Está en la página 1de 7

Evolución de Estilos

El crol
El estilo crol, en la actualidad, se puede definir como: desplazamiento humano en el agua caracterizado
por una posición ventral del cuerpo y movimiento alternativo y coordinado de las extremidades superiores
e inferiores, siendo el movimiento de las primeras una circunducción completa y el de las segundas un
batido, con una rotación de la cabeza, coordinada con los miembros superiores para realizar la
inspiración (Arellano, 1992).
Una vez que definimos el estilo crol tal y como se desarrolla en la actualidad, estudiamos como se llega
a él. La primera forma de nado rudimentaria de la cual se puede decir que nace el crol, es el "English side
stroke", que nace en Inglaterra en 1840, y se caracteriza por nadar sobre el costado con una acción
alternativa de miembro superior, pero siempre subacuática, mientras los miembros inferiores realizan un
movimiento de tijera. Solamente diez años después apareció el "Single over" u "Over sencillo" , el cual
consiste en el nado sobre el costado, pero con un recobro aéreo de los miembros superiores, dicho estilo
es nadado por primera vez por el australiano Wallis (Rodríguez, 1997; Reyes, 1998). Posteriormente
aparece el "Trudgen" (apellido del primer nadador que lo utiliza), que es "importado" a Europa por dicho
nadador inglés al observárselo realizar a indígenas sudamericanos. Dicho nado tiene como novedad que
se nada sobre el abdomen, moviendo alternativamente los miembros superiores por fuera del agua,
mientras que los miembros inferiores realizan un movimiento semejante a la patada de braza. En 1890
este estilo tiene una nueva evolución llevada a cabo por los nadadores australianos, quienes realizan un
nado "trudgen", pero con movimiento del miembro inferior de tijera, denominándose esta nueva
técnica "Double over" o "Doble over" (Reyes, 1998).
Pero no es hasta el año 1893 cuando la patada de tijera se substituye por un movimiento alternativo del
miembro inferior, dando a conocer la forma más rudimentaria del estilo "crawl" o crol, adoptado por primera
vez por el nadador Harry Wickham (Dubois y Robin, 1992; Rodríguez, 1997; Reyes, 1998); pero es en
realidad el nadador Cavill el que más difunde este estilo, introduciéndolo en el año 1903 en EE.UU.
(Cegama, 1962; Dubois y Robin, 1992). El crol acaba de evolucionar en 1920 en los JJ.OO. cuando el
príncipe hawaiano Duke Kahanamoku, gracias a la realización de un batido de seis tiempos, logra obtener
una posición más oblicua que le permite batir todos los registros (Reyes, 1998). Desde ese momento, el
estilo crol sufre pequeñas variaciones: en 1928, Crabbe realiza un nado con respiración bilateral; en 1932,
los japoneses realizan un crol con una tracción discontinua para favorecer la eficacia del batido y, en 1955
John Weismüller, realiza la tracción subacuática con una importante flexión de codo en la mitad del
recorrido (Dubois y Robin, 1992). En la actualidad, la técnica de nado no ha varía mucho desde la utilizada
por dicho nadador; aunque en los últimos años el nadador australiano Michael Klim, en ciertos momentos
de la prueba, realiza movimientos de crol del miembro superior coordinados como batido de mariposa en
los miembros inferiores; como ocurrió en los metros finales de la primera posta del relevo 4 x 100 m libres
en los JJ.OO. de Sydney (Australia) en 2000.

La espalda
El estilo espalda, en la actualidad, se puede definir como: desplazamiento humano en el agua
caracterizado por una posición dorsal del cuerpo y movimiento alternativo y coordinado de las
extremidades superiores e inferiores, siendo el movimiento de las primeras una circunducción completa y
el de las segundas un batido; existiendo un giro en el eje longitudinal durante el nado (adaptado de
Arellano, 1992).
El origen del estilo espalda comienza cuando se nada sobre el dorso del cuerpo realizando la brazada
de forma simultánea y con patada de braza. En 1912, el americano Habner, realiza el mismo tipo de nado,
pero utilizando un movimiento de los miembros inferiores en forma de pedaleo, dicho estilo fue
denominado Espalda-crol (Rodríguez, 1997). En el año 1930, los japoneses cambian el movimiento del
miembro inferior realizándolo de forma que la rodilla está más extendida, parecida al estilo crol. En 1933,
se adopta un nado con el cuerpo más horizontal, realizando la entrada de los miembros superiores más
abiertos evitando así, la basculación del cuerpo; esta técnica se denomina "Kiefer" , apellido del primer
nadador que la utiliza. En 1948, el francés Vallerey, introduce la flexión de codo al inicio de la fase de
impulso (Dubois y Robin, 1992). La última variación fue la surgida en 1960, cuando Tom Stock, entrenado
por James Counsilman, nada en una posición más horizontal, realizando un giro en el eje longitudinal
cuando entra el miembro superior en el agua, y flexionando el codo 90 grados cuando el brazo está
perpendicular al hombro, realizando pasadas en forma de "s" tumbada (Reyes, 1998). Esta técnica no
varía en exceso hasta la actualidad.

La braza
El estilo braza, en la actualidad, se puede definir como: desplazamiento humano en el agua
caracterizado por una posición ventral del cuerpo y movimiento simultáneo, simétrico y coordinado de las
extremidades superiores e inferiores, describiendo el movimiento de las primeras una trayectoria circular
y el de las segundas una patada, con un movimiento de ascenso y descenso de hombros y caderas que,
coordinado con los miembros superiores permite realizar la inspiración (adaptado de Arellano, 1992).
La braza es el estilo más antiguo de los cuatro existentes; en sus comienzos se nada con una acción
de empuje con los miembros superiores completamente extendidos, y existiendo mucha separación entre
los miembros inferiores al realizar su movimiento, este tipo de braza se denomina Braza inglesa (Cegama,
1962). En 1924, el alemán Rademacher, introduce algunas variantes en la técnica de nado como son: una
brazada realizada en profundidad, un deslizamiento horizontal, y una posición más baja de las rodillas,
esta técnica se denomina Rademacher. Posteriormente, el japonés Tsuruta, realiza la misma técnica
descrita con anterioridad, pero flexionando los codos durante la tracción (Rodríguez, 1997). En el año 1946
se introducen dos nuevas técnicas diferentes: por un lado la Braza submarina, que consiste en nadar por
debajo del agua, realizando tres o cuatro brazadas que llevan las manos hasta la altura de las caderas;
dicha técnica fue prohibida reglamentariamente en 1957. Y por otro lado la Braza-mariposa, consistente
en realizar el recobro de los miembros superiores por fuera del agua, los estilos se separan
provisionalmente en 1949, produciéndose su separación definitiva en 1953 (Reyes, 1998). Poco después,
en el año 1961, se sustituye la patada de tijera por una acción simultánea y simétrica, que es la que llega
hasta nuestros días.
A partir de 1980 conviven en el tiempo dos técnicas de nado diferentes, en primer lugar la llamada Braza
formal, utilizada por los nadadores americanos, que se caracteriza por una posición horizontal del cuerpo,
y por realizar la inspiración gracias a un movimiento de flexo-extensión del cuello; y en segundo lugar, la
llamada Braza natural, que es más utilizada por los nadadores europeos, y que se caracteriza por una
posición más oblicua del cuerpo, así como por un movimiento de ascenso y descenso de hombros y
cadera, para facilitar la realización de la respiración (Maglischo, 2003). En la actualidad, conviven estas
dos técnicas de nado con la aparecida en 1986, gracias a la supresión de la norma reglamentaria que
prohíbe hundir la cabeza durante el nado. Dicha variante nace en Hungría, a través del entrenador Josef
Nagy, la denominada Braza ola, que se caracteriza por realizar un movimiento ondulatorio del cuerpo
semejante al que se da en la mariposa con la intención de colocar al nadador "encima" de la ola que él
mismo produce, así como por un recobro aéreo del MS durante el nado (Nagy y Urbanchek, 1989).

La mariposa
El estilo mariposa, en la actualidad, se puede definir como: desplazamiento humano en el agua
caracterizado por una posición ventral del cuerpo y movimiento simultáneo y coordinado de las
extremidades superiores e inferiores, siendo el movimiento de las primeras una circunducción completa y
el de las segundas un batido; con una ondulación de todo el cuerpo que, coordinada con los miembros
superiores permite realizar la inspiración (adaptado de Arellano, 1992).
Como estudiamos en el apartado anterior, la mariposa nace como variante de la braza; el primero en
utilizar esta variante fue el alemán Rademacher, en la última brazada antes del viraje y en la primera
después del mismo (Rodríguez, 1997). En el año 1953, la braza y la mariposa se separan de forma
definitiva. Se comienza realizando una patada de braza, pero es el húngaro Tempeck, el que introduce el
batido de mariposa o delfín, que llega hasta nuestros días (Dubois y Robin, 1992).
Nadadores Mexicanos Famosos.
1.- Felipe Muñoz Kapamas
Fecha y lugar de nacimiento: 3 de febrero de 1951, Ciudad de México.
Logros más importantes:
– Medalla de oro en 200 metros pecho en Juegos Olímpicos de México 1968.
– Medalla de plata en 200 metros pecho, y bronce en 200 metros combinado individual en Juegos
Panamericanos de Cali 1971.
Muñoz, también conocido como “El Tibio”, ocupa el lugar de honor de esta lista porque tiene en su poder
el logro más sobresaliente en la historia de la natación mexicana: un oro olímpico. Apenas tenía 17 años
de edad cuando logró la hazaña en México ’68, al sorprender al mundo de la natación tras superar al
favorito en los 200 metros pecho, el soviético Vladimir Kosinsky. Felipe recibió uno de los
reconocimientos más especiales para un atleta, al ser incluido en el Salón de la Fama Internacional de
Natación. Muñoz preside el Comité Olímpico Mexicano desde el año 2000.
2.- María Teresa Ramírez
Fecha y lugar de nacimiento: 15 de agosto de 1954, Ciudad de México.
Logros más importantes:
– Medalla de bronce en 800 metros libres en Juegos Olímpicos de México 1968.
– Ocho medallas de oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe de Panamá 1970.
Hasta la fecha, Ramírez es considerada la nadadora mexicana más destacada, y la medalla de bronce
obtenida en México ’68 lo confirma. Este logro la ubicó como la segunda mujer mexicana en subir al
podio olímpico, lo que abrió la brecha para futuras generaciones en la rama femenil. El éxito de Ramírez
se expandió en un dominio claro a nivel regional, luego de conquistar ocho preseas doradas en los
Juegos Centroamericanos y del Caribe de Panamá, en 1970, competencia en la que fue reconocida
como la atleta más valiosa del evento.
3.- Guillermo Echevarría Pérez
Fecha y lugar de nacimiento: 13 de mayo de 1948, Ciudad de México.
Logros más importantes:
– Récord mundial en 1,500 metros libres en encuentro de Santa Clara, California, E.U., 1968.
– Sexto lugar en 1,500 metros libres en Juegos Olímpicos de México 1968.
Y pensar que uno de los más grandes nadadores en la historia de nuestro país estuvo a punto de morir
al nacer. Guillermo fue el mejor nadador fondista mexicano, un título respaldado por la marca mundial
que impuso durante una competencia en Santa Clara, California, al registrar 16:28.1 en los 1,500 libres.
Aunque siempre será recordado por quedarse corto en la prueba olímpica de México ’68, donde se
esperaba una medalla, el legado y talento de Echevarría son innegables. Conquistó ocho medallas de
oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Puerto Rico ’66.
4.- Clemente Mejía Ávila
Fecha y lugar de nacimiento: 23 de noviembre de 1926, Acapulco, Guerrero.
Logros más importantes:
– Cuarto lugar en 100 metros dorso en Juegos Olímpicos de Londres 1948.
– Medalla de bronce en relevo 3×100 combinado en Juegos Panamericanos de Buenos Aires 1951.
De carácter sereno y relajado, Clemente merece la mención dentro de las más grandes figuras de la
natación mexicana, principalmente por su participación en los Juegos Olímpicos de Londres ’48, donde
acarició el podio al lograr un honroso cuarto lugar. No sólo como nadador, sino como atleta en general,
Mejía representó a México a nivel internacional en todo tipo de competencias, en algunas ocasiones
como abanderado. Clemente murió en su elemento, al sufrir un paro cardiaco mientras entrenaba en una
alberca del IMSS, el 28 de marzo de 1978.
5.- Eulalio Ríos Alemán
Fecha y lugar de nacimiento: 21 de enero de 1938, Xalapa, Veracruz.
Logros más importantes:
– Sexto lugar en 200 metros mariposa en Juegos Olímpicos de Melbourne 1956.
– Cuatro medallas en Juegos Panamericanos; una plata individual (200 mariposa en México 1955) y tres
bronces en relevos (una en México 1955 y dos en Chicago 1959).
De raíces humildes, el talento nato de Eulalio para la natación lo llevó lejos, y por méritos propios se hizo
de un lugar en la selección olímpica. Ríos formó parte de una destacada generación de nadadores
mexicanos. Su sexto lugar en los Juegos Olímpicos de Melbourne ’56 lo convirtió automáticamente en
una figura nacional, pero ya desde años antes contaba con reconocimiento a nivel internacional. En
Juegos Panamericanos conquistó un oro, en México ’55, además de tres preseas bronce en dos
participaciones. Eulalio falleció en 1980.
6.- Laura Vaca Hernández
Fecha y lugar de nacimiento: 3 de febrero de 1953, Ciudad de México.
Logros más importantes:
– Dos veces finalista en Juegos Olímpicos (800 metros libre y 400 metros combinado individual en
México 1968).
– Doble participación en Juegos Olímpicos (México 1968 y Münich 1972).
Además de meterse a dos finales olímpicas en México ’68, Laura tiene entre sus momentos más
brillantes la conquista de tres campeonatos Centroamericanos y del Caribe en distintas ediciones. Más
adelante, en su faceta como nadadora de aguas abiertas, Vaca impuso tres marcas mundiales, incluido
el récord establecido en 2007, durante un cruce doble al Canal de la Mancha. Logró numerosos
campeonatos mundiales en categoría Master, además de sumar esfuerzos en diferentes actividades
para impulsar el deporte nacional.
7.- Juan Alanís Guerrero
Fecha y lugar de nacimiento: 20 de septiembre de 1946, Ciudad de México.
Logros más importantes:
– Séptimo lugar en 1,500 metros libre en Juegos Olímpicos de México 1968.
– Doble participación en Juegos Olímpicos (Tokio 1964 y México 1968).
El éxito de Juan a nivel internacional fue fugaz. Luego de su participación en los Juegos Olímpicos de
Tokio ’64, vivió el pináculo de su carrera deportiva cuatro años más tarde, cuando tuvo una gran
actuación ante su público, al terminar séptimo en México ’68. Alanís formó parte de un destacado grupo
de nadadores en esa época, junto con Muñoz, Rafael Hernández, Guillermo Echevarría, María Teresa
Ramírez, Laura Vaca, entre otros.
8.- Teresa Rivera Pastrana
Fecha y lugar de nacimiento: 24 de abril de 1966, Ciudad de México.
Logros más importantes:
– Noveno lugar en 100 metros dorso en Juegos Olímpicos de Moscú 1980.
– Seis medallas en Juegos Panamericanos; un bronce individual (100 metros dorso), y seis bronces en
relevos (dos en San Juan 1979, dos en Caracas 1983 y uno en La Habana 1991).
Teresa destacó como una de las más grandes promesas de la natación mexicana, al iniciar su
trayectoria olímpica con apenas 14 años, en Moscú ’80, donde a pesar de su corta edad logró ubicarse
en el noveno puesto de su prueba individual, además de formar parte del relevo 4×100 que terminó en la
sexta posición en esa misma justa. El éxito de Rivera se extendió muchos años más, y aunque no logró
resultados destacados a nivel individual, formó parte de una serie de preseas panamericanas dentro del
relevo femenil.
9.- Guillermo García Castillo
Fecha nacimiento: 17 de noviembre de 1955.
Logros más importantes:
– Finalista en 1,500 metros libre en Juegos Olímpicos de Múnich 1972.
– Dos medallas de bronce en Juegos Panamericanos (1,500 metros libre en Cali 1971, y relevo 4×100
libre en México 1975).
Guillermo alcanzó una final olímpica, en Münich, lo cual ya es mérito suficiente para integrar la lista,
pues son pocos los nadadores mexicanos que pueden decir que nadaron en la misma alberca con los
mejores exponentes del planeta. Castillo también participó en los Juegos Olímpicos de Montreal ’76,
pero no logó la misma hazaña. A nivel continental, sumó un par de preseas de tercer lugar en Juegos
Panamericanos; una de ellas en relevo, lograda junto con su hermano
10.- Patricia Castañeda Miyamoto
Fecha y lugar de nacimiento: 16 de marzo de 1990, Ciudad de México.
Logros más importantes:
– Dos medallas de plata (en 400 metros y 800 metros libres) y una de bronce (en relevo 4×200 metros
libre) en Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007).
– Dos medallas de oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena 2006 (en 1,500 metros
libre y relevo 4×200 libre).
Patricia es la nadadora más joven de esta lista, pero sus resultados a nivel internacional avalan su
jerarquía como una de las sirenas más rápidas en la historia de nuestro país. Además del éxito obtenido
en Juegos Panamericanos y Centroamericanos, cuenta con dos marcas mexicanas en su poder, la de
1,500 metros libres, y la obtenida en el relevo 4×800 libre. Actualmente, Castañeda entrena para
conseguir le marca que le permita competir en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
NOTA: Nadadores como Gilda Aranda, Ricardo Marmolejo, Walter Ocampo, Rodrigo González, Javier
Careaga, Juan José Veloz, y hasta Fernanda González, se quedaron en la raya, y por algunos criterios
de resultados en su trayectoria no fueron integrados en la lista.
Es importante mencionar que la suerte también ha tenido mucho que ver en la integración de esta lista.
En el caso de Ramón Bravo, Alberto Isaac y Apolonio Castillo, tres nadadores muy destacados de los
años 40 en nuestro país, no pudieron asistir a Juegos Olímpicos debido a la II Guerra Mundial, pero de
acuerdo a su palmarés y capacidades, seguramente hubieran estado en finales olímpicas.

En 1908 se crea en Londres la Federación Internacional de Natación (FINA)con una representación de 8


federaciones nacionales: Alemania, Bélgica, Finlandia, Hungría, Francia, Dinamarca, Reino Unido y
Suecia. Su función es la de regular las normas de la natación a nivel competitivo, así como la de organizar
periódicamente eventos y competiciones de natación. Las modalidades que regula la FINA son la natación,
los saltos, la natación sincronizada, el waterpolo y la natación en aguas abiertas.
El primer presidente de la FINA fue George William Hearn que ocupó su cargo en el periodo 1908-1924.
El actual presidente es Julio César Maglione desde el año 2009.
La competiciones femeninas de natación se incluyeron por primera vez en los Juegos Olímpicos de 1912
y la primera aparición de la natación sincronizada en los mismos fue en Los Ángeles 1984.
Aparte de las Olimpiadas, las competiciones internacionales en Europa han estado patrocinadas por clubs
de aficionados a la natación desde finales del siglo XIX. Sin embargo, hasta la década de 1920 estas
competiciones no quedaron definidas sobre una base estable y regular. Gran Bretaña había creado
algunas competiciones entre las naciones del Imperio Británico antes de 1910. Los primeros juegos
oficiales del Imperio Británico, en los que la natación fue un componente importante, se celebraron en
Canadá en 1930. La natación juega ahora un papel fundamental en varias otras competiciones
internacionales, siendo las más destacadas los Juegos Pan-americanos y las competiciones asiáticas y
mediterráneas.
La FINA organizó en 1973 por primera vez unos Campeonato del Mundo de Natación, que se celebrarían
cada cuatro años, en la actualidad se efectúa cada año impar. La primera sede de estos campeonatos se
realizó en Belgrado, Yugoslavia (actual Servia) y en la que participaron 686 nadadores de 47 federaciones
nacionales y cuyas pruebas permitían clasificarse para los Juegos Olímpicos. A partir de esa fecha la
Federación Internacional de Natación organiza diversas competiciones en sedes diferentes repartidas por
todo el mundo, como la primera Copa Mundial de Waterpolo en Rijeka, Yugoslavia, en 1979; el primer
Campeonato del Mundo de Natación en Aguas Abiertas en Perth, Australia, en 1991, o el primer
Campeonato del Mundo de Natación en Piscina Corta en Palma de Mallorca, España, en 1993.
Los Campeonatos de Europa se celebraron por primera vez en Budapest en 1926; hubo cinco
competiciones entre 1927 y 1947; de 1950 a 1974 se hicieron a intervalos de cuatro años y desde 1981
tienen lugar cada dos. Hubo una Copa del Mundo en 1979, cuando los Estados Unidos ganaron tanto en
la competición masculina como en la femenina. La Copa de Europa se celebró por primera vez en 1969 y
desde entonces tiene lugar cada dos años.

La natación es un deporte en el que la competición se centra sobre todo en el tiempo. Es por eso que en
las últimas décadas los nadadores se han concentrado en el único propósito de batir récords. Lo que una
vez fueron los sorprendentes récords de velocidad de competidores de la talla de Duke Paoa Kahanamoku,
Johnny Weissmuller, Clarence "Buster" Crabbe, Mark Spitz, David Wilkie, Shane Elizabeth Gould y Martin
López Zubero entre otros, ya han sido, o serán eclipsados por posteriores marcas. Del mismo modo se
están batiendo continuamente los récords de distancia y resistencia impuestos por los nadadores de
maratón, como es el caso de la nadadora estadounidense Gertrude Caroline Ederle, la primera mujer que
cruzó a nado el Canal de la Mancha. En consecuencia, las diferencias que separan a hombres y mujeres
dentro de la natación de competición se han reducido mucho; ha descendido la edad en que los nadadores
pueden competir con éxito y aún no se han alcanzado los límites físicos de la especialidad.
Las dimensiones de la piscina olímpica son de 21 metros de ancho por 50 m. de largo con una profundidad
de 1'80 m., y se divide en ocho carriles de 2'5 m. dejando a cada uno de los lados 0,5 mts. para evitar las
molestias producidas por el oleaje de los nadadores. La temperatura del agua no puede ser inferior a 24º.
La imagen muestra algunos datos reglamentarios para piscinas olímpicas.
Existen varios jueces con fines distintos: juez árbitro, que tiene el control sobre toda la carrera y determina
la descalificación de los nadadores; juez de salida, que dictamina la validez de la salida y también la
descalificación; juez de vuelta, avisa a los competidores del número de vueltas que les quedan o la
descalificación; juez de nadadores, y juez de llegada, que confirma la posición de cada nadador en su
final.
Los nadadores más rápidos ocupan las calles centrales, mientras que los más lentos nadan en las calles
laterales. En las pruebas de estilo libre, braza y mariposa los nadadores comienzan saltando desde una
plataforma; en la prueba de espalda empiezan en el agua. Después de la orden de preparados, la carrera
se inicia mediante un disparo.
En cuanto a las categorías se distinguen 5, con sus correspondientes modalidades:
Natación:
Libre: 50, 100, 200, 400, 800 y 1.500 metros individual; 4 x 100 y 4x200 metros relevos.
Espalda: 50, 100, 200 metros individual.
Braza: 50, 100, 200 metros individual.
Mariposa: 50, 100, 200 metros individual.
Estilos: 200 y 400 metros individual y 4x100 metros relevos.
Saltos:
Trampolín: 1 y 3 metros individual, 3 metros sincronizado.
Plataforma: 10 metros individual y 10 metros sincronizado.
Waterpolo: Por eliminatorias hasta llegar a las finales.
Natación sincronizada:
Sólo.
Dúo.
Equipo.
Ritina libre combinada.
Aguas abiertas: 5, 10 y 25 Km, ésta última disciplina olímpica desde los JJ.OO. de Pekín 2008.