Está en la página 1de 9

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA ICA - Sistema de

Notificaciones Electronicas SINOE


SEDE CENTRAL - CALLE AYACUCHO Nº 500 - ICA,
Vocal:CACERES MONZON Eulogio Francisco (FAU20159981216)
Fecha: 25/09/2018 17:11:41,Razón: RESOLUCIÓN JUDICIAL,D.Judicial:
ICA / ICA,FIRMA DIGITAL

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA


CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE ICA
ICA - Sistema de Notificaciones
Electronicas SINOE SEGUNDA SALA CIVIL
SEDE CENTRAL - CALLE
AYACUCHO Nº 500 - ICA,
Vocal:GONZALES NUÑEZ Maria
Ysabel FAU 20159981216 soft
Fecha: 25/09/2018 17:14:07,Razón:
RESOLUCIÓN
EXPEDIENTE N° : 00062-2018-0–1401–JR–LA–01
JUDICIAL,D.Judicial: ICA /
ICA,FIRMA DIGITAL DEMANDANTE : PALOMINO QUIJANDRIA JOSE FELIX
DEMANDADO : ELECTRO DUNAS SAA
CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA
ICA - Sistema de Notificaciones
Electronicas SINOE
MATERIA : PAGO DE BENEFICIOS SOCIALES
SEDE CENTRAL - CALLE
AYACUCHO Nº 500 - ICA,
PROCEDENCIA : PRIMER JUZGADO DE TRABAJO DE ICA
Vocal:FERREYRA GONZALES
Jesus Salvador FAU 20159981216
soft
JUEZ : JOSE LUIS CARDENAS MEDINA
Fecha: 25/09/2018 17:14:57,Razón:
RESOLUCIÓN
JUDICIAL,D.Judicial: ICA /
ICA,FIRMA DIGITAL
SENTENCIA DE VISTA
CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA
ICA - Sistema de Notificaciones
Electronicas SINOE

SEDE CENTRAL - CALLE


Resolución N° 13
AYACUCHO Nº 500 - ICA,
Secretario De Sala:BELLI
COMESAÑA ELMER ANTONIO
Ica, dieciocho de setiembre del
/Servicio Digital - Poder Judicial del
Perú
Fecha: 26/09/2018 08:50:37,Razón: año dos mil dieciocho.
RESOLUCIÓN
JUDICIAL,D.Judicial: ICA /
VISTOS: Observándose las formalidades previstas por
el artículo ciento treinta y uno del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder
Judicial; interviene como ponente el señor Juez Superior Cáceres Monzón; y,

CONSIDERANDO:

PRIMERO.- MATERIA DE APELACIÓN.


Es materia de apelación la sentencia contenida en la resolución número ocho de fecha
diecisiete de julio del año dos mil dieciocho, que corre de fojas 317 a 340, mediante la
cual se resuelve declarar FUNDADA la excepción de cosa juzgada propuesta por
Electro Dunas S.A.A., mediante escrito de fojas 284 y siguientes, en consecuencia
nulo todo lo actuado y por concluido el proceso respecto del periodo que va del 01 de
setiembre de 2001 hasta el 30 de abril de 2007. INFUNDADA la demanda interpuesta
por José Félix Palomino Quijandría contra Electro Dunas S.A,A sobre reintegro de
incremento unilateral de remuneraciones, reintegro de Fonavi, reintegro de AFP,
reintegro de la compensación por tiempo de servicios y las gratificaciones de Fiestas
Patrias y Navidad y pago de la bonificación por balance. IMPONGO al demandante
José Félix Palomino Quijandría y a su abogado Eusebio Peña Peña con Registro del
Colegio de Abogados de Ica N° 1945, una multa solid aria equivalente a diez (10)
Unidades de Referencia Procesal, y adicionalmente, ordeno que se remitan copias de
las actuaciones respectivas a la Presidencia de la Corte Superior, al Ministerio Público
y al Colegio de Abogados correspondiente, para las sanciones a que pudiera haber
lugar. Condeno al demandante al pago de costos y costas.

SEGUNDO.- OBJETO DE APELACIÓN.


Conforme lo preceptúa el artículo 364° del Código P rocesal Civil, Código de aplicación
supletoria a la luz de la Primera Disposición Complementaria de la Nueva Ley
Procesal de Trabajo -Ley N° 29497, el recurso de ap elación tiene como finalidad que
el Órgano Jurisdiccional Superior examine a solicitud de parte o de tercero legitimado
la resolución que les produzca agravio con el propósito que la anule o la revoque total
o parcialmente; sin embargo, si ello no prospera por encontrarse arreglada a la
Constitución y a la ley, la consecuencia lógica es que se confirme.

TERCERO.- PRETENSIÓN IMPUGNATORIA.

El demandante mediante su recurso de apelación que corre de fojas 354 y siguientes


señala que:

- Es acertado declarar FUNDADA la EXCEPCIÓN DE COSA JUZGADA


planteada por la demandada por el periodo del 01 de setiembre de 2011 hasta
el 30 de abril de 2007, en mérito al artículo 451° inciso 5) del Código Procesal
Civil aplicable supletoriamente al caso de autos, dando por concluido el
proceso con relación a dicho periodo demandado ( 01-09-2001 al 30-04-2007),
continuando el proceso respecto al periodo del 01-05-2007 al 31-07-2016.
- No se puede calificar que el abogado defensor actuó dolosamente y
temerariamente porque no tenía conocimiento del tramo perdido por el actor,
debiendo tenerse en cuenta su estado senil del demandante por la edad que
tiene, debiendo dejarse sin efecto la multa solidaria impuesta.
- El Juez en el considerando décimo tercero: liquidación de derechos y
beneficios sociales, en el numeral 13.6 aplica un criterio distinto a la ley al
afirmar que dicha suma de dinero ( S/. 8,479.40) debe ser compensada con
los S/. 44.321.34 soles, lo que es contrario a la ley, ya que la sumas que el
empleador entregue en forma voluntaria al trabajador como incentivo para
renunciar al trabajo, no son compensables de la liquidación de beneficios
sociales de la que mande pagar la autoridad judicial por el mismo concepto.
- En cuando al FONDO NACIONAL DE VIVIENDA normada por el Decreto Ley
N° 25981, los trabajadores tendrán derecho a percib ir un aumento de
remuneraciones a partir del 01-01-1993 y con posterioridad se promulga la
APROBACIÓN DE LA NUEVA ESTRUCTURA DE CONTRIBUCIONES AL
FONDO NACIONAL DE VIVIENDA, que literalmente dice en su DISPOSICIÓN
FINAL. “Los Trabajadores que por aplicación del artículo 2° del Decreto Ley N°
25981, obtuvieron un incremento de sus remuneraciones a partir del 01-01-
1993 continuarán percibiendo dicho aumento”; en consecuencia dicho extremo
deberá ser amparado a favor del trabajador.

CUARTO.- DE LA PRUEBA EN EL PROCESO LABORAL.

4.1. El Artículo 23.2 de la Nueva Ley Procesal del Trabajo 29497 –en adelante NLPT-,
contiene lo que se ha dado en llamar “presunción de laboralidad”, pues así se entiende
de los términos en que se encuentra redactado: “Acreditada la prestación personal de
servicios se presume la existencia de vínculo laboral a plazo indeterminado, salvo
prueba en contrario”. “El artículo glosado evidencia el papel de interventor que asume
el Estado, cuyos fines se asimilan al principio protector, reflejándose en la definición de
normas, en su aplicación o interpretación y en la propia actuación del Juez Laboral”1.
4.2. Es decir, la presunción de laboralidad funciona en tanto el actor hubiera probado
el nexo laboral, pues por simple razonamiento, así debe entenderse ya que de no
acreditarse prima facie la relación laboral, carecería de objeto todo el trámite
consiguiente; claro que no siempre es fácil demostrar el nexo laboral, pero la ley pone
al alcance del trabajador o ex –trabajador todos los medios de prueba posibles, que
entendemos son los contemplados en la legislación procesal común e incluso la
discutida prueba de oficio en el ámbito civil, tiene personería expresa en el proceso
laboral; como igualmente los indicios y presunciones.
4.3. Congruente con lo anterior, se mantiene incólume el principio procesal de la carga
probatoria, en cuanto el artículo 23.1 de la NLPT establece en su primera parte, que
“La carga de la prueba corresponde a quien afirma hechos que configuran su
pretensión, o a quien los contradice alegando nuevos hechos…”.
4.4. Por su lado el artículo 23.4 de la NLPT, señala “De modo paralelo, cuando
corresponda, incumbe al demandado que sea señalado como empleador, la carga de
la prueba de: a)…; b)...; c) El estado del vínculo laboral y la causa del despido.
4.5. Es entonces la valoración que efectúe el Juez de los medios de prueba, lo que
determinará el sentido del fallo, según sea el grado de convicción que le hayan
producido las pruebas examinadas. En efecto como dice Paredes: “… la apreciación o
valoración es el acto del Juez consistente en medir la eficacia probatoria de cada
medio de prueba, o de su conjunto, según el precio o valor que le asigna la ley o le

1
La Prueba en el Proceso Laboral, Diálogo con la Jurisprudencia, Noviembre del 2010, Pág. 68.
otorgue el Juez, en relación al grado de convicción que permita generar certeza en el
Juez de la ocurrencia del hecho a probar”2.

QUINTO.- ANTECEDENTES
5.1. Del escrito que corre de fojas 86 a 96, subsanado a fojas 99 a 107 se advierte
que José Félix Palomino Quijandría se apersonó a la instancia e interpuso demanda
contra Electro Dunas S.A.A (antes Electro Sur Medio S.A), sobre reintegro de
incremento unilateral de remuneraciones, reintegro de Fonavi, reintegro de AFP,
reintegro de la compensación por tiempo de servicios y las gratificaciones de Fiestas
Patrias y Navidad por el período que va del 01 de setiembre de 2001 al 31 de julio de
2016; asimismo demanda el pago de la bonificación por balance de los años 1992 y
1993, más los intereses legales, costas y costos del proceso.
Sustenta su pretensión señalando que ingresó a trabajar para la demandada el 01 de
marzo de 1984 y lo hizo hasta el 31 de julio de 2016 cumpliendo un record laboral de
42 años y 05 meses de manera ininterrumpida, habiendo percibido como última
remuneración la suma de S/. 2,264.47, precia que el 22 de setiembre de 1993 se
suscribió el laudo arbitral con el sindicato de obreros y empleados de Electro Sur
Medio de Ica S.A, el mismo que resuelve otorgar un incremento equivalente al 73%
sobre las remuneraciones básicas al 30 de junio de 1992 de los trabajadores
sindicalizados y no sindicalizados, asimismo de la revisión de los actos y convenios
colectivos resuelve respecto de la bonificación por balance de seguir otorgando ese
beneficio de un sueldo básico al personal que participe en la elaboración del mismo.
Refiere también que el Sindicato Único de Obreros y Empleados de Electro Sur Medio
S.A de Ica interpuso una demanda que fue tramitada en el Expediente N° 392-95,
emitiéndose la sentencia N° 290-97 de fecha 15 de a gosto de 1997, la cual resolvió,
entre otras cosas, otorgar a cada trabajador la suma de 60 soles mensuales, la que
luego de ser confirmada fue objeto del recurso de casación interpuesto por la empresa
demandada, el cual sin embargo fue declarado infundado; precisando que la empresa
lo excluyó del pago, que con fecha 15 de junio de 2000 algunos trabajadores cursaron
una carta formulando un reclamo a la demandada para que se les pague los S/.60
mensuales en mérito al laudo arbitral del 22 de setiembre de 1993, y tal como lo había
señalado la sentencia N° 290-97, expedido en el ref erido Expediente N° 395-199,
recibiendo una respuesta que fue negativa a sus intereses. Asimismo precisa que la
presente demanda es por el periodo 2001 al 2016.

2
Paredes Palacios Paul, “Prueba y Presunciones en el Proceso Laboral”; 1ra. Edición 1997, ARA Editores, Lima Perú,
Pág. 305.
SEXTO.- SOBRE LA EXCEPCIÓN DE COSA JUZGADA.

6.1. Excepción de cosa juzgada.- El Tribunal Constitucional sostiene que “(…) para
que opere la cosa juzgada deben concurrir tres elementos en el proceso fenecido,
cuya tramitación se pretende nuevamente: 1) los sujetos (eadem personae); 2) el
objeto (eadem res), y 3) la causa (eadem causa petendi). Una segunda consideración
es que la sentencia del proceso fenecido haya resuelto la pretensión (objeto) que se
plantea en proceso anterior”3.
6.2. La Corte Suprema de Justicia ha señalado que “”…resulta improcedente iniciar un
proceso idéntico a otro que ya fue resuelto y cuenta con sentencia firme, conforme al
artículo cuatrocientos cincuentitres inciso segundo del citado Código; identidad que
tiene una manifestación triple, una triple identidad, esto es: i) identidad de partes: que
el proceso fenecido haya ocurrido entre las mismas partes, debiendo ser la misma
parte demandada y demandante en ambos procesos; ii) identidad de la pretensión
procesal: que se trate de los mismos hechos conforme al análisis de los fundamentos
de hecho y derecho de las pretensiones procesales; y, iii) identidad de interés para
obrar: que también se trate de una misma acción, es decir, que el interés para obrar
del titular sea el mismo; de acuerdo al artículo cuatrocientos cincuentidos del mismo
Código [C.P.C.]”4.
6.3. Del tenor de la sentencia expedida con la resolución N° 36, de fecha 16 de
noviembre del 2011, se aprecia que en dicho fallo se debatieron y resolvieron las
pretensiones siguientes: i) reintegro de remuneraciones derivado del aumento
unilateral de s/.60.00 nuevos soles sobre el haber básico mensual, por el periodo
de setiembre de 2001 hasta abril de 2007, ii) reintegro de FONAVI proveniente del
artículo 2° del Decreto Ley N° 25981, por el period o de setiembre de 2001 en
adelante, iii) reintegro de incremento de AFP, establecido en el artículo 8° del
Decreto Ley N° 25981, desde el mes de setiembre de 2001 en adelante, y iv)
reintegro de compensación por tiempo de servicios, reintegro de vacaciones y
reintegro de utilidades, por idénticos periodos laborales, en la parte resolutiva
se declaro INFUNDADA la demanda; este decisión en cuando declara infundada
la demanda fue CONFIRMADA por la sentencia de vista, resolución N° 41 de
fecha 21 de junio de 2012.
6.4. Del contenido de la demanda de fojas 86/96, subsanada de fojas 99/102, se
aprecia que el actor precisa sus pretensiones, aclarando que solicita lo

3
Exp. N°01182-2010-PA/TC, LIMA, del 08 de abril de 2011, fundamento 5.
4
CAS. N° 1266-2005, Arequipa, El Peruano, 30 de octubre d e 2006.
siguiente: i) reintegro de incremento unilateral de remuneraciones del 01/09/2001
al 31/07/2016, ii) reintegro FONAVI del 01/09/2001 al 31/07/2016, iii) reintegro AFP
del 01/09/2001 al 31/07/2016, iv) reintegro de CTS y gratificaciones de fiestas
patrias y navidad, del periodo 01/09/2001 al 31/07/2016, y v) bonificación por
Balance de los año 1992 y 1993.
6.5. De la revisión de la sentencia invocada, se advierte que esta tiene autoridad
de cosa juzgada, por lo tanto goza de los efectos derivados del inciso 2) del
artículo 139° de la Constitución del Estado, y esta ndo a que entre el proceso
fenecido y la acción instaurada en la presente causa, existe identidad de partes,
demandante y demandada son las mismas personas, las pretensiones
materiales son idénticas, y el interés para obrar del actor es el mismo del
proceso primigenio, por lo tanto estamos ante proceso idénticos de conformidad
con lo establecido en el artículo 452° del Código P rocesal Civil.
6.6. Cabe puntualizar, que el demandante apelo de la sentencia en todos sus
extremos, se entiende que inclusive impugno el extremo que declaro fundada la
excepción de cosa juzgada propuesta por la parte emplazada, sin embargo en
forma insólita en los fundamentos de su apelación, sostiene literalmente que “es
acertado declarar fundada la excepción de cosa juzgada planteada por la
demandada, por el periodo del 01 de setiembre de 2001 al 30 de abril de 2007,…
dando por concluido el proceso con relación al dicho periodo demandado (01-
09-2001 al 30-04-2007), continuando el proceso respecto al periodo del 01-05-
2007 al 31-07-2016”.
6.7. En tal sentido, en vista que la parte demandante no ha formulado agravios,
sobre la parte de la sentencia que declara fundada la excepción de cosa juzgada
formulada por la parte demandada, de conformidad con lo previsto en el inciso
2) del artículo 453° del Código Procesal Civil, mer ece confirmarse este extremo
en cuanto declara nulo lo actuado y concluido el proceso, por el periodo que
corre del 01 de setiembre de 2001 al 30 de abril de 2007.

SETIMO.- ANALISIS DEL CASO CONCRETO.

7.1. ----
CON RESPECTO A LA MULTA
.1. De conformidad con el inciso 1) del artículo 109° del Código Procesal Civil, son
deberes de las partes y sus abogados: “Proceder con veracidad, probidad, lealtad y
buena fe en todos sus actos e intervenciones en el proceso”.
4.2. En el caso de autos se advierte que el actor Juan Litardo Navarrete Rojas, con la
asesoría legal de su abogado Miguel A. Conca Huamán, interpone demanda en contra
de la Oficina de Normalización Previsional, peticionando el reajuste de sus pensiones
en 3 remuneraciones mínimas vitales, de acuerdo con la Ley N°23908, con el pago de
las pensiones devengadas desde el 24 de febrero de 1991, mas intereses legales.
4.3. Al absolver la demanda la ONP deduce la excepción de cosa juzgada, señalando
que se ha reajustado la pensión del actor conforme a la Ley N°23908, con la
resolución 0066670-2007-ONP, emitida en ejecución de sentencia en el proceso
judicial N°2007-92, con lo que se prueba que el acc ionante acudió anteriormente a un
proceso judicial, obteniendo respuesta de la autoridad judicial, lo que está garantizado
con la institución de la cosa juzgada.
4.4. Los fundamentos de la excepción propuesta por la entidad emplazada, están
debidamente acreditados con los actuados del expediente acompañado N°092-2007,
por lo que con el auto resolución N°07, se declaro fundada la excepción de cosa
juzgada, extremo que no fue apelado por la parte demandante, por lo que ha quedado
firme.
4.5. El actor y su abogado han infringido los deberes de “veracidad, probidad, lealtad y
buena fe en todos sus actos e intervenciones en el proceso”, el primero por cuanto a
sabiendas que con antelación había iniciado un proceso, obteniendo una sentencia
favorable, la cual ya se había ejecutado, conforme se verifica en el exp. Acompañado
092-2007, inicia un segundo proceso solicitando la misma pretensión, referido al
reajuste de su pensión de acuerdo con la Ley N°2390 8, esto nos demuestra que el
demandante actuó con mala fe, falto a la verdad y fue deshonesto, sin que existan
motivos que lo exoneren de tal infracción normativa, pues la edad del pensionista no
puede justificar su accionar desleal e indecoroso, máxime si el pensionista no ha
acreditado que padezca de alguna enfermedad que afecte su memoria, como por
ejemplo: el alzhéimer; en cuanto al segundo se advierte que su desenvolvimiento es
irrazonable e ilegal, porque no explica los motivos que lo llevaron a presentar una
segunda demanda, en base a una resolución administrativa que había sido expedida
el 10 de febrero de 1992, sin que previamente haya indagado ante la ONP, si tal
resolución se había cumplido y cuál era el monto de la pensión actual que percibía, o
en todo caso un accionar diligente y profesional, hubiera motivado que solicite las
boletas de pago al mismo pensionista, sin embargo advertimos que el letrado no
realizo ninguna de estas actuaciones diligentes, sino que procediendo con negligencia
inexcusable5 dada su condición de profesional en el derecho, interpone una segunda
demanda previsional, cuando su patrocinado carecía de interés para obrar, porque
sobre la petición de aplicación de la Ley 23908, ya existía una sentencia con autoridad
de cosa juzgada, que estaba completamente ejecutada; cabe enfatizar que la
conducta contumaz del abogado se corrobora en el escrito de fojas 44/45, cuando en
forma insólita sostiene que la resolución administrativa6 no constituye cosa juzgada,
soslayando que tal resolución se sustenta en la sentencia de vista resolución N°15, de
fecha 30 de junio de 2008, conforme se indica explícitamente en la acotada resolución
administrativa; por las consideraciones expuestas merece confirmarse el auto en el
extremo apelado.

DECISION:

Por los fundamentos glosados y las normas legales antes invocadas, los integrantes
de la Segunda Sala Civil de Ica; CONFIRMARON la sentencia contenida en la
resolución número ocho de fecha diecisiete de julio del año dos mil dieciocho, que
corre de fojas 317 a 340, mediante la cual se resuelve declarar FUNDADA la
excepción de cosa juzgada propuesta por Electro Dunas S.A.A., mediante escrito de
fojas 284 y siguientes, en consecuencia nulo todo lo actuado y por concluido el
proceso respecto del periodo que va del 01 de setiembre de 2001 hasta el 30 de abril
de 2007. INFUNDADA la demanda interpuesta por José Félix Palomino Quijandría
contra Electro Dunas S.A,A sobre reintegro de incremento unilateral de
remuneraciones, reintegro de Fonavi, reintegro de AFP, reintegro de la compensación
por tiempo de servicios y las gratificaciones de Fiestas Patrias y Navidad y pago de la
bonificación por balance. IMPONGO al demandante José Félix Palomino Quijandría y
a su abogado Eusebio Peña Peña con Registro del Colegio de Abogados de Ica N°
1945, una multa solidaria equivalente a diez (10) Unidades de Referencia Procesal, y
adicionalmente, ordeno que se remitan copias de las actuaciones respectivas a la
Presidencia de la Corte Superior, al Ministerio Público y al Colegio de Abogados
correspondiente, para las sanciones a que pudiera haber lugar. Condeno al
demandante al pago de costos y costas.

S.S.

5
En el escrito de apelación el abogado reconoce explícitamente que actuó con negligencia.
6
Resolución 0000066670-2007-ONP/DPR.SC/DL 19990, de fecha 19 de agosto de 2009.
FERREYRA GONZALES
GONZALES NÚÑEZ
CÁCERES MONZÓN