Está en la página 1de 11

CAPÍTUL,O PRIMERO

Panorama de algunos problemas
Karl R. Popper fundamentales

l"'A LOGICA
DE LA El hombre de ciencia, ya sea teórico o experimental, propone enun·
ciados -o sistemas de enunciados-- y los contrasta paso a paso. En
INVESTIGACION particular, en el campo de las ciencias empíricas construye hipótesis
--o sistemas de teorías-- y las contrasta con la experiencia por medio
de observaciones y experimentos.
CIENTIFICA Según mi opinión, la tarea de la lógica de la investigación cientí·
fica -o lógica del conocimiento-- es ofrecer un análisis lógico de tal
modo de proceder: esto es, analizar el método de las ciencias em·
píricas.
Pero, ¿cuáles son estos «métodos de las ciencias empíricas»? Y,.
¿a qué cosa llamamos «ciencia empírica»?

l. EL PROBLEMA DE LA INDUCCIÓN

De acuerdo con una tesis que tiene gran aceptación -y a la que
nos opondremos en este libro-, las ciencias empíricas pueden carac·
terizarse por el hecho de que emplean los llamados «métodos induc·
tivos»: según esta tesis, la lógica de la investigación científica sería
idéntica a la lógica inductiva, es decir, al análisis lógico de tales mé·
todos inductivos.
Es corriente llamar «inductiva» a una inferencia cuando pasa de
enunciados singulares (llamados, a veces, enunciados «particulares»),
tales como descripciones de los resultados de observaciones o expe·
rimentos, a enunciados universales, tales como hipótesis o teorías.
Ahora bien, desde un punto de vista lógico dista mucho de ser
obvio que estemos justificados al inferir enunciados universales par·
tiendo de enunciados singulares, por elevado que sea su número; pues
cualqtiier conclusión que saquemos de este modo corre siempre el
riesgo de resultar un día falsa : así, cualquiera que sea el· número de
ejemplares de cisnes blancos que hayamos observado, no está justifi.
cada la conclusión de que todos los cisnes sean blancos.
Se conoce con el nombre del problema de la inducción la cues·
tión acerca de si están justificadas las inferencias inductivas, o de
bajo qué condiciones lo están.
El problema de la inducción puede formularse, asimismo, como
EDITORIAL TECNOS la cuestión i;obre cómo establecer la verdad de los enunciados uni·
versales basados en la experiencia -como son las hipótesis y loi; siE;·
MADRID 25

pág. Para ciones fantásticas y arbitrarias de la imaginación del poeta» 1 • ser más exactos. son la verdad y la falsedadn 4. dad a los enunciados que se basan en inferencias inductivas. über Logik (ed. por Selz. es evidente que sin él bles» 3 • «Hemos descrito -dice. (Cf. probabilidad : pues no le es dado a la ciencia llegar a la verdad ni mente lógica. otros enunciados -éstos singulares. fines (véase. • REICHENBACH. este principio -dice Reichenbach. Por tanto. uno cuya nega. no tuvo éxito en su inge- inductivas. el principio de in. Por el momento. y que nadie puede tampoco a su vez. 1930. ayuda pudiéramos presentar dichas inferencias de una forma lógica. KEYNES. 28 La lógica de la investigación científica Panorama de algunos problemas fundamentaies 29 temas teóricos de las ciencias empíricas--. Esta doc· significaría nada menos que privar a ésta de la posibilidad de deci. la nota 2 del apartado 81. nes probabilísticas u). para justificar éstas hemos de suponer un principio de inducción de mos por experiencia . hemos de intentar. tado *2 de mi Postscript. ibú:l. J. Por tanto. el apartado 80 ). Aiín más : no se garia nada si el mismo principio de dudar de este principio en la vitla corriente» 2 • No obstante. . o tautológicas.yo seguiría afirmando que es super- fluo todo principio de inducción. Pero. por· ción . O. tan corriente hoy. más adelante. con Reichenbach. A los ojos de los mantenedores de la lógica induc. hablen. «la totalidad de la cien. Puedo hacer tal cosa. Así pues. 186. y que lleva· forzosamente a incohe· •• Los pasajes decisivos de Hume se citan en el apédice *VII (texto correspon• rencias (incompatibilidades) lógicas. cae por su base el versáles están basados en inferencias inductivas. acerca de si hay leyes naturales cuya verdad nos conste viene a ser ya que lleva. Surge. niosa tentativa de dar una justificación a priori de los enunciados cipio de inducción. 1923). En rea.. sino sólo un enuncia. puedo hacer caso omiso del hecho de que los mente lógicas. y también que difícilmente pueden evitarse (si --o de una observación.deter. los comentarios de Russell ncerca de Hume. . ción como el medio por el que la ciencia decide sobre la verdad. Axiomatik der W ahrscheinlichkeitsrechnung. 34 (1932 ). reaparecen de verd~d de un enunciado universal suele querer decir que la verdad nuevo justamente los mismos problemas que motivaron su introduc- de dicho enunciado puede reducirse. si existiera un principio de inducción puramente lógico no ha· mente grados continuos de probabilidad. es claro que todo informe en que se da cuenta de una experiencia cipio de inducción. exactamente lo mismo que ocurre con creyentes en la lógica inductiva alimentan una idea de la probabili- las inferencias de la lógica deductiva. establecer un prin. Y me temo que tiva.. trina sostiene que las inferencias inductivas son «inferencias proba- dir sobre la verdad o falsedad de sus teorías.no pue.) * Cf. sino como meramente (<pro· poniendo que fuese así -después de todo. dad que rechazaré luego por sumamente inoportuna para sus propios d_ucción tiene que ser un enunciado sintético: esto es. des mencionadas: pues si ha de asignarse cierto grado de probahili· y de cómo podemos justificar racionalmente su aceptación.~º sea contradictoria. inducción no se toma como ((verdadero». aun su. véase también. si intentamos afir- do singular. de esbozar de la lógica inductiva son insuperables. pues. aun no siendo «estrictamente válidas>>. mas los en-tinciados científicos pueden alcanzar única- lidad. inevitablemente. REICHENBACH. a mi entender. pág. en primer término. 64. etc. eliminarlo de la ciencia canzar cierto grado de ((seguridad» o de <eprobabilidad».. pág. de que las infe- científico es máxima: « . KüLPE. 186. pues. que he citado en el apar. A Treatise on Probability (1921). a su vez. rencias inductivas. 67. más adelante.el principio de induc· la ciencia perdería el derecho de distinguir sus teorías de las crea. Pues muchos creen que A partir de la obra de Hume *" debería haberse visto claramente la verdad de estos enunciados se ccsabe por experiencia». el cual habrá de justificarse sin reservas el principio de inducción. Mathem •• Zeitschr. también las págs. Erkenntnis l. de cierta forma. pueden al- mina la verdad de las teorías científicas. deberíamos decir que sirve para decidir sobre la Pero tal principio de inducción no puede ser una verdad pura. _sir:o lógicamente posible.. . o del resultado de un experimento. a la verdad de ción: para justificarlo tenemos que utilizar inferencias inductivas. inalcanzables. como una tautología o un enunciado analítico. a una regresión infinita. el principio de inducción de ser originariamente un enunciado universal. es que es posible tal cosa) : ya que. siderar todas las inferencias inductivas como transformaciones pura. considero que las diversas dificultades que acabo mente aceptable. Por lo tanto. y así sucesivamente. en tal caso. tiene que ser un enunciado universal. Vorlesungen ' H. la que con recurrir a la probabilidad ni siquiera se rozan las dificulta- cuest1on acerca de por qué habría que aceptar semejante principio. que «la totalidad de la ciencia acepta inducción. quien dice que sabemos por experiencia la mar que sabemos por experiencia que es verdadero. la importancia de un principio de inducción para el método lo mismo ocurre con la doctrina. En resumen: la lógica de la inferencia probable o «lógica cia» podría estar en un error. tal pro· Algunas personas que creen en la lógica inductiva se precipitan ceder tendrá que justificarse invocando un nuevo principio de a señalar. otro modo de preguntar si las inferencias inductivas están justifica· Kant trató de escapar a esta dificultad admitiendo que el princi· das lógicamente. cuyos límites superior e in- bría problema de la inducción . que aparecen con facilidad incoherencias cuando se admite el prin· go. la pregunta intento de fundamentar el principio de inducción en la experiencia. Semejante principio sería un enunciado con cuya sintéticos. REICHENBACH (que emplea el término «implicacio- Y sig. REICHENBACH. pio de inducción (que él llamaba «principio de causación universal») Mas si queremos encontrar un modo de justificar las inferencias a era <eválido priori».que son verdaderos según sabe. modificado convenientemente. Así pues.. y otros lugares. diente a las notag 4. a la falsedad . 1930. sin embar. Reichenbach. lo cual equivale a decir qüe los enunciados uni· orden superior. Por mi parte. ferior. M. 5 y 6 ). ' Cf. sería menester con. Erkenntnis l.

de paso. es directamente a todos los intentos de apoyarse en las ideas de una contrastable?. WJENER..por contraponer o contraponerse. un conflicto dramático o una teoría científica. 1865) fue probablemente el primero que asunto -valga lo que Yaliere. en absoluto. Y tal de esta crítica. trucción racional» de los medios por los que arlquirimos conocí· contrastar. bien a la doctrina del sino únicamente por cuestiones de j11stifiracicír1 o validez (el 1¡11itÍ apriorismo * 2 • juris?. conduce. En la me<lida en que el científico puede ser de gran interés para la psicología empírica. Puede expresarse mi parecer diciendo que todo <lescu- ha mantenido tesis marcadamente deductivistas. la trad. pero carece juzga críticamente. bien a una regresión infinita. y quizá sea convenient1~ Algunos objetarán. ingl. por contraposición al «induetivismo» 5 ) es necesario que pon- En cuanto a la tarea de la lógica del cnnoeimiento -que he contra· ga en claro primero la distinción entre la psicología del conocimiento. 1932. Pero la cuestión se convierte entonces en: ¿qué es. gico. ducción. Otra cosa es que queramos reconstrnir ra· parece que exija un análisis lógico ni sea susceptible de él. en el cap. mediante las que se pue· tión acerca de cómo se le ocurre una idea nueva a una persona -ya de descubrir que cierta inspiración fue un descubrimiento. reconocer como un eonocimiento. tiva. o como la opinión de que una hipótesis sólo camente de esta forma tiene que hahérscnos propuesto . ELIMINACIÓN DEL PSICOLOGISMO queremos reconstruir? Si lo que se trata ele reconstruir son los proec· sos que tienen lugar durante el estímulo y formación el~ i. '.) Véanse. 455.de qué modo?. <lehc someter~c toda lógica inductiva se debe. sino en su psicología también. un mé· rechazó el método inductivo desde el punto de vista de la ciencia natural: su ataque se dirigía contra Bacon. vismoii.es que no existe. kantiano).utilizan tam· mientos. DuHEM (en La Théorie physique.nspiracioncs. ingl. . todo lógico de tener nuevas ideas. someter a contraste. Los autores de habla inglesa -incluyendo al de esta obra.. cimiento: tales procesos son asunto de la ps1cologrn cmp1nca. mi opinión del ' LJEBIG (en lnduktion und Deduktion. pero puede verterse sin dificultad --e incluso más conforme a su Ocurre que los razonamientos expuestos en e:Jte libro son ente.á? Para 1¡ue un enunciado pueda ser examinado logt· ductivo de contrastar**. ¿.. o se puede sea un tema musical. 1954) este proceso. o . 440. blemas psicológicos con los epistemológicos. Podría describírsela como la teoría del método de. por ejemplo.. exactamente. The Aim and Structure of Physical Theory. etc. distinguiré netamente entre el proce~o de con· Para poder desarrollar esta tesis (que podría llamarse <ecleducti· cebir una idea nueva y los métodos y resultados de su examen lúgico. KnAFT. no me difícilmente ele la l1'1gica. modifica o desecha su propia inspiración. La cues· cionalmentc las t't1T1/ra<taciones sub. Die Grundformen der wissenschaftlichen Methoden. y de J. bién to contrast. vers.a· sentido-.". en los que se hallará una exposición más completa puede dar un esqueleto lógico del procedimiento ele eontrastar.. Einstein habla ele un modo parecido en el que se nos dice que con sólo experimentación. pág.30 La lógic<Z de la investigación científica Panorama de algunos problemaJJ f nndamentales 31 de la probabilidad». no habrá de describir tales procesos según acontecen realmente: st'1lo y el capítulo *II del Postscript.que encamine a estas . He dicho más arriba que el trabajo del científico consiste en pro· me niego a aceptar semejante cosa como tare~ ele l~ log1ca.fol cono· poner teorías y en contrastarlas. P. a una confusión de los pro· idea nueva antes de que se la pueda sostener senamcntc.as cuales puede obtenerse una imagen del mundo por pura de· CARNAP. · vez esto es todo lo que 1¡uieren decir los que hahlan ele una « rccons· ** Se habrá observado ya que empleamos las expresiones contraste. del T. ni una reconstrucción lógica de 1906. mos considerar -si así nos place. por P. puesto a la psicología del misn:o--.ra su exa mcn ló· puede contrastarse empíricamente -y únicamente después de que ha sido formulada.I~s lógica inductiva. . en caso afirma! ivo. Pero esta rcconstruce10n *" Véanse también el capítulo X --especialmente. me hasaré en el supuesto de que que trata de hechos empíricos.. que esta confusión origina dificultades no sólo en como ocupación propia <le la epistemología la fabricación de lo que se la lógica del conocimiento. Erkenntnü 2. ha llamado una ccreconstrucción racional» de los pasos que han llevado al científico al descubrimiento. inducción y generalización se de la «búsqueda de aquellas leyes sumamente universales . No existe una senda lógica --dice.. son objet et sa structure.ele «reconstrucción racionaln _c_Ie los procesos intelectuales correspond1entes.mies: alguien 1fr be haberlo fornrnlado y habérnoslo en !regado pa. to test. el acto de concebir o inventar una teoría. ¿depende lúgicamenlc de ni ros enunciado~'?. contradice qui:z. contrastación.. testing. (N. a partir ha llegado a la ley de la refracción de Descartes : cf. lo que 2.) mente independientes de este problema. asimismo. Pues la creencia en una picados en las contrastacioncs sistemáticas a <¡W. . la nota 2 del apartado 81. etc. III de la primera parte. que sería más pertinente considerar advertir. pág. V. para traducir los términos ingleses test.que el análisis metodológico em- prendido en esta obra es una especie . En consecuencia. sus preguntas son del tipo sig:uiente: .. dora» en el sentido de Bergson. a encontrar una nueva verdad. y la lógica del conocimiento. como todas las demás formas de la lógica indue· Eate no se interesa por cuestiones ele hecho (el quid facti? de Kant). 1925.5iguientes.. (*Pero en el libro de Dubem se en· hrimiento contiene «Un elemento irracional» o ccuna intuición crea· cuentran también tesis inductivistas. pode· de importancia para el análisis lógico del conocimiento científico. que se consiste pura y exclusivamente en la investigaei<Ín de los métodos cm· ocupa exclusivamente de relaciones lógicas. puede jus- La teDría que desarrollaremos en las páginas que siguen se opone tificarse un enunciado?. Sin embargo. tal vez.. pero La etapa inicial. en gran parte.

la si· cos o de aplicaciones tecnológicas prácticas. damos: cf. Con ayuda privo a la ciencia empírica de lo que parece ser su característica más de otros e"nunciados anteriormente aceptados se deducen de la teoría a importante. pag. Principien ñora. el estudio de la forma lógica de la teoría. En particular. si las conclusiones han sido falsadas**. es la ~úsqued~ de aquell~ leyes dotar de este otro contenido semántico sin grave riesgo. do *29 de mi Postscript. por ejem· En este libro pretendo dar un análisis más detallado de los mé· plo. aún no justificada en absoluto -sea una antici· una teoría resiste contrastaciones exigentes y minuciosas. En L1E. falsifier. quizá. y. que tiene por principal mira la de averiguar si la teoría problemas que se suelen llamar «epistemológicos» pueden tratarse examinada constituiría un adelanto científico en caso de que sobrevi· dentro del marco de dicho análisis. (citado según A. 151 (N. es tautológica. También en este caso el pro· guiente: al rechazar el método de la inducción -podría decirse- cedimiento de contrastar resulta ser deductivo . 2 . un sistema teórico o lo que se quiera-.1a polimétrica. Una vez presentada a título provisio· subsiguientes pueden siempre derrocarla. M em W eltbild. contrastar críticamente las teorías y de escogerlas. véanse la nota *l antes del apartado 79 y el aparta• de/ Wiirmeiehre (1896 ). 168. 1935. etc. 443 y sigs. que provocaría incesantes malentendidos si se empleasen aquí para traducir to falsify (que el autor emplea exclusivamente en el sentido de «poner de manifiesto que algo es 1 Comunicación en el sesenta cumpleaños de Max Planck. Durante el tiempo en que nal una nueva idea. etc. viene el contrastarla por medio de la aplicación empírica de nuevos en su lugar. The World as l see lt. Panorama de algunos problemas fundamentales 33 32 la Ugka de la investigación científica c-aentren en contradicción con ella. no es inexistente en la historia del idioma con significado próximo al que aquí le traducción ingl.): pues deductibles de la teoría vigente. las conclusiones que pueden deducirse de ella. ni siquiera meramente se somete a contraste la coherencia interna del sistema. esto es. predicciones que sean fácilmente con· ** Empleamos el verbo falsar y sus derivados (/alsable. los problemas a que viera a las diferentes contrastaciones a que la sometemos. 91 c. etc. teniendo en cuenta Conviene observar que una decisión positiva puede apoyar a la los resultados 6btenidos en su contraste. una hipótesis.) trastables o aplicables. 1934. Vida de Santo Domingo de Silos. en especial. Falsar es un término técnico del juego del tresillo. *La palabra alemana aEinfühlung» es di· 2 IJ • ñcil de traducir. esta falsación revela De acuerdo con la tesis que hemos de proponer aquí. por otra parte. nentes. Pero si la decisión es negativa. la teoría a que nos referi· mos ha pasado con éxito las contrastaciones (por esta vez): no hemos 3. etc. 1 Acerca de este término. esto quiere decir que hago desaparecer las barreras que contrastar ciertos enunciados singulares -que podremos denominar ce predicciones»-.rfectamente vivo. sión sim-pática de la ezperiencia). el método de que la teoría de la que se han deducido lógicamente es también falsa.) que que pueda asemejarse a la lógica inductiva. falsification. EL PROBLEMA DE LA DEMARCACIÓN es descubrir hasta qué punto satisfarán las nuevas consecuencias de la teoría -sea cual fuere la novedad de sus asertos. veámoslo. Milagros de Nuestra Se. e intentaré mostrar que todos los otras teorías. del T. y en que no pación. Después. pueda es· la comparación lógica de las conclusiones unas con otras : con lo cual tablecerse que unas teorías sean «verdaderas». con objeto de determinar su carácter: si es una teoría empírica -científica. poema X. podemos distinguir cuatro procedimientos de llevar enunciados singulares a la verdad de teorías. Sólo pueden alcanzarse por la intuición. BIG op. HARRIS. com· como una introyección ('Einfühlung') de los objetos de la expe· parándolos con los resultados de las aplicaciones prácticas. con objeto de hallar las relaciones lógicas (tales como equiva· En el procedimiento que acabamos de esbozar no aparece nada lencia. Historia troya. cit. al cual podemos za con las palabras : aLa tarea suprema del físico. sumamente universales». ya provengan éstos de experimentos puramente científi· que he propuesto ahora mismo. se hallan con anterioridad ideas parecidas. por A. está «probables». y de ~xpe· riencia» 1 • rimentos. págs.o si. Y final· da lugar la lógica inductiva pueden eliminarse sin dar origen a otros mente. 114 c. podemos decir que ha ccdemostrado su temple» o que está cworro· estas conclusiones se comparan entre sí y con otros enunciados perti· borada» *1 por la experiencia. falsación. también MAcH. Si la decisión es positiva. pues otras decisiones negativas que indicamos a continuación. más en particular. pág.). BERCEO. la más importante es. los que se en· tanto falsificar como falsear tienen en castellano un sentido pe. tenemos la comparación con todos de contrastación deductiva. En ningún momento he existan entre ellas. CoNTRASTACIÓN DEDUCTIVA DE TEORÍA§ encontrado razones para desecharla. A continuación tratamos de deci· leyes. deductibilidad. extraen conclusiones de ella por medio de una deducción lógica . apoy11da en algo así dir en lo que se refiere a estos enunciados deducidos (y a otros). Lo que se pretende con el último tipo de contraste mencionado 4. cf. o sea. falsador. 125 ). si las conclusiones smgu· lares resultan ser aceptables. compatibilidad o incompatibilidad.a los requerimientos Entre las muchas objeciones que pueden hacerse contra las tesis de la práctica. asumido que podamos pasar por un razonamiento de la verdad de Si queremos. En tercer término. Harris vierte: asympathetic understanding of experiencell> {compren. En primer lugar. en virtud de unas conclusiones ccverificadas». El pasaje citado comien· o era falso»). No he supuesto un solo a cabo la contrastación de una teoría. al parecer. EINSTEIN. se encuentra instante que. o verificadas. Se eligen entre estos enunciados los que no sean como versión de to falsify y los suyos (falsifiable. procede siempre del modo teoría examinada sólo temporalmente. se la deja anticuada otra teoría en la evolución del progreso científico.

como ellos decían.}]. las co.itir úni?amente se la define normalment. nota SI del capítulo 11.) its Enemies. la última frase de su Enquiry Concerning Human Understanding. cccláusulas protocolarias» cláusula sin sentido») que simplemente reitera el criterio de demar· cación de su lógica inductiva. ciado perceptivo. a este respecto. de un sistema teonco.los como científicos o legítimos aquellos concept>os (o bien nociones. El hallazgo de un criterio de demarcación aceptable que nos permita distinguir entre la& ciencias empíricas. los apartados 7 y 28).el de la demarcación es. Debería haber recordado que.e como no empírica. Anteriormente. de un modo naturalista: como si fuese un problema de la ciencia na· siguiendo a Kant. en la naturaleza de las co- De estos dos problemas -que son fuente de casi todos los demás sas. Paidós. percepciones. (Véase la nota 2 al apartado 10. Mi r~s~ues.scriminu~o~ apropia· ductiva que piden. 230 y s1g. sino más bien un sistema de tafísica. por definición. en e! ~ue ataca. desgraciadamente. 1911. especialmente. tiene que ser una tarea crucial de cualquier epistemología que no y los sistemas ccmetafísicosll. Mili había usado sus enemigos. tales como sensac10nes (o datos sens1• tiva (y se pretende que la comporten) . Hutton. Esto cese hace patenteii con gran claridad en el caso de Wittgens- 1 Aceren de esto (y. por ejemplo.. lo hice sólo porque necesitaba un término no cargado con la connotación de enun· párese con el próximo párrafo y In alusión a los epistemólogos. *la incluyo nqu1. llamamos «problema de Hume» ~~ de la rnduccion. ha condenado su propio Tractatw en la última significado a ciertos signos de sus proposlClones». o sea. los positivistas tratan realmente de conseguir no es tanto una demar· Los positivistas modernos son capaces de ver con mayor claridad que cación acertada como derribar definitivamenteª y aniquilar la me- la ciencia no es un sistema de conceptos. tural. etc. Cuando inventé el nuevo nombre 2 * Cf. Cf. sas. pág. diferencia -que existiría. cf. U. de E. no es sino un parloteo absurdo -ccsofistería e ilusión». p<Jr otro. utilizaron para transmitir justamente la clase de significado que yo había querido dernos». 426. La soc•e~ad ab•erta y • CARNAP. cast. más abajo. No cabe duda de que el criterio de objeción es que mi principal razón para rechazar la logica rnductl~a demarcación implicado de este modo se identifica con la lógica in- es precisamente que no proporciona un rasgo di. Pero -naturalmente. que no proporci<ona un «criterio de demarcación» zar también todos estos intentos de resolver el problema de la demar· apropiado. (T. 1932. Desde luego. do del carácter empírico. Lo~EL. a a la ciencia empírica». en Desde el momento en que rechazo la lógica inductiva he de recha- otras palabras. Las expresiones aquellos conceptos que ellos creían lógicamente ~educibles a elemei:· «absurdo» y cccarente de sentido» comportan una evaluación peyora· tos de la experiencia sensorial. apartado II [ vers. traducida. Erkenntnis 2. apartado *29. Co?1· «enunciado básicon (o «proposición básica»: véanse. citados en mi Open Society. por su misma tiendo el más fundamental. compárese mi nota: Erkenntnis 3. pero. también los Early Essays on Social Philosophy de CoMTE. o. en tal caso la caracterización de la metafísica los empiristas que siguen las banderas del «positivismo».34 La lógica de la investigación científica Panorama de alguno3 problemas fundamentales 35 separan la ciencia de la especulación metafísica. Como quiera que sea. no metafísico. la razón principal por la naturaleza. lo adoptaron pronto otras personas. y lo •1 Veo ahora que cuando escriuí este texto sobreestim. el prometedor comienzo del evitar. pags. poner una convención apropiada. 3 Tractatw de Wittgenstein -«El mundo es la totalidad de los hechos. parece ser que la constituye su Pero si con las expresiones ccabsurdo» o «carente de sentido» no creencia de que éste es el único método que puede proporcionar un queremos expresar otra cosa. ed. por un lado. . acepte la lógica inductiva. por tanto. cación: con lo cual este problema aumenta de importancia en el pre- Llamo problema de la demarcación 1 al de encontrar un criterio sente estudio. 1933. poi: H. «proposiciones atómicas». y. últimos párrafos) y *25. especialmente los apartados *11 (nota S )..entre la ciencia empírica por una parte y la metafísica por otra. de la teoría del conocimiento. de lo tratado en los apartados l ~ 6 y l~ a 24 ). nada depende de los nombres. que lo~ epistemólogos con inclinaciones empiristas tienden a prender como dice Hume. recuerdos visuales o audit!vos. impresiones. o positivistas creen que pueden decir de la metafísica muchas otras co- ideas) que. En lugar de considerar que se encuentran ante la tarea de pro· deberíamos designar al problema de la demarcac10n como «proble.i a los «positi~stas mo. ca· la expresión ucarente de sentido» de forma análoga. lo que bles). for· 02 mando el apéndice *l. están dispuestos a admitir únicamen· los positivistas han intentado decir con mayor claridad lo que sig- te como científicos o legítimos los enunciados que son reducibles a nificaba cccon sentido» la tentativa conducía al mismo resultado: a enunciados elementales (o 1catómicos») de experiencia -a «juicios una definición de cccláusula con sentidoJ> (en contraposición a «pseudo· de percepción».ta a esta * o como los quieran llamar 2. que deberíamos ce arrojar al fuego» *3. 1957.queda anulado por su final. condenó su propia Enquiry en la última página. D. creen que tienen que desl. Hume conoció este problema e intentó resolverlo 2 . Buenos Aires. romo un absurdo carente de sentido será trivial: pues a la metafísica Los antiguos positivistas estaban dispuestos a adm. además de que sus enunciados son' no empíricos. *sin duda alguna bajo la influencia pitulo *I de mi Postscript. también mi Postscript. págs. sin duda alguna. Vease t~_mbien m1 O~en Soc•e!y and página. derivaban de la experiencia . que ceno perteneciente criterio de demarcación apropiado : esto se aplica. 219 y sigs. su fe en el ccmétodo de la inducción». nos encontramos con que cada ·vez que enunciados *' · En consecuencia. la cita de Reichenbach del texto correspondiente a la nota 1 del apartado l. asimismo. 24 (los cmco de Comte. • Hume. cap. En realidad. de igual sasn. por decirlo aS'í. a la per~~na ~uc «no ha~rn dado modo que Wittgenstein. ~i.'ubrir una ma de Kant». no de. según en· Tratan constantemente de demostrar que la metafísica. as~ como el. más tarde. con Kant se Los positivistas suelen interpretar el problema de la demarcación convirtió en el problema central de la teoría del conoci~iento .

mi trabajo aThree Views Concerning Así pues. 1956. estrictamente. SPANN (ICate¡. con Hu.. op. y. ScHILPP. y por qué ha de asignar a unos y otros el mismo estatuto : otras personas como yo vemos la realiz¡ición más completa hasta la fecha de lo que yo llamo ccciencia empírica». algunas palabras acerca de esta situación lógica. No trato [ vers. su ccverdad y esencialidad reales» 10 • Difícilmente estarán dispuestos sigue trazar una línea divisoria entre los sistemas científicos y fos me. el una propuesta para un acuerdo o convención.36 La lógica de la investigación cientíiica Panorama de algunos problemas fundamentales 37 tein.irlo ~sí. aJ Tractatus (use hace patente» es una de sus expresiones favoritas). Si puedo anad1r. Reconocemos. seamos capaces de decir si es física. 151) : aS~ ~a ~echo notar a menudo que. por cierto. objeto el problema de la inducción como un pseudoproblema vacío. En lo que se refiere a las leyes naturales. sino la libertad de dogmatismos. cast. no podemos hablar nunca de una verificac1on absoluta • Cf..la s~lve~ad de que _pue~e notas 46.221. él posi· terización. que consideran reside en su cccarácter de totalidad» y en Esto hace ver que el criterio inductivista de demarcación no con. Pues ta~po· asunto o no de la ciencia empírica el estudiarlo más de cerca. Tractatus Logico·Philosophicus (1918 y 1922). [Véanse. el apartado 78 (por ejemplo. lo cual serviría únicamente para pertur· • WITTGENSTEIN. claro está. Revista de Occidente. que sistemas de pseudoaserciones sin sentido. el hecho men· no publicado) de la Library o/ Living Philosophers. o sea. entre parenteslS and Metaphysics». reimpreso en mi Conjectures and Refutations. 'º Tesis de O. Podemos darnos cuenta de que el criterio de sentido de Frente a estas estratagemas ahtimetafísicas -antimetafísicas en la Wittgenstein coincide con el criterio de demarcación de los induc· intención. dec. Y es precisamente al llegar al problema de la in. (Cf.. del capítulo 11.no considero que haya de ocuparme en derri· tivistas. en principio... por tanto. aprecian el rigor lógico. la nota 1 del apartado 2. por juicios de valor y por predi- keley as a Precursor of Mach». en realidad. cit. 26 y sigs.03 y 2. en lugar de des· caracteriza como descripciones o cdmágenes de la realidad» 5 ( carac. como finalidad de enunciados universales acerca de la realidad . La tentativa wittgensteiniana de desenmascarar elección de tal ·finalidad tiene que ser. quienquiera que plantee un sistema de enunciados ah· la inducción consiste en preguntar por la justificación lógica de los solutamente ciertos. 156 (la cursiva es mía). No alcanzo a ver más que una sola vía para argumentar racio· •• Schlick atribuyó a Wittgenstein la idea de tratar las leyes científicas como nalmente en apoyo de mis propuestas: la de analizar sus consecuen· pseudoproposiciones. ante un sistema dado de enunciados. 51 y 52 del capítulo 11. co las leyes científicas pueden reducirse lógicamente a enunciados Mi criterio de demarcación. 1957 {T.mos siempre -por. de E. en formular una por cccon sentido». IV 4 1953 págs. aniquilan juntamente con ella la ciencia natural.) Pero. Proposiciones 4. me refiero exclusivamente. presentándolas como el blanco verda· se escribió en 1934. En cuanto a si tal con· criterio de sentido de Wittgenstein rechazaría por carentes de sentido vención es apropiada o no lo es. en su ninguna. las opiniones pueden diferir.. pero se sienten atraídos aún en 1 ScHLICK. . con lo cual se resolvía el problema de la inducción. me he guiado. 57 ). por P. ed. • WITTGENSTEIN. castar radicalmente la metafísica de las ciencias empíricas. notas 46 y 51 y sig. o en definir los ducción donde se derrumba este intento de resolver el problema de conceptos de ccciencia empírica» y de ccmetafísica» de tal manera que. ha de considerarse como elementales de experiencia. Por supuesto que la auténticos o legítimos. en The British Journal for the Philosophy of Science.)]. caracterización apropiada de la ciencia empírica. TIERNO GALVÁN. *(No cabe duda de que se pretendía incluir en «formación» la transformación capítulo 24 ). Las metas de la ciencia a las que me refiero son otras. Véase también el apartado *12 de mi Postcript. irrevocablemente verdaderos 9 . Madrid. y aA Note on Ber. es mucho más an· cias lógicas -señalar su fertilidad. la ciencia. es cela sólo es posible una discusión razonable de estas cuestiones entre par· tarea suprema del físico»: nunca podrían aceptarse como enunciados tes que tienen cierta finalidad común a la vista. y mi trabajo «The Demarcation between Science ser modificada a la vista de nuevas experiencias. Y lo mismo harán quienes ven ccla esencia de la ciencia . como dice Einstein 6 . cionado arriba significa que una ley natural no tiene. Proposición 5. en vez de semejante cosa. *Esto de justificarlas. que no existe semejante justificación lógica: no puede haber aquí. sin embargo. por tanto. Schlick escribe (pág. pág. 1959. genstein. la nota 1 ). keley e incluso más atrás. por ejemplo. cf. sino que es 'más bien una prescripción para la formación de enuncia· por la verdad y díspuestas a prestarse atención mutuamente ( cf. dero o esencial de la ciencia. en Contemporary British Philosophy. Mas espero que sean aceptables para todos los que no sólo se 'en~ontrar~n otras referencias en la nota *l que precede al apartado 12 (pág. como es natural.) Schlick atribuía esta teoría a una comunicación personal de Witt· • Esta es la tP~is de Dingler.orienlehre. Si se aplicase con absoluta coherencia. 1931. por el simple hecho de que no son auténticos enunciados» 7 • dignidad». dos». ha sido ex. en última instancia. lecciones. pues hac. sino.en última instancia. vista. en sus ansias de aniquilar la meta.. · y la deducción. mi Open Society. mi Open Society. de una decisión que vaya más allá de toda argumentación racional 5 • * * presada por Schlick 4 con las siguientes palabras: ce El problema de Por tanto. que ha de cubrir todas las proposiciones con tivismo lleva a una invasión del campo científico por aquélla 8 • sentido).] nes buscan la aplicabilidad práctica. para quie- En mi Postscript trato asimismo este problema: apartados *11 n *14 y *19 a *26. A. la demarcación : los positivistas. en la que tanto tafísicos. Naturwissenschaften 19. según el cual toda proposición con sentido tiene que ser lógica• pues el veredicto del dogma positivista del sentido es que ambos son mente redu-cible 4 a proposiciones elementales (o ce atómicas»). 1924 ).01. nota 1 del apartado 19. de una ley. su poder de elucidar los pro· ligua : forma parte de la tradición instrumentalista que puede hacerse remontar a Ber· blemas de la teoría del conocimiento. el carácter de •• Creo que siempre es posible una discusión razonable entre partes interesadas un enunciado. admito abiertamente que para llegar a mis propuestas Human Knowledge». a otorgar esta dignidad a la física teórica moderna. *Véanse también mi Open Society. mas aquellas leyes naturales cuya búsqueda. entregado en enero de 1955 para el tomo dedicado a Carnap (aún --continúa Schlick-. Así pues. sin más que remplazar las palabras cccientífica» o «legítima» bar la metafísica. bar la cuestión y significaría una recaída en el dogmatismo positi· • Cf. 4. es seguro que rechazará las propuestas que voy a hacer me.

teorías a partir de enunciados singulares que estén «verificados por linguir tres requisitos que nuestro sistema teórico empírico tendrá que la experiendaJJ (cualquiera que sea lo que esto quiera decir). meaning ] - equivale a exigir que todos los enunciados de la ciencia empírica 5. debemos elegir decir. aún con mayor claridad: «Si no es posible de- siones se describe esta situación diciendo que existen muchísimos terminar si un enunciado es verdadero. entonces carece enteramente «mundos lógicamente posibles11 -posiblemente un número infinito de de sentido: pues el sentido de un enunciado es el método de su ve· ellos-. 1931. puede negarse que. El hecho de que ciertos juicios de valor hayan influido en mis Mas..lo más definido posible. también: PLANK. ingl. que intentan índole puramente especulativa (y. Erhenntnis l. LA FALSABILIDAD COMO CRITERIO DE DEMARCACIÓN cas -aun cuando dichas ideas puedan haber favorecido el avance de la ciencia a lo largo de toda su historia. sino representará un mundo de experiencia 1 ScHLICK. que niego es que exista nada que pueda llamarse inducción en lo que se denominan <<Die Religiositat der Forschungn. 1930. con lo cual la ciencia empírica se caracteriza -al parecer- desde un ángulo psicológico. la «experiencia >l resulta ser un método dis· to una barrera al avance de la ciencia. 321 y sig. han existido otras -tal el tintivo mediante el cual un sistema teórico puede distinguirse de atomismo especulativo. así como ha habido ideas metafísicas que han pues· Según esta opinión. podemos La tarea de formular una definición aceptable de la idea de cien. el ductivas».de otros sistemas semejantes por ser radas. puede describirse la teoría del conocimiento. 43. Así. distinguir aplicándole el método deduc· que la metafísica carezca de valor para la ciencia empírica. asimismo. 1 *' En su Logical Syntax (1937. podemos dis. los apartados 6 y 21 ). lo 11 Cf. que nos desafían a ensayar respuestas nuevas e insospechadas. me siento inclinado a 'pensar qtie la no sólo por su forma lógica. *Véanse.que la han ayudado.38 La lógica de la investigación científica Panorama de algunos problemas fundamentales 39 mayor medida por la aventura de la ciencia y por los descubrimien• posible . en tercer termino. Ni siquiera llego a afirma1 quiere decir que se le ha de . pág.es «metafísica» 11 • rea es el análisis del método o del proceder peculiar de la ciencia em· Una vez que he hecho estas advertencias. es elimine los sistemas teóricos de la ciencia natural *'2. cepto de ciencia empírica con objeto de llegar a un uso lingüístico -actualmente algo incierto. un auténtico estructura lógica sea muy parecida a la del sistema aceptado en un enunciado tiene que ser susceptible de verificación concluyente» ·1 . HARRIS. a la llamada «inducción matemátican.. ésta es también la opinión de los inductivistas. 23 y sigs. se pretende que el sistema llamado ccciencia rificaciómi 2 • !. será lógicamente inadmisible fa inferencia de Con objeto de precisar un poco más esta afirmación. y a fin de trazar una línea de demarcación clara entre la ciencia y las ideas metafísi· 6. sumamente brumosas): fe caracterizar la ciencia empírica por su empleo del método inductivo. en segundo lugar. desde luego. con todo.) desprovista enteramente de garantías desde el punto de vista de la Por tanto. debe mos evitar el error positivista de que nuestro criterio de demarcación satisfacer el criterio de demarcación ( cf. Naturwissenschaften 19. es menester que sea un sistema que se tos que una y otra vez nos enfrentan con cuestiones nuevas e inespe· distinga -de alguna manera.). Y si miramos el asunto otros. LA EXPERIENCIA COMO MÉTODO (o. 229. págs. y todavía avanzó más en este sentido en 3) . págs. trad. sino por su méto'il. Positivismus und reale Aussenwelt (1931 ). The World as 1 see lt (l 935 ). como una teoría del método empírico -una teoría de lo que la primera tarea de la lógica del conocimiento es proponer un con· normalmente se llama experiencia. y que -en esta misma medida. en mi opinión. pág. sigo considerando que pírica. las teorías no son nunca verificables empíricamente. y EINSTEIN. apartado 85 y mi Postscript. posible. Esto ca por medio de nombres infamantes-. Así satisfacer. cuya ta· ciencia. Esto quie· cia empírica no está exenta de dificultades.!mpíricail represente únicamente un mund9: el ccmundo real» o Ahora bien. ha de ser sintético. momento determinado como sistema de la ciencia empírica. no existe nada que pueda llamarse «mundo de nuestra experiencia» 1 • * * inducción 1 • Por tanto. de un error (y mencionaba mis críticas). Algunas de ellas surgen re decir que han de tener una forma tal que sea lógicamente posible del hecho de que tienen que existir muchos sistemas teóricos cuya tanto verificarlos como falsarlos. En oca· y Waismann escribe. a veces. Y. no será metafísico.. 150. Primero. ' WAISMANN. Si quere· sentar un mundo no contradictorio. dice Schlick: « . pág. todos los enunciados «Con sentido») sean susceptibles de una de· cisión definitiva con respecto a su verdad y a su falsedad. decir que tienen que ser «decidibles de modo concluyente». (Desde investigación científica es imposible sin fe en algunas ideas de una luego. el que represente nuestro mundo de experiencia. " No me refiero aquí.o de distinción. el apéndice *X. por «ciencias inductivas»: que existan «procedimientos inductivos» o «inferencias in· A. Pues no tivo que pretendo analizar y describir. en Mein Weltbild (1934). el dogma positivista del significado o sentido [en ingl. de suerte que pueda repre· pues. Carnap admitía que se trataba • Cf. ¿cómo ha de distinguirse el sistema que represente nuestro propuestas no quiere decir que esté cometiendo el error de que he mundo de experiencia? He aquí la respuesta : por el hecho de que se acusado a los positivistas -el de intentar el asesinato de la metafísi· le ha sometido a contraste y ha resistido las contrastaciones. · El criterio de demarcación inherente a la lógica inductiva -esto es.

. y puede pretenderse que este hecho convierte en mayor cuanto mas· fa<'il es qul' chor¡ue --debido a su caráPter lúaieo. donde reconoció el herho de qur los lrycs universnfos no al método empírico es su manera de exponer a falsaeión el sistema son s~lamentc 11conven. en FRANK. aunque no e. ginario crítico señala insistentemente. guiares a universales. § 10 (págs.1ciado «lloverá o no lloverá aquí mañana» no se con. elegir el que comparativamente sea más apto.citar ohjel'ioncs 1·ontra la fal..frvese q_i~c propongo. capítulo T. como "" la de refutabilidad. se puede. no alrededor de el. ademas. ei!'rtamente. más arriha la nota l del apartado 4. los fal- sibilidad de los razonamientos inductivos.)71) se ve obligado el contrar10. Veanse tambten el apcnclice *I y el ca¡ntulo *l de mi Postscript. deriva de la forma lógica de los enunciados universales *'.falsar de un modo concluyente un sistema teórico: pues acabamos rle proponer. págs. ' El criterio de demarcación propuesto nos conduce a una solución "' Obs. estar en contradicción con estos últimos. tanto su verificación como Kausali~at un~ ~~re Grenzen (1931 ). pues el volumen de proceder de este modo. por que toda sugerencia de que la eicncia --i¡uc.ue ~'..el valor lógico del criterio de demarcación con enunciados sin¡. sino el de la /11lsal1i.·olver contra mí eesito. de enunciados sin· si~erará empíribo.BIS· LAY. sin caer t1sfacer una e~igencia ne¡?.ulan'" po~ihlcs. es el posible re/ utar por la experiencia un . por el simple hed10 d!' r¡ue no puede ser refutado. en un de la lógica clásica) es posible argüir de la verdad de enunciados sin· sentido positivo. En priml'r lugar. único tipo de inferencia estrictamente deductiva que se mueve. 5' ·>) que.' ed. mediante la introducción ad hoc de-·una hipótesis auxiliar ~roporciona informariones positivas. o/ Sc11•!1~e 4. negativo por medio de rontra~tes 1 pruehas empíricas: ha de ser esta índole. Adv1crtase. autores se encuentran ideas análogas: por ejemplo. De acuerdo con mi propuesta. lo que caracteriza Testability and Meanin_g. · mientras que a este otro. sino incluso ucsrncinlrsn (Philosophy que ha de contrastarse: justamente de todos los modos imaginables. Mi propuesta está basada en una Pero. Die De/1mtwn (3. Una argumentación de tido. por medio lidad. y que dez de las leyes naturales. Pero. el problema de la valí· no. Por tanto dicci&n existente entre lo que podría llamarse cela tesis fundamental es ~n pur~ mito (aunque gran número de rcíutarioncs de mi teoría están basada.abilidad c·omo siguientes) que se caracterice el método empírico de tal forma que criterio de demarcación análogas a las que yo he su~C'itado contra la excluya precisamente aquellas vías de eludir la falsaeión que mi Íina· Yerifieahilidad. la fahabili<~ad como rritrrio de demarcación. sino.r1on muy se~n. 100 y sig. que lleva a la falsedad de enunciados universales. Podría decirse que. s1ilo admitin. de _l~s sistemas*". Sin emhargo. un sistema entre los científico~ asimetría entre la verificabilidad y la falsabilidad : asimetria que se o empíricos si es susceptihle de ser 1•1mtrastarlo por la experi!'ncia. con toda razón.) Me veo obligado a admitir que esta crítica es justa. pero sí <[ll<' sea rns1 eplihlc de scleccii'in en un sen· guiares la falsedad de enunciados universales. por Probabillly (19a0) vuelve ~ una ¡~0>1. Pues voy a proponer (en los apartados 20 y dna parecer que cabe sw. propia crítica del erilnio inductivista de dC'mareaPÍ<Ín: pues po· criterio de demarcación. Esta contradicción surge únicamente si se supone que todos los apartados *17 y *19. sigue siendo imposible -por varias Pueden hacerse varias ohjcl'io1H's al critPrio de demarcación que razones-. adoptar la posición de negarse a admitir cual· mina en una dirPel'ión falsa.~ :slema cienlíf iro empíriro ". Dicho de ot1 'l modo: no exigiré que un ~iste­ de inferencias puramente deductivas (valiéndose del modus tollens ~a e1enlif1co pueda ser selccrinnado. <lcbe considcrársele Más grave puede parecer una tercera objeción. asimismo. especialmente Hume. 1931 ). Die concluyente». 40 La lógica de la investigación científica Panorama de algunos problemas fundamentales 41 un criterio que nos permita admitir en el dominio de la ciencia empÍ· rica incluso enunciados que no puedan verificarse. Este ataque no me alteraría. que. decir que ha¡ a propuesto jamás la falsabilidacl romo criterio de sentido. Me ocupo ahora más a fondo de esta asimetría en el apartado *22 de mi P11stscript. en ce dirección inductiva»: esto es. lqes un. pag. aun mas energ1cnmcnte. se enea· en incoherencia lógica.atirn. por ello. pero del problema de Hume de la inducción. incluso.\c1. Pues éstos Estas eonsiderariones nos sugieren n1c el ('ritl'rio de <lemarcaeiún que no son jamás deduetibles de enunciados singulares. ti~ senl!do.) incluso admitiendo la asimetría. (Cf. el en111. en principio. ~ 9:l7.ogical Foimdatinns o/ Su meta 1:1º es s~lvarles la vida a los sistemas insostenibles. como (Así. pero sí pueden ~emos de ado_ptar no es el dC' la 1e1 if icahilidad.od1« l11•nrn prnl~abd1d111l cero (!'ug. « llo\ crá a1p1í mañana>>. ).. o sea.haya de caractl'rizarsc por sa· o por cambio ad hoc de una definición . pero el procedimiento aludido siempre es ló· información pr"•!li\ ~ _que un <'nunciado ricntífico comporta es tanto gicamente posible. los enunciados científicos empíricos han de ser ccdecidibles de modo • ~~ otros . y en Dt. dudoso -por lo menos-. de una vez para sil'mprl'. empírico. 3 .s y }os no fals??les: tra~a ~na línea_ dcnlr? del lenguaje con sentido. retirar mi propuesta de adoptar la falsabilidad como mi. como lógica- mente posibles. 15 y sig. 2 1 ). pero no ne· Puede tamhién hac<·r~<' d<' nueYo un intento de . (No en vano llamamos «Íeyes» que he propuesto. esto es. nccesarw expubarlas de la ciencia ésta puede todos a la más áspera lucha por la supervivencia. ~~ rn ohra indurtivista l. Su raíz se encuentra en la aparente contra· ataco el dogma cid smt1d0. sometiendo a a decir (pag. La de la verdad o la falsedad de los enunciados científieoS:. En consecuencia.1rntc:n para la ciencia. según se admite. en el apartado 9. Se reconoce que los científicos no suelen lados 31 a ~·6) t¡ lll' esta ohjeciún carece de peso. del empirismo» -la de que sólo la experiencia puede decidir acerca en el/.i.y la inadmi· falsab1ltdad separa dos tipns de enunciados perfectamente dotados de sentido.. si dijéramos.) ' . nos ejemplo. haré ver (en los apar· quier experiencia falsadora. manejárselas ptrfcctnmentc sin cilas. de la que se dio cuenta sabl. a las leyes de la Naturall'za: cuanto más prohiben más dicen. puede muy hicn parecer siempre es posible encontrar una· vía de escape de la falsación. que antermrmrnte (en el apartado 4) he criticado energ1camente el empleo _de la _idea ~e se~ti~o como criterio de demarcación.ejantc a la que aquí criticamos: al enco~trar .

Pues en la prác· hs. que nó Para que la falsabilidad pueda aplicarse de algún modo como cri· pueden jamás justificar enunciado alguno (aun cuando pueden ser terio de demarcación deben tenerse a mano enunciados singulares que objeto de investigación psicológica). Es cierto que se tienen errores de oh· 8. Teoría trascendental del método. he de volverme Pero incluso en este caso se ha conseguido algo. Haupstück.}]. página 848. racional mutua por medio del debate critico. una urgencia inmediata en lo que se refiere a los sistemas teóricos. •• Desde que escribí estas palabras he generalizado esta formulación: pues la • Acerca de esta cuestión. (Llamo «enunciado básico» o «proposición básica» a un enun· contrastables. ingl. página 192 del t. y. Me ocuparé de ellos.42 La lógica de la investigación científica Panorama de algunos problemas fundamentales 43 su falsación han de ser posibles.ª ed. 645) [ vers. cos. The experiencias. o.ra. por otra. ALVAREZ. hlema -que nos retrotrae de la cuestión del carácter empírico de las En los apartados 25 a 30 trataremos con algún detalle los proble· teorías a la del carácter empírico de los enunciados singulares.:a con las relaciones entre experiencias perceptivas y enunciados bási. Abschnitt (2. y era descrita por expresiones de análoga obscuridad que no ciones tautológicas de la lógica deductiva. cernientes al carácter empírico de enunciados singulares y a su con· El empleo que hago de los términos c<0bjetivoii y «subjetivo» no trastación. yo mantengo que las teorías científicas no son num. nuestras experiencias suhjetivas e. por N. "' que a1tora está incluido aquí en el apéndice *I. También en este caso puede encontrarse una solución. entonces su fundamento es objetivo y suficie1. los problemas de la base empírica ·-esto es. de falsación.desempeñan un papel en la lógica de la ciencia algo di· es muy distinto del kantiano. CJUe he tratadq 2i- . cuya validez no se pone aclaraban nada. sección 3. pues los términos «Oh· tica de la investigación científica la demarcación presenta. por una parte. Methodenlehre. Kant utiliza la palabra «objetivo» para ferente del representado por la mayoría de los demás problemas de indicar que el conocimiento científico ha de ser justificable. II (T. pero que son. ga<los de una pesada herencia de usos contradictorios y de discusio· Por tanto. ya que uso de razón. Con todo.'. a veces. 3. 1933: Critique of Pure Reason. a la enunciación de un hecho singular. los con· nes interminables y nunca concluyentes. indepen· que habremos de ocuparnos. KEMP SMITH. por tanto. capítulo 11. general de la crítica intersubjetiva. de la idea de la regulación ClSpecialment~ el apartadQ '*2. más en particular. se tenía la impresión (exacta) de que los enunciados sólo falsahles.1teii 1 • dan lugar a muchos puntos obscuros: lo cual ocurre. Diré. en un solo sentido -decidibles unilateralmente. o. etc.) jetivamente 1 • * Se ha considerado con frecuencia que las experiencias perceptivas proporcionan algo así como una justificación de los enunciados hási· cos: se ha mantenido que estos enunciados están «basados sobre» tales 1 Kritik der reinen Vernunft. mejor de los casos. dicho de otro modo. asimismo. Esta idea Jll<ÍS ~eneral. 2. Si renunciamos a esta exigencia y ad· dencia perfectamente razonable a subrayar la estrecha conexión exis· mitimos como enunciados empíricos también los que sean decidibles tente entre los enunciados básicos y nuestras experiencias perceptivas. 1952 (4. Por tanto.cia el problema de la objetividad científica. pág. capítulo II. o que dicha verdad se hace «patente» en las expe· J. y que dan origen a enunciados singulares falsos. las señalaban fantasmalmente con metáforas. sección 3. sin embargo.para quienquiera que esté en teoría del conocimiento. que mediante éstas se ccmanifiesta por inspección» la Trascendental Doctrine of Method. Todas estas expresiones muestran una ten· Argentina. Buenos Aires). Por el momento. las refo. desaparece la contradicción: el método de falsación no la conexión entre las percepciones y los enunciados permanecía ohs· presupone la inferencia inductiva. y. sino que resbalaban sobre las dificultades o. DEL PEROJO y F. mientras que va» si en principio puede ser contrastada y comprendida por cualquier el problema de la hase empírica pertenece casi exclusivamente a la persona. especialmente.ª. enteramente justificables o verificables. de verdad de aquéllos.. pero un científico casi nunca se encuentra en el trance de describir un enun· Las palabras «objetivo» y «subjetivoii son términos filosóficos car· ciado singular como no empírico o metafísico. nuestros sentipiientos de convicción. Hemos de distinguir. jetivo» y «subjetivo» que acabo de utilizar necesitan aclaración.ª ed. mi Postscript.): Crítica de la razón pura (Sopena riencias mencionadas. sino únicamente las transforma· ci:. si separamos claramente los aspectos psicológicos del problema de los 7. Pues gran parte de éstos se encuentran dientemente de los caprichos de nadie: una justificación es «ohjeti· en relación estrecha con la práctica de la investigación. Ahora bien. EL PROBLEMA DE LA «BASE EMPÍRICA» lógicos y metodológicos. ÜBJETIVIDAD •CIENTÍFICA Y CONVICCIÓN SUBJETIVA servación. mientras que rara vez se suscitan dudas acerca de la condición empí· rica de los enunciados singulares.y puedan ser contrastados mediante ensayos sistemáticos pueden justificarse lógicamente mediante otros enunciados: por ello. según creo. cast. objetivas existentes entre los diversos sistemas de enunciados cientÍ· nuestro criterio aparece como algo que solamente desplaza el pro· ficos y en el interior de cada uno de ellos. deÍ contrastación intersubjetiva es meramente un aspecto muy importante de la idea más apartado 4. mas referentes a la base empírica. no obstante. véase también mi trabajo mencionado en la nota 1 . «Si algo es válido -escribe. trad.ciones lógicas puedan servir como premisas en las inferencias falsadoras. en el en tela de juicio •. que la objetividad de los enunciados ciado que puede servir de premisa en una falsación empírica: breve· científicos descansa en el hecho ele que pueden contrastarse intersub· mente dicho. L.

contrastables puede parecerme absurda toda duda. resultado observado por Expresó tal descubrimiento. cit.. son. es decir. ingl. en principio. o simplemente de una insegura sospecha: nada de todo esto . Miller (1921-1926) en Mount Wilson.' ed.) ción de teorías -es decir. 159 ). con el empleo de hipótesis y de enuncia· Podemos volver ahora a un aserto planteado en el apartado ante· dos universales-. § 19 (2. se somete a estudio también en presión poderosa o incluso irresistible de certeza indudable (o ccevi· mi Postscript. que.. que haya procedido de una im· toricismo. rior: a mi tesis de que una experiencia subjetiva.)]. Ningún físico serio osaría publicar. 1 Las consideraciones del tipo que acabo de hacer no nos proporcio- (T.)]. en los capítulos *I. y cualquiera otra sería incompatible con la idea de la obje- recen sin dejar rastro. para cuya reproducción vicción (de mayor o menor grado) 2 • El examen de como aparecen no pudiese dar instrucciones. esté abso- bles «efectos» aparentes. en especia! pre el Qarácter de hipóte~is universales. por medio de su «principio de suce. el psicólogo puede deducir. cit. es el resultado positivo --que quier momento. Pero. que semejantes experiencias y convicciones no pueden desempeñar en servaciones por cualquiera (en principio). pero estoy de acuerdo en que los enunciados . Tras.de que estoy experimentando un sentimiento de convicción. el apartado 12). desde el punto de vista epis· con cierta extensión en mi Open Society and its Enemies. ningún «efecto oculto» (como ca de mi conducta -que pueden confirmarse o refutarse mediante contrastaciones experimentales-. Sólo cuando se da la recurrencia de ciertos acon. puesto que otras. Sólo merced a tales repe· podrá justificar un enunciado. 1961 (T. Véase también el apartado 22. naturalmente. vers. y en mi temológico. puede definirse el efecto de hipótesis psicológi·ca. o un sentimiento tecimientos de acuerdo con reglas o regularidades -y así sucede con de convicción. Por supuesto. nunca pueden justificar un enunciado científico. los decisivos son estos últimos. R. abrumado por la intensidad de mi experiencia: a su regularidad y reproductibilidad.. reproducidos a voluntad. pá· • En la bibliografía de la física se encuentran varios ejemplos de informes pre- gina 193 del t. Taurus. es costumbre considerar que semejante principio ( cf. P. capítulo II. pero que finalmente desapa· que no. por N. de modo poco claro. Haupstück. Kritik der reinen Vemunft. también pueden servir razones objetivas tivas de contrastarlo llevarían a resultados negativos 6 • (De ello se como «causas subjetivas del juzgar» 4. contrasta· mostrar a priori por medio del razonamiento que hemos indicado). La miseria del his.)]. en dose de teorías psicológicas y de otra índole. y de los experimentos repetibles-. 3~ ' . no intentar una nueva puesta a punto de sus experimentos con objeto de puede aparecer en el campo de· la ciencia objetiva más que en forma hacer reproducible el efecto). sección 3. Por intenso que sea un sentimiento de convicción nunca hasta que las hemos repetido y contrastado. KEMP SM!TH. 849. ( vers. que tal vez pueden. Incluso el hecho -para mí tan firmemente estable- sos que había hecho un descubrimiento científico (aun cuando puede cido. desempeña el menor papel en la cuestión de cómo pueden justificarse • Cf. y *VI. § 19. pide un contraste o físico científicamente significativo como aquél que cualquiera puede éomprobaeión intersubjetivo: a partir de la conjetura de que yo ten· reproducir con regularidad sin más que llevar a cabo el experimento go este sentimiento de convicción. capítulos 23 y 24. desde el momento en que re· sigue que cualquier controversia sobre la cuestión de si ocurren en flexionamos sobre ellas y nos convencemos de su congruencia. pág. II (T. pág. Ni siquiera tomamos muy la ciencia otro papel que el de objeto de una indagación empírica en serio nuestras observaciones. ya que otras contrastaciones posteriores habían llevado a re· ciados científicos se sigue que deben ser contrastables intersubjetivamente en cual· sultados negativos. esp. 136 del t. los enunciados científicos. ¿aporta. ScIIWARTZ. 1933. cendental Doctrine of Elements.pueden ser contrastadas nuestras ob. puedo estar absolutamen· ticiones podemos convencernos "de q!l~ no nos encontramos con una te convencido de la verdad de un enunciado. ciertas predicciones acer· concepto de descubrimiento científico. no ha recibido explicación·. Methodenlehre. metafísica. página 142. después ele haber reproducido él mismo (así sión temporal de acuerdo con la ley de causalidad» (principio que creyó podía de.a. ser reproducidos lutamente convencido de su verdad? La única respuesta posible es en su laboratorio durante cierto tiempo. Kritik der reinen Vemunft. inclúso. Madrid. *Véase también 1<1 nota *1 del ap!!rtado 12.. Critique o/ Pure Reason.. carece enteramente de importancia que mi sentimiento de Poverty o/ Historicism [traducción castellana por P. la cual. trad.del experimento de Michelson.. Un ejemplo muy conocido. valién- apropiado del modo prescrito. 2. ni las aceptamos como científicas. • Cf. ha!1 de tener siem· * «debidas a causas de error desconocidas». Pero. absoluto acontecimientos que en principio sean irrepetibles y únicos Quizá fue Kant el primero en darse cuenta de que la objetividad no puede decidirse por la ciencia: se trataría de una controversia de los enunciados se encuentra en estrecha conexión con la construc. y reciente. acaso. ingl. 44 La lógica de la investigación científica Panorama de algunos problemas fundamentales 45 Kant aplica la palabra ccsubjetivo» a nuestros sentim~entos de con· propongo llamarlo) de esta índole. por tanto. Yo no postulo ciones posteriores volvieron a dar resultados negallvos. la más leve razón a la ciencia para aceptar mis enunciados? ¿Puede Todo físico experimental conoce esos sorp1endentes e inexplica· justificarse ningún enunciado por el hecho de que K. En realidad. debido de mis percepciones. simplemente porque las tenta· leyes de la asociación» 3 . y que han de tener. la nota *l. dencia» ).' ed. pág.. Semejante <edescubrimiento» se rechaza· éstos es asunto de la psicología: pueden surgir. <e según ría más que de prisa por quimérico. todo ello intersubjetivamente 5. la forma de leyes universales o teorías. cast. ningún físico diría en tales ca- tividad científica. seguro de la evidencia mera «coincidencia» aislada. por ejemplo. 3. convicción haya sido fuerte o débil. Abschnitt (2. sentados por investigadores serios sobre la aparición de efectos que no podían ser ' Kant se dio cuenta de que de la objetividad que se ha requerido para los enun. (psicológica). Trascendentale Elementarlehre. Por tanto. 646 (trad. Pero. en particular. *II. como Morley) el resultado negativo de Michelson . y explicar las observaciones divergentes de Miller como cientil:icos. puesto que deben ser constrastables intersubjetivamente. apartado 32.. lbíd. pág. sino con acontecimiento!?.

lo cual quiere decir como hipótesis de un tipo cuyo nivel de contrastación intersubjetiva no es. a partir de los enunciados que se han de someter a contraste. por la reducir la verdad de los enunciados científicos a nuestras experien.someter· cias. no ocurre así. y. En el apartado 1. ciertamente. una cosa tiene que quedar clara : si persis- timos en pedir que los enunciados científicos sean objetivos. muy ele- vado (teniendo en cuenta el estado actual de la psicología). al menos. a veces. Sin discutir ahora 35- el problema en detalle.crea. las contrastaciones no pueden prolongarse ad infinitum: más tarde o más temprano hemos de detenernos. éstos. desde luego. de hecho. y puede muy bien parecerle ahora al lector que la misma objeción exactamente puede invocarse contra el procedimiento de contrastación deductiva que defiendo a mi vez. Por tanto. de modo que no hay peli- gro de una regresión infinita. Pero ha de admitirse que la situación sobre la que acabo de llamar la atención --la contrastabilidad ad in· finitum y la ausencia de enunciados últimos que no necesitasen ser contrastados-. nos privamos de otro modo : me niego a admitir la tesis de quE. Sin embargo. nos ayudan a caer en la cuenta de su dificultad prin· todo enunciado científico antes de aceptarlo: sólo requiero que cada cipal. Los sistemas teóricos se contrastan deduciendo de ellos enunciados de un nivel de univer· salidad más bajo . y que. Al exigir que haya objetividad. no puede haber enun· ciados últimos en la ciencia : no pueden existir en la ciencia enuncia- dos últimos que no puedan ser contrastados. simple razón de no parecer posible -por razones lógicas. si los enunciados básicos han de ser contrastables intersubjetivamente a su vez. trastahle. Aún más: nos vedamos todo conceder un rango privilegiado a los los a contraste. nin· guno que no pueda -en principio. Pero la contrastabilidad intersubjetiva implica siempre que. Cualquiera que sea la respuesta que demos finalmente a la cues- tión de la base empírica. una respuesta para el problema de la base empírica . puesto que han de ser contrastables inter- subjetivamente.ser refutado al falsar algunas de las conclusiones que sea posible deducir de él. Panorama de algunos problemas fundamentales 47 46 La lógica de ia investigación cientijica nan. tienen que poderse contrastar dt manera análoga -y así ad infinitum. entonces aquéllos que pertenecen a la base empírica de la ciencia tienen que ser también objetivos. es insostenible. al criticar la inducción. Pues es evidente que. en la ciencia existan todos los medios lógicos por cuyo medio pudiéramos haber esperado enunciados cuya verdad hayamos de aceptar resignadamente. en consecuencia. un problema. opuse la objeción de que llevaría a un regreso infinito. puedan deducirse otros también contrastables. De este modo llegamos a la siguiente tesis. ciertamente. contrastables intersubjetivamente. como son los que describen nuestras percepciones (y a los que. ni se pretende que lo haga. dicho de como en cualesquiera otros enunciados científicos. tanto en los enunciados básico!' uno de estos enunciados sea susceptible de contrastación. El método deduc- tivo de contrastar no puede estatuir ni justificar los enunciados que se contrastan. por tanto. es decir. quiero únicamente señalar que la circunstan· cia de que las contrastaciones no puedan continuar indefinidamente no choca con mi petición de que todo enunciado científico sea con· . enunciados que formulan experiencias. se llama «cláusulas pro· tocolarias»): pueden aparecer en la ciencia únicamente como enun· ciados psicológicos. Podría pensarse que esta tesis lleva a una regresión infinita. Pues no pido que sea preciso haber contrastado realmente pero.