Está en la página 1de 7

Infecciones de Transmisión Sexual

Objetivo General:

Aprender mas a fondo mediante un trabajo de investigación sobre las enfermedades de


transmisión sexual y sus consecuencias.

Objetivos Específicos:

 Es investigar y conocer un poco mas a fondo las enfermedades de tansmision sexual.


 Conocer como se contagia la enfermedad y las secuelas que deja.
 Averiguar si hay cura.
 Nombrar algunas formas de prevención

¿Qué es I.T.S?

Las infecciones de transmisión sexual (ITS), también son conocidas


como enfermedades de transmisión sexual (ETS) o clásicamente
como enfermedades venéreas, son un conjunto de entidades
clínicas infectocontagiosas agrupadas por tener en común la misma
vía de transmisión: se transmiten de persona a persona solamente
por medio de contacto íntimo que se produce, casi exclusivamente,
durante las relaciones sexuales.

Clases de Enfermedades:Existen varias y son:

Infección por el VIH y SIDA

El SIDA o síndrome de inmunodeficiencia adquirida fue identificadopor primera vez en Estados


Unidos en 1981. Está producido por el VIH o virus de la inmunodeficiencia humana, un virus que
destruye la capacidad del organismo para enfrentarse a las infecciones. Existen millones de
personas infectadas por el VIH en todo el mundo. Las personas que tienen SIDA son muy
susceptibles a muchas enfermedades infecciosas potencialmente graves, llamadas infecciones
oportunistas, así como a determinados tipos de cáncer. La transmisión del virus se produce
principalmente durante la actividad sexual y por compartir agujas para inyectarse drogas
intravenosas.
Clamidias (infección por Chlamydia)

Esta infección es actualmente la ETS más común de todas las producidas por bacterias. Tanto en
hombres como en mujeres, la clamidiasis puede producir una secreción genital anormal y una
sensación de quemazón al orinar. En las mujeres la
clamidiasis no tratada puede producir una enfermedad
inflamatoria pélvica, que es una de las principales causas
de embarazo ectópico e infertilidad en las mujeres. Sin
embargo, muchas personas con infección por Chlamydia
prácticamente no tienen síntomas de infección. Una vez
identificada la clamidiasis, la persona puede ser tratada
eficazmente con un antibiótico.

Herpes genital

Esta ETS también afecta a muchas personas cada año. El herpes genital está causado por la
infección por el virus del herpes simples (VHS). Los principales síntomas de la infección por el
herpes son las ampollas dolorosas o las úlceras abiertas en el área genital. Pueden venir
precedidas por una sensación de pinchazos o quemazón
en las piernas, nalgas o región genital. Las úlceras del
herpes generalmente desaparecen en dos o tres semanas,
pero el virus permanece en el cuerpo para toda la vida y
las lesiones pueden volver a aparecer de tanto en tanto. El
herpes genital severo o frecuente debe ser tratado con un
fármaco antivírico prescrito por el médico. Estos fármacos
ayudan a controlar los síntomas, pero no eliminan el virus
del herpes del organismo. Las mujeres que se contagian
de herpes genital durante el embarazo pueden transmitir
el virus a su hijo y la infección por el VHS no tratada en el
recién nacido puede producir retraso mental y muerte.
Verrugas genitales

Las verrugas genitales, también llamadas verrugas venéreas o


condilomas acuminados, están producidas por el virus del
papiloma humano (VPH), un virus relacionado con el virus
que causa las verrugas vulgares de la piel. Generalmente las
verrugas genitales aparecen inicialmente como bultos
pequeños, duros e indoloros en el área vaginal o en el pene o
alrededor del ano. Si no se tratan, pueden crecer y desarrollar
una apariencia carnosa, parecida a una coliflor. Además de
verrugas genitales, algunos VPH de tipo de alto riesgo
producen cáncer de cuello de útero y otros cánceres
genitales. Las verrugas genitales se tratan con un fármaco
tópico aplicado sobre la piel, por congelación o si reaparecen,
mediante inyección de un tipo de interferón. Si las verrugas
son muy grandes pueden ser eliminadas mediante cirugía.

Gonorrea

Siguen siendo numerosos los casos de gonorrea diagnosticados cada año en nuestro país. Los
síntomas más comunes de la gonorrea son la secreción vaginal o por el pene y la micción difícil o
dolorosa. Las complicaciones más frecuentes y graves aparecen en las mujeres, igual que con la
clamidiasis, y entre ellas se encuentran la
enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), el
embarazo ectópico y la infertilidad. Desde
siempre la penicilina ha sido el
tratamiento empleado contra la
gonorrea, pero en la última década han
aparecido numerosas resistencias, por lo
que en estos casos el tratamiento debe
emplear nuevos antibióticos o una
combinación de ellos.

Sífilis

La incidencia de la sífilis ha aumentado y disminuido drásticamente en los últimos años. Los


primeros síntomas de la sífilis pueden no ser detectados puesto que son muy leves y desaparecen
espontáneamente. El síntoma inicial es un chancro: una úlcera abierta no dolorosa que
generalmente aparece en el pene o alrededor o en el interior de la vagina. También puede
aparecer cerca de la boca, el ano o en las manos. Sin
tratamiento la sífilis evoluciona a estados más
avanzados, en donde aparece una erupción cutánea
transitoria, y finalmente, una afectación grave del
corazón y el sistema nervioso central, que se desarrolla
durante años. La penicilina sigue siendo el antibiótico
más eficaz para el tratamiento de las personas que
tienen sífilis.

Tricomoniasis

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual caracterizada por la infección del


aparato urogenital del hombre y de otros animales por protozoos de la especie Trichomonas
vaginalis.

En los seres humanos, Trichomonas vaginalis se


suele trasmitir a través de las relaciones
sexuales. En las mujeres es habitual encontrarlo
en la vagina, donde con frecuencia origina
sensación de quemazón, prurito y exudado
irritativo; en los hombres puede afectar a la
próstata; y en ambos sexos irritar la uretra y la
vejiga. La administración oral de metronidazol
erradica la infección; es necesario el tratamiento
de los dos componentes de la pareja sexual.

Piojo Púbico

Los piojos púbicos son insectos diminutos, de cuerpo plano y


sin alas, que viven en la piel. En inglés también se los llama
"crabs" (cangrejos) porque tienen "garras" que usan para
aferrarse al pelo. Son de color marrón claro y del tamaño de
una cabeza de alfiler. Los piojos púbicos se alimentan de la
sangre del organismo huésped, pero pueden vivir hasta 24
horas fuera del mismo. Los piojos púbicos infectan las partes
peludas o velludas del cuerpo, sobre todo alrededor del pelo
púbico. Parecen costras pequeñas a simple vista. Sus huevos
pueden verse en el pelo cerca de la piel, en la forma de pequeños puntos blancos pegados al pelo.
El período de incubación de los huevos es de seis a ocho días.
Chancro

Es una lesión, como especie de herida a veces puede ser


dura y sacar costra o puede ser blanda y estar llena de
pus, a veces los encuentras de tamaño muy grande (en el
caso de la sífilis) la sífilis produce un chancro en genitales
y boca en sus dos primeras fases y aparte existe una
enfermedad que se llama chancro blando o chancoride
que tienen a causar muchos chancros (obvio) en los
genitales, tienden a ser bastantes dolorosos, purulentos y
fétidos (mal olientes), también puedes encontrar chancro
duro que es la misma chancroide pero no están tan
infectados y forman costras duras.

Medios Preventivos para las E.T.S:

. Usar siempre correctamente el preservativo cuando haya penetración y mejor aún durante toda
la relación.

. Si no se dispone de preservativo, o simplemente no se desea llegar a la penetración, conviene


practicar el sexo más seguro por medio de besos, caricias, masturbaciones...

. Realizar una correcta higiene de los genitales. El lavado se hará de delante hacia la zona anal y
nunca al revés, en el caso de las chicas.

. No abusar de las duchas vaginales.

. Cambiar de tampones por lo menos tres veces al día.

. Acudir al médico sin ningún miedo cuando aparezca algún síntoma anormal en la piel o mucosas
genitales.

. Realizar revisiones ginecológicas de forma periódica.

. No auto medicarse ni abusar de los antibióticos.

Medios de Prevención para los embarazos no


deseados:

Métodos mecánicos o de barrera:

- Preservativo masculino o condón: Funda


generalmente de látex, muy fina y resistente que se
coloca desenrollándolo en el pene en erección, impidiendo así que
el semen de la eyaculación se aloje en la vagina.

- Preservativo femenino: Es una funda de poliuretano, más ancho


que el masculino y provisto de un anillo rígido de unos 10 cm. de
diámetro en el extremo abierto y de un segundo anillo más
estrecho situado en el interior del preservativo.

- Dispositivo intrauterino (D.I.U.): Es un pequeño aparato de plástico y metal (cobre o plata y


cobre) muy flexible, que se introduce en el interior del útero. Ante su presencia, se segrega mayor
cantidad de flujo dificultando el ascenso de los espermatozoides a través de él. Altera el
movimiento de las trompas de Falopio dificultando la fecundación.

Métodos químicos y hormonales:

- Píldora anticonceptiva: Es un compuesto de hormonas


sintéticas similares a las naturales de la mujer
(estrógenos y progesterona). Al tomarlas la hipófisis
deja de mandar ordenes al ovario para que este
produzcan estas hormonas, por lo que el ovario queda
en reposo y no hay ovulación, por tanto no puede haber
fecundación, lo que hace imposible el embarazo.

- Inyección hormonal: Se trata de administrar a la mujer en forma de inyección la cantidad de


hormonas de un envase o más de píldoras anticonceptivas. Así la frecuencia de las inyecciones
puede ser cada cuatro, ocho o doce semanas. La composición puede variar: sólo de progesterona
o combinando estrógeno y progesterona. Produce el mismo efecto anticonceptivo que la píldora.

- Implante hormonal: El implante está formado por 6 pequeños tubos del tamaño de una cerilla
que se insertan bajo la piel del brazo de la mujer y que van liberando lentamente hormonas
sintéticas (progestágeno, similar a la hormona natural producida por el cuerpo de la mujer) en el
organismo en una dosis constante y muy baja, estas hormonas evitan que los ovarios expulsen los
óvulos además de causar cambios en la pared uterina y en el moco cervical.
- Espermicidas: Los espermicidas se clasifican como
métodos de barrera química. Existen en el mercado en
forma de cremas, geles y óvulos vaginales. Tienen una doble
acción, por un lado el ingrediente activo o agente
espermicida inmoviliza o mata a los espermatozoides, y por
el otro, la emulsión que contiene la sustancia activa forma
una barrera que bloquea la apertura del cérvix. Deben ser
siempre utilizados en combinación con otros métodos
anticonceptivos, ya que por sí solos tienen muy poca
eficacia.

Métodos quirúrgicos:

- Ligadura de trompas: Es una intervención quirúrgica que se realiza en la mujer, con anestesia
general. Consiste en seccionar o bloquear las trompas de Falopio (con clips, anillas o
electrocoagulación), esto impide el recorrido del óvulo por la trompa en dirección al útero y por
tanto la fecundación. Es permanente e irreversible.

- Vasectomía: Es una intervención quirúrgica que se


practica en el varón con anestesia local. Consiste en
cortar o pinzar los conductos deferentes con el fin de
que el semen eyaculado no contenga espermatozoides.

Conclusión:

Las ETS son enfermedades infectocontagiosas que se transmiten mayormente por vía sexual,
aunque existen otras formas de transmisión.

En su gran mayoría son pueden ser curadas si se tratan a tiempo. Por esto es importante estar
informados acerca de los signos, síntomas y manifestaciones de éstas, para estar prevenidos
frente a cualquier situación riesgosa.

Está claro que los responsables de que estas enfermedades se propaguen somos nosotros y
nosotras mismas por lo que hay que querernos y respetarnos un poquito para evitar las grandes y
fatales consecuencias de las ETS, para lo cual existen medio preventivos tanto para evitar
contagios como embarazos no deseados.