Está en la página 1de 3

UNIVERSIDAD DE LAS FUERZAS ARMADAS ESPE

Departamento de Ciencias de la Tierra y Construcción

GEOGRAFÍA ECONÓMICA

Nombre: David Benalcázar Heredia

Fecha: 11 de diciembre de 2018

ECUADOR Y LA GLOBALIZACIÓN

La globalización ha modificado de manera decisiva la economía mundial, creando tanto ganadores


como perdedores. Reducir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, y fomentar una
globalización más inclusiva es uno de los retos más importantes del tiempo actual.

El ecuatoriano, quien se ha contentado con quedarse en su país, se ha convertido en una especie de


“esclavo de los tiempos modernos”, a diferencia del europeo y del norteamericano quienes han salido
a buscar cierta personalidad socioeconómica e incluso política. En efecto, al entrar en contacto con
otros pueblos las grandes entablan relaciones económicas con ellos y eso les permite invertir por
medio de multinacionales en dichos territorios. Con este poderío financiero, los dominadores pueden
entrometerse en temas políticos de diversas formas. Por ello, Ecuador se plantee librarse de este yugo.
(Gutiérrez, 2012)

Durante los últimos veinticinco años en el Ecuador se afirmó un modelo económico empresarial
excluyente, de amplios beneficios para una elite social, pero de graves repercusiones en las
condiciones de vida y trabajo de la mayoría de la población. Ello condujo a la desinstitucionalización
del Estado Nacional, pues el manejo de las instituciones al servicio de los altos grupos del poder
económico significó la pérdida o reducción de las capacidades regulatorias del Estado, la reducción de
las inversiones sociales y el deterioro de los servicios públicos destinados a la atención ciudadana.
Ecuador parecía sufrir de “esclerosis política” ya que el Ejecutivo, el Legislativo, la Función Judicial y
todos los aparatos de Estado, además de falta de credibilidad pública, adolecían de inoperancia,
ineficiencia y una generalizada corrupción, todo lo cual minaba su legitimidad. El Estado Nacional
centralizado, configurado a lo largo de la historia ecuatoriana, demostró su agotamiento, en tanto han
surgido posibilidades nuevas de administración entre los gobiernos seccionales, capaces de asumir
competencias estatales y construir autonomías dinámicas. La crisis constitucional e institucional ha
sido el resultado de una serie de procesos históricos. Además, hay responsabilidad de los partidos y
de la “clase política”, que en Ecuador no han cumplido el papel que la teoría supone para los grandes
partidos políticos. En la base de la crisis constitucional, institucional y política del Ecuador se encuentra
el proceso de cambio desde un modelo estatal de desarrollo, afirmado en las décadas de los sesenta
y setenta del siglo veinte, hacia un modelo empresarial, que privilegió los principios y valores del
mercado libre y la empresa privada absoluta, en un marco internacional de renovación del sistema
capitalista: la globalización. (Samour, 2005).

En el Ecuador un país donde se puede explotar el mercado a su mayor nivel, las bajas condiciones y
visión de un sector altamente globalizado donde las tecnologías pueden mejorar calidad de
producción y comercialización. En el Ecuador no tenemos los suficientes estándares de calidad como
para competir más que para negociar con materia prima, al no contar con la maquinaria necesaria
para poderla producir en nuestro país , como consecuencia somos un país subdesarrollado y con un
alto déficit de conocimientos científicos en la tecnología ,teniendo que venderla a muy bajos precios
y como producto terminado a los más altos precios del mercado internacional, dejando así un alto
indícese pobreza en el Ecuador y en desventaja con los países latinoamericanos . En el ecuador no
existía la globalización ya que el comercio internacional estaba fuera de nuestro alcance, porque
nuestra producción no podía satisfacer el mercado nacional mucho menos teníamos los recursos para
exportar e importar. (Bendizon, 2013)

En 1884 empezó la globalización en el ecuador con el boom cacaotero, la producción y exportación


(integración al mercado mundial) generaron recursos y permeabilizaron a sectores progresistas para
impulsar transformaciones liberales en el ámbito político y económico. En 1888 las exportaciones
totales superaron los 9 millones de dólares (entre 1875 - 1894 el cacao permitió duplicar las
exportaciones totales del país). Luego al finalizar la década de los cuarenta y con más fuerza en los
cincuenta, la producción y exportación de banano ayudó al país a salir de la fase depresiva en la que
se encontraba.

Otro factor influyente dentro de nuestro país hacia la globalización es la existencia de evidencia
empírica del impacto de remesas en el crecimiento económico, el cual no es concluyente. Las remesas
provenientes de la migración internacional tienen en general un efecto marginal en la reducción de la
pobreza, pero un significante impacto en la reducción de la vulnerabilidad como estrategia de
sobrevivencia en periodos de crisis económica, sobre todo por los montos asignados a salud infantil y
asistencia escolar en las familias beneficiarias de las remesas, y un beneficio marginal en el nivel de
consumo de alimentos. (Bendizon, 2013)
Recientes investigaciones han encontrado que las remesas tienen un impacto positivo en el
crecimiento económico por promoción de inversión. Sin embargo, un estudio del año 2005, dirigido
por el IMF World Economics Outlook, muestra que no hay relación significativa entre las remesas y el
crecimiento PIB per cápita. En el estudio de Giuliano y Ruiz-Arranz, estiman que el impacto de las
remesas en el crecimiento y la inversión, para una muestra de 73 países en el período de 1975-2002,
no es significativo cuando las remesas son simplemente añadidas como una variable explicativa
adicional en la regresión de crecimiento, el impacto de las remesas puede depender de algunos
factores estructurales de la economía, específicamente ellos sugieren que las remesas de los
trabajadores pueden actuar como sustitutos de financiamiento en áreas de desarrollo rural u otras
áreas sin acceso a crédito. Las remesas pueden ser un recurso de financiamiento para propietarios de
negocios que no tiene acceso al sistema de financiamiento debido al alto costo del crédito. (World
Bank, 2007)

Como consecuencia de la aplicación fragmentada e inconclusa de las políticas aperturistas que


favorecieron el libre mercado, se provocó una mayor volatilidad del crecimiento económico con muy
poca propensión a la generación de empleo, empujando a un incremento del flujo migratorio de un
nuevo tipo. El Ecuador experimentó un cambio sustantivo en la tendencia histórica de la migración
internacional, pasando de una migración relativamente marginal de personas pobres con bajos niveles
de instrucción hacia los EE UU preferentemente, hacia una migración caracterizada por personas no
pobres, con mayores niveles de calificación e instrucción provenientes de todo el país. La elección de
destinos migratorios, ha experimentado un proceso de segmentación, donde se destaca a EEUU como
un destino preferido por los pobladores en situación de pobreza de la región austral (Azuay, Azogues)
con menores niveles de instrucción, y que sin embargo mantienen mayores niveles de remesas a sus
familias, mientras que los pobladores urbanos, generalmente no pobres, de Guayaquil, la costa urbana
y Quito mantienen como preferencia a España, Italia y Europa en general. (Bhagwati, 2006)

Como señala Guitierrez (2012), Ecuador no tenía los recursos y actualmente no puede competir con
los países industrializados, ya que ellos cuentan con mejor tecnología que la de nuestro país, y por
ende sus productos son de mejor calidad que la de nuestro país, por lo que se convierten en mayores
exportadores no solo con los países vecinos sino también con toda América Latina. Con el debido uso
de la tecnología, los conocimientos necesarios y convenios comerciales con países europeos, el
Ecuador podrá competir con las grandes potencias de la actualidad dando a conocer e innovando sus
productos con una mejor calidad, y un notable crecimiento en la economía del país, mejorando el nivel
de vida de los ciudadanos, incentivando la productividad y el pleno empleo en una sociedad o región
determinada.

BIBLIOGRAFIA

Bhagwati, Jagdish (2006). En defensa de la globalización. El rostro humano de un mundo global. Trad.
Verónica Canales Medina. Barcelona: Random House Mondadori. Obtenido el 9 de Diciembre de:
https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3150143.pdf

Gutiérrez Girardot, Rafael (2012) “Introducción”. La utopía de América. Por Pedro Henríquez Ureña.
Caracas: Biblioteca Ayacucho, 1978. Impreso

Samour, Héctor (2005). “Globalización, cultura e identidad”. ECA: Estudios centroamericanos 679-680
(2005): 475-489. Obtenido el 10 de diciembre de:
http://www.scielo.org.co/pdf/peri/v7n14/v7n14a06.pdf

Bendizon G. (2013), Receptores de Remesas en el Ecuador, una investigación de mercado. Hispanic


Center- BID.

World Bank (2007), Regional Study on Remittances to Latin America and the Caribbean. Concept Note.