Está en la página 1de 5

CALORÍMETRO

El calorímetro es un instrumento que sirve para medir las cantidades de calor suministradas o
recibidas por los cuerpos. Es decir, sirve para determinar el calor específico de un cuerpo, así
como para medir las cantidades de calor que liberan o absorben los cuerpos.

El tipo de calorímetro de uso más extendido consiste en un envase cerrado y perfectamente


aislado con agua, un dispositivo para agitar y un termómetro. Se coloca una fuente de calor en el
calorímetro, se agita el agua hasta lograr el equilibrio, y el aumento de temperatura se comprueba
con el termómetro. Si se conoce la capacidad calorífica del calorímetro (que también puede
medirse utilizando una fuente corriente de calor), la cantidad de energía liberada puede calcularse
fácilmente. Cuando la fuente de calor es un objeto caliente de temperatura conocida, el calor
específico y el calor latente pueden ir midiéndose según se va enfriando el objeto.

Funcionamiento básico

Muchos calorímetros utilizan el principio de carga dual, en el cual una absorbe mientras que la
segunda actúa como temperatura de referencia.

El sensor de temperatura registra la diferencia entre las temperaturas de las 2 cargas.

En teoría los efectos de las fluctuaciones de la temperatura externa se cancelan debido a la


simetría, sin embargo si los alrededores no tienen una temperatura uniforme el gradiente de
temperatura puede causar error.

Tipos De Calorímetros

 Estáticos.
 No estáticos.
 Permanentes.
 Pretermicos

Ejemplo:

Considere un bloque de cobre de masa igual a 500 g a la temperatura de 20 °C. Siendo: c cobre =
0,093 cal /g °C. Determine: a) la cantidad de calor que se debe ceder al bloque para que su
temperatura aumente de 20 °C a 60 °C y b) ¿cuál será su temperatura cuando sean cedidas al
bloque 10.000 cal?

Un bloque de 300 g de hierro se encuentra a 100 °C. ¿Cuál será su temperatura cuando se retiren
de él 2.000 cal? Sabiendo que: c hierro = 0,11 cal /g °C.

Sean 400 g de hierro a la temperatura de 8 °C. Determine su temperatura después de haber


cedido 1.000 cal. Sabiendo que: c hierro = 0,11 cal /g °C.

Para calentar 600 g de una sustancia de 10 °C a 50 °C fueron necesarias 2.000 cal. Determine el
calor específico y la capacidad térmica de la sustancia.

¿Cuál es la cantidad de calor necesaria para elevar la temperatura de 300 g de cobre de 20 °C a


60 °C?. Siendo: c cobre = 0,093 cal /g °C.
CALOR ESPECÍFICO

El calor específico es la energía necesaria para elevar 1 ºC la temperatura de un gramo de materia o


sustancia. El concepto de capacidad calorífica es análogo al anterior pero para una masa de un mol de
sustancia (en este caso es necesario conocer la estructura química de la misma).

El calor específico es un parámetro que depende del material y relaciona el calor que se proporciona a una
masa determinada de una sustancia con el incremento de temperatura:

donde:

 Q es el calor aportado al sistema.


 m es la masa del sistema.
 c es el calor específico del sistema.
 ΔT es el incremento de temperatura que experimenta el sistema.

Las unidades más habituales de calor específico son:

[c] =

[c] =

El calor específico de un material depende de su temperatura; no obstante, en muchos procesos


termodinámicos su variación es tan pequeña que puede considerarse que el calor específico es constante.
Asimismo, también se diferencia del proceso que se lleve a cabo, distinguiéndose especialmente el "calor
específico a presión constante" (en un proceso isobarico) y "calor específico a volumen constante (en un
proceso isocoro).

De esta forma, y recordando la definición de caloría, se tiene que el calor específico del agua es
aproximadamente:
=
CAPACIDAD CALORÍFICA

La capacidad calorífica de una sustancia es una magnitud que indica la mayor o menor dificultad que presenta
dicha sustancia para experimentar cambios de temperatura bajo el suministro de calor. Se denota por C y se
define como:

C=

Dado que:

C = mc

De igual forma se puede definir la capacidad calórica molar como:

Cn = nc
CALOR

El calor es la transferencia de energía entre diferentes cuerpos o diferentes zonas de un mismo cuerpo que
se encuentran a distintas temperaturas. Este flujo siempre ocurre desde el cuerpo de mayor temperatura hacia
el cuerpo de menor temperatura, ocurriendo la transferencia de calor hasta que ambos cuerpos se encuentren
en equilibrio térmico.

La energía puede ser transferida por diferentes mecanismos, entre los que cabe reseñar la radiación, la
conducción y la convección, aunque en la mayoría de los procesos reales todos se encuentran presentes en
mayor o menor grado.

La energía que puede intercambiar un cuerpo con su entorno depende del tipo de transformación que se
efectúe sobre ese cuerpo y por tanto depende del camino. Los cuerpos no tienen calor, sino energía interna.
El calor es parte de dicha energía interna (energía calorífica) transferida de un sistema a otro, lo que sucede
con la condición de que estén a diferente temperatura.

Unidades de medida

La unidad de medida del calor en el Sistema Internacional de Unidades es la misma que la de la energía y el
trabajo: el Joule (unidad de medida).

Otra unidad ampliamente utilizada para la cantidad de energía térmica intercambiada es la caloría (cal), que
es la cantidad de energía que hay que suministrar a un gramo de agua a 1 atmósfera de presión para elevar
su temperatura 1 °C. La caloría también es conocida como caloría pequeña, en comparación con la kilocaloría
(kcal), que se conoce como caloría grande y es utilizada en nutrición.

1 kcal = 1.000 cal

Joule, tras múltiples experimentaciones en las que el movimiento de unas palas, impulsadas por un juego de
pesas, se movían en el interior de un recipiente con agua, estableció el equivalente mecánico del calor,
determinando el incremento de temperatura que se producía en el fluido como consecuencia de los
rozamientos producidos por la agitación de las palas:

1 cal = 4,184 J

El joule (J) es la unidad de energía en el Sistema Internacional de Unidades, (S.I.).

El BTU, (o unidad térmica británica) es una medida para el calor muy usada en Estados Unidos y en muchos
otros países de América. Se define como la cantidad de calor que se debe agregar a una libra de agua para
aumentar su temperatura en un grado Fahrenheit, y equivale a 252 calorías.

Transmisión de calor

Artículo principal: Transmisión de calor

El calor puede ser transmitido de tres formas distintas: por conducción, por convección o por radiación.

 Conducción térmica: es el proceso que se produce por contacto térmico entre dos ó más cuerpos,
debido al contacto directo entre las partículas individuales de los cuerpos que están a diferentes
temperaturas, lo que produce que las partículas lleguen al equilibrio térmico. Ej: cuchara metálica en
la taza de té.

 Convección térmica: sólo se produce en fluidos (líquidos o gases), ya que implica movimiento de
volúmenes de fluido de regiones que están a una temperatura, a regiones que están a otra
temperatura. El transporte de calor está inseparablemente ligado al movimiento del propio medio. Ej.:
los calefactores dentro de la casa.
 Radiación térmica: es el proceso por el cual se transmite a través de ondas electromagnéticas.
Implica doble transformación de la energía para llegar al cuerpo al que se va a propagar: primero de
energía térmica a radiante y luego viceversa. Ej.: La energía solar.

La conducción pura se presenta sólo en materiales sólidos.

La convección siempre está acompañada de la conducción, debido al contacto directo entre partículas de
distinta temperatura en un líquido o gas en movimiento.

En el caso de la conducción, la temperatura de calentamiento depende del tipo de material, de la sección del
cuerpo y del largo del cuerpo. Esto explica por qué algunos cuerpos se calientan más rápido que otros a pesar
de tener exactamente la misma forma, y que se les entregue la misma cantidad de calor.

TEMPERATURA

La temperatura es una magnitud referida a las nociones comunes de caliente o frío. Por lo general, un objeto
más "caliente" tendrá una temperatura mayor, y si fuere frío tendrá una temperatura menor. Físicamente es
una magnitud escalar relacionada con la energía interna de un sistema termodinámico, definida por el
principio cero de la termodinámica. Más específicamente, está relacionada directamente con la parte de la
energía interna conocida como "energía sensible", que es la energía asociada a los movimientos de las
partículas del sistema, sea en un sentido traslacional, rotacional, o en forma de vibraciones.

Ley cero de la termodinámica

La Ley cero de la termodinámica, que establece que si dos sistemas A y B están en equilibrio térmico, con un
tercer sistema C, entonces los sistemas A y B estarán en equilibrio térmico entre sí. Este es un hecho
empírico más que un resultado teórico. Ya que tanto los sistemas A, B, y C están todos en equilibrio térmico,
es razonable decir que comparten un valor común de alguna propiedad física. Llamamos a esta propiedad
Temperatura.

Segunda ley de la termodinámica

la segunda ley de la termodinámica, la cual dice que la entropía de todos los sistemas, o bien permanece igual
o bien aumenta con el tiempo, esto se aplica al Universo entero como sistema termodinámico. La entropía es
una medida del desorden que hay en un sistema. Este concepto puede ser entendido en términos
estadísticos, considere una serie de tiros de monedas.

Unidades de temperatura

Las escalas de medición de la temperatura se dividen fundamentalmente en dos tipos, las relativas y las
absolutas. Los valores que puede adoptar la temperatura en cualquier escala de medición, no tienen un nivel
máximo, sino un nivel mínimo: el cero absoluto.[1] Mientras que las escalas absolutas se basan en el cero
absoluto, las relativas tienen otras formas de definirse.

 Grado Celsius
 Grado Fahrenheit
 Grado Kelvin