Está en la página 1de 3

La activación eléctrica de una sola célula cardíaca o incluso de un pequeño grupo de

células no produce voltaje suficiente como para poder registrarse en la superficie


corporal. La electrocardiografía clínica resulta posible por la activación de grandes
grupos de células miocárdicas ventriculares y auriculares cuya cantidad es de magnitud
suficiente como para que su actividad eléctrica pueda registrarse en la superficie
Corporal.

Onda P

La onda P es la primera onda del ciclo cardiaco. Representa la despolarización de las


aurículas. Está compuesta por la superposición de la actividad eléctrica de ambas
aurículas. (fig1)

Su parte inicial corresponde a la despolarización de la aurícula derecha y su parte


final a la de la aurícula izquierda ambas, representan la actividad eléctrica de esta
onda (P).

La duración normal de la onda P es menor de 0,10 s (2,5 mm de ancho) y un voltaje


máximo de 0,25 mV (2,5 mm de alto). Cuando es generada por el nodo sinusal es
positiva en todas las derivaciones, excepto en aVR donde es negativa y en V1 que
debe ser isodifásica. (Iso significa (=) y que tiene 2 fases iguales una hacia arriba (+)

y otra hacia abajo (–) ejemplo en símbolo de difásica (~).

En los crecimientos auriculares la onda P puede aumentar en altura o en duración

Crecimiento auricular derecho: Se caracteriza por una onda P alta (mayor de 2.5
mm), picuda y de duración normal (menor de 2.5 mm), esta onda se suele llamar P
pulmonale. En V1, donde la onda P normalmente es isobifásica, es típico observar un
predominio de la parte inicial positiva.(fig2)

Crecimiento auricular izquierdo: Se caracteriza por una onda P ancha (mayor de


2.5 mm), es frecuente que presente una muesca en la parte superior de la onda, lo
que le da a la P una morfología de letra "m", esta onda se le suele llamar P mitrale.
En V1 hay un predominio de la parte final negativa. (fig3)
Crecimiento de ambas aurículas: Se caracteriza por una onda P ancha (mayor de
2.5 mm) y aumentada de altura, sobre todo su parte inicial. (fig4)

Figuras de distintas ondas P

Bloqueo interauricular.

El bloqueo interauricular se clasifica en parcial y avanzado. En ambos bloqueos hay


un aumento de la duración de la onda P ≥ 120 ms (onda P ancha).

En el bloqueo interauricular parcial la onda P suele presentar muescas en las


derivaciones I, II, III y aVF; mientras que en el bloqueo interauricular avanzado la
onda P es bifásica (positiva-negativa) en las derivaciones inferiores (II, III, aVF).

Ambos tipos de bloqueos interauriculares suelen asociarse a crecimiento auricular


izquierdo.

Onda P ectópica:

Cuando el estímulo incial se produce en algún foco auricular distinto del nodo sinusal,
se denomina ectopia auricular. Si estos estímulos son aislados e intercalados en el
ritmo sinusal, se les denominan extrasístoles auriculares, de mantenerse y sustituir al
ritmo sinusal, se produce un ritmo auricular ectópico.

Las ondas P ectópicas presentan una morfología diferente a las ondas P sensuales,
se reconocen por ser negativas en derivaciones donde la onda P sinusal suele ser
positiva (inferiores, laterales o V2-V6).

Si el foco auricular está cercano al nodo AV el intervalo PR puede ser menor que en
el ritmo sinusal.

En niños se pueden observar extrasístoles auriculares frecuentes e incluso


alternancia de ondas P sinusales con ondas P ectópicas (marcapasos auricular
migratorio), sin que sea considerado patológico
Flutter auricular:

En el Flutter auricular las ondas P desaparecen, pues la actividad auricular normal no


existe, al ser sustituida por un circuito de macrorreentrada en las aurículas, con FC
muy elevadas.

Esta actividad provoca las ondas F del flutter auricular, también llamadas "en diente
de sierra", por su morfología en las derivaciones donde son negativas.

Onda Q

Dos cosas importantes sobre esta Onda:

1. Si hay una mínima onda positiva en el QRS previa a una onda negativa, la onda
negativa no es una Q, es una onda S, por muy pequeña que sea la onda positiva
previa.

2. No toda onda Q significa infarto. En un electrocardiograma normal hay ondas Q en


determinadas derivaciones, sin que tengan un significado patológico.

Características de la onda Q normal

Derivaciones periféricas: la onda Q normal suele ser estrecha y poco profunda (menor
de 0.04 s de ancho, 2 mm de profundidad) en general no supera el 25% del QRS.
Puede verse una onda Q relativamente profunda en III en corazones horizontalizados
y un QS en aVL en corazones verticalizados. Es normal una onda Q profunda en aVF.

Derivaciones precordiales: no debe haber nunca en V1-V2. Normalmente se observa


una onda Q en V5-V6, suele ser menor de 0.04 s de ancho, 2 mm de profundidad y
no superar el 15% del QRS.