Está en la página 1de 9

LA FAMILIA DEL PASTOR

“Una familia será tan fuerte como sea el más débil de sus
miembros, esto indica que la estabilidad o inestabilidad de
alguno de los miembros de la familia influirá directamente en el
resto de la misma”
Marlon Guerreiro

¿FAMILIA PASTORAL? Dos escenarios…

a. El Pastor, su esposa e hijos.


b. El Pastor, la pastora y sus hijos.
c. Aclaro entonces que no existe familia pastoral.

ERRORES QUE COMETEMOS AL HABLAR DE


FAMILIA PASTORAL.

a. Tratar de obligar a la esposa a que asuma un liderazgo


en la iglesia sin consultarle y sin tomar en cuenta sus
dones, deseos y habilidades, además de sus
responsabilidades familiares.

b. El error de llevar los hijos a la iglesia como obligación,


sin antes motivarlos, estimularlos y desafiarlos con el
ejemplo personal.
c. El creer que sus hijos, por ser hijos de pastor han de
conducirse distinto a los demás hijos de los miembros
de su iglesia, creando en ello complejos,
resentimientos y abriéndoles las puertas de la casa de
Dios para que al crecer jamás vuelvan a ellas.

d. El hacer muchas referencias a su familia en el púlpito


y ponerlos como modelos y ejemplo de santidad, etc.

e. El querer atender a la iglesia, a la vez que se atienden


otras cosas fuera del compromiso eclesial.

8 PRACTICAS PARA DESARROLLAR UNA FAMILIA


SALUDABLE (una familia saludable permitirá que el pastor
desarrolle un ministerio más efectivo)
a. Desarrolla una frecuente y excelente comunicación.
 Esta comunicación tiene como característica principal que
es entre todos los miembros de la familia, sin exclusión.
 Así mismo el tiempo dedicado a la comunicación es
importante ya que la poca dedicación a la comunicación
traerá como consecuencia apatía y frialdad en la relación
familiar.
 Por otro lado la profundidad que se de en la intimidad
estará determinada por la expresión de sentimientos y
situaciones personales. En la familia es necesario
profundizar en la intimidad para mantener la sanidad de la
relación.
b. Expresen deliberadamente el afecto.
 La expresión deliberada de afecto está determinada por la
planificación del cuándo y cómo haremos sentir a
nuestros familiares que realmente los amamos.
 El amor se expresa con palabras y acciones.
 En una familia sana sus miembros pueden reconocer en
sus familiares el amor expresado en palabras y acciones.
c. Establezcan reglas, normas y límites de manera clara.
 Una familia sana establece un sistema por el cual guiarse.
 Las reglas, normas y límites deben ser previamente
establecidas para que no existan inconvenientes en un
futuro.
 A la medida que se van observando dificultades en las
relaciones familiares se pueden ir incorporando o
modificando las reglas para mantener la sanidad de la
familia.
 El hecho de que se tengan reglas normas y límites
claramente definidos no quiere decir que seremos rígidos
y perfeccionistas. La flexibilidad en un grado saludable es
a veces saludables.
d. Creen un ambiente de colaboración mutua en las tareas
del hogar.
 Cada miembro de la familia debe permitirse tener alguna
tarea que hacer en las labores hogareñas.
 Desde pequeños nuestros hijos deben entender que los
oficios del hogar son para compartirlas y así cada uno se
sentirá útil en el hogar.
 El machismo puede ser un factor que impida la
participación de los padres e hijos varones en las labores
del hogar.
 Las mujeres pueden ser las que promuevan y mantengan
el machismo en el hogar.
 En una familia funcional cada miembro de la familia tiene
conocimiento de los deberes y sus derechos, y los hace
cumplir.
e. Practiquen la “Reunión Familiar” periódicamente.
 Es reunión tiene que ser periódica, máximo cada 15 días,
aunque lo más recomendable es que sea cada semana.
 El propósito primordial de la “Reunión Familiar” es de
comunicar logros, cambiar reglas, discutir problemas y
planear actividades de común interés.
 No deben estar presentes personas que no estén dentro del
círculo de cohabitabilidad.
 No es una reunión rígida, mas bien es informar y calurosa,
preferiblemente con refrigerio y música suave de fondo.
f. Sean abiertos en hablar temas relevantes, aun los de tipo
sexual.
 La cercanía producto de la expresión de afecto, la buena
comunicación y las reuniones familiares deben facilitar
que entre los miembros de la familia exista la suficiente
confianza como para hablar de temas relevantes para cada
edad.
 Temas como la muerte, el sexo, y las amistades peligrosas,
son poco tratados en las familias actuales, y cuando se
tocan son tan álgidos que producen estrés entre padres e
hijos. El factor que determina tal conflicto es la poca
confianza y amistad que existen entre los miembros de la
familia.
g. Busquen manifestar comportamientos asertivos en cada
miembro de la familia.
 La asertividad es un estilo honesto, directo y equilibrado
de comunicación, caracterizado por el diálogo respetuoso
y frontal sin intención de herir, manifestado en un dialogo
con voz firme, contacto visual agradable, postura recta no
altanero, y uso de expresiones verbales que reflejan
respeto y autorespeto.
 Uno de los extremos contrarios a la asertividad es la
pasividad, esta es una estrategia de vinculación basada en
la pena y el miedo, asumida por las personas cuando
intentan evitar ser desaprobados y proteger la imagen que
tienen de sí mismos.
 El pasivo no se respeta, porque tampoco se da a
respetar.
 No expone sus opiniones y mucho menos sus quejas.
 Una mujer pasiva llega al punto del masoquismo al
dejarse humillar y vejar por su esposo y aun por sus
hijos.
 Esta actitud puede llegar a reproducirse en alguno o
todos sus hijos.
 La pasividad comienza a corregirse cuando la persona
se da permiso para hablar y expresar sus necesidades;
así mismo atreverse a hacer cosas que antes no hacia por
miedo a las burlas y señalamiento de los demás.
 El otro extremo es la agresividad, que es una forma de
reaccionar inadecuada que desplegamos para canalizar la
frustración.
 Es un mecanismo de defensa contra estados de bloqueos
que no queremos aceptar o ignoramos.
 El agresivo grita para intimidar, y para sentirse mas
seguro de su supuesta autoridad.
 En una familia sana cada acto de agresividad se corrige
prontamente y se lleva a los puntos de la comunicación
sana y respetuosa.
 Recomiendo establecer un programa para la asertividad en
la familias que tienen problemas con la pasividad y la
agresividad.
h. Practiquen periódicamente la recreación familiar.
 La falta de recreación periódica trae como consecuencia el
estrés de toda relación.
 La recreación no es lo mismo a vacaciones.
 Son eventos más cortos, de poca inversión económica y
que persigue como fin compartir momentos de
conversación, risas, entretenimiento y variedad, para así
vencer la monotonía.
 La recreación debe darse semanalmente, sean creativos y
permítanse tener esos momentos en su familia.
EL TAZON DE MADERA

Un viejo se fue a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de cuatro años, ya


las manos le temblaban, su vista se nublaba y sus pasos flaqueaban.
La familia completa comía junta en la mesa, pero las manos temblorosas y
la vista enferma del anciano hacía el alimentarse un asunto difícil.
Los guisantes caían de su cuchara al suelo de y cuando intentaba tomar el
vaso, derramaba la leche sobre el mantel.
El hijo y su esposa se cansaron de la situación. "Tenemos que hacer algo
con el abuelo", dijo el hijo. "Ya he tenido suficiente, derrama la leche, hace
ruido al comer y tira la comida al suelo".
Así fue como el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una
esquina del comedor. Ahí, el abuelo comía solo mientras el resto de la
familia disfrutaba la hora de comer. Como el abuelo había roto uno o dos
platos, su comida se la servían en un tazón de madera.
De vez en cuando miraban hacia donde estaba el abuelo y podían ver una
lágrima en sus ojos mientras estaba ahí sentado sólo. Sin embargo, las
únicas palabras que la pareja le dirigía, eran fríos llamados de atención cada
vez que dejaba caer el tenedor o la comida.
El niño de cuatro años observaba todo en silencio. Una tarde antes de la
cena, el papá observó que su hijo estaba jugando con trozos de madera en
el suelo.
Le preguntó dulcemente: ¿Qué estás haciendo?
Con la misma dulzura el niño le contestó: "Ah, estoy haciendo un tazón
para ti y otro para mamá para que cuando yo crezca, ustedes coman en
ellos".
Sonrió y siguió con su tarea.
Las palabras del pequeño golpearon a sus padres de tal forma que quedaron
sin habla.
Las lágrimas rodaban por sus mejillas. Y, aunque ninguna palabra se dijo
al respecto, ambos sabían lo que tenían que hacer.
Esa tarde el esposo tomó gentilmente la mano del abuelo y lo guió de vuelta
a la mesa de la familia. Por el resto de sus días ocupó un lugar en la mesa
con ellos. Y por alguna razón, ni el esposo ni la esposa, parecían molestarse
más cada vez que el tenedor se caía, la leche se derramaba o se ensuciaba
el mantel.
Los niños son altamente perceptivos. Sus ojos observan, sus oídos siempre
escuchan y sus mentes procesan los mensajes que absorben.
Si ven que con paciencia proveemos un hogar feliz para todos los miembros
de la familia, ellos imitarán esa actitud por el resto de sus vidas.
Los padres y madres inteligentes se percatan que cada día colocan los
bloques con los que construyen el futuro de su hijo. Seamos constructores
sabios y modelos a seguir.
He aprendido que puedes decir mucho de una persona por la forma en que
maneja tres cosas: un día lluvioso, equipaje perdido y luces del arbolito
enredadas.
He aprendido que independientemente de la relación que tengas con tus
padres, los vas a extrañar cuando ya no estén contigo.
He aprendido que aun cuando me duela, no debo estar solo.
La gente olvidará lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca cómo los
hiciste sentir.