Está en la página 1de 11

Importancia de preservar la escena del crimen: principales

procesos y procedimientos

En lo tocante a la ciencia, la
autoridad de un millar no es
superior al humilde razonamiento
de una sola persona. Galileo
Galilei (1564-1642)
El presente ensayo, se desarrolla teniendo en cuenta los vídeos visualizados,
según la tarea asignada en el curso de criminalística general, desde un punto
de vista analítico y crítico, así como de contextualizarlo y compararlo con la
realidad nacional y local de Cajamarca. La mayoría de aspectos que se
desarrollan en el presente ensayo corresponde entonces al análisis de los
vídeos y a las vivencias u observaciones que se tiene en el desempeño de la
profesión, recurriendo en lo menos posible a la bibliografía y ayudados con
vídeos asignados como trabajo y de otros que permiten explicar realidades
que pasan sobre todo en Cajamarca.

En primer lugar, es menester mencionar que los vídeos facilitan el aprendizaje


referente a la preservación de la escena del crimen, conteniendo
explicaciones respecto a fotografía forense, evidencias, indicios, la toma de
muestras, el embalaje, procedimientos en el caso de encontrar armas de
fuego, entre otros aspectos; aunque el vídeo, corresponde a una realidad de
México, la situación es que refleja mecanismos de procedimiento en casos de
un crimen como los mecanismos que se realizan en el Perú, aunque en forma
ideal, porque lo cierto es que debido a muchas limitaciones, en el interior del
país, muchas veces se alteran procedimientos que dificultan o distorsionan la
realidad de los hechos.

Lo cierto es que en la investigación que parte de la escena del crimen, es muy


importante y necesario que se haga de manera técnica, científica y con una
sola finalidad: descubrir la verdad, por lo que a continuación desarrollo el
siguiente escrito.

Introducción
La escena del crimen, es un espacio en el cual, cuando se realiza la
investigación, se debe tener en cuenta un conjunto de situaciones para
aprovechar todos los indicios y evidencias para que posteriormente se puede
de manera sistemática averiguar la verdad de los hechos; de tal forma que
los crímenes no sean perfectos y permita determinar la verdad de los hechos
y encontrar el responsable del crimen, el mismo que luego de ser evaluado
asumirá una responsabilidad.

La escena del crimen, por más simple que parezca, contiene una serie de
elementos que permiten inferir o reconstruir los hechos, recurriendo para
ello a la comparación, investigación científica y verificación en base a los
indicios o evidencias encontradas. Todo ello implica, que las personas
dedicadas al estudio de la escena del crimen, deben tener la preparación

1
suficiente y necesaria, así como el equipamiento necesario para poder facilitar
el estudio de lo sucedido.

Al visualizar los vídeos, se puede aprender que el estudio de la escena del


crimen, va desde el aislamiento del lugar de los hechos, hasta el recojo de
indicios y evidencias por profesionales especializados (peritos forenses). Lo
importante es que cada una de los indicios y evidencias, se deben tener
cuidado, por ello, no se debe contaminar ni alterar lo que se encuentra, ya
que al hacer un análisis de manera sistemática (todas las evidencias e indicios
de manera relacionada), permitirá explicar el suceso de los hechos e incluso
de los tiempos en los que sucedió el delito.

Entonces es importante y necesaria la preservación de la escena del crimen,


de tal forma que mientras más íntegra se mantiene, mejores serán los
resultados en la investigación; por ello:

La escena del crimen contiene los indicios y evidencias que


detallan cómo sucedió el crimen.
La escena del crimen, es el espacio, previamente identificado en el cual se
encuentran los indicios y evidencias, los mismos que serán útiles en la
investigación en función a la relación que tienen con el crimen y en función
al cuidado que se tenga al momento de la manipulación y cuidado de la
misma. Es muy importante considerar que “la escena del crimen contiene
los indicios y evidencias que detallan cómo sucedió el crimen, pero
los resultados y la verdad que se puede encontrar está en función a
la capacidad de los peritos y de la tecnología que dispongan. Es decir,
ambos se complementan y deben ser prioridad tanto para quienes
son investigadores, así como para los que implantan la política y
legislación criminal”

La idea que se propone en negrita y cursiva se puede complementar


mencionando lo siguiente:

Desde el punto de vista de la investigación criminal, la inspección


criminalística constituye una diligencia de gran trascendencia, porque
además de la carga probatoria que pueda aportar, permite el
esclarecimiento del hecho y la identificación del presunto autor o de la
víctima. Por ello, de producirse un acontecimiento que demanda la
intervención policial, el pesquisa deberá realizar la investigación
preliminar para determinar la naturaleza del suceso, la forma y las
circunstancias producidas, así como otros elementos de juicio que le
permitan evaluar la situación y sobre esta base, solicitar la intervención
del perito de criminalística, quien llevará a cabo inspecciones específicas
y minuciosas para el recojo de indicios y/o evidencias que permitan
probar la participación del presunto autor. Esta diligencia debe ser
realizada preferentemente por personal policial especializado (perito),
quien deberá tener presente que la escena del crimen es el más
fructífero manantial de información y que debe ser tratada
convenientemente, porque una evidencia de naturaleza física
encontrada, es más directa y objetiva que una declaración testimonial.
Además, es determinante dentro del proceso investigatorio que realiza

2
el pesquisa, orientándolo sobre las formas y circunstancias, los medios
empleados, así como la identificación, y hasta la personalidad del
presunto autor, y de la víctima, según sea el caso. Una inspección
criminalística se debe realizar con la presencia del representante del
Ministerio Público, quien proporcionará las garantías legales del acopio
de indicios y/o evidencias obtenidas, en cumplimiento a disposiciones
legales vigentes; siendo importante la coordinación entre el pesquisa,
perito y representante el Ministerio Público para la finalización de la
inspección (Lorente Acosta, 2014, p. 18-19).

De la cita anterior y al relacionarlo con lo visualizado en los vídeos indicados


para el desarrollo de la presente tarea, es preciso indicar que es de elevada
importancia que la escena del crimen se preserve, se estudie y se recoja las
evidencias necesarias para la investigación, ya que en función a ello estará la
determinación de situaciones que sucedieron para tener como consecuencia
un determinado crimen.

Incluso, es importante señalar que cuando se ve afectado uno de los derechos


absolutos del ser humano, es decir el derecho a la vida, y se encuentra un
cadáver como consecuencia de una acción delictiva, es importante que se
realice la investigación teniendo en cuenta todos los parámetros relacionados
con la fijación de la escena del crimen, porque ello garantizará la realización
de una investigación sin ningún tipo de perturbaciones ni contratiempos. Ello
porque se debe considerar que si bien es cierto que la víctima una vez que
ha perdido la vida no puede detallar las causas, formas y hechos de su
deceso; es muy cierto que las evidencias e indicios estudiados con
perspectiva científica, permitirán elaborar inferencias que expliquen de
manera lógica cómo han sucedido los hechos.

Los argumentos que justifican el texto resaltado en el párrafo anterior


son los siguientes:

La escena del crimen, se debe estudiar desde lo general, hasta la parte


específica, de tal forma que al final, se haga el recojo de evidencias que se
deben estudiar en el laboratorio, de acuerdo a la naturaleza de la evidencia
o indicio recogido. Para realizar la investigación desde lo general a lo
particular, algo muy importante y básico es la identificación del lugar de los
hechos, si es en una zona urbana, mencionar la dirección exacta de la
ubicación y si es una zona descampada, se debe tomar puntos de referencia
o incluso coordenadas geográficas, uno para que estudios posteriores de los
forenses lo hagan en el lugar adecuado y otra razón porque ello permitirá
proyectar otros tipos de pruebas, como testimonios o rutas de acceso.

En primer lugar, una vez conocida la noticia criminal, la autoridad que llegue
a la escena del crimen debe aislar el espacio, impidiendo que otras personas
ajenas a ello transiten o muevan algunos detalles, porque ello provocaría la
alteración de la escena del crimen, con ello una errónea interpretación de las
evidencias y hasta la probabilidad de dificultar o incluso imposibilitar la
investigación y con ello no encontrar el responsable.

3
En el caso del Perú, la autoridad que llega en primer lugar a la escena del
crimen es el personal de la Policía Nacional; por lo que, son ellos quienes
deben custodiar la escena del crimen para no ser alterada por personas que
nada tienen que ver con los hechos, o con familiares de la víctima, que en su
afán y desesperación puede borrar, mover o incluso desparecer evidencias o
indicios que serían de mucha importancia para el estudio e investigación del
crimen. Entonces el aislamiento y la preservación de la escena del crimen,
antes que los forenses empiecen a marcar o desarrollar sus actividades
investigativas, es muy importante, porque eso constituirá la veracidad de los
hechos y evidencias.

En Cajamarca, sucede una realidad particular, como la Municipalidad


Provincial brinda el servicio de Serenazgo, aunque en la actualidad estar
siempre acompañado de un policía, llega a la escena del crimen y en su afán
o buena intención de aportar en la investigación, ingresan a la escena del
crimen, sin los cuidados y requerimientos básicos, tales como guantes, botas,
ropa y equipamiento. Todo ello, provoca una pérdida o alteración de aspectos
que serían muy útiles en la investigación.

Por ello, la preservación del lugar de los hechos, es de suma importancia,


porque la sistematización de las evidencias e indios, facilitará a las personas
involucradas en la investigación explicar el suceso de los hechos de manera
lógica, científica y temporalizada.

Se dice que la explicación será de manera lógica, porque los indicios y


evidencias se relacionarán obedeciendo a una lógica; es decir, si bien es cierto
que el hecho delictivo sucede de manera violenta, también es cierto que nada
puede suceder de manera aislada, por ello se dice de manera lógica y
sistematizada; en otras palabras, nada sucede aislado de los hechos, siempre
en función a los hechos y circunstancias; por lo que, la alteración de una de
las evidencias y hechos constituye al mismo tiempo una interrogante y un
obstáculo para el forense.

El suceso de los hechos es científico, porque la sucesión de los hechos no son


subjetivos, es decir, obedecen a una realidad y en la realidad lo que sucede
de manera subjetiva; vale decir, que si bien es cierto quien delinque puede
tener la intencionalidad de borrar evidencias, cambiarlas o manipularlas con
la finalidad de ocultar el crimen o evadir la responsabilidad, pero lo que no
puede negar o cambiar es el suceso en sí, el mismo que es científico por
naturaleza. Vale decir, que los hechos suceden, no se pueden subjetivar,
porque corresponden a la ciencia y la objetividad. Lo que sí se puede
subjetivar es la interpretación de los hechos en función a lo que se dispone,
de donde se pude deducir que es demasiado importante preservar la escena
del crimen, porque mientras más real es, mejores evidencias e indicios se
recogerán y con ello mejor la investigación.

Se indica que los hechos son temporalizados en la escena del crimen, porque
obedecen a una secuencia de sucesos que permiten hilvanar los hechos uno
tras otro. Por ello, por ejemplo, si se encuentra una persona muerta con una
herida de bala, con un poco sangrado, pero en otro espacio un charco de
sangre que corresponde a la víctima, significa que antes que esté en la

4
posición final, significa que estuvo (viva) o el victimario movió al cadáver con
la finalidad de crear confusión en la interpretación de los hechos.

La escena del crimen, si bien es cierto se puede preservar con el impedimento


en el acceso de personas extrañas al mismo, también es cierto que los
factores ambientales irá modificando y destruyendo poco a poco las
evidencias e indicios; además, si se trata de un homicidio el cadáver deberá
pasar los exámenes legales correspondientes, por lo que no podrá
permanecer todo el tiempo que dure la investigación; por ello, la fijación
fotográfica es demasiado importante, porque permitirá reconstruir la escena
del crimen en imágenes para buscar respuestas, exponer razones o
reconstruir posiciones.

La fotografía es una forma de fijar la escena del crimen en imágenes, pero


que requiere de dos aspectos puntualmente importantes: Por un lado,
cámaras de alta resolución para que luego se pueda investigar detalles muy
puntuales y por otro lado que el profesional de fotografía forense debe ser
una persona capacitada, que tenga los mecanismos y técnicas desarrolladas,
de tal forma que las fotografías que se tomen, tengan el ángulo, enfoque y
cuadre necesario; además, cada una de las fotos debe tener puntos de
referencia de posición y tamaño. Todo ello para que, mediante las imágenes
permita demostrar ante las autoridades que lo requieran (representante del
Ministerio Público, Juez y peritos) sobre las evidencias de lo que sucedió y de
las que se presentan.

Es importante que la fotografía se tome desde una perspectiva amplia


(general) a una perspectiva específica; en otras palabras como se indica en
el vídeo de estudio para el presente trabajo, desde las fotografías
panorámicas hasta las de acercamiento, mediando acercamiento y gran
acercamiento; de tal forma que facilite la ubicación general de la escena del
crimen, así como de cada uno de los detalles que se encuentran o han
sucedido en el lugar específico de los hechos; además, la fotografía permitirá
conservar en imagen las evidencias que se encuentren de tal forma que en
algún momento de la investigación se pueda hacer un paralelo con los
elementos en cadena de custodia. Es decir, es importante crear un recorrido
visual de la escena del crimen desde los exteriores hasta cada uno de los
detalles de la escena del crimen.

La escena del crimen, a diferencia de otros escenarios, es el lugar en el cual,


de acuerdo a lo que se encuentra y se recoge permitirá el esclarecimiento del
hecho y si es posible en base a lo que se encuentra la identificación del
presunto autor; por ello, participar en la escena del crimen implica que la
persona tiene una función determinada en el recojo de evidencias o indicios
u otra función que facilite aprovechar al máximo la riqueza que tiene para la
investigación. Es decir, en la escena del crimen no hay, no deben haber y no
es ideal que existan personas que no están capacitadas o que sean quienes
colaboren en la investigación, en otra palabras que sean las personas
capacitadas para tal fin y solo las necesarias para facilitar la investigación.
Estarán los forenses necesarios y la tecnología adecuada.

Cuando los forenses acuden y exploran la escena del crimen deben


preservarla hasta el último momento de la investigación, para ello, deben

5
ingresar con la vestimenta adecuada y necesaria, para así no alterar ni
contaminar, de lo contrario ante una investigación científica posterior puede
verse afectada la investigación. Detalles que los forenses deben tener cuidado
como no dejar huellas digitales de ellos mismos, no mover evidencias o
indicios, porque la posición, la distancia y forma son importantes en la
investigación.

En el común de los casos, lo que se observa, incluso a través de los medios


de comunicación que los forenses cuando están en la escena del crimen, lo
que sí tienen es un chaleco que indica de qué institución es, pero no tienen
guantes o zapatos adecuados para no borrar huellas o dejar huellas. Puede
ser esto, reflejo de la carencia de recursos, pero igual no es justificación
porque científicamente dificulta el ingreso de huellas, restos o mecanismos
que no corresponden a la escena del crimen.

Entonces, luego de la perturbación de la realidad realizando una conducta


delictiva, el criminal deja la escena del crimen lista para ser estudiada, pero
el forense no debe olvidar que para que la investigación sea fructífera, es
necesario la nula o mínima contaminación de la escena; por lo que, debe
tener cuidado en sus movimientos y acceso, tratando en todo momento de
evitar el borrado o la alteración de situaciones que son claves para la
investigación.

En el Perú, respecto a la fotografía forense es necesario mayor


implementación, tanto con máquinas fotográficas de alta resolución, así como
de profesionales preparados para las tomas. En Cajamarca, de las
oportunidades que se ha hecho seguimiento en escenas del crimen, no se han
fotografiado y si se han hecho no ha sido de la manera adecuada, quedando
como retrato de la escena del crimen lo que pudieron captar las cámaras de
los medios de comunicación o de algún aficionado que trató de captar dentro
de sus posibilidades y a la distancia lo que se pude observar del crimen.

Por ello, los investigadores deben protegerse, para proteger la escena del
crimen y de todo lo que contiene, eso se debe realizar de manera sistemática
y en equipo, para así poder correlacionar todos los indicios posibles de
acuerdo a la escena del crimen y de la necesidad de los peritos que sean
necesarios.

Es necesario indicar, que en todo abordaje y estudio de la escena del crimen,


es necesario que el equipo de participantes estén dirigidos por un responsable
o líder del grupo, de tal forma que las decisiones sean tomadas de manera
adecuada y coordinada; es decir que todo lo que se haga responda a un
estudio unitario y apuntando a sistematizar las evidencias, porque ello
facilitará la investigación y la determinación de cómo pudieron suceder los
hechos.

En el vídeo, indica que todo equipo debe estar acompañado de un perito


químico, el mismo que tomaría muestras necesarias; lo cierto, es que (desde
mi punto de vista), que quienes abordan en ingresan al estudio de la escena
del crimen, depende de las evidencias e indicios que puedan visualizarse; por
ejemplo, si existe una arma de fuego debe haber un perito en balística y así
por el estilo.

6
Cuando se trata de un homicidio, es importante que además de todos los
elementos que constituyen indicios y evidencias se puedan preservar para
facilitar la investigación tan o más importante es tener en cuenta la posición
del cadáver, es decir orientación, posición corpórea, así como de las
pertenencias que tiene al momento que se lo encuentra, ello porque a partir
de eso, también en cierta forma permitirá plantearse las hipótesis
correspondientes. Por todo ello, es necesario la fijación de medidas de la
ubicación del cadáver respecto a puntos de referencia inamovibles en el lugar
de los hechos; de tal forma que posteriormente permita facilitar explicaciones
o relacionar las evidencias, en función a criterios técnicos científicos.

Es necesario y obligatorio, que las evidencias del crimen se señalen y


enumeren con los señaladores en pie ¿pero cuál es la razón para la utilización
de ellos?, la situación es bien práctica, por un lado permitirá indicar en qué
parte o lugar de la escena se encuentra cada uno de ellos, al mismo tiempo
permitirá que en la fotografía se fije, para así en los estudios y explicaciones
posteriores, se pueda evidenciar el posible orden de los sucesos y así de
manera sistemática (no aislada), se relacionen cada uno de los indicios y
evidencias, de tal forma que permita darle solidez a la hipótesis de sucesión
del crimen. Entonces, la señalización de ello, sino se realiza es una situación
de descuido por parte de los peritos, porque si no realizan la ubicación con
planimetría y tampoco no realizan la fijación de evidencias con los
señaladores de pie, luego para explicar la sucesión de los posibles hechos o
formular la hipótesis de investigación, se caerá en el subjetivismo. La no
señalización es una situación grave en la investigación de un crimen. Ello
suele suceder en los casos de investigaciones de crímenes en Cajamarca,
donde en la mayoría de los casos, no utilizan señalizadores, esto se puede
evidenciar en los diversos vídeos de levantamiento de cadáveres en casos de
homicidios1 o suicidios en Cajamarca.

Los procesos o procedimientos que se realicen en la escena del crimen, deben


ser desarrollados bajo un ambiente aislado, libre de perturbaciones, de tal
forma que los peritos forenses tengan la tranquilidad de realizar mejores
observaciones y mejor visión en el recojo de indicios; aunque en la realidad
peruana, según se observa en los medios de comunicación, en el afán de
informar en algunos casos la prensa pregunta a los peritos forenses cuando

1
https://www.youtube.com/watch?v=fJIfBEIOZOY Encuentran a cadáver de una
mujer en la esquina del patio de un colegio de Cajamarca, se puede visualizar que
no realizan el aislamiento de la escena del crimen (que quizás no es necesario),
pero lo que sí es necesario es que se coloque señalización de las evidencias, como
la que en el reportaje menciona el periodista; sin embargo no se realiza. Lo mismo
se puede evidenciar en el levantamiento de cadáver de un hombre que encuentran
muerto en Cajamarca, no hay señalizadores de pie, es más se observa un desorden
de los peritos forenses, lo que se puede visualizar en el link
https://www.youtube.com/watch?v=NjuipY4clwQ. En este caso, si bien es cierto si
se aísla la escena del crimen, lo que también se evidencia es que no hay
señalizadores pie o al menos algún equivalente para algunas evidencias o será que
el forense observó que no hay evidencias más que el cadáver. Pero si es bueno
rescatar que en algunos casos si se siguen las formalidades criminalísticas para el
levantamiento de cadáveres y estudio de la escena del crimen, como se puede
observar en el levantamiento del cadáver de un albañil en la ciudad de Cajamarca,
registrado por el periodismo de Cajamarca, registrado en el vídeo en el siguiente
link: https://www.youtube.com/watch?v=gplEk6ZQiyo.

7
estos están realizando su trabajo; en otras oportunidades, la población o los
familiares de las víctimas, en su sentimentalismo – comprensible por cierto-
no dejan desarrollar las actividades de manera adecuada a los peritos
forenses. Esto es una realidad, que debe superarse, quizás una de las
situaciones que se puede ejecutar es que el radio de aislamiento de la escena
del crimen sea mayor, para así tener a la prensa, la población e incluso los
familiares alejados de la escena, permitiendo que los forenses realicen su
trabajo de manera adecuada; ya que, de la calidad en el recojo de indicios
sea posible formular una hipótesis que además de ser válida, sea también
una hipótesis verdadera. Es cierto que la realidad es diferente en cada uno
de las ciudades del Perú, pero es necesario que los peritos forenses realicen
sus actividades con las formalidades y protocolos establecidos, para así evitar
realizar manipulaciones que a la postre puedan facilitar que la defensa del
victimario (criminal), pueda evitar asumir la responsabilidad o que la pena
con la cual se lo sentencie, sea menor a su grado de responsabilidad. Por ello,
en la escena del crimen se debe realizar todas las señalizaciones posibles y
dentro delos parámetros protocolares.

La fijación de muestras mediante la fotografía, planimétricas y métricas; es


importantísimo, porque ello permitirá el recojo de todo lo que los forenses
han considerado constituye parte del crimen y que es posible moverlos,
porque también existirá indicios que solo se podrán recoger muestras o
realizar estudios in situ, tales como por ejemplo las muestras de manchas
que pueden ser sangre, otros líquidos derramados en el piso, entre otros.
Como se ha reiterado en varios párrafos de este escrito y que se infiere de
los vídeos observados, los indicios y evidencias en una escena del crimen
forman un sistema de situaciones, nada se da de manera aislada, todo tiene
una razón de ser, dentro de la lógica del suceso de fenómenos y hechos.

El levantamiento de indicios, no se realiza de igual forma para todos; es decir,


que cada uno de ellos se realizará de en función a su naturaleza, lo cual
determinará el embalaje adecuado, por ejemplo el embalaje o recojo de un
líquido derramado cerca a la boca del cadáver, se hará en material diferente
al que se recoge cuando se trata de un casquillo de bala. Entonces, esto
permite reafirmar que los forenses deben estar bien equipados para la
realización de las actividades periciales, de lo contrario si se realiza el
embalaje en material inadecuado, lo que provocará es el deterioro de la
muestra o indicio y con ello dificultad en la investigación. El levantamiento de
los indicios, debe corresponder a un inventario, en la medida de las
posibilidades también deben indicarse algunas características in situ, de los
que es posible realizar.

Los indicios, no terminan de estudiarse en la escena del crimen, necesitan


una exploración mayor de sus características en un laboratorio, para
determinar aspectos de importancia para el esclarecimiento de los hechos del
crimen. ¿Es suficiente con cumplir con los procedimientos y protocolos en el
recojo de indicios, así como su embalaje?, la respuesta es no, porque luego
de ello también es importante el cuidado y transporte de los mismos al
laboratorio, en el cual se realizarán todas las exploraciones posibles y
necesarias que tengan como fin la exploración del hecho criminal. O sea, cada
vez que se hable de recoger indicios, se debe pensar y actuar en:
identificación y señalización, recojo de acuerdo a su naturaleza, embalaje de

8
acuerdo a sus características, transporte al laboratorio de acuerdo a las
necesidades de estudio y la exploración en el laboratorio de acuerdo al perfil
o intención de investigación.

En la escena del crimen, cuando es homicidio por ejemplo, se encontrará una


serie de indicios, vale decir, de diferentes clases de indicios, cada uno de los
cuales obedecen a estudios diferentes, así como de la intervención de
diferentes especialistas forenses; esto por varias razones, pero sobre todo
que cada especialista conoce como realizar la manipulación de los indicios,
para así, no desnaturalizar el indicio y mantener como evidencia en una
investigación. En la escena de los hechos se pueden encontrar objetos de
diferente naturaleza, restos de sangre, líquidos, entre otros, que pueden
determinar de acuerdo a la forma y naturaleza del crimen; de donde se pude
deducir que es necesario que siempre existan peritos de diferentes
especialidades.

En el caso del embalaje de los indicios, se debe realizar sin la contaminación


de los peritos e incluso evitar la contaminación del medio ambiente, sobre
todo de aquellos elementos o muestras que se descomponen o desintegran a
medida que avanza el tiempo, esto llama mucho la atención en el Perú, sobre
todo en provincias, porque en Cajamarca por ejemplo, todo es bolsa negra,
al menos de los seguimientos de crímenes que se tiene la oportunidad de ser
observadores, pero lo más probable es que eso no depende de los peritos
forenses, sino lo más probable es que no se tenga de los materiales básicos
para realizar el embalaje de acuerdo a la naturaleza de cada uno de los
indicios. Es más, cabe resaltar que en el vídeo asignado para realizar el
presente trabajo, se observa que los peritos disponen de depósitos en diseño
y material variado, aspectos que no he observado en ningún caso de
levantamiento ni embalaje de indicios realizados en homicidios en la ciudad
de Cajamarca.

¿Por qué el embalaje debe ser de acuerdo a la naturaleza de los indicios? La


respuesta es por varias razones, pero la razón básica que justifica es que las
muestras o indicios no deben desnaturalizarse ni descomponerse, porque si
se embala con material inadecuado o de la forma inadecuada la esencia real
puede ser perturbada, o puede facilitar el ingreso de microorganismos o de
otros factores ambientales que puede borrar huellas, manchas, etc. Esto se
constituye en un reto para los forenses, pero el reto va acompañado de
presupuesto, capacitación, materiales y tecnología adecuada. Es decir, la
buena preparación del forense no es garantía de un buen recojo de indicios,
también depende de la diversidad de los materiales que disponga, para
embalar a cada uno de los indicios.

En el caso del embalaje de muestras de sangre se debe realizar en depósitos


adecuados (frascos) que se supone antes han sido esterilizados y libres de
toda contaminación, ello porque como se trata de un conjunto de células
dispuestas en plasma sanguíneo y de los componentes que dispone, el
proceso inmediato que empieza a sufrir es la coagulación. Las muestras de
sangre son determinantes para determinar si corresponden al occiso o al
victimario, con lo cual se tendría mucha más certeza para identificar el autor
del crimen. En otras palabras, por la presencia de células sanguíneas puede
incluso determinarse el ADN, prueba científica con un alto porcentaje de

9
credibilidad. Pero es preciso mencionar también que no siempre habrá casos
de muestras de sangre del victimario, eso dependerá de la forma cómo
sucedieron los hechos, pero sí es importante mencionar que el forense no
debe descuidar recoger muestras de sangre diferentes, incluso si es que
existen muestras de sangre en diferentes lugares de la escena del crimen.

La especialidad de los forenses es necesaria e importante en el manejo de las


situaciones de la escena del crimen, en primer lugar porque los indicios se
observarán, manipularán y embalarán de acuerdo a criterios científicos; por
ello, en el caso de encontrar indicios de disparos o incluso el arma de fuego
con la cual presumiblemente se disparó, el forense en balística debe realizar
el levantamiento y embalaje de manera correcta, teniendo cuidado en su
manipulación, observando si está cargada o no, porque incluso existen riesgo
para los forenses. En el vídeo, que corresponde a una realidad de México, se
observa que tienen depósitos especiales para tal fin; sin embargo debo
aclarar con mucha pena, que en el Perú y por vivencias observadas en
Cajamarca, todo es bolsa negra.

También en la escena del crimen, donde está el cuerpo del occiso, se pueden
encontrar otros indicios, tales como armas corto punzantes, objetos de
diferente naturaleza que probablemente pudo utilizar el homicida para la
realización del crimen. Todo ello, debe etiquetarse, inventariarse y embalarse
de tal forma que se contamine o manipule lo menos posible, porque lo que
contengan (huellas, manchas y otros), será primordial en la investigación y
la determinación de los responsables en los casos que fuera posible.

En todos los casos que se proceda al embalaje de indicios, es imprescindible


tener en cuenta la menor manipulación posible, por eso en el vídeo
visualizado, se ve como los indicios correspondientes a armas de fuego, corto
punzantes u otros objetos se fijan en las cajas que se embalan, evitando el
movimiento libre, porque ello puede provocar situaciones negativas en el
estudio de cómo fueron los hechos en la escena del crimen.

Como se puede visualizar en el vídeo2 luego que se realiza la identificación y


señalización de todos los indicios, el levantamiento y embalaje de los mismos,
recién se procede a realizar la exploración de la víctima; para ello también se
siguen determinados procedimientos y protocolos, se entiende que
previamente se ha realizado la fijación fotográfica.

Esto es justificatorio, porque en primer lugar, es demasiado importante para


continuar la investigación que todo lo que el occiso disponga, la posición,
entre otros aspectos que contiene o demuestra, permitirá elaborar la
hipótesis correspondiente. También, es necesario mencionar que el estudio
del occiso no termina en la escena del crimen, luego es conducido a Medicina
Legal, conocido en el Perú como morgue, para realizarle una serie de
exámenes y pruebas que determinarán la causa de la muerte, órganos
afectados, entre otras situaciones que los médicos forenses y equipos de
estudio tienen.

2
https://www.youtube.com/watch?v=rCYjj72BxZM&nohtml5=False. Vídeo
asignado por el responsable del curso de Criminalística General
10
CONCLUSIÓN
La investigación de un crimen, empieza con el estudio de la escena del
crimen, para ello, es importante la preservación de la escena del crimen con
el aislamiento e ingreso solo de los peritos que sean necesarios, porque ello
permitirá el recojo de indicios que faciliten la investigación. El estudio de la
escena del crimen, empieza con el aislamiento e identificación del lugar
(ubicación), fijación fotográfica de los ángulos adecuados, desde una posición
macro (general) a las específica; luego con la señalización de los indicios,
levantamiento y embalaje de los mismos considerando para ello un inventario
en el cual en la medida de las posibilidades se puede indicar algunas
características de cada uno de ellos; después la exploración del occiso y el
traslado para el estudio en medicina legal y el transporte de los indicios a los
laboratorios correspondientes para el estudio minucioso y el descubrimiento
de situaciones que el perito conoce. En otras palabras, lo que se ha indicado
corresponde a trabajo de campo de la Criminalística, en el cual debe
prevalecer los procedimientos, protocolos, capacidad de los forenses,
material adecuado y disponible, así como de la tecnología apropiada; además
que se realice con una capacidad analítica y crítica con criterio científico,
además de una gran capacidad de observación.

REFERENCIAS
Fuentes que sirvieron para reflejar realidades que se viven en el interior del
país – Cajamarca.

Corporación, A. (14 de Noviembre de 2014). Cadáver de una mujer en el


interior de colegio Julio Ramón Ribeyro - Cajamarca. Obtenido de
https://www.youtube.com/watch?v=fJIfBEIOZOY
Eduin, L. (14 de julio de 2015). Asesinan a maestro de construcción Civil en
Cajamarca. Obtenido de
https://www.youtube.com/watch?v=gplEk6ZQiyo
Lorente Acosta, J. A. (2014). Manual de Criminalística. Lima, Perú: Grijley.
Reporteros, C. (7 de octubre de 2015). Asesinan a persona sexo masculino
por ajuste de cuentas Cajamarca. Obtenido de
https://www.youtube.com/watch?v=NjuipY4clwQ

11