Está en la página 1de 11

3.

1 Concepto de Inteligencia Emocional

La capacidad para reconocer nuestros propios sentimientos y los de los


demás, para motivarse y gestionar la emocionalidad en nosotros mismos y
en las relaciones interpersonales”. (Goleman, 1998)

La inteligencia emocional como un conjunto de habilidades personales,


emocionales y sociales y de destrezas que influyen en nuestra habilidad para
adaptarnos y enfrentar las demandas y presiones del medio. Como tal,
nuestra inteligencia no cognitiva es un factor importante en la determinación
de la habilidad para tener éxito en la vida, influyendo directamente en el
bienestar general y en la salud emocional. (BarOn ,1997)

3.2 El modelo del inventario de BARON (I-CE)

La estructura del modelo de BarOn (1997) de inteligencia no cognitiva puede


ser vista desde dos perspectivas diferentes, una sistémica y otra topográfica.

La visión sistémica es la que ha sido descrita considerando los cinco


componentes mayores de la inteligencia emocional y sus respectivos
subcomponentes, que se relacionan lógica y estadísticamente. Por ejemplo:
relaciones interpersonales, responsabilidad social y empatía son partes de
un grupo común de componentes sistemáticamente relacionados con las
habilidades interpersonales, de ahí que se hayan denominado “componentes
interpersonales”.

Dichas habilidades y destrezas son los componentes factoriales de la


inteligencia no cognitiva y son evaluadas por el BarOn Emotional Quotient In-
ventory (BarOn EQ-I). Este inventario genera un cociente emocional y cinco
cocientes emocionales compuestos basados en las puntuaciones de 15
subcomponentes. (BarOn ,1997)
3.2.1 Componentes conceptuales de la inteligencia emocional y sus
factores

Los cinco principales componentes conceptuales de la inteligencia


emocional y social y sus factores de la inteligencia personal, emocional y
social evaluadas por el inventario de cociente emocional son: (BarOn ,1997)

Componente intrapersonal: Área que reúne los siguientes componentes:


- Comprensión emocional de sí mismo: La habilidad para percatarse
y comprender nuestros sentimientos y emociones, diferenciarlos y
conocer el porqué de éstos.
- Asertividad: La habilidad para expresar sentimientos, creencias y
pensamientos sin dañar los sentimientos de los demás y defender
nuestros derechos de una manera no destructiva.
- Autoconcepto: La habilidad para comprender, aceptar y respetarse a
sí mismo, aceptando nuestros aspectos positivos y negativos, así
como también nuestras limitaciones y posibilidades.
- Autorrealización: La habilidad para realizar lo que real- mente
podemos, queremos y disfrutamos de hacerlo.
- Independencia: Es la habilidad para autodirigirse, sentirse seguro de
sí mismo en nuestros pensamientos, acciones y ser in- dependientes
emocionalmente para tomar nuestras decisiones.
Componente interpersonal: Área que reúne los siguientes componentes:
empatía, responsabilidad social y relación interpersonal.
- Empatía: La habilidad de percatarse, comprender y apreciar los
sentimientos de los de- más.
- Relaciones interpersonales: La habilidad para establecer y mantener
relaciones mutuas satisfactorias que son caracterizadas por una
cercanía emocional e intimidad.
- Responsabilidad social: La habilidad para demostrarse a sí mismo
como una persona que coopera, contribuye y es un miembro
constructivo del grupo social.
Componente de adaptabilidad: Área que reúne los siguientes
componentes: prueba de la realidad, flexibilidad y solución de problemas.

- Solución de problemas: La habilidad para identificar y definir los


problemas como también para generar e implementar soluciones
efectivas.
- Prueba de la realidad: La habilidad para evaluar la correspondencia
entre lo que experimentamos (lo subjetivo) y lo que en la realidad
existe (lo objetivo).
- Flexibilidad: La habilidad para realizar un ajuste adecuado de
nuestras emociones, pensamientos y conductas a situaciones y
condiciones cambiantes.
Componente del manejo del estrés: Área que reúne los siguientes
componentes: tolerancia al estrés y control de los impulsos.
- Tolerancia al estrés: La habilidad para soportar eventos adversos,
situaciones estresantes y fuertes emociones sin “desmoronarse”,
enfrentando activa y positivamente el estrés.
- Control de los impulsos: La habilidad para resistir o postergar un
impulso o tentaciones para actuar y controlar nuestras emociones.
Componente del estado de ánimo en general: Área que reúne los
siguientes componentes:
- Felicidad: La habilidad para sentirse satisfecho con nuestra vida,
para disfrutar de sí mismo y de otros y para divertirse y ex- presar
sentimientos positivos.
- Optimismo: La habilidad para ver el aspecto más brillante de la vida
y mantener una actitud positiva, a pesar de la adversidad y los
sentimientos negativos.

3.3 El papel del docente en la educación emocional

Si se considera que el aprendizaje escolar es una actividad social


constructiva que realiza el o la estudiante, particularmente junto con sus
pares y el maestro o maestra, para lograr conocer y asimilar un objeto de
conocimiento, determinado por los contenidos escolares mediante una
permanente interacción con los mismos, de manera tal que pueda
descubrir sus diferentes características, hasta lograr darles el significado
que se les atribuye culturalmente. (García, Escalante, Fernández,
Escandón, Mustri, & Puga,2000)

Pero esto solo es posible si se toma en cuenta que la intervención del o


la docente es una ayuda insustituible en el proceso de construcción de
conocimientos por parte del o la educando, de manera tal que sin la
ayuda de este es muy probable que los alumnos y las alumnas no
alcancen determinados objetivos educativos , por cuanto el maestro o
maestra no enseña en abstracto, dejando de lado sus propias emociones
y sentimientos sino que, ya sea de manera explícita o implícita, transmite
los mismos en cada acto pedagógico que desarrolla. Así, ante un mismo
evento y en un mismo momento, la interpretación que haga el profesor o
profesora, dependerá del estado de consciencia que haya logrado
desarrollar de manera tal que la percepción que este o esta construya del
alumno o alumna, estará ligada a las informaciones cognitivas y
emocionales que posea el educando. (Casassus, J, 2006)

De ahí que el ejemplo de los educadores y educadoras se constituye en


un elemento recurrente por parte de los y las educandos, donde en
muchos casos se aprecia como un modelo a imitar. Es conocido que los
estudiantes tienden en muchas ocasiones a realizar y reproducir lo que
dicen y hacen sus maestros, incluyendo los comportamientos producto
de sus emociones, ya sea ante el dominio de conocimiento de imparten
o enseñan, o ante las actitudes que asumen frente a la vida,
particularmente en el caso niños. (Martínez, V ,2006)
Por otro lado, para insertarse con posibilidades de éxito dentro del
proceso educativo, el o la educando depende de su propia imagen la cual
está ligada a sus emociones y sentimientos, la que a su vez responde en
muchas ocasiones a la imagen generada por el docente. (Martínez, V
,2006)

La capacidad de identificar, comprender y regular las emociones es


fundamental por parte de los y las profesores, debido a que tales
habilidades influyen en los procesos de aprendizaje, en la salud física,
mental y emocional de los y las educandos y son determinantes para
establecer relaciones interpersonales positivas y constructivas con estos,
posibilitando una elevación en su rendimiento académico. (Cabello, R.,
Ruiz, D., Fernández, P,2010)

3.4 Las competencias emocionales

Existen diversos modelos de competencias emocionales. El modelo del


GROP (Grup de Recerca en Orientació Psicopedagògica) de la
Universitat de Barcelona, señala hay cinco grandes competencias:

La conciencia emocional: consiste en conocer las propias emociones


y las emociones de los demás. Esto se consigue a través de la
autoobservación, así como de la observación de las personas que nos
rodean. Conviene distinguir entre pensamientos, acciones y emociones;
comprender las causas y consecuencias de las últimas; evaluar su
intensidad; y reconocer y utilizar el lenguaje emocional de forma
apropiada, tanto en comunicación verbal como no verbal.

La regulación emocional: significa dar una respuesta apropiada a las


emociones que experimentamos. No hay que confundir la regulación
emocional con la represión. La regulación consiste en un difícil equilibrio
entre la represión y el descontrol. Son componentes importantes de la
habilidad de autorregulación, la tolerancia a la frustración, el manejo de
la ira, la capacidad para retrasar gratificaciones, las habilidades de
afrontamiento en situaciones de riesgo (hacer frente a la inducción al
consumo de drogas, violencia, etc.), el desarrollo de la empatía, etc.
Algunas técnicas concretas son: diálogo interno, introspección,
meditación, mindfullness, control del estrés (relajación, respiración),
autoafirmaciones positivas; asertividad; reestructuración cognitiva,
imaginación emotiva, cambio de atribución causal, etc. El desarrollo de
la regulación emocional requiere de una práctica continuada. Es
recomendable empezar por la regulación de emociones como ira, miedo,
tristeza, vergüenza, timidez, culpabilidad, envidia, alegría, amor, etc.

La autonomía emocional: es la capacidad de no verse seriamente


afectado por los estímulos del entorno. Se trata de tener sensibilidad con
invulnerabilidad. Esto requiere de una sana autoestima, autoconfianza,
percepción de autoeficacia, automotivación y responsabilidad. La
autonomía emocional es un equilibrio entre la dependencia emocional y
la desvinculación.

Las habilidades sociales: son las que facilitan las relaciones


interpersonales, sabiendo que éstas están entretejidas de emociones. La
escucha y la capacidad de empatía abren la puerta a actitudes
prosociales, que se sitúan en las antípodas de actitudes racistas,
xenófobas o machistas, que tantos problemas sociales ocasionan. Estas
competencias sociales predisponen a la constitución de un clima social
favorable al trabajo en grupo productivo y satisfactorio. Las emociones
interculturales son aquellas que experimentamos cuando estamos con
personas de otra etnia, color, cultura, lengua, religión, etc., y que según
se regulen de forma apropiada o no, pueden facilitar o dificultar la
convivencia.
Las competencias para la vida y el bienestar: son un conjunto de
habilidades, actitudes y valores que promueven la construcción del
bienestar personal y social. El bienestar emocional es lo más parecido a
la felicidad, entendida como la experiencia de emociones positivas. No
podemos esperar a que nos vengan dados los estados emocionales
positivos, sino que hay que construirlos conscientemente, con voluntad y
actitud positiva. Esto es posible y deseable. (Bisquerra, R,2008)

4.1 Rendimiento académico

4.1.1 Definición de Rendimiento académico

El producto que rinde o da el alumnado en el ámbito de los centros


oficiales de enseñanza, y que normalmente se expresa a través de
las calificaciones escolares. (Martínez, V,1996)

Nivel de conocimiento de un alumno medido en una prueba de


evaluación. En el rendimiento académico, intervienen además del
nivel intelectual, variables de personalidad (extroversión,
introversión, ansiedad…) y motivacionales, cuya relación con el
rendimiento académico no siempre es lineal, sino que está modulada
por factores como nivel de escolaridad, sexo, actitud. Cortéz, M,(s.f.)

Implica el cumplimiento de las metas, logros y objetivos establecidos


en el programa o asignatura que cursa un estudiante, expresado a
través de calificaciones, que son resultado de una evaluación que
implica la superación o no de determinadas pruebas, materias o
cursos. (Caballero, C, Abello, R & Palacio, J,2007)
4.2 Factores que intervienen en el rendimiento académico
Factores que pueden influir en el rendimiento de los estudiantes:

- Factores institucionales: las características estructurales y funcionales


de cada institución, los horarios académicos, el tamaño de grupos, los
servicios de biblioteca, el ambiente institucional, etc. Pueden ser aspectos
que influyen en el rendimiento académico.
- Factores pedagógicos: el papel del docente es vital, la metodología
estrategia de enseñanza utilizada, la capacidad de comunicación del
profesor, las relaciones entre profesorado-alumnado, el interés y motivación
del profesor en la enseñanza, etc.
- Factores psicosociales: las características personales del estudian-te
como la motivación, la ansiedad, la autoestima en el contexto académico, el
interés y nivel de aspiraciones, aptitud intelectual, habilidades sociales y de
estudio, intereses de proyección profesional, asistencia y participación en las
clases, etc.

- Factores sociodemográficos: el sexo del estudiante, el nivel económico


familiar, el tipo de centro educativo de procedencia (público o privado), el
nivel educativo de los padres, la situación laboral, etc. (García, J,2000)

4.3 Escala de Calificación de los Aprendizajes en la Educación Básica Regular

Mediante los siguientes calificativos, se representa el nivel de logro, es decir, el


grado de desarrollo o adquisición alcanzado por el estudiante en relación con
los aprendizajes previstos o esperados.

ESCALA DE CALIFICACIÓN NIVEL SECUNDARIA


NIVEL CALIFICACIÓN DESCRIPCIÓN
Cuando el estudiante evidencia el
logro de los aprendizajes previstos,
20 - 18 demostrando incluso un manejo
solvente y muy satisfactorio en todas
las tareas propuestas.
SECUNDARIA Cuando el estudiante evidencia el
17 - 14 logro de los aprendizajes previstos
en el tiempo programado.
Cuando el estudiante está en
13 - 11
camino de lograr los aprendizajes
previstos, para lo cual requiere
acompañamiento durante un tiempo
razonable para lograrlo.
Cuando el estudiante está
empezando a desarrollar los
aprendizajes previstos o evidencia
dificultades para el desarrollo de
10 - 00
éstos y necesita mayor tiempo de
acompañamiento e intervención del
docente de acuerdo con su ritmo y
estilo de aprendizaje.

En Educación Secundaria se emplea la escala vigesimal. La nota mínima


aprobatoria es once (11). Cada calificativo representa lo que el estudiante es capaz
de hacer en cada criterio de evaluación (capacidades de área y actitudes). Éste, a
su vez, comprende un conjunto de indicadores. El calificativo de cada criterio se
obtiene mediante promedio simple. (DCN ,2005)
BIBLIOGRAFÍA
Inteligencia emocional

Goleman, D. (Setiembre de 2010), La inteligencia emocional y sus principales


modelos: Propuesta de un modelo integrador. Revista Digital del Centro
del Profesorado Cueva-Olula (Almeria). Vol.3 (N°6), p.45.

BarOn, R. (2001). La evaluación de la inteligencia emocional a través del inventario


de BarOn (I-CE) en una muestra de Lima Metropolitana. Recuperado de
http://fresno.ulima.edu.pe/sf/sf_bdfde.nsf/OtrosWeb/Persona4Evaluacion/$fil
e/05-PERSONA4-ugarriza.pdf

García, L., Escalante, L., Fernández, L., Escandón, M., Mustri, A. & Puga, I. (enero
del 2012), La educación emocional, su importancia en el proceso de
aprendizaje. Revista Educación.Vol.36(N°1)
Casassus, J. (2012). La educación emocional, su importancia en el proceso de
aprendizaje. Revista Educación.Vol.36(N°1)
Martínez, V (2012) La educación emocional, su importancia en el proceso de
aprendizaje. Revista Educación.Vol.36(N°1)
Cabello, R., Ruiz, D., Fernández, P. (2010). La educación emocional, su importancia
en el proceso de aprendizaje. Revista Educación.Vol.36(N°1)
Bisquerra, R. (2016). Educación emocional. Documento inédito elaborado para las
I Jornadas del Máster en Resolución de Conflictos en el Aula.

Rendimiento académico

Martínez, V (2001), Factores familiares vinculados al bajo rendimiento. Revista


Complutense de Educación. Vol.12 Núm. 1
Cortéz, M. (s.f.) Definición de rendimiento escolar. Recuperado de
https://www.psicopedagogia.com/definicion/rendimiento%20escolar
Caballero, C, Abello, R & Palacio, J. (2015). Sobre el rendimiento escolar,
Propósitos y Representaciones,3(1), p.10-11.doi: http://
dx.doi.org/10.20511/pyr2015.v3n1.74

García, J. (noviembre del 2015), Factores que intervienen en el rendimiento


académico universitario: Un estudio de caso. Red de Revistas Científicas de
América Latina, el Caribe, España y Portugal.Vol. 31, (N°6), p.5.

DCN (2005), Diseño Curricular Nacional de Educación Básica Regular. Recuperado


dehttp://www.minedu.gob.pe/normatividad/reglamentos/DisenoCurricularNa
cional.pdf