Está en la página 1de 5

MÓDULO 0.-CONSEJOS GENERALES.

CONSEJOS GENERALES
A la hora de resolver un psicotécnico tenéis que tener en cuenta dos cosas importantes, la
primera, que todas las preguntas valen lo mismo, y la segunda que hay que llegar a la última
pregunta sí o sí.
Porque un psicotécnico ¿qué valora?, pues valora la capacidad intelectual de una persona, y esta
capacidad no es solo ser inteligente en cuanto a conocimientos, sino que una persona inteligente
y con aptitudes resolutivas, también es aquella que sabe repartir el tiempo, identificar las
preguntas más fáciles de resolver, anteponerse al resto de opositores con trucos resolutivos, etc.
Y ahora vamos a ver cómo lograr todo esto.
¿Qué quiero decir con que todas las preguntas valen lo mismo? Pues que lo mismo me da
contestar la pregunta en la que tenemos que resolver una ecuación de tercer grado, que en la que
tenemos que sumar 2+2. Os pongo un ejemplo:
Imaginaos un psicotécnico de 3 preguntas en el que os dan 30 segundos para resolverlo:
1.- En una oficina de denuncias hay 192 denunciantes. La mitad de las denuncias las
recoge un Policía; de las que quedan, la tercera parte las recoge un Oficial; de las que
quedan la cuarta parte las recoge un Subinspector; y finalmente, de las que quedan, las
tres cuartas partes no se han podido recoger. ¿Cuántos denunciantes quedan por
presentar su denuncia?
a) 36 b) 10 c) 48 d) 12 e) 14
2.- Resuelve la siguiente ecuación: 2x+1=5
a) 3 b) 4 c) 10 d) 15 e) 0
3.- Continúa la siguiente serie:
1, 3, 5, 7, 9, ….

a) 11 b) 7 c) 10 d) 15 e) 8
Vamos a ver varias hipótesis:
1ª) El opositor que ha empezado por el primer ejercicio, en 30 segundos probablemente le haya
dado tiempo a leer el enunciado y con un poco de suerte, quizás hasta lo haya resuelto, pero
seguramente el segundo ejercicio ni lo haya llegado a leer. Por lo tanto, imaginando que la
hubiese contestado bien, tendría una nota de:
1−0
10 = .
3
2ª) El alumno que tras ver que la primera es muy larga (teniendo en cuenta que solo le han dado
30 segundos) se la deja y pasa a resolver las otras 2, y supongamos que las acierta ya que
son muy sencillas, su nota sería de:
2−0
10 = .
3
3ª) El alumno que tras ver el poco tiempo que tiene pasa la primera, resuelve las otras 2,
teniéndolas bien y aún le queda algo de tiempo para leer la primera pregunta, dándose cuenta
de que es un problema idéntico a otro que ha resuelto muchas veces, y del cual se sabe el
resultado de memoria, por lo que se tira a la piscina y marca la que cree que es correcta,
puesto que se ha acabado el tiempo y han dado la orden de dejar los bolígrafos sobre la
mesa.
MÓDULO 0.-CONSEJOS GENERALES.-

Suponiendo que ha acertado, sacaría un 10, pues las tres las tendría bien, pero en el caso de
que ese problema no fuese exactamente igual al que él pensaba, hubiera fallado la primera,
por lo que tendría una nota de:
2 − 0.25
10 = .
3
¿Qué conclusión sacamos de estos tres supuestos? Pues que el alumno que se ha enfrascado
leyendo la primera pregunta, ha suspendido el psicotécnico, sin embargo, en los otros dos casos,
el examen está aprobado.
Con esto no quiero decir que en todas las preguntas que vayamos a saltarlas, nos la juguemos,
eso sería un error, y más adelante veremos cómo abordar esta situación.
Lo que quiero dejar claro, es que hay muchos opositores que piensan que contestando las
preguntas difíciles son más puntos, o los valorarán mejor, y de eso nada, el examen lo corrige una
máquina y de las 80 preguntas que pueda tener todas valen lo mismo, 0.125 puntos en este caso
(0.125x80=10).
Lo segundo que he nombrado que había que tener en cuenta era que había que llegar al final del
examen sí o sí, ¿por qué? Pues más o menos por la misma razón que antes, puede que las 10
últimas preguntas sean facilísimas de contestar, pero si no llegamos a ellas, son 10 preguntas que
no nos van a calificar, sin embargo, hemos perdido el tiempo con alguna otra que seguramente
tendríamos que haber dejado en blanco.
¿Quiero esto decir que siempre las últimas son las más fáciles? Rotundamente NO, hay
opositores que tienen la costumbre de empezar por el final porque “se dice” que suelen ser más
fáciles, y es un error enorme, porque da más lugar a confusión a la hora de contestar en la hoja de
respuestas y podemos equivocarnos, aparte de que seguramente no sean las más fáciles.
Si vosotros conseguís crear un método que os haga ver todas las preguntas, llegareis a esas 10
últimas, entonces ¿Por qué empezar la casa por el tejado?
Al opositor que le dé tiempo a ver las 80 preguntas, se asegura contestar TODOS los ejercicios
fáciles que haya, estén al principio, en el medio, o al final.
Y ahora, si juntamos estas dos teorías, podemos decir que seremos capaces de ver todo el
examen cuando seamos capaces de identificar correctamente qué preguntas dejar en blanco, y a
su vez, podremos darnos el lujo de dejar preguntas en blanco, si llegamos a ver todo el examen.
 ¿Qué preguntas debo dejar en blanco?
Esta es una pregunta que muchos opositores se hacen, y la respuesta la tenéis vosotros mismos.
Cuando un opositor lleva mucho tiempo haciendo psicotécnicos y machacándolos, aprende dos
cosas, en cuáles es un experto, y cuáles se le dan fatal. Pues ahí está la respuesta, si nos
plantean un ómnibus, con solo leer las primeras palabras o mirar de qué va la pregunta, ya
sabemos si son de las que se nos dan mal o no.
Por ejemplo, al que se le den muy mal los dominós, conforme vea una ficha de dominó en la
pregunta, sabe que se la tiene que dejar en blanco, y si aparte se le dan mal las series de letras,
en cuanto vea una seria de letras, la dejará en blanco. A parte de algún ejercicio más que por su
extensión (como hemos visto antes) decida dejarse.
Y ¿qué conseguiremos con esto? Asegurarnos lo primero, llegar al final del examen, y lo segundo
no tener fallos por querer contestar algo que normalmente fallo.
MÓDULO 0.-CONSEJOS GENERALES.-

¡¡Y ahora viene lo importante!! Si he llegado al final del examen y aún me queda tiempo, le doy
una segunda vuelta con las que he dejado en blanco, y es aquí cuando, depende cómo se me
haya dado el resto del examen, me la jugaré en alguna que tenga más o menos clara, o no me la
jugaré, o simplemente intentaré resolver el ejercicio si tengo tiempo de sobra.
Vamos a ver cómo afecta “jugársela”, en función de cómo nos haya ido el examen, os pongo un
ejemplo:
Tenemos un psicotécnico de 80 preguntas, y vamos a ver varios supuestos, para ver la nota como
varía:
1º)
Nº de preguntas: 80
Aciertos: 70
70 − 5 3
Fallos: 5 10 = .
80
En blanco: 5
Nº de respuestas: 4
2º)
Nº de preguntas: 80
Aciertos: 60
60 − 5 3
Fallos: 5 10 = .
En blanco: 15 80
Nº de respuestas: 4

3º)
Nº de preguntas: 80
Aciertos: 50
50 − 5 3
Fallos: 5 10 =
En blanco: 25 80
Nº de respuestas: 4

Para hacer estos ejemplos he supuesto en todos que solo fallamos 5 preguntas, para ver como
baja la nota en función de las preguntas en blanco que dejemos. Es ahí donde quería llegar. Si al
llegar al final del examen, tenemos la impresión de que las que hemos contestado, las tenemos
casi acertadas, y de 80, hemos dejado en blanco solo 10, sabemos que tendríamos una nota
bastante alta, por lo que podría jugármela en alguna, puesto que tengo margen de error. Pero si
por el contrario, el examen me ha salido flojillo, y de las 80 preguntas, solo he contestado 50, pero
esas 50 estoy casi seguro de que las tengo bien (siempre con la previsión de que alguna la habré
fallado), seguramente lo más inteligente sea no arriesgar con alguna de las que tengo en blanco,
ya que si acumulo fallos, estoy al borde del suspenso.
¿Está claro como contestar a un examen de psicotécnicos? Pues ahora vamos a ver como
rellenar la hoja de respuestas para optimizar un poquito más el tiempo y ganar algunos segundos
que siempre son buenos.

 ¿CÓMO RELLENAR LA HOJA DE RESPUESTAS?


Para empezar, y lo más importante, leer las instrucciones del psicotécnico, ya que en estas nos
van a decir en qué zona de la hoja de respuestas vamos a tener que rellenar cada uno de los
diferentes psicotécnicos que nos pongan. Por ejemplo, puedo que el primero psicotécnico haya
MÓDULO 0.-CONSEJOS GENERALES.-

que contestarlo en la zona 2 y el segundo psicotécnico en la zona 1, es decir, al revés de lo que


dice la lógica, y si no hemos leído las instrucciones, por esta tontería, habremos tirado a la basura
tanto esfuerzo.
Y ahora os voy a explicar cómo se puede rellenar la hoja de respuestas ganando algo de tiempo.
Y ya no solo tiempo, sino que con este método se consigue que la mente no se distraiga tanto y
esté más centrada en los ejercicios.
Voy a poner un ejemplo con un examen de teoría, ya que este método también se puede emplear
en cualquier tipología.
Lo que la gran mayoría de opositores hacen es:
1.- Leen la pregunta 1 y cuando saben la solución…
2.- Van a la hoja de respuestas y marcan la opción elegida.
3.- Leen la pregunta 2 y cuando saben la solución…
4.- Van a la hoja de respuestas y marcan la opción elegida.
5.- Leen la pregunta 3 y cuando………….
Y así sucesivamente. ¿Qué se consigue con esto? Y sobre todo en un psicotécnico, que la mente
vaya desconectando, ya que hay que levantar la cabeza, girarla para ir a nuestra hoja de
respuestas, buscar por donde vamos, y rellenar el cuadrado de la opción correcta, y vuelta la
cabeza otra vez a la hoja del examen, volver a buscar la pregunta por la que íbamos, centrarnos
otra vez, y continuar con la siguiente pregunta. Estos milisegundos, al cabo de muchas preguntas,
se convierten en segundos perdido más las desconexiones del cerebro. Y para ello os propongo lo
siguiente:
1.- Leemos la pregunta 1 y cuando sepamos la respuesta le hacemos un puntito al lado.
2.- Leemos la pregunta 2 y cuando sepamos la respuesta le hacemos un puntito al lado.
3.- Leemos la pregunta 3 y cuando sepamos la respuesta le hacemos un puntito al lado.
4.- Leemos la pregunta 4 y cuando sepamos la respuesta le hacemos un puntito al lado.


MÓDULO 0.-CONSEJOS GENERALES.-

Y ahora sí, paramos, leemos las que hemos marcado, C A B C, y con esto vamos a la hoja de
respuestas y marcamos de una sola vez, C A B C. Yo recomiendo hacerlo de 5 en 5 o como
mucho de 6 en 6, ya que de una somos capaces de retener en la mente las soluciones como una
“melodía”, si tenemos muchas soluciones (C B B A C C A B) no seremos capaces de retener en la
cabeza esta serie y tendremos que volver a mirar la hoja de examen, atrasando el método.
¿Qué conseguimos con esto? Arañarle segundos al crono y a la hora de contestar tener la cabeza
más centrada en lo que estamos haciendo, y esto en los psicotécnicos es muy, pero que muy
importante.
Bien, pues con estos pequeños matices aprendidos, vamos a ver en cada tipo de ejercicios cómo
resolverlos con pequeños trucos o métodos que nos van a hacer ganar mucho tiempo.

Intereses relacionados