Está en la página 1de 15

PETER S.

WILLIAMSON

PRINCIPIOS CATÓLICOS
PARA LA INTERPRETACIÓN DE LA ESCRITURA
La Biblia, Palabra de Dios, es un punto de referencia ineludible para la
comunidad eclesial. Ahora bien, su lenguaje y el contexto en el que
surge pueden hacer de ella un cuerpo extraño para los miembros de
esta comunidad, con otras preocupaciones, con otra sensibilidad. Se
impone, por tanto, la tarea de interpretarla. Esto es lo que se ha
hecho en la Iglesia desde siempre hasta nuestros días, en los que
hemos podido aprovecharnos de los avances propiciados por el méto-
do histórico-crítico, la hermenéutica, etc. En este artículo propone el a.
20 principios para facilitar este acercamiento a las Escrituras, en el
bien entendido de que se trata de principios fácilmente asumibles por
otros acercamientos (protestante, judío). Dichos principios los deduce
del documento de la Comisión bíblica “La interpretación de la Biblia
en la Iglesia” (= IBI).

Catholic principles for Interpreting Scripture, The Catholic Biblical


Quaterly 65 (2003) 327-349
En el congreso de la Asocia- tórico- crítico al mismo nivel aca-
ción Bíblica Católica de América démico de los otros investigado-
(CBA), en 1997, L.T. Johnson le- res. Mantiene que la auto-percep-
vantó una fuerte reacción de sus ción de los estudiosos católicos,
colegas exegetas con un artículo como participantes de una tradi-
titulado: “¿Qué tiene de católica ción viva, colorea su aproximación
la doctrina bíblica católica?” Se- al texto bíblico. Murphy sugiere
gún Johnson, la doctrina bíblica que “una respuesta adecuada” a
católica ha cambiado, a lo largo del la pregunta:“¿Qué tiene de católi-
último siglo, de ser católica, pero ca la doctrina bíblica católica?”, se
no muy académica, a la condición puede encontrar en el documen-
presente de ser académica, pero to de 1993, de la Pontificia Comi-
no marcadamente católica. John- sión Bíblica sobre La Interpretación
son atribuía esta afirmación al de la Biblia en la Iglesia” (= IBI).
hecho de haber adoptado el mé- El documento de la Comisión
todo histórico-crítico con su exi- Bíblica y los principios que de él
gencia monopolística y su sesgo se deducen pueden también ser
protestante, en contra de la tra- útiles a los no-católicos. En primer
dición. lugar, a otras tradiciones cristia-
En los congresos de los años nas y, en menor grado, a la inter-
siguientes de la CBA, R. Murphy pretación judía, que comparten
planteó la misma cuestión. Mur- muchos de los mismos principios.
phy no está de acuerdo en que En segundo lugar, estos principios
los católicos usen el método his- ofrecen un modelo para unir el

39
estudio del texto sagrado con la ra, como palabra de Dios para
fe religiosa y con la vida de una la fe cristiana.
comunidad, lo cual puede ser útil Varios factores avalan la inter-
a otras confesiones. Finalmente, pretación de Murphy de que el
este sumario de los principios de documento de la Comisión Bíbli-
hermenéutica católica puede ayu- ca de 1993 puede ser provecho-
dar a los estudiosos comprometi- so para “una respuesta adecuada”
dos en el diálogo ecuménico o en de lo que constituye la interpre-
la colaboración con los católicos. tación católica. Primero, IBI es el
tratado de interpretación bíblica
La Comisión Bíblica y su do- más extenso dado por un docu-
cumento mento oficial de la iglesia. Segun-
do, los autores del documento
La intención de la Comisión contaban con un siglo de expe-
Bíblica era más específica que el riencia católica y de enseñanza del
de ser una respuesta “de doctrina magisterio respecto al método
bíblica católica”, dirigida a John-son científico para estudiar la biblia.
y Murphy. La Comisión trata de la Además, podían tener en cuenta
interpretación de la biblia en la las cuestiones acerca del método
Iglesia con su referencia a la “exé- histórico- crítico, nuevos métodos
gesis católica”. La exégesis católi- exegéticos, e intuiciones de la her-
ca, así definida, se ha de distinguir menéutica filosófica. Tercero, la
del estudio bíblico de los católi- Comisión Bíblica es un cuerpo
cos en un contexto secular o in- internacional de veinte acredita-
ter-religioso. La Comisión Bíblica dos exegetas católicos que reali-
no trató el tema de cómo los exe- zan un trabajo competente y bien
getas católicos deben realizar su recibido por los estudiosos bíbli-
trabajo en ambientes no eclesia- cos, tanto de dentro como de fue-
les, aparte de afirmar que su tra- ra de la iglesia católica. Finalmen-
bajo trate convenientemente “el te, le gustaba al Papa. Aunque IBI
contacto con los colegas no-ca- no es una enseñanza del magiste-
tólicos y en muchas áreas de la rio, en sentido estricto, Juan Pa-
investigación académica”. blo II lo aceptó y lo aprobó, dán-
Hay que notar también que IBI dole un status casi magisterial.
utiliza el término “exégesis” en un Algunos lectores interpreta-
sentido particular. Comúnmente, ron IBI como una evaluación de
se utiliza para el análisis académi- los métodos contemporáneos, o
co, histórico o literario de los tex- como defensa del método histó-
tos, y el término “teología” para rico-crítico y un rechazo del fun-
la explicación del mensaje religio- damentalismo. Estos lectores de-
so de un texto. Sin embargo, para bieron quedar sorprendidos al ver
la Comisión Bíblica, exégesis se que el documento de la Comisión
refiere a la interpretación inte- Bíblica se esfuerza por buscar su
gral, englobando el análisis aca- aproximación global a la inter-
démico completo con una expli- pretación católica. En efecto, si el
cación del sentido de la Escritu- documento se lee desde la óptica

40 Peter S. Williamson
del primer capítulo, aquella sería Aunque la Comisión Bíblica no
la conclusión razonable. Sin em- pretendía definir principios de in-
bargo, el título del documento, in- terpretación, una lectura atenta
troducción, conclusión y estruc- del IBI revela que la Comisión Bí-
tura muestran que los miembros blica hace sus juicios sobre la base
de la Comisión Bíblica tenían un de principios consistentes. A ve-
propósito más amplio. ces estos principios son explíci-
tos: por ejemplo, cuando el docu-
La búsqueda de “principios” mento define de manera precisa
el sentido de la Escritura. Otras
El propósito de mi investiga- veces son implícitos, cuando eva-
ción era presentar los principios lúa las diferentes aproximaciones
de la interpretación bíblica que se exegéticas y da la razón de estas
hallan en IBI. Es decir, los presu- evaluaciones. Finalmente, los prin-
puestos y procedimientos apropiados cipios emergen como conclusio-
para interpretar la Escritura en la nes que se desprenden de seccio-
vida de la iglesia católica. nes descriptivas.

PRINCIPIOS

Los principios podrían agru- su doble naturaleza -palabra de


parse en seis capítulos. Dios en palabras de hombres-
está presente en todo el docu-
El principio fundamental mento. Según algunos Padres de
la Iglesia, se da una analogía entre
Primer principio: la Sagrada Es- la Escritura y la Encarnación de la
critura es la palabra de Dios expre- Palabra mencionada en Divino
sada en lenguaje humano. El pensa- afflante Spiritu 37 y Dei Verbum 13.
miento y las palabras son al mismo Este primer principio identifi-
tiempo de Dios y de los seres huma- ca el objeto propio de la interpre-
nos, de manera que toda la Biblia tación de la Iglesia: el texto canóni-
procede a la vez de Dios y de los co, en su estadio final. Explicar sólo
autores inspirados. El texto canóni- las fuentes de los libros sagrados,
co, en su estadio final, es la expre- o las teologías de estas fuentes,
sión de la palabra de Dios. Como es insuficiente para comunicar el
palabra de Dios, la Escritura realiza verdadero sentido de la Escritu-
un papel fundacional, de apoyo y ra. Este principio pide una crítica
crítico, para la Iglesia, la teología, la de fondo para mostrar su valor,
predicación y la catequesis. La Escri- aportando luz sobre el sentido de
tura es una fuente de vida para la la forma final del texto bíblico.
fe, la esperanza y la caridad del pue-
blo de Dios y una luz para toda la En lenguaje humano: exégesis
humanidad. católica y conocimiento huma-
Aunque la Comisión Bíblica no no
pretendía articular una teología
completa de la Sagrada Escritura, Los cuatro principios siguien-

Principios católicos para la interpretación de la Escritura 41


tes muestran cómo la Biblia, obra de una realidad histórica, los actos
de autores humanos, se ha de es- salvadores de Dios en el pasado, con
tudiar como cualquier otro texto implicaciones para el presente. La in-
antiguo. terpretación de un texto bíblico debe
concordar con el sentido expresado
Principio 2: los textos bíblicos son por los autores humanos. El estudio
obra de autores humanos que utili- histórico sitúa los textos bíblicos en
zaron sus propias capacidades de ex- su contexto antiguo y ayuda a clari-
presión y los medios de que dispo- ficar el sentido de su mensaje, para
nían en su época y contexto social. los lectores originales y para noso-
En consecuencia, la exégesis católi- tros. Aunque la exégesis católica
ca utiliza los métodos y aproxima- emplea un método histórico, no es
ciones que permiten captar mejor el historicista o positivista. No limita su
sentido de los textos en su contexto visión de la verdad a lo que puede
literario, sociocultural, religioso e his- ser demostrado por un análisis his-
tórico. La exégesis católica ha de ser tórico, supuestamente objetivo.
lo más crítica y objetiva posible. La Este principio identifica tres
exégesis católica contribuye activa- razones por las cuales el estudio
mente al desarrollo de nuevos mé- de la historia es importante para
todos y al progreso de la investiga- la exégesis: por el carácter histó-
ción. En este empeño, los investiga- rico de la revelación, por la nece-
dores católicos colaboran con los in- sidad de permanecer fiel al men-
vestigadores no católicos. saje expresado por los autores
La costumbre inglesa normal- humanos y para proporcionar el
mente reserva las palabras “cien- contexto que haga más inteligible
cia” y “científico” para las ciencias el texto.
físicas o sociales. Sin embargo, la Al afirmar la importancia de la
Comisión Bíblica utiliza estos tér- historia, la Comisión Bíblica toma
minos en un sentido más amplio, una postura firme en contra de
y se refiere a cualquier disciplina dos aproximaciones defectuosas:
sistemática y crítica del conoci- el historicismo y el positivismo
miento humano. Este principio histórico. Por historicismo entien-
(según IBI) afirma que la exégesis de el hecho de limitar la explica-
católica utiliza los métodos y ción del texto bíblico a las circuns-
aproximaciones científicas, indi- tancias de su original histórico. El
cando que esta exégesis no perte- positivismo histórico se refiere a la
nece a ninguna de estas discipli- creencia de que el estudio histó-
nas, sino que las emplea como ins- rico que emplea métodos y fuen-
trumentos para explicar el senti- tes “objetivas” (no “sesgadas por
do de la Sagrada Escritura. la fe religiosa”) puede obtener
exacta información histórica acer-
Principio 3: Aunque la Biblia no ca de los acontecimientos narra-
es un libro de historia, en el sentido dos en la Biblia, y que sólo esta
moderno, y aunque incluye géneros información es digna de crédito.
literarios poéticos, simbólicos e ima- El positivismo histórico falla por-
ginativos, la Escritura da testimonio que toda narración histórica, in-

42 Peter S. Williamson
cluyendo la suya, contiene una in- Principio 5: Dado que, como el
terpretación que compromete la acto de entender cualquier otro es-
subjetividad del interprete. crito antiguo, interpretar la Biblia
supone un acto de entendimiento
Principio 4: Porque la Escritura humano, la hermenéutica filosófica
es palabra de Dios que se ha expre- debe informar la interpretación ca-
sado por escrito, son necesarios aná- tólica. No es posible entender nin-
lisis filológicos y literarios para en- gún texto escrito sin “precompren-
tender todos los medios que emplea- sión”, es decir, sin los presupuestos
ron los autores bíblicos al comunicar que orientan la comprensión. El acto
su mensaje. Los análisis filológicos y de entender incluye una dialéctica
literarios contribuyen a determinar entre la precomprensión del intér-
la lectura auténtica, entender el vo- prete y la perspectiva del texto. Con
cabulario y la sintaxis, distinguir las todo, esta precomprensión debe
unidades textuales, identificar los estar abierto a la corrección en su
géneros, analizar las fuentes y reco- diálogo con la realidad del texto. Ya
nocer la coherencia interna de los que la interpretación de la Biblia
textos. El análisis literario minusva- contiene la subjetividad del intérpre-
lora la importancia de leer la Biblia te, sólo es posible el entendimiento
sincrónicamente, de leer los textos si hay una afinidad fundamental
en su contexto literario y de recono- entre el intérprete y el objeto de la
cer la pluralidad de sentidos en los interpretación. Algunas teorías her-
textos escritos. menéuticas son inadecuadas a cau-
Precisamente porque usa la sa de presuposiciones que son incom-
historia, la exégesis católica recu- patibles con el mensaje de la Biblia.
rre a las disciplinas que se utilizan La hermenéutica filosófica corrige al-
normalmente en la interpretación gunas tendencias de la crítica histó-
de los textos escritos. Este prin- rica, mostrando que el positivismo
cipio se refiere a la totalidad de histórico es inadecuado; que el pa-
estas disciplinas bajo el epígrafe pel del lector, en la interpretación,
“análisis filológico y literario”. Los posibilita el sentido más allá de la
métodos literarios, como la narra- afirmación histórica del texto y, por
tiva y el criticismo retórico, mues- tanto, la apertura a una pluralidad
tran la importancia del estudio de significados. Dado que los cristia-
sincrónico de los textos, parale- nos buscan en la Biblia el sentido
lamente a la perspectiva diacró- para el presente, de los escritos an-
nica del estudio histórico. tiguos, la crítica histórica y literaria
Reconocer la importancia de se ha de incorporar en un modelo
la hermenéutica filosófica es algo de interpretación que supere la dis-
nuevo en los documentos de la tancia, en el tiempo, entre el origen
iglesia católica. Esta afirmación es del texto y el día de hoy. Tanto la
crucial para la entera presentación misma Biblia como la historia de su
de la interpretación católica. La interpretación ofrecen una pauta de
hermenéutica es la bisagra que re-lectura de textos a la luz de nue-
une la fe y la razón en el trabajo vas circunstancias.
exegético. Algunos puntos de este prin-

Principios católicos para la interpretación de la Escritura 43


cipio necesitan comentario. Pri- ma la legitimidad de la predicación
mero, el reconocimiento de que y enseñanza que aplica la Escritu-
cada intérprete empieza con un ra a nuevas circunstancias y pro-
pre-conocimiento que condicio- blemas
na el entender. Que tomar con-
ciencia de que existen diferentes La Palabra de Dios: exégesis
precomprensiones abre la puerta católica y fe cristiana
a la interpretación que procede
de la fe cristiana. La conciencia Los principios 6 al 11 articu-
hermenéutica puede conducir a lan el contenido que más distin-
los intérpretes a reconocer sus gue la exégesis católica. Los cris-
presupuestos y posibilita el diálo- tianos de otras tradiciones, así
go entre intérpretes que parten como los judíos creyentes, com-
de diferentes precomprensiones. partirán algunos de estos princi-
Segundo, la intuición de que la “afi- pios de interpretación.
nidad” entre el texto y el intér- Desde el principio, la Comisión
prete es una condición para un Bíblica manifiesta su posición: “Lo
auténtico entendimiento sugiere que caracteriza la exégesis católi-
que la fe cristiana puede ser una ca es que, deliberadamente, se
ventaja para entender las Escritu- coloca dentro de la tradición viva
ras. Tercero, aunque no soluciona de la Iglesia, cuya principal preocu-
todos los problemas, el principio pación es la fidelidad a la revela-
de que las teorías hermenéuticas ción atestiguada por la Biblia”.
y sus presupuestos no deben con-
tradecir el mensaje de la Biblia Principio 6: El conocimiento bí-
-de lo contrario constituye un jui- blico no puede quedarse sólo en el
cio a priori en contra- es útil para conocimiento de las palabras, con-
eliminar algunos presupuestos ta- ceptos y acontecimientos. Debe bus-
les como ateismo, racionalismo, car la realidad de la que hablan las
materialismo, y otros. Cuarto, el palabras, una realidad trascenden-
principio de que un texto puede te, la comunicación con Dios. La sola
significar más allá del hecho origi- razón no es capaz de comprender
nal histórico, sugiere el valor de totalmente los acontecimientos y el
una tradición de interpretación y mensaje narrado en la Biblia. Para
abre la puerta a la actualización comprender la Biblia, se debe aco-
de los textos. Quinto, reconocer ger el sentido dado a los aconteci-
que los textos pueden tener más mientos, sobre todo en la persona
de un significado está de acuerdo de Jesucristo. Supuesto que la Biblia
con la larga tradición de múltiples es la palabra de Dios, se debe abor-
sentidos de la Escritura. Finalmen- dar a la luz de la fe para entenderla
te, reconocer la necesidad de una correctamente. Por tanto, la exége-
hermenéutica que da el paso de sis es una disciplina teológica. La luz
lo que el texto significaba enton- del Espíritu Santo es necesaria para
ces a lo que significa ahora, invita a interpretar correctamente la Escri-
superar un concepto arqueológi- tura. A medida que uno crece a la
co de la exégesis. También confir- luz del Espíritu, crece su capacidad

44 Peter S. Williamson
de entender las realidades de las que critura. El pueblo sencillo, según la
habla la Biblia. misma Escritura, es oyente privilegia-
La precomprensión que acom- do de la palabra de Dios. Al clero,
paña convenientemente la inter- catequistas, exegetas y otros les co-
pretación católica no es meramen- rresponde un papel especial. La au-
te un creer atemático sino, más toridad eclesiástica es responsable
bien, la totalidad de la fe católica. de velar para que la interpretación
Esto no significa que el exegeta permanezca fiel al Evangelio y a la
católico tenga predeterminadas gran tradición, y el magisterio ejerce
sus conclusiones. Según la Comi- el papel de autoridad final si la oca-
sión Bíblica, “toda precompren- sión lo requiere.
sión... conlleva peligros. La exége- Este principio afirma que la
sis católica corre el riesgo de atri- Iglesia es el contexto privilegiado
buir a los textos bíblicos un signi- para entender la Escritura, ya que
ficado que no contienen, pero que una y otra están intrínsecamente
es consecuencia de un ulterior unidas. Conviene notar que IBI no
desarrollo dentro de la tradición. reserva la interpretación de la
El exegeta debe ser consciente de Escritura a una elite. La Escritura
este peligro” (cf. IBC, 3). pertenece a todos y los pobres
El estudio diacrónico capacita son sus destinatarios privilegiados.
al intérprete para distinguir los La función del magisterio no es
niveles de significado asociados al colocarse entre la Escritura y el
texto. Hablando con más ampli- pueblo de Dios sino, más bien, dar
tud, el hecho de que una precom- juicios autorizados si surge la ne-
prensión es inevitable no significa cesidad.
que unas presuposiciones deter-
minen unas conclusiones. La her- Principio 8: La exégesis católica
menéutica filosófica reconoce una pretende interpretar la sagrada Es-
hermenéutica en espiral, cuando critura en continuidad con los mo-
el intérprete acomete el texto. La delos dinámicos de interpretación
integridad académica requiere que que se encuentran en la misma Bi-
las conclusiones referentes al sen- blia. En la Biblia, los escritos tardíos
tido del texto puedan ser verifi- dependen, con frecuencia, de textos
cadas en el mismo texto. anteriores, re-leídos en nuevas cir-
cunstancias. La exégesis católica pre-
Principio 7: La comunidad creyen- tende ser fiel a la comprensión de fe
te, pueblo de Dios, proporciona el expresada en la Biblia y mantener
contexto verdaderamente adecuado el diálogo con la generación de hoy.
para interpretar la Escritura. La Es- La exégesis católica reconoce la uni-
critura adquiere forma dentro de la dad esencial de la Escritura, la cual
tradición de la fe de Israel y de la incluye diferentes perspectivas y un
primera Iglesia y contribuye, a su vez, abanico de testimonios en una larga
al desarrollo de sus tradiciones. Las tradición. La exégesis católica inter-
Escrituras pertenecen a toda la Igle- preta un texto determinado a la luz
sia y todos sus miembros tienen un de todo el canon de la Escritura.
papel en la interpretación de la Es- Este principio afirma que la

Principios católicos para la interpretación de la Escritura 45


manera cómo la Escritura se in- ción cristiana del AT -interpretar-
terpreta a sí misma, cuando re-lee lo a la luz de la encarnación, vida,
textos anteriores en nuevas cir- muerte y resurrección de Jesús-
cunstancias, aporta luz sobre y la importancia, para la vida cris-
cómo se ha de interpretar ade- tiana, de su sentido canónico ori-
cuadamente. La unidad de la Es- ginal. El documento más reciente
critura, que proporciona la base de la Comisión Bíblica, El Pueblo
para interpretarla a la luz del ca- Judío y Sus Sagradas Escrituras en
non, radica tanto en su relación la Biblia Cristiana, ilustra este apre-
literaria interna como en su divi- cio de ambos niveles.
na inspiración. Sin embargo, esta
unidad contiene diversidad: “Una Principio 10: La exégesis católica
característica de la Biblia es la se coloca deliberadamente en la co-
ausencia de un criterio de siste- rriente de la tradición viva de la Igle-
matización y, por el contrario, la sia y busca ser fiel a la revelación
presencia de realidades unidas en de la mano de la gran tradición de
tensión dinámica”. la cual la misma Biblia es testimo-
nio. Dentro de esta viva tradición, los
Principio 9: El NT interpreta el Padres de la Iglesia ocupan un lugar
AT a la luz del misterio pascual. La fundacional, marcando las orienta-
vida, muerte y resurrección de Jesús ciones básicas que conforman la tra-
es el cumplimiento de las Escrituras dición doctrinal de la Iglesia, y han
del AT. La interpretación del AT que suministrado una rica enseñanza
hacen Jesús y los apóstoles, expre- teológica. Sin embargo, la exégesis
sada en el NT, son autoritativas, in- católica no se limita a los métodos
cluso si algunos de los procedimien- exegéticos de los Padres.
tos interpretativos empleados por los El Concilio de Trento declaró
autores del NT reflejan la manera el papel de los Padres de la Igle-
de pensar de una época particular. sia:“Nadie debe atreverse a inter-
Los cristianos no limitan el sentido pretar la Escritura de manera con-
del AT a ser como una preparación traria al consenso unánime de los
de la venida de Cristo. Más bien, la Padres” (DS 1507). Con todo, Pío
Iglesia aprecia la interpretación ca- XII reconoció:“Hay pocos textos...
nónica del AT, antes de la Pascua cris- acerca de los cuales la enseñanza
tiana, como un estadio de la historia de los Padres sea unánime” (DS
de salvación. Los cristianos siguen 3831). Los exegetas críticos recha-
encontrando alimento en el mensa- zan el método alegórico de mu-
je inspirado del AT. chos Padres. En los últimos años,
Uno de los primeros ejemplos sin embargo, revive el interés por
de la manera cómo la Escritura la interpretación patrística, a ve-
se interpreta a sí misma es la gran ces como reacción a la aridez de
estima con que el NT contempla una exégesis demasiado histórico-
el AT, y la manera cómo los auto- crítica.
res del NT interpretan el AT. Es La respuesta de la Comisión
importante afirmar ambas cosas: Bíblica identifica la contribución
lo que es único en la interpreta- de los Padres en tres aspectos:

46 Peter S. Williamson
definir el canon de la Escritura, para la fe cristiana? Esta pregunta
trazar las orientaciones doctrina- puede ayudar a los exegetas ca-
les básicas de la Iglesia sacadas de tólicos a no perder de vista su
la Escritura (p.e. en cristología) y objetivo.
proveer una interpretación bíbli-
ca teológicamente rica y espiri- El sentido de la Escritura ins-
tualmente nutritiva. La Comisión pirada
alaba los Padres por su ejemplo
de actualización en el último as- Los tres principios que siguen
pecto. Al mismo tiempo, critica describen los varios sentidos de
algunas prácticas exegéticas, en la Escritura. Entre los Padres de
concreto el recurso a la alegoría, la Iglesia era común la distinción
y el hecho de no conceder el peso entre sentido literal y espiritual.
debido al contexto histórico y li- La exégesis medieval aceptó los
terario de los textos. cuatro sentidos de Casiano, el li-
teral (o histórico), el alegórico, el
Principio 11: El fin principal de moral (o tropológico) y el anagó-
la exégesis católica es explicar el gico. Los tres últimos se conocían
mensaje religioso de la Biblia, es de- como espirituales. El criticismo
cir, su significado como palabra que histórico reaccionó contra esta
Dios sigue dirigiendo a la Iglesia y al exégesis que parecía arbitraria o
mundo entero. La finalidad última de subjetiva. El método clásico his-
la exégesis católica es alimentar y tórico-crítico admitió la posibili-
construir el cuerpo de Cristo con la dad de un solo sentido, el de la
palabra de Dios. intención del autor.
Este principio ilumina la misión Según la Comisión Bíblica la
religiosa y pastoral de la interpre- tesis de un solo sentido se “ha ido
tación bíblica: “La exégesis católi- por los suelos” a causa del desa-
ca debería... mantener su identi- rrollo de la hermenéutica filosófi-
dad como disciplina teológica (su- ca y de las teorías del lenguaje. La
brayado en el original), cuyo prin- Comisión insiste en la existencia
cipal propósito es profundizar en de dos sentidos principales, el li-
la fe... En la organización de la la- teral y el espiritual. Un tercer sen-
bor exegética como un todo, la tido de la Escritura, el completo,
orientación respecto a la finalidad es considerado como un particu-
principal debe seguir siendo lo lar subtipo del sentido espiritual.
más importante... Su tarea es rea-
lizar, en la Iglesia y en el mundo, Principio 12: El sentido literal de
una función vital, la de contribuir la Escritura es aquel que fue direc-
a una siempre más auténtica trans- tamente expresado por los autores
misión del contenido de la Escri- inspirados. Dado que es fruto de la
tura inspirada” (Conclusión e). inspiración, este sentido es también
Este principio sugiere una pretendido por Dios, como principal
cuestión útil para evaluar las in- autor. Se llega a este sentido por
terpretaciones: ¿revela el sentido medio de un cuidadoso análisis del
del texto como Palabra de Dios texto dentro del contexto histórico y

Principios católicos para la interpretación de la Escritura 47


literario. Este significado literal de que el sentido literal del AT sea com-
muchos textos tiene un aspecto di- pletado, a un nivel más alto, en el
námico que los capacita para ser re- NT. La tipología es un aspecto del
leídos más tarde en circunstancias sentido espiritual.
nuevas. Es sorprendente que IBI reafir-
La novedad de la aproximación me la validez y necesidad del sen-
de IBI al sentido literal es doble. tido espiritual, ya que es un as-
Primero, al definir el sentido lite- pecto del sentido bíblico que ha-
ral como “el que ha sido expresa- bía sido descuidado por la mayo-
do directamente por el autor hu- ría de los exegetas durante mu-
mano”, la Comisión evita el pro- chos años. La Comisión Bíblica
blema de situar el sentido en la pone el ejemplo de 2 Sam 7, 12-
intención del autor, a la que no te- 13: la promesa de Dios a David
nemos acceso seguro aparte del de que establecerá su dinastía
mismo texto. Cambia la intención para siempre. Mirado en su con-
del autor por la expresión del au- texto histórico parece una hipér-
tor. Segundo, el reconocimiento de bole profética. Pero ahora, a la luz
que el sentido literal de muchos del acontecimiento pascual, este
textos tiene un “aspecto dinámi- texto se ha de tomar como refe-
co” invita a considerar la direc- rido literalmente a Cristo. El sen-
ción del pensamiento o una posi- tido espiritual suele referirse (aun-
ble extensión del sentido del tex- que no exclusivamente) al senti-
to, abriendo así el sentido literal do cristológico: en Jesús tienen su
a una válida re-lectura. IBI pone el cumplimiento las Escrituras del AT.
ejemplo de los salmos reales que El sentido espiritual no es sim-
evocan, “a un mismo tiempo, la plemente un sentido que se lee
institución como era y una visión en la Biblia, sino un sentido que
idealizada de la realeza como Dios los textos expresan cuando son
pretendía que fuera”. Brendan leídos a la luz de las realidades que
Byrne, miembro de la comisión, atestigua la fe cristiana. “El senti-
explica este “aspecto dinámico” do espiritual no se ha de confun-
como un haz cónico de luz que dir con interpretaciones subjeti-
aumenta a medida que más se ale- vas originadas por la imaginación
ja del punto de origen. o especulación intelectual. Es el
resultado de situar el texto en
Principio 13: El sentido espiritual relación con hechos reales...,” es
de la Sagrada Escritura es el sentido decir, la muerte y resurrección de
expresado por los textos bíblicos Jesús.
cuando son leídos bajo la influencia Los que pedían recuperar el
del Espíritu Santo en el contexto del sentido espiritual de la Escritura
misterio pascual y de la vida nueva puede que no estén completa-
que fluye de él. El sentido espiritual mente satisfechos con el trata-
se fundamenta siempre en el senti- miento, modesto y restringido, de
do literal. Es necesaria una relación la Comisión Bíblica. Pero hay que
de continuidad y conformidad entre valorar el hecho de que una co-
el sentido literal y el espiritual para misión, compuesta por veinte exe-

48 Peter S. Williamson
getas formados críticamente, haya dos, especialmente del método
reafirmado la tradición de la Igle- histórico-crítico, condujo a la
sia y haya dado una nueva defini- Comisión Bíblica a tratar la cues-
ción del sentido espiritual que tión más amplia de la interpreta-
puede servir, al menos, como pun- ción en la Iglesia. Los dos princi-
to de partida para una ulterior pios que siguen manifiestan sus
discusión. conclusiones fundamentales.

Principio 14: El sentido completo Principio 15: El método históri-


(sensus plenior) es un significado más co-crítico es el instrumento indispen-
hondo del texto, pretendido por Dios sable de la exégesis científica para
pero no expresado claramente por averiguar el sentido literal de un tex-
el autor humano.Tiene su fundamen- to, de manera diacrónica. Para com-
to en el hecho de que el Espíritu pletar la tarea, se debe incluir un
Santo, autor principal de la Biblia, estudio sincrónico de la forma final
puede guiar a los autores humanos del texto que es expresión de la Pa-
en la elección de expresiones, que labra de Dios. El método histórico
signifiquen una verdad cuya total pro- crítico puede y debe ser usado sin
fundidad no perciben. La existencia presuposiciones filosóficas contrarias
de un sentido más pleno de un tex- a la fe cristiana. A pesar de su im-
to bíblico puede ser reconocida cuan- portancia, no se puede conceder el
do se estudia el texto a la luz de monopolio al método histórico-críti-
otros textos bíblicos o de autoriza- co, y los exegetas deben ser cons-
das tradiciones. cientes de sus límites. Deben, tam-
La breve sección de IBI refe- bién, reconocer el aspecto dinámico
rente al sentido total es notable, del sentido de un texto y la posibili-
ya que es el primer reconocimien- dad de un ulterior desarrollo.
to del sensus plenior por un docu-
mento de la Iglesia. Para ilustrar Muchos lectores interpretan
su definición del sentido comple- IBI como una aprobación no cua-
to, la Comisión Bíblica ofrece el lificada del método histórico-crí-
ejemplo de Isaías 7, 14, interpre- tico. Sin embargo, el documento
tado por Mt 1, 22-23. Mateo indi- reconoce críticas válidas y, de una
ca que Dios tiene un propósito manera particular e intencionada,
más hondo, del cual el profeta no re-define y “re-dimensiona” el
es consciente. El sentido comple- método que aprueba.
to es una variedad del sentido La aproximación “convenien-
espiritual, cuando es más acusada temente orientada” al método
la diferencia entre el sentido lite- histórico-crítico, que la Comisión
ral y su interpretación a la luz del Bíblica recomienda, define el ob-
misterio pascual. jeto del estudio histórico-crítico
de una manera particular; exclu-
En lenguaje humano: métodos ye los errores en los que ha incu-
y aproximaciones rrido el método –p. e. historicis-
mo, positivismo histórico, abando-
La problemática de los méto- no del texto final, y presuposicio-

Principios católicos para la interpretación de la Escritura 49


nes inconsistentes con el mensa- experiencias específicas. Cada dis-
je de la Escritura-; y sitúa el mé- ciplina debe respetar los límites de
todo en el contexto de la herme- su competencia (p. e. “el psicoa-
néutica católica. nálisis de naturaleza atea se des-
califica a sí mismo para una ade-
Principio 16: La exégesis católica cuada consideración de los datos
se caracteriza por la apertura a una de la fe”). De manera parecida las
pluralidad de métodos y aproxima- aproximaciones liberacionistas y
ciones. Aunque el método histórico- feministas no deben permitir que
crítico mantiene su primacía, los la ideología controle la interpre-
métodos literarios y las aproximacio- tación de la palabra bíblica.
nes basadas en la tradición, las cien-
cias sociales, o particulares contex- Práctica de la interpretación
tos contemporáneos, pueden apor-
tar importantes intuiciones sobre el Los cuatro principios finales se
sentido de la palabra bíblica. Con refieren a la práctica de la inter-
todo, el valor de estas intuiciones de- pretación. Entre ellos, es impor-
penderá de su armonía con los prin- tante el tratamiento que hace IBI
cipios fundamentales que orientan de la labor del exegeta.
la interpretación católica.
IBI fue alabada, casi universal- Principio 17: La tarea del exege-
mente, por su apertura, esto es, ta católico es un trabajo académico
por su reconocimiento de que un y un servicio eclesial. Porque requie-
amplia variedad de métodos, o re una afinidad vivida con lo que se
aproximaciones exegéticas, con- estudia y con la luz del Espíritu San-
tribuyen a la interpretación cató- to. Es necesaria la total participación
lica. Métodos literarios, tales en la vida y en la fe de la comunidad
como análisis narrativos, retóricos creyente y la oración personal. La
y semióticos, pueden tener su lu- labor primaria del exegeta es deter-
gar junto al tradicional método minar, lo más exactamente posible,
histórico-crítico. De igual mane- el sentido del texto bíblico en su pro-
ra tienen valor aproximaciones pio y adecuado contexto, es decir,
basadas en la tradición –tales ante todo, en su particular contexto
como la aproximación canónica literario e histórico y, después, en el
de las tradiciones judías, y el es- contexto del canon más amplio de
tudio de la historia de la influen- la Escritura. Los exegetas católicos
cia del texto– así como también sólo alcanzan el verdadero objetivo
los métodos basados en las cien- de su trabajo cuando han explicado
cias sociales. el sentido del texto bíblico como pa-
Finalmente, aproximaciones labra de Dios en nuestros días. De-
que empiezan por la situación so- ben también explicar su contenido
cial de los lectores, como inter- cristológico, canónico y eclesial.
pretaciones liberacionistas y femi- El primer párrafo mantiene
nistas, llegan a genuinas intuicio- que la mejor posición estratégica
nes de la palabra bíblica, cuando para interpretar la Escritura no es
plantean cuestiones a partir de sus la del forastero “objetivo”, sino,

50 Peter S. Williamson
más bien, la visión desde el cora- paces de hacer avanzar la situa-
zón de la comunidad cristiana y la ción presente de manera prove-
vida de fe. El segundo, puntualiza chosa y de acuerdo con la volun-
que la exégesis católica no se con- tad salvadora de Dios en Cristo.
tenta con el contexto histórico y La sección de la Comisión Bí-
literario, como podrían hacerlo blica sobre la actualización fue am-
otra clase de estudios, sino que pliamente reconocida y aplaudida.
averigua el sentido a la luz de todo IBI fue el primer documento de
el canon de la Escritura. El tercer la iglesia sobre la Biblia que usó el
párrafo afirma que propiamente término “actualización”. Genera-
corresponde a los exegetas –no ciones pre-críticas actualizaron la
sólo a los teólogos, predicadores Escritura -es decir, la leyeron a la
y catequistas– explicar el sentido luz de sus circunstancias y proble-
contemporáneo y teológico del mas- sin ser conscientes de la dis-
texto, incluyendo el significado tancia entre la situación a la que
cristológico canónico y eclesial. se dirigía el texto y la suya propia.
IBI enseña que, para ser válida,
Principio 18: La Iglesia recibe la la actualización no puede ser ar-
Biblia como palabra de Dios dirigida bitraria, sino que ha de concor-
tanto a ella misma como al mundo dar con las normas expresadas en
entero en el tiempo presente. La ac- el segundo párrafo de este prin-
tualización es posible, por la rique- cipio. Todos los cristianos están
za de significado contenida en el tex- llamados a actualizar la Escritura.
to bíblico; y es necesaria, porque la Mientras la actualización pastoral
Escritura fue compuesta como res- pertenece a los predicadores y
puesta a las circunstancias del pa- catequistas, más que a los exege-
sado y en el lenguaje adecuado a tas, una buena exégesis está orien-
aquellas circunstancias. La actualiza- tada hacia y prepara el camino de
ción presupone una exégesis correc- la actualización.
ta del texto, en parte determinada
por el sentido literal. El método más Principio 19: El fundamento de
acomodado y provechoso de actua- la inculturación es la convicción cris-
lizar la Escritura es interpretar la tiana de que la palabra de Dios tras-
Escritura por la misma Escritura. La ciende las culturas en las que en-
actualización de un texto bíblico, en contró su expresión. La palabra de
la vida cristiana, dice relación al mis- Dios puede y debe ser comunicada
terio de Cristo y de la Iglesia. de tal manera que llegue a todos los
La actualización contiene tres seres humanos en sus propios con-
pasos: 1) escuchar la Palabra des- textos culturales. El primer estadio
de el interior de la situación con- de inculturación consiste en traducir
creta de uno mismo; 2) identifi- la Escritura a otro idioma. Después
car los aspectos de la situación viene la interpretación, que sitúa el
presente iluminada o cuestiona- mensaje bíblico en relación más ex-
da por el texto bíblico; y 3) sacar, plícita con las maneras de sentir, pen-
de todo el sentido contenido en sar, vivir, y con la expresión adecua-
el texto, aquellos elementos ca- da a la cultura local. Finalmente, se

Principios católicos para la interpretación de la Escritura 51


pasa a otros estadios de incultura- cuencia una interpretación tipológi-
ción que llevan a la formación de una ca. La lectio divina es una lectura de
cultura local cristiana. La relación la Escritura como palabra de Dios,
entre la palabra de Dios y las cultu- que conduce, con la ayuda del Espí-
ras humanas es un enriquecimiento ritu Santo, a la meditación, oración y
mutuo. Los tesoros contenidos en las contemplación. El ministerio pasto-
diversas culturas permiten a la pa- ral utiliza la Biblia en la catequesis,
labra de Dios producir nuevos fru- predicación y apostolado bíblico. La
tos, mientras la luz de la palabra de Escritura proporciona la primera
Dios permite discernir los elemen- fuente, fundamento y norma de la
tos que ayudan y los que dañan en enseñanza catequética y de la pre-
las culturas. dicación. La finalidad de la homilía
Así como la actualización hace es actualizar la palabra de Dios. En
provechosa la Escritura para las el ecumenismo, los mismos métodos
personas que viven en diferentes y análogos puntos de vista herme-
períodos de tiempo, la incultura- néuticos permiten a la exégesis unir
ción hace provechosa la Escritura los cristianos por medio de la Biblia,
para los pueblos que viven en di- base común de la norma de fe.
ferentes lugares. Aquí, sin embar- En un tiempo como el actual,
go, lo que se busca va más allá de en el que se ofrecen muchos mo-
la interpretación de la Escritura tivos para estudiar la Escritura,
en diferentes culturas. Pretende merece la pena recordar que la
una lograda encarnación del men- aproximación cristiana a la Biblia
saje cristiano en la vida de un pue- se caracteriza por su interés en
blo. La Comisión Bíblica recono- el uso de la Escritura en la vida
ce que la inculturación de la pala- de la Iglesia. Por esta razón, la
bra de Dios conduce a un mutuo Comisión Bíblica insiste en que la
enriquecimiento, ya que “toda au- interpretación “tiene aspectos que
téntica cultura es, ... a su manera, van más allá del análisis académi-
portadora de valores universales co de los textos”. Lo más llamati-
establecidos por Dios”. vo es que concede a la Escritura
un papel substancial y de autori-
Principio 20: Se da interpretación dad. La Comisión Bíblica espera
siempre que la iglesia utiliza la Bi- que la Escritura realice un papel
blia –liturgia, lectio divina, ministerio tanto normativo como material.
pastoral y ecumenismo. En principio, Ya que la Escritura es la “primera
la liturgia ofrece la más perfecta fuente” y “punto de partida” de
actualización de los textos bíblicos, todo ministerio pastoral, propor-
ya que es el mismo Cristo quien “ha- ciona la norma para la catequesis
bla cuando se lee la sagrada Escri- y la predicación, no como un es-
tura en la Iglesia” (Sacrosanctum tándar meramente extrínseco,
Concilium, 7). La liturgia concede un con el que se han de medir estas
lugar privilegiado a los Evangelios y actividades, sino como el verda-
a las lecturas del ciclo de los domin- dero contenido que han de pro-
gos. Asociar un texto del AT a una curar comunicar.
lectura del Evangelio sugiere con fre-

52 Peter S. Williamson
CONCLUSIÓN

El documento de la Comisión bíblica católica?”. Tópico que tie-


Bíblica 1993 aporta luz sobre las ne dos aspectos. Primero, ¿cuál es
características esenciales de inter- el constitutivo de la exégesis ca-
pretación bíblica en la iglesia ca- tólica? Estos principios sacados de
tólica.Además el documento ofre- IBI, ofrecen una respuesta. Segun-
ce juicios equilibrados sobre al- do, ¿hasta qué punto, la investiga-
gunos temas que habían sido apa- ción bíblica católica contemporá-
sionadamente debatidos entre los nea alcanza este ideal? Esta eva-
exegetas y teólogos –entre ellos, luación está más allá de la finali-
el uso adecuado del método his- dad de este artículo y queda a los
tórico-crítico, el lugar del sentido lectores juzgar por ellos mismos.
espiritual y pleno de la Escritura, Los principios de interpreta-
el papel de la exégesis patrística ción católica considerados cuida-
en la interpretación católica, y la dosamente pueden ayudar a
necesidad de pasar, en el proceso orientar el trabajo de los exege-
de actualización de lo que el tex- tas. Clarifican la identidad y refuer-
to significó a lo que significa. zan la unidad de la investigación
Lo más sorprendente de es- bíblica, presionada en muchas di-
tos veinte principios sacados de recciones. Pueden ser útiles, no
IBI es su carácter teológico. El do- sólo a los exegetas, sino también
cumento de la Comisión Bíblica a los teólogos, clérigos y laicos.
muestra un profundo agradeci- Pueden también servir de crite-
miento a la Divino afflante Spiritu rio para evaluar las interpretacio-
de Pío XII y a la constitución Dei nes y ayudar a discernir la exége-
Verbum del Concilio Vaticano II. sis que será fructífera en la vida
Estos documentos insisten en que de la Iglesia. Suministran un ins-
una rigurosa dedicación a la inves- trumento pedagógico a profeso-
tigación exegética y a la teológica res y estudiantes de la Escritura y
no son incompatibles, sino com- de teología, como lo hicieron las
pañeros ideales. Esto es evidente anteriores colecciones de normas
en el trabajo de los mayores in- hermenéuticas. Finalmente, los
térpretes católicos como los que principios católicos de interpre-
IBI menciona por su nombre. tación ofrecen una orientación
En sus presentaciones CBA, L. para el diálogo ecuménico y para
T. Johnson y R. Murphy dirigieron la colaboración entre estudiosos
una importante pregunta: “¿Qué católicos y no-católicos.
hay de católico en la investigación

Tradujo y condensó: CARLES PORTABELLA

Principios católicos para la interpretación de la Escritura 53