Está en la página 1de 166

HISTORIA CLINICA

HOSPITAL REFERENCIAL FERREÑAFE

I. Historia Clínica Psicológica


Datos de Filiación:
Nombres y Apellidos : L.M.C.
Sexo : Femenino
Edad : 27 años
Fecha de Nacimiento : 04 de Dic. De 1989
Lugar de Nacimiento : Ferreñafe
Grado de Instrucción : 3º secundaria
Ocupación : Ama de casa
Estado Civil : Casada
Religión : Adventista
Dirección : Unión 510-Ferreñafe
Lugar de Residencia : Ferreñafe

Problemática :

Motivo de Consulta:

La examinada, es referida del Servicio de Emergencia por


presentar síntomas, tales como: “sensación de miedo sin
motivos, dolor de cabeza, hormigueo en la cara, dolor de
espalda y sudor frío”. Asimismo relata que su sueño
algunas veces es intranquilo y su apetito ha disminuido.

Enfermedad Actual :

Tiempo de Enfermedad:
El tiempo de enfermedad es de un mes y medio,
percibiendo todos los síntomas de manera conjunta y

1
repentina 2 o 3 veces a la semana, alcanzando su máxima
intensidad rápidamente por lo menos algunos minutos, sin
embargo la mayoría de días, presenta alguna sensación de
miedo, angustia, dolores de cuello y espalda.

Forma de Inicio:
La examinada relata que se inició su problema
aproximadamente a comienzo del mes de Mayo del 2006,
cuando discutió con sus hijas por el desorden que hicieron
en casa. La examinada manifiesta: “tenía sensación de
miedo, temblores de cuerpo, sudor frío e intranquilidad y
un nudo en la garganta”, Razón por la cual fue llevada a la
Posta Médica y se le administró el medicamento
“Diazepan”, prescribiéndose en caso de necesidad.
Además relata que percibió todas las sensaciones de
manera repentina en el mercado. Manifestando: “sentí
miedo de perder el control... por toda la crisis que se me
presentaba...” . Así también “cuando fui a Chiclayo,
acompañada de mi esposo, en el ómnibus que me
transportaba, volví a sentir todos estos síntomas y sentí
mucho miedo...”. Refiere que dichas crisis le causan temor
ante su aparición que se inicia en forma imprevisible.
Síntomas Principales:
-Palpitaciones
-Sudoración
-Sensación de ahogo
-Dolores de pecho
-Mareo e Inestabilidad
-Sensación de miedo
-Escalofríos
-Sentimientos de culpa
- Sentimientos de inferioridad

2
Factores Precipitantes:
 Factor desencadenante del Problema:
- Refiere “mi esposo me trata mal y
siempre me ha golpeado...aunque ha dejado de
golpearme, porque me ve enferma...”, pero aún
continúa con sus insultos”. Asimismo manifiesta que
el maltrato físico y psicológico eran debidos
probablemente a “presencia de celos”, por ambos
cónyuges.
- El que el esposo se encontrara sin
trabajo, y teniendo ella la responsabilidad de
trabajar, sin el apoyo del cónyuge en casa,
manifestando: ”yo comencé a trabajar entre el mes
de diciembre del 2005 hasta inicios del mes de mayo
del 2006; ya que mi esposo no tenía trabajo…Yo
tenía cólera…de que no ayudara en nada como: en
cuidar a nuestros hijos, u otras cosas, pues se
quedaba de ocioso en casa”.
- Continuas discusiones y agresiones
que observa entre sus hijos, manteniendo la
impotencia de no hacer nada por ellos, ya que
expresa: “nunca me obedecen, hacen lo que
quieren…no soporto cuando gritan y se pelean...”
 Factor Predisponente:
- Carencia afectiva y falta de apoyo por
parte de sus progenitores, razón por la cual siempre
se “ha creído que es inferior a los demás” y por ende
incapaz de solucionar o enfrentar dificultades.
- La presencia de riesgo de abuso
sexual, por parte de padrastro y tío, entre la etapa
de la niñez y adolescencia.
 Estresores Psicosociales:

3
- La angustia por deudas de dinero por
una mercadería que aún no le cancelan.
- Y que actualmente, su esposo no tiene
un trabajo estable.
- Falta de comunicación y comprensión
en la familia actual.

Actitud hacia el Problema:


La evaluada, es consiente de las dificultades que posee,
sin embargo quiere “sanarse”, ya que manifiesta “todo mi
problema, afecta a mi familia ya que se incomodan y los
desatiendo… ya no les enseño las tareas escolares a mis
hijos… es que NO TENGO GANAS DE NADA…”. Así
también afirma “Y además, tengo miedo de que se
presenten nuevamente, los “ATAQUES” de miedo,
angustia, nudos en la garganta y hormigueos”. Asimismo,
relata que le gustaría recuperarse para sentirse mejor
consigo misma así también con su familia.

Enfermedades Anteriores :
A los 7 años, ha tenido hepatitis, recibiendo para ello
tratamiento médico de tipo farmacológico.
A los 25 años, tuvo infección al riñón, continuando con
ese trastorno de salud en la actualidad.

Historia Personal :
Prenatal y Perinatal :
La edad del padre era de 18 años y de la madre 16, al
momento de concebirla. La reacción de ambos
progenitores ante el embarazo fue de asombro y angustia
pues no era planificado.

4
Fue por ello que ante el temor que experimentó el padre,
al enfrentarse a dicha situación abandonó su
responsabilidad y viajó a la ciudad de Lima a trabajar, el
cual pasado un tiempo aproximadamente de 6 meses se
comprometió en matrimonio con una mujer cuya profesión
era de docente.
La madre mantuvo en secreto su embarazo, hasta los 6
meses, ante el temor de la reacción de sus padres,
quienes al enterarse la desalojaron del hogar. Razón por la
cual fue recibida en casa de una tía, con condición que
trabajara como empleada doméstica, en dicha familia.
El embarazo se desarrolló de manera normal y en cuanto a
su nacimiento, fue a término, sin embargo tuvo
complicaciones en el parto, ya que la madre presentó
convulsiones, motivo por el que estuvieron en peligro de
muerte y el parto fue con cesárea.
Posteriormente, la madre de la evaluada., quedó internada
por periodo de 15 días en el hospital., luego su familia la
perdonó y regresó a casa de sus padres y pasado un
tiempo aproximadamente 4 meses empezó a trabajar como
empleada doméstica, dejando a la niña al cuidado de los
abuelos, visitándolos los fines de semana.

Primera Infancia
- En cuanto a su lactancia fue con leche
artificial, puesto que no se adaptaba a la leche materna
- Dormía sola casi todos los días; ya que su
madre trabajaba como empleada doméstica y a veces
dormía en el hogar donde trabajaba. Cuando tuvo la
edad de 2 años, su madre viajó a Lima a trabajar donde
se enamoró y llegó a comprometerse matrimonialmente,
quedando la niña a cargo de sus abuelos.

5
- Refiere que durante su infancia temprana, el
desarrollo psicomotor fue normal, así también su
evolución del lenguaje, llegando a pronunciar sus
primeras palabras a los 11 meses de edad. Al año y 4
meses, caminó y controló sus esfínteres a los 2 años.
- Durante su primera infancia, su conducta
era “callada y a veces quejumbrosa”.Infancia Media :
Manifiesta en cuanto a su alimentación ´´fué la necesaria
para sobrevivir´´ ya que sus abuelos eran humildes.
A los 6 años, logró identificar ambos sexos, y en cuanto a
la disciplina que utilizaban en el hogar era por medio de
regaños y castigos, cuando la falta era grave. Sin embargo
expresa que tiene buenos recuerdos “cuando jugaba con
sus abuelos a los vendedores”. Refiere, además que a la
edad de 7 años, llegó su madre a visitarla, después de 5
años, desde que se fue a Lima; asimismo le presentó a su
otra hija cuya edad era de 4 años, su actitud ante ello fue
de enojo por la cual recuerda que le reclamó, por “dejarla
sola con sus abuelos” y así también, que “no eran
suficientes las cartas y dinero que a veces le enviaba”. Sin
embargo manifiesta: “no era cariñosa y si llegó a verme
fue porque se arrepintió”.
Relata también, que a la misma edad, llegó su padre a
conocerla; manifiesta “no hizo nada por abrazarme y fue
indiferente conmigo”.
A la edad de 8 años, fue llevada a Lima para que conviva
con su madre y su familia . Refiere: “mi madre me pegaba
con manguera, cuando no lavaba bien los platos, y quería
que hiciera la mayoría de los deberes del hogar”. Por tal
motivo, a los 6 meses que estuvo viviendo en aquella
vivienda, comunicó lo sucedido a sus abuelos y fueron
ellos, quienes la llevaron consigo. Refiere, además, que a

6
partir de aquella fecha visitaba a su madre por periodo de
5 días, cada 2 ó 6 meses.
Por otro lado empezó a trabajar a la misma edad, de 8
años, vendiendo medias que su abuelita confeccionaba las
cuales ofrecía por la calle .
En cuanto a su actitud, refiere que fue: “nerviosa,
susceptible y callada… recuerdo que tenía pocas amigas
con quienes jugaba … ya que algunas de ellas me
evitaban … creo que era porque no tenía padres…”
Pubertad y Adolescencia
Refiere que aceptó con normalidad, sus cambios físicos
durante esta etapa. Además que era tímida y callada, y
tenía pocos amigos de la cuadra, pues no tenía tiempo ya
que manifiesta: ”trabajaba de empleada doméstica desde
los 12 años, para llevar algo de dinero en el hogar”,
trabajaba en casa de su tío , quien intentó violarla en dos
oportunidades, sin embargo se defendió huyendo de dicha
casa, volviendo a vivir con sus abuelos.
Relata además, que ha padecido intento de violación por
parte de su padrastro, cuando fue a Lima a visitar a su
madre, en dos oportunidades a los 10, 11 años de edad.
A los 14 años, tuvo su primera relación sexual, y expresa
que “lo realizó por amor”, con su actual pareja, quedando
embarazada, y por ende dejó de continuar sus estudios
escolares.

Edad Adulta
Historia Laboral
A la edad de 22 años, se desempeñó de comerciante de
venta de zapatos, relata que “el negocio me iba bien, y
tenía compradores que cancelaban sus deudas con
puntualidad, sin embargo tenía que cuidar a mis hijos, y
tuve que dejar dicho empleo.”

7
A los 27 años, vendía mercadería (ropa diversa), sin
embargo tenía deudas porque sus clientes no cancelaban
sus pedidos respectivos, refiriendo: “no les insistía que me
pagaran ya que era gente sinvergüenza… y vayan a
reaccionar mal conmigo…como haciéndome escándalo”.
Razón por la cual se angustiaba y le preocupaba, llegando
a dejar esa actividad laboral, así también según relata por
su enfermedad (refiriéndose por enfermedad psicológica).
Historia Marital o de Pareja
Tuvo su primer enamorado a la edad de 13 años; cuya
relación duró 6 meses, pues dicho joven vivía lejos.
A los 14 años mantuvo 6 meses de relación con otro joven
y culminó por motivo de infidelidad por parte de su
enamorado. Y a la misma edad, salió embarazada y
convivió con su pareja ,casándose a los 17 años, aunque
refiere que su esposo le fue infiel, cuando fue a trabajar en
la ciudad de Trujillo. Refiriendo: “los encontré besándose
… y se dieron cuenta de mi presencia… y la amante huyó
… y él se acercó … y discutimos”, sin embargo llegó a
disculpar a su esposo ya que se encontraba embarazada
del segundo de sus hijos.

Historia Educativa
Sus primeras experiencias escolares las inició a la edad de
4 años, no presentando problemas de adaptación. El nivel
primario lo realizó en la I.E “Túpac Amaru” y en cuanto a
su rendimiento escolar fue promedio, siendo sus
relaciones interpersonales restringidas a varias amistades,
refiere “me sentía rechazada por mis amigos , pues no
conversaban conmigo y sentía que se burlaban de mí, por
falta de dinero o porque no tenía padres”.

8
A los 12 años inició el nivel secundario en la I.E “Mesones
Muro”, siendo su rendimiento regular en la asignatura de
lenguaje, sin embargo tenía predilección por los cursos:
matemáticas y educación por el arte. Refiere también “era
una alumna cumplida y nunca repetí ningún grado escolar”.
Así también manifiesta: ”tenía pocos amigos... siempre han
sido indiferentes conmigo”.
A la edad de 14 años, a medio año del 3ª de secundaria,
abandonó los estudios, pues salió embarazada de su
actual pareja. No concluyendo el nivel secundario.
Religión
La evaluada manifiesta que la religión anterior, que
profesaba era “Católica”. Sin embargo hace 4
meses(Febrero, 2006), cambió dicha religión por
“Adventista”, debido a que refiere: ”En la religión Católica,
las personas no respetan los mandamientos...y los que van
a la iglesia, algunos de ellos son hipócritas...por que
quizás en su casa pelean... rechazan o marginan a la
gente. Además con esta nueva religión Adventista si se
puede conocer la paz... y el camino de Dios”

Actividad Social
Refiere que anteriormente ocupaba su tiempo libre en
trabajar en su negocio y ver televisión. Pero actualmente
se entretiene en leer su Biblia, dormir y así también
escuchar música relajante. Además visita 3 o 4 veces a la
semana a su prima hermana, que vive a una cuadra de su
hogar, para conversar con ella, sobre las cosas que le
pasan en su casa, así también manifiesta: ”al conversar
con ella me siento más tranquila y serena ya que se
preocupa por mí”. Así también acude los domingos a la
Iglesia Adventista.

9
Situación Vital Actual
La evaluada actualmente pertenece a una familia de
condición socioeconómica baja, siendo el esposo y la
abuela política quienes cubren las necesidades primarias o
básicas de la familia, cuyos ingresos son esporádicos
producto de sus actividades independientes. Mostrando
preocupación por que su esposo no tiene un trabajo
estable.

Historia Sexual
A la edad de 7 años, recibió información sexual por parte
de sus abuelos, sobre la diferencia de sexos, le decían
que “no se dejara tocar por algún extraño”. Sin embargo,
manifiesta que a la edad de 10 años; cuando viajó a visitar
a su madre a la ciudad de Lima, fue víctima por
tocamientos sexuales por parte del padrastro y recuerda
que la amenazaba “con contarle a su madre” para
mantenerla callada; y refiere que ella también tenía temor
de que su madre no le creyera lo sucedido. Sin embargo
no llegaba a violarla, pues refiere que se defendía
“corriendo por la habitación”. Manifiesta “mi padrastro
siempre me ha manoseado, intentó violarme en dos
oportunidades a la edad de 10 y 11 años de edad, sentía
cólera por todo lo que me pasaba... y sin contarle a nadie”
A los 12 años, trabajaba como empleada doméstica en
casa de su tío y refiere también haber sido víctima de
intento de violación por parte de él en dos oportunidades,
“yo salía corriendo cada vez que pasaba... al fin dejé de
trabajar allí”
Refiere desde 14 años se autoestimulaba sexualmente, sin
embargo, lo tomaba como “un juego”, pero lo realizaba

10
esporádicamente, a la misma edad tuvo su primera
relación sexual con el que es su actual pareja y expresa
que lo hizo por amor.
Manifiesta que actualmente no presenta deseo sexual
hacia su esposo, y cuando tienen relaciones sexuales,
“sólo lo hago por “deber” y no siento placer”,desde hace 5
meses, finge estar “complacida sexualmente”, para que su
esposo se sienta bien. Sin embargo, emocionalmente se
siente triste y con sentimientos de culpa por tal situación.

Historia Familiar
a) Composición Familiar:

Parentesco Nombre y Edad Grado de Ocupación Estado


Apellidos Instrucción Civil
Abuela O.V.R. 72 Superior Jubilada Viudez
Política
Suegra B.S.V. 52 5º Ama de casa Casada
Secundaria
Cuñada N.G.S. 40 Superior Ama de casa Casada
Paciente L.M.C. 27 3º Ama de casa Casada
Secundaria
Esposo M.G.S. 32 4º Obrero Casado
Secundaria
Hija mayor S.G.M. 12 6º Primaria Estudiante Soltera
Hija A.G.M. 10 5º Primaria Estudiante Soltera
intermedia
Hijo menor M.G.M. 4 Nivel inicial Estudiante soltero

b) Actitud de la familia:

 Abuela Política: O.V.R. (72), es una persona


colaboradora, colérica y reservada, y según la
evaluada: “es indiferente conmigo”.

11
 Suegra: B.S.V. (52), es una persona de carácter
colérico, rígida, poco tolerante y según la evaluada:
“critica a todos en la familia … y ates que me critique
mejor guardo mi distancia con ella”
 Cuñada: N.G.S. (40), es una persona amable,
solidaria y tranquila. La evaluada refiere que es quien
más conversa y colabora con ella.

 Esposo: M.G.S. (32), es una persona con carácter


fuerte, rígido, poco tolerante, y colérico, también
agresivo, manifiesta: ” antes de mi enfermedad, él
acostumbraba golpearme física y psicológicamente,
aunque ya en la actualidad no me golpea, pero continúa
ofendiéndome por medio de sus insultos”.

 Hija Mayor. S.G.M. (12), es una adolescente


tranquila, colaboradora y solidaria. La evaluada expresa
“a mi hija, mis cuñadas la tratan con indiferencia, me
hacen recordar a mi, cuando yo era rechazada”. Refiere
su relación es cercana y cálida con su hija.

 Hija Intermedia: A.G.M. (10), es una niña activa,


pleitista y “ llorona”. Asimismo afirma “mis cuñadas la
consienten más, le compran ropa y hacen diferencia con
mis hijos”. Refiere que su relación es distante, y que no
soporta “los berrinches que le hace”.

 Hijo Menor : M.G.M. (4); es un niño inquieto,


intranquilo y cariñoso. Asimismo afirma “ mi hijito y yo
nos llevamos muy bien”.

c) Dinámica Familiar

12
Manifiesta que el ambiente familiar actual es conflictivo
entre sus miembros , con un rol agresivo del esposo.
Expresa mayor consideración e identificación con su
hija mayor S.G.M, pues refiere “a mi hija mayor siempre
mis cuñadas la gritan y no le regalan obsequios...a
pesar que es respetuosa...me hace recordar a mí
cuando me sentía rechazada por mis amigas del
colegio”. Aunque también , se lleva bien con su hijo
menor M.G.M, a diferencia de la hija intermedia A.G.M,
pues expresa: ”esta niña es malcriada, me falta el
respeto al levantarme la voz en las discusiones, y sin
embargo mis cuñadas le regalan obsequios, me la
consienten mucho...”. Todo ello da lugar a la rivalidad
fraterna entre sus hijos, donde esta situación le genera
tristeza, preocupación y sentimiento de culpa. Relata
que pocas veces suele recrearse la familia, por la baja
situación económica que siempre se encuentran . En
cuanto al método de disciplina que utilizan para los
hijos, es con llamadas de atención y agresiones físicas
que es realizada por su esposo, sin embargo la
examinada expresa: ”a mi me incomoda que les pegue
… cuando le reclamo me avergüenza ante mis hijos … y
mejor no digo nada para que no me ridiculice … y les
digo a mis hijos que se porten bien para evitar
problemas”.
Refiere además, que una vez discutió fuertemente con
su esposo e hijos, ”llegué a reflexionar que mi familia
no me valoraba como madre, y por única vez, abandoné
mi hogar...y fui a vivir por 5 días con mi madre a Lima”.
Manifiesta que no llevó a sus hijos, pues tenía miedo
que quizás su padrastro abusara sexualmente de ellos,
sin embargo trataba de comunicarse por vía telefónica

13
constantemente, pues los extrañaba. Luego regresó a
vivir en casa de sus abuelos, refiriendo: “ya que me
daba vergüenza regresar a mi casa… por haberme ido”
y ante la llamada de su esposo, volvió a su hogar con
sus hijos. Aunque su actitud por parte de él fue de
enojo. Pero luego, según la evaluada llegó a
tranquilizarse aceptándola nuevamente.

d) Realidad Socio económica:


La familia vive actualmente, con casa propia, de
material noble, cuenta con los servicios básicos y
comodidades recreativas como televisión, DVD, radio
entre otros; las habitaciones en la casa son un total de
3. Pues casa habitación habita una familia (suegra e
hija, cuñada y esposo)
Entre los miembros que mantienen el hogar, es su
esposo y abuela política, pero anterior apoyaba también
la evaluada.

II. EXAMEN MENTAL

Observaciones Generales :

Circunstancias del Examen :


La entrevista así como los exámenes se realizaron en un
ambiente privado del Centro Referencial de Ferreñafe,
ambiente apropiado para desarrollar dichas reuniones
brindando una atmósfera cómoda, acogedora y conforme a
lo acordado, las sesiones tuvieron una duración de 1 a 2
horas por cada día citado (2 ó 3 veces a la semana)
Fuentes de información : Las fuentes de información han
sido :

14
- Directas :
 Entrevistas y sesiones con la examinada

15
 Datos obtenidos de la historia clínica que se
archiva en el hospital
 Observación directa

16
- Indirectas :
 Pruebas psicológicas

Aspecto General :
Descripción Física:
Se trata de una persona adulta, de sexo femenino,
aparenta mayor edad que refiere, cuya contextura es
gruesa y estatura promedio, de raza trigueña, cabello
marrón oscuro y aparenta un adecuado estado nutricional.

Apariencia externa :
Se le observa moderadamente vestida, en ocasiones no
mostrando una adecuada higiene personal y con los
cabellos ligeramente alborotados.
Su expresión facial denota cierta timidez, además efectúa
gestos al expresarse verbalmente, es comunicativa, el tono
de voz es bajo, timbre es grueso, la extensión de sus
respuestas eran largas, poniendo énfasis en determinadas
expresiones, su pronunciación es correcta.
Su porte es algo encorvado, asimismo su caminar es
pesado, con pasos cortos y una adecuada coordinación de
sus movimientos.

Conducta durante el examen :


Por lo general, en las entrevistas demuestra una conducta
colaboradora y afectuosa con la examinadora, asimismo la
administración de las pruebas psicológicas mostró una
actitud de respeto y obediencia.
Se le observa espontánea, expresa tanto sus molestias
como sus agrados con sinceridad lográndose entablar
rápidamente una relación empática.

17
Evaluación de las Funciones Psíquicas
Humor y Afectividad :
Se observa un estado anímico con disminución del tono
afectivo acompañado de intranquilidad, estados de
ansiedad, tristeza y pánico. En cuanto al contenido de su
afecto es de insatisfacción por sentimientos de culpa.
Características del Lenguaje :
Su lenguaje es el esperado, fluido, claro y sencillo y
coherente. Expresa sus ideas de manera comprensible y
ordenada; guardando ilación en la emisión de las mismas;
así mismo no existe variación en su énfasis durante la
expresión.
Percepción :
Se ha podido observar que la examinada en el momento
actual percibe adecuadamente los estímulos del medio
ambiente, siendo capaz de reconocer los objetos que
existen en la realidad descartándose la presencia de
patología nivel visual, auditiva, táctil, olfativo las cuales se
encuentran dentro de lo esperado.
Pensamiento y Tendencia Mentales :
En cuanto a su ritmo y coherencia se encuentra
conservada. Sin embargo, en cuanto a su contenido se
pueden encontrar preocupaciones constantes e ideas de
desvalorización personal.

Sensorio y Cognición:
- Conciencia: En la paciente se evidencia
adecuados niveles de conciencia. Respecto a su cuadro
clínico presenta conciencia de enfermedad.
- Orientación y Memoria:
 Orientación :
Se encuentra orientada en tiempo, persona y
espacio, así como también respecto a las demás

18
personas que se encuentran a su alrededor,
conciente de la realidad y de los acontecimientos del
medio externo.
 Memoria :
Su memoria remota así como su memoria inmediata
se encuentra parcialmente disminuidos ya que
presenta ciertas dificultades debido a estados
afectivos o emocionales que interfieren en el curso
de sus procesos evocativos.
 Atención y concentración:
Su atención y concentración requiere mayor
entrenamiento ya que presenta ciertas dificultades
probablemente a perturbaciones emocionales.
 Lectura y Escritura:
Posee un buen desarrollo en su Lecto Escritura,
dicho desarrollo se evidencio con los estímulos que
se presentaron durante todas las evaluaciones.
 Capacidad Visuoespacial.
Presenta adecuada orientación espacial, lográndose
ubicar adecuadamente dentro del medio o contexto,
no presentando dificultades para llegar al lugar
requerido. Al evaluar las opciones grafoperceptivas,
a través de la copia directa de los diseños, no se
evidencia errores a nivel motor y/o espacial.
 Pensamiento Abstracto:
Su capacidad para abstraer y elaborar ideas
abstractas, se encuentran disminuidas.

 Inteligencia:
Según la observación clínica se evidencia un
desarrollo intelectual normal bajo, con nivel de

19
razonamiento de tipo concreto y funcional, sin
deterioro notorio en el momento de las evaluaciones.
Instintos e Impulsividad :
Aletargada en el plano instintivo sin deseos de índole
sexual con débil control de impulsos.

III. EVALUACIÓN PSICOLÓGICA

BATERÍAS DE PRUEBAS ADMINISTRADAS

ÁREAS PRUEBAS PSICOLÓGICAS


INTELIGENCIA Escala de Inteligencia para adultos de
Weschler
ORGANICIDAD Test Gstáltico Visomotor de Bender
Test de la Figura Humana de Karen
Machover
Test de la persona bajo la lluvia
Test Psicodiagnóstico de Rorschach
PERSONALIDAD
Inventario Clínico Multiaxial de Millon
II
Test de Colores de Lüscher
Test de Frases incompletas de Sacks.
ANSIEDAD Y DEPRESIÓN Escala de Ansiedad y Depresión de
Zung

TEST DE FRASES INCOMPLETAS DE SACKS

La evaluada percibe como una etapa de sufrimiento a su niñez,


debido a los sentimientos de soledad que experimentaba. Razón por

20
el cual muestra sentimientos ambivalentes hacia la madre. Percibe a
la figura paterna, como poco afectuosa y distante. Sin embargo,
hubiera querido vivir con ellos en su infancia. Además refleja un
ambiente familiar, como carencia de relaciones afectivas apropiadas.
Por ende, falta de comprensión en su vida matrimonial y sexual.
Refleja también, sentimientos de culpa, probablemente por el
contenido de sus pensamientos y el de no haber estudiado. Sin
embargo evidencia arrepentimiento de las actitudes tomadas en el
pasado.
Presenta sentimientos de inferioridad y falta de confianza de sí
mismo ante la figura de autoridad y/o compañeros. Con incapacidad
de enfrentar situaciones que le produzcan sufrimiento.
Por otro lado, posee esperanzas en su enfermedad y expectativas
del futro. Sin embargo sus temores le impiden tomar decisiones
favorables en el cumplimiento de sus metas.

TEST DE FRASES INCOMPLETAS DE SACKS

I. ACTITUD HACIA LA MADRE:


Calificación (1): Aparenta haber tenido una buena relación con
su madre, pero sin embargo hay evidencia de conflicto a la
carencia afectiva recibida.

II. ACTITUD HACIA EL PADRE:


Calificación (2): Existe problemática con la figura paterna, lo
percibe como distante y poco afectivo.

III. ACTITUDES HACIA LA FAMILIA:


Calificación (2): Problemática sería, percibe a su familia con
carencia de relaciones afectivas apropiadas.

IV. ACTITUD HACIA LA MUJER:

21
Calificación (0): Su actitud hacia la mujer es que sea buena,
debe estudiar para salir adelante y que aprenda de sus
experiencias.
V. ACTITUD HACIA LAS RELACIONES HETEROSEXUALES:
Calificación (2): Parece necesitar ayuda terapéutica para
manejar los conflictos emocionales en esta área. Ya que
percibe falta de comprensión en su vida matrimonial, así
también en lo sexual.
VI. ACTITUD HACIA LOS AMIGOS Y CONOCIDOS:
Calificación (2): Existe problemática, percibe incomprensión y
falta de confianza en los demás.
VII. ACTITUD HACIA LOS SUPERIORES EN EL TRABAJO Y EN
EL COLEGIO:
Calificación (1): Leve perturbación, sentimientos de inferioridad
ante a figura de autoridad.

VIII. ACTITUD HACIA LA GENTE SUPERVISADA:


Calificación (2): Para necesita ayuda terapéutica para manejar
los conflictos emocionales en esta área. Por motivo a que se
percibe incapaz al dar órdenes, sin embargo sólo es capaz de
realizarlo con su familia, para sentirse importante.
IX. ACTITUD HACIA LOS COLEGAS DE TRABAJO O DEL
COLEGIO:
Calificación (1): Presenta cierta dificultad, al parecer por sus
sentimientos de inferioridad y falta de confianza en sí misma
en la relación con sus compañeros.
X. TEMORES:
Calificación (2): Parece necesitar ayuda terapéutica para
manejar conflictos emocionales en esta área. Ya que percibe
diversos temores e incapacidad para enfrentar situaciones que
le produzcan sufrimiento.
XI. SENTIMIENTOS DE CULPA:

22
Calificación (2): Problemática seria, ya que presenta
sentimientos de culpa; probablemente por el contenido de sus
pensamientos y el de no haber estudiado. Sin embargo
evidencia arrepentimiento de las actitudes tomadas en el
pasado.
XII. ACTITUDES HACIA LAS PROPIAS HABILIDADES:
Calificación (1): Leve perturbación, ya que reconoce su
habilidad para los negocios, sin embargo siente que su
potencialidad disminuye cuando se confronta ante los
obstáculos.
XIII. ACTITUD HACIA EL PASADO:
Calificación (2): Evidencia problemática, por sentimientos de
soledad durante la niñez, lo cual percibe como una etapa de
sufrimiento.

XIV. ACTITUD HACIA EL FUTURO:


Calificación (1): Leve perturbación, ya que tiene esperanzas en
su enfermedad y futuro. Sin embargo, experimenta sensación
de inseguridad, al tener más edad.

XV. METAS:
Calificación (1): Leve perturbación, ya que presenta la
probabilidad de haber querido vivir desde la etapa de su niñez
con sus padres.

ESCALA DE INTELIGENCIA PARA ADULTOS DE WECHSLER


(WAIS)

I. C.E. POTENCIAL:
Semejanzas :9 9 x 10 = 90
Diseño de Cubos :7

23
II. NIVEL DE RENDIMIENTO:
ÁREA VERBAL ÁREA EJECUCIÓN
 Información 7 N. Promedio Dígitos-Símbolos 6 N. Inferior
 Comprensión 7 N. Promedio Completan-Figuras 7 N.Promedio
 Aritmética 9 N. Promedio Diseño de cubos 7 N.Promedio
 Semejanzas 9 N. Promedio Ordenamiento de 9 N.Promedio
Figuras
 Memoria- 7 N. Promedio Comparación Obj. 7 N.Promedio
Dígitos
 Vocabulario 7 N. Promedio

III. DETERIORO MENTAL:

SE MANTIENEN NO SE MANTIENEN
 Información: 7  Memoria de Dígitos:
7
 Comprensión: 7  Aritmética: 9
 Vocabulario: 7  Semejanzas:
9
 Complet. De Fig.: 7  Ordenamiento de Fig.: 9
 Comp. – Objetos: 7  Diseño de Cubos: 7
TOTAL : 35  Dígitos y Símbolos:
6
TOTAL: 47X 5
6
TOTAL: 39
SM – NSM X 100
SM

35 – 39 X 100
35

Vemos que S.M. es menor que No S.M., se puede decir que no


existe Deterioro Mental.
IV. VARIABILIDAD INTERTEST:
ÁREA VERBAL ÁREA EJECUCIÓN
 Información 7 - Dígitos-Símbolos 6 -
 Comprensión 7 - Completan-Figuras 7
 Aritmética 9 ++ Diseño de cubos 7
 Semejanzas 9 ++ Ordenamiento de 9 +
figuras
 Memoria- 7 - Comparación Obj. 7
Dígitos

24
 Vocabulario 7 - TOTAL 36
TOTAL 46
PROMEDIO: 46/6= 7.66 PROMEDIO: 36/5= 7.2

En el Área Verbal existe variabilidad en las escalas de


Aritmética y Semejanzas (por encima del Promedio) y
comprensión, información, memoria de dígitos y vocabulario
(por debajo del Promedio).
En el Área Ejecutiva, la escala de Ordenamientos de Figuras
(por encima del Promedio) y Dígitos – Símbolos (por debajo
del promedio).
La variabilidad existen es debido a factores, emociones que
afectan su rendimiento.

V. NIVEL DE EFICIENCIA:
CI Total : 83 Normal Torpe
CI Potencial : 90 Promedio

La evaluada está rindiendo por debajo de su CI Potencial.

ESCALA DE INTELIGENCIA PARA ADULTOS DE WECHSLER


(WAIS)

Examinada que en el momento actual presenta un CI Total de


83, siendo su CI Verbal: 85 y el CI de Ejecución: 82, los cuales
corresponden a la categoría Mental Torpe. El CI Potencial de 90 que
se ubica en la categoría Mental Promedio. Lo que nos señala que la
examinada se halla rindiendo por debajo de lo esperado, debiéndose
probablemente a factores emocionales.
En el análisis cualitativo de la prueba, encontramos que la
evaluada presenta disminución en Inteligencia General. Así también
en su memoria mecánica e inmediata, presentando así deficiencias

25
en su capacidad de evocación espontánea y automática de
recuerdos.
En cuanto a su habilidad sintética y analítica como capacidad
de abstracción se encuentra en proceso de desarrollo, asimismo sus
niveles de atención, organización visual y coordinación visomotriz
que requieren de mayor entrenamiento.
Sin embargo, se encuentran conservados los niveles básicos
de pensamiento funcional y concreto.
Por otro lado expresa disminución tanto hacia el conocimiento
de cultura general y en el nivel de adaptación al medio ambiente que
no favorece la comprensión de las costumbres y situaciones
sociales.
A la fecha la examinada, no presenta nivel de deterioro mental.

CONCLUSIONES:
Examinada que en el momento actual presenta un CI total de 83,
corresponde a la categoría Mental Normal Torpe, no encontrándose
Deterioro Mental.

ESCALA DE ANSIEDAD Y DEPRESIÓN DE ZUNG


RESULTADOS:
a) Total de ansiedad (EAA)
Total = 56 / Índice EAA = 70
Presencia de Ansiedad marcada o severa.
b) Total de depresión (EAMD)
Total = 57 / Índice EAMD = 71
Presencia de Depresión marcada o severa.
Interpretación:
La evaluada presenta ansiedad marcada o severa, mostrando
como síntomas:
 Afectivos:

26
Intranquilidad, Miedo, temor, Desintegración mental,
Aprehensión
 Somáticos:
Dolores y molestias corporales, Intranquilidad, Palpitaciones,
Mareos, Parestesias, Frecuencia urinaria, Transpiración,
Bochornos, Insomnio, Disnea
La evaluada se encuentra en una depresión marcada o severa,
mostrando como síntomas:
 Afectivos persistentes: tristeza, melancolía.
 Equivalentes Fisiológicos: Exageración de
síntomas en la mañana mejorando conforme pasa el día,
asimismo dificultades para conciliar el sueño, así también apetito
y libido disminuido, además presencia de taquicardia.
 Equivalentes Psicológicos: Agitación y retardo
psicomotor, confusión, sensación de vacío, desesperanza,
indecisión e irritabilidad, disgustos y desvalorización personal.

TEST DE LOS COLORES DE LÜSCHER

NOMBRE: L.M.C. EDAD: 27 AÑOS SEXO: F

CONFIGURACIÓN
3 7 1 6 0 5 2 4

OBJETIVO DESEADO (FUNCIÓN +)


(+3+7): Quiere compensar por todo lo que cree que ha perdido
viviendo con exagerada intensidad, de este modo, cree
que puede librarse de todas las cosas que lo oprimen.

27
SITUACIÓN PRESENTE (FUNCIÓN x)
(x1x6): Evita esfuerzos excesivos, necesita enraizarse en la
seguridad y apacibilidad de la amistad.
CARACTERÍSTICAS COARTADAS (FUNCIÓN =)
(=0=5): Es egocéntrico, y por lo tanto, fácilmente se siente
ofendido.
FOCO DE TENSIÓN (FUNCIÓN -)
(-2-4): Interpretación Fisiológica: Tensión y Ansiedad que se
han originado por un conflicto entre la esperanza y la necesidad,
después de un gran desengaño.
Interpretación Psicológica: Descripciones y esperanzas irrealizadas
han dado lugar a una incertidumbre ansiosa, al mismo tiempo, duda
que las cosas serán mejor en el futuro y, en consecuencia, pospone
las decisiones esenciales. Es muy probable que se dedique a la
búsqueda de futilidades como escapatoria.
PROBLEMA ACTUAL (FUNCIÓN +-)
(+3-4): La decepción y el temor ante la posibilidad de que
resulte inútil plantearse nuevos objetivos lo han llevado a un estado
de tensión y ansiedad. Quiere un contacto personal con otros que
concuerdan con él y oportunidades para su desarrollo, pero cree que
sus asociaciones son superficiales y que su progreso esta impedido.
RESUMEN:
Actualmente la paciente tiene sensaciones de tensión y ansiedad
que se han originado a causa de fracasos y decepciones, al mismo
tiempo duda que las cosas sean mejor en el futuro ante la posibilidad
que resulte inútil plantearse nuevos objetivos, el cual es probable
que se dedique a la búsqueda de futilidades como escapatoria.
Asimismo necesita enraizarse en la seguridad y apacibilidad de la
amistad, pero cree que sus asociaciones son superficiales.

28
TEST DE LA FIGURA HUMANA DE KAREN MACHOVER

Examinada físicamente, insegura, es dependiente e infantil, que


refleja tensión e incapacidad para relajarse. Por ello posee
dificultades para controlar y dirigir los impulsos instintivos o síntomas
somáticos.
Por otro lado, si bien se identifica adecuada con su rol sexual, se
refleja sexualmente precoz, así como también presenta problemática
sexual. Además muestra tendencia a compensar en sus fantasías la
pobre estimación de sí misma, creyéndose entonces socialmente
agresiva, motivo por el cual pose sentimientos de culpa.
Refleja, también tendencia de actuar bajo la imposición del deber,
razón por el que posee actitudes derrotistas.
Por otro lado muestra necesidad de protección de la figura materna y
visualiza al sexo masculino fuerte, agresivo y de mayor autoridad.

TEST DE LA PERSONA BAJO LA LLUVIA

La evaluada con 27 años de edad muestra retraimiento e


inseguridad, transmitiendo además sensación de pesimismo,
debilidad, fatiga y pereza en determinadas situaciones. Así también
refleja estar rodeado de alguna situación estresante y agobiante en
el cual le produciera tensión.
Tiende a defenderse con su cuerpo, en el cual se expone y corre
riesgos. Reflejando preocupación por críticas y opiniones de otras
personas en su mundo circundante. Además presencia de conflictos
sin resolver. Así también tiende a reflejar desarmonía entre el
intelecto y la emoción así como dificultad para enfrentar una tarea
nueva para tomar decisiones, razón por el que elige situaciones
rutinarias.

29
TEST GUESTALTICO VISOMOTOR DE BENDER

RESULTADOS:
 Indicadores de Lesión Orgánica:
Errores No Significativos : 0
Errores Significativos: 0
Errores Altamente Significativos: 0
 Indicadores Emocionales:
Expansión

CONCLUSIONES:
Diagnostico de Lesión Cerebral.
No presenta lesión cerebral.
Diagnostico Emocional.
Manifiesta cierta tendencia a la impulsividad, la cual puede existir
cierta perturbación emocional.

30
TEST PSICODIAGNÓSTICO DE RORCHACH

La examinada refleja procesos mentales lentos e improductividad


debido a una capacidad intelectual pobre o de origen afectivo.
Además muestra una actitud dependiente.
Por otro lado, con la presencia de tensiones demasiadas fuertes, así
mismo puede inhibirse en condiciones donde exista un fuerte
impacto ambiental. Además, refleja poco interés en los detalles
pequeños de la experiencia.
Refleja una autocrítica excesiva que interfiere en su funcionamiento,
sin embargo tiende a confiar más en su vida interior que en su
ambiente con el fin de obtener apoyo o estimulación.

INVENTARIO CLÍNICO MULTIAXIAL DE MILLON II

La examinada se refleja una persona típicamente tensa, indecisa e


inquieta con problemas de concentración y tiende a quejarse de
malestares físicos, frecuentemente presentadas de una manera
exagerada, manifestando una incapacidad de relajación. Además
presenta sentimientos de desánimo o culpabilidad, baja autoestima y
con expresiones frecuentes de inutilidad y comentarios
autodesvalorativos. Disminución de la eficacia de cumplir tareas
rutinarias.
Para integrar su dolor y angustia, estados que ella experimenta como
reconfortantes, recuerda activa y repetidamente sus percances
pasados, transformando otras circunstancias afortunadas en
resultados potencialmente más problemáticos.

31
INTERPRETACIÓN GENERAL DE LOS RESULTADOS
En el momento actual la evaluada muestra un coeficiente
intelectual de 83 al cual le corresponde la Categoría Mental
Normal Torpe, evidenciando un coeficiente intelectual
Potencial de 90, que se ubica en la categoría Mental
Promedio, indicándonos así que se encuentra rindiendo debajo
de lo esperado debido a factores emocionales.
Presenta disminución en la Inteligencia General, así también
en su memoria mecánica e inmediata, presentando así
deficiencias en su capacidad de evocación espontánea y
automática de recuerdos. Sus niveles de atención,
organización visual y coordinación visomotriz requieren de
mayor entrenamiento. Sin embargo se encuentran
conservados los niveles básicos de pensamiento funcional y
concreto. No se evidencian indicadores de compromiso
orgánico ni deterioro mental.
Paciente con bases estructurales de una personalidad
básicamente insegura, dependiente e infantil, que refleja
tensión e incapacidad para relajarse. Por ello posee
dificultades para controlar y dirigir los impulsos instintivos o
síntomas somáticos. Presenta sentimientos de desánimo o
culpabilidad y bajo autoestima. La cual para integrar su dolor y
angustia, estados que ella experimenta como reconfortantes,
recuerda activamente sus percances pasados, transformando
otras circunstancias afortunadas en resultados más
problemáticos. Posee expectativas hacia el futuro sin embargo
puede que sus temores le impidan tomar decisiones favorables
en el cumplimiento de sus metas.
Sus niveles de Ansiedad y Depresión se encuentran en la
categoría Marcada o Severo.

32
Frente a su entorno muestra tendencia a compensar en sus
fantasías la pobre estimación de sí misma creyéndose
socialmente agresiva, con incapacidad de enfrentar
situaciones que le produzcan sufrimiento. Así también
inhibirse en condiciones donde exista un fuerte impacto
ambiental. Necesita la apacibilidad de la amistad pero cree
que sus asociaciones son superficiales.
En cuanto al área familiar, percibe como etapa de sufrimiento a
su niñez, debido a los sentimientos de soledad que
experimentaba, considerando a la figura paterna distante y/o
poco afectuosa, así también sentimientos ambivalentes hacia
la madre. Sin embargo hubiera querido vivir con ellos en su
infancia. Refleja actualmente un ambiente familiar, con
carencias de relaciones afectivas. Así también carencia de
comprensión en su vida matrimonial.
Presenta una adecuada identidad sexual, se refleja
sexualmente precoz, así también se evidencia problemática
sexual.
En la Evaluación Psicopatológica, se encuentra orientada en
espacio, tiempo y persona, no presenta pseudopercepciones ni
alucinaciones. Sin embargo en el contenido de su pensamiento
se pueden encontrar preocupaciones constantes, algunas
ideas de desvalorización personal.
Se observa un estado anímico con disminución del tono
afectivo o acompañado de intranquilidad, estados de ansiedad,
tristeza y pánico. En cuanto al contenido de su afecto es de
insatisfacción por sentimiento de culpa.
En el Plano Instintivo se encuentra aletargado sin deseos de
índole sexual con débil control de impulsos.

IV. DIAGNÓSTICO DEL CASO CLINICO


Partiendo de:

33
1. Los datos obtenidos de la observación psicológica.
2. Resultados de las Pruebas.
3. Los criterios existentes en el DSM-IV. y CI-10
Nos estamos refiriendo a:
EJE I F41.0 Trastorno de Angustia sin Agorofobia

EJE II F60.6 Trastorno de la Personalidad por


evitación
EJE III Ninguno
Según la evaluación realizada, en la actualidad no presenta
enfermedad física relevante que se relacione directamente con
el trastorno mental, ni se evidencian indicadores de Lesión
Cerebral.
EJE IV :
Según la clasificación de los Estresores Psicosociales, se
ubica en la categoría de problemas relativos al grupo primario
de apoyo, caracterizada por conflictos familiares. Así también
en la categoría Problemas Económicos que se caracteriza por
ayudas socioeconómicas insuficiente debido a que el cónyuge
no tiene un trabajo estable.

EJE V : EEAG=31-40 Alteración en el Estado de Ánimo


Según CI-10:
- F41.0 : Trastorno de Pánico (Ansiedad Paroxística
-episódica.
- F60.6 : Trastorno Ansioso (Evitativo) de la Personalidad

V. PRONÓSTICO
Analizando globalmente cada eje de las conclusiones
diagnósticas se evidencia un trastorno de Angustia sin
Agorofobia con trastorno de Personalidad por evitación, sin
enfermedad física relevante que lo acompañe, sumergida en
un constante estrés psicosocial de tipo familiar (grupo primario

34
de apoyo), y problemas socioeconómico (Problemas
económicos), lo que puede incrementar su cuadro patológico si
no es intervenida psicoterapeuticamente, por lo cual la
examinada, tiene un pronóstico favorable ya que se
encuentra como soporte positivo el grado de conciencia de
enfermedad de la paciente y el cumplimiento del tratamiento
psicoterapéutico hasta el momento actual.

VI. CONCLUSIONES
Con respecto al caso clínico se llegó a las siguientes
conclusiones:
- La paciente con una personalidad insegura, dependiente e
infantil, que refleja tensión e incapacidad para relajarse.
Presentando sentimientos de desánimo o culpabilidad y
baja autoestima. Muestra tendencia a compensar en sus
fantasías la pobre estimación de sí misma creyéndose ante
su entorno socialmente agresiva con incapacidad de
enfrentar situaciones que le produzcan sufrimiento. Así
también con dificultad de tomar decisiones favorables en el
cumplimiento de sus metas.
- Psicopatológicamente se encuentran afectadas las
funciones psíquicas de: Atención y Concentración,
Memoria, Pensamiento, Humor y Afectividad e Instintos.
- La paciente al ser evaluada en el área de inteligencia
obtuvo un CI total de 83, siendo su CI Verbal: 85 y el CI de
Ejecución: 82, los cuales corresponden a la categoría
mental Normal Torpe. El CI Potencial de 90 que se ubica en
la Categoría Mental Promedio.

35
VII. MARCO TEÓRICO DEL DIAGNÓSTICO
TRASTORNO DE PÁNICO
La angustia o ansiedad es la emoción más universalmente
experimentada. En el plano de lo normal expresa la
incertidumbre por el carácter contingente de la condición
humana y además posee funciones adaptativas. La angustia
patológica es el síntoma central en los trastornos de ansiedad
y aparece como síntoma asociado en muchas enfermedades
psiquiátricas y médicas.
Hasta la publicación del DSM-III en 1980 se consideraba que
las crisis de pánico y la ansiedad generalizada constituían una
sola entidad, denominada neurosis de ansiedad. Desde ese
entonces se han separado estas dos manifestaciones clínicas
con base de diferencias en su historia natural y familiar,
neurológica y respuesta farmacológica. Desde 1980 se
considera el trastorno de pánico y el trastorno de ansiedad
generalizada como entidades independientes, y el CIE-10 las
separa también refiriéndose al trastorno de pánico como
trastorno por ataques de angustia.
Los cambios conceptuales con relación a la ansiedad
patológica que han dado lugar a estas clasificaciones rompen
al modelo clásico de continuidad, donde sólo habría
diferencias cuantitativas entre el miedo o la ansiedad normal,
la ansiedad reactiva al estrés, la neurosis de ansiedad y los
diferentes tipos de fobias, pasando a un modelo discontinuo en
que se considera que el Trastorno de pánico es
cualitativamente distinto del trastorno de ansiedad
generalizada y de otros tipos de ansiedad.

HISTORIA
Desde el siglo pasado se encuentran descripciones de
pacientes con trastorno de pánico que recibían diagnósticos

36
tales como síndrome de DaCosta, corazón de soldado,
síndrome de esfuerzo, astenia neurocirculatoria, neurosis
cardiaca, síndrome de hiperventilación, entre otros.
Varios investigadores a mediados de este siglo encontraron;
que pacientes con intolerancia al esfuerzo tenían con la
exposición al ejercicio mayor consumo de oxigeno y mayor
producción de lactato sérico. Pitts y McClure plantearon en
1697 que los pacientes con ataques de pánico eran más
sensibles que controles a los efectos del lactato. Fueron los
primeros en realizar infusiones de lactato de sodio,
encontrando que estas producían crisis de pánico en 75% de
los pacientes con trastorno de pánico, contra menos de un 5%
en controles.
En la década del 60 se informó sobre la utilidad de los
inhibidores de la NAO en el síndrome de despersonalización
con ansiedad fóbica (que corresponde al trastorno de pánico) y
posteriormente Klein encontró que la imipramina era efectiva
en pacientes con ataques de pánico y agorafobia. Estas dos
observaciones impulsaron el estudio biológico del trastorno de
pánico que hasta ese entonces, como neurosis de ansiedad,
se consideraba un cuadro de origen psicógeno y por lo tanto
tratable con psicoterapia.

DEFINICIÓN:
El síntoma básico del trastorno de pánico es el ataque de
angustia severo, espontáneo y de comienzo brusco,
generalmente de breve duración y con carácter episódico. Los
síntomas de la crisis de pánico son manifestaciones físicas
que comprometen varios órganos o sistemas, acompañados de
sensación de miedo o terror que el paciente interpreta en ese
momento como muerte inminente o temor a perder la razón. En
la medida en que se presentan las crisis se va desarrollando

37
ansiedad anticipatoria y un 70% de los individuos afectados
presentan conductas de evitación fóbica que comúnmente
llegan al cuadro clínico de la agorafobia.

EPIDEMIOLOGÍA:
Hasta 11% de mujeres y 7% de hombres en la población
general han experimentado al menos un ataque de pánico. Sin
embargo, el trastorno de pánico, definido por los criterios
expuestos más adelante, tiene una prevalencia durante la vida
de cerca del 3%. La distribución sexual del trastorno de pánico
sin agorafobia es casi igual en ambos sexos, siendo un poco
más común en mujeres; cuando el trastorno se asocia a
agorafobia la proporción de mujeres a hombres es de 3 a 1. El
trastorno de pánico comienza comúnmente en el adulto joven,
la edad promedio de iniciación es 25 años, pero puede
comenzar en la niñez o adolescencia. Es raro que sea después
de los 40 años.
La prevalencia de la agorafobia es variable, situándose entre 3
a 5% en un período de seis meses. Todavía es motivo de
controversia si la agorafobia se puede presentar independiente
de trastorno de pánico o constituye siempre una complicación
de este último.
En consultas médicas especializadas, como las cardiológicas,
se ha encontrado una prevalencia de 15%.

ETIOLOGÍA:
Las investigaciones realizadas en las últimas décadas han
demostrado anormalidades neurobiológicas, como se deduce
de la predisposición familiar, de la especifidad de la respuesta
a las diversas sustancias provocadoras del pánico y de la
buena respuesta terapéutica a ciertos fármacos. De otro lado
ciertos componentes del cuadro clínico como la ansiedad

38
anticipatoria y el desarrollo de fobias se explican mejor desde
una perspectiva cognitivo comportamental. Recientemente se
está investigando el papel de los eventos vitales de
experiencias durante el desarrollo y de factores
psicodinámicos.

TEORIAS BIOLÓGICAS:
Las principales hipótesis neurobiológicas en el trastorno de
pánico se han derivado de la provocación del pánico en el
laboratorio. Varias sustancias pueden desencadenar crisis de
pánico en sujetos con este trastorno. Las más estudiadas han
sido el lactato sódico, el dióxido de carbono y la yohimbina;
pero también se han utilizado la cafeína, el isoproterenol y la
norepinetrina. Es muy probable que estas sustancias tengan
su efecto estimulando determinados sitios del tallo cerebral
que en individuos predispuestos provocan la descarga
autonómica masiva del ataque de pánico.
Estudios familiares y genéticos. Los parientes de primer
grado de pacientes con trastornos de pánico están afectados
en aproximadamente el 25% de los casos comparado con un
2.2% en controles.
El estudio de Torgersen con 32 parejas de gemelos
monocigóticos y 52 dicigóticos encontró un 31% de
concordancia en los monocigóticos contra 0% en los
dicigóticos.
Hipersensibilidad noradrenérgica. La hipótesis de una
disfunción noradrenérgica ha sido la teoría biológica más
investigada para explicar el trastorno de pánico. Se apoya en
los siguientes datos:
La clínica sugiera que los síntomas del pánico se relacionan
con aumentos de la actividad nerviosa simpática.

39
Los trabajos de Redmond en primates han mostrado que la
estimulación del locus ceruleus (que contienen más del 70%
de la norepinefrina cerebral) produce reacciones de miedo,
mientras que su ablación disminuye la capacidad de respuesta
a estímulos ansiógenos.
Las sustancias que aumentan la liberación de norepinetrina,
como la yohimbina (antagonista alfa 2 adrenérgico) son
ansiogénicas, mientras que aquellas que la disminuyen pueden
ser ansiolíticas. Además los pacientes con trastorno de pánico
son particularmente sensibles a las pruebas con yohimbina y
clorídina (agonista), lo cual ha llevado a plantear una
disfunción en el sistema receptor alfa 2 adrenérgico.
Los fármacos antidepresivos eficaces en el tratamiento del
pánico pueden actuar a través del sistema noradrenérgico
central.
El trabajo de Reiman con tomografía por emisión de
positorones demostró aumento del flujo sanguíneo en el área
parahipocámpica derecha en pacientes con trastorno de
pánico que presentaban crisis de pánico con infusión de
lactato. Este hallazgo es consistente con la posibilidad de que
haya hiperactividad noradrenérgica.
Anormalidades de otros neurotransmisores. La evidencia
que el compromiso del sistema serotoninérgico en el trastorno
de pánico se basa principalmente en la efectividad antipánico
de fármacos serotoninérgicos como la clorimipramina y los
inhibidores específicos de recaptación de serotonina. El papel
exacto de la serotonina en la ansiedad se desconoce, ya que
los resultados experimentales han sido contradictorios.
El GABA y las benzodiacepinas tienen efectos inhibitorios en el
locus ceruleus y pueden actuar disminuyendo la ansiedad al
modular sistemas activadores ascendentes, implicados en la
expresión del miedo o la angustia.

40
Con base en la existencia de benzodiacepinas endógenas
ansiógenas y a la variación que presentan los pacientes con
trastorno de pánico a sus efectos, y a los de benzodiacepinas
ansioliticas, se ha postulado un defecto en el receptor de
benzodiacepinas en estos pacientes.

Teorías psicológicas:
Modelo cognoscitivo comportamental. Beck postula que la
ansiedad patológica se presenta por varios errores en el
abordaje cognoscitivo, como: sobre estimular la posibilidad de
un evento negativo; sobre estimular su severidad; subestimar
la propia capacidad de manejo de la situación y lo que otros
pueden ayudar. Los estudios en pacientes con trastornos de
pánico han encontrado una tendencia muy marcada a
interpretar de manera catastrófica los síntomas somáticos de
la ansiedad. Así, la taquicardia inducida por el ejercicio, o la
sudoración provocada por aglomeración en un sitio cerrado,
conducen en el paciente a pensamientos de pérdida de control
y aun de muerte, lo cual produce un círculo vicioso con mayor
ansiedad y síntomas somáticos. En este modelo de “miedo del
miedo” con la repetición de las crisis aumenta la hipervigilancia
del paciente y su sensibilidad a las sensaciones y situaciones
en que se presentan. La conducta de evitación, las reacciones
condicionadas de miedo y el estado crónico de alerta ayudan a
perpetuar el ciclo de “miedo del miedo”. El condicionamiento
operante explica en parte el mantenimiento, aun por años, de
la ansiedad anticipatoria y de las fobias, aunque el sujeto no
haya vuelto a presentar crisis de pánico. En estos casos la
presencia de fobias lleva a que el paciente desarrolle ansiedad
anticipatoria si se aproxima a la situación temida. Al evitarla,
que es la conducta usual, la ansiedad disminuye y la conducta
de evitación se refuerza.

41
Aspectos del desarrollo. Eventos vitales. Factores
psicodinámicos: Fuera de los estudios familiares y genéticos
ya mencionados, hay otras evidencias que señalan que el
trastorno de pánico puede ser una manifestación de una
vulnerabilidad a la ansiedad. Estudios con niños de pacientes
con trastorno de pánico y agorafobia han encontrado altas
tasas de “inhibición comportamental a lo no familiar”: rasgos
temperamentales caracterizados por aumento del estado de
alerta, ansiedad, tendencia a evitar situaciones nuevas.
Estos niños demuestran más prevalencia de trastornos de
ansiedad y depresivos. A la inversa, también se ha encontrado
que adultos con trastorno de pánico han tenido más trastornos
de ansiedad en la niñez. Presumiblemente esta inhibición
comportamental representa una vulnerabilidad constitucional
que va a interactuar con factores psicosociales como los que
se mencionarán a continuación.
Varios estudios han reportado eventos vitales que impliquen
separación o aquellos que se consideran incontrollables como
precipitantes del trastorno de pánico. Desde la perspectiva
psicodinámica se ha propuesto un modelo que plantea una
predisposición neurofisiológica congénita que ocasiona
ansiedad y miedo en situaciones nuevas, la cual puede
reforzarse por conductas parenterales amenazantes,
controladoras o críticas que conducen a una resolución
incompleta de conflictos de dependencia-independencia.
Algunos pacientes son hipersensibles a la separación y por lo
tanto son muy dependientes: otros lo son a la sofocación y
tienden a ser independientes. En ambos casos la evitación de
lo nuevo interfiere con el aprendizaje de predecir amenazas
adecuadamente y de desarrollar estrategias adaptativas.

42
MANIFESTACIONES CLÍNICAS:
Ataque de pánico:
La característica esencial de un ataque de pánico es un
período aislado de miedo intenso o malestar que está
acompañado por lo menos de 4 síntomas somáticos o
cognoscitivos de la lista que aparece son:
Síntomas de ataque de pánico:
1. Palpitaciones, taquicardia.
2. Sudoración
3. Temblor
4. Diseña
5. Sensación de ahogo
6. Dolor o molestias precordiales
7. Náuseas o molestias abdominales.
8. Mareo, sensación de inestabilidad o desvanecimiento.
9. Despersonalización o desrealización
10. Miedo a perder el control o enloquecerse
11. Miedo a morir
12. Parestesias
13. Escalofríos u oleadas de calor
El paciente experimenta miedo sobrecogedor, terror, aprensión y
la sensación de muerte o catástrofe inminentes. A esto se
asocian múltiples síntomas como disnea, taquicardia, dolor
torácico, vértigo con miedo a marearse o caerse, sacudidas
musculares, temblores que a veces son descritos como
interiores, parestesias, sudoración, enrojecimiento facial,
accesos de calor o frío, etc. Desde el punto de vista psíquico
pueden presentarse experiencias de desrealización y
despersonalización. La desrealización se manifiesta por
distorsión del tiempo o del espacio con percepción alterada del
ambiente externo, las cosas parecen estar más alejadas o más
cerca, más grandes o más pequeñas, los sonidos más o menos

43
intensos. La despersonalización se caracteriza por percepción
alterada de si mismo. El paciente se puede sentir “raro”, más
grande o más pequeño, flotando o hundiéndose, como extraño a
si mismo, etc.
Otras manifestaciones psicológicas comunes son miedo a
desmayarse o perder la conciencia, sentimientos de pérdida de
la autonomía del yo, temor a realizar actos incontrolados como
gritar, salir corriendo, etc. Todas estas alteraciones psicológicas
pueden llevar al paciente a pensar que va a perder la razón.
El ataque se inicia súbitamente y llega a su acmé rápidamente
(generalmente 10 minutos o menos), y a menudo está
acompañado por la sensación de peligro o catástrofe inminentes,
y la urgencia de escapar. El ataque de pánico se puede
presentar en diversas entidades (trastorno de pánico, fobia
social, fobia específica, estrés postraumática, estrés agudo).
Trastorno de pánico:
Se caracteriza por la presencia de ataques de pánico
inesperados (no relacionando con una situación que lo dispara) y
recurrentes (mínimo 2 ataques), seguidos al menos en uno de
ellos por un período mínimo de 1 mes de preocupación
persistente de tener otro ataque, o de las posibles implicaciones
o consecuencias de él, o de un cambio significativo del
comportamiento relacionado a los ataques. La frecuencia y
severidad de los ataques es variable, pueden ser muy frecuentes
o con períodos largos libres de ellos. Los ataques pueden ser
muy severos o leves y con menos de los 4 síntomas, a éstos se
les llama ataques de síntomas limitados.
El paciente le tiene miedo a síntomas leves como dolores,
infecciones y es además muy sensible a los efectos secundarios
de las medicaciones, atribuye los ataques a una enfermedad
grave no diagnosticada: infarto, cáncer, epilepsia, etc., tiende a
la epocondriasis que puede ser física o mental. Al no encontrar

44
una explicación clara para sus ataques, desarrolla ideas
catastróficas: “voy a morir”, “a enloquecer”, “a perder el control”.
La repetición de los ataques conduce a excesivo uso de
servicios de salud (consultas médicas y exámenes de laboratorio
generalmente innecesarios) con sus consecuencias de
sufrimiento y pérdidas económicas. Frecuentemente se le
diagnostican diferentes entidades médicas como la hipoglicemia,
el vértigo de Meniere, etc. O por el contrario se le dice, en tono
reprobatorio y peyorativo: “no tiene nada”, “son nervios”.
Todo lo anterior y la inefectividad de muchos de los tratamientos
administrados conducen al paciente a un estado de aprensión
más o menos constante. “En espera”, por así decirlo, de ataques
venideros (ansiedad anticipatoria). Así, pues, con cada nuevo
ataque en lugar de rebajarse el nivel de ansiedad a un estado
basal, éste se eleva. Es frecuente encontrar hiperactividad
autonómica, aprensión, hipervigilancia y tensión muscular
generalizada. Al sufrir más ataques y ansiedad anticipatoria el
paciente adquiere fobias (evitación fóbica). El desarrollo de
éstas es influenciado por el número y la gravedad de los
ataques, el tratamiento recibido y la conducta de las personas
importantes en la vida del paciente. El individuo elabora
conductas para “evitar” o “contrarrestar” el objeto fóbico. Sin
embargo la agorafobia se presenta en el 70% de los pacientes.
También evita otras actividades a las que atribuye sus ataques,
como fumar o beber, ingerir medicamentos, programas o lecturas
sobre temas médicos. Estas conductas de evitación pueden
producir incapacitación que en algunos casos puede llegar hasta
el asilamiento total del individuo.
El paciente trata de reducir su ansiedad buscando la presencia
de un familiar o persona conocida. Con esta compañía, algunos
pacientes son capaces de afrontar la situación fóbica.

45
Estos comportamientos producen dependencia patológica que
afecta mucho las relaciones familiares. El pánico puede producir
desmoralización por su dificultad en funcionar adecuadamente.
Muchos pacientes sufren de depresión mayor (59-65%). En un
tercio de los pacientes la depresión precede al pánico, en los
otros la depresión ocurre al mismo tiempo que, o después del
trastorno de pánico. También es frecuente la comorbilidad con
abuso de alcohol o de sustancias. En poblaciones clínicas es
frecuente la comorbilidad con otros trastornos de ansiedad (fobia
social 15%, trastorno obseso compulsivo 10% fobia específica
10-20% trastorno de ansiedad generalizada 25%).

Clasificación:
El DSM-IV divide esta entidad en tres categorías
Trastorno de Pánico sin agorafobia:
El paciente presenta ataques de pánico inmotivados, y nunca ha
desarrollado síntomas de agorafobia.
Trastorno de Pánico con agorafobia:
El paciente presenta ataques de pánico inmotivados, en algún
período de la enfermedad, y además los síntomas de agorafobia.

Agorafobia sin historia de trastorno de pánico:


El paciente nunca ha presentado ataques inmotivados de pánico
y llena los criterios de agorafobia.

Diagnostico Diferencial:
Trastornos orgánicos:
Enfermedades: Muchas entidades médicas pueden producir
ataques de pánico. Entre ellas están hipertiroidismo,
hiperparatiroidismo, feocromocitoma, porfiria aguda, problemas
vestibulares, trastornos convulsivos, cardiacos (arritmias,
taquicardia supraventricular). El prolapso de la válvula mitral

46
puede ser un trastorno asociado, pero en ningún caso excluye el
diagnóstico de trastorno de pánico.
Sustancias: Los estimulantes cerebrales (cocaína, anfetaminas,
cafeína) o la marihuana, pueden producir ataques de pánico.
Igualmente síndromes de abstinencia de depresores como
alcohol o barbitúricos.

Trastornos Psiquiátricos:
Trastornos de ansiedad: Los ataques de ansiedad se pueden
presentar en otros trastornos de ansiedad. Lo característico del
trastorno de pánico es la presencia de ataques recurrentes e
inmotivados. En otras entidades estos ataques son
relacionados o predispuestos por situaciones. En la fobia
específica por una situación u objetos únicos. En la fobia social
por miedo a situaciones en las que la persona está sujeta a
posible escrutinio por parte de otros y teme hacer algo o actuar
de forma que pueda resultar humillante o embarazosa, por
ejemplo hablar en público, comer en presencia de otros, escribir,
etc. La ansiedad sólo se presenta cuando el paciente enfrenta
esas actividades sociales, nunca espontáneamente como en el
trastorno de pánico. En el trastorno obsesivo compulsivo el
ataque se presenta cuando el paciente es expuesto al objeto de
una obsesión (por ejm: Al polvo en alguien con miedo a la
contaminación). En el estrés post traumático cuando hay un
estímulo que recuerda el estresor inicial.
Síntomas dependientes de la cultura y el sexo.
En algunas culturas las crisis de angustia pueden caracterizarse
por un intenso temor ante la brujería o la magia. El trastorno de
angustia, tal como aquí viene definido, se ha observado en casi
todo el mundo gracias a estudios epidemiológicos generales.
Además, varias entidades recogidas en el “Glosario de
síndromes dependientes de la cultura” pueden estar

47
relacionadas con el trastorno de angustia. Algunos grupos
culturales o étnicos restringen la participación de la mujer en la
vida pública, lo que debe diferenciarse de la agorafobia. El
trastorno de angustia sin agorafobia se diagnostica dos veces
más en mujeres que en hombres, mientras que esta relación es
3 a 1 para el trastorno de angustia con agorafobia.
Curso:
La edad de inicio del trastorno de angustia varia
considerablemente, si bien lo más típico es que el inicio tenga
lugar entre el final de la adolescencia y la mitad de la cuarta
década de la vida, lo que podría indicar una distribución de tipo
bimodal, con un pico de incidencia al final de la adolescencia y
otro pico de menor entidad en la mitad de la cuarta década de la
vida. Un número reducido de casos puede iniciarse en la
segunda infancia, y el trastorno también puede aparecer, aunque
es muy poco frecuente, en mayores de 45 años. Las
descripciones retrospectivas que efectúan los individuos
visitados en los centros asistenciales sugieren que el curso
típico es de carácter crónico, con altas y bajas. Algunas
personas presentan brotes episódicos separados por años de
remisión, mientras que otras presentan permanentemente un
cuadro sintomático intenso. Las crisis con síntomas limitados
pueden sufrirse con una mayor frecuencia si el curso del
trastorno de angustia es crónico. Aunque la agorafobia puede
aparecer en cualquier momento, suele hacerlo en el primer año
de las crisis de angustia recidivantes. El curso de la agorafobia y
su relación con el curso de las crisis de angustia con variables.
En ocasiones una disminución o remisión de las crisis de
angustia es seguida de cerca por una disminución
correspondiente de la evitación y ansiedad agorafóbicas. Otras
veces la agorafobia adquiere un carácter crónico independiente
de la presencia o ausencia de crisis de angustia. Algunos

48
individuos manifiestan que disminuyen la frecuencia de las crisis
de angustia evitando exponerse a ciertas situaciones. Los
estudios de seguimiento efectuados en personas tratadas en
centros de asistencia terciana (en los que puede haber un sesgo
de selección de los casos con peor pronóstico) sugieren que, al
cabo de 6-10 años de tratamiento, cerca del 30% de los
individuos se encuentran bien, entre el 40 y el 50% han
mejorado, pero siguen con algunos síntomas, y el 20-30%
restante sigue igual o incluso peor.

RELACIÓN CON LOS CRITERIOS DE INVESTIGACIÓN DE LA CIE-


10.
Los Criterios Diagnósticos de Investigación de la CIE-10 para la
crisis de angustia son idénticos a los del DSM-IV, excepto en el
hecho de que la CIE-10 incluye un síntoma adicional: boca seca. A
diferencia del DSM-IV, el algoritmo diagnóstico que propone la CIE-
10 exige que por lo menos uno de los síntomas corresponda a
palpitaciones, sudación, temblores o boca seca. A su vez, los
Criterios Diagnósticos de Investigación de la CIE-10 requieren la
aparición de cómo mínimo 4 crisis en un período de 4 semanas,
hecho que acentúa un poco más las diferencias con el DSM-IV,
donde la definición de trastorno de angustia específica que la crisis
de angustia resulten clínicamente significativas y revistan carácter
recurrente. Asimismo, la CIE-10 excluye el diagnóstico de trastorno
de angustia si la crisis de angustia son debidas a esquizofrenia o a
un trastorno del estado de ánimo. Los Criterios Diagnósticos de
Investigación de la CIE-10 para la agarafobia difieren marcadamente
de los del DSM-IV. Los criterios de la CIE-10 exigen la presencia de
temor o evitación de por lo menos dos de las siguientes situaciones:
aglomeraciones, lugares públicos, viajar solo o ausentarse de casa.
Además, la CIE-10 también requiere la presencia simultánea de
cómo mínimo 2 síntomas de ansiedad (de la lista de 14 síntomas de

49
angustia) en al menos una ocasión, y que estos síntomas de
ansiedad “se limiten a, o predominen en, las situaciones temidas o la
contemplación de tales situaciones”.

CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE F41.0 TRASTORNO DE


ANGUSTIA SIN AGORAFOBIA
A. Se cumple (1) y (2):
(1) Crisis de angustia inesperadas recidivantes
(2) Al menos una de las crisis se ha seguido durante 1 mes
(o más de uno) (o más) de los siguientes síntomas:
(a) Inquietud persistente ante la posibilidad de tener
más crisis.
(b) Preocupación por las implicaciones de la crisis o
sus consecuencias (por ejm., perder el control,
sufrir un infarto de miocardio. “volverse loco”)
(C) Cambio significativo del comportamiento
relacionado con las crisis.
B. Ausencia de agorafobia
C. Las crisis de angustia no se deben a los afectos fisiológicos
directos de una sustancia (p. ejm. drogas, fármacos) o una
enfermedad médica (p. ejm. hipertiroidismo).
D. Las crisis de angustia no pueden explicarse mejor por la
presencia de otro trastorno mental, como por ejemplo fobia
social (p. ejm. aparecen al exponerse a situaciones sociales
temidas), fobia especifica (p. ejm. al exponerse a situaciones
fóbicas especificas ), trastornos obsesivos compulsivo (p. ejm.
al exponerse a la suciedad cuando la obsesión versa sobre el
tema de la contaminación), trastorno por estrés postraumático
(p. ejm. en respuesta a estímulos asociados a situaciones
altamente estresantes), o trastornos por ansiedad de
separación (p. ejm. al estar lejos de casa o de los seres
queridos).

50
Patrón Familiar:
Los parientes de primer grado de los individuos con trastorno de
angustia tienen hasta ocho veces más probabilidades de
presentar este trastorno. Si la edad de inicio de este trastorno es
anterior a los 20 años, se ha observado que los familiares de
primer grado presentan hasta 20 veces más probabilidades de
padecer un trastorno de angustia. Sin embargo, en los centros
asistenciales entre la mitad y las tres cuartas partes de los
pacientes con trastorno de angustia no presentan el antecedente
de un pariente de primer grado afectado. Los estudios con
gemelos indican una influencia genética en la aparición del
trastorno de angustia.

Complicaciones:
El trastorno de pánico produce complicaciones de tipo orgánico y
psicológico. Desde el punto de vista orgánico se ha reportado
aumento del riesgo de enfermedades como la úlcera
gastroduodenal y la hipertensión arterial. También están
aumentadas la morbilidad general y las muertes prematuras.
La depresión es la complicación psiquiátrica más frecuente del
trastorno de pánico. Los intentos de suicido también están
incrementados en estos pacientes. Otra complicación importante
es el abuso de alcohol y drogas. Los pacientes pueden recurrir al
alcohol como ansiolitico. Aumentan progresivamente la dosis y
así pueden llegar al alcoholismo. De igual manera algunos
pacientes pueden incrementar las dosis de los sedantes que se
les ha formulado, creándose así una dependencia que puede ser
psicológica o física. Otra complicación frecuente de trastorno de
pánico y la agorafobia, es el desarrollo de “dependencias
patológicas”. Los pacientes son incapaces de enfrentar las
situaciones fóbicas sin la compañía de otra persona que les
brinda “seguridad” y “confianza plena”. Eso conduce a franca

51
incapacidad que luego se hace intolerable tanto para el paciente
como para su familia. También se aumentan las incapacidades
de tipo social y laboral.

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD POR EVITACIÓN:


ANTECEDENTES HISTÓRICOS
La etiqueta personalidad por evitación es nueva y fue acuñada por
Millon (1969) como una designación descriptiva de los individuos que
se distinguían por su aversión activa hacia las relaciones sociales,
en contraposición a la aversión pasiva. La literatura clínica está
repleta de descripciones de características de personalidad de un
grupo similar al evitador, la mayoría de las veces en relación con el
concepto de personalidad de tipo esquizoide y en descripciones de
rasgos de tipo fóbico. Aunque esta literatura es bastante exigua, aquí
se ha intentado identificar cierto número de paralelismos históricos.
Pero antes hay que señalar que el estilo interpersonal receloso del
individuo evitador y la característica histórica de desprecio parental
son elementos que los teóricos de orientación analítica han atribuido
a una gran variedad de otros trastornos de la personalidad: por
ejemplo, el carácter esquizoide de Fairbairn (1949/1952) y
posteriormente la personalidad narcisista de Kohut (1971). No
obstante, esta información se centrará en los autores cuyas
concepciones sobre la fenomenología y la patogenia de los tipos de
personalidad que han estudiado son claros precursores del patrón
evitador descrito en el DSM-IV. Debido a que el concepto de
evitación es de acuñación reciente, empezaremos nuestras
explicaciones con formulaciones modernas, en vez de hacerlo con
las que provienen del siglo XIX e incluso de antes.

FORMULACIONES MODERNAS:
La primera descripción que se aproxima al aislamiento activo propio
del sujeto evitador fue la realizada por Bleuler en 1911 en su primera
formulación del concepto esquizofrénico.

52
Otra descripción inicial que coincide en algunos aspectos con la
constelación de rasgos de la personalidad evitadora fue la
presentada por Schneider (1923/1950) en su concepción de la
personalidad asténica. Aunque los asténicos se caracterizaban
principalmente por su extraordinaria atención y sus preocupaciones
hipocondríacas, su cavilación fundamental se extendía hasta el
campo psíquico. Reflejando las observaciones de Kretschmer
concernientes a los asténicos, Schneider resaltó que estos pacientes
también tienen muchas dificultades para relajarse después de
reaccionar a una experiencia, aunque ésta no comporte mucha
presión. Persiste una resaca emocional o bien la situación se
prolonga de forma deliberada. Las descripciones de Schneider pasan
por gran número de personalidades psicopatológicas. Es parecida a
nuestras actuales caracterizaciones de la personalidad evitadora.
Volviendo a las observaciones de Kretschmer (1925), nos
encontramos ante las primeras descripciones que presagiaron la
mayoría de los elementos de la personalidad por evitación.
Kretschmer identificó dos polaridades de sensibilidad entre las
personas con un temperamento esquizoide: el anestésico y el
hiperestésico. Los individuos con disposiciones constitucionales
próximas al polo anestésico corresponden bastante al Trastorno
esquizoide de la personalidad del DSM-IV.
En un trabajo más extenso y detallado, Kahn (1931) puso de relieve
características que tienen mucho en común con nuestra concepción
actual del prototipo evitador. Para describir lo que él denominó el
autista pasivo. De forma similar, Menninger (1930) sugirió un tipo de
carácter que también se aproximaría a lo que hoy se conoce como
personalidad evitadora. El las denominó “personalidades aisladas”.
Las formulaciones de Fairbairn, Winnicott, Arieti, Guntrip y Laing,
que utilizan calificaciones como “esquizoide” y “falso sí mismo”,
corresponden en ciertos aspectos a la historia del desarrollo y el
carácter socialmente aislado del tipo evitador.

53
Siguiendo a diferentes autores clásicos de orientación analítica se
han acertado a la noción de “carácter fóbico”. Fenichel (1945).
MacKinnon y Michaels (1971), seguidores del modelo analítico
relativamente tradicional, señalaron un número de características de
lo que ellos denominaron “rasgos del carácter fóbico”.
Rompiendo el molde analítico más ortodoxo, Horney (1945) propuso
una caracterización de la personalidad que denominó el “tipo
aislado”, describiendo a estas personas como las que exhiben un
estilo interpersonal de “separación de las personas”.
Horney (1959) elaboró una gran variedad de “soluciones neuróticas”
para el conflicto. Entre las características que tipifican el estilo
aislado, las más destacadas son el odio y el desprecio a sí mismo.

PROPUESTAS CONTEMPORÁNEAS
Una teoría reciente de orientación analítica que trata de la etiología
de la esquizofrenia describe el síndrome como una entidad que
posee características muy prominentes del Trastorno de la
personalidad por evitación que se describe en el DSM-III. Situado en
el marco de las relaciones objetales, burnham, Gladstone y Gibson
(1969) atribuyeron la sintomatología primaria de este grupo a lo que
ellos denominaron “dilema necesidad-temor”.
Una perspectiva más reciente de la personalidad evitadora es la
desarrollada por Aarón Beck y cols. (1990), centrada en las
creencias y expectativas del trastorno.
El trabajo de Lorna Benjamin (1993) enriquece nuestro conocimiento
del Trastorno de la personalidad por evitación. La perspectiva que
esta autora plantea es básicamente interpersonal.
Empleando la metodología del análisis factorial para el estudio de los
trastornos de la personalidad, Costa yWidiger (1993) proporcionaron
un modelo matemático latente para hacer explícitas las
combinaciones de rasgos subyacentes de las que derivan los
diferentes trastornos.

54
Klein proporcionó en 1970 una formulación biológica explícita en su
diferenciación de dos subtipos esquizoides. El primero aceptaría muy
bien una calificación como la de Trastorno esquizoide del DSM, que
se caracteriza por una inclinación asocial intrínseca que se
experimenta de forma egosintónica. El segundo tipo, bastante similar
en su sensibilidad al Trastorno de la personalidad por evitación del
DSM.
Una formulación más actual basada en la perspectiva de Siever y
Davis (1991) sobre los trastornos de la personalidad, les ha llevado a
proponer ciertas predisposiciones biológicas esenciales, una de las
cuales se conoce como “ansiedad/inhibición”.
La diversidad de síndromes identificados en el pasado que
comparten elementos clínicos importantes con el Trastorno de la
personalidad por evitación sería una evidencia de su validez como
entidad clínica, a pesar de lo reciente de su designación formal y
oficial. Sólo el tiempo dirá si está mejor concebida en términos
puramente descriptivos o a través de nociones como el
temperamento (Kretschmer), los conflictos del desarrollo (Horney) o
la ansiedad objetal temprana (Burnham).
Tal como está concebida en el DSM-III, la personalidad evitadora
tuvo sus orígenes en la teoría del aprendizaje biosocial y fue descrita
como el patrón de personalidad que representaba un estilo de
afrontamiento de aislamiento activo.
De acuerdo con la formulación anterior, Millon presentó en 1975 las
características clínicas y los criterios diagnósticos siguientes al
subcomité de trabajo del DSM-III para la personalidad como parte
inicial del trabajo sobre el síndrome de evitación:
1. Disforia afectiva.
2. Interferencias cognitivas leves.
3. Autoimagen alienada.
4. Comportamiento interpersonal aversivo
5. Hipersensibilidad perceptiva.

55
CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS DEL PROTOTIPO EVITADOR.
Nivel Comportamental.
 Expresivamente ansioso: Presenta un estado de inquietud y
desasosiego, de temor, vacilación e impaciencia; reacciona
exageradamente a acontecimientos inocuos y los juzga con
ansiedad como si significasen ridículo, crítica y desaprobación.
 Interpersonalmente aversivo: Se distancia de las actividades
que implican relaciones personales íntimas y refiere una larga
historia de ansiedad y desconfianza social; busca aceptación,
pero no tiene voluntad alguna de implicarse a menos que
tenga la certeza de que gustará, manteniendo la distancia y la
privacidad para evitar sentirse avergonzado y humillado.
Nivel Fenomenológico.
 Cognitivamente distraído: Rastrea constantemente el
ambiente para identificar amenazas potenciales y está
preocupado por pensamientos y observaciones irrelevantes e
intrusos.
 Autoimagen alienada: Se ve a si mismo socialmente inepto,
inadecuado e inferior, lo que justifica el aislamiento y el
rechazo que recibe de los demás.
 Representaciones objetales vejatorias: Las
representaciones internalizadas están compuestas por
reactivaciones intensas y conflictivas de recuerdos sobre
relaciones tempranas problemáticas; muchas limitaciones para
experimentar o recordar gratificaciones y pocos mecanismos
para canalizar las necesidades, controlar los estresantes
externos.
Nivel Intrapsíquico.
 Mecanismo de la fantasía: Depende excesivamente de la
imaginación para conseguir la satisfacción de las necesidades,
el establecimiento de la confianza y la resolución de los
conflictos; se adentra en sus ensoñaciones para descargar los

56
afectos frustrados y los impulsos coléricos sin poner en peligro
su seguridad.
 Organización frágil: Un complejo precario de emociones
tortuosas que dependen casi exclusivamente de una única
modalidad para su resolución y liberación; de este modo,
cuando se enfrena a riesgos personales, oportunidades
nuevas o situaciones estresantes que no había anticipado.
Nivel Biofísico.
 Estado de ánimo angustiado: Describe tensión, tristeza e ira
constantes y confusas; vacila entre el deseo de afecto, el
miedo a la burla, el malestar y el embotamiento afectivo.

COMPORTAMIENTO OBSERVABLE: ANSIOSO.


La sensación general de inquietud y malestar es la característica
más fácilmente observable en los sujetos evitadores. Éstos muestran
siempre un estado de temor e intranquilidad, reaccionando de forma
desproporcionada a experiencias inocuas, evitando el contacto con
situaciones que puedan parecer problemáticas y juzgando con
ansiedad estos acontecimientos como si significasen ridículo o
rechazo por parte de los otros.

COMPORTAMIENTO INTERPERSONAL: AVERSIVO.


Los sujetos evitadores se distancian de las situaciones que puedan
implicarles en relaciones personales estrechas; muestran una baja
inclinación a intimar con los demás si no están seguros de ser
aceptados sin condiciones. Existe una larga historia de
mantenimiento de las distancias y de preferir la privacidad para
evitar ser avergonzados y humillados.
Los sujetos evitadores están atentos y son conscientes de las
variaciones que se producen en su círculo de estímulos. Han
aprendido en el pasado que la forma más eficaz de evitar el rechazo
social y el menosprecio es estar hipervigilante para prevenir su

57
ocurrencia. Disminuyendo sus relaciones y su importancia, pueden
minimizar los peligros que temen que les rodean.

ESTILO COGNITIVO: DISTRAÍDO.


Es característico de los sujetos evitadores del rastrear su entorno
inmediato para detectar posibles amenazas. También resulta
problemática la presencia de pensamientos internos intrusos y
disruptivos que interfieren en el curso normal del pensamiento y
parecen ahogar sus esfuerzos por mantener el control psíquico. Esta
corriente de sentimientos e ideas irrelevantes que emerge del interior
suele obstaculizar la continuidad de sus pensamientos e interferir en
la comunicación social. La personalidad evitadora siempre está
hipervigilante a la mayoría de los sentimientos y las intenciones
sutiles de los demás. Estos individuos son “sensibles”, observadores
agudos que sondean y registran cualquier movimiento y expresión de
los que les rodean. Aunque su hipervigilancia les protege de los
peligros potenciales, les desborda con la recepción excesiva de
estímulos y distrae su atención de los elementos mucho más
ordinarios pero relevantes de su entorno.

AUTOIMAGEN: ALIENADA.
Los individuos evitadores se ven a sí mismos como socialmente
ineptos e inferiores. En sus autoevaluaciones se juzgan como
personas sin atractivo alguno y devalúan sistemáticamente los logros
que hayan conseguido. Con esta visión de las cosas, es
comprensible que los evitadores muestren aversión interpersonal en
su comportamiento social.

REPRESENTACIONES OBJETALES: VEJATORIAS.


Los residuos internalizados del pasado que habitan las mentes de
los individuos evitadores contienen recuerdos intensos y conflictivos
de relaciones tempranas problemáticas que pueden reactivarse con

58
desencadenantes mínimos. Por otra parte, su colección de
situaciones gratificantes que les dispongan a percibir el mundo de
una forma más optimista es muy limitada.

MECANISMOS DE DEFENSA: FANTASÍA.


El principal, si no el único, recurso del evitador es romper, destruir o
reprimir los pensamientos y las emociones dolorosas. Estas
personalidades luchan por impedir las propias preocupaciones y
buscan introducir irrelevancias para bloquear y hacer que sus
pensamientos y su comunicación normal tomen un significado
diferente. Para los evitadores es mejor experimentar una disarmonía
difusa que el agudo dolor y la angustia que comporta ser ellos
mismos.
Al margen de destruir sus cogniciones internas, los evitadores
dependen excesivamente de la fantasía y la imaginación para
conseguir cierto nivel de gratificación para sus necesidades,
construir la poca confianza en su propia valía y trabajar con los
pocos métodos de que disponen para resolver conflictos. Los
evitadores experimentan sus sentimientos profundamente y con
frecuencia deben utilizar sus fantasías para enfrentarse a la
frustración de sus necesidades y descargar su resentimiento y su ira.
Pero las fantasías también comportan un problema a largo plazo, ya
que agudizan el contraste entre los deseos y la realidad objetiva. La
represión de todos los sentimientos suele ser el único recurso, y eso
hace que la primera impresión que producen estas personas sea la
de embotamiento, falta de emotividad e indiferencia, una apariencia
que esconde el torbellino emocional que en realidad experimentan.

ORGANIZACIÓN MORFOLÓGICA: FRÁGIL.


La estructura intrapsíquica de los individuos evitadores está
compuesta por un precario complejo de emociones tortuosas, cada
una de las cuales puede ser reactivada y hacer tambalearse su frágil

59
control psíquico. Lo que mantiene la estructura unida es una
confianza y dependencia excesivas de la evitación, la huida y la
fantasía. La evitación de las situaciones que pueden provocar una
humillación personal o el rechazo social constituye la guía de sus
relaciones interpersonales. Los propios impulsos afectivos o
agresivos son asimismo una amenaza de igual calibre. Éstos son
especialmente difíciles de soportar, ya que estas personas temen
que sus propios comportamientos desencadenen en los demás el
rechazo y la condena.

ESTADO DE ÁNIMO/TEMPERAMENTO: ANGUSTIADO.


Las personas evitadoras describen su estado emocional como una
corriente constante y confusa de tensión, tristeza e ira. Se sienten
angustiadas y vacilan entres sus deseos de apego y su temor a las
situaciones embarazosas y de rechazo. Como ya se ha señalado, las
personalidades evitadoras sienten una profunda desconfianza por los
demás y tiene una imagen muy devaluada de si mismos. Han
aprendido a creer a través de las experiencias dolorosas que el
mundo es frío, humillante y poco amistoso, y poseen además pocas
habilidades sociales y atributos personales como para esperar
disfrutar algún día de los placeres y el bienestar de la vida.

ESTILOS NORMALES.
Los evitadores “normales” son personas que se enfrentan
generalmente a las transacciones diarias. Aunque sus características
tal vez no alcancen una gravedad que justifique la calificación de
“trastorno”, muestran los elementos esenciales de este estilo de
personalidad, es decir, la hipersensibilidad y el distanciamiento de
las relaciones interpersonales en las que peligra su status. Los que
observamos en estos individuos es un estado de vigilancia ante la
posibilidad del rechazo, una timidez generalizada y una baja
autoestima. Muchas de estas personas tímidas y dubitativas, cuando

60
deben desempeñar funciones que concuerdan con su estilo de vida,
son capaces de llevar a cabo sus responsabilidades sociales y
profesionales con una competencia considerable.
En la obra de Millon y cols. (1994) puede encontrarse otra
caracterización del estilo evitador, en la que las principales
características son un patrón “vacilante” de relaciones sociales, una
inseguridad sobre la propia aceptación y un sentimiento general de
autoconciencia y desazón. Pese a estas características, los
evitadores-vacilantes funcionan de forma competente en ambientes
seguros.

SÍNDROMES DE LA INFANCIA.
Durante varias décadas se ha considerado que existen niños que
manifiestan atributos, similares a los de la esquizofrenia, es decir,
manifiestan un pensamiento confuso y una tendencia a mantenerse
distantes del contacto interpersonal. En la mayoría de los casos
estos niños han recibido la etiqueta de “esquizofrenia infantil”. Sin
embargo, hace unas pocas décadas estos casos fueron
categorizados como “personalidades aisladas”.
En el DSM-III el trastorno pasó a llamarse “trastorno por evitación en
la infancia o la adolescencia”. Aquí las características principales
eran la huída del contacto con extraños; un deseo de afecto y
aceptación, y una relación generalmente cálida con los miembros de
la familia, así como un comportamiento de distanciamiento que
interfiere en las relaciones sociales o con los compañeros.
En el DSM-IV la caracterización evitadora para la infancia y la
adolescencia ha sido sustituida a favor de su inclusión en el
trastorno de la personalidad del mismo nombre que se da en el
adulto. En cualquier caso, en el DSM-IV aún permanecen algunos
síntomas que se acercan a las caracterizaciones de un trastorno de
la personalidad por evitación en la infancia. En concreto en el

61
“Trastorno reactivo de la vinculación de la infancia o la niñez, tipo
inhibido”.

SUBTIPOS ADULTOS
EL EVITADOR CON CONFLICTOS.
Con mucha más intensidad de la que se aprecia en los evitadores
“ordinarios”, el comportamiento de estas personalidades es la lucha
que mantienen entre el deseo de distanciarse de los demás y el
temor a ser independientes. Los evitadores con conflictos desearían
acercarse a la gente y demostrar afecto, pero anticipan un dolor
intenso y una gran desilusión. Un elemento que complica las
relaciones interpersonales íntimas es una autoestima muy baja. Por
tanto, cualquier esfuerzo por avanzar hacia la independencia se ve
limitado por el temor a fracasar y de que esto les resulte humillante.
Aunque no les quede más remedio que depender de personas e
instituciones, este comportamiento les provoca un resentimiento
profundo. Los demás o bien dan la espada a estos evitadores o bien
desaprueban sus esfuerzos por conseguir autonomía.

EL EVITADOR HIPERSENSIBLE.
En lo que denominamos evitador hipersensible podemos observar
muchas de las características típicas de las personas evitadoras,
pero en una forma acentuada. El comportamiento de estos pacientes
se caracteriza por la irritabilidad y dificultad de trato, un estado de
hipervigilancia hacia los signos de rechazo y abuso, y una fatiga que
deriva en malhumor y en actitudes de extrema desconfianza hacia
los demás. De este modo, los individuos hipersensibles presentan
una fusión de las características evitadoras básicas y de los
elementos centrales de la personalidad paranoide.
Además de su aprensión hacia todo, experimentan estados de ánimo
intensos y variables que se manifiestan mediante períodos
prolongados de autodesprecio y tensión nerviosa.

62
EL EVITADOR FÓBICO.
Los síndromes fóbicos se observan en muchos y diversos tipos de
personalidad. Algunas de estas personalidades son activas y
enérgicas, expresando sus temores de forma rápida e intensa. Las
que son más contenidas pueden manifestar inquietud motora y
preocupación por manifestarse como una persona débil e
inadecuada. Las personalidades de una naturaleza más irritable
parecen estar permanentemente en el límite, incluso cuando no
están presentes los objetos temidos; su imaginación no les permite
un momento de descanso o refugio. Para otros evitadores fóbicos, el
proceso de hallar un objeto fóbico representará un “grito de
compasión”, un deseo de situar los temores que ellos mismos se han
creado y de hacer un uso instrumental de ellos para alejar las
amenazas de rechazo y abandono de cualquier otra persona que no
les apoye. Aunque el “carácter fóbico” se contempla en la literatura
analítica como si significase un temor a los “objetos deseados”, esta
aproximación intrapsíquica posiblemente es más aplicable a otras
personalidades distintas de la evitadora.

EL EVITADOR INTERIORIZADO.
Como ocurre con las personalidades de este tipo, los evitadores
interiorizados se encierran más y más en sí mismos como medio de
evitar el malestar que les produce el relacionarse con los demás. Al
hacer esto, se descubren a sí mismos cada vez más conscientes de
los contenidos psíquicos de su mundo interior. A pesar de que han
utilizado la fantasía en las etapas iniciales para hacer su vida más
soportable, llega un momento en que estas fantasías pierden efecto.
Empiezan a darse cuenta de que encerrarse en sí mismo sólo les
lleva a centrar sus pensamientos en la miseria de sus vidas y en el
dolor y la angustia de experiencias pasadas. Aunque puedan ir
superando las dificultades de los contactos sociales y la humillación
personal, no consiguen evitar su tormento interno. Por supuesto, hay

63
momentos en los que las fantasías les proporcionan imágenes
agradables, pero éstas van perdiendo fuerza con el tiempo.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL.
El síndrome por evitación se confunde con frecuencia con otros
trastornos similares a menos que los clínicos hayan dispuesto de
suficiente tiempo y hayan podido observar diferentes casos a los que
aplicar estos criterios.
Dentro del Eje I, la única diferenciación que pueden causar una
dificultad importante es la que se realiza entre la personalidad
evitadora y las fobias sociales. Suelen solaparse y pueden
diagnosticarse simultáneamente. Existen dos distinciones básicas.
En primer lugar, en los comportamientos socialmente aversivos de
las personas con un trastorno de la personalidad existe una cualidad
difusa e invasora de todas las áreas de la vida, en contraste con la
especificidad del objeto fóbico y la intensidad de la respuesta fóbica.
En segundo lugar, a menos que covaríe con el síndrome por
evitación, el síntoma fóbico no se asocia a la gran cantidad de
rasgos que caracterizan la personalidad, como la “baja autoestima”,
el “deseo de aceptación” y así sucesivamente.
Al diferenciar el síndrome por evitación de otros síndromes de la
personalidad del Eje II, el problema puede aparecer al separar a los
individuos evitadores de los esquizoides, esquizotípicos,
dependientes y paranoides.
Como se ha señalado antes, las personalidades evitadoras desean
ser aceptadas socialmente y padecen intensamente su soledad,
mientras que el esquizoide es genuinamente indiferente a las
cuestiones sociales y sus emociones están intrínsecamente
embotadas.
Las personalidades esquizotípicas difieren de las evitadoras en sus
evidentes excentricidades, como su discurso extraño, las ideas de
referencia, etc., que son en esencia características propias de la

64
esquizofrenia sin la presencia de ideas delirantes o alucionaciones;
los sujetos evitadores carecen de estas peculiaridades tan evidentes
y de los comportamientos extraños, y en vez de esto presentan una
anticipación constante de las humillaciones, un temor al rechazo
interpersonal, una necesidad de afecto, una falta de autoestima y un
deseo de aceptación social.
Las personalidades paranoides comparten muchas características
con los tipos evitadores, en especial la suspicacia y el temor a un
entorno que les resulta amenazador. De nuevo, la soledad del
evitador y su estado de hipervigilancia surgen de un intenso
sentimiento de devaluación personal y baja autoestima. Por el
contrario, las dificultades del paranoide derivan de su deseo de
mantener la autonomía y de la presunción de malicia por parte de los
demás. También son típicas de los paranoides la ira y las maneras
agresivas.
Tanto las personalidades evitadoras como las dependientes
manifiestan sentimientos de inadecuación personal; difieren en que
los sujetos dependientes responden a la crítica incrementando su
sumisión y exhibiendo una voluntad de mantener la relación a
cualquier precio, mientras que los evitadores se distancian de
quienes expresan evaluaciones negativas.

SÍNTOMAS DEPENDIENTES DE LA CULTURA, LA EDAD Y EL


SEXO.
Puede haber variaciones en el grado en que diferentes grupos
étnicos y culturales contemplan la timidez y la evitación como
adecuadas. Además, el comportamiento de evitación puede ser el
resultado de los problemas de educación consecuencia de la
inmigración. El diagnóstico debe usarse con mucha prudencia en
niños y adolescentes para quienes el comportamiento tímido y
evitador puede ser apropiado dentro del proceso de desarrollo. El

65
trastorno de la personalidad por evitación parece ser tan frecuente
en hombres como en mujeres.

PREVALENCIA.
La prevalencia del trastorno de la personalidad por evitación en la
población general está entre el 0,5 y el 1%. El trastorno de la
personalidad por evitación se ha descrito en el 10% de los pacientes
ambulatorios vistos en las clínicas de salud mental.

CURSO.
El comportamiento de evitación suele comenzar en la infancia o la
niñez con vergüenza, aislamiento y temor a los extraños y a las
situaciones nuevas. Aunque la vergüenza en la niñez sea un
precursor habitual del trastorno de la personalidad por evitación, en
muchos sujetos tiende a desaparecer gradualmente a medida que se
hacen mayores. Por el contrario, los individuos que van a desarrollar
trastorno de la personalidad por evitación se vuelven cada vez más
vergonzosos y evitadores a lo largo de la adolescencia y el principio
de la edad adulta, cuando las relaciones sociales con gente nueva se
hacen especialmente importantes. Hay algunas pruebas de que el
trastorno de la personalidad por evitación en los adultos tiende a
hacerse menos evidente o a remitir con la edad.

RELACIÓN DE LOS CRITERIOS DIAGNÓSTICO DE


INVESTIGACIÓN DE LA CIE-10
Los Criterios Diagnósticos de Investigación de la CIE-10 y los
criterios del DSM-IV para el trastorno de la personalidad por
evitación son diferentes, pero define en líneas generales el mismo
trastorno. En la CIE-10, este trastorno está recogido por el nombre
de trastorno ansioso (por evitación) de la personalidad.

66
CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE F60.6 TRASTORNO DE
LA PERSONALIDAD POR EVITACIÓN
Un patrón general de inhibición social, unos sentimientos de
incapacidad y una hipersensibilidad a la evaluación negativa, que
comienza al principio de la edad adulta y se dan en diversos
contexto, como lo indican cuatro (o más) de los siguientes ítems:
(1) Evita trabajos o actividades que
impliquen un contacto interpersonal importante debido al
miedo a las críticas, la desaprobación o el rechazo.
(2) Es reacio a implicarse con la gente si
no está seguro de que va a agradar.
(3) Demuestra represión en las relaciones
íntimas debido al miedo a ser avergonzado o ridiculizado.
(4) Está preocupado por la posibilidad de
ser criticado o rechazado en las situaciones sociales
(5) Esta inhibido en las situaciones
interpersonales nuevas a causa de sentimientos de
incapacidad.
(6) Se ve a sí mismo socialmente inepto,
personalmente poco interesante o inferior a los demás.
(7) Es extremadamente reacio a correr
riesgo personales o a implicarse en nuevas actividades debido
a que pueden ser comprometedoras.

DESARROLLO PATOGÉNICO.
Como ya se ha mencionado, la personalidad representa el estilo
individual de funcionar y surge como consecuencia de la complicada
interrelación entre influencias psicológicas y biológicas. Al igual que
la información anterior, este apartado subraya algunos de los
factores biogénicos y psicogénicos más plausibles que subyacen al
desarrollo de la personalidad que estamos revisando. Señalamos
una vez más que las influencias que se postulan aquí no son

67
necesarias, suficientes, mutuamente excluyentes ni causas
contribuyentes en todos los casos. Son conjeturas razonables;
cualquier combinación de estos determinantes puede definir el curso
del desarrollo de una personalidad patológica.

HERENCIA.
No se puede pasar por alto las predisposiciones genéticas del
comportamiento evitador, aunque carezcamos de datos empíricos.
Muchos elementos estructurales y procesos fisiológicos componen el
sustrato biofísico de estas funciones psicológicas complejas que
denominamos disarmonía afectiva, aversión interpersonal, etc. Sería
ingenuo asumir que estos sustratos biofísicos no varían de una
persona a otra o no están influidos en parte por la herencia. Los
estudios que demuestran una correspondencia superior a la que
determinaría el azar en grupos familiares de aprensión social y
comportamiento de retraimiento pueden ser atribuidos en gran
medida al aprendizaje, pero hay razones para creer, al menos en
algunos casos.

PATRÓN DE REACCIÓN TRÉCTICA INFANTIL.


Los niños que presentan hiperirritabilidad, tensión, comportamientos
de retraimiento y mal genio durante los primeros días de la vida
posnatal pueden no sólo poseer una disposición constitucional hacia
el patrón evitador, sino que ésta puede provocar actitudes hostiles y
de rechazo por parte de los padres. Son bebés asustados y tensos,
que se despiertan con facilidad, lloran y que rara vez consiguen de
sus padres momentos de bienestar. En estos casos, una tendencia
biofísica inicial a la ansiedad y al aislamiento puede verse agravada
por el rechazo y el desprecio parentales.

MADURACIÓN LENTA A IRREGULAR.

68
El retraso o las alteraciones de la maduración de cualquiera de las
principales esferas sensoriales, sensoriomotoras o cognoscitivas son
causa de psicopatología. La lenta maduración del desarrollo y los
déficit de integración significan que existe un sustrato biofísico
alterado que puede limitar la capacidad del niño para afrontar
adecuadamente las actividades normales de cada etapa del
desarrollo. Estas deficiencias intrínsecas suelen estar exacerbadas
por la conciencia del niño de estas inadecuaciones. Las reacciones
parentales al desarrollo atípico del niño son de igual o mayor
importancia para exacerbar estos déficit. Los padres que esperan
que sus hijos progresen bien y con rapidez a través de la secuencia
del desarrollo experimentan una ansiedad y un desaliento
considerables ante las desviaciones y los fracasos que observan.
Los logros inadecuados suelen producir la condena parental y el
ridículo, lo que provocará en el niño sentimientos de alineación
social y baja autoestima.

DESEQUILIBRIOS DE LAS REGIONES LÍMBICAS.


Con bastante probabilidad, las personalidades evitadoras
experimentan los estímulos aversivos con más intensidad y
frecuencia que otras, debido a que poseen una densidad especial o
un hiperfuncionamiento neural en el, centro aversivo del sistema
límbico. Kagan (1989) llevó a cabo un excelente estudio de
seguimiento con niños de 2 años que evidenciaban una inhibición
comportamental o una espontaneidad extremas en contextos
extraños. Estos niños fueron seguidos hasta los 7 años. La mayoría
de los del grupo de inhibidos siguió siendo socialmente evitador,
mientras que los espontáneos se convirtieron en personas
parlanchinas y que gustaban de la interacción social. Las diferencias
entre los grupos en cuanto a las reacciones fisiológicas periféricas
sugerían que las variaciones de los umbrales de excitabilidad
estaban asociadas a lugares determinados del sistema límbico que,

69
a su vez, provocaban timidez en la infancia y una evitación social
marcada en la edad adulta.
DOMINANCIA DEL SISTEMA SIMPÁTICO.
Otra especulación plausible para la característica tréctica o aversiva
del patrón de aislamiento activo de los evitadores se centra en una
presunta dominancia del sistema nervioso simpático. El exceso de
adrenalina que resulta de cualquier disfunción del sistema
autonómico o del eje hipofiso-suprarrenal puede provocar la
hipervigilancia y la irritabilidad características de la personalidad
evitadora. Los desequilibrios de este tipo serían también
responsables de la angustia afectiva y la distracción cognitiva que
observamos en estos pacientes.

ACELERACIÓN NEUROHORMONAL SINÁPTICA.


Las deficiencias o los excesos de cualquiera de las diferentes
neurohormonas facilitan una transmisión sináptica rápida,
produciendo un exceso de impulsos neurales. Estos individuos no
sólo presentarán un estado de hipervigilancia y serán hiperreactivos,
sino que sufrirán distraibilidad cognitiva, ansiedad social y una
disarmonia emocional generalizada.

HISTORIA EXPERIMENTAL CARACTERÍSTICA.


Se expondrá dos de las principales fuentes de estas experiencias
negativas en los siguientes apartados:

RECHAZO Y DESPRECIO PARENTALES.


El rechazo y la devaluación parentales. Criados en una familia en la
que son censurados y abandonados, estos niños perderán su fuerza
natural y su optimismo, y adquirirán en su lugar actitudes de
autodesprecio y sentimientos de alineación social. Las
consecuencias del rechazo y la humillación parentales son muchas y

70
diversas. En la siguiente exposición las señalaremos siguiendo las
etapas neuropsicológicas del desarrollo:
1. Los padres que tratan a sus hijos de forma ruda y fría durante
la etapa del vínculo sensorial promoverán sentimientos de
tensión e inseguridad en ellos. Estos niños adquirirán una
sensación difusa de que el mundo es desagradable y hostil.
Aprenderán, en su forma primitiva y altamente generalizada, a
evitar vincularse a los demás adquirirán una sensación de
desconfianza hacia las personas que les rodean y, como
resultado, se sentirán solos, indefensos y abandonados.
Para autoprotegerse, estos niños aprenden a “limitar” sus
capacidades sensoriales en crecimiento para disminuir el
malestar que experimentan.
2. Los padres que ridiculizan, menosprecian y denigran los
primeros esfuerzos de sus hijos durante la etapa de la
autonomía sensoriomotoras disminuirán los sentimientos de
competencia y el crecimiento de la confianza. Aceptarán como
“válidas” las críticas y los desprecios de los padres, y en ese
momento empezarán a tratarse y a considerarse a sí mismos
tal y como lo hacen los padres.
3. Las raíces del autodesprecio que empezaron en la etapa de la
autonomía sensoriomotora se van afirmando más, a medida
que los niños entran en los dos períodos siguientes: el de la
pubertad/identidad sexual y el de la integración intracortical.
La imagen de ser débil, incapaz de suscitar afecto y sin ningún
valor se va convirtiendo en una base cognitiva muy sólida. El
niño comienza a ser cada vez más consciente de su falta de
atractivo, de ser una persona lastimosa, que merece ser
ridiculizada y humillada. Esta persona hace muy pocos
esfuerzos por alterar tal imagen, ya que nada de lo que intentó
de niño tuvo éxito, dados los déficit o inadecuaciones que se
otorga.

71
ALINEACIÓN DEL GRUPO DE COMPAÑEROS.
Los signos del comportamiento evitador suelen hacerse evidentes
antes de que el niño empiece a participar en las relaciones con otros
niños, en la escuela, en las actividades deportivas, en las citas
heterosexuales con las ansiedades que estos conlleva, etc. Estos
signos tempranos reflejan la operación de las disposiciones
constitucionales o las actitudes y los hábitos condicionados por las
circunstancias de la vida familiar. Sea cual sea su origen, muchos
niños en edad escolar poseen las tendencias aversivas y los
comportamientos vacilantes en situaciones sociales que les
caracterizarán claramente en su vida adulta. Pero para otros muchos
niños, los rudimentos del retraimiento social y la autoalienación
apenas se han desarrollado cuando entran en contacto por primera
vez con su grupo de iguales. Para ellos, las oportunidades de
potenciar sus competencias y de desarrollar las habilidades
necesarias para una adaptación social efectiva son buenas, a menos
que experimenten rechazo, aislamiento o el ridículo devastador que
a veces les producen sus propios compañeros. Este suele ser el
caso de los evitadores que entran en la etapa puberal-identidad
sexual. A medida que el niño se atreve a entrar en contacto con sus
compañeros en la escuela, en las horas de recreo, en las actividades
deportivas, en las escuelas de danza, etc., se expone a una gran
variedad de situaciones que pueden mermar su sentimiento de
competencia y su autoestima. Muchos de estos niños se verán
afectados por los comentarios constantes sobre sus ineptitud
académica, otros serán ridiculizados por sus déficit en las
actividades deportivas, otros serán humillados y sufrirán un cruel
desprecio por parte de sus compañeros debido a su falta de atractivo
físico, vitalidad y encanto, y así sucesivamente. Incapaces de
probarse a sí mismos en ninguna de las esferas que comportan una

72
competición con los compañeros (intelectual, física, y social), no sólo
serán aislados y rechazados por los demás, sino que acabarán
siendo desmesuradamente críticos consigo mismos por su falta de
estima y de valía. Sus sentimientos de soledad y rechazo están
compuestos en estos momentos de juicios muy duros de sí mismos
en relación con una inferioridad personal y una falta de atractivo
como varón o mujer. Son incapaces de obtener gratificaciones tanto
de los demás como de sí mismos.
Muchos de estos niños no sólo aceptan su condición, sino que
además se identifican con el progenitor más débil y menos dotado.
Aún buscando amor y afecto, imitan un modelo parental inadecuado
y, por tanto, sellan su destino. Abdicando de sus identidades
individuales por el bienestar y las gratificaciones dudosas de la
identificación con el progenitor, alteran su propio crecimiento y
aniquilan cualquier posibilidad de encontrar un estilo de vida más
satisfactorio. En estos momentos afrontan las inseguridades e
inadecuaciones de su modelo parental, aprendiendo a manifestar los
mismos déficit sociales y la misma falta de eficacia que han
observado.

PROCESOS DE AUTOPERPETUACIÓN.
A continuación se citarán algunos de los comportamientos que
intensifican las dificultades del evitador:
Aislamiento social activo
Las personalidades evitadoras asumen que las experiencias a las
que han sido expuestas en épocas tempranas de su vida se
mantendrán para siempre. De forma defensiva, limitan cada vez más
la gama de actividades en las que se permiten participar.
Circunscribiendo notablemente su vida, eliminan la posibilidad de la
experiencia correctora que les permita ver que no todo está perdido y
que existen buenas personas que no tienen intención alguna de
humillarlas ni rechazarlas.

73
Comportamientos temerosos y suspicaces
Los comportamientos de distanciamiento y desconfianza no sólo les
apartan de los demás, sino que evocan reacciones recíprocas de
desafiliación y rechazo. Una actitud que comunica debilidad, temor y
falta de seguridad atrae invariablemente a las personas que disfrutan
despreciando y ridiculizando a los demás. Por tanto, la postura
vacilante, la suspicacia y las actitudes de auto-desprecio del evitador
tenderán a evocar respuestas interpersonales que les conducen a
más experiencias de humillación, condena y censura, es decir, una
repetición del pasado.

Hipersensibilidad emocional y perceptiva


Las personalidades evitadoras están dolorosamente atentas a los
signos de rechazo, humillación y desprecio. Como hemos señalado
antes en la presentación del caso, estos pacientes detectan la
mayoría de los indicios mínimos de indiferencia o enfado por parte
de los demás y hacen de los sucesos más banales una montaña de
ridículo y censura. Son increíblemente sensibles para detectar y
agrandar incidentes triviales, e interpretarlos como indicadores de
rechazo y burla. Esta hipersensibilidad funciona bien al servicio de la
autoprotección, pero les va hundiendo cada vez más como personas.

Interferencia intencional
Los evitadores deben oponer resistencia al flujo de estímulos
amenazadores que registran como consecuencia de su
hipersensibilidad emocional y perceptiva. Para asegurarse una cierta
tranquilidad personal, se implican constantemente en una serie de
reinterpretaciones y digresiones cognitivas. Pueden bloquear
activamente, destruir y fragmentar sus propios pensamientos,
intentando desconectar las relaciones existentes entre lo que ven,
los significados que atribuyen a sus percepciones y los sentimientos
que experimentan en respuestas a éstas. Por tanto, defensivamente,

74
destruyen de forma intencionada la claridad de sus pensamientos
introduciendo distracciones irrelevantes, ideas tangenciales y
emociones discordantes. Esta estrategia de afrontamiento tiene su
precio. Al interferir en el curso y el patrón lógico de los procesos
cognitivos, los evitadores disminuyen su capacidad para enfrentarse
a las situaciones de forma eficaz y racional.

VIII. PLAN DE INTERVENCIÓN TERAPÉUTICA


CASO CLINICO: Realizado en el Centro Referencial de Salud
de Ferreñafe, durante el período Junio-Julio 2006 (Período I
(XI Ciclo)).
5.1. FUNDAMENTACIÓN:
Todo individuo que padece una enfermedad mental está
invadido de una tensión interior debido a la presencia de
conflictos psicológicos constantes.
Estos tienen su origen en las distintas experiencias
vividas durante la infancia, sobre todo con las relaciones
significativas establecidas a lo largo de su desarrollo,
experiencias gratificantes y dolorosas que dejan huellas y van
proporcionándole elementos para formar su personalidad así
como hábitos aprendidos, entonces es ahí donde el clínico
(Terapeuta) debe intervenir para realizar un cambio integral en
la dinámica psíquica del individuo.
Para fundamentar el presente caso clínico, he elaborado
un plan de Tratamiento Terapéutico que va a permitir a la
paciente fortalecer positivamente la estructura de su
personalidad. Por medio del desarrollo de técnicas
psicológicas que se dirigen a incrementar su nivel de
Autoestima, sentimientos de seguridad y estabilización
psicosocial. Así mismo proyectarse metas futuras.

75
5.2. OBJETIVO GENERAL:
Desarrollar un Plan de Tratamiento orientado a
compensar un modo de vida diferente, que contribuyan a
resolver aspectos psicológicos y de esta manera fortalecer la
estructura de la personalidad.

5.3. METODOLOGÍA:
Los procesos Terapéuticos han sido realizados a nivel
individual, según las necesidades analizadas de la evaluada.
Terapias Utilizadas:
A Nivel Individual.
Participación de los siguientes programas:
- Programas de Relajación, el cual permitirá a la paciente
realizar una serie de ejercicios donde el proceso de
respiración y su relación con el tono muscular van a
conllevar al autocontrol y manejo de relaciones.
- Programa de Terapia Racional Emotiva, con la finalidad de
estimular un pensamiento más racional proporcionándole
bienestar interpersonal, psicológico – emocional y/o mental,
mayor posibilidad de alcanzar sus metas y de disfrute de la
vida.
- Programa de Habilidades Sociales, el cual se desarrollará
sesiones con sus respectivas sesiones tales como:
Autoestima, comunicación, Control de Ira y Toma de
Decisiones, las cuales permitirán una mejor interrelación en
su vida personal, familia y comunidad de la paciente.

A Nivel Grupal.
- Cronograma de Terapia Familiar, para contribuir a mejorar
el desarrollo de la familia, para que busquen alternativas de
solución de su problemática.

76
PROGRAMA DE RELAJACIÓN PROGRESIVA

I. FUNDAMENTACIÓN:
La respiración es esencial para la vida. Una respiración
correcta es un antídoto contra el estrés. Aunque por supuesto,
todos respiramos, muy pocos conservan el hábito de la
respiración natural, completa, que experimenta un niño o un
hombre en estado salvaje.
Es por ello que la relajación es importante para la
regulación del organismo y la prevención de aquellos estados
de tensión muscular. Para conseguir una relajación eficaz es
fundamental el conocimiento, los sistemas que lo integran en
sus aspectos físicos, psíquicos y sociales. Es por ello, que se
ha visto la necesidad de aplicar un Taller de Relajación.
El presente Programa buscará facilitar al usuario la toma
de conciencia de las situaciones estresantes para prevenir los
estados de tensión, así como movilizar los estados
emocionales intensos con el fin de autorregular el organismo.
Para lograrlo, se considera que la técnica de la Relajación
Progresiva cuyo objetivo principal es lograr la relajación
muscular preferida, descrita por Jacobson (1938 ) siendo esta
la más adecuada, para contrarrestar la ansiedad, el cual está
dirigido a reducir la frecuencia del pulso y la presión de la
sangre, así también como el grado de transpiración y la
frecuencia respiratoria.

BENEFICIOS DEL PROGRAMA:


- Elimina la fatiga y ansiedad.
- Reduce la tensión muscular o del estado de alerta en
general del organismo.
- Facilita las relaciones interpersonales.
- Da la sensación de bienestar y tranquilidad.

77
- Permite un sueño reparador y el descubrimiento del
funcionamiento del propio cuerpo hasta poder lograr su
control.
- Ayuda a manejar mejor los problemas personales y su
solución.
- Disminución de defectos secundarios de fármacos.
- Aumento progresivo de rendimiento físico e intelectual.

II. OBJETIVOS:
Lograr el aprendizaje paulatino de la tensión y distensión
de los grupos musculares, de tal manera que el paciente
experimenta una sensación placentera y de extrema
tranquilidad al poder tener un control adecuado de su cuerpo y
como consecuencia directa, la estabilidad de su equilibrio
emocional.

III. DESCRIPCIÓN DEL PROGRAMA:


El programa se desarrolla en un número de 8 sesiones
de 20 minutos a 25 minutos cada una con la posibilidad de
desarrollar actividades adicionales según lo requiera la
necesidad de la paciente, en forma individual, en un ambiente
adecuado.
 AMBIENTE
Silencio, en penumbra, temperatura agradable con ropa
cómoda, sin zapatos o con calzado ligero. Pida que le
respeten la próxima media hora, para que nadie la
interrumpa la sesión de relajación.
 DISPOSICIÓN MENTAL
Poner a un lado las preocupaciones cotidianas y pensar en
algo agradable. En algunos casos una música suave puede
ayudar.

78
 TIEMPO
La relajación no puede hacerse con prisa. Una sesión
normal debe durar unos 20 minutos. En algunos casos,
más. También es muy importante aguardar los segundos
necesarios en cada tensión y relajación: tensión: 4
segundos.
Relajación: 6 segundos.
 POSTURA
La postura puede ser tumbada en posición supina o
sentada “de cochero”. Antes y después de este ejercicio es
conveniente realizar 3 inspiraciones y sus correspondientes
espiraciones con el fin de lograr una relajación completa
(inspirar: como si oliésemos una flor, espirar: como si
apagásemos una vela).
Nota:
- Deberá ser aplicado el “Registro de Tensión General
antes y después de cada sesión”.
- Se iniciarán los ejercicios con la Técnica de Imagenería
(imágenes dirigidas A ó B) al empezar cada una de los
ejercicios.
IMAGEN DIRIGIDA “A”
“VIAJE A LA SIERRA”

Indicando a los participantes que se acuesten en el piso y


permanezcan con los ojos cerrados. “Imagínese que está
apartándose del lugar donde vive... deje atrás los ruidos y las
prisas cotidianas... imagínese que cruza un valle y que se
acerca a una sierra... imagínese en ella ... está subiendo por
un camino tortuoso... encuentre en él un sitio donde pararse ...
encuentra un sendero por el que sube... empiece a subirlo...
busque un lugar cómodo donde pararse... cuando lo haya
encontrado y llegado a esté punto, tómese algo de tiempo para

79
examinar toda la tensión que hay en su vida... continúe
subiendo por el sendero hasta que llegue a la cima de una
colina... mire desde ella... ¿qué ve?... busque un lugar
atractivo y cómodo y diríjase hacia él... fíjese en los
alrededores como en los colores de las flores, del cielo, de las
plantas; el perfume de las mismas flores, el cantar de las aves,
la calidez del viento ... repare en cómo se siente... instálese y,
poco a poco, empiece a relajarse... ahora se siente totalmente
relajado... experimente la sensación de estar total y
completamente relajado.... descanse de tres a cinco minutos ...
mire a su alrededor otra vez... recuerde que éste es un lugar
especial para relajarse al que puede venir siempre que lo
desee... vuelva de nuevo a esta habitación y dígase a si mismo
que todas estas imágenes, fruto de su imaginación, las ha
creado usted y que puede recurrir a ellas siempre que desee
relajarse”.

IMAGEN DIRIGIDA “B”


“VIAJE A LA PLAYA”

Ahora estás muy cómodo, imagina la playa que muchas veces


has visitado, si no es así imagina como quisieras que sea,
observa las olas del mar, el sol, el cielo, siente la brisa que
acaricia tu rostro y mueve tu cabello, huele ese olor
característico del mar, tan fresco y cálido, escucha las aves
volar... siente la tranquilidad de todo ello, y estando ahí te
recuestas sobre la arena bajo una sombra que permite sentir,
oír, oler y observar... deseas descansar... ya que has tenido
una semana pesada... siente tu cuerpo como se va relajándose
lenta y profundamente... y así disfrutas de tu estado de
relajación que tanto deseabas... disfruta y cuando creas

80
necesario abrirás los ojos sin decir nada y posteriormente te
sentarás.

INSTRUCCIONES EN LAS SESIONES:


La mayoría de personas desconoce cuáles de sus músculos
están tenso de una forma crónica. La relajación progresiva
proporciona el modo de identificar estos músculos o grupos de
músculos y de distinguir entre la sensación de tensión y la de
relajación profunda. Se trabajaran cuatro grupos principales de
músculos.
1. Músculos de la mano, antebrazo y el bíceps.
2. Músculos de la cabeza, cara, cuello, hombros; también los
de la frene, mejillas, nariz, ojos, mandíbulas, labios y
lengua. Se presentará especial atención a la cabeza ya que
desde el punto de vista emocional la mayoría de músculos
importantes están situados en esta región.
3. Músculos de la espalda, abdomen, tórax, de la región del
estomago y de la región lumbar.
4. Músculos de los muslos, de las nalgas, de las pantorrillas y
de los pies.
Puede practicar la relajación sentado una silla y procurando
que la cabeza esté apoyada en alguna superficie. Cada
músculo o grupos de músculos se tensa de cinco a siete
segundos y luego se relaja de veinte a treinta. Hay que repetir
por lo menos una vez. Si después de esto hay alguna área que
permanece todavía tensa, que puede repetirlo todo unas cinco
veces.
Las siguientes expresiones pueden resultarle de utilidad aun
cuando no se halle especialmente tenso:
- Libero la tensión de mi cuerpo.
- Alejo la tensión – Me siento en calma y descansado.
- Me relajo y libero los músculos.

81
- Dejo que la tensión se disuelva poco a poco.
Una vez que se haya familiarizado con el procedimiento como
para repetirlo de memoria, cierre los ojos y concentre su
atención en un grupo muscular.

IV. DESARROLLO DEL PROGRAMA:


Sesión N° 1: Información preliminar y ejercicios introductorios.
Objetivos:
- Dar a conocer la metodología a utilizar en las sesiones. Así
como conceptos preliminares.
- Informar y explicar los efectos de estrés en el organismo.
- Realizar ejercicios introductorios al entrenamiento de
relajación muscular.
- Aplicación de Registro de Tensión General.
Ejercicio:
Respiración Profunda:
1. Tiéndase en el suelo sobre la alfombra o
sobre una manta. Doble las rodillas y separe los pies unos
20cm. Dirigiéndolos suavemente hacia fuera. Asegúrese de
mantener la columna vertebral recta.
2. Explore su cuerpo en busca de signos de
tensión.
3. Coloque una mano sobre el abdomen y
otra sobre el tórax.
4. Tome aire, lenta y profundamente, por la
nariz y hágalo llegar hasta el abdomen levantando la mano
que había colocado sobre él. El tórax se moverá sólo un
poco y a la vez que el abdomen.
5. Cuando se haya relajado en la forma que
indica el punto 4, sonría un poco, inhale aire por la nariz y
sáquelo por la boca haciendo un ruido suave y relajante
como el que hace el viento cuando sopla ligeramente. Con

82
ello, su boca y su lengua se relajarán. Haga respiraciones
largas, lentas y profundas que eleven y desciendan el
abdomen. Fíjese en el sonido y en la sensación que le
produce la respiración a medida que va relajándose más y
más.
6. Continúe con 5 a 10 minutos de
respiración profunda una o dos veces al día durante unas
cuantas semanas; luego si lo desea, puede prolongarlo
hasta 20 minutos.
7. Al final de cada sesión de respiración,
dedique un poco de tiempo a explorar su cuerpo una vez
más en busca de signos de tensión. Comparta la tensión
que siente al acabar el ejercicio con la que se sentía al
empezarlo.
8. Una vez que se sienta familiarizado con
la forma de respiración que se describe en el punto 4,
practíquela siempre que le apetezca tanto si está sentado
como si está de pie. Concéntrese en el movimiento
ascendente y descendente de su abdomen, en el aire que
sale de los pulmones y en la sensación de relajación que la
respiración profunda le proporcional.
9. Cuando haya aprendido a relajarse
mediante la respiración profunda, practíquela cada vez que
no se va a poner tenso.
Sesión N° 2:
Se inicia con la práctica de Respiración profunda ya entrenada
anteriormente y si continúa con tres series de inspiración-
expiración.
1. Aplicación del registro
de tensión general.
2. Imágenes dirigida (B).
3. Manos y Brazos:

83
Se indica a la participante que se empezará por tensar la
mano derecha, cerrando el puño, apretándolo más y más
fuerte, observando la tensión que se produce al hacerlo.
Mantenerlo cerrado y fijarse en la tensión que se ha
desarrollado en el puño, en la mano y en el antebrazo.
Relajar y sentir la flacidez de la mano derecha. Repetir el
proceso, pero esta vez con la mano izquierda, por último
con las dos manos. Luego doblar los codos y tensar los
bíceps. Tensar como se pueda y reparar en la sensación de
tensión. Relajarse y estirar los brazos, dejarlos relajados y
observar la diferencia.
4. Aplicación del
Registro de Tensión General

Sesión N° 3:
1. Aplicación del registro
de tensión general.
2. Imágenes dirigidas
(A).
3. Músculos de la cara.-
Se comienza diciendo al paciente que, desde el punto de
vista emocional, los músculos más importantes del cuerpo
son los de la cara y alrededores.
Frente: Demostrar la tensión producida por la contracción
de los músculos de la frente. Se eleva intensamente los
músculos del ceño de propia frente del facilitador (se
señala incidentalmente que se ha producido una expresión
de ansiedad) y se dice: “voy a relajar estos músculos de
una manera controlada para que ustedes se den cuenta de
manera gradual cómo disminuye la tensión durante el
ejercicio de relajación, aunque en la práctica las etapas son

84
generalmente menos rápidas que en la demostración que
hago”.
Los músculos son relajados como se ha dicho, haciendo
una clara reducción cada cinco segundos, hasta que luego
de una media docena de etapas ya no hay más cambios
exteriores. No obstante se hace hincapié a los participantes
que la relajación está y que esta parte “que no se ve” es la
más importante para producir cambios emocionales.
Se le pide al paciente que contraiga su frente y se le den
diez minutos, para que la relaje todo lo que sea posible.
Nariz: Luego se trabaja con los músculos de la nariz
pidiéndole que la frunza, advirtiéndole que el puente y los
orificios de la nariz están especialmente tensos, poner
mucha atención en esas zonas. Gradualmente se empezara
a relajar la nariz, despacio, dejando toda la tensión fuera.
Notar como se siente ahora esos músculos como perdidos,
sin tensión, totalmente relajados. Debe notar la diferencia
entre la sensación de tensión y la de relajación.
Boca: Se indica a los participantes que arruguen sus labios
fuertemente, notando la tensión en los labios superior e
inferior y en toda la zona alrededor de la boca. Poner
enorme atención en todas estas zonas que ahora están
tensas. Gradualmente ir relajando los labios y notar como
se sienten estos músculos: perdidos, apagados, relajados.
Es muy diferente a cuando estaban tensos, darse cuenta de
ello.
4. Aplicación del registro
de tensión general.

Sesión N° 4:
1. Aplicación del registro
de tensión general.

85
2. Imágenes dirigidas
(B).
3. Músculos de la
masticación.- Se le pide al paciente que apriete sus dientes
para poner tensos los músculos maceteros y temporales,
luego se le pide que los relaje paulatinamente lo más que
pueda. La posición de los labios es un indicador importante
de la relajación de los músculos de la masticación si están
separados por pocos milímetros. Si están los labios
cerrados no hay relajación.
Músculos de la lengua.- Los músculos de la lengua se
pueden sentir contraídos, colocada la lengua en el suelo de
la boca y cuando cada participante presiona la punta de la
lengua fuertemente contra la parte posterior de los incisivos
inferiores (la lengua debe quedar echada en el suelo de la
boca). Luego debe empezar a relajar, sintiendo una
sensación de hormigueo y de crecimiento.
4. Músculos oculares.-
Se relajan los músculos de los globos oculares, también
para propósitos especiales, los cuales son contraídos
primero individualmente, luego en conjunto. Se procede
haciendo dirigir los ojos en sucesión haciendo tensión a la
izquierda, luego a la derecha, luego arriba y finalmente
abajo.
Concentrados en la tensión, se les ordena relajarlos, los
cuales pueden caer suavemente.
5. Músculos
infrahioideos.- Ubicados debajo de los maxilares, se
sienten en tensión al abrir al maxilar contra la resistencia
de la mano llevada sobre el maxilar. Luego se ordena
relajar, quitando al mismo tiempo la resistencia de la mano.

86
6. Aplicación del registro
de tensión general.

Sesión N° 5:
1. Aplicación del registro
de tensión general.
2. Imágenes dirigidas
(A).
3. Cuello.- Se le indica
al participante que “apriete y tense su cuello”, comprobando
dónde se siente la tensión (en la nuez de Adán y también a
cada lado del cuello, así como en la nuca). Concentrarse en
las zonas que ahora están tensas, luego relajar poco a
poco el cuello. Notar cómo los músculos pierden la tensión
y se relajan paulatinamente.
 Posición hacia delante y hacia atrás:
“Incline la cabeza hacia delante hasta tocar el pecho con
la barbilla. Compruebe cómo siente tensión en la parte
delantera del cuello pero muy especialmente en la nuca.
Ahora relaje gradualmente estos músculos y coloque la
cabeza en una posición confortable. Sienta la agradable
sensación de relax en todos estos músculos. Note lo
placentero de la relajación, y su diferencia con la
tensión. A continuación realice el ejercicio opuesto, es
decir, incline la cabeza hacia atrás repitiendo el ejercicio
anterior”.
 Posición lateral: “Mientras está todavía
en la posición de relajación incline su cabeza hacia la
derecha de forma que se dirija hacia su hombro. Sentirá
alguna tensión en el lado derecho del cuello, pero donde
especialmente notará la tensión será en el lado
izquierdo. Lleve de nuevo su cabeza a la posición de

87
relajación. Note las diferentes sensaciones que
experimenta en su cuello. Ahora incline su cabeza hacia
la izquierda de forma que se dirija al hombro izquierdo.
Sentirá alguna tensión en el lado izquierdo del cuello,
pero donde lo sentirá especialmente será en el lado
derecho. Gradualmente, lleve la cabeza a la posición de
relajación. Note la diferencia de sensaciones cuando
estos músculos pasan de la tensión a la relajación, y
entonces relájese.
4. Hombros:
Levante ambos hombros tratando de aproximarlos a las
orejas... relaja. Incorpórate del respaldo y echa los
hombros hacia atrás como si fueran a juntarse por detrás
de la espalda... vuelve a la posición normal.
5. Aplicación del
Registro de Tensión General:

Sesión N° 6:
1. Aplicación del registro
de tensión general.
2. Imágenes dirigidas
(B).
3. Espalda.- La paciente
se encontrará sentada en una silla. Los músculos de la
espalda se contraen, arqueando hasta atrás la espina
dorsal (luego soltarlos, relax). Luego, se les dice a los
participantes “incline hacia delante su cuerpo en la silla,
eleve los brazos llevando los codos hacia atrás y hacia
arriba hasta la espalda, arqueando la espalda hacia
delante. Note dónde siente particularmente la tensión (en
los hombros y algo más debajo de la mitad de la espalda).
Relájese gradualmente llevando de nuevo el cuerpo hacia

88
la silla buscando la posición original y vuelva a poner los
brazos sobre los muslos en posición de relajación. Ahora
note y sienta cómo se ha perdido la tensión en todos estos
músculos. Ha desaparecido la tensión para dar lugar a la
relajación, ahora están totalmente relajados.
Experimente la diferencia entre la tensión y la relajación”.
4. Abdomen: “Tense
fuertemente los músculos de su abdomen comprimiéndolos
haciendo como si uno fuera a recibir un golpe en el
estómago, tan duro como una tabla. Note dónde siente la
tensión (en el ombligo y alrededor de éste, en un círculo de
unos diez centímetros de diámetro). Relájelos
gradualmente hasta que su estómago vuelva a su posición
natural, sienta cómo éstos músculos están perdidos,
apagados y relajados. No olvide que la idea es tener una
zona de su cuerpo muy tensa para que pueda notar la
tensión en esa zona y la pueda relajar despacio hasta
identificar los músculos que usted mismo está relajando”.
5. Tórax: “Tense y ponga
rígido el pecho, intente constreñirlo como si quisiera reducir
sus pulmones. Note dónde siente la tensión (hacia la mitad
del tórax y en la parte superior e inferior de cada pecho).
Relaje gradualmente su tórax y note cómo desparece la
tensión en estos músculos. Ahora inspire y llene de aire los
pulmones, sostenga la respiración. Observe la tensión que
se produce. Ahora espire haciendo que el tórax se
deshinche y relaje, dejando que el aire vaya saliendo poco
a poco. Continúe relajándose hasta que su respiración se
produzca de una forma espontánea y agradable. Repita
esto varias veces, observando cómo la tensión va
desapareciendo de su cuerpo a medida que el aire va
siendo espirado. De a su cuerpo entero la oportunidad de

89
relajarse, sienta la comodidad y la dureza, experimente la
diferencia entre la tensión y la relajación”.
6. Aplicación del registro
de tensión general.

Sesión N° 7:
1. Aplicación del registro
de tensión general.
2. Imágenes dirigidas
(A).
3. Miembros Inferiores.-
“Tense todos los músculos que están debajo de la cintura,
incluyendo las nalgas y los muslos, debe sentir como si se
elevara de la silla. Debe notar que también se tensan las
piernas un poco. Observe las zonas particularmente tensas
(nalgas, muslos y todos los músculos que están en
contacto con la silla). Relaje totalmente estos músculos y
vuelva a recostarse en la silla, sienta la diferencia. Levante
horizontalmente su pierna derecha flexionando los dedos
de los pies con fuerza para que se tensen la pantorrillas,
estudie la tensión que se produce. Relájese. Ahora extienda
con fuerza los dedos, dirigiendo las puntas hacia atrás en
dirección a la rodilla, debe ejercer el máximo de tensión.
Compruebe dónde siente la tensión (nalgas, pantorrilla,
muslo, rodilla y pie). Relájese otra vez lentamente y baje
despacio la pierna hasta que el pie derecho descanse
sobre el suelo relaje también la rodilla. Observe cómo ha
desaparecido la tensión en estos músculos, están
apagados, relajados. Experimente la sensación de
relajación, compruebe la diferencia existente entre la
tensión y la relajación. Repita el mismo ejercicio con la
pierna izquierda”.

90
4. Aplicación del registro
de tensión general.

Sesión N° 8:
1. Aplicación del registro
de tensión general.
2. Imágenes dirigidas
(B).
3. Repaso de todos los
ejercicios.- Se repiten todos los ejercicios que se
enseñaron en las sesiones que previas, finalizando con la
siguiente indicación “Sienta la sensación de pesadez en la
parte más baja del cuerpo, a media que la relajación se va
haciendo profunda. Relaje los pies, los tobillos, las
pantorrillas, las rodillas, los muslos y las nalgas. Luego
deje que la relajación se extienda hasta el estómago, hasta
la región lumbar y el tórax. Deje que se extienda más y
más. Siéntala en los hombros, en los brazos y en las
manos. Más y más profundamente. Sienta la sensación de
laxitud y relajación en el cuello, espalda y en todos los
músculos de la cara”.
4. Aplicación del registro
de tensión general.

IV. RECURSOS:
Humanos:
- Paciente
- Terapeuta
Materiales:
- Ambiente físico.
- Material Autoinstructivo.
- Útiles de escritorio.

91
- Colchonetas.
- Silla
- Radio grabadora, CD de música instrumental.
IV. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES:

MES
SESIONES
JULIO AGOSTO
I X
II X
III X
IV X
V X
VI X
VII X
VIII X

PROGRAMA DE TERAPIA RACIONAL EMOTIVA

I. FUNDAMENTACIÓN:
En casi todos los momentos de nuestra vida consciente
estamos en conversación con nosotros mismos, es nuestro
lenguaje interno del pensamiento y da lugar a las frases con
que describimos e interpretamos el mundo. Si este lenguaje y
dialogo con nosotros mismos es preciso y se ajusta a la
realidad, no es fuente de problemas; si es absurdo y no es
exacto con respecto a lo real, puede producir estrés y otros
trastornos emocionales. La frase siguiente es un ejemplo de
charla irracional con uno mismo: “No puedo soportar estar
solo”. Ninguna persona físicamente sana ha muerto nunca por
el hecho de estar solo. Estar solo puede resultar incomodo, no
deseable y frustrante, pero puede soportarse y debe
sobrellevarse.
Esta terapia reforzará las habilidades de afrontamiento
cognitivo para enfrentar situaciones en las que se sienta

92
acorralado, así como sus problemas personales y conflictos
familiares, previo análisis de estos, estructurando alternativas
nobles para su solución sin perder la confianza en si misma y
el control emocional, haciendo uso de sus propias habilidades
sociales para llevar a cabo las decisiones asertivas que haya
tomado.
El valor de esta terapia consiste en que es una técnica que
permite la modificación de la forma en que la paciente observa
el problema y le da alternativas de solución. Reemplazando
sus pensamientos de auto derrota y creencias equivocadas en
pensamientos “racionales” o eficientes, que le permitan lograr
con más eficacia metas de tipo personal como ser feliz,
establecer relaciones con otras personas, etc.

II. OBJETIVO:
Desarrollar en la paciente habilidades cognitivas de
afrontamientos atacando las ideas o creencias absurdas y
sustituirlas por afirmaciones más de acuerdo con la realidad
del mundo que la rodea, logrando así fortalecer su
autoconfianza y sentido de la responsabilidad.

III. DESCRIPCIÓN DEL PROGRAMA:


El programa consta de 4 fases, donde el número de sesiones
en cada fase dependerá de la respuesta u aprendizaje del
caso en particular, con una duración de 40 min., por sesión, en
forma individual, en un ambiente adecuado, con un
seguimiento constante. La metodología es de tipo
confrontativo.

93
IV. DESARROLLO DEL PROGRAMA:
FASE I:
 Presentación de una explicación convincente sobre el
tratamiento y conceptos concernientes.
 Realizar la relajación previa.
 Se explicará el origen de sus emociones negativas,
así como las causas de las mismas. La discusión se centra
en el argumento de que uno es el creador de sus
emociones, por lo que es necesario explicarlas; analizarlas;
discutirlas y sustituir las autoverbalizaciones por otras más
funcionales que no le creen emociones negativas.
 Concienciar la relación de los estímulos internos y
externos con las emociones que experimental.
 Informar sobre las características más frecuentes del
Pensamiento Irracional y Racional.

1. Pensamiento Irracional.
 La sobregeneralización
 La catastrofización
 Sacar conclusiones incorrectos de los datos
 El generalizar de una situación u otra a partir de
datos escasos.
 No considerar la evidencia el hacer juicios, opiniones
y/o llegar a conclusiones.
 Atribuir automáticamente motivaciones negativas a
las demás personas.
 Focalizarse en pensamiento autodespreciativos
 Son pensamientos sostenidos sin ninguna evidencia
objetiva.
 Producen sentimientos inapropiados (ansiedad,
depresión, coraje excesivo).

94
2. Pensamiento Racional.
- Son realistas (siguen a la realidad, son verdaderos).
- Son apoyados por la evidencia de los datos.
- Nos ayuda a obtener lo que queremos.
- Producen sentimientos y/o emociones apropiadas ante
situaciones adversas (irritación, tristeza, preocupación,
pesar, etc.).
- Son preferencias o deseos.
- Nos ayudan a proteger nuestra vida.

FASE II: Análisis de los Pensamientos Automáticos.


La paciente responde el Registro de Diario de pensamientos,
para apreciar el poder de los pensamientos automáticos y el
papel que juegan en la vida emocional, el cual debe insertar
una anotación cada vez que se experimenta una emoción
desagradable. Se debe incluir todo lo que la persona, se dice
así misma para impedir que la emoción progrese. Se
ejecutarán para período de una semana.

FASE III: Análisis Racional de los Pensamientos.


En esta etapa se enseña a la paciente el ABCDE de la técnica
de forma directa para que pueda entender su esquema
conceptual, identificando y cuestionando adecuadamente sus
falsas creencias.
El “ABCDE” de la Teoría.
El núcleo de su teoría esta representado por una frase sencilla
“Las personas no se alteran por los hechos, sino por lo que
piensen acerca de los hechos”.
“A” representa el acontecimiento activador, suceso o situación
que experimenta la paciente, puede ser una situación o
acontecimientos externo o un suceso interno (pensamiento,
imagen, fantasía, conducta, sensación, emoción, etc.).

95
“B” representa en principio el sistema de creencias que
maneja la paciente, pero puede considerarse que incluye todo
el contenido sistema cognitivo: pensamientos, recuerdos,
imágenes, supuestos, interferencias, actitudes, atribuciones,
normas, valores, esquemas, filosofía de vida, etc.
“C” representa la consecuencia o reacción ante “A”
(acontecimiento activador). La “C” puede ser de tipo emotivo
(emociones), cognitivo (pensamiento) o conductual (acciones).
“D” disputar, desafiar o contra argumentar las ideas
irracionales, representa el “efecto” de haber atacado nuestras
ideas irracionales, y comenzar a actuar en base nuestro nuevo
y sentir.
“E” Cambio emocional – conductual la persona como
consecuencia del “efecto” del ataque a la creencia irracional,
experimenta un cambio emocional.
Se le pedirá a la paciente que nos indique una situación que le
provoca una emoción desagradable y la analice aplicando el
ABC (primero). Lo importante es demostrarle a la paciente que
el origen de su estado de ánimo no está en el ambiente, en su
familia, pareja, amigos, en su trabajo, si no en la forma que
interpreta los fenómenos que le acontecen. Una vez
demostrado esto, se le pide a María que comience a registrar
en forma escrita o verbal, los eventos activantes (A). Después
pasamos a (D) que es la disputa racional, que lo provocó (B).
Después pasamos a (D) que es la disputa racional, que
provoca a su vez (E), que es la consecuencia del análisis
racional.
Asignación de tarea para casa: Aplicar habilidad de
afrontamiento al menos una vez al día.

FASE IV:
- Revisión de nuevos pensamientos negativos.
- Análisis de tarea.

96
- Afianzamiento de aprendizaje para control de
pensamientos.
- Asignación de tareas para casa: Utilización de
recordatorios y “posters” que le ayuden a pensar
racionalmente.

IV. RECURSOS:
Humanos:
- Paciente
- Psicoterapeuta
Materiales:
- Se utilizará un ambiente adecuado sin interferencias.
- Material auto instructivo y protocolo de registro.
- Material de Escritorio.

V. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES:
MES
SESIONES
JULIO AGOSTO
I X
II X
III X
IV X

PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO EN HABILIDADES SOCIALES

I. FUNDAMENTACIÓN:
Las habilidades sociales son un conjunto de conductas
emitidas por un individuo en un contexto interpersonal que
expresa sus sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o
derechos de un modo adecuado a la situación, respetando
esas conductas en los demás y que generalmente resuelve,
los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la
probabilidad de futuros problemas. Permitiendo a la persona a
actuar según sus intereses más importantes, defenderse sin

97
ansiedad inapropiedad, expresar cómodamente sentimientos
honestos o ejercer los derechos personales sin negar los
derechos de los demás.
Por tal razón, el presente programa recurre a un entrenamiento
sistemático en Habilidades Sociales, donde se seleccionará y
trabajaran las áreas deficientes de la paciente de manera
puntual con relación a la urgencia. Con el fin de que adquiera
las competencias necesarias para un mejor desarrollo humano
y enfrentar en forma efectiva los retos de la vida diaria, así
también promover la competitividad necesaria para lograr una
transición saludable hacia la madurez.

II. OBJETIVO:
Logra que la paciente incremente su autoestima, así también
mejore su capacidad de desenvolverse en situaciones
interpersonales, expresando sus sentimientos, opiniones y
derechos de una manera asertiva, directa y afrontar los
conflictos con seguridad, mediante la toma adecuada de
decisiones en determinadas situaciones.

III. DESCRIPCIÓN DEL PROGRAMA:


El Programa consta de 10 sesiones individuales en las cuales
se desarrollan temas referente a su autoestima, habilidades
para su comunicación, este entrenamiento incluye técnica de
control de ira, una adecuada elección de decisiones lo cual
contribuye al desarrollo personal social del paciente. Las
respectivas sesiones se realizarán de forma practica.

IV. DESARROLLO DEL PROGRAMA:


SESIÓN I : Autoestima
OBJETIVO GENERAL : Lograr que la paciente incremente
su nivel de autoestima.

98
ACTIVIDAD N° 1 : “Aceptándome”
 Objetivo :
Que la paciente se acepte físicamente tal como es ella.
 Procedimiento :
Distribuir a la paciente el material instructivo “La Historia de
Rosa” (Ver Anexo) luego el Facilitador realizará las
siguientes preguntas: ¿Qué ha observado de esta
narración?, ¿Por qué crees que Rosa pensaría de esta
manera?, ¿Qué pensará Rosa acerca de su cuerpo?. Es
importante crear un debate con la paciente. Luego de esto
se preguntará: ¿Cómo se sentirá una persona que no se
acepta físicamente tal como es?.
El facilitador dialogará sobre la importancia de aceptar
nuestro cuerpo, enfatizando en que es importante
reconocer nuestras características tal como somos y
aceptarlo de manera incondicional, la valoración que le
damos a nuestro cuerpo debe ir más allá de las opiniones
de los demás.
Luego se le entregará el Material Instructivo “Mi Cuerpo es
valioso”, para luego ser desarrollado por tiempo de 5
minutos aproximadamente. Para posteriormente realizar los
comentarios respectivos.
 Actividad para la casa :
- Para ello se le entregará el Material Instructivo
“Valorando Nuestro Cuerpo”, para que establezca un
diálogo consigo misma mirándose al espejo y repitiendo
de la cartilla.

ACTIVIDAD N° 2 : “Conociéndonos”
 Objetivo :

99
Que la paciente identifique las características positivas y
negativas de su comportamiento, utilizando sus habilidades
para incrementar y/o cambiar respectivamente aquellas
características.
 Procedimiento :
1) Distribuir a la paciente el material instructivo
“Historia de Carlos” (Ver Anexo).
2) El Facilitador realizará las siguientes
preguntas:
¿Qué observamos en esta situación?, ¿En qué otras
circunstancias las personas pueden evaluar sus
virtudes y defectos?.
¿Qué sucedió para que Carlos pensará sobre sus
defectos y virtudes?. Es importante crear un diálogo
con la paciente. Luego de esto se le preguntará ¿Qué
sentirá una persona cuando evalúa su
comportamiento?.
3) Luego del debate el facilitador explicará la
importancia de reconocer las características positivas
y negativas de nuestra conducta.
4) Se le entregará el Material Instructivo
“Conociéndonos”, (Ver Anexo), se indica que lo
apliquen en un tiempo 10 minutos aproximadamente.
Para posteriormente preguntar ¿Cómo se podría
cambiar esta característica para que sea positiva?,
¿Qué pasos podría dar? Y realizar los comentarios
respectivos.
 Actividad para la casa :
- Pedir a la paciente como podría mejorar otras
características negativas escritas en la presente sesión,
el cual será escrita en el Material Instructivo

100
“Ayudándome a crecer”, para ser revisado en la próxima
sesión (Ver Anexo).

ACTIVIDAD N° 3 : “Completando Oraciones”


 Objetivo :
La actividad consiste en completar las oraciones, con la
finalidad de poder descubrir sus aspectos positivos.
 Procedimiento :
1) Distribuir al paciente el material instructivo
“Completando oraciones” (Ver Anexo), para que lo
realice cada una de ellas, el cual se completarán en el
menor tiempo posible y con lo primero que se le venga
a la mente.
Secuencia de Acciones:
 Me siento bien cuando .......................................
 A mi me quieren porque .....................................
 La persona que más creyó en mí fue ..................
 Me siento capaz cuando ....................................
 Para subir mi autoestima me ayudaría ................
2) Al finalizar el cuestionario se le preguntará:
 ¿Cuál fue la oración que más difícil le resultó
contestar?.
 ¿Cuál fue la oración que le resultó más fácil de
contestar?.
 ¿Cuál fue la oración que le resulto más fácil de
contestar?
3) Para posteriormente realizar los comentarios
respectivos.

101
SESIÓN II : Comunicación
OBJETIVO GENERAL : Desarrollar en la participante
Habilidades para una adecuada
comunicación, permitiendo mejorar
sus relaciones interpersonales.
ACTIVIDAD N° 1 : “Aprendiendo a Escuchar”
 Objetivo :
Crear en la participante habilidades elementales que le
permitan aprender a escuchar a los demás.
 Procedimiento :
1) Distribuir al paciente el material instructivo “La Pollada”
(Ver Anexo), para que lea y luego el Facilitador hará las
siguientes interrogantes ¿A dónde fue Ricardo?, ¿Qué le
pasó a Ricardo?. Es importante crear un debate con el
paciente. Luego de esto se preguntará ¿Cómo se
sentirán las personas cuando no se les entiende el
mensaje?.
2) Luego del diálogo el facilitador tratará el tema sobre las
habilidades que fortalecen a la comunicación y nos
permiten escuchar mejor y entender el mensaje con
mayor precisión.
3) Concluir con los comentarios del paciente e interlocutor
sobre la importancia de saber escuchar y la aplicación
de estas habilidades en nuestra vida diaria.
 Actividad para la casa :
- Indicar que desde esta semana practicará esta habilidad
en el hogar o comunidad, y registrará su experiencia en
un papel en blanco, para ser revisada en la próxima
sesión.

102
ACTIVIDAD N° 2 : “Estilos de Comunicación”
 Objetivo :
Que la paciente diferencien los estilos de comunicación:
pasivo, agresivo y asertivo. Así también haga uso de la
comunicación asertiva.
 Procedimiento :
1) Distribuir al paciente el material instructivo “La Camisa”
(Ver Anexo), para que lea y luego el facilitador hará las
siguientes preguntas ¿Qué observamos en estas
situaciones?, ¿Cuáles son las diferencias entre cada
una de ellas?. Es importante crear un debate con el
paciente. Luego de esto se preguntará ¿Qué
observamos en estas situaciones?, ¿Cuáles son las
diferencias entre cada una de ellas?.
2) Luego del diálogo el facilitador tratará el tema sobre los
estilos de comunicación.
3) Se le proporcionará el material instructivo “Test de
Discriminación de Respuestas”, el cual analizará y debe
convertir las frases pasivas y agresivas.
4) Finalizar la sesión solicitando comentarios.

 Actividad para la casa :


- Pedir a la paciente que escriba en una hoja en blanco,
en forma asertiva las siguientes situaciones:
1. Pedir disculpa a su hija que fue ofendida.
2. Reconocer que se equivocó al juzgar a una
vecina.

ACTIVIDAD N° 3 : “Expresión y Aceptación Positiva”


 Objetivo :
Fomentar en la paciente la importancia de la aceptación
asertiva de elogios.

103
 Procedimiento :
2) Pedir a la paciente que “Que recuerde a una persona
cercana cuando le esta haciendo un halago, acerca de
sus características positivas”.
3) Luego el facilitador preguntará ¿Cómo respondieron al
elogio?, ¿Cómo se siente cuando esto sucede?, ¿Qué
emoción aparece en Ud.?. Es importante crear un
diálogo con la paciente,
4) Luego del diálogo el facilitador tratará el tema sobre la
importancia de Dar y Recibir Comentarios positivos, ya
que eleva la Autoestima y mejora las relaciones
interpersonales.
5) Finalizar la sesión solicitando comentarios.
 Actividad para la casa :
- Distribuir a la paciente el material instructivo.
“Expresión y Aceptación de Halagos”, para
posteriormente anotar la Reacción Gestual y Verbal de
la Persona, la cual será revisada en la próxima sesión.

SESIÓN III : Control de la Ira


OBJETIVO GENERAL : Que la paciente reconozca y/o
ejercite Técnicas de control y
exprese su ira sin dañar sus
relaciones interpersonales.

ACTIVIDAD N° 1 : “Identificando Pensamientos que


Anteceden la Ira”

 Objetivo :
Identificar los pensamientos que anteceden a una reacción
de cólera o ira a fin de controlarla.

104
 Procedimiento :
1. El Facilitador iniciará la sesión
leyendo la siguiente situación: “Veo a mi esposo
conversando con una mujer”.
2. Ahora se le pedirá a la paciente que
responda en una hoja las siguientes preguntas:
a) ¿Qué haces si te sucede,
esto?.
b) ¿Por qué reaccionará de esta
manera, cuál es tu pensamiento?
3. El facilitador preguntará si esas
situaciones donde sentimos mucha frustración suceden
frecuentemente en su vida diaria. Pedir ejemplos.
4. El facilitador desarrollará los
siguientes contenidos:
 Definición de la ira
 Revisión de nuestra ira.
 Reconocer pensamientos erróneos
que anteceden la ira.
 Opciones de expresar nuestra ira, de
manera adecuada.
5. El facilitador distribuirá al paciente, el
material instructivo “situaciones y respuestas”, para que
el paciente asigne: cuál sería el pensamiento y la
reacción frente a un evento desagradable.

ACTIVIDAD N° 2 : “Pensamientos Saludables”


 Objetivo :
- Que la paciente evidencie que cambiando nuestros
pensamientos sobre una situación determinada, pueden
cambiar nuestras emociones y/o reacciones.

105
- Aplicación de esta técnica en situaciones provocadoras
de ira.

 Procedimiento :
1. El facilitador solicitará la mayor atención y
concentración para realizar el siguiente ejercicio:
“Imagínese que se han citado con su mejor amigo (a) y
habiendo esperado hasta una hora, no llega”.
2. Ahora, el facilitador realizará las siguientes
preguntas: ¿Qué pensaste cuando estuviste esperando
y no llegó?, ¿Qué sentiste en ese momento?. Asimismo
preguntaré si esta situación sucede en su vida diaria con
frecuencia. Se solicitará ejemplos.
3. El Facilitador desarrollará los siguientes
contenidos:
- Pensamientos que generan sentimientos.
- Definición de pensamientos positivos.
- Definición de pensamientos negativos.
- Consecuencias de nuestros pensamientos.
4. El Facilitador distribuirá al paciente el material
instructivo “Cambia tu pensamiento”, para que se
analice y responda de acuerdo a las situaciones.
5. Finalizar la sesión solicitando comentarios.

 Actividades para casa:


La paciente debe utilizar y continuar con el desarrollo
del material instructivo “Cambia tu pensamiento”, lo
cual será revisada la próxima sesión.

SESIÓN IV : Toma de Decisiones


OBJETIVO GENERAL :

106
- Promover el uso de la habilidad de toma de decisiones en
situaciones por resolver.
- Contribuir al desarrollo personal social del paciente.

ACTIVIDAD N° 1 : “La mejor Decisión”


 Objetivo :
Que la paciente conozcan y aplique los pasos del proceso
de toma de Decisiones.
 Procedimiento :
2. El Facilitador leerá la siguiente historia a la paciente.
“Dos esposos, fueron a una fiesta, y dejaron a su bebé a
cargo de una vecina, hasta la 1:00 a.m de la mañana, la
reunión en su mejor momento, se notaba muy divertida,
sin embargo, no se cumplía las horas del acuerdo, los
amigos y amigas le pedían que se queden, los esposos
estaban muy indecisos...”.
3. El Facilitador propiciará un debate preguntando ¿Qué
observamos en esta situación?, ¿Qué decisión habrán
tomado los esposos?, ¿Qué alternativas habrán
pensado?.
4. Luego del debate el facilitador preguntará ¿En qué
situaciones nos es difícil tomar una decisión?, ¿sucede
esto con frecuencia en su vida diaria?. Pedir ejemplos.
5. El facilitador distribuirá el material instructivo ¿Qué
decisión tomaré”, aproximadamente 15 minutos (ver
anexo).
 Actividades para casa :
Indicar que desde esta semana practicaremos esta
habilidad en nuestra vida diaria y lo registraremos en
nuestra hoja.

107
ACTIVIDAD N° 2 : “Proyecto de vida”
 Objetivo :
Promover en la paciente la elaboración de su Proyecto de
Vida.

 Procedimiento :
- El Facilitador explicará sobre el “Diagnóstico FODA”,
para ello motivará al paciente a realizar su diagnóstico
personal. (Ver anexo).
- Se incentivará el diálogo respecto a lo tratado.
- Se tratarán sobre los siguientes contenidos:
 Concepto de Proyecto de Vida:
a) Diagnóstico personal.
b) Visión personal.
c) Misión personal.
- Se repartirá a la paciente el material instructivo “Mi
Proyecto de Vida” y se motivará para que la paciente,
elabore a través de sus pasos su Proyecto de Vida.
- Finalizar la Sesión solicitando comentarios.

V. RECURSOS:
Humanos:
- Paciente
- Psicoterapeuta
Materiales:
- Se utilizará un ambiente adecuado sin interferencias.
- Material autoinstructivo.
- Material de escritorio.

108
VI. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES:
MESES
SESIONES
AGOSTO SETIEMBRE OCTUBRE
I). AUTOESTIMA
1.1. Actividad X
1.2. Actividad X
1.3. Actividad X
II). ACTIVIDAD
2.1. Actividad X
2.2. Actividad X
2.3. Actividad X
III). CONTROL DE IRA
3.1. Actividad X
3.2. Actividad X
IV). TOMA DE DECISIONES
4.1. Actividad X
4.2. Actividad X

109
PROGRAMA DE TERAPIA
RACIONAL EMOTIVA

DIARIO DE PENSAMIENTOS

DIA
% %
PENSAMIENTO
EMOCIÓN SITUACIÓN VERDADERO VERADERO
AUTOMÁTICO
HORA AHORA ACOSTARSE

110
PROGRAMA DE HABILIDADES
SOCIALES.
PROYECTO DE VIDA
ACTIVIDAD: ”FODA”

FODA

F FORTALEZA
O OPORTUNIDAD
D DEBILIDADES
A AMENAZAS

OF
__________________________ __________________________
__________________________ __________________________
__________________________ __________________________
__________________________ __________________________

A
D
__________________________ __________________________
__________________________ __________________________
__________________________ __________________________
__________________________ __________________________

PROGRAMA DE HABILIDADES
SOCIALES.
PROYECTO DE VIDA
ACTIVIDAD: ”MI PROYECTO
DE VIDA”

111
MI PROYECTO DE VIDA

1° Diagnóstico personal: mis fortalezas (características


positivas) y las oportunidades (apoyo de tu familia y/o
familiares), que me ayudarán a lograr mis metas. También
describir mis debilidades (características negativas) y/o
amenazas o situaciones de mi entorno que podrían impedir el
logro de mis metas.
2° Visión personal, es pensar qué me gustaría ser en mi futuro
cercano (en 5 años), (Acuérdate que es algo que sí se pueda
cumplir).
3° Misión Personal, es ¿cómo hacer? realidad mi pensamiento
(visión), ¿qué debo hacer para lograr mi meta?.
(Empezar con el paso 1, luego el 2 y finalmente el 3).

1° Diagnóstico 2° Visión 3° Misión


Personal
¿Cómo lograré esa
Fortalezas ¿Qué quiero ser?, meta?
(Ej. Soy hábil en ¿Cómo me veo en 5 ¿Qué debo hacer?.
matemáticas). años?, ¿Cuál es mi
meta?.
Oportunidades
(Ej. Hay un concurso
de becas).

Debilidades
(Ej. No siempre soy
puntual).

Amenazas
(Ej. Despidieron a mi
esposo del trabajo).

PROGRAMA DE HABILIDADES
SOCIALES.
TOMA DE DECISIONES
ACTIVIDAD: ”LA MEJOR
DECISIÓN”

112
¿QUÉ DECISIÓN TOMARÉ?

Martha y Luis son premiados con entradas para un programa


de concursos para jóvenes en la televisión, donde se presentará
además un artista internacional del momento, coincidentemente, ese
día tienen programado el último examen de matemáticas y no saben
que decisión tomarán.
Siguiendo los pasos descritos y expresa ¿Cuál sería la mejor
decisión a tomar?.

PASOS PARA UNA DECISIÓN ACERTADA


1. Definir cuál es el problema: ¿Cuál es el motivo de
preocupación?, ¿Cuál es la situación?, ¿Cuál es el
problema?; sino está claro, se buscará más información.
2. Proponer las alternativas: Considerar varias alternativas,
mínimo 5.
3. Considerar los pro y contras de cada alternativa: Analizar
cada alternativa en base a sus consecuencias.
4. Elegir la (s) mejor (es) alternativa (s): Se hará en función a
la (s) alternativa (s) que presente más probabilidades
positivas.
5. Ejecutar la (s) alternativa (s) elegida (s): Poner en práctica
la (s) alternativa (s) elegida (s).
6. Evaluar el resultado: Se realizará, después de haber
ejecutado la (s) alternativa (s) elegida (s); es positivo si el
problema disminuye o desaparece, ante lo cual felicítense.
Es negativa si el problema sigue igual o peor, entonces
vuelva desde el principio a aplicar los pasos de toma de
decisiones.

113
PROGRAMA DE HABILIDADES
SOCIALES.
CONTROL DE IRA
ACTIVIDAD:”IDENTIFICANDO
PENSAMIENTOS QUE
ANTECEDEN LA IRA”

HOJA DE SITUACIONES
“CAMIBA TU PENSAMIENTO”
SITUACIÓN 1
Tu esposo te llama la atención delante de tus amigos.

¿Qué ¿Cómo te Cambia tu Cambia tu


Pensarías? sentirías? pensamiento sentimiento

SITUACIÓN 2
Mi hija menor me interrumpe a cada momento cuando estoy
cocinando.

¿Qué ¿Cómo te Cambia tu Cambia tu


Pensarías? sentirías? pensamiento sentimiento

114
SITUACIÓN 3
Mi cuñada mayor se burla de mí porque no preparo bien el cebiche

¿Qué ¿Cómo te Cambia tu Cambia tu


Pensarías? sentirías? pensamiento sentimiento

SITUACIÓN 4
Mi hijo menor jugando con su pelota me golpe en la cabeza

¿Qué ¿Cómo te Cambia tu Cambia tu


Pensarías? sentirías? pensamiento sentimiento

115
PROGRAMA DE HABILIDADES
SOCIALES.
CONTROL DE IRA
ACTIVIDAD:”IDENTIFICANDO
PENSAMIENTOS QUE
ANTECEDEN LA IRA”

SITUACIONES Y RESPUESTAS

SITUACIÓN N° 1
Juan le dice a Carlos que no sirve para nada y que es un estúpido
por que, estando enamorado de María no se le declara.
a) ¿Qué pensará Carlos?
b) ¿Qué reacción tendrá Carlos?

SITUACIÓN N° 2
María le pide permiso a su papá para ir a una fiesta, pero él se lo
niega, además le hace recordar que tiene que limpiar toda la casa.
c) ¿Qué pensará María?
d) ¿Qué reacción tendrá María?

SITUACIÓN N° 3
Mario está corriendo, a la hora del recreo, hacia el quiosco, de
pronto su compañero José le pone un cable, y Mario cae al suelo.
e) ¿Qué pensará Mario?
f) ¿Qué reacción tendrá Mario?

SITUACIÓN N° 4
Lorena se entera que su compañero Samuel ha dicho a varios de sus
amigos que ella es una “tramposa” y “jugadora”.
g) ¿Qué pensará Lorena?
h) ¿Qué reacción tendrá Lorena?

116
PROGRAMA DE HABILIDADES
SOCIALES.
COMUNICACIÓN
ACTIVIDAD:”ESTILOS DE
COMUNICACIÓN”

CUADRO DE ESTILOS DE COMUNICACIÓN


CASO: “LA CAMISA”

1. Ser PASIVO significa:


Evitar decir lo que sientes, piensas, quieres u opinas:
 Porque tienes mido de las consecuencias;
 Porque no crees en tus derechos personales:
 Porque no sabes cómo expresar tus derechos;
 Porque crees que los derechos de los demás son más
importantes que los tuyos.
Ejemplo.
Pedro al llegar a su casa se da cuenta que su hermano se ha
puesto su camisa nueva, ello le produce cólera pero no dice
nada.

2. Ser AGRESIVO significa:


decir lo que piensas, sientes, quieres u opinas sin considerar
el derecho de los demás a ser tratados con respeto.
Ejemplo.
Pedro: Juan eres el más sinvergüenza del mundo, por que te
pones mi camisa nueva.
Juan: No me fastidies.

3. Ser ASERTIVO significa:


Decir lo que tú piensas, sientes, quieres u opinas sin
perjudicar el DERECHO DE LOS DEMÁS. Es hacer respetar
nuestros derechos con firmeza considerando el contexto
social.
Ejemplo.
Pedro: Juan estoy muy molesto porque te has puesto mi
camisa nueva sin mi permiso.
Juan: Discúlpame Pedro no volveré hacerlo.

117
PROGRAMA DE HABILIDADES
SOCIALES.
COMUNICACIÓN
ACTIVIDAD:”ESTILOS DE
COMUNICACIÓN”

TEST DE DISCRIMINACIÓN DE RESPUESTAS


Instrucciones:
Para cada una de las situaciones que se presentan decide si la
respuesta es pasiva (PAS), agresiva (AGR) o asertiva (ASE). Rodea
con un círculo la respuesta apropiada.
1. Situación I
Chico a su enamorada: “Me gustaría que te tiñeras el pelo de
rubio”.
Respuesta: “A mí que me importa lo que tu quieres, no me
friegues”.
PAS AGR ASE
2. Situación 2
Profesor a un estudiante: “Tus tareas son una cochinada.
Hazlas de nuevo”.
Estudiante: “Está bien, tiene razón” y piensa (me siento mal, la
verdad es que soy un inútil).
PAS AGR ASE
3. Situación 3
Chica a un amigo: “Podrías acompañarme a pedir mi mochila,
después de la clase”.
Amigo: “Lo siento, pero hoy no puedo”.
PAS AGR ASE
4. Situación 4
Juan a Daniel: “Aléjate de Martha o le diré a ella que tú eres
un fumón”.
Daniel: “Inténtalo y te enseñaré quién puede y quién no puede
ver a Martha”.
PAS AGR ASE

118
PROGRAMA DE HABILIDADES
SOCIALES.
AUTOESTIMA
ACTIVIDAD:
”CONOCIÉNDONOS”

CONOCIÉNDONOS
CARACTERÍSTICAS NEGATIVAS CARACTERÍSTICAS POSITIVAS
DE MI COMPORTAMIENTO DE MI COMPORTAMIENTO
1. 1.

2. 2.

3. 3.

4. 4.

5. 5.

OTRAS OTRAS

CARACTERÍSTICA NEGATIVA QUE MI MEJOR CARACTERÍSTICA


QUISIERA CAMBIAR DESDE POSITIVA ES:
AHORA:

119
PROGRAMA DE HABILIDADES
SOCIALES.
AUTOESTIMA
ACTIVIDAD:
”ACEPTÁNDONOS”

MI CUERPO ES VALIOSO

PARTES DE MI CUERPO PARTES DE MI CUERPO


QUE MÁS ME AGRADA QUE NO ME AGRADA

EJEMPLO: __________________ EJEMPLO: __________________


___________________________ ___________________________

1. _________________________ 1. _________________________
___________________________ ___________________________

2. _________________________ 2. _________________________
___________________________ ___________________________

3. _________________________ 3. _________________________
___________________________ ___________________________

“MI CUERPO ES VALIOSO Y ME ACEPTO TAL COMO SOY”

PROGRAMA DE HABILIDADES
SOCIALES.
AUTOESTIMA
ACTIVIDAD:
”ACEPTÁNDONOS”

120
VALORANDO NUESTRO CUERPO

Instrucciones:
El facilitador solicitará a los participantes que cierren los ojos,
que escuchen atentamente y que repitan cada oración que vaya
leyendo el facilitador.
 “Mi cuerpo es valioso e importante”.
 “Mi cabello me protege del sol y del frío”.
 “Mis ojos me permiten ver lo que sucede a mi alrededor”.
 “Mi nariz me sirve para oler”.
 “Mi boca me permite decir lo que siento y quiero”.
 “Mis oídos me sirven para escuchar las diversas melodías”.
 “Mis manos me permiten agarrar, tocar y acariciar”.
 “Mis piernas me permiten trasladarme de un lugar a otro”.
 “Todo mi cuerpo es importante, puedo aprender a cuidarlo,
valorarlo y quererlo”.
 “Yo soy importante”, “Yo soy muy importante”.

“YO SOY ASÍ Y ME ACEPTO TAL COMO SOY”

IX. MARCO TEÓRICO DEL PLAN TERAPÉUTICO

121
TERAPIA DE RELAJACIÓN PROGRESIVA

Distintos autores tienen distintos conceptos de la relajación. Algunas


teorizaciones se han hecho intentando incluir todas las técnicas conocidas
(Smith, 1986) y por lo tanto no distinguen entre los efectos de las distintas
técnicas. Muchas veces se consideran todas equivalentes y no distinguen
entre los distintos elementos que se han incluido en el método que se
presenta en este trabajo. La respuesta de relajación se concibe
normalmente como una respuesta pasiva e indiferenciada que reduce el
estado de excitación somático y cognitivo. (Smith 1986). O como un
estado alterado de conciencia autoinducido (Benson, 1974). Las técnicas
de relajación suelen incluir un conjunto de conductas previas que llevan a
ella. Las conductas para relajarse pueden ser muy variadas, desde
sentarse en el sillón favorito, o leer un libro, hasta los cientos de técnicas
de relajación que existen actualmente y que necesitan diferentes niveles
de habilidades para practicarlas. Las técnicas de relajación no son
caminos hacia el mismo fin sino que cada una tiene sus propios efectos y
han de adaptarse a cada individuo (Smith 1986). En la clasificación que
este último autor realiza de las técnicas ve una graduación, desde
técnicas que ayudan al "darse cuenta" corporal, hasta técnicas mas
puramente cognitivas como meditación, visualización, etc.

En este trabajo cuando se habla de técnica de relajación se refiere a la


relajación progresiva de Jacobson. La relajación progresiva de Jacobson,
se basa en la conciencia de las tensiones musculares que tenemos en el
cuerpo. Se enseña a través de ejercicios que permiten distinguir entre la
tensión y la distensión de los diferentes músculos. Se han hecho
diferentes métodos, con la idea de que con unos cuantos ejercicios se
tome conciencia de los grupos fundamentales de músculos (Cautela,
1987).

El entrenamiento se realiza en vivo y no por medio de cintas, aunque en


algunos tratamientos clínicos puede estar indicado la grabación de los

122
ejercicios de relajación, se piensa que la relajación grabada es menos
efectiva (Borkovec y Sides, 1979)

La mayoría de los estudios de relajación que se realizan se hacen sobre


una visión pasiva del individuo. Los investigadores parecen concebir la
terapia como un proceso de tratamiento, a través del que el paciente ha
de pasar, y después del cual supuestamente habrán tenido lugar cambios
importantes. Pero de hecho la mayoría de los pacientes no aprenden un
método efectivo que sea útil cuando la ansiedad ocurre (Ost, 1987). La
relajación se suele enseñar en situaciones especiales de tranquilidad que
son ideales para conseguirla. Benson (1974) sugiere que la respuesta de
relajación se facilita por cuatro elementos básicos, (a) un objeto mental
que sirve de foco de atención, (b) una actitud pasiva, (c) un tono muscular
reducido, (d) un ambiente tranquilo. Este setting especial en el que se
entrena a los sujetos podría explicar parte de las dificultades de
generalización a la vida cotidiana que se suelen encontrar en los estudios
de relajación. Sin embargo, muchas de las técnicas que se emplean en el
programa que se describe en este trabajo, pueden ser utilizadas en
cualquier tipo de situación, por ejemplo, en situaciones que incluyen
movimiento. Es importante por tanto que las respuestas que llevan a la
relajación se incorporen a la vida cotidiana, como intentan los trabajos de
Ost (1987, 1988). También es importante que envuelvan la mayor parte
posible de los aspectos del comportamiento humano y no solamente el
tono muscular. En los grupos se enseña a relajar las tensiones sin
necesidad de hacer los ejercicios de forma abierta. Se van evocando los
ejercicios de forma que la conciencia corporal va aumentando. De esta
forma se puede incorporar la relajación progresiva a las distintas
situaciones cotidianas.

123
APLICACIONES CLINICAS DE LA RELAJACIÓN
PROGRESIVA

La relajación progresiva es el método que mas se ha empleado en la


psicología clínica y está asociada a la desensibilización sistemática
(Wolpe, 1979). De acuerdo con Wolpe (1981) el papel de la relajación en
la desensibilización sistemática es producir un cambio en el
funcionamiento del sistema nervioso autónomo que inhiba la ansiedad. En
numerosos experimentos se ha probado que la relajación progresiva
reduce la actividad autonómica. Además de su aplicación en el
tratamiento de los trastornos de ansiedad las aplicaciones clínicas de la
relajación han sido mas variadas aun que las citadas en la meditación y
se ha aplicado a todo tipo de trastornos físicos con origen psicológico, el
dolor crónico, la hipertensión, asma, tartamudeo, miopía, etc. Los efectos
cognitivos de la relajación progresiva son mencionados desde los inicios
de la técnica. Jacobson menciona a Wundt diciendo que "Las
sensaciones de tensión y de relajación están siempre conectadas con el
proceso de atención" (Jacobson, 1987. Reprint). Levin (1985) afirma que
la relajación aumenta la viveza de la imágenes que se utilizan en la
desensibilización sistemática. Los efectos de la reducción del arousal en
las cogniciones positivas son mencionadas por Peveler y Jonhnston
(1986). En consecuencia el entrenamiento en relajación progresiva se
considera fundamental para conseguir una mejor conciencia corporal.

RESPIRACIÓN

Ejercicios de respiración son clásicos de las técnicas orientales como el


yoga (Visnhudevananda 1979), el Qigong (Shaoquing, 1986) o el Tai-Chi
(Yang, 1978). Dentro de esta tradición oriental se pueden considerar dos
tipos de ejercicios, los mas activos y aquellos que se limitan a la
observación pasiva de la respiración, como pueden ser los que se
emplean en la meditación Zen (Durkheim, 1989). En Europa se han
desarrollado otras técnicas de respiración, que se han aplicado en
actividades artísticas como el canto o la declamación. En ellos se pueden

124
distinguir los dos tipos mencionados, los mas pasivos o los mas activos,
véase por ejemplo los ejercicios de rehabilitación (Lapierre, 1978) para los
mas activos y para una colección interesante de ejercicios (Lodes 1990).

Los ejercicios que se han aplicado están fundamentalmente tomados de


estos últimos y parten de la premisa de la observación sin intervención de
la respiración. Speads (1980) Plantea una serie de experimentos en los
que, sobre la respiración que se tiene en un momento dado, se introduce
un estímulo ( p. ej. pronunciar una "s" larga o una "a", o darse palmadas o
diversas posturas y movimientos) y se dejan pasivamente que ocurran
consecuencias, que se observan. Los experimentos están graduados,
constituyen una serie ordenada que tienen como final un experimento
llamado de conciencia en el que simplemente se observa la respiración y
se la deja que se ajuste a las necesidades del momento. Finalmente
afirma: "Realizando todos los experimentos descritos, se habrá entrenado
en el uso de un sentido corporal y habrá adquirido experiencia de como
aplicarlo a los ejercicios respiratorios. Habrá desarrollado un <sexto
sentido> relacionado con su respiración que le permitirá realizar ya un
experimento respiratorio basado fundamentalmente en la conciencia de la
necesidad de un cambio y, por supuesto, de ceder a el. A diferencia de los
restantes experimentos respiratorios, el Experimento de conciencia no
introduce medidas externas para una mejoría respiratoria, tales como una
palmada, una extensión o un sonido. Cuando realice el Experimento de la
conciencia será totalmente independiente del lugar, la postura corporal y
la actividad visible. Lo único que importa es su respiración; el objetivo
perseguido es permitirla deliberadamente cambiar en cualquier sentido
que sea necesario".

Otros ejercicios de respiración como los de Feldenkrais se han empleado


en el sentido de aumentar la conciencia del espacio interno en el sentido
de que es esta conciencia la que va a regular la respiración sin
intervención directa sobre ella. Como se puede comprobar la filosofía
subyacente en estos ejercicios es la misma que la que está en todos los

125
que se han planteado en este trabajo, conciencia sin intervención
voluntaria. Mención aparte y dentro de este apartado, puesto que en ella
se da una gran importancia a la respiración, está la Bioenergética de
Lowen. En ella a través de ejercicios físicos y de respiraciones forzadas
se pretende la descontracturación de la coraza muscular descrita por
Reich (1963, 1985). Al margen de la interpretación dinámica que realizan
los autores de estas técnicas, con su aplicación se consigue la relajación
de tensiones fuertes.

APLICACIONES CLINICAS DE LOS EJERCICIOS DE


RESPIRACIÓN

Speads recomienda sus experimentos para el insomnio, los mareos, el


equilibrio, fumar y comer demasiado, dolores de cabeza, depresiones,
sobreexcitación, miedo al público, nerviosismo de los artistas durante la
espera antes de reanudar una representación, dificultades para
concentrarse, mala memoria y creatividad bloqueada. En la terapia de
orientación conductual, que es a la que se refiere este trabajo, la
respiración es un objeto de intervención en algunos trastornos como la
agorafobia o el ataque de pánico. Clark (1986) establece la teoría de que
el pánico ocurre cuando la persona interpreta errónea y catastróficamente
sus sensaciones corporales. Es una teoría similar a la de Beck y la de
Ellis que también establece la relación entre las cogniciones y los
síntomas aunque en este caso es el síntoma el que dispara la cognición y
no a la inversa. Las interpretaciones erróneas se dan mas cuando ocurren
varios síntomas simultáneamente (Rachman, 1987). Los ataques de
pánico a menudo son disparados por cogniciones negativas muchos de
los cuales aparecen relacionados con la ansiedad y la hiperventilación. La
combinación de tratamientos y en particular el entrenamiento en
respiración ofrece una promesa considerable para el tratamiento de los
ataques de pánico y sugiere que su combinación con la exposición en
vivo en el caso de agorafobia puede ser un avance significativo sobre la
exposición solamente. (Franklin, 1989). La ansiedad persistente y los
ataque de pánico han sido vistos como fenómenos asociados a la

126
hiperventilación y se ha planteado su tratamiento por medio del control
respiratorio (Avia, 1987).

Los ejercicios de respiración producen también relajación y como tales se


suelen emplear pues son sencillos de aprender, efectivos y se pueden
aplicar en cualquier situación.

Desde la Bioenergética se afirma que la respiración está distorsionada en


los adultos por tensiones musculares crónicas, resultado de conflictos
emocionales no resueltos (Naranjo, 1980). Los ejercicios que plantean
(Lowen y Lowen, 1977) pretenden la liberación de estas tensiones
musculares. La experiencia clínica indica que pueden contribuir a
desencadenar o expresar emociones en circunstancias terapéuticas de
forma que se puede ayudar al paciente a desinhibir su expresión. Estas
expresiones o descargas son, algunas veces interesantes de conseguir y
difíciles de lograr con lo que este tipo de ejercicios puede ser de una gran
ayuda para el clínico. Se pueden aplicar para la expresión de rabia, para
la sensación de pérdida de control, para desinhibir algunas expresiones
sexuales (Rosemberg, 1981) o para mejorar el estado físico en algunos
depresivos. (Lowen, 1972).

OBSERVACIÓN DEL PENSAMIENTO

La conciencia corporal es también un proceso cognitivo que puede estar


dificultado por falta de control de lo que se piensa.

La ansiedad tiene dos componentes (Bermúdez, 1985) la emocionalidad y


la autopreocupación, que son pensamientos relativos al problema que
pueden ser disparados por la ansiedad y que ellos a su vez disparan la
ansiedad. La autopreocupación dificulta de manera notable la toma de
conciencia corporal. Nuestros pensamientos nos llevan lejos de nuestro
cuerpo.

Dentro de esté capítulo se consideran distintos tipos de ejercicios:

127
El mas importante es la meditación, que intenta con una palabra desterrar
todo pensamiento. A veces es eficaz la instrucción de sencilla de dejar la
mente en blanco. Otro tipo de ejercicio que se ha utilizado es la simple
observación del pensamiento: se toma conciencia de que se está
pensando y se ve el pensamiento, después se deja que se vaya
tranquilamente, es importante la aceptación de las distracciones y que los
pensamientos vuelvan una y otra vez. Los ejercicios que se han planteado
en el grupo están tomados de Stevens (1977). El trabajo de observación
del pensamiento es en cierto modo una forma de meditación. Para el
trabajo clínico con determinados pensamientos es preciso primeramente
hacerlos conscientes. Después se realiza una desensibilización a ellos.
Este es contenido de esta técnica.

APLICACIONES CLINICAS DE LA OBSERVACIÓN DEL


PENSAMIENTO

Los efectos fisiológicos de la meditación están demostrados en


innumerables trabajos (ver por ejemplo Holmes, 1983). Baja la tasa
cardiaca, eleva la resistencia de la piel, decrece la tasa respiratoria,
disminuye la presión sanguínea. Se ha aplicado también en la
desensibilización sistemática sustituyendo a la relajación progresiva. Los
meditadores reportan que en la meditación, experimentan un incremento
en la relajación, y una disminución del arousal cognitivo.

La meditación se ha utilizado en el tratamiento de numerosos desórdenes


de origen psicológico, como hipertensión, asma, abuso de drogas,
insomnio, e incluso en inflamación de encías y tartamudeo (Holmes,
1984). El objetivo de aplicarla en el grupo es solamente controlar que la
activación cognitiva no dificulte la conciencia corporal. De hecho la misma
conciencia corporal se podría considerar una forma de meditación.
(Naranjo y Ornstein, 1971). Así como está demostrada la eficacia de la
meditación y sus efectos fisiológicos, se discute su efectividad en
comparación con otros métodos. Según algunos estudios la meditación y

128
el descanso dejando las preocupaciones se han mostrado prácticamente
equivalentes. (Holmes, 1983, 1984).

ACEPTACIÓN DE SENSACIONES

Las instrucciones que se dan están tomadas de Barry Stevens (Varios,


1978), con modificaciones que incluyen fundamentalmente un énfasis
mucho mayor en la pasividad y en no hacer movimientos ni evitaciones de
las sensaciones que llegan a la conciencia. Las instrucciones concretas
que se dan son las siguientes:

"Posición, tumbado con las rodillas dobladas y con los pies apoyados en
el suelo. Las rodillas pueden ponerse juntas si se está mas cómodo o
separadas si se prefiere “. Se trata de centrarse en la sensación mas
desagradable que tengamos y entrar en contacto con ella. Permanece en
contacto como si fueras un foco de luz que no empuja ni fuerza nada y
que tampoco deja nada como está. Se trata de hacernos amigos de
nuestras sensaciones de ver como son y como evolucionan por si solas
sin intervenir nosotros. Dejando que la sensación evolucione como quiera,
si algo nos duele dejamos que el dolor se desarrolle, crezca o disminuya
sin intervenir. Al ser una sensación desagradable tendemos de manera
automática a intentar que disminuya y desaparezca, ahora hay que
dejarla que crezca, si esa es su evolución natural. Contactar ligeramente,
que sean las sensaciones las que guíen nuestra conciencia no intentemos
sentir lo que queremos sino lo que el cuerpo nos dice. Vamos a observar
la sensación, ver sus características, que parte del cuerpo está
involucrada, si es aguda, sorda, si siempre es igual o va cambiando con el
tiempo, etc. Lo mas importante es observar sin intervenir. Si alguna otra
sensación se hace mas fuerte que la que hemos contactado nos vamos a
ella. Vamos a dejar que todas las sensaciones desagradables lleguen a
nuestra conciencia.

Evitar los movimientos conscientes puesto que generalmente intentan


hacer desaparecer las sensaciones desagradables. Vamos a trabajar

129
desde la pasividad. Si algún movimiento involuntario surge dejarlo que
ocurra también pasivamente.

APLICACIONES CLINICAS DE LA ACEPTACIÓN PASIVA


DE LAS SENSACIONES

Existen algunos casos en los que es fundamental esta aceptación de las


sensaciones corporales. El mas claro es el de los hipocondríacos que
interpretan como amenazante alguna de las sensaciones corporales que
sienten e intentan evitarlas. Una labor de la terapia es la exposición a la
sensación de manera que la acepte sin que dé respuesta de huida ante
ella. El objetivo de este trabajo en la terapia es la aceptación pasiva de las
sensaciones corporales. La propuesta que se presenta aquí se ha
realizado con hipocondríacos con resultados clínicos muy positivos. En
realidad se realiza una inundación a las sensaciones corporales que son
interpretadas por los pacientes como desencadenante de un ataque al
corazón, infarto, pérdidas de control, etc. Se mantiene la sensación hasta
que se va diluyendo. Clark (1986) establece la teoría de la ligazón causal
entre las sensaciones corporales que son interpretadas de manera
errónea y catastrófica y los ataques de pánico. El trabajo propuesto es
una exposición a las sensaciones y un aprendizaje de otra forma de
comportarse cuando se sienten. Cuando se realiza se corta la reacción
automática y de evitación de las sensaciones desagradables. En el
entrenamiento en relajación se han reportado reacciones paradójicas en
las que al sujeto le aumenta la ansiedad (Heide, 1983). Este trabajo es
también es una ayuda para bregar con la ansiedad inducida por las
sensaciones de relajación. Entre las teorías que intentan explicar el
proceso por el que se da el dolor crónico se encuentran aquellas que se
basan en que en algunos casos la reacción al dolor da lugar a
movimientos que lleva a generar mas tensión en la zona dolorida que
puede contribuir a aumentar el dolor, entrándose de esta forma en un
círculo vicioso. Explicaciones teóricas de este tipo se pueden encontrar en
Keefe (1986) al mencionar la hipótesis de estrés - dolor y ciclo "dolor-

130
espasmo-muscular-dolor". La aceptación pasiva de las sensaciones
puede ser un buen medio para romper este proceso de realimentación.

También puede ser una buena ayuda en cualquier exposición que se


realice puesto en muchos casos la evitación está asociada a sensaciones
desagradables. Si el sujeto acepta sus sensaciones será mas fácil o corta
la exposición.

CONCIENCIA DE LA PIEL

En el trabajo que se plantea, la conciencia de la piel es uno de los


primeros pasos para aumentar la conciencia corporal. La piel es el órgano
del sentido del tacto y por tanto una fuente privilegiada de sensaciones.
Existen partes de nuestro cuerpo en las que se está mas acostumbrado a
recibir sensaciones como la lengua y las manos. El tipo de ejercicios que
se realizan son desde sensibilizar la piel con algunos objetos como
pueden ser bambúes, pelotas de tenis o cepillos, hasta sentir el tacto de
la piel con la ropa, las duchas o el masaje. Siempre se procura que la
percepción sea global e implique todo el cuerpo.

APLICACIONES CLINICAS DE LA CONCIENCIA DE LA


PIEL

La conciencia de la piel tiene un efecto relajante y de situar al sujeto en "el


aquí y el ahora". Es a la vez una fuente de placer. La conciencia de la piel
es una de las fuentes de datos con las que se forma la imagen corporal.
Con el trabajo con la piel "se trata de lograr una imagen integral del propio
cuerpo, necesaria para la propia expresión, para la propia delimitación en
el espacio. Si no existe una gran claridad al respecto no será posible
lograr la actitud adecuada, tanto en relación con uno mismo como con el
espacio exterior". (Emsy, 1985).

La importancia de un tacto agradable para el desarrollo de la persona está


demostrado desde los clásicos experimentos con monos de Harlow
(1958) con las madres artificiales. La comodidad del contacto de las
madres de felpa no solamente es una fuente de placer, también sirve para

131
reducir en los monitos el temor hacia objetos extraños. Es también
admitida la importancia de la conciencia del cuerpo en la adquisición del
esquema corporal. Se han descrito los problemas que presentan algunos
psicóticos con la conciencia de la piel. Se han realizado con ellos
tratamientos llamados de maternaje en los que se realizaba una
inundación al contacto corporal con otra persona.

CONCIENCIA DEL ESPACIO INTERNO

En el método que se expone la conciencia del espacio interno y de los


que contiene tiene gran importancia en la preparación del
microestiramiento. Se da también el fenómeno inverso, a través del
microestiramiento se mejora la conciencia de los huesos. Se basan en la
toma de conciencia de que nuestro cuerpo es un volumen y en el que se
encuentran partes de las que tenemos poca conciencia o poca idea como
las vísceras y los huesos. La vivencia de esta fuerza interior, "el reflejo de
enderezamiento", libera la musculatura dinámica y permite una gran
movilidad. El enderezamiento reflejo puede ser logrado a partir del arco
del pie, pasando por la tibia, el peroné, la articulación de la cadera, la
cintura pelviana, y la parte superior del sacro hasta la quinta vértebra
lumbar y a través de toda la columna hasta el atlas. Puede lograrse el
enderezamiento no solo a partir de los pies, sino de cualquier otra parte
del cuerpo. Solamente cuando se experimenta el "reflejo del transporte"
en todas las situaciones posibles se empieza a tomas conciencia de las
formas óseas exactas. Pronto se descubrirá que esta percepción de los
huesos produce un efecto regulador en el tono de todos los músculos que
están en relación con los huesos realmente sentidos. Mediante una
nueva conciencia de la realidad, la respiración normal inconsciente y la
postura mejoran considerablemente. (Alexander, G. 1979).

Se realizan ejercicios para tomar conciencia de los diversos espacios


corporales, el espacio del cerebro, el de los ojos, la nariz, la boca, la
garganta y el aparato fonador, los pulmones, el abdomen, la pelvis, las
piernas y el pecho y los brazos. Se parte de la conciencia de la piel y se

132
toma conciencia de que debajo de la piel existe un espacio corporal. En
una segunda fase se llena el espacio corporal con la conciencia de los
huesos. Siempre es importante tomar conciencia, no solo de la parte del
espacio sobre la que se lleva la conciencia, sino sobre todo el cuerpo. Es
importante la conciencia global y por ello difusa del propio cuerpo.

APLICACIONES CLINICAS DE LA CONCIENCIA DEL


ESPACIO INTERNO

La conciencia de los huesos tiene gran importancia para conseguir un


movimiento fluido y se ha aplicado con éxito a la rehabilitación de
parapléjicos. (Emsy, 1985).

En algunos casos de trastornos de habla, como tartamudez, etc. se


presentan problemas de ansiedad al proceso mismo de la fonación. Van
Ripper plantea un programa de desensibilización al proceso de la
articulación del habla. Los trabajos de conciencia del espacio de la boca y
del aparato fonador ayudan de manera importante, puesto que suponen
un acercamiento relajado a una parte del cuerpo temida y evitada. El
autor ha empleado frecuentemente estos métodos en diversos trastornos
de habla, no solamente en el tartamudeo.

En general, se pueden aplicar en algunos casos de dismorfofobia. Por


ejemplo en algunos casos de poliomielitis en los que los individuos
después de una toma de conciencia relajada del miembro afectado,
mejoran de manera clara su relación con él y su desempeño motor.

CONCIENCIA DEL ESPACIO EXTERNO

El espacio interno tiene sentido situado en el espacio total, en el espacio


externo. Para tomar conciencia del cuerpo propio en toda su extensión
hay que situarlo en el espacio externo.

Stevens (1977) distingue en su experiencia tres tipos o zonas de darse


cuenta:

133
El del mundo exterior, esto es el contacto sensorial actual con objetos y
eventos en el presente: lo que en este momento veo, palpo, toco,
escucho, degusto o huelo. El del mundo interior. Esto es el contacto
sensorial actual con eventos internos en el presente. El de la fantasía.
Esto incluye toda la actividad mental que abarca mas allá de lo que
transcurre en el presente.

APLICACIONES CLINICAS DE LA CONCIENCIA DEL


ESPACIO EXTERNO

La terapia gestáltica tiene como base el proceso del darse cuenta, en ella
se aplica de manera amplia la conciencia del espacio externo.
Conductualmente se aplica como técnica de manejo de ansiedad
distrayendo a la persona de los estímulos internos ansiógenos. La toma
de conciencia del espacio externo permite a los individuos el
acercamiento a estímulos externos temidos.

MICROESTIRAMIENTO DE LA COLUMNA

En este trabajo se vienen mencionando técnicas de trabajo corporal que a


lo largo de este siglo se han desarrollado en Occidente, (Técnica de
Alexander, Eutonía, Bioenergética, Método Feldenkrais, Rolfing, etc.). Una
de las conductas básicas que se mencionan en casi todas ellas es la
colocación de la columna. Llamada por algún autor microestiramiento de
la columna. Se describe como la sensación de una ligera separación de
las vértebras a lo largo de la columna. Es este un punto de llegada y de
partida de gran parte de los métodos corporales incluso orientales,
recuérdese los trabajos de kundalini en yoga (Visnhudevananda, 1979).

El término de microestiramiento de la columna intenta ser descriptivo para


expresar la situación especial que se quiere alcanzar. En una articulación,
en este caso la de la cabeza con la columna vertebral, se produce un
estiramiento mínimo y a partir de este estiramiento se puede pasar a la
acción con ventaja. Coloca el cuerpo en una situación en la que es difícil
la tensión excesiva y el movimiento cotidiano se hace fluido y es mas fácil

134
modificar y realizar comportamientos cognitivos y emocionales no
automáticos.

Alexander plantea junto con el microestiramiento otra técnica tan


importante como él, la inhibición del movimiento. Antes de movernos
hacemos la intención del movimiento y lo inhibimos dejando que se
produzca el microestiramiento de la columna. La calidad del movimiento
cambia de manera clara. No es una técnica pasiva, hay que dejar que se
mantenga la energía que vamos a utilizar en el movimiento y que se
produzca el microestiramiento para después iniciar cualquier movimiento.
La inhibición interrumpe la reacción automática a determinados estímulos
y mantiene el microestiramiento en la acción. Alexander (Barlow 1986)
parte de la observación de que cuando las personas hacen cualquier
movimiento cotidiano como sentarse o levantarse tienden a alterar la
posición de la cabeza, la echan hacia atrás mientras acortan el cuello y lo
tensan, y es desde esta posición desde donde se mueven. El afirma que
si se inhibe este reflejo (que, según él, tiene mucho que ver con el de
defensa ante un estímulo temido) y se permite que la cabeza se vaya
hacia arriba y hacia afuera, el movimiento se hace mucho mas fluido y
eficaz. Diseñó su técnica para enseñar a moverse desde esta posición.

APLICACIONES CLINICAS DEL MICROESTIRAMIENTO

Alexander empleó su principio a raíz de dificultades que encontró en la


voz y que truncaron su carrera de actor, que representaba a Shakespeare
con éxito. Por ello se ha aplicado su técnica a trastornos de voz,
afirmando que se necesita un buen uso del cuerpo para poder hablar sin
esfuerzo. Se ha aplicado también a otros tipos de trastornos como
reumatismo, espondilosis cervical, lumbago, artritis, enfermedades
respiratorias. Barlow cita también aplicaciones en enfermedades que
tienen componente de estrés, hipertensión, afecciones gastrointestinales,
migrañas, problemas ginecológicos, tic, calambres musculares, tortícolis
espasmódica, etc.

135
EL MOVIMIENTO

El movimiento mejora con la conciencia corporal y es a su vez un medio


idóneo para mejorar nuestra conciencia del cuerpo.

Feldenkrais (1980) afirma que el movimiento constituye la base del


conocimiento de nuestro propio cuerpo. Entre otras cosas dice que:

1. Es la principal ocupación del sistema nervioso.

2. Su cualidad es mas fácil de distinguir que otros factores o


sentimientos.

3. La capacidad para moverse influye mucho en la propia


valoración.

4. Los movimientos reflejan el estado del sistema nervioso.

Feldenkrais en su método plantea movimientos dirigidos y precisos para ir


aumentando la conciencia de determinadas partes, conexiones, etc. de
nuestro cuerpo. Presenta dos formas de trabajo

Individual, en la que el profesor manipula el cuerpo del alumno que


pasivamente va tomando conciencia de su movimiento. En grupo en la
que se trabaja a través de movimientos activos claramente determinados
e incluso enseñados por medio de modelado. Alexander plantea el paso
del microestiramiento al movimiento a través de la inhibición. Se trata de
hacer deliberadamente una pausa y decir "No" a una acción que
previamente se había decidido llevar a cabo (Barlow, 1986), dejar que el
microestiramiento ocurra y luego realizar el movimiento que se había
iniciado u otro cualquiera.

APLICACIONES CLINICAS DEL MOVIMIENTO

En psicomotricidad se aplica el movimiento para favorecer o completar el


desarrollo del niño (Schinca, 1980). Otros programas de movimiento se
han aplicado como auxiliares en el tratamiento de obsesiones y otros
trastornos (Villalobos, 1987). El movimiento como se ha aplicado en el

136
método que se describe es una técnica importante para aumentar la
conciencia corporal. Las aplicaciones clínicas citadas constituyen
programas concretos y complejos empleados en casos concretos y en los
que la conciencia corporal juega sin duda un papel importante.

DIALOGO INTERNO

A los alumnos se les enseña la influencia del diálogo interno no solo en


las emociones, sino en el propio desempeño con el cuerpo. Para ello se
plantean una serie de ejercicios: Se les enseña que si se dicen que
pueden, pueden mas que lo que creen. Que un péndulo se maneja mejor
diciendo como se quiere que se mueva que intentándolo mover
conscientemente. Que si se concentran en el techo se levantan mas
fácilmente que si se concentran en el suelo. Alexander utiliza órdenes en
su método, como "cabeza hacia arriba y hacia afuera". Se trata de dar
esas órdenes al cuerpo pero no hacer nada para llevarlas a cabo. Si se es
persistente el movimiento ocurre sin que se busque conscientemente.

APLICACIONES CLINICAS DEL DIALOGO INTERNO

La terapia cognitiva da cuenta de la importancia del diálogo interno en el


mantenimiento y modificación de nuestras conductas. Su influencia en la
generación de ansiedad incluso de ataques de pánico, depresión, etc. ha
sido ya mencionada. Como mas adelante se expone el diálogo interno
tiene también un papel fundamental en la génesis de las emociones.

EFECTOS DE LA MÚSICA EN EL ESTADO DE ÁNIMO

El movimiento libre se realizaba con acompañamiento de música de la


Nueva Era (New Age), o clásica. En Eutonía se recomienda que se realice
el movimiento sin música con objeto de no interferir ni guiar el movimiento
libre que realizan los alumnos. El tipo de música que se emplea no
sugiere una pauta determinada de movimiento

137
A veces se empleaba el mismo tipo de música para acompañar
instrucciones de relajación.

TERAPIA RACIONAL EMOTIVA

Albert Ellis (1913 ) recibió su título de graduado de psicología en 1934 en


el City College de Nueva York. Nueve años más tarde, en 1943 obtuvo el
título de "Master" y en 1947 el de Doctor, estos dos últimos en la
Universidad de Columbia. Ya en 1943 había comenzado su labor clínica
en consultas privadas, tratando problemas matrimoniales, familiares y
sexuales. Al poco tiempo empezó a interesarse por el psicoanálisis, y
procuró instruirse en este tipo de psicoterapia, pasando 3 años de análisis
personal. En esta época ocupó varios cargos y dedicaciones como
psicólogo clínico en un centro de salud mental anejo a un hospital estatal,
fue además psicólogo jefe del centro de diagnóstico del departamento de
Nueva York de Instituciones y Agencias, también fue profesor de las
Universidades de Rutgers y Nueva York, pero podemos decir que la
mayor parte de su vida la dedicó a la práctica privada de la psicoterapia.

Su práctica privada fue inicialmente psicoanalítica, con énfasis en la


teoría de Karen Horney. Revisando los resultados de su trabajo, estimó
que el 50% de sus pacientes mejoraban y el 70% de los pacientes
neuróticos (cifras similares al resto de los psicoanalistas). Pero Ellis no
estaba satisfecho con estas cifras ni con la teoría psicoanalítica que
fundamentaba su trabajo. Sus puntos de cuestionamiento a esta teoría se
centraban en la excesiva pasividad del terapeuta y del paciente y la
lentitud del procedimiento. Para ello acercó más su labor psicoterapéutica
a un enfoque "neofreudiano", obteniendo un 63% de mejoría en sus
pacientes y un 70% en sus pacientes neuróticos. Todo esto se había
conseguido con menos tiempo y menos entrevistas. Pero aún así,
observó que sus pacientes se solían estancar en la mera comprensión de
su conducta ("Inshigts") sin que la modificasen necesariamente. En este
punto empezó a buscar métodos más activos en la teoría del aprendizaje
y las técnicas de condicionamiento. Sus resultados mejoraron aún más.

138
Pero no estaba todavía satisfecho del todo. Fué en 1955 cuando comenzó
a desarrollar su enfoque racional-emotivo de la psicoterapia. En 1958
publicó por primera vez su famoso modelo A-B-C para la terapia, donde
exponía que los trastornos emocionales derivaban de un continuo
"autodoctrinamiento" en exigencias irracionales. La terapia tenía así como
fin, no solo tomar conciencia de este autodoctrinamiento en creencias
irracionales, sino también en su sustitución activa por creencias más
racionales anti-exigenciales y anti-absolutistas y su puesta en práctica
conductual mediante tareas fuera de la consulta. Entre 1950 y 1965
publica una serie de obras centradas preferencialmente en el área sexual
(p.e "sexo sin culpa", 1958, "Arte y Técnica del Amor", 1960 y "La
enciclopedia de la conducta sexual", 1961), que le hicieron ocupar un
lugar relevante en este área. También en 1962 publica su primera obra
relevante en el campo de la psicoterapia ("Razón y Emoción en
Psicoterapia") donde expone extensamente su modelo de la terapia
racional-emotiva. A partir de los sesenta, Ellis se dedicó a profundizar y
ampliar las aplicaciones clínicas de su modelo, publicando una gran
cantidad de obras, que tenían como eje central convertirse en "métodos
de autoayuda".

Hay evidencia científica que comprueba que los seres humanos


funcionan en tres dimensiones que invariablemente se
interrelacionan entre sí, es decir, que cada dimensión afecta a
las demás en forma continua. Las dimensiones son:

Pensamiento, Acción y/o Conducta

El Dr. Albert Ellis , quien dio origen a la Terapia Racional-Emotiva


Conductual (TREC), un nuevo enfoque psicológico en el
tratamiento de los problemas emocionales y cuyos principios
también pueden seguirse como una filosofía de vida, nos
presenta una manera diferente de entender nuestras emociones
y conductas.

139
En la TREC se propone que por razón de nuestras tendencias
naturales y aprendidas nosotros mismos en mayor medida
somos los que controlamos nuestro destino y sobre todo nuestra
emocionalidad. Hacemos esto a través de nuestros valores y
creencias básicos -según como pensamos interpretamos y/o
valorizamos los acontecimientos que suceden en nuestra vida y
según las acciones que elegimos llevar a cabo.

El esquema presentado es consonante con lo que hacía


notar el filósofo Epicteto, hace 2,000 años aproximadamente
que: “No son los eventos que suceden los que perturban a los
seres humanos, sino la opinión o interpretación que se hace de
ellos”.

Lo anterior se afirma claramente en la teoría de TREC, de que


las experiencias o eventos activadores" en ( A) no hacen que
tengamos unas experiencias o consecuencias emocionales en
(C) y tampoco llevan a unas determinadas actuaciones o
consecuencias conductuales. Más bien uno mismo es el factor o
elemento principal que produce las propias consecuencias en
(C), al creer firmemente ciertas cosas en (B), que es nuestro

140
propio sistema de creencias naturalmente predispuestas o
aprendidas culturalmente.

II. EL PENSAMIENTO RACIONAL E IRRACIONAL

Los pensamientos que tengamos en el punto (B) pueden ser bien


sea Racionales o Irracionales. Racional quiere decir razonable,
pensamiento lógico, acertado, realista, que aumenta la auto-
estima. Es la forma de pensar, sentir y actuar que ayuda a la
supervivencia y felicidad humana.

Irracional quiere decir pensamiento catastrófico, absolutista, no-


acertado, auto-derrotista e irrealista. Es cualquier pensamiento,
emoción o conducta que lleva a consecuencias autodestructivas
que interfieren en forma significativa con la supervivencia y
felicidad del individuo.

Por consiguiente, tenemos la capacidad de comportarnos


racional o irracionalmente, pero solamente cuando actuamos y
pensamos de manera racional, es cuando en verdad nos
sentimos felices, efectivos y saludables emocionalmente.

NOTA: Es conveniente saber que nuestros pensamientos,


actitudes, interpretaciones y creencias, en muchas ocasiones
toman la forma de un diálogo interno o autoverbalizaciones.
Igual que conversamos con las demás personas, traduciendo
nuestro pensamiento en un diálogo externo, lo hacemos con
nosotros mismos transformando nuestro pensar en el diálogo
interno.

Las características más comunes del pensamiento y/o diálogo


interno irracional son:

La " absolutización". Que se manifiesta al tratar de cambiar lo


que se quiere, desea y/o las preferencias (incluyendo a aquellas
que son fuertes) en necesidades absolutas y vitales. El

141
pensamiento (verbalizaciones externas o auto--verbalizacíones)
se manifiesta en frases, tales como: debes, deberías, debiera,
siempre, y nunca. La absolutización es la idea de que las cosas
deben ser (absolutamente) a mi manera, que uno mismo o los
demás deben ser (absolutamente) como yo quiera, y que no
debo tener inconvenientes cuando yo no quiero tenerlos. Es
importante considerar que la realidad es la realidad, no lo que
nosotros queremos mágicamente que sea, y que las
circunstancias muchas veces ocurren ajenas a nuestro control
directo (naturalmente podemos tratar de cambiar y ganar control
de los eventos, pero NO demandar que sean absolutamente
como queremos).

A veces hay que tener resignación y serenidad cuando no es


posible a corto o largo plazo el poder cambiar las circunstancias
que nos desagradan, y ayuda mucho más el dedicarnos a hacer
otras cosas constructivas que insistir en vivir una vida
quejumbrosa, con corage, resentimiento o depresión.

1. La "Catastrofización". Es el convencerse uno mismo de


que si una necesidad no es satisfecha eso será horroroso,
terrible, catastrófico, insoportable, y el final del mundo. El
pensamiento (verbalizaciones externas o auto-
verbalizaciones) se manifiesta en frases tales como: ¡es
terrible!, ¡oh, mi Dios!, ¡no puedo soportar!, ¡que
catástrofe!, ¡cómo puede ser!, ¡porqué a mí!, etc. Detrás
del pensamiento catastrofizante hay una serie de
exageraciones actitudinales irrealistas. Son
interpretaciones espeluznantes de nuestras experiencias y
de las circunstancias generales que nos rodean.

2. Sacar conclusiones incorrectas de los datos.

3. A partir de datos escasos, sacar conclusiones categóricas.

142
4. El generalizar de una situación a otra, a partir de datos
escasos.

5. No considerar la evidencia al hacer juicios, opiniones y/o


llegar a conclusiones.

6. Atribuir automáticamente motivaciones negativas a las


demás personas.

7. Focalizar únicamente en pensamientos auto-depreciativos.

8. Son pensamientos sostenidos sin ninguna evidencia


objetiva.

9. Producen sentimientos inapropiados (coraje excesivo,


ansiedad, culpa, depresión, etc.).

10. Conllevan demandas absolutas para uno mismo, los


demás y el universo en general.

Pocas personas piensan irracionalmente todo el tiempo, pero la


mayoría de nosotros pensamos irracionalmente alguna parte del
tiempo y frecuentemente este es un proceso sutil que nos
conduce a sentimientos/emociones y conductas inapropiadas,
que redundan en distorsiones de la realidad, conflictos internos
y con los demás, coraje, ansiedad, depresión, e impiden la
solución de problemas y el logro de nuestras metas
cotidianamente. Naturalmente, entre más irracionalmente
pensamos mayor y más complejos desórdenes psicológicos se
pueden desarrollar.

Componentes de los Pensamientos y Creencias Racionales


son:

143
- Son realistas (siguen a la realidad son verdaderos).
- Son apoyados por la evidencia de los datos.
- Nos ayudan a obtener lo que queremos.
- Producen sentimientos y emociones apropiadas ante
situaciones adversas (irritación, tristeza, preocupación,
pesar, etc.).
- Son preferencias o deseos.
- Nos ayudan a proteger nuestra vida

Para el Tratamiento en la T.R.E consiste en reemplazar esas creencias


inapropiadas por creencias apropiadas y racionales. El método principal
para hacer esto se llama debate de pensamiento y es, básicamente, una
adaptación del método científico a la vida cotidiana. Es decir, si nuestros
pensamientos son los principales responsables de nuestras emociones
negativas inadecuadas, podemos sentirnos mejor si aprendemos a pensar
por medio de un método científico según el cual dichas creencias son
consideradas hipótesis cuya validez o invalidez habrá que determinar
antes de ser aceptadas o rechazadas. Los pasos a seguir son los
siguientes:

1. Descubrir las creencias que están en la base de los problemas y


ver claramente que son ilógicas, no realistas y que causan
malestar.

2. Aprender a debatir esas creencias y demostrarse a sí mismo cómo


y por qué no están claras.

3. Discriminar las creencias irracionales y no constructivas de las


racionales y constructivas, mostrando cómo estas últimas
conducen a mejores resultados. Cambiar las creencias irracionales
por creencias racionales.

Principales técnicas de tratamiento en la T.R.E

144
Ellis (1989) clasifica las principales técnicas de la T.R.E en función de los
procesos cognitivos, emocionales y conductuales implicados en ellas:

A. Técnicas cognitivas:

1- Detección: Consiste en buscar las Creencias irracionales que llevan a


las emociones y conductas perturbadoras. Para ello se suele utilizar
autorregistros que llevan un listado de creencias irracionales, permitiendo
su identificación o un formato de auto/preguntas para el mismo fin.

2- Refutación: Consiste en una serie de preguntas que el terapeuta


emplea para contrastar las creencias irracionales (y que posteriormente
puede emplear el paciente). Estas suelen ser del tipo: "¿Qué evidencia
tiene para mantener que?", "¿Dónde está escrito que eso es así?", "¿Por
qué sería eso el fin del mundo?", etc.

3- Discriminación: El terapeuta enseña al paciente, mediante ejemplos,


la diferencia entre las creencias racionales o irracionales.

4- Tareas cognitivas para casa: Se utilizan con profusión los


autorregistros de eventos con guías de refutación, Cintas de casete con
las sesiones donde se ha utilizado Refutación, Cintas de casetes sobre
temas generales de T.R.E y biblioterapia T.R.E.

5- Definición: Se enseña a utilizar el lenguaje al paciente de manera más


racional y correcta ("p.e en vez de decir No puedo, decir, Todavía no
pude..")

6- Técnicas referenciales: Se anima al paciente ha hacer un listado de


aspectos positivos de una característica o conducta, para evitar
generalizaciones polarizantes.

7- Técnicas de imaginación: Se utilizan, sobretodo, tres modalidades:


(1) La Imaginación Racional Emotiva (IRE) donde el paciente mantiene la
misma imagen del suceso aversivo (Elemento A, del ABC) y modifica su
respuesta emocional en C, desde una emoción inapropiada a otra

145
apropiada, aprendiendo a descubrir su cambio de la creencia irracional.
(2) La proyección en el tiempo: donde el paciente se ve afrontando con
éxito eventos pasados o esperados negativos a pesar de su valoración
catastrofista.
(3) Hipnosis: Técnicas hipnosugestivas en conjunción con frases
racionales.

B. Técnicas emotivas:

1- Uso de la aceptación incondicional con el paciente: Se acepta al


paciente a pesar de lo negativa que sea su conducta como base o modelo
de su propia autoaceptación.

2- Métodos humorísticos: Con ellos se anima a los pacientes a


descentrarse de su visión extremadamente dramática de los hechos.

3- Autodescubrimiento: El terapeuta puede mostrar que ellos también


son humanos y han tenido problemas similares a los del paciente, para
así fomentar un acercamiento y modelado superador, pero imperfecto.

4- Uso de modelado vicario: Se emplea historias, leyendas, parábolas,


etc... para mostrar las creencias irracionales y su modificación.

5- Inversión del rol racional: Se pide al paciente que adopte el papel de


representar el uso de la creencia racional en una situación simulada y
comprobar así sus nuevos efectos.

6- Ejercicio de ataque a la vergüenza: Se anima al cliente a


comportarse en público de forma voluntariamente vergonzosa, para
tolerar así los efectos de ello. (p.e "Pedir tabaco en una frutería")

7- Ejercicio de riesgo: Se anima al paciente a asumir riesgos calculados


(ejm: hablar a varias mujeres para superar el miedo al rechazo).

8- Repetición de frases racionales a modo de autoinstrucciones.

146
9- Construcción de canciones, redacciones, ensayos o poesías: Se anima
al paciente a construir textos racionales y de distanciamiento humorístico
de los irracionales.

C. Técnicas conductuales:

1- Tareas para casa del tipo exposición a situaciones evitadas.

2- Técnica de "Quedarse allí": Se anima al paciente a recordar hechos


incómodos como manera de tolerarlos.

3- Ejercicios de no demorar tareas: Se anima al paciente a no dejar tareas


para "mañana" para no evitar la incomodidad.

4- Uso de recompensas y castigos: Se anima al paciente a reforzarse sus


afrontamientos racionales y a castigarse sus conductas irracionales.

5- Entrenamiento en habilidades sociales, especialmente en asertividad.

III. CAMBIANDO LAS EMOCIONES:

El modelo A-B-C de la TREC se completa al agregarle los


elementos D y E. El elemento D se refiere a las técnicas o
estrategias utilizadas durante el proceso de cambiar las
emociones y conductas perturbadas.

La técnica fundamental para cambiar los pensamientos,


creencias, interpretaciones o filosofías irracionales por unas
más racionales, es la de disputar, contradecir, argumentar y/ o
desafiar las creencias o ideas irracionales. Esta técnica se lleva
a cabo de la siguiente manera:

Formato para el Análisis Racional de los Pensamientos

EXPERIENCIA O SITUACIÓN "ACTIVANTE" (A)

Tener una entrevista de trabajo

PENSAMIENTOS, IDEAS O CREENCIAS IRRACIONALES (B)

147
(1)Yo puedo fallar y eso seria horrible, (2) Si fracaso eso quiere
decir que no valgo para nada,(3)Es posible que yo le caiga mal a
la persona que me entrevistará, (4) Jamás seré feliz si no
consigo el empleo.

SENTIMIENTOS/EMOCIONES Y CONDUCTAS (C)


(1)Excesiva ansiedad, (2) Excesiva preocupación,
(3)Tartamudear, (4)Temblor en las manos, (4)Temblor de las
manos.

DISPUTAR/DESAFIAR O CONTRA - ARGUMENTAR


LAS IDEAS IRRACIONALES (D)

1. Puedo fallar, pero también puedo tener éxito.

2. Si fracasara la entrevista, eso no tiene que ver con mi


valor como ser humano.

3. Posible no es lo mismo que probable. Ahora, ¿qué


probabilidades tengo de fracasar: 75%, 50%, 25%?.

4. La palabra "jamás" es muy amplia. Sería tonto si dejara de


ser felíz por no obtener un empleo.

*El elemento E que completa el Modelo A-B-C-D, se refiere al


"efecto" de haber atacado nuestras ideas irracionales, y
comenzar a actuar en base a nuestro nuevo pensar y sentir. Se
espera que en el punto E la persona experimente un cambio
emocional conductual.

CAMBIO EMOCIONAL-CONDUCTUAL (E )

(1)Ansiedad normal ante una situación, (2)Alerta,(3) Firmeza de


la voz, (4) Cesan los temblores de las manos.

Los seis principios de la terapia racional emotiva

148
1. El pensamiento es el principal determinante de las emociones
humanas. Los acontecimientos o las demás personas, aunque
pueden contribuir, no nos hacen sentir mal o bien, sino que lo
hacemos nosotros mismos en función de cómo interpretemos los
acontecimientos y las cosas que pasen por nuestra mente.

2. El pensamiento disfuncional es la principal causa del malestar


emocional. Es decir, si al ir una mañana al trabajo, te encuentras
con que tu coche tiene una rueda pinchada, depende de ti sentirte
furioso (pensando lo injusto que es, la mala suerte que tienes, etc)
o ansioso (pensando que vas a llegar tarde, tu jefe se enfadará,
pensará en despedirte...) o simplemente contrariado (pensando
"qué se le va a hacer, tendré que cambiar la rueda y afrontar la
consecuencias lo mejor que pueda"). De la misma manera, si, ante
la existencia de cualquier problema emocional, como ansiedad,
agorafobia, problemas de pareja, etc. analizamos lo que pasa por
la mente de esa persona en cada momento, veremos cómo lo que
se dice a sí misma está provocando que se sienta de un modo u
otro y manteniendo su psicopatología.

3. Debido a que sentimos en función de lo que pensamos, para


acabar con un problema emocional, tenemos que empezar
haciendo un análisis de nuestros pensamientos. Si la
psicopatología es producto del pensamiento irracional, lo mejor que
podemos hacer es cambiar ese pensamiento. De hecho, es lo
único que podemos cambiar, ya que no podemos cambiar
directamente las emociones ni dejar de sentirnos mal sólo porque
lo deseemos.

4. Múltiples factores, tanto genéticos como las influencias


ambientales (educación, etc.) se encuentran en el origen del
pensamiento irracional y la psicopatología. De hecho, los seres
humanos, parecemos tener una tendencia natural hacia el

149
pensamiento irracional (no constructivo) y la cultura en que vivimos
moldea el contenido específico de esas creencias.

5. A pesar de la existencia de influencias del pasado en la


psicopatología, la terapia racional emotiva enfatiza las influencias
presentes, ya que son las responsables de que el malestar haya
continuado a través del tiempo, a pesar de que las influencias
pasadas hayan dejado de existir. La causa principal del malestar
emocional no tiene que ver con el modo en que fueron adquiridas
esas creencias o modos de interpretar la realidad sino con el
hecho de seguir manteniéndolos en el presente. Así, si una
persona evalúa su modo de pensar y lo cambia en el presente, su
funcionamiento y sentimientos serán muy diferentes. Es decir, no
es imprescindible (auque puede ayudar) ir al origen ni descubrir
qué sucedió en el pasado, pues podemos trabajar directamente en
el momento presente.

6. Aunque las creencias se puedan cambiar, ese cambio no va a


suceder necesariamente con facilidad. Las creencias irracionales
se cambian mediante un esfuerzo activo y persistente para
reconocerlas, retarlas y modificarlas, lo cual constituye la tarea de
la terapia racional emotiva.

TERAPIA EN HABILIDADES SOCIALES

Las Habilidades Sociales (H.S) han sido tratadas por numerosos


autores en diferentes escuelas, uno de los máximos exponentes
es Solter, reconocido como padre de la terapia de conducta,
quién en 1949 introdujo en término basado en la necesidad de
aumentar la expresividad de los individuos, algunas de las
sugerencias son utilizadas en la actualidad. Desde esa fecha a
la actualidad han surgido disímiles criterios que distan más o
menos del primero, sin embargo se mantiene la esencia donde
se encuentran exponentes como Wolpe (1958), Alberti &
Emmens (1978), Linehan (1984), Phillips (1985), Curran (1985),

150
Argyle & kedon (1987) y finalmente Caballo quién en 1987emite
un criterio con la cual la mayor parte de los investigadores
trabajan en la actualidad el tema. L os trabajos se basan en la
realización de un Entrenamiento en Habilidades Sociales, la cual
esta matizada por un conjunto de técnicas que en momentos
específicos de ayudan a desarrollar el déficit de H.S en áreas y
vida de un individuo , o problemática que se desencadena a raíz
del intercambio social, sin embargo no existe referencia que
permita valorar elementos internos o externos que actúen como
determinantes en la formación de habilidades sociales.

En un entrenamiento en habilidades sociales realizado por Martínez


Negreira y Sanz Martínez (2001) en la ciudad de Santiago de cuba a un
grupo de jóvenes se pudo apreciar que existían elementos que
entorpecían o facilitaban el desarrollo de habilidades tan necesarias para
un exitoso desempeño en la sociedad actual, donde las exigencias de hoy
son superiores a las de ayer e inferiores a las de mañana. Por ello este
trabajo pretende valorar elementos que actúan como determinantes del
desarrollo exitoso o no de habilidades sociales(autoestima, asertividad,
proceso de socialización).

DEFINICIÓN DE HABILIDADES SOCIALES.

Cuando se habla de habilidades decimos que una persona es capaz de


ejecutar una conducta; si hablamos de habilidades sociales decimos que
la persona es capaz de ejecutar una conducta de intercambio con
resultados favorables, entiéndase favorable como contrario de destrucción
o aniquilación. El termino habilidad puede entenderse como destreza,
diplomacias, capacidad, competencia, aptitud. Su relación conjunta con el
termino social nos revela una impronta de acciones de uno con los demás
y de los demás para con uno(intercambio).
La capacidad de ejecutar una conducta de intercambio con resultados
favorables (habilidades sociales) entraña una serie de factores, se refiere

151
a la capacidad de ejecutar la conducta, la conducta en sí, el resultado y lo
favorable de esta. La capacidad de ejecutar la conducta supone la
posibilidad de realizar una acción, esta acción; que se revierte en la
posibilidad de construir hechos se traduce en la persona en lo que
constantemente llamamos actos. De alguna manera ello implica y
considera al ser humano como generados de actos propios o una
voluntad de acciones. La acción de la persona se determina en una o
varias conductas interpersonales relacionadas entre sí (intercambio),
siendo la conducta empleada un medio para alcanzar una meta que
intenta resolver el conflicto entre el yo y la circunstancias o viceversa. Si
el resultado o la consecuencia de la conducta obtenida la conformidad del
yo y de la circunstancia , entonces se ha resuelto favorablemente el
conflicto. La habilidad social debe considerarse dentro de un marco
determinado, esto se debe a las marcadas diferencias que establece cada
país, donde existen sistemas de comunicación distintivos, que van a
tipificar la cultura: los hábitos, costumbres y la propia idiosincrasia crea
con el pasar de los años, e influenciados por las situaciones externas.
El contacto humano, fundamento de las relaciones de intercambio, se
produce en un indeterminado caudal de consecuencias de uno para con
el otro y viceversa, por lo que existe todo el tiempo(en el momento del
intercambio) una constante ida y vuelta. Sin lugar a dudas si cada ida o
cada vuelta fuera distinta completamente a una experiencia anterior
entonces las posibilidades de efectos negativos fuera mayor, por lo que se
correría el riesgo de no encontrar patrones de conducta mas o menos
parecidos que posibilitara la experiencia positiva y disminución del temor
al intercambio. Sin embargo existe un código de intercambio que al igual
que el lenguaje, con la utilización de signos, le es posible ejecutar
infinidad de expresiones en múltiples ocasiones de la vida.
Es importante señalar que las sociedades de hoy en día no se basan en
principios simples para ser interpretadas , por lo que estos patrones que
hoy facilitan la interpretación mañana pudieran no facilitarlo, además el
hombre todo el tiempo esta inmerso en un proceso de adaptarse-

152
desadaptarse-readaptarse continuamente. Precisamente por ser capaz de
adaptarse y readaptarse pudiéramos decir que posea un habilidad. Las
habilidades sociales reciben hoy una importancia capital, debido a las
exigencias sociales y la complejidad en que se desenvuelven los seres
humanos. Así mismo, los contactos que realizan las personas no son del
todo significativa como la frecuencia de contactos trascendentales en la
vida de una persona y lo que resulta claro es que la habilidad social esta
referida al resultado de su empleo más que al factor que la provoca.
Pudiéramos decir que una conducta socialmente habilidosa o habilidades
sociales es una capacidad inherente al hombre donde ejecuta una
conducta social de intercambio con resultados favorables para ambos
implicados.

Cuando emitimos conductas en contextos interpersonales


expresando opiniones, deseos, derechos, sentimientos o
emociones de forma adecuada a la situación y respetamos el
mismo comportamiento en los otros resolvemos con éxito las
dificultades que pueden surgir. Con unas adecuadas habilidades
sociales se pueden obtener dos tipos de ventajas importantes:

 Ventajas afectivas: buenas relaciones de amistad, con los


compañeros de trabajo o estudios, familiares, con la
pareja.

 Ventajas instrumentales: realizaremos "actividades" con


éxito y satisfacción en el trabajo, entrevistas, etc.

Tenemos muchos derechos que a veces desconocemos como


son rechazar peticiones, pedir cambios en las conductas de los
otros, expresar nuestras propias opiniones personales,
disculparnos o admitir nuestros errores e ignorancia en algunos
temas, aceptar cumplidos, iniciar conversaciones, mantener
conversaciones, pedir favores, hacer cumplidos, mostrar
afecto...

153
Existen tres tipos de conducta para defender los derechos que
todos tenemos: 1) Asertiva, 2) No asertiva y 3) Agresiva.

1. La conducta Asertiva sería la que defiende sus derechos;


expresando sentimientos, necesidades y opiniones sin
castigar ni violar los derechos de los otros, es decir, recibe
refuerzo dando a su vez refuerzo.

2. La conducta no Asertiva implica la violación del propio


derecho al no ser capaz de expresar sentimientos,
pensamientos y opiniones permitiendo a los otros que
violen nuestros sentimientos. También expresaríamos los
sentimientos o pensamientos propios con disculpas o falta
de confianza en nosotros mismos.

3. La respuesta agresiva es la expresión de una opinión,


petición o derecho sin tener en cuenta al otro, invadiendo
su espacio o faltando al respeto. A medio, largo plazo esto
trae como consecuancia que los demás rehuyan nuestra
compañía. Se puede trabajar en habilidades sociales,
descubriendo y manejando nuestra capacidad para
relacionarnos con los demás de manera satisfactoria y
equilibrada, sin olvidarnos de nosotros mismos y nuestras
necesidades

Si cultivamos y dominamos estas habilidades podremos


conseguir satisfacciones en el ámbito de la familia, de las
amistades y en las relaciones amorosas. E incluso nos ayudarán
a la hora de conseguir un empleo, de relacionarnos con nuestros
jefes y compañeros de trabajo y de convencer de nuestras
posturas o planteamientos. Las habilidades sociales pueden
enunciarse y describirse. Veámoslas:

El lenguaje no verbal :Comencemos por la expresión de la


cara. El rostro expresa las seis emociones fundamentales:

154
miedo, rabia, desprecio, alegría, tristeza y sorpresa. Y hay tres
zonas de la cara que representan estas emociones: la frente con
las cejas, los ojos y la zona inferior de la cara.

La mirada: Mirar a los ojos o a la zona superior de la cara


ayuda a establecer el contacto y dependiendo de cómo sean
esas miradas se expresan las emociones: se considera más
cercanas a las personas que miran más a su interlocutor, pero
no si es de forma fija y dominante. Y mirar poco puede ser signo
de timidez. La mirada acompaña a la conversación: si miramos
cuando escuchamos animamos a la otra persona a comunicarse.
En cambio, mirar a los ojos cuando hablamos convierte nuestro
discurso en más convincente.

La sonrisa :Casi siempre denota cercanía, suaviza tensiones y


facilita la comunicación. Pero si el gesto sonriente expresa
ironía o escepticismo puede manifestar rechazo, indiferencia o
incredulidad. La postura corporal. Los gestos del cuerpo
expresan cómo se siente interiormente la persona según sea su
manera de sentarse, de caminar... Se pueden trasmitir
escepticismo (encogiéndose de hombros), agresividad
(apretando los puños), indiferencia (sentándonos casi tumbados
cuando alguien nos habla). La distancia física entre personas
que se comunican también indica la proximidad emocional entre
esos individuos. Dos cuerpos cercanos expresan proximidad
afectiva. Volver la espalda o mirar hacia otro lado es una
manifestación de rechazo o desagrado. Un cuerpo contraído
expresa decaimiento y falta de confianza en uno mismo; y un
cuerpo expandido, todo lo contrario.

La postura corporal: Los gestos del cuerpo expresan cómo se


siente interiormente la persona según sea su manera de
sentarse, de caminar... Se pueden trasmitir escepticismo
(encogiéndose de hombros), agresividad (apretando los puños),

155
indiferencia (sentándonos casi tumbados cuando alguien nos
habla). La distancia física entre personas que se comunican
también indica la proximidad emocional entre esos individuos.
Dos cuerpos cercanos expresan proximidad afectiva. Volver la
espalda o mirar hacia otro lado es una manifestación de rechazo
o desagrado. Un cuerpo contraído expresa decaimiento y falta
de confianza en uno mismo; y un cuerpo expandido, todo lo
contrario.

Los gestos: Los que se producen con las manos y la cabeza


acompañan y enfatizan lo que se comunica con la palabra o el
silencio.

La voz acompaña, y más de lo que pensamos, a la palabra


:Las mismas palabras con entonación diferente trasmiten
sentimientos tan distintos como ironía, ira, excitación, sorpresa
o desinterés. Un tono mortecino es señal de abatimiento o
depresión. Una conversación que se mantiene siempre en el
mismo tono resulta monótona y aburrida y suscita poco interés.
Se hace oír más, comunica mejor, la persona que juega con las
modulaciones de voz a lo largo de su charla. El tono, que tan
poco cuidamos normalmente, es a veces tan importante como el
propio contenido de nuestras palabras. Un volumen alto de voz
expresa seguridad y dominio de la situación, pero cuando se
eleva demasiado puede suscitar rechazo y connotar agresividad.
El volumen bajo, por su parte, puede sugerir estados de ánimo
como debilidad o falta de confianza en uno mismo pero también
confidencialidad y cercanía. La fluidez de la palabra y el ritmo.
La utilización de repeticiones, muletillas, frases hechas y de
relleno y los titubeos producen impresión de inseguridad,
monotonía e incluso desconcierto en quien escucha. Todos estos
elementos de conducta relacional son herramientas de nuestra
forma de estar en sociedad, y, bien articulados, nos ayudan a

156
relacionarnos de forma más eficiente. Las habilidades sociales
son conductas aprendidas y, por tanto, podemos mejorarlas.
Facilitan la relación con otras personas y nos ayudan a ser más
nosotros mismos, reivindicando nuestros derechos y
peculiaridades sin negar los derechos de los demás. Lo más
positivo es que facilitan la comunicación y la resolución de
problemas con otras personas.

El arte de convivir con los demás consiste en no quedarse corto


y en no pasarse. Es un equilibrio entre ambos extremos, lo que
se conoce como asertividad: ser nosotros mismos y resultar
convincentes sin incomodar a los demás, al menos no más de lo
imprescindible. La persona persuasiva, eficaz en su
comunicación y que resulta agradable a sus interlocutores puede
considerarse asertiva. Veamos lo que entendemos por quedarse
corto y por pasarse.

 Quedarse corto. Actitudes pasivas. Incapacidad para


expresar con libertad lo que se siente, la propia opinión.
Pedir disculpas constantemente. Es la falta de respeto
hacia las propias necesidades. El individuo pasivo trata de
evitar los conflictos, al precio que sea. Quien actúa así no
hace comprender sus necesidades y termina sintiéndose
marginada y mostrándose irritada por la carga de
frustración acumulada. Tampoco para sus interlocutores es
fácil la situación de adivinar qué desea el pasivo y termina
por considerarlo como una persona molesta.

 Pasarse. Son las conductas agresivas e inadecuadas,


avasallar los derechos de los demás por la defensa de los
propios. Estas conductas agresivas pueden incluir
desconsideraciones hacia el otro, insultos, amenazas y
humillaciones e incluso ataques físicos. Tampoco falta la
ironía y el sarcasmo despectivo. Se tiende a la

157
dominación, a negar al otro la capacidad de defenderse,
de responder equitativamente. Las consecuencias, a largo
plazo, siempre son negativas incluso para el agresor que
se queda sin amigos por mucho que pueda haber ganado
súbditos.

La conducta asertiva es la más hábil socialmente porque supone


la expresión abierta de los sentimientos, deseos y derechos pero
sin atacar a nadie. Expresa el respeto hacia uno mismo y hacia
los demás. Pero aclaremos que ser asertivo no significa la
ausencia de conflicto con otras personas, sino el saber gestionar
los problemas cuando surgen.

Qué hacer para resultar más asertivos

 Valorarnos suficientemente. Mantener y cultivar un buen


concepto de uno mismo, identificando y remarcando
nuestros valores y cualidades.

 No enfadarnos gratuitamente o por nimiedades.


Enfadados nos encontramos mal emocionalmente y,
además, trasmitimos imagen de debilidad. Lo conveniente
es recuperar la calma, contextualizar el problema,
calmarse y expresar tranquilamente nuestra opinión.

 Evitar las amenazas. Es más eficaz, para que nos tomen


en serio y nos valoren, reflexionar sobre los pasos que
vamos a dar para defender nuestras opiniones, posturas o
derechos y luego enunciar los argumentos con corrección,
pero no exenta de firmeza si la situación lo requiere.

 No pidamos disculpas protocolariamente, hagámoslo


sólo cuando sea necesario.

 Nunca ignoremos a los demás. Escuchemos mostrando


respeto por el otro e interés por lo que dice. No

158
avasallemos, por mucha razón que creamos tener. Y
permitamos que el otro tenga siempre una salida digna, no
cerremos puertas al diálogo. Seamos, en fin, asertivos.
Nadie necesita enemigos y a todos nos viene bien contar
con gente que nos aprecie y respete y que se preste, en
un momento dado, a defendernos o a colaborar con
nosotros.

 Admitamos nuestros errores y equivocaciones.


Seremos más estimados y queridos.

Habilidades para conseguir el equilibrio personal

Habilidades elementales:

 Escuchar al otro. Trabajar la capacidad de comprender lo


que me están comunicando

 Aprender a iniciar una conversación y a mantenerla

 Aprender a formular preguntas

 Saber dar las gracias

 Presentarse correctamente ataviado

 Saber presentarnos a otros y presentar a los demás

 Saber hacer un cumplido, sin zalamerías y con afecto.

Habilidades relacionadas con los sentimientos:

 Conocer nuestros sentimientos y emociones y saber


expresarlos

 Comprender, valorar y respetar los sentimientos y


emociones de los demás

 Saber reaccionar ante el enfado del interlocutor y


gestionar bien la situación

159
 Resolver las situaciones de miedo.

Habilidades alternativas a la agresividad

 Pedir permiso

 Compartir cosas, sensaciones y sentimientos

 Ayudar a los demás

 Aprender a negociar, a consensuar, a llegar a acuerdos

 Recurrir al autocontrol en las situaciones difíciles

 Defender nuestros derechos cuando los veamos


amenazados

 Responder a las bromas cuando proceda

 Rehuir las peleas, dialécticas y de las otras.

ENTRENAMIENTO EN HABILIDADES SOCIALES

Componentes del adiestramiento en habilidades sociales:


Modelamiento, Representación de papeles ,Retroalimentación
,Generalización

Modelamiento
Se puede definir como un aprendizaje por medio de la imitación.
El modelamiento será más efectivo cuando el modelo (es decir,
la persona a imitar) aparezca como muy cualificada y con
experiencia, tenga un status importante, controle las
recompensas que desea el paciente, sea del mismo sexo, tenga
una edad similar y pertenezca a la misma clase social, sea
simpático y amable y si recibe recompensas por lo que hace. El
modelamiento será mucho más efectivo cuando la situación
presente las conductas a imitar con claridad y con precisión,
gradualmente de menor a mayor dificultad, con las suficientes

160
repeticiones que permitan su sobreaprendizaje, con la menor
cantidad posible de detalles innecesarios y empleando
diferentes modelos en lugar de uno solo.

Representación de papeles (Role Playing)

Se ha definido como una situación en la que a un individuo se le


pide que desempeñe un papel, es decir, se comporte de
determinada manera. El éxito será más probable si la persona
que representa el papel cuenta con la suficiente información
sobre el contenido del papel a desempeñar y si ha prestado la
atención necesaria a lo que podríamos llamar potenciadores.
Estos últimos incluyen: acuerdo por parte del sujeto a participar,
compromiso con la conducta u opinión que va a simular,
improvisación y recompensa, aprobación o reforzamiento por
llevar a cabo la representación de las conductas.

Retroalimentación
Este procedimiento lo podríamos definir como suministrar al
sujeto adiestrado información sobre cómo ha representado el
papel asignado. Se deben tener en cuenta cuestiones tales
como la recompensa, el refuerzo, la crítica o el volver a repetir
el aprendizaje. Debemos destacar la importancia que tiene el
refuerzo social, es decir, el elogio, la aceptación y el estímulo,
ya que se ha comprobado la enorme influencia que tiene en la
modificación de conducta. Salvo algunas excepciones, cuanto
mayor es la cantidad de refuerzos, más se intensifican los
efectos positivos.

Generalización
El interés principal de cualquier programa de adiestramiento no
es el rendimiento obtenido en el lugar donde se ha realizado,

161
sino en la vida real. Los cuatro procedimientos vistos para el
adiestramiento de aptitudes no son efectivos por si solos. Así
por ejemplo, el modelamiento funciona en el aprendizaje de
conductas nuevas pero sin la suficiente práctica, los antiguos
comportamientos tienden a reaparecer. La práctica o
representación de papeles constituye una ayuda importante en
el aprendizaje, pero se debe tener en cuenta que son las
conductas correctas las que hay que practicar y que sin un
modelo anterior o una situación similar, el rendimiento del
alumno casi no mejorará en relación al nivel inicial. Una vez
realizado el modelamiento y la representación de papeles, las
conductas recién aprendidas tienen una gran probabilidad de
mantenerse, pero esto no sucederá a menos que los alumnos
vivan esas conductas como experiencias recompensadas. De
esta manera, señalamos la necesidad decisiva del refuerzo. La
combinación de estos tres procedimientos constituye una
planteamiento de adiestramiento en habilidades mucho más
efectivo y con un mayor campo de aplicación.

162
X. BIBLIOGRAFÍA

LIBROS Y TEXTOS CONSULTADOS


 DAVIS Marta “Técnicas de autocontrol emocional”, Ed.
Martinez Roca, España 1985.
 DSM IV “Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos
mentales” Masson, España 1995.
 HONORIO DELGADO “Curso de psiquiatría”, 3ra Ed. Santa
María Lima – Perú 1987.
 HOWARED H. GOLDMAN “Psiquiatría General”, 2da Ed.
Editorial Manual Moderno, S.A. México 1995.
 CAUTELA Joseph R., GRODEN June “Técnicas de
Relajación”, Ed. Martinez Roca, España 1985.
 MELGOSA Juliam “Sin estrés”, Ed. Se feliz, Argentina 1995.
 MILLON Theodore y DAVIS Roger. “Trastorno de la
Personalidad”. 2da. Ed. Editorial MASSON, S.A. España,
1998.
 MOYA RONDO Rafael “Desarrollo personal y creatividad,
Universidad Cesar Vallejo, Trujillo Perú.
 NAVAJAS José J. “Proceso e innovaciones de la terapia
Racional Emotiva”, Ed. Jay-ce Printing, España 2000.
 RODRÍGUEZ VILCHEZ Edgar “Cómo manejar las
emociones”, Instituto Mundo Libre, Ed. SISFISA, Lima –
Perú 1998.
 VALLES ARANDIAGA Antonio y Cols. “Programa de
refuerzo de las Habilidades sociales, Volúmenes I, II, III,
Métodos EOS 2da. Ed., Madrid – España 1994.
Paginas Web:
 http:/www.worldbank.org/children/nino/basico/Cesar.htm
 http:/www.psicologia-online.com
 http:/www.psicología-
online.com/ESMUbeda/Libros/Manual/manual19.htm

163
 http:/www.teaediciones.com/tea/catalogo
 http:/www.semanasalud.ua.es/semana4/talleres/rmp/triptico
.htm
 http:/www.down21.org/actsocial/relaciones/5pinterven/educ
aemocio.htm
 http:/usuarios. lycos.es/marccioni/las habilidades sociales
del edu.htm
 http:/www.down21.org/act social/relaciones/5pinterven/adol
adult.htm

SUMARIO

164
 HISTORIA CLINICA PSICOLÓGICA
 DATOS DE FILIACIÓN
 PROBLEMÁTICA
 ENFERMEDAD ACTUAL
 Tiempo de enfermedad
 Forma de inicio
 Síntomas principales
 Factores precipitantes
 ENFERMEDADES ANTERIORES

 HISTORIA PERSONAL
 PRENATAL Y PERINATAL
 PRIMERA INFANCIA
 INFANCIA MEDIA
 PUBERTAD Y ADOLESCENCIA
 EDAD ADULTA
 HISTORIA LABORAL
 HISTORIA MARITAL O DE PAREJA
 HISTORIA EDUCATIVA
 RELIGIÓN
 ACTIVIDAD SOCIAL
 SITUACIÓN VITAL ACTUAL
 HISTORIA SEXUAL
 HISTORIA FAMILIAR

 EXAMEN DEL ESTADO MENTAL


 DESCRIPCIÓN GENERAL
 Actividad psicomotora
 Actitud hacia el examinador
 HUMOR Y AFECTIVIDAD
 CARACTERÍSTICA DEL LENGUAJE
 PERCEPCIÓN

165
 PENSAMIENTOS Y TENDENCIAS MENTALES
 Proceso de Pensamiento
 Contenido de Pensamiento
 SENSORIO Y COGNICIÓN
 Conciencia
 Orientación y memoria
 Concentración y atención
 Lectura y Escritura
 Capacidad Visuoespacial
 Pensamiento Abstracto
 Inteligencia
 Impulsividad

 EVALUACIÓN PSICOLÓGICA

 DIAGNÓSTICO DEL CASO CLINICO


 Clasificación multiaxial – DSM IV
 CIE-10

 PRONÓSTICO
 CONCLUSIONES
 MARCO TEÓRICO DEL DIAGNÓSTICO
 PLAN DE INTERVENCIÓN TERAPÉUTICA
 MARCO TEÓRICO DEL PLAN TERAPÉUTICO
 BIBLIOGRAFÍA
 ANEXOS

166

También podría gustarte