Está en la página 1de 2

PLANIFICACIÓN GEOMETALÚRGICA

La planificación geometalurgica incide en (planificación de explotación, planificación


de explotación, caracterización geometalurgica, optimización de plantas y diseño de
plantas).
➢ Se realizan pruebas metalúrgicas para complementar la información de
caracterización de los yacimientos; el depósito de mineral se debe desarrollar
siguiendo una adecuada planificación geometalurgica; el error en la selección
del proceso metalúrgico para el tratamiento del mineral puede ocasionar
inviabilidad de la operación minera. El modelo de planificación se completa
con el mapeo de cada zona o sector del yacimiento, asignando valores de
recuperación/extracción metalúrgica y calidad del producto metalúrgico.

➢ Se realizan antes que el mineral ingrese a la planta, para conocer la


caracterización como moliendabilidad del mineral (incluye determinación del
work index), flotabilidad del mineral, rendimiento a la disolución con
solventes, consumo de reactivos en el proceso, etc. Lo mencionado es para
clasificar los minerales en función a sus contenidos metálicos, así como por
sus respuestas al proceso metalúrgico en la planta de beneficio.

➢ Es de vital importancia la selección de muestras. Las muestras individuales


no sirven para el propósito de desarrollo preliminar de flowsheets y a menudo
resulta en la ejecución de pruebas inútiles. Un compósito bulk puede también
ser una “trampa”, porque pueden “enmascarar” una zona particular con
problemas metalúrgicos. Se realiza mapeo metalúrgico para definir el
proceso de recuperación (flotación o lixiviación) y de conminución
(moliendabilidad).

➢ Entender la variabilidad del mineral en el yacimiento, permite obtener datos


precisos: dureza del mineral (work index), fracturación del mineral
(características de la voladura), tamaño máximo de la alimentación a la planta
de procesos, tamaño del producto para el procesamiento posterior y
mineralogía; para especificar los equipos de molienda y evitar el
sobredimensionamiento o fallas del circuito para rendir la capacidad
proyectada.