Está en la página 1de 2

¿Qué es un Principio?

Es una Proposición clara y evidente no susceptible de demostración sobre la cual se funda una
determinada valoración de justicia de una sociedad y se construyen las instituciones del Derecho y
que en un momento histórico determinado informa del contenido de las normas jurídicas de un
Estado.

CONCEPTO

Es una Proposición clara y evidente no susceptible de demostración sobre la cual se funda una
determinada valoración de justicia de una sociedad y se construyen las instituciones del Derecho y
que en un momento histórico determinado informa del contenido de las normas jurídicas de un
Estado.

Un principio es una aspiración, es una guía, un indicador, es la orientación central de un sistema.

Una proposición es una enunciación clara, evidente, incuestionable y universalmente válida y


verdadera no susceptible de demostración sobre la cual se funda una ciencia. Es lo opuesto a un
postulado

¿QUÉ SON LOS PRINCIPIOS PROCESALES?

Debemos de entender por principios procesales aquellos criterios que dirigen la estructura y
funcionamiento de un procedimiento jurídico.

En ese sentido, los principios procesales son las directrices de carácter general que orientan la
realización adecuada de los actos dentro del proceso.

Concepto de Derecho Procesal Laboral.

Es el conjunto de normas jurídicas que regulan la actividad jurisdiccional que el Estado realiza a
través de los tribunales del Trabajo para solucionar los conflictos laborales, ya sea mediante la
Conciliación y de no ser posible esta mediante el arbitraje, con el propósito de mantener el orden
jurídico y económico entre la fuerza laboral y el capital.

1. PRINCIPIO DE CONCENTRACIÓN: Manifiesta que debe haber el menor número posible de


audiencias para que el Juez pueda tener una misma impresión en de un asunto en una sola
ocasión. Generalmente se habla de este principio cuando hablamos de cuestiones
incidentales que surjan en el procedimiento y se reservan para la sentencia definitiva a fin
de evitar que el proceso se paralice o se dilate, lo que exige a la vez el menor número posible
de los llamado de artículos de previo y especial pronunciamiento, excepciones dilatorias y
los recursos con efectos suspensivos.
2. Principio de Publicidad: Las audiencias y actuaciones que se celebren ante los Tribunales del
Trabajo, serán públicas y por consecuencia podrán ser presenciadas por las partes o por
cualquier interesado.
3. Principio de sencillez. De fácil comprensión, éste principio establece el poco formalismo que
debe tener el proceso laboral. Con el fin de facilitar la aplicación de la justicia de forma
rápida, el principio de sencillez debe ponerse en práctica por todas las partes procesales
que intervengan, a fin de no volver tedioso un juicio laboral.
4. Principio de impulso procesal de oficio. entablada la relación litigiosa, y si se cumplen con
los requisitos legales establecidos, el juez de oficio, es decir, de propia iniciativa, deberá
establecer la sucesión de cada etapa procesal contemplada en el Código de Trabajo. Por lo
tanto, el juez, ante quien pende el juicio, está en la obligación de dar el trámite que
corresponde a cada una de las situaciones que se presenten, apegado a la ley
5. Principio de economía procesal. "Es un principio director de las distintas disciplinas de la
ciencia procesal, si bien, en el derecho instrumental obrero se hace sentir con mucha mayor
fuerza, ya que en los conflictos laborales, las partes son marcadamente desiguales; por un
lado está el empleador, la empresa económicamente poderosa, y por el otro el empleado,
económicamente débil. El primero capaz de sostener un proceso largo y complicado; el
segundo imposibilitado de mantener procesos lentos, caros, con intervención de abogados
y con formalidades de orden técnico."
6. Principio de oralidad. Por lo general muchas de las ramas procesales tienen como principio
fundamental el de oralidad; éste constituye uno de los principios fundamentales dentro del
proceso ordinario laboral. Este principio se encuentra estrechamente ligado con el de
celeridad procesal, pero también con el principio de formalidad, el cual debe reducirse al
máximo en el derecho procesal laboral, puesto que esto ayudaría a impartir justicia con
prontitud.
7. Flexibilidad en la apreciación de la prueba. Este principio radica en la existencia
especialmente dentro del trámite del juicio ordinario, del sistema de apreciaron y
valoración de la prueba denominado apreciación de la prueba en conciencia, es el que
permite al juez de trabajo y previsión social, valorar y apreciar la prueba aportada al juicio.