Está en la página 1de 474

REPÚBLICA DEL PERU

OFICINA NACIONAL DE EVALUACIÓN


DE RECURSOS NATURALES
ON E R N

INVENTARIO Y EVALUACIÓN SEMIDETALLADA


DE LOS RECURSOS NATURALES DE LA ZONA
DEL RIO PICHIS
%
(PROYECTO PICHIS-PALCAZU)

INFORME Y ANEXOS

r
x**
?"*í •" r -t~<«<-*v-r—"™ J - ^ ^ ^ — | X J . . . M |ii-n—;

J
— ^ — y w — • _ • _ " - - . • • • • • • ^ . J r-.l
mm •plm
"jy. v
r'•••• / * •

mim ii '.V

ÍS^: r i i>'-
•v-

&:.
-& Ü
tfe
v-.^

w
m
' if
K ^i

»
^»1

«SsKsKiJ > • »,

vaynHonHD
Í
H^H

:
v>-
:
: m^- •v.;-:::-
iv.-r .1/ •

;s»*i'Ó-ííSf-';;•£<-;-:.%• •
: • , • • • • . . • • . . • • • . .
• m
« :

1%
- >s
m ¿t '."VSI a."

oaivw; :t::
v
• ^ v % 3 '•' : '««Si 1^
rtx.

' :B^'^:xm
:
\
r::i:.

fc^,,:

• • . - . • •

v. • ... . ^ ;••
: ¿;
mmm-x . • / • *
-^

' - • - '

'.v

*^6
v?r
II
;^^ WSf^ p»^?»
* &
; i"..^^;;^.-^"-...-"'- wmBm í'-'^ttí
•f.3&
J ^^
REPÚBLICA DEL PERU
OFICINA NACIONAL DE EVALUACIÓN
DE RECURSOS NATURALES
ONERN

INVENTARIO Y EVALUACIÓN SEMIDETALLADA


DE LOS RECURSOS NATURALES DE LA ZONA
DEL RIO PICHIS
(PROYECTO PICHIS-PALCAZÜ)

OCTUBRE 1981
PERSONAL DE ONERN QUE HA INTERVENIDO EN LA REAUZACION DEL PRESENTE ESTUDIO

DIRECTIVO

Ing° EDUARDO ARMAS AUTERO Director General Nacional


Ing° CARLOS ZAMORA JIMENO Director Técnico Nacional
Ing 0 JESUS ECHENIQUE CÉSPEDES Director Técnico Adjunto
Ing" LUIS NEGRON BERRILLOS Directorde Estudios Especfficos de Rec. Naturales
St. FRITZ DU BOIS GERVASSI Director de Cartografía e Impresiones
Ing 0 CESAR CALDERÓN SALTA RICH Director de Proyectos Especiales
Ing" ÁNGEL PAREDES DIAZ Asesor, Jefe del Proyecto
Ing" LUIS MASSON MEISS Supervisor de Programa Sectorial II
Ing° RAUL BAO ENRIQUEZ Supervisor de Suelos y Fisiografía
Ing* VICTOR LLANOS MINCHAN Supervisor de Economía de Recursos
Ing" HUMBERTO DUEÑAS PEREZ Supervisor de Geología y Minería
Ing° VICTOR GRANDE ROJAS Supervisor de Ecologfa y Forestales

TÉCNICO

Ing 0 VICTOR ROJAS ARBULU Ingeniero en Ciencias Agropecuarias IV


Ing" ALFONSO CASTILLO MEZA Ingeniero en Ciencias Agropecuarias III
Ing° MAURO MENDOZA CHACALTANA Ingeniero en Ciencias Agropecuarias II
Ing° VICTOR VALDIVIESO VALDIVIESO Ingeniero en Ciencias Agropecuarias II
Ing" CARLOS ROBLES ICAZA Ingeniero en Ciencias Agropecuarias III
Ing° GUILLERMO BOZA WAGNER Ex - Especialista en Suelos
Ing 0 RUBEN MARQUINA POZO Ingeniero en Ciencias Agropecuarias I
Ing" MANUEL VALENCIA RAMOS Ingeniero en Ciencias Agropecuarias I
Ing" DANTE LOAYZA ALATRISTA Ingeniero en Ciencias Agropecuarias III
Ing° HUMBERTO CHIRINOS NUÑEZ Ingeniero en Ciencias Agropecuarias III
Ing" JAVIER ANDUAGA MUÑOZ Ingeniero en Ciencias Agropecuarias II
Ing 0 CARLOS VARGAS SALAS Ingeniero en Ciencias Agropecuarias II
Ing° VICTOR SAEZ CUEVA Ingeniero en Ciencias Agropecuart \i 11
Ing' LUIS GALARRETA DIAZ Ingeniero III
Sr. ANDRES PRADA MERINO Economista III
Sr. OSCAR MONTJOY GUIZADO Economista II
Sr. JOSÉ VARGAS RIVERA Economista II
Sr. JAIME ALFARO BRAVO Economista I
Sr. JUAN TOULLIERCASTAGNE Técnico Agropecuario II
Sr. PABLO HIDALGO APONTE E x - T é c n i c o Agropecuario
Sr. ENRIQUE NEYRA ALVITES Auxiliar de Estadística I
Sr. CESAR FANANTES MARTINEZ Auxiliar de Estadística I

CARTOGRÁFICO:

Sr. GUILLERMO MANRIQUE PERALTA Jefe de la Unidad de Supervisión Cartográfica


Sr. ANTONIO ORTIZ DÍA Z Jefe de la Unid.de Elaboración Mapas Temáticos
Sr. ENRIQUE DESCALZI ARANA JefedelaUnid.de Fotogrametrfa y Mapas Bases
Sr. GILMER VARGAS ESPARZA Cartógrafo II
Sr. TEOFl.'.OCUELLARMAYHUA Dibujante II
Sr. EDUARDO MOZ VARGAS Dibujante II
-11 -

Sra. DORA ORTIZ VASQUEZ Dibujante II


Sr. JUAN COELLO ALBORNOZ Dibujante II
Sr. MOISÉS LARA IBARRA Dibujante II
Sr. EDUARDO HUAMANI ROMERO Dibujante II
Sra. NELLY CONTRERAS JARRA Dibujante II
Sr. ANTONIO ISOLA BARTET Dibujante I

IMPRESIÓN

Sr. VIRGILIO LAZO MOSQUERA Jefe de la Unid, dé Impresiones y Publicaciones


Sr. EDUARDO CARRILLO BOYSSET Fotógrafo II
Sr. ELIO MONTERO QUESADA Fotógrafo II
Sr. LORENZO PURISACA FALLA Técnico en Artes Gráficas II
Sr. FILIBERTOBARRIONUEVOOLAZABAL Operador Equipo de Imprenta II
Sr. ÁNGEL MELCHOR LOZANO Operador Equipo de Imprenta II
Sr. ANANCIO ATOCHE JARA Auxiliar de Publicaciones II
Sr. ANTONIO LAMA ROMAN Auxiliar de Publicaciones II

SECRETARIADO

Sra. ISABEL CALDERÓN DE ROUILLON Secretaria III


Sra. CLARA DA VILA DE VARGAS Secretaria II
Sra. NANCY BARROS DE ROJAS Secretaria II
Sra. MARIA ORMEÑO DE VERNAL Secretaria II
Sra. MARITZA FIGALLO DE DURAN Secretaria II
Srta.CECILIA KOECHLIN CALISTO Secretaria II
INVENTARIO Y EVALUACIÓN SEMIDETALLADA ??, LOS RECURSOS NATURALES DE LA

ZONA DEL REO PICHIS

(PROYECTO PICHIS-PALCAZU)

Í N D I C E

PREFACIO
AGRADECIMIENTO
RESUMEN pagina

CAPITULO I INTRODUCCIÓN í

1.0 GENERALIDADES 1
1.1 Acciones Emprendidas para el Desarrollo de la Selva C e n t r a l . . . 2
1.2 Criterios para la Demarcación de la Zona de Estudio 3

2.0 OBJETIVOS DEL ESTUDIO 4


3.0 ALCANCES DEL ESTUDIO 4
4.0 ETAPAS DEL ESTUDIO 5
5.0 INFORMACIÓN CARTOGRÁFICA 5

CAPITULO II CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL AREA DE ESTUDIO 7

1.0 SITUACIÓN Y EXTENSION 7


2.0 DEMOGRAFÍA 7
2.1 Generalidades 7
2.2 Población 8
2.3 Proyecciones de la Población 9
2.4 Población Económicamente Activa 10
2.5 Migración 12
2.6 Los Asentamientos Poblacionales 13

3.0 CLIMATOLOGÍA 14
3.1 Análisis de los Elementos Meteorológicos 16
3.2 Características Climáticas 19

4.0 TRANSPORTES Y VÍAS DE COMUNICACIÓN 21


4.1 Vfa Terrestre 21
4.2 Via Aérea 22
4.3 Vfa Fluvial 22

5.0 ASPECTOS AGROECONOMICOS 23


5*1 Tenencia y Distribución de la Tierra 23
5.2 Distribución 24
5.3 Actividad Agropecuaria 25
5.4 Actividades Extractivas. 27
5.5 Comercialización de los Productos Agropecuarios y Extractivos.. 28
Página

CAPITULO III GEOLOGÍA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ................... .. 3]

1.0 INTRODUCCIÓN................................................ 31
L o 1 V-TtiPt— i f * - [ L u d . L l C ' - S 9 a o a a o a 4 « a 4 i a » » « D o a t > i > 7 s i ] e « a a o 4 i > e D a B > 0 a * B * t « « O X

1.3 Trabajos P r e v i o s . . . . . . . . . . 32

2.1 Generalidades. 33

2.3 Rasgos Estructurales.. ..., 42

3.0 GEOLOGÍA ECONÓMICA 43


3.1 Generalidades 43
3.2 Materiales de Construcción 44
3. 3 Depósitos No Metálicos 68
3.4 Otros Recursos Minerales 73

4. 0 CONC LUSIONES Y RECOMENDACIONES 74


4.1 Conclusiones, 4
4.2 Recomendaciones. 76

CAPITULO IV SUELOS.......................... 79

1.0 GENERALIDADES 79
2.0 OBJETIVOS Y ALCANCES 80
3.0 ASPECTOS FISIOGRAFICOS 80
3.1 Paisaje Aluvial.. , 80
3.2 Paisaje Colinoso 81

4.0 MATERIALES Y MÉTODOS 82


4.1 Infoimac^on Ex atente 82
4.2 Material Cartográfico. 82
4.3 Meiodologfa 82

5.0 CLASIFICACIÓN NATURAL DE LOS SUELOS SEGÚN SU ORIGEN... 86


5.1 Saelos Aluviales R e c i e n t e s . . . . . . . . . . . 86
5.2 Suelos Aluviales Antiguos. 86
5.3 Suelos de Materiales Residuales. S'7

< 0 CLASIFICACIÓN NATURAL DE IDS SUELOS SEGÚN SU MORFOLOGÍA Y


0
\J & I N t-id Ld Q, $ •> a 0 0 0 o v o Q o s, o e o o a a p e o •> o ir a a n a e e a a o o o o o * e. e o o a » a o o Q » » o Q o Oí

Va L i j Q l n i C JODCS 0 a o D a ( . o p t r o a o a c a * i > i > « a c < > a a a o p a a a a a a a o o e ' « o o a « 3 OO

6.2 Desc; pción de las Unidades E d á ñ c a s , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

7.0 CLASIFICACIÓN DE LAS TIERRAS POR CAPACIDAD DE USO MAYOR... 143


7. J Conceptos G e n e r a l e s . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143
7. ¿ Categorfa». c il S j S - e m a . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143
7.3 DefmjCion ue los Grupos de Capacidad de Uso Ma\,or de las

r
'.4 Ampliación del S i s t e m a . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
- Ill -
Página

o. O CAPACIDAD DE USO MAYOR DE LAS TIERRAS DEL A REA 147


8.1 Tierras Aptas para Cultivos en Limpio (A) 148
8.2 Tierras Aptas para Cultivos Permanentes (C) 153
8.3 Tierras Aptas para Pastos (P) , 159
8, 5 Tierras de Protección (X) 1 66

9.0 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 169


9.1 Conclusiones 169
9.2 Recomendaciones 170

CAPITULO V DETALLADO DE SUELOS 173

1.0 INTRODUCCIÓN 173


1.1 Generalidades 173
1.2 Información Edafológica Existente , 173

2.0 MATERIALES Y MÉTODOS ,.. 174


2.1 Material Cartográfico 174
2.2 Metodología 174

3.0 ASPECTOS FISIOGRAFICOS 175


3.1 Paisaje Aluvial , 175
3.2 Paisaje Colinoso , 176

4.0 EXPLICACIÓN DEL MAPA 177


5.0 ESCENARIO EDAFICO. 177
6.0 CLASIFICACIÓN NATURAL DE LOS SUELOS 178
6.1 Según su Origen * 178
6.2 Según su Morfología y Génesis 180

7.0 CLASIFICACIÓN DE LAS TIERRAS SEGÚN SU CAPACIDAD DE USO


MAYOR. , 199
7.1 Capacidad de Uso Mayor de las Tierras del Area 200

8.0 PRACTICAS GENERALES DE MANEJO DE TIERRAS DE USO AGROPECUA


RIO 214
8.1 Introducción 214
8.2 Sistemas de Incorporación de las Tierras 215
8.3 Consideraciones sobre Fertilización y Encalamiento 217

9.0 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 219


9.1 Conclusiones. 219
9.2 Recomendaciones • 221

CAPITULO VI USO ACTUAL DE LA TIERRA 223

1.0 GENERALIDADES 223


1.1 Objetivos 223
1.2 Metodología 224
1.3 Información Existente 225
IV -

Página

2.0 DESCRIPCIÓN DEL USO ACTUAL DE LA TIERRA 226


2.1 Interpretación del Mapa 226
2.2 Categorías de Uso Actual de la Tierra 227
2.3 Calendario de Cultivos 229
2.4 Técnicas Agronómicas 231

3.0 DESCRIPCIÓN POR CATEGORÍAS DE USO DE LA TIERRA 233


3.1 Terrenos Urbanos 233
3.2 Terrenos con Cultivos de Hortalizas 233
3.3 Terrenos con Huertos Frutales y / o Cultivos P e r m a n e n t e s . . . . . . . 233
3.4 Terrenos con Cultivos Extensivos 234
3.5 Terrenos con Praderas Cultivadas 235
3.6 Terrenos con Praderas Naturales 236
3.7 Terrenos con Bosques 236
3.8 Terrenos Húmedos 237
3.9 Terrenos sin Uso 237

4.0 ANÁLISIS SOBRE EL USO ACTUAL DE LA TIERRA 237


4.1 Tierras Aptas para Cultivos en Limpio 238
4.2 Tierras Aptas para Cultivos Permanentes 239
4.3 Tierras Aptas para Pastos 239
4.4 Tierras Aptas para Producción Forestal. 240
4.5 Tierras de Protección 240

5.0 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 240


5.1 Conclusiones 240
5.2 Recomendaciones ..• 241

CAPITULOVII FORESTALES 243

1.0 INTRODUCCIÓN 243


1.1 Generalidades 243
1.2 Información Básica Existente 244
1.3- Metodología y Definiciones 245

2.0 DESCRIPCIÓN Y CLASIFICACIÓN DE LOS BOSQUES 250


2.1 Generalidades 250
2.2 Explicación de los Mapas 250
2.3 Clasificación de los Bosques según su Finalidad 251
2.4 Descripción de los Bosques de Producción 252
2.5 Descripción de los Bosques de Protección 287

3.0 POTENCIAL FORESTAL 289


3.1 Clasificación y Descripción de los Bosques según su P o t e n c i a l . . 289

4.0 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 290


4.1 Conclusiones 290
4.2 Recomendaciones 291
V

Página

CAPITULO VIII MANEJO FORESTAL 293

1.0 INTRODUCCIÓN 293


2.0 OBJETIVOS 294
3.0 ORDENACIÓN FORESTAL DEL AREA DE ESTUDIO 294
3.1 Generalidades 294
3.2 Descripción del Mapa 295
3.3 Sectorización del Area de Estudio 295
3.4 Plan Piloto de Manejo Forestal 298
3.5 Desarrollo del Plan 303
3.6 Ordenación y Extracción Forestal , 305
3.7 Industrialización 325
3.8 Protección del Medio Ambiente 328

4.0 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 331


4.1 Conclusiones 331
4.2 Recomendaciones 332

CAPITULO IX RECURSOS HIDROENERGETICOS 333

1.0 GENERALIDADES 333


1.1 Descripción General 333
1.2 Objetivo y Alcance del Estudio 334
1.3 Metodología 334
1.4 Información Básica Existente 335

2.0 HIDROGRAFÍA DE LA ZONA 335


3.0 HIDROLOGÍA DE LA ZONA 337
3.1 Descripción General 337
3.2 Conceptos Básicos , 338
3.3 Determinación del C oeficiente de Escurrimiento 340
3.4 Determinación de la Descarga Media Anual del Rio P i c h i s . . . . 341

4.0 POTENCIAL HIDROELÉCTRICO DE LA ZONA 345


4.1 Descripción General 345
4.2 Determinación del Potencial Hidroeléctrico Teórico Lineal y
Potencial Hidroeléctrico Teórico Superficial 346

5.0 CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE EL USO DE LOS RECURSOS


HIDROELÉCTRICOS 356
6.0 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 359
6.1 Conclusiones 359
6.2 Recomendaciones 359

A N E X O S

ANEXO I SUELOS 1
ANEXO II DETALLADO DE SUELOS 19
ANEXO III FORESTALES 29
- vi -

MAPAS EN EL TEXTO

Mapa de Ubicación - Escala 1 : 1'35Q,Q00

Mapa de Información Cartográfica - Escala 1 : 500,000

MAPAS EN EL ANEXO

Mapa Geológico - Escala 1 : 120,000

Mapa de Suelos y Capacidad de Uso Mayor (Semidetallado) (3 hojas) - Escala 1 : 50,000

Mapa de Suelos y Capacidad de Uso Mayor (Detallado) - Escala 1 : 25,000

Mapa de Forestales y Uso Actual de la Tierra (Semidetallado)(3hojas)-Escala 1 :50,000

Mapa de Manejo Forestal - Escala 1 : 40,000

Mapa de Escurrimiento y Evaluación Hidroeléctrica - Escala 1 : 250,000

******
P R E F A C I O

El presente informe contiene el estudio que la Ofici-


na Nacional de Evaluación de Recursos Naturales (ONERN) ha realizado en un
área de la cuenca del río Pichis, situada en el ámbito de la denominada Sel-
va Central del Perú, dentro del distrito de Puerto Bermúdez, provincia de
Oxapampa del departamento de Pasco, cubriendo una extensión de 128,600 Ha.

El objetivo del estudio ha sido evaluar el potencial


y grado de utilización de los recursos naturales de la citada zona, compren-
dida dentro del área de influencia del tramo de la Carretera Marginal de la
Selva, que se viene construyendo entre las localidades de San Alejandro y
Puerto Bermúdez. Toda la información básica del presente documento propor -
ciona el marco de referencia adecuado para el planeamiento de programas de
ocupación y desarrollo económico y social de esta zona, basados en el aprove_
chamiento racional de sus recursos naturales, asi como el fundamento para es_
tablecer una política medioambiental.

El estudio comprende la determinación, a nivel de se-


midetalle, del potencial de recursos naturales del área dentro de los aspec-
tos geológico-minero, de suelos y su capacidad de uso mayor, uso actual de
la tierra, forestales y recursos hidroenergéticos. También incluye informa-
ción, dentro de un contexto general, sobre aspectos geográficos, socio-econ£
micos y de vías de comunicación, así como un plan tentativo para el manejo
del recurso forestal. Como adición, el presente informe contiene el estudio
detallado de suelos sobre una superficie de 12,300 Ha., realizado en un sec-
tor seleccionado como favorable para el asentamiento rural a corto plazo.

Finalmente, es necesario señalar que el estudio reali


zado amplía la información contenida en el informe sobre "Inventario, Evalúa
ción e Integración de los Recursos Naturales de la Zona Villa Rica - Puerto
Pachitea (Ríos Pichis y Palcazu)", publicado por ONERN en 1970.

* * ft ft *
AGRADECIMIENTO

La complejidad y diversidad de aspectos a estu-


diar ha requerido la intervención de un equipo multidisciplinario de
técnicos de la ONERN. Además, en forma directa o indirecta, han cola
horado en la realización del presente estudio las siguientes entida
des, a las cuales ONERN hace público su especial agradecimiento: ~"

INSTITUTO NACIONAL DE PLANIFICACIÓN


Oficina Nacional de Estadística (ONE)
MINISTERIO DE AERONÁUTICA
Servicio Aerofotográfico Nacional (SAN)
Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI)
MINISTERIO DE AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN
Dirección General de Catastro Rural
Dirección General de Reforma Agraria y Asentamiento Rural
Dirección General Forestal y de Fauna
Región Agraria VIII - Huancayo
Distroto Agropecuario de Puerto Bermúdez
Centro de Capacitación e Investigación de la Reforma Agra
ria (CENCIRA)
Proyecto Esperanza
Proyecto Pichis - Palcazu
MINISTERIO DE GUERRA
Batallón de Ingeniería "Ollantaytambo"
MINISTERIO DEL INTERIOR
Puesto de Policía Forestal - Puerto Victoria
BANCO AGRARIO
Agencia de Puerto Bermúdez
BANCO MINERO
CONCEJO DISTRITAL DE PUERTO BERMÚDEZ
UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA "LA MOLINA"
SOCIEDAD GEOLÓGICA DEL PERU
COMUNIDAD DE SAN FRANCISCO DE CAHUAPANAS
COMUNIDAD DE SAN PABLO
COMUNIDAD EL PORVENIR
FUNDO JACARANDA
FUNDO LA LLOBERA
HACIENDA RAMI
it sY ¡V ;'Í iV
RESUMEN

1.0 INTRODUCCIÓN

El presente informe comprende los estudios de recursos naturales a


nivel de semidetalle, que la O f i c i n a Nacional de Evaluación de Recursos Naturales
(ONERN) ha realizado en un área de la cuenca del río Pichís, situada en el ámbitode la
denominada Selva Central del Perú, dentro del distrito de Puerto Bermúdez, provincia de
Oxapampa del departamento de Pasco, cubriendo una extensión de 128,600 Ha. Asimis -
mo, incluye el estudio detallado del recurso suelo en un área priorizada,que cubre 1^300
H a . , en apoyo de acciones para asentamientos rurales y actividades productivas de la z o -
na .

La información obtenida servirá de base para la elaboración de pro


gramas de desarrollo y la adopción de decisiones sobre prácticas y estrategias a seguir p a -
ra el aprovechamiento racional de los recursos naturales del v a l l e del río Pichis.

La región de Selva Central del país constituye una zona de trópico


húmedo que encierra un comprobado a l t o potencial de recursos naturales, cuya u t i l i z a c i ó n
deberá estar destinada fundamentalmente a cubrir el creciente d é f i c i t alimentario median
te la ampliación de la frontera agrícola, proveer de insumos a la agroindustria, generar
nuevas actividades y por ende mayores fuentes de trabajo y , particularmente, a dínamizar
y contribuir a la financiación de la economía del país.

El estudio fue llevado a cabo en cuatro etapas principales; la de


"pre-campo" o recopilación de la información disponible, incluyendo la cartográfica; la
del "estudio de campo", que comprendió el reconocimiento del terreno desde los puntos
de vista de cada disciplina participante; la de " g a b i n e t e " , que sirvió para analizar y rea
¡ustar la información obtenida durante las dos etapas anteriores, y la de " p u b l i c a c i ó n " ,
que involucró todas las actividades concernientes a la impresión del informe f i n a l .

La información cartográfica principal empleada para los estudios


semidetallados consistió de fotografías aéreas pancromáticas (blanco y negro ), a la esca-
la de 1:25, 00Q.así como mosaicos controlados a igual escala. Para el estudio detallado
de suelos, se hizo uso principalmente de mosaicos controlados ampliados a la escala de
1:10,000 a partir de las imágenes aerofotográficas utilizadas para los estudios semideta-
Pág. II ZONA RIO P1CHIS

Hados.

2.0 CARACTERÍSTICAS GENERALES

La zona estudiada comprende parte de la denominada Selva Central


del país, dentro del distrito de Puerto Bermúdez, en la provincia de Oxapampa deldepar
tomento de Pasco. Cubre una superficie aproximada de 128,600 Ha.

El v a l l e del no Pichis, mayormente despoblado durante la década


pasada, viene siendo actualmente ob¡eto de un constante proceso de penetración humana,
que se encuentra asociado a la presión territorial existente en la Sierra Central y al inte
res existente por ampliar la frontera económica en la Selva. En 1979, la población fue
estimada en 9,900 Habitantes, que tienden a incrementar.

El patrón general de asentamientos poblacionales es el ribereño flu


v i a l , localizándose mayormente a lo largo del rio Pichis. Los asentamientos son de dos
tipos: de colonos y de nativos. Los primeros son nucleados y los segundos dispersos o se
midispersos.

El c l i m a , propio de trópico húmedo, se caracteriza por presentar


precipitaciones total anuales entre 3,000 y 3 , 5 0 0 mms. (zona de Puerto Bermúdez ) y
temperaturas med"^janua!es ligeramente superiores a 24° C . Ecológicamente, de acuerdo
a l Sistema Holdridge, el área se ubica dentro de la Zona de Vida bosque húmedo - Tropi
cal.

El acceso al valle del rfo Pichis es actualmente posible só'.o po;


vías f l u v i a l y j é r e a . En cuanto a la vía terrestre, está por concluirse la carretera
que unirá Lima con Puerto Bermúdez, lo cual hace significativas las perspectivas de desa
rrollo de la zona.

El régimen de tenencia de la tierra clasifica a los conductores en


0
grupos de comunidades nativas, propietarios con título vigente ( Ley N 1220), adjudica
torios individuales ( D . L . N 0 17716) y posesionarlos individuales, existiendo también tie
rras de dominio del Estado. Estas últimas y las tierras de comunidades nativas abarcan,
en su conjunto, cerca del 9 0 % de la superficie de tenencia de la tierra en el área.

La a c t i v i d a d económica más destacada de la población asentada en


el valle es la agropecuaria. La a c t i v i d a d agrícola es s i g n i f i c a t i v a , porque proporciona
ocupación y alimentación al mayor porcentaje de la población, aunque no genera impor
tantes utilidades. La mayor parte de los productos agrícolas es destinada alautoconsumo.
La a c t i v i d a d ganadera es todavía incipiente; a pesar de e l l o , es la que genera los mayo-
res ingresos. Su producción está principalmente orientada a satisfacer al mercado exter^
no.
RESUMEN Pig. Ill

Otras actividades económicas de importancia en la zona son las re


lacionadas con la extracción de la madera y del jebe. La extracción de la madera es tro
dicional, selectiva y estacional. Su comercialización es realizada por intermediarios ha
bi litados por los dueños de aserraderos y por comerciantes; éstos últimos intercambian la
madera por mercadería de primera necesidad o dinero.

3.0 GEOLOGÍA

El estudio geológico de la zona del río Pichis, realizado a nivel


de semidetalle, ha tenido como objetivo principal efectuar el examen y la interpretación
geoeconómica, fundamentalmente referida a los diferentes materiales de construcción y a
los depósitos no metálicos que en ella ocurren. Esta información proporciona, a su vez,
un conocimiento integral de los recursos naturales " geológico-mineros", que servirá co
mo base técnica científica apropiada para otras disciplinas conexas y / o para nuevos estu-
dios más detallados, según los requerimientos del caso.

En sus orígenes, la zona constituyó una cuenca de sedimentación


común a los ríos Pichis, Palcazu y Pachitea, denominada "Sub-Cuenca del Pachitea ",
que posteriormente fue disturbada como consecuencia de los eventos tectónicos que afee
tarona la región y que 59 evidencian por la formación de las montañas adyacentes y de o -
tras estructuras menores, como fallas y pliegues locales. No afloran rocas intrusivas ni
volcánicas.

Estratigráficamente, se ha reconocido formaciones rocosas sedi -


mentarlas, cuya edad va desde el Paleozoico superior al Cuaternario reciente, constitui-
das por areniscas, lutitas, calizas, limolitas, arcillas y gravas, destacando los sedimen-
tos areno-arciliosos terciarios, genéricamente denominados "Capas Rojas".

Desde el punto de vista geológico-económico, los depósitos no me


tal icos propiamente dichos de mayor importancia están constituidos por las calizas y are-
niscas cuarzosas de las formaciones cretácicas "Chonta" y "Vivian", respectivamente. A
simismo, son regularmente significativas las arcillas comunes que conforman los depósitos
aluviales y los sedimentos terciarios del sector de la planicie, mientras que los materia-
les de construcción ( objetivo principal del estudio ) son relativamente poco abundantes,
aunque aparentemente suficientes para los fines del desarrollo del área. Están constituí
dos por gravas, arenas, piedras, corrientes, arcillas, e t c . , que conforman los depositóse
luviales de los cauces de los ríos Pichis, Azupizú y Nazarategui, principalmente, desta-
cando las gravas de cantos rodados que ocurren con mayor profusión en la parte-Sur del á
rea y, en menor proporción, en la parte noroccidental de la misma.

En forma aproximada y para fines prácticos, se ha delimitado en


los cauces de los ríos antes citados, ciertas áreas pequeñas con significativo contenido de
gravas que pueden ser de óptimo aprovechamiento, en forma prácticamente inmediata o
Pág. IV ZONA RIO PICHIS

d i r e c t a . Asimismo, se ha identificado otras áreas semejantes y mayores ( denominadas


"blocks" ) como depósitos de calizas y areniscas y con potencialidad de ser explotadas.
Esta información inchiye estimados de volumen y reservas asi" como otros datos de interés
económico.

Por otra parte, se hace evidente que las posibilidades de desarro-


l l o de una a c t i v i d a d minera metálica así como petrolífera son pequeñas, porque estos de
pósitos no han sido detectados dentro de los límites del estudio. En todo caso, nuevos es
tudios más específicos podrían confirmar esta posibilidad, por lo menos en lo que concier
ne al petróleo.

En cambio, los depósitos no metálicos anteriormente indicados, c o -


mo son las calizas y areniscas cuaizosas cretácicas así como también ciertos materiales de
construcción, principalmente gravas, pueden significar dentro del corto y mediano p l a -
zos una importante fuente de recursos aprovechables, en concordancia con los planes de
desarrollo concebidos para la zona.

4.0 SUELOS (Estudio Semidetallado)

El estudio llevado a cabo en el valle del río Pichis, a nivel desemi


d e t a l l e , cubrió una superficie de 128,600 Ha. y comprende, de Sur a Norte, desdeel ca
serio de San Pedro, sobre el río A z u p i z ú , hasta la confluencia de los ríos Pichis y Palca-
zu.

Su objetivo fundamental ha sido evaluar el recurso suelo con el fin


de obtener la información básica de apoyo para la definición de políticas y estrategias de
desarrollo agropecuario, que permitan diseñar lineamientos de uso racional del suelo en
armonía con el medio ambiente, así como determinar las áreas que merezcan ser objeto
de futuros estudios detallados.

En base a su origen, a su litología y a su posición topofisiográfica,


los suelos han sido reunidos en tres agrupaciones:

Suelos aluviales recientes, derivados de depósitos fluviónicos recientes, que ocupan


las terrazas bajas distribuidas a lo largo de los principales ríos; algunos de estos sue
los están expuestos a inundaciones anuales.

Suelos aluviales antiguos, derivados de depósitos cuaternarios y conformados por uni


dades edáficas evolucionadas, de textura moderadamente fina y con buen drenaje, si
tuadas en terrazas casi planas, lomadas y colinas.

Suelos de materiales residuales, cuyas unidades edáficas presentan perfiles poco o


muy desarrollados, de textura dominantemente fina y que forman parte del paisajeco
Pág. V
RESUMEN

I inoso.

La caracterización de los sue los ha sido realizada teniendo en


cuenta la naturaleza y las características físico-químicas del perfil e d á f i c o . La Clasifi
cación Natural de los Suelos ha sido efectuada en base a l sistema de clasificación de!
Soil Taxonomy (1975), habiéndose establecido correlaciones con el sistema F A O (1974).
Según el criterio edafológico empleado en el presente estudio, la unidad de clasifica -
ción taxonómica ha sido la Serie de suelos. Se ha delimitado 21 Series y 2 Complejos.
Los mejores suelos (3,127^10.), se caracterizan por presentar buenas condiciones físicas
reacción moderada a fuertemente a c i d a , topografía suave y , por consiguiente, ser f a v o -
rables para las diferentes labores culturales. Las prácticas de manejo para la mayor par
te de los suelos con vocación agrícola requieren de un buen programa de f e r t i l i z a c i ó n ,
principalmente de nitrógeno y fósforo.

La interpretación técnica o práctica de los suelos fue realizada


siguiendo los lineamientos establecidos por el Reglamento de Clasificación de Tierras (D.
S. N o 0 0 ó 2 / 7 5 - A G ) , habiéndose definido los siguientes Grupos de Capacidad deUsoMa
yor:

6,121 Ha. ( 4 . 8 % de la superficie total del estudio), de Tierras Aptas para Culti-
vos en Limpio.

29, 118 Ha. (22.6%) de Tierras Aptas para Cultivos Permanentes.

18,053 H a . (14.0%) de Tierras Aptas para Pastos.

67,542 H a . (52.5%) de Tierras Aptas para Producción Forestal.

7,766 H a . ( 6 . 1 % ) de Tierras de Protección

Las cifras anteriores significan que 53,292 H a . (41.4%)son tie


rras aptas para l l e v a r a cabo actividades agropecuarias, lo cual proporciona unas ¡deas
muy claras acerca del buen potencial de la zona sestudiada.

5.0 SUELOS ( Estudio Detallado )

El estudio edafológico llevado a cabo a nivel detallado en el


v a l l e del río Pichis cubre una superficie de 12,300Ha.Su objetivo ha sido obtener infor
moción precisa sobre las características del recurso suelo, con el f i n de definir políticas
y estrategias en el aprovechamiento integral y racional de las tierras en los aspectosagrí
cola y pecuario.

Los suelos de la zona son de origen a l u v i a l y residual, o c u p a n -


do unidades fisiográficas diferentes. Se ha identificado a los siguientes grupos'

Suelos aluviales recientes, que ocupan las terrazasbajas distribuidas a lo largo de


Pág. VI ZONA RIO PICHIS

los principales ríos de la zona. Algunos de ellos soportan inundaciones anuales.

Suelos aluviales antiguos, conformados por materiales finos, de perfiles e v o l u c i o -


nados, con buen drenaje y ubicados en terrazas no inundables de relieve plano o li
geramente inclinado y en lomadas.

Suelos aluviales muy antiguos, conformados por materiales finos, de perfiles evolu
cionados, con buen drenaje y ubicados en colinas bajas.

Suelos de materiales residuales, de textura fina y de perfiles evolucionados, que


forman parte del paisaje de colinas bajas.

La unidad de clasificación taxonómica empleada en el presente estudio ha


sido la Serie de suelos. Se ha definido 13 Series y un (1) Complejo de suelos.

La c l a s i f i c a c i ó n técnica o práctica fue realizada de acuerdo a l Reg lamen


to de Clasificación de Tierras ( D . S . N 0 0 0 6 2 / 7 5 - A G ) , habiéndose definido los siguien-
tes grupos de Capacidad de Uso Mayor:

1,183 Ha. ( 9 . 6 % ) del área total de Tierras Aptas para Cultivos.en Limpio, reunien
do los mejores suelos del área estudiada en d e t a l l e .

4 , 4 3 9 Ha. (36.0%) de Tierras Aptas para Cultivos Permanentes.

675 Ha. ( 5 . 5 % ) de Tierras Aptas para Pastos.

5 , 7 1 9 Ha. ( 4 6 . 6 % ) de Tierras Aptas para Producción Forestal.

154 Ha. ( 1.2%) de Tierras de Protección.

Existen, además, 130 Ha. (1.1%) correspondientes a cauce de ribs, p l a -


yones y áreas pobladas.

Los datos anteriormente expuestos significan que en la zona seleccionada


existen 6 , 2 9 7 H a . ( 5 1 . 1 % ) de tierras con vocación agropecuaria, evidenciando así su
excelente potencial para este tipo de a c t i v i d a d .

6.0 USO ACTUAL DE LA TIERRA

El estudio realizado sobre el Uso A c t u a l de la Tierra en el v a l l e del río


Pichis, sobre una superficie total de 128,600 H a . , revela que existFan 6 , 5 0 7 Ha. (5.1%)
dedicadas a actividades agropecuarias y que de esa superficie, 4,525 Ha. (3.5%) corres
pondían a terrenos con pastos cultivados. La mayor parte del área (112,294 H a . , 8 7 . 3 % )
estaba constituida por bosques primarios.

Los principales cultivos alimenticios detectados en la zona fueron: yuca


(885 H a . , 0 . 7 % ) , plátano (460 H a . , 0.4%) y maFz (275 H a . , 0 . 2 % ) , que son componen
RESUMEN Pág.VIl

tes indispensables en la dieta diaria de la población l o c a l . Entre otros cultivos a l i m e n t i


cios, se detectó áreas con cítricos, maní, f r i j o l y arroz, que ocupaban en su con¡unto
195 H a . ( 0 . 2 % ) . Se comprobó también la existencia de 167 Ha. ( 0 . 2 % ) de cultivos per
manentes para fines industriales, como jebe y a c h i o t e .

Los rendimientos unitarios de los cultivos, en general, son bajos


debido principalmente a l manejo inadecuado de los suelos y a la u t i l i z a c i ó n de semillas
degeneradas o de mala c a l i d a d .

Las condiciones medioambientales de la zona son favora —


bles para el desarrollo forestal, ganadero y agrícola, en orden de importancia. En
la actualidad la agricultura constituye una a c t i v i d a d complementaria cuyo objetivo prin
cipal es cubrir mayormente las necesidades de la población l o c a l .

El área para cultivos en limpio y permanentes así como para pas


tos puede ser incrementada considerablemente, siempre y cuando se lleve a cabo progra-
mas de manejo que mantengan equilibrio con la ecología de la zona.

7.0 FORESTALES

Los forestales representan el recurso natural renovable más impor


tante de la zona estudiada, habiéndose determinado 17 unidades forestales diferentes, de
las cuales 10 corresponden a bosques de Producción, que abarcan 114,037 Ha. ( 8 8 . 7 % ) ;
otras 5 unidades son bosques de Protección, que ocupan 3,326 Ha. ( 2 . 6 % ) ; y 2 unidades
corresponden a áreas no boscosas, constituidas por terrenos dedicados a la a c t i v i d a d agro
pecuaria (6,607 H a . , 5.1%) y por islas, playas, lagunas y lechos de ríos, que en total o
cupan 4 , 6 3 0 Ha. ( 3 . 6 % ) .

En base a las condiciones ecológicas existentes, se considera


que casi toda el área estudiada posee vocación forestal. A s í , el contenido volumétrico
neto del bosque de producción de la superficie estudiada ha sido estimado en 9*550,270
m 3 . de madera.

El potencial forestal ha sido calificado tomando en considera —


ción a l contenido volumétrico de cada uno de los tipos de bosques de Producción, agrupa
dos en las siguientes categorías: Bueno, con un área de 46,086 H a . ( 3 5 . 8 % ) , con un
,
contenido volumétrico de 4 806,703 m3. de madera (104.29 m 3 / H a . en promedio); Regu
l a r , con una superficie de 54,613 H a . (42.5%), con un volumen de 4 , 281,233 m3. de
madera (78.39 m 3 / H a . ) y Pobre, con un área de 8,828 H a . ( 6 . 9 % ) y un contenido volu
métrico de madera de 462,334 m 3 . , es decir, 5 2 . 3 7 m 3 / h a . en promedio.

Las principales especies forestales, volumétricamente predomi-


nantes, son: machimango (Eschweilera s p . ) . c a i m i t i l l o (Lúcuma caimito), shimbillo ( I n -
ga s p . ) , cumala (Irianthera s p . ) , zapote ( Matisia cordata ), moena (Fam. Lauraceae ),
pág. v m ZONA RIO PICHIS

tornillo ( C e d r e l i n g q catenaeformis) y mashonaste (Clarisis racemosa).

Los principales usos de las maderas de mayor importancia determinadas


en la zona son los siguientes: aserrío; laminado y ebanistería (carpintería fina); postes
y durmientes.

8.0 PLAN DE M A N E J O FORESTAL

Este Plan consiste en una alternativa de uso de los recursos naturales de


un sector del área que abarca el estudio, basándose en el aprovechamiento racional de
los bosques. El modelo de la alternativa propuesta puede ser proyectado hacia otros sec
tores del área.

En base a la capacidad de los suelos, se ha definido tres categorías de


uso: agrosilvicultura, forestal y protección. Las tierras destinadas a agrosilvicultura
permitirían la producción de alimentos para la población radicada en la zona,que cons-
tituirá a su vez el personal que tomará parte en las actividades relacionadas con el apro
vechamiento del bosque. Las tierras de uso forestal constituirán la base del Plan,sien —
do las que producirán la madera necesaria para la generación de un proceso de industria
l i z a c i ó n , el cual será llevado a cabo en un complejo fundamentalmente mecánico,cuyas
líneas de producción serán: madera aserrada, postes y chapas decorativas.

Para la determinación de la disponibilidad de materia prima se haconsi


derado que se puede aprovechar el 5 5 % del volumen inventariado, tomando como requi-
sito mínimo un diámetro de 35 c m . y estableciendo como plazo de recuperación e l turno
de 35 años.

Se expone aspectos organizacionales referentes a las labores de campo,


así como algunas estimaciones de la demanda de mano de obra en estas labores.

Las tierras que presentan muchas limitaciones para su uso en alguna de


las alternativas anteriores, se denominan de protección, debiendo permanecer sin uso.

Acompaña a este documento el Mapa respectivo, presentando como ba-


se el Mapa Forestal y de Uso A c t u a l de la Tierra y , superpuestos, los ordenamientos y o
bras generados por el Plan.

9.0 RECURSOS HIDROENERGETICOS

El objetivo del estudio ha sido evaluar el potencial hidroeléctrico teó


r i c o d e la cuenca del ríoPichís y determinar la energía que se podría obtener en base al a
provechamientode los recursos hídricosdeescurrimientosuperficial disponibles. Ha abarca
R ESUMEN Pág. IX

do una extensión de 3 , 5 9 4 Km2. de la cuenca del n o Pichis, comprendiendo específica —


mente las cuencas de los ribs A z u p i z ú , Nazarategui y N e g u a c h i , afluentes principales del
mismo.

La falta de suficiente información cartográfica, h i d r o m é t r i c a y m e


teorológica, ha limitado el nivel del estudio y ha obligado al empleo de métodos i n d i r e c -
tos de evaluación y a un mayor trabajo de campo, para suplir la d e f i c i e n c i a ; aunque debe
señalarse que, a nivel de reconocimiento, los resultados obtenidos son válidos y deben ser
utilizados como el limite superior, inalcanzable en la práctica, de las posibilidades de ge
neración de energía hidroeléctrica de las cuencas estudiadas.

El método indirecto empleado para la determinación de la dispom


b i l i d a d a nivel de módulos anuales se apoya en la información ecológica y se fundamenta
en la estrecha relación que existe entre el c l i m a , la vegetación natural y el suelo, dentro
de lo que se viene en llamar " Zona de Vida " , en el entendido de que ésta define áreas
homogéneas desde los puntos de vista topográfico, c l i m á t i c o , edáfico.e hTdrico.

Los resultados obtenidos en el proceso de evaluación permiten se-


ñalar que el potencial hidroeléctrico teórico lineal total del rio Pichis es de 1,694 MW ,
con un potencial especTfico de 2 . 5 5 M W / K m . ; asimismo, que el elemento lineal río N e -
guachi es el de mayor potencial con una capacidad de 710.62 M W , a l que le siguen en or
den de magnitud el rio Nazarategui, con 354.53 MW y el A s u p i z ú , con 155.26 M W .

De las 3 cuencas secundarias mencionadas, la del rfo A z u p i z ú me


rece ser señalada como la de primera prioridad para proseguir estudios más detallados que
definan su aprovechamiento p r á c t i c o , a pesar de ser la de menor potencial hidroenergéti -
co, en virtud de encontrarse en un lugar más próximo a l futuro eje carretero. Asim¡smo,es
recomendable que simultáneamente se realicen estudios del mercado e l é c t r i c o de la zona e
valuada.

0
I, INTRODUCCIÓN
I I . CARACTERÍSTICAS GENERALES
INVENTARIO Y EVALUACIÓN SEMIDETALLADA DE LOS RECURSOS NATURALES DE

LA Z O N A DEL RIO PICHIS

(PROYECTO PICHIS-PALCAZU)

CAPITULO I

INTRODUCCIÓN

1.0 GENERALIDADES

La región de Selva Central del pafs constituye una zona de trópico


húmedo que encierra un comprobado alto potencial de recursos naturales, cuya producción
deberá estar destinada fundamentalmente a cubrir el creciente déficit alimentario, proveer
de insumas a la agroindustria, generar nuevas actividades y por ende mayores fuentes de
trabajo y, particularmente, a dinamizar y contribuir o la financiación de la economía
del país.

Para los fines de la planificación del desarrollo, la concepción i n i -


cial de la región de Selva Central del país nació de varios estudios básicos realizados y pu
blicados por O N E R N entre los años 1962 y 1970. Estos estudios están ubicados, en su ma
yor parte, en la denominada Selva Alta de los departamentos de Huánuco, Pasco y Junín .
Posteriormente, durante los años 1978 y 1981, se realizaron otros estudios en zonas sitúa -
das en la Selva Baja y en sectores fronterizos con la República del Brasil. El conocimien
to de estas nuevas áreas permitió ampliar los limites de la región de Selva Central en la
forma que se muestra en el Mapa adjunto, llegando a cubrir una superficie de aproximada -
mente 14 millones de hectáreas. El total de área estudiada abarca un total de 6'228,000
hectáreas, de acuerdo al Cuadro N 0 1 - I .

El desarrollo económico de la Selva Central se encuentra influencia


do por Lima Metropolitana, de la que está separada por el corrugado macizo de la Sierra
Central. La creciente población de Lima Metropolitana y la reducción progresiva de sus
áreas de cultivo como consecuencia de la urbanización constituyen razones principales de
la agudización cada vez mayor de los problemas de abastecimiento de productos agropecua
ríos, principalmente de carnes, cuyo déficit y encarecimiento son permanentes. Algo se-
mejante ocurre con algunos alimentos vegetales o derivados y con la madera, lo cual o b l i -
ga al Gobierno a recurrir a su importación con los consiguientes gastos de divisas y conse-
cuente impacto sobre la balanza de pagos.

Por otra parte, la enorme presión demográfica existente en la Sie —


rra, así como la limitada cantidad de tierras agrícolas, aunadas a las reducidas posibilida-
Pág. 2 ZONA RIO PICHIS

des de incrementar su extensión, son condicionantes de la ocurrencia de graves problemas


socio-económicos en esa región, motivando la imperiosa necesidad de buscar nuevas áreas
aprovechables principalmente en la región vecina de Selva.

La investigación del potencial de sus recursos naturales demuestra


que la región de la Selva Central posee condiciones que permiten la ampliación de la frori_
tera agrícola y , por lo tanto, amortiguar la presión demográfica existente principalmente
en la Sierra C e n t r a l . Estas investigaciones, a nivel de reconocimiento, lograron i d e n t i f i -
car una apreciable área con excelente potencial de recursos naturales en ambas márgenes
de los nos Pichis y Palcazu y permitieron localizar los sectores más adecuados para la reaM
zación de estudios de recursos naturales a nivel sem i -de tal I a d o .

Este fue el origen del denominado Proyecto Pichis-Palcazu que


O N E R N está llevando a cabo durante los últimos 3 años y esta publicación se refiere al re
sultado de los estudios semi-detallados efectuados en la zona del río Pichis. Próximamen-
t e , se hará similar publicación de los estudios referentes a la zona del río Palcazu.

1 .1 Acciones Emprendidas para el Desarrollo de la S e l v a Central

A nivel de p o l í t i c a regional, el Gobierno ha emprendido diversas ac


ciones de importancia relacionadas con el desarrollo de la región de Selva Central del país.

Como se ha señalado anteriormente, las primeras acciones correspon


dieron a los estudios básicos efectuados por O N E R N . Estas investigaciones, cuya relación
figura en el Cuadro N 0 1-1, fueron realizadas durante los últimos 18 años cubriendo una su
perficie total de 6'228,000 hectáreas situadas en las márgenes de los principales ríos que
drenan esta amplia y boscosa región, tales como el Pichis, el Palcazu, el Pachitea, el Tam
b o , el Abujao, el Chandles, el Yaco y el A l t o Yurúa. Es de remarcar que dentro del área
estudiada se ha identificado la existencia de },]Q7rOO0 hectáreas con vocación para las ac
tividades agrícolas y ganaderas.

Como muestra del interés del Gobierno en esta región, en el año


1974 se creó la Comisión Multisectorial para el Desarrollo de la Selva C e n t r a l , la cual se-
ñaló los sectores en torno a los cuales se debería estructurar el desarrollo de la región, se-
leccionándose prioritariamente a los valles de los ríos Pichis y Palcazu. Tal recomendó —
ción fue incluida dentro de las políticas establecidas por el Plan Nacional de Desarrollo pa
ra el período 1977-1980. Con el f i n de implementar dichas políticas, el Instituto Nació -
nal de Planificación contempló la necesidad de realizar estudios de mayor grado de detalle
en ambos valles, encargando a O N E R N su r e a l i z a c i ó n .

Otras acciones importantes realizadas en esta región se refieren a la


ampliación de la infraestructura v i a l de penetración. Entre los proyectos más importantes
destacan la construcción de la carretera de Chanchamayo a Satipo, el mejoramiento de la
carretera de Chanchamayo a V i l l a Rica y la construcción de las carreteras V i l l a Rica-Puer-
to Bermúdez y San Alejandro-Puerto Bermúdez, ambas en actual e j e c u c i ó n .
"^r z^
MFUiiic* OIL rinu te^
OFICINA NACIONAL DE EVALUACIÓN DE RECURSOS NATURALES
ONERtf

COLOMBIA]
REGION DE SELVA CENTRAL

"• ° •°° ""' "X""

"^/ECUtADOí
INTRODUCCIÓN Pág. 3

C U A D R O N° 1-1

E S T U D I O S DE R E C O N O C I M I E N T O DE LOS R E C U R S O S NATURALES

R E G I O N DE SELVA CENTRAL

CAPACIDAD DE USO MAYOR (HA,)


(A C) P F X TOTAL
ZONA DE ESTUDIO A NO
Ha.
Agrícola Pastos Forestal Protección

Perene - 6& po - Ene 1962 102,000 25,000 169,000 199,000 495,000

Curso Medio del Urubamba 1964 22,000 31,200 189,800 57,000 300,000

Pachitea 1966 255,000 117,000 396.000 194,000 962,000

C a miseá 1967 17,800 2,800 46,900 84,400 151,900

Tambo - Gran Pajonal 1968 166,600 21,400 207,500 496,600 892,100

Villa Rica - Puerto Pachitea 1970 169,000 15,000 223,000 420,000 827.000

Pucallpa - Abujao 1978 46,200 54,000 681.800 118.000 900,000

Alto Yurúa - Bren 1980 22,600 26,400 585,800 95,200 730,000

Esperanza - Chandles - Yaco 1980 65,200 27,800 813,600 63.400 970,000

TOTAL 866,400 320,600 3*313,400 1 , 727.600 6'228,000

1.2 Criterios poro la Demarcación de la Zona de Estudio

Establecida la priorización de la zona de los valles de los rfos Pi -


chis y Palcazu dentro de la política de planificación del desarrollo de la región de Selva
C e n t r a l , se definió la demarcación de la zona de estudios en ambos v a l l e s . Para e l l o se
tomó como antecedentes, en primer lugar, a los estudios que a nivel de reconocimiento rea
lizó O N E R N en el año 1970, en la zona comprendida entre V i l l a Rica y Puerto Pachitea ,
y que permitieron la preseiección de 252,000 H a . que estón comprendidas dentro del área
denominada "zona de influencia de la carretera proyectada" y que, entre otras áreas, com
prende a los valles de los nos Píchis y Palcazu. Además, se consideró las vías naturales
de transporte f l u v i a l , representadas por ambos nos y sus principales afluentes, que a m p l i a -
rían y complementarían su radio de a c c i ó n .

En segundo término, se ha considerado la delimitación realizada por


el Proyecto de Asentamiento Rural Pichis (PAR-PICHIS), del Ministerio de Agricultura y A -
limentación, en el año 1976. Dentro del ámbito de este proyecto, se d e l i m i t ó el corres —
pendiente a los estudios del v a l l e del río Pichis, independientemente al del río Palcazu.
Pág. 4 ZONA RIO PICHIS

2.0 OBJETIVOS DEL ESTUDIO

Los objetivos del estudio de los recursos naturales del v a l l e del rfo
Pichis, como parte de la planificación del desarrollo de la Selva C e n t r a l , son los siguien -
tes :

Realizar el inventarío y evaluación sistemática e integrada, a nivel de semidetalle ,


de los recursos naturales básicos (principalmente suelos y forestales), complementados
con estudios geológico-mineros, hidrológicos y agro-económicos (uso actual de la
tierra).

Realizar estudios detallados de inventario y evaluación del recurso suelo en áreas


priorizadas, en apoyo de acciones para asentamientos rurales, producción agropecua
r i a , manejo y explotación forestal y otras actividades productivas de la z o n a . ~

Los estudios realizados servirán de base para la elaboración de pro -


gramas de desarrollo y la toma de decisiones para emprender acciones definidas sobre las
polTticas y estrategias a seguir para el aprovechamiento racional de los recursos naturales
del v a l l e del río Pichis.

3.0 ALCANCES DEL ESTUDIO

Los estudios realizados cubren una superficie aproximada de 128,-00


H a . , que ocupan integramente la denominada "hoyada del rfo Pichis", extendiéndose de
Sur a N o r t e , desde el caserfo de San Pedro (sobre el río Azupizu) hasta la confluencia de
los ríos Pichis y Palcazu, aproximadamente en el extremo de la Cordillera de San A/GHUS
(ver Mapa de U b i c a c i ó n ) .

La intensidad del estudio corresponde al nivel de semidetalle; ha-


biéndose realizado también el estudio del recurso suelo a nivel detallado^ sobre una super
f i c i e seleccionada de 12,300 H a . ~

El grado de precisión alcanzado proporciona los elementos de juicio


suficientes para determinar fundamentalmente los aspectos siguientes :

Capacidad de Uso Mayor de los suelos, determinando / delímnundo las áreas con v o -
cación de uso agrícola, pecuario y foresta!.

Volumen del potencial forestal de la zona, incluyendo la delimitación de las áreas


cuya riqueza maderera justifique sus posibilidades de e x p l o t a c i ó n .

Información geológica, incluyendo la estratigrafía, la litología y la ubicación de


fuentes de materiales de construcción.
INTRODUCCIÓN Pag, 5

Información sobre las diferentes formas de u t i l i z a c i ó n de la tierra (uso a c t u a l ) .

Evaluación del potencial hidroenergético teórico de la z o n a .

Sugerencias sobre el mejor aprovechamiento de los recursos de suelos y forestales, a par


t i r de un Plan Piloto de Manejo Forestal.

4.0 ETAPAS DEL ESTUDIO

La realización del presente estudio se llevó a cabo en cuatro etapas


principales, estrechamente ligadas entre sf. La primera etapa, denominada " p r e l i m i n a r " o
" p r e - c a m p o " , se llevó a cabo en gabinete y consistió en la r e c o p i l a c i ó n , c l a s i f i c a c i ó n y ana
lisis sistemático y ordenado de toda la información existente sobre la cuenca del v a l l e del río
Pichis, incluyendo también la elaboración del mapa base para todas las disciplinas participan
tes en el estudio. En lo que concierne a la recopilación de la información, se recogió y o r -
denó la mayor cantidad de datos consignados en estudios anteriores acerca de los diversos a s -
pectos que comprende el presente trabajo, principalmente los concernientes a suelos y foresta
les.

La segunda etapa, denominada "estudio de c a m p o " , constituyó e l r e -


conocimiento y examen de la zona desde el punto de vista de cada d i s c i p l i n a . Durante esta
etapa se realizó el inventario forestal, el estudio sistemático de los suelos, la investigación
de las caracterfsticas geológico-mineras y las posibilidades hidroenergéticas del á r e a . Asi -
mismo, se obtuvo información sobre la capacidad de uso de los suelos, el potencial minero me
t á l i c o y no metálico (materiales de construcción y posibilidades petrolíferas), potencial fores
t a l , uso actual de ¡a tierra y zonas de vida n a t u r a l . Du'^nte esta etapa, O N E R N u t i l i z ó co
mo principales medios de transporte y de e x p l o r a c i ó n , avionetas monomotores y botes impulsa
dos con motor fuera de borda.

La tercera etapa se realizó en " g a b i n e t e " y comprendió el procesa —


miento de la información obtenida en e l terreno asT como la elaboración de las memorias ex -
plicativas y mapas temáticos de cada especialidad p a r t i c i p a n t e , todos los cuales fueron pre -
viamente coordinados y compatibi I izados durante su ejecución para integrarlos a l informe f i -
nal del presente estudio.

La cuarta etapa, denominada de " p u b l i c a c i ó n " , comprendió el meca-


nografiado e impresión del texto d e f i n i t i v o , impresión de los mapas y la compaginación y em
paste de los volúmenes del informe f i n a l .

5.0 I N F O R M A C I Ó N CARTOGRÁFICA

Para la r e a l i z a c i ó n de los estudios semídetallados, se dispuso de la si


guíente información cartográfica básica :

Fotografías aéreas verticales pancromáticas (blanco y negro) del Proyecto S A N - 2 9 4 - 7 4 -


6 ZONA RIO PICHIS

7 7 , tomadas por el Servicio Aerofotográfico Nacional entre los años 1974 y 1977, a la
escala de 1:25,000.

Mosaicos controlados, a 'a escala de 1:25,000, elaboradas a partir de las fotograffas


,.C'.\i"3S mencionadas n n t c i i v . m e n í e .

Para los estudios detallados, se u t i l i z ó la información siguiente :

Mosaicos controlados y ampliación a la escala de 1:10,000 de las imágenes utilizadas


para los estudios sem i de tal lados.

Planos catastrales, a la escala 1:10,000, elaborados en 1979 por la Dirección General


de Catastro Rural del Ministerio de A g r i c u l t u r a y A l i m e n t a c i ó n , a partir de las fotogra
fias aéreas verticales del Proyecto S A N - 2 9 4 - 7 4 - 7 7 , del Servicio Aerofotográfico N a -
cional.

Además, como información cartográfica de apoyo, para ambos estu —


, se o i i l i z ó la siguiente documentación :

Mapa Físico Político del Perú, a escala de 1:2'000,000, publicado por el Instituto Geo
gráfico M i l i t a r en el año 1970.

Mapa Físico Político del Perú, a la escala de 1:1 '000,000, publicado por la misma Ins
t i t u c i ó n en 1973.

Un juego de 4 imágenes de Radar de Vista Lateral (SLAR), a la escala de 1 .-100,000, e


laborado por "Aeroservice Corporation" en los años 1973-1974.

•it * * * * 4;
CARACTERÍSTICAS GENERALES Pág. 7

CAPITULO II

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL AREA DE ESTUDIO

1.0 SITUACIÓN Y EXTENSION

La zona a la que se refiere e l presente estudio está comprendida ,


en su t o t a l i d a d , dentro del distrito de Puerto Bermúdez, en la provincia de Oxapampa
del departamento de Pasco.

Geográficamente, sus puntos extremos están ubicados aproximada^


mente en los paralelos O ^ S C M S " y l 0 o 2 9 , 0 0 " de Latitud Sur y los meridianos 7 4 0 4 9 , 4 8 "
y 7 5 o 0 8 , 0 0 , l de Longitud Oeste de G r e e n w i c h .

La zona abarca una superficie de 128,600 Ha. hallándose u b i c a -


d a , casi en su totalidad en la hoyada del río Píchis. Se e x t i e n d e , de Sur a N o r t e , desde
e l caserío de San Pedro, sobre el río A z u p í z ú , hasta la confluencia de los ríos Píchis y
Palcazu, abarcando parte de la margen derecha de este r í o , desde la zona de confluencia
con el Píchis hasta las proximidades del caserío de San Pedro de Palcazu. Comprende am
bas márgenes del río Píchis y sus principales afluentes y tributarios, incluyendo a los ríos
Nazarategui y A z u p í z ú .

Las altitudes sobre el n i v e l del mar en los principales puntos r e f e -


rencia les de la z o n a , son los siguientes :

Misión N e v a t i (sobre el río Neguachí) : 315 m . s . n . m .


Puerto Bermúdez (sobre el río Píchis) : 300 m . s . n . m .
Puerto V i c t o r i a (sobre el río Pachitea, en las proxi
midades de la confluencia de los ríos Píchis y P a l -
cazu) : 250 m . s . n . m .

2.0 DEMOGRAFÍA

2.1 General idades

Durante los últimos años, el valle del río Pichis viene siendo o b -
jeto de un constante proceso de penetración humana, con fines de aprovechamiento m a -
Pág. 8 ZONA RIO PICHIS

sivo de su riqueza n a t u r a l . Esasícorr" ' han venido conformando asentamientos rura -


les, en base a la migración de p o b l a d o -Quédente de otras regiones del pafs. El fenó =
meno se encuentra asociado a la presüór rritorial existente en la Sierra Central y al inte
res por ampliar la frontera económica en la Selva, La denominada " c o l o n i z a c i ó n espon
tánea" ha sido vista y entendida en forma empírica, como una manera de penetrar y po —
blar a zonas extensas, desconocidas y / o desocupadas, con la finalidad de extraer y apro-
vechar recursos aparentemente ingentes, dada la enorme potencialidad que se le atribuye
a la S e l v a .

Durante el transcurso de los trabajos de campo realizados en la


zona, se ha comprobado que viene sufriendo los efectos depredantes de la penetración
descontrolada del f l u j o " c o l o n i z a d o r " , traducidos como deterioro de los recursos naturales
en desmedro de sus reales potencialidades.

Si bien los actuales asentamientos son regulados con dispositivos le


gales normativos de concesiones y denuncios para la explotación agropecuaria y forestal,
por lo general, éstos no se adaptan a la realidad, con el agravante que no se cumplen, por
no existir una adecuada infraestructura de producción y de servicios.

2.2 Población

Las consideraciones sobre población se encuentran referidas única-


mente al distrito de Puerto Bermúdez, por conisderarse que la mayorfa de los centros po -
blados del área del Proyecto se encuentran dentro de su circunscripción.

En el año 1979, la población fue estimada aproximadamente en


9,900 habitantes ratificándose la apreciación general, obtenida de estudios anteriores,que
se trata de una población escasa asentada sobre una zona muy extensa. La economía se
desarrolla básicamente de la explotación pecuaria y forestal, con el apoyo del transporte
aéreo q u e , como principal medio de acceso a la zona, regula el crecimiento demográfico.

De acuerdo con el Censo N a c i o n a l de Población (1972), la p o b l a -


ción en el valle del río Pichis fue de 7,747 habitantes, encontrándose asentada en forma
dispersa y compuesta mayormente por nativos del grupo etnolinguistíco ,1 campa"que en
esa época constituían el 5 2 . 4 % del total poblacional y por colonos, en menor pro -
porc i o n .

De acuerdo a su distribución, la población en el valle del río


Pichis es predominantemente rural ( 9 5 . 1 % ) , siendo Puerto Bermúdez el único centro pobla
do que puede considerarse urbano, tal como se puede observar en el Cuadro N 0 1 - C G 0

Puerto Bermúdez constituye el núcleo esencial de enlace entre el


v a l l e del río Pichis -como centro oferente de servicios-, el eje San Ramón - La Merced
A Tinto m*m* 76°00' 75 "OO' 74°00'

RfcPUBLICA DtL PERU


f) H U A N U C O ^cod., , O M < 1
tFicm» Mcinm «t tmmcn» IE «tcntsos Mrntus
ONERN
^ r
PROYECTO PICHIS-PALCAZU
ZONA DEL RIO PICHIS

MAPA DE UBICACIÓN
Escolo 1: 1'350,000

I «I lO"
00*

Log HuiMpav MAPA DE UBICACIÓN


AMBO

1 CERRO DE PASCO

SIGNOS CONVENCIONALES

Cqpital d * DvpartamMto ft IIo


00*
Capital d * PtCF/incio O
Capital ds Distrito o
Poblada o

F.

Campo do A M n í s a i * t
Puwfo
lag HaiMpomcuc/ti vi

. L A OSOTA
Zona d , Ettudlo
í.r';d
7 6 •rtn'
o
00 *• ** " ^ 75"OH' * eoKCtreion 74 o 00 ,
C A R A C T E R Í S T I C A S GENERALES Pág. 9

C UADRO N° 1-CG

POBLACIÓN POR CATEGORÍA DE CENTRO POBLADO DEL DISTRITO DE


PUERTO BERMUDEZ (1972)

CENTROS POBLADOS CATEGORÍA POBLACIÓN CENSADA

Puerto Bermúdez Pueblo 378


La baile Chacra 102
El Milagro Caserío 117
Nevati Caserfo 158
Paujil Caserío 232
Puerto Davis Caserfo 124
Puerto Lagarto Caserfo 222
Puerto Porvenir Caserfo 103
Quirishiari Caserfo 137
San Francisco Caserío 130
San Juan Caserfo 117
San Juan de Dios Caserfo 276
San Pablo Caserfo 208
Santa Isidora Caserfo 113
Yarina Caserfo 120
Otros centros poblados (*) -- 5,210

TOTAL 7,747

(*) Incluye a 244 centros poblados


Fuente: ONERN

(con el que se conecta por vía aérea), y Pucalipa, con la que se encuentra enlazado por
via f l u v i a l (ríos Pichis y Pachitea) y también aérea» Ambas vias sirven tanto para la i m -
portación de bienes de consumo, como para la exportación de productos pecuarios y f o -
réstales. El f l u j o demográfico por ambas vías de acceso es constante a lo largo del a ñ o .

2t3 Proyecciones de la Población

El distrito de Puerto Bermúdez fue creado por Ley N 0 13014


del 17 de J u l i o de 1958, Anteriormente formaba parte del distrito de Huancabamba, de
la provincia de Pascoo Eí primer censo o f i c i a l aplicado fue en el año 1 9 6 1 , dando c o -
mo resultado una población de 5,304 habitantes., El segundo corresponde a 1972, arro -
¡ando una población total de 7,747 habitantes. Con respecto al censo a n t e r i o r , el de
1972 muestra un incremento absoluto de 2,443 habitantes y un incremento relativo de
3c45% como tasa promedio anual» El rápido crecimiento de la población rural en el pe
ribdo 1961-1972 (tasa de 5 . 2 % a n u a l ) , indica que el proceso de ocupación de esta área
se ha dirigido fundamentalmente al campo» En cambio, el incremento de la población
urbana para ese mismo período fue menor, siendo su tasa de 1.5% a n u a l .
Pág. 10 ZONA RIO PICUIS

Las actividades económicas agrícolas, escasamente desarrolladas


e inconexas a la economia de mercado, no permitieron un mayor crecimiento p o b l a d o -
nal en la zona. En cambio, la predominante vocación ganadero-forestal, de baja a b -
sorción de mano de obra, limitó el crecimiento de los asentamientos humanos. En base
a este breve análisis y bajo los supuestos que los factores de crecimiento demográfico per
manecen constantes, se procedió a aplicar la tasa observada en el periodo 1961 - 1972,
extrapolándola para los períodos 1 972 - 1979 y 1972 - 1982, obteniéndose una pobla -
ción t o t a l , para 1979, de 9 , 9 0 0 habitantes; y para el año 1982 de 10,950 h a b i t a n t e s , ^
proximadamente, t a l como se puede apreciar en el Cuadro N 0 2 - C G .

C U A D R O N" 2-CG

PROYECCIONES DE LA POBLACIÓN TOTAL DEL DISTRITO DE

PUERTO BERMUDEZ

AÑOS POBLACIÓN

Censada 1940 (*)


Censada 1961 5,304
Censada 1972 7.747
Estimada 1979 9.900
Estimada 1982 10,950

(*) En 1940, Puerto Bermúdez no era distrito

2.4 Población Económicamente Activa ( P E A ) ; Ramas de A c t i v i d a d y


Categorías de Ocupación

La PEA de 6 años y más, correspondiente al distrito de Puerto Ber


mudez en el año 1972, fue de aproximadamente 1,752 habitantes, que representan el
2 2 . 6 % de la población total (ver Cuadro N 0 3 - C G ) . Corrigiendo la misma tasa, consi-
derando siempre a la población mayor de 6 años, se obtiene una tasa neta de 2 9 . 4 % de
Población Económicamente A c t i v a . La PEA ocupada fue de 1,729 habitantes, lo que
significa el 9 8 . 7 % de la PEA t o t a l , restando el 1.3% correspondiente a la PEA desocu-
pada.

Según ramas de a c t i v i d a d , el 8 1 . 3 % del total de habitantes d e n -


tro de la PEA se encuentra dedicado a la a g r i c u l t u r a , silvicultura y caza (ver Cuadro N 0
4 - C G ) . Por categorfas de o c u p a c i ó n , son las de "trabajador independíente " y la de
"obrero" las que aglutinan al 8 5 . 6 % de la Población Económicamente A c t i v a ; las otras
categorías (empleado, patrono, trabajaaor familiar y traba¡ador del hogar) constituyen
en su conjunto el 1 3 . 6 % (ver Cuadro N 0 3 - C G ) .
CARACTERÍSTICAS GENERALES Pág. 11

C U A D R O N0 3-CG
P.E.A. OCUPADA, POR CATEGORÍAS DE OCUPACIÓN
DISTRITO DE PUERTO BERMUDEZ, AÑO 1972

P.E.A. de 6 Años y más


CATEGORÍAS DE OCUPACIÓN
0
N %
Empleados 103 5.9
Obreros 452 25.8
Trabajadores independientes 1,048 59.8
Patronos 26 1.5
Trabajo familiar 82 4.7
Trabajadores del hogar 27 1.5
No especificados 14 0.8

TOTAL 1,752 100.0

FUENTE: Censo Nacional de Población, 1972


Volumen "PASCO"

C U A D R O N° 4 - C G

P.E.A. TOTAL Y OCUPADA, POR RAMAS DE ACTIVIDAD


DISTRITO DE PUERTO BERMUDEZ, AÑO 1972

P.E.A. TOTAL
RAMAS DE ACTIVIDAD Habitantes %
Agricultura, caza, silvicultura 1,425 81.3
Pesca 2 0.1
Minería 2 0.1
Industria manufacturera 8 0.5
Electricidad, gas, agua
Construcción 28 1.6
Comercio 75 4.3
Transporte 44 2.5
Establecimientos financieros 6 0.3
Servicios 113 6.5
Ramas no especificadas 49 2.8

TOTAL 1,752 100.0

FUENTE: Censo Nacional de Población (PASCO), 1972


Pág. 12 ZONA RIO PICHIS

En cuanto a l n i v e l de sub-empleo, ha sido estimado en base a la


hipótesis sostenida en el informe "Situación Ocupacional del Perú" (1975), en el sent? -
do que las categorías "trabajador independiente " y "traba¡ador familiar"constituyen P.E.A„
subempleada. Para el caso de Puerto Bermúdez estas categorfas reúnen al 5 9 . 8 % y 4 . 7 % ,
respectivamente, de la P . E . A , t o t a l . Por lo t a n t o , el n i v e l de subempleo en la zona de
estudio alcanza el 6 5 . 5 % de la Población Económicamente A c t i v a ocupada t o t a l , lo que
en 1972 representaba aproximadamente 1,133 habitantes.

2.5 Migración

La población nacida en el distrito de Puerto Bermúdez y residen-


te allF en 1972, fue inferior a la población inmigrante, es d e c i r , a la proveniente de
otras zonas del país. La tasa bruta de migración ascendió a 5 2 . 3 % , lo que significa que
alrededor de 3,695 habitantes fueron nativos del lugar, para una población total de
7,747 habitantes que mostraba el distrito en 1972. La zona demuestra con ello su alta
r e c e p t i v i d a d , a pesar de no ofrecer las condiciones infraestructurales necesarias para
captar a una incesante p o b l a c i ó n , tal como ocurre en la a c t u a l i d a d .

La mayoría de los inmigrantes provienen de la Sierra Central y


de la Sierra Sur, principalmente de los departamentos de J u n m , Apurimac, Huánuco ,
Huancavelica y del propio Pasco. Igualmente, se ha comprobado una disminución d é l a
emigración, q u i z á , porque la población asentada ha encontrado condiciones más favora
bles para satisfacer sus necesidades.

Las dos únicas vias utilizadas para el ingreso de los inmigrantes


a la zona del Pichis, son la via aérea (utilizando la conexión San Ramón - Puerto Ber-
múdez) y la v i a f l u v i a l constituida por los ribs Pichis - Pachitea - U c a y a l i . En ambos
casos. Puerto Bermúdez constituye el eje redistribuidor del destino deseado.

Dado que el inmigrante, en su mayor parte proviene de la re -


gión serrana, en un p r i n c i p i o encuentra serios problemas de adaptación a la zona. El
tipo y carácter de la agricultura practicada en la Selva constituye muchas veces el
principal factor que impele a estos inmigrantes a retornar hacia sus puntos de origen .
Otro factor que limita el asentamiento d e f i n i t i v o de inmigrantes es el tipo de e x p l o t a -
ción pecuaria p r e v a l e c i e n t e , que exige en los primeros años desembolsos significativos.
Al no poder enfrentar semejantes gastos, muchos inmigrantes optan por regresar.

A pesar de los obstáculos descritos, una elevada proporción de


los inmigrantes ha logrado asentarse definitivamente en la zona. Se supone que a l que
dar conclufda la carretera de V i l l a Rica a Puerto Bermúdez, el volumen inmigratorio
sea mayor y , consecuentemente, la zona deba soportar graves presiones demográficas
sobre la oferta de fierre-^, en caso que la explotación de tipo ganadero siga prevale -
ciendo.
CARACTERÍSTICAS GENERALES Pág. 13

2.6 Los Asentamientos P o b I a c i o n a I es

En g e n e r a l , el patrón espacial de asentamiento que se da en la zo


na de estudio es el ribereño f l u v i a l . En una gran proporción, la población se localiza a
orillas del principal eje f l u v i a l del área (rio Pichis) y , en menor número (principalmente
los grupos nativos), en los tributarios de aquél; en tanto que una cantidad no s i g n i f i c a t i -
v a de la población lo hace en las zonas i n t e r f l u v i a l e s .

Ante la ausencia de vías terrestres, los nos representan el p r i n c i -


pal medio de articulación interna y con el exterior. Esta característica, aunada a la ne
cesidad de provisión de alimentos y al desarrollo de actividades agrícolas, determinaron
la tendencia y orientación de los asentamientos.
!
En el área es posible distinguir a dos tipos de asentamientos: de
colonos y nativos, los cuales responden a diferentes organizaciones-sociales y económi-
cas.

2.6.1 Los Colonos

Los asentamientos de colonos son nucleados, básicamente, y su


principal manifestación está dada por los centros poblados. El conglomerado urbano sur
gió como consecuencia de las actividades extractivas que se realizaron en el á r e a , den
tro de una dinámica de capitalismo mercantil que cumplió un rol de centro de apoyo a
dichas actividades. Pero el deficiente equipamiento urbano hace que presten en f o r -
ma limitada los servicios básicos.

Puerto Bermúdez es el principal centro poblado del v a l l e del rio


Pichis, albergando una escasa población q u e , en 1972, apenas llegó a 378 habitantes.
Además, presenta una desordenada configuración urbana. Cumple también la función
de centro de acopio y distribución de la producción de su respectivo cuenca*

Puerto Bermúdez también constituye la sede de algunas agencias


estatales y es el centro comercial y de abastecimiento del v a l l e . Cuenta con un a e r o -
puerto para eí transporte aéreo con el eje San Ramón - La M e r c e d , principalmente, y
a través de la vía f l u v i a l se vincula con Pucallpa.

2.6.2. Las Comunidades Nativas

Se presentan en forma dispersa o semi-dispersa, constituyendogru


pos poblacionales no muy numerosos, como respuesta a diversos factores de orden e c o l ó -
g i c o , religioso, social o de protección.
*
Pig. 14 ZONA RIO P I C H I S

La forma de producción nativa se sustenta fundamentalmente en


una economía de subsistencia, orientada a las actividades agrícolas y de recolección ,
pesca y c a z a . Dentro de este sistema, obviamente la producción alcanza niveles reduci
dos, pero suficientes como para alimentar a una población pequeña. Otro factor que con
tribuye a l reducido tamaño de los asentamientos nativos es que se encuentran constituí -
dos sobre bases párenteles (familias nucleadas o extensas), lo cual imposibilita una con -
centración poblacional demasiado numerosa.

En g e n e r a l , los asentamientos nativos no alcanzan una población


mayor de 250 habitantes cada u n o . Excepcionalmente tienen un mayor número, el el ca
so de la comunidad de Cahuapanas, que tiene 817 habitantes, lo cual explica por h a -
ber habido a l l í influencia de agentes externos de cambio (misiones religiosas, programas
de c o l o n i z a c i ó n , e t c . ) .

A l 31 de Marzo de 1976, en el distrito de Puerto Bermúdez había


registradas 32 comunidades nativas, con una población total de 4 , 0 5 7 habitantes, tal
como se muestra en el Cuadro N 0 5 - C G . El 6 5 . 2 % de los nativos pertenece al grupo
etnolinguist?co Campa; e l 1 8 . 2 % son Amueshas, el 1 1 . 3 % Machiguengas, y el resto
( 5 . 3 % ) , pertenece a los grupos Piro, Yamínahua y Amahuaca. Aproximadamente , el
5 4 % de los nativos estaba asentado en los alrededores del río Pichis; el resto se distri -
buía a lo largo de los ríos A z u p i z ú , N e v a t i , A g u a c h i n i , A p u r u c a y a l i , Chinchihuani ,
Neguachi, Chivis, etc.

3.0 CLIMATOLOGÍA

El área de estudio ocupa principalmente los terrenos más bajos de


la hoyada del Pichis, extendiéndose hasta uncr'altitud aproximada de 600 m . s . n . m . , ha
cia las laderas de las montañas que circundan a l v a l l e .

El estudio climatológico referido al área posee características po


co diferenciadas en toda su extensión, radicando esa breve diferencia básicamente en el
volumen de p r e c i p i t a c i ó n .

Ecológicamente, de acuerdo a l Sistema de Holdridge y a los nue-


vos ajustes que aparecen en el Mapa Ecológico del Perú, actualizado por ONERN,se ha
identificado dentro del área a la Zona de Vida bosque húmedo - T r o p i c a l .

En el área de estudio y sus proximidades sólo existen dos estacio-


nes meteorológicas: u n a , de tipo climatológico o r d i n a r i o , en Puerto Bermúdez, bien im
plementada; y la o t r a , de tipo p l u v i o m é t r i c o , en Puerto V i c t o r i a , que sólo proporciona
datos de p r e c i p i t a c i ó n . La primera se encuentra ubicada sobre la margen izquierda del
río Pichis, en la misma localidad de Puerto Bermúdez; mientras que la segunda se encuen
tra sobre la margen izquierda del río Pachitea, inmediatamente después de la c o n f l u e n -
c i a de los ríos Pichis y Palcazu.
CARACTERÍSTICAS GENERALES Pág. 15

C U A D R O N" 5-CG

POBLACIÓN TOTAL DE LAS COMUNIDADES NATIVAS AL 31-03-1976

DISTRITO DE PUERTO BERMUDEZ

Población Estimada
COMUNIDAD NATIVA RIO
31-03-1976

1. Sargento Lorenz Pichis 90


2. Sta. Rosa de AlvariHo Pichis 72
3. Presby Flor de Mayo Pichis 74
4. Puerto Porvenir Pichis 99
5. Puerto Amistad Pichis 123
6. Porvenir Pichis 111
7. Naranjal Pichis 454
8. Miraflores Pichis 20
9. El Milagro Pichis 163
10. Cajonari Pichis 59
11. Cahuapanas Pichis 817
12. Amanbay Pichis 113
13. Aguachini Aguachini 90
14. Alto de San Juan Na zarategui 164
15. Joaquin Capello Nazarategui 56
16. Anguila Nevati 89
17. Mosquito Nevati 36
18. Santa Isabel Nevati 83
19. Belén Apurucayali 74
20. Puerto Davis Apurucayali 76
21. Chinchihuapi Chinchihuapi 74
22. Jawai Azupizú 39
23. Puerto Pascuala Azupizú 47
24. San José de Azupizú Azupizú 89
25. San Pedro Azupizú 120
26. Santa Isidora Azupizú 111
27. Nevati Neguachi 137
28. Quirishari Quirishari 128
29 San Juan de Chívis Chivis 51
30. Santa Rosa de Chivis Chivis 285
31. Santa Isabel Pelmas 41
32. Los Angeles Quintuliahí 72

TOTAL 4 , 057
Pág. 16 ZONA RIO P I C H I S

La información meteorológica recopilada comprende los siguientes


parámetros: temperaturas máxima, mfnima y media; precipitación pluvial total y frecuen
cia en periodos de registro mayores de 10 años; y , en forma complementaria, la humedad
r e l a t i v a , intensidad y dirección de los v i e n t o s , también con periodos de registro mayores
de 10 años, aunque incompletos.

En el Cuadro N 0 6 - C G , se ofrece una relación de los observato -


rios meteorológicos, con indicación de su u b i c a c i ó n , a l t i t u d y período de registro de c a -
da uno de ellos; y , en el Cuadro N 0 7 - C G , se muestra el resumen de la información m e -
teorológica de Puerto Bermúdez, analizada a nivel promedio mensual y a n u a l , habiéndo-
se considerado para estos casos los penodos de años consecutivos y completos. También
se presenta la información meteorológica de Puerto V i c t o r i a , considerada como referen -
c i a l , ya que presenta algunos años incompletos, que han debido ser calculados para p r o -
ceder a su respectivo análisis.

3.1 Análisis de los Elementos Meteorológicos

3.1.1 Precipitación Pluvial

Considerando al rio Pichis, que corre en dirección Sur a Norte ,


como eje longitudinal de la zona de estudio, se observa que las precipitaciones incre -
mentan desde el Norte hacia el Sur, Este y Oeste, desde 2 , 0 4 7 mms. anuales en Puerto
V i c t o r i a , hasta 3 , 3 1 2 . 9 mms. en Puerto Bermúdez, siendo aún mayores en las estribacio-
nes de las cordilleras de Síra y San Matías, respectivamente.

De acuerdo a datos de' observaciones realizadas entre 1961 y


1974, se aprecia que el régimen de precipitaciones medias es muy variable en sus valo -
res mensuales (ver Cuadro N 0 7 - C G ) . Dentro de un régimen general de fuertes precipi -
taciones anuales, se aprecia a lo largo del año dos épocas marcadamente diferentes en
cuanto a intensidad de las precipitaciones, correspondiendo las medias más elevadas al
período comprendido entre Noviembre y M a r z o . En cambio, en la estación de Puerto
V i c t o r i a , las precipitaciones anuales son menores, siendo su régimen bastante homogé-
neo a lo- largo del a ñ o . Sin embargo, dentro de esta uniformidad r e l a t i v a , se puede d e -
cir que la época que registra mayor intensidad'de lluvias corresponde a la comprendida
entre los meses.de Octubre y Diciembre (Ver Gráfico N 0 1 - C G ) .

En Puerto Bermúdez se aprecia también una marcada diferencia en


tre medias máximas y mmimas mensuales, con respecto a las medias mensuales. Así", se
tiene medias máximas extremas de 7 7 1 . 7 mms. y 918.6 mms. (meses de Febrero y Diciem-
bre) y medias mmimas extremas de 21 .5 mms. y 14.3 mms. (meses de Mayo y Agosto),res
pectivamente, bastante distantes de los valores para medias mensuales correspondientes a
esos mismos meses (Ver Cuadro N 0 7 - C G ) . En Puerto V i c t o r i a esas diferencias son meno
res, por la mayor homogeneidad de lluvias a lo largo del a ñ o . Las medias máximas e x -
tremas son semejantes a las registradas fin Puerto Bermúdez (Ver Cuadro N 0 7 - C G ) .
REGIMEN DE DISTRIBUCIÓN MENSUAL DE LAS PRECIPITACIONES PLUVIALES

Gráfico N " 1
1000 1000
PUERTO VICTORIA
ALTITUD: 430 m . s . n . m .
TOTAL PROM. ANUAL 2 , 0 4 7 . 7 m m.
800
£ E (1964-1968)
E E
z z
UJ
z ui ÓOO
o
o
<
a.
o
UJ
ce
a.

J J A
MESES

LEYENDA

TOTAL MENSUAL MAXIMO EXTREMO

TOTAL PROMEDIO MENSUAL

TOTAL MENSUAL MÍNIMO EXTREMO


o
>
73
>
n
C U A D R O N" 6-CG H
tn
70
l-H
RELACIÓN DE O B S E R V A T O R I O S METEOROLÓGICOS V)
H
n
>
en
O
m
COORDENADAS ALTITUD 2
ENTIDAD U B I C A C I Ó N PERIODO RECORD
OBSERVATORIOS TIPO »
O OPERADORA Latitud Longitud (m.s.n.m.) DE DE >
Departamento Provincia Distrito REGISTRO AÑOS
Sur Oeste ti)
C/5

Puerto Bermúdez CO SENAMHI 10° 18' 74° 54' 300 Pasco Oxapampa Pto.Ber 1961-1974 14
mudez

Puerto Victoria PLU SENAMHI 09° 52' 74 "se" 250 Pasco Oxapampa Pto.Ber 1963-1975 13
mudez

C) CO Climatológico ordinario
PLU Pluviométrico

13
OQ
CUADRO N 7-CG

RESUMEN DE D A T O S METEOROLÓGICOS
CUENCA DEL RIO PICHIS

ELEMENTOS Perfodos de Unidad Promedio TOTAL


Registros de ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SET OCT NOV DIG Anual ANUAL
METEOROLÓGICOS
Analizados Medida

ESTACIÓN DE : PUERTO BERMUDEZ (CO) 300m.s..n. m.

' TEMP. PMME. 31.0 30.8 31.7 31.6 31.9 30.8 30.7 32.9 33.2 32.2 32.0 31.4
' TEMP. P.M. 1962-73 °C 25.6 25.4 25.7 25.7 25.7 25.0 24.6 25.6 25.9 25.8 25.7 25.4 25.5
¡ TEMP. pmme. 19.9 19.7 19.6 20.4 19.0 19.2 18.3 18.1 19.4 20.0 19.8 19.8

PRECIP. TMME. 646.8 771.7 551.1 392.3 347.0 272.1 321.4 230.9 240.6 445.7 656.7 918.6
PRECIP. TPM. 1962-73 mm. 422.5 431.0 366.8 245.5 188.0 141.8 143.3 126.4 145.0 270.8 318.6 513.2 3,312.9
PRECIP. tmme 212.5 157.0 162.9 102.3 21.5 28.0 49.1 14.3 74.6 122.3 80.1 180.2

ESTACIÓN DE : PUERTO VICTORIA (PLU) 2 5 0 m . s . n . m .

PRECIP. TMME. 433.6 294.3 305.0 186.5 210.2 272.9 170.0 161.5 200.8 330.9 413.9 474.9
PRECIP: TPM. 1964-68 mm. 172.4 178.9 193.8 151.3 109.4 147.2 123.8 107.1 106.6 217.0 207.4 332.8 2,047.7
PRECIP. t m m e . 40.1 12.1 22.1 115.1 4 8 . 1 63.8 44.9 58.4 33.5 68.8 81.8 175.9

N
PMME. Promedio Mensual Máximo Extremo O
PM. Promedio Mensual z
pmme. promedio mensual mihimo extremo >
l-H
TMME. Total Mensual Máximo Extremo
O
TPM. Total Promedio Mensual TJ
tmme total mensual mihimo extremo *-*
O
CARACTERÍSTICAS GENERALES Pág. 19

En cuanto a Ja precipitación d i a r i a , en Puerto Bermúdez su prome


dio por día de l l u v i a alcanza a 17.6 m m s . , valor considerado como alto,téniendoencuen
ta que se produce en un lapso de tiempo relativamente corto (Ver Cuadro N 0 8 - C G ) . El
número de dias que llueve a lo largo del año oscila entre 147 y 2 1 1 , presentándose el ma
yor número de dias de l l u v i a entre Noviembre y Marzo (Ver Cuadro N 0 8 - C G ) .

3.1.2 Temperatura

En base a la información proporcionada por el observatorio de Puer


to Bermúdez, se puede decir que las condiciones térmicas en gran parte del área de estu -
dio son bastante homogéneas, alcanzando un promedio anual alrededor de 2 5 . 5 ° Co Sin
embargo, se estima que hacia el N o r t e , y a medida que las precipitaciones se hacen m e -
nores y el v a l l e se interna hacia la Selva Ba¡a, existe un incremento térmico cuyo prome
dio anual ha sido considerado como no inferior a 26° C (*), En el G r á f i c o N 0 2 - C G pue
de apreciarse la v a r i a b i l i d a d térmica registrada en la estación meteorológica de Puerto
Bermúdez y la relativa homogeneidad a lo largo del año, de acuerdo a sus Promedios Men
suales Máximos y Mínimos Extremos en relación con la Media Mensual, Los Promedios
Mensuales Máximos Extremos alcanzan valores alrededor de 33° C , mientras que los Mfn?
mos no son inferiores a 18° C .

A manera de información complemenraría, s«. n a eí Cuadro


0
N 9 - C G , que muestra ios valores de temperaturas máximas y mfmmo- _ jsoiutas, en pe -
ribdos de 10 a 18 añoso En cuanto a temperaturas máximas absolutas, se ha llegado a r e -
gistrar valores hasta de 3 6 . 8 ° C. En cambio, Iq? mínimas no han sido duranfe el lapso de
las observaciones, inferiores a 12.4° C

3 „2 Ca ra c t e n s t i c a s Climáticas

La correlación délos factores climáticos analizados, la informa -


ción existente, asi* como las observaciones realizadas en el campo, han permitido com -
probar la existencia en la zona de un tipo climático dominante, y que corresponde a l "Su
perhúmedo, con nula deficiencia de agua durante todo el a ñ o , y c á l i d o , con temperatu -
ras normales durante el v e r a n o " , según el sistema de W . Thornthwaite.

Este tipo climático se caracteriza por la precipitación p l u v i a l e x -


cesiva durante todo el a ñ o , con disminución entre Mayo y Setiembre. N o se presentan
meses en los que haya deficiencia de humedad. Por lo contrario, las lluvias compensan
las necesidades de la vegetación ocurriendo, i n c l u s i v e , superávit hTdrico, p r o d u c i é n d o -
se escorrentia superficial en el suelo. Sin embargo, la presencia de vegetación típica de
bosque tropical húmedo, como es el de la zona de estudio, evita el riesgo de erosión.
En g e n e r a l , las intensas precipitaciones son condicionantes de la alta acidez de los sue -
los de la región, asf como bajo n i v e l de f e r t i l i d a d n a t u r a l , y cuya mayor vocación es la
producción protección forestal.
(*) ONERN, 1970: "Inventario, Evaluación e Integración de los Recursos Naturales de la Zona Villa Rica -
Puerto Pachitea (Ríos Pichis y Palcazu)"
CUADRO N° 8-CG

PROMEDIO DE DÍAS DE LLUVIA MENSUAL Y PROMEDIO DE VOLUMEN DE PRECIPITACIÓN POR DÍAS DE LLUVIA

EN PUERTO BERMUDEZ

i — • —
1
AÑO ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SET OCT NOV DIG TOTAL]

1962 27 19 19 15 14 4 5 6 9 13 11 18 160
1963 24 16 19 9 7 16 9 3 10 13 17 16 159
1964 21 22 19 14 13 13 8 10 13 18 18 22 191
1965 22 25 22 17 16 11 15 11 7 17 23 25 211
1966 21 24 20 24 20 13 4 5 9 17 10 23 190
1967 20 22 16 5 9 9 12 7 7 13 16 11 147
1968 21 22 10 5 4 5 9 15 14 25 20 22 172
1969 22 16 18 17 14 18 4 8 8 17 17 19 178
1970 19 19 18 16 14 17 12 5 11 15 16 26 188
1971 18 24 25 14 8 9 5 7 8 23 16 24 181 1
1972 22 13 19 12 11 9 8 18 8 9 23 24 176
1973 18 15 9 16 9 11 14 17 13 17 28 27 194

TOTAL 255 237 214 164 139 135 105 112 117 197 215 257 2,147

Promedio de dfas de
lluvia 21.3 19.8 17.8 13.7 11.6 11.3 8.8 9.3 9.8 16.4 17.9 21.4 179.1

Promedio de precipita -
ción mensual (mm) 422. 5 431.0 366.8 245.5 188.0 141.8 143.3 126.4 145.0 270.8 318.6 513,2 3,312.9
N
Promedio de precipita - O
ción por dfa de lluvia
z
** >
1 f mm) * 19.8 21.8 20.6 17.9 16.2 12.5 16.3 13.6 14.5 17.5 17.8 24.0 18.5 /O
. _ .-. ._j
O
-o
Estos valores son obtenidos dividiendo el promedio de precipitación mensual, entre el promedio de días de lluvia
ñ
Corresponde a la media anual de precipitación por dfa de lluvia.
REGIMEN MENSUAL DE LAS TEMPERATURAS MEDIAS

Gráfico N ° 2
PUERTO BERMUDEZ
1962-1973
40

35 -
, - ^
30
—' ' ~"~
0
o 25 5 C
o 25
z
<C
a:
-
P 20
..--
CE
U
Q.
S 15 -
I-

10

1 1 1
i i l ' 1
J J
MESES

LEYENDA

PROMEDIO MENSUAL MAXIMO EXTREMO

PROMEDIO MENSUAL

PROMEDIO MENSUAL MÍNIMO EXTREMO

PROMEDIO ANUAL
C A R A C T E R Í S T I C A S GENERALES Pág. 21

En cuanto a las temperaturas, son bastante homogéneas a lo largo


del a ñ o . Altos valores de máximas absolutas, superiores a 35° C , en caso se mantuvie-
ren por un tiempo prolongado, pueden limitar el desarrollo normal de actividades agrope
cuarias. En cambio, estas mismas actividades no serán afectadas por los valores mihimos
absolutos que distinguen a este c l i m a .

El ambiente se presenta moderadamente ligero en los meses de me


nor precipitación; mientras que en las épocas de mayor precipitación es más pesado,coin
cidiendo con los altos valores de humedad r e l a t i v a , que se acercan al limite de la satura
ción.

CUADRO N ' 9-CG

TEMPERATURAS ABSOLUTAS - PUERTO BERMUDEZ

PERIODO
ENE FEB MAR ABR MAY JUfí JUL AGO SET OCT NOV DIG
ANALIZADO
Temperatura Máxima Absoluta °C

1965-1974 35.0 35.5 34.8 34.6 34.9 36.0 36.8 36.0 36.0 35.2 36.0 35.0

Temperatura Mínima Absoluta °C

1962-1979 18.0 19.4 17.6 19.2 14.1 16.0 12.4 14.4 15.1 16.6 16.8 16.8

4.0 TRANSPORTES Y VÍAS DE C O M U N I C A C I Ó N

En la a c t u a l i d a d , el acceso al v a l l e del rio Pichís sólo es posible


a través de las vías f l u v i a l y aérea, siendo esta^última la más u t i l i z a d a , dado que la z o -
na no cuenta hasta el momento con vias de comunicación terrestre apropiadas, que permi
tan su conexión con los mercados o centros de consumo más importantes de la Sierra o de
la Costa.

Las posibilidades de desarrollo futuro son significativas/nucho más,


si se concluye la carretera de Lima a Puerto Bermúdez, con una distancia entre ambas l o -
calidades de 495.400 Kms.

4.1 VTa Terrestre

Con el f i n de lograr el desarrollo de la z o n a , se está construyendo


la carretera Puente Paucartambo - V i l l a Rica - Puerto Bermúdez, con una longitud de
125o400 Kms. La carretera se i n i c i a a la altura del Puente Paucartambo (Km. 370 desde
Pág. 22 ZONA RIO PICHIS

Lima), en la troncal San Ramón - Oxapampa; y es de v i t a l importancia para la z o n a , pues


permite su conexión con la red nacional de carreteras.

La conclusión de esta v i a permitirá que la zona de estudio logre


una mayor y más adecuada integración a la economia de mercado, consiguiendo como ob
j e t i v o inmediato el crecimiento de los sectores económicos que predominan en ella , es
decir, a g r í c o l a , ganadero y extractivo - forestal.

La construcción de dicha carretera se encuentra a cargo del Bata-


llón de Ingeniería Ollantaytambo N " 3 del Ejército, y es supervisada por el Ministeriode
Transportes y Comunicaciones. Según información proporcionada por ese Ministerio , la
carretera está siendo construfda en tres frentes: el primero, comprende la construcción de
un nuevo tramo de carretera entre Puente Paucartambo y . V i I la Rica; el segundo frente es
entre V i l l a Rica y Puerto Bermúdez; y el tercero, partiendo de Puerto Bermúdez hacia V i
lia Rica.

Por otro l a d o , dada la alta prioridad que el desarrollo de la zona


e x i g e , se viene ejecutando la carretera desde San Alejandro a Puerto Bermúdez.

4.2 Vfa Aérea

El transporte aéreo es el medio de comunicación mayormente útil?


zado para tener acceso a la zona y , asimismo, el que permite el abastecimiento de la re
gión haciendo posible su conexión con los centros de consumo. El hecho de que la comu
nícación más frecuente, casi ú n i c a , se realice por via aérea, influye en el escaso desa-
rrollo que ha tenido la r e g i ó n , por cuanto únicamente resulta rentable dedicarse a la o b -
tención de productos cuyo valor comercial sea lo suficientemente elevado como para jus-
t i f i c a r los costos de inversión y el pago de los fletes aéreos.

En la a c t u a l i d a d , el punto de partida de los pasajeros y carga trans


portada por esta v i a es el aeropuerto de San Ramón, que une los aeropuertos . que existen
en la z o n a , siendo el principal el de Puerto Bermúdez. El servicio lo realiza e x c l u s i v a -
mente la compañía "Servicios Aéreos Sociedad Anónima (SASA)", que viene operando en
la zona desde hace 10 años, aproximadamente. Sin embargo, este servicio, por la falta
de competencia, no reúne gran e f i c i e n c i a , lo que afecta al movimiento de pasajeros asi"
como el transporte oportuno de productos, en especial la carne de vacuno, por el alto
costo que enfrentan los fletes y por la irregularidad en el s e r v i c i o , muchas veces supedi-
tado a condiciones climáticas que permitan la operatividad de los aviones.

4.3 VTa Fluvial

Los nos principales existentes en la zona de estudio, denominados


A p u r u c a y a l i , A n a c a y a l i , Azupizú y N a z a r a t e g u i , son afluentes del rio Pichis, carácter!
zándose por ser de navegabilidad muy l i m i t a d a , siendo solamente utilizables por b o t e r
C A R A C T E R Í S T I C A S GENERALES Pág. 23

pequeños con motor fuero de bordo, de tipo "peque-peque" y , en sus portes altos, por pe
quenas canoas impulsadas por la fuerza humana en épocas de vaciantes, y por embarca -
ciones pequeñas impulsadas con motores fuera de borda en épocas de crecientes.

En la zona de estudio, los grupos poblacionales existentes están


generalmente asentados en las riberas del no Pichis y de los rfos menores que confluyen
hacia éste. La distribución espacial de la población y la navegabilidad de los nos deter
minan que la producción que se comercializa sea trasladada en canoas desde los centros
de producción más alejados, ubicados en las riberas de los nos afluentes, hasta el no
Pichis y luego trasladada en botes con motores fuera de borda hacia Puerto Bermúdez o
al puerto de Pucallpa, que constituyen los prhcipales centros de distribución y consumo
de los productos de la región. La demanda para el transporte fluvial es de poco volu -
men; debido a ello no existe una organización que preste regularmente este servicio, rea
(izándose únicamente con embarcaciones de propiedad de particulares.

5.0 ASPECTOS A G R O E C O N Q M I C O S

Este aspecto se relaciona con las actividades de producción agro


pecuaria y forestal, que son las más importantes en la zona desde el punto de vista econó
mico,

5.1 Tenencia y Distribución de la Tierra

En ¡a zona de estudio, se debe señalar que el problema más sal-


tante concerniente a la tenencia de la tierra es el aspecto legal „ En la actualidad, el
número de colonos y comunidades nativas que poseen tTtulos de propiedad es muy reduci-
do, lo que indudablemente representa un serio obstáculo para acogerse a los beneficios
otorgados por diferentes organizaciones de crédito.

El régimen de tenencia de la tierra, de acuerdo a los dispositi -


vos vigentes para la Selva y Ceja de Selva, clasifica a los conductores de tierras dentro
de los siguientes grupos:

Comunidades Nativas; son aquellas que tienen su origen en los grupos tribales de
la Selva y Ceja de Selva y que están constitufdos por un conjunto de familias v i n -
culadas por el idioma o dialecto, caracteres culturales y sociales, tenencia y usu
fructo común y permanente de un mismo territorio, con asentamiento nucleado o
disperso.

Propietarios con Tftulo Vigente Ley N " 1220: son campesinos que poseen tierras de
dominio del Estado que les fueron concedidas para su explotación y aprovechamien
to de los sistemas de venta, denuncio, adjudicación gratuita y concesión según el
articulo 20de la Ley N 0 1220 de Tierras de Montaña y no han regularizado su sitúa

ción con respecto a los dispositivos legales vigentes.
Pág. 24 ZONA RIO PICHIS

Adjudicatarios Individuales del Decreto Ley N " 17716: son los posesionarlos de par
celas individuales que han legalizado su situación de tenencia acogiéndose a los
dispositivos señalados en los artículos Nos. 83 y 84 del Decreto Ley NT 17716,Ley
de Reforma Agraria y Asentamiento Rural.

Posesionarios Individuales: son los campesinos en actual posesión, que trabajan d i -


rectamente sus unidades agropecuarias, sin contar con ningún documento legal o tf
tulo que los ampare.

Tierras de Dominio del Estado: son las áreas territoriales que se encuentran a libre
disponibilidad, según el Articulo N 0 32 del Decreto Ley N 0 22175, Ley de Comun[
dades Nativas y Desarrollo de la Selva y Ceja de Selva.

5.2 Distribución

De acuerdo a información recogida del Proyecto de Asentamiento


Rural Pichis (PAR Pichis), del Ministerio de Agricultura y Alimentación, en el área de
estudio existen 5 7 , 3 5 9 H a . (44.6%) de tierras de Libre Disponibilidad. Otras 55,712
H a . (43.3%) son tierras de propiedad de Comunidades Nativas. El resto, es decir ,
15,529 H a . ( 1 2 . 1 % ) , son de propiedad de posesionarios individuales, propietarios con
tftulos vigentes al amparo de la Ley N 0 1220, y de Adjudicatarios Individuales de acuer-
do al Decreto Ley N 0 17716 (Ver Cuadro N 0 1 0 - C G ) .

C U A D R O N" 10-CG

TENENCIA Y DISTRIBUCIÓN DE LA TIERRA EN EL

AREA DE ESTUDIO

PREDIOS SUPERFICIE
TIPOS DE CONDUCTORES
Cantidad * Hectáreas °lo .

Comunidades Nativas 25 7.2 55.712 43.3

Propietarios con tftulos vigentes 15 4.3 4.975 3.9


Ley N" 1220

Adjudicatarios Individuales 35 10.1 2,090 1.6


D.L. N" 17716

Posesionarios Individuales 272 78.4 8,464 6.6

Tierras de Libre Disponibilidad


(de dominio del Estado) 57,359 44.6

TOTAL 347 100.0 128,600 100.0

FUENTE : P.A.R. Pichis - Ministerio de Agricultura y Alimentación.


CARACTERÍSTICAS GENERALES Pág. 25

Es necesario destacar que entre las Comunidades N a t i v a s , corres -


ponde a \a de San Francisco de Cahuapanas la mayor extensión (10,241 H a . ) , siendo la
más pequeña la de P a u j i l , con 431 H a .

Con fines de c o l o n i z a c i ó n , sólo podrán ser aprovechadas las T i e -


rras de Libre Disponibilidad q u e , de acuerdo a los estudios de suelos, poseen muy pocas
tierras para la a c t i v i d a d agropecuaria, predominando las tierras cuya mayor vocación es
forestal (bosques de producción y de protección). En cambio, las Comunidades Nativas
por lo general se encuentran mejor ubicadas, ocupando tierras de mayor potencial en cuan
to a sus recursos naturales de suelos y forestales; por otra parte son las menos explotadas ,
pues sus usuarios sólo producen lo indispensable para el sustento de la Comunidad, lo que
representa sin embargo la ventaja de que se evita el deterioro por uso intensivo del recur
so, ya que los nativos u t i l i z a n el sistema de la agricultura migratoria, que considera lar-
gos períodos de descanso luego del uso.

Los Propietarios con Tftulo Vigente al amparo de la Ley N 0 1 2 2 0 ,


asi* como los Posesionarlos Individuales, si bien se encuentran ubicados cerca a los cen -
tros poblados y a ambas márgenes de los ríos principales de la z o n a , poseen tierras de me
nor superficie, que son sometidas a una sobreexplotación, con el consiguiente deterioro
de los suelos, los bosques y la fauna silvestre.

La tenencia de la t i e r r a ; en g e n e r a l , se encuentra mal distribuicla,


en razón de que los colonos han ido ocupando las tierras en forma espontánea, dando l u -
gar a una gran dispersión,, lo que d i f i c u l t a la prestación de servicios y de asistencia téc -
nica.

5„3 Actividad Agropecuaria

La actividad económica más importante de la población asentada


en el v a l l e del rio Pichis, es la agropecuaria, que se desarrolla bajo caractensticas muy
peculiares, propias de las zonas de Selva y Ceja de Selva.

5 . 3 . 1 Caracteristicas de la A c t i v i d a d Agrícola

La actividad agncola es la más s i g n i f i c a t i v a , porque si bien no


genera mayores utilidades, en cambio proporciona ocupación y alimentación al mayor por
centaje de la p o b l a c i ó n . Esta actividad se desarrolla bajo las siguientes características.

Su carácter t r a d i c i o n a l , por el empleo exclusivo de mano de o b r a , pues todavía


no ha sido introducida la mecanización.

Su estacionalidad, pues obedece a que los cultivos se conducen bajo el sistema de


"secano " y las prácticas culturales se adecúan a las condiciones climáticas de* la
región.
Pág. 26 ZONA RIO PICHIS

Su carácter de subsistencia, ya que en gran parte la producción es destinada a ase-


gurar la provisión de alimentos para la población, con algunas excepciones de pro-
ductos no alimenticios, que son ofertados al mercado externo.

Es complementaria, al desempeñar una función proveedora de alimentos para q u i e -


nes se dedican a actividades ganaderas y extractivas que, en último caso, son ge -
neradoras de los mayores ingresos económicos de la zona.

Es migratoria, porque las tierras son dejadas en descanso después de dos o tres años
de cultivo, con el fin que los suelos recuperen su fertilidad natural.

Por otra parte, las características propias de la población, tanto


nativa como de colonos, constituye un factor importante en el desarrollo económico de
la zona, puesto que sus costumbres, creencias, tecnología y otros aspectos limitan unma
yor desenvolvimiento de las actividades agrícolas, pecuarias y extractivas. Esta reali -
dad se atribuye a una inadecuada estructura agraria, tenencia y conducción tradicional ,
que causa deficiencias en la producción y explotación de los recursos, y también a un
deficiente sistema de comercialización, que genera una baja productividad física, moti-
vando que las actividades económicas de la zona alcancen niveles de rentabilidad mini -
ma y , en algunos casos, hasta negativa. A todos estos factores, habna que agregar la
falta de vías de comunicación terrestre, que incide en los costos de transporte, que son
muy elevados, provocando la descapitalización y endeudamiento paralelo y sucesivo ,
creando una situación de subdesarrollo y lento crecimiento económico que será necesa -
rio superar mediante acciones y medidas apropiadas para la zona.

Tomando en consideración el área anual de producción y los ren


dimientos unitarios de cultivos industriales, alimenticios y pastos determinados en la z o -
na, asf como los precios promedio por unidad de producto en chacra, se estableció que
en 1979 la producción agrícola alcanzó un volumen de 97,180 TM que fueron valoriza -
das ese año en S / . 152 , 847,500 Soles O r o .

La totalidad de la producción de cultivos alimenticios es destina-


da al autoconsumo; el aporte de los pastos, aunque menor, genera indirectamente las ma
yores utilidades, ya que el 98% de la producción de carne del ganado vacuno, que se
abastece de pastos, es enviado a mercados externos. Los cultivos industriales tienen en
la actualidad poca significación, debido a la inestabilidad de los precios, que no incen
tivan un mayor incremento de las áreas de cultivo.

5.3.2 Características de la Actividad Ganadera

El desarrollo de la actividad ganadera en la zona de estudio toda


vía es incipiente, a pesar de que ha sido introducida hace más de 20 años. Sin embargo ,
es la actividad que genera los mayores ingresos económicos. La población ganadera de
la zona está constituida mayormente por la raza criolla (70%) y por ganado que tiene
sangre^cebú (Brahman , G i r , etc. 1 5 % , y Brown Swiss 15%, aproximadamente).
CARACTERÍSTICAS GENERALES Pág. 27

Se desarrolla bajo las siguientes características:

Es t r a d i c i o n a l , debido a que el proceso productivo se realiza en base a sistemas


de explotación que se adecúan a la disponibilidad de recursos, no existiendo un
manejo racional de los pastos, ni tampoco raza de ganado que ofrezca los m e j o -
res resultados económicos y su adaptación a las condiciones climáticas y ecológi
cas de la z o n a , no contando con las instalaciones propias de una ganadería m o -
derna .

Es extensiva y dispersa, ya que el pastoreo se realiza en toda el área del p r e d i o ,


sin contar con cercos ni alambrados que permitan la rotación de los pastos; y por
que los fundos ganaderos, además de ser de diferente tamaño, se encuentran di se
minados en toda la z o n a , dificultando las campañas de control sanitario.

La actividad ganadera es desarrollada generalmente por los colonos, muy poco por
los nativos, que sólo intervienen como mano de obra en las labores complementa-
rias. Esta a c t i v i d a d está orientada a la producción de carne de vacuno para el
mercado externo, siendo mayormente ofertada a los centros de consumo de San
Ramón, La Merced y Pucallpa, mientras que un reducido volumen se destina al
consumo l o c a l .

Se ha calculado que la soportabilidad del área es de 1.3 cabezas


anuales por hectárea, en promedio, debido al mal manejo del ganado y de las pasturas „
En algunos predios en los que se practica un pastoreo más o menos r a c i o n a l , el índice de
soportabilidad es de 2 cabezas de ganado vacuno por hectárea al año.

En 1979, la inversión en la actividad pecuaria (vacunos), fue de


S / . 177 , 970,000 Soles O r o , con una "saca " valorizada en S / . 49 , 408,000 Soles Oro de
aquel año.

5.4 A c t i v i d a d e s Extractivas

Otra de las actividades económicas de importancia en la zona es


la relacionada con la extracción del jebe y de la madera. La extracción del jebe,si bien
tuvo gran auge económico a principios del presente s i g l o , manifiesta en la actualidad una
pronunciada disminución. A s í , en la década de los años 5 0 , el volumen alcanzaba a más
de 8 0 , 0 0 0 Kgs. de jebe laminado, para descender a 7,547 Kgs. de jebe laminado , para
descender a 7,547 Kgs. en el año 1978. Esta baja en la producción se debe a los altos
costos que demanda la extracción así como a l bajo precio del jebe en el mercado i n t e r n a -
cional.

Con respecto a la extracción forestal, se puede decir que no obs -


tante la gran variedad de especies forestales existentes en la zona de estudio, son muy po
cas las que vienen siendo explotadas. Ello se debe, en p a r t e , al desconocimiento de las
características propias de las maderas existentes, así como su u t i l i z a d ó n ; y por otra parte.
Pág. 28 ZONA RIO PICHIS

a la deficiencia de los canales de c o m e r c i a l i z a c i ó n . La extracción de madera es reali -


zada en forma empírica e i r r a c i o n a l , llegándose en muchos casos al exterminio progresi-
vo de las especies más valiosas y a la disminución de otras igualmente de gran valor p o -
t e n c i a l , debido principalmente a l afán de incorporar tierras de vocación foréstala la ex
plotación agropecuaria.

La a c t i v i d a d forestal de desarrollo presenta las características si -


guientes:

Es t r a d i c i o n a l , debido a que todas las operaciones de corte y remolque son mayor-


mente efectuadas con el esfuerzo humano, utilizando herramientas típicas , tales
como el h a c h a , la c u ñ a , cables, molinetes, palancas, e t c . En los últimos años
se viene generalizando la u t i l i z a c i ó n de motosierras.

Es s e l e c t i v a , porque sólo se aprovecha las especies de gran valor maderero, tales


como la caoba, el cedro, la lupuna y el t o m i l l o , entre otras, por su alto valoreo
m e r c i a l , que fustífica la inversión económica en las operaciones de e x t r a c c i ó n .

Es estacional, pues se realiza en la época de "verano", por la poca incidencia de


precipitaciones p l u v i a l e s , lo que favorece las operaciones de campo; mientras que
el transporte a la zona de Pucallpa, que es el principal centro de comercializa -
c i ó n , se realiza en " i n v i e r n o " , aprovechando el mayor caudal de agua que fluye
por las quebradas y ribs, que f a c i l i t a el transporte de las trozas.

Aunque la información estadística sobre el volumen y el valor de


la producción extrafda del bosque en la zona de estudio es muy l i m i t a d a , informaciones
recogidas del Ministerio de Agricultura y Alimentación y del Banco Agrario permiten se-
ñalar que en la campaña 1977-1978 alcanzó un volumen de 7,547 Kgs. de goma, valori
zada en S / . 1'086,605 Soles O r o . Los registros de extracción de madera, mayormente
r o l l i z a , alcanzan a 647,000 pies tablares, que en el mismo periodo fueron valorizados
en S / . 3*364,504 Soles O r o . En c o n j u n t o , las actividades extractivas generaron
S / . 4*451,109 Soles O r o . Sin embargo, se ha observado que la extracción de madera
es mayor que la registrada, debido a las limitaciones de control por parte del M i n i s t e -
rio de Agricultura y A l i m e n t a c i ó n , que carece de personal suficiente para hacer c u m -
p l i r las disposiciones vigentes sobre la conservación de la f l o r a .

5.5 Comercialización de los Productos Agropecuarios y Extrac-


tivos

El proceso de comercialización de los productos agropecuarios y fo


réstales es de particular importancia para la zona de estudio, principalmente por los p r o -
blemas originados por el transporte a los principales mercados externos de consumo ( San
Ramón, La Merced y Pucallpa), el mismo que se realiza únicamente por vías aérea y flu
v i a l , respectivamente.
CARACTERÍSTICAS GENERALES Pág. 29

5.5.1 Comercialización de Productos Ag rico I as

La producción agrícola está débilmente ligada a la economía de


mercado, debido a que la mayorfa de productos son de autoconsumo, con excepción de
algunos productos a l i m e n t i c i o s , como el m a i z , arroz y f r i j o l e s , cuyos excedentes sonco
mercíalizados a través de la vía f l u v i a l , soportando el alto costo que representa el trans
porte desde la zona de producción hasta la ciudad de Pucallpa, principal centro de co£
sumo. Por otra p a r t e , las condiciones climáticas desfavorables y la falta de almacenes
pora el grano obligan a que estos productos sean comercializados inmediatamente des -
pues de la cosecha, la cual es coincídente en toda la r e g i ó n , lo que trae como conse -
cuencia que los precios ofrecidos sean bajos.

En cuanto a la producción i n d u s t r i a l , principalmente el achiote y


el c a c a o , son comercializados por vía aérea a la ciudad de San Ramón, soportando igual
mente el a l t o costo que implica este tipo de transporte. Asimismo, se debe destacar que
estos productos están sometidos a las fluctuaciones del mercado i n t e r n a c i o n a l , motivo
por el cual su c u l t i v o se realiza en poca escala, a pesar que las condiciones ecológicas
en la zona les son favorables.

5.5.2 Comercialización de la Carne de Res

En cuanto a la carne de vacuno, su producción está orientada c a -


si en su totalidad a la satisfacción del mercado externo. Sin embargo, la comercializa -
ción es regulada por intermediarios, en todas las etapas y niveles que competen a los
flujos del ganado en pié o beneficiado. Para 1978, la oferta anual alcanzó a 1 ,210
cabezas, equivalentes a 2 0 6 . 4 T M de carne. El 70% de la producción se distribuyó en
el mercado de San Ramón, el 28% en Pucallpa, y el 2 % restante permaneció para el
consumo de la población l o c a l , que complementa su dieta a l i m e n t i c i a de carnes en b a -
se a la caza y pesca.

La comercialización de ganado en p i é , con destino a Pucallpa ,


se realiza por vía f l u v i a l . El v i a j e dura entre 5 y 6 días, con la consiguiente d i s m i n u -
ción de peso y c a l i d a d .

En cuanto a la comercialización de la carne de reses beneficia -


das, ésta se realiza bajo dos modalidades. La primera consiste en una transacción m e -
diante la cual el ganadero entrega a consignación los animales en pié en los camales
de la compañía de aviación "Servicios Aéreos Sociedad Anónima (SASA)", haciendo
una liquidación equivalente al peso de la carcasa, con el precio establecido parala zo
na por el Ministerio de Agricultura y A l i m e n t a c i ó n , mientras que la menudencia y e F
cuero no son valorizados, constituyendo un aporte para cubrir los gastos de c o m e r c i a l i -
zación y de transporte.
Pág. 30 ZONA RIO PICHIS

La segunda modalidad consiste en la entrega de ganado en pié a


ios intermediarios procedentes de San Ramón y La M e r c e d , haciendo la liquidación equi
valente a l peso de la carcasa con el precio o f i c i a l establecido, corriendo los gastos
de transporte aéreo por cuenta de los intermediarios. Esta modalidad esté expuesta a la
disponibilidad de carga por parte de la compañía "SASA", que da preferencia al tran -
porte de la carne que c o m e r c i a l i z a .

5.5.3 Comercialización de ¡os Productos del Bosque

Se encuentra relacionada principalmente con la extracción del


jebe y de la madera, que representa un renglón importante dentro de la a c t i v i d a d econó
mica de la zona de estudio.

La comercialización del jebe se realiza exclusivamente a través


de la Agencia del Banco A g r a r i o , con sede en Puerto Bermúdez. A l i n i c i o de cada cam
paña, dicha Agencia f i j a los precios y la fecha de compra por clases de jebe puesto en
depósito. A l momento de la entrega, se realiza la c l a s i f i c a c i ó n , el pesaje y liquida -
c i ó n . Esta última implica el descuento de 8% por concepto de humedad y del 1 % del
v a l o r , como derecho de explotación forestal.

La comercialización de la madera se realiza por cualquiera de


las siguientes modalidades; la primera, al i n i c i o de la z a f r a , cuando los empresarios
dueños de aserraderos de Pucallpa, h a b i l i t a n dinero en efectivo a intermediarios, f i j a n -
do los precios y las especies que deben ser extraTdas; preferentemente caoba y cedro.
A su v e z , los intermediarios entran en contacto directo con contratistas extractores, f i -
jándoles el precio y las especies que deben ser extraídas al i n i c i o de la campaña. Los
extractores contratan a nativos, quienes son los que realmente realizan las labores de
extracción (corte, remolque y puesta en ríos navegables).

Un segundo sistema, es realizado por comerciantes, que inter -


cambian mercadería de primera necesidad o , en algunos casos, dinero en efectivo por
madera.

En ambos sistemas, el precio de la madera y las especies que d e -


ben ser extraídas son fijados por los compradores, colocándose en condiciones ventajosas
en relación con la época de entrega de la madera, jugando con las fluctuaciones de pre
cios. Los extractores sufren las consecuencias al percibir un reducido margen de u t i l i -
d a d , que no corresponde a los esfuerzos realizados.

El canal de extracción más utilizado es el siguientes el extractor


saca la madera desde el bosque hasta las quebradas o "caños", empleando mayormente
fuerza humana. A l l í la entrega al intermediario. En época de crecientes, la madera es
arrastrada a un río navegable, como el Pichis, en donde la recibe el empresario, quien
se encarga de transportarla al aserradero armando balsas con las trozas y conduciéndolas
hasta Pucallpa con la ayuda de un remolcador.
* * * * * *

Wi

«g®

:%?

<&&

m?Mt

>^íí

wm> 'w?.
m >.'&&£& m

mi

m „•#£•'

III. GE
^

mm
m

•m$

^wffi wra
f^^iS
GEOLOGÍA Pág. 31

CAPITULO III

GEOLOGÍA

1.0 INTRODUCCIÓN

1.1 Gene raIidades

El presente estudio geológico, realizado a nivel de semidetalle, ha te


nido como objetivos principales examinar e interpretar la realidad geoeconómica de lazo
na del río Pichis, en lo concerniente a los materiales de construcción y otros depósitos no
metálicos que ocurren en e l l a ; y, en forma paralela, efectuar una revisiós a's la G e o l o -
gía General acorde con el nivel del estudio, como fundamento y base científica para un
mayor conocimiento de la zona y de las áreas inmediatamente adyacentes a ésta, habién-
dose considerado en este sentido un área relativamente mayor a la formalmente propuesta,
tal como se observa en el mapa respectivo.

Asimismo, este informe servirá de base para nuevos estudios de ma-


yor detalle, ya sea con carácter de investigación, o con fines geoeconómicos definitivos
o de factibilidad de explotación y producción de los depósitos no metálicos, aparte de
proporcionar el apoyo técnico necesario y apropiado a las diversas disciplinas conexas co
mo suelos, fisiografía, hidrología, vialidad, etc.

Este estudio ha sido realizado sobre la base del Estudio de Reconoci-


miento Geológico llevado a cabo en 1970 por la O N E R N y que se tituló " Inventario, E-
valuación e Integración de los Recursos Naturales de la Zona de Villa Rica-Pto. Pachi *•
t e a " . Básicamente, dicho estudio comprendió el conocimiento y evaluación del -poten-
cial natural concerniente a las características geológicas más importantes y sus posibilida
des de aprovechamiento, según los planes de desarrollo y requerimientos de la zona, con
especial referencia a los aspectos de Geología Económica, que a su vez incluyen estima
dos de volumen y reservas, análisis petro-mineralógicos, físico-mecánicos y químicos, y
otros de interés económico.

Cabe destacar como un logro significativo del presente estudio la


?¿'¿. 32 ZONA RIO P I C H I S

delimitación aproximada de los depósitos cuaternarios aluviales y coluviales, tanto a n t i -


guos (Pleistocénicos) como recientes, en relación a los depósitos terciarios continentales de
nominados "Capas Roías", debido a que dichos depósitos aluviales son los que mayormente
contienen los materiales de construcción, como gravas y arenas, habiéndose señalizadoden
tro éstas las áreas más representativas para su aprovechamiento casi inmediato o directosín
necesidad de mayores trabajos previos de desarrollo. Asimismo, y con un criterio semejan-
t e , se ha considerado como reservas potenciales a áreas mayores o "Blocks" constituTdaspor
depósitos no metálicos de calizas y areniscas cuarzosas o silíceas, aptas para producción
futura de dichos materiales.

1.2 Método I ogia

El estudio se ha llevado a cabo siguiendo los lineamientos y procedí


mientos metodológicos generales utilizados normalmente en O N E R N , en forma compatible
con las utilizadas en otras dependencias afines de tipo geológico, teniendo como intención
asignarle el mayor uso práctico posible, según los objetivos del estudio en su conjunto. Ha
sido realizado en tres etapas regulares: preliminar de gabinete, trabajo de campo, y final
de gabinete.

En la primera etapa se efectuó la recopilación de bibliografía e i n -


formación, la fotointerpretación y la confección del mapa geológico base, localizando las
áreas a ser comprobadas posteriormente en el campo; en la segunda etapa, se realizó el co
rrespondiente trabajo de campo, confiriéndose especial atención a las áreas de interés eco
nómico seleccionadas, complementadas con apreciaciones de carácter evaluative, que in -
cluyen estimados de áreas y volúmenes asi* como la obtención de muestras. En la tercera e
tapa se realizó el reajuste de la fotointerpretación realizado durante la primera etapa, el á
nálisls y evaluación de datos, así como los análisis petromineralógicos, químicos, e t c . res-
pectivos, completándose con la confección del mapa geológico-minero y la redacción del
informe f i n a l correspondiente.

1.3 T r a b a jos Pre v i os

Los principales trabajos que tratan en forma parcial los aspectos geo
lógicos del área de estudio y que han servido de base y consulta para el mismo, son los s i -
guientes: "Estratigrafía Comparada del Oriente Peruano", W . Ruegg, Bol. Soc. G e o l . T.
20, 1944; " Geological Reconnaissance of the Contamana Region, Peru", B. Kummel,
B u l l . G e o l . Soc. Amer. V o l . 59, 1948; " Depósitos Terciarios Continentales del V a l l e d e l
A l t o Amazonas", M . D . W i l l i a m s , Bol. Soc. G e o l . , 1949; " Las Capas Rojas del Cretáceo
superior-Terciario en la Región del curso medio del río U c a y a l i , Oriente del Perú " , E.
Koch-E. Blissenbach, Bol. Soc. G e o l . , T. 39, 1962; " Peru, Geological Map " (compil-
ed from a l l existing f i e l d data and Photogeol. by V . Benavides), PETROPERU, 1968; " In-
ventario, Evaluación e Integración de los Recursos Naturales de la Zona de V i l l a Rica Pto.
GhOLOGIA Pág. 33

Pachitea ) Río Pichis-Palcazu)" O N E R N 1970; " Contribución al conocimiento micro p a -


leontológico del Oriente Peruano", M . Gutiérrez C h . B o l . Soc. G e o l . 49, 1975; " G e -
neralizad Geologic Column, Oriente Basin-Perú", A r c o Perú C o . , 1975; " M a p a Geoló
g i c o d e l Perú", I N G E O M I N , 1975, ( h o y I N G E M M E T . ) .

2.0 G E O L O G Í A GENERAL

2.1 G e ne ra I i d a d e s

Desde e l punto de vista geológico, la zona estudiada en sus orígenes


constituyó una gran cuenca de sedimentación, la cual fue posteriormente disturbada a
consecuencia de diversos eventos tectónicos que afectaron a la región y que dieron como
resultado la formación de montañas adyacentes, como son los cerros de San Matías y la
-
cordillera del Sira, asi como la formación de estructuras menores de pliegues y fallas lo
cales. Las rocas que afloran en el área son principalmente areniscas, limolitas, lutitas,
calizos, arcillas y gravas, cuyas edades van desde el Paleozoico superior hasta el Cua —
ternario reciente; estas rocas presentan una configuración irregular, destacando las deno
minadas "Capas Rojas" del T e r c i a r i o . N o s e ha encontrado afloramientos volcánicos ni in
trusivos, aunque se sabe que estes ocurren en áreas vecinas.

Esta cuenca de sedimentación fue sometida probablemente a unplega


miento fuerte, que siguió hasta el Terciario y que originó al mismo tiempo el levanta -
miento de las montañas adyacentes. A l último plegamiento general (Pliocénico) siguió
una nueva denudación y peneplanización de toda la región, hasta alcanzar su morfolo -
gfa a c t u a l .

La zona no ofrece perspectivas mineras metálicas inmediatas, y sus


posibilidades petrolíferas están relacionadas a estructuras de pequeña magnitud, siendo
en general mínimas. Más bien han sido perforadas otras estructuras mayores en la cuenca
adyacente del río Palcazu, por cuenta de la ex-Cerro de Pasco Petroleum C o . , pero sus
resultados fueron lamentablemente negativos.

En cuanto a depósitos no metálicos y materiales de construcción, se


puede decir que en general son relativamente poco abundantes, pero al parecer s u f i c i e n -
tes para los fines perseguidos; sin embargo, a primera instancia no se puede asumir que
los no metálicos sean de rendimiento económico, lo que corresponde a estudios más espe-
cíficos, según sean sus requerimientos. Ambos depósitos están constituidos principalmen-
te por calizas y areniscas cuarzosas de las formaciones cretácicas Chonta y V i v i a n , res -
pectivamente y por los diversos materiales aluviales cuaternarios, como arenas, limos, ar
cillas y gravas de cantos rodados emplazados mayormente en el curso del río Pichis y sus
tributarios.
Pág. 34 ZONA RIO PICHIS

2.2 Estrotigrofia

La zona de estudio corresponde a la denominada "Subcuenca de Pachi


tea" donde prácticamente todas las rocas aflorantes son de tipo sedimentario, que en or-
den de sucesión cronológica van desde el Paleozoico al Presente.

Las rocas aflorantes más antiguas están constituidas por sedimentos del
Permo-Carbomfero (Paleozoico superior). Son predominantemente de naturaleza arcillosa
y arenosa calcárea; sobre ellas yacen discordantemente rocas del Jurásico superior y Cretá-
ceo que están compuestas mayormente por areniscas, lutitas, I ¡mol i tas y calizas. Al pare-
cer, en esta zona no se depositaron sedimentos del Jurásico inferior, y como ya es conoci-
do, tampoco sedimentos del Triásico. Más bien, sobre estas unidades litológicas se deposi
taron sedimentos cenozoicos continentales tanto terciarias como cuaternarios. Los primeros
presentan gran desarrollo en la cuenca y están compuestos principalmente por limo I i tas, are
ñiscas, arcillitas, lutitas y lechos calcáreos-comúnmente conocidos como "Capas Rojas", y
los depósitos cuaternarios representados por los materiales aluviales del no Pichis y sus tri
butarios. Esta parte se ilustra con la correspondiente Columna Estratigráfica del Cuadro N 0
1-G.

2.2.1 Paleozoico

a. Permo-Carbomfero: Formación Obenteni (P-C-o)

Con esta denominación se considera a unos pequeños afloramientos existentes en el sec


tor del límite Sur Oriental de la zona, en las inmediaciones de los ribs Neguachi y Na
zarategui, en base a su similitud con las rocas de la formación Obenteni, aflorantes en
el área del rio Tambo ( Ver informe sobre " Inventario, Evaluación e Integración de los
Recursos Naturales del Río Tambo-Gran Pajonal", O N E R N - 1 9 6 8 ) . Consiste de are! -
lias rojas y amarillentas, areniscas calcáreas, con calizas grises y lutitas fisibles, y a-
reniscas cuarzosas blanco-amarillentas, con estratificación cruzada; sus estratos ocu-
rren a manera de franjas alargadas de dirección N - S . Su espesor o potencia no ha si-
do calculada, pero debe considerarse muy significativa. Constituye la base de la C o -
lumna Estratigráfica.

Edad y Correlación

Esta formación no ha sido suficientemente clasificada, entre otros motivos, por su


limitada ocurrencia.Genéricamente se le asigna edad Permo-Carbonífera ( Paleo-
zoico superior ) . K . F . Huff (1949), en las montañas del Sira, encontró calizas y
pedernales densos con fauna Permo-Carbonífera incompleta que no permite aseve-
rar que esta sección sea íntegramente del Pérmico ( correlacionable con la Forma
ción Copacabana), ni que el carbonífero se halle también presente, por lo que se
ha considerado ambos períodos.
GEOLOGÍA Pag. 35

2.2.2 Mesozoico

a. Jurásico superior: Formación Sarayaquillo ( J s - s j ^

Se presenta en franjas alargadas, de dimensiones relativamente grandes, sobreya -


ciendo en discordancia angular a las rocas paleozoicas. Sus principales aflora —
mientos se encuentran constituyendo el núcleo de la estructura a n t i c l i n a l de los Ce
rros de San M a t Fas y , en la parte sur o r i e n t a l , en los cursos de los ríos N e g u a c h i y
N a z a r a t e g u i . Litológicamente está constituida por areniscas cuarzosas pardo r o j i -
zas a brunas, de grano f i n o , duras, a veces muy calcáreas y , en menor proporcióry
ferruginosas y carbono ceas en afloramiento, con estratificación cruzada y pobre -
mente clasificadas, con porosidad v a r i a b l e , con menores proporciones de limolitas
y lutitas pardo rojizas, duras y satinadas, también calcáreas.

Se le encuentra en contacto fallado con los sedimentos terciarios mediante una f a -


lla de sobrescurrimiento; mientras que su porción superior o techo yace debajo de
las areniscas de la formación cretácica Agua C a l i e n t e . Su espesor ha sido estima-
do en más de 300 m. ( l o s espesores de ésta y las otras formaciones han sido estima
dos en forma aproximada) y su ambiente deposicional no marino L i t o r a l . En otras
localidades esta formación presenta potentes bancos de sal, como son en la zona
de la Cordillera San Carlos-Cerros de Sal, hacia el Sur del área de estudio,en las
inmediaciones del Codo de! Pozuzo y en otros lugares del pais donde esta forma-
ción aflora, como es la zona del Huallaga.

Edad y Correlación

Ha sido considerada como del Jurásico superior, conocida también como For-
mación Boquerón (ONERN-1970), correlacionable con la Formación Chapiza
del Ecuador (Tschopp). Algunos, como K.F„ Huff, lo consideran del N e o c o -
miano (Cretáceo inferior); en varias localidades esta formación está atravesa-
da por domos de sal y sulfates asociados, cuyas edades no están totalmente de
finidas.

b. Cretáceo Inferior .medio: Formación Agua Caliente (Kim-ac)

Conforma franjas alargadas, correspondiendo a la estructura a n t i c l i n a l de los C e -


rros de San M a t fas en el sector N O , y la parte Oriental siguiendo el límite del á
rea; ocurre también en la parte Sur en forma de pequeños " lentes" alargados en e l
curso del río A z u p i z ú , entre Aguachini y M i r i a t i r a n i . Litológicamente se puede
considerar una parte inferior compuesta de areniscas blancas amarillentas y marro-
nes, cuarzosas, de grano fino a grueso comunmente conglomeráticas, con estratifi
cación cruzada, duras a friables; y una parte superior constituTda por areniscas de
grano f i n o , friables a duras, con limolitas y lutitas de colores variados a veces cal
careas, dispuestas en delgadas láminas, con fragmentos de plantas y concreciones
de fierro en secciones de afloramiento. Las areniscas de esta formación son relati
Pág. 36 ZONA RIO P1CH1S

vamente resistentes al intemperismo, y su área de afloramiento es muy escarpada; en


general presenta un rumbo NO-SE concordante con el alineamiento regional de la
cuenca. Su contacto superior con la formación Chonta es nítido y conformable. En
esta parte de la selva no constituye roca reservorio de hidrocarburos; su potencia ha
sido estimada en más o menos 400 m. y su ambiente deposicional como marino.

- Edad y Correlación

Se le asigna una edad entre el A l b i a n o y el Cenomaniano (Cretáceo inferior-me


dio) equivalente a las areniscas del Pongo de Manse riche y a parte del Grupo
Oriente de Contamana, del que vendría a ser un miembro; es también correlacio
noble con las Areniscas " T " del Ecuador y otros. Esta secuencia correspondería
a Agua Caliente 3, utilizada por algunos autores, no habiéndose determinado
sus unidades inferiores y / o infrayacentes.

c. Cretáceo medio-superior: Formación Chonta (Kms-ch)

Ocurre a manera de una franja alargada en la parte oriental del área, donde presen-
ta su mejor exposición entre los ríos Neguachi, Shirarini ( A n a c a y a l i ) y Apurucayal'^
por los cuales es fácilmente accesible. Es, asimismo, visible en la parte Sur en las
inmediaciones del río A g u a c h i n i , donde se presenta muy disturbada; y en el sector
N O , en la parte del corte de los Cerros de San Matías, por el río Palcazu. La sec-
ción completa está compuesta por calizas, margas y lutitas y , en menor proporciór>a
reniscas. Las calizas se presentan bien estratificadas en capas gruesas y delgadas,de
colores oscuros. Las lutitas y margas son grises y se encuentran interestratificadas
con calizas y limolitas grises a marrones. Las areniscas son blanquecinas a grises.En
la parte media presenta capas delgadas de arcillitas y limolitas rojizas (ARCO, 1975).

Esta formación contiene varios horizontes fosilíferos (anmonites, gasterópodos, d i e n -


tes, e t c . ) . Su contacto inferior con la Formación Agua Caliente es concordante y de
f á c i l reconocimiento, así como su contacto superior con la Formación V i v i a n .

En general, esta formación se considera como una buena roca fuente y reservorio de
hidrocarburos. Sin embargo, esta posibilidad no ha sido confirmada en la zona. Es
importante, asimismo, por su a l t o contenido de material calcáreo. Su espesor ha s i -
do estimado en 380 m. en promedio y su ambiente deposicional como marino (trans —
gresivo).

Edad y Correlación

Ha sido reconocida por varios autores, habiéndosele asignado una edad del Turo
niano-Coniaciano ( Cretáceo medio-superior) en base a su contenido de fósiles
t i p o , como son: Vascoceras y Coelopoceras (Turoniano), Tissotia y Lenticeras
(Coniaciano), e t c .
GEOLOGÍA Pág. 37

d. Cretáceo superior: Formación Vivian (Ks-v)

Esta formación aflora en una franja paralela y adyacente a la formación Chonta / ha


cia el lado oriental del área. Está constituida por areniscas cuarzosas blancas a
marrón amarillentas, de grano fino a grueso y a veces de aspecto"corpuscular",
con estratificación cruzada; forma terrenos escarpados y quebradas con caTdasde a
gua muy comunes. A l Norte y fuera del área ( hacia Contamana ) contiene delga
dos paquetes de I u ti tas o intercalaciones de areniscas y lutitas.

Las areniscas son duras a friables, tienen regulara excelente porosidad. En a f l o -


ramiento se presentan limpias y fácilmente disgregables o deleznables, casi mte -
gramente de cuarzo o sil ¡ce, siendo aparentes como reservas potenciales de sflice.
Es accesible por los ríos Anacayali, Apurucayali y Neguachi. Su contacto supe -
rior con la formación Cachiyacu es concordante.

Su espesor ha sido estimado entre 90 y 120 m. y su ambiente deposicional corres -


ponde a línea de costa (marino-continental).

Edad y Correlación

Por su posición estratígráfica, ha sido dotada como del Maestrichtiano ( C r e -


táceo superior). Comunmente se le conoce como Arenisca de Azúcar, hablen
do sido suficientemente reconocida y estudiada por varios autores.

e. Cretáceo superior: (Formación Cachiyacu (Ks-c)

Esta formación, constituida principalmente por lutitas y limolitas grises, ha sido


considerada en el anterior informe de reconocimiento (ONERN-1970) dentro de la
Formación Arenisca de Azúcar o Vivian (parte superior). Sin embargo, ha sido di
ferenciada por varios autores, entre ellos B. Kummel. En el presente estudio ha
sido igualmente reconocida en la parte oriental del área, ¡unto y sobre la forma —
ción V i v i a n , como una franja angosta algo discontinua y de pequeño espesor noma
yor de 25 m. ( en afloramiento ).

Está constituida por intercalaciones de lutitas fisibles grises oscuras y verdosas con
limolitas y arcillitas marrones a grises; y a veces con lodo I i tas rojas con moteados
grises y lechos calcáreos y areniscas blanquecinas de grano fino a medio. De po-
bre a regular porosidad. Yace sobre la Formación Vivian y debajo del Grupo Hua
yabamba ( Grupo Contamana). Es accesible siguiendo el curso del río Shirarin¡(A
nayacali) aguas arriba del Rancho Queen y por el río Apurucayali. Se le conside_
ra depositada en un ambiente marino-marginal, y constituye probable roca fuente
de hidrocarburos ( en el área ésta posibilidad no ha sido confirmada).

Edad y Correlación

Ha sido dotada (Kummel 1949) como del tope del Maestrichtiano ( Cretáceo
38 ZONA RIO P I C H I S

superior), en base a su fauna de agua salobre y marina (Pleuroceras y Cyrodes ).


Algunos autores como E. Koch, la identifica como "Arenisca de Azúcar 2 " .

Su espesor ha sido estimado en 50 m. y, en general, la deposición de las rocas


cretácicas está caracterizada por las transgresiones y regresiones representadas
por sedimentos continentales, transicionales y marinos.

3 Cenozoico

Terciario Inferior: Grupo Huayabamba (Ti-h)

Este grupo / que es descrito por varios autores, entre ellos D. Williams (1949), en ge-
neral es de litologfa v a r i a d a . Consiste mayormente en lodolitas y a r c i l l i t a s rojas os
curas a púrpuras; aflora en la parte oriental en una franja alargada entre los ríos Ne
guachi, A n a c a y a l i y A p u r u c a y a l i , en dirección a la confluencia de los rfos Pichis y
Palcazu (río Pachitea) y, en menor proporción; en el lado nor occidental ¡unto a los
cerros de San Matías;las lodolitas y arcillitas son firmes a friables, a veces de aspee
to moteado o con colores verdosos y amarillentos, con intercalaciones de limolita
blanquecina verdosa g l a u c o m t i c a , material tufáceo, delgados lechos calcáreos y a -
reniscas rosáceas claras con matriz arcillosa en la parte superior. Sobreyace en con
cordancia subparalela a la Formación Cachiyacu; su contacto superior con la Forma
ción Chambira ( Grupo Chiriaco ) no ha sido muy bien d e f i n i d o . No se ha determi-
nado la Formación marina Pozo del Oligoceno, que en general marca el contacto en
tre el terciario inferior y superior, respectivamente. Se hace presente, sin embargey
que en los ríos Neguachi y A n a c a y a l i , en las inmediaciones del Rancho Queen y en
la " v u e l t a " del Rancho La Llovera han sido localizados pequeños y delgados a f l o r a -
mientos de lutitas grises verdosas, fisibles, intercalados con margas y arcillas púrpu-
ras a gris claras que podrían corresponder a esta formación (Pozo), lo que estaría i n -
dicando una secuencia normal y completa en esta parte de la selva. El grosor total
de esta unidad ha sido estimada en unos 450 m. y su ambiente deposicional es c o n t i -
n e n t a l . Es accesible por los ríos A n a c a y a l i y A p u r u c a y a l i , principalmente. En pro
medio, configuran terrenos disectados de lomadas medias a altas y aún colinas.

Edad y Correlación

Estos sedimentos, llamados comúnmente como "Capas Rojas", "Red Beds" y " Pu-
c o " , son considerados como del Paleoceno a l Oligoceno ( Terciario i n f e r i o r ) , e -
quivalente a las formaciones Huchpayacu, Casa Blanca ( Basal Pozo ) y Yahua
rango, de Contamana. A l parecer en el área corresponden a las formaciones -
Huchpayacu-Casa Blanca, las que han sido diferenciadas por PETROPERU al NE
del área. E. Koch (1949) u t i l i z a el término de formación Sol ( q u e incluye 2
miembros marinos), equivalente a estas formaciones. Un estudio más detallado
debe permitir diferenciar bien estas unidades así como las suprayacentes.
GEOLOGÍA Pág. 39

b. Terciario Superior ; Formación Chambira (Ts-ch)

Esta formación ha sido delimitada en el área en base a sus características litológi—


cas y su posición estratigrafica respecto a las unidades infra y suprayacentes. Ocu
rre en una franja alargada, ¡unto a la anterior, al parecer en contacto de discon -
formidad subparalela de d i f í c i l reconocimiento. Consiste de areillitas rojas a m a -
rrones moteadas y gris verdosas, con menor contenido de lutitas grises verdosas y
areniscas blanquecinas finas, con intercalaciones de margas rosóceas ásperas a bri
liantes y pequeños horizontes de calizas amarillentas y trazas de a n h i d r i t a , fósiles
(Tectochara), p i r i t a , g l a u c o n i t a , e t c . Origina terrenos planos, y entre La Llobe-
ra y Rancho Q u e e n , suelos muy calcáreos. Su contacto superior con la Formación
Ipururo, aunque no es fácilmente observable, debe ser de conformidad; no ha s i -
do posible, sin embargo, hacer una exacta separación entre ambas formaciones, pe
ro se le considera por razones de secuencia y por la ligera diferencia t e x t u r a l y d e
posición entre una y o t r a , configurando en menor proporción lomadas bajas a altas
y ocasionalmente algunos terrenos calinosos bien disectados. Su espesor ha sido es
timado en 400 metros.

Edad y Correlación

Se le asigna edad de Mioceno (Terciario superior). Algunos autores lo cono-


cen como Contamana I (del Grupo Contamana), equivalente con el Grupo C h i
riaco (parte inferior), como normalmente se le c o n o c e . En general es conoci
da como "Capas Rojas" del Terciario superior.

c. Terciario Superior : Formación Ipururo (Ts-i)

Esta formación c o n t i n e n t a l , descrita por B. Kummel (1946) como formación Ipururo


del Grupo Contamana, es descrita también por otros autores como D. W i l l i a m s
(1946) en el A l t o Amazonas, como Grupo C h i r i a c o (parte superior en este caso) .
Constituye la formación de mayor desarrollo en el área y sus afloramientos,aunque
de pobre exposición, son visibles a lo largo del rfo Pichis y sus afluentes. En g e -
neral forma una topografía suave, ya sea de zonas planas o de lomadas bajas a me
dias. Está constituida en su parte inferior por a r c i l l i t a s rojizas calcáreas, gradan
do a I ¡mol ¡tas con intercalaciones de arenisca gris blanquecina a verdosa fina y le
chos calcáreos, ocasionalmente conteniendo l i g n i t o , p i r i t a y g l a u c o n i t a . En su
parte media, incluye margas grises, areniscas rojizas de grano fino a medio, a r c i -
llitas rojas calcáreas y sedimentos tufáceos (y/o ceniza volcánica) cuarzosos, con
trazas de l i g n i t o y p i r i t a . En la parte superior, comprende areniscas claras d e c o
lor canela a r o j i z o y grisáceos, con estratificación cruzada de granos sueltos y
gruesos, angulares a subredondeados, a veces con pequeño contenido de turba, r-]
rita y g l a u c o n i t a .

Su potencia ha sido estimada en más de 1,000 m. y su contacto inferior con la For


moción Chambira no ha sido bien determinado, por presentarse litológicamente se
40 ZONA RIO PICHIS

mejantes. En gran proporción están cubiertas por depósitos aluviales cuaternarios.

Edad y Correlación

Se le asigna edad del Mioceno al Plioceno (Terciario superior) correspondiente al


Grupo C h i n a c o . Para algunos, como B, Kummel (1940)-, esta formaciones identifi
cada también con el nombre genérico de "Capas Rojas" denominadas asimismo como
Grupo Contamana. En este sentido ve 'rfa a ser el miembro superior del grupo^ A»
Fyee, y otros (1933) distinguen a esta porción como "Capas Morenas" o "Brown Beds"
(de aspecto más arenoso y grisáceo-marrón), en contraposición a las "Capas Rojas "
propiamente dichos del Terciario inferior»

Estos sedimentos y ios .eriores derivaron principalmente de formaciones mesozoi -


cas correspondientes o • . conjunto de terrenos elevados que favorecieron 'jna rápida
denudación acompañauu de un gradual descenso de la cuenca y una aesintegracióny
remoción bajo condiciones climáticas tórridas.

Cuaternario Pleistoceno : Formación Ucayali (Qp-u)

Como correspondiente a esta formación (descrita por Kummel y otros en 1946), se ha


considerado a unos depósitos aluviales antiguos, aparentemente con distribución r e -
gular en toda la cuenca y que a la fecha son observables sólo en aflo- e n lentos dis —
continuos y poco potentes (menores de 10 a 15 m.) en terrazas antiguas y lomadasba
¡as adyacentes al curso del río Pichis, especialmente en la parte Sur, con extensión
hacia la planicie y los flancos, donde aparecen más coÜnüb ¡unto a los sedimentos
terciarios superiores, a los que normalmente sobreyacen en ligera discordancia angu
lar, y que por erosión aparecen expuestos o visibles indistintamente a manera de "Is
las" o "manchas".

En general, están constituidos por arcillas y arenas pardo rojizas, ligeramente conso
lidadas, en cuya base ocurre un horizonte d i r^va que, a su vez marca el limite in
ferior del Cuaternario conformado por rodados de c u c r - ' r a s , areniscas, rocas v o l c á -
nicas, e t c . , contenidos (mezclados) dentro de un material a r c i l l o s o . Su espesor va
rfa entre 0 . 4 0 y 1 .50 mts.

Generalmente cuando estos depósitos aparecen confor nn-lo terrazas bajas a medias
( 4 - 1 5 mts.K coincidentemente contienen mayor proporción de gravas; mientras
que las que aparecen conformando terrazas altas o lomadas, contienen mayor propor
cíón de m.:feriales finos o tienen mayor cubierta arcillosa,, Mayormente no han sido
considerados para los fi nes de Geo log fa Económica, dada justamente su excesiva cubier
ta y menor contenido gravosOo Evidentemente, esta apreciación obedece más a razo -
nes de interés del estudio y a efectos de a c c e s i b i l i d a d - v i s i b i l i d a d , que permite delimi
torios cuando aparecen en o cerca del cauce del río Pichis, siendode suponer su conti -
nuidad hacia el sector de la planicie y flancos, c a mayormente no han sido d e l i m i -
tados por iar razones antes mencionaoas y que pueden ser objeto de estudios más de
> 1

1
§

O
5
8

3
5
Q

E
z

8
n

0
0
a.1
m

A,
3

7
0

1
¡ 5"


1 jr
i 1- F5
>

í
r
a I

1
-"of

0
>
Holoceno-

r
r
-8

Qb'íl'l r.op
í
0

r¡o°
Retiente

i
2.
2.
CUATEKNABIO

1i
1
^ ^ I|

«Oo.i.

1 3
¡í
D , X
9

a"
o'

11 -
?
r
•8

4-

11:1., [<>
'l-.l-l '-ri
Pleisto-

MI

i'--!-.; 11

Aluviales antiguos, subhorizontales : arcillas, limas, are


l|
cene

:
-n

ll;i.|
8
c
i

na, can horizonte de grava en la base; de poca cansoli-


1
Ul
0

rio

W.
po
,00

00
m '!$$

.Areniscas rojizos 0 grises, de granos gruesos con estrati-


Plioceno

ficación cruzado, a veces con turba, pirita, gbuconita


CENOZOICO

y otn».
p;d-;
a

ri:-K
3

I
n

.Areniscas rojizas finas, margas grises, arcillitas calcá-


f

Grupo Chiriaco
S u p e r i o r

reas, con sedimentos tufóceos cuarzosos, etc.


Nil 'iii¡!
¡;'::Hiii i ¡Mi
•|l HII

.Arcillitas rojizas a limolitos con areniscas bbnqueci-


T E R C I A R I O

nas y lechos calcáreas.


1
Mioceno

Arcillitas rojas a marrones "moteadas", con menor con-


tenido de lutitas grises, areniscas blanquecinas Finas, mar
-n

T
0
¥

l
3
0

gas y calizas cbras, con trazas de anhidrita, fósiles (Tec


tochara ) y pirita.
IiHillC P11I11:
t-po-

'¡¡HlH-lllil: | i H l i l ¡ ) h H l i l :

l|-iiil^:P|M|-
1
'jHW'Jlill.

Lodolitas y arcillitas rojas oscuras a púrpuras, firmes a


to
Inferior

Friables; con intercalaciones de limolítas blanquecinas


8"
1

:
s
c
i 0

glauconiHcas, delgados lechos calcáreos y tufóceos y


OIIP
Paleo

areniscas rosóceas en la parte superior.


!i|H¡^¡il|:

!!ll I1-
Lutitas grises verdosas, fisibles, con limolítas, arcillitas
9-
§:

marrones y lodolitas rojas, lechos calcáreos; areniscas


9
n
Maestri chtiano

blanquesinas finas en el techo.

Í ^:^::!'S
Superior

Areniscas cuorzosos, bloncas a morrón omarillentas, de


grano fino a grueso; estratificación cruzada, duras a fria*
"n

<

s
1
3

bles, con regubr a excelente porosidad.


CRETÁCEO

rl } ife :
1
MESOZOICO

J
Cenom.Turón.Co -

Colizas grises oscuras, bien estratificadas, con lutitas y

1 M i l f* 11
margas cbras; limolitos marrones y en menor proporción
niaciano

8
u
n
-ti

n
f
Medio

areniscas blanquesinas en b porte inferior. Contiene va-

m
rios horizontes fosilíTeros.
1

.T'-J--!^ :-r.
'^rA-ix^c:

•l-:oM---.:i'K
Areniscos bbnquecinas, finas, friables a duras; limolítas

• • "•i.- • .
*
y kititas de colores variados, a veces calcáreos, con res
Inferior

Albiano

"n
tos de pbntas, en lechas delgados.

I
5
-
A
0

0
Areniscas, cuarzosas, finas a conglomeróticas, y can es-
traFicaclón cruzada.

1 i'liil*!!:!:
ii >¡-i:
Areniscas pardo rojizas a brunas, finas calcáreas a veces
JURÁSICO

Superior
ferruginosas ( en afloramiento) con contenido de sal;

+
3
¥
TI

0
menores proporciones de Hmolitas y btitas rojizas gene-

l:
ralmente calcáreas. De pobre cbsíficación.

'I'
III
III
CARBONÍFERO
PALEOZOICO

l;: r ¡ilt-
\\\ [•ll-
i'-l-
Arcillas rojizas y amarillentas, can areniscas calcamos,

PÉRMICO

.O
calizas y kititas grises fisibles) y areniscas cuarzosa con

1o

i'-' 1
estratificocián cruzada en la base.
L i

\
OGIA Pág. 41

fallados.

Edad y Correlación

Por sus características litológicas y su posición con relación a las "Capas Ro-
j a s " , estos depósitos son considerados como del Cuaternario Pleistoceno, c o -
rrespondiente a Ja Formación U c a y a l i . Son correlacionables con la Forma-
ción Pagorene de PETROPERU para la parte o r i e n t a l - c e n t r a l en su interpreta-
ción de radar.

Cuaternario Holoceno " a n t i g u o " : Depósitos coluviales ( Q h - c )

Está constitufdo por materiales coluvio-aluviales de pequeño espesor ( + 2 - 5 m . ) /


distribuidos en una franja irregular en el sector sur occidental del área; enfr» los
límites de la planicie y los cerros de San Matías, proveniente de la erosión y re
mosión de sus componentes rocosos más resistentes. Se caracteriza por contener
horizontes gravosos de menos de 1 m. de espesor, sub angulosos a ligeramente sub
redondeados, inconsolidados, a relativa poca profundidad de la superficie ( 0 . 5 0 -
1.5 m.), por lo que se les ha considerado como reservas potenciales de gravas an^
guiares. Están expuestas en forma de lomadas y colinas en las inmediaciones de
las cabeceras del rfo Chivis, en el camperib Santa Rosa de Chivis y ligeramente
más hacia el Norte-

- Edad

Por sus características litológicas y su relación con respecto a las anteriores


unidades, se le asigna como del Holoceno antiguo a r e c i e n t e .

Cuaternario Holoceno " r e c i e n t e " : Depósitos aluviales ( Q r - a )

Corresponde a los depósitos aluviales recientes de los cauces o lechos actuales


del río Plchis y sus principales tributarios y que por lo general conforman suelos
de ribera y / o llanuras de inundación a terrazas bajas (2-4 m.) frecuente o tempo
rariamente Inundables. Están conformados por materiales sueltos a ¡nconsolida -
dos de a r c i l l a s , limos, arenas y gravas de cantos rodados depositados h o r i z o n t a l -
mente sobre las anteriores unidades. En la parte Sur del área de estudio c o n t i e -
ne mayor proporción de gravas, mientras que en la parte central y nororiental
son más arenosos y arcillosos.

Estos depósitos, aunque de limitada ocurrencia, son importantes por constituir, en


muchos casos, buenos materiales de construcción, en especial las gravas.
Pág. 42 ZONA RIO P I C H I S

2.3 Rasgos Estructurales

En forma resumida se puede indicar que estructuraImente ha estado so


metida a los diversos eventos tectónicos (movimientos orogenéticos y epirogenéticos) que
han afectado a la región,lo cual es testificado por la existencia de áreas montañosas - c o -
mo son los cerros de San Matfas y la Cordillera del Sira-, y también por la ocurrencia de nu
merosas estructuras geológicas tales como pliegues y fallas mayormente de tipo l o c a l , tal
como se ilustra en el Mapa G e o l ó g i c o .

2.3.1 Fallamientos

a. Falla de sobreescurnmiento " M a i r o "

Como "Falla M a i r o " , se considera a una gran falla longitudinal de tipo sobreescurrí
miento que ocurre en e l flanco oriental de los cerros de San Matías, cuyo rumbo ge
neral N O - S E es coincidente con el alineamiento general de dicha elevación y de la
cuenca en su conjunto. Esta falla de empuje es la más importante de la zona, y p o -
ne en contacto rocas del Jurásico y del Cretáceo ( en menor proporción ) con rocas
terciarías, extendiéndose desde el A l t o A z u p i z ú por el Sur, hasta e l sector del Codo
del Pozuzo al Norte del á r e a .

b. Fallas menores

Una falla regularmente significativa está constituida por un alineamiento con rumbo
N E - S O , entre los ríos Nazarategui y Neguachi y que es denominada "Falla Mazara
t e g u i " . Esta f a l l a es de corto recorrido y pone en contacto rocas más antiguas con se
dimentos cretácicos y terciarios.

Otros fallamientos menos importantes, en forma de alineamientos rectilfneos ocurren


adyacentes a I anterior, a veces paralelos o transversales, sin configurar un sistema de
finido a l igual que en la parte Sur, en el sector de A g u a c h i n i , y en el N o r t e , hacia
el lado oriental del área. Mayormente han sido identificados por fotointerpretación
y se les considera como fallas probables y que por lo general corresponden a fallas
normales de corto recorrido y relativa juventud. Inclusive ciertos alineamientos son
inferidos en terrenos cuarternarios antiguos y comunmente en sedimentos terciarios
con extensión y mayor desarrollo hacia las elevaciones mesozoicas adyacentes.

2.3.2 Plegamientos

a. A n t i c l i n a l San Matías

Como principal pliegue de la zona, se considera al " A n t i c l i n a l de los cerros de San


M a t i a s " . Corresponde a una estructura a n t i c l i n a l asimétrica, angosta y alargada, de
GEOLOGÍA Pág. 43

desarrollada en rocas jurásicas y cretácicas, que se extiende desde el Oeste de Agua


chini hasta el sector de confluencia de los nos Palcazu y Pozuzo, siguiendo un rum-
bo N - N O . En su flanco occidental (fuera del área) afloran rocas que van del Jurá-
sico al Terciario, mientras que su flanco oriental está limitada, en su mayor exten-
sión, por la falla de sobreescurrimiento descrita; notándose que en el Norte surumbo
se hace más occidental y se convierte en una estructura cerrada con sus limbos Este
y Oeste presentes, con hundimiento al Norte. En este sector la ex-Cerro de Rasco
Petroleum C o . perforó un pozo muy próximo a la confluencia, desafortunadamente
con resultados negativos, al igual el de la estructura anticlinal Iscosazm, de la
cuenca del rio Palcazu.

b. Anticlinal de Aguachini

Se encuentra situado entre los ríos Aguachini y Azupizú. Consiste en un anticlinal


pequeño cuyo eje tiene rumbo N 30° O correspondiente a una estructura cerrada,
formada en rocas cretácicas y limitada por un sistema de fallas ligeramente paralelas
a dicho efe. En general, este sector es sumamente complefo, fantb estratigráfica co
mo estructuralmente. En todo caso y teniendo en cuenta las formaciones existentes,
de probable filiación petrolífera es posible conocer tales posibilidades para esta es-
tructura mediante una perforación convencional.

c Pliegues Menores

Como se ilustra en el mapa, se ha inferido en la zona otras estructuras plegadas me


ñores, más o menos paralelas a las anteriores, sobre todo en la parte media y hacia
el Sur, siguiendo el alineamiento general de la cuenca. A l parecer se encuentrana
sociadas a una estructura mayor de tipo sinclinal (en formación), desarrollada e n t é -
rrenos terciarios y aproximadamente siguiendo el curso del río Pichis; lo que e v i d e n -
temente requiere de mayor investigación, ya sea mediante un estudio estructural y
tectónico u otro más específico.

3.0 GEOLOGÍA ECONÓMICA

3.1 Genera I idades

Esta parte constituye el principal objetivo del estudio geológico,


por cuanto, los requerimientos de una cabal interpretación y evaluación de los recursos
no renovables que existen(o pueden existir) en la zona son evidentes, en especial los re-
ferentes a materiales de construcción,que en la selva son escasos o no han sido suficien-
temente reconocidos, al igual que los depósitos minerales.

Por razones técnicas se ha consideradoporseparadoa los materiales de


Pág. 44 ZONA RIO PICHIS

construcción y a los depósitos no metálicos. Los primeros están conformados principalmen-


te por depósitos aluviales constituiclos por arenas, arcillas y gravas que se depositan sobre
las "Capas Rojas" terciarias, destacando las gravas de cantos rodados de los cauces de los
ríos mayores. Los depósitos no metálicos están conformados por las calizas y areniscas de
las formaciones Chonta y V i v i a n , respectivamente, que ocurren en los sectores Sur y O -
riental de la zona incluyéndose, asimismo, a los depósitos arcillosos.

En cuanto a depósitos metálicos, éstos no han sido localizados y , al


parecer, no ocurren Como tales en la zona. Del mismo modo, mayormente no se considera
lo referente a posibilidades petrol fieras; sin embargo, por los resultados obtenidos hasta la
fecha, la zona ofrece perspectivas poco halagadoras, dado que algunas estructuras - q u e n o
han sido probadas- no son de gran magnitud.

Se complementa esta parte, con los respectivos análisis de muestras,


algunos de ellos adjuntados en el Anexo, y los correspondientes gráficos y cuadros.

3.2 Materiales de Construcción

El estudio de los materiales de construcción asi" como de los depósitos


no metálicos, ha sido realizado fundamentalmente sobre la base de sus características geo-
lógicas más saltantes y posibilidades de aprovechamiento inmediato o futuro (según sus re -
querimientos). Asimismo, se tomó en consideración aspectos tales como la magnitud, u b i -
cación, accesibilidad, e t c . En general, son relativamente poco abundantes, aunque no
despreciables; se presentan conformando los depósitos cuaternarios constituidos por arenas,
a r c i l l a s , gravas y , en menor proporción, piedras corrientes y bloques poco consolidados a
sueltos, depositados hori zonta Imente sobre los sedimentos terciarios u otros más visibles en
los cortes y cauces de los ríos principales.

Los depósitos de gravas son los más importantes, habiendo sido clasi
ficados en tres tipos o unidades de ocurrencia; la primera, referida a los depósitos a l u v i a -
les recientes o "gravas recientes"; la segunda, concierne a los depósitos aluviales antiguos
o "gravas antiguas"; y la última, a los depósitos coluviales ( o coluvio aluviales) de tipos
subangulosos a subredondeados del sector Sur Oeste del á r e a . Estas dos últimas unidades,
a l igual que los depósitos de arena y otros materiales afines, no han sido suficientemente
delimitadas debido a su gran irregularidad.

3.2.1 Depósitos de gravas

a. Descripción General

Como se indicó, estos depósitos incluyen tres tipos de gravas: las "gravas recientes"
corresponden a los cantos rodados de los cauces recientes o llanura de inundación de
los ríos Pichis ( en su porción Sur mayormente), A z u p i z ú , Nazarategui y parte del
GEOLOGÍA Pág. 45

río Palcazu en el sector Norte. A su vez, estas gravas constituyen las áreas más
significativas y que, para los fines del estudio, han sido considerados como "Areas
aluviales de gravas aprovechables". Los otros dos tipos de gravas, denominadas
"gravas antiguas" y "gravas coluviales", han sido clasificados en relación a su for
ma de ocurrencia y a sus características morfológicas, teniendo en cuenta asimis
mo el espesor de sus cubiertas con relación a la superficie, todo lo cual tiene inci
dencia en la potencialidad de su aprovechamiento.

En general, las posibilidades económicas de estos materiales pueden considerarse


positivas, en especial las "gravas recientes"ya sea para agregados, rellenos para
carreteras, puentes, diques, construcciones livianas, e t c . ; mientras que los otros
dos tipos de gravas pueden tener más un carácter de "reservas potenciales" cuyo a -
provechamiento estaña restringido a ciertos usos.

En general, estas gravas corresponden a fragmentos o clastos redondeados a sub-re-


dondeados y que, de acuerdo a sus tamaños, han sido clasificados como: (1) " can
tos rodados o guijas", con diámetros de 3 / 4 " (19mm.) a 2 1/2" (63 mm.); vienen a
ser las más comunes, representando un contenido del 60 a 7 0 % del total, conocién
doseles asimismo como gravas medianas o pequeñas según sea mayor o menor su día
metro (2) "gravas gruesas o guijones" con diámetros de 2 5 / 8 " (67 mm.) a 3 3 / 8 "
(86 mm.) y ocasionalmente hasta de 6" denominadas, en este último caso, gravas
muy gruesas; (3) finalmente, se tiene los fragmentos menores de 3 / 4 " , que corres-
ponden a gravas finas a muy finas o "gravillas".

Asimismo, se debe remarcar que la "naturaleza" de las formas redondeadas de estas


gravas, determinará en gran medida el tipo óptimo de utilización, como por ejem-
plo la relación de la redondez en la amplitud de compactación del hormigón, etc.
De alITque en cada caso se haga incidencia en este detalle.

b. Tipos de Gravas

Gravas recientes

Están constituidas por fragmentos redondeados a sub-redondeados, sueltos, de


tamaño y composición variada, mayormente medianos a gruesos, compactados
y duros, y de naturaleza volcánica y cuarcTtica, juntos o mezclados a blancos
(horizontes) de arena y otros fragmentos mayores o bloques, depositados en las
terrazas inundables y / o I meas de ribera (playas) o llanuras de inundación, y
en algunas terrazas bajes de 4 a 5 m. temporalmente inundables.

En general, son las de mejor calidad, por su mayor compactación o dureza, es


tabilidad físico-mecánica, ausencia de reactivos en los áridos (clastos ) y o -
tros, según se desprende de los análisis de muestras. Por estos motivos se les
considera como las más aptas para fines extractivos inmediatos o directos, d a -
da asimismo su aparente accesibilidad y exposición, ya que conforman la ma
yor parte de las denominadas "Areas aluviales de gravas aprovechables".
Pág. 46 ZONA RIO PICHIS

Ocurren preferentemente a l Sur del área de estudio, siguiendo los cursos de los
ribs A z u p i z ú , Nazarategui y rio Pichis, hasta las inmediaciones de la confluen-
cia o boca del río A n a c a y a l i ; y, en menor proporción, en el sector norocciderr
t a l , siguiendo el límite Norte por el río Palcazu.

Gravas antiguas

Corresponden básicamente a cantos rodados de los aluviales antiguos considera-


dos como Formación U c a y a l i , que conforman terrazas bajas a medias (4-7 m . ) d [
ferenciables por presentar una línea característica de gravas de pequeño a me-
diano diámetro en su bas^. con un espesor de 0 . 4 0 a 1.50 m. El desarrollo y con
tenido gravoso es mayor hacia el Sur y el área de estudio, siendo más visibles
en los cortes de la carretera observables de las inmediaciones de Pto. Bermúdez
y también hacia el Sur de este poblado, siguiendo el curso del río Pichis, ¡unto
o debajo de las gravas recientes.

En general son de menor calidad que las anteriores, pues contienen un buen por
centaje (25-30%) de clastos de areniscas incompetentes a deleznables y que, en
muchos casos, están afectados por la acción corrosiva del material fino englo -
bante, por lo que su u t i l i z a c i ó n estaría limitada a ciertas obras livianas o como
material de relleno y otros fines secundarios. Debe tenerse presente igualmente
e l espesor y naturaleza de su cubierta, mayormente arcillosa y de más de 4m. de
grosor, que d i f i c u l t a r í a su extracción tornándola incluso antieconómica, dado su
desarrollo irregular. Por estas razones, deben ser consideradas preferentemente
con carácter de "reservas potenciales", particularmente las que se extienden ha
cia el sector de la p l a n i c i e ; mientras que las que aparecen en los cortes de los
ríos pueden considerarse en ciertos casos como aptas para usos directos junto a
las gravas recientes, según cada área. Asimismo, es de notar en este último ca
so que estas gravas solamente pueden ser extraíbles en épocas de estiaje, cuando
e l nivel del agua es bajo y quedan visibles o expuestas; resultando más recomen
dable su explotación en las áreas adyacentes o hacia la p l a n i c i e , ya sea median
te pequeñas labores de desarrollo, como zanjas, o a través de los cortes de la ca
rretera. En el mapa se señala con símbolo o anchurado los lugares más aparen-
tes de explotación a l igual que para los otros materiales afines.

Gravas coluviales

Corresponden mayormente a los materiales gravosos subangulares de los depósitos


coluviales o coluvio-aluviales del sector Oeste de la Zona de estudio, que ocu
rren en forma de angostos horizontes de gravas sueltas o inconsolidadas de 0.40
a 1.00 m. de grosor. Ocupan pequeñas franjas irregulares al pie de los cerros
de San Matías y el límite de la p l a n i c i e , ocurriendo las más significativas en
las inmediaciones de las nacientes de los ríos Chivis, Q u i n t o r i a n i y Sinchihua -
q u i , por el Sur Oeste y , en menor proporción, en las proximidades del riachue-
lo Esperanza, en la parte central ( Ver Mapa Geológico ).
GEOLOGÍA Pig. 47

, Los clastos son diversos, gradando desde angulosos y pía na res hasta sub-redondea
dos. Su composición y tamaño son variables, de naturaleza cuarcftica y areno
sa calcárea y mayormente medianos y gruesos,de regular a pobre compactancia
o tenacidad". Se encuentran mezclados con materiales finos o arenosos, y t i e -
nen distribuoión irregular,con una cubierta relativamente mínima del orden de
0 . 5 0 a 1.50 m. de grosor de naturaleza arcillosa, que justamente permite con-
siderar a estos materiales como reservas potenciales de gravas, aunque de l i m i -
tada capacidad de producción o rendirpiento según sean sus requerimientos. Por
ejemplo, pueden ser utilizados para ciertas labores de la carretera que atravie-
sa este sector, especialmente en las partes inmediatas a los cerros de San M a -
tías, en las que dichos horizontes se encuentrcma una profundidad menor de 1
m. y su contenido gravoso es mayor.

En formo aproAÍmada y y mayormente con fines referencia les, e l área ocupada


por estos depósitos puede estimarse en 60 Km2,, y el volumen de giavas, en fo.
•na muy corisiderable, dentro del orden de 5 o más millones de rrt33i, io que evj
a V n t c ' e n t e requiere de una confirmación con nuevos trabajos más detallados
Sin embargo, se puede odelantorque el contenido de gravas con re'ación a los
materioíes f i r os englcbontes es aproximadamente de 3 0 - 4 0 % , lo que en cíeitc
modo permite fenei una ideo de lo magnitud de dichos depósitos,

Co Areas Aluviales de cantos rodados aprovechables

Las áreas más significativas en cuanto a contenido de gravas, básicamente cantos


rodados con potencialidad para ser aprovechadas en forma directa o inmediata me-
diante una explotación sencilla que no requiera de mayores trabajos de desarrollo
o estudios complementarios más profundos, han sido delimitadas en forma preiimí -
nar. Conforman,franjas angostas en ¡os cauces de los ríos, principalmente del río
Pichis hacía el Centro y Sur del área de estudio y , en menor proporción, siguíen
do el curso del río Palcazu, en el límite Noroeste de la zona de estudio.

Estos materiales corresponden a gravas redondeadas de composición y tamaño varia


ble, generalmente aptas para construcción. Mayormente corresponden al aluvial
reciente (gravas recientes ) y, en menor proporción, a gravas antiguas que norma[
mente ¡nfrayacen a las anteriores y son-visibles en los cortes de los ríos menciona-
dos. Generalmente conforman las áreas de inundación o llanura de Inundación y
algunas terrazas bajas a medias, coincidentes en muchos,casos con áreas aptas pa
na fines agrícolas o de protección. Esta correspondencia evidentemente condicio-
naría las posibilidades de extracción de estos materiales, aparte del aspecto legal
que pueda suscitarse. No obstante, siendo estos depósitos de interés genera!, al
no ocurrir en volumen económicamente aprovechable en otros sectores, y dado el
carácter del presente estudio geológico, se les ho considerado como de uso poten
c í o ! ; así üegodo e! caso,, de acuerdo a las prioridades y con las rriedídas pertinen-
tes, pueden se? adecuadamente explotadas en forma racional y a baja escala.

Por razones prácticas, las áreas con gravas han sido denominadas con numeración
Pág. 48 ZONA RIO PICHIS

correlativa, simbolizadas y consideradas por sectores según sus localizaciones u ocu -


rrencias. Por lo general estas áreas tienen una extensión no menor de 20 Ha. cada una
con un contenido de gravas de 5 0 % o más del total del a l u v i a l . En su conjunto abar —
can una superficie aproximada de 1,290 H a . Los contenidos o volúmenes han sido c a l -
culados en forma aproximada, asumiéndose que la distribución de las gravas en la h o -
rizontal ( es decir, a lo ancho del a l u v i a l ) es más o menos regular y concordante con
el contenido de sus espesores visibles en los cortes de los ríos. El volumen total aproxi
mado ha sido estimado en 3*310,000 m 3 . ( Ver Cuadro Resumen N 0 1 0 - G ) .

Sector Norte: Río Palcazu

Corresponde a las áreas gravosas del cauce del ribPalcazuyse distingue por la
considerable ocurrencia de cantos rodados, mayormente recientes, que ocupan la
llanura de inundación. Su tamaño y composición son variados, predominantemen-
te medios a gruesos y sub-redondeados, de naturaleza cuarcTtica y v o l c á n i c a , apa
rentes para construcción; normalmente se les encuentra ¡unto a bancos de arena,
con espesores de hasta 2 m . , coincidentes con el nivel de las terrazas bajas adya-
centes.

i. Area A - l

Constituye el principal depósito de este sector, a lo largo de un alineamiento


discontinuo de 3 . 5 Km. que incluye las playas e islas, correspondiente a gra-
vas recientes, heterogéneas y gruesas, irregularmente distribuidas; y, en me-
nor proporción, a gravas antiguas que ocurren debajo de las anteriores, ex -
tendiéndose hacia el Sur a través de la terraza antigua adyacente.

Su extensión ha sido calculada en 120 H a . , con un volumen total bruto a -


proximado de 200,000 m 3 .

ii. Area A - 2

Se localiza en las inmediaciones de la Hacienda'San Pedro de Longui" y pre


senta, a l igual que las otras áreas, características similares a la anterior. Los
clastos son más redondeados y ligeramente de menores diámetros, de tipos vol
cónicos, cuarcíticos, calizos, e t c . que ocupan el área aluvial reciente, co-
mo se ilustra con el perfil esquemático de la figura N 0 1 - G . Ocupa una su-
perficie aproximada de 65 Ha. con un volumen total de 120,000 m 3 .

Se ha estimado un área de 65 Ha, con un volumen total de 120,000 m3.

i i i . Area A - 3

Consiste de angostos alineamientos de gravas redondeadas en la llanura de i n -


nundación e islas, juntos y mezclados con bancos de arena. Los clastos con
medianos y de composición variada, mayormente de cuarcitas y areniscas du -
Fig. N 0 1-G Corte transversal esquemático en el Area A l u v i a l N " A - 2
( Sector Norte Rio Palcazu )

Fig. N 0 2 - G Corte transversal esquemático en el Area Aluvial N 0 B - 6


( Sector Norte Río Pichis)
Fig. N 0 3 - G Corte transversal esquemático en el Area Aluvial C - 8
(Sector Central Rio Pichis)

Fig. N " 4 - G Corte transversal esquemático en el Area Aluvial C - 12


(Sector Central Río Pichis)
GEOLOGÍA Pág. 49

ras, en una proporción de 5 0 % del total. Las terrazas adyacentes que con
forman son de pequefta altura (2 m.) y normalmente tienen poca cubierta ~
arcillosa, que facilitaría la extracción de estas gravas.

Su extensión se ha calculado en 40 H a . y el volumen de grava en 90,000


m3. Ocurren asimismo unos 30,000 m 3 . de arena.

í v . Area A - 4

Está conformada por delgados horizontes de gravas antiguas y recientes .Las


primeras son de mediano diámetro y de naturaleza cuarcTtica y arenosa pre
dominante. Las gravas recientes ocurren en una proporción de 3 5 % , son
más gruesas, y ocupan la línea de ribera ¡unto a potentes bancos de arena;
de éstas últimas se ha obtenido la muestra M - l , cuya clasificación se dá
en los Cuadros N 0 1~G y 2 - G .

Se ha estimado que esta área comprende una superficie total de 20 Ha. y


un volumen de 6 0 , 0 0 0 m3. de gravas.

v. Area A-5

Se localiza a 10 Km, de la confluencia del río Palcazu con el río Pichis,


y está constituida por gravas recientes variadas, mayormente cuarcitas, jun
to a bancos angostos de arena gruesa y, en menor proporción (25%), gravas
antiguas de tamaños menores. Su extensión se ha calculado en 30 Ha, y
su volumen en 40,000 m3, de gravas en t o t a l .

Sector Norte Río Pichis

Corresponde al sector de la confluencia del río Pichis con el Palcazu, cerca de


Pto. V i c t o r i a , hasta las inmediaciones de la boca del riachuelo Sungaviari, cer
ca a la hacienda La Llobera. Constituye el sector menos s i g n i f i c a t i v o , no ocu
rriendo las gravas sino hasta la confluencia del río Apurucayali con el río Pi-
chis. El a l u v i a l es más bien de naturaleza arenosa a l i m o - a r c i l l o s a .

i. Area B-6

Se localiza a 2 K m . al Sur de la boca del río Apurucayali. Está conforma


da casi íntegramente por gravas recientes finas a medias, sub-redondeadas,
constituidas de cuarcitas, areniscas, calizas y materiales volcánicos, b a s -
tante aceptables para construcción. Ocupan un área de 15 a 20 H a . , con
un volumen aproximado de 40,000 m3. En esta área ocurren también depósi
tos de arena que abarcan hasta un 4 0 % del total del a l u v i a l . Se ilustra
con la Figura N 0 2 - G .
CUADRO N 0 1-G

CLASIFICACIÓN GENÉRICA DE LA MUESTRA DE GRAVA M-1 DEL AREA N 0 4 SECTOR NORTE RIO PALCAZU

( ZONA DE PICHIS )

A. Por el Tamaño de sus Clastos

Tamaño
Grupo Denominación Redondez Tipos de Rocas % Otros
(Pulgadas)
1 3 Gravas gruesas Redondeada Cuarcita 20 Rodados duros y compac-
( guijones ) tos

II 2 1/2-2 1/4 Gravas medias Sub-redondeadas a Cuarcita 60 Cuarcitas y volcánicas :


(guijas ) redondeadas Volcánico 5 0 % del grupo, duros y
Arenisca compactas. Areniscas :
Caliza poco compactas. Calizas:
Chert Aves con formas pía na res.

III 2 Gravas medias a Sub-redondeadas Volcánico 10 En similar proporción y se


pequeñas Cuarcita mojantes a anteriores.
Arenisca

IV 1 Gravas finas a Sub-redondeadas Varios 10 De d i f í c i l determinación


"gravillas"
o
0 O
CUADRO N 2 - G r-
O
O
CLASIFICACIÓN GENÉRICA DE LA MUESTRA DE GRAVA M-1 DEL AREA N 0 4 , SECTOR NORTE RIO PALCAZU

B, Por el tipo de roca d e sus Clastos

Tamaño
Grupo Tipo de Roca % Especificaciones
( Pulgadas )

1 Cuarcita 3-2 40 Física y químicamente estables;


óptimas para construcción

II Volcánico 2 1/2-2 25 Predominantemente de tipo a n -


desítico; óptimos para agrega-
dos.

III Arenisca 2 1/2-2 10 Poco competentes, con tenden


cia calcárea. No aptas para o
bras c i v i l e s .

IV Caliza 2 1/4-2 10 Por su naturaleza calcárea no


apta para agregados

V Chert 2 5 ( Srlice amorfa ); clastos ó p t i -


mos para construcción

VI Varios 1 10 Incluye a los anteriores, en pro


medio aceptables.
Pág. 52 ZONA RIO PICHIS

i¡. Area B-7

Consiste de pequeños afloramientos de gravas antiguas y recientes a lo largo


de 1 Km. del río Pichis, los primeros (60%) conforman I meas de cantos roda-
dos antiguos de 0 . 4 0 m. de espesor, compuestos por cuarcitas, lutitas y volca
nicos compactos de 2 pulgadas de tamaño promedio, en la base de una terraza
arcillosa de 2 . 5 a 3 . 0 m. de a l t o . Las gravas recientes (40%) ocurren en pe
queños bancos sueltos adyacentes al cauce del río, siendo de mayor diámetro
y composición heterogénea.

Se ha estimado que esta área ocupa una extensión de 20 Ha. y comprende un


volumen bruto de 60,000 m 3 . De esta área se ha obtenido la muestra M - 5 cu
yo análisis permite considerara estos materiales como aptos para construcción.

Sector Central Río Pichis ( La Llobera - Puerto Bermúdez )

i. Area C - 8

Está constituida por gravas recientes suelta y mezcladas con arfena y , en me-
nor proporción, por gravas antiguas que ocurren en una línea angosta debajo
de las anteriores. Las gravas recientes son más gruesas, variadas y de mayor
competencia.

Se ha calculado una extensión de 40 Ha. y un volumen de 90,000 m3. en t o -


t a l . Se ilustra con la figura N 0 3 - G .

ii. Area C - 9

Consiste de unos pequeños afloramientos de gravas semejante a la anterior.


Las gravas recientes ocurren en bancos de 200 a 300 m. Son de clastos grue-
sos a medios, conformados mayormente de cuarcitas y andesitas en una propor
ción de 6 0 % del t o t a l . Las otras son muy discontinuas y se distinguen por te
ner excesiva cubierta, por lo que su u t i l i z a c i ó n podría ser antieconómica.

Su extensión ha sido estimada en 25 Ha. y su contenido de gravas en 70,000


m3.

¡ i i . Area C - 1 0

Corresponde a un alineamiento relativamente grande en ambas márgenes del


río, constituido por gravas recien'es que ocupan la llanura de inundación so-
bre la margen izquierda y gravas antiguas visibles, en el corte de la terraza
de la margen derecha. Sus características son similares a las anteriores.

Se ha estimado una extensión de 30 H a . para la margen izquierda y 25 Ha.


para la margen derecha, con un volumen de 85,000 m3. para cada una.
GEOLOGÍA Pág. 53

iv. Area C - l l

Ocurre en la desembocadura del río Q u i r i s h i a r i - Esperanza. Está com-


puesta mayormente por cantos rodados recientes, medios a gruesos que
se encuentran en la llanura de inundación o mezclados con materialesfi
nos de la terraza adyacente, que a su vez cubren delgados horizontes de
gravas antiguas, medias a finas, las mismas que se extienden hacia el
sector del poblado Esperanza. Aunque estas últimas no han sido conside
radas, sin embargo pueden representar buenas reservas potenciales.

Se ha estimado un área de 70 H a . para ambas márgenes, con un volu-


men promedio de 180,000 m 3 .

v. Area C - 1 2

Consiste de pequeños horizontes gravosos antiguos (40%) y recientes


(60%), a lo largo de 2 . 5 Km. al Norte de la (Hacienda N e p t u n o . Los -
Cuadros Nos. 3 y 4 , respectivamente, corresponden a la muestra de gra
va antigua M - 7 cuyos análisis petrográficos se adjuntan en el Anexo, y
cuyos resultados permiten hacer una generalización o extrapolación de
todas estas gravas, por presentarse semejantes. Asimismo, se acompaña
la Figura N 0 4 - G , que ilustra la disposición de estos materiales en el á -
rea.

Su extensión ha sido calculada en 70 H a . y su volumen en 160,000 m3,


aproximadamente.

vi. Area C-13

Conforma una terraza de 2 a 4 m. de altura constituida por gravas re-


cientes y antiguas en su base. Las primeras (70%) son mayormente can
tos rodados de cuarcitas y volcánicos competentes. Las características
de las gravas de esta área se señalan en los Cuadros Nos. 5 y 6 y en el
Anexo respectivo, que igualmente, permite g e n e r a l i z a r a estos materia-
les recientes.

Se ha estimado una superficie de 40 Ha. con un volumen de 120,000m3.

• ^'^ Area C - 1 4

Consiste de 2 alineamientos discontinuos Norte y Sur, a la altura de


Puerto Bermúdez, ocupando ambas márgenes del río Pichis. Están const!
tu idos principalmente por gravas recientes heterogéneas, que por su cer
canía pueden ser fácilmente aprovechadas.

Se ha estimado una extensión aproximada de 35 y 20 H a . en cada mar-


13

CUADRO N 0 3 - G

CLASIFICACIÓN GENÉRICA DE LA MUESTRA DE GRAVA M-7 DEL AREA C-12, SECTOR CENTRAL, RIOPICHIS

A. Por e l Tamaño de sus C l a s t o s

.. , _ _
Tamaño
Grupo Redondez Tipos de rocas Otros
(Pulgadas) Denominación

1 2 3/4-2 Gravas gruesas a Redondeadas a Cuarcita Ambos en similar proporción; de tonos


medias Sub-redondeadas Arenisca blanquecinos.

II 2-11/2 Gravas medias Sub-red ondeadas Volcánico En similar proporción


Cuarcita
Metamórfico Metamórfico (esquisto), menos compacto

III 1 1/2 Gravas medias Sub-redondeadas Chert Chert predominante ( 4 0 % )


Cuarcita Otros en proporción semejante
Cuarzo
Metamórfica

IV 1 1/4 - 3 / 4 Gravas pequeñas Sub-redondeadas Metamórfico


a redondeadas Andes i ta En similar proporción N
Cuarzo Cuarzo con ligeras fracturas O
z
>
V 1/2 Gravas muy finas Sub-redondeadas Varios Regular a pobre competencia; v o l c á n ! - TO

(gravillas a sub-angulares eos predominantes. O


•v
I—H

n
x
CUADRO N 0 4 - G

CLASIFICACIÓN GENÉRICA DE LA MUESTRA DE GRAVA M-7 DEL AREA C-12 SECTOR CENTRAL, RIO PICHIS

B. Por e l T i p o de r o c a de sus Glastos

Tamaño
Grupo Tipo de Roca % Especificaciones
( Pulgadas )

1 Cuarcita 2 3 / 4 - 1 1/2 25 Regularmente apto para construcción

II Arenisca * 2 1/4 25 N o apto paro construcción ( á r i d o


friable deleznable )

III Volcánico 2- 1/2 15 Apto para construcción


(Andesita porffrica)*

IV Chert * 1 1/2 10 Buenos materiales para agregados,


etc.

V Cuarzo 11/2-1 10 De r e g u l a r a buena estabilidad

VI Metamórfico 2 - 3/4 10 Regularmente compactos; no reco -


(esquisto )* mendable para agregados

Vil Otros 3/4 5 Incluyen a anteriores

(*) Con análisis petrográfico adjunto en el Anexo.


OQ

CUADRO N^S-G

CLASIFICACIÓN GENÉRICA DE LA MUESTRA DE GRAVA M-8 DEL AREA C-13 SECTOR CENTRAL (PKXBERMUDEZ)
— . j

RIO PICHIS

A. Por e l T a m a ñ o de sus G l a s t o s

Tamaño
Grupo Denominación Redondez Tipos de Rocas % Otros
( Pulgadas)

1 3 1/4-2 1/2 Gravas gruesas Sub- redondeadas Cuarcita 35 Cuarcitas 65%; ambos bue-
(guijones) a redondeadas Volcánico (andesi- nos materiales

II 2 1/4-1 3/4 Gravas medias Redondeadas, es- Volcánico(traquita) Volcánico 50%;otras en simi
( guijas ) féricas -cuarcita-cuarzo lar proporción.
30
Arenisca Areniscas incompetentes
Metamórfico

III 1 1/2 Gravas medias Redondeadas a Brecha (volcánica) 15 Brechas predominantes: 7 0 %


a pequeñas sub-redondeadas Metamórfico
Cuarzo

IV 1 1/4 - 3 / 4 Gravas peque- Sub-redondeadas Metamórfico (es - 10 Fragmentos duros;metamórfi-


ñas quisto ) cos N
O
Volcánicos 50% z
>
Cuarcita-Cuarzo
V 3/4 Gravas finas a Sub- redondeadas Volcánico (andesita) 10 Incluye algunos clastos " a -
1—*

O
muy finas Cuarcita planados " -o
i—i
Otros O
o
0
m
CUADRO N 6 - G O
O
O
CLASIFICACIÓN GENÉRICA DE LA MUESTRA DE GRAVA M-8 DEL AREA C-13 SECTOR CENTRAL (PTO. BERMUDEZ)

RIO PICHIS

B. P o r e I T i p o de r o c a de sus C l a s t o s

Tamaño
Grupo Tipo de Roca % Especificaciones
( Pulgadas )

1 Cuarcita * 3 1/4 - 3 / 4 35 Optima para construcción, corresponde a


Ortocuarcita

Volcánico:
- Traquita * 2 1 / 2 - 1 1/4 Traquita (15%), andesita (10%)
II - Andes i ta 2 1/2 - 3 / 4 35 Brecha (10% ); en promedio
- Brecha * 1 1/2 aptas para construcción

III Metamórfico
( esquisto s i l i c i f i c a d o ) * 1 3/4 - 3/4 10 Con mmimas deformaciones y microfractu
ras: Apto

IV Cuarzo 1 3/4 - 3/4 5 Químicamente estable

V Arenisca 2 1/4 5 No apta para construcción, por naturaleza


incompetente.

VI Otros 1 - 3/4 10 Mayormente volcánicos * ; competentes en


promedio "O
Vi
00
(*) Con análisis petrográfico adjunto en Anexo.
en
Pág. 58 ZONA RIO PICHIS

gen, con un volumen de 70,000 m 3 . , respectivamente.

v i i i . A r e a C-15

Ocurre a 500 m. a l Sur del área anterior y consiste de gravas recientes (70
%) en horizontes sueltos de 100 a 300 m. que ocupan la llanura de inunda-
ción y , en menor proporción, la terraza adyacente, la que a su vez cubre
a una terraza antigua en cuya base puede verse una línea discontinua de
gravas antiguas, medias a finas, dispersas en el material a r c i l l o s o . Son de
menor calidad que los anteriores, pues presentan un elevado porcentaje de
areniscas deleznables y rodados de calizas fracturadas.

Se ha estimado una extensión aproximada de 80 Ha.,con un volumen degra


vas de 200,000 m3 en t o t a l . Se ilustra con la Figura N 0 5 - G .

Sector Sur Rio Pichis: Rio A z u p i z ú

En este afluente del rio Pichis las gravas son más abundantes. Se les encuentra
en casi todo su cauce. Mayormente son gravas recientes cada vez más gruesas
y de menor redondez, hasta constituir piedras corrientes y bloques en las partes
más distantes en dirección Sur. A l igual que las anteriores tienen caracteristi
cas semejantes, por lo que se les describe brevemente.

i. Area D-16

Se localiza aproximadamente a 7 K m . aguas arriba de la boca de este r í o .


Consiste de 2 áreas, una Norte sobre la margen izquierda y otra Sur, sobre
la margen derecha. Están compuestas por clastos sub-redondeados decuarci
tas, brechas, e t c . , en la llanura de inundación, y ocasionalmente de pe -
queños horizontes de gravas antiguas cubiertas por material l i m o - arcilloso
de 3 a 4 metros de espesor. Su extensión se estima en 25 y 35 H a . , respec-
tivamente, con un volumen total de 170,000 m3.

Area D-17

Consiste en un alineamiento discontinuo de 1.3 Km. de gravas antiguas y re


cientes en similar proporción. Las primeras son más pequeñas y uniformes r
mientras que las otras ocurren en pequeños bancos sueltos en las riberas del
r í o . Su composición es variada y sus tamaños de 2 a 5 pulgadas o más.

Su superficie total se estima en 40 Ha. y su contenido de gravas en 140,000


m3.

n i . Area D-18

Se localiza a l Norte de la Hda. Santa Isodora, correspondiendo a la mar-


GEOLOGÍA Pág. 59

gen izquierda gravas antiguas y recientes en similar proporción, y a la


margen derecha gravas recientes de aparente buena c a l i d a d . Para la p r i -
mero se ha calculado una extensión de 20 H a . con un volumen de 5 0 , 0 0 0
m S . , y para la segunda 15 H a . con unos 4 0 , 0 0 0 m 3 . de material gravoso.

iv. Area D-T9

Está conformada por cantos rodados recientes de hasta 4 1/2 pulgadas en


promedio, sub-redondeados a sub-angulares, representados por cuarcitas,
volcánicos, cherts y otros emplazados en la Imea de ribera, isla y terra
za baja adyacente, ocupando una superficie total de 40 H a . con un volu
men bruto de 125,000 m3. No se ha considerado a las gravas antiguas,
que aparecen muy dispersas y con mucha c u b i e r t a .

v. Area D-20

Vienen a ser uno de los depósitos más significativos de la zona» Se loca


liza frente al poblado San Pedro, ocupando ambas márgenes en 2 secto
res, uno Norte y otro Sur, con características semejantes a las anterio -
res. Las gravas recientes son dominantes en el área, mientras que lasgra
vas antiguas (40%) ocupan principalmente la base de la terraza de lámar
gen derecha, tal como se ilustra en la Figura N 0 ó - G .

Se ha calculado una extensión de 60 H a . para la zona Norte y 65 H a .


para la del Sur, con 120,000 y 180,000 m3. de materiales en t o t a l , res-
pectivamente.

Sector Sur Río Pichis: Río Nazarategui

i. Area E-21

Ocurre a 2 K m . al Sur de la Hda. Rami e incluye gravas antiguas (35%)


y recientes (65%) expuestas en afloramientos de 200 a 250 m. Las prime
ras son de pequeño diámetro y presentan excesiva cubierta, mientras que
las otras aparecen sueltas o mezcladas con arena en la llanura de inunda
ción y son más variados.

Se ha estimado una superficie total de 70 H a . con un contenido de


210,000 m3. de materiales.

ii. Area E-22

Conforman un alineamiento discontinuo sobre la margen derecha, const!


tufdo, por gravas recientes medias a gruesos, óptimas para construcción
y, en minima proporción, gravas antiguas.

Su extensión se calcula en 65 H a . , con un volumen total de 190, 000m3.


Pág. 60 ZONA RIO PICHIS

¡ i i . Area E-23

Está constitufda por gravas antiguas (60%), medianas a pequeñas, poco com
petentes, ubicadas en la base de una terraza arcillosa de 3 m. de altura; y
por pequeños bancos de cantos rodados recientes (40%) compactos y duros
en la zona adyacente al cauce del r f o . Ocupan un área total aproximada
de 30 H a . , con un volumen de 100,000 m3.

iv. Area E-24

Consiste de 2 alineamientos pequeños a l Sur del poblado San Pablo, com -


puestos mayormente por gravas recientes muy heterogéneas junto a lechos de
arena gruesa. Las gravas antiguas son muy ocasionales y tienen excesiva cu
b i e r t a , por lo que no se les ha considerado.

Se ha calculado una superficie total de 35 H a . con un contenido de gravas


de 130,000 m3. Se ¡lustra con los Cuadros Nos. 7 y 8 - G , respectivamen-
t e , correspondientes a la Muestra M - 1 5 .

v. Area E-25

Se localiza cerca al poblado San Juan y está compuesta por gravas recien -
tes (70%) y antiguas ( 3 0 % ) , con características semejantes a las anteriores,
siendo más bien abundante la ocurrencia de cantos rodados más gruesos con-
forme se cursa el r í o .

Se ha estimado una superficie de 40 Ha. con un volumen de 120,000 m3.en


total.

Otros Sectores

En general, a lo largo de los ribs Palcazu, Pichis, A z u p i z ú y Nazarategui, ocu


rren otros pequeños depósitos de gravas antiguas y recientes que mayormente no
han sido considerados por presentarse muy irregulares y cuya explotación no se
j u s t i f i c a . Sin embargo, se debe destacar que las gravas recientes aumentan h a -
cia las nacientes de dichos ribs, tornándose cada vez más gruesas. Asimismo, es
tas son significativas en sus lechos o fondos y, si sus requerimientos fueran más a
premiantes, se les puede aprovechar en época de estiaje de paso que se draga el
río mejorando asf su curso y navegación y, en cierto modo, evitando mayores e -
fectos de la erosión lateral e inundaciones. Este aprovechamiento puede ser po-
sible en el rfo Pichis, a l Norte de Puerto Bermúdez y en el río Palcazu, a l Oes
te de la Hda. " San Pedro de Longui " y , en general, en el sector Sur del rib Pi
chis hacia el limite del estudio. La información proporcionada en los acápites
precedentes, se resume en el Cuadro N 0 9 - G .
Fig. N " 5 - G Corte transversal esquemático en el Area Aluvial C-15
(Sector Central Rfo Pichis)

Fig. N 0 6-G Corte transversal esquemático en el Area Aluvial D-20


(Sector Sur Río Pichis : Rfo Azupizú )
^O
m._
M-10 Ah. "Rancho Queen "
8
Cubierta arcillosa
7
Arena suelta,blanca
ó

5 Arcillas, limos
o 0 0 0 0 0 0
4 . °o°o0 o" a 5o_ ¿»?'¿°0a ^o°- °' 0?o o . 0 . o P ° ° °o°„0 °¿° Cantos rodados Finos

3
T°7o,0n00°o°¿? ¿"oPo'^g^rgloag^^^?^.".0"5"^?^^
2 -\
Areniscas marrones y
1 lutit-as grises
0 N ive I de I agua ( Set. 77)

Fig. N 0 7-G Corte longitudinal esquemático (mirando a l S u r ) , del depósito de


arena del sector de Rancho Queen - Rio A n a c a y a l i .
o
m
O
r-
CUADRO N 0 7-G O
O

CLASIFICACIÓN GENÉRICA DE LA MUESTRA DE GRAVA M-15 DEL AREA G-24 SECTOR SUR RIO NAZARATEGUI

( RIO PICHIS )

A. Por e l T a m a ñ o de sus Glastos

Tamaño
Grupo Denominación Redondez Tipos de Rocas Otros
( Pulgadas )

1 >3" Gravas gruesas a muy Sub-redondeadas Cuarcita 40 En similar proporción.


Volcánica Arenisca menos com-
Arenisca pacta.

II 2 3/4-2 Gravas gruesas a me- Sub-redondeadas Volcánico 35 Volcánico predominan


dias Cuarcita te tipo andesita.

III 1 3/4 Gravas medias Sub-redondeadas Volcánico 15 Glasto duro y estable

IV 1 Gravas pequeñas a Sub-redondeadas Varios 10 Incluye fragmentos de


finas a " planares " cuarzo, esquistos, e t c . ;
variados
03

CUADRO N 0 8 - G

CLASIFICACIÓN GENÉRICA DE LA MUESTRA DE GRAVA M-T5 DEL AREA E-24 SECTOR SUR: RIO NAZARATEGUI

( Rio Pichis )

B. Por e l T i p o de roca de sus Clastos

Tamaño
Grupo Tipo de Roca % Especificaciones
( Pulgadas )

1 Volcánico 3-13/4 40 Materiales duros y compactos aptos para


construcción. Mayormente de tipo an -
desi>ico y brechoso traquTtico.

II Cuarcita 3-2 30 En promedio aptos para construcción

III Arenisca 3 15 Menos compacto que anteriores, presen


ta cierta "corrosión"
N
IV Otros 1 10 Varios tipos de rocas, en promedio a c e p - O
2
tables para construcción >
GEOLOGÍA Pág.63

CUADRO N 0 9-G

ESTIMADOS DE AREAS Y VOLÚMENES DE LOS DEPÓSITOS ALUVIALES DE

GRAVAS APROVECHABLES

Extensión (Area ) Volumen


Sector N 0 Area
Ha. m3*

Norte rFo Palcazu N0 1 (A- 1) 120 200,000


N0 2((A- 2) 65 120,000
N0 3 (A- 3) 40 90,000
N0 4 (A- 4) 20 60,000
N0 5 (A- 5) 30 40,000

Norte rio Pichis N 0 ó (B- ó) 20 40,000


N 0 7 (fr- 7) 20 60,000
Central rio Pichis N0 8 (C- 8) 40 90,000
( La Llobera - Pto, N0 9 (C- 9) 25 70,000
Bermúdez ) No10 (C-10) 55 170,000
N 0 11 (C-11) 70 180,000
N012 (C-12) 70 160,000
H0U (C-13) 40 120,000
N014 (C-14) 55 135,000
N 0 15 (C-15) 80 200,000

Sur rFo Pichis; N 0 16 (D-16) 60 170,000


río Azupizú N017(D-17) 40 140,000
N 0 1 8 (D-18) 35 90,000
N 0 1 9 (D-19) 40 125,000
N 0 20 (D-20) 125 300,000

Sur rFo Pichis: N 0 21 (E-21) 70 210,000


rFo Nazarategui N 0 22 (E-22) 65 190,000
N023 (E-23) 30 100,000
N 0 24 (E-24) 35 130,000
N 0 25 (E-25) 40 120,000

TOTAL: 1,290 3 , 310 / 000

(*) Areas (extensión ) y volúmenes brutos o totales.


Pág. 64 ZONA RIO PICHIS

3.2.2 Depósitos de piedras corrientes y bloques

En general, estos materiales son escasos en la zona de estudio, partí


cularmente en el sector de la p l a n i c i e . Su ocurrencia, bajo la forma de material suelto, se
circunscribe principalmente a las áreas de las nacientes de los ribs principales, comoson los
afluentes de los ribs Pichis, A z u p i z ú y Nazarategui, coincidentes con el secturSurde la zo
na y, en menor proporción, con los otros afluentes menores del mismo rib, en el sector occi
dental o adyacente a los cerros de San Matías.

Los depósitos ubicados en el sector Sur de la zona, corresponden a


materiales rocosos sueltos de los cauces y lechos de los ribs mencionados, compuestos por
fragmentos de diferente tamaño y composición normalmente mayores de 0.15 ó 1 m„ de d i á -
metro. Son de naturaleza cuarcftica, volcánica y arenosa, de variadas formas y grados de
redondez-angularidado Su apariencia es dura y compacta, pueden ser aceptables como ma-
teriales de construcción, pero su distribución es muy irregular, lo que no ha permitido sude
limitación y c u a n t i f i c a c i ó n . Su accesibilidad es asimismo d i f i c i l , por lo que su aprovecha
miento se circunscribiría a casos muy particulares, como por ejemplo pequeños diques o em-
balses que puedan construirse en este sector u otros relacionados con la carretera. Son más
significativos en el sector de Aguachini (aguas arriba del río Azupizú )y, en general, a lo
largo del sector Sur del rio Pichis, a veces ocupando las áreas de gravas anteriormente des-
critas.

En el caso de los otros afluentes del río Pichis, hacia el Oeste, adya
centes a los cerros de San Matías, estos materiales son más significativos y ocurren en los
pequeños cauces y lechos de las nacientes del río Chivis, siendo visibles en las inmediacio-
nes del camperío Santa Rosa y siguiendo el trazo de la carretera en construcción» Son de
características semejantes a los anteriores, aunque de menores dimensiones y de formas ma-
yormente angulosas, constituyendo más propiamente piedras corrientes, de composición cuar
c í t i c a , calcárea o arenosa predominante, que en general son menos recomendables para
construcciones mayores. Dentro de estos materiales se considera también a algunos clastos
subangulosos gruesos mayores de 0 . 1 0 m. ( 4 pulgadas ), que conforman las áreas de gravas
coluviales de este sector correspondientes a depósitos piemontanos, que a pesar de no tener
una óptima calidad ( a p a r t e de su irregularidad ), pueden ser adecuadamente aprovechados
principalmente para fines de construcción de la carretera.

Cabe destacar que en la zona de estudio prácticamente no ocurren


materiales rocosos de gran tamaño ( roca " i n s i t u " ), aparentes para obras de mayor enverga
dura o que puedan servir de base para la construcción de carreteras, principalmente. As£ los
afloramientos rocosos descritos en estratigrafía ( A c á p i t e 2 . 2 ), son de tipo sedimentario y
mayormente de poca compactación y resistencia. Las calizas de la formación Chonta que o
curren en los cerros de San Matías podrían ser las que mejores posibilidades ofrecen, debido
a su r e g u l a r a buena compactación y dureza, aunque se encuentran limitadas por su natura-
leza calcárea» Por esta razón no han sido señalizadas en el Mapa G e o l ó g i c o . En este sen
t i d o , los granitos de la zona de San Ramón - V i l l a Rica ( a l Oeste del área de Estudio ) po-
drían ser más aparentes para estos requerimientos, a pesar de su mayor costo.
GEOLOGÍA Pág. 65

3.2.3 Depósitos de Arena

En la zona de estudio, estos depósitos se circunscriben a los a l u -


viales recientes de los rFos Pichis y sus principales afluentes, asF como del rFo Palcazu en
el sector Norte. Están constituFdos por pequeños horizontes o bancos sueltos de arena u-
bicados en las áreas planas y adyacentes a los rFos ( IFneas de ribera, playas, meandros,
islas, e t c . ) ¡unto a depósitos de gravas, con los que generalmente están mezclados. En
menor proporción son visibles conformando capas u horizontes de sedimentos más antiguos,
como puede apreciarse en algunos cortes de los rFos.

Sin llegar a ser abundantes o de gran magnitud tienen considera —


ble distribución sobre todo en la parte Norte de la zona de sestudio. Sin embargo, o c u -
rren en forma irregular constituyendo afloramientos muy angostes o de poco espesor y gran
dispersión, por loque no ha sido posible su delimitación, ni la cuantificación de sus volú-
menes, debido a lo cual se describen en forma resumida.

En términos generales estos materiales pueden considerarse como


de buena calidad, según se desprende de algunos análisis de muestras. Corresponden a a
renas de grano fino a grueso, predominantemente compuestas por granos sub-redondeados
de cuarzo y, en menor proporción, feldespatos y detritos rocosos. No presentan impure-
zas manifiestas como sales, azufre, carbonates, óxidos, e t c . , pudiéndoseles considerar
quFmicamente como sedimentos neutros o estables, con pH no mayor de 5 y salinidad infe
riora 0.5%,

Estas caractensticas, asF como su aparente f a c i l i d a d de extracción


permiten que estos materiales puedan ser considerados como aprovechables. Sin embargo,
no ha sido posible contar con análisis adicionales especiales, tales como ensayos de agre
gados ( análisis de mallas completos, absorsión, inestabilidad-durabilidad, peso especFfi-
co y u n i t a r i o , módulos de fineza, calidad de agregado f i n o , e t c . ) que son propios de
trabajos más especFficos. No obstante, se estima que los resultados de análisis de este ti_
po proporcionarán resultados positivos en base a los datos obtenidos de una muestra de t i -
po.

a. Principales Lugares de Ocurrencia

Como se indicó, estos depósitos ocurren más significativamente en la parte Norte de


la zona, especialmente a partir de Puerto Bermúdez. En este sentido y mayormente
con fines referencia les, se indica en forma breve los lugares donde ocurren, habién-
doseles delimitado en el Mapa Geológico. En muchos casos los depósitos de arena
son coincidentes coo las áreas de gravas posteriormente descritas por lo que estas son
tomadas como referencia para su ubicación en general.

Sector Norte: rFo Palcazu

Constituye uno de los sectores más importantes y de mayores posibilidades de a -


Pág. 66 ZONA RIO PICH IS

provechamiento. A s í se tiene:

. Area A - 1 : en forma de pequeños bancos de arena suelta y mezclada con lasgra


vas de la llanura de inundación.

. A 200 m. aproximadamente aguas abajo del Area A - 2 , a l Este de la Hacienda


"San Pedro de Longui"; en delgados lechos de arena media a f i n a .

. Area A - 3 en potentes bancos; constituye un volumen aproximado de 30,000


m3.

. A 500 m. aproximadamente aguas abajo del Area A - 4 , constituyendo un 20 %


del a l u v i a l .

. A 5 Km. aguas abajo de la anterior.

. Area A - 5 : aunque no ha sido posible estimar su volumen, este depósito aparen-


temente constituye uno de los más significativos de este sector.

, A 500 m, antes de la confluencia del rio Palcazu con el rio Pichis en horizon-
tes de 50 a 100 m. de largo.

Sector Norte río Pichis

. Aproximadamente 10 Km. a l Sur de la confluencia del rio Pichis con el rio Pal
cazu: en delgados bancos.

. A 2 . 5 Km. al Sur del anterior, en forma muy dispersa.

. En las inmediaciones de la boca del río Lorencillo: en bancos sueltos de 100 a


200 m.

. Area B-6: cerca de la desembocadura del río Apurucayali: arenas mezcladas


con las gravas recientes.

. Cauce del río A p u r u c a y a l i : en este río ocurren algunos depósitos pequeños en


las áreas de playas pero sin llegar a ser significativas, como son los de las inme
diaciones de la denominada " Tres Islas ", y otros más hacia el Este.

. A 1 Km. al Norte del Area B-7: en forma de pequeños horizontes sueltos.

. Area B-7: Arenas mezcladas con las gravas recientes, en pequeña proporción.

. A 4 Km. aguas arriba del punto anterior.


GEOLOGÍA Pág. 67

Sector Central río Pichis

. A 4 Km. al Sur de la hacienda La Llobera: arena expuesta en bancosangos


tos de 0 . 5 m. de espesor, con un alineamiento de 100 a 150 m.

. Area C - 8 : ¡unto a las gravas.

. Desembocadura del rio A n a c a y a l i , cerca a la Hda. C a r o l i n a .

. Cauce del rio A n a c a y a l i : en este rio los depósitos de arena son regularmen
te significativos y se encuentran circunscritos a su cauce a c t u a l . Sin em -
bargo, se nota que en las inmediaciones del rancho Queen ( Ver Figura N 0
7 - G ) , ocurre un afloramiento de arena cuarzosa, blanca y l i m p i a , a l pare
cer más antigua, intercalado con capas de a r c i l l a , microconglomerados y
lutifas con areniscas en su base, y con una cubierta gruesa arcillosa que ha
impedido reconocerlo en la h o r i z o n t a l . Es de suponer que este depósito ten
ga un desarrollo considerable y pueda constituir una buena fuente de mate-
riales de arena, que ciertamente requeriría de mayor confirmación.

. Area C - 9 : sobre la margen izquierda del rio Pichis.

. Area C - 1 0 : sobre la margen izquierda del rio Pichis. Incluyen una p e q u e -


ña isla.

. A 2 Km. al Sur del depósito anterior, ocupando las líneas de playa, coinci
dente con el Area C - l 1 .

. A 1 Km. al Norte de Puerto Bermúdez, conformando un afloramiento irre


guiar de 200 m. de largo.

Sectores Sur río Pichis: Ríos Azupizú y Nazarategui

En estos sectores los depósitos de arena son más irregulares y de menor impor -
t a n c i a . Se menciona a los siguientes:

. Frente a l Area D-17, en el rio A z u p i z ú sobre su margen derecha.

. Area D-20, en el mismo río ocupando la zona de playa y la terraza b a j a a d


yacente.

. En el rio Nazarategui, a 1 Km. a l Sur, antes de la confluencia con el rio


Neguachi,

En general, existen otros depósitos de pequeña magnitud, pero cu


yas exposiciones se encuentran supeditadas a l comportamiento o régimen del caudal de
los ríos citados» Se les encuentra conformando terrazas aluviales y otros sedimentos más
Pág. 68 Z O N A lilO PICHIS

antiguos, que en este caso no han sido considerados.

3.3 Depósitos No Metálicos

Dentro de éstos se considera a los depósitos sedimentarios de las cali


zas "Chonta" y areniscas " V i v i a n " , principalmente, que ocurren en la parte oriental y sur
de la zona y , en segunda instancig, a los sedimentos arcillosos y limosos del sector de la
planicie y de ciertos depósitos a l u v i a l e s . Se hace una descripción resumida de sus caracte
rfsticas geológicas y posibilidades geoeconómicas, que incluyen los aspectos de localiza -
ción y estimados de reservas de algunos de ellos, que a su vez corresponden a áreas o
"blocks" más o menos especfficos o potenciales que sin llegar a un detalle profundo, perm[
ten considerara estos depósitos como reservas de no metálicos potenciaImente aprovecha -
bles.

3.3.1 Depósitos Cal páreos: Calizas

Dentro de estos depósitos se incluye a los afloramientos rocosos de la


Formación Chonta, expuestos en la franja Este y sector Sur de la zona. Están compuestas
por capas de calizas grises que se intercalan con lutitas y margas finamente estratificadas.
Son de moderada a fuerte compactación y aspecto calcáreo característico» Los depósitos
son potencia I mente abundantes, pues abarcan una extensión total aproximada de 180Km2o,
con espesores de 200 a 300 m. como "Formación", aunque en muchos casos son de d i f í c i l
accesibilidad y , en general, para su correspondiente aprovechamiento requieren aún de es
tudios complementarios de carácter de f a c t i b i l i d a d u otros de tipo técnico-económico más
específico. En este sentido, en forma preliminar, se ha delimitado las áreas más significa
tivas o de carácter potencial a las que se ha denominado "Blocks" que también incluyen a
los depósitos de areniscas. Seguidamente se ofrece los resultados de los análisis de 2 mués
tras tipo de calizas:

OCa OMg 02Si O3AI2 03Fe2 Humedad Pérdida por


! NP Muestra
% % % % % % Calcinación
M-12
52.75 4.83 4.34 0.60 0,48 0.29 28.35
Río Shirarini

M-14
Sector Río 51.19 4.74 10.46 1.12 3.90 1.58 21.12
Aguachini
i

Estos resultados permiten apreciar que se trata de calizas impuras, de


regular contenido de óxido de c a l c i o , aparentemente con a l t o contenido de s í l i c e . Sin e n
bargo, debe indicarse que estas muestras no son escogidas y más bien corresponden a c a l i -
GEOLOGÍA Pág. 69

zas comunes, por lo que en casos específicos las leyes deben ser aún mejoradas especial -
mente en el sector de Aguachini. Se ilustra esta parte con las Figuras Nos. 8 - G y 9 - G .

Los requerimientos de materiales calcáreos en la zona serán signifi-


cativos, ya sea para fines de producción de cal y cemento, para usos de construcción e in
dustriales, para usos agrícolas ( especialmente encalado de suelos ácidos, muy caracterís-
ticos en esta zona y en la región selvática en general ) .

3.3.2 Depósitos de Areniscas Cuarzosas

Como depósitos de areniscas, con potencialidad a constituir impor-


tantes yacimientos de sílic^se ha considerado a las areniscas cuarzosas de la Formación Vi
vían, que afloran en la franja Este próximas a las calizas anteriormente descritas y, en me
nor proporción, en el Sur y N O de la zona donde el contenido de sílice es del orden de 80
a 9 0 % , según se desprende de los resultados de análisis de muestras. Asimismo, sus carac-
terísticas de ubicación y topografías son semejantes a las consideradas para las calizas.

Sin ser muy abundantes, estos depósitos ocupan una extensión consi
derable ( Ver Mapa Geológico ) . Ocurren en paquetes subhorizontales de pequeño espe —
sor v i s i b l e , de más o menos 10 m. sobre el nivel de la superficie, aún cuando su potencia
como formación es de 50 a 120 m.' Corresponden a areniscas blancas, de grano fino a grue
so, compuestas casi íntegramente por granos de cuarzo, con débil a moderada consolida -
ción y, en muchos casos, fácilmente deleznables, constituyendo materiales p o t e n c i a l m e n -
te aprovechables para sílice o cuarzo, para fines industriales y aún arena, en términos f i ;
tu ros.

Asimismo, podrían considerarse dentro de estos depósitos a ciertos a


floramientos de areniscas de la Formación Agua C a l i e n t e , que ocurren conformando la es-
tructura de los cerros de San Matías y hacia el Sur de la zona. Sin embargo, esta posibili
dad requiere aún de mayor confirmación.

3.3.3 Areas Potenciales de No Metálicos Aprovechables

Dentro de estas áreas o "blocks" ( Ver Mapa Geológico) se conside


ra a las calizas y areniscas más significativas o potenciales, en base a ciertas característi-
cas que incluyen factores de ocurrencia favorable, exposición de afloramientos visibles,ac
cesibilidad a través de los ríos^etc. Las estimaciones sobre reservas y dimensiones de espe-
sor visible se resumen en el Cuadro N " 1 0 - G , Los "blocks" son los siguientes:

a. Block B-l

Se localiza hacia el Nor Este de la zona, siguiendo el curso del río Apurucayali, en
Pág. 70 ZONA RIO PICHIS

las inmediaciones de la Hda. Porvenir (Navarro), ocupando un área ú t i l de 27Km2.,


de los cuales 20 corresponden a calizas y 7 a areniscas.

b. Block B-2

Se localiza hacia el Este, siguiendo el curso del rio Shirarini, afluente del rio Ana -
c a y a l i . Ocupa una extensión ú t i l de 32 Km2.

c. Block B-3

Corresponde a l sector del rio Neguachi, afluente del rfo Nazarategui, en la parte
Sur Este de la zona; ocupando una extensión de 20 Km2.

d. Block B-4

Se localiza en las proximidades del limite Sur del área de estudio, en las inmedia -
clones del riachuelo Aguachini ( tributario del rio Azupizú) ocupando un área ú t i l :
de 27 Km2. No obstante su importancia, esta área se encuentra muy disturbada y su
accesibilidad por e l rio presenta algunas dificultades.

El volumen total de calizas ha sido estimado en ^ S ^ ' O O O , 000 T . M . y el de arenis-


cas en 377 , 000,000 T . M . ( Ver Cuadro N 0 1 0 - G ).

3.3.4 Depósitos de A r c i l l a s

Estos depósitos pueden ser considerados como abundantes, pudiendo


ser localizados en casi toda el área de la planicie conformando tanto los depósitos aluvia
les cuaternarios como los sedimentos terciarios inconsolidados. En ambos casos muestran ca
racteristicas comunes, según sus propiedades físico-mecánicas principales, que permiten
considerarlos como reservas potenciales de materiales cerámicos, para construcción u otros
usos artesanales e industirales. La f a c t i b i l i d a d de u t i l i z a c i ó n industrial debe demostrarse,
sin embargo, con estudios adicionales como hidrogeológico y acuosidad de los sedimentos,
coeficiente de saturación, ablandamiento, plasticidad y otros de tipo radioscópico.Debido
a su distribución irregular, los depósitos de arcillas no han sido delimitados, habiéndose di
ferencíado más bien por su origen dominante como arcillas aluviales y sedimentarias, res -
pectivamente, circunscritas a la delimitación genérica de sus formaciones correspondien —
tes. En el Mapa Geológico se indica los principales lugares de ocurrencia de estos depósi
tos.

a. A r c i l l a s Aluviales Cuaternarias

Están conformadas por los materiales finos y cubiertas de los depósitos aluviales tanto
recientes como antiguos. Principalmente, expuestos en las terrazas adyacentes de los
ribs. Corresponden a arcillas corrientes e impuras, de colores rojizos a pardo ro¡i —
N 0 8-G Corte transversal esquemático de las calizas "Chonta"
Sector Rfo Shirarini (Anacayali)

O' ^E
0)
m
l c
o
y
O

o3 o 'c
40- -C
.2 c
O) o o 0
2
30- < J > O
o
a>
N
§" s
• u., U. • <
>2
N
<
IS. s
20- / -8.
//* w
10-
M /^*Zs*^
1 fe ^^B3 ^

IB 1ü
0-
i O , I, iI Ccr ^M W&
nr 1 1 1 1 ^O-cC
s'^s's ÍXJL-I
-10- _L./
_ 1 — i —

N " 9-G Corte transversal esquemático de las calizas "Chonta"


Sector Rfos Azupizú - Aguachini
GEOLOGÍA Pág. 71

zos, de naturaleza s i l f c e a - a l u m f n i c a , con alto contenido de h i e r r o . Son visibles


en los cortes de los ribs y en algunos tramos de la carretera en construcción. O c u -
rren significativamente entre la confluencia de los ríos Pichis y Palcazu y en el cur
so de los ribs Apurucayali y A n a c a y a l i por el Norte y Centro de la zona del e s t u -
dio y en el sector M e d i o del río A z u p i z ú , por el Sur, alcanzando espesores varia -
bles de 1 a 4 m,

b. A r c i l l a s Sedimentarias Terciarias

Corresponden a los sedimentos arcillosos terciarios JO "Capas Rojas", p r i n c i p a l m e n -


te de la Formación Huayabamba, que ocurren en forma de horizontes superficiales
de pequeño espesor, ligeramente consolidados o no consolidados, como resultado de
la acción intempérica o meteorización, constituyendo una forma de arcillas residua
les, mejor expuestas en los sectores Norte y Este de la zona de estudio. En gene-
r a l , son semejantes a las arcillas aluviales cuaternarias, aunque ligeramente más
suaves a l tacto, de aspecto satinado y aparentemente de mayor plasticidad. Su co
loración varía entre r o j i z a , púrpura violácea y marrón, de acuerdo a l régimen de
sedimentación meteorización.

Seguidamente se expone los resultados del análisis de dos muestras t i p o , una de a r -


c i l l a a l u v i a l y otra de a r c i l l a sedimentaria.

N 0 Muestra
02Si O3AI2 03Fe2 OCa OMg Humedad Pérdida por
y tipo de
%C % % % % % calcinación
arcilla
M-9
54.14 20.54 5.72 1.30 5.53 4.38 8.29
Sedimentaria

M-13
05.10 16.24 4,98 0.45 5.52 1.36 6.30
Aluvial

c. Principales Lugares de Ocurrencia

En forma genérica y mayormente con fines referenciales, se indica de Norte a Sur


de la zona de estudio, los principales lugares donde ocurren las arcillas con posibi
lidad de ser aprovechadas. Su ubicación ha sido graficada en el Mapa G e o l ó g i c o .

Sobre la margen derecha del río Palcazu, adyacente a l Area a l u v i a l A - l


(sector N O de la zona ).

Sector de la confluencia de los ríos Pichis y Palcazu; en forma de aluviales an


tiguos y arcillas sedimentarias o "Capas Rojas " .

A 6 Km. al Sur del anterior, en forma de "Capas Rojas " .


CUADRO N o 1 0 - G

ESTIMADOS DE RESERVAS DE LOS DEPÓSITOS DE CALIZAS Y ARENISCAS POTENCIALES

Calizas A reniscas

Sector Reservas
N 0 Block Volumen Reservas** Volumen
(Ubicación) Area Espesor* Area Espesor
(Millones (Millones (Millones (Millones
(Km2.) (m.) (Km2.) (m.)
m3.) TM.) m3.) TM)

Block N 0 1 RFo Apurucayali 20 100 120 325 7 50 42 105

Block N 0 2 RTo Shirarini


23 100 138 372 9 70 55 137
(Anacayali)

Block N 0 3 Río Neguachi


14 150 85 230 ó 100 36 90
( Nazarategui)

Block N 0 4 Rio Aguachini


(Azupizú 24 180 145 390 3 100 18 45

TOTAL 81
- 488 1,317 25 - 151 377

(** ) Reservas probables


(*) Para efectos de cálculo se ha considerado solamente espesor visible de 10 m. promedio
En el curso de la quebrada Jergón confluyente al rio L o r e n c i l l o .

A 1.5 Km. a l Sur de la desembocadura del rio Lorencillo.

En la terraza y lomadas bajas al Norte de la boca del rio A p u r u c a y a l i .

Remontando e l rio A p u r u c a y a l i , en Capas Rojas de la Formación Huayabamba.

Cerca del C - 1 0 , sobre la margen derecha del río PichiSc

Cerca a l poblado de Esperanza, en forma de a r c i l l a sedimeniarias ( Margen Iz


quierda del río Pichis ).

Inmediaciones de las haciendas Nephjno y V i l l a Rosana.

En las proximidades del AreaC-13

Sobre la margen izquierda del río Pichis, frente al Area C - 1 5 . De este sector
se obtuvo la muestra M - 1 3 .

Zona adyacente al Area D-17 en el río A z u p i z ú .

En las inmediaciones del poblado Santa Isabel, siguiendo el curso del río N e -
quac'ni, en forma de "Capas Rojas " Huayabamba.

3,4 O ; ;• os R e c u r s o s Minerales

En forma resumida se indica ios otros recursos minerales que ocurren


fuera del límite del estudio, pero que tienen relación con éste por ocurrir en sus cerca -
nías o áreas de influencia y que pueden ser materia de estudios más específicos por la im-
portancia que revisten.

3.4.1 Depósitos de Sal

Dentro de éstos se puede considerara unas pequeñas manifestacio -


nes salinas que ocurren a unos 6 Km. en línea recta al Sur entre los poblados de Aguachi
ni y M i r i a t i r i a n i , en la quebrada Pucharini. Ocasionalmente los nativos obtienen sal en
forma directa o por evaporación de unas aguas aliñas provenientes de los denominados'Ce
rros de s a l " , al Sur de esta área, ubicados en los flancos de la Cordillera San Carlos y
probablemente asociados a los horizontes salinos de la Formación Sarayaquillo.

En este sentido sería conveniente estudiar la f a c t i b i l i d a d de expío-


Pág. 74 ZONA RIO P I C H I S

tación y producción de este recurso a una mayor escala, para cubrir los requerimientos de
los futuros asentamientos humanos y población pecuaria de la región.

3.4.2 Aguas Sulfurosas y Oleaginosas

En las inmediaciones del Sur Oeste de M i r i a t i r i a n i , a l Sur del limite


del estudio, ocurren unas aguas densas y vitrosas de aspecto aceitoso a turbáceo de colora-
ción amarillenta negruzca que presentan regular contenido de azufre que se manifiesta por
evaporación natural en forma de residuos cristalinos amarillentos cuya naturaleza y origen
merecen ser estudiados. Es posible que estas aguas tengan relación con una probable fuen-
te de hidrocarburos.

Asimismo, en el sector Este del rio A p u r u c a y a l i , cerca de la confluen


cia de su afluente C h i n c h i g u a n i , ocurren aguas semejantes a las anteriores aunque con ma-
yor contenido de azufre, que igualmente pueden ser investigados con fines de aprovecha -
miento de a z u f r e .

3.4.3 Auríferos

Por referencias, se conoce que en el curso del río Chinchiguani, cer-


ca a las caídas de agua que forma el río en ese sector, ocurren pequeños depósitos aurífe -
ros en forma de placeres. En los últimos años se ha iniciado campañas de exploración y ex
plotación a pequeña escala. Aunque los resultados de dichas campañas no son conocidos,
sin embargo demuestran la f a c t i b i l i d a d de ocurrencia y explotación de estos depósitos.

Esta posibilidad se sustenta en que la probable estructura fuente de es


te mineral precioso corresponde a los denominados "Cerros Negros" de la Cordillera del S i -
ra, de edad paleozoica,ubicada a l Este de la zona estudiada. Dicha estructura viene sien-
do explorada y parcialmente explotada a través del río Yuyapichis (afluente del río Pachi-
tea a l Norte de la zona ) y también por el lado Oeste del río U c a y a l i . En esta zona p u e -
den ocurrir, asimismo, algunas piedras preciosas como ópalo, ¡aspe y otras. Esta posibili -
dad puede ser también a p l i c a b l e a las nacientes del río A n a c a y a l i ; razones por las cuales
puede justificarse perfectamente un estudio más profundo.

4.0 C O N C L U S I O N E S Y RECOMENDACIONES

4. ] Conclusiones

a. Geológicamente la zona de estudio en sus orígenes constituyó una cuenca de sedimen-


tación correspondiente a la denominada "Sub-Cuenca del Pachitea", qucposteriormen
f
GEOLOGÍA Pig. 75

t te fue disturbada a consecuencia de los eventos tectónicos que afectaron a la re-


g i ó n , evidenciadas principalmente por las ge ofor mas positivas adyacentes como son
los Cerros de San M a t Fas y la Cordillera del Sira.

Las rocas que afloran en la zona son de tipo sedimentario, cuyas edades van desde
el Paleozoico superior hasta el Cuaternario reciente; no afloran rocas intrusivas ni
volcánicas.

b. La base de la Columna Estrat¡gráfica está conformada por sedimentos del Permo-Car


bonffero, de naturaleza arcillosa y arenosa, sobre los que yacen discordantemente
rocas del Jurásico superior y Cretáceo compuestos por areniscas, lutitas, límolitas,
calizas, e t c . , sobre las que se depositan los sedimentos terciarios genéricamente de
nominados "Capas Rojas" (por su composición de lutitas, arcillas y areniscas roji -
zas continentales ). Los depósitos cuaternarios están conformados por materialesa-
luviales de arena, gravas y otros de interés para los fines del estudio.

c. En cuanto a recursos minerales; la zona no ofrece perspectivas mineras metálicas


por no ocurrir estos depósitos al menos dentro de los límites del estudio. Del rr.'smo
modo, las posibilidades petrolíferas son escasas. Los depósitos no metálicos son po
tencialmente importantes, pudiendo tener significación económica dentro de los pía
nes de desarrollo de la zona; están constituidos básicamente por las calizas " C h o n -
t a " y areniscas " V i v í a n " que ocurren en la franja Este y en el sector Sur de la mis-
ma.

d. Los materiales de construcción considerados como de primera importancia son reía -


tivamente poco abundantes, pero a l parecer suficientes para los fines propuestos.Es
ta apreciación se relacionará lógicamente a los requerimientos del caso. Es.'án C3>TS
titufdos por gravas, arena, piedras y otros de los depósitos aluviales, destacando
los materiales gravosos de los cauces de los ribs Pichis en su porción Sur, yPalcazu
en el sector N o r - o c c i d e n t a l .

e. Las gravas, según sus características geológicas, han sido clasificadas en tres tipos
o unidades de ocurrencia. El primero corresponde a los cauces actuales de los ríos
y está referido a "cantos rodados" recientes mayormente ocupan la llanura de ¡nun
dación; los segundos están referidos a los aluviales antiguos de la Formación U c a -
y a l í , caracterizados por contener una I mea de gravas medianas y redondeadas en la
base de las terrazas que conforman, comunmente visibles en los cortes de los ríos.
Las otras gravas están consti túfelas por los materiales coluvie les sub-angu lares y he
terogéneos del sector Sur Oeste, adyacente a l Cerro San Matías.

f. Consecuentemente, se ha delimitado las áreas de gravas más significativas cuyo a -


provechamiento puede ser f a c t i b l e en términos directos o inmediatos y / o según sus
requerimientos, sin que mayormente sea necesario realizar grandes trabajos de desa
rrollo o estudios muy detallados, salvo los correspondientes a los aspectos t é c n i c o -
legales que pueden significar la explotación de estas áreas por ocurrir en la zona a
l u v i a l adyacente a los ríos principales. Se ha estimado una extensión total de 1,290
Pág. 76 ZONA RIO PIC HIS

H a . , con un volumen bruto de 3'310,000 m 3 . de gravas.

Las gravas coluviales y aluviales antiguas del sector de la p l a n i c i e , constituyen reser-


vas potenciales utilizables para obras que no requieran de materiales de óptima cali -
dad y , principalmente, para fines de construcción de carreteras.

g. Entre oíros materiales de construcción se considera a las arenas de los aluviales recien
tes que ocurren en pequeños bancos sueltos irregularmente distribuidos, los cuales son
significativos en los sectores Norte y Central de la zona. Asimismo, se considera a
los depósitos de piedras corrientes y bloques, los mismos que son escasos en el sector
de la p l a n i c i e , pero regularmente significativos en los sectores Sur y Sur Oeste de la
zona de estudio.

h. Considerando las posibilidades geo-económicas de las calizas "Chonta" y las arenis-


cas " V i v i a n " , sobre todo para fines agrícolas en el caso de las primeras, se ha d e l i m i -
tado unas áreas o sectores potenciaImente aprovechables a las que se ha denominado
" b l o c k s " , localizadas en la franja Este y a l Sur de la zona, siguiendo los cursos délos
ríos A p u r u c a y a l i , Shiriarni, Neguachi, Aguachini y A z u p i z ú . Para estas áreas se ha
estimado unas reservas probables de 1,317'000,000 T . M . para las cal izas y 377' 00Q 000
T . M . para las areniscas.

i. Los depósitos de arcillas y limos pueden considerarse abundantes. Ocurren en todo el


sector de la planicie en forma irregular, conformando los materiales finos y las cubier
tas de los depósitos aluviales y sedimentos terciarios ¡nconsolidados, meior expuestos
en la parte central hacia el Nor Este. En lineas generales, son aparentes para cons-
trucción y otros usos industriales, lo que tendría que comprobarse con estudios más e s -
pecTficos.

j. Finalmente, otros recursos minerales potenciales que, aunque no ocurren dentro de los
límites del estudio, pueden ser importantes por su cercanía. Están representados por
pequeños depósitos salinos hacia el Sur de la zona de estudio, las aguas sulfurosas de
los flancos Sur y Este y pequeños placeres auríferos del lado O r i e n t a l .

4.2 Recomendaciones

a. Realizar estudios de f a c t i b i l i d a d de explotación o geoeconómicos definitivos u otros


complementarios, de acuerdo a l tipo de aprovechamiento requerido para los depósitos
no metálicos (calizas, areniscas y a r c i l l a s , principalmente.

b. Para fines de explotación de las denominadas "Areas aluviales de gravas aprovecha -


bles", en el caso de las que conforman las terrazas adyacentes a los ríos, como son es
pecialmente las gravas antiguas, conviene establecer los aspectos legales que implica
su extracción en relación con propósitos agrícolas o de protección, principalmente.En
este sentido, se recomienda prioritariamente la extracción de las gravas recientes del
GEOLOGÍA Pág. 77

cauce inmediato a estos ríos, al igual que para las gravas aluviales antiguas y co-
luviales antiguas y coluviales de los sectores de la planicie y Sur Oeste, respecti-
vamente.

c. Con el objeto de confirmar o localizar nuevos recursos minerales u otros afines de


rendimiento económico, se recomienda realizar estudios complementarios de mayor
detalle en las áreas vecinas o de influencia geoeconómica con la zona de estudio,
como son: el área de los Cerros de la Sal y de la Cordillera San Carlos, por el Sur,
con fines de evaluar los depósitos salinos a l l f existentes; el área adyacente a los
Cerros Negros de la Cordillera del Sira, hacia el Nor Este, siguiendo el curso del
rio Apurucayali, para confirmar los placeres aunferos y localizar nuevos al igual
que otros metálicos y de piedras preciosas. Asimismo, debe investigarse las aguas
sulfurosas y oleaginosas ocurrentes al Sur de la zona de estudio y, en general, r e -
conocerse mejor a los cerros de San Matías „

d. Se debe considerar la conveniencia de realizar estudios geológicos más profundos,


ya sea con carácter de investigación ( estratigrafía, estructuras, prospecciórvetc.).
Con especial atención al área de la estructura anticlinal Aguachini, considerando
la posibilidad de llevar a cabo un programa de prospección petrolífera.

e. Por ú l t i m o , se debe proseguir con el reconocimiento geológico integral de la zona


y sus posibilidades de desarrollo geoeconómico, considerando principalmente la o -
currencia de los recursos potenciales no metálicos, acorde con los planes de desa-
rrollo de la región y de la zona en su conjunto.

— 0 —
IV. SUELOS [SEMIDETALLADO]

i
SU E L O S P a g , 79

C A P I T U L O IV

S U E L O S

1.0 GENERALIDADES

El estudio edafológico ha sido realizado a nivel de Semidetalle,


habiendo tenido como propósito fundamental la evaluación del recurso suelo mediante
la determinación de las caracteristicas físico-morfológicas, distribución y extensión
geográfica que corresponde a los diferentes suelos identificados. Esta información bási
c a , dentro de la precision que exige el estudio efectuado, servirá en apoyo a la p l a n i -
ficación rural para el asentamiento humano y ordenación racional de las tierras.

El escenario edáfíco que presenta la zona estudiada es resultan-


te de las características ecológicas de los trópicos húmedos y de la naturaleza de los
materiales de partida que predomina en la región amazónica. En este sentido, se han
diferenciado dos paisajes geo-edéficos fundamentales,, El primer paisaje está represen-
tado por sedimentos de naturaleza f ¿víónica r e c i e n t e , que cubren menos del 5% del
area estudiada y que constituyen el conjunto de terrazas bajas situadas a lo largo de
ríos y quebradas y distribuidas en forma de angostas fajas discontinuas. Esta unidad
geo-edáfica reúne suelos profundos, de textura media, de buen drenaje y son considera
dos como los más fértiles de la zona.

El segundo paisaje geo-edáfico es el más extenso y dominante de


la zona (más de 92% del área estudiada) y está constituFdo por terrazas no inundables
y más-pintiguas, lomas y colinas que sostienen una vegetación primaria climax. Reúne
suelos profundos, arcillosos, de naturaleza predominantemente acida, bien drenadosy
de relieve topográfico variado y , en consecuencia, son sensibles al proceso erosivo .
Abarca suelos de fertilidad variable que constituyen el ámbito para la fijación de una '
actividad diversificada agro-siIvo-pastoriI.

La zona estudiada representa una de las áreas más promisorias y


atractivas para la incorporación de nuevas tierras para propósitos agrfcolas y pecua -
rios dentro del ámbito geográfico de la denominada Región de Selva Central, pero que
requiere de la aplicación de técnicas adecuadas de manejo y conservación de sue-
Pág. 80 ZONA RIO PICHIS

los en armonra con las caracterrsticos particulares de los trópicos húmedos para ase
gurar una producción económicamente sostenida y preservar el medio ambiente.

2.0 OBJETiVOS Y ALCANCES

El presente estudio t i e n e , como objetivo fundamental, evaluar


el recurso suelo a nivel de semidetalle con el f i n de obtener un documento básico que
sirva de apoyo para definir las polTticas y estrategias de desarrollo agropecuario, orien
tando el aprovechamiento racional del suelo en relación armónica con el medio am -
b i e n t e . Los estudios de suelos han sido realizados en dos niveles; uno semidetallado
en áreas seleccionadas que abarca una superficie de 128,600 H a . , ubicada en el d i s -
t r i t o de Puerto Bermúdez, extendiéndose de Sur a N o r t e , desde el Caserfo de San Pe-
d r o , en el rfo A z u p i z ú , hasta la confluencia del n o Pichis con el rio Palcazu, i n c l u -
yendo ambas márgenes del rio Pichis y tributarios y la margen derecha del último t r a -
mo del rio Palcazu. Y o t r o , a n i v e l detallado en áreas priorizadas dentro de la mis -
ma z o n a , de una superficie de 12,300 H a . Geográficamente, se extiende a lo largo
de la margen izquierda de los ríos Azupizú y Pichis, desde la localidad de San José ,
hasta cerca de la desembocadura de la quebrada Esperanza en el rio Pichis.

3.0 ASPECTOS FISIOGRAFICQ5

El área estudiada forma parte de la cuenca sedimentaria del


rfo Pichis, encontrándose enmarcada por dos formaciones montañosas pertenecientes
a las Cordilleras de San Matías y del Sira; dentro de esta z o n a , se han demarcadouni
dades geomorfológicas bien definidas, diferenciándose un paisaje a l u v i a l relativamen
te plano y otro calinoso, conformados por depósitos aluviónicos y materiales sedimen
torios del Terciario, respectivamente.

3 .1 Paisaje Aluvial

Caracterizado principalmente por su topografía casi plana


( 0 - 8 % ) , está conformado por sedimentos fluviónicos depositados por las aguas de los
ríos Pichis y sus principales tributarios, as\ como también del rio Palcazu. Losafluen
tes secundarios que descienden de am^as cordilleras, debido a la estrechez de sus"
cauces y a l poco volumen de agua que transportan, mayormente no favorecen la for
moción de áreas aluviales de importancia.

La zona de depósitos fluviónicos recientes abarca las tierras pía


ñas situadas en terrazas bajas que se extienden a lo largo de las márgenes de los p r i n c i -
SUELOS Pág. 81

pales ribs en forma de cortas y estrechas fajas y , frecuentemente, se ven interrumpidas


por formaciones calinosas que bordean los cauces fluviales. Las tierras de esta área,
pueden sufrir inundaciones en forma periódica o eventual.

Las áreas tipificadas por sedimentos fluviónicos más antiguos es


tan formadas por terrazas que han alcanzado una altura tal que no permite que se
inunden por la creciente de los ribs. El relieve topográfico varia de plano a ligeramen
te inclinado, ocasionando en la generalidad de los casos, problemas de drenaje en las
áreas planas o cóncavas, correspondientes a pequeños núcleos hidromórficos, distingui-
bles por la presencia de especies vegetales hidroffticas, siendo la más saltante la palme
ra aguaje (Mauritia flexuosa). También es posible encontrar áreas influenciadas por ma
teriales coluviales provenientes de las partes altas de las tierras adyacentes.

3.2 • Paisaje C o l t noso

Este paisaje presenta una superficie dominada por ondulacio-


nes pronunciadas que le confieren un aspecto corrugado de intensidad variable, cuya
formación está estrechamente ligada a procesos estructurales, determinados por moví
mientos orogénicos y epirogénicos, y a la acción modeladora de la erosión hfdrica,
motivada fundamentalmente por la abundante precipitación p l u v i a l . Las diseccio -
nes son moderadas a fuertes, estando el paisaje mayormente representado por un con
¡unto de colinas bajas de pendientes variables entre 15 y 5 0 % y cuyas alturas con
respecto a su nivel de base local no sobrepasan los 50 merros, aunque también sue
len encontrarse colinas altas con pendientes mayores de 50% en las áreas marginales
del proyecto, principalmente en zonas cercanas a la base de la Cordillera de San M a -
t i a s , desembocadura del rio Shirarini y parte alta del rio Apurucayali „

Una de las formas de colinas que se ha observado dentro de este


paisaje son las lomadas,que se caracterizan por presentar ondulaciones moderadas y
contornos suaves, encontrándose bajo la influencia de pendientes variables entre 8 y
15%, y alturas que no sobrepasan los 20 m. sobre el nivel de base local, distinguibles
principalmente en el ambiente de colinas bajas.

El paisaje calinoso se ha desarrollado sobre materiales litológí -


eos sedimentarios, básicamente limo litas y arel I litas del Terciario, de colores predomi-
nantemente rojo y pardo rojizos, existiendo áreas trans i clónales que presentan interca-
laciones de materiales arcillosos grisáceos o verduzcos. En determinadas áreas, sobre
el material sedimentario se encuentra reposando una capa de material cuaternario
antiguo que, por lo general, en su porción inferior presenta una Ifnea de gravas,
conformando un conglomerado semiconsolidado contenido en una matriz arcillosa .
Esta capa gravosa ha sido derivada principalmente de cuarcitas, areniscas, ro -
cas y tufos volcánicos, asi* como de cuarzo y rocas metamórfícas, en menor pro.-
porción.
Pág 82 ZONA RIO PICHIS

4.0 MATERIALES Y MÉTODOS

4.1 Información Existente

Para los efectos del presente estudio, se tomó como información


el "Inventario, Evaluación e Integración de los Recursos Naturales de la Zona V i l l a R¡
ca-Puerto P a c h i t e a " , realizado en el año 1970, por la O f i c i n a N a c i o n a l de E v a l u a -
ción de Recursos Naturales ( O N E R N ) , con carácter de Reconocimiento y sobre una su
perficie aproximada de 826,650 H a .

4.2 Material Cartográfico

Para la ejecución del estudio, se empleó el siguiente material


cartográfico:

a. Un juego de aerofotografías verticales en blanco y negro, a la escala aproxi -


mada de 1 : 2 5 , 0 0 0 , correspondiente al Proyecto N 0 2 5 4 - 7 4 - A , zona P i c h i s -
Palcazu, desarrollado por el Servicio Aerofotográfico Nacional ( S A N ) .

b. Un juego de mosaicos en blanco y negro, a la escala aproximada de 1 : 2 5 , 0 0 0 ,


compilado por el Servicio Aerofotográfico Nacional (SAN).
i
c. Un mural de mosaicos a escala aproximada de 1 : 166,666, elaborado por el
Servicio Aerofotográfico N a c i o n a l ( S A N ) .

4.3 M é t o d o ! agTo

El presente estudio se realizó a través de una secuencia de acti


vidades de g a b i n e t e , campo y laboratorio, que esquemáticamente, pueden resumirse
como sigue:

Etapa Fases Metas

Etapa Preliminar Análisis de las especifica Planeamiento integral para la rea


de Gabinete clones del estudio. lización del estudio.

Compilación y análisis de Conocer las características l i t ó l o


la información existente. gicas, ecológicas y topográficas
_ del área de estudio.

Fotointerpretación Obtener el mapa base de suelos.


SUELOS Pág. 83

Etapa de Campo Reconocimiento prelimi Obtener una visión general del á-


nar. rea y de los suelos predominantes.

Mapeo sistemático y re Obtener la información total de


colección de muestras. los suelos y determinar muestras
representativas para el análisis
de laboratorio.

Etapa de Laborato- Análisis f í s i c o , químico Caracterización de los suelos.


rio y mecánico de las mues-
tras recolectadas.

Etapa Final de Ga Reajuste de la fotointer- Trazar los límites definitivos de


bínete pretación i n i c i a l . las unidades de suelos.

Procesamiento de datos Descripción y definición de la


de campo y de laborato leyenda f i n a l de las unidades de
rio. suelos.

Elaboración de mapas definitivos.

Elaboración del informe d e f i n i t i -


vo.

A continuación,se presenta las técnicas y procedimientos emplea


dos en cada una de las etapas mencionadas.

4.3.1 Etapa Preliminar de Gabinete

En la fase preliminar de gabinete se efectuó el análisis del mate-


rial aerofotográfico, procesamiento y compilación de toda la información existente.

El análisis de las fotografías aéreas se hizo mediante el método


del análisis físiográfico, fundamentado en la estrecha relación que existe entre las f o r -
mas de paisaje y las características de los suelos que i n v o l u c r a n . Este método consiste
en ¡a fotointerpretación de los pares estereoscópicos y en la delimitación y separación
de unidades naturales, en base a los elementos fotos dentifi cab les a través de la estéreo-
v i s i ó n , tales como.0 el r e l i e v e , la forma y el grado de pendiente, las condiciones de dre
n a j e , la vegetación, el material p a r e n t a l , e t c . Las unidades delimitadas y separadas
fueron transferidas a los mosaicos, por similitud de imagen, con ayuda del estereosco-
pio de espejos, y a partir de los cuales se ha obtenido el mapa base de campo, que cons
tituye el elemento fundamental para el levantamiento de sueloso Igualmente, se e f e c -
Pág. 84 ZONA RIO PICHIS

tuó una selección de posibles puntos para e l examen directo del terreno, en la etapa de
campo.

4.3.2 Etapa de Campo

Esta etapa se llevó a cabo en dos fases bien definidas: en una p r i -


mera fase se realizó un reconocimiento general del á r e a , mediante un vuelo en avioneta
bimotor y una travesía por los nos Pichis y Palcazu, utilizando botes con motor fuera de
borda, con el objeto de tomar un primer contacto con la zona a estudiarse, que permi -
tió apreciar en conjunto las características topofisiográficas y verificar y / o señalar los
puntos a corregirse de las unidades de mapeo delimitadas tentativamente en gabinete .
Igualmente, se confirmó y / o reubicó los posibles itfnerarios a seguir durante las opera -
clones de mapeo.

En la segunda parte o mapeo sistemático de campo, se hizo la e -


valuación y examen minucioso de los suelos mediante la apertura de calicatas y perfora-
ciones en lugares escogidos, cuyas capas u horizontes se describieron cuidadosamente a -
notando su espesor, c o l o r , estructura, t e x t u r a , consistencia, reacción del suelo (pH), po
rosidad y otras características tales como grava, p i e d r a , inclusiones calcáreas, concre-
ciones ferruginosas y material p a r e n t a l , entre las más importantes. Las anotaciones i n -
cluyen también los aspectos exteriores del paisaje, describiendo el sistema de drenaje ex
t e r n o , relieve t o p o g r á f i c o , erosión, i n t e r - r e l o c i ó n entre el suelo y la p l a n t a , pedregosi
dad s u p e r f i c i a l , e t c . Paralelamente se anotaron datos relativos al uso de la t i e r r a , m a -
nejo de suelos, prácticas culturales y otros aspectos de importancia.

Conclufdo el examen del suelo, se procedió a la toma de mues-


tras que consiste en extraer una porción de suelo (2 K g . aproximadamente) de cada hori
zonte o capa de p e r f i l , para ser analizada en el laboratorio, con el fin de poder cuanti
ficar ciertas propiedades químicas y físico-mecánicas del suelo.

4.3.3 Etapa de Laboratorio

Las muestras de suelos fueron remitidas al Laboratorio del Depar-


tamento de Suelos y Fertilizantes de la Universidad Nacional Agraria "La M o l i n a " , en
donde se efectuaron los análisis correspondientes, según el método que a continuación
se detalla :

Análisis mecánico : Método del Hidrómetro o de Bouyoucos

pH '•• Métodos del Potenciómetro, relación suelo-agua 1 :1

Calcáreo total ; Método Gasovolumétrico


SUELOS Pág. 85

Materia orgánica Método de Walkley y Black

Nitrógeno total : Método de Microkjeldahl

Fósfofo disponible : Método de Olsen modificado, extractor Bicarbonato de So


dio, 0.5 M , pH 8.5
Potasio disponible : Método de Peech, extractor Acetato de Sodio a p H 4 . 8
Capacidad de Intercambio
Catiónico Método del Acetato de Amonio, 1 N , pH 7 o 0

Cationes cambiables ; Determinaciones en extracto amónico;

Ca : Método EDTA
Mg : Método del Amarillo de Thyazol
Na : Fotómetro de Llama
K : Fotómetro de llama

Acidez cambiable Método del KCI IN

4»3o4 Etapa Final de Gabinete

Se efectuó el procesamiento y compilación de toda la información


de campo y laboratorio, reajuste final de la fotoínterpretación i n i c i a l , así" como el e s t a -
blecimiento y trazo d e f i n i t i v o de las unidades de mapeo, las cuales fueron descritas en
base al examen morfológico y a l resultado de los análisis de laboratorio.

Complementariamente, se realizó la interpretación práctica de to


das las unidades edáficas identificadas, en términos de aptitud potencial, incluyendo su
denominación, simbologia, leyendas, cuadros, gráficos, mapas y elaboración de la me-
moria explicativa f i n a l .

Las unidades cartográficas definitivas han sido graficadas en un


mapa denominado "Mapa de Suelos y Capacidad de Uso Mayor" a escala de 1 : 4 0 , 0 0 0 ,
el cual suministra dos tipos de información; una, de carácter netamente edafológico ,
que muestra la distribución geográfica de los diferentes suelos, establecidos en base a
sus caracteristicas morfológicas y su relación con otros rasgos del paisaje tridimensional;
y otra de carácter interpretativo, basada en la Capacidad de Uso Mayor de las Tierras.
La representación de las unidades cartográficas está dada por un símbolo fracciona I: en
el numerador se indica el símbolo de la serie o, en caso de complejo, los símbolos de las
series principales que lo conforman; en el denominador se indica la fase de pendiente ,

(*) En la interpretación de los análisis, los valores de acidez cambiable serán conside-
rados como aluminio cambiable.
Pág. 86 ZONA RIO PICHIS

expresada por una letra mayúscula. A la derecha del referido símbolo fraccional , se
muestra otro símbolo que t i p i f i c a la subclase de Capacidad de Uso Mayor, conformado
por una letra mayúscula, un número arábigo y una o más letras minúsculas; la letra ma
yúscula indica el Grupo de Capacidad de Uso Mayor; el número arábigo, la calidad a-
groíógíca, mientras que las letras minúsculas indican las deficiencias o limitaciones de
uso de la t i e r r a . Gráficamente, esta símbologfa puede esquematizarse de la siguien-
te forma:

Serie de Tierras aptas para cultivos


Suelo | permanentes
PB
J
-E- C2s
° I » Limitación por suelo
Fase de —I J +• Calidad agrológica media
Pendiente

5.0 C L A S I F I C A C I Ó N NATURAL DE LOS SUELOS SEGÚN SU ORIGEN

En la presente sección, teniendo en cuenta los diversos orígenes,


variaciones de carácter l i t o l ó g i c o y posiciones topo-fisiográficas de los suelos, se pre-
senta un esquema general del patrón distributivo de los mismos, según sü origen.

5.1 Suelos Aluviales Recientes

Este grupo edáfico se encuentra muy próximo a los rfos, ocu -


pando terrazas ba¡as de relieve p l a n o , que pueden soportar inundaciones anuales o es -
porádicas y recibir aportaciones de materiales fluviónicos frescos. Estos suelos presen -
tan perfiles normalmente estratificados, de textura media, de reacción neutra a l i g e r a -
mente acida y que se encuentran distribuidos a lo largo de los ríos Pichis y Palcazu y
sus principales tributarios, formando estrechas fajas interrumpidas frecuentemente por
formaciones colinosas que se prolongan hasta los cauces f l u v i a l e s .

5.2 Suelos Aluviales Antiguos

Este grupo de suelos se ha originado de depósitos cuaternarios an


tiguos, moderadamente finos; el relieve topográfico varía de plano a colinoso. Las á -
reas planas a ligeramente onduladas (0-15%) están conformadas por terrazas no i n u n d a -
bles y lomadas, que bordean los rfos Pichis y Palcazu y sus principales afluentes, habién
dose originado de sedimentos de naturaleza predominantemente f i n a . Son suelos de per
f i l evolucionado, en su mayor parte, fuerte a extremadamente ácidos, afectados porcon
centraciones medias a altas de aluminio cambiable. Presentan condiciones de buen dre
SUELOS Pág. 87

n a j e , aunque existen en forma aislada y en menor proporción áreas de drenaje imperfec-


to a p o b r e , sobre todo en zonas planas a ligeramente depresionadas. En las áreas colino
sas, los suelos se encuentran reposando sobre basamentos sedimentarios del T e r c i a r i o , p r i n
cipalmente sobre la margen izquierda del rio Pichís. Presentan un aspecto corrugado,que
se deriva de la sucesión de colinas bajas de cimas redondeadas y laderas cortas, cuyas pen
dientes varían de 15 a 5 0 % . También presentan, con poca frecuencia, pendientes mayo-
res que coinciden principalmente con las colinas altas en áreas próximas a la formación
montañosa de la Cordillera de San Matías.

Son suelos bien desarrollados, profundos, permeables, extrema-


damente ácidos y con elevado porcentaje de saturación de aluminio cambiable, siendo
por consiguiente de baja f e r t i l i d a d y p r o d u c t i v i d a d , carentes de nitrógeno y fósforo prin
cipalmente.

5.3 Suelos de Materiales Residuales

Se encuentran distribuFdos en ambas márgenes de los ríos Pichis


y Palcazu y asociados con los miembros edáficos pertenecientes al grupo de los a l u v i a -
les antiguos. Se han derivado de limolitas y arcillitas rojas y grises del Terciario , de
naturaleza acida y forman parte del paisaje calinoso de la cuenca sedimentaria, expre-
sado en su mayorfa por colinas bajas de cimas angulares"y, en menor proporción, en c o -
linas bajas y altas del sector o r i e n t a l , cuyos materiales litológicos son de naturaleza cal
carea. Presentan relieve corrugado, con pendientes que fluctúan entre 15 y 7 0 % . Son
suelos profundos a moderadamente profundos, de textura f i n a , de reacción extremada a
fuertemente acida y mayormente con alto porcentaje de saturación de aluminio . Tam-
bién existen, en forma l o c a l i z a d a , suelos superficiales y moderadamente profundos d e -
rivados de materiales sedimentarios arcillosos de naturaleza c a l c á r e a , que presentan
reacción acida en sus horizontes superiores y neutra a medianamente alcalina en sus es
tratos inferiores.

6.0 CLASIFICACIÓN NATURAL DE LOS SUELOS SEGÚN SU M O R F O L O G Í A Y G E -


NESIS

La clasificación de los suelos sobre bases puramente pedológi -


cas conforma el agrupamiento fundamental, cientiTico o natural de los suelos . Esta
clasificación se basa en la concepción de los suelos como cuerpos naturales indepen -
dientes, tridimensionales y dinámicos que ocupan porciones de la superficie terrestre ,
con características físicas, químicas y biológicas propias, como resultante de la ac -
ción combinada de los factores de formación: c l i m a , v e g e t a c i ó n , material madre, to -
pografía y tiempo.
Pág. 88 ZONA RIO PICHIS

Según el criterio edafológico empleado en el presente estudio, la


unidad de clasificación taxonómica ha sido la Serie de Suelos, y las unidades cartogrófi
cas están representadas por Fases y Complejos de dichas unidades taxonómicas.

A su v e z , la serie ha sido agrupada en categorías mayores, bajo


criterios y nomenclatura establecidos en el Soil Taxonomy ( E E . U U . , 1975). Asimismo,
se estableció la correlación taxonómica con el Sistema FAO (1974).

Esta clasificación c i e n t í f i c a constituye el material informativobá


síco que permite realizar interpretaciones de acuerdo a propósitos de orden técnico o
p r á c t i c o , siendo una de ellas la clasificación de las tierras según su Capacidad de Uso
Mayor.

6.1 Definiciones

En este a c á p i t e , se establece las definiciones de las unidades


taxonómicas y cartográficas empleadas en el presente estudio.

6.1.1 Serie de Suelos

Es la unidad básica de clasificación que agrupa suelos que pre -


sentan horizontes similares, tanto en su disposición como en características, y que sederi
varón de un mismo material original o parental. En consecuencia, los suelos que c o n -
forman una serie son homogéneos en sus rasgos o propiedades más importantes, tanto los
correspondientes al p e r f i l edáfico como los del paisaje en que se encuentran. Un as -
pecto fundamental en la distinción de las series es determinar si existe o no relación ge
nética de sus horizontes.

Para el caso de las series que presentan una secuencia de hori -


zontes genéticamente relacionados, el peso diferencial recae sobre las características
del perfil (presencia de horizontes, su ordenamiento y propiedades), material parental,
paisaje y r e l i e v e . Por lo g e n e r a l , los suelos situados dentro de un mismo paisaje p r e -
sentan características similares, debido a la topografía y grado de evolución del paisa
j e . Por el contrario, suelos situados en paisajes distintos generalmente presentan morfo
logía diferente. La distinción de series empleando criterios geomorfológicos está h e -
cha sobre bases reales y naturales.

En el caso de los suelos cuyos horizontes no se encuentran gené-


ticamente relacionados, tales como los aluviales recientes, originados por la sedimenta
ción y erosión de los cursos de agua y que además presentan p e r f i l estratificado, la d i -
ferenciación de las series se basa en el estudio de la textura de la sección de control
(fomada de la base de la capa a r a b l e , o desde 25 c m . , hasta 100 c m . de profundidad ) ,
de las condiciones de drenaje, de las concentraciones de sales o álcalis y de la compo-
sición mineralógica, características que influyen en e l uso y manejo de suelos.
SUELOS Pág. 89

6.1.2 Fase de Suelos

La fase puede ser definida como una subdivisión de cualquier c a -


tegoría del sistema natural de clasificación de suelos. La fase no es una categona t a x o -
nómica por sf misma y se establece, sobre bases prácticas,en relación a ciertas caracte -
rfsticas importantes que inciden en el uso y manejo del suelo. Asf, tanto las series como
las familias y los grandes grupos de suelos pueden ser subdivididos en fases. En el pre
senté estudio se ha considerado la fase por pendiente.

Pendiente

La pendiente constituye un elemento esencial del factor topográfico. Se refiere


a la i n c l i n a c i ó n que presenta la superficie con respecto a la horizontal; esta in
clinación está expresada en porcentaje, es d e c i r , referida a la diferencia de al
tura en metros por cada 100 metros horizontales. Para los fines del presente es-
tudio se establecieron 7 rangos de pendiente los cuales se indican a continua -
ción:

Clase de Pendiente Rango de Pendiente Término Descriptivo

A 0-2 Plana o casi a n i v e l


B 2-4 Ligeramente inclinada
C 4- 8 Moderadamente inclinada
D 8 - 15 Fuertemente inclinada
E 15 - 2 5 Moderadamente empinada
F 25 - 5 0 Empinada
G 5 0 - 70 Muy empinada

6.1o3 Complejo de Suelos

Es una asociación edáfica cuyos miembros taxonómicos, debido al


patrón intrincado en el cual ocurre, no pueden separarse in4¡viduaImente en los estu -
dios detallados o sem i detallados. Los complejos reciben nombres compuestos derivados
de las unidades taxonómicas principales. Los componentes del complejo edáfico se
describen separadamente y se índica la proporción en la cual intervienen dentro
del complejo. Los constituyentes taxonómicos del complejo pueden ser fases
de la misma serie o de series diferentes o simplemente agrupamientos de dos
o más series de suelos.
Pág. 90 ZONA RIO PICHIS

6,2 Descripción de las Unidades Edáffcas

En la presente sección se describe en detalle los rasgos fFsico-mot


fológicos y químicos de las 21 seríes de suelos identificadas en la zona» La superficie y
porcentaje a nivel de series,, fases y complejos se exponen en el Cuadro N 0 1-S. La a
grupación de los suelos dentro del Sistema del Soil Taxonomy y su correlación con el Sis
tema FAO se muestra en el Cuadro N 0 2-S y el sumario de las caracterrsticas generales,,
en el Cuadro N 0 3 - S .

6n2ol Series de Suelos

En los párrafos siguientes, se describe en detalle las 21 seríesíden


tíficadas, con sus respectivas fases por pendiente»

a. Serie YARINA (Símbolo Ya)

Cubre una superficie de 380 Ha,, (0.3%) de suelos originados de sedimentos a l u v i ó -


nícos recientes depositados por las aguas del rfo Palcazu, principa ¡mente o Se loca
lízan en terrazas bajas de topografía plana que se distribuyen a lo largo del mencio
nado r f o , desde la localidad de San Pedro de Longuí hasta su confluencia con el
rfo Pichis, formando fajas estrechas y cortas de tierras aluviales que se inundan por
crecientes normales que se producen anualmenteo Son suelos de drenaje bueno, de
permeabilidad moderada y escurrímíento superficial lento, y están expuestos a fuer-
tes peligros de erosión l a t e r a l .

La vegetación natural en parte ha sido eliminada y reemplazada por pastos y c u l t i -


vos de pan I levar.

Caracterrsticas físico-morfológicas

Son suelos profundos, estratificados, de color pardo r o j i z o , de textura franco


limosa, pudiendo advertirse eventualmente la presencia de capas alternadas
de materiales franco arenosos o de textura f i n a .

El horizonte superficial A(de 15 c m . de espesor promedio, presenta textura


franco limosa, color pardo a pardo r o j i z o , estructura granular fina incipíen -
t e . Con frecuencia se observa una capa transicional AC de características
morfológicas similares al suprayacente, que limita ínferiormente con un C
prominente y conformado por un material estratificado de color pardo rojizo.
SUELOS Pág. 91

C U A D R O N" 1 - S
SUPERFICIE Y PORCENTAJE DE LAS SERIES Y FASES POR PENDIENTE DE LOS
SUELOS DE LA ZONA DE PICHIS

SERIE DE SUELOS FASE POR PENDIENTE


STTPP.RFICTE STTPFRFTCTF.
NOMBRE SÍMBOLO SÍMBOLO
Ha. % Ha. lo
Yarina Ya 380 0.3 A 380 0.3
Plátano Pl 1,736 1.3 A 1.736 1.3
Rami Ra 3,038 2.4 A 3.038 2.4
Azupizú Az 89 • A 89 *
Shevón Sv 693 0.5 G 693 0.5
Aguaje Ag 220 0.2 A 220 0.2
Pelmas Pe 878 0.7 A 878 0.7
Villa Cenia VC 990 0.8 A 990 0.8
A 1.248 1.0
Esperanza Ep 4,856 3.8
B 3.608 2.8
B 255 0.2
Santa Rosa SR 1.321 1.0 C 40 *
D 1.026 0.8
E 1.750 1.4
San Pedro SP 6,814 5.3 F 3,222 2.5
G 1,842 1.4
D 7,681 6.0
Shutashari Sh 12,462 9.7
E 4,781 3.7
Colina Cl 5,982 4.7 G 5,982 4.7
D 1,722 1.3
Anacayali An 14,235 11.1 E 6,799 5.3
F 5,714 4.5
E 13,309 10.3
Colina Roja CR 34,031 26.5
F 20,722 16.2
B 940 0.7
Puerto Bermúdez PB 4,925 3.8 C 1,011 0.8
D 2.974 2.3
B 668 0.5
Santa Isabel SI 2,515 1.9 C 954 0.7
D 893 0.7
E 1.952 1.5
Santoche Sa 2,799 2.2
F 847 0.7
A 354 0.3
B 3.978 3.1
Llobera Lb 12,031 9.4
C 2.362 1.9
D 5.337 4.1
E 8,889 6.9
El Carmen EC 13.305 10.3
F 4.416 3.4
Vari lia 1 Va 189 0.2 A 189 0.2
Villa-Cenia-Aguaje VC-Ag 47 • A 47 •
Esperanza - Aguaje Ep-Ag 434 0.3 A 434 0.3
Ríos, playonesyloc alidades 4,630 3.6 4,630 3.6
TOTAL 128,600 100.0 128,600 100.0

* Menor de 0 . 1 %
C U A D R O N0 2 - S
CO
to

C L A S I F I C A C I Ó N N A T U R A L DE LOS SUELOS DEL PROYECTO PICHIS

SOIL TAXONOMY (1975) FAO (1974 )


SERIES
ORDEN SUBORDEN GRAN GRUPO SUBGRUPO GRUPO

Fluvisol calcáneo Yarina


Tropofluvent mólico
Fluvisol éutrico Plátano
Fluvent Tropo fluvent
ENTISOL Fluvisol éutrico Rami
Tropofluvent típico Fluvisol dfstrico Azupizú
Ortent Troportent Troportent Iftico Litosol éutrico Shevón

Acuept Tropacuept Tropacuept tfpico G lei sol dfstrico Aguaje

Pelmas, Esperanza ,
Distropept tfpico Cambisol dfstrico
Colina
INCEPTISOL
Distropept Distropept ácuico Cambisol dfstrico Villa Cenia
Trope pt
Santa Rosa, San Pedro,
Distropept fluvéntico Cambisol dfstrico
Shutashari
Eutropept Eutropept vértico Cambisol vértico Anacayali

Pto. Bermúdez, Santa


ULTISOL Udult Paleudult Paleudult tfpico Acrisol órtico Isabel, Santoche.Llobera, N
O
El Carmen, Colina Roja z
>
50

SPODOSOL Acuod Tropacuod Tropacuod aérico Podzol gleico Varillal


o
•v
n
x
en
SUELOS Pág. 93

de textura franco limosa, alternando a veces con capas franco arenosas o de tex
tura más f i n a , de consistencia friable y sin rasgos estructurales diferenciables.

Caractensticas químicas y fertilidad

Son suelos de reacción neutra a medianamente alcalina (pH 6 . 8 - 7 . 7 \ La reac


ción al HCI es leve. Presentan un contenido medio de materia orgánica ( 2 -
4%)„ El contenido de fósforo es bajo (menor de 50 K g / H a . ) ; y el potasio me-
dio a ba¡o (136-370 K g / H a . ) . La capacidad de camb¡o(por A c O N H 4 ) varia
entre 6 y 20 me/100 gr. de suelo. El porcentaje de saturación de bases (por
A c O N H 4 ) revela proporciones mayores de 60%; esporádicamente, algunos ho-
rizontes inferiores pueden revelar proporciones menores. El calcio es el e l e -
mento de mayor significación en el complejo de cambio. En base a los datos
analíticos, los miembros edáfícos de esta serie son de fertilidad natural baja a
medía.

Aptitud agronómica

Los suelos de esta serie, conjuntamente con los suelos de la Serie Plátano y Ra-
m i , conforman las tierras de mayor potencialidad para el cultivo de especies tro
picales anuales. El uso intensivo de estos suelos está limitado básicamente por
las inundaciones fluviales anuales, que son ligeras y de corta duración y que
pueden ocasionar daños a los cultivos anuales más sensibles. Por estas condi -
clones es que se requiere la elección de plantas estacionales de corto período
v e g e t a t i v o , como m a í z , f r i j o l , soya, manf y algunas especies hortícolas de I tro
pico húmedo. El cultivo dej plátano es viable debido a las características men
clonadas de las inundaciones.

La obtención de rendimientos satisfactorios en forma continua en estos suelos es


tara en función de la utilización de adecuadas técnicas agronómicas, como épo
ca de siembra oportuna , incorporación de materia orgánica, rotación de c u l t i -
vos, selección de variedades, control fitosanitario y , en ciertos casos, f e r t i l i -
zación de acuerdo a las necesidades de los cultivos, incidiendo en el uso de pro
ductos nitrogenados y fosfatados, generalmente.

A continuación se describe un perfil representativo de esta serie:

Zona Entre la quebrada Charapa y Anguila (río Palcazu)

Clasificación natural : Soil Taxonomy (1975) : Tropofluvent típico


FAO (1974) : Fluvisol calcáneo

Físiograffa : Terraza baja

Pendiente 1 "fr
Pág. 94 ZONA RIO P I C H I S

Relieve Plano

Clima Cálido'húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Aluvial reciente

Vegetación Mafz, plátano, e t c .

Horizonte Prof/cm. Descripción

Ap 0-10 Franco limoso; pardo a pardo oscuro (10 Y R 4 / 3 ) , en húmedo; granular, fino ,
débil; friable; reacción neutra (pH 7.2); rafees finas abundantes; contenido al
to de materia orgánica (6 .14'7o); permeabilidad moderada. Lfmíte de horizon
te gradual al

AC 10 - 2 0 Franco limoso; pardo a pardo oscuro ( 7 . 5 YR 4 / 4 ) , en húmedo; granular, fino,


débil; friable; reacción medianamente dlcalina (pH 7.5); rafees finas escasas;
contenido medio de materia orgánica (2. 76%); permeabilidad moderada. Lí-
mite de horizonte claro al

Cl 20 - 4 5 Franco limoso; pardo rojizo (5 YR 4/3), en húmedo; masivo; friable; reacción


med.ariamente alcalina (pH 7.5); contenido bajo de materia orgánica (1.45<7o);
permeabilidad moderada. Lfmite de horizonte difuso al

C2 45 - 80 Franco limoso; pardo rojizo (5 YR 4/4), en húmedo; masivo; friable; reacción


medianamente alcalina (pH 7.7); contenido bajo de materia orgánica (0.6270);
permeabilidad moderada. Lfmite de horizonte difuso al

C3 80 t 120 Franco limoso; pardo rojizo (5 YR 4/4),en húmedo; masivo; friable; reacción
medianamente alcalina (pH 7.7); contenido bajo de materia orgánica (0.69%);
permeabilidad moderada.

b. Serie P L Á T A N O (Símbolo Pl)

Cubre una superficie de 1,736 H a . ( 1 . 3 % ) de suelos desarrollados a partir de mate-


riales fluvíónicos recientes, depositados por acción de las aguas de los ríos Pichis ,
N a z a r a t e g u i , A z u p í z ú , Neguachi y A n a c a y a l i , p r i n c i p a l m e n t e . Se encuentran si
tuados en terrazas bajas de r e l i e v e p l a n o , distribuyéndose a lo largo de los m e n c i o -
nados ribs en forma de estrechas y cortas f a j a s . Anualmente soportan inundaciones
fluviales de poca intensidad y corta d u r a c i ó n , en épocas de crecientes normales, es
tando expuestos a peligros de erosión l a t e r a l . El drenaje natural es bueno y el es -
currimiento superficial l e n t o .

La vegetación natural casi en su t o t a l i d a d ha sufrido modificaciones, tanto por la


extracción de especies maderables como por la implantación de cultivos de subsis-
tencia (plátano, principalmente) o pastos.
SUELOS Pág. 95

Coracterrsticas físico-morfológicas

Son suelos profundos de color pardo ro{izo oscuro, morfológicamente estratifica


dos, de textura m e d i a , pudiendo presentar eventualmente capas alternadas de
materiales más finos.

Presentan perfiles del tipo A C . El horizonte superficial A , de 15 a 25 c m . de


espesor, presenta textura franco a franco limosa; color pardo rojizo oscuro; e s -
tructura granular fina con agregados poco o bien definidos. Frecuentemente ,
se observa un horizonte transicional AC de coracterrsticas morfológicas s i m i l a -
res a l suprayacente y que limita inferiormente con un C prominente, conforma-
do por un material estratificado f r a n c o , franco limoso y franco arenoso, de con
sistencia friable y sin rasgos estructurales diferenciables. Eventualmente , la
masa estratificada puede descansar sobre estratos de textura más gruesa.

Características quimicas y f e r t i l i d a d

Son suelos de reacción mediana a ligeramente acida (pH 5 . 5 - 6 . 5 ) y de bajo


contenido de materia orgánica. El contenido de fósforo y potasio asimilables se
mantiene alto en los horizontes superiores (mayores de 100 y 400 K g / H a . res -
pectivamente).

La capacidad total de cambio (por A c O N H 4 ) en la capa superficial es a l r e d e -


dor de 12 a 15 me/100 g r . , manteniéndose uniforme a través del p e r f i l . El p o r -
centaje de saturación de bases es alto (más de 80%) y el calcio es el elemento
que predomina en el complejo de cambio.

En base a los datos analFticos, los miembros edáficos de esta Serie pueden ser
considerados como suelos de f e r t i l i d a d media.

A p t i t u d agronómica

Debido a su f e r t i l i d a d moderada, se les puede considerar como suelos de buena


potencialidad para la producción de cultivos anuales; lamentablemente repre -
sentan una baja proporción dentro del área estudiada.

El uso intensivo de estos suelos está limitado por las inundaciones ligeras y de po
ca intensidad producidas por los ribs en épocas de crecientes, que pueden o c a -
sionar leves daños a los c u l t i v o s . Por esta razón es que se requiere la elección
de plantas estacionales de corto perFodo v e g e t a t i v o , como m a í z , z a p a l l o , f r i -
j o l , a r r o z , manF y algunas hortalizas que se adapten al medio e c o l ó g i c o . El
c u l t i v o del plátano es v i a b l e debido a la naturaleza de las inundaciones.

La obtención de rendimientos satisfactorios en forma continua en estos suelos es


tara en función de la u t i l i z a c i ó n de adecuadas técnicas agronómicas, tales c o -
Pág. 96 ZONA RIO P I C H 1 S

mo rotación de c u l t i v o s , selección de especies agronómicas, control f i t o s a n i t a -


r i o , incorporación de materia orgánica y , en ciertos casos, f e r t i l i z a c i ó n de a-
cuerdo a las necesidades de los cultivos incidiendo en el uso de productos nitro_
genados, preferentemente, asi* como de fertilizantes fosfatados que no dejen r e -
siduo á c i d o .

A continuación se describe un p e r f i l representativo:

Zona : Hda. Rami, margen izquierda del rfo Nazarategui

Clasificación natural : Soil Taxonomy (1975) : Tropofluvent mólico


FAO (1974) : Fluvisol éutrico

Fisiograffa Terraza baja

Pendiente l<7¡>

Relieve Plano

Clima Cálido-húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Aluvial reciente

Vegetación Pasto torurco

Horizonte Prof/cm. Descripción

0-25 Franco limoso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/4) en húmedo; granular fino, débil ;
friable; reacción medianamente acida (pH 5.5); rafees finas abundantes; conteni_
do medio de materia orgánica (3.46*70); permeabilidad moderada. Lfmite de ho
rizonte difuso al

AC 25 - 55 Franco limoso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/4) en húmedo; bloques subangulares


finos, débiles; friable; reacción fuertemente acida (pH5.3); rafees finas escasas;
contenido bajo de materia orgánica (l.es^o); permeabilidad moderada. Límite
de horizonte difuso al

Cl 55 - 80 Franco; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/4) en húmedo; masivo; friable; reacción m e -


dianamente acida (pH 6.0); contenido bajo de materia orgánica (1.2470); permea.
bilidad moderada. Lfmite de horizonte difuso al

C2 80 - 120 Franco limoso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/4) en húmedo; masivo; friable; reac "
ción medianamente acida (pH 6.0); contenido bajo de materia orgánica (l.lCrfo);
permeabilidad moderada. Lfmite de horizonte difuso al

C3 120 - 160 Franco arenoso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/4) en húmedo; masivo, friable; reac-
ción medianamente acida (pH 6.0); contenido bajo de materia orgánica (LlO^o);
permeabilidad moderadamente rápida. Lfmite de horizonte difuso al
SUELOS Pág. 97

C4 + 160 Franco limoso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/4) en húmecjo; masivo, friable; reac -
cíón ligeramante acida (pH 6.1); contenido bajo de materia orgánica (0.83%); per_
meabilidad moderada.

Serie RAMI (Símbolo Ra)

Cubre una superficie de 3,038 Ha. (2.4%) de suelos originados de sedimentos f l u -


viónicos recientes, depositados por las aguas de los nos Pichis, N a z a r a t e g u i , Azu
p i z ú , Neguachi y C h i v i s , principalmente. Se localizan en terrazas bajas de topo
grafía plana que se distribuyen a lo largo de los ríos, formando fajas de tierras alu
viales que sólo pueden ser inundadas por crecientes excepcionales que se producen
en forma muy esporádica. La altura con respecto al nivel del rio es ligeramente su
perior a la de los miembros de la Serie Plátano. Son suelos de drenaje bueno, de
permeabilidad moderadamente lenta y escurrimíento superficial l e n t o , encontrando
se expuestos a ligeros peligros de erosión l a t e r a l .

La vegetación dominante es el bosque del tipo ribereño, advirtiéndose con frecuen


cía sembríos de pastos y yuca; raras veces, maiz y a r r o z , que alternan con áreas
abandonadas cubiertas de vegetación secundaria (purma).

Características físico-morfológicas

Son suelos profundos, estratificados, de color pardo rojizo y de textura media


a moderadamente f i n a . El perfil edáfico presenta una secuencia de horizon -
tes. El horizonte superficial A , de 10 a 20 c m . de espesor, presenta una tex-
tura franco limosa a franco a r c i l l o limosa; color pardo rojizo oscuro a pardo
rojizo; estructura granular f i n a , de incipiente desarrollo y consistencia fría -
b l e . Grada frecuentemente a un horizonte transicional AC de 15 c m . de e s -
pesor promedio, de tonos similares al estrato suprayacente, de textura franco
limosa, estructurado en bloques finos, de incipiente formación ó , en su defec
t o , se observa una masa carente de agregados naturales, siendo la consisten -
cia f r i a b l e . Luego presenta un horizonte subyacente C , que por lo general
tiene un espesor promedio de 90 c m . de color dominante pardo r o j i z o ; t e x t u -
ra franco limosa, aunque con menor frecuencia puede advertirse la presencia
de capas de textura franco arcillosa; los agregados están ausentes, pudiéndo
se observar un horizonte masivo, friable y frecuentemente subdividido.

Caracteristicas químicas y fertilidad

En el aspecto q u í m i c o , los suelos de esta serie son de naturaleza fuerte a me-


dianamente acida (pH 5 . 4 - 6 . 0 ) . El contenido de materia orgánica en la
capa superficial es baja (menor de 3 % ) , disminuyendo sensiblemente en los
horizontes inferiores. El fósforo y el potasio se encuentran en niveles altos
(mayores de 80 y de 400 k g / H a . respectivamente).
Pág. 98 ZONA RIO PICH1S

La capacidad de intercambio catiónico (por A c O N H 4 ) está alrededor de 15


m e . / 1 0 0 grso y el porcentaje de saturación de bases es a l t o , siendo el calcio
el elemento de mayor significación en el complejo de cambio. En consecuen-
c i a , son suelos de f e r t i l i d a d natural media»

Los suelos de esta serie, conjuntamente con los de la serie descrita precedente
mente, conforman las tierras de mayor potencialidad para el cultivo de espe -
cies tropicales anuales, siendo las de la Serie Rami las de mayor calidad agro-
lógica o Son planos y presentan condiciones favorables para las diferentes l a -
bores culturales. Los cultivos pueden sufrir daños ocasionales por inundacío -
nes fluviales esporádicas, pero e l l o no restringe la u t i l i z a c i ó n del recurso sue-
lo en forma continua a través del a ñ o . Más b i e n , un factor limitante digno de
mención es el relacionado con ¡as lluvias que se presentan durante todo el año,
con mayor incidencia entre los meses de Octubre a A b r i l , lo que sugiere una
cuidadosa selección de cultivos compatibles con el patrón distributivo de las
precipitaciones p l u v i a l e s .

El incremento de la productividad de estas tierras y la obtención de rendimien-


tos satisfactorios de ¡os cultivos son viables medíante la aplicación de sistemas
de manejo, tales corrió; incorporación de materia orgánica, rotación de c u l t i
vos, selección de variedades, control fitosanitario y , en casos justificables ,
f e r t i l i z a c i ó n en base a productos nitrogenados y fosfatados, principalmente a -
quellos que no dejen residuos ácidos.

Las especies recomendables son las siguientes: m a i z , z a p a l l o , y u c a , sandia ,


a r r o z , f r i j o l , soya y p l á t a n o , entre las más importantes.

A continuación se describe un perfil representativo:

Zona : Hda. Rami, margen derecha del tío Azupizú

Clasificación natural : Soil Taxonomy (1975) : Tropofluvent tfpico


FAO(1974) : Fluvisol éutrico

Físiograffa : Terraza baja

Pendiente : 1%

Relieve : Plano

Clima : Cálido - húmedo

Zona de vida : Bosque húmedo - Tropical (bh •- T )

Material madre : Aluvial reciente

Vegetación : Pasto torurco


SUELOS Pág. 99

Horizonte Prof/cm. Descripción

Al 0-10 Franco arcillo limoso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/3) en húmedo; granular, grueso,
moderado; friable; reacción fuertemente acida (pH 5.5); rafees finas, abundantes;
contenido bajo de materia orgánica (2.21<7o); permeabilidad moderadamente lenta.
Limite de horizonte difuso al

AC 10 - 30 Franco arcilloso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/4) en húmedo; granular, grueso, mo-
derado; friable; reacción medianamente acida (pH 5.6); rafees finas, comunes; con
tenido bajo de materia orgánica (1.65%); permeabilidad moderadamente lenta. Lf
mite de horizonte difuso al

Cl 30 - 65 Franco arcillo limoso; pardo rojizo ( 5 YR 4/4) en húmedo; masivo; friable; reacción
medianamente acida (pH 5.8); rafees finas, escasas; contenido bajo de materia orgá
nica (LS^o); permeabilidad moderadamente lenta. Lfmite de horizonte difuso al

C2 65 - 110 Franco limoso; pardo rojizo a pardo rojizo oscuro (5 YR 3.5/1) en húmedo; masivo ;
friable; reacción medianamente acida (pH 5.8); contenido bajo de materia orgáni -
ca (O.SS^o); permeabilidad moderada. Limite de horizonte difuso al

C3 110 + 160 Franco limoso; pardo rojizo (5 YR 4/4) en húmedo; masivo, friable; reacción media_
ñámente acida (pH 6.0); contenido bajo de materia orgánica (0.41%); permeabili -
dad moderada.

d. Serie AZUPIZU (Símbolo Az)

Cubre una superficie de 89 Ha. ( • * c 0 . 1 % ) de suelos derivados de sedimentos f l u v i ó


nicos recientes, conformados por materiales moderadamente finos. Se encuentran si
tuados en terrazas bajas de topografía plana que se distribuyen a lo largo del rio P i -
chis desde la localidad de Huayhuantillo hasta Buenavista.

Al igual que los suelos de la Serie Rami, sólo pueden ser afectados por inundaciones
excepcionales que se producen,según referencias locales, cada 5 o 10 años. Sonsu£
los bien drenados, de buena capacidad hidrodinámica y están sujetos a fuertes p e l i -
gros de erosión l a t e r a l .

La vegetación nativa, en su mayoria, ha sido eliminada y reemplazada por pastos y


pequeñas extensiones de cultivos de pan I levar.

Caracteristicas físico-morfológicas

Son suelos profundos, morfológicamente estratificados, de color pardo a pardo


r o j i z o , de textura franco a r c i l l o limosa; a veces pueden alternar capas de textu
ra franco a r c i l l o s a . Presentan perfiles de tipo A C ; el horizonte superficial A ,
de 15 c m . de espesor promedio, presenta textura franco a franco a r c i l l o limosa,
color pardo a pardo rojizo oscuro, estructura granular fina a moderada, de f o r -
mación i n c i p i e n t e . Con frecuencia se observa una capa transicional A C que li
mita inferiormente con un C prominente, estratificado/de color pardo r o j i z o , d e
Pág. 100 ZONA RIO PICHIS

textura franco a r c i l l o limosa a franco arcillosa y de consistencia f r i a b l e .

Caracteristicas químicas y f e r t i l i d a d

Químicamente, son suelos de reacción fuerte a medianamente acida (pH 5 . 0 -


6.0) y contiene proporciones altas de materia orgánica (5%) en la capa super
f i c i a l ; los horizontes inferiores revelan tenores bajos. El contenido de fósforo
es bajo (menor de 50 K g / H a . ) y el de potasio es medio (272 a 4 0 0 K g / H a . ) . La
capacidad total de cambio (por A c O N H 4 ) varia entre l O y 25 me/100 gr.desue
lo; el porcentaje de saturación de bases (por A c O N H 4 ) es menor de 4 0 % . Enba
se a sus caracteristicas químicas, se considera que se trata de suelos de baja feT
t i I i dad n a t u r a l . ~

Aptitud agronómica

A l igual que las series descritas anteriormente, los suelos de esta serie presen -
tan condiciones apropiadas para cultivos de especies tropicales anuales, dando
mayor énfasis a las prácticas de abonamiento con productos fosfatados y nitroge
nados de radical básico, ya que tienen un desequilibrio nutricional acentuado.
Además, debe complementarse con otras técnicas agronómicas, tales como: i n -
corporación de materia o r g á n i c a , rotación de c u l t i v o s , selección de semillas ,
control f i t o s a n i t a r i o , e t c .

Las especies recomendables son las siguientes: maíz, arroz, y u c a , f r i j o l , soya


y p l á t a n o , entre las más importantes.

A continuación se describe un p e r f i l representativo:

Zona : A 1 Km. de Pto. Porvenir (Rfo Pichis)

Clasificación natural : Soil Taxonomy (1975) : Tropofluvent tfpico


FAO (1974) : Fluvisol districo

Fisiografía : Terraza baja

Pendiente : 1%

Relieve : Plano

Clima : Cálido-húmedo

Zona de vida ; Bosque húmedo - Tropical (bh-T)

Material madre : Aluvial reciente

Vegetación Platanillo, cacao, yuca


SUELOS Pág. 101

Horizonte Prof /cm. Descripción

Al 0-10 Franco arcilloso; pardo a pardo oscuro (7.5 YR 4/4), en húmedo; granular fino dé_
bil; friable; reacción ligeramente acida (pH 6.3); rafees finasy abundantes; conté
nido alto de materia orgánica (B-Se^o); permeabilidad moderadamente lenta. Li-
mite de horizonte claro al

fiC 10-30 Franco arcillo limoso; pardo rojizo (5 YR 4/3), en húmedo; granular fino débil ;
friable; reacción medianamente acida (pH 6.0); rafees finas, frecuentes; conten^
do bajo de materia orgánica (1.5270); permeabilidad moderadamente lenta. Lfnñ
te de horizonte difuso al

Cl 30 - 70 Franco arcillo limoso; pardo rojizo (5 YR 4/4), en húmedo; masivo, firme; reac -
ción medianamente ácido (pH 5.6) rafees finas, escasas; contenido bajo de mate-
ria orgánica (l.OS^o); permeabilidad moderadamente lenta. Límite de horizonte
difuso al

C2 70 - 110 Franco arcilloso; pardo rojizo (5 YR 4/4), en húmedo; masivo, firme; reacción fuer
temente acida (pH 5.5); contenido bajo de materia orgánica (0. 76(?o); permeabili -
dad moderadamente lenta. Lfmite de horizonte gradual al

C3 110 - 150 Franco arcilloso; pardo rojizo (5 YR 4/4), en húmedo; masivo; firme; reacción fue_r
temente acida (pH 5.5); contenido bajo de materia orgánica (0.62^0); permeabili -
dad moderadamente lenta.

e. Serie SHEVON (Símbolo Sv)

Cubre una superficie de 693 Ha. ( 0 . 5 % ) . Incluye suelos superficiales derivados de


materiales sedimentarios del Terciario, conformados por lutitas y arcillitas rojas de
naturaleza c a l c á r e a , extendiéndose dentro de un paisaje calinoso fuertemente di -
sectado que se proyecta como una faja angosta entre los ríos Apurucayali y Pichis.
La topografía es muy accidentada, con pendientes superiores a 5 0 % , razón por la
cual se encuentran afectadas por una escorrentia superficial muy rápida. Conse -
cuentemente, son altamente susceptibles a la erosión pluvial.

La vegetación natural es un bosque a l t o , relativamente denso , que incluye algunas


especies que tienen valor económico.

Características físico-morfológicas

Son suelos de perfil ACR, superficiales, de color pardo a pardo amarillento os-
curo y textura franco a franco arcillosa. El horizonte superficial A es muy dej^
gado, de color pardo grisáceo muy oscuro, de textura franco a franco limosa,
exhibiendo formaciones estructurales incipientes del tipo granular y una consh
tencia firme. Inferiormente, limita con un estrato masivo, denominado C o
CR, conformado por materiales deleznables de lutita, de matices pardo amari-
ile.-Kos i r: jizos.
Pág. 102 ZONA RIO PICHIS

Caracteristicas quimicas y f e r t i l i d a d

Esos suelos presentan una reacción medianamente acida a medianamente á l c a l i


na (pH 5 . 7 - 7 . 4 ) . Generalmente/el estrato iTtico descompuesto es de n a t u r a -
leza c a l c á r e a . La proporción de materia orgánica es a l t a en la capa superfi -
c i a l (6.07%) disminuyendo con la profundidad. El fósforo y el potasio se e n -
cuentran en niveles bajos (menor de 50 y 272 K g / H a . ) .

La capacidad de intercambio catiónico (por A c O N H 4 ) varia de 35 a 40me/100


gr. de suelo y la saturación de bases (por A c O N H 4 ) es mayor de 6 0 % . La f i
sonomia qufmica de estos suelos determina que son de fertilidad natural baja a
media.

A p t i t u d agronómica

Tanto la superficialidad como las condiciones topofísiográficas hacen que estos


suelos queden relegados a tierras de protección; en consecuencia, la vegeta -
ción debe ser mantenida y protegida en su estado n a t u r a l .

A continuación se describe un perfil representativo:

Zona ; A 1.5 Km. de la localidad de Amistad (gío Pichis)

Clasificación natural : Soil Taxonomy (1975) : Troportent Iftico


FAO(1974) : Litosol éutrico

Fisiografía : Colina baja

Pendiente : 50<y0

Relieve : Muy fuertemente disectado

Clima Cálido * hfimedo

Zona de vida : Bosque húmedo * Tropical (bh - T)

Material madre : Lutitas

Vegetación : Machimango, estoraque, mashonaste

Horizonte Prof/cm. Descripción

Al 0-10 Franco limoso; pardo grisáceo muy oscuro (10 YR 3/2) en húmedo; granular grueso,
moderado; firme; reacción medianamente acida (pH 6.0); rafees medias y abundan
tes; contenido alto de materia orgánica (6.077o); permeabilidad moderada. Límite
de horizonte gradual al
SUELOS Pág. 103

C 10-40 Franco; pardo oscuro (10 YR 3/3), en húmedo; bloques subangulares medios, inci "
pientes; firme; reacción medianamente acida (pH 5.7); rafees medias, escasas ;
contenido medio de materia orgánica (S.OSP/o) permeabilidad moderada. Límite de
horizonte gradual al

CR 40 - 60 Franco arcilloso; pardo amarillento oscuro (10 YR 4/4) , en húmedo; reacción me -


dianamente alcalina (pH 7.4); contenido bajo de materia orgánica (0.9&>lo); lutitas
altamente descompuestas de naturaleza calcárea.

f. Serie AGUAJE (Simbolo Ag )

Cubre una superficie de 220 Ha. (0.2%) y está conformada por suelos hidromórficos,
derivados de sedimentos aluviales finos. Se localizan en terrazas medias ligeramen-
te depresionadas, distribuyéndose en forma de pequeños núcleos aislados,íhtimamen -
te asociados con los miembros de las Series V i l l a Cenia y Esperanza. Tienen drenaje
muy pobre y durante la mayor parte del tiempo están bajo la influencia de una napa
freática que se encuentra a escasos centímetros de la superficie, aflorando en la es-
tación de precipitaciones abundantes.

La cubierta vegetal está conformada por una vegetación mixta de bosque ralo y ba -
¡ o , con palmeras hidroffticas, entre las cuales se destaca principalmente el aguaje
(Mauritia flexuosa).

Características físico-morfológicas

Son suelos de p e r f i l A C , saturados de agua en los meses de mayor precipitación,


de textura a r c i l l o s a . Presentan un horizonte A de color pardo gris muy oscuro,
fuertemente moteado, al que subyace un horizonte Cg impermeable, cuyas c o n -
diciones anaeróbicas permanentes están claramente expresadas por un avanzado
proceso de gleizamiento,manifestado por el color gris verduzco con prominentes
moteaduras rojizas.

Características químicas y fertilidad

Son suelos de reacción extremada a muy fuertemente acida (pH 4 . 0 - 5 . 0 ) ; a l t a -


mente provistos de materia orgánica en la capa superficial (más de 6%); el fós -
foro en la capa superficial es alto (alrededor de 60 K g / H a . ) y el potasio es al -
to (mayor de 600 K g / H a . ) a través de todo el perfil.

La capacidad total de cambio(por A c O N H 4 ) oscila alrededor de 20me/100gr . ;


la saturación de bases (por A c O N H 4 ) varía de 9 a 26% y la saturación de alum?
nio fluctúa entre 60 y 8 0 % . Son suelos de fertilidad natural baja.
Pig. 104 ZONA RIO PICHIS

A p t i t u d agronómico

Las severas limitaciones impuestas por el drenaje muy pobre y la presencia de un


subsuelo arcilloso e impermeable, determinan que estos suelos no sean aptos pa
ra la a c t i v i d a d agropecuaria ni f o r e s t a l , siendo lo más recomendable conser -
var la vegetación en su estado natural como medio de refugio y de producción
de frutas nativas para la alimentación de la fauna silvestre.

A pesar de la a l t a densidad del aguaje en el estrato arbóreo, no es recomenda-


ble su aprovechamiento i n d u s t r i a l , debido a que se encuentra en pequeños nú-
cleos aislados dentro de la zona estudiada.

A continuación se describe un p e r f i l representativo:

Zona Estación Experimental "La Esperanza"

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Tropacuept típico


FAO (1974) : Gleisol dfstrico

Fisiograffa Terraza alta

Pendiente 1%

Relieve Plano

Clima Cálido - húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Aluvial antiguo

Vegetación Aguaje, pasto natural,

Horizonte Prof/cm. Descripción

01 3-0 Rafees finas y medias, abundantes, parcialmente descompuestas.

Al 0-20 Franco, gris muy oscuro (10 YR 3/1) en húmedo; masivo; plástico y adhesivo ;
muy fuertemente ácido (pH 4.5); rafees finas, abundantes; rafees medias, po -
cas; contenido alto de materia orgánica (10.497o); permeabilidad moderada .
limite de horizonte gradual al

Clg 20 - 60 Arcilla; gris verduzco (5 GY 6/1) en una proporción de 60% y amarillo rojizo
( 7 . 5 YR 6/8) en mojado, en una proporción de 40rfo¡ masivo; plástico/ adbes¿
vo; reacción muy fuertemente acida (pH 4 . 8 ) ; contenido bajo de materia org£
nica (l.SS^o); permeabilidad muy lenta. Lfmite de horizonte difuso al

C2g + 60 Arcilla; gris verduzco ( 5 GY 6 / 1 ) , en una proporción de 90% y amarillo rojizo


( 7 . 5 YR 6/8) en mojado, en una proporción de 10%, masivo, plástico y adhesi
Paisaje de los suelos de la Serie Plátano, Obsérvese la estrecha fa
ja de terraza baja adyacente a las colínas, mostrando la vegeta -
cien conformada por caña brava y cultivo de plátano.

Perfil correspondiente a la Serie Plátano. Suelo profundo, permea


ble s de textura media.
?!

Paisaje de los suelos de la Serie Aguaje. Obsérvese el relieve lige'


ramente depresionado, con algunas palrrEras de Aguaje ( Mauritia
flexuosa), vegetación típica de estos suelos.

Perfil correspondiente a la Serie Aguaje. Suelo arcilloso grisáceo


muy pobremente drenado y napa freática fluctuante.
LOS Pág. 105

vo; reacción muy fuertemente acida (pH 4.7); contenido bajo de materia orgáni-
ca (0.8370); permeabilidad muy lenta, presencia de napa freática a 60 cm.

Serie PELMAS (Símbolo Pe)

Cubre una superficie de 878 Ha. (0.7%) y está conformada por suelos desarrollados
sobre materiales aluviales constítufdos por limos y a r c i l l a s . Se encuentran ubicados
en su mayona en terrazas bajas de relieve p l a n o , que se distribuyen en las márgenes
de los nos Pelmas, Q u i n t o r i a n i y Plchis. Las terrazas de n i v e l más bajo pueden
inundarse ocasionalmente. La predominancia de limos y arcillas en el p e r f i l le con
fieren a estos suelos un drenaje moderado y una permeabilidad moderadamente lenta.

La vegetación natural está conformada por un estrato arbóreo de porte a l t o con muy
pocas especies de valor c o m e r c i a l , debido a que ha estado sometida a extracción se
lectiva del bosque. También existen pequeñas áreas de c u l t i v o (yuca y maíz)o sec-
tores abandonados, cubiertos de vegetación secundaria (purmas).

Caracteristícas físico-morfológicas

Los miembros edáficos de esta serie presentan un p e r f i l del tipo A B C , genéti -


comente poco evolucionado y con una profundidad promedio de 1.20 m. El h o -
rizonte s u p e r f i c i a l , generalmente conformado por los subhorizontes A l y A3
de 25 c m . de espesor promedio, de color pardo r o j i z o , de textura franca a fran
co a r c i l l o - l i m o s a , presenta una estructura granular gruesa, moderada o de blo
ques subangulares, finos, de incipiente formación y de consistencia f r i a b l e . El
horizonte B,débilmente esbozado, es de color pardo rojizo a rojo a m a r i l l e n t o ,
de textura franco a r c i l l o limosa, de consistencia f i r m e . Los elementos estruc-
turales están débilmente expresados en forma de bloques subangulares medios .
Ocasionalmente puede encontrarse un horizonte masivo levemente fisurado. La
capa subyacente C es un estrato masivo, a r c i l l o s o , subdividido, y en la m a -
yoría de los casos contiene granulos pequeños de tonos oscuros, probablemente
de oxidaciones ferromanganésicas. A veces, es posible encontrar algunas m o -
teaduras de colores claros en su porción i n f e r i o r .

Características químicas y f e r t i l i d a d

Son suelos de reacción muy fuerte a fuertemente acida (pH 4 . 5 - 5 . 0 ) . Con-


tienen proporciones bajas de materia orgánica; el fósforo se encuentra en n i v e -
les bajos (menos de 40 K g / H a . ) ; en cambio,el potasio es a l t o , alcanzando ni -
veles superiores a 600 K g / H a . La capacidad de intercambio catiónico ( por
A c O N H 4 ) varía de 15 a 20 me/100 gr. de suelo; el porcentaje de saturación
de bases ( por A c O N H 4 ) fluctúa entre 20 y 5 0 % y la saturación de aluminio
varía de 30 a 5 0 % . Consecuentemente, son sue los de baja f e r t i l i d a d n a t u r a l .
Pág. 106 ZONA RIO PICHIS

Aptitud agronómico

La deficiencia de los principales elementos para e l desarrollo de ¡os i,wí Jvos


puede ser corregida mediante la u t i l i z a c i ó n de abonos minerales portadores de
nitrógeno y fósforo de radical básico,cuya eficacia dependerá de la adición de
enmiendas calcáreas, preferentemente materiales c a l i z o s , ya que estos suelos
adolecen de un fuerte grado de acidez y contienen cantidades apreciables de
aluminio cambiable en el complejo de cambio. Sin embargo, en la actuali -
d a d , estos tratamientos son en la generalidad de los casos poco o nada v i a -
bles, debido a la ausencia de una infraestructura básica de a p o y o , r e l a c i o n a -
da fundamentalmente con el transporte, aspectos c r e d i t i c i o s , e t c .

Adoptando prácticas agronómicas más accesibles al agricultor l o c a l , como i n -


corporación de materia orgánica en forma de residuos de cosechas, material
verde y estiércol de ganado, rotación de cultivos incluyendo leguminosas y
cultivos asociados o intercalados, es posible obtener rendimientos q u e , si
bien no son óptimos, son suficientes para cubrir las necesidades primarias de
la zona. Aparte de estas prácticas,debe incluirse el control fitosanitario y
de m a l e z a , selección de semillas y de cultivo^programando a estos últimos
de acuerdo al régimen de distribución de las lluvias a través del año. Los
cultivos recomendables son: m a i z , f r i j o l , soya, a r r o z , z a p a l l o , yuca y c a -
ña de azúcar (para fabricación de a l c o h o l ) .

A continuación se describe un p e r f i l representativo:

Zona : Fundo Macedo (cerca a Esperanza)

Clasificación natural : Soil Taxonomy (1975) : Distropept tfpíco

FAO (1974) : Cambisol dfstrico

Fisiografía : Terraza media

Pendiente : S^o

Relieve : Plano

Clima : Cálido - húmedo

Zona de vida .- Bosque húmedo - Tropical (bh " T)

Material madre : Aluvial antiguo


Vegetación : Bellaco, Yarina

Horizonte Prof/cm, Descripción

Al 0-20 Franco limoso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/4) en húmedo; granular, fino, débil;
friable; rafees finas y medias, abundantes; reacción muy fuertemente acida
SUELOS Pág. 107

(pH 4.8); contenido medio de materia orgánica (3.86%); permeabilidad moderada.


Límite de horizonte difuso al

B 20-45 Franco arcillo limoso; pardo rojizo (5 YR 4/4) en húmedo; bloques subangulares me
dios, débiles; friable; rafees medias, pocas; reacción muy fuertemente acida ( pH
4.9); contenido bajo de materia orgánica ( 1.3&/o); permeabilidad moderadamen-
te lenta. Límite de horizonte gradual al

Cl 45 - 95 Franco arcillo limoso; pardo rojizo ( 5 YR4/3) en húmedo, en una proporción de


80% y pardo rojizo (5 YR 5/3), en húmedo, en una proporción de 20%; masivo ;
firme; reacción muy fuertemente acida (pH 5.0); contenido bajo de materia orgá_
nica (0.28%); permeabilidad moderadamente lenta. Lfmite de horizonte gra -
dual al

C2 95+150 Franco arcillo limoso; pardo rojizo (5 YR4/3) en húmedo; masivo; firme; reacción
fuertemente acida (pH 5.1); contenido bajo de materia orgánica (o. 55 %); per -
meabilidad moderadamente lenta.

h. Serie VILLA CENIA (Simbolo V C )

Cubre una superficie de 990 Ha. (0.8%) y está conformada por suelos moderadamen
te profundos, desarrollados a partir de materiales finos de origen a l u v i a l antiguo ,
depositados por las aguas del rio Pichis y sus afluentes principales. Se encuentran
localizados en terrazas medias de relieve plano ( 0 - 2 % ) . Su condición de drena-
je imperfecto está ligada a la presencia de humedad casi permanente en las capas
inferiores, propiciada por filtraciones de agua provenientes de algunas tierras adya
centes, agregándose a esto la alta susceptibilidad al encharcamiento en épocas
lluviosas, principalmente en las áreas ligeramente depresionadas,y a la presencia
frecuente de una napa freática a 80 cm. de profundidad aproximadamente.

La vegetación natural, en su mayoría, ha sido reemplazada por una vegetación se-


cundaria que se encuentra en diferentes grados de desarrollo pero, en algunos s e c -
tores, aún existen estratos arbóreos naturales bien desarrollados, en los cuales se
ha podido observar ejemplares muy aislados o pequeños núcleos de aguajes y otras
palmeras de menor Importancia.

Caractensticas físico-morfológicas

Los miembros edáfícos de esta serie presentan un perfil de tipo ABC, genética-
mente poco evolucionado y con una profundidad efectiva de 70 cm. Están cons
titufdos por un horizonte A , con un espesor promedio de 20 cm. y generalmen-
te subdividido en A l y A3 de color pardo rojizo oscuro. La textura es fran-
co a franco arcillo limosa; la estructura, de débil desarrollo, es de tipo granu-
lar medio o bloques subangulares finos; la consistencia es friable a firme. Si -
Pág. 108 ZONA RIO PICHIS

gue un horizonte B de naturaleza m i n e r a l , débilmente expresado, con un gro -


sor promedio de 40 cm,,, de color pardo r o j i z o . La textura es franco arcillosa a
arcillosa; los elementos estructurales están débilmente expresados en bloques sub
angulares medios o es un horizonte masivo con ligeros indicios de agregación
de sustancias ferruginosas y moteaduras de tonos grisáceos en su porción infe -
rior. La capa subyacente C está constitufda por estratos masivos, arcillosos,de
color gris a gris c l a r o , con frecuencia muy húmedos y con evidentes síntomas
de hidromorfismo. Es común en este horizonte la presencia de motas rojizas
asi* como también algunas concreciones ferruginosas en forma de granulos peque
ños y suaves.

Características químicas y f e r t i l i d a d
Son suelos de reacción extremada a muy fuertemente acida (pH 4 . 2 - 5 . 0 ) , con
proporciones bajas de materia orgánica; el fósforo y el potasio están en
proporciones bajas y a l t a s , respectivamente (menor de 40 K g / H a . y más de
400 K g / H a . ) . La capacidad total de cambio (por A c O N H 4 ) generalmente es
menor de 20 me/100 g r . ; el porcentaje de saturación de bases (por A c O N H 4 ) e s
menor de 4 0 % y la saturación de aluminio alcanza niveles variables de 30 a
6 0 % . Consecuentemente, son suelos de baja f e r t i l i d a d n a t u r a l .

Aptitud agronómica

La naturaleza arcillosa del p e r f i l , el drenaje imperfecto y la deficiencia de ele


mentos disponibles para la producción económica de cosechas limitan las p o s i -
bilidades de una agricultura intensiva de cultivos de la zona. Sin embargo, es
probable obtener rendimientos favorables de arroz y pastos, principalmente de
este ú l t i m o , empleando variedades adaptables al medio ecológico del área. Si
se pretende conseguir rendimientos óptimos de los mencionados c u l t i v o s , se d e -
berá seguir prácticas agronómicas orientadas hacia el mejoramiento de las c o n -
diciones edáficas, tales como: a d i c i ó n de abonos nitrogenados y fosfatados de
radical básico, principalmente, y correctivos calcáreos para aumentar la dispo
n i b i l i d a d de nutrientes vegetales, además de obras de drenaje consistentes en la
apertura de zanjas orientadas hacia un colector principal que puede ser el río
o quebradas que disectan el área.

A continuación se describe un p e r f i l representativo:

Zona : Hda. La Llobera, cerca al campo de aterrizaje

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Distropept ácuico


FAO (1974) : Cambisol dfstrico

Fisiografía : Terraza media

Pendiente ' : 1 fy
SUELOS Pág. 109

Relieve Plano

Clima Cálído-hfimedo " ¡

Zona de vida Bosque hfimedo - Tropical (bh - T)

Material madre Aluvial antiguo

Vegetación Kudzú

Horizonte Prof/cm. Descripción

Al 0-15 Franco limoso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/3) en húmedo; granular, fino, débil;
friable; rafees finas, comunes; reacción muy fuertemente acida (pH 4 . 7 ) ; conte_
nido medio de materia orgánica (4,1470); permeabilidad moderada, Lfmite de
horizonte difuso al

15 - 50 Franco arcilloso; pardo rojizo (5YR 4 / 4 ) en húmedo; bloques medios, moderados;


firme; reacción muy fuertemente acida (pH 4 , 9 ) ; contenido bajo de materia or *
gánica (0.69%); permeabilidad moderadamente lenta, Lfmite de horizonte difu.
so al

Cl 50 - 80 Franco arcillo limoso; rojo amarillento ( 5 YR 4/6) en una proporción de IVJo y


pardo rojizo claro ( 5 YR 6/3) en húmedo, en una proporción de SO^o; bloques
subangulares, medios, débiles; firme; reacción fuertemente acida (pH 5,1);con
tenido bajo de materia orgánica (0. 69%); permeabilidad moderadamente lenta.
Lfmite de horizonte gradual al

C2 80+120 Franco; gris rosáceo ( 5 YR 6/2) en una proporción de 70% y rojo amarillento
(5 Y R 4 / 6 ) en húmedo, en una proporción de 30%; napa freática a 80 c m . ; m a -
sivo; firme; reacción fuertemente acida (pH 5.4); contenido bajo de materia qr
gánica (0.68%); permeabilidad moderadamente lenta.

Serie ESPERANZA (Símbolo Ep)

Cubre una superficie de 4 , 8 5 6 H a . ( 3 . 8 % ) y esto conformada por suelos moderada -


mente profundos, desarrollados a partir de materiales finos de origen a l u v i a l a n t i -
g u o , encontrándose ubicados en terrazas medias de topografía plana a ligeramente
inclinada ( 0 ~ 4 % ) . Se distribuyen en ambas márgenes del rio Pichis, desde la l o c a -
lidad de Puerto Bermúdez hasta el poblado de A m i s t a d , situado próximo a la desem-
bocadura del rio P a l c a z u .

Son suelos de drenaje i m p e r f e c t o , afectados periódicamente por la escorrentia y f i l -


traciones de agua provenientes de las tierras colinosas aledañas que ocasionan en-
charcamientos, principalmente en épocas de a l t a p r e c i p i t a c i ó n en las áreas de to
pograffa depresionada.

La a c t i v i d a d agropecuaria temporal ha modificado gran parte de la vegetación n a t u -


110 ZONA RIO PICHIS

r a l , habiéndose observado sembríos de pastos que alternan con áreas abandonadas o


parcelas de bosque original de especies arbóreas de fuste delgado con presencia de
lianas, "paca " y , en forma aislada^almeras como aguaje y palmiche príncípalmen
te.

Caracteristicas físico-morfológicas

Los integrantes de esta serie tienen una profundidad promedio de 90 cm. y son
de textura moderadamente fina a f i n a , de color pardo a pardo amarillentoo a -
marillo parduzco, existiendo inclusiones de cuerpos edáficos de tonos rojizos .
Genéticamente están expresados por un perfil poco desarrollado de tipo ABC .
El horizonte superficial A es de 10 a 15 cm 0 de espesor, de color pardoa par
do oscuro, de textura franco a franco a r c i l l o limosa, estructurado en granulos
o bloques finos débilmente desarrollados y de consistencia friable a f i r m e . El
horizonte B, de incipiente formación (equivalente al B cámbico del Soil Taxo
nomy),de color pardo a pardo fuerte con moteaduras rojizas, de textura arci -
llosa, presenta un grado débil de estructura en bloques subangulares medios ,
cuyos agregados naturales usualmente se encuentran revestidos por sustan -
cias ferruginosas. Continúa el horizonte C , conformado por estratos a r c i l l o -
sos, masivos, de color pardo pálido a gris c l a r o , con abundantes moteaduras
rojizas y granulos pequeños y suaves, probablemente de oxidaciones ferrosas .
La presencia de humedad es evidente, pero no existen indicios de gleizamien
to; los tonos grises están ligados a la naturaleza del material o r i g i n a r i o .

Caracterntícas químicas y f e r t i l i d a d

Son suelos de reacción extremada a muy fuertemente acida (pH 4 . 2 - 5 . 0 ),


con bajo contenido de materia orgánica. El fósforo y el potasio están en n i -
veles bajos y a l t o s , respectivamente (menor de 40 K g / H a . y mayor de 400
Kg/Ha.).

La capacidad de intercambio catiónico (por A c O N H 4 ) fluctúa entre 15 y 30


me/100 g r . ; el porcentaje de saturación de bases (por A c O N H 4 ) es menor de
35% y la saturación de aluminio es normalmente a l t a , revelando promedios
entre 50 y 75 % . En consecuencia, son suelos de baja fertilidad n a t u r a l .

A p t i t u d agronómica

La naturaleza arcillosa y la d i f i c u l t a d del movimiento del agua a través del


p e r f i l , unida al drenaje deficiente y baja dotación de nutrientes, reducesig
nif i cativamente el cuadro selectivo de cultivos agronómicos. La obtención
de rendimientos favorables, principalmente de pastos y arroz, dependerá
del uso de variedades adaptables al medio e d á f i c o , que al mismo tiempo con
tribuirán a minimizar el empleo de fertilizantes y enmiendas calcáreas. La
SUELOS Pág. I l l

evacuación de las aguas, principalmente de las zonas depresionadas , debe ser


realizada por medio de zanjas abiertas.

A continuación se describe un perfil representativo:

Zona Paujil

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Distropept típico


FAO ( 1974) : Cambisol dfstrico

Fisiografía Terraza media

Pendiente 4<7o

Relieve Ligeramente ondulado

Clima Cálido - húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Aluvial antiguo

Vegetación Yuca

Horizonte Prof/cm. Descripción

Al o-io Franco limoso; pardo oscuro (7.5 YR 3/2) en húmedo; granular fino, débil; fria_
ble; raices finas y medias, abundantes; reacción extremadamente acida ( pH
4 . 4 ) ; contenido medio de materia orgánica (3.31*7°); permeabilidad moderada.
Lfmíte de horizonte difuso al

1 10-40 Franco arcillo limoso; pardo a pardo oscuro (7.5 Y R 4 / 4 ) en húmedo; bloques
subangulares, finos, moderados; friable; rafees finas y medias, frecuentes;rea£
ción muy fuertemente acida (pH 4.9); contenido bajo de materia orgánica
(1.24(7o); permeabilidad moderadamente lenta. Lfmite de horizonte difusoal

!2 40-60 Franco arcilloso; pardo fuerte (7.5 YR 5/6) en húmedo; bloques subangulares
medios, débiles;firme; reacción muy fuertemente acida (pH 4.8); contenido
bajo de materia orgánica (0.69^); permeabilidad moderadamente lenta. Lf-
mite de horizonte gradual al

C1 60-90 Franco arcilloso; gris claro (5 YR 7/1) en proporción de BOJk y pardo rojizo (5
YR 5/3) en húmedo; en proporción de lO^o; bloques subangulares medios, déb¿
les; firme; reacción muy fuertemente acida (pH 4. 8); contenido bajo de mate
ria orgánica (0.28^0); permeabilidad moderadamente lenta. Lfmíte de hori -
zonte gradual al

C2 90 - + Franco arcilloso; pardo rojizo (5 YR 5/3) en proporción de BOfo y gris claro ( 5


YR 7/1) en húmedo, en proporción de 4CP¡o; masivo, firme; reacción muy fuer
temente acida (pH 4.8); contenido bajo de materia orgánica (0.2S^o); permea^
bilidad lenta. ~
Pág. 112 ZONA RIO PICHIS

Serie SANTA ROSA (Sfrnbolo SR)

Cubre una superficie de 1,321 H a . (1.0%) y está conformada por suelos desarrolla-
dos a partir de materiales de origen a l u v i o - c o l u v i o l o c a l , constiHuda por una mez-
cla de arenas, arcillas y gravas redondeadas y subangulares. Son de distribución lo
calizada y se encuentran ubicados en terrazas medias y lomadas que comprenden el
Sector de Santa Rosa, enmarcado entre los riachuelos G a v i l á n y Sábalo; y en m e -
nor proporción en la zona del A l t o C h i v i s . Topográficamente, presentan declives
inclinados con pendientes variables entre 2 y 15%. Son suelos bien drenados y tie
nen,en g e n e r a l , una escorrentfa superficial moderadamente l e n t a . La vegetación
n a t u r a l , alterada por la extracción selectiva de las especies maderables, ha sido
eliminada en gran parte y reemplazada principalmente por pastos que en su mayo
ría se encuentran abandonados.

Características físico-morfológicas

Morfológicamente, son suelos profundos, de textura moderadamente f i n a , con


horizontes poco evolucionados,que se asientan sobre un estrato de materiales
groseros conformados por gravas angulares y redondeadas, mayormente de a r e -
niscas. Presentan un perfil de tipo A B C . La capa superficial/representada por
un A muy delgado, frecuentemente grada hacia un A3 de mayor espesor; es de
color pardo a pardo amarillento oscuro, de textura franco a franco a r c i l l o a r e -
nosa,estructurado en granulos gruesos, débiles y de consistencia f r i a b l e . El ho
rizonte B (equivalente a l B cámbico del Soil Taxonomy) es de color pardo ama
r i l l e n t o , tornándose con frecuencia pardo r o j i z o , su limite i n f e r i o r . La textu
ra es franco a r c i l l o arenosa y los elementos estructurales están presentes en for
ma de bloques subangulares medios, siendo su consistencia f r i a b l e . La grava
alcanza proporciones inferiores a 2 0 % . El horizonte C es una mezcla de are
n a , a r c i l l a y gravas y , en la mayona de los casos, los elementos gruesos se
encuentran en proporciones superiores a 4 0 % .

Caractensticas quimicas y f e r t i l i d a d

Son suelos de reacción extremadamente acida (pH 4 . 0 - 4 . 5 ) con dotaciones


bajas de materia o r g á n i c a . El fósforo asimilable es bajo (menor de 4 0 K g / H a } ;
en cambio,el potasio revela altas proporciones (más de 400 K g . / H a . ) . La ca
pacidad de intercambio catión?co (por A c O N H 4 ) es menor de 10 me/100 gr .
de suelo; la saturación de bases (por A c O N H 4 ) varia entre 10 y 15% y la satu
ración de aluminio vana entre 70 y 8 5 % , lo que indica que las concentracio-
nes del elemento mencionado en el suelo son normalmente altas. En conse -
c u e n c i a , son suelos de f e r t i l i d a d natural b a j a .

A p t i t u d agronómica

La aptitud de estos suelos está limitada principalmente por sus condiciones e -


SUELOS Pág. 113

dáficas, expresadas por una marcada a c i d e z , altas concentraciones de a l u m i -


nio cambiable y bajos niveles de bases, asf como de nutrientes vegetales. Es
to determina orientarlos a la explotación de cultivos permanentes o pastos afi
nes al ecosistema tropical húmedo.

Los cultivos más apropiados son: marañan, a c h i o t e , mango, p i n a , taperibá ,


cocona, tumbo, algunos c í t r i c o s , palma aceitera y j e b e . Previa comprobó -
ción de la rentabilidad económica de estos cultivos, se puede desarrollar un
programa racional de f e r t i l i z a c i ó n , principalmente a base de productos n i t r o -
genados y fosfatados, de radical básico, para elevar la productividad de la
tierra; pudiendo además considerar prácticas de encolamiento, en especial pa
ra aquellas especies susceptibles a la t o x i c i d a d del a l u m i n i o . Las prácticas
encaminadas al control de la erosión hTdrica deben ser aplicadas con mayor
intensidad en las áreas de pendientes fuertemente i n c l i n a d a s .

Fases

Se ha establecido las siguientes fases por pendiente: ligeramente inclinada


(2 - 4 % ) , moderadamente inclinada (4 - 8%) y fuertemente inclinada (8 -
15%).

A continuación se describe un perfil representativo:

Zona Santa Rosa de Chivis. Margen Izquierda de la Carretera Pto. Bermúdez a


Santa Rosa de Chivis

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) Distropept fluvéntico


FAO (1974) Cambisol districo

Fisiografía Terraza media

Pendiente 6 «ío

Relieve Ondulado

Clima Cálido " húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Aluvio " coluvio

Vegetación Monte alto, peinecaspi, cetíco, uvilla

Horizonte Prof /cm. Descripción

Al 0 - 10 Franco; pardo amarillento oscuro (10 YR 4/4) en húmedo; bloques subangulares fi_
nos, débiles; friable; reacción extremadamente acida (pH 4.0); rafees finas y me
. 114 ZONA RIO PICHIS

días abundantes; contenido medio de materia orgánica {3.03P¡o); permeabilidad mo


deradamente rápida. Límite de horizonte difuso al

A3 10 - 35 Franco arcillo arenoso; pardo amarillento oscuro (10 YR4/4) en hfímedo; bloques
subangulares finos, débiles; friables; reacción muy fuertemente acida (pH 4.6 ) ;
rafees medias, abundantes; contenido bajo de materia orgánica (1.52%); permea-
bilidad moderada. Lfmíte de horizonte difuso al e

Bl 35 " 65 Franco arcillo arenoso; pardo amarillento oscuro (10 YR 4/4) en hfímedo; bloques
subangulares, medios, moderados; friable; reacción muy fuertemente acida ( pH
4,5); contenido bajo de materia orgánica (0.96%); permeabilidad moderada. L£
mite de horizonte difuso al

B2 65 - 100 Franco arcilloso; pardo rojizo (5 YR 4/4) en húmedo; bloques subangulares, me -


dios, moderados; friable; reacción extremadamente acida (pH 4.4); contenidoba_
jo de materia orgánica (0.83%); permeabilidad moderadamente lenta. limite de
horizonte claro al

C 100+ 140 Franco arcilloso gravoso; 50% de gravas subangulares y redondeadas de 4 cm. de
diámetro promedio; pardo rojizo (5 YR 5/4) en húmedo; masivo; firme; reacción
extremadamente acida (pH 4.4); contenido bajo de materia orgánica (0.55%) ;
permeabilidad moderadamente rápida.

Serie S A N PEDRO (Símbolo SP)

Cubre una superficie de 6,814 H a . (5.3%) y está conformada por suelos de origen a
l u v i o - coluvio l o c a l , constitufdos por un material heterogéneo derivado de una mez
cía de arcillas y gravas redondeadas y subangulares. Ocupan las áreas de colinas
bajas y altas del sector sur-occidental del proyecto y se extienden en forma de es-
trechas fajas que corren más o menos paralelas entre la base de la Cordillera de San
Matías y el área marginal del paisaje de colinas bajas. Las colinas de altura varia
ble confieren a estos suelos una topografía muy accidentada, con pendientes que
varían entre 15 y 7 0 % . Por su fuerte pendiente están sometidas a un drenaje exce-
s i v o , una escorrentfa superficial muy rápida y sujetos a sufrir alta erosión p l u v i a l .

La vegetación está representada por un manto arbóreo denso y moderadamente desa


rrollado,, Su u t i l i z a c i ó n , dadas las caracterfsticas topográficas y edáficas del terre
n o , esta supeditada a la pendiente. Los suelos de menores pendientes ( 1 5 - 5 0 %)
pueden ser utilizados para una explotación foresta!, mientras los muy empinados
(50 - 70 %) deben ser destinados para p r o t e c c i ó n , conservándolos en estado natu -
ral.

Caracterrsticas físico-morfológicas

Son suelos moderadamente profundos, poco evolucionados, tipificados por un


perfil ABC. El horizonte s u p e r f i c i a l , de 20 cm 0 de espesor promedio, a v e -
ces está cubierto con colchón de rafees y hojas semídescompuestas» Es de
color rojo oscuro a rojo a m a r i l l e n t o , de textura franco a franco a r c i l l o s a , es
SUELOS Pág. 115

tructurado en granulos finos y de consistencia f r i a b l e . El horizonte B, débil


mente esbozado, predominantemente franco a r c i l l o s o , es de color pardo roji -
zo a rojo amarillento y muestra una incipiente formación de agregados estruc
turóles en forma de bloques subangulares o en su defecto es un material masi-
v o . El horizonte C,representado por un estrato de gravas subangulares y re -
dondeadas de areniscas, se encuentra a una profundidad promedio de 50 c m .
y,en la generalidad de los casos observados, descansa sobre un material s e d i -
mentario conformado por lutitas y a r c i l l i t a s , principalmente.

Caracterfeticas químicas y fertilidad natural

Son suelos de reacción extremadamente acida (pH 4 . 0 - 4 . 5 ) ; bajos en m a t e -


ria o r g á n i c a , pobres de fósforo (menor de 40 K g / H a . ) y contenido medio de
potasio (mayor de 200 K g / H a . ) .

La capacidad de intercambio catiónico (por A c O N H 4 ) muestra un amplio ran


go de variación,mayormente oscila entre 8 y 20 m e / 1 0 0 g r . de suelo; la s a t u -
ración de bases (por A c O N H 4 ) revela porcentajes inferiores a 4 5 % y la satu
ración de aluminio alcanza valores máximos en el horizonte B, variando ge -
neralmente entre 30 y 7 0 % . Consecuentemente,son suelos de baja f e r t i l i d a d
natural.

Aptitud agronómica

La topograf ía accidentada que afecta a estos suelos restringe su vocación o -


ríentándola mayormente a la explotación forestal y áreas de protección. Con
siderando la naturaleza de su distribución geográfica, normalmente en secto -
res correspondientes a las nacientes de pequeños ribs, que disectan transver -
salmente el paisaje colinoso de la parte occidental del proyecto, cualquier
posibilidad de aprovechamiento debe tener en cuenta la alteración que
puede ocasionar al equilibrio del régimen hidrológico de las vertien
tes que nacen del flanco oriental de la Cordillera de San M a t i a s .

Las áreas con declives menores de 5 0 % se podrfan utilizar con fines foresta -
les, pero teniendo en cuenta las consideraciones anotadas.

Fases

Dentro de la referida serie se ha establecido las siguientes fases por p e n d i e n -


te : moderadamente empinada (15 - 2 5 % ) , empinada (25 - 50%) y muy empi
nada (50 - 70%).

A continuación se describe un perfil representativo:


Pág. 116 ZONA RIO PICÍiIS

Zona San Pedro

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Distropept fluvéntico


FAO(1974) . cambisoldfstrico

Fisiografía Ladera de colina

Pendiente 35<7o

Relieve Inclinado

Clima Cálido - húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T )

Material madre Aluvial muy antiguo

Vegetación Cetico, caña, cocona, plátano y yuca

Horizonte Prof / c m . Descripción


9

Al 0-20 Franco; rojo amarillento (5 YR 4 / 8 ) en húmedo; granular, fino, débil; friable ;


reacción extremadamente acida (pH 4 . 4 ) ; rafees finas y medias, abundantes;con
tenido bajo de materia orgánica (2.34P¡o)\ permeabilidad moderada, Lfmite de
horizonte difuso al

20 - 60 Franco arcilloso; rojo amarillento (5 YR 4/6) en húmedo; bloques subangularesfi


nos; friable; ligeras películas de arcilla; reacción extremadamente acida ( pH
4 . 5 ) ; contenido bajo de materia orgánica(l.93%); permeabilidad moderadamen-
t e lenta. Limite de horizonte claro a l

60+100 lCP¡o de grava subangular de 10 a 15 c m . de diámetro promedio.

I. Serfe SHUTASHARI ( Símbolo Sh)

Cubre una superficie de 12,462 H a . (9.7%) y está conformada por suelos originados
a partir de depósitos sedimentarios débilmente consolidados, básicamente c o n s t i t u f -
dos por arcillas grises del Terciario superior, encontrándose ubicados en lomadas y
colinas bajas que se distribuyen en ambas márgenes del rio Pichis, desde la q u e b r a -
da Esperanza hasta el limite norte del Proyecto. Las colinas de altura variable
confieren a estos suelos un relieve topográfico irregular, t i p i f i c a d o por rangos de
pendiente que oscilan entre 8 y 25 % . El escurrimiento s u p e r f i c i a l , en g e n e r a t e s
rápido y el drenaje interno moderado. Son susceptibles a la erosión p l u v i a l .

Caractensticas físico-morfológicas

Son suelos superficiales a moderadamente profundos, arcillosos; la mayoría pre


senta un color rojo amarillento que grada a una capa arcillosa de tonos grisó -
SUELOS Pág. 117

ceos matizados de moteaduras rojizas, que generalmente se encuentra a una


profundidad promedio de 50 c m .

Los perfiles edáficos exhiben horizontes poco diferenciados, del tipo ABC. La
capa superficial A es delgada, de textura franco a franco arcillosa; el color
varia de pardo rojizo a pardo amarillento y los elementos estructurales están
presentes en forma de granulos finos y medios, i n c i p i e n t e s . El horizonte B
cámbico presenta un grado moderado de estructuración del tipo bloques sub
angulares medios, de color rojo amarillento con moteados grises / textura f r a n -
co arcillosa a arcillosa y una consistencia f i r m e . Se asienta sobre un estrato
masivo a r c i l l o s o , de color gris a gris claro,poco intemperizado y con p r o p i e -
dades del material parental sedimentario. Las tonalidades predominantemen-
te claras de este substrato, hacen suponer que en épocas pasadas posiblemente
estuvo bajo la influencia de condiciones anaeróbicas. En la actualidad es ím
probable la existencia de procesos hidromórficos, debido a las condiciones de
topografTa dominantemente inclinada que originq,más b i e n , un drenaje g e n e -
ral algo excesivo.

Caractensticas químicas y f e r t i l i d a d

Son suelos muy fuertemente ácidos (pH 4 . 5 - 5-0) con proporciones medias de
materia orgánica en la capa s u p e r f i c i a l . Las proporciones de fósforo son b a -
jas (menor de 40 K g / H a . ) y las de potasio son de medias a altas (mayor de
272 K g / H a . ) .

La capacidad de intercambio catiónico (por A c O N H 4 ) varia de 15 a 35 me /


100 g r . de suelo, presentando un notable aumento en los horizontes inferió -
res; la saturación de bases (por A c O N H 4 ) es menor de 3 5 % ; la saturación de
aluminio oscila entre 60 y 9 0 % , lo que indica altas concentraciones del c i t a
do elemento en el suelo. Algunos perfiles suelen indicar proporciones meno-
res al rango indicado. En consecuencia, son suelos de f e r t i l i d a d natural b a -
ja.

A p t i t u d agronómica

Por sus características químicas, texturales y fisiográficas, estos suelos pueden


adecuarse a cultivos de pastos nativos o mejorados en aquellas áreas de pen -
diente entre 8 y 15% y dedicarse a la explotación forestal en aquellas con
mayores declives.

El establecimiento de las pasturas, debe hacerse a base de pastos asociados,


contemplando la intervención de gramíneas y leguminosas. Existe la p o s i b i l i -
dad de efectuar rotaciones, exclusivamente con leguminosas, siendo el Kudzú
probablemente la especie más indicada para desempeñar esta f u n c i ó n . Ade -
más, debe considerarse sistemas rotativos de pastoreo, mediante la instalación
de potreros de extensión razonable.
Pág. 118 ZONA RIO P I C H I S

La f e r t i l i z a c i ó n de estas tierras y el empleo de correctivos calcáreos debe es -


tar sujeta principalmente a consideraciones de t i p o económico.

Fases

Se ha establecido las siguientes fases por pendiente: fuertemente inclinada (8 -


15%) y moderadamente empinada (15 - 2 5 % ) .

A continuación se describe un p e r f i l representativo:

Zona Estación Experimental "La Esperanza"

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Dístropept fluvéntico


FAO (1974) : Cambisol dfstrico

Fisiograffa Lomada

Pendiente 14#>

Relieve Ondulado

Clima Cálido " húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Aluvial antiguo

Vegetación Ungurahui, espintana, machimango

Horizonte Prof/cm. Descripción

Al 0-10 Franco; pardo rojizo a pardo rojizo oscuro (5 YR 3.5/4) en húmedo; granular, fino,
débil; friable; rafees finas y medias, abundantes; reacción extremadamente acida
(pH 3 . 8 ) ; contenido alto de materia orgánica (6.0T7o); permeabilidad moderada.Lf
mite de horizonte gradual al

A3 10 - 30 Franco; rojo amarillento (5 Y R 4 / 8 ) en húmedo; granular, fino, débil; friable; raf-


ees finas y medías, abundantes; reacción extremadamente acida (pH 4 . 4 ) ; contení,
do bajo de materia orgánica (2.2170); permeabilidad moderada. Lfmite de horizon
te claro al

30 - 60 Franco arcilloso; rojo ( 2 . 5 YR 4/6) en húmedo; bloques subangulares medios, mode


rados; firme; reacción muy fuertemente acida (pH 4 . 8 ) ; contenido bajo de materia
orgánica (1.65%); permeabilidad moderadamente lenta. Lfmite de horizonte claro
al

Cl 60 - 110 Franco arcilloso; gris rosáceo (5 YR 7/2) en una proporción de 60^0 y rojo amarillen
to (5 YR4/8) en húmedo, en una proporción de 40%; bloques subangulares, medios,
moderados; firme; reacción muy fuertemente acida (pH 4 . 9 ) ; contenido bajo de ma_
teria orgánica (LlO^oJipe-meabílídad moderadamente lenta. Lfmite de horizonte
difuso al
LOS Pág. 119

C2 110 - 150 Franco arcilloso; gris claro (10 YR 7/2) en una proporción de SO^o y pardo rojizo
(5 YR 5/4) en húmedo, en una proporción de 507»; masivo; muy firme; reacción
muy fuertemente acida (pH 4.9); contenido bajo de materia orgánica (O.69'7o) ;
permeabilidad moderadamente lenta. Límite de horizonte difuso al

C3 150 + 200 Franco arcilloso; gris claro (10 YR 7/2) en una proporción de GCrfo y rojo oscuro
(2.5 YR 3/6) en húmedo, en una proporción de 40^0; masivo; muy firme; reac -
ción muy fuertemente acida (pH 4. 8); contenido bajo de materia orgánica
(0.4870); permeabilidad moderadamente lenta.

Serie C O L I N A (Símbolo Cl)

Abarca una superficie de 5,982 Ha. (4.6%) de suelos derivados de materiales sedi
mentarlos de! Terciario, constitufdos por lutitas y arcillitas, predominantemente de
color pardo ro¡izo a rojo. Su distribución geográfica corresponde a la margen iz -
quierda del rio Pichis, aproximadamente desde la localidad de Huayhuantillo hasta
el río Palcazu, abarcando colinas de cimas angulosas que en conjunto tipifican un
relieve muy accidentado y de aspecto corrugado, con pendientes variables entre 50
y 7 0 % . Por su fuerte pendiente, están sometidos a una escorrentía superficial muy
rápida y sujetos a sufrir alta erosión pluvial.

La vegetación está conformada por un estrato arbóreo denso, bien desarrollado,apro


vechable forestalmente.

Características físico-morfológicas

Son suelos moderadamente profundos, de desarrollo genético i n c i p i e n t e ; p r e -


sentan perfiles del tipo ABC, de color rojo oscuro a pardo rojizo oscuro y de
textura a r c i l l o s a , eventualmente franco arcillosos. El horizonte superficial
A,de 20 cm„ de espesor promedio, es de color pardo rojizo oscuro; textura
franco a franco arcillosa; estructurado en granulos gruesos o bloques subangu_
lares finos incipientes y de consistencia friable- A menudo se presenta un ho
rizonte transicional A 3 . El horizonte B,de incipiente formación, exhibe ras
gos muy leves de iluvíación; tiene espesores variables entre 30 y 50 c m . , pu
diendo presentar subdivisiones distinguibles, principalmente por el grado de
evolución de los agregados naturales; es de color rojo oscuro a pardo rojizo
oscuro; textura franco arcillosa a arcillosa; estructura en bloques subangula-
res moderados a incipientes y consistencia firme a friable. El horizonte CR
subyace aproximadamente a 60 cm. de superficie y está conformado por un
material rojo a rojo oscuro, arcilloso, masivo, presentando características
estructurales del material madre que se encuentra altamente descompuesto.

Características quimicas y fertilidad

Químicamente, son de reacción muy fuerte a fuertemente acida (pH 4 . 5 - 5 . 2 ) ;


la dotación de materia orgánica generalmente es alta en la capa superficial
Pág. 120 ZONA RIO PICHIS

( 4 . 5 % ) , mientras que en los horizontes inferiores acusan proporciones bajas.


El fósforo es b a j o ; en cambio,el potasio revela proporciones medias a altas
(272-544 K g / H a . ) .

La capacidad de intercambio catiónico (por A c O N H 4 ) varra de 15 a 30 m e /


100 g r . de suelo; sin embargo, alijónos cuerpos edáficos pueden acusar canti
dades mayores a este rango; la saturación de bases (por A c O N H 4 ) general -
mente fluctúa entre 5 y 10% y la saturación de aluminio indica tenores
muy a l t o s , variando entre 80 y 9 5 % .

El cuadro a n a l f t i c o de estos suelos revela que son de baja f e r t i l i d a d natu -


ral.

A p t i t u d agronómica

La a p t i t u d de estos suelos está fuertemente l i m i t a d a , no sólo por su condición


topográfica a c c i d e n t a d a , sino también por sus características químicas desfa-
vorables, impuestas por la carencia de nutrientes,marcada acidez y contení -
dos muy altos de aluminio cambiable. Esta condición elimina todas las p o -
sibilidades de uso para explotación agrícola y ganadera, quedando relegados
exclusivamente para el aprovechamiento forestal.

A continuación se describe un perfil representativo:

Zona Trocha rio Pichis " Cajonari

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Distropept tfpíco


FAO(1974) : Cambisol dfstrico

Fisiografía Colinas bajas

Pendiente 507o

Relieve Muy fuertemente disectado

Clima Cálido " húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Arci Hitas

Vegetación Monte alto

Horizonte Prof / c m . Descripción

Al 0 - 15 Franco; pardo rojizo oscuro ( 2 . 5 YR 3/4) en húmedo; granular fino, débil; friable;
reacción extremadamente acida (pH 4 . 1 ) ; rafees finas, medias, abundantes; con-
SUELOS Pág.121

tenido alto de materia orgánica (4.8270); permeabilidad moderada, Lfmite de


horizonte gradual al

Bl 15 - 35 Arcilla; rojo oscuro (2.5 YR 3/6) en húmedo; bloques subangulares medios inci.
pientes, firme; reacción muy fuertemente acida (pH 4.9); rafees medias, pocas;
contenido medio de materia orgánica (2.34%); permeabilidad lenta. Lfmite de
horizonte difuso al

B2 35 - 60 Arcilla; rojo oscuro (2.5 YR 3/6) en húmedo; bloques subangulares medios, mo


derados; firme; reacción muy fuertemente acida (pH 5.0); contenido bajo dema_
teria orgánica (2.0%); permeabilidad lenta. Lfmite de horizonte difuso al

CR 60 +100 Arcilla; rojo (2.5 YR 4/8) en húmedo; roca en estado de descomposiciñn de re-
acción muy fuertemente acida (pH 5.0) y bajo contenido de materia orgánica
(1.80%).

n. Serfe ANACAYALI (Símbolo An)

Comprende una superficie de 14,235 H a . (11.1%) siendo la segunda serie en impor-


tancia por la superficie que ocupa y está conformada por suelos derivados de depósi-
tos sedimentarios, constituiclos mayormente por lutitas y a r c i l l i t a s rojas del Tercia -
r i o , generalmente de naturaleza calcárea. Su distribución corresponde al sector
oriental del Proyecto, abarcando áreas calinosas de la parte alta de los ribs A n a c a -
y a l i y A p u r u c u y a i i , asf como el sector nororíental próximo al rio Palcazu, Topográ
ficamente, presentan un relieve accidentado con pendientes predominantes entre
15 y 5 0 % , existiendo en menor escala áreas con declives variables entre 8 y 15 % .
Dadas las pendientes empinadas, estos suelos están sometidos a fuerte escorrentiasu
p e r f i c i a l y en consecuencia son susceptibles a la erosión p l u v i a l .

La vegetación natural es exuberante; contienen especies bien desarrolladas y la ma


yoría de ellas de apreciable valor comercial. Las áreas deforestadas, por lo g e n e -
ral, están dedicadas a la ganaderfa.

Caracten stí cas fisi co-morfo I óg? cas

Son suelos moderadamente profundos, arcillosos, de color pardo rojizo a rojo


amarillento y por lo general descansan sobre un estrato que contiene propor -
cíones significativas de materiales calcáreos. Presentan perfiles poco e v o l u -
cionados, de tipo ABC. El horizonte superficial A^.de 15 cm. de espesor pro-
medio, es de color pardo rojizo oscuro, de textura franco arcillosa a a r c i l l o -
sa, estructurado en bloques subangulares finos y medios e incipientes, advir -
tiéndose una intensa actividad de lombrices, visibles por la existencia de a -
bundantes túneles, que generalmente invaden la porción superior del horizon-
te subyacente. El horizonte B,representado por una masa arcillosa de color ro
jizo a rojo amarillento, estructurado en bloques subangulares medios y grue -
sos, presenta una consistencia firme y leves fisuras, exhibiendo un aspecto lus
Pág. 122 ZONA RIO PICHIS

troso en las superficies de separación de los agregados estructurales. El h o r i -


zonte C es a r c i l l o s o , masivo y f i r m e , y grada hacia un material muy alterado
y deleznable, con o sin concreciones calcáreas.

Caracteristicas quimicas y f e r t i l i d a d

Los perfiles edóficos, dentro de una profundidad promedio de 70 cm.,mués -


tran una reacción fuertemente acida (pH 5 . 0 - 5 . 5 ) ; incrementándose brusca-
mente a profundidades mayores (hasta pH 7.5) debido a la presencia de sus-
tancias calcáreas que reaccionan violentamente al H C I , pudiendo existir al -
gunos suelos libres de estas sustancias. LXJ materia otigánica revela proporcio-
nes medías; el fósforo disponible es ba¡o (menor de 40 K g / H a . ) ; el potasio se
encuentra mayormente alto (más de 600K{j/Ha*) eh el horizonte superficial y
medio en los horizontes subsuperficiales (más de 370 K g / H a . ) .

La capacidad de intercambio catiónico (por A c O N H 4 ) oscila de 20 a 45 m e /


100 g r . y la saturación de bases (por A c O N H 4 ) es superior a 5 0 % , aunque al
fuños perfiles presentan una saturación básica menor, dentro de los primeros
60 cms. El c a l c i o y el magnesio son los elementos que predominan en el Com
piejo de Cambio. En consecuencia, estos suelos son de f e r t i l i d a d natural me
dia.

A p t i t u d agronómica

Son suelos que tienen algunas características vértícas tales como altas propor
clones de a r c i l l a susceptible de experimentar leves contracciones y d i l a t a c i o -
nes por efecto de variaciones del contenido de humedad en el suelo. Estacón
dición,sumada a la poca profundidad efectiva del suelo y a su topografTa empí
n a d a , hace que las áreas con pendientes menores de 15% sean más apropia -
das para la implantación de pastos, cuyo aprovechamiento racional de produc
ción continua dependerá del uso de técnicas compatibles con e l medio e c o l ó -
g i c o . Las tierras de mayor pendiente tienen vocación preferentemente f o r e s -
tal.

Fases

Dentro de la referida serie, se ha establecido las siguientes fases por pendien


t e : fuertemente inclinada (8 - 1 5 % ) , moderadamente empinada (15-25%) y
empinada (25 - 5 0 % ) .

A continuación se describe un perfil representativo:


SUELOS Pág. 123

Zona Frente a Puniro (Rfo Pichis)

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Eutropept vértice


FAO (1974) : Cambisol vértice

Fisiografía Colina baja

Pendiente 22%

Relieve Disectado

Clima Cálido " húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Residual (lutitas)

Vegetación Pasto Kudzú

Horizonte Prof/cm. Descripción

Al 0-20 Arcillo limoso; pardo a pardo oscuro (10 YR 4 / 3 ) en húmedo; bloques subangulares,
grandes, moderados; firme; raices finas, abundantes; reacción fuertemente acida
(pH 5 . 3 ) ; contenido medio de materia orgánica (3.58%); permeabilidad lenta. Lí-
mite de horizonte gradual al

20 - 50 Arcilla; pardo amarillento oscuro (10 YR 4/4) en húmedo; bloques subangulares ,


grandes, moderados; firme; rafees finas, pocas; reacción fuertemente acida ( pH
5.0); contenido bajo de materia orgánica (LDS^o); permeabilidad muy lenta. Lí
mite de horizonte difuso al

Cl 50 - 75 Arcilla; pardo rojizo ( 2 . 5 YR 4/4) en húmedo; bloques subangulares grandes, fuex


tes; firme; reacción fuertemente acida (pH 5.0); contenido bajo de materia orgá-
nica (0.96*70); permeabilidad muy lenta. Límite de horizonte gradual al

CR 75+ 120 Arcilla; pardo rojizo ( 2 . 5 YR 4/4) en húmedo; bloques subangulares grandes, fuer-
tes; firme; reacción fuerte al ácido clorhídrico; reacción neutra (pH 7.0); come -
nido bajo de materia orgánica (0.55%); permeabilidad muy lenta.

o. Serie C O L I N A ROJA (Símbolo CR)

Cubre una superficie de 3 4 , 0 3 1 H a . (26.5%),siendo laseríe'más importaní-e por su ex


tensión y está conformada por suelos profundos, desarrollados a partir de depósitos se
dimentarios, formados por lutitas y a r c i l l i t a s rojas del T e r c i a r i o . Se distribuyen a m -
pliamente dentro del paisaje c o l i n o s o , t i p i f i c a d o por una sucesión de colinas bajas de
cimas aguzadas que le confiere una superficie corrugada y una topografTa a c c i d e n t a -
124 ZONA RIO PICHIS

d a , con pendientes variables entre 15 y 5 0 % , Aunque en forma muy dispersa es p o -


sible encontrar declives variables entre 50 y 7 0 % . Debido a la naturaleza de su to
p o g r a f i a , estos suelos se encuentran bajo la influencia de un drenaje excesivo y una
escorrentia superficial r á p i d a , lo que determina que sean susceptibles a la erosión
pluvial.

La vegetación natural está compuesta por un manto arbóreo bien desarrollado , de


buenas cualidades para el aprovechamiento forestal. Las áreas rozadas, mayormen
te se encuentran cubiertas de pastos o , en su defecto, abandonadas y cubiertas por
una asociación de gramíneas invasores, entre ellas el torurco y vegetación arbusti-
v a , conformada predominantemente por especies de madera b l a n d a .

Características físico-morfológicas

Morfológicamente son suelos profundos, arcillosos, de color rojo oscuro a r o -


jo a m a r i l l e n t o , con perfiles ABC bien definidos. El horizonte A de 25 cm.de
espesor promedio, tiene matices variables de pardo rojizo a rojo a m a r i l l e n -
to; ocasionalmente pueden detectarse tonos pardos. Es de textura franco arci
llosa, estructurado en granulos o bloques subangulares finos y de consistencia
friable. Descansa sobre un horizonte B, bien diferenciado por sus subhori -
zontes y una zona de acumulación de a r c i l l a l l u v i a l , evidenciada por la pre
sencia de peliculas brillantes (argilans) que generalmente recubren las caras
laterales de los agregados estructurales bien expresados y que son del tipo
bloques subangulares medios. Los colores varían de rojo a rojo amarillento ,
siendo dominantemente arcilloso y de consistencia f i r m e . El horizonte C,es
tá representado por un m a t e r i a l , generalmente de color rojo oscuro, a r c i l l o -
so, masivo y con frecuencia grada hacia un estrato sem i consol i dado y delez-
nable (CR) con características estructurales del material p a r e n t a l , que even-
tualmente presenta inclusiones de materiales grisáceos.

Características químicas y f e r t i l i d a d

Son suelos de reacción extremada a fuertemente acida ( p H 4 . 0 - 5 . 2 ) , a través


de todo el p e r f i l . La dotación de materia orgánica es media y por consiguien
te la de nitrógeno. El fósforo disponible está presente en bajas proporciones
(menor de 40 K g / H a . ) , en cambio el potasio reveta niveles medios y altos
(mayor de 370 K g / H a . ) . La capacidad de intercambio catióníco ( por -
A c O N H 4 ) varía de 18 a 30 me/100 g r . de suelos; la saturación de bases (por
suma de cationes) gira alrededor de 10 a 30%; y la saturación de aluminio es
tá entre 80 y 9 0 % , lo que indica excesivas concentraciones del citado ele -
mentó en el suelo.

A través del examen de las características químicas, se deduce que son sue -
los de f e r t i l i d a d natural muy b a j a .
SUELOS Pág. 125

Aptitud agronómica

La u t i l i z a c i ó n de estos suelos presenta fuertes limitaciones, no sólo derivados


de la topograffa empinada, sino también por las caracterfsticas edóficas pre
sentes, impuestas preferentemente por la extrema a c i d e z , la excesiva con -
centración del aluminio cambiable (80 - 90%) y el a l t o contenido de a r c i -
l l a , que normalmente supera el 40%o Teniendo en cuenta las consideracio-
nes mencionadas, las tierras deben ser orientadas a la explotación racional
de la masa forestal.

Fases

En base a la pendiente se ha delimitado las siguientes fases: moderadamente


empinada (15 - 25%) y empinada (25 - 5 0 % ) .

A continuación se describe un perfil representativo:

Zona Fundo Consuelo (Rfo Chivis)

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Paleudult tfpíco


FAO (1974) : Actisol órtíco

Fisiograffa Colina baja

Pendiente 30 «Vo

Relieve Fuertemente ondulado

Clima Cálido húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Arcillitas

Vegetación Pastos naturales

Horizonte Prof/cm. Descripción

Al 0-15 Franco arcillo arenoso; rojo amarillento (5 YR 4/8) en húmedo; granular, fino ,
débil; friable; rafees medias y finas; abundantes; reacción extremadamente a c i -
da (pH 3 . 6 ) ; contenido alto de materia orgánica (lO.a^o); permeabilidad mode
rada. Limite de horizonte claro al

A3 15 - 30 Arcillo arenoso; rojo (2.5 Y R 4 / 8 ) en húmedo; bloques subangulares, finos, débi.


les; friable; rafees finas, moderadas; reacción extremadamente acida (pH 4.1);
Pág. 126 ZONA RIO PICHIS

contenido bajo de materia orgánica (2.21'yo); permeabilidad lenta. Límite de ho


rizonte difuso al

B21t 30 - 60 Arcilla; rojo (2.5YR4/8) en húmedo; bloques subangulares, finos, débiles; fria -
ble; reacción extremadamente acida (pH 4.4); contenido bajo de materia orgáni.
ca (1.527o); permeabilidad muy lenta. Limite de horizonte difuso al

B22t 60-90 Arcilla; rojo (2.5 YR4/8) en húmedo; bloques subangulares, medios, moderados;
friable; reacción muy fuertemente acida (pH 4.7); contenido bajo de materia or"
gánica {l,3¡P¡o); permeabilidad muy lenta. Limite de horizonte difuso al

B3 90 - 120 Arcilla; rojo (2,5 YR 4/6) en húmedo; bloques subangulares, finos, débiles; fria -
ble; reacción muy fuertemente acida ( pH 4.7); contenido bajo de materia orgá -
nica (0.83í7o);permeabilidad muy lenta. Limite de horizonte difuso al

CR 120 +145 Arcilla; rojo (2.5 YR4/6) en húmedo; presencia de material residual (argilita, lu
tita); masivo; friable; reacción muy fuertemente acida (pH 4.9); contenido bajo
de materia orgánica (0.34P¡o); permeabilidad muy lenta.

P- Serie PUERTO BERMUDEZ (Sfmbolo PB)

Cubre una superficie de 4,925 H a . (3o8%) y está conformada por suelos desarrolla-
dos a partir de depósitos aluviales antiguos, predominantemente constitufdospor ma
teriales moderadamente f i n o s , siendo su distribución geográfica relativamente am-
p l i a en la zona y en la generalidad de los casos se encuentran asociados con los
miembros edáficos de la Serie Llobera. Se sitúan en terrazas no inundables y loma
das, exhibiendo una topografia plana a i n c l i n a d a , con pendientes menores de 15%.
Presentan buen drenaje natural y una escorrentfa superficial moderadamente lenta,
sobre todo en las áreas de relieve ondulado.

La ganadería es la a c t i v i d a d que predomina en estos suelos, principalmente en las


tierras que se encuentran próximas a los cauces fluviales y núcleos poblacionales ;
las áreas de poca accesibilidad o que están alejadas, se encuentran cubiertas de
una vegetación natural muy densa, parcialmente modificada por la extracción se-
lectiva de las especies de alto valor comercial.

Caractensticas físico-morfológicas

Son suelos muy profundos de evolución genética avanzada, cuyos perfiles son
del tipo A B C , franco arcillosos a franco a r c i l l o arenosos. El horizonte A de
15 a 30 c m . de espesor, es de color pardo oscuro a pardo amarillento; estruc
turado en granulos incipientes y de consistencia f r i a b l e . Inferiormente gra-
da hacia un horizonte B, prominente, normalmente subdividído ( Bl y B2 ) ,
de color pardo amarillento a pardo fuerte, ocasionalmente rojo amarillento,
de textura franco arcillosa a franco a r c i l l o arenosa; estructurado en bloques
SUELOS Pág. 127

subangu lares y de consistencia f r i a b l e ; presentan una zona evidente de acumu


loción de a r c i l l a traslocada, expresada a través de pelfculas brillantes (argi -
lans)que recubren las caras laterales de los agregados naturales. El horizon -
te C , franco a r c i l l o s o , por lo general se encuentra a 1.50 m. de la superfi -
cíe y preséntatenos rojizos - , sin evidencias estructura I esr, matizados, en algu
nos casos por moteaduras de color pardo amarillento c l a r o .

Caractensticas quimicas y fertilidad

Son suelos de reacción extremada a muy fuertemente acida (pH 3 . 6 - 5 . 0 ) . La


dotación de materia orgánica es baja y por consiguiente también la de nitro -
geno. El fósforo se encuentra en proporciones bajas (menos de 40 K g / H a . ) y
el potasio, en proporciones medias a altas (de 272 a 500 K g / H a . ) . La capa
cidad de intercambio catiónico (por A c O N H 4 ) muestra niveles entre 5 y 15
me/100 gr. de suelo; la saturación de bases por suma de cationes es menor de
3 5 % , aunque pueden encontrarse algunas raras excepciones ligeramente supe
riores a este porcentaje, y la saturación de aluminio indica niveles elevados,
generalmente variables entre 60 y 8 0 % .

Las condiciones de muy fuerte acidez, presencia de altas concentraciones de


aluminio cambiable en el complejo de cambio y la carencia de bases, deter-
minan que estos suelos sean de fertilidad natural baja.

A p t i t u d agronómica

Aunque la naturaleza química de estos suelos son desfavorables, principalmen


te por la presencia de aluminio en cantidades significativas que pueden i n t e r -
ferir la disponibilidad de elementos nutritivos de los c u l t i v o s , presentan a l g u -
nos atributos favorables tales como: topografía f a v o r a b l e , buena profundidad
e f e c t i v a , consistencia f r i a b l e , buen drenaje y buena estructura, que propi -
cían una adecuada relación agua-suelo-aire y facilitan una amplia expansión
radicular de las plantas. Por e l l o , en estos suelos, la conducción de cultivos
permanentes y pastos del trópico húmedo pueden ser viables. Bajo este aspee
to las consideraciones hechas en la Serie Santa Rosa, son aplicables a estos
suelos.

Fases

En base a la pendiente se han delimitado las siguientes fases: ligeramente i n -


clinada (2 - 4 % ) , moderadamente inclinada ( 4 - 8 % ) y fuertemente inclina -
da (8 - 15%).

A continuación se describe un perfil representativo:


Pág. 128 ZONA '*IO PICHIS

Zona Margen derecha del rfo Azupizú, próximo a la localidad de Santa Isidora

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Paleudult típico

FAO (1974) : Acrisol órtíco


Fisiografía
Terraza alta
Pendiente
3%
Relieve
Ligeramente inclinado
Clima
Cálido - húmedo
Zona de vida
Bosque húmedo - Tropical (bh - T)
Material madre
Aluvial antiguo
Vegetación
Purma

Horizonte frof/cm. Descripción

Al 0-15 Franco arenoso; pardo amarillento oscuro (10 YR 4/4) en húmedo; granular, fino,
débil; friable; reacción extremadamente acida (pH 3.9); raíces finas, abundantes;
contenido medio de materia orgánica (3.177o); permeabilidad moderadamente rá-
pida. Límite de horizonte claro a l

.3 15 " 30 Franco arcillo arenoso; pardo amarillento (10 YR 5/8) en húmedo; granular, m e -
dio, débil; friable; reacción extremadamente acida (pH 4.2); raíces finas, abun -
df.ntes; contenido medio de materia orgánica (2.4&¡o); permeabilidad moderada
Límite de horizonte difuso al

Bl 30 - 65 Franco arcillo arenoso; pardo amarillento (10 YR 5/6) en húmedo; bloques suban -
guiares, finos, débiles; friable; reacción muy fuertemente acida (pH 4 . 6 ) ; raíces
finas y abundantes; contenido medio de materia orgánica (2.07%); permeabilidad
moderada. Límite de horizonte difuso al

B21t 65 " 120 Franco arcillo arenoso; pardo fuerte a amarillo rojizo ( 7 . 5 YR 5 , 5 / 6 ) en húmedo;
bloques subangulares, medios, débiles; friable; reacción muy fuertemente acida
(pH 4 . 7 ) ; raíces finas, abundantes; bajo contenido de materia orgánica ( 0 . 6 9 % ) ;
evidencias de películas de arcilla; permeabilidad moderada. Límite de horizon-
te difuso a l

B22t 120 - 150 Franco arcillo arenoso; pardo fuerte (7,5 YR 5/8) en húmedo; bloques subangula -
res, medios, débiles; friable; reacción muy fuertemente acida (pH 4 . 8 ) ; bajo con
tenido de materia orgánica (0.34<7o); evidencias de películas de arcilla; permeabí_
lídad moderada. Límite de horizonte difuso al

B3 + 150 Franco arcillo arenoso; pardo fuerte (7.5 YR5/6) en húmedo; bloques subangulares
medios, débiles; friable; reacción muy fuertemente acida (pH 4 . 9 ) ; bajo conteni-
do de materia orgánica (0.2870); permeabilidad moderada.
Paisaje de los suelos de la Serie Puerto Bermúdez. Lomada s con p&n
dientes variables entre 8 - 1 5 ^o, invadidos por "taruECO**

'.

Perfil correspwidiente a la Serie Puerto


Bermúdez. Suelo muy profundo, de
textura moderadamente fina9 friable,
permeable y de buena retención hfdri-
ca.
•"'Yd - J . i V ; : ; ; ^ ; íw .

™0. • ^. ".("((.í^cj;;;^'" ¿A.i'/.--' ••-••'• '- ' '• „ , , , is' ,


faz-; r ^ ^ ^ - ^ f ^ ^ ^ : - - - ^ ";™-;
BlaW4l- •--.^ rr ^ •• ••'

Paisaje de los suelos de la Serie Esperanza, Terraza plana a ligera


mente ondulada de 0 - 2% de pendiente. Obsérvese los pastos inva
did os por malezas.

Perfil correspondiente a la Serie Esperan


zae Suelo moderadamente profundo,
arcilloso9 masivo, con drenaje deficien
te.
SUELOS Pág. 129

q. Serie S A N T A ISABEL (Símbolo SI)

Cubre una superficie de 2 , 5 1 5 H a . ( 1 . 9 % ) . Está conformada por suelos bien desarro


liados, originados a partir de depósitos a l u v i a l e s antiguos, predominantemente cons-
tituiclos por materiales moderadamente finos a finos. Se distribuyen en ambas m á r g e -
nes del río Pichis, desde aproximadamente la desembocadura del rio A n a c a y a l i hasta
el l í m i t e norte del p r o y e c t o ; Se sitúan en terrazas no inundables y lomadas, exhi -
biendo una topografía plana a inclinada con pendientes menores de 1 5 % . Presentan
un drenaje natural bueno a moderado y una escorrentfa superficial moderadamente
l e n t a , sobre todo en áreas de r e l i e v e o n d u l a d o .

La ganadería es la a c t i v i d a d que predomina en estos suelos, principalmente en las


tierras que se encuentran próximas a los cauces y núcleos pob la clona I es; las áreas
de poca a c c e s i b i l i d a d o que están a l e j a d a s , se encuentran cubiertas de una v e g e t a -
ción natural muy densa, parcialmente modificada por la e x t r a c c i ó n selectiva de las
especies forestales de a l t o valor c o m e r c i a l .

Caracterrst?cas fisico-morfológ?cas

Son suelos profundos de e v o l u c i ó n g e n é t i c a a v a n z a d a , cuyos p e r f i l e s son de!


t i p o A B C ; f r a n c o a r c i l l o s o s a a r c i l l o s o s y de c o l o r p r e d o m i n a n t e m e n t e p a r d o a
p a r d o f u e r t e , d e t e c t á n d o s e i n c l u s i o n e s de cuerpos e d á f i c o s de tonos r o j i z o s . El
h o r i z o n t e A es d e l g a d o , g e n e r a l m e n t e a l c a n z a un espesor p r o m e d i o de 15 c m . ;
es de c o l o r pardo a pardo a m a r i l l e n t o o s c u r o ; de t e x t u r a f r a n c o a f r a n c o a r c i -
l l o s a , e s t r u c t u r a d o en granulos i n c i p i e n t e s y de c o n s i s t e n c i a f r i a b l e . Con fre
c u e n c i a p u e d e a d v e r t i r s e la p r e s e n c i a de un s u b h o r i z o n t e t r a n s i c i o n a l A 3 „ El
h o r i z o n t e B, es p r o m i n e n t e ; se encuentra normalmente s u b d i v i d i d o (Bl ,B2), pre
sentando m a t i c e s pardo a pardo f u e r t e , ocasionalmente r o j o a m a r i l l e n t o s ; t e x -
t u r a franco arcillosa a franco a r c i l l o arenosa; estructurado en b l o q u e s subangu
lares bien expresados y consistencia f r i a b l e ; muestra una zona de acumulación
de a r c i l l a traslocada, evidenciada a través de películas brillantes (argilans)
que recubren las caras laterales de los agregados naturales; frecuentemente en
su l í m i t e inferior presentan moteaduras de color rojo a pardo r o j i z o . El hori -
zonte C , a r c i l l o s o , por lo general se encuentra a 1 . 2 0 m . de la superficie y
presenta tonos pardo fuerte a rojo a m a r i l l e n t o , sin evidencias estructura I es, ma
tizados por moteaduras de color rojo y a m a r i l l o p a r d u z c o .

Caracterrst?cas quimicas y f e r t i l i d a d

Son suelos de reacción extremada a fuertemente a c i d a (pH 4 . 2 - 5 . 2 ) . La do


f-ación de materia orgánica es media en la capa s u p e r f i c i a l , decreciendo en
los horizontes inferiores.. El fósforo se encuentra en proporciones bajas (me-
nor de 15 K g / H a . ) , y el potasio en proporciones medias (menores d e 4 0 0 K g /
Ha.). La capacidad de intercambio catiónico (por A c O N H 4 ) muestra niveles
Pág. 130 ZONA RIO PICHIS

entre 10 y 30 me/100 g r . de suelo; la saturación de bases (por la suma de c a -


tiones) es menor de 3 0 % . La saturación de aluminio indica niveles muy al -
tos, generalmente entre 80 y 9 5 % , aunque en forma excepcional algunos per
files en su capa superficial pueden presentar proporciones inferiores al nivel
c r f t i c o de t o x i c i d a d . Son de f e r t i l i d a d b a j a .

Aptitud agronómica

Debido a las proporciones muy altas de aluminio cambiable, estos suelos pue-
den adecuarse para la instalación de pastos cultivados, asociados con grarnT -
neas y leguminosas. Además debe considerarse sistemas rotativos de pastoreo
mediante la instalación de potreros de extensión razonable. El uso de f e r t i l i
zantes y empleo de correctivos calcáreos quedan supeditados a la capacidad
técnico-económica del a g r i c u l t o r .

Fases

Se ha establecido las siguientes fases por pendiente : ligeramente inclinada


(2 - 4 % ) ; moderadamente inclinada (4 - 8%) y fuertemente inclinada ( 8 -
15%).

A continuación se describe un p e r f i l representativo:

Zona Quebrada San Juan (Río Pichis)

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Paleudult típico

FAO (1974) : Acrisol 8rtico


Fisiografía
Terraza media
Pendiente
vio
Relieve
Plano
Clima
Cálido - húmedo
Zona de vida
Bosque húmedo - Tropical (bh - T)
Material madre
Aluvial antiguo
Vegetación
MarañÓn, pina, pastos

Horizonte Prof /cm. Descripción

Al 0 - 10 Franco; pardo a pardo oscuro (10 YR4/3) en húmedo; granular, medio, débil ;
SUELOS Pág. 131

'friable; reacciñn extremadamente acida (pH 4.1); rafees finas abundantes; conteni-
do alto de materia orgánica (4.41%); permeabilidad moderada. Límite de horizon-
te claro al

A3 10 - 35 Franco arcilloso; pardo amarillento (10 YR 5/4), en hümedo; bloques subangulares,


finos, débiles; friable; reaccifin muy fuertemente acida (pH 4.9); rafees finas fre -
cuentes; contenido bajo de materia orgánica (LSS^o); permeabilidad moderadamen
te lenta. Lfmite de horizonte gradual al

Bl 35 • 55 Franco arcilloso; pardo (7.5 YR 5/4) , en húmedo; bloques subangulares medios,dé


biles; friable; reacción fuertemente acida (pH 5.2); rafees medias escasas; conteni-
do bajo de materia orgánica (0.83%); permeabilidad moderadamente lenta. Lfmite
de horizonte gradual al

B21t 55 - 80 Franco arcilloso; pardo fuerte (7.5 YR 5/6), en húmedo; bloques subangulares, me-
dios, moderados; friable; reacción fuertemente acida (pH 5.2); contenido bajo de
materia orgánica (0.76%); permeabilidad moderadamente lenta. Lfmite de horizon
te difuso al

B22t 80 - 110 Franco arcilloso; pardo fuerte (7,5 YR 5/6), en húmedo; bloques subangulares, me-
dios, moderados, friable; reacción fuertemente acida (pH 5.2); contenido bajo de
materia orgánica (0.627o); permeabilidad moderadamente lenta, Moteadurasde co
lor rojo oscuro (2.5 YR 3/6) en un 30^. Lfmite de horizonte gradual al

B3 110 + 130 Franco; amarillo rojizo (7.5 YR 6/6), en húmedo; bloques subangulares, medios.in
cipientes; firme; reacción fuertemente acida (pH 5,3); contenido bajo de materiao¿
gánica (0.34%); permeabilidad moderada, Moteaduras de color rojo oscuro (2.5YR
3/6) en un 30%.

r. Serie SANTOCHE (Smibolo So)

Comprende una superficie de 2,799 Ha. (2.2%) y está conformada por suelos forma-
dos a partir de materiales aluviales antiguos, constitufdos principalmente por are -
ñas y arcillas. Se encuentran ubicados en el paisaje de colinas bajas de cimas re -
dondeadas, extendiéndose a lo largo del área del Proyecto en forma de pequeñas á -
reas aisladas, intimamente ligadas a los miembros de la serie El Carmen. Su topo -
grafTa es dominantemente empinada, con pendientes variables entre 15 y 5 0 % ; en
consecuencia, tienen drenaje excesivo y están afectados por una fuerte escorrentía
superficial que las predispone a una alta susceptibilidad a la erosión p l u v i a l .

La vegetación natural corresponde a una cobertura arbórea exuberante, contení en -


do especies forestales de apreciable valor comercial, aunque también puede apre -
ciarse sectores deforestados, cubiertos principalmente por pastos o una vegetación
secundaria (purmas) en diferente grado de desarrollo.

Características físico-morfológicas

Son suelos profundos a muy profundos, bien desarrollados, de color pardo ama
ri I lento a pardo fuerte, friable,y eventualmente pueden descansar sobre estra-
Pág 132 ZONA RIO PIC HIS

tos de gravas o cantos rodados parcialmente descompuestos. El perfil e d á f i -


co es del tipo A B C . El horizonte A tiene un espesor promedio de 25 c m . ,
es de color pardo, de textura franco a franco arcillosa; estructurado en gra-
nulos y de consistencia f r i a b l e . El horizonte B, es grueso; presenta normal-
mente subdivisiones ( B l , B2, B3) y una zona de acumulación de a r c i l l a , a p r e
ciable por la existencia de tenues películas brillantes que recubren a los a -
gregados estructurales. La coloración v a n a de pardo amarillento a pardo
fuerte; eventualmente, su parte inferior o sea la zona de contacto con el es
trato subyacente, toma coloraciones rojizas; la textura varía de franco arci
lioso a franco a r c i l l o arenoso; los elementos estructurales moderadamente de
sarrollados son del tipo bloques subangulares medios y la consistencia es f r i a -
b l e . Finalmente el horizonte C , es un estrato de textura franco arcillosa a
a r c i l l o s a , masivo y de consistencia f i r m e . Ocasionalmente puede estar r e -
presentado por un estrato gravoso, de cantos rodados, principalmente de a -
reniscas semidescompuestas.

Características químicas y f e r t i l i d a d

Son suelos de reacción extremada a muy fuertemente acida (pH 4 . 0 - 5 . 0 ) ;


las dotaciones de materia orgánica están en cantidades bajas; consecuente-
mente también las de nitrógeno. El fósforo asimilable está presente en p r o -
porciones bajas (menos de 40 K g / H a . ) ; en cambio el potasio se encuentra en
tenores bajos a medios (136 a 400 K g / H a . ) , generalmente.

La capacidad de intercambio catión!co (por A c O N H 4 ) varfa entre 6 y 12


m e / ] 0 0 g r . de suelo; la saturación de bases (por suma de cationes) fluctúa
de 20 a 35% y la sqturación de aluminio alcanza valores variables entre
60 y 8 0 % .

De acuerdo a la naturaleza química de estos suelos se les puede atribuir una


f e r t i l i d a d natural b a j a .

Aptitud agronómica

El principal problema de uso que presentan estos suelos está relacionado con
las características químicas; es d e c i r , se trata de cuerpos edáfícos muy á c i -
dos, desprovistos de bases,con baja f e r t i l i d a d n a t u r a l , expresada por nive -
les deficitarios de materia orgánica y fósforo, siendo el potasio el único ele
mentó de f e r t i l i d a d que cuenta con reservas adecuadas en el suelo. El dése
q u i l i b r i o nutricional se ve acentuado, en mayor grado, por la presencia de
cantidades significativas de aluminio cambiable en el complejo de cambio.
Sin embargo, a pesar de ello se ha observado que existe un buen número de
especies permanentes y algunos pastos que se desarrollan sin mayores d i f i c u l
tades. Esto sugiere que haciendo uso de sistemas de manejo acordes con las
Terraza media, donde se ubican los suelos de la Serie Santa Isabel
Se aprecia la erosión lateral ocasionada por el no.

Perfil de la Serie Santa Isabel. Suelo


profundo, de textura moderadamente
fina a fina, friable y de permeabilidad
moderadamente lenta.
Í- . '
iA
. •«••

-'«--Hft^^.'.v."^*
^ .«,,•*%

»*i

^ ^ ^ t - #'

Paisaje de la Serie Santoche correspondiente a un área colinosa con


pendientes variables entre 25-5(Plo ocupada por pastos : kudzú en
primer plano y torurco al fondo.

• % *

•.I-\

'*• A- ',~-' • ->*-.«!<•'- *J


Perfil de la Serie Santoche. Suelo pro - v jjp
fundo, de textura moderadamente fina,
*» V •^v"
• ^ ^

friable, permeable y de buena retención *»4


hfdrica. 4
^

\V *
SUELOS Pág. 133

características ecológicas del m e d i o , se puede obtener rendimientos f a v o r a -


bles, fundamentalmente de cultivos permanentes. Sin embargo, por la natu-
raleza de su t o p o g r a f í a , sólo las áreas de pendientes moderadamente empina
das puedan ser usadas para agricultura permanente, quedando relegadas pa~
ra el desarrollo de la a c t i v i d a d forestal las áreas de mayor p e n d i e n t e

Fases

Las fases delimitadas por pendiente son las siguientes: moderadamente emp
nada (15 - 25%) y empinada (25 - 5 0 % ) .

A continuación se describe un perfil representativo:

Zona : A 2 Km. de Primavera, próximo al río Azupizú

Clasificación natural : Soil Taxonomy (1975) : Paleudult tfpico

FAO (1974) : Acrisol órtico


Fisiograffa
: Colinas bajas
Pendiente
: 30 <7o
Relieve
: Moderadamente disectado
Clima
: Cálido " húmedo
Zona de vida
: Bosque húmedo - Tropical (bh - T)
Material madre
: Aluvial antiguo
Vegetación
: Caucho, tornillo, pashaco, cumala, cedro

Horizonte Prof/cm. Descripción

Al 0 - 20 Franco arcillo arenoso; pardo a pardo oscuro (10 YR4/3) en húmedo; granular,
medio, débil; friable; reacción extremadamente acida (pH 4.0); rafees finas y
medias, pocas; contenido bajo de materia orgánica (1.72$>); permeabilidad mo
derada. Limite de horizonte difuso al

A3 20 - 40 Franco arcillo arenoso; pardo a pardo amarillento oscuro (10 Y R 4 / 3 . 5 ) en hú -


medo; granular,medio, débil; friable; reacción extremadamente acida (pH4.3);
raices medias, pocas; contenido bajo de materia orgánica (l.es^o); permeabili-
dad moderada. Limite de horizonte difuso al

Bl 40 - 70 Franco arcillo arenoso; pardo amarillento oscuro a pardo amarillento (10YR.4.5/4)


en húmedo; bloques subangulares finos, débiles; friable; reacción muy fuerteme_n
t e acida (pH 4 . 5 ) ; rafees medias, pocas; contenido bajo de materia orgánica
. 134 ZONA RIO PICHIS

(1.10%); permeabilidad moderada. Lfmite de horizonte claro al

B2t 70 - 105 Franco arcillo arenoso; pardo fuerte ( 7 . 5 YR 5/6), en húmedo; bloques subangula
res, medios, débiles; friable; débiles películas de arcilla; reacción muy fuerte -
mente acida (pH 4 . 6 ) ; bajo contenido de material orgánico (O.dfSPlo); permeabiü,
dad moderada. Limite de horizonte difuso al

B3 105 - 135 Franco arcillo arenoso; pardo fuerte (7.5 YR 5 / 6 . 5 ) en húmedo; bloques subangu-
lares, finos, débiles; friable; 10 a ISPjo de gravas de areniscas de 2 a 5 c m . de diá
metro promedio; reacción muy fuertemente acida (pH 4 . 7 ) ; bajo contenido de ma
teria orgánica (0.627o); permeabilidad moderada. Lfmite de horizonte gradual al

C + 135 Franco arcillo arenoso gravoso; pardo fuerte ( 7 . 5 YR 5 / 6 . 5 ) en húmedo; masivo ;


friable; 40^0 de gravas de areniscas descompuestas de 5 c m . de diámetro prome -
dio y hasta de 10 c m . de diámetro; reacción muy fuertemente acida (pH 4 . 8 ) ; ba
jo contenido de materia orgánica (O.SS^o); permeabilidad moderada.

Serie LLOBERA (Simbolo Lb)

Comprende una superficie de 12,031 H a . (9.3%) y está conformada por suelos alu -
viales antiguos, constitufdos por materiales moderadamente f i n o s , encontrándose u -
bicados en terrazas medias y a l t a s , de relieve casi plano y en lomadas que enmar -
can una superficie ondulada. La i n c l i n a c i ó n de la pendiente varia de 2 a 1 5 % . Tie
nen buen drenaje y una escorrentfa superficial lenta en la zona de terrazas, y mode
rada en las áreas de lomadas, que tiene mayor susceptibilidad a la erosión p l u v i a l .

La ganadería es la a c t i v i d a d que predomina en estos suelos, principalmente en las


tierras que se encuentran próximas a los cauces fluviales y núcleos poblacionales ;
las áreas de poca accesibilidad o que están alejadas se encuentran cubiertas de una
vegetación natural muy densa, parcialmente modificada por la extracción selecti -
va de las especies de a l t o valor c o m e r c i a l .

Caracterrsticas físico-morfológicas

Son suelos muy profundos, genéticamente muy evolucionados, de color par-


do rojizo a rojo a m a r i l l e n t o , de textura moderadamente f i n a , pudiendo pre
sentar estratos de textura más fina que subyacen aproximadamente a 60 t:m.
de la superficie; el perfil edáfico es del tipo ABC. El horizonte A , por lo
general se extiende hasta una profundidad promedio de 40 c m . , es de color
pardo a pardo oscuro, de textura franco a franco a r c i l l o s a , y exhibe forma-
ciones estructurales incipientes del tipo granular; la ctínsistencia es f r i a b l e .
El horizonte B es prominente; a menudo sobrepasa los 90 cms. de espesor .
Usualmente se encuentra subdividido ( B l , B2, B3) y presenta una zona de
acumulación de a r c i l l a traslocada^evidenciadapor la existencia de películas
tenues y brillantes que recubren la superficie de los elementos estructurales.
Las tonalidades varian de pardo rojizo a rojo amarillento y ocasionalmente
SUELOS Pág. 135

puede advertirse matices pardo amarillentos; la t e x t u r a , por lo gen era 1,65 f ran
co a r c i l l o s a , estructurada en bloques subangulares moderados, que son fría -
bles en toda su extensión. El horizonte C es un material de tonos rojizos, ma
s i v o , de consistencia firme y se encuentra a profundidades mayores de 1.40m .

Caractensticas químicas y f e r t i l i d a d

Estos suelos presentan una reacción extremada a fuertemente acida ( p H 4 . 0 -


5 . 3 ) . El contenido de materia orgánica es medio; el fósforo se encuentra en
niveles bajos (menos de 40 K g / H a . ) , en cambio, e l potasio revela proporcio-
nes medias y altas (de 300 a 500 K g / H a ) . La capacidad de intercambio catió
nico (por A c O N H 4 ) varia entre 7 y 20 me/100 g r . de suelo; la saturación de
bases (por suma de cationes) es menor de 3 5 % , aunque con raras excepciones
puede ser ligeramente superior a este porcentaje; la saturación de aluminio a -
cusa proporciones a l t a s , fluctuando entre 70 y 8 5 % .

Son suelos de f e r t i l i d a d natural b a j a , ya que normalmente se encuentran a f e c -


tados por una extrema a c i d e z , agregándose a ésto las altas concentraciones de
aluminio cambiable que interfieren la liberación y absorción normales de la
mayorfa de los nutrientes para las plantas y de bases en el complejo de c a m -
bio.

Aptitud agronómica

Bajo este aspecto, las consideraciones hechas para la Serie Santa Rosa, son vá
I i das para estos suelos.

Foses

Las fases delimitadas por pendiente son las siguientes: plano o casi a nivel
(0 - 2%) ligeramente inclinada (2 - 4 % ) , moderadamente inclinada ( 4 - 8%)
y fuertemente inclinada (8 - 15%).

A continuación se describe un perfil representativo:

Zona : Antes de la localidad de Nevati

Clasificación natural : Soil Tazonomy (1975) : Paleudult típico

FAO (1974) : A crisol órtico

Fisiografía : Terraza alta

Pendiente : 2 «fc
Relieve Plano
Pág. 136 ZONA RIO PICHIS

Clima Cálido- húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Aluvial antiguo

Vegetación Yuca, maíz, frijol, purma

Horizonte Prof /cm. Descripción

All 0-15 Franco; pardo oscuro (7.5 W) en hfimedo; granular, fino, débil; friable; reac -
ción extremadamente acida (pH 3.9); rafees finas y medias; abundantes; conté
nido alto de materia orgánica (5.37yo); permeabilidad moderada, límite de
horizonte gradual al

A12 15 - 3 0 Franco arcilloso; pardo a pardo oscuro (7.5 YR4/4) en húmedoigranular, fino,
débil; friable; reacción extremadamente acida (pH 4.3); contenido bajo de ma
teria orgánica (l.ISP/o); permeabilidad moderadamente lenta. Limite de hori -
zonte gradual al

A3 30 - 5 5 Franco arcilloso; pardo a pardo oscuro (7.5 YR 4/4)en húmedo; granular, me-
dio, débil; friable; muy ligeras películas de arcilla; reacción extremadamente
acida (pH 4.5); contenido bajo de materia orgánica (l.ioyo); permeabilidad
moderadamente lenta. Limite de horizonte gradual al

B21t 55 " 90 Franco arcilloso; rojo amarillento (5 YR 4/6) en húmedo; bloques subangulares,
finos, débiles; friable; ligeras películas de arcilla; reacción muy fuertemente á
cida (pH 4.6); contenido bajo de materia orgánica (0.69^0); permeabilidad mo-
deradamente lenta. Límite de horizonte gradual al

B22t 90 - 145 Franco arcilloso; rojo amarillento (5 YR4/6) en húmedo; bloques subangulares,
medios, débiles; friable; evidencias de películas de arcilla; reacción muy fuer
temente acida (pH 4.7); contenido bajo de materia orgánica (O.SS0/»); permea-
bilidad moderadamente lenta. Límite de horizonte difuso al

B3 + 145 Franco arcilloso, pardo fuerte (7.5 YR 5/6) en húmedo; bloques subangulares fí
nos, débiles; friable; reacción muy fuertemente acida (pH 4.9); contenido ba -
jo de materia orgánica (0.4170); permeabilidad moderadamente lenta.

t. Serie EL CARMEN (Símbolo EC)

Los miembros edáficos de esta serie cubren una superficie de 13,305 Ha. ( 1 0 . 3 % ).
Son suelos aluviales antiguos, desarrollados a partir de materiales moderadamente
finos a finos, siendo su distribución geográfica muy amplia en la z o n a , e n c o n t r á n -
dose mtimamente ligados a los miembros de la Serie Santoche. Ocupan colinas de
pendientes variables, cuya sucesión confiere al paisaje un aspecto corrugado y un
relieve topográfico empinado con declives que oscilan entre 15 y 5 0 % . Por la na
turaleza de su topografía dominantemente accidentada, estos suelos presentan c a -
racterísticas de drenaje excesivo, debido básicamente a la escorrentia s u p e r f i c i a l .
SUELOS Pág. 137

que es muy rápida, lo que determina que estén sujetos a sufrir un fuerte pro-
ceso hidroerosivo, si se elimina la cobertura vegetal.

La vegetación natural está compuesta por un estrato arbóreo bien desarrolla-


do con buenas cualidades para el aprovechamiento forestal. Las áreas defo-
restadas se encuentran generalmente cubiertas.de pastos, siendo el " torurco"
el principal exponente.

Caracteristicas físico-morfológicas

Son suelos profundos, rojo amarillento, con inclusiones de cuerpos edáficos


pardo amarillentos. La presencia de gravas es ocasional, aunque existe la
posibilidad de encontrar algunos suelos con moderados porcentajes de mate-
riales gruesos. Presentan perfiles genéticamente muy evolucionados, del t i -
po ABC. El horizonte A , de 25 cm. de espesor promedio, es de color pardo
a rojo amarillento, de textura franco arenosa a franco arcillosa, estructura-
do en granulos de incipiente formación y es de consistencia friable. Luego
sigue el horizonte B, bien desarrollado, de tonos rojo amarillentos a pardo
rojizos, de textura franco arcillosa mayormente, aunque a veces varia has-
ta a r c i l l o s a . Las formas estructurales, expresadas a través de bloques suban
guiares moderados, se encuentran recubiertas por tenues pelfculas brillantes
de a r c i l l a que se manifiestan con mayor evidencia en el subhorízonte B2; la
consistencia es friable a través de todo el horizonte. Finalmente, el C es
un horizonte masivo, de color rojo a rojo a m a r i l l e n t o . Tienen característi-
cas texturales similares al suprayacente o , en su d e f e c t o , es un estrato de ma
teriales mixtos de a r c i l l a y gravas de areniscas semidescompuestas, encon -
trándose en la mayoría de los casos por debajo de 1 m . de la superficie.

Características químicas y fertilidad

Los datos analíticos revelan que son suelos de reacción extremada a muy fuer
temente acida (pH 4 . 0 - 5 . 0 ) . La proporción de materia orgánica es me -
dia y por consiguiente también el nitrógeno. El fósforo está presente en do
sis bajas (menos de 30 Kg/Ha.),mientrOsqueel potasiose encuentra en medias
a altas proporciones (200 a 500 K g / H a . ) .

La capacidad de intercambio catión?co (por A c O N H 4 ) varía de 10 a 20 m e /


100 gr. de suelo; la saturación de bases (por suma de cationes) oscila entre
15 y 30% y el porcentaje de saturación de aluminio fluctúa entré 70 y 8 5 % .
Dada la fuerte acidez que muestran estos suelos, asi" como los elevados teño
res de aluminio cambiable y los deficitarios niveles de nutrientes, son consi
derados como suelos de fertilidad natural baja.
Pág. 138 ZONA RIO PICHIS

Aptitud agronómica

A l igual que los suelos correspondientes a la serie Santoche, son de f e r t i l i d a d


natural b a j a , estando afectados por una fuerte acidez y altas concentraciones
de aluminio cambiable en el complejo de cambio, que puede interferir o b l o -
quear la asimilación de nutrientes u ocasionar efectos tóxicos a las plantas .
Se agrega a esto, su topografía mayormente empinada. Las recomendaciones
apuntadas para aquellos suelos, son válidos para esta serie.

Fases

Se ha establecido las siguientes fases por pendiente: moderadamente empina-


da (15 - 25%) y empinada (25 - 5 0 % ) .

A continuación se describe un perfil representativo:

Zona Entre las localidades de Santa Isidora y San Pablo

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Paleudult típico


FAO (1974) : Acrisol ónico

Fisiografía Colina baja

Pendiente 3051.

Relieve Fuertemente ondulado

Clima Cálido húmedo

Zona de vida Bosque húmedo - Tropical (bh - T)

Material madre Aluvial antiguo

Vegetación Monte alto; tornillo, alcanfor, moena, shiringa

Horizonte Prof /cm. Descripción

Al 0 - 15 Franco arenoso; pardo rojizo (5 YR4/4) en húmedo; granular, fino, débil; fria-
ble; reacción extremadamente acida (pH 4.1); rafees finas y medias, abundan-
tes; contenido alto de materia orgánica (4.277o); permeabilidad moderadamen-
te rápida. Límite de horizonte difuso al

Bl 15 - 30 Franco arenoso; rojo amarillento (5 YR 5/6) en húmedo; bloques subangulares ,


finos, débiles; friable; reacción extremadamente acida (pH 4.1); raices finas y
medias, escasas; contenido bajo de materia orgánica (2.0770); permeabilidad
moderadamente rápida. Límite de horizonte difuso al

B21t 30 - 70 Franco arcillo arenoso; rojo amarillento (5 YR 4/6) en húmedo; bloques subangu
SUELOS Pág.139

lares, finos, débiles; friable; evidentes películas de arcilla; reacción extremada-


mente acida (pH 4.4); contenido bajo de materia orgánica (1.387o); permeabili -
dad moderada. Límite de horizonte difuso al

B22t 70 - 100 Franco arcillo arenoso; pardo rojizo (5 YR 5/4)en húmedo; bloques subangulares ,
finos, débiles; friable; evidentes películas de arcilla; reacción muy fuertemente
acida (pH 4.9); contenido bajo de materia orgánica (l.lO^o); permeabilidad mo-
derada. Límite de horizonte difuso al

B3 100 - 120 Franco arcillo arenoso; rojo amarillento (5 YR 4/8) en húmedo; masivo; friable;
reacción muy fuertemente acida (pH 4.6); contenido bajo de materia orgánica
(0.83%); permeabilidad moderada. Límite de horizonte claro al

C + 120 TO^o de cantos rodados de areniscas blanquecinas descompuestas.

u. Serie VARILLAL (Simbolo Va)

Comprende una superficie de 189 Ha. (0.2%) y está conformada por suelos que se han
desarrollado a partir de sedimentos arenosos de origen aluvial antiguo. Están ubica-
dos en terrazas altas que se encuentran dispersas en pequeñas áreas en la zona mer? -
dional del proyecto,, entre San Pedro (Río Nazarategu?) y Santa Isidora ( Rio Azupi -
zú)„ Tanto la topografía plana como la presencia de un subsuelo compactado e im -
permeable y las acumulaciones de agua por periodos más o menos largos en la super-
f"c°Qr duiante !os pe?Todos !luv°osos, confieren a estos suelos un drenaje pobre. La
\ 3)jí2lQCióri iiGíu al e-^iá conformada po* átboles de fuste delgado de poca densidad y
u'"i sorofaosque de varí i las cor, abundantes ¡¡anas, encontrándose en forma aislada a l -
gunos ejemplares de a g u a j e , huícungo, ungurahu? y otras palmeras hidrófitas^

Caractensticas físico-morfológicas

Son suelos franco arenosos, caracterizados por la presencia de un horizonte ál


bico (A2) de color blanco, arenoso, sin estructura, friable, que descansa so-
bre un horizonte spódico (Bir) de color pardo claro a gris claro, con abundan-
tes concreciones granulares pequeñas y moteaduras de color pardo aman I lento
claro, dispersas sobre una masa compactada y endurecida, probablemente por
una mezcla de óxidos de hierro. Las filtraciones de agua se manifiestan, co-
munmente a partir de 80 cm. de la superficie.

Caractensticas gurmícas y fertilidad natural

Son suelos de reacción extremadamente acida (pH 3 . 9 - 4 . 5 ) con proporcio -


nes medias de materia orgánica en la capa superficial y bajas (menosde 1 „2%)
en el subsuelo; el fósforo revela niveles bajos (menos de 30 K g / H a , ) ; en cam
bio, las dosis de potasio son medias (270 Kg/Hoo).

La capacidad de intercambio catiónico (por A c O N H 4 ) vana de 2 a 5 m^lOOgr.


Pág. 140 ZONA RIO PICHIS

de suelo; la saturación de bases (por A c O N H 4 ) oscila entre 30 y 5 0 % y , la sa


turación de aluminio adquiere valores máximos en el horizonte spódico (60%).
Comunmente son suelos de f e r t i l i d a d natural b a j a .

A p t i t u d agronómica

Las condiciones edáficas desfavorables, determinadas principalmente por la


presencia de estratos compactos e impermeables, un drenaje pobre y una reac
ción extremadamente a c i d a , sumada a la distribución geográfica aislada,con
fiere a estos suelos una vocación exclusivamente para fines de p r o t e c c i ó n .

A continuación se describe? un perfil representativo:

Zona Camino a la localidad de Santa Isidora

Clasificación natural Soil Taxonomy (1975) : Tropacuod aérico


FAO (1974) : Podzol gleico

Fisiografía Terraza alta

Pendiente 2<7o

Relieve Plano a ligeramente ondulado

Clima Cálido - húmedo

Zona de vida Bosque húmedo * Tropical (bh " T)

Material madre Aluvial antiguo

Vegetación Aguaje, ungurahui, palmera

Horizonte Prof /cm. Descripción

All 0-15 Franco arenoso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3/3) en húmedo; granular, fino, me-
dio; friable; reacción extremadamente acida (pH 3.9); rafees finas y medias a
bundantes; contenido alto de materia orgánica (4.55,7o); permeabilidad modera_
damente rápida. Limite de horizonte difuso al

A12 15 - 30 Franco arenoso; pardo a pardo oscuro (7.5 YR 4/2) en húmedo; masivo; friable;
reacción extremadamente acida (pH 4.2); rafees finas frecuentes; contenido me
dio de materia orgánica (3.177o); permeabilidad moderadamente rápida. Lfmi^
te de horizonte difuso al

A21 30 - 45 Franco arenoso; blanco (7.5 YR 8/0) en húmedo; masivo; suelto; reacción fuer-
temente acida (pH 5.1); contenido bajo de materia orgánica (1. lQP]o), permea-
bilidad moderadamente rápida. Limite de horizonte difuso al
SUELOS Pág. 141

A22 45 - 75 Franco arenoso; blanco (5 YR 8/1) en húmedo; masivo; muy friable; reacción muy
fuertemente acida (pH 5.0); contenido bajo de materia orgánica (LlO^o); permea
bilidad moderadamente rápida. Lfmite de horizonte claro al

BU 75 - 95 Franco arenoso; pardo a pardo oscuro (10 YR 4/3) en húmedo; masivo; firme; reac
ción extremadamente acida (pH 4.3); contenido bajo de materia orgánica (1.177o);
permeabilidad moderadamente lenta. Lfmite de horizonte claro al

B12 95 - 120 Franco arenoso; blanco (5 YR 8/1) en un 50^0 y pardo a pardo oscuro (10 YR 4/3 )
en un SCfr en húmedo; masivo; firme; reacción extremadamente acida (pH 4.5) ;
contenido bajo de materia orgánica (1.24<yo); permeabilidad moderadamente len-
ta. Limite de horizonte gradual al

B2 120+ 160 Franco arcillo arenoso; gris a gris claro (10 YR 6/1) en un 70^0 y pardo pálido(10
YR 6/1) en un Ityo y pardo pálido (10 YR 6/3) en un 30% en húmedo; masivo; fir
me; reacción extremadamente acida (pH 4.5); contenido bajo de materia orgáni.
ca (1.177o); permeabilidad lenta.

6.?.2 Complejo de Suelos

Dentro de la zona estudiada, se han establecido dos unidades de


Complejo de Suelos, en aquellos sectores en los que los miembros edáficos identificados
no han podido ser delimitados individualmente, por encontrarse dentro de un patron edá
fico intrincado^ Estos complejos obedecen a las siguientes denominaciones: V i l l a C e -
nia - Aguaje y Esperanza - A g u a j e .

Q. Complejo de Suelos V i Ha Cenia - Aguaje (Símbolo V C - Ag)

Cubre una superficie aproximada de 47 Ha. dentro de la zona evaluada y ha sido


d e l i m i t a d o , principalmente en los alrededores de la desembocadura del rio C h i v i s .
Los suelos que integran este Complejo están representados por miembros de la S e -
rie V i l l a Cenia en una proporción equivalente al 6 0 % del área total del Complejo
y por suelos de la Serie A g u a j e , que representan el 4 0 % restante de la superficie
del Complejo. Las características físicas, morfológicas y químicas fueron descri -
tas en d e t a l l e , en los acápites correspondientes a cada una de las Series.

b. Complejo de Suelos Esperanzo - Aguaje (Símbolo Ep - Ag)

Cubre una superficie aproximada de 434 Ha, del total evaluado, encontrándose lo
calizado en el área de influencia de la Estación Experimental de "La Esperanza",
asi" como también en el área de influencia de las desembocaduras de los ribs Pi -
chis y Lorenzo. Los suelos que integran este Complejo están representados por
miembros de la Serie Esperanza en una proporción equivalente al 60% del área to
Pág. 142 ZONA RIO PICHIS

CUADRO N-S - S.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE L O S S U E L O S IDENTIFICADOS E N EL AREA ESTUDIADA

PROFUNDIDAD FtmUDAD SATURACIÓN Dt


NOUMCDILSUZU) SÍMBOLO FISIOGRAFÍA FENDIENTE MATERIAL PARENTAL CARACTERÍSTICAS PRINCIPAUS DEL PEIFIL DHENAIE PERMEABILIDAD
EFÍETIVA (cm> HATUIAL Auumum
Piofund); e!tratfflcodo; ponió roffzo; fexluro franco
Sedlmwitoi fluvlónl
YAHINA Ya Tarraza* bajat 0-2
coi reciantas
150 llmoio; pH Ó.8 - 7 . 7 ; susceptible o riesgo, de inun- Bueno aderada fcMIooAlta 0
daciones fluvialas

Sodlmento! fluvlónl
HJkTANO Pl T v r a z a i bajai 0-2
coi raclentai
150 Bueno M«ga 0
rlaigos de Inundacione! fluvlaleí

Prefundo; eitratlflcado; pardo rajlzo; textura Franc»


«AMI «O Tanazai bajai 0 - 2
coi raclantai
150
llmoio o franca arcillo limóla; pH 5 . 0 - é.O Bueno
manta lento
M«jlo 0

Sedlmante! fluvlónl Profunde; estratificado; paido a paido roiizo; fraico


AZUPIZU Ai Tarrazat ba;ai 0-2
nlaoi mclanlo!
150
arcillo limoia; pH 5 . 0 - 6 . 0 Bueno MoiJei ouooiente lento Baja a Medio 0

Collnai ba¡at y Superficial; pardo a pardo amarillento oscuro; textu


5HEVON Sv 50-70 Lullloi 40 Exceilvo Baja a Medio 0
alta. ro franco a franco arcilloso; pH 5 . 7 - 7 . 4 mente lenta

Superficial; limitado por ñopa freática fluctuante , Pobre o muy


AGUAJE A« Tanazaf bajat 0-2 Aluvial antlfluo 40
gris; textura arcillóla; pH 4 . 0 - 5 . 0
Lenta Bajo «O-BO
pobre

Sadlmanto! fluvlónl Piofundo; pardo rojizo; textura franco llmoioafron


PELMAS P. Tarraza! ba|o< 0-2 co! radentei 120 co arcillo l i m o » ; pH 4 . 5 - 5 . 0 Modera* mente lento Baja 30-50

Moderadomenta profundo; pardo rojizo; textura fron


VILLA CENIA VC Tarraza! madlai 0-2 Aluvial antlQuo 70
co arcillo llmoio a arcilla; pH 4 . 2 - 5 . 0
(mperfocto
alentó
Baja 30-00

ESPERANZA Ep . Tarraza! madlt» 0-4 Aluvial «ifiguo 90 I R ^ C » Bajo 50-75


ra franco arcille llmoio a arcillo; pH 4 . 2 - 5 . 0 atento

Aluvlo - Coluvio Profundo; de*coniondo labre un eitrato grovoio; par


Tarraza! media!
SANTA ROSA SR yW^rada. 2-15 local 100 do amarillenlo; textura franco arcillo arenóla ; pri" Bueno Bajo 70-85
4.0-4.5

Callao! b a | a . r Aluvlo - Coluvio


SANPtDRO SP ota 15-70 lonl
60 pardo rojizo a rajo amarillento; textura franco arel EXCMIVO Baja 30-70
lioso; pH 4 . 0 - 4 . 5

S^serfltíol; rpfo amarillento, sobre malo grliócea;


Sh Calino! bojoi 8-25 Arclllltaylutlta! 50 Algo totcaívo ia|o 40-M
textura franco a r c i l l o » ; pH 4 . 5 - 5 . 0

Lomado., co» troto eolcfireo,- pordo rojizo o rojo omori liento, tax
ANACAYALI An n<abo|a>
8-50 A r c l l l l t a i y lutllo! 70 tura aralllo; pH 5 . 1 - 5 . 5 en loi horizontes lupe ~ Algo «xemlvo Lenta M«Jla 0
riere! y pH 7 . 0 - 7 . 5 a mayor profundidad

COLINA CI Colino! b a | a ! 50-70 A r c l l l l t a i y lutitas 70


zo « c u r o ; textura arcillóla; pH 4 . 5 - 5 . 2 Exceitvo Lenta Baja 80-95

Muy profunda; rojo a rojo amorlliento; textura arci


COUNA ROJA CU Colino! bolo! 15-50 A i t l l l l f o i y lull tos 120 Ma.pH3.ó-4.5 Algo excmfvo Lenta Bajo 70-90

Muy profundo; pordo omorlllento a pardo fuerte; tex


PUERTO PB
Tariazai madlai
2-15 Aluvial antlsuo 150 turo franco arcillólo a franco arcillo arenoio; p H Bueno Moaeradornente lento Boje 40-80
KDMUDEZ ylomodo. 3.Ó-5.0

Tarraza! media! Profundo; pardo a pardo fuerte; textura franco a r c i -


SANTA ISABEL SI y lomadas 2-15 Aluvial anliguo 120 llóla o arcilla; pH 4 . 2 - 5 . 2 Bueno lenta Baja 80-95

Profundo; pardo amarillento a pordo fuerte; textura


SANTOCHE So Colina! ba|ai 15-50 Aluvial antiguo 120 franco arcillóla a franoo arcillo arenóla, pH 4 . 0 - Algo excnlvo Bajo 60-80
5.0

Terraza! medio!,
LLOURA Lb 0 - 15 Aluvial antiguo 150
tura franco arcillólo; pH 4 . 0 - 5 . 3
Bueno Baja 70-85
altasy lomada!

Prefundo; pords rojizo o rojo amarillento; textura


EL CARMEN EC Colina! bojos 15-50 Aluvial antiguo 120 E*ce*lvo Anodeiuinfitei\le lento Baja 70-85
franco orcllloio; pH 4 . 0 - 5 . 0

VARILLAL Va Tarraza! a l t o i 0-2 Aluvial antiguo 75 compactado e impermeable; pardo claro a grii d o Pobre Lenta Baja 20-60
ro; textura franco oienoia; pH 3 . 9 - 4 . 5
S&s
Paisaje de los suelos de la Serie El Carmen. Obsérvese el paisaje
colinado con pendientes variables entre 15 - 25(7o, mostrando el
sistema tradicional utilizado en la apertura de las chacras ( rozo,
tumba, quema).

?c^
teísv»».*
"?*
»
*£***
^'•í « t i -''3

Perfil correspondiente a la Serie El Car-


men. Suelo de textura moderadamen-
te fina a fina, profundo, friable, con in
clusiones de materiales gruesos.

~-J
Paisaje del Complejo de Suelos Esperanza - Aguajal, En primer pía
no se puede observar un área uniforme de pastos que corresponde a la
Serie Esperanza; al fondo, la vegetación típica de las mícrodepresio
nes, correspondientes a los suelos de la Serie Aguaje.
SUELOS Pág. 143

tal del Complejo y , por suelos de la Serie Aguaje, que representa el 4 0 % restante
de la superficie del Complejo. Las caractensticas físicas, morfológicas y quimi -
cas fueron descritas en detalle, en los acápites correspondientes a cada una de las
series.

7.0 CLASIFICACIÓN DE LAS TIERRAS POR CAPACIDAD DE USO MAYOR

7.1 Conceptos Generales

Tomando como información básica el aspecto edáfico precedente ,


es decir, la génesis, naturaleza morfológica, fTsica y química de los suelos encontrados,
asF como el ambiente ecológico en que éstos se han desarrollado, se hace un análisis de
los factores que determinan las cualidades y con ello las predicciones de comportamien-
to de dichos suelos; en este sentido, el presente acápite se refiere a la aptitud natural
de los suelos para producir constantemente bajo tratamientos continuos y usos especffi -
eos. Constituye la parte interpretativa o práctica del estudio edafológico, en la que
se suministra a los usuarios, en un lenguaje sencillo, la información que expresa el uso
adecuado de cada suelo para su aprovechamiento racional y las prácticas agricolas y de
conservación que eviten e! deterioro de su capacidad productiva y la alteración de la
estabilidad de otros recursos naturales.

El sistema de clasificación adoptado es el de Capacidad de Uso


M a y o r , establecido en el Reglamento de Clasificación de Tierras, según DoS„ N o 0 0 6 2 /
7 5 - A G , del 22 de Enero de 1975, el cual constituye un ordenamiento sistemático cuyo
criterio básico está regido fundamentalmente por bases ecológicas o bioclimáticas y ,
dentro de cada b i o c l i m a , en función de los factores edáficos limitantes.

7.2 Categorfas del Sistema

El sistema establece cinco categonas mayores, denominadas G r u -


pos de Uso Mayor, establecidas en base a la vocación natural de la tierra, para produ-
cir un determinado grupo de plantas. Incluye áreas que tienen características similares
en cuanto a su aptitud natural para la producción de cultivos en limpio, permanentes ,
pastos, forestales y áreas de protección, los que se expresan de la siguiente manera:

Grupo A Tierras Aptas para Cultivos en Limpio


Grupo C Tierras Aptas para Cultivos Permanentes
Grupo P Tierras Aptas para Pastos
Grupo F Tierras Aptas para Producción Forestal
Grupo X Tierras de Protección
Pág. 144 ZONA RIO PICMS

7.3 D e f i n i c i ó n de los Grupos de Capacidad de Uso Mayor de


las T i e r r a s

7.3.1 Tierras Aptas para Cultivos en Limpio (A)

Reúnen condiciones ecológicas que permiten la remoción p e r i ó d i -


ca y continuada del suelo para el sembrío de plantas herbáceas o semi arbustivas anuales
o de corto periodo v e g e t a t i v o , bajo técnicas económicamente accesibles a los a g r i c u l t o -
res del lugar, sin deterioro de la capacidad productiva del suelo, ni alteración del r é g i -
men hidrológico de la cuenca. Estas tierras, por su alta calidad agrológica podrán dedi-
carse a otros fines (Cultivos Permanentes, Pastos, Producción Forestal y Protección),cuan
do en esta forma se obtenga un rendimiento económico superior a l que se obtendría de su
u t i l i z a c i ó n con fines de cultivos en limpio o cuando el interés social del Estado lo re -
quiera.

7.3.2 Tierras Aptos para Cultivos Permanentes (C)

Son aquellas cuyas condiciones ecológicas no son adecuadas a la


remoción periódica y continuada del suelo, pero que permiten la implantación de c u l t i -
vos perennes, sean herbáceos, arbustivos o arbóreos, asi como forrajes, bajo técnicas e—
conómicamente accesibles a los agricultores del lugar, sin deterioro de la capacidad pro
ductiva del suelo, ni alteración del régimen hidrológico de la cuenca. Estas tierras p o -
drán dedicarse a otros fines (Pastos, Producción Forestal y Protección), cuando en esta
fotma se obtenga un rendimiento económico superior al que se obtendría de su u t i l i z a c i ó n
con fines de c u l t i v o permanente o cuando el interés social del Estado lo requiera.

7.3.3 Tierras Aptas para Pastos (P)

Son las que no reúnen las condiciones ecológicas mínimas requerí


das para cultivos en limpio o permanentes, pero que permiten su uso continuado o tempo-
ral para el pastoreo, bajo técnicas económicamente accesibles a los agricultores del l u -
gar, sin deterioro de la capacidad productiva del recurso, ni alteración del régimen h i -
drológico de la cuenca. Estas tierras podrán destinarse a otros fines (Producción Forestal,
cuando las condiciones climáticas lo permitan, o Protección), cuando en esta forma se
obtenga un rendimiento económico superior al que se obtendría de su u t i l i z a c i ó n con f¡ -
nes de pastos o cuando el interés social y económico del Estado lo requiera.

7.3.4 Tierras Aptas para Producción Forestal (F)

N o reúnen las condiciones ecológicas requeridas para su cultivo


SUELOS Pág. 145

o pastoreo, pero permiten su uso para la producción de maderas y otros productos foresta-
les, siempre que sean manejadas en forma técnica para no causar deterioro en la capaci -
dad productiva del recurso ni alterar el régimen hidrológico de la cuenca. Estas tierras
podrán dedicarse a Protección cuando el interés social y económico del Estado lo requie-
ra.

7.3.5 Tierras de Protección (X)

Conforman este grupo, tierras que no reúnen las condiciones ecoló-


gicas mínimas, requeridas para la producción de cultivos en limpio, permanentes, pastos
o producción forestal. Se incluyen dentro de este grupo: picos, nevados, pantanos, pía
yas, cauce de ríos y otras tierras que aunque presentan vegetación natural boscosa, arbó
rea, arbustiva o herbácea, su uso no es económico y deben ser manejados con fines de
protección de cuencas hidrográficas, vida silvestre, valores escénicos, cientrficos, r e -
creativos y otros que implique beneficio colectivo o de interés social.

7.4 Ampliación del Sistema

7^4,1 Justificación

Para dar una visión más útil y completa de la parte interpretativa de


los suelos, se considera que es necesario especificar claramente, el tipo y grado de limí -
taciones que afectan al suelo y que definen con claridad su uso más adecuado. En este
aspecto, los Grupos de Capacidad de Uso Mayor no permiten expresar con precisión es-
tas diferencias,por cuanto presentan rangos muy amplios de variabilidad en cuanto a fac-
tores edáficos e incluyen asimismo diversos grados de calidad del suelo. Asf, por ejem -
pío, se tiene que las tierras aptas para cultivos en limpio, agrupan desde aquellas sin li
mitaciones hasta aquellas con aptitud limitada. Por lo expuesto, se ha considerado c o n -
veniente introducir en el Sistema, categorías menores con criterios de carácter sistemáti-
co que permitan enfocar con mayor detalle aspectos relacionados con el uso, manejo y
conservación de los suelos, asf como también proporcionar mayores elementos de juicio,
necesarios para la formulación y programación de planes integrales de desarrollo de t i e -
rras.

A continuación se expone, brevemente, las Categorías Menores del


Sistema utilizado en el presente estudio. Un mayor detalle de las definiciones se presen
ta en el anexo

7.4.2 Categorfas Menores del Sistema

Las Categorías Menores introducidas en el Sistema de Clasificación


Pág. 146 ZONA RIO P I C H I S

de Tierras, corresponden a las siguientes denominaciones: "clase" y "subclase " de C a p a -


cidad de Uso M a y o r .

a„ Close de Capacidad de Uso Mayor

Es una categoría establecida en función de la calidad agrológica del suelo, deter


minada en base a la capacidad productiva de la t i e r r a . Cada clase, incluye t i e
rras que requieren distintas prácticas de manejo y conservación. Se ha estableci-
do tres niveles de calidad a g r o l ó g i c a : a l t a , media y b a j a , los cuales se represen
tan por los números 1 , 2 y 3 , respectivamente.

Cada clase de Capacidad de Uso Mayor se representador una letra mayúscula (Gru
po) seguido de un número arábigo (calidad agrológica). AsT, se podria tener las
siguientes clases: A 2 , C l , P3, P2, e t c .

El Grupo de Tierras de Protección (X) no tiene clases ni subclases; pero se ha con


siderado conveniente indicar por una o más letras minúsculas que acompañan a X ,
el tipo de l i m i t a c i ó n que restringen su uso.

b. Subclase de Capacidad de Uso Mayor

Es una categoría establecida en función de los factores limitantes genéricos que


restringen el uso del suelo; agrupa suelos que tienen factores similares de l i m i t a -
ciones que se refieren a determinadas características permanentes que implican
riesgos cuando los suelos son acondicionados para su aprovechamiento.

A c o n t i n u a c i ó n , se muestra las limitaciones definidas en el presente sistema, así


como la letra minúscula que las i d e n t i f i c a :

Deficiencia o limitación por suelo (s)


Deficiencia o limitación por sales (I)
Deficiencia o limitación por topografía - erosión (e)
Deficiencia o limitación por drenaje (w)
Deficiencia o limitación por inundación (i)
Deficiencia o limitación por clima (c)

Cada subclase de Capacidad de Uso Mayor se representa mediante una letra m a -


yúscula (Grupo de Capacidad de Uso M a y o r ) , un número (calidad agrológica ) y
una letra minúscula ( l i m i t a c i ó n ) . Asi*, se podría tener las siguientes subclases :
A2S, A 3 w , C 2 e , FSw, e t c .
SUELOS Pág. 147

8.0 CAPACIDAD DE USO MAYOR DE LAS TIERRAS DEL ÁREA

En los párrafos siguientes se hace la descripción en detalle de la


clasificación de las tierras de la zona en grupos, clases y subclases de Capacidad de Uso
Mayor. En el Cuadro N 0 4-S se indica la superficie y porcentaje aproximado de las d i -
ferentes categorras de tierras identificadas y , en el Cuadro N 0 5 - S , el sumario de carac
terrsticas generales de las tierras, clasificadas a nivel de Grupo, Clase y Subclase de
Capacidad de Uso Mayor.

C U A D R O N* 4 - S

SUPERFICIE Y PORCENTAJE APROXIMADO DE LA CAPACIDAD DE USO MAYOR DE LAS

TIERRAS DE LA ZONA DEL RIO PICHIS

U S O M A Y O R

SUPERFICIE SU PERHCIE SUPERFICIE


GRUPO CLASE SUBCLASE
Ha. lo Ha. % Ha. lo

A2s 3,127 2.5


A2 5,243 4.1
A 6,121 4.8 A2i 2,116 1.6
A3 878 0.7 A3s 878 0.7

C2s 8,940 7.0


C 29,118 22.6 C2 29,118 22.6
C2es 20,178 15.6

P2s 1,622 1.2


P 18,053 14.0 P2 18,053 14.0 P2es 10.296 8.0

P2sw ' 6,135 4.8

Fl 61,560 47.9 Fie 61,560 47.9


F 67.542 52.5
F2 5,982 4.6 F2es 5.982 4.6

Xes 2,535 2.0


X 7,766 6.1 X 7,766 6.1 Xsw 601 0.5
X* 4.630 3.6

TOTAL 128,600 10Q.0 128,600 100.0 128,600 100.0

* Corresponde a ríos, playones y localidades.


Pág. 148 ZONA RIO PICH1S

8.1 Tierras Aptas para Cultivos en Limpio (A)

Estas tierras abarcan una superficie de 6,121 Ha, que represen -


tan el 4 , 8 % del área estudiada. Incluyen aquellas tierras que presentan las condicio -
nes más favorables para la implantación de cultivos agronómicos anuales o aquellos de
corto periodo v e g e t a t i v o , según las condiciones ecológicas de la z o n a .

Dentro de este Grupo de Capacidad de Uso M a y o r , se ha recono


cido las siguientes clases: A 2 y A 3 .

8.1.1 Clase A2

Abarca una superficie de 5,243 Ha. que representa el 4 . 1 % del área evaluada.
Estas tierras son apropiadas para la explotación a g r í c o l a , con prácticas modera-
das de manejo, según la adaptabilidad de los cultivos. Agrupa suelos profundos
de textura m e d i a , de topografTa p l a n a , de buen drenaje y buena capacidad de
retención hiclrica.

Las limitaciones de uso están vinculadas a la fertilidad natural del sueloo ainun
daciones fluviales anuales que pueden causar ligeros transtornos a los cultivos.
Las subclases reconocidas son las siguientes: A2s y A 2 i .

a. Subclase A2s

Caracterrsticas Generales

Comprende una superficie de 3 , 1 2 7 H a . que representan el 2 . 5 % de la su


perficie evaluada. Se incluyen en esta categoría a los suelos de las se -
ríes Rami y A z u p i z ú , cuya limitación de uso está vinculada a la f e r t i l i -
dad natural del suelo, debido a un moderado desequilibrio nutricional,mo
tivado mayormente por niveles deficientes de nitrógeno y fósforo.

Estos suelos se encuentran ubicados en terrazas bajas, planas (0-2%) y es-


trechas que se desarrollan a lo largo de los principales ríos que drenan la
z o n a , encontrándose en niveles tales que sólo pueden ser inundados por
crecientes excepcionales que se producen en forma muy esporádica.

Los suelos son de buena profundidad e f e c t i v a , de textura franco limosa o


franco a r c i l l o limosa, de buen drenaje, permeabilidad moderadamente len
ta y buena capacidad de almacenamiento hrdrico y de reacción fuertemen
te acida a moderadamente acida (pH 5 . 0 - 6 . 0 ) ; la capa arable presenta
contenidos promedios de materia orgánica (2 % ) y bajo a medio c o n t e n i -
do de fósforo (10-80 K g / H a . ) y medio a alto en potasio (270-680Kg/Ha.).
SUELOS Pág. 149

Limitaciones de Uso y Mane ¡o

Las limitaciones de uso de mayor incidencia, están expresadas por una mar
cada deficiencia de los suelos en materia orgánica y, por consiguiente, en
nitrógeno asi" como también fósforo. A pesar del carácter muy esporádico
de las inundaciones fluviales, éstas pueden considerarse también como otro
factor límitante,pero de tipo eventual, que podría originar peligros a los cul
tivos e interferir el uso normal y continuo de las tierras.

Lin earn i en tos de Uso y Manejo


o
Las caracterfsti cas agrológicas de esta subclase permiten utilizar las tierras
en forma intensiva y sin mayores restricciones para la producción continua
de cultivos anuales de la zona.

La polTtica de manejo de estos terrenos debe estar encaminada básicamen-


te a la solución del problema derivado de las deficiencias de nitrógeno y
fósforo de los suelos. El medio más eficaz de corregir esta deficiencia es
el empleo de fertilizantes, como el nitrato de amonio y el superfosfato t r i -
p l e . Una forma práctica y económica de menguar las deficiencias de nitro
geno en estos suelos, es la incorporación de desechos orgánicos provenien-
tes de los residuos de cosechas (paja, hojas, e t c . ) , estiércol de ganado ,
etc. Reforzanan esta práctica las rotaciones de cultivos que incluyan una
leguminosa (fijadora de nitrógeno al suelo) adaptable ai medio ecológico ;
además, los sembríos mixtos, con sus variantes de cultivos intercalados o
asociados.

La aplicación de fertilizantes potásicos no es indispensable por el momen-


t o , debido a que las tierras están provistas de este elemento.

Las medidas tendentes a prevenir los eventuales daños que podrían causar a
los cultivos las inundaciones esporádicas, serían dejar una faja de árboles
en las orillas de los cauces fluviales en las áreas que aún conservan su v e -
getación original, o también la creación de barreras vivas en las orillas de
forestadas.

Especies Recomendables

Teniendo presentes las características agrológicas de las tierras y condicio


nes climáticas locales, se recomienda la implantación de cultivos tales co
mo: arroz, maíz, yuca, caña de azúcar y plátano, que pueden sembrarse
indistintamente al comienzo o al finalizar el período menos lluvioso; y so-
y a , maní, f r i j o l , zapallo y hortalizas afines al medio ecológico, en las é -
pocas de menor precipitación.
Pág. 150 ZONA RIO PICHIS

b. Subclase A2?

Caraeteristicas Generales

Comprende una superficie de 2,116 H a . , que representa el 1.6% de la su


perficie evaluada. Se incluyen en esta categoría a los suelos de las series
Yarina y Plátano, cuyas limitaciones están vinculadas principalmente a
inundaciones f l u v i a l e s .

Estos suelos se encuentran ubicados en tierras planas, en forma de estrechas


y cortas fajas a lo largo de los principales ribs que drenan la zona situadas
muy próximas a los cauces fluviales y a escasa altura sobre el nivel de és-
t o s , por lo que soportan inundaciones anuales que generalmente son de cor
ta duración y poca intensidad. Son suelos de alta susceptibilidad a la ero"
sión l a t e r a l .

Los suelos son profundos, de textura franco a franco limosa, friables, de


buen drenaje interno y escurrimiento superficial lento y de reacción me-
dianamente acida a medianamente alcalina (pH 5 . 5 - 7 . 7 ) . La capa ara-
b l e contiene entre 3 y 5% de materia o r g á n i c a , bajo a medio contenido de
fósforo (40 - 60 K g / H a . ) y medio a alto de potasio (272-544 K g / H a . ) .

Limitaciones de Uso y Manejo

El uso intensivo de estas tierras está limitado principalmente por las inunda
clones fluviales de corta duración y poca intensidad, que se producen anual
mente'enfre los meses de Octubre y A b r i l , ocasionando daños a los cultivos.

También se debe mencionar los riesgos de erosión l a t e r a l , debida a la a c -


ción de las corrientes f l u v i ó n i c a s , que causan socavamiento y transporte
de tierras. Los niveles bajos de fósforo y nitrógeno constituyen otra limita
ción de uso de los suelos de esta subclase.

Lineamiento de Uso y Manejo

Las prácticas orientadas a la solución total del problema, originadopoc las


inundaciones anuales, no serian v i a b l e s , debido al elevado costo que r e -
presentarfa la construcción de infraestructura adecuada para la defensa de
las tierras. Sin embargo, es posible aplicar algunas prácticas tendentes a
disminuir estos daños y menguar el efecto destructor de la erosión lateral de
las aguas, por lo que se recomienda: Preservar la vegetación natural arbó
rea en las orillas de los cauces fluviales; y, en las orillas que han sido d e -
forestadas, propiciar la implantación de bambúceas, que tienen un rápido
-"•\». ...

Vista panorámica de las tierras aptas para cultivos en limpio (Subclase


A2s). Obsérvese en primer plano cultivos de mafz y yuca; al i fondo
se aprecia un bosque secundario.

Panorama perteneciente a una terraza media cuyos suelos de drenaje


deñciente son aptos para pastos (Subclase P2sw). En primer plano,
muestra el pasto yaragua deficientemente manejado; al fondo se ob-
serva la vegetación original.
*•* '•l til

Vista panorámica que muestra las tierras aptas para cultivos de porto
período vegetativo (Subclase A2i). Se inundan anualmente y sopor.
tan una fuerte erosión lateral.

'-«"' t$®iiá>"^ "•MUS*

Vista panorámica, donde se observa en primer plano el bote Utilizado


en el estudio de las tierras, al fondo se aprecia la estrecha faja alu "
vial inundable apta paxa cultivos de corto período vegetativo (Súbela
se A21), cubierta de una vegetación mixta de bosque con caflabrava.
SUELOS Pág. 151

crecimiento y propagación y cuentan con sistema radicular abundante,que


ayuda a controlar la erosión lateral; además los tallos de bambúes son un
excelente material para acabados de viviendas rurales y para trabajos dear
tesanfa.

La deficiencia de materia orgánica y nitrógeno que adolecen estos suelos


puede suplirse en parte, mediante la incorporación de abonos verdes o de
residuos de cosechas; esta práctica contribuye, además, con el mejora -
miento de la estructura del suelo.

En los casos necesarios de abonamientos minerales nitrogenados y fosfata -


dos, debe emplearse aquellos que dejen residuos neutros o básicos. En ca
so contrario, será recomendable añadir al suelo la cantidad de calcio re-
querida para neutralizar el índice de acidez del fertilizante empleado.

La aplicación de fertilizantes potásicos no es imprescindible, debidoa que


los suelos tienen proporciones suficientes de.potasio para satisfacer la de-
manda de los primeros cultivos.

Se recomienda la instalación de cultivos mixtos, o sea la siembra de dos o


más especies anuales, ambas de rendimientos económicos. La distribución
de los cultivos en la parcela, puede hacerse en forma intercalada, es d e -
c i r , las plantas estarán separadas por líneas o asociadas, sistema que per
mite por lo menos que una de las especies influya en la cosecha de l a o t r a .
Por ejemplo, en la asociación de maíz y maní , el primero aprovecha del
nitrógeno fijado por el segundo. Se complementará esta práctica con un
sistema de rotación que implique una sucesión de cultivos en un orden de
terminado en el mismo campo, siendo recomendable la intervención de u -
na leguminosa, asi" como incorporación de residuos de cosechas, material
verde, selección de semillas, control fitosanítario, control de malezas ,
etc.

Especies Recomendables

Las tierras de este grupo deben ser utilizadas preferentemente durante el


período libre de inundaciones, que generalmente se da entre los meses de
Mayo y Setiembre. Por ésto, se recomienda variedades precoces de espe
cíes anuales, tales como maíz, manf, zapallo, frijol y soya.

El cultivo del plátano es viable, ya que las inundaciones son de corta d u -


ración y poca intensidad.

8 . 1 . 2 Clase A3

Abarca una superficie de 878 H a . , que representa el 0 . 7 % del área evaluada „


152 ZONA RIO PICHIS

Estas tierras son apropiadas para la explotación a g r í c o l a , podiendo obtenerse ren-


dimientos favorables pero con técnicas agronómicas apropiadas. Agrupa suelos
profundos, de textura media a moderadamente f i n a , de topografía plana , buen
drena¡e y buena capacidad de retención hiclrica.

Las limitaciones de uso están vinculadas a la f e r t i l i d a d n a t u r a l , que es de baja a


m e d i a , principalmente por los contenidos moderados de aluminio cambiable y ba
¡os niveles de elementos n u t r i t i v o s .

La subclase reconocida es : A3s

Subclase A3s

Características Generales

Abarca una superficie de 878 H a . del área estudiada. Se incluyen en es-


ta categorfa a los suelos de la serie Pelmas, cuya limitación de uso estávin
culada a la f e r t i l i d a d natural del suelo, con contenidos deficitarios de ma-
teria orgánica y fósforo, principalmente, y proporciones medias de alumi -
nio cambiable, cuyo porcentaje de saturación varia entre 50 y 70% en los
horizontes superficiales. Estos suelos se encuentran ubicados en terrazas a
luviales planas y no inundables, que se distribuyen a lo largo de los ríos
Pelmas, Q u i n t o r i a n i y Pichis. Los suelos son profundos, de textura franco
a r c i l l o limosa a franco a r c i l l o s a , de drenaje moderado y permeabilidad len
ta y de reacción muy fuerte a fuertemente acida (pH 4 . 5 - 5 . 5 ) . El conté
nido de materia orgánica varia entre 1.86a5.5% en los horizontes superfi -
cíales; el fósforo disponible es bajo en la capa superficial (menos de 5 0 k g /
H a . ) y el potasio es alto (mayor de 600 K g / H a . ) .

Limitaciones de Uso y Manejo

El principal problema de uso que presenta este grupo, está relacionado con
las características químicas del suelo, es d e c i r , la naturaleza acida y su
contenido de aluminio cambiable, que se mantiene alrededor del nivel c r í -
t i c o de toxicidad (50%). Se trata de tierras de baja f e r t i l i d a d n a t u r a l , ex
presada fundamentalmente por la deficiencia de nitrógeno y fósforo.

Lineamientos de Uso y Manejo

Bajo e l sistema tradicional de uso, la experiencia local ha demostrado que


las tierras de este grupo, a pesar de su bajo contenido de nutrientes minera
les y su a l t a a c i d e z , son capaces de producir varias cosechas, proporcio -
nando rendimientos q u e , si bien no son altos, llegan a cubrir gran parte de
s i ! LO s -ag 1,3 J

'as nece^'dade1? de! agr^cuí5-©!" ¡oca!, lo cues" índica que exlsfer pos o n l a a -
ÜCÍ de diíz~"-c\ío ái u ,a act>\°dad ogr^ccsa -e>r,^one,-'te en bese 5 es^e^'f-^
or.u'j' a tíi;-'""1 oí ^ed^o é&do..

Ei 'c Í C " Z""' • " a . def.'cVneÍQS de nofr?entes (r^fícge.'O y fósfo(o) de f s -


iOo sue es Í U mejoremíente podrra ¡levarse a cabo mediante s"i empíeo de
íertiiízantes minerales nitrogenados y fosfatados que dejen residuos básicos,
a fín de evitar que el medio se acidifique más. En caso de emplearse ferH
lizantes que defen residuos ácidos al suelo, la aplicación de éstos debe ir
acompañada con adición de contenidos de carbonates de calcio que neutra
lícen la acidez originada.
*
Existen formas prácticas y más accesibles al agricultor para proveer de n u -
trientes al suelo, tales como: I o incorporación de rastrojos de cosechas, ho
jas, pajas, compost, estiércol de ganado; 2 o rotación de cultivos, de pre-
ferencia con la intervención de leguminosas y adopción de cultivos mixtos
con sus variantes de cultivos intercalados o asociados, e t c . ; 3 o una manera
factible,de añadir fósforo y bases al suelo, es mediante aplicación-de cení
zas provenientes de quemas ocasionales de restos de cosechas„ Asimismo ,
se puede apelar al empleo de enmiendas calcáreas con lo que, aparte de
disminuir la toxicidad del a l u m i n i o , se elevana e! pH del suelo y se í o -
gtarTa un mayor grado de disponibilidad de nutrientes y mejor respuesta a
los fertilizantes mineraíeso A l respecto, cabe mencionar que existen t r a -
bajos experimentales en la zona de Yurímaguas, con resultados muy alentó
dores, pero aún se requiere más trabajos que incluyan estudios sobre definí
ción de niveles y métodos de aplicación mas apropiados para la z o n a , asi*
como la calidad del material calcáreo, según la fuente de procedencia y
establecimiento de niveles económicos accesibles al productor.

La obtención de buenos rendimientos de las cosechas no sólo dependerá de


la eficaz aplicación de las prácticas agrícolas consideradas, sino también
estará en función del uso de variedades mejoradas adaptadas al medio eco-
lógico, control de malezas y plagas, siembras oportunas, etc.

Cultivos Recomendables

De acuerdo al patrón distributivo de las lluvias en la zona, se recomienda


para la época de mayor humedad cultivos de mafz, caña de azúcar y plata
no, y para la estación menos húmeda, además de los mencionados, culti -
vos de f r i j o l , soya y zapallo, entre los principales.

8.2 Tierras Aptas para Cultivos Permanentes (C)

Estas tierras abarcan una superficie de 2 9 , 1 1 8 H a . , que represen


tan el ?? 6% del área estudiada» Incluye aquellas tierras que por sus limitaciones edáfT
Pág. 154 ZONA RIO PICHIS

cas o topográficas no permiten la implantación de cultivos agronómicos anuales, pero si


una agricultura a base de especies permanentes.

Dentro de este Grupo de Capacidad de Uso M a y o r , se ha recono


cido únicamente la clase C 2 , la cual se describe a c o n t i n u a c i ó n , con sus respectivas sub

clases identificadas.

8 . 2 . 1 Clase C2

Abarca una superficie de 29,118 H a . ( 2 2 . 6 % del área estudiada). Estas tierras


presentan limitaciones muy fuertes que las hacen generalmente inadecuadas para
conducir cultivos en limpio en forma n o r m a l . Son consideradas como moderada -
mente buenas para el desarrollo de una actividad agrícola a base de cultivos per-
manentes, propios del ecosistema tropical húmedo.

Las limitaciones más importantes, relacionadas con su uso, están estrechamente


vinculadas a condiciones edáficas deficientes o a factores topográficos expresa -
dos por declives fuertemente inclinados.

Las subclases reconocidas son las siguientes: C2s y C2es

Subclase C2s

Caracteristicas Generales

Comprende una superficie de 8,940 H a . , que representa el 7 . 0 % del área


estudiada. Se incluyen en esta categorfa a los suelos de las series L l o b e -
r a , en su fase plana o casi a nivel (0 - 2 % de pendiente), y Santa Rosa,
Llobera y Puerto Bermúdez, en sus fases ligeramente inclinada (2 - 4 % de
pendiente) y moderadamente inclinada (4 - 8 % de pendiente).

Estos suelos se encuentran ubicados en terrazas no inundables, son profun-


dos de textura franco arcillosa a a r c i l l o arenosa, bien estructurados, f r i a -
bles y de buena capacidad hidrodinámica y de reacción extremadamente a
fuertemente acida (pH 3 . 6 - 5 . 3 ) alto contenido de aluminio cambiable
que alcanza un promedio de 70% de saturación. En la capa arable presen
ta contenidos promedios de 2 . 5 % de materia orgánica, bajo contenido de
fósforo asimilable (30 K g / H a } y cantidades variables entre bajas y altas
(300 y 500 Kg . / H a . ) de potasio.

Limitaciones de Uso y Manejo

El principal problema de uso de este grupo de manejo, está relacionado


SUELOS Pág. 155

con las características químicas del suelo, es decir, se trata de tierras muy
acidas desprovistas de bases, de bafa fertilidad natural, expresada por n i -
veles deficientes de materia orgánica, nitrógeno y fósforo, fundamental -
mente, siendo el potasio el único elemento de fertilidad que cuenta con re
servas más o menos adecuadas en el suelo. El desequilibrio nutricional de
estas tierras se ve acentuado en mayor grado por la presencia de cantida -
des muy significativas de aluminio cambiable, que resulta tóxico para la
mayoría de los cultivos. Sin embargo, a pesar de ello se ha observado que
existen ciertas especies anuales y permanentes y varios pastos que desarro-
llan sin mayores dificultades, proporcionando rendimientos favorables.

Aparte del problema de fertilidad de los suelos, existe el de la erosión h í -


drica, que es otro factor de cierta importancia dentro de esta subclase so-
bre todo en los terrenos que tienen pendientes ligeras (2 - 4%) a modera-
damente inclinadas ( 4 - 8 % ) . Este fenómeno se de¡a sentir cuando la v e -
getación es rozada, tumbada y quemada dejando los terrenos desnudos e in
defenses a las fuertes lluvias que caen en la zona o cuando los cultivos ¡m
plantados no son efectuados dentro de los criterios de conservación y mane
¡o de suelos.

Lineamientos de Uso y Manejo

Aunque la naturaleza química de estas tierras es desfavorable, principal -


mente por la fuerte acidez y presencia de aluminio en cantidades muy s i g -
n i f i c a t i v a s , que afecta e interfiera la disponibilidad de elementos nutricio
nales, presentan algunos atributos favorables relacionados fundamentalmen
te con las propiedades físicas del suelo, tales como buena profundidad e -
f e c t i v a , consistencia f r i a b l e , buen drenaje, buena capacidad de r e t e n -
ción de agua y buena estructuración, entre otros, que propician una ade -
cuada relación agua-suelo-aire y favorecen una fácil expansión radicular
de las plantas.

Teniendo en cuenta las características anotadas, estos suelos presentan am-


bientes favorables tanto para cultivos permanentes como de pastos mejora -
dos, que no sólo toleren el medio sino que persistan y produzcan bien en
forma continuada, previa concurrencia en mínima escala de correctivos a -
propiados. En este sentido debe darse mucha importancia a especies nat? -
vas o adaptadas a las condiciones locales, lo que permitirá no sólo elimi -
nar o minimizar el uso de abonos minerales, sino también reducir la inci —
dencia de plagas y enfermedades.

Las especies frutales o industriales deben ser dispuestas en hileras o en tres


bolillo, dependiendo de la naturaleza del relieve, manteniendo cubierto
el suelo en forma permanente por un manto herbáceo, de preferencia cons-
tituido por leguminosas (kudzú) que, aparte de proteger contra la erosión
hídrica, aporta nitrógeno al suelo en cantidades que puedan resultar bene
Pág. 156 ZONA RIO PICHIS

ficiosas como para reducir la tasa de incorporación de abonos nitrogenados,


principalmente,,

Como una estrategia de maneio i n i c i a l para la implantación de cultivos per


manentes, éstos pueden llevarse asociados con algunos cultivos anuales, sis
tema que permitirá al agricultor disponer de un ingreso a corto plazo por
concepto de la cosecha de las especies anuales; a ésto se agregará los i n -
gresos provenientes del aprovechamiento de las maderas que se obtengan
durante el rozo de la chacra.

Como los cultivos van a plantarse en terrenos recién desmontados, los r e -


querimientos de nutrientes vegetales, en p r i n c i p i o , estarán cubiertos por
elementos procedentes de la vegetación original descompuesta, además de
la ceniza proveniente de la quema del bosque. Ahora b i e n , sí los nutrien
tes que absorbe el c u l t i v o o arrastra el drenaje y escorrentHa no pueden ser
reemplazados con la rapidez necesaria, por la cubierta vegetal a r t i f i c i a l -
mente creada, será preciso probablemente recurrir a tratamientos con ferti
lizant'es minerales, preferentemente de radical básico para evitar a c i d i f i -
car más los suelos. La posibilidad de corregir la acidez del suelo median-
te la a p l i c a c i ó n del carbonato de calcio es relativamente f á c i l en el área,
ya que la zona cuenta con un enorme potencial de material calizo en la
cordillera del S i r a .

Además de las consideraciones anotadas, para asegurar el éxito de la p r o -


ducción debe contemplarse el mejoramiento de las variedades nativas, en
el sentido de conseguir ejemplares de la altura adecuada para la cosecha ,
calidad del producto que se adecúe a las exigencias de la industria, espe
cies resistentes a plagas y enfermedades, e t c .

Las tierras d e e s t a s u b c I a s e , aparte de su vocación para cultivos


permanentes, pueden presentar buenas condiciones para el desarrolo de la
ganadería'a base de praderas de gramiheas asociadas con leguminosas, lo
que podría dar como resultado yna mayor capacidad de carga de los actúa
lesyfuturos campos ganaderos, además de incrementar el nivel proteico del
ganado y proporcionar nitrógeno natural a las gramíneas.

En la asociación de gramíneas y leguminosas, debe tenerse en cuenta la re


loción c o m p e t i t i v a , resistencia al pisoteo y la palatpbilidad relativa de las
especies asociadas para el animal en pastoreo. Este sistema debe ir com -
p¡ementado con una técnica apropiada de pastoreo que asegure el aprove-
chamiento eficiente y permanente de los recursos forrajeros; establecimien
to de potreros de extensión razonable; control del número de cabezas por
hectárea y tiempo de permanencia del ganado en los potreros, para evitar
el sobrepastoreo y rotación con praderas a base de leguminosas e x c l u s i v a -
mente, etc..
SUELOS Pág. 157

La siembra de los pastos puede hacerse en forma directa o , en su defecto ,


se podría sembrar sólo por una vez una asociación de cultivos anuales, lo
que permitiría disponer de un ingreso adicional a corto plazo que sumaría
al ingreso derivado del aprovechamiento de la madera. Los pastos ocupa-
rían el terreno antes de la cosecha de los cultivos.

Especies Recomendables

Entre las especies permanentes más aconsejables a implantarse en estos sue


los tenemos: cítricos, caña de azúcar, pina, papayas, guayaba, jebe, cul
tivos nativos (marañón, cocona, maracuyá, e t c . ) , achiote, mango, pas -
tos, etc.

bo Subclase C2es

Características Generales

Comprende una superficie de 20,178 Ha. que representan el 1 5 . 6 % del á -


rea estudiada. Se incluyen en esta categoría a suelos de las series Santa
Rosa, Llobera y Puerto Bermúdez, en sus fases fuertemente inclinadas ( 8 -
15% de pendiente); y de las series Santoche y el Carmen, en sus fases mo -
deradamente empinadas (15 - 25% de pendiente).

Estos suelos se encuentran ubicados en lomadas y colinas bajas moderada -


mente empinadas, son profundos, .de textura franco a r c i l l o s a , bien e s t r u c -
turados, friables y de buena capacidad retentiva a la humedad. Por su re-
lieve ondulado presentan una escorrentía r á p i d a . Son de reacción extre -
mada a muy fuertemente acida (pH 3 . 6 - 5 . 3 ) ; el contenido de materia or
gánica en la de-lgada capa superficial varía de bajo a alto ( 1 . 7 a 5^5 % )
pero en la subsiguiente el contenido es bajo; el contenido de fósforo asimi
lable generalmente es bajo (menos de 40 K g / H a . ) y medio el potasio ( 350
K g / H a . aproximadamente); y el aluminio intercambiable alcanza cantida-
des altas de saturación que varían entre 60 y 8 5 % .

Limitaciones de Uso y Manejo

Esta subclase reúne suelos que presentan dos tipos de limitaciones fundamen
tales, una referida específicamente a l suelo y vinculada a su baja f e r t i l i -
dad y alta a c i d e z , que van unidas a cantidades muy.significativas de alu -
minio cambiable, que resulta perjudicial para gran número de cultivos. La
otra limitación es referente a la susceptibilidad erosiva de estos suelos cuan
do se les roza, debido a su perfdiente y a las fuertes lluvias de la zona„ Es
Pág. 158 ZONA RIO P I C H I S

te último aspecto nos lleva a pensar que el manejo de estos suelos es d i f e -


rente según las fases de pendiente en que se encuentren.

Limitaciones de Uso y Manejo

Uno de los problemas principales con que se afronta el uso de estos sue
los es, sin lugar a dudas, la baja fertilidad natural que t i e n e n , ya que los
niveles de materia o r g á n i c a , nitrógeno y fósforo son bajos, aunándose a el lo
su alta acidez y la alta saturación por aluminio del complejo de cambio. En
estos aspectos todas las consideraciones planteadas para la subclase C 2s
son v á l i d o s .

Otro de los factores importantes a tomar en cuenta en el uso y manejo dees


tos suelos es la susceptibilidad a la erosión hiclrica debido a sus pendientes
fuertemente inclinadas y moderadamente empinadas. En este aspecto se de
be contemplar la implantación de métodos de conservación de suelos, tales
como sembríos a curvas de nivel o surcos en contorno. Los sembrios arbó -
reos en lo posible deben ser bajo el sistema de tresbolillo que ayuda a dis-
minuir la v e l o c i d a d del agua de escorrentía; además se debe de conservar
el suelo con una cubierta vegetal herbácea, de manera que lo proteja de
la erosión p l u v i a l . Esta cubierta vegetal debe ser preferentemente por u -
na especie leguminosa, como el k u d z ú .

Cuando los suelos de esta subclase se quieran dedicar a la ganadería, acti


vidad que requiere del sembrío previo de pastos, se debe tener presente la
acción del pastoreo a que van a estar sometidos dichos suelos. Si bien t o -
dos los suelos de esta subclase pueden ser sembrados de pastos, no todos de
ben someterse al pastoreo que realizado en forma i r r a c i o n a l , termina por
degradar los suelos y los pastizales.

Asi* se tiene que en los suelos de pendientes entre 15 y 25% (serie Santo -
che y El Carmen) es preferible llevar a cabo cultivos permanentes de tipo
arbóreo, y no sembrar pastos para su posterior pastoreo porque éstos decli -
nan vertiginosamente sus rendimientos en pocos años y se degradan hasta
llegar a ser reemplazados por pastos naturales nativos como e l t o r o u r c o .
Las tierras agrupadas dentro de este rango de pendientes, se identifican en
el mapa de Capacidad de Uso Mayor con un asterisco en la parte superior
derecha del símbolo Ejemplo: C2es*

Cultivos Recomendables

Los cultivos más apropiados deben ser preferentemente de tipo arbóreo, ta


les como: c f t r i c o s , mango, c a i m i t o , taperibá, a c h i o t e , pacae, marañón ,
anona, e t c . También se puede apelar a pastos en terrenos de pendientes
menores de 15%.
Vista panorámica donde se observa en primer plano, un área de topo-
grafía suave, apropiada para pastos o cultivos permanentes (Subclase
CZs), mientras que al fondo se aprecia declives más pronunciados(15-
2570), aptos para cultivos permanentes de tipo arbóreo, principalmen
te (Subclase C2es).

'*!

• *}

• • A •*'•*
'• - ft.*í

Laderas de lomadas con pendientes variables entre 8 - l&Vo, aptas para


pastos o cultivos permanentes (Subclase C2s). En primer plano se ob-
serva la implantación del kudzíí y en segundo plano, torurco.
Vista panorámica de un área de Lomadas, aptas para pastos o cultivos
permanentes (Subclase C2s), en la que se aprecia el sistema tradicio-
nal de apertura de las chacras (rozo, tumba y quema).

Paisaje de colinas empinadas, aptas para el aprovechamiento forestal


(Subclase F2es). Sin embargo, son usados para pastos, con resultados
negativos por la rápida degradación del suelo.
SUELOS Pág. 159

8.3 Tierras Aptas para Pastos (P)

Estas tierras abarcan una superficie de 18,053 H a . , que represen-


tan el 1 4 . 0 % del área estudiada. Incluye aquellas tierras que por sus limitaciones e d á f i -
cas o topográficas no permiten la implantación de cultivos anuales o permanentes, siendo
su mejor aptitud para pastos nativos o adaptados a las condiciones ecológicas del medio.

Dentro de este grupo de Capacidad de Uso Mayor, se ha reconocí


do una sola clase: P2, la que se describe a continuación, con sus respectivas subclases
identificadas.

8.3.1 Clase P2

Abarca una supfrficie de 18,053 Ha. ( 1 4 . 0 % del área estudiada). Adecuados sis
temas de manejo permitirán obtener una producción económica de pastos adapta -
dos al ecosistema tropical húmedo. Agrupa suelos moderadamente profundos, pía
nos, de textura f i n a , permeabilidad lenta y drenaje bueno a imperfecto o en sude
fecto, con drenaje algo excesivo por su topografTa fuertemente inclinada. Las li
mitaciones de uso están vinculadas a deficiencias de suelo, drenaje o a factores
topográficos. Generalmente son muy fuertemente ácidos, con bajas a moderadas
deficiencias de nutrientes vegetales.

Las subclases reconocidas dentro de esta clase son las siguientes: P2s, P2es y
P2sw

a. Subclase P2s

Características Generales

Comprende una superficie de 1,622 H a . , que representa el 1.2% del área


estudiada. Se incluye en esta categoría a los suelos de las serie Santa Isa-
b e l , en sus fases ligeramente inclinada (2 - 4% de pendiente) y moderada-
mente inclinada (4 - 8% de pendiente). Las limitaciones de uso se encuen
tran vinculadas a una marcada acidez, bajos niveles de nutrientes y muy
altos contenidos de aluminio cambiable, cuya saturación alcanza niveles
variables entre 80 y 95% que impiden que prosperen bien cultivos perma -
nentes. Estos suelos se encuentran ubicados en terrazas no inundables y lo
madas; presentan perfiles profundos, de textura franco arcillosa a arcilla ,
drenaje moderado, de consistencia friable a firme y de reacción extremada
a fuertemente acida (pH 3.1 - 5 . 5 ) . La capa arable está provista de mate
ria orgánica (más de 4 . 1 % ) ; el fósforo asimilable es bajo (menos de 18 K g /
H a . ) y el potasio está en cantidades medias (272 a 310 K g / H a . ) .
. 160 ZONA RIO PICHIS

Limitaciones de Uso y Manejo

El problema principal que tiene esta subclase en cuanto al uso, radica en el


factor suelo, en donde según los análisis se observa dos caraeteristíeas sal -
tantess su textura moderadamente pesada, con alto porcentaje de a r c i l l a ,
y su pobre fertilidad,, que se manifiesta en su bajo contenido de materia o r -
gánica y nitrógeno en todo el p e r f i l , excepto en la delgada capa superficial;
bajo contenido de fósforo asimilable y una reacción muy fuerte a fuertemen-
te acida (pH 4 0 5 = 5 . 5 ) ; a todo ello se auna un alto porcentaje de saturación
por el aluminio que impide o hace muy d i f f c i i en estos suelos la implantación
de c u l t i v o s , a excepción de pastos y forestales,,

Lineamientos de Uso y Manejo

Teniendo presente las características edáficas anotadas, además de las c o n d i -


ciones ecológicas del medio, estas tierras pueden adecuarse a la ganaderfa a
base de pastos cultivados, que no sólo toleren el medio, sino que produzcan
bien en forma continua, bajo condiciones tales que requieran el mínimo em~
pleo de insumos. En este sentido, debe darse mucha importancia a las espe -
cies forrajeras nativas mejoradas, para el establecimiento de pasturas mixtas,,
conformadas por una asociación de grammeas y leguminosas^, lo que probable
mente reduciría o elíminaria la necesidad de suministrar fertilizantes á l s u e -
lo» Una práctica conveniente de llevar a cabo sería la de efectuar encaladu
ras periódicas, lo que daría como resultado una mayor capacidad de carga de
los potreros „

El manejo de las pasturas debe comprender pastoreo r o t a t i v o , establecimiento


de potreros adecuados, rotación de las especies forrajeras grammeas con legu
miñosas (kudzú); control del número de animales por hectárea y tiempo de per
manencia del ganado en los potreros, para evitar el sobrepastoréo•>

Especies Recomendables

Los pastos más recomendables a ser implantados en los suelos de esta subclase
son: yaraguá, pangóla, Brachiaria entre las grammeas; y k u d z ú , Stilosantes,
Centrocema, entre las leguminosas.

Subclase P2es

Caractenstieas Generales

Comprende una superficie de 10,296 H a » , que representan el 8 . 0 % del área


estudiada. Se incluye en esta c a t e g o n a , a los suelos de las series Shutasha-
r i , Anacayali y Santa Isabel, en su fase fuertemente inclinada (8 - 1 5 % de
SUELOS Pág. 161

pendiente), cuyas limitaciones están ligadas a la predominancia de materia


les arcillosos, presencia de una capa masiva y algo endurecida a poca p r o -
fundidad del suelo, conreniendo en la generalidad de los casos mayores por
centajes de arcilla que las capas inferiores o , en su defecto, elevadas pro
porciones de aluminio cambiable (seríes Shutashari y Santa Isabel). A lo
anterior, se agrega la escasez de nutrientes vegetales y la moderada suscep
tibilidad a la erosión hTdrica, dada la existencia de pendientes fuertemen-
te inclinadas. Estos suelos se encuentran ubicados en lomadas, en ambas
márgenes del río Pichis, desde Pelmas hasta el límite Norte del área estu-
diada. Son moderadamente profundos a profundos, de textura arcillosa
deficiente estructuración y drenaje moderado. La reacción de estos sue -
los varia de muy fuerte a fuertemente acida (pH 4 . 1 - 5 . 5 ) . La materia or
gánica se halla bien representada solamente en la delgada capa superficial,
para decrecer bruscamente en los horizontes subsuperficiales; el contenido
de fósforo es bajo (menos de 30 K g / H a . ) y el potasio se encuentra en can-
tidades de moderada a alta (272 a 620 K g / H a ) . El porciento de saturación
por aluminio es alto en los suelos de las series Santa isa' el y Shuíashar?, y
bajo en los suelos de la serie AnacayalL

Limitaciones de Uso y Manejo

Esta subclase presenta dos problemas principales para su uso y manejo: uno,
de carácter e d ó f í c o , que es el mismo que se expuso en la subclase a n t e r i o r -
mente descrita (P2s); y el o t r o , que es de carácter topográfico, ya que p r e -
sentan fases fuertemente inclinadas (8 - 15%) que exigen el mantenimiento
de la cobertura del suelo; en caso contrario se pueden presentar d i f i c u l t a -
des por efectos de la erosión p l u v i a l .

Lineamientos de Uso y Manejo

Teniendo presentes las características edáficas anotadas, además de las con


diciones ecológicas del medio, estas tierras pueden adecuarse a la ganade-
ría a base de pastos cultivados que no sólo toleren el medio, sino que pro -
duzcan bien en forma continua, bajo condiciones tales que requieren el mí
nimo empleo de insumes. En este sentido, debe darse mucha importancia a
las especies forrajeras nativas mejoradas para el establecimiento de pastu -
ras mixtas, conformadas por una asociación de gramíneas y leguminosas, lo
que probablemente reduciría o eliminatía la necesidad de suministrar ferti-
lizantes al suelo. Una práctica conveniente de llevar a cabo sería la de
efectuar encaladuras periódicas, lo que daría como resultado una mayor, ca
pac!dad de carga de los potreros.

Para prevenir la erosión del suelo debido a la pendiente inclinada estos sue
los deben mantenerse siempre con una cubierta vegetal, ya sea herbácea o
arbórea, ya que de mantenerse el suelo descubierto daría origen a que se
presente una moderada a fuerte erosión.
Pág. 162 ZONA RIO PIC HIS

Una vez instaladas las pasturas, de debe seguir los siguientes lineamientos:
pastoreo r o t a t i v o , establecimientos de potreros de extensiones adecuadas,
control del número y tiempo de animales por hectárea a fin„de evitar el so
brepastoreo, que es una de las prácticas que más daño ocasionan a los pasti
zales y al suelo: a los pastizales, acortándoles los años de producción y
al suelo, originando y / o aumentando la erosión.

Especies Recomendables

Los pastos que hasta el momento parecen haber dado los mejores resultados
son el yaraguá , el p a n g ó l a , la Brachiaria, entre las grammeas, y el k u d -
z ú , Stilózantes y Centrocema, entre las leguminosas.

c* Subclase P2sw

Características Generales

Comprende una superficie de 6,135 H a . , que representan el 4 „ 8 % del área


estudiada. Se incluye en esta categoria 5,846 H a . correspondientes a los
suelos de las Series V i l l a Cenia y Esperanza y 289 Ha. de las mismas, c o n -
tenidas a nivel de c o m p l e j o , todas ellas de superficies planas a ligeramen-
te inclinadas (0 - 4%) y cuyas limitaciones están relacionadas con la p r e -
dominancia de materiales arcillosos, masivos y algo endurecidos, sobremo-
do en los horizontes inferiores. Esta condición d i f i c u l t a el libre movimíen
to del agua en el suelo, lo que origina la presencia de humedad casi perma
nente en el perfil e d á f i c o . Existen signos de sobresaturación en las épocas
de mayores precipitaciones, por influencia del f l u j o superficial y filtración
de agua de las tierras altas aledañas y , en algunos casos, por napa freática
fluctuante* Se agrega a lo anterior, su d é f i c i t en bases y nutrientes , asf
como también contenido de proporciones de aluminio cambiable que se man
tienen por encima del nivel crítico de t o x i c i d a d .

Estos suelos se encuentran ubicados en terrazas medias, planas a ligeramen


te inclinadas o ligeramente depresionadas, que se distribuyen en ambas mar
genes del rio Pichis, desde los alrededores de Puerto Bermúdez, hasta el IT
mite Norte del área estudiada.

Los suelos son moderadamente profundos, de textura a r c i l l o s a , de d e f i c i e n -


te estructuración y drenaje d e f i c i e n t e . Son de reacción extremada a muy
fuertemente acida (pH 4 . 2 - 5 . 0 ) ; la capa arable contiene 3% de materia
orgánica; el fósforo asimilable está en cantidades bajas (35 K g / H a . ) y el
contenido de potasio es a l t o . El aluminio cambiable alcanza niveles v a -
riables entre 30 a 7 5 % .
SUELOS Pág. 163

Limitaciones de Uso y Manejo

Las limitaciones de uso de este grupo estén relacionadas a bajos contenidos


de bases y nutrientes vegetales de los suelos, proporciones de aluminio cam
biable generalmente por encima del nivel cntlco de toxicidad, predominan
cia de materiales arcillosos que propician una lenta permeabilidad y un dre
naje deficiente, evidenciado por la presencia de humedad casi permanente
en el suelo, originado por la influencia del flujo superficial y filtraciones
de agua de las tierras altas aledañas y , en algunos casos, por napa freáti -
ca fluctuante. -

Lineamientos de Uso y Manejo

En estas tierras, mucho se puede lograr por medio del empleo racional de
los fertilizantes, las enmiendas calcáreas y el uso de un sistema de conser-
vación, para llevar la producción del forraje a satisfacer las necesidades
de la explotación ganadera. La aplicación de este sistema intensivo de ma
nejo en toda su magnitud, sólo será viable cuando las infraestructuras seen
cuentren bien desarrolladas, lo que permitirá principalmente disminuir eF
costo de los insumas.

Bajo la modalidad del manejo n a t i v o , basado en la tumba y quema, implan


tación de grammeas y pastoreo sin c o n t r o l , los pastos pueden producir, por
lo menos cinco años , rendimientos aceptables; ésto demuestra la posibi
lidad de extender su vida económica si es que se introduce un mejoramien-
to en la conducción de las prácticas nativas.

La instalación de los pastos puede hacerse siguiendo dos modalidades:


a) después de la tumba y quema, procediendo a su siembra inmediata; y
b) después de la tumba y quema una cosecha de arroz y luego implantación
de los pastos. La segunda modalidad de uso i n i c i a l de la t i e r r a , permitiria
aprovechar al máximo la fertilidad derivada de la ceniza. Al mismo tiem-
po se generana un ingreso adicional a corto plazo, además del originado
por concepto del aprovechamiento de las maderas de valor económico, que
se emplearla para sufragar los gastos adicionales que demande la explota -
ción.

Se recomienda la instalación de pasturas mistas de gramíneas asociadas con


leguminosas que proporcionanan proteínas al ganado y nitrógeno a las gra-
míneas y probablemente se reduciría o eliminaría la necesidad de suminis -
trar un suplemento proteico al animal y de fertilizar el suelo con nitrógeno.

La reactivación de las tierras en los potreros que presenten signos de agota


miento, podría hacerse mediante la sustitución de los pastos asociados por
leguminosas, siendo el kudzú la especie más apropiada para desempeñar es
ta función.
Pág. 164 ZONA RIO PICHIS

Además debe contemplarse, entre otras cosas la selección de especies nati


vas y la introducción de otras especies forrajeras compatibles con el medio
ecológico; el establecimiento de sistemas rotativos de pastoreo y el c o n -
trol del húmero de animales por hectárea, mediante el establecimiento de
potreros de extensión razonable. Asimismo, debe evitarse el pastoreo cuan
do los suelos se encuentren muy húmedos y con agua empozada.

Con la f i n a l i d a d de mejorar la relación suelo - aire - agua, es necesario


efectuar obras simples de d r e n a j e , consistentes en la apertura de zanjas o -
rientadas hacia un colector principal que puede ser el rio o quebradas que
disectan el área.

Especies Forrajeras Recomendables

Las especies más promisorias incluyen gramíneas, como gramalote, yaraguá,


Brachiaria; y leguminosas, como kudzú y Stilosantes.

8.4 Tierras Aptas para Producción Forestal (F)

Estas tierras abarcan una superficie de 67,542 H a . que represen-


tan el 5 2 . 5 % del área estudiada. Incluye aquellas tierras que por sus severas l i m i t a c i o -
nes edq/icas o topográficas, son inapropiadas para la actividad agrícola o p e c u a r i a , que
dando relegadas fundamentalmente para el aprovechamiento y producción del recurso fo
restal.

Dentro de este Grupo de Capacidad de Uso Mayor, se ha recono-


cido dos clases, que a continuación se describen en d e t a l l e : F1 y F2.

8.4.1 Clase Fl

Abarca una superficie de 6 1 , 5 6 0 H a . que representa el 4 7 . 9 % del área. Com -


prende suelos de a l t a calidad para su aprovechamiento forestal pero, por su topo
grafTa moderadamente empinada (15 - 25%) a empinada (25 - 50%) requiere de
un manejo cuidadoso. En esta clase se ha reconocido una subclase que es la Fie.

a. Subclase F i e

Características Generales

Abarca una superficie de 61,560 H a . o sea el 4 7 . 9 % del área estudiada.


Se incluye en esta categorfa a los suelos de las series Shutashari, Anaca-
y a l i , San Pedro y Colina Roja, en sus fases moderadamente empinada
SUELOS Pág. 165

(15 - 2 5 % ) , y de las series Santoche y El Carmen, en sus fases empinadas


(25 - 5 0 % ) .

Estos suelos se encuentran concentrados en la parte central y Norte del á -


rea estudiada, dentro de un paisaje calinoso de topografía accidentada. Su
drenaje externo (escorrentía) es, en consecuencia, excesivo. Son suelos
de textura fina (arcillosos), extremadamente ácidos, deficientes en nutrí en
tes vegetales y con alto contenido de aluminio cambiable.

Limitaciones de Uso

Su principal limitación es la topografía y escorrentía superficial excesiva ,


que determinan que sean susceptibles a la erosión p l u v i a l , si su manejo no
se realiza racionalmente.

Lineamientos de Uso y Manejo

Los ecosistemas incluidos en este grupo de manejo, están conformados por


bosques naturales que contienen una amplia gama de especies potencialmen
te aptas para el aprovechamiento forestal. El aprovechamiento racional de
las especies económicas, debe ser planificado en base a estudios de mayor
detalle de la masa forestal y su relación con el medio ambiente, bajo el
cual ha desarrollado» Este conocimiento podría ser el único camino para
llegar a la elaboración de un plan racional de uso, manejo y conservación
del recurso forestal. Uno de los aspectos básicos que debe ser c o n t e m p l a -
d o , es el conocimiento de la repoblación de las especies aprovechables a
fin de que se pueda mantener y asegurar una producción continua de la ma
sa forestal económica, ya que de otro modo se podría generar un deterioro
del medio ambiente, tornándose negativo para el buen arraigo y desarrollo
de las especies que se tiene interés en producir y preservar.

El aprovechamiento del bosque debe ser integral, mediante la instalación de


industrias forestales integradas, en las que no sólo cada árbol sea aprovecha
do al máximo, sino que la mayoría de los árboles del bosque heterogéneo
sean incorporados a diferentes líneas de. producción.

8.4.2 Clase F2

Abarca una superficie de 5,982 H a . , que representa el 4 . 6 % del área. Compren


de suelos con aptitud forestal, pero que requieren de un manejo más cuidadoso ,
por la mayor inclinación que presentan las laderas (50 - 7 0 % ) . Se ha recono -
cido únicamente la subclase F2es.
Pág. 166 ZONA RIO PICHIS

Subclase F2es

Caracterrsticas Generales

Abarca una superficie de 5,982 H a . , que representa el 4 . 6 % del área. Se


incluye en esta categoría a los suelos de la serie Colina, en su fase muy em
pinada (50 - 7 0 % ) . Estos suelos se encuentran ubicados en colinas altas y
bajas fuertemente disectadas. Son suelos moderadamente profundos, de tex
tura fina y una escorrentfa superficial muy rápida; la reacción es muy fuer
te a fuertemente acida y las proporciones de aluminio cambiable son muy
altas.

Limitaciones de Uso

Al igual que la subclase anterior, su principal y más severa limitación es


la escorrentia superficial muy rápida, que los hace susceptibles a una alta
erosión pluvial, si su manejo no se realiza metódicamente.

Lineamientos de Uso y Manejo

Los lineamientos para el uso y manejo de estp subclase son los mismos que
se han dado para la subclase Fie

8.5 Tierras de Protección (X)

Estas tierras abarcan una superficie de 7,766 H a . , que represen-


tan el 6 . 1 % del área estudiada. Incluyen aquellas tierras que presentan limitaciones e
dáficas o topográficas tan severas que las hacen impropias para propósitos agropecuarios
y aún para fines de explotación forestal, quedando relegadas para otros propósitos, co-
mo recreación, vida silvestre, lugares escénicos o de conservación de cuencas.

Son suelos superficiales ©gravosos, de reacción extremadamente


acida y de topografía accidentada o , en su defecto, son planos a ligeramente depresio-
nados, muy pobremente drenados.

Estas tierras no presentan clase, ni subclase alguna pero se ha


creFdo conveniente simbolizar con una letra minúscula el tipo de limitación que restrin
ge su uso.

a. Tierras dé Protección con limitaciones por erosión y suelo (Símbolo Xes)

Comprende una superficie de 2,535 H a . que representan el 2 . 0 % del área estu-


SUELOS Pág. 167

diada. Se incluyen en esta categoría a los suelos de las series San Pedro y She^
vón, en sus fases muy empinada (50 - 70 %)„ Sus limitaciones están vincula -
das principalmente a la topografTa muy accidentada, que les confiere un a l t o
riesgo a la erosión pluvial debido a la fuerte escorrentfa superficial, y también
a la naturaleza superficial y gravosa del perfil edófico; son extremadamente á -
cidos, con contenidos altos de aluminio cambiable y ba¡os en nutrientes vegeta-
les. Estos suelos se encuentran ubicados en tierras colinosas, en el sector sur -
oriental de la zona de estudio, en forma de estrechas fajas que corren más o me-
nos paralelas a la base-de la Cordillera de San Matías, asi" como en la parte Nor-
oriental, próxima a la Cordillera del Sira.

Todas estas tierras deben permanecer con su vegetación natural y no deben ser u-
sadas para fines agropecuarios ni forestales. La alteración de la cubierta vegetal
de estas tierras puede generar un proceso de erosión muy severo, ocasionando por
consiguiente deslizamientos y también desequilibrios del régimen hidrológico de
los ríos y quebradas de la zona.

b. Tierras de Protección con limitaciones por suelo y drenaje (Símbolo Xsw)

Comprende una superficie de 601 Ha. que representan el 0 . 5 % del área estudia-
da. Se incluyen en esta categoría 409 Ha, correspondientes a los suelos de las
seríes V a r i l l a ! y A g u a j e ; y 192 Ha. de los suelos de protección contenidos en el
complejo V i l l a Cenia y Esperanza - A g u a j e . Sus limitaciones están vinculadas
a suelos muy compactados e impermeables, extremadamente ácidos, saturados de
humedad casi todo el tiempo, en ¡os que el problema de drenaje se agudiza en
las épocas de mayor precipitación por el encharcamiento del agua de lluvia o
por el afloramiento de la napa f r e á t i c a .

Se encuentran en pequeñas áreas aisladas, de superficie plana a ligeramente de


presionada, cubiertas de una vegetación poco desarrollada y de escaso valor co
mercial, conformada por árboles de fuste delgado y un sotobosque de varillas y
abundantes lianas, asociado con palmeras hidroffticas tales como el aguaje, un
gurahui y huicungo. En algunos sectores, el aguaje se destaca por su predomi-
nancia, llegando a constituir los denominados "aguajales", que se encuentran
esparcidos en forma de minúsculos núcleos dentro del área. Los suelos son e x -
tremadamente ácidos y con altos contenidos de aluminio cambiable.

El manejo de estas tierras debe ser orientado al mantenimiento de la cobertura


vegetal en su estado natural, de manera que sirva como medio de refugio y a l i -
mentación a la fauna silvestre; por lo tanto debe evitarse la tala y quema
de su cubierta vegetal.
Pág. 168 ZONA RIO PICHIS

CUADRO N" 5 - S

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LAS SUBCLASES DE CAPACIDAD DE USO MAYOR DE LAS TIERRAS DE LA Z O N A DEL RIO PICHIS

USO MAYOR SUPEIFICIE


CAKACTEUSTICAS OENEKALES SUELOS INCLUIDOS
«UFO CUSE SUKLASE Ha. %

A2< 3,127 2.5 «mi y AeupIzO


wi tu morar grado por daflclmcta de nltrégwio y Mtfbro. Ineluy* lucio» profundoi y
plonoi, teluro modlo, d . bum dnf<o|< y bumi oapooldod WdredlitAolco.
A2
Aptoi p<n cultivo on limpio; su llmtlocl&i do wo do mayor Importancia oftd dada por
A
AJÍ 2,Mí 1.6 Yartna y H u m o
clin hUlco.

Apto para cultivo on limpio; H I llmltodSn do wo Mi ligado a lo proianclo do olumlrfe


camWablo quo M oncuontra on prapordonol quo giran alrododor dot nlvol eifHcodo taxi-
A3 A3. 87S 0.7 Pelmas

Apta! para cultivo pormanonto*; con llmltaclonw do oíalo, Impuesto» por una moroodo
Llobera en su fose piona a aasl a nivel. San-
addo<, bojor nlvolo» do nulrlontos y ba<Oi, alovada prepardía do olunlnlo camblablo
Qi 8,940 7.0
Inclinado
dtfn hrdt-lca. Eriw tuoloi puodon tor undot on w totalidad para pattat.

C C2
pocuario, doUondo tonono mayor cuidado an la Instalaclin do lo. panal, d^ldo a w. 9,337 7.3 fases fuertemente Indinada

C2«
Apira para cultivo pormanontot oxeluslvanonta, tul tlmlteelonm do uto dorlvadm dol

10,841 8.3
pralUlln o n r urado para lo acMvIdod pecuaria. En ol mapa do Capaddad d i U » Ma
yor M Idontlflca con un attorlioo en la parto nporlor doracha dol «Tmbolot C2a<(*).

P2. addoz y muy altai prepordonoi do olunlnlo ccMbl^lo (80 • 99%), Incluyo «mtot pro -
I,Í22 1.2
te Inclinada

r n
Shutasbarl, Anaestyall y Santa hotel en tus
nn porclono» do aluminio cenitli¿to;oon lu defacto prarantan una capa masiva, ardlloto" 10,296 8.0
a poca profondfdod del molo.

^ t a i para pastos; cuyas limitaciones esMn dadas por alto contenido de ardlla y alu -
r?~ minio camblabl» y un drona|o dofldonte. 6,135 4.8 Villa Cenia y Espoianta

>plas para producción forestal, reúne Herías cuyas carocterTstlcas eddflcas, topogidftcat
Fl y bloeltmdtlQas, apropiados, permite lo pioducdftn do una csnplla gama de especies fo- 61,560 47.9 Anaeayoll, San Pedro y Colino Kola en sus l a -
fi.
y 50%; muy «ddot y con Iotas proporciones de olunlnlo oambWe. loche y El Caiman en sus fases empinadas
r
Aptas para produccl6n forestal; encontrándose limitada por condiciones topogr6flcos, ya
F2 F2™ 5,982 4.6
daz y muy ollas proporciones de aluminio cambiable.

Tierras de prateedin, debido a su topogrofTo muy accidentado (mayor de 50%), super-


x« ficialidad del suelo y gravosldod. Tienen un elevado potencial hldroeroslvo.
2,535 2.0

X X Tleiras do protecdAn, por condiciones de drénale muy pebre, permanecen saturados de


Xt» 601 0.5 Aguaie y Varlllal
humedad la mayar parte del tiempo

X 4,630 3.6

T O T A L 128,600 100.0
o s Pág. 169

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

C o n e I us i o n e s

La evaluación del recurso suelo, correspondiente a l v a l l e del rfo Pichis, ha sido


realizado a nivel de semídetalte y cubre una superficie de 128,600 H a .

El rasgo fisiográfico dominante, está expresado por un paisaje calinoso, c u / a su-


cesión de colínas con pendientes empinadas a m u / empinadas, le confieren a l te_
rreno un relieve corrugado, por lo que aproximadamente el 6 3 % de los suelos es-
tán ba¡o la influencia de una escorrentfa superficial rápida a muy rápida y t i e —
nen un elevado potencial hidroerosivo. El porcentaje restante (37%) lo c o n f o r -
man tierras ubicadas en áreas planas y ligeramente onduladas, donde evidentemsn
te las incidencias erosiónales son casi nu las a bajas.

El drenaje natural de la zona, en general, es eficiente : se efectúa a través de


ejes fluviales principales, tales como los ríos Pichis y Palcazu, que reciben las
aguas de numerosos afluentes secundarios, que descienden tanto de la Cordillera
de San Matías como del S i r a . Un mínimo porcentaje de tierras presentan drena-
je d e f i c i e n t e .

Los suelos genéticamente desarrollados predominan sobre los de incipiente forma-


ción y aquellos de morfología estratificada. Las clases texturales, en su mayo^
ría varían de -anco arcillosa a a r c i l l o s a , con excepción de los cuerpos edáficos
derivados de i aeriales recientes, que son franco a franco limosos.

Las condiciones climáticas imperantes en el medio y la naturaleza del material


o r i g i n a r i o , del cual se han derivado los suelos, determinan la dominancia de
unidades edáficas predominantemente muy acidas, afectadas en su mayoría por al
tos contenidos de a l u m i n i o .

La mayoría de los suelos presentan un bajo nivel de f e r t i l i d a d , expresado f u n d a -


mentalmente por deficiencias significativas de nitrógeno y fósforo.

Los suelos con mejores características edáficas y con menores problemas de f e r t i l i


d a d , representan u n porcentaje b a j o . Entre ellos se incluye suelos aluviales r e -
cientes (series Yar i na. Plátano, Rami y A z u p i z ú ) .

La clasificación práctica o interpretativa se ha realizado en función de la Capa


cidad de Uso Mayor de las Tierras, según el Reglamento de Clasificación de T i e -
rras del Perú. En este aspecto, en la zona estudiada, se ha detectado las si-
guientes categorías.

6,121 H a . (4.8%) de Tierras Aptas para Cultivos en Limpio, pertenecien


tes a las subclases A2s, A2i y A3s.
ZONA RIO PICHIS
no

29,118 Ha. (22.6%) de Tierras Aptas para Cultivos Permanentes, pertene -


cientes a las subclases C2s y C2es.

18,053 Ha. (14.0%) de Tierras Aptas para Pastos, pertenecientes a las sub
clases P2s, P2es y P2sw.

67,542 Ha. ( 5 2 . 5 % ) de Tierras Aptas para Producción Forestal, pertene -


cientes a las subclases Fie y F2es.

7,766 Ha. ( 6,1%) de Tierras de Protección (Xes, Xsw y ríos y playones).

Una considerable extensión de tierras potencia I mente aptas para la actividad agro
pecuaria se encuentra sometida en la actualidad a tres modalidades de uso : La
ganadería extensiva, la agricultura migratoria y la actividad forestal basada en la
extracción selectiva del bosque. A pesar de los efectos negativos que produce
el mal manejo de la ganadería extensiva y la agricultura migratoria, su acción
todavía no alcanza niveles peligrosos, debido a la baja presión demográfica. Sin
embargo, se espera que el flujo migratorio en los años venideros sea cada vez más
acentuado por efecto de la apertura de nuevas vías de comunicación terrestre a
la zona como son : Puerto Bermúdez - Villa Rica y Puerto Bermúdez- San Ale
jandro (Carretera Marginal), lo que tiene por consiguiente la explotación de nue
vas áreas. Todo ello nos lleva a pensar que un uso inadecuado de los ecosiste
mas puede llegar a producir un desequilibrio profundo en el medio ambiente del
área.

Recomendaciones

Los usuarios de esta información, que se ubican en los Sectores vinculados al uso
y manejo del recurso suelo, deben comprender que si bien la información obteni-
da es completa dentro del nivel realizado, no brinda una información minuciosa
a nivel de propiedades, en las que evidentemente se requiere de estudios especí-
ficos a escalas mayores.

La modificación del bosque, a realizarse para fines de su aprovechamiento agro -


pecuario no debe ser de carácter devastador, sino efectuarse dentro de un proceso
p¡agresivo de transformación que asegure una producción continua, sin deterioro
del medio ambiente. En este sentido, las áreas de bosques seleccionadas, para
ser transformadas a tierras de uso agrícola o pecuario, deben ser sometidas a un
tratamiento apoyado en sistemas de uso y manejo racionales, que gobiernen el e -
quilibrio del nuevo ambiente creado y, en esta forma, asegurar el bienestar so -
cial de los futuros usentamientos rurales.
SUELOS Pág. 171

c. El establecimiento de cultivos deberá efectuarse teniendo presente la verdadera


vocación o aptitud específica del suelo, dando preferencia a especies nativas o
adaptadas a las condiciones locales.

d. En áreas de cultivos en limpio, se debe propiciar la creación de un colchón v e -


getal a base de residuos de cosechas, hojas, pajas, materiales verdes, e t c . , to
que permitirá mantener equilibrada la proporción de materia orgánica en el sue-
lo y regular la dinámica del agua reduciendo los peligros de erosión hídrica ,
así como evitar la proliferación de malas hierbas y proteger el suelo de la inso-
lación.

e. La instalación de cultivos anuales debe hacerse teniendo presente el patrón dis-


tributivo de las lluvias locales, recomendándose para el período menos lluvioso
la siembra de frijoles, sandía, camote, maní, zapallo y hortalizas, principal -
mente y , a través de todo el año, yuca, maíz, caña de azúcar, arroz y plata -
no.

f. En las áreas con problemas de inundación, se recomienda cultivos de especies


de corto período v e g e t a t i v o , a f i n de evitar los daños que pueden causar las i -
nundacíones f l u v i a l e s . El cuadro de cultivos recomendables está conformado
especialmente por m a í z , f r i j o l , z a p a l l o , m a n í , soya y sandía.

g. El cuadro de cultivos permanentes recomendables está conformado por frutales co


moi mango, c í t r i c o s , guanábana, guayaba, cocona, t a p e r i b á , marañón, mara-
c u y á , tumbo y otros; así como por cultivos típicamente industriales como: palma
a c e i t e r a , achiote y j e b e . Este cuadro debe ser mejorado en el sentido de o b t e -
ner ejemplares de altura adecuada para la cosecha, calidad del producto compa
t i b i e con tas exigencias de la industria, variedades precoces y resistentes a p l a -
gas y enfermedades, e t c .

h. Se recomienda poner especial interés en el mejoramiento y selección de las forra


jeras tradicionales e introducción de otras especies adaptables al medio ecológi-
c o , a f i n de propiciar la obtención de variedades de alta re cep ti bilí dad y sopor-
tabilidad al pastoreo. A ésto debe agregarse un sistema racional de pastoreo ,
construcción de potreros de extensión razonable-, control del número de animales
por H a . , control de erosión, e t c .

i. Propiciar el establecimiento de pasturas mixtas, conformadas por una asociación


de gramíneas y leguminosas, teniendo presente la relación competitiva, resisten
cia al pastoreo y la palatabílidad de las especies asociadas para el animal en
pastoreo.

j. Se recomienda elaborar y desarrollar un programa racional de abonamientos en


base a fertilizantes minerales, preferentemente de radical básico, y encalamien
to acorde con las características prevalentes del medio edáfico y encuadrarlo
dentro del marco ecológico del trópico amazónico, ya que los suelos estudiados
172 ZONA RIO PICHIS

son predominantemente muy ácidos, de baja fertilidad natural y contienen en su


mayoría altos porcentajes de aluminio cambiable.

Para los efectos de la corrección de acidez de los suelos mediante encolamien-


tos, ver la posibilidad de utilizar los materiales calcáreos existentes en el área,
previos estudios de investigación y evaluación.

En las áreas con problemas potenciales de erosión hídrica, aptas para usos agro-
pecuarios y forestales es necesario tener en cuenta medidas de conservación de
suelos. Esto implica hacer uso de adecuadas prácticas culturales, basadas fun -
damentalmente en la utilización de un apropiado sistema de cultivo que prote-
ja el suelo de los peligros de erosión, tales como surcos siguiendo las curvas de
nivel; cultivos de cobertura; talas racionales con un rápido establecimiento de
vegetación y evitar el sobrepastoreo. Por último, en las tierras con pendientes
excesivas de poco o ningún valor agropecuario ni forestal, será necesario mante
ner la cobertura vegetal tanto para frenar la erosión pluvial (que puede tener con
secuencias dramáticas) asi" como también para mantener el equilibrio bioclimótico
de la zona y la conservación de la fauna silvestre.

Orientar la investigación agronómica sin descuidar el estudio de los sistemas tra-


dicionales y su adaptación gradual a la tecnología moderna; para ello se reco -
mienda realizar experimentos sobre la eficiencia de sistemas de manejo y conser-
vación de suelos, que incluyan el uso de fertilizantes, encalado, mecanización,
selección de especies y variedades adaptables al medio ecológico, protección
contra la erosión, control de plantas invasoras, plagas y enfermedades.

Teniendo en cuenta la existencia de tierras potenciaImente aptas para el desarro


lio agropecuario y forestal y su relativa cercanfa a los principales centros de
consumo, se recomienda a los sectores que intervienen en la producción agrope-
cuaria y forestal, coordinar acciones inmediatas con la finalidad de planear el
desarrollo económico y equilibrado de la zona evaluada, logrando asi* su total
incorporación a la economía nacional.

Planificar con anticipación los nuevos asentamientos humanos de la región y co-


menzar un programa de extensión agrícola profundo principalmente en los aspec-
tos del uso y manejo de los suelos y la foresta (reforestación).

* * * * * *
V. DETALLADO DE SUELOS
D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 173

CAPÍTULO V

ESTUDIO DETALLADO DE SUELOS

1.0 INTRODUCCIÓN

1.1 Generalidades

El presente estudio tiene como propósito fundamental suminis


trar la información detallada del recurso edafico de un área del Proyecto Pichis ,
de modo que sirva de sustento a los Progromas de Asentamiento Rural, a la políti-
ca de acondicionamiento del territorio y al desarrollo de zonas de fronteras ..eco-
nómicas y su integración a la economía nacional.

El estudio consiste esencialmente en la identificación y ca


racterización de los suelos considerados como cuerpos naturales, la interpretación
de los mismos en términos de Capacidad de Uso Mayor y la determinación de su
distribución geográfica asf como la superficie que abarcan.

1.2 Información Edafoléglca Existente

, , , Las fuentes de información utilizadas como referencia,fue -


* ron % ,; f í .

El Inventario, Evaluación e Integración de los Recursos Naturales de , la


zona de Villa Rica - Puerto Pachitea. ONERN, 1970.

El Estudio Semidetallado de los Recursos Naturales de la zona del-Proyec


to Pichis - Palcazu. ONERN, 1977. '
Pág. 174 ZONA RIO PIC HIS

2.0 MATERIALES Y MÉTODOS

2.1 Material Cartográfico

Para la ejecución del estudio, se empleó el siguiente material


cartográfico:

Un juego de mosaicos ampliados en blanco y negro, a la escala de 1 : 1 0 , 0 0 0 ,


proporcionado por el Servicio Aerofotográfico Nacional ( S A N ) .

Además, se utilizó información básica contenida en las fotografías aéreasuti


(izadas para la elaboración del estudio semidetallado asi* como información
compilada de plano; catastrales a la escala de 1 : 1 0 , 0 0 0 , elaborados en
1979 por la Dirección General de Catastro Rural del Ministerio de Agricultu

ra y Alimentación.

2.2 Metodologra

El presente estudio se realizó a través de 4 etapas definidas y


descritas en el estudio semidetallado de Suelos. Sin embargo, por tratarse de un es
tudio detallado, dentro de cada una de las etapas, principalmente en las de Gabinete
y Campo, se efectuaron ajustes necesarios que contribuyeron a delimitar con mayor
exactitud las unidades edáficas identificadas.

A continuación se hace una síntesis de las etapas desarrolla


das:

2.2.1 Etapa Preliminar de Gabinete

En primera instancia, se analizó la información edáfica a n i -


vel de emidetalle, perteneciente al sector a estudiarse. Luego, mediante la f o t o i n -
terpretación, se analizaron los pares estereoscópicos en los cuales se delimitaron uni -
dades tentativas de suelos, en relación con las definidas en el estudio semidetallado
de suelos, que fueron transferidas por similitud de imágenes a los mosaicos ampliados
a escala 1 : 1 0 , 0 0 0 , constituyendo el mapa base, elemento fundamental para el desa
rrollo del estudio de campo. En este mapa, se ha esquematizado una red de trochas,
diseñada de acuerdo a las caracteristicas topofisi©gráficas del terreno y distribución
de las unidades de suelos preliminarmente establecidas, ubicándose además una se-
rie de puntos provisorios para el examen directo del terreno en la etapa de campo.
75°10' T^SO"

REPÚBLICA DEL PEMU


IFICIM NtCIMtl IC [«MIICIH IE lECIISIS I t l l l t l E S
O N E R N

PKOYECTO PICHIS-fALCAZU
ZONA DEL RIO PICHIS

MAPA DE UBICACIOÍ
( Estudio Detallado de Suelos )
Escola : 1:500,000

Capital d* Diitrito O ]
Poblada o
Limita Dapartamanhil

Campo da Atarnra¡o 1-
10"
30' Puerta Fluvial 4/ '
Limite de Estudia Detallada BB
Límite de Estudio Semídetallado •
Carretela targinal Existente

Carretera Marginal en Proyecto

( Ubicación tentativa)

1
75 o 10' a Villa Rica
DETALLADO DESUELOS Pág. 175

2.2.2 Etapa de Campo

El estudio de campo, se efectuó con el auxilio del mapa ba


se. La red de trochas fueron puntos de acceso, y a lo largo de ellas se realizaron
observaciones de las características exteriores del terreno, asf como internas a tra-
vés de calicatas, ubicadas de acuerdo a las variaciones del relieve y la vegeta
ción. De las áreas representativas se extrajeron muestras, las que posteriormente fue
ron remitidas al laboratorio para la cuantificacián de las caracteristicas fisico-qur -
micas de los suelos identificados, cuyos limites naturales fueron definidos a través
de una densa red de chequeos, efectuados básicamente en la zona de contacto, infe
rida a través de la fotointerpretacién i n i c i a l .

2.2.3 Etapa de Laboratorio

Las muestras fueron analizadas en el laboratorio de la U n i -


versidad Nacional Agraria "La Molina", siguiendo los métodos analTticos enunciados
en el acápite "Materiales y Métodos", del Estudio Semidetallado de Suelos.

2.2.4 Etapa Final de Gabinete

En esta última etapa, se efectuó el procesamiento y compila


ción de toda la información de campo y laboratorio, reajuste final de la f o t o í n t e r -
pretación i n i c i a l y el establecimiento y trazo d e f i n i t i v o de las unidades de mapeo,
las cuales fueron descritas en base al examen morfológico y al resultado de los ana
lisis de laboratorio. Complementariamente, se realizó la interpretación practica de
todas las unidades edaficas identificadas, en términos de aptitud p o t e n c i a l , i n c l u -
yendo su denominación, simbologia, leyendas, cuadros, mapas, gráficos y, final -
mente, se elaboró la memoria explicativa.

3.0 ASPECTOS FISIOGRAFICOS

El área de estudio forma parte de la cuenca sedimentaria


del rio Pichis, y está enmarcada entre la Cordillera de San Matías y el rio Pichis,
en la cual puede diferenciarse un paisaje aluvial relativamente plano y otro colino
so, conformados por depósitos aluviónicos y materiales sedimentarios del terciario ,
respectivamente.

3.1 Paisaje Aluvial

Se caracteriza principalmente por su topografTa relativamen


te plana (0 - 8 % ) , conformada por sedimentos fluviónicos depositados por las aguas
Pág. 176 ZONA RIO P I C H I S

de los ríos Azupizú y Pichis# principalmente; y por las quebradas Chivis, Yanizú, Pel-
mas y Esperanza, de recorrido corto y de escaso caudal, que nacen en la Cordillero
San Matías.

La zona de depósitos fluviónicos recientes, abarca las tierras


planas situadas en terrazas bajas, que se extienden principalmente a lo largo de las
márgenes de las quebradas y de los dos principales rfos (Pichis y Azupizú), en forma
de fajas estrechas y cortas, que frecuentemente se ven interrumpidas por formaciones
colinosas que bordean los cauces fluviales. Las tierras de esta área, pueden sufrir i -
nundaciones en forma periódica o eventual.

Las áreas tipificadas por sedimentos fluviónicos más antiguos ,


están demarcados por terrazas que han alcanzado una altura tal que no permite la i -
nundación por la creciente de los cursos de agua. El relieve varia de plano a ligera-
mente inclinado, pudiéndose observar en algunas áreas planas y cóncavas, problemas
de hidromorfismo (mal drenaje), fácilmente distinguibles por la presencia de especies
hidrofilticas, siendo la más representativa el aguaje (Mauritia flexuosa). También es po
sible encontrar áreas influenciadas por materiales gruesos provenientes de las partes aT
tas de las tierras adyacentes.

3.2 Paisaje Calinoso

Este paisaje presente una superficie con ondulaciones pronun -


ciadas que le confiere un aspecto corrugado de intensidad variable, cuya formaciones
tá estrechamente ligada a movimientos orogénicos y epirogénicos y a la acción mode
¡adora de la erosión, motivada fundamentalmente por la precipitación pluvial. Las di
secciones son moderadas a fuertes, estando el paisaje mayormente representado por un
conjunto de colinas bajas de pendientes variables entre 15 y 50% y cuyas alturas con
respecto a su nivel de base local no sobrepasan los 50 metros, aunque también suelen
encontrarse colinas altas con pendientes mayores de 5 0 % en las áreas marginales del
proyecto, principalmente en las zonas cercanas a la base de la Cordillera de San Ma
tras.

Una de las formas distinguibles dentro del ambiente de colinas


bajas son las lomadas que se caracterizan por presentar ondulaciones moderadas y
contornos muy suaves, con pendientes variables entre 8 y 15%, con alturas que no so
brepasan los 20 m sobre el nivel de base local. El paisaje colinoso se ha desarrolla
do sobre materiales litológicos sedimentarios, básicamente I i mol i tas y arci Hitas del ter
ciario, de colores predominantemente rojos y pardo rojizos, existiendo áreas transicio-
nales que presentan intercalaciones de materiales arcillosos grisáceos o verduscos. En
determinadas áreas, principalmente en el sector sur del proyecto, sobre el material se
di mentarlo se encuentra reposando una capa de material cuaternario antiguo que, por
lo general, en su porción inferior presenta una I mea de gravas, conformando un con
glomerado semi consol i dado contenido en una matriz arcillosa. Esta capa gravosa ha si
DETALLADO DE S U E L O S Pág. 177

do derivada, principalmente de cuarcitas, areniscas, rocas / tufos volcánicos asf co


mo de cuarzo y rocas metomórficas, en menor proporción.

4.0 EXPLICACIÓN DEL MAPA

El Mapa de Suelos y Capacidad de Uso Mayor de la zona es


tudiada ha sido publicado a la escala de 1 ; 2 5 , 0 0 0 y suministra dos tipos de in -
formación : una, de carácter netamente edafalógico, que muestra la distribución geo
gráfica de los diferentes suelos establecidos en base a sus características morfológi "
cas y su relación con otros rqsgos del paisaje; y otra, de índole interpretativa/basa-
da en la Capacidad de Uso Mayor-de las Tierras. La representación de las unidades
cartográficas está dada por un símbolo de tipo fracciona! ; en el numerador se indi-
ca el nombre de la serie o, en caso de Complejo, las series principales que la con
forman; en el denominador se indica la Fase por Pendiente, expresada por una le -
tra mayúscula. A la derecha del referido símbolo fraccional, se muestra la Subcla-
se de Capacidad de Uso Mayor, con una simbologia que muestra : una letra mayús-
cula que representa el Grupo de Capacidad de Uso Mayor; un número arábigo que
indica niveles de calidad agrológica y una o mas letras minúsculas que indican las
deficiencias o limitaciones de uso de la tierra.

El color o matiz de las unidades delimitadas señala cada


una de las Subclases de Capacidad de Uso Mayor, así* como su distribución. Grófi -
comente, esta simbologia puede esquematizarse en la siguiente forma :

Nombre de la serie Subclase de Uso Mayor

Fase de Pendiente

5.0 ESCENARIO EDAFICO '

El área de estudio se encuentra en la margen izquierda de


los ríos Azupizú y Pichis, en una zona cubierta principalmente por tierras c o l i n o -
sas o medianamente ondulada, con excepción de las terrazas planas, de ancho varia
ble, adyacentes a los cauces fluviales.

Las tierras presentan una condición de drenaje bastante bueno


con excepción de oreas dispersas de topografía plana o cóncava, con características
de mal drenaje y presencia indicativa de especies hidroffticas, como el aguaje y el
huicungo.
Pág. 178 ZONA R I O PICHIS

Los suelos generalmente son ácidos, de baja fertilidad natural,


profundos, arcillosos, de buena capacidad de retención hfdrica y con altos contenidos
de acidez cambiable. Existe una menor proporción de áreas que comprenden a los sue-
los aluviales, recientes, los cuales son ligeramente ácidos, de moderada fertilidad na
tural, profundos franco arcillosos o franco limosos y de buena capacidad de reten -
ción hrdrica.

El potencial edáfico de la zona se orienta, fundamentalmente/


a la explotación forestal, ya que las tierras con esta aptitud ocupan aproximadamente
el 47% del área; luego, las tierras para cultivos permanentes ocupan el 36%;para cul
tivos de Pastos 5.5% y para una explotación agrícola de cultivos intensivos el 10%.

La mayoria de las 12,300 Ha. estudiadas se encuentran ocu-


padas por agricultores social mente diferentes, en propiedades de extensión variable y
con diferente grado de tecnología y características de uso y manejo de los fundos. Es
posible encontrar rasgos extremos y contrastantes, desde la agricultura migratoria hasta
la propiedad de casi 1,000 Ha. con tecnología media. El área adyacente a la actual
carretera en construcción es objeto de una alta fragmentación parcelaria, en muchos
casos irracional y espontánea. Las tierras son usadas según el criterio propio del agri-
cultor que, generalmente, no responde a su verdadera vocación.

Es necesario considerar la actual destrucción progresiva del


recurso suelo a través de los procesos de erosión y pérdida de nutrientes por su uso con
tinuo sin la orientación adecuada . Todos estos factores, a su vez, tienen un efecto
mayor en la potencialidad de la zona por la disminución del área agrícola, alto nivel
de desocupación y las menores posibilidades de satisfacción de las necesidades de ali-
mentación de la población existente.

El área del Proyecto es de especial importancia para el desa


rrollo de la región selvática. Esto se verá incrementado con la 'terminación de la nue
va carretera que permitirá su conexión con los otros pueblos de la zona central deF
país.

Los programas de desarrollo deben basarse en la incorporación


de las tierras que posibiliten su explotación en forma racional y de acuerdo a su Ca -
pacidad de Uso, razón por la cual en el capftulo correspondiente se ha dado los prin-
cipales lincamientos para el Uso y Manejo de los Suelos de la zona.

6,0 CLASIFICACIÓN NATURAL DE LOS SUELOS

6.1 S e g ú n su O r i g e n

En el presente acápite, teniendo en cuenta los diversos oríge-


nes, variaciones de carácter litológico y posiciones topo-físiográficas de los suelos, se
presenta un esquema general del patrón distributivo de los mismos, según su origen.
D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág.179

6.1.1 Suelos Aluviales Recientes

Este grupo se encuentra muy próximo a los ríos y esta u


bicado en terrazas bajas de relieve plano, por lo que puede soportar inundaciones
anuales o esporádicas y recibir aportaciones de materiales fiuviónicos frescos. Es-
tos suelos presentan perfiles normalmente estratificados, de textura media, de reac
ción neutra a ligeramente óclda y se encuentran distribuidos a lo largo del rib Pi
chis y sus principales tributarios, formando estrechas fajas interrumpidas frecuente-
mente por formaciones calinosas que se prolongan hasta las orillas de los ribs.

6.1.2 Suelos Aluviales Antiguos

Este grupo de suelos se distribuye en dos ambientes fisiográ


fieos claramente diferenciables : áreas de terrazas planas y lomadas áreas de
colinas bajas.

El primer ambiente está conformado por terrazas no inunda


bles de relieve plano a ligeramente inclinado y lomadas que bordean el rio Pichis
y sus principales tributarios.

Los suelos son de buen drenaje, aunque es posible encon-


trar áreas de drenaje imperfecto a pobre, sobre todo en zonas planas o ligeramen-
te depresionadas , donde se ubican los suelos con problemas hidromórficos. Algunos
cuerpos edáficos suelen presentar gravas en el perfil, como ocurre con los suelos de
la zona de San Rosa de Chivis.

El segundo ambiente está representado por el paisaje colino


so, de aspecto corrugado, determinado por la sucesión de colinas bajas de cimas re
dondeadas y laderas cortas, con pendientes variables de 15 a 5 0 % . También, es po
sible encontrar pendientes superiores que coinciden mayormente con las colinas al
tas, en áreas próximas a la formación montañosa.

En general-, estos suelos se caracterizan por su extrema act


dez, elevado porcentaje de aluminio cambiable y buena profundidad efectiva.

6.1.3 Suelos de Materiales Residuales

Se han derivado de limolitas y arcillitas rojas y grises del


Terciario y forman parte del paisaje colinoso de la cuenca sedimentaria, expresa-
do esencialmente por colinas bajas de cimas angulosas. Presentan un relieve corru-
gado, con pendientes que fluctúen entre 15 y 5 0 % . Son suelos profundos a modera
dómente profundos, de textura f i r » , de reacción ^extrenrada a fuertemente acida y
mayormente con alto porcentaje de saturación de aluminio.
Pág. 180 ZONA RIO PICHIS

6.2 Según su M o r f o l o g T a y Génesis

La clasificación de los suelos sobre bases puramente pedoló-


gicas conforma el agrupamiento fundamental, cientiTico y natural de los suelos. Esta
clasificación se basa en la concepción de los suelos como cuerpos naturales, individua
les, tridimensionales y dinámicos que ocupan porciones de la superficie terrestre, con
características físicas, químicas y biológicas propias, como resultante de la acción com
binada de los factores de formación : c l i m a , vegetación, material madre, topografía y
tiempo.

Según el c r i t e r i o edafológico empleado en el presente estudio,


la unidad de clasificación taxonómica ha sido la serie de suelos. Las unidades de ma-
peo están representadas por fases y complejos de dichas unidades taxonómicas. Las d e -
finiciones de las Unidades taxonómicas y unidades de mapeo están establecidas en el
estudio de suelos a n i v e l ' d e semidetalle. Las fases de pendiente han sido delimitadas
en base a sus rangos, los cuales se indican a continuación :

Clase de Pendiente Rango de Pendiente Término Descriptivo

A 0 - 2 Plano a casi a nivel


B 2 - 4 Ligeramente inclinada
C 4 - 8 Moderadamente inclinada
D 8 - 1 5 Fuertemente inclinada
E 15 - 25 Moderadamente empinada
F 25-50 Empinada

La serie, a su v e z , ha sido agrupada en las categorías mayo


res, bajo criterios y nomenclaturas establecidas en el Soil Taxonomy ( E E . U U . , 1975).
Asimismo, se hizo la correlación taxonómica con el Sistema F A O (1974).

La clasificación cientiTica constituye un material informativo


para realizar interpretaciones de acuerdo a propósitos de orden técnico o práctico.Una
de estas interpretaciones constituye la clasificación de las tierras según su Capacidad
de Uso M a y o r .

6.2.1 Descripción de las Unidades Edóficas

En esta sección se describe en detalle los rasgos físico-morfo


lógicos y químicos de las 13 series de suelos identificados en el área de estudio. La

Jt i
D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 181

superficie y porcentaje a nivel de series, fases y complejos se muestran en el Cua


dro N s 1 . La clasificación natural de los suelos dentro del sistema del Soil Taxo-
nomy (1975) y su correlación con el Sistema FAO (1974) se presenta en el Cuadro
N* 2.

A continuación se describe las series identificadas ;

SERIE RAMI (Ra)

Superficie 407 Ha. (3.3%)

Clasificación Natural
Soil Taxonomy (1975) Tropofluvent típico
FAO (1974) Fluvisol éutrico

Fisiografía Terrazas bajas no inundables

Fases de Pendiente A (0-2%)

Vegetación Bosque del tipo ribereño; se advierte con frecuencia sem -


bríos de pastos y yuca, asi* como oreas abandonadas con ve
ge tac ion secundaria (purmas)

Material Parental Sedimentos fluviónicos

Drenaje Bueno

Perfil Representativo

Horizonte Prof, / c m Descripción

Ap 0-10 Franco limoso; pardo rojizo oscuro (5 YR 3 / 3 ) , en húmedo;


granular, fino, débil; friable; reacción ligeramente acida
(pH 6 . 3 ) ; raices finas y medias,comunes; contenido alto
de materia orgánica (4.41%); permeabilidad moderada.Lf
mi te de horizonte difuso al

AC 10-25 Franco limoso; pardo rojizo (5 YR 4 / 3 ) , en húmedo; gra-


nular, medio, débil; friable; reacción ligeramente acida
(pH 6 . 2 ) ; rafees finas y medias, comunes; contenido ba
¡o de materia orgánica (1.58%); permeabilidad moderada.
Limite de horizonte difuso al

Cl 25-50 Franco limoso; pardo rojizo (5 YR 4 / 3 . 5 ) , en húmedo; ma


sívo; friable; reacción ligeramente ácidb ( p H 6 . 2 ) ; rai"-
ces finas y medias, comunes; contenido bajo de materia
orgánica ( 1 . 8 8 % ) ; permeabilidad moderada. Limite d e h o
rizonte difuso al

C2 50-75 Franco arcillo limoso; pardo rojizo (5 YR 4 / 4 ) , en húme-


do; masivo; firme; reacción ligeramente acida (pH 6 . 1 ) ;
contenido bajo de materia orgánico ( 1 . 3 1 % ) ; permeabili
Pág. 182 ZONA RIO P I C H 1 S

dad moderada- Líbire de horizonte difuso al .

C3 75-100 Arcillo limoso; pardo rojizo (5 YR 4 / 3 ) , en húmedo; ma


sivo; firme; reacción ligeramente acida (pH 6 . 1 ) ; con-
tenido bajo de materia orgánica (1.31%); permeabilidad
lenta. Límite de horizonte difuso al

C4 100-130 Arcilla; pardo rojizo (5 YR 4 / 4 ) , en húmedo; masivo; fir


me; reacción ligeramente acida (pH 6 . 1 ) ; contenido ba
jo de materia orgánica (0.62%). Permeabilidad lenta.

Factores Limitantes : Inundaciones fluviales en forma muy esporádica; déficit


nutricional de materia orgánica y nitrógeno.

Aptitud Agronómica Buena potencialidad para cultivo de especies tropica -


les anuales.

SERIE PLÁTANO (PI)

Superficie 605 H a . (5.4%)

Clasificación Natural
Soil Taxonomy (1975) Tropofluvent mol ico
FAO (1974) Fluvisol éutrico

FisiogrofTa Terrazas bajas inundables


Fases de Pendiente A (0-2%)

Vegetación En su mayor extensión está modificada debido a la uti-


lización de su bosque maderable, asi como por la acti
vidad agropecuaria

Material Parental Sedimentos fluviónicos recientes

Drenaje Bueno

Perfil Representativo

Horizonte Prof, / c m Descripción

Al 0-15 Franco; pardo rojizo oscuro (5 YR 3 / 4 ) , en húmedo; gra


nular, fino, débil; friable; reacción fuertemente acida
(pH 5 . 1 ) ; raices finas y medias.abundantes; contenido
alto de materia orgánica ( 4 . 4 1 % ) ; permeabilidad mode
rada. Limite de horizonte claro al

AC 15-35 Franco; pardo rijizo oscuro (5 YR 3 / 4 ) , en húmedo; gra


nular, fino, medio; friable; reacción fuertemente acida
(pH 5 . 3 ) ; rafees finas y medias, pocas; contenido bajo
D E T A L L A D O DE S U E L O S pá

CUADRO N*1
SUPERFICIE Y PORCENTAJE DE LAS SERIES, FASES Y COMPLEJOS DE SUELOS
DE LA ZONA DE PICHIS

| SERIE DE SUELOS FASE DE PENDIENTE


Superficie Superficie
j Nombre Símbolo • Símbolo.
Ha. % Ha. %
! Rami Ra 407 3.3 A 407 3.3
Plátano Pl 665 5.4 A 665 5.4
Azupizú Az 111 0.9 A 111 0.9
.Villa Cenia VC 372 3.0 A 372 3.0 !
Esperanza Ep 208 1.7 A 208 1.7 !
Aguaje Ag 79 0.6 A 79 0.6
E 199 1.6 í
San Pedro SP 566 4.6
F i 367 3.0 ;
E 738 6.0 ;
Colina Roja CR 3,268 26.6
F 2,530 20.6 |
A 506 4.1 '.
Puerto Bermúdez PB 809 6.5 C 125 1.0 i
D 178 1.4 |
E 91 0.7 !
Santoche Sa 358 2.9
F 267 2.2 j
A 864 7.0 i
L lobera Lb 1,883 15.3 ! C 415 3.4 |
D 604 4 9 !
E 1,656 13.5 í
El Carmen EC 3,274 26.7
F *
1,618 * 13.2
Varillal Va 11 0.1 A 11 0.1 1
Esperanza-Aguaje* Ep-Ag 159 1.3 A 159 1.3
1 Ríos, Playones y
130 1.1 130 1.1
Localidades
TOTAL 12,300 100.0 12,300 100.0

* El Complejo Esperanza-Aguaje esté formado por 60% de la Serie Espe-


ranza y 40% de la Serie Aguaje
CUADRO N* 2
CLASIFICACIÓN NATURAL DE LOS SUELOS DEL PROYECTO PICHIS
ESTUDIO DETALLADO

SOIL TAXONOMY (1975) FAO (I??*)


SERIE
Orden Suborden Gran Grupo Sub Grupo Grupo

Tropofluvenf- trpico Fluvisol eutrico Rami


ENTISOL Fluvent Tropofluvent Tropofluvent trpico Fluvisol drstrico Azupizú
Tropofluvent mélico Fluvisol eutrico Plátano

Acuept Tropacuept Tropacuept trpico Gleisol dístrico Aguaje

1NCEPTISOL
Distropept trpico Cambisol dístrico Esperanza
Tropepf Disfropept Distropept acuico Cambisol drstrico Villa Cenia
Distropept Flu vén tico Cambisol dístrico San Pedro

Puerto Bermúdez,
ULTISOL Udulf Paleudult Paleudult trpico Acrisol ártico Santoche, Llobera,
El Carmen, Col i -
na Roja

SPODOSOL Acuod Tropacuod Tropacuod aérico Podzol gleico Varillal


D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 185

de materia orgánica (0.89%); permeabilidad moderada.ir


mite de horizonte gradual al

Cl 35 - 65 Franco arenoso; pardo rojizo (5 YR 4 / 4 ) , en húmedo; masi


vo; muy friable; reacción fuertemente acida (pH 5 . 4 ) ; -
contenido bajo de materia orgánica ( 0 . 3 4 % ) ; permeabili-
dad moderadamente rápida. Limite de horizonte difuso al

C2 65-100 Franco arenoso; pardo rojizo (5 YR 4 / 4 ) , en húmedo; masi


vo ; muy friable; reacción fuertemente acida (pH 5 . 3 ) ;
contenido bajo de materia orgánica ( 0 . 2 8 % ) ; permeabili-
dad moderadamente rápida. Limite de horizonte difuso al

C3 100+140 Franco; pardo rojizo (5 YR 4 / 4 ) , en húmedo; masivo; muy


friable; reacción fuertemente acida (pH 5 . 3 ) ; contenido
bajo de materia orgánica ( 0 . 1 4 % ) ; permeabilidad modera
da.

Factores Limitantes Inundaciones que se producen en épocas de mayores ere


cientes de los ribs (Diciembre - A b r i l ) .

Aptitud Agronómica Buena potencialidad para la producción de cultivos de cor


to período vegetativo, principalmente.

SERIE A Z U P I Z U (Az)
Superficie 111 Ha. (0.9%)

Clasificación Natural
Soil Taxonomy (1975) Tropofluvent típico
FAO (1974) Fluvisol districo

Fisiografía Terrazas bajas no inundables

Fases de Pendiente A (0-2%)

Vegetación Purma o áreas dedicadas a la explotación agropecuaria.


Pocas especies de vegetación natural.

Material Parental Sedimentos fluviónicos

Drenaje Bueno

Perfil Representativo

Horizonte Prof . / c m Descripción

Ap 0-15 Franco limoso; rojo amarillento (5 YR 4 / 6 ) , en húmedo ;


granular, fino, moderado; friable; reacción fuertemente
acida (pH 5 . 5 ) ; rafees finas y medias, abundantes; con-
tenido de materia orgánica (2.89%) ; permeabili -
Pág. 186 ZONA RIO PICHIS

dad moderada. Limite de horizonte difuso al

Cl 15-45 Franco a r c i l l o s o ; pardo rojizo (5 YR 4 / 4 ) , en húmedo ;


masivo; f r i a b l e ; reacción fuertemente acida (jpH 5 . 5 ) ;
rafees finas y medias, frecuentes; contenido bajo de ma
teria orgánica (1.63%); permeabilidad moderadamente —
l e n t a . Limite de horizonte difuso al

C2 45-70 Franco; pardo r o j i z o (5 YR 4 / 3 ) , en húmedo; masivo / fria


b l e ; reacción fuertemente acida (pH 5 . 3 ) ; raices f i n a s ,
pocas; contenido bajo de materia orgánica ( 0 . 3 4 % ) ; per
meabilidad moderada. Límite de horizonte difuso al

C3 70-95 Franco; pardo rojizo (5 YR 4 / 4 ) , en húmedo; masivo;fria


b l e ; reacción fuertemente acida (pH 5 . 2 ) ; contenido ba
jo de materia orgánica ( 0 . 1 4 % ) ; permeabilidad modera-
d a . Limite de horizonte difuso a l

C4 9 5 - 135 Franco a r c i l l o s o ; pardo rojizo (5 YR 4 / 3 ) , e n húmedo; ma


sivo, f r i a b l e , reacción fuertemente acida (pH 5 . 3 ) ; con
tenido bajo de materia orgánica ( 0 . 1 4 % ) ; permeabilidad
moderadamente l e n t a .

Factores Limitantes Moderada a fuerte acidez / bajo porcentaje de satura-


ción de bases.

Aptitud Agronómica Moderada potencialidad para la producción de cultivos


anuales.

SERIE VILLA CENIA (VC)

Superficie 372 H a . (3.0%)

Clasificación Natural
Soil Taxonomy (1975) Distropept ácuico
FAO (1974) Cambisol dfstrico

FisiografTa Terraza media

Fases de Pendiente A (0-2%)

Vegetación En parte ha sido modificada y en otros sectores existen


estratos bipn desarrollados, conjuntamente con árboles
de menor grosor y tamaño

Material Parental A l u v i a l antiguo

Drenaje Imperfecto

Perfil Representativo
D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 187

Horizonf-e Prof . / c m Descripción

Al 0-20 Franco limoso, pardo rojizo oscuro (5 YR 3 / 4 ) , e n húrñedo;


granular, fino, débil; friable; reacción muy fuertemente
acida (pH 5 . 0 ) ; rafees finas y medias, abundantes; con-
tenido medio de materia orgánica ( 4 . 0 0 % ) ; permeabilidad
moderada. Limite de horizonte gradual al

2 0 - 45 Franco arcillo limoso; pardo rojizo (5 YR 4 . 5 / 3 ) , en hume


do; bloques subangulares, medios, débiles; friable; reac -
ción fuertemente ócida (pH 5 . 2 ) ; rafees finas y medias ,
frecuentes; contenido bajo de materia orgánica (1.03%) ;
permeabilidad moderadamente lenta. Limite de horizonte
difuso al

a 45 - 75 Arcillo limoso; pardo rojizo (5 YR 4 / 3 ) , en húmedo, con


moteados rojos amarillentos (5 YR 4 / 6 ) , en húmedo, en una
proporción de 4 0 % ; masivo; firme; reacción fuertemente a
cida (pH 5 , 3 ) ; pocas rafees finas y medias; contenido ba
¡o de materia orgánica ( 0 . 2 1 % ) ; permeabilidad lenta. Lf
mite de horizonte gradual al

C2 7 5 - 130 A r c i l l o limoso; gris claro (7.5 YR 7 / 0 ) , en húmedo / conmo


teados rojo amarillentos ( 5 YR 4 / 8 ) , en húmedo, en una
pioporcíón de 2 0 % ; masivo, f i r m e ; reacción fuertemente
éeída (pH 5 , 3 ) ; contenido bajo de materia orgánica ( 0 .
14%); permeabilidad l e n t a . Lfmite de horizonte claro al

C3 130 A r c i l l o limoso; gris claro (7.5 YR 7 / 0 ) , y gris í/erduzco


claro ( 5 G 7 / 1 ) , en húmedo, con moteado rojo amanüen
to (5 YR 4 / 8 ) , en húmedo, en una proporción de 30% ;
masivo; firme; reacción fuertemente acida (pH 5 . 3 ) ; con
tenido bajo de materia orgánica (0.14%); permeabilidad
lenta.

Factores Limitantes M a l drenaje y acidez.

Aptitud Agronómica Baja potencialidad agronómica. Lfmitada a cultivo de pas


tos, pero con técnicas adecuadas de manejo según sus
factores limitantes.

SERIE ESPERANZA (Ep)

Superficie 208' Fia. 0-7%)

Clasificación Natural
Soil Taxonomy 0^75) Distropept tfpico
FAO (1974) Cambisol dfstrico
Pág. 188 ZONA RIO PICHIS

Fisiografm Terraza media

Fases de Pendiente A (0-2%)

Vegetación Especies arbóreas de porte delgado con presencia de lia


ñas, paca, aguaje y palmicha, principalmente; en otras
areas ha sido modificadar

Material Parental Aluvial antiguo

Drenaje Imperfecto

Perfil Representativo

Horizonte Prof, / c m Descripción


Al 0-15 Franco arcillo limoso; pardo amarillento oscuro (10 YR
4 / 4 ) , en húmedo; bloques subangulares, finos, débiles;
friable; reacción muy fuertemente acida (pH 5 . 0 ) ; r a f -
ees finas y medias, comunes; contenido medio de mate
ria orgánica ( 2 . 6 2 % ) ; permeabilidad lenta. Limite de fio
rizonte claro al

A3 1 5 - 55 Franco arcilloso; pardo amarillento (10 YR 5 / 6 ) , e n h ú -


medo; bloques subangulares, medios, débiles; friable ;
reacción extremadamente acida (pH 4 . 4 ) ; rafees finas y
medias, pocas; contenido bajo de materia orgánica
0 . 1 0 % ) ; permeabilidad moderadamente lenta. Lfmite de
horizonte gradual al

55-75 A r c i l l a ; pardo amarillento (10 YR 5 / 8 ) , en húmedo ; en


una proporción de 7 0 % , y rojo (2.5 YR 4 / 6 ) , en hume
do, en una proporción de 3 0 % ; bloques subangulares ,
medios, moderados, friable; reacción muy fuertemente a
cida (pH 4 . 6 ) ; contenido bajo de materia orgánica
(0.55%); permeabilidad muy lenta. Lfmite de horizonte
gradual al

Cl 75-110 Arcilla; pardo muy pálido ( 1 0 Y R 7 / 4 ) , e n húmedo, en


una proporción de 6 0 % y rojo (2.5 YR 4 / 6 ) , en húmedo
en una proporción de 4 0 % ; masivo; firme; reacción muy
fuertemente acida (pH 4 . 8 ) ; contenido bajo de materia
orgánica ( 0 . 5 5 % ) ; permeabilidad muy lenta. Lfmite de
horizonte difuso al

C2 110 A r c i l l a ; rojo (2.5 YR 4 / 6 ) , en húmedo, en una propor -


ción de 6 0 % y gris claro (10 Y R 7 / 1 ) , en húmedo, en
una proporción de 4 0 % masivo; firme; reacción muy fuer
temente acida (pH 4 . 7 ) ; contenido bajo de materia orga~
nica ( 0 . 4 1 % ) ; permeabilidad muy lenta. ""
D E T A L L A D O DE S U E L O S • Pág. 189

Factores Limitantes Mal drenaje y acidez .

Aptitud Agronómica Baja potencialidad agronómica. Limitada a cultivo de pas


tos, pero con técnicas adecuadas de manejo, según sus
factores limitantes.

SERIE AGUAJE (Ag)

Superficie 79 Ha. (0.6%)

Clasificación Natural
Soil Taxonomy (1975) Tropacuept
FAO (1974) Gleisol dfstrico

FisiografPa Terraza alta

Fases de Pendiente A (0-2%)

Vegetación Mixta de bosque ralo y bajo, con palmeras hidrofTticas,


principalmente el aguaje.

Material Parental Aluvial antiguo

Drenaje Pobre a muy pobre

Perfil Representativo

Horizonte Prof . / c m Descripción

Al 0-15 Franco limoso; pardo grisáceo muy oscuro (10 YR 3 / 2 ) , en


mojado; masivo plástico y adhesivo; reacción extremada -
mente acida (pH 4 . 0 ) ; raíces finas y medias, comunes ;
contenido a l t o de materia orgánica ( 8 . 2 0 % ) ; permeabilí -
dad l e n t a . Limite de horizonte difuso al

Cg 1 5 - 55 A r c i l l a ; gris a gris claro ( 10 YR 6 / 1 . 5 ) , en mojado, en


una proporción de 80% y rojo (2.5 YR 4 / 8 ) , en mojado,
en una proporción de 2 0 % ; masivo; plástico, muy adhesí
vo; reacción extremadamente acida (pH 4 . 5 ) ; rafees me
días, pocas; contenido bajo de materia orgánica 0 . 4 5 % ) ;
permeabilidad muy lenta.

Factores Limitantes Mal drenaje , acidez, alta saturación de aluminio cam-


biable (60 - 8 0 % ) .

Aptitud Agronómica Sin potencial para la actividad agropecuaria ni forestal.


Areas exclusivas de protección .

SERIE SAN PEDRO (SP)

Superficie 566 H a . (4.6%)


Pág. 190 ZONA RIO PIC HIS

Clasificación Natural
Soil Taxonomy (1975) Distropept fluvéntico
FAO (1974) Cambisol dfstrico

Fisiografía Colinas bajas

E (15-25%)
Fases de Pendiente E (25 - 50%)

Cubierta arbórea densa, algo modificada por la extrac-


Vegetación ción selectiva de especies maderables

Aluvio - coluvio local


Material Parental
Excesivo
Drenaje

Perfil Representativo
Descripción
Horizonte Prof./cm
Al 0-10 Franco; pardo rojizo a pardo oscuro ( 5 YR 3 . 5 / 4 ) / e n hú
medo; granular fino, débil ; friable; reacción extremada-
mente acida (pH 4 . 0 ) ; raices medias, comunes; conteni-
do alto de materia orgánica (4.27%); permeabilidad mo
derada. Limite de horizonte difuso al

Bl 1 0 - 30 Franco arcilloso; pardo rojizo (5 YR 4 / 4 ) , en húmedo;blo


ques subangulares, finos, débiles; friable; reacción e x -
tremadamente acida (pH 4 . 1 ) ; raices medias, comunes ;
contenido medio de materia orgánica ( 2 . 6 3 % ) ; permea-
bilidad moderadamente lenta. Limite de horizonte difu-
so al

B2 30-50 Franco arcilloso; rojo amarillento (5 YR 4 / 6 ) , en húme-


do; bloques subangulares, finos, débiles; friable; reac -
ción extremadamente acida (pH 4 . 1 ) ; rafees finas, po -
cas; contenido medio de materia orgánica (2.07%); per-
meabilidad moderadamente lenta. Limite de horizonte -
claro al

50-100 7 0 % de gravas y guijarros de areniscas.

Factores Limitantes Topografra accidentada y distribución geográfica aislada.

Aptitud Agronómica Explotación forestal previa consideración de su efecto so


bre el equilibrio ecológico de la zona.

SERIE C O L I N A ROJA (CR)

Superficie 3,268 H a . (26.6%)


D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 191

Clasificación Natural Paleudult típico


Soil Taxonomy (1975) Paleudult típico
FAO (1974) Acrisol ó r t i c o

FisiografTa Colinas bajas

E (15-25%)
Fases de Pendiente F (25-50%)

Cubierta arbórea bien desarrollada; áreas rozadas c u b i e r -


Vegetación tas con pastos

Residual
Material Parental
Excesivo,
Drenaje

Perfil Representativo
Descripción
Horizonte Prof./cm
Al 0-15 Franco a r c i l l o arenoso; rojo amarillento (5 YR 5 / 8 ) , en hú
medo;bloques subangulares, finos, débiles; f r i a b l e ; reac -
ción muy fuertemente acida (pH 4 . 8 ) ; rafees finas, fre -
cuentes ; contenido medio de materia orgánica ( 2 . 6 9 % ) ;
permeabilidad moderadamente l e n t a . Limite de horizonte
difuso al

A3 15-40 Franco a r c i l l o arenoso; rojo amarillento (5 YR 5 / 8 ) , e n hú


medo; bloques subangulares, finos débiles; f r i a b l e ; reac -
ción fuertemente acida (pH 4 . 8 ) ; contenido bajo de m a -
teria orgánica (1.31%); permeabilidad moderadamente len
t a . Limite de horizonte difuso al

B2t 40-70 A r c i l l o arenoso; rojo amarillento (5 YR 5 / 8 ) , en húmedo;


bloques subangulares, medios, débiles; f r i a b l e ; contenido
bajo de materia orgánica ( 0 . 9 6 % ) ; permeabilidad modera
dómente l e n t a . Límite de horizonte gradual a l

B3 7 0 - 100 A r c i l l o arenoso; rojo amarillento ( 5 YR 4 . 5 / 8 ) , en hume


do; bloques subangulares medios, moderados; firme; reac-
ción fuertemente acida (pH 5 . 0 ) ; contenido bajo de m a -
teria orgánica ( 0 . 6 9 % ) ; permeabilidad moderadamente len
t a . Limite de horizonte claro al ~~

CR 100+150 Lutita semidescompuesta

Factores Limitantes Topografía accidentada,alto contenido de a r c i l l a , e x t r e -


ma acidez y muy alta concentración de a l u m i n i o .

A p t i t u d Agronómica Explotación forestal, previa consideración de su efecto


sobre el equilibrio ecológico de la zona.
Pág. 192 ZONA RIO PICHIS

SERIE PUERTO BERMUDEZ (PB)

Superficie 809 H a . (6.5%)

Clasificación Natural
Soil Taxonomy 0975) Paleudult típico
FAO (1974) Acrisol órtico

Fisiografía Terrazas medias y lomadas

Fases de Pendiente A (0 - 2%)


C (4-8%)
D ( 8 - 15%)

Vegetación Escasas áreas con cubierta arbórea densa, generalmente


de poca accesibilidad. La mayor proporción del área la
ocupan pastos naturales

Material Parental Aluvial antiguo

Drenaje Sueno

Perfil Representativo

Horizonte Prof . / c m Descripción

Ap 0 - 1 5 Franco arcillo arenoso; pardo a pardo oscuro ^ , 5 Y R 4 / 4 ) ,


en húmedo; granular fino, débil; friable; reacción muy
fuertemente acida (pH 4 . 6 ) ; raices finas, abundantes ;
contenido alto de materia orgánica ( 5 . 9 3 % ) ; permeabili
dad moderadamente lenta. Limite de horizonte gradúaT
al

A12 15-30 Franco arcilloso; pardo a pardo oscuro ^ . 5 YR 4 / 4 ) , en


húmedo; granular, medio, débil; friable; reacción muy
fuertemente acida (pH 4 . 7 ) ; rafees finas abundantes ;
contenido medio de materia orgánica ( 2 . 8 3 % ) ; permeabi
lidad moderadamente lenta. Limite de horizonte gradual
al

Bl 30-50 Franco arcilloso; pardo a pardo oscuro (/.5 YR 4 / 4 ) , e n hú


medo; bloques subangulares, finos, débiles; friable; reac -
ción muy fuertemente acida (pH 4 . 8 ) ; raices finas, comu
nes; contenido medio de materia orgánica ( 2 . 0 0 % ) ; permea
bilidad moderadamente lenta. Limite de horizonte claro aF

B21t 50-80 Franco arcilloso; pardo fuerte (7.5 YR 5 / 6 ) , en húmedo ,


bloques subangulares, medios, débiles; ligeras películas
de arcill; friable a firme; reacción muy fuertemente á -
cida (pH 4 . 8 ) ; contenido bajo de materia t , - ^ -^ i
(T. ""T ^^permeabilidad moderadamente lento. Limite de
horizonte claro al
D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 193

B22t 8 0 - 115 Arcilla; pardo fuerte ^ . 5 - Y R 5 / 8 ) , en húmedo; bloques


subangulares medios, moderados; moderadas películas de ar
c i l l a ; friable a firme; reacción muy fuertemente acida (pH
4 . 9 ) ; contenido bajo de materia orgánica (0.96%) ; p e r ^
meabilídad lenta.

Factores Limitantes Altas concentraciones de aluminio cambiable (60-80%).

Aptitud Agronómica Buen potencial para cultivos permanentes .

SERIE SANTOCHE (Sa)

Superficie 358 H a . £-9%)

Clasificación Natural
Soi I Taxonomy {1975) Paleudult típico
FAO 0974) Acrisol órtico

FisiografTa Colinas bajas

Fases de Pendiente E 05-25%)


F (25-50%)

Vegetación Cubierta arbórea, exuberante, con especies de aprecia -


ble valor comercial; en menor proporción,"purmas" y pas
tos.

Material Parental Aluvial muy antiguo

Drenaje Excesivo

Perfil Representativo

Horizonte Prof, / c m Descripción

Al 0-15 Franco arenoso; pardo a pardo oscuro (7.5 YR 4 / 4 ) , e n hú


medo; granular, fino, débil; friable; reacción extremada -
mente acida (pH 4 . 2 ) ; raíces finas, comunes; contenido
medio de materia orgánica ( 3 . 7 2 % ) ; permeabilidad mode-
radamente rápida. Límite de horizonte claro al

A3 15-35 Franco arcillo arenoso; pardo fuerte ^ . 5 YR 5 / 6 ) , én hú-


medo; granular, fino y medio, débil; friable; reacción
muy fuertemente acida (pH 4 . 6 ) ; raíces finas, cotümpes }
contenido bajo de materia orgánica ( 1 . 6 5 % ) ; permeabili-
dad moderadamente lenta. Lrmite de horizonte gradual al

B B1 35-55 Franco arcillo arenoso; pardo fuerte (7.5 YR 5 / 8 ) , e n hú


medo; bloques subangulares, finos, débiles; friable; reac-
ción muy fuertemente acida (pH 4 , d ) ; raíces finas, pocas;
contenido bajo de materia orgánica ( 1 , 0 3 % ) ; permeabili-
dad moderadamente lenta. Lrmite de horizonte difuso al
Pág. 194 ZONA RIO PICHIS

B B2 55-80 Franco arcillo arenoso; pardo fuerte ^ « 5 YR 5 / 8 ) , en hú


medo; bloques subangulares, medios, débiles; friable; re
acción muy fuertemente acida (pH 4 . 8 ) ; contenido bajo
de materia orgánica ( 0 . 7 0 % ) ; permeabilidad moderada -
mente lenta. Límite de horizonte gradual al

B3 80 - 120 Franco arcillo arenoso; ro¡o amarillento ( 5 YR 5 / 8 ) , en


húmedo; masivo, friable; reacción muy fuertemente a c i -
da (pH 4.8);contenido bajo de materia órgar:r- y'? * . ' . ) ,
permeabilidad moderadamente lenta. Límite de horizon-
te difuso al

120 Franco arcillo arenoso; rojo amarillento (5 YR 5 / 8 ) , en


húmedo; masivo, friable a firme; reacción muy fuerte -
mente ócida (pH 4 . 8 ) ; contenido bajo de materia orgá
nica ( 0 . 4 1 % ) ; permeabilidad moderadamente lenta.

Factores Limitantes : Fuerte acidez, altas concentraciones de aluminio ( 4 0 -


70%) cambiable . y caracteristicas topográficas .

Aptitud Agronómica : Agricultura permanente en áreas con pendientes modera


dómente empinadas y explotación forestal a mayores pen
dientes •

SERIE LLOBERA fl.b)


Superficie 1,883 H a . 05.3%)

Clasificación Natural
Soil Taxonomy 0 9 7 5 ) Paleudult típico
FAO 0 9 7 4 ) Acrisol ártico

Fisiograffa Terrazas medias, altas y lomadas

Fases de Pendiente A (0 - 2%)


C (4 - 8%)
D (8-15%)

Vegetación Vegetación natural, alterada y cubierta principalmente


por pastos naturales

Material Parental Aluvial antiguo

Drenaje Bueno

Perfil Representativo

Horizonte Prof . / c m Descripción

Ap 0-10 Franco arcilloso; pardo ^ . 5 YR 4 . 5 / 4 ) , en húmedo; gra


nular, fino, débil; friable; reacción fuertemente acida
D t T A L L A D O DE S U E L O S Pág.195

(pH 5.3); rarces Finas y medias, comunes; contenido me


dio de materia orgánica (3.52%); permeabilidad modera
dómente lenta. Limite de horizonte gradual al ~

A3 10-35 Franco arcilloso; pardo rojizo (5 YR 4 / 4 ) , en húmedo ;


granular Fino, moderado; Friable; reacción muy Fuerte -
mente acida (pH 4 . 8 ) ; rafees Finas y medias, comunes;
contenido bajo de materia orgánica (1.65%); permeabi-
lidad moderadamente lenta. Limite de horizonte diFuso
al

Bl 35-65 Arcilla; rojo amarillento ( 5 YR 4/6), en húmedo; blo -


ques subangulares. Finos, débiles; Friable; reacción Fuer
te mente acida (pH 5.1); contenido de materia orgánica
(0.76%); permeabilidad lenta. Límite de horizonte di Fu
so al

B21t 65-85 Arcilla; rojo amarillento (5 YR 4/6), en húmedo; bloques


subangulares, medios, débiles; Friable a Firme; reacción
muy Fuertemente acida (pH 5,0); contenido bajo de ma
teria orgánica (0.41%); permeabilidad lenta. Límite de
horizonte diFuso al

B22t 85-115 Arcilla; rojo amarillento (5 YR 4/8), en húmedo; bloques


subangulares, medios, moderados; Firme; reacción Fuer-
temente acida (pH 5.1); contenido bajo de materia o r -
gánica (0.28%); permeabilidad lenta. Límite de horizon
te diFuso al

B3 115-135 Arcilla; rojo amarillento (5 YR 4 . 5 / 8 ) , en húmedo; blo-


ques subangulares, medios, débiles; Firme; reacción Fuer
temente acida (pH 5.2); contenido bajo de materia or-
gánica (0.21%); permeabilidad lenta.
Factores Limitantes : Alta concentración de aluminio cambiable (60 - 80%).
Aptitud Agronómica -. Buen potencial pora cultivos permanentes .

í SERIE a CARMEN (EC)


Superficie 3,274 Ha. (26.7%)
Clacificaclón Natural
SoiJ Taxonomy (\975) Pateudult típico
FA^ (1974) A crisol ártico
RslBgrofTa Colinas batas
Pág. 196 ZONA RIO PICHIS

Fases de Pendiente : E (15-25%)


F (25-50%)

Vegetación : Cubierta arbórea bien desarrollada con buenas condicio


nes para el aprovechamiento forestal. Pocas áreas cu -
biertas con pastos naturales.

Material Parental : Aluvial muy antiguo

Drenaje : Excesivo

Perfil Representativo ;

Horizonte Prof./cm Descripción

Ap 0-15 Franco arcilloso; rojo amarillento (5 YR 5 / 6 ) , en húmedo;


granular, medio, moderado; friable; reacción muy fuerte-
mente acida (pH 4 . 6 ) ; rafees finas, pocas; contenido me
dio de materia orgánica ( 3 . 1 0 % ) ; permeabilidad modera
dómente lenta. Limite de horizonte gradual al

A3 15-40 Franco arcilloso; rojo amarillento (5 YR 4 . 5 / 6 ) , en hume


do; bloques subangulares, finos, débiles; friable; reac -
ción muy fuertemente acida (pH 4 . 9 ) ; raices finas, pocas;
contenido bajo de materia orgánica 0 * 5 2 % ) ; permeabili
dad moderadamente lenta. Limite de horizonte difuso al

Bl 40-65 Franco arcilloso; rojo amarillento (5 YR 4 . 5 / 8 ) , en hume


do; bloques subangulares medios, débiles; friable; líge -
ras películas de arcilla; reacción muy fuertemente acida
(pH 4 . 9 ) ; permeabilidad moderadamente lenta. Lfmite de
horizonte difuso al

B2t 65-90 Arcilla; rojo amarillento (5 YR 5 / 8 ) , en húmedo; bloques


subangulares, medios, moderados; friable; ligeras a e v i -
dentes películas de arcilla; reacción fuertemente acida
(pH 5 . 1 ) ; permeabilidad lenta. Limite de horizonte di fu
so al

B3 9 0 - 130 Arcilla; rojo amarillento (5 YR 4 / 6 ) , en húmedo; bloques


subangulares, medios, débiles; friable; reacción fuerte -
mente acida (pH 5 . 2 ) ; contenido bajo de materia orgáni
ca ( 0 . 5 5 % ) ; permeabilidad lenta. ,

Factores Limitantes Fuerte acidez, altas concentraciones de aluminio cambia


ble (60 - 80%) y- características topográficas . ~

Aptitud Agronómica Agricultura permanente en áreas con pendiente modera-


damente empinada y explotación forestal a mayores pen
dientes,
D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 197

SERIE VARILLAL (Va)

Superficie 11 H a . (0.1%)

Clasificación Natural
Soil Taxonomy (1975) Tropacuod aérico
FAO(1974) Podzol gleico

Fisiografía Terrazas altas

Fases de Pendiente A (0-2%)

Vegetación Cubierta arbórea poco densa, de fuste delgado y soto


bosque de varillas con abundantes lianas. En forma ais
lada, es posible encontrar : aguaje, huicungo, ungura-
hui

Material Parental Aluvial antiguo

Drenaje Pobre

Perfil Representativo

Horizonte Prof./cm Descripción

Al 0-10 Franco arenoso; gris rosado (5 YR 6 / 2 ) , en húmedo; gra


nular, f i n o , d é b i l ; f r i a b l e ; reacción extremadamente ó -
cida (pH 4 . 4 ) ; r a i c e s medias, comunes; contenido medio
de materia orgánica ( 2 . 2 1 % ) , permeabilidad moderada-
mente rápida. Limite de horizonte abrupto al

A2 10-55 Franco arenoso; gris claro ( 5 Y R 7 / 1 ) , en húmedo; masi-


v o ; f r i a b l e ; reacción muy fuertemente acida (pH 5 . 0 ) ;
contenido bajo de materia orgánica ( 1 . 6 5 % ) ; permeabili
dad moderadamente r á p i d a . Limite de horizonte abrupto
al

BU 55 - 6 5 Franco; pardo a pardo oscuro (10YR 4 / 3 ) , en húmedo ;


masivo; firme; reacción extremadamente acida (pH 4 . 3 ) ;
contenido bajo de materia orgánica ( 1 . 5 2 % ) ; permeabili
dad moderada. Limite de horizonte abrupto al

B12 65-85 Franco; pardo amarillento (10 YR 5 / 6 ) , en húmedo y rojo


amarillento (5 YR 4 / 8 ) , en húmedo, en una proporción
de 5 0 % ; masivo; friable a firme; reacción muy fuerte -
mente acida (pH 4 . 8 ) ; contenido bajo de materia orgá-
nica (1.45%); permeabilidad moderada. Limite de h o r i -
zonte abrupto al

B21 8 5 - 100 Franco; gris claro ( 1 0 Y R 7 / 1 ) , en húmedo y moteado par


do fuerte (7.5 YR 5 / 8 ) , en húmedo, en una proporción
Pág. 198 ZONA RIO PICHIS

de 4 0 % ; masivo; friable a firme; reacción muy fuerte -


mente acida (pH 4 . 9 ) ; contenido bajo de materia orgá-
nica ( 0 . 7 6 % ) ; permeabilidad moderada. Limite de hori-
zonte abrupto al

B22 100-130 Franco; gris claro ( 1 0 Y R 7 / 1 ) , en húmedo, y moteado


pardo fuerte ^ . 5 YR 5/6), en húmedo, en una propor-
ción de 2 0 % ; reacción muy fuertemente acida (pH 4 . 7 ) ;
contenido bajo de materia orgánica ( 0 . 3 4 % ) . Permeabili
dad moderada

Factores Limitantes : Drenaje pobre, reacción extremadamente acida, presen-


cia de estratos impermeables y distribución geográfica.

Aptitud Agronómica : Exclusivamente para áreas de protección .


DETALLADO DE S U E L O S pg 199

7.0 CLASIFICACIÓN DE LAS TIERRAS SEGÚN SU CAPACIDAD D€ USO MAYOR

El sistema de clasificación adoptado es el de Capacidad de


Uso Mayor, establecido en el Reglamento de Clasificación de Tierras, según D.S.
N s 0G62/75-AG del 22 de Enero de 1975, el cual constituye un ordenamiento sis
temático, cuyo criterio básico está regido fundamentalmente por bases ecológicas o
bioclimáticas y, dentro de cada bioclima, en función de los factores edáficos limi
tantes. Una discusión detallada de las características del Sistema, asf como de sus
categorfas y ampliación del Sistema, se encuentra en el capitulo correspondiente
del Estudio Semidetallado de Suelos. En los párrafos siguientes se hace la descrip-
ción en detalle de las tierras de la zona, clasificadas a nivel de Grupos, Clases y
Subclases de Capacidad de Uso Mayor. En e\ Cuadro N s 4 y Gráfico N a 1, se in
dica la superficie y porcentaje aproximado de las diferentes categorías de tierras i
dentíftcadas y en el Cuadro N 5 5, la relación de las series, sus áreas y su clasifi-
cación respectiva por Capacidad de Uso Mayor •

CUADRO N* 4

SUPERFICIE Y PORCENTAJE DE LOS GRUPOS DE CAPACIDAD DE USO MAYOR

Grupos de Capacidad Superficie i


Descripción |
de Uso Mayor Ha. % i
Tierras aptas para Cultivos
¡ A 1,183 9.6
en Limpio

Tierras aptas para Cultivos


c 4,439 36.0
! Permanentes

p Tierras aptas para Pastos 675 5.5 1


1
Tierras aptas paro Prodwc-
F 5,719 46.6
ción Forestal

U X •Tierras de Protección * 284 2.3 1

[< TOTAL 12,300 100.0 1


* - twdtuye 430 Ha (1.1%) cte-rros, playones y poblados.
P á g- 200
ZONA RIO PICHIS

7.1 Capacidad de Uso M a y o r de las T i e r r a s del Area

7.1.1 Tierras Aptas para Cultivos en Limpio

Abarcan una superficie de 1,183 H a . equivalente al 9 . 6 %


del área estudiadae incluyen tierras planas o casi a nivel, que presentan condicio-
nes favorables para la fijación de cultivos agronómicos anuales.

Dentro de este Grupo de Capacidad de Uso Mayor, se ha


reconocido dos Clases : A2 y A 3 .

a. Clase A2

Abarca una superficie de 1,072 H a . , equivalente al 8 . 7 % del área eva -


luada. Estas tierras son apropiadas para cultivos en limpio, con métodos
moderados de manejo, en forma continua a través del año. Agrupa suelos
profundos, de textura media, de topografía plana, de buen drenaje y bue
na capacidad de retención hTdrica. Las limitaciones de uso están vincula-
das a la fertilidad del suelo o a inundaciones fluviales anuales, que se pro
ducen por efecto de mayor incidencia de las precipitaciones pluviales.

Las Subclases reconocidas son las siguientes ; A2s y A2i

- Subclase A2s

Abarca un área de 407 H a . equivalente al 3 . 3 % de la superficie eva-


luada. Son tierras que se extienden sobre terrazas bajas que enmarcan
a los ribs Pichis y Azupizú, principalmente, y que sufren inundaciones
solamente por crecientes excepcionales. Los suelos que conforman esta
subclase corresponden a la Serie Ramís, cuyas características están des -
critas en el perfil correspondiente.

i. Limitaciones de Uso y Manejo

Las limitaciones de uso de mayor incidencia están expresadas por


una marcada deficiencia de los suelos en materia orgánica y, por
consiguiente, en nitrógeno, asf como sus características texturales
finas, que limitan el fácil laboreo de la tierra. A pesar del ca -
rácter muy esporádico de las inundaciones fluviales, éstas pueden
considerarse como un factor eventual que podría originar peligros a
los cultivos o interferir el uso normal y continuo de las tierras, lo
cual sugiere la aplicación de medidas para prevenir probables da -
ños que ocasionarían a la actividad agrícola en general.
CUADRO N° 5 a
pi
SERIES DE SUELOS Y CAPACIDAD DE USO MAYOR- ZONA DEL RIO PICHIS - ESTUDIO DETALLADO
>
c
>
Serie de Suelos Capacidad de Uso M a y o r | a
Superficie Superficie Superficie Superficie o
Nombre Símbolo Fase de Pendiente Grupo Clase Subclase
Ha. % Ha. % Ha. % Ha. % o
pi
Rami RA A 407 3.3 1,072 8.7 A2s 407 3.3 C/l

Plátano Pl A 665 5.4 A 1,183 9.6 A2 A2i 665 5.4 a


m
e-
Azupizu Az A 111 0.9 A3 111 0.9 A3s 111 0.9 O
CO
A 506 4.1
ftierto Bemúdez PB
C 125 1.0

A 864 7.0 C2s 1,910 15.5


Llobeta Ib
C 415 3.4
C 4,439 36.0 C2 4,439 36.0
1
ftjerfo Bermudez PB D 178 1.4
782 6.3
Llobera Lb D 604 4.9
C2es
. Santoche So E 91 0.7
1,747* 14.2
El Camien EC E 1,656 13.5

Villa Cenia VC A 372 3.0


P 675 5.5 P2 675 5.5 P2sw 675 5.5
Esperanza Ep A 208 1.7

Santoche Sa F 267 2.2

El Carmen EC F 1,618 13.2

E 199 1.6 F 5,719 46.5 Fl 5,719 46.6 Fl 5,719 46.6


San Pedro SP
F 367 3.0

E 738 6.0
Colina Roja CR
F 2,530 20.6

Aguaje Ae A 79 0.6
• •
X 154 1.2 X 154 1.2 Xsw 154 1.2
1 Varillal Va A 11 0.1

Esperanza Aguaje * * Ep-Ag A 159 1.3

Ríos, Playones y Locolidodei 130 1.1 X 130 1.1 X 130 1.1 X 130 1.1

TOTAL 12,300 1 100.00 12,300 100.0 12,300 100.0 12,300 100.0 OQ


1
(*) En e l mapa está rapresentodo por a l Símbolo C 2 e s * cuyas características son descritas en la Subclase C 2 e s .
to
(**) Este C o m p l e j o i n c l u y a 6 0 % da áreas aptas para Fbitos y 4 0 % de áreas de Protección, las cuales han sido sumados e n los G r u p w da C a p a c i d a d da Uso M a y o r respectivos.
O
a*
(TO
O

SUPERFICIE Y PORCENTAJE APROXIMADOS DE LOS GRUPOS DE USO MAYOR DE LA ZONA DEL RIO PICHIS

( Estudio Detallado)

GnSficoN"

,
*

• -' - • ' .

30
C
5,719 Ha V
í 4,439 Ho
z 34 0 * 44 4%
u
g

10

A * X

1,183 Ha. r 284 Ha.


P •<ÍJ
475 Ha. 2.3%
9.6% •,' V ' " ' 5.5%
v.A. í i ÍSm
0 - smmmmmmm . .
Tierras aptai T ¡arras aptas Ttwras aptos Tierras aptas Tierras de
para Cultivos para Cultivos para Paltos. para Praduc Protección.
en Lfmpío. Permanantw. c ton Forestal. (Incluye 130 H a .
de ríos, playones
y localidades)
/

D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 203

ii. Lineamientos de Uso y Manejo

Las caracteristicas agrológicas de este grupo de manejo permiten,


sin mayores restricciones, utilizar las tierras en forma intensiva pa
ra la producción continua de cultivos anuales de la zona.

La polftica de manejo de estos terrenos debe estar encaminada bási


comente a la solución del problema derivado de la deficiencia de
nitrógeno de los suelos. El medio mós eficaz de corregir esta d e f i -
ciencia es el empleo de fe'.Üizantes nitrogenados,siendo el N i t r a t o
de Amonio la fuente mós indicada, pero cuyo elevado costo limita-1-
ría fuertemente su uso intensivo, razón por la cual debe darse espe
cial importancia a aquellas practicas encaminadas a minimizar eT
empleo de fertilizantes nitrogenados, pudiendo mencionar entre ellas:
incorporación de desechos orgánicos derivados de residuos de cose-
chas, pajas, hojas, malas hierbas, estiércol de ganado, etc. y rota
taciones de cultivo que incluyan leguminosas, entre los principales.
Además,debe adoptarse sistemas de cultivos mixtos con sus variantes
de cultivos intercalados o asociados.

En lo que respecta al fósforo, aunque su contenido no es c n í i c o en


el suelo,debe recurrirse, cuando sea necesario, a productos fosfata
dos para equilibrar su contenido en el suelo, siendo el Superfosfa-
to Triple el fertilizante mós apropiado, por su alto contenido en fós
foro soluble en agua (45%) y no presentai demasiados inconvenientes
para transportarlo a grandes distancias.

Su a p l i c a c i ó n puede hacerse antes o al momento de sembrar,en ban


das o en hoyas próximas a las semillas. Finalmente, la a p l i c a c i ó n
de fertilizantes potásicos no es indispensable, debido a que las t i e
rras contienen suficientes reservas de potasio, que por lo general so
brepasan los 400 Kg . / H a . La quema racional de residuos de cose -
chas puede ser una manera factible de añadir fósforo y bases al sue
lo, en caso de que los abonos resulten poco accesibles o muy cos-
tosos. Las medidas tendentes a prevenir los daños eventuales de las
inundaciones esporádicas serian la implantación de barreras vivas
bajo |a forma de vegetación de raíces profusas en las orillas defo-
restadas o dejar una faja de árboles p é l e l a a los cauces fluvi a -
les en las áreas que aún conservan su Vegetación original.

i i i . Especies Recomendables

Teniendo presente las caracterfsticas agrológicas de las tierras y con


diciones climáticas locales, se recomienda la implantación de culti
vos tales como -. arroz, maíz, yuca, caña de azúcar y plátano,que
pueden sembrarse indistintamente al comienzo o al finalizar el pe-
Pág. 204 ZONA RIO PICHIS

ríbdo menos lluvioso,y soya, manf, frijoles, zapallo y algunas hor


talizas afines al medio ecológico, en la época de menores precipi
taciones.

- Subclase A2?

Comprende una superficie de 665 H a . , equivalente al 5 . 4 % del área e


valuada. Son tierras planas ubicadas sobre angostas y cortas fajas en los
bordes de los rios Pichis y Azupizú, principalmente, asf como a lo l a r -
go de los afluentes del rio Pichis, tales como el rio Chivis y las que
bradas Yanizú, Pelmas y Esperanza.

Estas tierras, por estar ubicadas muy próximas a los cauces fluviales y
a escasa altura sobre el nivel del rio, soportan inundaciones anuales de
cortq duración y poca intensidad.

Los suelos que conforman esta subclase corresponden a la serie Plátano ,


cuyas características están descritas en el perfil correspondiente.

i. Limitaciones de Uso y Manejo

El uso intensivo de estas tierras está limitado principalmente por las


inundaciones fluviales de corta duración y poca intensidad,que se
producen anualmente entre los meses de Octubre y Abril, ocasio -
nando daños a los cultivos.

También se debe mencionar los riesgos de erosión causados por los


procesos de socavamiento y transporte de tierras, debido a la ac -
ción de corrientes fluviónicas; asimismo, la presencia de niveles ba
jos de nitrógeno.

¡i. Lincamientos de Uso y Manejo

Las prácticas orientadas a la solución total del problema que origi


nan las inundaciones anuales no son viables a corto plazo, debido
al elevado costo que significa la construcción de infraestructura a
decuada para la defensa de las tierras. Sin embargo, es posible a
plicár algunas prácticas tendentes a disminuir estos daños y men -
guar el efecto destructor de la erosión lateral de las aguas, por lo
que se recomienda preservar la vegetación natural en la orilla de
los cauces fluviales o, en su defecto, propiciar la implantación de
bambuceas en las orillas deforestadas que, aparte de su función de
protección, dada su rápida y densa propagación y la profusión de
sus raíces, representaría una excelente fuente de producción dema
teriales para la construcción de vivienda rústica y trabajos de a r -
tesanía .
D E T A L L A D O DE SUELOS Pág. 205

La deficiencia de nitrógeno puede suplirse, parcialmente, mediana-


te la incorporación de residuos de cosechas o materiales verdes (le
guminosas, preferentemente), que al mismo tiempo contribuyen aT
mejoramiento de la estructura superficial del suelo, facilitando asi*
la penetración del agua de l l u v i a y reduciendo e l escurrimiento y
la erosión laminar, y en casos necesarios debe recurrírse a f e r t i l i -
zantes nitrogenados como el N i t r a t o de Amonio, que se aplica ge
neralmente en forma fraccionada. La a p l i c a c i ó n de fertilizantes
fosfatados y potásicos no es imprescindible debido a que los suelos
tienen proporciones suficientes de fósforo y potasio para satisfacer
la demanda de los c u l t i v o s . Por otra parte, estos suelos reciben a
portaciones de materiales nuevos debido a las inundaciones que a
nualmente se producen y que les permiten renovarse en forma n a t u -
ral y mantener más o menos equilibrada la dotación de estos nutrien
tes.

Para una explotación económica y rentable, se recomienda la ins-


talación de cultivos mixtos o asociados, es d e c i r , la siembra de
dos o más especies que puedan desarrollarse en forma conjunta y
optimicen el uso del área agrícola durante su perfodo vegetativo .
La distribución de estos cultivos en la chacra puede hacerse en
forma intercalada, ya sea en la misma Ifnea o en (meas diferentes,
lo cual permite la influencia mutua de ambos cultivos en la pro -
ducción de cosechas. Por ejemplo, la asociación de maíz (gramr -
neas) y manr (leguminosa), en la cual el primero aprovecha el ni
trógeno fijado por el segundo.

Se complementará esta práctica con un sistema de rotación que ím


plique una sucesión de cultivos en un orden determinado en el mis
mo campo, siendo recomendable la intervención de una leguminosa,
así como la incorporación de residuos de cosechas, material verde,
selección de semillas, control fitosanitario, control de malezas,etc.

i i i . Especies Recomendables

Las tierras de este grupo serán utilizadas preferentemente durante


el periodo libre de inundaciones que, en forma aproximada, se pro
ducen entre Mayo y Setiembre. Por esto, se recomienda varieda-
des precoces de especies anuales, tales como : maiz, manf, zapa-
llo, frijoles, sandfa y soya.

El c u l t i v o de plátano es v i a b l e , ya que las inundaciones son de cor


ta duración y poca intensidad.

b. Clase A 3

Abarca una superficie de 111 H a . , equivalente al 0 . 9 % del total estudia


Pig. 206 ZONA RIO P I C H I S

do. Esta clase está representada por la Subclase ASs, correspondiente a la


Serie Azupizú. En general, la fertilidad natural varm de baja a media,pu
diendo obtenerse rendimientos favorables medíante el empleo de técnicas^
agronómicas apropiadas.

- Subclase A3s

Comprende una superficie de 111 Ha. ( 0 . 9 % del área estudiada). Son


tierras planas, ubicadas en forma muy localizada en algunas terrazas a -
luviales no inundables de los ribs Azupizú y Chivis. Los suelosquecon
forman esta subclase corresponden a la serie Azupizú, cuyas caracterís-
ticas están descritas en el perfil correspondiente.

i. Limitaciones de Uso y Manejo

El principal problema de uso de estas tierras está relacionado con


su naturaleza acida y su consecuente bajo porcentaje de bases cam
biables. A ésto se añade la deficiencia de los elementos nitrógeno
y fósforo, lo que les confiere características de tierras de baja fer-
tilidad natural.

ii. Lineamientos de Uso y Manejo

La experiencia local de los agricultores ha demostrado que las t i e -


rras de este grupo, a pesar de sus características químicas desfavora
bles, son capaces de producir varias cosechas, a nivel de subsisten
c í a , bajo el sistema tradicional de uso. Esta actividad agrícola es
principalmente de cultivos permanentes, en base a especies anua -
les tolerantes al medio ácido. El medio más efectivo para la corree
d o n de las deficiencias nutricionales es el empleo de fertilizantes,
tales cómo ef Nitrato de Amonio y el Superfosfato triple. Sin em -
bargo, estos insumes no son fácilmente accesibles o resultan muy eos
tosos, lo que limita su utilización por parte de los agricultores. Por
esta razón, las recomendaciones que aquí se indican se orientan prin
cipalmente al uso de'técnicas más accesibles al agricultor, tales co
mo: incorporación de rastrojos de cosechas, hojas, pajas, compost, -
estiércol de ganado, rotación de cultivos, con la intervención pre fe
rente de una leguminosa, adopción de cultivos con sus variantes in
tercalados o asociados, etc. La aplicación de cenizas provenientes
de quemas ocasionales de restos de cosechas puede ser una manera
factible de añadir fósforo y bases al suelo.

Además de las prácticas consideradas, existe la posibilidad de corre


gir la acidez del suelo mediante la aplicación de enmiendas calca
reas con lo que, aparte de disminuir la toxicidad por aluminio, se
lograría un mqyor grado de disponibilidad de nutrientes y de mayor
respuesta a los fertilizantes minerales. Al respecto, cabe mencionar
D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 207

que existen trabajos experimentales en la zona de Yurimaguas con


resultados muy alentadores pero aún se requiere mayores ensayos
sobre niveles y métodos de aplicación más apropiados, calidad de
material encalante y factibilidad económica de uso por el agricul-
tor.

'Además de estas prácticas agrícolas consideradas, la obtención de


cosechas económicamente rentables estará en función del uso de va
piedades mejoradas adaptadas al medio ecológico, control de male
zas y plagas, siembras oportunas , etc.

i i i . Cultivos Recomendables

Según el patrórj distributivo de las lluvias, se recomienda para la


época de mayor humedad, cultivos de maiz, caña de azúcar y plá
taño; para la estación menos húmeda, además de los mencionados,
se recomienda cultivos de frijol, soya y zapallo, principalmente.

7.1.2 Tierras Aptas para Cultivos Permanentes

Estas tierras abarcan una superficie de 4 , 4 3 9 H a . , corres -


pendiente al 3 6 . 0 % del área estudiada. Dentro de este Grupo de Capacidad de Uso
Mayor se ha reconocido únicamente la Clase C 2 , la cual se describe a continua -
ción con sus respectivas Subclases identificadas.

a. Clase C2

Los suelos que corresponden a esta Clase presentan limitaciones muy fuer
tes que los hacen generalmente inadecuados para implantar en forma nor-
mal cultivos en l i m p i o . Son tierras consideradas como moderadamentebue
ñas para cultivos permanentes, propios del ecosistema tropical húmedo.Las
limitaciones de uso más importantes están vinculadas a condiciones edáfi -
cas,como baja disponibilidad de elementos nutritivos y contenido significa
tivo de aluminio cambiable; y a factores topográficos, expresados por d e -
clives fuertemente inclinados.

Dentro de esta Clase se ha reconocido dos Subclases : C2s y C2es.

- Subclase C2s

Comprende una superficie de 1,910 H a . , equivalente al 1 5 . 5 % del á


rea estudiada. Son tierras planas a moderadamente inclinadas con pen
dientes que varmn entre 0 y 8%, ubicadas en terrazas medias y altas
localizadas en forma dispersa a través del área de estudio. Los suelos
que conforman esta subclase corresponden a los de las series Llobera y
Puerto Bermúdez en sus fases plana o casi a nivel y moderadamente in
diñada ( 0 - 2 % y 4 - 8 % de pendiente), cuyas características están des-
critas en los perfiles correspondientes .
Pág. 208 ZONA RIO PICHIS

i. Limitaciones de Uso y Manejo

Las limitaciones de uso de esta subclase, derivadc^sde sus caracte


rísticas químicas desfavorables, están expresadas por una marcada a
cidez, deficiencia de nitrógeno, fósforo y bases principalmente ,
siendo el potasio el único elemento de fertilidad que cuenta con
reservas mas o menos adecuadas en el suelo. El aluminio cambia -
ble resulta tóxico para las plantas; sin embargo, se ha observado-
que existen especies anuales y permanentes que desarrollan favora-
blemente.

ii. Lineamientos de Uso y Manejo 4

Aunque la naturaleza química de estas tierras son desfavorables,


principalmente por su fuerte acidez que afecta e interfiere la dis-
ponibilidad de elementos nutritivos, presentan algunos atributos fa
vorables, relacionados principalmente con las propiedades físicas -
del suelo, como buena profundidad efectiva, consistencia friable ,
buen drenaje, buena capacidad de retención hídrica y buena es -
tructuración, los que propician una adecuada relación agua-suelo-
aire y posibilitan una fácil expansión radicular de los cultivos.

Debido t« lo- características mencionadas, estas tierras presentan


una aptitud agrícola que debe orientarse a la explotación de culti
vos permanentes o pastos, pero, principalmente, de especies n a t i -
vas o adaptadas a las condiciones del medio, lo que permitirá mi
nimizar el uso de abonos minerales y reducir la incidencia de pía
gas y enfermedades. ~

El manejo inicial de las tierras en la implantación de cultivos per


manente podría llevarse asociado con algunos cultivos anuales ,
cuya cosecha permitirá al agricultor disponer de un ingreso econó
mico a corto plazo, además de los ingresos provenientes del apro-
vechamiento de las maderas que se obtengan durante el rozo de la
chacra. Los árboles frutales o industriales serán colocados en hile-
ras en los terrenos planos y en "ívesbolillo", y siguiendo las cur-
vas de nivel en áreas inclinadas, debiéndose mantener cubierto el
suelo, en forma permanente, por un manto herbáceo constituido pre
ferentemente por leguminosas (Kudzú, por ejemplo) q . . , además d e -
servir de protección contra la erosión hfdrica, aporta nitrógeno na
tural al suelo. La palmera aceitera se recomienda en pendientes -
menores de 8 % .

En caso de recurrir al uso de fertilizantes minerales, se recomien-


da utilizar a aquéllos de radical básico o cuyo índice de acidez
sea el mínimo.
DETALLADO DE SUELOS pág. 209

La acidez de estas tierras podría corregirse mediante la aplicación


de materiales calizos, de los cuales la zona cuenta con un buen po
tencial de reservas ubicado en la formación montañosa de la Cordi-
llera del Sira. Pero su uso está condicionado a la evaluación previa
de su factibilidad técnico-económica, especialmente en los aspectos
de tamaño, época de aplicación, calidad y tipo de material enca-
lante.

Además de estas consideraciones, una explotación agrícola rentable


debe contemplar el uso,de variedades nativas mejoradas, principal-
mente en sus características de producción y productividad, resisten
cía a plagas y enfermedades, calidad de producto, etc.

i í i . Cultivos Recomendables

Los cultivos apropiados son los siguientes: marañan, achiote, jebe,


palma aceitera, cftrico, mango, pifia, taper iba, cocona, guayaba,
tumbo, pacae y guanábana.

Subclase C2es

Abarca una superficie de 2,529 Ha. que representan el 20.5% del á -


rea total. Se incluyen en esta categoría a los suelos de las series Puer
to Bermúdez y Llobera en su fase fuertemente inclinada, asf como tam-
bién a los de las series El Carmen y Santoche en su fase moderadamen-
te empinada (15 - 25%), Estos suelos se encuentran ubicados en loma -
das y colinas bajas ligeramente disectadas, respectivamente. Cabe indi-
car que las áreas correspondientes a la serie El Carmen en su fase mo-
deradamente empinada ( 1 5 - 2 5 % ) por limitaciones topográficas más se-
veras no permiten una alternativa de uso con el pastoreo, por lo que su
uso debe quedar exclusivamente relegado a fines de cultivos permanen -
tes. Cubren una superficie de 1,747 Ha. ( 1 4 . 2 % del área total) y más
adelante en los acápites correspondientes a limitaciones y lineamientos
de uso y manejo se presentan las características correspondientes a ese
rango de pendiente. En el Mapa de Capacidad de Uso Mayor se i den ti
ficon con un asterisco entre paréntesis en lo parte superior derecha del
sFrrfcolo : C2es (*) .'

i. Limitaciones de Uso y Manejo

El principal problema de uso de esta subclase está relacionado, al


igual que la subclase anterior, con las características químicas del
suelo. Aparte del problema nutrí clonal, en esta categoría existe o
tro factor de importancia, representado por lo erosión hídrica cuyo
efecto comienza a manifestarse después de lo tumba y quema délos
Pág. 210 ZONA RIO PICHIS

bosques y , si los sistemas del cultivo son inapropiados o existe so


brepastoreo del ganado, acompañado de quemas irracionales, el fe
nómeno erosivo no tardaría mucho tiempo en mermar las escasas re
servas nutricionales y degradar físicamente al suelo, por pérdida de
materiales sólidos que son arrastrados por acción de la escorrentia
superficial.

ii. Lineamientos de Uso y Manejo

Los lineamientos de uso y manejo para la implantación de cultivos


permanentes son similares a los descritos en la subclase C2s; sin
embargo, aparte de la vocación anteriormente mencionada, los sue
los de esta categoría presentan buenas condiciones para el desarro
lio de la ganadería a base de gramíneas asociadas con legumino-
sas; lo que podría no sólo dar como resultado una mayor capaci -
dad de carga de los actuales y futuros campos ganaderos sino i n -
crementar el nivel proteico del ganado y proporcionar nitrógeno na
tural a las gramíneas.

En la asociación de gramíneas y leguminosas, debe tenerse en cuen


ta la relación competitiva, resistencia al pisoteo y la palatabili -
dad relativa de las especies asociadas para el animal en pastoreo .
Este sistema debe ir complementado con una técnica apropiada de
pastoreo que asegure el aprovechamiento eficiente y permanente de
los recursos forrajeros; establecimiento de potreros para evitar el so
brepastoreo y prevenir la erosión en las áreas de pendientes i n d i
nadas y rotación de pastos de leguminosas exclusivamente.

En los suelos con pendientes de 15 a 2 5 % (Serie El Carmen y San


toche), se debe llevar a cabo cultivos permanentes de tipo arbóreo
y no sembrarse pastos para ser pastoreados, porque estos declinan
vertiginosamente sus rendimientos en pocos años y se degradan has
ta llegar a ser reemplazados por pastos naturales nativos como el
torurco.

La implantación de cultivos permanentes de tipo arbóreo y abundan


te forraje resulta lo más apropiado para estas tierras, siempre que
sean tolerantes a la fuerte acidez y altas concentraciones de a l u -
minio cambiable. Esta condición permitirá reducir af rníhí -
mo la utilización de fertilizantes y enmiendas calcáreas. La insta-
lación de cultivos en el terreno debe hacerse en sentido transver-
sal a la pendiente, siguiendo las curvas de nivel del terreno; ade
más, debe propiciarse la creación de una cobertura vegetal herbá-
cea protectora preferentemente a base de leguminosas, siendo el
kudzú la especie que probablemente reúne las mejores condiciones
para desempeñar esta funtión. Lá doble cobertura vegetal, por un
lado constituida por la masa aérea verde de la plantación y , por
DETALLADO DE S U E L O S Pág. 211

otra, la cubierta herbdcea, actuará como una barrera viva de pro -


tección contra la erosión hTdrica y, al mismo tiempo, ayudaría a res
tablecer el cíclaje interno de nutrientes y agua, interrumpido por la
tumba y quema de la exuberante vegetación original.

í i i . Cultivos Recomendables

Para la presente Subclase, se recomienda las especies permanentes men


clonadas en la categorm anterior (C2s) y, para el caso de pastos, ha
cer uso del yaraguó, pangóla, Bradiiaríct,, Kudzú, Centrocema y Stí -
losantes.

Para los suelos con pendientes de 15 a 2 5 % (C2es (*) en el mapa ),


los cultivos mas apropiados son de preferencia del tipo arbóreo, t a -
les como maraftón, achiote, cftricos, mango, guanábana, pacae, cai
mito y anona.

7.1.3 Tierras Aptas para Pastos

Estas tierras abarcan una superficie de 675 H a . , equivalente


al 5 . 5 % del área estudiada. Dentro de este Grupo,se ha reconocido una sola Clase:
P2, que a continuación se describe con su respectiva Subclase identificada.

a. Clase P2

Son tierras planas a moderadamente profundas, de permeabilidad lenta y dre


naje imperfecto. Generalmente, son muy fuertemente ácidos, presentando ba
¡as a moderadas deficiencias de nutrientes minerales. En esta Clase, se ha re
conocido una sola Subclase ; P2sw.

- Subclase P2sw

Comprende una superficie de 675 H a . , equivalente al 5 . 5 % del área e -


valuada. Son tierras planas, con pendientes que varmn entre 0 y 2 % , u
bicadas en terrazas medias, localizadas en forma dispersa en el área del
proyecto. El drenaje imperfecto está ligado a la presencia casi per manen
te de humedad, lo cual se acentúa en la época de mayores precipitacio
nes debido también a la influencia de las aguas provenientes de las t i e -
rras altas adyacentes, agregándose a ésto la alta susceptibilidad al en -
'. «harcamiento, principalmente en las áreas ligeramente depresionadas don
de. con frecuencia, se ha observado una napa freática superficial y e s -
pecies hidrofrticas como agua¡e y huicungo, entre los principales.

Los suelos que conforman esta Subclase corresponden a los de las Series
Villa Cenia y Esperanza, incluso aquellas contenidas d nivel de comple
¡o, cuyas características están descritas en el perfil correspondiente.
Pág. 212 t ZONA RIO PICHIS

i. Limitaciones de Uso y Manejo

Las limitaciones de uso de este grupo están relacionadas a bajo «.on


tenido de bases y nutrientes vegetales de los suelos, proporciones
de acidez cambiable por encima de niveles crfticos de toxicidad ,
predominancia de materiales arcillosos que propician una lenta per
meabilidad y un drenaje deficiente, evidenciado por la presencia
de humedad casi permanente en el suelo.

ii. Lincamientos de Uso y Manejo

De acuerdo a las características de estas tierras, el mejoramiento


de las prácticas nativas en el sistema tradicional de explotación a
gricola puede producir algunos rendimientos satisfactorios.

La implementacién de pastos en áreas nuevas, luego del rozo,tum-


ba y quema del bosque natural, puede hacerse en las siguientes for
mas :

(a) Siembra directa de pastos después de la quema, o

(b) Implantación de arroz en forma previa a la siembra de finí ti -


va de pastos.

Bajo la modalidad "b", aparte de aprovechar al máximo la fertili-


dad proveniente de la ceniza, se genera un ingreso adicional a cor
to plazo, además del originado por concepto del aprovechamiento de
maderas económicas, producto de la apertura del bosque. Estos i n -
gresos podrían emplearse en sufragar parte de los gastos que demon
da la implantación de las pasturas definitivas.

Se recomienda la instalación de pasturas mixtas de leguminosas aso


ciadas con gramíneas.

Actualmente, la reactivación de las tierras que presentan signos de


agotamiento puede hacerse incorporando leguminosas, entre las que
el kudzú representa la especie más factible. Complementariamente,
debe considerarse la selección, mejoramiento e introducción de fo
rrajes compatibles con el medio, el sistema de pastoreo rotativo y
número de animales por hectárea. Asimismo, debe evitarse el pas
toreo cuando los suelos se encuentren muy húmedos y con agua em
pozada.

Con la finalidad de mejorar la relación suelo-aire-agua, es necesa


rio efectuar obras simples de drenaje, consistentes en la apertura
de zanjas orientadas hacia un colector principal que puede ser el
rio o quebradas que disectan el orea.
D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág, 213

i i i . Forrajes Recomendables

Gramíneas : Gramalote, yaragua, Brachiaria


Leguminosas : Kudzú, Stilosantes

7.1.4 Tierras Aptas para Producción Forestal

Este ¡grupo de tierras abarca una superficie de 5,719 H a . e


quivalente al 4 6 . 6 % del orea estudiada. Presentan muy fuertes limitaciones, princi
pálmente de orden edófico y topográfico, que los hacen impropios para la activi -
dad agropecuaria, quedando relegados fundamentalmente para el aprovechamiento o
producción del recurso forestal. Se ha reconocido la Clase F l , que a continuación
se describe en detalle.

a. Clase Fl

Son tierras que conforman el mayor porcentaje de la zona de estudio; se


hallan ubicadas en la parte occidental y casi a todo lo largo del área del
proyecto. Los suelos que conforman esta Clase corresponden a las seríes San
Pedro y Colina Roja en sus fases moderadamente empinada y empinada (15-
25% y 25 - 5 0 % de pendiente) y Santoche y El Carmen en sus fases empi
nadas ( 2 5 - 50% de pendiente), cuyas características están descritas e n e !
perfi I correspondiente.

Subclase Fie

i. Limitaciones de Uso y Manejo

Las restricciones de uso están dadas por la presencia de suelos ar


ciliosos, topografía desfavorable, muy fuerte acidez y baja satura
ción de bases cambiables.

ii. Lineamientos de Uso y Manejo

Debido al alto potencial forestal de estas áreas, un .plan racional


de uso y manejo de estas tierras requiere de estudios más especffi
eos de las especies forestales de valor económico en los aspectos
que aseguren una producción continua de maderas sin que se pro-
duzca el deterioro del medio ambiente. Las áreas deforestades
con fines agrícolas o ganaderas deben ser protegidas a través de
una polftica decisiva de reforestación.

El aprovechamiento del bosque demanda la instalación de indus -


trias forestales y debe ser de carácter integral, tratando de u t i l i -
zar al máximo cada especie forestal en las diferentes líneas de
producción.
Pág. 214 ¿ONA RIO PICHIS

7.1.5 Tierras de Protección

Abarcan una superficie de 284 H a , , equivalente al 2 . 3 %


del área estudiada. Fn este Grupo, se incluye 130 H a . correspondiente a ríos, playo
oes y pu u i uúo^, lus cuales no han sido consideradas a nivel de Clase en la p r e -
sente clasificación,,

Las tierras de protección incluyen oreas que presentan tantas


limitaciones que las hacen impropias para propósitos agropecuarios o de producción
forestal. Su u t i l i z a c i ó n se orienta a propósitos de recreación, vida silvestre, l u g a -
res escénicos, captación de agua, protección de cuencos - En el mapa, estas tierras,
están identificadas cartográficamente con el símbolo Xsw.

a. Símbolo Xsw

Abarca una superficie de 154 H a , , equivalente al 1,2% del área evalúa


d a . Incluye tierras planas y ligeramente depresionadas con una vegeta "
ción poco desarrollada de árboles de fuste delgado y un sotobosque de va
rillas y abundantes lianas, asociadas a palmeras hidroffticas. Los suelos ~
que conforman esta Subclase corresponden a los de las series V a r i l l a ! y A
guaje, cuyas características están descritas en el perfil correspondiente. -

- Limitaciones de Uso y Manejo

Las limitaciones están impuestas por su drenaje d e f i c i e n t e , expresado


por un exceso de humedad casi a través de todo el aflo, el cual se a
centúa en la época de mayores precipitaciones debido al empoza ~
miento de las aguas, principalmente en las áreas depresionadas.

Cabe mencionar, también, la presencia de estratos muy arcillosos o a


renosos, fuertemente compactados a escasos centímetros de la s u p e r f i "
cié.

- Lineamientos de Uso y Manejo

La polfHea de manejo de estas tierras debe estar orientada al monte -


nimíent© de Lí cobertura vegetal en su estado natural, que sirve como
medio de refugio y fuente de abastecimiento de la fauna silvestre, osr
corno evitar la quema y tala del bosque.

8
-0 /JÍÓ£l^LiL^ E R A L B S DL
M A N E J O Dfc" 1ÍLRRAS üC USO A U R O P t C J A R I O

8.1 Introduce ion

Establecer y mantener productivas las, tierras de l á airip,-


D t T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 215

zonfa peruana constituye un reto muy grande, pues el punto de partida correspon
de a los factores ecológicos caracterfsticos del ambiente tropical húmedo,que pre -
senta dificultades para la utilización de lot suelos con fines agropecuarios p r i n c i -
palmente.

En el caso especiTicd del área estudiada, los obstáculos más


importantes están relacionados con la abundante precipitación pluvial que propicia
lixiviación o lavaje de nutrientes minerales quev a su vez condicionan el desarrollo
de suelos de bajo potencial productivo y alta concentración de aluminio» Además, fa_
vorece la proliferación de plagas, enfermedades y malezas. Las propiedades quimi -
cas y físicas de los suelos son, entre tanto, los obstáculos más serios para la intro-
ducción de una agricultura tecnifícada. De ahf que los aspectos puramente agronó
micos (fertilización, encolamiento, sistemas de incorporación de tierras,etc.) mere-
cen especial atención a fin de obtener sistemas de producción más indicados, teñí en
do presente los aspectos económicos y ecológicos de la zona. Naturalmente, otros
factores que también tienen influencia considerable en el desarrollo agrícola son los
servicios, como por ejemplo el transporte, la comercialización, la asistencia técni
ca y el crédito; y también los incentivos tributarios. Todos estos factores merecen
ser analizados detenidamente.

8 .2 S i s t e m a s de Incorporación de las Tierras

8.2.1 Eliminación de la Cobertura Vegetal Original

Los métodos de desmonte han recibido mucha atención de


parte de los planificadores gubernamentales y grandes empresas privadas en áreas de
agricultura migratoria en la amazonfa. En efecto, en la amazonia peruana, especi
ficamente en la zona de Pucallpa y Yuri maguas, existen trabajos experimentales so-
bre desmonte mediante sistemas manual y mecanizado.

A continuación, se hace un análisis de los sistema enuncia-


dos .

a. Rozo, Tumba y Quema Manual

Este sistema manual consiste en eliminar con machete el estrato inferior


del bosque; luego, con hacha o motosierra,se corta los árboles, logrando
una distribución uniforme de los residuos vegetales verdes mediante el "pi -
cocheo ,, qíie consistir en coctar con hacha y machete todas los ramos de los
árboles tumbados. Posteriormente, cuando l a masa verde sa encuentra com
pletamente seca, se procedo a la quema.

Este tipo de desmonte emplea gran cantidad de mano de obra, no siem -


pre disponible en una región que carece de recursos humanos como lo es
nuestra amazonfa, y por tal motivo se limita a operaciones relativamente
pequeñas; afecta poco al suelo, deja las rafees de los árboles intactas (to
cones), algunas de las cuales tienden a rebrotar. Es el método' más emptea
Pág. 216 ZONA RIO PICHIS

do en la actualidad dado su relativo bajo costo.

El sistema manual de rozo, tumba y quema no altera la capa superficial


del suelos más, bien su capacidad productiva se incrementa debido a la a
dición de nutrientes minerales, derivada de las cenizas que al mismo tiem
po disminuyen la acidez del suelo; por lo tanto, si se instala cultivos -
muy exigentes, sobre todo en suelos con marcada acidez, el primer año re
queriró la concurrencia de dosis muy bajas de correctivos. Según trabajos
realizados en Yurimaguas, las cenizas aportan al suelo un abonamiento de
69 - 6 - 3 9 Kg/Ha de N - P - K y calcio equivalente a 240 Kg/Ha de cal do^
lomfl-ica.

b. Desmonte Mecanizado

Existen experiencias con dos tipos de maquinaria : con triturador de arbo-


les y con Bulldozer.

- El triturador de árboles fue empleado con buenos resultados en áreas en


tre Tournavista y Pucallpa. Esta máquina, de gran peso ( 4 5 TM) y po -
tencia, utiliza un puntal en forma de T que empuja y derriba los árbo-
les a su paso, dejándolos con las rafees expuestas al aire, mientras si-
gue desplazándose sobre el colchón de árboles derribados. Produce algo
de compactación y remoción del suelo al desenraizar los árboles, pero
deja un colchón uniforme de material vegetal que con un secado ade -
cuado es combustible para una quema bastante más eficiente que laque
ocurre después de una tala con hacha y machete. El inconveniente de
este método es que no se justifica para operaciones en áreas pequeñas/
sin embargo, por su eficiencia y costo, puede ser recomendable para
operaciones en medianas y grandes extensiones,

- Con Bulldozer, empleándose como explanadora, requiere un número limi


tado de hombres pero con alto nivel de especialización. Su eficiencia
relativamente baja (9.92 horas/Ha) lo limita a operaciones más bien pe
quenas, a menos que se utilice un gran número de máquinas. Este meto
do produce grandes cambios en el suelo y resulta más costoso que los an
teriores. Entre los efectos perjudiciales de mayor consideración podemos
citar : a) arrastre y pérdida de la capa superficial que trae consigo la
disminución de la fertilidad natural y el rompimiento del equilibrio de
la flora y fauna; b) la quema- se realiza desuníformemente ya que ésta
se efectúa en los lugares de apile, que ser Tan los que se beneficiarian
con los nutrientes provenientes de las fcenizas; c) compactación del sue
lo, por la elevada presión de la máquina sobre reducida superficie, oca
sionando la destrucción de la estructura del suelo y consecuentemente re
duciendo la permeabilidad.
D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 217
I

8.3 Consideraciones sobre Fertilización y Encolamiento

La mayorfa de los suelos identificados son marcadamente á c i -


dos y deficientes en reservas nutritivas, pero son susceptibles de corregirse, mejo -
rando su capacidad productiva, mediante la utilización adecuada de fertilizantes y
correctivos calcáreos, principalmente aquellos que tienen excelentes propiedades fT
sicas y se encuentran localizados en terrenos que se caracterizan por una topogra -
fia plana hasta suavemente ondulada. Sin lugar a dudas el empleo intensivo de es-
tos insumes hoy en día encuentra limitaciones muy fuertes derivadas de su a l t o eos
to,que se agrava por la carencia de una infraestructura diseñada acorde con las ca
racteristicas medio-ambientales del ecosistema tropical húmedo.

La demanda creciente de tierras y trabajo y la necesidad de


mejor alimentación para las familias rurales tropicales y las crecientes poblaciona-
les urbanas, de hecho serán solucionadas incorporando nuevas tierras e incrementan
do la productividad de los suelos ácidos. Las necesidades de cal y fertilizantes
puede disminuirse mediante el empleo de variedades seleccionadas que se adapten
mejor al medio ambiente nativo y en consecuencia los costos se venan un tanto mi
nimizados.

8.3.1 Fertilización

El consumo de abonos en nuestra selva amazónica es todavía


desconocido o insuficiente, debido principalmente a su elevado costo y a la coren
cía de una tecnologia adecuada para optimizar su manejo en la producción de e s -
pecies tropicales, factores éstos que juegan un rol de suma importancia en estos
momentos en el pafs, por lo que se recomienda su especial consideración en cual -
quier Proyecto de f a c t i b i l i d a d agropecuaria en los suelos de nuestra amazonia.

Los suelos del área estudiada son pobres en nitrógeno y fós-


foro, siendo el potasio el elemento de fertilidad mayor expresado. Además de esto,
los suelos ácidos que tienen mayor representatividad en la zona están afectados por
altos contenidos de aluminio cambiable.

Mediante la fertilización racional y concurrencia de dosis a -


decuadas de correctivos calcáreos se puede lograr incrementos considerables en la
cantidad y calidad de las cosechas, como lo han demostrado trabajos experimenta-
les realizados en Pucallpa (IVITA) y Yurimaguas (Ministerio de Agricultura y Ali -
mentación y Universidad de Carolina del Norte de U . S . A . ) •.

Es sabido que los mejores resultados son obtenidos con un a -


bonamiento mineral u orgánico-mineral que contenga los tres elementos : nitrógeno,
fósforo y potasio, en proporciones definidas. El abonamiento a base de un solo e l e -
mento en alta dosis puede ocasionar accidentes vegetales;, por ejemplq un exceso de
abonamiento nitrogenado acarrea problemas de enviciamiento, alargamiento del pe-
riodo vegetativo, susceptibilidad a las plagas y enfermedades, cosecha desuniforme,
e t c . ; en conclusión,resulta menos rentable que un abonamiento balanceado en base
Pág. 218 ZONA RIO PICHIS

a los tres elementos mencionados. Los resultados podrán ser aún mayores si se abona
con los tres elementos ¡untos en lugar de hacerlo en forma separada.

Como fuente de nitrógeno más apropiadas, se puede recomen


dar en primera prioridad al Nitrato de Amonio (33.5% de N ) , cuyo contenido de
N que es más bajo que el de la Urea; se compensa con la ventaja de tener un ba
jo índice de acidez (60), la mitad de su N en forma nítrica, de rápida asimilación
por las plantas, y la otra mitad en forma amoniacal, cuyo efecto dura mayor tiem-
po. Por las condiciones ecológicas del medio, puede aplicarse en forma fraccionada
en dos o más aplicaciones. Es un excelente fertilizante para todo tipo de cultivo ,
excepto arroz inundado. En segunda prioridad, la Urea,que a pesar de tener alto
porcentaje de N (45% N ) tiene el inconveniente de presentar un alto índice de aci
dez (80), que acentúa los problemas de acidez de los suelos, por lo que los requerí
mientas de enmiendas calcáreas serán mayores. Además de estas dos fuentes, puede
mencionarse el Sulfato de Amonio, pero se sugiere no utilizarlo por su bajo conte-
nido de N y muy alto índice de acidez (110).

Como fuente fosfatada, se recomienda el Superfosfato triple


(46% de P2 0 5 ) por su solubilidad en agua; posibilidad de mezcla con otros ferti-
lizantes y alto contenido de P2 0 5 , que hace económico su transporte a grandes dis-
tancias. Y como Fuente de potasio, el Cloruro de Potasio (60% K20).

Los elementos secundarios y mícronutrientes también deben


ser evaluados mediante análisis químicos del suelo y corregidos si fuera necesario,
ya que experimenta I mente se ha encontrado respuesta al empleo de magnesio, azu-
fre, zinc, cobre, boro y molibdeno.

8.3.2 Encolamiento

Si be tiene en cuenta que la mayoría de los suelos del área


son marcadamente ácidos, con niveles de saturación de aluminio tóxicos para mu -
chos cultivos, que la caliza se encuentra disponible en la zona y que el desarrollo
de una agricultura tecnificada en esta región es muy posible, el uso de la caliza se
rá una realidad en el incremento de la productividad de las áreas tropicales. Las re
ferencias sobre encolamiento indican que los niveles de saturación de aluminio en el
suelo deben reducirse al 4 0 % , con el fin de desarrollar una agricultura intensiva ,
ya que este nivel posibilita un adecuado desarrollo radicular para la mayor absor -
ción de elementos nutritivos que requieran los cultivos.

La cantidad de cal requerida puede ser calculada tomando


como referencia 1.5 veces el aluminio intercambiable. Esta cantidad puede dismi -
nuir debido a que algunos suelos presentan dentro de los primeros 10 cm. valores
menores de 5 0 % de saturación de aluminio, girando a mayor profundidad alrededor
de 60 a 8 0 % ; estas capas son las limitantes para el desarrollo de las plantas y es
sobre las cuales que se propone actuar mediante el encalado.

Como fuente de cal, se puede utilizar las calizas que en for


DETALLADO DE'SUELOS Pág. 219

ma natural se encuentran en la parte alta de los ribs Neguachi y Anacayali, perte


neciente a los depósitos calcáreos de la formación Chonta,que se extiende longitu-
dinalmente sobre el flanco occidental de la Cordillera del Sira.

La incorporación de las enmiendas debe hacerse en forma frac


cionada antes de cada cultivo, con el. fin de permitir cambios graduales y favora -
bles en la fisonomia química del suelo. Algunos autores sugieren aplicar toda la do
sis al inicio del primer cultivo. Esto último, según el material encalante que se uti
I L e , podría provocar una alteración brusca del complejo químico del suelo y tal vez
reacciones químicas antagónicas que limitarían la asimilación de nutrientes.

La aplicación de dosis posteriores de cal depende del a n á -


lisis de suelos que debe realizarse después de cada campafta para evaluar la nece
sidad y la proporción en que se debe disminuir el contenido del aluminio intercam-
biable, si ésta persistiera en niveles no deseables.

9.0 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

9.1 C o n c l usi o n e s

a. La evaluación del recurso suelo, correspondiente a la zona del río Pichis,


ha sido realizada a nivel detallado, cubriendo un área de 12,300 Ha.

b. La información edafológica que aquí se presenta brinda un análisis p o r -


menorizado sobre la calidad y cantidad del recurso e d á f i c o , enfocándoos
pectos de r e l i e v e , i n c l i n a c i ó n del terreno, problemas erosiónales, c a r a c -
terísticas físico-químicas de los suelos, adaptación de c u l t i v o s , e t c . , lo
que permite la elección de la mejor alternativa para el planeamiento de
la infraestructura necesaria para la u t i l i z a c i ó n integral y racional de las
tierras.

c. En lo referente a la fisiografía, la zona del Proyecto presenta las siguien


tes características :

El paisaje colinos© es el rasgo dominante, ocupando el 4 7 % del ó -


rea de estudio y se caracteriza por una sucesión de colinas con pen
dientes empinadas, escorrentía superficial rápida y alto potencial hT
droerosivo.

Las áreas de lomadas y tierras onduladas representan alrededor del


4 1 % de la zona de estudio ; y

Las áreas de terrazas planas recientes, inundables y no inundables ,


cubren alrededor del 10% de la zona.

d. El drenaje natural de la zona, en general, es bueno. Los colectores prin


cipales de los ríos y quebradas del área del Proyecto ton los ríos Pichis
Pág. 220 ZONA RIO P I C H I S

y Azupizú. Alrededor de 8% del área presenta deficiencias de drenaje.

e. Se ha delimitado 13 series de suelos y 1 complejo.

f. ' Los suelos desarrollados, franco arcillosos a arcillosos, muy ácidos, de ba-
ja fertilidad natural, deficientes en nitrógeno y fósforo, predominan sobre
los de escaso o incipiente desarrollo (aluviales recientes) de textura franco
limosa o franco arcillo limosa, de niveles nutricionales mas o menos equili
brados.

g. La clasificación natural de los suelos según el Soil Taxonomy (USA, 1975)


ha permitido identificar los siguientes subgrupos : Tropofluvent típico, Tro-
pofluvent mólico, Distropept típico, Distropept ócuico, Distropept fluvénti-
co, Paleudult típico y Tropacuod ócrico ; y , según el Sistema FAO corres
penden a los siguientes grupos : Fluvisol éutrico, Fluvisol dístrico, Gleisol
dfstrico, Cambisol dístrico, Acrisol órtico y Podzol gleico.

h. Se ha realizado la clasificación práctica o interpretativa de los suelos de


acuerdo al Reglamento de Clasificación de Tierras, según la cual en el á
rea existen :

1,183 H a . ( 9 . 6 % del área total) de Tierras Aptas para Cultivasen Limpio,


pertenecientes a las Subclases A2s, A2i y A3s.

4,439 Ha. ( 3 6 . 0 % del área total) de Tierras Aptas para Cultivos Perma-
nentes, pertenecientes a las Subclases C2s y C2es.

675 Ha. ( 5 . 5 % del área total ) de Tierras Aptas para Pastos, pertene-
cientes a la SubClase P2sw.

5,719 Ha. (46.6% del área total) de Tierras Aptas para Producción F o -
restal, pertenecientes a la SubClase F l .

284 Ha. ( 2 . 3 % del área total) de Tierras de Protección

Incluye 130 H a . ( 1 . 1 % del área total) de rros,playones y localidades

i. Una considerable extensión de tierras potencialmente aptas para la explota


ción agrícola y pecuaria se encuentra en la actualidad sometida a tres
modalidades de uso : ganadería extensiva de manejo deficiente y bajo ren
dimiento económico, agricultura migratoria y actividad forestal, basada en
la extracción selectiva del bosque. A pesar de los actuales defectos que en
cierran las dos primeras modalidades, su acción no alcanza aún niveles des
tructivos debido a la baja presión demográfica. Sin embargo, es probable
que con el establecimiento de las nuevas vías de acceso y el asentamiento
rural espontáneo y sin control, se produzca el deterioro progresivo de los
recursos naturales y del medio ambiente en un tiempo relativamente corto,
si no se toman las medidas más adecuadas y convenientes de Planificación y
Desarrollo integral armónico.
D E T A L L A D O DE S U E L O S Pág. 221

9.2 Recomendaciones

a. Elaborar y desarrollar un programa racional de f e r t i l i z a c i ó n y encalamien


to acorde con las características edéficas y ecológicas del medio, debido
a la predominancia de suelos muy ácidos deficientes en elementos nutrí -
dónales para los c u l t i v o s .

b. Con referencia al uso de fertilizantes, u t i l i z a r preferentemente aquellos


de radical básico o,en su defecto los que poseen radical ácido más b a j o .
Para los fines de corrección de la acidez de los suelos, evaluar la posi -
b i l i d a d técnico-económica para el agricultor l o c a l , de la u t i l i z a c i ó n de
materiales calcáreos existentes en el área. Considerar las características
de tamaño, época de a p l i c a c i ó n , c a l i d a d , cantidad y t i p o de material en
calante a u t i l i z a r .

c. El establecimiento de cultivos deberá efectuarse dando preferencia a espe


cies nativas o adaptadas a las condiciones locales, considerando la verda
dera vocación o aptitud específica del suelo.

d. En las áreas de Cultivos en Limpio, propiciar la creación de un colchón


vegetal a base de residuos de cosechas, hojas, (sajas, materiales verdes ,
e t c . lo que permitirá mantener equilibrada la proporción de materia or -
gánica en el suelo; regular la dinámica del agua, reduciendo los peligros
de erosión hTdrica; evitar la proliferación de malas hierbas y proteger el
suelo de la insolación.

e. Para la instalación de cultivos anuales en el período menos lluvioso, se


recomienda las siguientes especies : f r i j o l , sandia, camote, manT, z a p a -
l l o y hortalizas, principalmente; y , a través de todo el año, yuca, maiz,
caña de azúcar, arroz y plátano.

f. En las áreas con problemas de inundaciones, se recomienda especies de


corto perfodo vegetativo, a fin de evitar los daños que puedan causar los
desbordes fluviales. Los cultivos más recomendables son: maíz, f r i j o l , z a -
p a l l o , maní*, soya, sandía, entre las principales.

g. Los cultivos permanentes recomendables están conformados por especies fru


tqles tales como : p i n a , mango, cftrícos, anona, guanábana, cocona, ta
peribá, maranón, mará cuya, pacae, tumbo, e t c . ; asimismo, a c h i o t e , p a l -
ma aceitera y j e b e . ^

h. En los planes de desarrollo del área, considerar la f a c t i b i l i d a d de insta


(ación de plantas agroindustriales para el aprovechamiento integral de los
cultivos de frutas, achiote, palma aceitera o jebe, debido á\ alto' paterr
cial productivo que posee ta zona.

i. Se recomienda propiciar e l mejoramiento y selección de los forrajeros tra


222 ZONA RIO PICHIS

dicionales, asf como la introducción de otras especies adaptables al medio


ecológico con el fin de obtener variedades de alta calidad nutritiva,de ma
mayor rendimiento por unidad de área, de usos más flexibles (heno, ensilaje,
pastoreo) y de mejor palatabilídad, principalmente.

Con el fin de lograr una explotación ganadera rentable, se debe considerar


aspectos fundamentales en el manejo de los pastos, tales como : un sistema
racional de pastoreo, construcción de potreros, control del número de ani -
males por hectárea, época de aprovechamiento y tiempo de permanencia d
los animales en los campos.

Promover el establecimiento de pasturas mixtas de leguminosas y gramíneas,


con caractemticas similares de época de maduración, palatabilídad y desa
rrollo. La mezcla de leguminosas y gramíneas posibilita un uso más eficien
te del suelo y agua, aumenta el rendimiento del forraje en forma cualitati
va y cuantitativa, controla las malezas, reduce la frecuencia de meteoris-
mo producido por el consumo único de leguminosas y,L3b<e iodo, se logra
un control de la erosión y una aportación de nitrógeno natural al suelo.

Se debe establecer sistemas racionales de uso y manejo de cada una de las


áreas según la vocación que se indica,'considerando principalmente los e -
fectos medio ambientales que puedan derivarse. Esto, especialmente, cuan-
do se desea incorporar nuevas tierras a la actividad agropecuaria.

En las áreas susceptibles de erosión, se recomienda establecer programas a -


decuados de uso y manejo, elaborando prioritariamente planes de conser-
vación de suelos y del medio ambiente, en general.

El recurso forestal debe ser aprovechado con técnicas racionales que no pro
voquen la destrucción del suelo o el deterioro medio ambiental por pérdida
de la cubierta vegetal, remoción de capas superiores del suelo, tala indis-
criminada, e t c .

Considerando el alto potencial agropecuario y forestal del área, se reco -


mienda al sector agrícola coordinar acciones inmediatas con los diferentes
sectores productivos, con el fin de planificar el desarrollo armónico y equi
librado de la zona evaluada para su total incorporación a la economía na-
cional.

* * * * * *
VI. USO ACTUAL DE LA TIERRA
USO A C T U A L DE LA TIERRA Pág. 223

CAPITULO VI

USO ACTUAL DE LA TIERRA

1.0 GENERALIDADES

El presente estudio ha sido realizado a nivel semidetallado sobre


una superficie aproximada de 128,600 H a . , que se encuentra íntegramente en el valledel
rio Pichis y que se halla descompuesta en la siguiente forma: 112,294 H a . (87.3%) de
bosques primarios; 6,507 Ha. (5.1%) de tierras dedicadas a la actividad agropecuaria ;
4 , 5 1 0 Ha. (3.5%) de bosques secundarios (purma) y el resto (5,289 H a . , 4 . 1 % ) se e n -
cuentra repartido entre centros poblados, terrenos húmedos, cafa de rio, etc.

Las condiciones medioambientales de la zona son, en general y


en orden de importancia, favorables para el desarrollo forestal, ganadero y a g r ' c o l a . La
primera a c t i v i d a d se refiere a la riqueza natural de la zona mientras que la segunda cons
tituye una actividad de gran perspectiva futura para los colonos que se asienten en la zo
n a , en base a la implantación de pasturas. Actualmente, esta a c t i v i d a d es conducida
con muy escasa p l a n i f i c a c i ó n , con excepción de algunos fundos en los cuales existe un
relativo sistema de manejo y rotación de pastos. Finalmente, la agricultura constituye u
na a c t i v i d a d complementaría, cuyo principal objetivo es cubrir mayormente las necesida
des alimenticias de la población l o c a l .

Es necesario remarcar que, con la construcción de la carretera


troncal que unirá San Ramón con Puerto Bermúdez y a esta localidad con San Alejandro,
se vienen incrementando los asentamientos poblacionales en forma desordenada, princi -
pálmente con colonos provenientes de la Sierra Central. Este fenómeno, que se viene
advirtiendo en forma continua y descontrolada, está originando la sustitución irracional
de la foresta por pastizales y por áreas agrícolas mayormente de tipo migratorio, as* co-
mo la ampliación irrestricta de los pastizales cultivados. Se enfat'za este aspecto debi-
do a que las posibles diferencias entre los límites de algunos sectores de uso que apare -
cen en el mapa de Uso Actual de la Tierra diferirán en algunos casos con los presentes ,
por haberse situado el área de estudio en una zona de alta dinámica de sustitución, la
cual es necesario controlar, dentro.de las consideraciones ambientales, durante y des -
pues del proceso de planificación del desarrollo de la zona.

1.1. Objetivos

El estudio del uso actual de la tierra en el valle del río Pichisha


tenido como objetivo principal determinar y evaluar las diferentes formas de utilización
Pág. 224 ZONA RIO PICHIS

de la tierra y proporcionar, con la información obtenida por otras disciplinas, los elemen
tos de ¡uic?o necesarios para la formulación de una acertada poliVca de desarrollo a g r o -
pecuario y forestal que contemple acciones especTficas que aseguren una mejor u t i l i z a -
cíón de los recursos naturales, económicos y humanos en la zona y sus áreas de influen -
c " a . Asim'smo, el estudio del uso actual de la tierra incluye la evaluación de las princi
pales prácticas culturales agronómicas que se vienen u t i l i z a n d o , con e l f ' n de recomen -
dar su Incorporación d e f i n i t i v a o su sustitución por otras prácticas que permitan asegurar
la conservación de los recursos naturales en general.

1.2 Metodologra

El estudio ha sido ejecutado utilizando una sistemática de tres e t a ^


pas sucesivas: planeamiento del estudio, trabajo de campo y , finalmente, elaboración
del Mapa de Uso A c t u a l y redacción del informe f i n a l .

La primera etapa denominada también de " p r e - c a m p o " , se llevó a


cabo en gabinete y consistió fundamentalmente en la definición del sistema de trabajo a
emplear, considerando los objetivos del estudio, la disponibilidad cartográfica y el cono
cimiento que se tiene sobre la modalidad de uso de la tierra en zonas de selva, como es
la del presente estudio. AsT mismo, se recopiló la información existente disponible en
Informes de estudios previos realizados en la z o n a . Como documentos cartográficos bási
eos, se seleccionó el levantamiento aerofotográflco y los mosaicos controlados a la esca
la de 1:25,000 esooorados por el Servicio Aerofotográflco Nacional (SAN) entre los a
ños 1974 y 1977. Con la ayuda de las aerofotografías, se hizo una delimitación prelimí
nar de las áreas con c u l t i v o s , demarcándose unidades homogéneas representativas o "uní
dades de muestreo". De acuerdo a la escala de las aerofotografías y a l nivel del estu-
d i o , se consideró como unidad mínima de muestreo la extensión de 2 hectáreas. La in —
formación contenida y delimitada en ellas se transfirió a un mapa base, en el que se dise
ño la estrategia para las operaciones de campo.

La segunda etapa, denominada de " c a m p o " , consistió en la carto-


grafla sistemática y directa de las áreas en uso determinadas por la fotointerpretación pre
liminar. Asimismo, se realizó las correcciones y actualizaciones necesarias y se deter -
minó patrones de fotointerpretación. Con referencia a la intensidad de muestreo, se con
slderó "cultivos puros" (cuando ocupan el 100% del ámbito físico de la unidad mapeada),
"cultivos predominantes" (cuando un c u l t i v o ocupa el 7 0 % del ámbito de la unidad ma-
peada), "cultivos codominantes" (cuando 2 o más cultivos ocupan el 3 0 % cada uno del
ámbito físico de la unidad mapeada y "cultivos fraccionados" (cuando los cultivos de un
ámbito físico ocupan menos del 30% cada uno). Los más característicos y frecuentes en
esta zona son los cultivos "puros" y " f r a c c i o n a d o s " . Es necesario indicar que las princ?
pales dificultades para la elaboración del mapa se presentaron en la delimitación de las
áreas agrícolas correspondientes a las comunidades nativas, debido al sistema de agri -
cultura migratoria que practican y a la reducida superficie de las parcelas que trabajan,
que en muy raros casos superan las 2 hectáreas. En estas comunidades, es característica
la asociación de parcelas con cultivos diversos o "fraccionados". Como a c t i v i d a d com-
plementaria, durante esta etapa se obtuvo información proveniente de los organismos pú
blicos competentes acerca del t i p o y extensión de los c u l t i v o s , así como de los sistemas
USO A C T U A L DE LA TIERRA Pág. 225

de rotación posibles. Estos datos sirvieron de base para la estructuración de las cédulas
y calendarios de cultivos actuóles.

La tercera etapa se realizó en gabinete, siendo las actividades


principales la elaboración del Mapa de Uso Actual y la redacción del informe respectivo.
Para tales efectos, se trasladó toda la información de campo sobre el mapa base, efectudn
dose la delimitación de las diferentes categorías de uso de la tierra, según la clasifica -
ción propuesta por la Unión Geográfica Internacional ( U G I ) .

1.2.1 Clasificación del Uso Actual de la Tierra

La clasificación propuesta por la Unión Geográfica Internacio-


nal (UGI) agrupa a los cultivos en nueve (9) categorías o Clases de Uso Actual de la Tie
rra. A su vez, cada Categorfa se encuentra dividida en subclases de cultivos (puros,pre
dominantes, codominantes y fraccionados).

La primera Categoria corresponde a centros poblados e insta lacio


nes públicas y / o privadas. Las tres siguientes se refieren a terrenos dedicados a usos agrf
colas (cultivos de hortalizas, frutales y otros de tipo perenne y / o extensivo). La quinta
y sexta Categorías corresponden a terrenos ocupados con praderas permanentes mejoradas
y naturales, respectivamente. Finalmente, se tiene tres Categorías correspondientes a te
rrenos de bosques, terrenos pantanosos y / o cenagosos y terrenos sin uso en el momento del
estudio de campo; esta última corresponde a las tierras en barbecho y / o descanso tempo -
ral o

1.3 Información Existente

Para la elaboración del presente estudio, se recopiló toda la In


formación disponible en las diversas entidades o f i c i a l e s , incluyendo a O N E R N . La prin
cipal información consultada fue la ofrecida en el informe " I n v e n t a r l o , Evaluación e I n -
tegración de los Recursos Naturales de la Zona Villa Rica-Puerto Pachitea (Ríos Pichis
Palcazu)", elaborada por O N E R N en 1970 y en el "Diagnóstico Socio-Económico de las
Cuencas de los Ríos Palcazu y Pichis", realizado por el Centro Nacional de Capacitación
e Investigación para la Reforma Agraria (CENCIRA), para la Zona Agraria X (Huancayo),
en el año 1973.

En el estudio realizado por O N E R N (1970),se estima que lastie


rras aprovechadas en el área de los valles de los ríos Pichis y Palcazu, en su conjunto, —
abarcan 8,870 H a . repartidas entre cultivos alimenticios, comerciales y forrajeros; tal
como se indica en el Cuadro N 0 1 - U A .

En el cuadro que a continuación se detalla se observa que la


principal actividad en los valles de Pichis y Palcazu, anterior a 1970, fue la ganaderia,
sustentada en los cultivos forrajeros que alcanzaron más de las dos terceras partes del
área cultivada en esos años.
Pág. 226 ZONA RIO P I C H I S

CUADrtO N' 1-UA

SUPERFICIE CULTIVADA EN EL AREA DEL DISTRITO DE PUERTO BERMUDEZ

(VALLES DE PICHIS Y PALCAZU)

SUPERFICIE
CULTIVOS
Hectáreas lo

Cultivos Alimenticios

Mafz 150 1.8


Yuca 1,500 17.1
Plátano 500 5.8
Arroz 85 0.9
Frijol 45 0.5
Otros 100 1.2

Cultivos Comerciales

Café 45 0.6
Achiote 200 2.3
Cacao 45 0.6
Abacá 25 0.4
Jebe fino 175 1.9

Cultivos Forrajeros

Pastos 6,000 67.0

TOTAL 8,870 100.0

Fuente : Estudios de Campo. ONERN. 1970.

2.0 DESCRIPCIÓN DEL USO ACTUAL DE LA TIERRA

El presente estudio ha sido realizado en el v a l l e del rio Pichís so-


bre un t o t a l de 128,600 H a . , de las cuales sólo 6,507 H a . ( 0 . 5 % del área total) se en -
contraban dedicadas a la a c t i v i d a d agropecuaria a l momento de realizar el trabajo de cam
po (Setiembre de 1977), correspondiendo 4 , 5 2 5 H a . (3.5%) a la a c t i v i d a d ganadera y
1,982 H a . (1.6%) a la a c t i v i d a d a g r i c o l a .

2.1 Interpretación del Mapa

El Mapa de Uso A c t u a l de la Tierra se presenta a la escala de


1:50,000 y muestra la delimitación de subclases de cultivos "puros" o individuales y "frac
USO A C T U A L DE LA TIERRA Pág. 227

cionados" o asociados. Estos últimos incluyen cultivos anuales y permanentes, aunque és


tos en menor proporción. Como ya se ha señalado, los cultivos "fraccionados" t i p i f i c a n
mayormente a la agricultura practicada por los diferentes grupos tribales que se encuen -
tran dispersos en la zona.

Cada uno de los colores que se muestran en el mapa representan


las diferentes subclases individuales y asociadas reconocidas. Es necesario indicar que Na
escala de publicación del mapa no ha permitido la representación cartográfica de l o c a l i —
dades o áreas agrícolas cuya superficie es inferior a 0.5 H a .

2.2 CategorTas de Uso A c t u a l de la Tierra

La información obtenida fue agrupada en siete de las nueve Ca -


tegorfas de Uso Actual de la Tierra propuestas por la Unión Geográfica Internacional ( U G I ) .
Otras dos categorfas -"Terrenos con Cultivos de Hortalizas" y "Terrenos con Praderas N a -
t u r a l e s " - no han sido reconocidas en el área de estudio. Finalmente, con respecto a la
Categorfa 5 , es conveniente dejar establecido q u e , de acuerdo a las características y mo
dalidades de uso asT como a las condiciones bioclimáticas imperantes en el área de estu -
d i o , para el presente caso se ha modificado su denominación -"Terrenos con Praderas M e -
joradas"- por la de "Terrenos con Pastos C u l t i v a d o s " , que son las que corresponden a este
t i p o de ecosistemas.

Cada una de las Categorías de Uso A c t u a l de la Tierra determina


da en el área de estudio incluye una o más subclases, denominadas de acuerdo al uso que
venga recibiendo el suelo, de conformidad con la situación particular de la zona„

En el Cuadro N 0 2 - U A / se muestra la información obtenida sobre


el uso de la tierra que se practica en el v a l l e del rio Pichis, indicando en forma global
las superficies ocupadas por las diferentes Categorías y subclases de Uso A c t u a l .

El predominio de determinados cultivos dentro del área de estudio


se debe principalmente a factores de orden ecológico y económico (facilidades de comer-
c i a l i z a c i ó n , transportes, e t c . ) .

El mayor uso de la tierra corresponde a las pasturas cultivadas ,


con 4 , 5 2 5 H a . ( 3 . 5 % del área total del estudio). Los pastizales más importantes se en -
cuentran en los predios de mayor extensión, tales como "La L l o v e r a " , " R a m i " , " J u l i t a " ,
" L i v i a " , "San José" y "San Francisco", entre otros, que sustentan principalmente una ga
naderfa vacuna orientada a la producción de carne y conformada en un 7 0 % por ganado
c r i o l l o y el 30% restante por cruce de Cebú con Brown Swiss. La marcada predominancia
de la a c t i v i d a d pecuaria se debe, principalmente, a que la carne tiene un mercado relat?
vamente seguro en las localidades de San Ramón y La M e r c e d , hacia donde existe un ser-
v i c i o de transporte aéreo permanente desde los principales centros ganaderos del v a l l e ,
que en buen número poseen campos de a t e r r i z a j e . El manejo de pasturas cultivadas se e -
fectúa con muy poca p l a n i f i c a c i ó n , siendo notoria esta deficiencia entre los medianos y
pequeños ganaderos, que no u t i l i z a n variedades apropiadas de pastos ni cercos para la r o -
t a c i ó n , pues el pastoreo es libre y por tiempo prolongado. Esto ha traído como con se -
Pág. 228 ZONA RIO PICHIS

CUADRO N" 2 - UA

USO ACTUAL DE LA TIERRA EN EL VALLE DEL RIO PICHIS

Super ficie
C a t e g o r í a s y S u b c l a s e s de Uso
Hectáreas 7o

1. TERRENOS URBANOS 100 0.1


l a . Centros poblados e instalaciones públicas y / o privadas 100 0.1

2. TERRENOS CON CULTIVOS DE HORTALIZAS -- --


Sin áreas significativas -- --

3. HUERTOS FRUTALES Y OTROS CULTIVOS PERMANENTES 709 0.6


3a. Terrenos con cultivos de plátano 460 0.4
3b. Terrenos con cultivos de cacao 27 --
3 c . Terrenos con cultivos de enrieos 10 "
3d. Terrenos con cultivos de jebe 70 0.1
3e. Terrenos con cultivos de achiote 97 0.1
3f. Terrenos con cultivos diversos (*) 45 --

4. TERRENOS CON CULTIVOS EXTENSIVOS 1,273 1.0


4 a . Terrenos con cultivos de maíz 275 0.2
4 b . Terrenos con cultivos de maní 5 "
4 c . Terrenoc con cultivos de yuca 885 0.7
4d. Terrenos con cultivos de frijol 28 --
4 e . Terrenos con cultivos de arroz 60 0.1
4f. Terrenos con cultivos diversos (**) 20 --

5. TERRENOS CON PRADERAS CULTIVADAS 4,525 3.5


5a. Terrenos con pastos cultivados 4,525 3.5

6. TERRENOS CON PRADERAS NATURALES "


No existentes en el área — --

7. TERRENOS CON BOSQUES 116,804 90.8


7a. Terrenos con bosques primarios 112,294 87.3
7b. Terrenos con bosques secundarios 4,510 3.5

8. TERRENOS HÚMEDOS 559 0.4


8a. Terrenos hidromórficos con vegetación 559 0.4

9. TERRENOS SIN USO Y/O IMPRODUCTIVOS 4,630 3.6


9a. Terrenos de caja de rfo 4,630 3.6

AREA TOTAL GLOBAL 128,600 100.0

1 AREA AGROPECUARIA NETA 6,507 5.1

(*) Incluye : Maraflón, cocona, caimito, shimbillo, guaba, papaya.


(**) Incluye : Pituca, camote.
USO ACTUAL DE LA TIERRA Pág. 229

cuencia la descapitalización de (as especies de pastos más palatables y nutritivos y la pro


liferación de otros de menor calidad, como el "torourco", además de la compactac>ón
del suelo. En los casos más graves, las pasturas han sido invadidas por vegetación arbus
tiva y algunos árboles pioneros que, en su conjunto, son conocidos regionalmente como
"purma".

Los cultivos extensivos son muy pocos y cubren una extensión de


1,273 H a . ( 1 . 0 % de la superficie total estudiada). Se encuentran diseminados en toda
el área de estudio, por lo general ocupando pequeñas áreas, y frecuentemente asociados
entre sT ("fraccionados"). Son de tipo migratorio y su producción está orientada en suma
yor parte hacia el autoconsumo. Estos cultivos anuales forman parte básica de la agricul
tura de subsistencia pero, al mismo tiempo, se hallan en condiciones desfavorables para
competir con otros sistemas de explotación debido a la escasa oferta de mano de obra, al
to costo de insumas y escasa población consumidora, principalmente.

Es importante destacar en el área de estudio la gran extensión de


las tierras que corresponden a la Categoría 7 ("Terrenos con Bosques"), cuyas funciones
de protección tanto del suelo como de la fauna nativa son vitales para el mantenimiento
del equilibrio dinámico del ecosistema tropical,ya que los residuos orgánicos, al descom
ponerse, enriquecen las capas superiores del perfil del suelo sirviendo de nutrimento a la
vegetación natural, manteniendo en esta forma el c i c l o permanente y su frágil fertilidad,,
Sin embargo, esta f e r t i l i d a d se pierde cuando se elimina la vegetación arbórea para des-
tinar las tierras a la a c t i v i d a d agropecuaria. El poblador n a t i v o , que conoce esta d i n á -
mica efectúa sus cultivos de subsistencia aprovechaido solamente durante una o dos c a m -
pañas (1 o 2 años) la f e r t i l i d a d temporal; luego, traslada sus cultivos a otro sector ofre -
ciendo la oportunidad a que se regenere la vegetación natural y , consecuentemente, la
f e r t i l i d a d de ios suelos por el proceso n a t u r a l .

2.3 Calendario de Cultivos

La estructura de la cédula actual y el correspondiente calendario


de cultivos han sido elaborados de acuerdo a la información proporcionada por los coló -
nos y por la Agencia del Ministerio de Agricultura y Alimentación de Puerto Bermúdez y
se muestran en el Cuadro N 0 3 - U A . Es necesario indicar que el inicio de las siembras ,
especialmente de los cultivos agrupados en la Categoría 4 ("Terrenos con Cultivos Exten
si vos") no se realiza en fecha exacta, sino que ésta varia de acuerdo con la disrpinución
de la precipitación pluvial. Por este motivo, las diferentes etapas de cultivo que se gra
fican en el mencionado calendario indican principalmente las épocas en que la mayoría
de los colonos y agricultores nativos inician las diferentes labores agrícolas. El período
de mayor volumen de precipitación en el curso del año ocurre normalmente desde Octu -
bre hasta Marzo, disminuyendo considerablemente en A b r i l . A partir de este mes, se pro
cede a la siembra de la mayoría de los cultivos.

En el Cuadro N 0 3 - U A , se puede apreciar el uso que recibe la tie


rra mes por mes, según sea la época de preparación, siembra, agoste (si se trata de fruta
les), de crecimiento, cosecha o descanso.
BU
CUADRO N° 3 - UA OQ

N>
co
FORMAS DE USO DE LA TIERRA'Y'CALENDARIO DE CULTIVO DEL RIO PICHIS (CAMPAÑA 1 9 7 7 M 8 ) o

Area rea Camp, M e s e s


Formas de Uso Física Anual de cul -
Grupos de Uso Cultivos mesma de cul tivo
de la Tierra Jul
Ene a^
¡ Ma Abr May Jun Ago Set Oct Nov Die
jeoDHa, tivo Ha. Ha.

Pastos 4,525 4,425 XXXXXXX KXXXXX3 xxxxxx «xxxxxx xxxxxxx xxxxxx cxxxxxx cxxxxx: x x x x x j XXXXXJ xxxxxx: xxxxxxx
I. Cultivos en Plátano 460 460 xxxxxixxxxxjjxxxxxxjcxxxxxx}cxxxxxxfcxxxxx){xxxxxx^xxxxxx|xxxxxx|xxxxxx[cxxxxx> xxxxxxx
Areas de Uso crecimiento Cacao 27 27 CXXXXXX :xxxxxx XXXXXX CXXXXXX CXXXXXX CXXXXXJ xxxxxx; XXXXXX XXXXXX KXXXXX «xxxxx xxxxxxx
Permanente constante Cítricos 10 10 xx!xxxxxlcxxxxx|xxxxxx|xxxxxxx|xxxxxx5jxxxxxx cxxxxxx cxxxxx; XXXXX3 XXXXXJ xxxxxx::xxxxxxx
(perennes) Jebe 70 70 xxxxxxxpcxxxxxí xxxxxx «xxxxxx xxxxxxx xxxxxx: cxxxxxx cxxxxxx xxxxx) xxxxxjjxxxxxx xxxxxxx
Achiote 97 97 xxxxxxxkxxxxxixxxxxxbcxxxxxx|xxxxxx3Jxxxxxxicxxxxxx|cxxxxx^xxxxx3 xxxxxjflxxxxxxfxxxxxxx
Diversos 45 45 xxxxxxx «xxxxx: xxxxxx «xxxxxx xxxxxxx XXXXXX IXXXXXX CXXXXXJ XXXXXJXXXXX5<XXXXXXtXXXXXXX
xxxxxx

Area Ffsica Maíz 275 275 iiiimiii: IlIIIIIIlllIIIIlIIlloooooodoooooodxxxxxxixxxxxxl -1 IIIIIIIII IIIIIIIII IIIIIIIIH
de Rotación II. Cultivos se - Maní 5 5 IIIIIIIIH: IIIIIIIII IIIIIIIII 300000C ooooooc xxxxxx cxxxxxx IIIIIIIII IIIIIIIIH
(se incluye mestrales Yuca 885 885 IIIIIIIIl|ooooooc|ooooooc|xxxxxxjcxxxxxx)cxxxxxjfxxxxxj|xxxxxx xxxxxx
el área de (corto perío- Frijol 28 28 IIIIIIIIH [iniiiii] [IIIIIIII O0OOOOC ooooooc xxxxxx [IIUIIII [IIIIIIII IIIIIIIII IIIIIIIIIH
barbecho) do vegetativo) Arroz 60 60 IIIIIIIIH [IIIIIIII] [ i m i i n ooooooc ooooooc xxxxxxkxxxxxx - [IIIIIIII IIIIIIIII IIIIIIIIIII
Diversos 20 20 IIIIIIIIH [IIIIIIII: [IIIIIIin|ooooooc|oooooodxxxxxxjcxxxxxx IIIIIIII IIIIIIIII IIIIIIIIIII

III. Area Anual de Cultivo 6,507 Area


Cultiva
Area Agrícola Física 6.507 da neta 6,119 6,119 5,234 6,507 6,507 6.507 6.507 6,507 6,4796,124 6,119 6,119

Area en preparación y sembrío oooooooo 1.273 1,£73


Area con cultivos en crecimiento xxxxxxxx 5,234 5.234 5,234 5,234 5,534 6,507 6,479 6,119 6.119 6,119 6,119 5,234 N
Area con cultivos en cosecha 885 885 28 388 380 5 885 O
z
Area en purma, bosque climax/secundaríoIIIIIIIIIIII 388 388 1,273 28 383 388 388 >
Area física de cultivo 6,507 6,507 6,507 6,507 6,507 6,507 6,507 6,507 6,507 6,507 6,507 6,507
O
U S O A C T U A L DE LA TIERRA Pág. 231

El uso de la tierra agrícola durante el año está orientada a dos t i -


pos de cultivos: aquellos que ocupan un área permanente (5,234 H a . , 4 . 1 % del tota|),re
presentados por pastos cultivados y plátano principalmente, y las de corto período vegeta
tivo, representados por cultivos de yuca, maíz, frijol, arroz, man", pituca, e t c (1,273
H a . y 1 . 0 % del área total).

Los cultivos permanentes son considerados como plantas en creci-


miento constante, mientras que los de corto perTodo vegetativo -que permiten una solaco
secha al año- están considerados como "cultivos rotacionales" y son sembrados según las
condiciones climáticas imperantes. Se ha obviado el término "terrenos en barbecho", de
bido a que en regiones bioclimáticas como la presente no es factible de¡ar a los terrenos
en descanso (después de la cosecha y antes de la siembra), como sucede en la Costa y en
la Sierra.

El motivo principal de ello es que el ecosistema tiende rápidamen


te a restituir la vegetación natural primitiva. A las áreas que inician este proceso se les
denomina "purmas" .

2.4 Técnicas Agronómicas

La ganadena es la principa) a r t í v i d a d econórou a del área en es-


t u d i o . Sin embargo, Sa tecnología y manejo de ¡as pasturas es muy ' b l e , dependien-
do su a p l i c a b ü í d a d , entre otros factores, del tamaño de ia propíedas . a l , del accesoai
crédito y de las facilidades de comunicación existentes.

Es por estos factores que se observa notables diferencias entre la


pequeña^, medrana y gran propiedad. Las propiedades de mayor superficie^ generalmen-
te con extensiones superiores a las 300 H a . , tales como [ l R a m i " , "La Llovera 1 ' y algunas
otras, poseen tftulos de propiedad o certificados de posesión de ¡a tierra yf al mísmotíem
po, tienen fácil accesoai crédito que otorga el Banco A g r a r i o . Estos ganaderos cuentan
con instalaciones adecuadas de cercos que les permiten realizar un relativo manejo y ro-
tación de pastos, tendientes a lograr un aprovechamiento lo más adecuado posible. Sin
embargo, se ha constatado que en muchos potreros existe retrogresión de las pasturas esta
blecidas hacia pasturas nativas, con codominancía de la gramínea conocida con el nom-
bre de "torourco" (Paspalum conjugatum), que se caracteriza por su bajo valor nutritivo.
Este fenómeno es el resultado del pastoreo prolongado en un mismo potrero y / o por la ex
cesiva carga animal por unidad de área.

En estos tipos de propiedad hay demanda de mano de obra para la


limpieza del pastizal (machetero) y / o para su ampliación asf como para la dosificación y
manejo del ganado. Cuentan con campos de aterrizaje para el transporte de carne a los
centros de consumo, siendo el principal la ciudad de San Ramón.

Con referencia a la mediana propiedad (100 a 300 H a . ) , Ja ma-


yor parte posee certificados de posesión, teniendo accesibilidad al crédito que otorga el
Banco Agrario. Muy pocos poseen instalaciones adecuadas para el manejo y rotación de
las pasturas establecidas, siendo libre por este motivo el pastoreo, con las consecuencias
Pág. 232 ZONA RIO P1CHIS

negativas que este sistema ocasiona, tales como descapitalización de pastos de calidad ,
el incremento de pastos de baja calidad (torourco, e t c . , ) y la reducción de la capaci -
dad de carga animal por unidad de á r e a . Esta última tiene intima relación con el d e f i c i
t a r i o desarrollo corporal y productivo del ganado existente.

Los mayores problemas de rotación y manejo se hacen notorios en


la pequeña propiedad, cuyos recursos son muy limitados. La carencia de t f t u l o de pro -
piedad o c e r t i f i c a d o de posesión, por ser ocupantes precarios, hace muy d i f f c i l su acceso
al crédito del Banco A g r a r i o . La comercialización de la carne que producen se realiza
a través de los grandes o medianos propietarios y de los comerciantes o intermediarios
principalmente.

En l o concerniente a la actividad agrícola propiamente d i c h a , és-


ta es de subsistencia y de t i p o m i g r a t o r i o . Es interesante anotar que este sistema de ex -
plotación es eficiente para áreas de baja densidad demográfica. Es conducida principal
mente por los agricultores nativos, los que practican una agricultura a muy pequeña es-
c a l a , por lo general menos de media hectárea, mediante el sistema de rozo y quema. La
extensión de los cultivos depende en gran parte del esfuerzo humano, ya que no díspo -
nen de otros medios que les permitan ampliar su frontera a g r í c o l a .

Se ha podido observar q u e , con la estabilización de los asentamien


tos humanos y la introducción de la ganadería, la agricultura está cambiando y existe u -
na gradual conversión de los cultivos anuales a pastos cultivados. Se debe señalar que
quizás ahora se torna más agudo el problema de la f e r t i l i d a d de la t i e r r a , el mismo que
antes era solucionado mediante el simple abandono de las chacras luego de 1 o 2 años de
explotación.

La técnica de conducción de los cultivos es muy rudimentaria,pues


no se realiza prácticas de ampliación de abonos n i de enmiendas, ni tampoco prácticas
culturales propias de una agricultura moderna. Esto se debe principalmente a la existen
cía de una población consumidora muy reducida, a la falta de vías de acceso adecuadas
y a la escasez de mano de obra. Estas deficiencias inciden para que algunos productos,
como el f r i j o l , maíz, arroz, a c h i o t e , p a l i l l o y ajonjolí", puedan competir en condicio -
nes favorables con sus similares de otros centros de producción cercanos a mercados de
consumo y con costos de producción más económicos.

El mayor porcentaje del área total del estudio tiene cobertura bos-
cosa pero ésta es de diferente p o t e n c i a l i d a d . El área estudiada presenta, en mayor orne
nor grado (según su accesibilidad), un proceso de empobrecimiento debido a la extrac —
ción forestal, casi exclusivamente de t i p o s e l e c t i v o .

La extracción se limita principalmente a aquellas especies de va -


lor comercial que todavía existen, tales como "cumala" y " m o e n a " , al haber disminuido
ostensiblemente la " c a o b a " , el "cedro", y el " t o r n i l l o " por efecto de la fuerte extracción
selectiva realizada en años anteriores.

Por no contar con equipamiento adecuado y por la topografía de


USO A C T U A L DE LA TIERRA Pág. 233

los suelos en que se ubican las especies arbóreas de mayor valor, la extracción forestal es
en extremo laboriosa y casi toda es realizada en forma manual.

3.0 DESCRIPCIÓN POR CATEGORÍAS DE USO P E L A TIERRA '

La descripción por Gategorfas de Uso de la Tierra y / o subclases ,


efectuada en base a la clasificación porpuesta por la U G I , contiene información sobre
drea fisica de cultivo, drea anual de producción y ubicación de las principales subclases.

3.1 Terrenos Urbanos

Esta categoría abarca 100 hectáreas, representando el 0 . 1 % del


área del estudio. Comprende los centros poblados propiamente dichos, aserraderos, ca -
rreteras y áreas de expansión urbana. Los centros poblados más importantes son Puerto
Bermúdez y N e v a t i .

Puerto Bermúdez es la capital del distrito del mismo nombre^ de -


pendíentede San Ramón, hacía "donde se comunica únicamente por via aérea. Su impor-
tancia radica en que constituye el centro de actividades de los distintos organismos esta-
tales; igualmente, alberga a los centros comerciales y de servicio más importantes del
área de estudio» Existen dos pequeños aserraderos, uno de ellos de propiedad de la mi -
sión de los franciscanos; en ambos se transforma la madera para el consumo l o c a L

3.2 Terrenos con Cultivos de Hortalizas

El área de esta Categoría no es s i g n i f i c a t i v a , limitándose a pe -


queños huertos de tomate, zanahoria, lechuga, a j f y otros, inferiores a 1,000 m2 en t o -
t a l , que se u t i l i z a n a nivel f a m i l i a r ,

3.3 Terrenos con Huertos Frutales y/o Cultivos Permanentes

Esta Categoría abarca una extensión de 709 H a . y representa el


0 . 6 % del área total del estudio. Predomina el cultivo de plátano, que ocupa una exten
sión de 460 H a . (0.4% del orea total) distribuidas básicamente entre áreas puras y f r a c -
cionadas.

Desde el punto de vista alimenticio, el plátano es insustituible en


la dieta diaria del poblador de esta zona. De al IT que su cultivo tenga amplia difusión.
Las variedades de más frecuente uso son conocidas con el nombre de "inguiri" y "bella -
co .

Este cultivo no es pionero, ya que se realiza después de 1 o 2


campañas de mafz o arroz y permanece en producción hasta que el suelo logra restituirla
vegetación natural o "purma".

Es muy rara la práctica de seguir usando agrfcolamente la tierra ,


luego del cultivo de plátano. La fertilidad del suelo, con este cultivo, se va agotando
Pág. 234 ZONA RIO P I C H I S

paulatinamente en relación directa a la duración del uso. La f e r t i l i d a d residual, en cam


b i o , permite la regeneración de la vegetación nativa o " p u r m a " , a través de sus d i f e r e n -
tes etapas sucesionales (herbáceas, arbustivas / a r b ó r e a s ) , las cuales por su rusticidad no
son tan exigentes en elementos nutritivos, iniciándose de esta manera el c i c l o de restitu-
ción natural de f e r t i l i d a d .

El c á l c u l o de la superficie ocupada por el c u l t i v o del plátano se ha


realizado por dos métodos., El primero, por medio de la fotointerpretación, mapeo y me-
dición de superficie (áreas puras) de las extensiones más significativas y detectables a la
escala de trabajo (mayores de 2 hectáreas)^ las que abarcaron en conjunto 115 H a , ubi -
cadas principalmente en las márgenes de los rfos más importantes del á r e a , tales como el
Pichis, N a z a r a t e g u i , A z u p i z ú y Apurucayal?. Estas áreas han sido representadas en el
Mapa de Uso A c t u a l „

El otro método empleado para determinar el hectareaje del plátano


ha sido por aproximación porcentual, de acuerdo a la frecuencia con que participa en las
áreas de c u l t i v o fraccionado (cultivos individuales con áreas menores de 2 hectáreas). Ba
jo esta forma, se halla ampliamente diseminado, siendo típico en las comunidades nati —
vas y en los nuevos asentamientos humanos.

O t r o c u l t i v o de importancia en esta Categorfa es el jebe (Hevea


brasillensis), que alcanza una extensión de 70 H a . , localizadas principalmente en los
fundos "Rami" y " C h a r a p a " . La extracción de este producto se ha incrementado r e c i e n -
temente por la elevación de su precio en el mercado nacional „ Por esta razón, existe la
tendencia a incrementar las actuales extensiones. Es importante señalar que a esta a c t i -
vidad extractiva se hallan dedicadas principalmente las comunidades nativas as* como al
gunos colonos, para conseguir asf complementar su economía de autosubs?stencía 0

El achiote (Bixia orellana)^ con 97 H a „ , es otro c u l t i v o permanen-


te de importancia, por sus posibilidades de comercio exterior. La cotización del achiote
en el mercado internacional y su incidencia en el mercado nacional hacen prever que en
los próximos años su área de c u l t i v o se incrementará; pero será necesario una mayor tecní
ficación para elevar la producción por unidad de á r e a , ya que actualmente su conduc -
ción es muy rudimentaria.

Se ha mapeado este cultivo en forma individual (puro) y asociado


(fraccionado), calculándose el hectareaje, para ambos casos, de manera similar al c u l t i -
vo del plátano.

3.4 Terrenos con Cultivos Extensivos

Ocupan una superficie de 1,273 H a . , es decir, el 1.0% del área to


tal estudiada. Agrupa a cultivos de corto perfodo vegetativo.

En la época en la que se realizó el inventarío, el c u l t i v o principal


fue la yuca (Manihot utilissima), que cubrfa una superficie de 885 H a . ( 0 . 7 % del área to
t a l ) , es decir, las dos terceras partes de la superficie ocupada por los otros cultivos in -
U S O A C T U A L DE LA TIERRA Pág. 235

clufdos dentro de este grupo, en su conjunto, y casi el doble de la superficie abarcada


por el pldtano. Conjuntamente con este cultivo, la yuca constituye la base de la a l i -
mentación de los grupos humanos asentados en el área. Por esta razón, su cultivo se Me
va a cabo en pequeñas parcelas menores de una (1) hectárea, conformando parte impor -
tante de las áreas de "cultivos fraccionados". Debido a que no existen estadísticas de
cultivos, el cálculo de la superficie ha sido realizado en base a la estimación porcen -
t u a l . Asf, la yuca representa el mayor porcentaje de las áreas de cultivo fraccionado ,
siendo predominante en terrenos de las comunidades nativas y de los pequeños propieta -
rios. N o ha podido ser diferenciada individualmente, porque es muy poco frecuente e n -
contrar unidades de este cultivo mayores de 2 hectáreas.

Anteriormente, luego de 2 plantaciones de yuca, la chacra era a


ban dona da para su "empurme" y recuperación de su fertilidad natural, para luego de un
perfodo no mayor de 4 a 6 años volver a rozar e iniciar un nuevo ciclo de cultivos. Es-
ta práctica viene variando en el presente, pues las chacras son convertidas en pastizales
y en algunos casos en frutales, principalmente cftricos.

Otro de los cultivos de importancia dentro de esta Categoría es el


mafz (Zea mays), cuya superficie es de 275 Ha, que representan el 0 . 2 % del área t o t a l .
Las variedades principales son "Pozuzo" y "Chiclayo". Este cultivo es utilizado tanto
para el consumo doméstico como para su comercialización en el mercado local. Por lo
general,, cuando se roza una determinada extensión de bosques, se siembra en primer l u -
gar mafz y con el valor de su producción se financia los costos de instalación de los pas-
t i z a l e s . Los rendimientos promedio en grano seco oscilan entre 1 7 000 y 2,000 K g „ / H a „

Los resultados obtenidos con el maTz se hacen notorios por la p r e -


ferencia que se tiene de este c u l t i v o en los asentamientos humanos más recientes, tales
como Samaya^ en donde se aprecia unidades de maTz con extensiones mayores de 3 hectd
reas„ El c á l c u l o de la extensión fue realizado tanto por fotointerpretación como por m a -
peo y medición de superficies en los mapas, en el caso de unidades mayores de 2 h e c t á -
reas; se u t i l i z ó estimaciones porcentuales en las áreas de cultivos fraccionados, que ocu
pan la mayor superficie de este cultivo (260 H a . ) .

En lineas generales, los cultivos extensivos son primordialmente


de subsistencia, no siendo aún posible su comercialización externa debido al alto costo
del transporte. Cuando se concluya la construcción de la carretera que unirá Puerto Ber
mudez con San Ramón, es indudable que el panorama agricola cambiará, pasando de un
nivel de subsistencia hacia otro comercial, para lo cual será necesario diversificar los
cultivos actuales y alcanzar un mayor desarrollo tecnológico, asf como disponer de fuen
tes económicas, financieras y de servicios, además de una mejor organización de la co -
mercíalización,

3.5 Terrenos con Praderas Cultivada s

Esta Categorfa reúne 4 , 5 2 5 H a . , que representan 3 . 5 % del área


total estudiada. Actualmente, los pastizales cultivados constituyen el principal uso de
la tierra desde el punto de vista agropecuario. En su conjunto, sustentan a una pobla -
Pág. 236 ZONA RIO PICHIS

ción ganadera de 7 , 0 0 0 vacunos aproximadamente, lo que significa una soportabilidad


ponderada de 1.5 U v / H a . (cabezas por unidad de superficie).

Las especies de pastos más frecuentes son el "yaraguá" (Hyparrhenia


rufa), " k u d z ú " (Pueraria phaseoloides), "pangóla" (Digitaria documbens), "castilla"(Pa -
nicum maximun) y el pasto nativo conocido como "torourco" (Paspalum conjugatum).

El pasto "yaragud" es una de las primeras especies establecidas en


el área por su f á c i l adaptación, buena palatabilidad y a l t o valor n u t r i t i v o . Debido al
mal manejo a l que son sometidos los pastizales, esta especie ha ido desapareciendo, sien-
do sustituida por el " t o r o u r c o " , que es de menor valor a l i m e n t i c i o . La dominancia de es-
te pasto nativo en algunos sectores ha traído como consecuencia la reducción de la capa-
cidad de carga por unidad de á r e a , que se traduce en la existencia de ganado de deficien
te desarrollo, mayor susceptibilidad a las enfermedades y , por lo tanto, con mayor reque-
rimiento de tiempo para encontrarse en condiciones de saca.

A c t u a l m e n t e , se ha incrementado la siembra del " k u d z ú " , que es


una de las pocas leguminosas promisorias para la selva peruana. Es perenne, de vigoroso
crecimiento, rastrera y estolonffera. Por sus hábitos de crecimiento, cubre con relativa