Está en la página 1de 5

MEDIOS DE COMUNICACIÓN E INFORMACIÓN

La televisión. Uno de los grandes protagonistas de nuestros tiempos. Existe un


aparato de televisión en prácticamente cada casa del mundo, emitiendo su
contenido de variedades, noticias, entretenimiento y publicidad a través de los
millares de canales existentes.

La radio. La gran desplazada por el invento televisivo, ocupa hoy en día un lugar
en los vehículos de transporte que no pueden prescindir de la vista y la atención
de su conductor, así como en la formación de comunidades vintage de
radioescuchas.

El periódico. Entre los medios de comunicación masiva más importantes y de


más larga trayectoria, la prensa escrita sigue siendo uno de los principales, si bien
se acusa su gradual migración hacia formatos digitales. Publicidad, información y
opinión tienen cabida en su formato económico y desechable.
El teléfono tradicional. Creado en 1877, es un aparato en franco desuso,
desplazado por el crecimiento vertiginoso del teléfono móvil y de las
comunicaciones por Internet. Responde a un modelo de comunicación sonora y
estática muy del siglo pasado.

Telefonía celular. Uno de los medios comunicativos en auge, de la mano de


Internet, la telefonía celular ha superado los esquemas tradicionales del teléfono
casero, incorporando el envío de mensajes y de información de toda índole a
través de distintos servicios de intercambio a distancia.

Correo postal. Aún en uso en muchos países para compras y envío de


comunicaciones oficiales, pero totalmente desplazado por los medios de
comunicación modernos. Gran Bretaña, de hecho, se jacta de tener el mejor
servicio de correos del mundo.
El fax. El fax (facsímil) fue un importante antecesor de las transmisiones de
imagen contemporáneas. Permitía el envío de imágenes convertidas en impulsos
digitales a través de la red telefónica. Un híbrido entre teléfono y fotocopiadora.

El cine. Inventado a finales del siglo XIX, se sostiene en nuestros días gracias a
las nuevas tecnologías (hoy en día casi todo es digital), siendo un medio dilecto de
millones de espectadores mundialmente.

Redes sociales. Entre los más recientes aportes de la Internet están las redes
sociales, unificando diversos aparatos dotados de conectividad en una misma idea
de comunidad virtual de intereses. Es una tecnología tremendamente popular y en
discusión, por las potencias y peligros de una exposición tan grande como la que
entrañan.
La voz humana. El primer y más ecológico medio de comunicación. Inalámbrico,
gratuito, de alcance limitado e inmediato.

Internet. La gran fuente de emisiones y comunicaciones contemporánea, la red de


redes, la superautopista de la información… como queramos llamarla, es el medio
más potente de transmisión de datos del mundo. Funciona como un sistema de
protocolos y de emisión por paquetes de alcance mundial, veloz y diversificado.

La historieta. Sobreviviendo a sus orígenes decimonónicos y a su época dorada a


mediados del siglo XX, ha sabido migrar al formato digital para conservar su
importancia de cara a públicos juveniles e infantiles, pero también adultos y
artísticos.

El telégrafo. Esto ya es historia de la comunicación. Era un aparatito que


empleaba señales eléctricas para recibir y transmitir mensajes cifrados. Fue la
primera forma de comunicación eléctrica del mundo, inventada en el siglo XIX.
El libro. Quizá no tan veloz, ni masivo, ni moderno como otros medios, el libro se
mantiene como el medio imperecedero para comunicar a un emisor y a varios
receptores (uno solo a la vez por libro), tanto en materia informativa como de
entretenimiento. Es portable, económico y tradicional, pero va a contramano de la
rapidez contemporánea.

Radioafición. Los radioaficionados emplean las bandas de radio para emitir y


recibir mensajes de manera privada, al estilo de los walkie-talkies de vigilantes y
cuidadores. Se trata de un medio casi artesanal: poco alcance y baja nitidez.