Está en la página 1de 4

MINISTERIO

ALABANZA Y CELEBRACIÓN

Responsable: Pastora Adriana F. Belmonte Quintero

Son los responsables de ministrar al pueblo de Dios en toda


convocación de adoración.

Objetivos:

1. Prepara la exaltación a Dios a través de cantos y acciones de


gracia.
2. Promueve que, como un cuerpo unido en el espíritu y con un
corazón puro se glorifique a Dios, sirviéndole humildemente con
espíritu de excelencia como ministros de esperanza y amor.
3. Guiar a todos los asistentes a la divina presencia de Dios por
medio de acciones de gracias, alabanza y adoración
4. Presentar una adoración inspiradora, motivadora, transformadora
por la gracia de Dios.
5. Servir vehículo para que cada congregante pueda experimentar la
presencia de Dios en sus vidas y disfrutar la presencia de su
Espíritu.

Responsabilidades:

En el grupo.-

1. Cada miembro del ministerio es responsable de invertir en su


preparación ministerial.
2. Cada miembro de este ministerio deberá tener la certeza que ha
sido llamado por Dios.
3. El día jueves se reúne a las 17:30 hrs. Con el propósito de
realizar ensambles y revisar los cantos para la celebración
dominical.
4. Cada uno debe trabajar en casa todos los cantos previos al
ensamble.
5. Los domingos debe presentarse a las 8:30 hrs.

1
6. Deberán estar presentes en sus lugares de adoración 5 minutos
Antes de comenzar la adoración.
7. Se sentarán en los lugares asignados. No podrán sentarse en otro
lugar.
8. En caso de algún permiso justificado deberá avisar y hacer
arreglos con la Pastora Adriana Fabiola Belmonte Q. Sea para los
ensambles, para las clases o para la participación dentro de las
celebraciones de adoración.
9. Nadie hará ajustes al volumen sea sonido de la iglesia o personal.
10. Nadie podrá llegar tarde y conectar su equipo después de la
hora indicada. Esto es una vez iniciado el ensayo o ensamble.
11. Todos sin excepción deben acomodar y levantar el audio
cuando se requiera.
12. Todos deberán vestirse de manera presentable; cuidar su
higiene personal y el humor de su cuerpo.

Vida Espiritual

13. Atender la dirección pastoral. (Obedezcan a sus pastores, y


hagan lo que ellos les dicen. Su tarea es cuidar el alma de
ustedes y tienen que rendir cuentas a Dios…” Hebreos 13:17).

14. Asistir fielmente a todas las ordenanzas del Señor como son
los medios de gracia. La participación en las convocaciones de
oración, (“Y no dejarnos de congregarnos como algunos tienen
por costumbre, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a
otros, sobre todo ahora que el día de su regreso está cerca”
Hebreos 10:25; Leer los pasajes Bíblicos asignados cada semana
en su estudio. Escudriñar y meditar en la Sagrada Escritura (“La
ley de Dios es perfecta que transforman el alma” Salmo 19:7; )
15. Deberá asistir a su reunión de estudio bíblico y al
discipulado. Es allí donde aprenderá y desarrollará principios
prácticos para ejercer su ministerio y para la vida diaria.
16. Ser corteses con todas las personas. (“Ser amables unos
con otros, sean de buen corazón, y perdónense unos a otros, tal
como Dios los ha perdonado a ustedes por medio de Cristo”
Efesios 4:32)
17. Mantendrán una vida ejemplar en todas las áreas de su
vida. Cuidar lo que se habla, evitar todo lo que deshonra a Dios.
(”Por lo tanto amados hermanos, les ruego que entreguen su
2
cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho en favor de ustedes.
Que sean un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él
le agrada. Esta es la verdadera forma de adorarlo. No imiten las
conductas de este mundo, más bien dejen que Dios los
transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de
pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para
ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta. Romanos 12:1-2;
(No permitas que nadie te subestime…Sé ejemplo para todos los
creyentes en lo que dices, en la forma en que vives, en tu amor,
fe y pureza. Ten mucho cuidado de cómo vives y de lo que
hablas. Mantente firme en lo que es correcto por el bien de tu
propia salvación y la de quienes te oyen. 1 Timoteo 4:12,16.)
18. Deberá mantener pureza de vida, evitar inmoralidad sexual
como relaciones premaritales o extramaritales y toda perversión y
conducta impropia. (“Esfuérzate para presentarte delante de Dios
y recibir su aprobación. Sé un buen ministro, alguien que no tiene
de que avergonzarse…”. 2 Timoteo 3:15).
19. Ser fieles en su mayordomía cristiana, Diezmos, ofrendas,
uso de tiempo. (Traigan todos los diezmos a la casa de Dios,
para que haya suficiente alimento en mi casa. Si lo hacen dice el
Señor de los Ejércitos Celestiales les abriré las ventanas de los
cielos. Derramaré una bendición tan grande que no tendrán
suficiente espacio para guardarla, inténtelo y póngame a prueba.
Malaquías 3:10;
20. Mantener vidas honorables. Hay que dar honor a los
padres, a sus superiores, a sus pastores. (“Den pues honor a
quien honor merece y respeto a quien merece respeto” Romanos
13:7)

Cualidades y Perfil del Ministro

1. Carácter Firme. La falta de carácter firme hace ineficaz a


cualquier ministro. Algunas cualidades que encierran un buen
siervo de Dios es: honradez, integridad, autodisciplina, docilidad,
sumisión, perseverancia y ética. Las faltas graves del carácter no
se pueden pasar por alto; ellas harán ineficaz en todo momento
el buen desempeño ministerial. “Haz todo lo posible por ganarte

3
la aprobación de Dios” 2 Timoteo 2:15

2. Actitud y visión Positiva.- A este tipo de personas se les puede


llamar “personas sin límites”. Pueden ir a lugares a donde otros
no pueden llegar. Hacen lo que otros no pueden hacer. Es una
persona decida a triunfar cuales quiera que sean las
circunstancias. “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Fil.
4:13

3. Excelentes Relaciones Humanas.- La conducta hacia los demás


determina la conducta hacia nosotros. El trato amable, cordial a
los demás favorece en la resolución de conflictos y también el
buen ambiente ministerial. “Traten a los demás como ustedes
quieran ser tratados” Mateo 7:12

4. Seguridad en sí mismo. Proyecta que sabe y puede hacerlo.


Proyecta estabilidad en los cambios. “Jesús reunió a sus doce
discípulos y les dio poder para sanar enfermedades, y autoridad
sobre todos los demonios”. Lucas 9:1

5. Autodisciplina.- No hay Victorias a precio de gangas. No debe


confiar en gratificaciones instantáneas. “El dolor de la disciplina
pesa onzas, el del arrepentimiento pesa toneladas”. La
autodisciplina de cada uno dirige cuan eficazmente usa cada
minuto de su vida. Las personas disciplinadas siempre están
creciendo, luchando por mejorar y no quedar mal. “He luchado
por obedecer a Dios en todo, y lo he logrado; he llegado a la
meta y en ningún momento he dejado de confiar en Dios” 2
Timoteo 4:7

6. Comunicación Eficaz.- En la vida diaria nada es más importante


que saber cómo comunicarse con eficacia. La comunicación debe
transmitir confianza, claridad y retroalimentación de
comprensión.