Está en la página 1de 3

Alumno: Miguel Angel Japa Aranda

RESUMEN DEL LIBRO DE DANIEL

CAPITULO 4

Sucedía en ese día que el Rey Nabucodonosor se turbó por un sueño, ante lo cual decidió

llamar a todo astrologo, mago, etc. para que diera significado a su sueño, pero ninguno

de ellos pudo hacerlo, hasta que fue Daniel quien pudo descifrar a través del

discernimiento y sabiduría que Dios había depositado en el luego de que el rey le contará

todo su sueño.

Explicándole que el árbol fuerte y frondoso del que muchos podían tomar frutos y bestias

descansar bajo su sombra, no era nada más que la misma vida de él, que había crecido y

hacerse fuerte al haber crecido su grandeza y dominio, y con respecto al vigilante santo

que descendía del cielo y le habló en sus sueños, significaba todo lo que le había dicho

que el seria echado de entre los hombres a convivir con las bestias del campo a vivir como

tal, hasta que reconociese que solo Dios tiene dominio sobre todo reino. Luego de haber

dicho todo eso Daniel, le aconsejó por ende al rey que redimiera sus pecados e injusticias.

Pero al cabo de un año sucedió lo ya predicho, Nabucodonosor fue echado de entre los

hombres, viviendo como una bestia hasta que su pelo creció como plumas de águila y sus

uñas como las de las aves.

Mas al pasar los días y sufrimiento de este, el por fin reconoció el poder del Altísimo,

bendiciéndolo y alabándole, dando testimonio de como el por haber sido soberbio fue

humillado, ya que todas sus obras y lo que dicta es verdadero.


Alumno: Miguel Angel Japa Aranda

CAPITULO 5

Siendo ya rey de Babilonia el hijo de Nabucodonosor (Belsasar), este ofreció un gran

banquete junto a miles de príncipes, donde comían, bebían, y adoraban a dioses de oro y

plata.

Pero en ese mismo momento sucedió que el Rey veía como una mano escribía sobre la

pared una frase, ante lo cual se tornó pálido y se turbó tanto, que sus piernas flaqueaban,

a lo que hizo llamar a todos los magos y adivinos a que fueran al templo y dieran su

interpretación acerca de esa mano y la escritura. Y sucedió lo esperado, nadie pudo decir

nada al Rey.

Mientras todos quedaron perplejos sin tener una explicación la Reina recordó a Belsasar,

acerca de Daniel y de cómo su espíritu de ciencia había revelado a su padre y mostrado

el significado de tantos sueños, a lo que hizo que lo llevarán delante de él.

Al presentarse Daniel delante del Rey, le explicó como las acciones de soberbia,

injusticia, y orgullo de su padre hicieron que Dios lo despojará de su trono, y fuera echado

al monte como cualquier bestia, y le hizo ver que él iba por el mismo camino, dándole

honra y gloria a dioses que nada le dan, en cambio al Dios en cuyas manos estaba su vida

nunca le honró, y es de allí que venía la mano que hizo la escritura en esa pared de frente

a ellos, la cual decía:

MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN lo que quería decir que conforme a como había sido

pesado por sus actos, se encontró falto, por lo que Dios pondría fin a su reino y seria dado

a los medos y persas.

Y luego de escuchado eso Belsasar, dio el reconocimiento prometido a Daniel por el

mostrarle el significado de lo sucedido, y a la misma noche fue echo muerto rey de los

caldeos.
Alumno: Miguel Angel Japa Aranda

CAPITULO 6

Darío en ese entonces, rey de Babilonia, decidió hacer una constitución sobre el reino con

20 sátrapas y 3 gobernadores sobre ellos, para que gobernasen en el reino, dentro de los

gobernadores estaba Daniel que en mayor estima por sus virtudes y espíritu el Rey lo

pensó sobre todos los demás.

Ante tal situación los demás gobernadores en son de envidia o de querer superarlo y que

el Rey o lo destituyera del prestigio que le otorgaba, él hacía todo tipo de cosas para

ocasionarle problemas, pero no había funcionado nada, hasta que le tocaron por el lado

más fuerte que fue el de su relación con Dios. Acordaron incidir en el rey para que este

levantara un decreto acerca de que cualquiera que levantará petición a otro dios en un

lapso de 30 día seria echado al foso de leones, y así fue, el rey acepto y firmó el edicto y

prohibición.

Para lo cual sucedió lo que esperaban los sátrapas, vieron a Daniel orando a Dios y como

le daba gracias, entonces ellos se juntaron y hablaron acerca de eso al rey, y el no tuvo

más de otra que aceptar que lo echaran al foso de los leones diciéndole nada más, que

fuera el Dios al que le sirve quien lo liberara. Y evidentemente al día siguiente que el rey

fue a ver al foso y llamó a Daniel preguntando si su Dios lo había podido librar de los

leones, Daniel respondió que su Dios había mandado un ángel que tapó la boca de leones

ya que para él era inocente, a lo que el rey se alegró en gran manera y sacó a Daniel del

foso y desde entonces le rey dio orden de que los sátrapas que acusaron a Daniel fueran

echados al foso de los leones, ellos en el instante murieron.

Luego de esa situación Darío ordenó que todos temieran al Dios de Daniel porque en su

poder el libera, salva, y su reino va más allá que el de cualquier otra en la tierra