Está en la página 1de 23

EL QUINTO ENEMIGO DEL SER HUMANO-LA ENVIDIA

O. G. Torsunov

Psicología de la degradación del ser humano

Hoy, nosotros seguimos comentando acerca de los seis enemigos del ser humano. El tema de
hoy es la envidia. Entonces, el egoísmo genera la ira, la ira genera la codicia y la codicia genera
la envidia. Hay que saber, que el término envidia en el idioma ruso, igual que los otros
términos, es diferente de la comprensión sanscrita. La comprensión sanscrita de la envidia es
más amplia, y por esto no os sorprendéis si escucharéis una comprensión totalmente diferente
de la que os estáis acostumbrados.

La necesidad de la ampliación de esta comprensión es necesaria, porque este término une


muchas tendencias psíquicas en el carácter de uno. Y todas estas tendencias pueden ser
expresadas en una palabra. O sea la palabra envidia señala a muchas cosas, y unirlos en uno se
puede ver la manifestación en nuestra vida algunas cualidades del carácter, cuales están
relacionadas con esta palabra-envidia.

Bueno, hay que saber que existen cuatro tipos de no envidia, y solamente dos de ellos son
verdaderos, y los otros dos son falsos. Si uno nunca vanagloria de sus logros y nunca critica los
logros de los demás, entonces esto significa que él es absolutamente impecable, y esto significa
que en su corazón no hay ni sombra de la envidia. La no envidia en la bondad significa que, si
uno se está criticando los defectos y las imperfecciones de los demás, él lo comprende que de
esta manera que en cierto grado él les envidia. Aunque lo veis que esta palabra, al parecer, no
corresponde a la idea, pero luego os lo comprenderéis que corresponde.

Pues bien, aquel que siente que quiere criticar a alguien por algo, pero él lo sabe que esto no
está bien, y entonces reprime este deseo-este estado de la conciencia se llama la no envidia en
la bondad. La primera la no envidia es la envidia espiritual, cuando uno es impecable. La
segunda la no envidia en la bondad. La no envidia en la pasión, de hecho no es una no envidia,
sino es un autoengaño, la gente que se considera no envidiosos en la pasión, tal gente
solamente no se envidia a los familiares y a los amigos, pero envidia a los demás. O a la
mayoría. Lo que respecto a sus familiares y amigos, tratan de no envidiar.

También existe la no envidia en la ignorancia, cuando uno es tan tonto, que no envidia porque
no lo sabe la prioridad de algo. Él no tiene la idea de envidiar, porque él no lo comprende a qué
se puede envidiar. Tal no envidia es la no envidia en la ignorancia. El cuarto tipo de la no
envidia. Hoy, primero, vamos a hablar acerca del ego falso, aunque ya nos hemos hablado de
ello, hoy otra vez vamos a tocar este tema. Porque la palabra envidia está estrechamente
relacionada con este tema.

Pues bien, existe el ego verdadero o la comprensión de la dignidad propia. Uno se siente digno,
en el caso, si hace algo generoso para los demás y se alegra por el simple hecho de hacerlo.
Esto se llama el egoísmo verdadero. Sin embargo, tal persona al hacer una acción mala,
sinceramente piensa que él es un canalla, y se arrepiente por lo que ha hecho. Esto también la
manifestación del ego verdadero. De tal manera, cuando el ego verdadero se manifiesta, él se

1
manifiesta a veces como la sensación de la validez, dignidad, pero a veces como la sensación la
propia estupidez. Así actúa el ego verdadero.

El ego falso actúa de diferente manera. Uno que se encuentra bajo la influencia del ego falso, él
siempre piensa que es bueno, o en la mayoría de los casos. Pero si se considera que es malo,
entonces él piensa que ha tenido una mala suerte, o las circunstancias no van a su favor. Si
habría otras condiciones él lo haría mejor. Así actúa el ego falso. El ego verdadero significa vivir
para los demás, el ego falso significa vivir par sí mismo. De acuerdo a conocimiento védico, el
ego falso es la causa de todos los sufrimientos. Y nosotros lo hemos hablado que el ego genera
todos los sufrimientos, este ego falso-el deseo de vivir para sí mismo.

¿Qué es la envidia? La envidia significa el deseo de querer a usar la felicidad ajena o la


sensación que uno te está privando de la felicidad. La envidia siempre está relacionada con la
interrelación de dos egos falsos entre sí. Cuando uno vive para sí mismo y su meta de la vida es
su propia felicidad, entonces en este caso, indudablemente, él va a competir con todos que le
rodea, él no podrá evitar la envidia. Porque la envidia significa la interrelación de dos egos
falsos. Si uno está decidido a hacer algo agradable para sí, y todos nosotros tenemos esta
decisión, simplemente no la tenemos otra. Esta otra decisión, vivir para los demás, hay que
cultivarla. Hay que tratar de hacerlo.

De igual modo, si uno viene a una fábrica, él no podrá convertirse en un profesional


inmediatamente. Primero él será un aprendiz, y luego podrá convertirse en un profesional. De
igual modo, desde el nacimiento uno no puede cultivar en sí mismo el ego verdadero, porque
nos nacemos con el ego falso. Él es la esencia de la nuestra percepción de este mundo. Pero no
mucha gente capaz de comprender que esto es incorrecto, que esto no aporta felicidad.
Solamente una cantidad muy pequeña, en este planeta, es capaz de comprenderlo. La mayoría
no lo comprende.

Y ellos piensen que pueden encontrar la felicidad a través de alguna colaboración. Pero hasta
que uno no actúa desde la posición del ego verdadero, él no será feliz. Así dicen los Vedas. Es
inútil, simplemente no hay ninguna posibilidad. Porque el ego falso es lo mismo si no
intentásemos a congelarnos cerca del fuego. ¿Se puede congelarse estando cerca del fuego? Es
imposible, habrá calor. De igual modo cuando uno actúa desde la posición del ego falso, él está
tocando el ego falso de una otra persona. Aunque él lo hace de la manera inteligente, a
escondidas o abierto, igualmente a nivel sutil se establece una conexión, se altera el ego falso
de una otra persona, y no se puede hacer nada con esto.

Se genera la interrelación. Esta interrelación genera la insatisfacción latente o manifestada.


¿Cómo pasa esto? Simplemente de la nuestra decisión. La decisión toma un rol decisivo en
nuestra vida. Si nosotros consideramos que hay que vivir para los demás, entonces el ego falso
no actúa. Él está en nuestro interior, pero no está activo. Y entonces uno puede alcanzar a
cualquier objetivo en la vida. Si él quiere vivir para sí mismo, para su felicidad, entonces, en
este caso, el medio ambiente se altera, ya que está actuando el ego falso. Él empieza a tener
las dificultades, la resistencia por la parte de los familiares, de la gente que le rodea. Todo el
mundo le pone impedimentos.

1
Pero esto no significa que ellos lo hacen conscientemente. Lo más sorprendente que esto pasa
inconscientemente, en subconsciente. Pero a nosotros nos lo parece que todos ellos están
contra mí. En realidad no es así. Simplemente así actúa el mecanismo. Esto significa un
enemigo. El ego falso es un enemigo, ya que él actúa por sí mismo, independientemente de la
nuestra voluntad. Nosotros solamente la tomamos una decisión incorrecta y entonces
empiezan los problemas. Esto significa un enemigo. Él actúa sin preguntarnos, si lo queremos o
no lo queremos.

Pues bien, en este mundo existen dos tipos de la gente. El primer tipo se llama la gente divina,
y el segundo se llama la gente demoníaca. Solamente hay un criterio entre estos dos tipos. Este
criterio se llama la envidia. Si uno es capaz de comprender que él está envidiando, y reconocer
que haya actuado incorrectamente hacia otra persona, que le está acusando injustamente, si
es capaz de reconocerlo, entonces tal persona se considera que tiene la naturaleza divina. Y él
es capaz de ser feliz en este mundo junto a los demás.

Aquel que es incapaz de reconocer que él no tiene razón, tiene la naturaleza demoníaca. Y él
puede ser feliz temporalmente, de acuerdo a su karma, o sea cuando le toca de tener un poco
de la felicidad. En mayoría de los casos va a sufrir, ya que la vida le va tratar mal, siempre
tendrá que enfrentarse con el ego falso de los demás. Y lo más sorprendente es que la
enemistad con la persona en la bondad, con la persona en la pasión y con la persona en la
ignorancia tiene diferente aspecto. Por ejemplo, un hombre envidioso, los llamaremos así a la
gente que no quiere reconocer sus errores, un hombre envidioso ve en un hombre bondadoso
los defectos. Le critica por esto y experimenta el negativismo hacia él.

Sin embargo, el hombre bondadoso no le presta ni la más mínima atención, y no considera que
esto algo malo. Él simplemente lo reconoce que esta persona actúa según su naturaleza. Su
nivel de la conciencia no le permite actuar de otro modo. Él solamente sabe que tal persona no
lo puede evitar de hacer. Va, que sigue criticando. Esto es beneficioso para mí, que me critica,
él me lo hace bien, me está ayudando. Cuando un hombre envidioso critica a una persona que
se encuentra en la pasión, el último de inmediato se da cuenta de ello y empieza a defenderse
a través de la crítica hacia el primero. Él opone dos factores. El primer es la defensa. Un
hombre apasionado siempre defiende a sí mismo. Un hombre bondadoso siempre reconoce
sus defectos. Él lo comprende que no tiene sentido de defenderse, porque esto igualmente no
ayuda en la vida.

La defensa significa la actividad desde la posición del ego falso, por esto un hombre bondadoso
reconoce sus errores, trata de rectificarse, y no presta atención a quien le critica. Un hombre
apasionado siempre se defiende, él no puede no hacerlo, aunque querrá mucho, porque su
sensación de la felicidad significa vivir para sí mismo. Por esto tan pronto que alguien le impide
a vivir para sí mismo, él le critica, por esto un hombre apasionado siempre va a defenderse. La
crítica para él es como si fuera una espina en el corazón. Él no puede ser feliz en este estado.
Un hombre bondadoso puede ser feliz con la crítica, un hombre apasionado no. Y por esto él
trata de resistirse, justificarse e intenta criticar a aquel que le critica.

Un hombre ignorante cuando ve que le están criticando experimenta los sufrimientos, porque
su egoísmo es muy grande. Él obnubila todo el intelecto, y un hombre ignorante al ver la crítica
hacia sí-él se vuelve un salvaje. Él está dispuesto de aniquilar. La mujer se vuelve una traidora,

1
el hombre se vuelve un cruel. Y el síntoma de la ignorancia es que uno responde de forma
violenta a la crítica. Esto significa un nivel muy alto de la envidia. El ego falso ha contaminado el
intelecto.

Ahora vamos a mirar la relación del ego falso con el intelecto. Esto será la envidia y la no
envidia. ¿Qué es el intelecto? El intelecto es el conocimiento acerca de la felicidad. El intelecto
está compuesto del conocimiento acerca de la felicidad. Un hombre en la bondad considera
que la felicidad es vivir por el nombre de la ley santa y para los demás. Él tiene una meta
elevada en la vida. Él tiende a mejorar sus cualidades del carácter, autorrealizarse. Un hombre
apasionado vive para la abundancia material, él quiere un éxito en la sociedad, trata de ganar
dinero, marca todo esto como una meta en la vida y piensa que no hay más metas en la vida.

Un hombre bondadoso se tiende hacia la felicidad suprema, espiritual y adquiere la sensación


de la felicidad. Un hombre apasionado adquiere la sensación de la tensión, escasez del tiempo
y al final las enfermedades y la decepción. Un hombre bondadoso tiene el intelecto puro. Él no
está cubierto por el ego falso. Él está contactando solamente con el ego verdadero. Un hombre
apasionado tiene el intelecto cubierto por el ego falso, aproximadamente por la mitad, por esto
tal persona ve el mundo, por un lado, correctamente y por el otro lado, lo ve, incorrectamente.
Si algo le conviene, si algo le favorece para hacer realidad sus deseos egoístas, él en este rumbo
piensa que el mundo es bueno.

Por ejemplo, le elogian, le dicen: “tú eres un buen profesional, buen hombre”, él está de
acuerdo, sí. Cuando le llaman la atención y le dicen que aquí te falta todavía la experiencia,
entonces un hombre apasionado no lo puede aceptar de inmediato. Él está contra de tal
opinión. Un hombre apasionado percibe el mundo de un modo unilateral. Le cuesta
comprender que este mundo no consiste de las cosas que le convienen, que tenemos defectos
y alguien puede reconocerlos y decir que es así. Y un hombre ignorante tiene el intelecto que
está cubierto por completo por la ignorancia. Y tal persona jamás ve sus defectos, ni lo
reconoce sus equivocaciones.

Una persona apasionada reconoce de alguna manera que él puede que no tiene la razón, pero
no lo quiere. Él en el fondo lo comprende que tal vez no tiene la razón, pero él no quiere
reconocerlo. Como mucho dirá que esto no es importante en la vida. Un hombre ignorante
siempre piensa que él tiene la razón. Él no tiene más opciones al respecto. Pues bien, una
persona bondadosa no tiene el ego falso en el intelecto, la apasionada lo tiene no mucho, la
ignorante lo tiene muchísimo. Ahora vamos a ver la conducta de cada uno.

Si uno se encuentra en una preocupación constante esto significa que su intelecto está cubierto
por el ego falso más que por la mitad. El intelecto significa el conocimiento acerca de la
felicidad. Si más que la mitad del conocimiento acerca de la felicidad tiene la naturaleza
egoísta, entonces si algo no está tal como yo lo quiero, entonces yo voy a experimentar la
preocupación. Pero es obvio que la gente al contactar con mi egoísmo va a activar su egoísmo
¿lo comprendéis? Entonces como el resultado, yo siempre voy a ver una injusticia a mí
alrededor. Que este hombre se ha puesto antes que yo en la cola, este esto, el otro aquello, yo
voy a experimentar una preocupación constante.

1
Este me ha adelantado, ¿qué derecho él tiene? Este se ha sentado en mi sitio en el autobús,
¿qué derecho él tiene? Pero estos están aquí por los lados, que ahora no se puede pasar a
dentro, yo no tengo donde sentarme. Es muy grande el problema. O al revés el deseo de
sentarse por los lados, es un síntoma del egoísmo, de la naturaleza egoísta. Y cuando se señala
a la manifestación del ego, un hombre bondadoso se lo piensa a tomar como si fuera una
broma. Un hombre apasionado se pone nervioso, y un hombre ignorante está dispuesto a
matar. ¿Todo el mundo ahora lo habéis hecho el test? ¿Qué tal? ¿Algo resulta familiar? Bueno,
nos hemos desviado un poco.

Pues bien, la preocupación constante significa un nivel muy alto de la envidia. Las personas
envidiosas piensan, muy a menudo, que, en realidad ellos son muy buenos, simplemente la
vida es así que ellos tienen que preocuparse. Ellos piensen que el marido es malo, el trabajo es
malo, el piso es malo, los vecinos son malos, los hijos son malos, el sueldo es pequeño, el país
es malo, mi salud es mala. Y esto todo significa… el tiempo es malo, esto significa una
naturaleza envidiosa.

¿Por qué? Porque aquel que quiere vivir para sí mismo, él constantemente presta atención a
los factores que le impiden a disfrutar de la vida. Pero aquel que quiere vivir para los demás
tiene el punto de vista diferente. Él dice, el marido es un borracho, pues bien vamos a trabajar.
Entonces yo tengo muchos defectos, y hay que trabajarlos. En realidad, jamás me dejará a
relajarse. Siempre puedo trabajar mi ser. Ahora puedo desear felicidad a todo el mundo, si no
hubiera pasado esto, ahora me sentaría en el sofá sin hacer nada, pero así puedo trabajar mi
ser.

Los hijos no quieren estudiar. Bueno, esto es según el karma, a lo mejor tú en la vida pasada
hacía lo mismo, y ahora tienes tales hijos. Un hombre en la bondad piensa, oh lluvia, entonces
vamos a endurecernos. El sol-muy bien, los pájaros cantan, los pájaros están alegres. Un
hombre bondadoso siempre está feliz, él no tiene problemas. Él es feliz de trabajar su ser, o es
feliz cuando la vida le brinda la suerte. Él piensa que me pagan poco, entonces no seré un
hombre codicioso. Todo saldrá bien en mi vida.

Ahora os lo estoy mirando y veo que pensáis, pero si estás describiendo a un esquizofrénico. Sí,
la mayoría de nosotros se encuentra en la pasión y la psicología de un hombre en la bondad
nos resulta incomprensible. Nos parece que este es un loco. ¿Para qué vivir así? Hay que tener
algo tangible. En esto consiste el problema. Nosotros nos lo hemos equivocado qué es la
felicidad. Esta equivocación en nuestro cerebro está desde el nacimiento. Pues bien, yo
simplemente digo “que todo el mundo sea feliz”, y de inmediato la felicidad aparece a mí a las
personas a las que la estoy deseando. ¿Nosotros vivimos para la felicidad, sí? Al parecer ya está
todo hecho, no hace falta hacer nada más. Yo he deseado la felicidad, él es feliz y yo soy feliz,
¿qué hay que hacer más para la felicidad? Ya está.

Los Vedas dicen que el camino para alcanzar la felicidad es muy sencillo. Todo está hecho. No
hace falta pagar, la tanda tampoco hace falta cogerla, ni pedir un crédito. Yo deseo la felicidad o
a mí me desean la felicidad, sin problemas. Pero, nos lo pensamos, ya que tenemos el concepto
incorrecto acerca de la felicidad, nosotros no queremos ser felices ahora mismo, no queremos
vivir para los demás. Porque, primero, hay que desear la felicidad a los demás. Algunos de
vosotros al llegar a casa lo diréis: “mi querido marido, en la clase han dicho que la felicidad es

1
fácil de alcanzarla. Primero tú me deseas la felicidad y luego yo te la deseo. ¿Por qué tú no me
la deseas? Tan fácil todo esto, deséame la felicidad. Y él os lo dirá: “vete a…” Primero tú, luego
yo.

Así piensa la gente que se encuentra en la pasión. Esta gente trata coger la felicidad a una otra
persona, o sea trate de hacer que los demás aporten la felicidad, y entonces, luego yo también
la aportaré. Pero la persona que se encuentra en la bondad no lo piensa así. Él quiere llevar
una vida generosa, él no quiere vivir para sí mismo. Él dice: “yo soy el primero que va a desear
la felicidad a todo el mundo”. Pues bien, la felicidad se alcanza muy fácil, pero hemos decidido
que para ser feliz, primero, hay que tener un piso grande, luego un trabajo prestigioso, luego
una buena esposa, y al final nuestra felicidad se vuelve en una cosa inalcanzable. Se puede
desear felicidad a todo el mundo, tener algún trabajo, etc., la felicidad existe en cualquier caso.

¿Ustedes está de acuerdo que es fácil? La felicidad es una cosa simple y sencilla, pero nosotros
tenemos otra idea al respecto. Por esto resulta difícil de vivir, imposible prácticamente. Allí está
el problema. Lo mismo pasa con la codicia. Las ansiedades de la gente codiciosa, son
prácticamente inmedibles. ¿Por qué? Porque la envidia tiene… es un enemigo, la envidia tiene
tal naturaleza, que si yo tengo envidia a alguien, entonces yo altero el egoísmo en esta
persona. Esto significa que se le aparece un mal sentimiento hacia mí. Yo lo he pensado mal de
alguien, ¿yo presto atención a esto? No. Yo he chismorreado, he hablado de alguien, yo he
contactado con esta persona, y como el resultado le aparece un mal sentimiento hacia mí.

Esta persona puede tratar de luchar consigo mismo para que no haya este sentimiento. Pero
igualmente, ya que este sentimiento ha aparecido, dos malos sentimientos-el mío y el suyo, se
juntaron en un gancho. Y luego ellos empiecen a estirar uno del otro. El ego falso de uno estira
el ego falso del otro. Estos dos ganchos juntados, y el sentimiento de desagrado hacia el otro,
esto se llama la envidia. La envidia aparece a causa de las ofensas hacia otra gente. Una ofensa
no es lo que pensáis, o sea escupir en la cara y decirle que es mala gente usando un
vocabulario grosero. Una ofensa significa el simple hecho de expresarse mal de alguien.

De inmediato se establece el contacto con esta persona, a nivel sutil, independientemente de


la nuestra voluntad. De inmediato aparece este gancho, que él también va a hablar mal de
nosotros. En mi vida paso lo siguiente: yo no vi a uno durante mucho tiempo, y él tampoco me
vio a mí. Y yo no le quería a criticar, yo tenía un sentimiento no muy bueno hacia él. Y todo el
rato trataba de combatirlo. Luego cuando nos hemos encontrado, empezamos a hablar, resultó
ser que ambos teníamos este sentimiento. Él hacia mí, yo hacia él y ambos tratábamos de
combatirlo. Y luego, cuando nos hablamos acerca del tema, este sentimiento se ha
desaparecido para siempre.

Es bueno saber, que la envidia, ella no nos lo pregunta, sino simplemente aprieta. Ella nos
obliga, usted dice, ¿qué yo he hecho mal, por qué de mí piensen mal? No hay que hacer algo
malo, es suficiente de no hacer algo bueno. Es suficiente de no hacer el bien, y la envidia
vendrá seguro. Por ejemplo, los vecinos. Los vecinos viven en un descansillo común, allí está el
problema. De acuerdo a la cultura védica, el piso no se debe situar de la manera que los
vecinos vivieran en un mismo descansillo. ¿Por qué? Porque hay sitio donde surge la envidia. El
descansillo es donde surge la envidia.

1
Es suficiente de no saludar una vez con el vecino, ya está, él empieza a envidiar, tú le empieces
a envidiar, empieza la enemistad. Por esto, de acuerdo a tradición védica, aunque los vecinos
no viven en un mismo descansillo, hay que periódicamente, al menos una vez a la semana,
preparar dulces y repartirlos entre los vecinos. Simplemente repartirlos para que los prueben.
¿Para qué se hace esto? Para eliminar la envidia. La envidia se enciende sola. Este pasó de lado
sin saludarme, entonces piensa mal de mí. Está. Aparecen lo chismorreos. Y como el resultado
la envidia empieza a aumentarse.

Por esto existe una regla de repartir la comida. ¿Cómo nos la sentimos la envidia? Entrad en
vuestro portal, y en seguida os sentiréis una cierta incomodidad. Os lo notaréis que os resulta
difícil vivir en este bloque. ¿Por qué? Supongamos que el bloque es nuevo, todo el mundo se
muda, la atmósfera es aliviadora, resulta fácil vivir. Algunos, incluso, traten periódicamente de
mudarse de un sitio a un otro, para qué les resultara vivir más fácil. ¿Por qué? Porque se ha
mudado y va todo bien. Después de algún tiempo resulta vivir cada vez más difícil. ¿Por qué?
Porque la envidia se acumula.

Las conexiones negativas se acumulan entre la gente. ¿Cómo? Porque no hay cosas positivas
que eliminen la envidia. Por esto, cada uno debe tratar de complacer a sus vecinos (ESTO ES LA
OBLIGACIÓN DE UNO), a todos los vecinos, aunque ellos no lo quieren hacer, no tiene
importancia. Uno mismo debe aportar algún bien. Él debe desear la felicidad a todos sus
vecinos, constantemente, debe invitar a comer algo, etc. Él debe hacer algo útil para ellos, algo
bueno.

Claro, no debemos hacer tales cosas sin consultarlo previamente. Supongamos, que le ponéis
un felpudo, y él le pregunta: ¿esto qué es? Usted dice, que esto es un felpudo yo te lo he
comprado. Él empieza hacer pruebas, a lo mejor este felpudo esta envenenado. Una vez yo iba
en el tren, hemos hecho muchos bollos, para que nos llegue para todo el vagón. Y en este
vagón iban niños inválidos. Una mujer estaba a cargo de ellos.

Voy, y le digo:
-Quiero invitar a los niños los bollos. –Ella me miró atentamente y dijo:
-¿A base de qué?
-A base de que yo quiero invitarles bollos.
-Y si quieres envenenarlos, yo que sé.
-Usted primero los prueba, si no me lo cree.
Ella dice:
-Tú quieres primero a mí envenenar, pruébalos tú.
-Vale, -digo yo. Primero yo.
-Tú sabes que bollo coger.
-Coja cualquier.
¿Qué pasa si los de arriba no están envenenados?
Yo digo:
-Coja los de abajo. Escoge de cualquier sitio.

Ella escogió un bollo, y yo lo comí con mucho gusto. Luego, ella me miró atentamente, cogió la
bolsa con los bollos y se fue. Encontró, creo, al inválido más desgraciado y le dijo: nos han
invitado los bollos, ¿quieres probarlos? Él sin malos pensamientos se lo comió, le gustó mucho.
Luego todo el vagón estaba comiéndolos con mucho gusto. Y ella se puso muy feliz. Luego me
dijo:

1
-A principio yo pensé mal de usted.
-Ya lo sé-le dije.
-Yo no lo quería-dijo ella.
-Ya yo lo sé que usted no lo quería. Lo comprendo.

Así actúa la envidia, y nosotros no lo podemos hacer nada. Hemos de luchar con esto, ya que la
envidia destruye nuestra vida. Hay gente a quien la envidia arruinó la vida. Por ejemplo, una
mujer me decía:
-Yo quiero suicidarme.
Yo la pregunté:
-¿Po qué?
Ella dice:
-Mi vecina siempre tiende su ropa del piso de arriba y me tapa toda la vista, la vista muy bonita
desde mi balcón siempre está tapada. A principio yo le decía que está bien hacer esto. Pero ella
ni caso. Luego yo trataba apartar la ropa, y una vez se la corté, y ella me denunció pidiendo que
le pagara. Empezó el proceso judicial.

Dice, que yo no quiero vivir, cuando pienso de ella me revienta por dentro.
Yo le digo:-¿Pero qué ha pasado?
Ella dice:
-¿Cómo es qué ha pasado? Ella está tendiendo la ropa a mi territorio.
Yo digo:
-¿Y qué?
-Pero cómo qué que, me revienta por dentro de esto, es imposible de tolerar.
Yo digo:
-¿Pero usted misma tiende la ropa en el balcón?
Ella dice:
-Claro que sí.
-¿La ropa tapa el balcón?
Ella dice:
-Sí.
¿Y usted se da cuenta de esto?
-No.
¿Por qué usted se da cuenta de que su ropa tapa la vista?
¿Ahora lo comprendéis qué es la envidia? Esto significa la interacción de dos egos falsos. Tal
interacción aporta sólo los sufrimientos.

Pues bien, hay situaciones en la vida, en las que la envidia va a existir cien por cien, y nosotros
no podremos hacer nada. Simplemente nada, si no vamos a actuar de la manera correcta. Hay
que actuar correctamente. Vamos a mirar las situaciones en la vida que nos pueden causar
dificultades. La primera situación la tiene todo el mundo sin excepción. Son las relaciones entre
el marido y los padres de la esposa, las relaciones entre la esposa y los padres del marido, y las
relaciones entre los padres de ambos cónyuges. Estas relaciones desde el principio van a tener
la tendencia a la envidia.

¿Por qué? Porque marido piensa que la mujer es su propiedad, los padres piensan que su hija
es su propiedad, y estos sentimientos de la propiedad se cruzan desde el principio, y ellos no
pueden hacer nada al respecto. Les parece, yo hablaba con la gente, yo digo, se tiene que
comprender que la causa de todo esto es la envidia natural que hay entre ustedes. Y uno dice,

1
en realidad, yo no le envidio, para qué, ellos viven peor que nosotros, no, no les envidio,
solamente ellos me traten mal, yo no lo puedo tolerar. Yo les digo:
-¿Pero usted les trata bien?
-Claro que sí.
-¿Entonces por qué usted está indignado?, si usted les trata bien, usted no tiene problemas. ¿Si
uno trata bien al otro, a caso tendrá algún problema o no?

Mirad si usted va por la calle, y un perro le está ladrando, pero usted lo trata bien, ¿usted
tendrá algún problema? No. Los problemas aparecen cuando usted empieza a ladrar. ¿Sí?
Entonces no hay mucha diferencia entre un perro y una persona, si ellos están ladrando uno al
otro. De tal manera, hay que comprender esta idea, que la envidia siempre se encuentra entre
dos personas. Pero nosotros tenemos un sentimiento, que la envidia pertenece a aquel que
nos está envidiando. Nosotros no lo comprendemos que la envidia sale de nosotros también y
el gancho tiene la misma fuerza de tensión de ambos lados. Será suficiente de soltar nuestro
gancho y no habrá nada para engancharse.

Pero el ego falso actúa de tal manera que nuestro gancho nos resulta imposible a soltarlo. De
igual modo un pez se queda pillado en el anzuelo. Él quiere vivir para sí mismo, quiere comer al
gusanito. Como el resultado se queda pillado, y le parece que debe liberarse de esta situación a
través de estirar hacia sí, a su lado. Y entonces cada vez más y más se queda pillado. Lo mismo
pasa con los familiares. Cada uno de ellos está demostrando su razón, pensando que ya mismo
la situación se resolverá. Pero, en realidad, más y más se sumergen en el problema. ¿Por qué?
Porque, precisamente esto es un gancho.

Supongamos que la esposa dice a los padres del marido:


-Yo le amo. Yo le cuido yo misma, yo le trato bien, yo soy muy tierna con él, por favor dejadnos
en paz. Yo le amo tanto. No rompéis nuestra felicidad.

Al parecer ella tiene la razón. Ella dice todo correcto, ella le ama, le cuida, todo bien. Pero los
padres le dicen:
-Pero nosotros le amamos más aún, que tú. Nosotros le cuidamos más que tú. Por favor, no
rompes nuestra felicidad con nuestro hijo.
Ella dice:
-Pero si yo no os toco.
-Y nosotros tampoco te tocamos, ¿qué problemas hay? Vive tranquilo y no te metes en los
asuntos ajenos.

Ya, empieza enemistad. ¿Ellos tocan unos al otro? No. Como el resultado ellos empiezan shipet
como las serpientes. ¿A causa de qué? Porque ellos no tocan los unos a los otros. Solamente a
esta causa. Esta situación se llama el pantano. Si uno está en un pantano, el mismo le va a
tragar. La presencia de la envidia desde el principio. Por esto los Vedas dicen, si uno no toca,
simplemente no toca a sus familiares, el marido no toca a los padres de la esposa, la esposa no
toca a los padres del marido, esto significa que habrá odio.

El odio es la culminación de la envidia. Seguro que habrá el odio, aunque si ellos simplemente,
sin hablar de que si ellos empezarán a indignarse. Por esto, de acuerdo a conocimiento védico,
en esta situación ellos deben previamente, la mujer, casándose, debe en primer lugar dar los

1
sentimientos de agradecimientos, alegría, amor a los padres del marido. Ella debe amarlos,
tratar de amarlos, más que a los suyos. Ella debe amarlos más que a los suyos, si quiere tener
la vida familiar feliz. A menudo la mujer piensa, qué podrán hacernos, viven lejos, mi marido
me obedece, va todo bien, no nos molestarán.

Pero ella se equivoca. Si ella va a pensar así, ellos van a envidiarla. Puesto que ellos tienen las
relaciones parentescos con su hijo, ¿entonces el hijo qué siente? Le aparece una preocupación
muy grande. Ya que él se encuentra entre dos fuegos. Él empieza a ponerse muy nervioso. Por
una banda él tiene la influencia psíquica de sus padres que le estiran en un lado, por la otra
banda su esposa le estira en el lado contrario. Él, como el resultado, no lo entiende qué está
pasando, él no lo entiende que alguien le estira en algún lado. ¿Qué él siente? Él siente una
preocupación muy grande. Y la esposa le dice: tranquilo no te preocupes. Pero él no lo puede
no preocuparse, ya que hay una fuerza que le afecta desde dentro. Esta fuerza se lo come por
dentro, le obliga a sufrir.

De tal manera, mirad, la situación es así, que inevitablemente habrá el empeoramiento de las
relaciones. Mirad, los padres no le tocan a la mujer de su hijo, la mujer no les toca a los padres.
Todo esto significa que habrá los sufrimientos. Por esto, en este caso hay que actuar
determinadamente con tal de aportar algo de la felicidad a la gente, la cual está relacionada
con mi ser cercano con las relaciones parentescos. De esto estamos hablando. Lo mismo se
puede decir de los padres de la mujer, y unos y los otros son los padres. Los padres deben
actuar entre sí, también. Ellos deben de complacer unos a los otros, tratar de amar unos a los
otros, previamente. Ellos deben actuar determinadamente en esta dirección.

Por ejemplo, los padres no deben a regalar a su hijo los regalos, ellos deben regalar los regalos
a la mujer de su hijo. Y no pensar acerca de que si regalen los otros padres los regalos. Es más,
ellos deben regalar los regalos a los otros padres. ¿La comprendéis la situación? Ahora
hacemos un test. Mirad, ahora yo les propongo a regalar, mentalmente, si ustedes sois marido
y mujer, regalar un regalo a los padres del marido, regalar un regalo bastante caro a los padres
de la mujer, mentalmente hacerlo, regalarlo sinceramente.

La primera opción. Si usted lo hace con mucho gusto, entonces usted no tiene la envidia hacia
ellos. Entonces todo bien. La segunda opción, si lo hace tranquilamente, pero luego lo piensa,
le pasa por la cabeza, pero ellos no lo van a regalar. ¿Qué hay de malo si pasa por la cabeza tal
pensamiento? Esto significa que hay envidia, pero no está tan fuerte. La envidia ya hay, se está
desarrollando, pero no está tan fuerte. Y la tercera opción, yo no quiero regalarles un regalo,
para qué voy a regalarles un regalo, ellos, en realidad, no son dignos. Esto significa que vuestra
envidia hacia ellos es muy fuerte. No es que ellos tienen la envidia hacia vosotros, como puede
parecerse, sino usted la tiene hacia ellos. ¿La comprendéis la idea?

La envidia es un enemigo. El enemigo siempre actúa de tal manera que deja perplejo al
adversario. Y el principal síntoma de la perplejidad consiste en que, aquel que está envidiando,
le parece, él está convencido, que le están envidiando. Él no está envidiando, él está seguro
que le están envidiando. ¿Lo comprendéis? Y por esto la gente viene a mí, llorando, “mi marido
es así y asá, que me está envidiando” Haced la conclusión, ahora me vais a escribir las notas
acerca de esto. Cuando voy a leerla, todo el mundo va a reír, pero usted haga la conclusión,

1
quien haya escrito, que mi marido es tan malo, siempre me está envidiando. Pero si él le está
envidiando, cuál es el problema, usted no le está envidiando.

Si usted no le está envidiando, entonces los sufrimientos no habrá. Los sufrimientos aparecen
de la propia envidia, no de la ajena. ¿Lo comprendéis el problema? El sufrimiento significa que
alguien me está enganchando por mi gancho. Si no hay gancho, entonces no hay por donde
enganchar, no hay sufrimientos. El sufrimiento tendrá aquel que engancha con su gancho a los
demás. A veces, si uno es un santo, el otro puede envidiarle, él inventa las malas cualidades de
su carácter. Él interacciona con ellas, y él mismo se pone nervioso, se aíra, pero el hombre
santo ni siquiera lo nota. Esto significa que uno se está cociendo en su propia envidia.

Y así siempre, cuando nosotros lo pensamos mal de nuestros familiares, esto significa que nos
les estamos envidiando. Lo veis la conclusión. Las mujeres, muy a menudo envidian a los
maridos alcohólicos. ¿Por qué? Porque ellos tienen un cuerpo masculino. El cuerpo femenino
no está predestinado para beber, sino para la sequedad del carácter. En el cuerpo femenino la
sequedad, en el masculino-la borrachera. Si el corazón está seco en el cuerpo masculino,
entonces el hombre no puede a recibir el amor. Porque si hay sequedad en el cuerpo
masculino, el amor no llega. El amor en un cuerpo masculino significa coger algo desde fuera.

Uno no siente amor, empieza a beber, él recibe el amor de la botella. En un cuerpo femenino el
amor se halla dentro. Un hombre recibe el amor del contacto con la mujer, pero la mujer lo
recibe de una relación hacia ella. Del contacto con ella misma. De tal manera, el amor está
dentro de la mujer. Por esto la mujer puede manifestar su amor hacia los hijos, en el trabajo, le
gusta el colectivo. De un modo ella manifiesta su amor en la vida, por esto no le hace falta a
beber. Pero un hombre va a beber. Si la mujer le trata con la sequedad a su marido, entonces él
será un borracho.

Pues bien, ella dice que ha tenido una mala suerte en la vida, que se encuentra mal, le cuesta
vivir, porque el marido es malo. Esto significa la envidia. Si tú tienes la sequedad en el corazón,
entonces el marido será un borracho, hay que aceptar el hecho, que yo tengo un corazón seco
y vivir con el marido borracho. ¿Cuál es el problema? El problema consiste en que la envidia le
impide. Solamente hay un método para superar la envidia- es hacer el bien hacia tal persona,
hacia persona a la quien estás envidiando. No hay otro método. Simplemente vivir de un modo
neutral-no funciona.

Pues bien, la siguiente situación es la mujer, el hijo y el segundo marido. De acuerdo a


conocimiento védico, esta mujer es la enemiga de su propio hijo, en esta situación. ¿Por qué?
Porque, ¿a quién ella ama? Y al marido y al hijo, pero el marido el hijo, al encontrarse, entre
ellos aparece la envidia. ¿Por qué? Porque marido haya venido a amar a la mujer, no al hijo.
Pero el hijo tampoco tiene nada que ver con este hombre. El hijo haya venido, en este mundo,
a amar a su madre. El resultado es que uno se pone entre dos. De un modo natural, le
empiezan a dividir, y aparece la envidia.

Pero el marido dice, que yo le trato bien a este niño, yo no tengo nada contra él, no le hecho la
bronca, le hablo bien. Él no me quiere, me está odiando por alguna razón. Si preguntar al hijo,
él se lo va a decir lo mismo, o sea yo tampoco tengo nada contra él, y sé que él no me quiere,
estoy seguro. Entre ellos, ya existe la envidia, solamente porque hay tal situación. Por esto, de

1
acuerdo a conocimiento védico, si usted quiere crear tal familia, se ha de saber, que el hombre,
ya que él es mayor, él niño casi no tiene el cerebro, su intelecto se está desarrollando, él
todavía no tiene el intelecto, él hombre primero debe establecer las relaciones amistosas con
el hijo.

Muy frecuente, tal hombre toma el rol de un padre, pero puesto que él no tiene amor,
entonces su rol del padre se vuelve muy cruel. Y como la envidia entre ellos existe, además él
trata de ordenar al niño, entonces, prácticamente, esto se vuelve en un Buhenvald. Esta familia
se convierte en un Buhenvald. La mujer se encuentra entre dos fuegos. ¿Entonces, qué hay que
hacer? El hombre que coge a una mujer con un niño, él debe emplear un máximo esfuerzo no
para amar a la mujer, la amará de todos modos, él debe aprender a amar a su hijo y tener
amistad con él.

Aunque sabiendo, que para esto habrá grandes obstáculos, él niño no será propenso a tener
una amistad con él. Le va a dar la espalda, y él hombre debe tratar de superar este muro. De
igual modo, lo pasa entre los familiares. Obviamente, que la mamá de la hija está muy apegada
a la misma. Y el marido, tendrá grandes dificultades para establecer las relaciones con la
suegra. Él debe decir, escucha suegra, amiga mía, ayúdame, no somos enemigos. Siempre tiene
que tener tal conducta. Esto significa el estilo correcto. De otro modo, inevitablemente,
aparecerán problemas.

Lo mismo pasa en la situación el hijo, la madre y el padre. Cuando la mujer con una hija se
casa, entonces hay menos problemas. ¿Por qué? Porque entre el hombre y la hija pueden
establecerse unas relaciones naturales a causa de los géneros contrarios. El hombre puede
estar apegado a ella igual como a la mujer. Ellos pueden simpatizar el uno al otro. Sin embargo,
hay la situación contraria, cuando ellos no gustarán el uno al otro, desde el principio. Entonces,
habrá un resultado totalmente contrario. Prácticamente, al hombre será imposible de
establecer unas relaciones con la hija ajena, si desde el principio habrá el antagonismo. Porque
las cargas contrarias pueden actuar negativo o positivamente, o bien puede aparecer el odio o
bien el amor.

Aquí no hay otra cosa. Por esto será muy difícil en esta situación. Si desde el principio, el
hombre establece una buena relación con la hija de su pareja, entonces estas relaciones
podrán durarse toda la vida. De igual modo será muy difícil de superar unas malas relaciones,
prácticamente es imposible, tal situación es muy difícil. Lo mismo pasa cuando el padre con un
hijo y la madrastra.

La siguiente situación, cuando aparece la envidia-son los vecinos en el descansillo. Tu perro ha


hecho caca en mi felpudo. Ya está, el odio para toda la vida. Si el mismo perro hubiera hecho
caca en un otro sitio en la calle, y él la hubiera pisado, incluso, perdonadme, hubiera caído con
toda la cara en esta caca, él no tendría tanto odio, como si lo haría en el felpudo. No habría
tanto odio, si… es seguro. Porque la envidia aparece a los vecinos de descansillo, simplemente
por el hecho de ser vecinos. Esta envidia es como si encendiera un fuego, y además en este
fuego se vierten aceite. ¿La comprendéis la idea? Por esto hay que preocuparse para extinguir
este fuego, hay que tratar de hacerlo por cualquier medio. Hay que comprender esto, es muy
importante.

1
La siguiente situación en el ambiente laboral. Dos personas pretenden a la misma vacante. Ya
está, entre ellos habrá muy graves problemas, si ellos no aprenden a cuidar el uno al otro.
Incluso si ellos van a cuidar el uno al otro, igualmente la envidia estará presente. Hay que,
aunque sea, un poquito de extinguirla. Algunos piensen por qué así de injusto, él me trata mal,
aunque yo no le he hecho nada malo. Porque esta situación es normal, cuando la envidia se va
a encender-dos personas pretenden a la misma vacante. Ya está, la envidia estará presente.

¿Qué hay que hacer? Uno de los dos debe ser más inteligente, y él debe tratar de complacer al
segundo, aunque el segundo no le va a responder con la misma conducta. Y no hay que pensar
que es injusto. Esta situación es justa, de hecho, no se puede hacer nada con ella. Simplemente
hay que… (la lección se ha cortado)

La siguiente manifestación de la envidia. La envidia puede aparecerse en las otras situaciones


las que ya hemos comentado. En el autobús. Uno se levanta del asiento para ir a comprar el
billete, y alguien se sienta en su asiento, ¿qué hay que hacer? Si usted tiene una envidia muy
fuerte hacia esta persona, a la que haya sentado en su asiento, sabe, qué hay que decir, en el
caso si usted se verá obligado de hablar con él, porque ya no hay más fuerza, usted tiene una
envidia muy fuerte hacia esta persona, él haya sentado en mi asiento, aunque usted no verá
este asiento más en cien años. Hay que acercarse a esta persona y decirle, perdóname que yo
antes estaba sentado en su asiento. Él le dirá, vale, le perdono. Y aquí se termina la
conversación. En el caso contrario habrá un escándalo. Esto también es la manifestación de la
envidia.

Pues bien, ¿cómo se debe a luchar con la envidia? Ya que la envidia aparece a causa del ego
falso, uno debe hacer sacrificios para vencer la envidia. Él debe repetir “que todo el mundo sea
feliz”, él debe desear felicidad en el trabajo, a aquellos con quien siente negativismo. Luego
debe desear la felicidad a sus vecinos. A los familiares, a todos los mencionados durante la
lección de hoy. Si no lo va a hacer, es lo mismo que no lavar los dientes. Empezará a apestar de
la boca.

De igual modo en su mente apestará, si no lo va a hacer. Parece, que yo no ensucio la boca.


Incluso si uno está ayunando, él no ensucia la boca, él igualmente debe de lavar los dientes,
porque de la boca empezará a apestar. Peste de la boca aparece a causa de que uno
simplemente vive. Lo mismo pasa con la envidia, ella aparece en el corazón de uno a causa de
que él vive cerca de esta gente. Él no hace nada malo contra ellos, pero la envidia, igualmente,
va a acumularse. Por esto el deber de cada uno es desear la felicidad a todo el mundo que vive
y trabaja a su lado. DE modo contrario no hay ninguna posibilidad de ser feliz. Tal es la
conclusión de los Vedas.

También hay que saber que hay que hacer un sacrificio cuando hay que hacerlo. Esto significa
que hay que hacer el sacrificio en los días auspiciosos para esto. Uno de los días auspiciosos
para nosotros es el día del cobro, cuando se quiere a coger todo el dinero y gastarlo para sí
mismo. Hay que sacrificar un poco a alguien, para poder desapegarse del dinero. Porque hay
que saber, que el día del cobro aumenta mucho la envidia. Porque el ego, el deseo de propia
felicidad se aumenta, y por esto aumenta en este momento.

1
Hemos dado cuenta, ya que nos llaman constantemente, hemos observado un conexión muy
fuerte. Cuando nos sentamos a comer, nos empiecen a llamar por el teléfono. La gente que
quiere llamar, lo quiere hacer precisamente en este momento. Esto también es la
manifestación de la envidia. Esta gente lo hace no adrede, sino a causa de la naturaleza. De
igual modo, por la misma causa, el hombre, antes de sentarse a comer, él primero debe de
quitar esta fuerza de la envidia que va a afectarle. Por esto antes de comer uno debe dar de
comer alguien, por ejemplo a los pájaros, y entonces su conciencia estará tranquila, y el
aumento de la envidia se cede.

De yal manera lo vemos que la envidia existe. Ahora me gustaría deciros a que fin la lleva. La
envidia conduce a uno a los planetas inferiores. Existen tres puertas al infierno, a los planetas
inferiores, de acuerdo a conocimiento védico. Esto es la ira, la codicia y la envidia. Son las
fuerzas que llevan a uno a una total degradación. Al parecer que una persona envidiosa no
mata a nadie, no quita nada a nadie, pero para él está preparada una puerta aparte a los
planetas inferiores. ¿Cómo acaba un hombre envidioso en los planetas inferiores? Más
frecuente. La envidia lleva a los tumores malignos. Más frecuente, la causa de los tumores
malignos son estas tres cosas-la ira, la codicia y la envidia.

La envidia afecta, en mayoría de los casos, a los órganos genitales y los órganos que están
relacionados con las funciones hormonales. La ira afecta al sistema nervioso, y la codicia al
aparato digestivo. De tal manera, si uno se ha enfermado del cáncer de los órganos digestivos,
entonces la codicia fue la causa de esto. Y si se ha enfermado del cáncer del sistema nervioso,
la piel es también forma parte del sistema nervioso, esto significa que la causa fue la ira.

Y esto significa una misericordia para uno. ¿Por qué? Porque un tumor maligno en sí, significa
que uno se está liberando de este mal karma. Si él durante la vida sufrirá mucho, él puede
liberarse del todo mal karma y no tendrá que descenderse a los planetas inferiores. Pero, en el
caso, si él podrá curarse, pero no eliminará el mal karma a través de una práctica espiritual, de
autoconocimiento, entonces puede descenderse a los planetas inferiores, y allí seguir pagando
por su mal karma. Para la gente envidiosa existen los planetas especiales en los planetas
inferiores, donde ellos pueden liberarse de su mal karma.

Más frecuente tal gente se nace en un cuerpo de una serpiente. La serpiente es la más
envidiosa de todas las entidades vivientes. De acuerdo a conocimiento védico, hay dos tipos de
seres envidiosos, quienes no progresan hasta que no les maten. Son las serpientes y los
escorpiones. Su objetivo de la vida, el objetivo de la vida de una serpiente, se hace referencia a
las serpientes venenosas, es el odio. Una serpiente venenosa vive solamente para el odio, ella
constantemente acumula el veneno. Una entidad viviente acaba en el cuerpo de una serpiente
porque aparte de la envidia, no tiene nada en la vida. Si uno toda la vida chismorrea, habla mal
de todo el mundo, que todo va mal, estos son los malos, aquellos también, al parecer tiene un
aspecto manso, pero en realidad, él está tejido únicamente de veneno. Y este hombre en la
vida siguiente nace en el cuerpo de una serpiente.

Además él seguirá naciendo tantas veces hasta que alguien le mata. Tan pronto que le maten,
ella puede nacerse en el cuerpo de una otra entidad viviente. Pero siempre y cuando ella será
matada. Por esto, de acuerdo a conocimiento védico, si uno haya comprendido profundamente
esta idea, él tiene derecho de matar a la serpiente, siempre y cuando ella se convierte en la

1
amenaza para su vida. Y esto no se considera un pecado, de acuerdo a los Vedas, porque en
este caso la serpiente recibe un nacimiento más progresivo. Uno la mata no con tal de comerla,
sino con el objetivo protector, tened en cuenta esto. Lo mismo pasa con los escorpiones.
Porque la meta de la vida es acumular el veneno, no hay otra meta.

El veneno significa la envidia. ¿Por qué se elabora el veneno en estos animales? Porque ellos
envidian. Si no me lo creéis, veis en un serpentario, mirad a una serpiente en los ojos, a una
cobra especialmente. Yo, para comprender este tema más profundo, fui en un serpentario,
miré en los ojos a una cobra. Cuando yo miraba en los ojos, ella empezó a lanzarse contra la
rejilla, y machacar su cara. Ella no podía soportar la mirada, ella quería morder, incluso si la
mirada fuera llena de amor, ella igualmente querría morder a quien le está mirando. Porque la
envidia en su corazón es tan fuerte, que ella no puede soportar ningún tipo de relación con los
otros animales. Para ella es algo fuera de lo común.

Ella se lanzaba, y yo me fui, para que ella no se matara, ella se lanzaba contra el hierro. Y luego,
un hecho interesante, me he dado cuenta que ella estaba ante mis ojos. Yo trataba pensar de
Dios, orar, pero ella seguía estar ante mis ojos. Talo fuerte es la envidia. O sea se estableció un
vínculo muy fuerte. Yo no podía hacer nada. Ella siempre estaba ante mis ojos. Y solamente
cuando yo empecé pronunciar las oraciones protectores, entonces es cuando todo esto se
desapareció.

Yo fui sorprendido, que fuerte es la envidia. Este ser vivo era más fuerte, o sea su pensamiento
era más fuerte que el mío. Por esto la gente envidiosa, su pensamiento puede llegar a ser muy
fuerte. Esta gente puede envidiar muy fuerte. La única salvación de ella es desearle felicidad.
No hay otro método. Cuando usted trata de hacer otra cosa, no funciona. Se puede pedir
ayuda a Dios. Pero si usted empieza a pensar mal de esta gente, entonces usted mismo se
engancha a su gancho. Y entonces, como el resultado de esto, no habrá felicidad.

De acuerdo a conocimiento védico, los hombres envidiosos van a degradarse. Jamás van a
tener un progreso, su degradación seguirá en marcha hasta que ellos dejarán de envidiarse. El
síntoma de los hombres envidiosos es que ellos nunca aceptan la crítica. Ellos siempre se
consideran que tienen la razón, si alguien les dice, que él no tiene la razón en algo, ellos no
pueden a reconocer su error. Esto es la evidencia de la gente envidiosa. O de los egoístas por su
naturaleza.

De acuerdo a conocimiento védico, si un hombre envidioso haya ofendido a un sabio o santo,


entonces su degradación será inevitable hasta que él pedirá el perdón. Prácticamente, han
tenido mucha suerte de no haber encontrado a un hombre santo y la hayan hecho la ofensa
hacia él. La ofensa de un santo quita la posibilidad de progresar. Tal gente irá degradándose
hasta que pide el perdón o hasta que la vida le obliga a hacerlo.

Ahora hay que saber, si dos personas se están discutiendo, entonces un tercero no se debe
tomar la posición de uno y estar en contra del otro. Incluso si uno de ellos tiene la razón.
¿Sabéis por qué? Porque de inmediato, en el corazón de la persona que se siente rechazada, se
genera la envidia hacia la persona que le rechazó. Pude que estos dos al final se reconcilian,
pero aquel que haya tomado la posición del otro, jamás será perdonado. La envidia hacia él, se
quedará en el corazón para muchos años.

1
Por esto de acuerdo a conocimiento védico, uno no debe durante la discusión a tomar la
posición de alguien. Pero él debe defender a sus hijos, sus padres, su maestro o su amigo. Esta
defensa significa cuando hay una amenaza. En cambio, si él puede hacerse con la situación,
mejor no interferirse.

También hay que saber, si le están acusando en algo, en este caso, de un modo natural,
aparece la envidia. El ego falso se altera. Nosotros no podemos hacer nada, es el mecanismo
funciona así. Por ejemplo, alguien le está ofendiendo, incluso si él dice las palabras correctas,
pero con un mal tono, nos aparece un fuerte deseo de resistirse. En seguida aparece un deseo
de airarse o acusarle en algo también. Pero esto puede acabar en un conflicto. Sin embargo, de
acuerdo a conocimiento védico, hay que saber, tan pronto que tú te tranquilices y encuentras
las fuerzas, hay que de inmediato pedir el perdón a esta persona.

Si esta persona se encuentra en la bondad, entonces hay que hacerlo en voz alta. En la bondad
significa, que uno es capaz de reconocer su culpa. Cuando uno se encuentra en la pasión, hay
que tratarlo de un modo respetuoso y mostrarle su veneración en el aspecto de que usted se le
cede algo en la vida. O bien usted le saluda primero, o bien le cedes un asiento, etc. Hay que
mostrar la veneración a la persona con quien haya surgido el conflicto. Si uno se encuentra en
la ignorancia, entonces será suficiente con un simple saludo. Simplemente saludarle, y él
pensará que la situación está resuelta. No hay que pedir en voz alta el perdón, a aquel que se
encuentra en la ignorancia, porque esto puede tener las consecuencias. Él dirá, bueno, ahora sí
que lo comprendes que eres culpable, vas a enterar.

Si pedir perdón en voz alta a una persona apasionada, entonces esto va a significar lo siguiente:
yo te perdono, pero…, y a continuación va a numerar sus exigencias, tú me debes esto, lo otro y
lo aquello, ahora tú sabes que eres malo y etc. Esto significa un hombre apasionado, él siempre
quiere aprovechar de la situación. Si uno pide perdón a una persona bondadosa, entonces la
persona bondadosa también lo pide, dice que yo también tengo la culpa.

De tal manera, hay que saber, que pedir perdón hay que hacerlo de diferentes maneras,
depende de la categoría a que pertenece uno, hay tener cuidado con la envidia. A veces hay
que desear la felicidad en voz alta, a veces no. Pero, sin embargo, hay que hacerlo siempre, en
cualquier caso, en cualquier caso hay que romper las malas relaciones con la gente, lo antes
posible. Los Vedas dicen, que hay que eliminar de inmediato tres cosas. Es el incendio, las
deudas y las enfermedades. La codicia se considera como una deuda. Si sentimos algún
desagrado hacia alguien, de acuerdo a conocimiento védico, si nosotros en esta vida no vamos
a desearle la felicidad, de tal modo que el corazón se tranquilice, y vamos considerarle una
persona mala, entonces en la vida siguiente deberemos de pagar la deuda ante esta persona.

¿Cómo vamos a pagar la deuda? Nos naceremos en tal situación que esta persona nos va a
molestar, causar los problemas. Esto significa que, en la vida pasad le envidiamos. ¿Está claro?
A veces puede que la envidia se cultiva en el corazón de un modo tan fuerte, que en la vida
siguiente esta persona se nace como un hijo desagradecido. Y él va a causar problemas durante
toda la vida, y no habrá ninguna posibilidad de liberarse de esto. El único método es desearle la
felicidad, dejarle tranquilo, dejarle la posibilidad de vivir, hacer lo que él quiere. Si no, él no
dejará vivir. Esto significa la deuda desde la vida pasada. Tal hijos se nacen por esta deuda. No
hay otra causa de nacimiento de tales hijos.

1
Más frecuente, cuando nosotros llevamos una vida ignorante, no lo sabemos cómo vivir
correctamente, nos surgen tales relaciones familiares. Prácticamente, nuestros familiares se
convierten en nuestros familiares por las deudas, las cuales nosotros tenemos unos ante los
otros. Por esto toda la vida de tales familiares se basa solamente en las acusaciones. Ellos
siempre dicen, si hubiera esto, entonces yo lo haría esto, pero si hubiera esto, entonces yo lo
haría aquello. Ellos constantemente acusan los unos a los otros, se aíran, porque desde el
principio sus cualidades del carácter están puestas de un modo que ellos no pueden a
complacer los uno a los otros. Al parecer él trata de hacer bien, pero le sale mal.

Por esto, cuando tales relaciones están presentes en la familia, entonces esto quiere decir que
es la deuda. Tú le debes y él te debe, estas dos deudas se liaron, y, como consecuencia,
apareció esta familia feliz. Para que no haya mucho de tal felicidad, los familiares tienen que
desear la felicidad los unos a los otros, o al menos uno de ellos debe desear felicidad, para ir
superando la envidia acumulada desde el principio, antes de que las relaciones familiares se
crearan. Al parecer, en principio hay solamente amor. Pero este amor no significa que todo irá
bien. Amor es solamente la manera de unir a la gente. A continuación ellos empiezan a trabajar
el karma el uno ante el otro. Por esto aparte de amor existe la deuda. Esto hay que saber.

El siguiente tipo de la envidia. Cuando la gente separa, un divorcio, entonces la mujer tiene
envidia a la mujer de su ex marido. Le parece que es injusto que ella esté disfrutando de él. Un
hombre no es propenso a esto. A veces él tiene la envidia, pero más frecuente que no la tiene.
Y por esto hay que saber, si tú te hayas divorciado, entonces debes de intentar a tratarle aún
mejor que antes del divorcio. Hay tratarlo con un respeto, felicitarlo con los cumpleaños y etc.,
para suavizar la envidia, la que está en su corazón. ¿Está claro? De otro modo la envidia os va a
estrangular.

Ahora sus preguntas. De hecho, nos lo hemos hablado este tema, más o menos.

Hace cinco años mi marido se fue con otra, todavía vive con ella. Pero quiere volver conmigo.
Tenemos dos hijas de 15-20 años. ¿Qué debo hacer? ¿A lo mejor nuestro karma ya está
acabado, si yo no tengo ganas de aceptarlo? Esto significa que usted tiene envidia a él. Usted
puede aceptarlo o no, pero, de acuerdo a conocimiento védico, a la mujer resulta auspicioso
vivir con el hombre, volverlo, si él quiere volverse, es auspicioso de aceptarlo. Porque, en este
caso, habrá más felicidad, si no le acepta. Porque él puede encontrar otra mujer. Y la envidia se
enciende de nuevo. Y si le irá todo bien con ella, Dios me libre. Entonces es un gran problema.
Porque ella va a lamentarse, si yo le hubiera aceptado, entonces ahora sería feliz, pero ahora
no puedo serlo, ya que él tiene otra.

Puesto que la mujer está más apegada a las relaciones familiares, entonces de acuerdo a los
Vedas, si el hombre es una persona más o menos correcta, y si él quiere volver, es mejor
aceptarlo. Mejor reconciliar las relaciones. Pero, de un modo natural, la envidia va a impedirlo.
La envidia siempre aparece cuando uno se va al otro. Ella existirá. Y luego habrá que luchar con
ella en la vida familiar. De un modo natural la envidia estará presente. Por esto sin luchar con
ella, otra vez habrá problemas. Otra vez habrá menciones de que hubo un otro.

1
¿Yo no lo entiendo, cómo yo puedo a envidiar a la madre de mi marido, si yo no veo en ella
ninguna cualidad que aprecio en la gente? Yo lo decía que habrá las notas. Uno se encuentra
en la ignorancia. El vodka, el pescado, gracias.

Mirad, yo explicaré la situación. Supongamos que ahora usted después de la lección saldrá a la
calle y verá a un borracho con el vodka y el pescado. Usted va a envidiarle, ¿no? Usted va a reír,
lo pensará, ya le vale, hace frío, pero él está sentado aquí sin cortarse. Ninguna envidia,
solamente la gracia. Luego va a contar a todos como si fuera una anécdota. Un hombre
borracho, a veces, se convierte en una causa de risa para todos. Pero, ¿por qué un familiar
alcohólico se vuelve la causa de los sufrimientos?

Hay una fábula de Krilov de un lobo y una oveja. El lobo dice que tú tienes la culpa porque yo
tengo hambre. No tiene la culpa en nada más. Pero, hay que saber, que en las relaciones
familiares la culpa existe, realmente. Y no solamente en que yo tengo hambre. Hay que saber
que la envidia busca una causa, y al encontrarla, dice que no hay ninguna posibilidad de amar
a esta persona. La envidia dice a esta persona. Otra vez lo repito, que un borracho ajeno no
genera la envidia, pero un familiar borracho sí que la genera. ¿Por qué? Porque la envidia ha
encontrado la causa. Ella se arraigado en el corazón. ¿Por qué yo debo de querer a un familiar
que bebe? Entonces aparece la pregunta ¿y por qué no debes de quererlo? Tú tratas a un
borracho de la calle de un modo neutro. Trata a tu familiar del mismo modo. Él está bebiendo,
tú no. ¿Por qué no lo quieres? Porque la envidia está presente en la relación.

Si mi madre bebe, hay un lamento, la sensación desdichada, ¿por qué mi mamá es así? No hay
envidia. El odio tampoco. Mi madre es una persona desafortunada, ¿qué se puede hacer con
ella? Pero, el marido tendrá la envidia al respecto. Él dirá: tu madre no es una persona
desafortunada, sino insultará a ella. ¿Por qué? Porque hay envidia. ¿Lo comprendéis qué es la
envidia? La envidia significa que hay que encontrar una causa, y entonces ella se enciende. Por
esto usted tiene una causa grave de envidiar, aquel que haya escrito esta nota. Si usted no la
quitará, entonces de acuerdo a conocimiento védico, tendrá que padecer una enfermedad muy
grave. Porque no tiene la importancia a quién estás envidiando, a un alcohólico o a una
persona normal. La envidia es mala en cualquier caso.

Por esto uno debe perdonar a su familiar que bebe. Él debe reconocer que esta persona es una
persona desafortunada, y por esto hay que compadecerla, y no envidiarla. Para empezar hay
que desearle la felicidad. Pero, hay que saber un momento muy importante. Existen las
situaciones en las que la envidia se va a quedar. Usted no podrá quitarla, porque el egoísmo
está presente en nuestro corazón. Por esto si usted va a desear la felicidad a un familiar suyo,
quien tiene los defectos naturales, que le tocan según su naturaleza, si le va a desear la
felicidad, entonces la envidia habrá menos, vivir será más fácil, pero la misma no se
desaparecerá por completo. Igualmente, en el corazón quedará una sensación de desagrado
hacia esta persona. Y si usted, realmente, es una persona santa, entonces la envidia se
desaparecerá por completo. Mientras que uno no haya alcanzado la santidad, igualmente en
las situaciones habladas la envidia seguirá habiendo. Y hay que emplear todas las fuerzas para
que no la haya.

Hay que saber, cuando la envidia contamina por completo el intelecto, entonces uno jamás
reconocerá que él no tiene la razón, ni siquiera tendrá la fuerza de suponer que él haya

1
actuado incorrectamente hacia esta persona, si él piensa mal acerca de ella. Porque, en
realidad, él es malo. Esto significa que la envidia haya contaminado todo el intelecto, esto se
llama el intelecto en la ignorancia, la naturaleza demoníaca. Yo tengo la razón porque yo la
tengo. Yo soy el bueno y él es el malo. Yo puedo odiarle o pensar mal de él. Significa una
situación muy difícil. Porque hay que reconocer su error, arrepentirse en sus sentimientos hacia
esta persona, desearle felicidad y compadecerle. Claro que no se puede tratar a un familiar, que
bebe, tan bien, no hay felicidad de esto. Pero al menos debe haber la compasión. De contrario
habrá grandes problemas en la vida.

¿Y si los vecinos son las serpientes? Hoy es un día muy humorístico. El odio llega para todos los
vecinos de todos los descansillos. La policía no puede con ellos. ¡Desearles felicidad! ¿Regalar
dulces? Mi lengua no se mueve para decirles “que seáis felices” ¿Cómo se pude superar la
barrera? Gracias por esta nota. Porque usted ha enseñado cómo uno lucha con la envidia.
Primero en su interior se enciende “te mataría”, y luego “hay que hacer algo”. A veces a uno
toca según su karma tener tal gente, a quien el Mismo Dios dijo envidiar. ¿Por qué? Porque
ellos tienen esta conducta, por la que hay que envidiarles. Ellos constantemente están odiando
a todo el mundo, ellos siempre engancha a todos por los ganchos. Todos los vecinos en
descansillo han sacado sus ganchos, porque el descansillo es común y una vecina coge un
gancho muy grande y empieza a tirar a todos hacia sí. Y todos los vecinos se asoma de sus
pisos y dicen: “ella es muy mala, ella tiene la culpa”. Esto significa que han encontrado la
cabeza de turco.

Está claro que alguien será la causa del odio, alguien tendrá una mala conducta, pero esto no
significa que nosotros tenemos que sacar nuestros ganchos al descansillo. Hemos de tratar de
desearle felicidad, a pesar de que es mala persona, no tiene importancia. Si tú eres buena
gente, entonces desea la felicidad. Una buena persona la desea. Una mala no lo hace. Pero,
siempre se quiere a considerarse una buena persona, en cambio desear felicidad no siempre.
¿Cómo comprobar si eres buena persona o no? Desea felicidad, a pesar de. Entonces eres
buena persona. Si no puedes hacerlo, entonces eres mala persona.

La envidia infantil ahora está generada por la desigualdad social. Sí hay tal cosa. Esto se ve
por la ropa, por la comida, por los coches en los cuales llevan a los niños en los colegios, los
institutos. ¿Cómo explicar a los hijos?

Hay que explicar así. De hecho, desde el principio hay que educar a los hijos de un modo
correcto, porque si usted marca la riqueza como el objetivo de la educación, entonces le está
educando en la pasión. Significa, que igualmente la envidia se infiltrará en el corazón de su
hijo. Si usted le dice, si lo harás esto, entonces yo te lo doy esto, si no lo harás, no te lo doy-esto
significa la educación en la pasión o el objetivo de toda la actividad es obtener algo. De
acuerdo a conocimiento védico, los padres deben de educar a su hijo de la manera, ellos deben
explicarle en qué consiste el verdadero valor. El verdadero valor es el desarrollo de las buenas
cualidades del carácter.

Cuando los padres ya lo han podido a explicar esto, entonces ellos simplemente dicen, mira, ves
a estos niños ricos, en realidad les cuesta mucho a tener un buen carácter. ¿Por qué? Les cuesta
mucho a tener un buen carácter, porque ellos, antemano, tienen una conducta arrogante. Ellos
piensan que son los mejores, y por esto tienen una conducta egoísta. En realidad, estos niños

1
son muy desgraciados, porque si ellos tienen esta conducta, sus preocupaciones no tendrán fin,
ya que todo el mundo les va a envidiar. Por esto, en relación de que tú tienes menos dinero, en
realidad es la misericordia. Mira, tú puedes comunicarse con la gente de una manera más
sencilla, más noble. Pero a estos niños les resulta muy difícil de tener una amistad, ya que el
orgullo se les apoderó.

Cuando usted explica a sus hijos de esta manera, ellos lo comprenderán todo. Los niños tienen
un corazón muy sensible. Pero si usted crea unas relaciones tales como, a nosotros también nos
gustaría vivir así, pero no tenemos la posibilidad, el objetivo es la prosperidad material. O sea
usted va a educar en ellos no la prosperidad espiritual, el desarrollo de las buenas cualidades
del carácter, sino la prosperidad material y la envidia. Usted va a decir que tu amigo tiene un
coche, porque sus padres no son honestos. En cambio nosotros somos honestos. Nosotros no
les queremos. Significa la envidia.

¿Qué hacer cuando los vecinos, como un agradecimiento a la invitación de la comida, nos
traen cosas que no se encuentran en la bondad(los huevos, la carne, etc.)? ¿Hay que
explicarles o rechazarlo? Aceptarlo con un sentimiento de agradecimiento. No hay que
rechazar ni explicar. La carne es muy necesitada por los animales que viven en la calle. Si uno
entiende que es la carne, me refiero. Yo lo estoy diciendo que no se puede comerla, la gente
que está propensa a comerla lo hará. En cualquier caso, si uno ya no la come, él debe aceptarla
y amar a estos vecinos. Él debe alimentar con esta carne a los animales, esto es muy
auspicioso. No hay mal karma en esto. De hecho, esta acción es muy auspiciosa.

Mi vecino, lo veis solamente los vecinos en las notas-significa que hay envidia entre vecinos, no
me equivoqué. La cultura védica dice la verdad. Pues bien, mi vecino tiene 25 años y él tiene
una relación con una joven desde hace 7 años y no piensa a casarse. Yo le prohibí hacer sexo
en casa. Ellos se enfadaron mucho conmigo. La joven no viene más, y mi hijo se ha
distanciado y se ha vuelto un brusco y grosero. Un problema muy grave. Me siento culpable.

Es normal que usted se siente culpable. Porque hay cosas que fomentan apegos muy grandes.
La madre que rompe el amor de su hijo, se vuelve un enemigo para toda la vida. Por esto
madre debe… la atracción de hijo hacia la muchacha es más fuerte que a la madre, por esto
ella debe de mantener las relaciones maternales con su hijo, en cualquier caso. Si ella no le
educaba así, al respecto a sexo fuera del matrimonio, entonces en este caso ella debe a
aguantar todo lo que él está haciendo en relación de las mujeres. Si ella no va a aguantar esto,
y decirle cortésmente que esto no está bien, sino empezará a actuar de un modo severo, y si le
saldrá con éxito, o sea si su hijo le obedecerá, esto significa el odio, la cosa que va acumulando
en el corazón.

Prácticamente, la envidia se enciende en este momento, y pararla es muy difícil, es como el


fuego. Hay que pedir perdón a su hijo, decir que yo no tenía razón, perdóname si quieres,
mantén la relación como tú lo veas conveniente. No hay otra salida. Usted no podrá cambiarlo.
Él, igualmente, lo hará tal como él lo quiere. Se tenía que educarlo hasta los 13 años, ahora ya
es tarde. Ahora le va a educar la vida. No hay que estropear la relación con él, si no todo se
empeorará.

1
Cuando yo por la primera vez la he visto la amante de mi marido, entonces he sentido la
sensación de desagrado. Esto luego se ha convertido en un odio mutuo. ¿Cómo puedo vencer
este sentimiento? No quiero odiar.

Gracias por una nota muy buena. Es obvio, que aparece el odio. Lamentablemente yo no he
tocado este tema. Obviamente habrá el odio, si el marido tiene una amante o la mujer tiene un
amante. Es inevitable. Por esto los Vedas dicen que no hay que tener los amantes. Ahora los
psicólogos modernos dicen que hay que tener amantes para que tu vida sea más sana y feliz.
Ellos dicen que las funciones hormonales tendrán un buen funcionamiento. Algunos psicólogos
dicen así.

¿Qué funciones hormonales? Aparece una envidia muy fuerte en el corazón, incluso si uno no lo
sabe que su cónyuge tiene un amante. De inmediato, si uno empieza a tener las relaciones
sexuales con otro, de inmediato aparece la envidia hacia esta persona. Aunque si tú no le
conoces. Esto se manifiesta en un distanciamiento y una fuerte sensación de desagrado.
Aparece la decepción en la vida del ser cercano. Por esto no debe haber ningún amante, esto es
un karma horrible para los ambos. Si esto ha pasado, entonces aquí no se puede hacer nada.

Esto significa que tú en tu vida pasada o en esta lo has hecho lo mismo. Tú recibes las
consecuencias de tu karma. Para esto hay que empezar a cumplir sus obligaciones ante su
marido, desear la felicidad a su amante. Hacerlo es muy difícil. No hay otra salida, con que hay
que hacerlo. De contrario un sentimiento serpentino del odio se irá acumulando en el corazón.
Y luego este sentimiento se pasará al marido, a los hijos y a los padres, a cualquiera. Así la
envidia puede herir la persona en el corazón, porque existen tales situaciones.

Hay que tratar cumplir las obligaciones ante su marido. Puede que su corazón se derrita, pero
es muy difícil de hacerlo. Y puede que él se arrepentirá y romperá la relación con ella. Sin
embargo, aquí no se puede decir con la exactitud, qué pasará. Porque esta situación es muy
complicada. Por esto la mujer debe de cuidar mucho su familia, emplear toda su fuerza para
cumplir con las obligaciones femeninas ante su marido, para que no le apareciera siquiera tal
idea, de ir a buscar una amante. De acuerdo a los Vedas es posible.

Repite la definición de la envidia. Prácticamente, la envidia es la manifestación del ego falso.


La envidia es la interacción entre el ego falso de uno y el ego falso del otro. Nada más. El ego
falso significa vivir para sí mismo. Cuando uno quiere vivir para sí mismo, él impide vivir para sí
mismo a los demás. Simplemente la presencia del deseo impide a los demás vivir para sí
mismo.

Relación entre cónyuges. Los ambos quieren vivir para sí mismo. ¿Habrá riña entre ellos? Puede
que se verán una vez al día, pero tan pronto que se vean-aparece un sentimiento de desagrado.
¿Por qué? Esto significa que ambos quieren vivir para sí mismo. La envidia está presente y va a
romper su vida. Por esto, cuando hay un deseo de vivir para sí mismo, aparece el mismo deseo
a alguien que está cerca, aparece la envidia y la enemistad. La envidia significa la enemistad y
el odio.

¿Si una persona envidiosa se está degradando, en qué se manifiesta esto? Gracias por la
pregunta, yo no lo he tocado este tema. Primero se amplía el horizonte de su envidia. Es la

1
primera etapa de la degradación. Él empieza más y más a chismorrear acerca de los demás. A
principio él puede chismorrear acerca de la política, economía, acerca de las otras fes, o sea su
envidia será de un carácter impersonal. Allí está mal, aquí está mal, el país es muy malo, los
productos son malos, esto lo otro, él simplemente va a chismorrear de que está malo alrededor,
el tiempo es malo, la tierra es mala, algo está mal. Luego su envidia tomará un carácter
personal.

Él va diciendo que David Bisbal es malo, a las personas que se encuentran alrededor, pero están
fuera de su alcance directo. Él empieza a chismorrear que Bisbal es malo, este es malo, aquel es
malo, Rajoy es malo, sus chismorreos son de los políticos y artistas. Él lee solamente la
información que está relacionada con este tema. Y puesto que los redactores lo saben que hay
inclinación a la envidia, ellos imprimen mucho material acerca de esto. Incluso hay estadística,
que dice que de los artistas de quien hay más chismorreo-tienen más éxito.

Por esto, ahora cada artista trata de hacer alguna tontería, para que la gente pueda
chismorrear acerca de él y ser más popular. Ahora hay tal tendencia. Luego él empieza a
chismorrear de sus colegas del trabajo con sus familiares. La siguiente etapa, él empieza a
chismorrear de sus familiares con sus colegas del trabajo. La siguiente etapa, él empieza a
odiar a todo y a todos que le trata mal, se convierte en una serpiente. Con tal persona resulta
imposible de tener alguna relación.

En este momento le aparecen las enfermedades graves, él experimenta graves sufrimientos. Tal
persona nota grandes problemas en la vida. Él se priva de los medios para vivir, se priva de los
amigos, de familia, todo se le echa abajo en la vida. Además está enfermo gravemente. Esta es
la primera opción. La segunda opción, él se convierte en un reincidente, una persona
degradada, mata, viola, etc. Esto también es la manifestación de la envidia. El deseo de
aprovechar de un cuerpo femenino inocente, violarlo… esto es la manifestación de la envidia
hacia el sexo apuesto. Todos estos sadismos es la manifestación de la envidia.

¿Cómo desarrolla la envidia? Es un enemigo muy serio. La hija se fue a vivir con un chaval.
Los padres de la hija están en trance, ¿cómo se puede ayudarles? Tienen que escuchar la
clase. De otra manera usted no podrá ayudarles. Si usted les conoce, entonces ellos van a
escuchar a usted, escucharán a alguien desconocido. Que escuchen esta lección, entonces
habrá una ayuda real.

¿Cómo se explica que yo doy un trozo de pan a un perro o a un gato con más facilidad que un
dinero a un pedigüeño en la calle? Gracias por una buena pregunta. Resulta que dar un trozo
de pan a un perro, nos resulta más fácil, porque tenemos menos envidia a esos animales. ¿Qué
cosa impide de dar dinero a un pedigüeño? Solamente la envidia hacia él. Nosotros pensamos,
y si lo gastará en el alcohol. Y, de hecho, así lo es, en mayoría de los casos. Por esto, de acuerdo
a conocimiento védico, no tratad de dar dinero a un pobre, sino la comida. Si no la coge,
entonces no le deis nada. Porque esto significa que no le necesita nada. De acuerdo a los Vedas,
un pobre debe pedir solamente la comida o la ropa, nada más. Si él quiere el dinero, entonces
él no es un pobre. Un pobre es aquel que está hambriento y congelado. Si él no tiene hambre,
entonces él ya no es un pobre.

1
Esto significa que no hay que darle nada, él le está simplemente engañando. Si él tiene hambre
ahora, dadle y él lo comerá. Significa que es pobre. Si él tiene frío, dadle algo de ropa, él la
pondrá, significa que es un pobre. Si él está guardando todo esto, puede que es para los hijos.
Un pobre nunca rechaza una ropa vieja y la comida. Esto significa que es un pobre. Si lo está
rechazando, entonces hay que mandarlo en el muy, muy lejano, deseándole felicidad. En este
caso usted no hará nada malo. Hay que bromear de alguna manera, si no os estáis durmiendo.

¿Puede marido reconciliar las relaciones entre su mujer y sus padres, debe hacerlo?

Claro que debe. Si las relaciones se estropean entre… aquellas relaciones que yo he descrito, si
empiecen a torcerse, entonces cualquier miembro de la familia que ve esto, él debe desear
felicidad a toda esta gente, tratar de ayudar. Y hay que tratar de ayudar con el conocimiento,
hay que tratar de explicar las consecuencias de la situación, que ella puede convertirse en un
problema muy grande, del cual todos van a sufrir.

Lo más terrible consiste en que, si uno está tratando de superar la envidia, él no verá nada de
agradecimiento. Él verá que no hay guerra, nada más. Un diplomado no ve los
agradecimientos, cuando él actúa diplomáticamente, todos se aíra con él, los ambos lados,
pero hay que saber, que al menos no habrá guerra. No hay guerra-es bueno, ¿lo comprendéis?
Solamente hay que evitar la guerra, y saber esto es muy importante. Aquel que está superando
la envidia en sí mismo, y en los otros, él no sentirá, hasta un tiempo, los agradecimientos.
Luego, poco a poco, a lo mejor la gente lo comprenderá que él está haciendo una labor muy
importante.

¿Cómo se puede superar la envidia hacia el aspecto, la ropa, las cualidades de otra persona?
Solamente hay que comprender que esto no aporta la felicidad. Cuanto más cara la ropa, más
le envidian. Como le estás envidiando tú, de igual modo le están envidiando otros. ¿Entonces en
qué consiste la felicidad? Ya me lo han pedido terminar, vamos a sentarnos todos derechos, y
empezamos a desear la felicidad a todo el mundo. Hoy otra vez vamos a desear la felicidad por
el acompañamiento de la voz de una persona santa.