Está en la página 1de 10

BLOQUE 3 Y 4 20%

BLOQUE 3. La Formación de la monarquía hispánica y su expansión mundial


(1474- 1700)

Al advenimiento de los RRCC, en la Península había cinco reinos:

 La Corona de Aragón. (Aragón, Cataluña, Baleares y Valencia).


 El Reino de Navarra
 Reino de Castilla. Lo formaban las actuales Galicia, Cantabria, Asturias, Castilla
y León, Castilla la Mancha, Madrid, Extremadura, Andalucía, País Vasco,
Canarias (conquistadas en tiempos de los RR CC) y una parte de Murcia (Murcia
fluctuó entre los reinos de Castilla y Aragón).
 Reino de Granada, en manos musulmanas.
 Reino de Portugal, independiente desde el siglo XII.

El reinado de los Reyes Católicos puede considerarse como el punto de partida de


la Edad Moderna en España, ya que en algunos aspectos marcó el comienzo de una
nueva época:

 La autoridad monárquica se impuso sobre la poderosa nobleza, instaurándose la


monarquía autoritaria
 Finalizó la Reconquista con la incorporación del reino de Granada
 Se implantó una política de unidad religiosa
 Se descubrió un nuevo continente, América
 Se produjo la unión entre Castilla y Aragón, por el matrimonio de los reyes
(1469). El matrimonio de Isabel de Castilla con Fernando de Aragón será clave
para la unificación peninsular y la creación de España.
 Se anexionaron Navarra (1512) , Canarias y Melilla

Los últimos años del reinado de Enrique IV en Castilla se caracterizan por la


inestabilidad política suscitada ante el problema sucesorio abierto por el rey, al rectificar
éste su apoyo inicial a la sucesión de su hermana Isabel, con la que estaba comprometido
a través del Pacto de Guisando (1468): en él reconocía a Isabel como su heredera con
la condición de que no se casara sin su consentimiento. Isabel se casó con Fernando en
secreto, lo que hizo reconsiderar a Enrique IV su postura. Contrariado por la boda de
Isabel con Fernando de Aragón -1469-, Enrique IV nombra como heredera de la Corona
de Castilla a su hija Juana la Beltraneja, considerada ilegítima por una parte de la
nobleza. Esta decisión provoca una guerra civil que enfrenta a los defensores de Isabel
(apoyados por la Corona de Aragón) con los partidarios de doña Juana (apoyados por
Portugal). Isabel logra imponerse finalmente, siendo coronada en diciembre de 1474
como reina de Castilla. El Tratado de Alcaçovas (1479) puso fin a la guerra con Portugal,
que reconocía a Isabel como reina de Castilla, a cambio de que esta no interviniese en el
África atlántica con la excepción de las Canarias.
1- Define el concepto de “unión dinástica” aplicado a Castilla y Aragón en
tiempos de los Reyes Católicos y describe las características del nuevo estado

Unión dinástica

El fin de la guerra civil castellana que


enfrentó por el trono a Isabel la católica y a su
sobrina Juana la Beltraneja, coincide con el
fallecimiento de Juan II de Aragón y el ascenso
al trono de su hijo Fernando, con lo que culmina
la unión dinástica de las dos coronas en las
figuras de Isabel de Castilla y Fernando de
Aragón.
Isabel firma con Fernando la Concordia de
Segovia (1475), pacto por el cual reina
conjuntamente con su marido.
Pero, aunque los Reyes Católicos -título concedido en 1494 por el Papa Alejandro VI-
gobernaron conjuntamente en todos sus territorios, la unión de Castilla y Aragón fue
meramente dinástica, ya que cada reino conservó sus propias leyes e instituciones, sus
monedas y sus sistemas de pesos y medidas. Había aduanas entre ambos reinos. No se
plantearon crear una monarquía centralizada. Castilla y Aragón mantienen su
organización política respectiva. Sólo están unidos en cuanto a política exterior, aunque
las zonas de influencia son distintas: Italia es la zona de influencia aragonesa y América
y el Norte de África castellana. Prueba de que la unión no es total es que al morir Isabel,
Fernando no será nunca rey de Castilla sino regente.

La monarquía autoritaria: características del nuevo estado

Los RRCC se propusieron transformar una monarquía de tipo feudal, con gran
poder por parte de la nobleza, en una monarquía autoritaria, con predominio de los reyes.
Para ello iniciaron reformas encaminadas a reforzar la autoridad de la monarquía,
dotándola de instrumentos de control:
o La nobleza era el grupo que más podía truncar las aspiraciones autoritarias de la
Corona. Por ello se redujo su poder político apartándola de los cargos superiores
de la administración, que fueron ocupados por juristas y letrados universitarios.
Como compensación, se consolidó su riqueza económica y su poder social y
apenas se
menoscabó su poder jurisdiccional. Cuando no hubo más remedio, la sometieron
militarmente.
o Las órdenes militares, creadas en el siglo XII con el espíritu de cruzada de la
Reconquista, se habían convertido en poderosas instituciones con elevadas rentas
y un inmenso patrimonio territorial. Los RR CC se propusieron controlarlas, para
limitar su poder político y para beneficiarse de sus rentas, que compensarían las
pérdidas de la
Corona. Para ello presionaron a las Órdenes Militares castellanas para que
eligieran al rey como gran maestre de cada una de ellas. De este modo, Fernando
fue nombrado gran maestre de la Orden de Calatrava en 1487, de la de Alcántara
en 1494 y de la de Santiago en 14997.
Los Reyes Católicos desarrollaron una política de fortalecimiento de las
instituciones de gobierno, creando una serie de organismos nuevos y reforzando los
existentes:

 Crearon la Santa Hermandad, cuerpo armado que debía garantizar la seguridad


en las ciudades y los campos, y reprimir el bandidaje en los caminos, incluido el
bandidaje de la pequeña nobleza.
 Crearon un ejército profesional permanente, independiente de la nobleza, que
estaría formado por los Tercios Reales (primer ejército moderno dependiente de
la corona, prescindiendo de las mesnadas de los nobles).
 Someten a la Iglesia con la creación del Patronato Real, que da una serie de
poderes a los reyes sobre la Iglesia, incluida la presentación de obispos al Papa
(los reyes presentaban al Papa varios candidatos para que eligiese a uno como
obispo).
 En materia de justicia, consolidaron la Chancillería, con función de tribunal
superior y la Audiencia, como tribunales de rango inferior.
 Crearon la figura del corregidor, especie de alcalde delegado del rey en las
ciudades y municipios. Lo designaba el rey y lo costeaba el municipio, lo que le
daba un carácter impopular.
 Establecen embajadores permanentes en los principales países.
 Modernizaron el Consejo Real, al desbancar de éste a la alta nobleza y el clero,
sustituidos por burgueses letrados fieles a la Corona, siendo el órgano de gobierno
más importante. Se constituyeron consejos especializados en ciertas materias,
como el de Aragón, la Inquisición o el de Indias.
 Fundaron la Inquisición para perseguir a los falsos conversos. Se trata de la única
institución común a ambas coronas. El Papa otorga a los Reyes Católicos amplios
poderes para designar a los principales cargos del Tribunal. Torquemada fue el
primer Inquisidor General de Castilla y Aragón.
 En la fiscalidad, los reyes aseguraron la capacidad recaudadora de la Hacienda
Real, para cobrar más impuestos y ser más poderosos. La alcabala, que gravaba
las transacciones económicas, constituía la principal fuente de ingresos.

De esta forma, el poder real crece y se centraliza, y se impondrá a la nobleza que cada
vez dependerá más de la monarquía. Se impone, pues, la monarquía autoritaria.

2- Explica las causas y consecuencias de los hechos más relevantes de 1492

Los hechos más relevantes de 1492 fueron: la conquista del reino de Granada, lo que
supuso el fin de la reconquista, la expulsión de los judíos y el descubrimiento de América

- La conquista del reino de Granada


Uno de los objetivos del reinado de los RRCC fue la unificación territorial, uno de los
pasos para lograrlo fue la culminación de la reconquista con la toma del reino de Granada

El reino nazarí de Granada (integrado por territorios de las actuales provincias de


Almería, Granada y Málaga), último reducto musulmán, es el primer objetivo. El reino se
había mantenido como vasallo de Castilla desde 1246. Los Reyes Católicos deciden
finalizar la Reconquista y tomar Granada. La guerra civil granadina entre bandos
nobiliarios rivales facilitó los avances cristianos. La conquista fue una guerra de asedios
más que de batallas a campo abierto. La capital nazarí resiste durante meses, a pesar de
tener cortadas las líneas de suministro. Finalmente es ocupada por las tropas cristianas el
2 de enero de 1492. El último rey nazarí, Boabdil, se retira, según lo acordado, al señorío
de la Alpujarra granadina (aunque más tarde se traslada a Fez- Marruecos- hasta su
muerte). Así se pone fin a casi ocho siglos de presencia musulmana en la península
Ibérica.
Con el fin de la guerra se firmaron las Capitulaciones de Santa Fe: los granadinos
conservan su religión, su libertad, propiedades, armas y derecho tradicional. Sin embargo,
la tolerancia duró poco, ya que en 1499 el cardenal Cisneros acabó con ella, a la vez que
se implantaba la Inquisición. Los musulmanes se sublevaron, fueron sofocados y
obligados a elegir entre conversión o exilio. La misma medida se aplicó a los mudéjares
de Castilla. Los conversos serán llamados moriscos.

- La expulsión de los judíos


En cuanto a la política religiosa, los RRCC liquidaron la tradicional tolerancia
practicada en los reinos hispánicos en los siglos anteriores.

La convivencia entre cristianos y judíos estaba muy deteriorada desde mediados del
siglo XIV. La hostilidad de los cristianos viejos contra los conversos era patente, y
además se extendía la idea de que los conversos seguían en buena medida fieles a la
tradición judaica. Los peores delitos eran achacados, en la mentalidad popular, a los
judaizantes. En este contexto, los RRCC buscaron un procedimiento para perseguir a los
falsos conversos. Ese instrumento fue la Inquisición (1480), tribunal que ya había
existido en Europa en la Edad Media. El tribunal, aunque aprobado por Roma, debería de
estar bajo las órdenes de los reyes. Sería, por lo tanto también, un instrumento político.
Los procedimientos de los inquisidores fueron: admisión de denuncias anónimas, empleo
de la tortura como medio para arrancar confesiones, confiscación de los bienes de los
condenados, transmisión de la deshonra a sus herederos…El tribunal podía imponer penas
diversas (cárcel, multas, azotes...), pero si un reo era castigado con la pena capital se le
entregaba a la justicia secular, que se encargaba de ejecutar la sentencia. Sólo en los tres
primeros años perecieron en Sevilla en la hoguera más de quinientas personas. Desde
Sevilla, la Inquisición se extendió a toda España, incluida la Corona deAragón. El tribunal
logró un notable desarrollo cuando fue nombrado en 1484 inquisidor general para Castilla
y Aragón el dominico fray Tomás de Torquemada [un converso].

La otra medida religiosa tomada por los RR.CC. fue la expulsión de los judíos, obligados
a salir de sus reinos en marzo de 1492. Se les concedía un plazo de cuatro meses y se les
permitía llevarse sus bienes, aunque no en forma de metales preciosos. Los RR.CC
practicaron inicialmente una política de protección a los hebreos, al igual que habían
hecho sus antecesores. Pero la hostilidad popular era grande y seguía creciendo ya que
circulaban acusaciones, generalmente falsas, contra los hebreos. En 1480 se obligó a
judíos y a mudéjares a residir en zonas cercadas a la manera de guetos (aljamas y
morerías). En marzo de 1492 se firmó el decreto de expulsión, dándoles un plazo hasta
fines de julio para abandonar España, a no ser que se bautizasen. Esto último se
sobreentendía, pues no aparece en el decreto. Disponían de ese plazo para vender sus
bienes. No podían sacar oro ni plata, ni monedas, armas, caballos... Podían llevarse su
fortuna en forma de letras de cambio. La mayor parte partió a Portugal, donde poco
después se decretó su expulsión o conversión, otros al norte de África y otros al
Mediterráneo oriental (Palestina), donde constituyeron la comunidad sefardí o sefardita
(Sefarah es España en hebreo).
Una Monarquía centralizada, como la de los Reyes Católicos, requería una base religiosa
uniforme. Aparte de la pérdida demográfica (unos 100.000), la expulsión fue negativa
porque afectó a gentes que desempeñaban actividades destacadas en la vida mercantil y
financiera: crédito, comercio, administración y medicina.

- La Conquista de América

Durante el reinado de los RR.CC. se produce el descubrimiento de América, hecho que


tendrá transcendentales consecuencias para España y Europa. El descubrimiento se
produjo gracias a los avances e innovaciones que permitirán surcar el océano Atlántico:
en cartografía, en instrumentos de navegación como el astrolabio y la brújula, y un
nuevo tipo de barco que será decisivo: la carabela. El objetivo que se perseguía era la
búsqueda de oro, azúcar, esclavos, pesquerías y sobre todo la ruta hacia las Indias
(especias).
La pugna entre la Monarquía Española y Portugal se solucionó en 1494 con la firma del
tratado de Tordesillas que establecía la línea divisoria entre los dominios de ambos a
370 millas al oeste de Cabo Verde. Colón planteó un camino alternativo para las Indias:
el Atlántico dirección oeste. Ofrece su proyecto a Portugal y después a Castilla. En abril
de 1492 firma Colón con los RRCC las Capitulaciones de Santa Fe por las que Colón era
nombrado Almirante de todas las tierras que descubriera y recibiría un 10% de las
ganancias. Los RRCC por su parte le proporcionaron tres carabelas: la Pinta, la Niña y la
Santa María con las que descubrió América el 12 de octubre de 1492.
En 1521 Magallanes y Juan Sebastián Elcano dieron la primera vuelta al mundo.

LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI

Con Carlos I, nieto de los Reyes Católicos, llegaron al poder los Habsburgo,
también conocidos como los Austrias. En el siglo XVI gobernaron dos reyes:
Carlos I en la primera mitad de siglo y Felipe II en la segunda. Son los
denominados Austrias Mayores para exaltar su labor frente a sus sucesores, los
Austrias Menores, a los que se responsabilizó del declive político de España
durante el siglo XVII.
Durante el siglo XVI la monarquía hispánica se convirtió en la gran potencia
hegemónica de Europa, a la que se añadía un enorme imperio colonial que
incluyó Portugal en 1580. Pero también durante el siglo XVI se fraguó el germen
de su decadencia futura con el endeudamiento crónico de la monarquía y el
empobrecimiento de Castilla, en beneficio de la banca, la industria y el comercio
extranjero, que se convirtieron en receptores de las riquezas llegadas de América.

3- Compara los imperios territoriales de Carlos I y el de Felipe II, y explica los


diferentes problemas que acarrearon

EL REINADO DE CARLOS V (1516-1556). LA HERENCIA

Carlos I de España y V de Alemania, hijo de Juana la Loca y Felipe el


Hermoso, nació en Gante en 1500 y heredó un importante número de territorios:
 Por línea materna (Juana la Loca) :

- hereda de su abuela Isabel, la Corona de Castilla,


Canarias, las plazas norteafricanas y las Indias.

- De su abuelo materno, Fernando, hereda la Corona de


Aragón y sus posesiones en Italia (Cerdeña, Nápoles y Sicilia).

 Por línea paterna (Felipe el Hermoso):

- hereda de su abuela María de Borgoña, los Países Bajos, Luxemburgo y el


Franco Condado.

- De su abuelo paterno, Maximiliano de Austria, hereda Austria, Tirol y sur de


la actual Alemania, así como los derechos al trono imperial alemán (Sacro
Imperio Romano Germánico).En 1519, fue elegido emperador del Sacro Imperio
con el nombre de Carlos V.

* Llegó a España en 1517 y fue coronado ese año como soberano de los reinos de
Castilla y de la Corona de Aragón, pero heredó el trono en 1516. De modo que llegó a
España a la temprana edad para ser rey de 17 años, y fue emperador a los 19.
Los conflictos exteriores de tan vasto imperio fueron constantes y provocaron
enormes gastos militares. Carlos I sueña con la unión del mundo cristiano bajo el mando
único del emperador. Esta idea se conoce con el nombre de Universitas Christiana.

 Rivalidad con Francia

La lucha por la hegemonía europea llevó al emperador a enfrentarse con Francisco


I de Francia, debido a la rivalidad personal existente entre ambos monarcas, la
incorporación a Castilla del reino de Navarra, no aceptada por Francia, y las luchas por
la hegemonía en Italia.
Carlos V hizo frente a seis guerras contra Francia.
En 1521 los franceses invadieron Navarra y desde Milán trataron de asegurar su
hegemonía en el norte de Italia. Los franceses fueron rechazados en Navarra y
derrotados en el Milanesado en la batalla de Pavía (1525) en la que el propio rey,
Francisco I, fue hecho prisionero. Así, España afianza su predominio con el control de
Milán, que se incorporó a los dominios españoles.
El Papa Clemente forma la Liga Clementina (con Francia e Inglaterra) por la
posesión y el control de los territorios italianos. Las tropas de Carlos V saquearon Roma
(Saco de Roma). Se firma la Paz de Cambray (1529: el emperador renuncia a
Borgoña, pero se reconoce su hegemonía sobre Italia.

 Lucha contra los turcos

La amenaza turca en la zona mediterránea era constante. La confrontación tuvo dos


escenarios:

- En el centro de Europa, los ejércitos del sultán turco Solimán el Magnífico


ocuparon Hungría y sitiaron Viena, amenazando los territorios de la casa de
Austria. Las tropas turcas fueron detenidas por el ejército imperial a las puertas
de Viena.

- En el Mediterráneo occidental, los corsarios de Barbarroja (gobernador de


Argel que se unió a los turcos contra los españoles) ocuparon varias plazas
conquistadas por Fernando el Católico en el norte de África. Incluso saquearon
algunos pueblos de la costa española. Carlos V se apoderó de Túnez, pero sufrió
la derrota en Argel, a consecuencia de la cual la mayor parte del Mediterráneo se
convirtió en un “lago turco”, siendo un mar inseguro hasta Lepanto (1571).

 Lucha contra los protestantes

Alemania había sido el principal escenario de la reforma de Lutero, a la que se


habían adherido numerosos príncipes para fortalecer su poder mediante la confiscación
de bienes a la Iglesia Católica. En 1521 Carlos V convocó la Dieta* de Wörms, en la
que el emperador fijó su oposición a Lutero y reclamó del Papa un concilio para la
reforma de la Iglesia: algunos príncipes alemanes protestaron (protestantes)
En 1545, el papa Pablo III, apremiado por el emperador, convoca el Concilio de
Trento para intentar solucionar el problema de la Reforma. Finalmente, el emperador
tuvo que luchar contra los príncipes protestantes, a los que derrotó en la batalla de
Mühlberg (1547). La victoria aumentó su poder en Alemania pero no resolvió la
cuestión al seguir extendiéndose las ideas luteranas. Por la Paz de Augsburgo, en 1555,
se reconoció la libertad religiosa, por lo que se hizo oficial la ruptura religiosa de
Europa entre protestantes y católicos.

En esta época, 1555-56, Carlos V renunció a sus dominios en la península Ibérica,


en Borgoña e Italia a favor de Felipe II y cedió sus derechos imperiales y dominios
austríacos a su hermano Fernando, retirándose al monasterio de Yuste.

* Dieta: Reunión de príncipes alemanes.

EL REINADO DE FELIPE II (1556-1598)

El reinado de Felipe II marca el apogeo del Imperio


Español, la etapa, junto a la de su padre Carlos, en que
España fue más poderosa a escala internacional. Hijo y
heredero de Carlos I de España e Isabel de Portugal, era
nieto por vía paterna de Juana “la Loca” y Felipe I “el
hermoso” y de Manuel I de Portugal y María de Castilla
(otra de las hijas de los RRCC) por vía materna.

Felipe II es el prototipo del monarca absoluto.


Trasladó la capital a Madrid, y construyó la monumental
residencia del Escorial. Además del patrimonio de su
padre (no el título de emperador) heredó dos objetivos políticos fundamentales:

 la lucha por la hegemonía en Europa


 la defensa de los territorios que formaban su patrimonio.
POLÍTICA EXTERIOR
Portugal
En 1580, el trono de Portugal quedó desierto al morir el rey sin descendientes.
Felipe II era hijo de Isabel de Portugal e hizo valer sus derechos. Derrotó al ejército
portugués. Se ganó a la clase dirigente lusa prometiendo respetar su autonomía y
garantizar la protección de su comercio (España era una gran potencia, que podía
defender mejor las posesiones portuguesas). Además, utilizó el dinero para comprar
partidarios. En 1581 es nombrado soberano de Portugal. Eso significaba la unificación
plena del territorio peninsular, a la vez que implicaba el aumento del imperio
marítimo: Brasil y enclaves comerciales en África y Asia. Portugal se mantendrá
unido a España hasta 1640, en que se independizó con Felipe IV.

Francia
La rivalidad entre Carlos I y Francisco I reverdece con Felipe II y Enrique II. El
conflicto tiene dos vertientes:

 la guerra con Francia, causada por las viejas diferencias no resueltas y el temor a
que el nacimiento de un heredero del matrimonio de Felipe con María Tudor de
Inglaterra significara un cerco completo a Francia

 la guerra contra el Pontificado, que ve en peligro su poder temporal, si el


poderío español sigue reafirmándose en el Mediterráneo, especialmente en Italia.

Los franceses son derrotados en San Quintín (1557). Enrique II, rey de Francia,
buscará a partir de entonces la paz, que llegaría en 1559 con la firma de la paz de Cateau-
Cambresis, con ella se confirmaba el dominio hispánico sobre Italia (Enrique II
renunciaba a Italia) y se inicia la etapa de supremacía hispánica en Europa. Los dos
soberanos se comprometían a prestarse ayuda mutua contra la herejía y a trabajar en pro
del Concilio. Resultado de la paz será el matrimonio de Felipe II, viudo por segunda vez,
con Isabel de Valois, hija del monarca francés.

Turcos

Luchó, con la Liga Santa (Papa, Venecia y España), contra los turcos. Tras la
victoria de Lepanto (1571), con don Juan de Austria como jefe supremo de la flota, el
Mediterráneo Occidental se hace cristiano, acentuándose la decadencia turca.

Las diferencias entre España y Venecia dificultaron las acciones y en 1573, Venecia
firmó la paz con los turcos, poniendo fin a la Liga Santa. En 1577 España firma la
tregua con el sultán turco, base para la larga paz del Mediterráneo.

Protestantes: guerra contra Flandes e Inglaterra

La guerra de Flandes mezcló tres cuestiones:

 Una política: la resistencia de la población a las tendencias autoritarias de un


monarca que pretendía gobernarlas en la distancia.
 Otra religiosa: en general, las provincias del sur (actual Bélgica) se mantuvieron
dentro de la ortodoxia católica mientras que las del norte (actuales Países Bajos)
aceptaron el calvinismo.
 Una última económica: las dificultades para mantener al ejército, en especial
cuando la crisis de 1575 castigó duramente las finanzas de la monarquía. Los
amotinamientos de los tercios de Flandes, que estaban descontentos por la falta
de paga, estuvieron a la orden del día.

Estas cuestiones y la política inflexible de los gobernadores enviados por Felipe II,
más propensos a la represión que a la negociación con los disidentes, fomentaron un
estado de conflicto permanente. Una abundante producción de panfletos contra el
monarca y sus delegados sostuvo el ánimo de los opositores al rey, que no pudo impedir
la división definitiva entre el norte calvinista y el sur católico.

La alianza que Carlos I había mantenido con Inglaterra se prolongó durante los
primeros años del reinado de Felipe II, pese a que una reina protestante, Isabel I (1558-
1603), ocupaba el trono inglés. La situación cambió a partir de 1568. Los corsarios
ingleses empezaron a obstaculizar el comercio entre España y América mientras los
holandeses interferían las relaciones marítimas entre España y Flandes. En 1587, el
vicealmirante británico Drake entró en la bahía de Cádiz y quemó unas cuantas naves.
El apoyo de la corona inglesa a la piratería y a los calvinistas de los Países Bajos, dio
pretexto a Felipe II para enfrentarse a Inglaterra. Envió contra ella la Armada
Invencible, que fue destruida. La lejanía de sus bases, la movilidad de la armada inglesa
y las tormentas provocaron el desastre de aquella aventura naval. Se hizo célebre la
frase del rey español: Yo no mandé mis barcos a luchar contra los elementos. Esta
derrota supuso la ruina de la marina española.