechos Humanos se hace referencia
igualmente a la creación de unos servicios sociales.

3. LOS CONCEPTOS

3.1. Acción Social

Puede tener diferentes acepciones:

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

a) Forma de intervención social consciente y organizada encaminada a la ayuda a individuos a fin de


que cubran sus necesidades sociales, mediante recursos sociales formalizados en servicios y
prestaciones sociales
b) Conjunto de medidas y procedimientos que posee una sociedad para acomodar los recursos
disponibles y las necesidades de las personas
c) Todo esfuerzo consciente, organizado y dirigido cuya finalidad es actuar sobre el medio social para
mantener o mejorar una situación
d) Conjunto de actividades organizadas para realizar la asistencia y prevención de situaciones de
carencia personal o familiar

3.2. Caridad

Es un comportamiento de raíz religiosa, principal virtud del cristianismo y su distintivo esencial. Debe
distinguirse de la filantropía (hacer el bien por el bien) y de la limosna (modalidad concreta de caridad).

Dentro de la Constitución queda relegada a la esfera de lo privado, aún cuando en ordenanzas municipales
se trate de la supresión de la mendicidad.

3.3. Beneficencia Pública

Puede definirse como una organización o actividad encaminada a la realización de prestaciones de mera
subsistencia a favor de indigentes, financiada con fondos públicos, pero sin generar derechos.

En la actual Constitución, el término beneficencia se contempla únicamente en su sentido de “privado”. Fue


derogada por la Ley de bases de Régimen Local de 1985, así como por las diversas leyes autonómicas de
servicios sociales, a excepción de Baleares, que aún la contempla.

3.4. Asistencia Social

Responde al incremento de las necesidades y al aumento de demandas dirigidas al Estado intervencionista.


Se centra no en los pobres, sino en la necesidad, en la justicia. Es una actividad de carácter público,
financiada por el Estado, en base al principio de solidaridad, realizado en favor de necesidades básicas. Por
una línea de jurisprudencia, puede entenderse el derecho a ser demandada.

La diferencia con los Servicios Sociales es que mientras estos son prestaciones técnicas que se ofrecen
colectivamente, la Asistencia Social se configura como individualizada para cubrir necesidades de personas
sin recursos. Además, su campo de actuación es diferente. En la beneficencia, la prestación es graciable y
en la asistencia, las prestaciones están sujetas a un presupuesto y a una acreditación del derecho. Pero hay
algunos autores que no están de acuerdo con estas afirmaciones.

Algunas notas sobre la asistencia social son:

Es una técnica de protección de necesidades específicas, externa a la Seguridad Social


Está activada por entes públicos
Está dirigida a grupos de población a los que no alcanza la Seguridad Social, siendo complementaria
a ésta

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

Se financia con cargo al presupuesto público


Atiende necesidades básicas, con el fin de alcanzar un nivel de vida digno

3.5. Seguridad Social

Su antecedente son los Seguros Sociales de vejez, accidente, enfermedad, hechos con las aportaciones de
los interesados, e instaurados en España en la primera mitad del siglo XX. Desde 1881, con el acuerdo entre
Bismarck y Lassalle, en que se creó el primer seguro de retiro obrero, los empresarios y trabajadores han
contribuido con cuotas para cubrir esos riesgos.

Con la aprobación de la Ley de Bases de la Seguridad Social en 28 de diciembre de 1963, se configura el


sistema público de protección social, denominado Seguridad Social, aprobada por ley en 1974.

La Seguridad Social es abordada en la Constitución en su art. 41, en donde dice:

Se concibe como un servicio público


Se extiende al conjunto de los ciudadanos
Reconoce iniciativa social, solo respecto a prestaciones complementarias
Involucra a todos los poderes públicos
Se separa de un rol tradicional, la protección de la salud de los asegurados

Hasta ahora, la Seguridad Social había respondido a un sistema contributivo mixto: asistencia sanitaria
(para todos los ciudadanos) y pensiones (para los que habían cotizado). Pero en los años 90 aparecen las
pensiones no contributivas, extendiendo la ayuda a todos los ciudadanos.

Diferencias entre Seguridad Social y Servicios Sociales:

SEGURIDAD SOCIAL SERVICIOS SOCIALES

FINANCIACIÓN cuotas de trabajadores y presupuestos públicos, vía


empresarios impuestos

necesidades concretadas ajustar los individuos con su


FINALIDAD monetariamente, restringido a medio social, prestando sus
personas protegidas por ella servicios a todos los ciudadanos

3.6. Servicios Sociales

Titmuss diferencia el término Servicios Sociales en dos:

Bienestar residual: se hace cargo de los problemas de los individuos de manera residual, dejando su
total resolución a éstos
Modelo de política social-institucional-redistributiva: instrumentos que proporcionan servicios
generales a la colectividad con un criterio redistributivo

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

El Profesor Garcés los define como uno de los sistemas públicos de bienestar dentro de un Estado Social
que, a través de la administración y la sociedad, integra y compensa a los ciudadanos desfavorecidos,
promocionando y universalizando el bienestar social. Son un instrumento para el ejercicio del derecho de
todo ciudadano a recibir una respuesta a sus necesidades.

Son prestaciones técnicas que se ofrecen colectivamente, consideradas así por la Carta Social Europea, que
fomentan las condiciones de igualdad, la prevención de la marginalidad y la desigualdad, la acción
asistencial y la reinserción social tanto individual como colectiva. Para ello se dotan de centros, equipos
técnicos y unidades administrativas, que pueden estar en manos privadas o públicas.

3.7. Bienestar Social

Puede ser concebido como el resultado institucional de una verdadera revolución cultural. Puede decirse
que nace por las múltiples tensiones sociales ocasionadas por la crisis de 1929 y por el fin de la II Guerra
Mundial, basado en las ideas de Keynes sobre la salida de la crisis.

Su papel se entiende mejor comparándolo con el anterior modelo liberal. Éste limitaba al Estado a
desempeñar una serie de tareas tradicionales vinculadas con la seguridad, la defensa, la justicia. Con el
Estado de Bienestar se potencian las capacidades de los ciudadanos evitando que la enfermedad, la
incapacidad, la vejez les lleven a la miseria. Su instrumento más notorio fue la Seguridad Social.

Sus rasgos distintivos son:

La intervención estatal en la economía para mantener el pleno empleo o, al menor, garantizar un


alto nivel de ocupación
La provisión de una serie de servicios sociales universales para cubrir necesidades básicas
(educación, sanidad, pensiones, ayudas familiares, vivienda)
La responsabilidad estatal en el mantenimiento de un nivel mínimo de vida entendido como
derecho social, no como caridad pública para una minoría, sino como un problema colectivo de
responsabilidad.

Con el Estado de Bienestar se produce la universalidad de la población protegida orientada, tanto a la


atención, como a la prevención. Los Servicios Sociales pueden considerarse un instrumento material del
Estado de Bienestar, destinados a la satisfacción de las necesidades ciudadanas. En la Constitución queda
formulado jurídicamente el Estado de Bienestar, con el reconocimiento de los derechos sociales, la
asunción de responsabilidades públicas en la cobertura de esos derechos y la globalidad de las
intervenciones.

4. LA DISTRIBUCIÓN DE COMPETENCIAS EN SERVICIOS SOCIALES

4.1. Competencias Estatales en Servicios Sociales

La asistencia social tuvo imprecisiones y ambigüedades en la Constitución, al no presentarse ante las Cortes
la ley básica de servicios sociales. Por ello, las dudas planteadas por el texto han de abordarse de arreglo a
la interpretación del propio texto, a los Estatutos de Autonomía y a las distintas leyes de servicios sociales
promulgadas por las autonomías.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

Como en el art. 149 de la Constitución quedan enumeradas las competencias exclusivas del Estado y, al no
estar en ellas las referidas a los servicios sociales, se entiende que son competencia de las Comunidades
Autónomas.

4.2. Competencias de las Comunidades Autónomas en Servicios Sociales

Están enumeradas en el art. 148, entre ellas la Asistencia Social, prestada en régimen público no
contributivo, incluye los servicios sociales en su más amplio sentido.

4.3. Competencias de la Administración local en Servicios Sociales

A. Municipio

Los municipios son el medio natural para la prestación de servicios sociales. En España no eran tal
debido a la fuerte tradición centralizadora y a la escasez de recursos económicos de la
Administración Local. Esto cambiará en la transición con la Constitución y con la Ley de Bases de
Régimen Local de 1985, por la que se amplió la estructura de los servicios sociales. Entre otras
cosas, se regula la existencia de servicios sociales obligatorios para poblaciones de más de 20.000
habitantes.

A pesar de ciertas imprecisiones legales en torno a las competencias municipales, la mayoría de las
comunidades atribuyen a los municipios importantes competencias en materia de servicios
sociales.

B. Provincia

Es una entidad local constituida por una agrupación de municipios dentro de un territorio, que
cuenta con personalidad jurídica propia y cuyo gobierno pertenece a la Diputación. Según la Ley de
Bases de Régimen Local corresponde a las Diputaciones:

Garantizar los principios de solidaridad intermunicipales


Asegurar la prestación adecuada de los servicios municipales
Participar en la coordinación de la administración local con la autonómica y con el Estado
La asistencia y cooperación jurídica, económica y técnica a los municipios
La prestación de servicios públicos de carácter supramunicipal

J. Daniel Sauco © 2011

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

INTRODUCCIÓN A LOS SERVICIOS SOCIALES


FUNDAMENTOS DE SERVICIOS SOCIALES

CAPÍTULO 6 – LAS NECESIDADES SOCIALES, EL BIENESTAR Y LOS SERVICIOS


SOCIALES

1. LA TRANSFORMACIÓN DE LAS NECESIDADES ANTE EL CAMBIO SOCIAL

La búsqueda de la satisfacción de las necesidades de la personas es una constante histórica. El carácter de


cada sociedad y la visión del ser humano y sus condiciones interpretarán esas necesidades. Durante los dos
últimos siglos se han desarrollado 2 aproximaciones acerca de la naturaleza humana.

1.1. El ser humano: un individuo que persigue de forma racional la consecución de sus propios
intereses o un actor social dispuesto a la interacción constructiva

a) El ser humano es un individuo que persigue la consecución de sus propios intereses de una manera
racional (p. ej. Teoría de la Elección Racional). Peca de individualismo.
b) El ser humano es una persona dispuesta a una interacción constructiva. El hombre tiene el
potencial necesario para auto-realizarse dentro de unas condiciones que no siempre le son
favorables. Peca de optimismo.

1.2. La complejidad de la naturaleza humana y de sus necesidades: el protagonismo de las


políticas de acción social

El individuo racional de la modernidad se ve superado por una visión más compleja del mismo. Las
necesidades poseerán igualmente un carácter complejo, reinterpretadas por el entorno cultural de la
persona, por lo que deberán de hacerse frente no de forma puntual y limitada al caso concreto, sino
operando de forma colectiva y estructural.

1.3. Aproximación teórica a las necesidades

A) Las aportaciones de Maslow

Aborda el contenido y relación entre los distintos tipos de necesidades, estableciendo la necesidad
de conocer las mismas como paso inicial para hacerlas frente.

Las necesidades son universales, apareciendo solo si se dan una serie de condiciones. Es un sistema
jerárquico, por el que:

1) El ser humano solo satisface sus necesidades de una forma efímera y relativa, ya que
siempre están necesitados. El nivel de quejas o insatisfacción puede evaluar la situación
personal y social.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

2) Hasta que una serie de necesidades no estén satisfechas, las necesidades superiores no
podrán ser satisfechas. Las inferiores se definen como más fisiológicas. Las superiores
deben tener buenas condiciones tanto sociales como políticas, económicas, etc.
3) Las necesidades surgen tanto de un organismo, como de un contexto cultural, debiéndose
integrar en una estructura más universal.

Las necesidades las clasifica en:

1. Básicas
1.1. Necesidades fisiológicas. Canalizan a las demás, son imperiosas a los seres humanos
(hambre, sueño, sed, etc.)
1.2. Necesidades de seguridad. Estabilidad, orden, mundo organizado, trabajo estable.
1.3. Necesidades de pertenencia y amor. Anhelo de relaciones afectivas, de estar integrado en
grupos. El no tener estas necesidades provoca soledad, marginación, desarraigo, etc.
1.4. Necesidades de estima. Aprecio a uno mismo y de los demás.
2. Meta-necesidades, necesidades del ser, necesidades de autorrealización. Se manifiestan como:
Aspiraciones transcendentes: vida espiritual, deseo de verdad, belleza, justicia, bondad
Potencialidades humanas: su carencia provoca, p.ej., vacío experimental.
No mantienen entre ellas una jerarquía

B) Críticas al diseño de Maslow: las aportaciones de Doyal y Gough

Falta de exhaustividad en la clasificación


Intento de seccionar necesidades que en realidad aparecen mezclados
El concepto de necesidad se acerca al de motivación o impulso (necesidad de tomar
pasteles y de perder peso en una misma persona)

Para ellos las necesidades son:

Distinguen necesidades de impulsos.


Cuestionan el carácter universal de las necesidades. Estas son definidas socialmente.
Los individuos han de tener una autonomía y un estado físico y mental de partida para
poder actuar.
La sociedad requiere de una serie de condiciones sociales para su satisfacción, que deberán
de adaptarse a los contextos sociales específicos, debiendo de:
- Producir satisfactores de necesidad
- Ha de garantizar un nivel adecuado de reproducción biológica
- Tiene que asegurar aptitudes y valores necesarios para que haya producción
(transmisión cultural)
- Tiene que existir un sistema de autoridad

1.4. La sociedad de consumo y la creación de las necesidades

Noción de consumo: se refiere al momento en que una mercancía se introduce en el mercado y adquiere
un valor de uso medido en un precio. Esta noción se ve alterada en la actualidad, produciéndose un doble
movimiento:

1) La satisfacción de las necesidades básicas está, de una manera general, asegurada.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

2) Las energías dedicadas antaño a la producción de mercancías relacionadas con necesidades de tipo
básico se ponen hoy en día al servicio de la construcción de segundos significados de carácter
simbólicos en los objetos (Automóvil=necesidad de desplazamiento+símbolo de estatus).

En el Estado de Bienestar, una vez gestionadas las necesidades más básicas, tiene que atender las
demandadas por los ciudadanos, cada vez más difíciles de gestionar.

1.5. Los excluidos en las sociedades de servicios

Los cambios en la sociedad en el siglo XX han provocado:

Una reducción de la población activa industrial


Un aumento del desempleo
Una tendencia “desasistencializadora”
Configuración de las “infraclases”

Con esta estructura se tiene a difuminar las diferencias por arriba, con predominio de clases medias,
existiendo un segundo bloque, cada vez más numeroso, de parados, marginados, jubilados.

En nuestra sociedad deben generarse las siguientes condiciones:

a) Tener un empleo estable y suficientemente remunerado


b) Haber contraído responsabilidades familiares
c) Haber acumulado un determinado patrimonio
d) Ejercer alguna clase de protagonismo público

Al no tener todos los ciudadanos estas condiciones, es por lo que hay que gestionar una Política Social y un
Sistema Público de Servicios Sociales. La administración pública debe satisfacer a grupos con una
importancia cada vez mayor, tales como ancianos, mujeres, jóvenes, inmigrantes, toxicómanos, etc.

2. LA RESPUESTA A LAS NECESIDADES

2.1. Primera respuesta: el intervencionismo negativo

Es un intento de suprimir el problema generado por las necesidades mediante obviar al sujeto de las
mismas. P.ej., en la actualidad, la restricción de entrada a los inmigrantes o refugiados políticos.

2.2. Segunda respuesta: el abstencionismo

Fundamentado en los orígenes del liberalismo del siglo XIX. Se trata de inhibirse ante el libre juego de la
dinámica económica y social. El individuo deberá asumir su falta de capacidad para conocer y
desenvolverse dentro del modelo económico prevalente.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

2.3. Tercera respuesta: el intervencionismo positivo

Fundamentado filosóficamente en las antípodas del liberalismo. Se asienta en una concepción voluntarista
y racional de la vida colectiva. La razón humana puede enmendar positivamente las situaciones de
necesidad presentes en un grupo social (influjo religioso, humanitarismo, movimientos sindicales, políticos,
sociales).

Estas tres alternativas no son fases cronológicas, se pueden de manera simultánea y estar vigentes a la vez.

2.4. Los objetivos de la intervención social

1. La asistencia. Pretende subsanar los defectos más graves pero sin actuar sobre sus orígenes. Tiende
a desaparecer.
2. La rehabilitación. Es una intervención social con propósitos más ambiciosos que la asistencia.
Supone devolver al sujeto a unos niveles de integración más normales. La inició Vives.
3. La prevención. Es el más ambicioso y reciente en el tiempo dentro de la acción social. Se subsanan
las deficiencias para que no vuelvan a producirse, atajando sus causas.

3. LA SATISFACCIÓN DE LAS NECESIDADES

Las necesidades tienen una naturaleza dinámica, son distintas entre unas sociedades y otras. Los agentes
intervinientes son el Estado, el Mercado y el Tercer Sector.

3.1. El sector público

Es uno de los actores más recientes. Regula otras modalidades, primero otras modalidades de actuación
(beneficencia pública) y luego siendo agente directo de las acciones encaminadas a tal fin. Sus argumentos
a favor son:

a) Promueve un fin social más que el interés personal.


b) El control colectivo de los servicios sociales aboga a favor de aquellos cuya posición de necesidad
puede colocarlos en una situación de debilidad.
c) Los servicios colectivos son distribuidos de acuerdo con la necesidad social.
d) El control público es necesario para proveer servicios regulares, estandarizados y eficientes.
e) La intervención estatal es una garantía para asegurar la aplicación de un sistema distributivo justo
en la sociedad.

Con su actuación a la hora de hacer frente a las necesidades, el Estado da un paso más, el reconocimiento
de los derechos de los ciudadanos al ampliar el ámbito de la protección de los mismos. Pero la actuación
pública no significa eficacia y eficiencia (por la crisis que sufre el Estado en diversos ámbitos, los otros dos
actores toman más protagonismo).

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

3.2. El mercado

Tratan de realizar una prestación o servicio al individuo a cambio de una contraprestación económica, por
lo que tienen un fin lucrativo y exclusivista. Por ello podemos cuestionarnos la idoneidad de dicho
mecanismo. Su carácter exclusivista hace que sus logros se vean desde una perspectiva individual, no
colectiva. Sus limitaciones son:

No tiene en cuenta las consecuencias de su acción productiva.


Difícilmente se pueden aplicar los criterios de eficacia que corresponderían al mercado a servicios
que escapan a la medición en términos de P.I.B.

Los motivos por los que resulta inadecuada su exclusividad a la hora de la provisión del bienestar:

Ineficiencia: la transmisión de información o la no rentabilidad de “bienes públicos”


Motivos morales o filosóficos: la legitimidad de las metas a conseguir

Las crisis actuales han orientado a los gobiernos hacia el mercado como actor de satisfacción de
necesidades (política de privatizaciones)

3.3. El tercer sector

Posee una larga tradición. Podemos definir 2 formas:

a) La auto-provisión y ayuda mutua. Es la modalidad más antigua, se pone en práctica de manera


informal. Actualmente también se practica, aunque por la complejidad social, la especialización y la
división del trabajo han ocasionado la reducción de la frecuencia con que se emplea. La crisis
económica ha acentuado su presencia.
b) La donación. Dominada por su modalidad individual, por la práctica individual de la caridad en
sentido religioso o humanitario. Ha sido durante muchos siglos la única intervención exterior al
grupo familiar. En la actualidad está presente mediante la aparición de instituciones de donación
(Cruz Roja, Cáritas, ONG’S).

J. Daniel Sauco © 2011

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

INTRODUCCIÓN A LOS SERVICIOS SOCIALES


FUNDAMENTOS DE SERVICIOS SOCIALES

CAPÍTULO 7 – EL SISTEMA PÚBLICO DE SERVICIOS SOCIALES

1. INTRODUCCIÓN

Los servicios sociales han existido desde siempre, desde su dimensión objetiva de servicio a los ciudadanos,
aunque su denominación es muy reciente en el tiempo. Hay que analizarlos como sistemas jurídicos
sometidos al Derecho público.

2. LOS SERVICIOS SOCIALES, SISTEMAS JURÍDICOS PÚBLICOS

Han de objetivarse en instituciones o formas jurídicas institucionales, ya que constituyen un conjunto


ordenado de normas de Derecho público.

Los servicios sociales constituyen sistemas, no son prestaciones, actividades o actuaciones inconexas entre
sí. Son sistemas amplios, universales, expansivos y abiertos a los cambios sociales.

En España no existe una Ley general de Servicios Sociales. Se han promulgado leyes para todo el Estado de
obligado cumplimiento, recayendo en las comunidades autónomas sus competencias.

3. FINALIDAD DE LOS SISTEMAS PÚBLICOS DE SERVICIOS SOCIALES

Por su carácter universal, dinámico y abierto a nuevas necesidades, los servicios sociales han estado y
siguen orientados hacia los sectores que presentan mayores necesidades sociales. Constituyen sistemas
subsidiarios o complementarios de otros instrumentos de política social (sanidad, Seguridad Social,
educación). Su finalidad principal es la consecución del bienestar social de la población, la prevención de
situaciones de exclusión social, promoción de la autonomía personal y familiar, fomentar la participación
ciudadana y la solidaridad.

3. PRINCIPIOS RECTORES DE LOS SISTEMAS PÚBLICOS DE SERVICIOS SOCIALES

Responsabilidad pública (proveer los recursos humanos, financieros y técnicos)


Universalidad
Igualdad (derecho a los servicios sociales sin discriminación)
Prevención
Atención personalizada (evaluación integral de las necesidades)
Proximidad
Participación ciudadana
Calidad

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

5. TITULARES DE DERECHOS A LOS SERVICIOS SOCIALES

Las leyes autonómicas tienen en cuenta dos factores: nacionalidad (países de la U.E.) y residencia. Los
extranjeros están presentes en todas las leyes autonómicas, haciendo referencia a los tratados
internacionales y a la legislación estatal sobre extranjería. Según estas, los extranjeros residentes tienen
derecho a los servicios y prestaciones sociales en todos sus ámbitos. Los no residentes solo tiene derecho a
los servicios y prestaciones sociales de atención primaria.

6. DERECHOS Y DEBERES DE LAS PERSONAS A LOS SERVICIOS SOCIALES

6.1. Derechos

Algunos ejemplos:

Acceso en condiciones de igualdad


Confidencialidad
Dar o denegar consentimiento libre para el ingreso en un centro residencial
Prestaciones por dependencia
Escoger libremente el tipo y modalidad de servicio más adecuado
Disponer de información suficiente
Disponer de un plan de atención personalizado
Calidad de las prestaciones y servicios

6.2. Deberes

Cumplir las normas y requisitos establecidos


Facilitar la información necesaria y veraz
Destinar las prestaciones recibidas a la finalidad concedida
Contribuir, si fuera necesario, a la financiación del coste del servicio

7. ESTRUCTURA FUNCIONAL DE LOS SISTEMAS DE SERVICIOS SOCIALES

Hace referencia a los dos niveles de atención en que se prestan los servicios sociales:

Primer nivel: los servicios sociales generales, denominados comunitarios, básicos, de base, de
atención primaria, dependiendo de las comunidades
Segundo nivel: los servicios sociales especializados, denominados específicos de atención
especializada, de atención secundaria, igualmente dependiendo de las comunidades

7.1. Servicios Sociales de atención primaria

El Plan concertado para el Desarrollo de Prestaciones Básicas de Servicios Sociales

Es un instrumento de cooperación entre las Administraciones estatal, autonómica y local para


garantizar una red básica de prestaciones y servicios sociales municipales.

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

Señalaba entre dichas prestaciones las de información y asesoramiento, la ayuda a domicilio, la


prevención e inserción social, el alojamiento y la convivencia. Entre sus objetivos tenía la creación
de una red de equipamientos, tales como centros de servicios sociales, albergues y centros de
acogida.

Entre sus funciones se encuentran:

Ofrecer a los ciudadanos la primera información y orientación


Detectar y valorar las situaciones de necesidad
Proporcionar los recursos
Realizar actuaciones preventivas
Gestionar los servicios sociales de atención primaria
Colaborar con los servicios sociales de atención especializada

Entre los servicios sociales de atención primaria tenemos:

Servicio Social de acogida y orientación social: Facilitan una correcta información a los
ciudadanos, realizar el diagnóstico necesario, detectan los problemas de la población, facilitan
datos a unidades responsables, realizan valoraciones sociales.
Servicios social de ayuda a domicilio: Presta una serie de atenciones de carácter doméstico,
social, de apoyo a individuos, cuidados personales.
Servicios Social de teleasistencia domiciliaria: Atiende a personas en sus domicilios mediante un
aparato conectado al teléfono.
Servicio social de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de
dependencia
Servicio social de intervención familiar: Apoya a las familias, unidades de convivencia, mediante
tutela, adopción, acogimiento familiar, viviendas tuteladas.
Servicio Social de promoción y cooperación social: Impulsa el asociacionismo y la participación,
potencia el voluntariado social.
Servicio social de incorporación social: Analiza las situaciones personales o familiares para
evitar la exclusión social.

7.2. Servicios Sociales de atención especializada

Los Servicios Sociales de la Seguridad Social

Las residencias de mayores ofrecen servicios especializados


Son centros abiertos a toda la población
Las prestaciones de servicios sociales van dejando su carácter graciable
No sustituyen, sino complementan a los servicios sociales de atención primaria

Sus funciones generales son:

Evaluar situaciones de desprotección severa


Prevenir y atender situaciones de dependencia
Valorar y determinar el acceso a prestaciones económicas
Gestionar centros, recursos, programas y prestaciones específicas

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)


lOMoARcPSD|1177595

Entre los servicios sociales de atención especializada podemos referirnos a los siguientes,
mencionado los equipamientos de los que dispone:

Familia (servicios de orientación familiar, centros de mediación familiar)


Infancia y adolescencia (centros de día infantiles, centros de acogida)
Juventud (minirresidencias, centros de día)
Personas mayores (centros de día, centros de noche, pisos tutelados, residencias)
Personas con discapacidad (unidades de atención temprana, residencias)
Personas con enfermedades mentales (centros de día)
Atención de la dependencia
Personas drogodependientes
Prevención y reinserción de la delincuencia
Mujer
Minorías étnicas
Personas inmigrantes
Personas en situación de exclusión social
Tutela de adultos

8. PRESTACIONES DE LOS SISTEMAS PÚBLICOS DE SERVICIOS SOCIALES

9.1. Prestaciones de servicios:

Información, valoración, diagnóstico y orientación


Ayuda a domicilio
Intervención familiar
Apoyo a cuidadores
Promoción de la animación comunitaria
Atención a emergencias sociales
Teleasistencia
Atención residencial, temporal o permanente

9.2. Prestaciones económicas:

Renta mínima de inserción


AISES
Ayudas económicas para el fomento del acogimiento familiar
LISMI
Prestaciones económicas para ayudas técnicas

J. Daniel Sauco © 2011

Downloaded by Darmena Compton (ndzwonek@gmail.com)