Está en la página 1de 2

14/10/2018

La importancia de la educación en general y en el


adulto mayor
La educación es uno de los factores más influyentes para el avance y
progreso de personas, sociedades y países, la cual ha adquirido mayor
importancia para obtener mejores oportunidades de empleo. Permite
desenvolverse ante la sociedad, como personas productivas dando las
herramientas adecuadas para alcanzar una vida laboral exitosa y al mismo
tiempo satisfacer las necesidades de cada individuo.
Existen características van desarrollando a la persona al concluir su periodo
escolar como las habilidades intelectuales y las actitudes, permite lograr una
integración social, de cooperación y de solidaridad. Es un factor importante
para erradicar algunos problemas que presenta un país como el
analfabetismo, la desigualdad y pobreza.
Tanto para los niños y los adultos, la educación comienza con una pregunta
y continúa para la recopilación de información objetiva, colocándola en el
contexto adecuado, en el que se asimila y se procesa para convertirse en un
conocimiento que se ensancha horizontes.
La educación es un derecho humano que debe ser accesible a todas las
personas, sin discriminación alguna. En la Educación Primaria Básica es
donde comenzamos a hacer uso de nuestro intelecto aprendiendo nuestro
lenguaje, realizando operaciones matemáticas y lógicas y nutriéndonos de
contenidos culturales. La Educación Secundaria o Preparatoria es la que nos
lleva a un aprendizaje superior al conseguido en la etapa anterior, siendo la
intermedia hacia la que nos llevará a la formación como profesionales, siendo
la Educación Universitaria o Terciaria la destinada a que aprendamos de la
especialización que hayamos elegido para nuestras vidas.
Posteriormente, para el adulto mayor emerge interrogantes acerca del saber
si en esta etapa de vida es necesario que ellos tengan las oportunidades de
recibir educación. Todas las edades están encuadradas dentro de
representaciones sociales más o menos negativas. Especialmente a
conceptos como inutilidad, incapacidad, limitación, etc. La influencia de estas
estampas negativas determina en las personas mayores sentimientos de
depresión e inseguridad que repercuten tanto en ellos como en la actitud que
asume la sociedad ante ellos.
Mediante la educación se puede conseguir que los adultos mantengan el
conocimiento real de sus posibilidades, realicen proyectos, se reintegren en
14/10/2018

una sociedad de la que han sido radicalmente separados a raíz de un hecho


cronológico.
Hay que tener en cuenta que existe una gran cantidad de adultos mayores
que nunca lograron terminar sus estudios académicos, aunque en la
actualidad se pueden encontrar instituciones que brindan la oportunidad de
que ellos sigan estudiando por lo que abre las puertas a más oportunidades
de conseguir un empleo y así generar sus propios ingresos.
Consecuentemente, motivarse a seguir aprendiendo y enriquecer sus
conocimientos.
Las altas tasas de desempleo actuales no favorecen por el momento esta
política de integración, desde luego en un plazo no muy lejano, retener a los
mayores en activo será esencial para el crecimiento económico con objeto de
reducir la tasa de dependencia y equilibrar las pensiones.

X
María Rosa Ancona Saruri
Docente

Calificación