Está en la página 1de 8

REALIDAD EDUCATIVA EN GUATEMALA

FENOMENOS EDUCATIVOS:

Un fenómeno educativo son aquellos hechos que ocurren a diario con los estudiantes o cuando
alguien enseña, por ejemplo un alumno escribiendo, un profesor explicando, una alumna
levantando la mano o incluso, en un sentido más amplio, una reunión de profesores con
investigadores educativos, estos fenómenos son tan extensos por lo que en esta ocasión
estudiaremos algunos de ellos.

Los fenómenos educativos en Guatemala se dan en todo ámbito tanto en el sector público como el
privado, en ellos se reflejan muchos temas a tratar se le da mayor énfasis a el tema de violencia
escolar o agresión entre estudiantes y bullying es actualmente un tema de interés; sin embargo, no
siempre lo ha sido. Es el proceso realizado en un entorno sociocultural a la formación del humano
para que se desenvuelva en la sociedad para beneficio de todos. Los fenómenos educativos más
recurrentes en nuestro país se dan en las escuela y las aulas es decir abarca desde un maestro a un
estudiante o hasta un padre de familia. Algunos de ellos son el bullyng este fenómeno como tal en
su contexto se refiere a la agresión en su conjunto, explorando sus expresiones y características con
tan solo las expresiones de “bromear”, “molestar” o “agredir”. Esta situación ocurre incluso en los
colegios de mayor prestigio logrando con ello la agresión física, verbal e inclusive sexual. También
se menciona la deserción escolar que es un mal enraizado que desde décadas atrás no se ha podido
concretar una política y mucho menos programas que ayuden a mermar este flagelo.

DESERCION:

La deserción escolar es uno de los problemas que afecta a la niñez y juventud de todo el mundo y
en Guatemala no se está exento de ello, principalmente las áreas rurales del país. Por esta razón, se
realizó una documentación, en la cual; Glenda Sánchez (2016) dice que la Deserción Estudiantil sube
un 38.3% especialmente en el ciclo de cultura general básica, dónde 58 mil 851 estudiantes se
retiraron en 2016 y 31 mil 699 en 2014. En diversificado, de cinco mil 772 deserciones, la cifra pasó
a 34 mil 13 en 2016. Entre los departamentos que registraron, según Sánchez, la mayor deserción
se encuentra Guatemala, en especial la capital, Quetzaltenango, Chimaltenango, Escuintla y Quiché.
Además, el Ministerio de Educación –MINEDUC- menciona que en el año 2016 fueron 3,090
desertores en el nivel medio, solamente en la Dirección Departamental de Educación del Área Sur,
del departamento de Guatemala. La deserción escolar representa uno de los principales retos en
materia educativa; conforme al reconocimiento del Presidente de la Organización de las Naciones
Unidas (ONU), en Centroamérica más del 40 por ciento de los jóvenes que ingresan al ciclo básico
no concluye sus estudios, y Guatemala no escapa de esta situación. Con uno de cada d cuatro
estudiantes que no termina secundaria, la deserción escolar afecta a jóvenes de todos los sectores
de la sociedad.
AUSENTISMO:

El estudiante que deserta podría catalogarse como una persona que ha sido obligada por diversas
circunstancias a retirarse del ambiente educativo, causándole o no una posible frustración. Se puede
crear un patrón familiar de deserción. Una dosis considerable de decisión de abandonar el colegio
por la atracción de otras alternativas, vinculadas al mundo del trabajo pero también al consumo.
La incapacidad del propio sistema escolar de acoger y dar respuesta a jóvenes y a sus necesidades
educativas. Los programas de educación están obsoletos, algunos no responden a las expectativas
estudiantiles, ni a la sociedad, ni siquiera al nivel universitario.
Inadecuación de la educación media en relación con las formas educativas, las prácticas
pedagógicas, la forma de convivencia, normatividad y disciplina escolar, la atención a la diversidad
y otros, que no asumen la realidad vital y la especificidad cultural de las poblaciones juveniles.
Docentes que no estimulan la integración cultural sino que generan una separación que excluye a
poblaciones de inmigrantes, lo que provoca abandono de las aulas.
Falta de una adecuada pedagogía, de técnicas participativas que hagan la educación más atractiva
para las poblaciones jóvenes de la sociedad actual, falta de dominio en el aula por parte del
educador que promueve el descontento, la indisciplina y el abandono del sistema educativo.

MATRICULA:

Como regla general los centros educativos tienen un procedimiento para la recepción de alumnos.
La inscripción en un centro de formación está sujeta a una serie de trámites administrativos. Dichos
trámites son conocidos con el término matrícula. La matriculación tiene como fin el registro en las
listas del ministerio de educación y con este trámite se consigue llevar un control sobre la población
escolar (los datos estadísticos que se manejan se obtienen lógicamente a partir de las matrículas).
Cada tipo de centro educativo tiene sus propios criterios a la hora de matricular a un alumno, pues
no es lo mismo una escuela pública, que una privada o concertada. La cantidad de alumnos inscritos
este año en el sistema educativo público incrementó 2,17 por ciento en los niveles de preprimaria
y primaria, en comparación con el 2017, según datos del Sistema de Registro Educativo (Sire), del
Ministerio de Educación. Normalmente los trámites en la matrícula de los centros privados son
menos exigentes, pues el principal criterio de aceptación del alumno es de tipo económico. Aquella
correspondiente al de un estudiante en la enseñanza pública depende de una serie de factores:
lugar de residencia, zona de trabajo de los padres, situación social, etc.
Las cifras dan cuenta de que en 2017 los alumnos inscritos en preprimaria fueron 500.106 y este
año aumentaron a 518.036. En primaria la cifra subió de 2,03 millones a 2,07 millones de
estudiantes.
En el nivel básico se mantuvo la cantidad de 341.045 estudiantes y en diversificado también se
registró un aumento de 1.501 alumnos más que el año anterior, de 90.699 estudiantes a 92.200.
La cartera de Educación matriculó este año a 3,02 millones de estudiantes en los diferentes niveles
académicos de los centros de aprendizaje del Estado.
COBERTURA EDUCATIVA:

Cobertura educativa es la proporción de alumnos atendidos en un nivel educativo con respecto a la


demanda, dicha proporción es indispensable dado que da un indicador de la atención que está
brindando el Ministerio de Educación del país a más poblaciones, esto implica una mayor incidencia
en las área rurales (las menos atendidas por las condiciones geográficas y socioeconómicas que
presentan). Guatemala, donde las tasas de escolaridad son bajas, la cobertura es indispensable para
que posteriormente a ella, se hable de calidad educativa, siendo “la capacidad que tiene el sistema
educativo para alcanzar las competencias a las que se ha comprometido.
Además consideraron que se debe continuar con la profesionalización de los docentes y las
capacitaciones constantes para que actualicen constantemente los conocimientos.
Ante la importancia de ampliar la cobertura, hemos definido una estrategia a lo interno del
Ministerio: iniciar el censo escolar para recopilar información y contar con datos más exactos de la
población escolar, distribuir de mejor manera a los docentes, identificar los municipios con menos
índices de cobertura y relacionar la ayuda condicionada para aumentar la matrícula en esos lugares,
fortalecer los programas de apoyo, implementar el sistema de acompañamiento escolar, desarrollar
campañas de sensibilización, entre otras acciones.
En esta área se necesita de muchos esfuerzos, puesto que no solo estamos tratando con el tema de
impacto que puede causar la educación en las familias, sino que estamos frente a una situación en
la que la pobreza juega un papel protagónico y, a la vez, nos enfrentamos a la poca disponibilidad
financiera que el Mineduc posee para invertir en educación.

RETENCION:

Guatemala exhibe como un hito el cumplimiento de 180 días de clases como promedio en el sector
público, aunque la calidad de la educación y la retención escolar siguen siendo metas pendientes.
Para alcanzar ese estándar mínimo de días-clases, incumplido en al menos los últimos tres años, se
amplió el curso hasta el 27 de octubre, lo cual permitió ganar un poco más de una semana de
docencia, después de afectaciones por sismos y lluvias en varias regiones. Este año el plan de
gobierno y del Ministerio de Educación (Mineduc) tuvo como eje fundamental la ampliación de la
cobertura. La atención prioritaria y la distribución de los recursos estuvo centrada en el nivel
primario, donde la cobertura ronda el 80 por ciento; sin embargo, en el preprimario solo cubre el
46, en básico el 47 y en el diversificado disminuye a un crítico 24 por ciento.
Datos del ministerio de educación del país centroamericano precisan que de los niños entre 0 y 4
años sólo cuatro de cada 100 están siendo atendidos. Eso significa que 96 se quedan sin la
posibilidad de contar con una socialización básica. En Guatemala país existen poco más de un millón
600 mil jóvenes entre las edades entre 13 a 24 años que no están insertados en el nivel medio, cifra
que parece aumentar, pues cálculos institucionales apuntan a que para el año 2030 podrían tener
un poco más de tres millones en esas edades fuera del sistema, lo cual trae aparejado problemas de
seguridad, violencia y drogas. Guatemala es el país que menos invierte en la educación en
Centroamérica, con apenas 2,5 por ciento de su Producto Interno Bruto.
La brecha de la desigualdad educativa en Guatemala crece cada año al mismo ritmo que la deserción
escolar, motivada por la necesidad de muchos niños de trabajar desde edades tempranas para
garantizar día a día el sustento hogareño.
CALIDAD EDUCATIVA:

La educación es una acción esencial para el porvenir y la construcción del futuro, brindando la
oportunidad de una vida productiva, digna y más humana, llena de fe y de esperanza.
Constituye la mejor inversión en cuanto a la promoción social. Una sociedad en donde se reconoce
la educación como uno de los medios fundamentales para la transmisión de los valores culturales y
democráticos, la formación de ciudadanos, el desarrollo de la cultura de paz, la búsqueda del
crecimiento económico y el bien común, debe apostarle a una educación de calidad.
Asumiendo la calidad educativa como: “el poder contar con oportunidades formativas para que las
personas puedan desarrollar sus potencialidades, a lo largo de cada etapa de su vida e integrarse a
la sociedad como ciudadanos plenos y felices” (UNESCO 2005) Una educación de calidad ayuda a
mejorar los indicadores sociales, a disminuir las tasas de desnutrición y mejora los indicadores de
salud nacional. Contribuye a la reducción de la pobreza, mejora la inclusión social y las condiciones
para una mejor gobernabilidad y participación democrática, permite optar a mejores salarios y
responde al derecho de todos a tener una educación.
La calidad educativa se hace efectiva en el aula y el único que puede proporcionarla es el docente.
La calidad exige maestros con una sólida formación integral, bien dirigidos y adecuadamente
remunerados. Los países que han conseguido alcanzar resultados elevados en materia de
aprendizaje son los que han invertido constantemente en la mejora de la profesión docente. De
cómo se formen los futuros docentes dependerá su desempeño en la profesión y su mejor medida
será el aprendizaje de sus estudiantes.

PRESUPUESTO ASIGNADO A LA EDUCACION:

2018 un presupuesto de Q16 mil 891.6 millones; esto representa un incremento de Q2 mil 954.4
millones, aun así esa cantidad solicitada como presupuesto para 2018, representa tan solo el 2.9
por ciento del PIB. Haciendo una comparación con los países de Latinoamérica, Guatemala es el país
que menos invierte en educación con relación al PIB. Podemos comparar nuestra situación de
inversión en educación con la realidad en Centroamérica; El Salvador invierte 3.4 por ciento,
Honduras 5.9, Costa Rica 7.6 y Guatemala 2.9. Con esa realidad, poco se logra cambiar la situación
del país. Sin embargo, que el Mineduc haya ejecutado hasta el 18 de octubre el 73.5% del
presupuesto de este año, el cual fue de Q14, 243.2 millones, es positivo. “Este es uno de los
ministerios que no podríamos reducir, sobre todo porque la ejecución presupuestaria del 2018 la
apuntan al 96% Para el año 2019 la cartera destinaría Q1 mil 627.41 millones para el beneficio
salarial incluido en el pacto colectivo negociado este año y reconocido por el presidente Jimmy
Morales y el Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (STEG), representado por
Joviel Acevedo. El incremento es del 5% y se debe considerar el pago retroactivo correspondiente
al 2018 y 2019. El pacto con los trabajadores aún contempla incrementos salariales del 5% para el
2020.
RECOMENDACIONES

1. Promover facilidades ya sea de manera económica cono social a las familias más pobres con
el fin de afrontar el costo escolar.

2. Responder por las necesidades de los más pequeños y asegurándoles el acceso a la


educación universal gratuita.

3. Leer, escribir y poder razonar las matemáticas, son competencias imprescindibles para que
una persona pueda desenvolverse en sociedad.
INTRODUCCION

El estado garantizara la calidad de la educación obligatoria de manera que los materiales y métodos
educativos, la organización, escolar la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes
garanticen el máximo logro académico de los estudiantes.

Uno de los factores determinantes en el desarrollo social de un país es la educación, esta debe
contribuir al logro de los objetivos socialmente válidos, para lo cual se apoya en la planeación.
OBJETIVO

Es la de mejorar la calidad educativa en los sectores sin desarrollo y que el estudiante cuente con
una buena infraestructura de aprendizaje.

Es fortalecer la educación en las áreas rurales donde los estudiantes no tienen ninguna oportunidad
para continuar con sus estudios.
CONCLUSION

Podemos determinar que la calidad educativa es de suma importancia para poder formar mejores
seres humanos que se requiere en la actualidad. Principalmente es su forma de pensar de
mediante la investigación.
Todo este sistema o método de calidad educativa se lograra en base a objetivos, acciones, ideas,
etc.